Generally

"Está en una fase difícil": el secretismo sobre el estado de salud de Michael Schumacher

Este sábado Felipe Massa contó lo que pudo y lo que sabe sobre el estado de salud del káiser, pero la situación parece que no ha mejorado mucho
Load more
Read full article on: elconfidencial.com
Heridos un matrimonio y su niña de tres años al derrumbarse una chimenea en la terraza de su vivienda
 Leer
elmundo.es
El polémico derribo de la última planta de un restaurante de Navacerrada tras 18 años de lucha judicial
 Leer
elmundo.es
Un Gobierno cada vez peor avenido
 Leer
elmundo.es
Así ha sido la evolución del Covid-19 en cada zona sanitaria de Madrid
Las áreas de Puerta de Madrid, en Alcalá de Henares, y de Leganés Norte registran las mayores tasas de incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes desde que comenzó la pandemia. Leer
elmundo.es
Concierto de Los Punsetes en Madrid durante la desescalada
Imágenes del concierto de Los Punsetes con distanciamiento social en la sala Moby Dick de Madrid.
publico.es
Cuarenta años de la proeza del Castilla en la Copa
Fue una gesta de unos chavales que tutearon a los jugadores consagrados del fútbol español. Unos muchachos que aún no eran profesionales de verdad y que se ganaron a los aficionados de toda España. Unos chicos que jugaron tan bien que llenaban el Bernabéu. Unas promesas que pusieron al primer equipo del Real Madrid en la diana, pues «los mayores» no llenaban el aforo. Unos jóvenes que, sin darse cuenta, picaron en tal manera a sus ídolos que les ayudaron a ganar la Liga y la Copa después de un año de pitos. Aquel Castilla es, para directivos como Luis Miguel Beneyto, que lo vivió junto a Luis de Carlos, «el momento más importante de nuestra gran historia, por encima... Ver Más
abc.es
Gómez Noya: «Antes pasaba por las carreteras sin mirar, ahora lo disfruto todo»
La definición de resiliencia, capacidad para superar situaciones adversas, bien podría trazarse con su nombre, Javier Gómez Noya (Basilea, 1983). En 2016, a pocos días de viajar a Río, una caída fortuita le quitó los Juegos. En 2020, el coronavirus lo dejó, como a todos, en casa cuando ya enfilaba hacia Tokio 2020 y ese oro que se le escapó en Londres. La vida, a veces, decide por ti. Yel triatleta sabe jugar bien cualquier carta. Tokio será, en principio, en 2021. ¿Un año más tarde? «Aprovecharemos para aprender pequeños detalles que olvidas cuando estás trabajando duro». ¿Cómo está? Bien, bien, con más libertad, pudiendo salir y con buen tiempo en Galicia. Lo valoro y lo agradezco. Antes pasaba por las carreteras... Ver Más
abc.es
La lista negra del dopaje en España tiene 300 deportistas
En «La isla del tesoro», la celebrada novela de Robert Louis Stevenson, a un viejo pirata hospedado en la fonda de la familia de Jim Hawkins le entregan la mota negra, una mancha en redondel de tinta sobre un papel blanco que aterra al receptor. En el lenguaje no escrito de los piratas esa señal significaba amenaza de muerte. Motas negras en la época de los bucaneros o listas negras en nuestros días, vienen a traducirse por lo mismo. Peligro. Cuando se desciende a los submundos del dopaje se pueden encontrar grupos de seguimiento, como se denomina de forma amable en la Agencia Española Antidopaje, o listas negras, como lo puede entender el público cuando el contenido se refiere a... Ver Más
abc.es
Así resucitó la música en España después de la Guerra Civil
Los principales equipamientos musicales del mundo han cambiado estas semanas sus lemas para adecuarse a los tiempos convulsos del coronavirus, dando un mensaje de esperanza. En España, el Teatro Real asegura: «Seguimos conectados»; en Barcelona, el Liceo proclama que es «hora de vencer» y el Palau de la Música pide «que no pare la música». Y pese a que la letra habla de ánimos, la música suena a congoja. Quizás es buen momento, pues, para recordar que no es la primera vez que se ven forzados a cerrar y adaptarse, al reabrir, a una «nueva normalidad». Cartas, artículos de prensa y actas de reuniones de 1939, año en que acabó la Guerra Civil y tocaba retomar la actividad, dan buena cuenta de cómo en aquella ocasión se recuperó el pulso, no sin un gran esfuerzo. El ambiente general del momento queda reflejado en una carta de la pianista Alicia de Larrocha, que entonces tenía 16 años, a una amiga. Está fechada en septiembre, y reflexiona: «No es del todo incomprensible el que después de una guerra en la que han destruido hogares, familias enteras, fortunas inmensas, y sobre todo la moral de infinidad de personas, no estuvieran para sesiones musicales ni para recepciones artisticas». Todo ello no obstó para que otra futura gran artista comenzase ese mismo curso sus clases de canto en el Conservatorio del Liceo. Victoria de los Ángeles, en sus memorias, recuerda que desde su domicilio en la Universidad de Barcelona veía cómo se llevaban a los seminaristas para fusilarlos. Durante y después de la guerra, llegaron a su entorno el hambre, el estraperlo y la incertidumbre. «Me aparté mucho con la música», confesaba años después en una entrevista. En Madrid, el Teatro Real había cerrado en 1925 y no volvería a acoger actividad musical estable hasta 1966, de modo que la ópera y los conciertos salpicaban la programación de teatros como los Capitol, Alcázar, Monumental y, sobre todo, el Español. El entonces crítico de este diario, Regino Sáinz de la Maza –que también se estrenó, precisamente en 1939–, dejaba testimonio de las ganas de volver a la normalidad que se percibían en el público. Sobre la temporada en el Calderón, relataba: «El abono a ocho funciones de gala constituye un enorme éxito y la excepcional demanda de localidades hace esperar que se cubra totalmente». Al mismo tiempo, la Asociación de Cultura Musical lograba llenar sus veladas musicales: «Han bastado tan sólo tres sesiones para que recobrara la brillantez y solemnidad habituales», contaba De la Maza, para añadir: «Se diría que la Humanidad se refugia en los dones bienhechores de la Música y busca asilo en ella ante la angustia y vacilación de estas horas que vive el mundo». El género peor parado La situación era similar en otros lugares del país. El compositor Jesús Guridi relataba en agosto al libretista Guillermo Fernández Shaw el éxito de las representaciones de su zarzuela «El caserío» en San Sebastián: «Se dieron no sé si nueve funciones, con llenos, siendo la salvación de la temporada. Fue enorme». Con todo, la zarzuela fue posiblemente el género peor parado de aquellos años. Pese a algunos éxitos, como el relatado por Guridi, tras la guerra nunca llegó a recobrar el esplendor de su época dorada. En Barcelona, las dificultades quedan resumidas en una frase del empresario del Liceo, Juan Mestres, en un acta de la Sociedad del Gran Teatro de octubre de 1939. En ella describe lapidariamente la tarea de gestionar una programación con los recursos ínfimos del momento: «La empresa sobrepasa a todo valor y heroismo». Aun así, en diciembre lograron empezar la temporada, con el estreno en este teatro de la ópera «Goyescas», de Enrique Granados. El compositor y crítico del semanario «Destino», Xavier Montsalvatge, se hacía eco del éxito de público, pero también de la incertidumbre sobre el futuro inmediato. De la prevista actuación de Los Ballets de Monte-Carlo, observaba que podía haber «modificaciones impuestas por la guerra centroeuropea que, hasta la próxima primavera, puede ofrecer variaciones importantes imposibles de prever». Las dificultades del Palau Más compleja era la situación del Palau de la Música. El Orfeó Català, coro que hizo construir el edificio y que era su sostén económico, pasaba graves dificultades. Las actas de otoño de 1939 transcriben un tenso intercambio epistolar entre el presidente de la institución, Joaquín Renart, y el gobernador civil. En las cartas se apuntan dos temas de discusión. Por una parte, el cambio de denominación que las autoridades quieren imponer para suprimir el epíteto «catalán» al nombre del grupo. Por otra, se había permitido al Orfeó seguir sus actividades artísticas, pero prohibiendo que se cobraran cuotas a sus socios, lo que en la práctica hacía inviable su continuidad. El último acta, de octubre 1939, explica que se ha pedido una reunión con el gobernador. Después, silencio hasta octubre de 1945, cuando la institución logra retomar su actividad. En resumen, los teatros y auditorios ya saben lo que es volver a poner la maquinaria en funcionamiento tras un parón forzoso. En 1939, la «nueva normalidad» era la posguerra, que traería consigo cuatro décadas de dictadura, músicos en el exilio (entre ellos, Falla y Gerhard) y un contexto de contienda mundial durante los primeros años. Y pese a ello, la música volvió a los escenarios. Mientras llegamos a ese punto, haremos bien en recordar las palabras de Sáinz de la Maza en su primera columna en este diario. La publicó el 6 de agosto de aquél mismo año: «No dejéis, amigos, de escuchar música; Dios la ha creado, como el aire y el sol, para deleite de todos los hombres. Y en estos tiempos difíciles puede serviros de gran consolación».
abc.es
El interminable éxito de «Patria»: salta al cómic
Ni el más optimista de los editores se habría aventurado a predecir un éxito tan fulgurante como el de «Patria» (Tusquets). La novela de Fernando Aramburu se publicó en septiembre de 2016 y, desde entonces, el fenómeno alrededor de esa historia sobre nuestro pasado más reciente y doloroso no ha parado de crecer. Primero, vino la crítica, entusiasmada con un libro que, por fin, ponía los puntos sobre las difíciles íes del relato del terrorismo etarra en nuestro país. Poco después, llegó la respuesta de los lectores, que se tradujo en ventas que llevábamos años sin ver en España. Algo más tarde, pero no mucho, empezaron a sucederse las traducciones, con ediciones en tantos países que a estas alturas es difícil seguir la cuenta. Luego, los premios: los nacionales de Narrativa y de la Crítica, el Euskadi de Literatura... Su adaptación a serie de televisión, con la sabia mano de Aitor Gabilondo detrás del proyecto y el apoyo de HBO (iba a estrenarse el pasado 17 de mayo, pero el coronavirus obligó a posponer, sin fecha, su llegada a la pequeña pantalla), fue la confirmación de que, con «Patria», Aramburu había logrado el sueño de todo escritor: su ficción había trascendido la realidad. Y eso, en una sociedad tan poco porosa culturalmente hablando como la nuestra, es un mérito al alcance de muy pocos. A la espera de que, pandemia mediante, Juan Carlos Pérez de la Fuente pueda llevar el libro a las tablas tras haberse hecho con sus derechos, el último episodio de tan exitoso recorrido es su salto al cómic. En unos días, saldrá del confinamiento –tenía que haber aparecido en mayo– la novela gráfica de «Patria», obra del dibujante Toni Fejzula (Belgrado, 1980). La historia del proyecto tiene mucho más que ver con la causalidad que con la casualidad. A finales de 2017, Fejzula, que vive en Barcelona, ciudad a la que llegó cuando tenía trece años, se puso en contacto con David Hernando, editor de Planeta Cómics, a través de un amigo común. «Fui a visitarles simplemente para ver lo que hacían», explica, al otro lado del teléfono. Para él, con una sólida trayectoria en el género tanto en Europa como en Estados Unidos, era, por tanto, una primera toma de contacto. De ahí que su sorpresa fuera enorme, para bien, cuando, de repente, sin haber digerido que, en realidad, estaba en una reunión formal de trabajo, le pusieron sobre la mesa la posibilidad de adaptar «Patria». «¡Yo había leído la novela justo unas tres semanas antes de que me lo encargaran!», cuenta el dibujante, con entusiasmo, regocijándose en lo hermoso que es el azar cuando se alía con el destino. Sin pensárselo demasiado, pese a la extensión de la novela (648 páginas, todo un Everest), aceptó el reto. Una vez que Hernando tuvo su sí, le propuso su nombre a Tusquets y ellos, a su vez, le trasladaron la propuesta a Aramburu. «Tusquets aceptó hacer la adaptación y le envió portafolios de lo que yo había hecho antes a Fernando Aramburu. Al día siguiente, aceptó. No sé en qué se basó, honestamente, yo no sé cómo fue, nunca lo hablé con él, no sé por qué aceptó con tanta facilidad que lo hiciera yo», cuenta, sincero, el dibujante. A partir de ese momento, Aramburu le dio «libertad total». «Que me dejaran tanta libertad para hacer lo que yo quería me permitió hacerlo mejor. La pieza clave es la libertad. El mismo respeto que ellos han tenido conmigo yo lo he tenido con Fernando y con la obra en sí. En ningún instante noté ninguna presión ni ningún requerimiento estilístico: haz esto de esta forma o de la otra. Al ver lo que yo había hecho previamente, él se hizo una idea de que yo sería capaz de resolverlo satisfactoriamente», argumenta Fejzula. Durante el año y nueve meses que el dibujante invirtió en el trabajo, tuvo el «contacto mínimo» con Aramburu. Ha sido ahora, coincidiendo con la llegada de la novela gráfica a las librerías españolas, cuando han hablado algo más, y por Twitter. De hecho, el escritor publicó un tuit, el pasado 27 de mayo, contando que acaba de recibir un ejemplar de la obra en su casa de Hannover (Alemania) y le trasladó sus felicitaciones: «Gran trabajo. Mi más cordial enhorabuena». «Me consta que su alegría es real –asegura Fejzula–. Me gustaría tener más contacto con él, charlar más en profundidad, pero ya llegará, con el tiempo». Lenguaje El dibujante, entre cuyos referentes figuran genios de la talla de Gino Battaglia o Alan Moore, nunca había tratado un drama dentro de sus tebeos y, consciente de que la serie ya estaba en marcha, trató de encontrar algo que sólo pudiera aportar el cómic. Y se dio de bruces con la emoción. «Yo no buscaba un resultado realista, sino emoción, porque la novela es una sucesión de estados emocionales. Y el lenguaje de la novela gráfica es único para hacer algo así, el tratamiento cromático, gráfico, de lo emocional. Hice una especie de guión técnico, pero el proceso de hacer las páginas fue como un collage. Buscaba la amplitud del estilo, la mejor forma de recrear esa emoción, y para eso investigué técnicas, jugué con colores, textura... Fue como resolver un puzle, y la verdad es que me divertí mogollón». Aunque «todo el trabajo fue un placer», Fejzula reconoce que lo más difícil de la adaptación, «el mayor reto», fueron los saltos temporales de la narración de Aramburu, cómo pasar de una época a otra, de página a página, sin que el lector se pierda. «Obviamente, pasas dificultades en la toma de decisiones, todo el proceso de adaptación es complejo, pero no puedo decir que me haya costado, que haya sufrido. Me sorprendo, porque siendo la primera vez que hacía algo tan grande, me he sentido muy cómodo, y eso es mérito de la novela. Yo creo que debe ser el efecto atrayente de las palabras de Fernando, que te hace querer reconstruir una realidad», remata el dibujante.
abc.es
Un siglo del luto de la Macarena, la Virgen que lloró «lágrimas de verdad» por la muerte de un torero
José Gómez Ortega, Joselito El Gallo, había caído víctima del toro «Bailaor», de la Viuda de Ortega, el 16 de mayo de 1920 en el ruedo de Talavera de la Reina. Su cuerpo no llegó a Sevilla hasta el día 19, siendo conducido en medio de una impresionante manifestación de duelo hasta el cementerio de San Fernando donde fue sepultado, en un nicho provisional, al anochecer de la misma jornada. Al día siguiente se celebraron unos fastuosos funerales en la catedral de Sevilla impulsados por el célebre canónigo Juan Francisco Muñoz y Pabón. El sacerdote de Hinojos, además, tuvo que erigirse en defensor de la memoria del torero desde su tribuna de «El Correo de Andalucía» por la protesta de ciertos sectores de la sociedad sevillana molestos por los honores que se había dispensado al torero. La pluma de oro se convirtió en una de las piezas maestras del ropero de la dolorosa sevillana, junto alas mariquillas de cristal verde compradas en París por Joselito y la corona de oro De alguna manera, la Hermandad de la Macarena aún tenía una deuda pendiente con su hermano y benefactor José Gómez Ortega –motor de la impresionante revolución estética que se opera en manos del bordador Juan Manuel Rodríguez Ojeda- que había caído, precisamente, detentando el oficio de consiliario de la junta de gobierno de la corporación de la Madrugada. Fue en ese clima de turbación, precisamente, en el que se gestó la cuestación popular para sufragar la pluma de oro para compensar a Muñoz y Pabón por sus artículos en defensa de Joselito, una joya que se iba a convertir en una de las piezas maestras del ropero de la dolorosa sevillana junto a las mariquillas de cristal verde compradas en París por Joselito y la corona de oro que también contribuyó a sufragar. Acta del cabildo Sin solución de continuidad, la hermandad de la Macarena prepararía las honras fúnebres en la parroquia de San Gil, fijando la fecha para el 31 de mayo. El acta del cabildo de oficiales justificaba la máxima importancia de ese funeral «en atención a las circunstancias que concurrían en el finado de prestar desinteresadamente su valioso concurso en pro del engrandecimiento de esta Hermandad». Conviene recalcar una vez más el papel jugado por Joselito, Muñoz y Pabón y Juan Manuel Rodríguez Ojeda, convertidos en motores de la transformación estética que convirtió la antigua cofradía castiza de la puerta de la Macarena en modelo canónico de la Semana Santa popular del futuro. Un pañuelo de encaje –la letrilla popular decía que la Macarena había llorado lágrimas de verdad a la muerte de Joselito- ponía en contrapunto blanco al llanto simbólico de la imagen Ojeda y Pabón habían perdido a su amigo en Talavera. El canónigo ya había rehabilitado la figura de Gallito, discutido por algunas fuerzas vivas de la ciudad después de recibir honras de infante en la catedral: «Joselito contribuyó como un Príncipe a todo lo noble, a todo lo grande, a todo lo santo que se proyectó en Sevilla...» Ahora le tocaba mover ficha a Rodríguez Ojeda. Juan Manuel, decidido a sublimar la importancia del gran torero y la amistad de su amigo José, no dudó en vestir a la Esperanza de riguroso luto. Pero el creador macareno, además, levantó un fabuloso túmulo en la nave central de la parroquia de San Gil que casi tocaba el techo. Maquinaria fúnebre Entre bordados, cornucopias, blandones, candelabros y hasta los faldones del paso de palio de la Esperanza, la tremenda maquinaria fúnebre estaba rematada por un palio de tumbilla que protegía el simbólico féretro, cubierto por un paño fúnebre y acompañado de la vara de consiliario de Joselito. Más allá de aquel montaje que evocaba las efímeras arquitecturas barrocas, Rodríguez Ojeda iba a crear una de las estampas más originales e inconfundibles de la Esperanza Macarena, a la que situó en un altar provisional, bajo un dosel negro plantado en el presbiterio de San Gil. La Virgen aparecía recubierta de gasas y velos negros que transparentaban los bordados de la saya y el manto y la blonda blanca de su toca. La Macarena tocaba su cabeza con la fastuosa corona de la joyería Reyes que había inspirado Muñoz y Pabón; diseñado Juan Manuel y financiado Joselito con el producto de una novillada veraniega celebrada en la plaza de la Maestranza en 1912. Un pañuelo de encaje –la letrilla popular decía que la Macarena había llorado lágrimas de verdad a la muerte de Joselito- ponía en contrapunto blanco al llanto simbólico de la imagen. Aunque existen otras leyendas y tradiciones familiares al respecto, el investigador José León ha documentado minuciosamente la autoría de la famosa fotografía de la Virgen enlutada. Fue realizada por Ángel Montes y seguramente retocada por su socio Castellano en el estudio que compartían en la calle Feria. La imagen, que cumple un siglo exacto, es el mejor icono de aquel tiempo.
abc.es
Todos eran Eastwood
¿Quién es el “Hombre sin nombre"? Bien podría tratarse del protagonista de una novela de Saramago o de un enigmático secundario inventado por Miyazaki, pero no. En 2008, cuando la revista Empire incluyó al “Hombre sin nombre” en su lista de personajes imprescindibles de la historia del cine, estaba premiando un perfil típico del western; un papel que, interpretado por numerosos actores a lo largo de la época dorada de las películas del oeste, originalmente había sido concebido para uno: Clint Eastwood, que en 1964 asumió ese rol por primera vez en Por un puñado de dólares, la cinta rodada en España con la que Sergio Leone inauguró su "Trilogía del dólar". Desde entonces, ha llovido mucho. Tanto, que Eastwood acaba de cumplir 90 años en un contexto de pandemia; el tiempo suficiente para que el polifacético cineasta californiano, en su faceta de intérprete, haya dejado tras de sí una estela de personalidades ficticias con las que ha compartido la evolución de un mundo capaz de cuestionarse constantemente y no apto para los reacios al cambio; un mundo en el que, sin traicionarse a sí mismo y siendo siempre coherente con su mensaje, Eastwood y su cine han sobrevivido. El ladrón de cuerpos Cuesta a menudo desligar a un buen actor del personaje que representa cuando la función termina y se baja el telón, pero si el personaje, como el actor, también es bueno, la balanza en la que se disputa la pugna por la identidad se inclina del lado de la mentira y es el carácter imaginado el que termina imponiéndose, sin importar quién lo levante en escena. Sin embargo, el caso de Eastwood y sus protagonistas es un ejemplo extraordinario de equilibrio y no se ajusta a esta convención. Imaginemos por un momento que, para celebrar la longevidad de quien los interpreta, seis extraños coinciden en una cena: Harry Callahan, más conocido como "Harry el Sucio" (1972); William Munny, el inolvidable pistolero de "Sin perdón" (1992); Robert Kinckaid, abducido por el recuerdo de los cuatro días más maravillosos de su vida, junto a Francesca Johnson, en "Los puentes de Madison" (1995); Steve Everett, el periodista que impidió la "Ejecución inminente" (1999) de Frank Louis Beechum; Frankie Dunn, capaz de encumbrar a la boxeadora Maggie Fitgerald en "Million Dollar Baby" (2004); y el veterano de guerra Walt Kowalski, poseedor de un "Gran Torino" (2008). Durante el aperitivo, estos hombres se analizarán entre sí con discreción y se preguntarán qué tienen que ver los unos con los otros, ¿qué une a un policía de métodos dudosos con un fotógrafo de National Geographic? ¿Y qué relaciona a este último con un entrenador de boxeo que, en la carrera de Eastwood, precedió a un anciano viudo y un poco misántropo, aunque muy comprensivo con sus vecinos? Lo sorprendente es que, antes del postre, cada uno de estos individuos se habrá reconocido como la versión mejorada de su antecesor, como si poco importaran los detalles que, sin embargo —y aquí radica el secreto de su verosimilitud—, los han consagrado como perfiles inolvidables, y en el fondo no fueran más que versiones de una personalidad nómada y camaleónica, que, al más puro estilo ladrón de cuerpos, los hubiera ocupado durante unos meses o, mejor, que durante unos meses “hubiera sido” ellos. La estrella, ante la temprana posibilidad de elegir sus papeles, decidió en una intuitiva maniobra no alejarse demasiado de ese maleable y en cierto modo vacío “Hombre sin nombre” con el que dio sus primeros pasos hacia el éxito. Lo consideró la única manera de ser a la vez todos y ninguno, de ser reflejo del conflicto real y ser testigo superviviente a largo plazo, en un planeta donde solo permanecen quienes, a pesar de haberse liado a tiros en su juventud, aprendieron en la edad adulta a reírse de sí mismos y, luego, a decir mo cuishla sin ningún miedo.
abc.es
Clint Eastwood cumple noventa: venga, alégrale el día
Hoy es la fecha en la que, hace noventa años, nació Clint Eastwood, y en San Francisco, que es como llamamos a «Frisco» los que no hemos abierto ni el tarro de la pomada. Y a bote pronto se diría que ninguna de las dos cosas le pegan, ni los noventa ni lo de no ser originario, pongamos, de Arizona o Pasadena (Texas). Solo como datos curiosos de su lejanísima biografía se puede apuntar que pesó más de cinco kilos al nacer y que es descendiente de aquellos primeros colonos que llegaron a América en el Mayflower, un detalle de pedigrí del que presumen prácticamente todos los estadounidenses vivos. Que Clint Eastwood pase a la categoría de nonagenario no lo convierte en alguien especial, pues todo el mundo tiene al menos un tío que no presume de ello; lo especial en Eastwood es que llega ahí mientras conjuga en presente el verbo trabajar: hacer películas, a cualquier edad y aunque no sean una maravilla, es una proeza física y mental, pero ponerse a dirigir películas a los noventa requiere ya de unas dosis de ilusión, fortaleza y confianza que entran en el terreno de la ciencia ficción. También como curiosidad se apunta que Lenni Riefensthal se fue a Sudán a los 98 años a rodar un documental, o que el insólito cineasta portugués Manoel de Oliveira rodó con 104 años «Gebo et l'ombre» y con 106 cerró su filmografía con el cortometraje «El viejo de Belén». Cuidado, pues, con Eastwood, que, con suerte, estaría en los comienzos de su filmografía. Atentos a ella, a la filmografía de Eastwood, muchos consideramos que entregaba su testamento cuando hizo, en 2008 -o sea, casi octogenario- «Gran Torino», pues vimos en ella el cierre perfecto a una trayectoria, no solo de él como director y actor, sino del zumo de sus personajes dentro de la pantalla; ese viejo Walt Kowalski, ex combatiente, jubileta, viudo, preñado de prejuicios y con un sentido de la dignidad y la honradez que hoy son anómalos, sonaba a cerrojazo sublime al poncho, al escupitajo, a la Magnun 44 y al rincón del ring. Pues bien, después de su «testamento fílmico» ha hecho otras nueve películas, y las cinco últimas, desde «El francotirador» a «Richard Jewell», con el noble propósito de honrar las virtudes del americano sencillo, ver en él su condición de héroe arrinconado, al tiempo que posaba su peculiar mirada de mosqueo en los trastornos sociales de su país. Haga lo que haga, sea mucho o poco, Clint Eastwood es ya algo más que un clásico de la Historia del Cine: es el último director de cine clásico. Y aunque su gremio lo consideró en el Olimpo cuando hizo «Sin perdón», su obra cumbre, era ya el cineasta que había firmado obras maestras como «El fuera de la ley», «Infierno de cobardes», «El jinete pálido» y muy, muy especialmente «Bird», ese abrumador retrato en negro de Charlie Parker. El director de «Sin perdón» había llegado a la cumbre y con un género, el wéstern, que parecía ya un paso cerrado hacia ella: todas sus obras inmortales ni soñaban con nueva compañía. Pues el tipo frío, impasible y letal que entraba de una patada a la puerta del «saloon» en «Sin perdón» hizo justo después dos películas de finísima sensibilidad, «Un mundo perfecto» y «Los puentes de Madison», en las que te partía en dos con la misma contundencia que cuando usaba la Magnun. Y ese es un rasgo característico del personaje Eastwood, que cuando crees que lo tienes atado en su casilla, él ya está en otra. Y no solo en lo que concierne al cine, sino en cualquier otro aspecto de su personalidad. Todo el mundo cree saber en qué lado está Eastwood en la política, lo cual resulta gracioso si se tiene en cuenta que es un republicano que a veces vota a los Demócratas, que se ha definido tanto como «moderado» o «libertario» y que llegó a alcalde de su ciudad, Carmel, con una candidatura independiente. Es decir, que es más fácil pillar a Harry el Sucio desarmado que a Eastwood embutido en un traje y trinchera. Por poner un ejemplo cinematográfico, es el director capaz de hacer la asombrosa y hermosa «Banderas de nuestros padres» y luego darse literalmente la vuelta y rodar en japonés y con una mirada monumental y trascendente «Cartas desde Iwo Jima»... ¿Quién sino él, o John Ford con «los indios», es capaz de apuntar con la cámara a dos lugares contradictorios a la vez? Hace unos años se publicó una biografía de Eastwood, de Patrick McGillian, que fue muy divulgada entre otras cosas porque llevaba en su lomo la advertencia de que «Esta biografía no ha sido autorizada por Clint Eastwood», y en ella se desvelaban, fueran o no ciertos, pero sí muy divertidos, algunos detalles de su vida sentimental, que ha sido un hervidero, y de su relación entre lo tremendo y lo inclasificable con sus esposas, amantes y líos, pero también aspectos económicos ligados a su inmensa fortuna y a su notable capacidad para no gastar un dólar en vano: al parecer, también goza de un lugar de honor entre los tacaños de Hollywood. Para celebrar el combustible, ojalá inagotable, de Clint Eastwood haremos una clasificación de sus películas entre buenas, muy buenas y maravillosas. En lo más alto estarían, claro, «Sin perdón», «Gran Torino», «Bird», «Los puentes de Madison», «Mystic River», «Million Dollar Baby» y, según el día, «El jinete pálido» y «Un mundo perfecto». Solo son muy buenas, buenísimas, «El fuera de la ley», «Cartas desde Iwo Jima» tras, o delante, de «Banderas de nuestros padres», «El francotirador» y «Richard Jewell». Y casi tan buenas «El intercambio», «Poder absoluto», «Cazador blanco, corazón negro», «El sargento de hierro», «Infierno de cobardes», «Más allá de la vida» (cuestión personal no muy compartida) y «Sully». Y en un lugar más allá de lo cinematográfico, situamos «Mula», donde Eastwood probablemente le dice adiós al interior de la pantalla con un personaje, Earl Stone, en el que se retrata muy por dentro y se confiesa en lo que es su auténtica autobiografía.
abc.es
Perú registra más de 7.300 nuevos casos de coronavirus y el número de contagios supera los 155.000
El Ministerio de Salud de Perú ha informado este sábado de que se han registrado 7.386 nuevos casos de coronavirus en el país en las últimas 24 horas, por lo que el número total de contagios ha superado los 155.000.
europapress.es
Las verdades y mentiras históricas que ocultan grandes series
Todo es posible en la ficción, donde los coches vuelan y los extraterrestres dicen «mi casa». Donde un alien puede nacer de la tripa de John Hurt y un condensador de fluzo permite viajar al pasado. Más allá de las licencias obvias y de la imaginación de los creadores, en algunas ocasiones las producciones audiovisuales descuidan o distorsionan la realidad, siempre en detrimento del espectáculo. Sobran los errores históricos en el cine, pero también las series que se aprovechan de ciertos contextos para retorcerlos a su antojo. Como si la realidad no diera para tanto. No hay que alejarse mucho en el tiempo para ver ciertos deslices en series actuales. Boardwalk Empire —En las décadas de 1920 y 1930, Enoch L. Johnson controló la vida política y los negocios —legales e ilegales— de Atlantic City, una hazaña que le valió la entrada en libros de historia como «Boardwalk Empire: The Birth, High Times and Corruption of Atlantic City», de Nelson Johnson. Precisamente dicha obra es la inspiración de esta producción, en la que Steve Buscemi da vida a la réplica catódica del mafioso. Todo lo que tiene que ver con el protagonista de «Boardwalk Empire» bebe de sus hazañas, pero también de las de otros, configurando una argamasa de diferentes capos que operaron en Atlantic City. Boardwalk Empire —Si bien es cierto que Al Capone trabajó para Torrio en Chicago y también que tenía una cicatriz en la mejilla, no lo es tanto la sordera de su hijo, que no nació con la incapacidad de oír sino que perdió el sentido a los seis años por una infección. Además, su sordera era parcial, tan solo de un oído. —Personajes reales como Arnold Rothstein, Remus, Lucky Luciano, Meyer Lansky e incluso Joe Masseria aparecen en la ficción como los famosos contrabandistas que fueran en esa época. De igual modo, lo hace el fiscal corrupto Harry Daugherty (Christopher McDonald), que también existió, todo lo contrario que el capo italiano Gyp Rosetti (Bobby Cannavale) o Jimmy Darmody (Michael Pitt). Freud —Quizás para alimentar el misterio de la trama, la serie original austriaca de Netflix se empeña en presentar a Sigmund Freud con un notorio interés por los piscópatas, cuando en realidad le horrorizaba todo lo que tuviera que ver con delitos de sangre. El padre del piscoanálisis, en cambio, sí estaba obsesionado con todo lo relacionado con la infancia. —Si bien es cierto que «Freud« acierta en presentar al famoso neurólogo judío como un asiduo consumidor de cocaína, conviene matizar que esta sustancia no era algo excepcional en a época. De hecho, era bastante frecuente encontrar este estimulante en múltiples bebidas que consumían, por ejemplo, desde el Papa hasta Thomas Edison. —El heredero del imperio austriaco, el archiduque Rodolfo, es presentado como un personaje demente, cuando si bien es cierto que era bastante excéntrico, no se ha provado nunca que estuviera realmente loco. De hecho, todavía hoy existen especulaciones sobre si fue asesinado o se suicidó. Por otro lado, es absurdo pensar que estuviera de parte de los húngaros, como insinúa la ficción. —El emperador austriaco Francisco José I es presentado en la ficción como un hombre mayor, incluso decrépito, cuando la realidad es que, en 1880 que es la época en la que se ambienta la serie, debería tener 50 años. La elección del casting en este sentido resulta fallida, ya que conviene saber que el emperador de Austria vivió hasta los 86 años e incluso fue testigo de la Primera Guerra Mundial . Chernobyl —A excepción de la física Ulanca Khomyuk, interpretada por la actriz Emily Watson, todos los personajes que aparecen en la serie existieron en la realidad, aunque casi ninguno de ellos pudo sobrevivir. Precisamente este personaje en una de las escenas habla de una segunda explosión que podría tener «una fuerza de entre dos y cuatro megatones, lo que acabaría con la población completa de Kiev y una porción de Minsk, impactando a toda la Ucrania soviética, Letonia, Lituania, Bielorrusia, Polonia, Checoslovaquia, Hungría, Rumania y gran parte de Alemania Oriental». Sin embargo, además de la improbabilidad de una segunda explosión, de haberla nunca podría ser de cuatro megatones de fuerza, tal y como afirman en el portal «Fuera de Series». —En su ambición por aproximarse al máximo a la verdad, «Chernobyl» recrea la labor de los helicópteros para intentar mitigar el desastre nuclear, arrojando cargas de boro, plomo y arena sobre el reactor mientras explusaba radiación. Sin embargo, muestra cómo uno de los aparatos se estrella durante la intervención, ante la mirada de los protagonistas, algo que, a pesar de suceder, no lo hizo justo después de la catástrofe sino meses después. —El reactor de «Chernobyl» no es, evidentemente, el real, pero sí un gemelo, el de la planta de energía nuclear de Ignalina, situada en Lituania, en un intento por aproximarse al máximo a la verdad, igual que la sala de control de la Unidad 4, que se crea con fidelidad, incluidas las batas blancas y gorras de los operadores. —Tal y como se muestra en la serie de HBO, los bomberos, sin la protección adecuada, sufrieron las consecuencias de la radiación ya que no fueron prevenidos de la magnitud del desastre nuclear. Se les trasladó al hospital y, como recrea «Chernobyl», algunas escenas, como la de la partida de cartas entre ellos o el tratamiento de las quemaduras con leche, sucedieron en la realidad. —También existieron esos voluntarios que aparecen en el segundo capítulo de la ficción con equipos de buceo. Fueron Alexei Ananenko, Valeri Bezpalov y Boris Baranov. Dos de ellos siguen todavía con vida, mientras que el otro murió en 2005. Del mismo modo existieron los mineros que cavaron un túnel, a elevadas temperaturas, debajo del reactor de fusión para evitar que el uranio penetrara en el Mar Negro propagando la contaminación a Europa. El problema fue que todo su esfuerzo fue en vano, ya que al final el combustible se enfrió por sí solo. —En una de las escenas de «Chernobyl» se puede ver cómo una familia abandona a su perro tras ser evacuados de Pripyat en clara referencia a las labores de los controladores de plagas, que dispararon a los animales de la zona por temor a que se extendiese la contaminación. El puente ferroviario de Pripyat desde el que habitantes de la ciudad asisten al incendio en la central nuclear existió en realidad, así como esa escena en la que unos niños juegan con el polvo radiactivo como si fuera nieve. «The Spanish Princess» —Aunque replica algunos de los sucesos que marcaron esa época, es también palpable la visión chovinista con la que encara ciertos eventos, con errores de bulto como la inexplicable ausencia de Fernando II de Aragón en el argumento o representar a Isabel la Católica (interpretada por la española Alicia Borrachero) con armadura gótica y espada en mano contra el Rey de Granada y los infieles. Resulta paradójico cuando hubiese sido más simple invertir sus roles, ya que sin presentar batalla, Fernando sí se enfundó en una armadura. Para guardarse las espaldas, eso sí, justifica su falta de rigor advirtiendo al final de cada capítulo que «algunos eventos históricos y personajes han sido alterados en la serie para un propósito dramático». The Spanish Princess —Esta serie retrata a Catalina de Aragón como una persona manipuladora y dispuesta a mentir para conseguir lo que quiere, planteando que ulitiza sus ardides para quedarse en Inglaterra y desposarse con Enrique VIII, asegurando que se mantuvo virgen pese a desposarse con el príncipe Arturo. Una imagen alejada de la mujer culta e inteligente que fue la última hija de los Reyes Católicos, que contrasta con su lema –«Humble et loyale» (humilde y leal)– y con las palabras, entre otros, de William Shalespeare, para quien era «la Reina de todas las reinas y modelo de majestad femenina». Pese a ser repudiada por el Rey Tudor, Catalina siempre fue respetada y querida por el pueblo inglés, que todavía lleva granadas a su tumba. —La fidelidad histórica brilla por su ausencia cuando se incluye a un escolta musulmán de Isabel I de Castilla que reza a Alá. Se trata de un error pensar que la comitiva real habría acogido entre sus filas a un musulmán, cuando lo coherente hubiera sido que se convirtiera al catolicismo.
abc.es
Desenterrando el cementerio de Sad Hill: Éxtasis mesiánico en Burgos
Delgada es la frontera que separa la perseverancia del acoso y creo que en 2016 tal vez la cruzáramos un par de veces. Cerca de un año estuvimos intercambiando llamadas y correos con Warner y Malpaso para conseguir una entrevista con Clint Eastwood. Él estaba en pleno rodaje de «Sully» y semana tras semana nos daban largas. Unos meses antes, el ficticio Cementerio de Sad Hill en Burgos, escenario del duelo final en «El bueno, el feo y el malo», había comenzado sus trabajos de reconstrucción de la mano de fans y voluntarios. Nuestro documental recogía todo ese proceso y la entrevista era fundamental pero Eastwood no ha regresado a España ni una sola vez desde que terminó aquel rodaje en 1966. Gobiernos regionales, instituciones públicas, festivales de cine o producciones cinematográficas como las «800 balas» de Álex de la Iglesia, lo han intentado todo para traerle de vuelta. Desenterrando Sad Hill Y es que Clint no es una vieja leyenda que viva para el homenaje y la idolatría. Es viejo. Y es leyenda. Pero piensa morir con las botas puestas. Sólo Woody Allen parece aguantar su ritmo actual: ocho películas como director en los últimos diez años. Por algún motivo que todavía hoy no logro entender, nuestra insistencia dio sus frutos. No logramos verle en persona pero nos hicieron llegar un vídeo con las respuestas que necesitábamos. El clip incluía un mensaje de agradecimiento a los voluntarios que habían reconstruido el enorme decorado y nosotros decidimos guardar el secreto. El 25 de julio de ese año casi 5.000 fans se reunieron en el reconstruido camposanto para celebrar el medio siglo de la película. Cuando Clint apareció por sorpresa en la pantalla gigante instalada para la ocasión se produjo un éxtasis de lágrimas y abrazos que solo puedo calificar de mesiánico. El mensaje no llegaba a los dos minutos pero no exagero si digo que transformó para siempre la vida de muchos asistentes y resultó ser el clímax perfecto para nuestro «Desenterrando Sad Hill». Ese día todos sintieron que había regresado España. Disculpa el acoso, pero valió la pena. Felices 90, Clint. <iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/OUU7auBwyI0" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen style="width:100%;height:100%;"></iframe>
abc.es
Los héroes americanos de Clint Eastwood, el gran retratista de un hombre cualquiera
Clint Eastwood es el espejo cóncavo capaz de achicar la imagen estilizada de Hollywood cuando les devuelve su reflejo. Nacido a menos de cinco horas en coche de Sunset Boulevard, en plena resaca del crac que sumió al país en la gran depresión, su figura representa la antítesis de lo que la industria de los sueños vende. Un octogenario en activo ante la meca de la juventud y la foto perfecta; un tipo que se fija en los tipos normales frente a un cine donde todos vuelan y van en mallas; un productor que gasta 35 millones para hacer lo que le da gana frente a los gigantes que invierten 200 millones; un republicano que se atrevió a criticar a Barack Obama -inolvidable el «discurso» de la silla vacía- cuando el presidente era el nuevo dios de actores y directores… El último clásico que todavía pone el foco en los blancos de los suburbios de la américa profunda sin crítica ni ironía, elevando unos valores que ya pocas veces aparecen en las sinopsis del cine americano. Si a John Ford lo acusaron de fascista por, entre otros pecados, elevar el militarismo (cuando tiene alguno de los discursos antibelicistas más reseñables de la historia), con Eastwood no fueron más amables. «Es mucho mejor que las premisas repelentes en las que se basa», se vanaglorió el crítico estrella de «The New Yorker» al descubrir, 35 años después, «Impacto súbito», la única de las cinco películas de Harry el sucio que además de protagonizar también dirigió Clint Eastwood. De ese Harry Callahan malencarado y reprobable al Richard Jewell de su último filme, un tipo bobalicón y devorador de donuts con una rectitud moral tan extraña como incuestionable. Eastwood siempre ha demostrado una mano en la construcción de personajes que evidencia que su mirada al interior es más penetrante incluso que aquella suya de «El bueno, el feo y el malo». Pero al Hollywood actual (el Hollywood liberal, que diría Seth MacFarlane), los viejos símbolos que más le gustan son los retirados. Iconos de un pasado que saltan de alfombra roja a la charla televisada tamizando los tiempos pasados con la luz del presente. Pero incombustible e inagotable, Eastwood no se resiste a la jubilación, y prefiere la silla de director en el set que la de los homenajes. Y con ese gesto, y con las historias que cuenta, y con los protagonistas que elige, le da la vuelta a Hollywood como a un calcetín. Y con eso, y seguro que por eso, los Oscar le ignoran desde que se fijó en lo que se han dado a llamar como los héroes normales de Clint. Ni el Oscar honorífico que a otros veteranos sí les han dado estando en activo ha caído en sus manos. No toca el dorado del galardón desde el 2004, con «Million Dollar Baby». El francotirador «No he tomado la decisión consciente de rodar películas sobre héroes, lo que quiero es mostrar a las personas que tienen la fortaleza de hacer cosas extraordinarias», dijo en ABC con el estreno de su «Tren a París» (2017), en la que filmó a los mismos tres americanos que redujeron a un terrorista en un viaje por Francia. Antes había escogido la biografía del SEAL Chris Kyle en «El Francotirador» (2014) para mostrar el indestructible sentido del honor de los marines; también retrató a Chesley Sullenberger en «Sully» (2016), en la que un abnegado y experto piloto veterano tiene que luchar contra la burocracia de las grandes corporaciones y el gobierno que quieren culparle pese a salvar a todo el pasaje de una muerte segura. En «Mula» (2018) volvió a ponerse delante de las cámaras con un nuevo gran torino, otro veterano que tiene que seguir trabajando en lo que puede para sobrevivir. El último ha sido «Richard Jewell» (2019), otro tipo que debe enfrentarse como un orondo David al Goliat encarnado por el estado profundo (el FBI, los abogados sin escrúpulos, la mala prensa...). A todos estos héroes de la calle, tipos corrientes con biografías extraordinarias, se ha acercado Clint Eastwood con un prisma sencillo, a medio camino del homenaje a la persona como de la crítica al sistema. O mejor, del homenaje a lo bueno del sistema (encarnado por sus personajes) y crítica a los vicios del mismo sistema. Las dos caras de un país que tanto Eastwood como sus protagonistas aman y que nadie ha sabido reflejar con tanta mala cara y buen corazón como él.
abc.es
Clint Eastwood: las mejores películas de un nonagenario inagotable
Infatigable a pesar de sus recién cumplidos 90 años, Clint Eastwood ha exprimido cada segundo de su vida al máximo. Ganador de cuatro premios Oscar (dos como director y dos a mejor película), ha sido capaz de enamorar a Meryl Streep, empuñar la pistola o de entrenar a Hilary Swank sobre el cuadrilátero y nunca se le han caído los anillos o, en sus espagheti wéstern, el sombrero y su revólver. Actor y cineasta, ha protagonizado 71 filmes y dirigido 41, pero su talento infinito va más allá de las cifras. Repasamos sus diez mejores películas como director según Filmaffinity. 1-Sin perdón (8,2) William Munny es un expistolero que vive con sus dos hijos en una pequeña granja. Su mala situación económica y una importante recompensa le harán volver a empuñar la pistola. Junto a un viejo amigo y un joven forajido acepta el encargo de matar a dos vaqueros que maltrataron y desfiguraron a una prostituta. La película, que consagró a Clint Eastwood como director y uno de los mejores exponentes del llamado wéstern crepuscular, sustituye la mística propia del género por un descarnado y desmitificador realismo. La cinta fue justamente galardonada con cuatro premios Oscar: mejor película, director, montaje y actor secundario (Gene Hackman, en el papel de comisario, cuya única meta es no tener problemas). En el reparto destacan, además del propio Eastwood, Morgan Freeman (quien más tarde volvería a ponerse bajo las órdenes de Eastwood en títulos como «Million Dollar Baby» o «Invictus») y Richard Harris («El prado»). Además, cabe destacar que el realizador dedicó la película a dos de sus maestros y descubridores: Sergio Leone, el padre del espagueti wéstern, y Don Siegel, director de «Harry el sucio». 2-Gran Torino (8,2) Walt, un veterano de la guerra de Corea, es un trabajador jubilado del sector del automóvil cuya máxima pasión es cuidar un coche Gran Torino de 1972. Walt es inflexible y tiene voluntad de hierro, pero sus vecinos inmigrantes harán que se enfrente a sus prejuicios. A pesar de haber asegurado que «Million Dollar Baby» sería su última película como actor, Clint Eastwood volvió a aparecer en la gran pantalla en «Gran Torino». Este drama sobre la tolerancia explora temas recurrentes en su filmografía como la redención, las complicadas relaciones familiares o el choque cultural, aunque en esta ocasión deja espacio para algo de humor. Fiel a su estilo clásico y pausado, Eastwood quiso acercarse a la realidad de la comunidad 'hmong', por lo que buscó un actor de esta etnia. Al no encontrarlo, el equipo se vio obligado a acudir a varias de estas comunidades para realizar un castin entre sus habitantes. El resultado fue una sorprendente actuación del asiático Bee Vang y un brillante éxito de taquilla. A pesar de no situarse al mismo nivel que obras maestras como «Million Dollar Baby» o «Sin perdón», «Gran Torino» fue aplaudida unánimemente por crítica y público. 3-Mystic River (8) Jimmy, Dave y Sean pasan el tiempo jugando en las calles de Boston hasta que Dave es secuestrado por dos pederastas de los que días después consigue escapar. 25 años más tarde y sin haber superado el trauma, los tres se enfrentan a una nueva tragedia: la hija de Jimmy muere asesinada. Clint Eastwood es un amante de los dramas fatalistas. Por ello, nada más leer la novela de Dennis Lehane, el director de «Sin perdón», no dudó en llevarla al cine. Con un guion perfectamente hilado, esta inquietante narración se nutre de las interpretaciones sinceras de Sean Penn, Tim Robbins y Kevin Bacon. Entre los secundarios, destacan Marcia Gay Harden («Hacia rutas salvajes») y Laura Linney («El exorcismo de Emily Rose»). Fue precisamente en el terreno interpretativo donde la película se impuso en los Oscar de 2004. Penn y Robbins subieron a buscar su estatuilla, mientras que Gay Harden también estuvo nominada. Otras tres candidaturas (director, guion, y mejor película) confirman la aceptación crítica del filme, además de 40 galardones en festivales de todo el mundo y otras 60 nominaciones. Un éxito que Eastwood repetiría un año después con la trágica «Million Dollar Baby». 4-Million Dollar Baby (8) Frankie Dunn ha entrenado y representado a los mejores púgiles durante su dilatada carrera en los cuadriláteros. Un día aparece en su gimnasio Maggie Fitzgerald, una joven que está decidida a triunfar en el mundo del boxeo y, para lograrlo, necesita a alguien que crea en ella. Tras «Sin perdón» y «Mystic River», el prolífico Clint Eastwood volvió a dar en la diana con su tercera obra maestra. Este intenso y conmovedor drama basado en los relatos breves de FX Toole se convirtió en el gran triunfador de los premios Oscar de 2005, alzándose con cuatro importantes galardones: mejor director, mejor película, mejor actriz (Hilary Swank) y mejor actor secundario (Morgan Freeman). Las increíbles interpretaciones de sus principales protagonistas, el brillante guion de Paul Haggis (director de «Crash») y la austera y clásica dirección de Eastwood convierten a «Million Dollar Baby» en una reflexión sobre la fe y la redención que ningún amante del séptimo arte debe perderse. Como curiosidad, cabe destacar la costosa preparación de Swank para interpretar su papel: la actriz ganó casi 10 kilos de masa muscular en sus entrenamientos previos de boxeo. 5-Los puentes de Madison (7,5) En el otoño de 1965, Robert Kincaid, fotógrafo del National Geographic, se traslada a Madison, Iowa, para realizar un reportaje sobre sus famosos puentes. Al llegar al lugar, conoce a Francesca, una granjera cuyo marido e hijos se encuentran de viaje. Aunque no tienen nada en común, se enamoran. Clint Eastwood es el director, protagonista y productor de este título, todo un éxito tanto de crítica como de público en la década de 1990. Tras el éxito de su wéstern «Sin perdón», se atrevió con la adaptación de un superventas de Robert James Waller, quien partió de una historia real para escribir la novela. La crítica resaltó la austeridad de la puesta en escena que muestra el dominio técnico-narrativo del realizador. Otro punto a destacar es que Eastwood, que ha encarnado tradicionalmente el prototipo de hombre duro en el cine, consigue reflejar la perspectiva femenina en este melodrama romántico. No hay que olvidar que contaba con el trabajo de una intérprete como Meryl Streep, quien consiguió con este papel su décima nominación al Oscar. La banda sonora merece también una mención especial, ya que fue compuesta por el propio Eastwood. 6-El jinete pálido (7,5) Un pequeño pueblo californiano de buscadores de oro se ve extorsionado por los pistoleros a sueldo del cacique del lugar. Una niña eleva una plegaria al cielo suplicando a alguien que los defienda. Su respuesta es un misterioso personaje, mitad pistolero, mitad predicador, que surge de la niebla para pararle los pies al cacique. Filme con el que Clint Eastwood retornó al wéstern, tras casi 20 años alejado de este género, concretamente desde que rodase «El fuera de la ley». El actor y director dotó a su película de un halo sobrenatural (su personaje sale de la nada mientras una mujer recita el siguiente pasaje de la Biblia: «Y divisé un caballo pálido, y el nombre de su jinete era muerte, y el infierno le seguía») que lo hacía entroncar directamente con otra de sus películas: «Infierno de cobardes». En esta ocasión, sin embargo, Eastwood optó por un estilo limpio y sobrio, alejado de los barroquismos de aquella, más cercano al cine de Anthony Mann que al de Sergio Leone. La película recaudó más de 40 millones de dólares y dejó vía libre para la siguiente obra maestra de Eastwood dentro del género: «Sin perdón». 7-Cartas desde Iwo Jima (7,4) En marzo de 1945, se disputó la batalla de Iwo Jima, un sangriento episodio bélico que confrontó al ejército de Estados Unidos con la armada de Japón. Pensado como complemento de «Banderas de nuestros padres», donde Clint Eastwood narra la versión estadounidense de la historia, el oscarizado director de «Million Dollar Baby» y «Sin perdón» realizó este drama bélico donde se presenta la batalla desde el punto de vista nipón. Para ello, tomó como punto de partida los superventas del general Tadamichi Kuribayashi y el escritor Kumiko Kakehashi. Rodado en japonés, contrató a rostros famosos del país para los papeles principales, como los actores Ken Watanabe («El último samurai») y Tsuyoshi Ihara («Gamera: El guardián del universo») o el cantante Kazunari Ninomiya. Curiosamente, este esfuerzo de ver los hechos desde el bando enemigo fue mucho mejor recibido por la crítica que su predecesora y consiguió un Oscar al mejor sonido (categoría en la que competía, por cierto, con «Banderas de nuestros padres»). Además, obtuvo candidaturas en las categorías de mejor película, director (Clint Eastwood) y guion (Iris Yamashita). 8-Un mundo perfecto (7,4) El convicto Robert Haynes se fuga de la cárcel y toma como rehén a Phillip, un niño huérfano de padre. Tres agentes le persiguen por todo el estado de Texas. Mientras, Haynes y el chico desarrollan una relación paternofilial. Clint Eastwood, tras el éxito de «Sin perdón», dirigió este drama negro y con tintes rurales ambientado en 1963, unos días antes del asesinato de John Fitzgerald Kennedy. El guion de John Lee Hancock, quien volvería a escribir para Eastwood en «Medianoche en el jardín del bien y del mal», plantea unos personajes antagónicos que huyen de sí mismos y que en cada momento deben someterse a nuevas reglas de juego en un mundo que no es perfecto. Pensada en un principio para Steven Spielberg, esta dura película de carretera está protagonizada por un Kevin Costner que aún tenía fresco el Oscar recibido por su trabajo como director en «Bailando con lobos». Y precisamente fue el actor de «Robin Hood, el príncipe de los ladrones» quien convenció a Eastwood de que se reservara el rol de comisario, pues en un principio el responsable de «Million Dollar Baby» quería dedicarse en exclusiva a tareas de detrás de la cámara. 9-El fuera de la ley (7,4) Durante la Guerra de Secesión, un grupo de unionistas liderados por el sádico capitán Terrill asesina a la familia de un granjero llamado Josey Wales. Movido por el odio y el deseo de venganza, Wales se une a un grupo de rebeldes. Cuando finaliza la contienda, el ejército de la Unión ofrece la amnistía a todas las guerrillas del sur, y sus compañeros aceptan. Pero Wales observa cómo todos ellos son asesinados a traición y decide continuar la guerra por su cuenta. El mejor wéstern dirigido por Clint Eastwood (descontando su oscarizado «Sin perdón») no empezó precisamente con buen pie. El director inicialmente previsto, Philip Kaufman («Sol naciente»), fue despedido por Eastwood por diferencias creativas solo una semana después de iniciarse el rodaje y el actor tomó él mismo las riendas del filme. La prensa vaticinó entonces el desastre, pero la estrella les demostró cuan equivocados estaban, ganándose por primera vez su respeto como director y ofreciendo, además, una de las mejores interpretaciones de su carrera. Memorables, también, las interpretaciones de Sondra Locke y del veterano jefe Dan George, así como la banda sonora de Jerry Fielding, candidata al Oscar. 10-El sargento de hierro (7,2) El sargento de marines Tom Highway, veterano de Corea y Vietnam, vuelve a casa para completar su último ciclo de servicio. Asignado como instructor en una escuela de reclutas, el contacto con la nueva generación de soldados le recordará cada día que él es, según palabras de su propio general, un anacronismo, útil solo en caso de guerra. La invasión de la isla de Granada dará a Highway la oportunidad de demostrarse a sí mismo que aún es útil, así como la valía de su joven pelotón. Aunque muchos quisieron ver en este filme una especie de justificación de la invasión de la isla de Granada, lo cierto es que Clint Eastwood no estaba nada interesado en el aspecto político de la cuestión, sino en el humano. Así, el cineasta usó este conflicto para hacer un lúcido y tierno retrato de un personaje que solo sabe luchar y entrenar a otros para hacerlo, pero que se esfuerza por cambiar (la escena en la que Highway lee revistas femeninas para intentar entender a las mujeres es un impagable ejemplo de ello). Así, más que una apología del cuerpo de marines, la cinta es una muestra de la fe del director en la capacidad de la personas para cambiar gracias al contacto con sus semejantes.
abc.es
Más incertidumbre y menos estrenos: la temporada de series más atípica
Mayo es un mes clave para la televisión americana y, por tanto, mundial. A estas alturas del año, las grandes cadenas y productoras estadounidenses ya habrían presentado a los anunciantes y compradores de medio mundo sus parrillas para la próxima temporada y sus nuevas series. Pero la pandemia también ha acabado con estos tradicionales encuentros televisivos (los llamados US Upfronts y los L.A. Screenings), por lo que la próxima temporada, con el reinicio de los rodajes aún en el aire, arrancará con más incertidumbres que certezas. Solo tres grandes cadenas (CBS, FOX y CW) han anunciado sus novedades para un otoño escaso en estrenos, con una clara apuesta por producciones ya grabadas y marcas reconocibles. «Hay una clara tendencia continuista. Siempre que sea posible, las cadenas optarán por renovar títulos que ya conocen y que son una garantía. La incertidumbre general no permite apostar por grandes novedades, que no sabes qué impacto tendrán a nivel de producción ni su retorno en términos publicitarios», explica Laura Abril, vicepresidenta editorial de ViacomCBS en Europa, Oriente Medio y África. Así, volverán franquicias con varias series como «NCIS», «FBI», «911», «Ley y orden: SVU» (con un nuevo «spin off»), «Chicago Fire», «SWAT»... y éxitos como «Anatomía de Grey», «Youg Sheldon», «The Good Doctor», «Los Simpson», «Padre de familia» y «Brooklyn nine nine», entre otros. Además, Carlos Herrán, director de programación y producción de AXN, apunta que en muchos casos, por las dudas en torno a su producción, las cadenas no pueden precisar la fecha exacta de vuelta de estas series. Aunque las grandes productoras esperan estar en marcha en agosto, según cuentan estos directivos, muchas novedades anunciadas antes de la pandemia se han tenido que aplazar, por cuestiones de producción, a enero, «por lo que podemos prever un inicio de 2021 muy reñido y competido en la televisión americana», apunta Víctor García-Morato, director de programación de los canales de entretenimiento de Walt Disney España. «El principal problema que ha experimentado Estados Unidos es el limitado crecimiento del consumo de la televisión lineal durante la pandemia y una clara migración a los servicios de streaming, que son los que están concentrando y concentrarán un mayor volumen de estrenos. En el caso de AMC en EE.UU., productos como “The Walking Dead: World Beyond” (tercera serie del universo de The Walking Dead) se han aplazado hasta más adelante en 2020 con la intención de acaparar mejores audiencias y esperar a una mejora del mercado publicitario», admite Manuel Balsera, director general de AMC Networks International para el Sur de Europa. Además, señala Herrán, en más de una ocasión las cadenas se han saltado la prueba del piloto para encargar la serie entera. Otras industrias Para llenar el posible vacío otoñal, cadenas como Fox han decidido apostar por series ya producidas, como la tecnológica «Next», o «LA Finest», comprada a una cadena de cable. Pero hay una tendencia aún más interesante: buscar contenido en otras industrias. CW, por ejemplo, emitirá en abierto la británica «Dead Pixels» y la canadiense «Coroner». Por efecto dominó, hay cadenas como AXN que no descartan buscar en otros mercados. «Tanto nosotros como, quizás, Calle 13, tenemos un cierto recorrido con contenidos europeos», asume su responsable de programación. En cualquier caso, apunta su homólogo en Walt Disney, la calidad seguirá siendo determinante. «El espectador, sobre todo en ficción, es más receptivo a contenidos de otros países y culturas. Ya hemos comprobado que un éxito local, gracias a las plataformas, puede ser global», añade la directiva de ViacomCBS, que también destaca la atención que despierta lo español en el panorama internacional. Sonia Salas, responsable de contenidos de ficción de Movistar+, puntualiza que, en este sentido, hay mucho que agradecer a «La casa de papel» y la apuesta por la ficción original de Telefónica. Nostalgia en femenino Aunque la experta en ficción extranjera de Movistar+ reconoce que aún queda mucho estreno por conocer, cree que este año no veremos «ni tanto superhéroe ni tanto cómic». Como representante del género queda «Superman & Lois». Tampoco habrá demasiados dramas estudiantiles, aunque sí series sobre «núcleos familiares, de vecinos y amigos». Y la comedia romántica, lamenta, sigue en horas bajas. Como no es momento de arriesgar, las cadenas se han lanzado a marcas que saben que funcionan: «Young Rock», protagonizada por Dwayne Johnson, y «Clarice», basada en «El silencio de los corderos», son dos claros ejemplos. Las mujeres, celebra, siguen ganando protagonismo, prueba de ello es «Call me Kat», adaptación de la británica «Miranda». Incluso clásicos como «El protector (The equalizer)», vuelven con estrellas femeninas, en este caso Queen Latifah. También tras las cámaras, apunta, se apuesta por nombres de eficacia probada: Chuck Lorre, Greg Berlanti... Aún es pronto, según Salas, para ver el coronavirus en pantalla. «Llevamos varios años, eso sí, con series apocalípticas», puntualiza. Compañeros como Carlos Herrán incluso se plantea si al público le gustarían: «Yo creo que hay productos que ahora no se ven igual, que no están en el ánimo de la gente». En cuanto al futuro del sector, todos los directivos españoles coinciden en que, pese a este parón, la época dorada de las series no ha acabado. «Creo que la industria va a tener una evolución aún más rápida que antes. Hay que alimentar las nuevas plataformas y la televisión generalista debe aguantar el impacto de estos nuevos operadores. Con todo lo que se ha escrito en el encierro, cuando volvamos a grabar con certezas será un buen momento para el entretenimiento», sentencia Abril. Vuelta a los clásicos y el consumo en familia El confinamiento disparó el consumo televisivo en general, aunque poco a poco hubo una migración de espectadores de la pura información al entretenimiento. Y ahí es donde entran en juego los canales temáticos de cine (muchos de ellos, como TCM y Canal Hollywood, en cifras récord) y series. «Es curioso, porque la televisión de pago ha ido creciendo poco a poco, incluso sin eventos deportivos», explica Vincent Sourdeau, vicepresidente de programación y producción en Walt Disney España. Las temáticas de pago, lideradas por Fox España, firmaron en abril un 8,9% de cuota de pantalla, su mejor dato desde agosto de 2007, según datos de Barlovento. Y cerrarán mayo, mes de desescalada, cerca del 8,3% de share. «Es curioso, porque en términos de consumo, hemos percibido en nuestros canales una vuelta a los clásicos, a series o cine que ya has visto. En MTV, por ejemplo, han funcionado muy bien los “reality” más conocidos, y en el caso de Comedy Central se han disparado “Friends”, “Mom”... Yo creo que la gente ha buscado evadirse, ver programas que aunque ya los conozcas, sabes que te van a hacer sentir bien», apunta Laura Abril, vicepresidenta editorial de ViacomCBS en Europa, Oriente Medio y África. En este encierro, también se ha oído más inglés que nunca en los canales temáticos de series, por el cierre de los estudios de doblaje. Estas versiones originales, con resultados desiguales en función de la serie, se han quedado lejos de las dobladas. El consumo infantil también se ha alterado. «Ha subido mucho por las mañanas y se ha repartido hasta la hora de comer», apunta Sourdeau. «Y luego hemos visto esta tendencia del mando compartido, audiencia infantil en programas generalistas que habitualmente no tienen ese público». Durante el confinamiento, explica el directivo, también han visto cómo crecían canales documentales del grupo como National Geographic, National Geographic Wild y Viajar, «por esa necesidad de abrir ventanas al mundo».
abc.es
Covadonga Trujillo, la joven diseñadora que planta cara al «fast fashion» y apuesta por la moda sostenible
Emocional, sostenible y para toda la vida. Esta es la puesta en valor que ha llevado a la joven Covadonga Trujillo Mateos (24 años) a ganar el primer premio de la X edición de los Apolda European Design Awards 2020. Su colección (Entre[tu]piel), que más que un proyecto es un verdadero viaje para los sentidos, propone una nueva forma de relacionarse con la ropa, «una conversación entre cuerpo y prenda». La modelo Virginia López Bertrans, luciendo las prendas de la colección - Angie López Nacida en Gran Canaria, Covadonga abandonó las islas en primero de Bachillerato para estudiar dicho curso en Reino Unido, donde ya comenzó a coquetear con la idea de una industria textil más sostenible: «Estudiamos diferentes modelos de negocio y me di cuenta de que la de la moda es una de las industrias más contaminantes del mundo». Ya de vuelta a España, una vez finalizado el instituto, se matriculó en la Escuela de Diseño de Barcelona, que le daría la oportunidad de volver al extranjero -gracias al programa Erasmus-, esta vez al Amsterdam Fashion Institute, donde encontraría la inspiración definitiva para su proyecto y su carrera. En libro «Disolving the Ego of Fashion», de Daniel Bruggeman, con el que dio en el Museo de Arte Contemporáneo de Ámsterdam, encontró la inspiración necesaria para seguir estudiando lo que está pasando en la industria. «Los consumidores, y en general la sociedad, hemos perdido la conexión con la materia, con la tela, el tejido del producto y también con las personas que están detrás de ella y a quienes no vemos, o no quieren que veamos, y que muchas veces no tienen una vida o un salario digno», reflexiona. Esta preocupación fue el punto de inflexión que empujó a la canaria a emprender la creación de la colección (Entre[tu]piel), su Trabajo de Fin de Grado, un proyecto que su Escuela propuso para participar en el citado concurso alemán del que resultó ganadora. «Tenía claro que quería hacer una colección atemporal, con prendas joya -un concepto muy importante- que sirvieran para toda la vida e incluso que se pudieran heredar de generación en generación. Prendas de muy buena calidad y también con historia». Las claves La colección está compuesta por un total de 15 prendas (6 looks) cuya primera peculiaridad reside en sus etiquetas. Cada una de ellas cuenta, literalmente, la historia que ha vivido dicha pieza hasta llegar «a las manos de la persona que la va a llevar»: «Es como cuando tienes un amigo; si conoces su historia vas a conectar mucho más con él». De esta forma, «la prenda consigue que te vincules mucho más con ella, dure mucho en el armario y se haga más dificil desecharla». Y es que el fast fashion impone precisamente lo opuesto, comprar mucha más ropa, con menos valor, que en el caso de estropearse «no pasa nada, se tira». «¿Sabías que al menos 100 pares de manos tocan nuestras prendas antes de llegar a nosotros?», esta frase, que la diseñadora encontró en el museo neerlandés Fashion For Good, inspiró parte de la colección y en ella reside una parte determinante de la misma: «Muchas de las prendas tienen manos impresas en 3D sobre los tejidos para ilustrar a todas esas personas que están detrás de ellas». Imagen de las manos impresas en 3D - Angie López El tercer pilar de (Entre[tu]piel) es un elemento metafórico, consiste en la relación íntima que se establece entre cada persona y su ropa. Un ejemplo serían las «arruguitas que inevitablemente le salen a las prendas cuando se mueven contigo». Covadonga plasma este concepto en un «estampado en el que se recoge una especie de escáner de esta conversación y la graba para siempre en el tejido». La modelo Virginia López Bertrans, con prendas de la colección - Angie López Ante todo, y siguiendo la línea de reducir el impacto de la industria textil, se trata de una colección sostenible que apuesta por materiales biodegradables y tejidos reciclados. Los botones, por ejemplo, han sido creados a través de una impresora 3D, reduciendo también el impacto en el medio ambiente. Y es que, tal y como explica su creadora, «cuando vas a comprar un botón hay montones, la industria hace muchísimos, y tu eliges los que necesitas. En este caso fue a la inversa. Solo imprimimos los que necesitábamos y en el tamaño necesario». Ahora, tras recibir este premio -cuya ceremonia tuvo que ser cancelada y llevarse a cabo de manera online por la pandemia del coronavirus-, Covadonga Trujillo, que solo tiene palabras de admiración resto de diseñadores y colecciones participantes, señala que el valor añadido en la suya es, sin duda, el emocional: «La relación afectiva entre seres humanos y objetos materiales de moda es particularmente importante para humanizar las prácticas de producción, cuestionándose cómo se hizo y quién la hizo, pero también, dónde terminarán cuando finalice su ciclo de vida». Virginia López Bertrans, luciendo otra de las piezas - Angie López
abc.es
Los negocios fallidos de las hermanas de Cristiano Ronaldo
Mientras Cristiano Ronaldo es destronado por Roger Federer como el deportista mejor pagado del mundo, las dos hermanas del jugador portugués atraviesan momentos delicados en sus respectivas facetas empresariales, pues la ausencia de rentabilidad las ha obligado a cerrar sendos negocios abiertos al calor del tirón del jugador portugués. Elma Aveiro era la encargada de llevar las riendas de la tienda de ropa y accesorios CR7 en Vilamoura, una de las localidades más turísticas del Algarve. El establecimiento, ubicado en la Marina, suscitaba una gran curiosidad entre los visitantes, ansiosos por sacarse fotografías en el comercio puesto en pie por su ídolo, pero facturaba unas cantidades que han terminado siendo insuficientes para mantenerlo a flote. Y no, no tiene nada que ver con la crisis económica generada por el coronavirus, pues el traspaso se concretó antes de las pasadas Navidades, aunque es ahora cuando se difunden los términos de una venta que se concretó por un millón de euros. La tienda, donde podían adquirirse trajes, gafas de sol, colonia o ropa interior, ha ofrecido sus servicios durante 10 años, pues se inauguró en 2009. Tomaba así el relevo del local de similares características con el que se estrenó Ronaldo en este área económica, focalizado en la zona del Parque das Naçoes lisboeta (donde se celebró el Festival de Eurovisión en 2018, después de la victoria de Salvador Sobral con ‘Amar pelos dois’). La secuencia ejecutada por Cristiano fue clausurar en la capital portuguesa y procurar mejores expectativas en el Algarve, donde ha cosechado elevados beneficios… hasta tiempos recientes. Pero Elma no se ha quedado de brazos cruzados y ha optado por introducirse en el diseño de joyas. Así, ha lanzado una colección inspirada en su madre, Dolores Aveiro. El resultado se llama Roya y responde a su asociación con la polifacética empresaria norteamericana Nadia Ahmed. Las joyas estarán disponibles en Madeira y en Londres, aunque con la idea de extenderse a otros puntos cuando finalicen los efectos de la pandemia desatada por el Covid-19. Al mismo tiempo, la otra hermana de Ronaldo, la cantante Katia Aveiro, confirma que el restaurante que regentaba en la ciudad brasileña de Gramado va a cerrar sus puertas. Un negocio que estuvo en entredicho desde el primer momento (su estreno tuvo lugar en octubre de 2018), primero por ubicarse muy lejos de Portugal y segundo por no estar en Río de Janeiro, Salvador de Bahía o Sao Paulo. Si apostó por ese rincón 115 kilómetros al norte de Porto Alegre fue debido a que se asoció con el empresario local Alexandre Bertolucci, de quien se enamoró y que es el padre de su hija Valentina. Casa Aveiro, por tanto, deja de existir, pero Katia tiene intrigados a sus fans en las redes sociales porque ha desvelado: «Pronto tendré novedades para contaros». De forma paralela, sigue en pie el otro restaurante familiar, denominado ‘Cascatas e Girassóis’ y uno de los reclamos del centro comercial Marina Shopping, muy cerca de la Catedral de Funchal, la capital de Madeira, tierra originaria de los Aveiro. No obstante, la incertidumbre generada por el coronavirus tiene en vilo a una preocupada Katia, quien suele viajar de Brasil al archipiélago en cuanto tiene ocasión. Las nuevas normas de apertura de restaurantes entrarán en vigor próximamente en Portugal y ahí se comprobará si el local puede ser rentable.
abc.es
El doble valor de la noticia
 Leer
elmundo.es
Kylie Jenner pierde el título de milmillonaria de la revista «Forbes» por supuesto fraude
Tal vez nunca debimos confiar en el espumoso éxito de las hermanas Kardashian-Jenner floreciendo a la sombra de un reality de televisión. Trece años de «Keeping Up with the Kardashians» se traducen en una larga lista de hitos que ellas pusieron de moda y que las convirtieron en máquinas de hacer dinero bajo la firma de sus apellidos. Tan convencidos de su marca estaban los editores de Forbes que el año pasado nombraron a la pequeña del clan, Kylie Jenner, la billonaria hecha a sí misma más joven de la historia. El asunto no sorprendió tanto como la noticia de retirarle el trono nueve meses después. Al llegar la temporada de impuestos, los periodistas de la revista se han llevad las manos a la cabeza al ver que la joven había «engordado» los números de sus ganancias. La familia Kardashian lleva tiempo en lo más alto de las listas de Forbes: Kim, Khloe y Kylie se han convertido en iconos de estilo que se traducen en fortunas millonarias. Su estrategia dio sus frutos y el pasado noviembre la empresa Kylie Cosmetics fue adquirida por el gigante Coty por 1.200 millones de dólares. Esta semana la compañia reveló las omisiones, mentiras y bulos de una familia que ha monetizado su vida como ninguna otra. Al igual que sus hermanas, el negocio de Kylie comenzó de la nada sacando provecho de un escándalo personal. La más joven de la familia pasó más de un año negando que estaba usando inyecciones de relleno de labios con apenas 16 años y, lejos de avergonzarse por haber sido descubierta en una mentira, ella y su astuta madre Kris Jenner convirtieron esa falacia en una oportunidad de marketing creando un kit labial que se convirtió en su primer gran lanzamiento. Kylie Jenner respondió a las afirmaciones de Forbes con un ataque. «¿Con qué me estoy despertando? Pensé que era un medio con buena reputación», escribio la joven de 22 años. Y añadió: «Todo lo que veo son declaraciones inexactas y suposiciones no comprobadas. Nunca solicité ningún título ni intenté mentir. NUNCA». Sin embargo, según la revista, el equipo de publicistas de Jenner se enfadó en 2017 cuando su cliente apareció con su producto Lip Kit en el puesto número 59 de la lista de los 100 jóvenes más poderosos del mundo. Lo que está claro es que Kylie apareció feliz en la portada de Forbes y estas críticas sobre que mintió y no es milmillonaria podrían difuminar su credibilidad ante su público. El titular de Forbes no deja lugar a dudas: «Dentro de la red de mentiras de Kylie Jenner, y por qué ya no es multimillonaria». Para Kiley, esta afirmación es un gran bulo. Su abogado, Michael Kump, emitió un comunicado donde asegura que no es su clienta quien miente sino la revista, que acusa a los contables de Kylie de falsificar su declaración de impuestos: «Estamos exigiendo que Forbes retire de inmediato y públicamente esa información. Es triste que haya dedicado tres reporteros para investigar el efecto de la crisis del coronavirus en el patrimonio neto de Kylie. No esperaríamos eso de un tabloide de supermercado, mucho menos de Forbes». En una época donde la «Post-Verdad» es menos influyente en la formación de la opinión pública que las emociones provocadas por la primera oleada de información cargada de mentiras, nos quedamos con la idea de que Kylie Jenner es una estratosférica emprendedora. Los dimes y diretes a toro pasado de la información caerán pronto en el olvido dejando como única alternativa que las Kardashian son un modelo empresarial.
abc.es
Las mejores bicicletas plegables para recorrer la ciudad
Ahora que llega el buen tiempo, nada como coger la bicicleta para salir a pasear o, incluso, para acudir al trabajo. En una sociedad cada vez más concienciada con el medio ambiente, este vehículo de dos ruedas es la alternativa perfecta para desplazarse con total libertad y sin contaminar. Dentro de las miles de opciones que compiten, hoy día, en el mercado hay un modelo que destaca por encima del resto, el plegable. Para aquellos urbanitas que aprovechan al máximo el espacio en sus hogares es esta opción, una bicicleta capaz de reducir su tamaño a la mitad para guardarse en cualquier armario. Además, son muy cómodas a la hora de llevarlas de viaje en el maletero o, si uno se cansa, para transportar en el metro o en un taxi. Ibiza Pro de BH, BYB S11 de Tern, Ibiza Dogma de Littium… descubre los mejores diseños para recorrer la ciudad.
abc.es
Doblete virtual de Fernando Alonso en Silverstone para el Trofeo de Leyendas
Se puso al volante de un Brabham BT44B de 1973 y ganó… ¡dos veces! Eso sí, de manera virtual. Fernando Alonso, dos veces campeón mundial de F1 y en una ocasión de Resistencia, ganó este sábado las dos carreras del Trofeo de Leyendas virtual que...
lavanguardia.com
Cerrados El Retiro y otros ocho parques por las rachas de viento
El Ayuntamiento de Madrid cierra hoy El Retiro y ocho parques más por fuertes rachas de viento, de 79 kilómetros a la hora, a partir de las 18 horas. Así, activa la alerta roja del protocolo de gestión de incidencias y actuación ante la previsión de situaciones meteorológicas excepcionalmente adversas. El cierre temporal se aplica también a los jardines de Cecilio Rodríguez de El Retiro, Quinta de Fuente del Berro, la Quinta de los Molinos, la Quinta Torre Arias, El Capricho, los jardines de Sabatini, la Rosaleda del parque del Oeste, el parque Juan Carlos I y el parque Juan Pablo II, informa Efe. La alerta roja implica el cierre de los parques para evitar que la posible caída de ramas o árboles puedan poner en riesgo a las personas que transiten por estas zonas verdes. En los accesos a los recintos mencionados se han colocado carteles informativos sobre el motivo de su clausura, informó el Ayuntamiento de la capital de España. Labores de inspección Los parques no se reabrirán hasta que los técnicos de la Dirección de Gestión del Agua y Zonas Verdes, pertenecientes al Área de Medio Ambiente y Movilidad, lleven a cabo las labores de inspección del arbolado. Debido a la intensidad de las rachas de viento, es preciso llevar a cabo esta valoración para determinar la estabilidad y seguridad de los ejemplares antes de permitir el acceso a los usuarios.
abc.es
La investigación del falso contrato, estancada por la «falta de colaboración de Reyero»
El caso del falso contrato filtrado y subido a la web de la Comunidad de Madrid, en el que se presupuestaban 565.000 euros para Room Mate, la empresa hotelera de Kike Sarasola, justo el día en que se conocía que la presidenta regional era cliente de uno de los apartamentos de la cadena, sigue sin aclararse. Al menos, así lo consideran en en entorno de Sol, pues están a la espera, más de dos semanas después, de que el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, aporte «datos consistentes» que expliquen el error cometido por su departamento. Y que ha dado munición tanto a la oposición como a varios medios para atacar a Isabel Díaz Ayuso. Son muchos quienes sospechan que el fallo no fue tan involuntario o que, al menos, se utilizó (avisando a algunos portales digitales antes de subsanarlo) para menoscabar la imagen de la dirigente popular. Ante las preguntas de este periódico sobre el asunto, en la Presidencia de la Comunidad se limitaron a afirmar que «no hay novedades al respecto». Pero en el entorno de Sol, las fuentes no oficiales consultadas destacan el «asombro» que existe «por la falta de información y que no hayan llegado datos esclarecedores por lo sucedido». Distintas personas manifiestan que en la Real Casa de Correos aún se está a la espera de que el consejero Reyero llame a la presidenta y aporte información. «No ha llamado a Ayuso» , coinciden los informantes. Tras saltar el escándalo, fue la propia Ayuso quien quiso que todo quedara, literalmente, negro sobre blanco. Solicitó al titular de Políticas Sociales un informe que dejara diáfano lo ocurrido, cómo, por qué y a manos de quién. Saber qué falló y si se pudo evitar. Pero, según ha podido saber este periódico, envió un escrito «en el que no aclaraba nada». En él, Alberto Reyero aludía a que se había tratado de «un error humano» y que el secretario general técnico del área, Miguel Ángel Jiménez, ya había presentado su dimisión. Algo que en un principio, en el pleno del 14 de mayo, dijeron en Cs que había sido una destitución en toda regla; pero que días después, tras manifestar Ayuso que era ella la que firmaría el despido cuando le aportaran claves sobre lo ocurrido, vendieron como una dimisión . Algo que en el entorno de Sol no se creen. Ese primer informe fue enviado a la Presidencia la primera semana de la polémica, antes de que incluso Ayuso anunciara una investigación interna al respecto. «Pero Reyero está siendo poco o nada colaborativo. No era contundente ni riguroso. No respondía a las dudas», indican, a la par que recuerdan que la presidenta habló de «una mano negra que podría haber incurrido en un delito». Concretamente, se refieren al de falsedad de documento público. «Se limitó a decir que había sido un error humano, a pedir disculpas y a la famosa dimisión. Pero hay casualidades que necesitan una explicación más detallada», inciden. La propia presidenta así se lo ha vuelto a recordar. E insisten en que la investigación no está cerrada, ni mucho menos. Lo que pasa es que se encuentra «paralizada, pero porque Reyero no aporta nada más». Cs: «Que miren en Hacienda o Presidencia» Fuentes de Cs consultadas al respecto de todo ello aportan una visión totalmente distinta: «Eso es falso. Todo esto ya lo hemos explicado mil veces: la Consejería de Políticas Sociales hizo ya su investigación y de ahí que acabara con la dimisión del secretario general técnico, máximo responsable de un equipo donde se cometió un error». Sobre la queja de falta de información a la presidenta, insisten en el grupo de los «naranjas» en que «todo lo que se le pidió al consejero se le ha trasladado». «Si quieren seguir investigando, que lo hagan en otras consejerías, como Hacienda o Presidencia», añaden, ambas dirigidas por el PP. La situación de Alberto Reyero en el Gobierno regional es delicada. Entre las filas populares le culpan de «la desastrosa gestión de las residencias de mayores» durante las primeras semanas de la pandemia del coronavirus. Tanto es así, que Ayuso impuso un mando único en la figura del responsable de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; algo que se leyó como una desautorización total a cómo Alberto Reyero estaba haciendo las cosas. Su autoridad en los geriátricos quedó como una mera colaboración con Ruiz Escudero, quien desde entonces supervisa el control de su situación. De cualquier modo, la continuidad del responsable de Políticas Sociales, del ala más progresista de Cs, está asegurada, al menos a medio plazo. El acuerdo de gobierno firmado entra ambos partidos en la Comunidad de Madrid establece que el PP decide sobre sus consejeros y Ciudadanos sobre los suyos. Y a nadie le interesa una crisis real y abierta de tal calado apenas nueve meses y medio después de formar el Ejecutivo. Por lo menos, por ahora. Residencias: 6.000 muertos De hecho, ayer se supo que son al menos 5.987 las personas que han fallecido por el Covid-19 o con síntomas compatibles de la enfermedad en los centros madrileños de servicios sociales de carácter residencial desde el 8 de marzo hasta la fecha. Esta cifra representa quince decesos más que el último dato proporcionado, el 27 de mayo, por la Consejería de Políticas Sociales, momento en el que notificaron 5.972, recuerda Efe. De esos 5.987 ancianos, 1.259 corresponden a casos confirmados mediante el diagnóstico con PCR y las restantes 4.728 a casos con síntomas. Hay 14 centros «intervenidos» por la Comunidad en la crisis.
abc.es
El posible futuro de Peironcely, 10: Un museo de Robert Capa para la interpretación de los bombardeos
La icónica imagen que Robert Capa tomó en la puerta de una casa de Entrevías (Puente de Vallecas) en 1936, con unos niños despreocupados jugando junto a las huellas de los disparos de la Guerra Civil, sirvió de argumento para que el Área de Urbanismo, empujada por la Fundación Anastasio de Gracia y el PSOE , blindase el edificio de Peironcely, 10 al incorporarlo al Catálogo de Bienes y Elementos Protegidos del Ayuntamiento. En plena pandemia se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el documento de expropiación, y mañana, 1 de junio, se reactivará la cuenta atrás para el realojo de los inquilinos. El proyecto para establecer en él un museo de Robert Capa para la interpretación de los bombardeos aéreos en Madrid, que presentó la plataforma «Salva Peironcely, 10», fue elevado al pleno por la edil del PSOE Mar Espinar en 2018. Aquella proposición fue aprobada por mayoría con los votos de Ahora Madrid y PSOE, pero contó con la abstención de PP y Ciudadanos. Después de que se acuerde el justiprecio con el actual dueño del edificio y la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) reubique a las familias en pisos dignos, el futuro del inmueble quedará en manos de la actual delegada de Cultura, Andrea Levy, ya que deberá destinarse a un equipamiento cultural, dada su catalogación. Rutas con el Reina Sofía El proyecto presentado y aprobado en el pleno cuenta con una sala de exposiciones de 258 metros cuadrados, y un salón para proyecciones y conferencias de 43 metros cuadrados. En él se plantea la recreación de una vivienda según el diseño original, que permitirá al visitante hacerse una idea de cómo era la vida diaria en aquel lugar. «En un solar cercano que no ha sido construido en estos 80 años sabemos que hay restos interesantes. Si se hace un excavación arqueológica también se podría crear un espacio público conjunto y trazar rutas entre el Reina Sofía -donde custodian el mayor fondo de Capa- y Entrevías», indica a ABC el portavoz de la Fundación Agfitel, José María Uría, que defiende que este proyecto «puede ayudar a revalorizar el barrio y dar dignidad al vecindario». Para Espinar, otra de sus impulsora, «Peironcely representa la defensa de un símbolo invencible». «La infancia ganará siempre a la destrucción, con un añadido extraordinario: se trataba de dignificar la vida de unas familias que viven en un entorno lamentable», expresa la concejal, que asegura que desde el Grupo Municipal Socialista tenían claro que «recuperar el espacio de Perioncely sin rescatar a esas familias de unas condiciones inaceptables no sería nunca un éxito». El 15 de junio terminará el periodo de información pública del documento de expropiación. A continuación, según explicaron a ABC desde el Área de Desarrollo Urbano, se citará al dueño para negociar el justiprecio. De forma paralela, los servicios municipales ya han realizado la visita al edificio para comprobar el censo y cuál es la situación de las familias que allí viven para su realojo. El estado de alarma paralizó los trámites que mañana se reactivarán con el objetivo de que a lo largo de este verano abandonen Peironcely, 10. No obstante, como recalca Uría, no habrá celebración real «hasta que no esté realojado el último vecino».
abc.es
La cuarentena en Peironcely, 10: «Hubo días de depresión, pero la noticia del realojo nos da esperanza»
Las imágenes de sus hijos y ahijados son la única «ventana» al exterior que Neira Montero tiene en la habitación que comparte con su hermana. Debido al lupus -enfermedad crónica autoinmune por la que tanto ha padecido desde que le declararon incapacidad laboral en 2016-, Montero ha pasado una cuarentena estricta en un lugar con humedades, sin luz natural y contraindicado para su salud. Si ya de por sí el aislamiento es duro, más lo es para ella y las otras catorce familias que todavía habitan en Peironcely, 10 (Puente de Vallecas), el inmueble que fotografió Robert Capa en la Guerra Civil y que conserva disparos en la fachada. Pese a las inclemencias de la pandemia y sus duras situaciones... Ver Más
1 h
abc.es
Al final, todos terroristas menos Otegui y el padre de Iglesias
A cuenta del revuelo de esta semana en las Cortes, este batallón se ha entretenido en buscar a quienes a lo largo de los últimos años Pablo Iglesias ha calificado de terroristas en público, que en privado eso debe ser un festival. No es precisamente como ir a un pajar a buscar una aguja pues en los últimos seis años se hallan en las hemerotecas y videotecas decenas de personas a las que el hoy el vicepresidente segundo del Gobierno ha acusado directamente o equiparado con el «oficio» de pistolero de una banda armada. A la cabeza de todos, Felipe González, una auténtica obsesión para él, porque en hasta tres ocasiones lo ha hecho desde 2016, una de ellas incluso... Ver Más
1 h
abc.es
Velitas incendiarias
Cuando Pedro Sánchez ganó por segunda vez, en mayo de 2017, las primarias socialistas, uno de los dirigentes que apoyaban a la derrotada Susana Díaz me dijo en privado que era «lo peor que ha pasado en la política española desde la recesión». Aunque algunos socialistas relevantes expresaban su desconfianza en el personaje con la frase de que «Pedro está en el PSOE pero no es del PSOE», el pesimismo de aquella sentencia me chocó al punto de preguntarle a mi interlocutor -hoy alejado de la escena pública- si la victoria del resucitado líder le parecía peor noticia que la irrupción de Podemos un trienio antes. Su respuesta fue premonitoria: -No veo gran diferencia. Una cosa es consecuencia de la otra.... Ver Más
1 h
abc.es
Vivir de limosna
Un país donde los cubos de basura están llenos de restos de comida, como el nuestro, si bien las colas para recoger alimentos de los centros caritativos se hagan cada día más largas, puede permitirse el lujo de crear una especie de «salario del pobre», aunque se le llame pomposamente «Ingreso Mínimo Vital», y yo no vea cómo con 462 euros mensuales pueda vivir una persona ni con 1.015, pueda hacerlo una pareja con hijos, los dos topes de esa ayuda. Pero también es verdad que el milagro de los panes y los peces lo hacen muchos individuos y familias españolas y si alcanza a 850.000 hogares, como dicen, estará bien empleada. Ahora bien: excepto en los países de escasa... Ver Más
1 h
abc.es
Hacernos los suecos
No logro confirmar si la deliciosa expresión «hacerse el sueco» se originó en los marineros suecos que atracaban en España y entendían lo que les interesaba, o en la palabra «soccus», referida a las pantuflas de los cómicos en el teatro romano, de la que derivó «zoquete». Pero, tras la pandemia, es hora de revisar el significado. Basándose en su agencia sanitaria, dirigida por Anders Tegnell, el Gobierno sueco recomendó la distanciación social voluntaria, prohibió reuniones de más de cincuenta personas e impuso la educación a distancia en escuelas secundarias y universidades. Como Islandia y varios países asiáticos, rechazó el encierro medieval. La estrategia: alcanzar, sin estragos, la inmunidad colectiva. Sólo hay dos antídotos contra un virus: vacuna o inmunidad.... Ver Más
1 h
abc.es
Daniel Defoe, un hombre de nuestro tiempo
Decía Eugeni/o D’Ors que “Robinson Crusoe es el más universal de los libros, pero Defoe el menos universal de los escritores”. Mas no contento con esta contundente afirmación, remata con ésta: parece que Robinson fuera “autor de una imprecisa...
1 h
lavanguardia.com
Plantas fotovoltaicas convertidas en reservas de la naturaleza
La producción de electricidad a través de paneles solares no conlleva emisiones de CO2 (principal gas causante del calentamiento global), pero esto no significa que las plantas fotovoltaicas estén libres de impactos ambientales. Uno de los puntos más...
1 h
lavanguardia.com
Sin día de las FF.AA.
Pues como todo lo andan haciendo del modo que lo están manejando, entre mal y peor, ni nos hemos enterado de que este año nos hemos quedado sin actos púlicos del Día de las Fuerzas Armadas, que se venía celebrando desde 1978 en la fecha más cercana al día del Santo Rey Fernando III, conquistador de Sevilla y Córdoba y creador de la Marina de Castilla. Y lo más descorazonador es que nadie ha echado en falta el Día de las FF.AA., que este año estaba previsto que se celebrara en Huesca, presidido naturalmente por S.M. el Rey, hasta ahí podíamos llegar, que lo apartaran hasta de los fastos de las que es Comandante Supremo. Hay quien asegura que el... Ver Más
1 h
abc.es
Una casa de juegos para príncipes
Paseo Sant Gervasi, 5. De pronto, un pequeño edificio de estilo arabesco rompe el ritmo arquitectónico del paseo. Se trata de una construcción de 50 metros cuadrados actualmente ocupado por una empresa inmobiliaria. Se encuentra junto a los...
1 h
lavanguardia.com
Estafa en WhatsApp: intentan secuestrar nuestra cuenta pidiendo un código de verificación
La seguridad de WhatsApp es bastante robusta debido a su sistema de encriptación de extremo a extremo. Pero a pesar de eso las estafas para robar datos de nuestras cuentas, o incluso secuestrarlas, siguen siendo posibles. Sobre todo si se...
1 h
lavanguardia.com
Colin Farrell: “La soledad no es algo que uno elija”
La pandemia le sorprendió en medio del rodaje de la serie The North Water en Londres, mientras se preparaba para sumarse a la nueva Batman, en la que interpreta al Pingüino, y de pronto tuvo que volverse a su mansión de Los Ángeles, en la que tras...
1 h
lavanguardia.com
Un Picasso por 100 euros
La tentación era grande: un Picasso de dos millones por tan solo cien euros. Y la garantía, sólida: Christie’s, primera casa mundial de subastas. Por eso, 51.540 apostantes participaron a pesar del confinamiento y la Covid-19. La Naturaleza muerta...
1 h
lavanguardia.com
Qué hacer este domingo: conciertos y arte online
YO SOY UN REY LATINO Cuando éramos jóvenes, había un antropólogo de Lleida que estudiaba nuestras costumbres. Décadas más tarde, sigue estudiando lo mismo, es decir, a unas personas muy distintas: los jóvenes de ahora. Se trata de Carles...
1 h
lavanguardia.com
Clint Eastwood cumple 90: los personajes clave de un actor sin frases que se convirtió en leyenda
Clint Eastwood goza de una salud envidiable y un cuerpo atlético que le ha permitido llegar este 31 de mayo a los 90 años al pie del cañón. Una buena herencia regalo de su madre Ruth, fallecida a los 97 años y la “mujer más importante” en la...
1 h
lavanguardia.com
Renfe suprime el tren nocturno que Greta Thunberg eligió como opción más sostenible
El histórico tren-hotel de Renfe, diseñado para aprovechar el tiempo de llegada al destino mientras se pernocta, podría no volver a rodar. Recuperar este servicio interrumpido por la crisis del coronavirus, no está entre los planes más inmediatos de...
1 h
lavanguardia.com
Este es el pódium de auriculares inalámbricos de Amazon: características y precios para decidirte por uno de ellos
Aunque los auriculares con cable o los overears siguen formando parte de nuestras vidas, los inalámbricos son los que han conseguido cautivar a la mayoría de los usuarios techies. Al menos, hasta que salga una nueva tecnología que vuelva a revolucionar el mercado. Mientras, estos cascos con tecnología bluetooth hacen las delicias de aquellos que quieren disfrutar de su playlist favorita mientras practican ejercicio, de los amantes de las llamadas en manos libres y, también, de aquellos que necesitan baterías todoterreno que aguanten su completísima agenda diaria. Y, la realidad, es que son muchos los modelos de diferentes marcas los que satisfacen estas entre otras muchas necesidades.Precisamente por ello, no siempre es fácil saber cuáles son los auriculares que mejor se adaptan a nuestros gustos y exigencias, pues mientras para algunos la buena respuesta acústica es algo que nunca debe faltar, otros prefieren tener la seguridad de que estos gadgets se adaptan bien a la oreja.Si te encuentras en esta situación y lo único que tienes claro es que necesitas unos, bajo estas líneas te destacamos los tres que triunfan en el catálogo de Amazon. Las marcas que se encuentran detrás de este pódium de los best sellers son Xiaomi, Apple y Homscam, pero, ¿cuáles son las prestaciones que deben ayudarnos a tomar la mejor decisión?-La calidad de la marca Xiaomicomprar por 24,79 euros- Los más aclamados, los Airpodscomprar por 139,60 euros - Un modelo muy completo, de Homscamcomprar por 29,99 eurosEn 20Minutos buscamos las mejores ofertas de Amazon y otras tiendas. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación.
1 h
20minutos.es
Estratagemas
El Diccionario de la RAE define la voz estratagema, que viene del griego estrategos («general de un ejército»), como «ardid de guerra». O sea, como operación militar que se realiza para engañar al enemigo. El más vulnerable a una estratagema es quien no se sabe en una situación de guerra ni reconoce al enemigo como tal. La invasión napoleónica de 1808, pongamos por caso, comenzó con una estratagema. Los franceses pretendían que su objetivo era sólo atravesar España, país aliado, para atacar a Portugal, país enemigo. No encontraron resistencia alguna hasta que ocuparon Madrid y secuestraron a la familia real. El problema de la derecha española es su resistencia a reconocer que la izquierda le está haciendo la guerra, y por... Ver Más
1 h
abc.es
La terraza como estrategia revolucionaria
La ortodoxia ideológica diría que abrir una terraza de bar implica la ocupación de un espacio público por parte de una actividad privada con fines lucrativos. La consideración estricta de este razonamiento, unida a la necesidad de limitar el ruido,...
1 h
lavanguardia.com
Felt, el confidente del Watergate
La expresión garganta profunda ha pasado a la historia, pero no por su uso original, como título de una olvidable película pornográfica de principios de los 70. El reportero del Washington Post, Bob Woodward decidió bautizar con ese...
1 h
lavanguardia.com
Qué cosas tiene la democracia
Boris Johnson, de 55 años, y su «asesor jefe» Dominic Cummings, de 48, forman el tándem imbatible de la política británica. Primero ganaron contra pronóstico el referéndum del Brexit y en diciembre barrieron en las elecciones, prejubilando al marxista neolítico Jeremy Corbyn. Boris aporta su carisma cachazudo y Dominic, la estrategia, las neuronas. Se trata de un inglés norteño y rusófilo, que estudió Historia en Oxford. De cabeza grande por dentro y por fuera, esgrime un carácter hirsuto y lo acusan de haber instaurado en el Número 10 prácticas próximas al «mobing». No está afiliado a partido alguno y opera como un librepensador. Quiere a su vera a los mejores y exige que las decisiones se tomen al calor del... Ver Más
1 h
abc.es