Herramientas
Cambiar el país:
Solos pero no confinados
Las series del covid son un género propio. Uno que, por fin, parece estar en retirada. Leer
elmundo.es
TMB adquirirá por 110 millones 39 trenes hasta ahora en 'renting'
CaixaBank, Santander y BBVA financiarán a la empresa pública para que compre el material rodante, en manos de una firma vinculada a Kutxabank y al fabricante CAF. Leer
expansion.com
Prisión provisional para dos de los cuatro detenidos por una agresión sexual en Gijón
El Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para dos de los cuatro varones de nacionalidad portuguesa detenidos por la supuesta agresión sexual sufrida por dos jóvenes de 22 y 23 años en un hotel de la ciudad en la madrugada del pasado sábado.Los otros dos arrestados han quedado en libertad provisional con la prohibición de aproximarse y de comunicarse con las víctimas y, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, el juzgado mantiene las diligencias abiertas por los delitos de agresión y abuso sexual, sin perjuicio de que dichas calificaciones pudiesen modificarse a lo largo de la instrucción.La Fiscalía, al igual que la acusación particular, había interesado el ingreso en prisión provisional de dos de los detenidos debido "a la naturaleza y gravedad de los delitos que se les atribuye" y al considerar que existe riesgo de fuga.Las víctimas han apuntado a estos dos detenidos como los presuntos autores de los actos violentos que se les imputan, según han precisado desde el Ministerio Público.Los cuatro hombres fueron detenidos después de que las dos mujeres, una de ellas vecina de Gijón y la segunda de la localidad guipuzcoana de Bergara, acudieran a las 6.30 horas de la madrugada del sábado a comisaría para presentar una denuncia en la que explicaban que habían conocido a un hombre en un pub y que se desplazaron con él hasta la pensión en la que se alojaba para mantener un encuentro sexual.Según el relato de las denunciantes, por el camino se les unió otro individuo y, al llegar a la habitación, se encontraron con otros dos hombres que les obligaron a mantener relaciones sexuales con todos ellos.Las jóvenes, que fueron trasladadas después al hospital para ser sometidas a un examen médico, han comparecido este lunes al igual que sus presuntos agresores ante el Jugado de Instrucción número 5 de Gijón, donde los detenidos ya habían prestado declaración para negar los hechos de los que se les imputan y asegurar que las relaciones sexuales que mantuvieron fueron consentidas.Así, su abogado, Germán Inclán, ha asegurado disponer de pruebas que demuestran esta circunstancia y que así lo constata también el examen médico al que fueron sometidas, a la vez que ha advertido de que las dos mujeres han ofrecido versiones "contradictorias" sobre lo ocurrido.Según el letrado, tras conocer en un pub de Gijón a dos de los acusados las jóvenes se dirigieron con ellos al piso que tenían alquilado y, tras encontrarse por el camino con los otros dos presuntos agresores, durante el trayecto se produjo ya "un trato carnal más que amistoso"."Unos y otros buscaban lo que buscaban, pero con consentimiento", ha señalado Inclán tras asegurar que, "al parecer", las relaciones habrían tenido lugar con tres de los cuatros detenidos. Además, ha criticado que la legislación española haga que, si una mujer dice que "sintió miedo" mientras practicaba sexo con un hombre, ese testimonio pueda provocar "la detención o incluso la prisión" para este.Además, ha cuestionado que diversos responsables políticos hayan pedido "contundencia" a la Justicia "dando por sentado que son hechos ya juzgados" y "presionando" a los jueces y que hayan "condenado" a sus defendidos con sus afirmaciones y respaldado la convocatoria de concentraciones de repulsa "a las que irán cientos de personas que parecen saber lo que sucedió".Entre los responsables políticas criticados por el letrado se encuentran el presidente del Principado, Adrián Barbón, y la alcaldesa de Gijón, Ana González, que este lunes han participado en la concentración de repulsa convocada por el Consejo de Mujeres de la ciudad en la plaza del Ayuntamiento y a la que se han sumado varios centenares de personas.En la protesta, celebrada bajo el lema 'Contra la violencia hacia las mujeres' y a la que también han acudido representantes de PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos, IU y Foro, se ha leído un manifiesto en el que se ha calificado la violación de "atentado machista" y se han condenado "unos comportamientos masculinos que son degradantes, faltos de empatía y llenos de abuso de poder".
20minutos.es
Música, conflictos políticos y experimentos amorosos: qué películas ver en el Atlàntida Film Festival de Filmin
Un año más, vuelve el Atlàntida Mallorca Film Festival, con una doble apuesta presencial (del 26 de julio al 1 de agosto en Palma de Mallorca) y en línea (en la plataforma Filmin, organizadora del evento) y con una programación que resulta literalmente desbordante. Los largometrajes se cuentan por decenas y podrán visionarse de manera escalonada a lo largo del mes de duración del festival, que concluirá el 26 de agosto. Se trata, de nuevo, de una buena oportunidad de escarbar en la producción audiovisual contemporánea, con especialísimo énfasis en las cinematografías europeas. Más allá de las más habituales Francia, Italia o Alemania, el Atlántida difunde propuestas llegadas de Armenia, Estonia (de ese país procede Veiko Õunpuu, uno de los dos realizadores objeto de una retrospectiva) o Finlandia.El certamen tiene diversas almas, algunas de las cuales están representadas a través de diferentes etiquetas temáticas aglutinadoras. La sección Melodías agrupa diferentes propuestas cinematográficas con la música como elemento principal. Y Generaciones, Memoria histórica o Cine reencontrado identifican claramente el contenido que podemos encontrar en ellas: retratos de adolescentes, veinteañeros o jóvenes de treinta y tantos, obras que abordan pasados dolorosos, o recuperaciones del patrimonio fílmico pasado. Destacamos algunas de las múltiples opciones que ofrece la vasta oferta del festival.La joven cineasta Hadas Ben Aroya comenzó a despuntar con el largometraje People that are not me. All eyes off me puede considerarse su consagración con su tríptico de historias encabalgadas sobre veinteañeros en plena etapa de experimentación con el sexo y las drogas, y con la posibilidad de encuentros intergeneracionales. El tapiz de personajes se compone a través de varias escenas largas con peso dramático. La realizadora usa el tiempo con un propósito muy claro: presentar los personajes al público y dejarlos crecer en espacios y en momento concretos.La autora reincide en algún recurso (como el uso de una anécdota personal, cargada de significación y explicada largamente para definir al personaje que la cuenta), pero su película resulta fácilmente arrebatadora. A pesar de que se vislumbre una construcción meticulosa de las secuencias, Ben Aroya consigue proyectar franqueza y una notable apariencia de espontaneidad. Unas interpretaciones actorales que transmiten mucha convicción contribuyen decisivamente a ello.Más retratos generacionales: I am gen Z, un documental que critica los efectos perjudiciales de la revolución digital, o Edén, un drama sobre los conflictos posibles entre la iniciación al amor y la religiosidad de unos adolescentes.El realizador Gabriel Range y el músico Johnny Flynn, entre otros, se proponen un reto de una cierta dificultad: un biopic sobre los primeros años como músico de un David Bowie que no acababa de romper en estrella. La premisa: el cantante había firmado un disco profundamente personal sobre el miedo a los trastornos mentales y a una cierta herencia familiar con The man who sold the world, pero no se atrevía a confesarlo. Range y compañía alternan escenas de película de carretera sobre el interminable viaje promocional del artista con un agente de prensa entusiasta y fragmentos de un pasado traumático marcado por el internamiento del hermanastro de Bowie en un hospital psiquiátrico.Stardust nació bastante condicionada por problemas extracinematográficos: los herederos del músico, muy descontentos con el planteamiento, no aprobaron el uso de sus composiciones. Además, el planteamiento dramático tiene cierta lógica interna, pero puede resultar incómodo que se insista en representar al protagonista como un pez fuera del agua que hace el ridículo en casi todas las entrevistas e interacciones sociales que afronta. El concepto punzante, recibido como insidioso por parte de la familia Bowie, contrasta con la propuesta formal bastante convencional solo expandida por algún flashback expresionista.Más para melómanos: Shoplifters of the world, una ficción basada en hechos reales presidida por la música de The Smiths, Mogul Mogwli, un drama sobre un rapero paquistaní, o Max Richter’s Sleep, un documental sobre este intérprete y compositor de música minimalista.Un joven precario de familia desestructurada se alista en el ejército francés para hallar una estabilidad laboral, un orden y algo parecido a un sentido de la vida. Su destino es una unidad antiterrorista donde le tutelan compañeros con cierta tendencia a la paranoia o defensores de extrañas teorías conspirativas que pueden hermanar a Michael Jackson y al Estado Islámico. Giovanni Aloi firma una especie de versión europea de En tierra hostil que cambia las lejanas arenas de Irak por un París percibido a través de unos ojos marcados por el miedo.La tercera guerra es un drama lacónico salpicado por algunos estallidos de tensión y violencia. Como en la mencionada En tierra hostil, trata del embrutecimiento de unos soldados. Aloi escenifica esa mentalidad del guerrero propia de unos cuerpos de seguridad que ven a la ciudadanía como una amenaza potencial del orden, pero parece extender de manera diáfana ese embrutecimiento a toda una sociedad. En esta ocasión, no hay enemigos reales que lo justifiquen, sino solo sombras.Más películas políticas: La guerra sin nombre es un drama protagonizado por Gerard Depardieu que evoca los horrores cometidos por el ejército francés durante el proceso de independencia de Argelia. An ordinary drama es un documental de metraje encontrado sobre la vigilancia de los ciudadanos en la Polonia comunista. Coup 53 explora de manera muy atípica el golpe de Estado en el Irán de 1953 y la confección de un filme al respecto.Este cáustico exponente de comedia de terror muestra otra de las almas del Atlántida Film Fest, que también acoge propuestas atípicas que parten de materiales de géneros cinematográficos establecidos para realizar películas que expanden (o revientan) sus convenciones. De una manera abstracta, Um fio de baba escarlate puede conectarse con algunas reinterpretaciones contemporáneas en clave artística del legado del terror italiano de Dario Argento (Suspiria) y compañía, como Amer o Knive + heart. En esta ocasión, un asesino en serie se convierte en personalidad mediática por pura casualidad.El portugués ofrece una especie de American psycho mínimo en duración (59 minutos) y presupuesto: su personaje central es un psicópata cuya conducta extremadamente narcisista está adaptada a nuestro presente de redes sociales. El aspecto visual de la obra parece claramente diseñado para mostrarse, como la vida vista a través de los filtros de Instagram, un simulacro extraño y colorista. La decisión de hacer un filme sin diálogos potencia la rareza del conjunto. La comunicación por mímica de los personajes enfatiza el humor negro de una propuesta con aires misántropos o de malestar respecto al paisaje social, a medio camino entre el cine experimental y la humorada.Más para aventureros de los géneros fílmicos: ¡Corten! es otra apuesta por el terror con un ojo en los clásicos italianos. En In the mirror se traslada el cuento de Blancanieves a nuestro mundo de selfies y experiencias capturadas en directo a través de cámaras omnipresentes.Los mismísimos hermanos Dardenne, titanes del drama social a la europea, han apostado por el thriller como una manera de representar la realidad. Lo atestiguan obras como La chica desconocida, especialmente, o Dos días, una noche, donde la vida laboral se convierte en una película de intriga. El primer largometraje del francés Fréderic Farrucci hace su particular apuesta de hermanamiento del drama social y el cine negro. En él se tratan las vivencias de un joven chófer chino, doblemente sangrado por el capitalismo de plataforma y por el grupo mafioso de traficantes de personas al que debe años de trabajo.En una escena de la película, el protagonista mira las bolsas de la compra de los transeúntes, simbólicas de un consumismo que le invita y le excluye a la vez. Entre los paisajes de noches urbanas y los colchones de música electrónica sugerente, Night ride nos enseña a un par de personajes que intentan ir más allá de la lucha despiadada por la subsistencia, por conseguir algunas migajas del capital en un París nocturno de mafias, neoesclavitud y otras economías sumergidísimas. La película se puede añadir a un cierto panteón de mixturas de drama y thriller como The yellow sea o A land imagined: en proporciones variables, todas ellas tratan de la trituradora de personas migrantes, susceptibles de desaparecer sin dejar rastro entre los engranajes de la trituradora del capitalismo global.Más cine de conflictos: Tierra de leche y miel, un documental sobre las heridas de las guerras de Georgia, Siria o la antigua Yugoslavia en tres familias. Human factors, un drama que hace emerger a golpe de thriller las frustraciones y miedos de una familia acomodada.
eldiario.es
La ejecutiva española salpicada por el escándalo Wirecard deja sus cargos en la petrolera portuguesa Galp
Susana Quintana-Plaza, hasta ahora la ejecutiva española de mayor rango en Portugal, ha puesto fin a su periplo en la petrolera lusa Galp. La hasta ahora consejera ejecutiva y responsable de Renovables de la energética deja la compañía portuguesa más de un año después de estallar el escándalo de la tecnológica alemana Wirecard, a la que supervisó (sin funciones ejecutivas) hasta abril de 2020.La ejecutiva manchega, de 47 años, ha renunciado a sus cargos en Galp en el marco de una reorganización de su cúpula en la que han salido otros dos directivos. Dimitieron el jueves, según explicó este lunes la petrolera en su presentación de resultados. El puesto de la española quedará vacante. Sus funciones las asume provisionalmente el consejero delegado de Galp, el británico Andy Brown (nombrado en febrero), mientras llega un recambio al frente de la dirección de la unidad de Renovables y Nuevos Negocios, que lideraba Quintana-Plaza. "Susana fue muy eficaz en la creación de un negocio significativo de energías renovables, así como en la identificación de nuevas oportunidades de negocio y start-ups", destacó Brown en una nota remitida a la Comissão do Mercado de Valores Mobiliários (CMVM), equivalente a la CNMV, en la que agradeció los esfuerzos de los tres miembros salientes de su comisión ejecutiva. Poco conocida en España pero con una destacada trayectoria en gigantes extranjeros de primer nivel, Quintana-Plaza llevaba tiempo en el punto de mira de medios y partidos políticos portugueses por su pasado en Wirecard. Fue una de las seis integrantes del consejo de supervisión de la firma alemana de pagos electrónicos hasta que dimitió en abril de 2020. Unos días después, salió a la luz el multimillonario fraude, definido hace meses por la presidenta de la CMVM, Gabriela Figueiredo, como "ejemplo" de "malas prácticas y conductas impropias" que ha puesto de relieve las "vulnerabilidades de los mecanismos de gobierno corporativo".Nacida en Ciudad Real en 1974, Quintana-Plaza, ingeniera aeroespacial formada en Estados Unidos con un MBA en Harvard, tiene un brillante currículum en grandes multinacionales de la industria aeronáutica, la energía, la consultoría y el capital riesgo, con cargos de relevancia en firmas como Boeing, E.ON, Siemens o, hasta ahora, la energética lusa. Una hoja de servicios ensombrecida por su paso por Wirecard, a la que asesoró desde junio de 2018, adscrita, como vocal independiente, al comité de Remuneraciones, Recursos Humanos y Nombramientos, hasta que la empresa anunció su salida (con efectos desde el 7 de abril de 2020) el 29 de abril de 2020, un día después de publicar los resultados de una auditoría de la firma KPMG en la que se reconocían las primeras irregularidades. Quintana-Plaza, que adujo "razones personales" para abandonar Wirecard y "concentrarse" en Galp, fichó en abril de 2019 por la compañía portuguesa como responsable de Renovables, Nuevos Negocios e Innovación. Allí tenía una remuneración de más de 765.000 euros brutos anuales, según recogía el último informe de Gobierno corporativo del grupo luso, que omitía su paso por Wirecard, como destacaba recientemente el semanario Expresso. La firma alemana de pagos electrónicos comenzó su andadura gestionando pagos para juegos de azar y sitios web para adultos y acabó procesando transacciones para gigantes como Visa y Mastercard. Llegó a superar la capitalización bursátil de Deutsche Bank, con un valor de más de 25.000 millones, pero en junio de 2020 admitió un agujero de 1.900 millones en sus cuentas, tras haber inflado presuntamente su balance en una cuarta parte del total con fondos que supuestamente estaban en dos cuentas de un banco de Singapur en Filipinas y que, según reconoció la compañía, probablemente "no existían". Tras ser expulsada del selectivo bursátil DAX, Wirecard se convirtió en la primera firma de ese índice (el Ibex germano) que se declaró en bancarrota. La Fiscalía de Múnich investiga a la compañía por "fraude comercial organizado" y estima que se podrían haber perdido más de 3.000 millones. Su ex CEO Markus Braun, y Jan Marsalek, miembro del consejo de administración, supuestamente falsearon las cuentas para hacerlas más atractivas a ojos de los inversores. Braun está en la cárcel, pendiente de juicio, mientras que Marsalek está en busca y captura.El caso, que se compara con la quiebra de la eléctrica estadounidense Enron, ha puesto en entredicho el papel del auditor de la compañía germana (la firma EY) y al supervisor financiero alemán (BaFin). El escándalo ha propiciado la apertura de una comisión de investigación parlamentaria en la que ha tenido que rendir cuentas la canciller, Angela Merkel, y ha llevado a la Comisión Europea a plantearse imponer a los auditores de las empresas más responsabilidades en casos de negligencia o irregularidades intencionadas.Según publicó hace un año Financial Times, en junio de 2019 la consultora McKinsey advirtió a Wirecard de la necesidad de adoptar una "acción inmediata" para hacer frente a la ausencia de controles en sus mayores negocios. El informe fue remitido al consejo de administración del grupo y al consejo de supervisión al que pertenecía entonces Quintana-Plaza. El influyente diario económico británico, clave en la caída de la tecnológica (empezó a cuestionar sus prácticas en 2015), ya advirtió en febrero de 2019 de un "escándalo contable" por sus operaciones en Singapur. Galp, que obtuvo un beneficio neto de 232 millones en el primer semestre de 2021, frente a las pérdidas de 410 millones de un año antes, es la mayor petrolera portuguesa y la cuarta distribuidora de carburantes en España por número de gasolineras (cerró 2020 con 570 estaciones de servicio en nuestro país), donde también comercializa gas natural o electricidad. Hasta ahora, la compañía había ratificado su confianza en Quintana-Plaza, que tenía encomendada la tarea de liderar su transición verde, un puesto crucial en un momento en el que todas las grandes compañías del sector (y en especial, las europeas) están girando hacia la descarbonización. En esa apuesta se enmarca la adquisición, en enero de 2020, de una participación mayoritaria en el negocio fotovoltaico de la constructora española ACS por 2.200 millones para convertir a Galp en "el principal player de energía solar de la Península Ibérica", con una cartera de 3.300 megavatios (MW) hasta 2023 en España.Una operación que podría no ser la última, pese a la sobrevaloración que, según el primer ejecutivo de Galp, tienen muchos activos renovables en venta. No obstante, el español es un mercado que "tiene una gran importancia en la estrategia de Galp hacia la descarbonización porque es el país donde más renovables tenemos y vamos a tener, dadas las oportunidades y el potencial que existe en el mercado", destacaba Brown en junio en una entrevista a Expansión. A partir de ahora, será sin Quintana-Plaza a los mandos de su negocio verde.
eldiario.es
Golpe de timón en Túnez: malestar popular, bloqueo institucional e inestabilidad política
Kais Saied solo tenía que esperar el momento para poner en marcha un plan que ya el pasado mes de mayo Middle East Eye sacó a la luz. Un plan elaborado por sus más estrechos colaboradores que pretendía dar forma a lo que el presidente tunecino había ido dejando claro desde su elección en octubre de 2019: pasar de un sistema parlamentario, en el que el presidente solo tiene competencias directas en defensa y política exterior, a otro presidencialista, con él como salvador de la patria encargado de enderezar un rumbo que se ha ido perdiendo desde la revolución que logró expulsar al dictador Ben Ali del poder, en enero de 2011. Las crecientes manifestaciones ciudadanas de estos pasados días –en las que quedaba de manifiesto el profundo malestar que provoca entre los 12 millones de tunecinos la crisis multidimensional en la que está sumido el país desde hace tiempo– han brindado al presidente, experto en derecho constitucional, la oportunidad de dar un golpe de timón, como un César que toma las riendas para "salvar al país y restaurar la paz social".Más que perderse en disquisiciones bizantinas sobre si su decisión de cesar al primer ministro y los ministros de Defensa y Justicia y suspender el Parlamento –arrogándose por un periodo de 30 días todos los poderes que le concede el artículo 80 de la Constitución aprobada en 2014 ante situaciones de emergencia– es o no un golpe de Estado, lo fundamental es ver si lo ocurrido sirve o no para mejorar la mala situación en la que se encuentra Túnez.La crisis política de Túnez se ha ido acentuando desde las elecciones de 2019. Por un lado, hay un jefe del Estado sin partido político propio frente a un presidente del Parlamento, Rached Ghannouchi, y líder del principal partido de la cámara, Ennahda (islamista moderado), sin olvidar a un primer ministro, Hichem Mechichi, que llegó a ese puesto de la mano de Saied, pero que ha ido basculando hacia la órbita de Ennahda, aunque solo sea porque instrumentalmente le ha servido para tomar distancia con su original valedor.Las zancadillas que cada uno de ellos ha puesto a su rival han terminado por paralizar la agenda política, sin posibilidad de sacar adelante las reformas que necesita un sistema que, con sobresaltos, se iba acercando a una democracia plena. Así, Saied se negó a que varios de los ministros que Mechichi nombró en la crisis de Gobierno que propició en enero pasado pudieran tomar posesión de sus cargos. Por el contrario, Saied optó por bloquear al Parlamento y al Gobierno en su intento de poner en marcha el Tribunal Constitucional, que debería haberse activado ya en 2015 y que precisamente es el órgano que debería ahora validar o rechazar la reciente maniobra del presidente. Incluso en abril de este año Saied terminó por autoproclamarse no solo comandante supremo de las fuerzas armadas, sino también de las fuerzas de seguridad (dependientes en principio del primer ministro).Todo ello en medio de acusaciones y reproches recíprocos, lo que se ha traducido en diez gobiernos distintos en tan solo una década, y mientras la economía nacional se despeña sin remedio, con una corrupción que contamina a todas las instancias de poder, un gravísimo nivel de desempleo, una deuda pública que ya supera el 100% del PIB (cuando tan solo llegaba al 45% en 2010) y cuando hay que volver a negociar, por cuarta vez en una década, un nuevo préstamo de 3.300 millones de euros con el FMI. La gota que parece haber colmado la paciencia de la población es el impacto de la pandemia de la COVID-19, que no solo ha hundido el turismo (16% del PIB nacional), sino que ya ha provocado más de 18.000 muertes. La pasada semana, después de que ya hayan pasado cinco responsables por la cartera de Sanidad desde el inicio de la crisis sanitaria, Saied decidió poner en manos del ejército la vacunación, a la espera de que eso pueda cambiar la tendencia.En el pulso institucional que ahora cobra una nueva dimensión conviene recordar que, por una parte, Saied recibió en su día el 72,7% de los votos, con un amplio respaldo tanto en sectores de la izquierda como entre los islamistas y la juventud tunecina. Por otra, Ennhada se ha ido convirtiendo en la diana contra la que se disparan todas las protestas y, aunque cabe imaginar que Ghannouchi no se ha dado definitivamente por derrotado y que grupos como Qalb Tounes y Al Karama ya han mostrado su rechazo a la decisión presidencial, es muy difícil imaginar que puedan agrupar a su alrededor apoyos suficientes para dar la vuelta a la situación.Eso no quiere decir, sin embargo, que Saied tenga ya despejado el camino para lograr su objetivo aunque, a tenor de las primeras reacciones populares, sigue contando con considerables apoyos en una calle en la que destaca el emergente protagonismo del Movimiento 25 Julio, que precisamente estaba impulsando las manifestaciones de rechazo a una clase política de la que ya poco esperan.
eldiario.es
Barcelona se prepara para precintar clubes cannábicos tras el revés judicial a su regulación
El modelo de los clubes sociales de cannabis, consolidado en Barcelona durante la última década, podría tener los días contados. La Justicia ha tumbado la normativa aprobada por el Ayuntamiento en 2016 que regulaba los más de 200 locales de este tipo en la ciudad. Con esta decisión, confirmada por el Tribunal Supremo, ha desaparecido el último paraguas legal que les quedaba a estos espacios. Tanto el consistorio como estas asociaciones asumen ahora que lo siguiente serán los precintos."La mayoría de las asociaciones asume que tarde o temprano les precintarán el local", lamenta Eric Asensio, portavoz de la Federación de Asociaciones Cannábicas de Catalunya (CatFAC). Asensio explica que las entidades no tirarán la toalla pero a la vez reconoce que, con las decisiones judiciales y sin una norma de ámbito estatal que las regule, los clubes de cannabis tal y cómo existen a día de hoy tendrán difícil sobrevivir. "Tal y cómo nos lo plantea el Ayuntamiento, no hay una vía de trabajo abierta", remacha.El Ayuntamiento, que defiende la regulación de estos locales, comunicará primero por escrito a las asociaciones que la nueva normativa impide la "venta, consumo y promoción" del cannabis e iniciará "próximamente" una campaña de inspección en todos estos locales. "Se empezará por los que mayor impacto negativo generan, enfocados al turismo y a la venta masiva", señalan desde el Consistorio. Después se inspeccionarán los demás.Los representantes de estos clubes recuerdan que el modelo que ellos defienden ya no contempla la venta ni promoción del cannabis, sino que se basa en un circuito cerrado de consumidores que montan una asociación privada para compartir la marihuana de un mismo cultivo. Desde el Ayuntamiento no lo entienden así y explican que actualmente sí se podía consumir, vender y promover el cannabis en estos recintos. La realidad es que bajo el concepto de club de fumadores han proliferado en la capital catalana todo tipo de locales, desde algunos que se han adherido a un "código de buenas prácticas" del sector hasta los que se han abierto para hacer negocio vendiendo marihuana. La duda es si algunos podrán sobrevivir tras la última decisión de los tribunales.El Supremo rechazó estudiar el recurso del consistorio a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que tumbó, en 2019, el plan especial municipal de ordenación de los clubes cannábicos. Se confirmaba así la anulación de la normativa que dio amparo legal a más de 200 clubes (algunos recuentos lo elevan a 350 locales), convirtiendo la capital catalana en la ciudad con más asociaciones cannábicas del Estado. Los jueces anularon el plan barcelonés para regular los clubes cannábicos porque invadía competencias estatales, dando la razón así al recurso presentado por la Abogacía del Estado, todavía bajo el Gobierno del PP. En aplicación de las sentencias del Tribunal Constitucional que anularon las normativas autonómicas aprobadas en Navarra y Catalunya, los magistrados del TSJC concluyeron que la normativa de Barcelona pretendía "forzar" una regulación que afectaba al consumo y dispensación de una sustancia estupefaciente, algo que solo podría hacer el Congreso de los Diputados mediante una modificación del Código Penal. Al considerar que el Constitucional ya zanjó la cuestión, el Supremo descartó siquiera estudiar el recurso presentado por el Ayuntamiento, que aseguraba que su plan no colisionaba con las competencias estatales al no establecer regulación alguna sobre el consumo o distribución del cannabis. Insistía el consistorio en que su regulación –aprobada en 2016 por una amplia mayoría, solo PP y CiU votaron en contra– era urbanística. La normativa regulaba aspectos funcionales como la obligación de los locales de disponer de una doble puerta o la prohibición de que se abrieran cerca de colegios. La decisión judicial deja a la ciudad con las manos atadas mientras no se apruebe una regulación estatal sobre el cannabis, pese a que es el Ayuntamiento la administración que recibe en primer lugar las quejas vecinales sobre estos locales, en especial en Ciutat Vella, el distrito más turístico de Barcelona. Durante la última década los clubes de cannabis se han consolidado como la principal vía de acceso a la sustancia por parte de los ciudadanos de Barcelona. Según los representantes de estas asociaciones, su implementación ha contribuido a reducir el mercado negro, también ha hecho menguar el consumo en la calle y ha logrado que los usuarios de cannabis estén mejor informados.Según un estudio publicado en Journal of Drug Issues en diciembre de 2019, el 82% de los usuarios de estos recintos aseguraron estar mejor informados y las multas por tenencia en la vía pública se redujeron un 20%. La mitad de las mujeres que participó en el informe afirmó adquirir el cannabis en estos locales para tratar el dolor menstrual. Tras el revés judicial, el Ayuntamiento ha anunciado que pondrá en marcha un "grupo de trabajo interno" para hacer propuestas legislativas sobre el cannabis a nivel autonómico y estatal. "La regulación de esta actividad es una necesidad que va más allá de la ciudad", opinan en el consistorio, antes de recordar también las "propiedades terapéuticas" de la sustancia ante algunas enfermedades. Los representantes de los clubes reclaman al Ayuntamiento que se les incluya en estos grupos de trabajo para poder contribuir a encontrar una solución. La respuesta municipal, de momento, es que se "mantendrá el contacto" y se "colaborará" con ellos aunque no formarán parte de estos grupos. Al margen de las normativas administrativas, a nivel penal los jueces han emitido sentencias dispares sobre los clubes: se han dictado absoluciones cuando se ha constatado que la asociación estaba inscrita en el registro y limitaba el consumo de cannabis en el interior del local y solo para los socios, pero también condenas cuando se ha considerado que el club generaba grandes beneficios económicos. Éste fue el caso de Albert Tió, condenado por un delito contra la salud pública y a dos por pertenencia a asociación ilícita, que llegó a tener que entrar en prisión por haber dirigido un club cannábico que en poco tiempo se convirtió en uno de los más importantes de Barcelona.
eldiario.es
Faros, trenes, grafitis o spas: los otros hitos que son Patrimonio Mundial junto al Eje Prado-Retiro
Madrid se ha convertido en la primera ciudad europea reconocida por su paisaje urbano en la Lista de Patrimonio Mundial. Es el bien número 49 de España inscrito en la preciada clasificación y fue inscrita sin un solo voto en contra de la candidatura. Junto a la inscripción madrileña, el 44 Comité de la Unesco ha aprobado hasta este martes otros ocho bienes culturales. Uno de los más significativos es el conjunto de ocho edificios religiosos y civiles en la ciudad amurallada de Padua (Italia). Es un área delimitada en el casco histórico de la ciudad y los ocho edificios albergan ciclos de frescos del siglo XIV, todos bien conservados y abiertos al público. En la Capilla Scrovegni se encuentra la obra que dio origen a la vanguardia de la pintura mural, realizada entre 1303 y 1305 por Giotto a partir de los ciclos de san Joaquín y santa Ana (extraídos de los evangelios apócrifos). El pintor italiano del Trecento atiende el encargo del rico Enrico Scrovegni, que le dedica la capilla a su padre Reginaldo (para expiarlo de sus pecados). Giotto acaba con la solemnidad de la iconografía cristiana enfatizando la tragedia y el drama en los gestos de los personajes. Parte de la tradición bizantina hasta superarla con una narración vivaz, que se desarrolla en una secuencia de tres alturas en los muros del interior de la capilla. Trató de hacer verídicas las leyendas de las vidas de los santos con sobredosis de realidad y hacer pasar por cotidianos sucesos divinos. Giotto fue un maestro del naturalismo en el uso de la perspectiva y la expresión sentimental de los protagonistas de las escenas. Junto a Giotto trabajaron otros artistas en el resto de edificios, como Pietro y Giuliano da Rimini, Giusto de Menabuoi, Altichiero da Zevio, Jacopo Avanzi y Jacopo da Verona, para ilustres familias locales, el clero o la comuna de la urbe. Los artistas en este siglo produjeron en los edificios públicos y privados, religiosos y laicos ciclos de frescos que dieron a luz una nueva imagen de la ciudad. Italia alcanza los 57 bienes incluidos en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco.A Rudreshwara, en la localidad de Palampet, en Telangana (India), se le conoce como Templo Ramappa. Está dedicado a Shiva en un complejo amurallado, en plena zona boscosa y construido con arenisca en el período Kakatiyan (1123-1323), entre 1213 y 1250. El edificio cuenta con vigas decoradas y pilares de granito tallado y una torre escalonada horizontalmente, distintiva y piramidal hecha de ladrillos porosos livianos, llamados "ladrillos flotantes", una técnica con la que se consigue reducir el peso de las estructuras del techo. Las esculturas del templo ilustran las costumbres de la danza regional y la cultura de Kakatiyan. "El sitio es un testimonio del floreciente asentamiento basado en la agricultura de una tierra desprovista de cualquier fuente de agua", explican en la candidatura. Con esta inscripción India suma 39 elementos en la Lista.En 1897 el gran duque Ernesto Luis de Hesse pagó la fundación de una colonia de artistas en Mathildenhöhe, una colina que domina la ciudad de Darmstadt (Alemania). La colonia se fundó con el propósito de convertirla en la cantera de las vanguardias europeas en las artes, la arquitectura y la artesanía. Los propios artistas de la colonia se encargaron del diseño del edificio y sus espacios vitales y laborales, con un estilo precozmente modernista. La colonia cobró auge gracias a una serie de exposiciones internacionales sucesivas que tuvieron lugar en los años 1901, 1904, 1908 y 1914.Hoy es un testimonio de la arquitectura, la planificación urbana y la paisajística modernas, influidas por el movimiento "Arts and Crafts" y la "Secesión Vienesa". El conjunto reconocido por la Unesco está formado por 23 elementos entre los que figuran la Torre del Matrimonio (1908), el Pabellón de Exposiciones (1908), la Arboleda Plana (1833 y 1904-1914), la Capilla Rusa de Santa María Magdalena (1897-1899) o el Jardín y el pabellón denominado "Templo de los Cisnes" (1914), además de 13 hogares y estudios de artistas construidos para la colonia y las exposiciones internacionales. Alemania ya contiene 48 hitos en la Lista de la Unesco.El faro de Cordouan de 67 metros de altura, en el estuario de Gironda (Francia), fue construido en mar abierto, en un entorno inhóspito, peligroso y de difícil acceso, a finales del siglo XVI y principios del XVII, con diseño del ingeniero Louis de Foix y reformado por Joseph Teulère a finales del siglo XVIII. Para la Unesco es "una obra maestra de la señalización marítima". Está decorada con pilastras, columnas, evocando las formas de los mausoleos romanos, cúpulas y rasgos propios del manierismo renacentista. El Comité ha reconocido el patrimonio material de una construcción arquitectónica inspirada en los faros de la Antigüedad Clásica, pero también en una parte esencial de la navegación. Es decir, como patrimonio inmaterial por el oficio del farero. Según la candidatura, "Cordouan fue pensado como un verdadero monumento, tanto en su programa y expresión estilística como en la ingeniería desplegada". Con esta inscripción Francia alcanza los 47 elementos en la Lista.Los viajeros y ejércitos que acampaban en el sitio de Ḥimā (en una zona montañosa árida del sudoeste de Arabia Saudí) fueron dejando, hasta finales del siglo XX, inscripciones y petroglifos que en su mayoría se conservan en su estado primitivo. Las inscripciones están escritas en diferentes alfabetos: sudarábigo antiguo (“musnad”) y moderno, arameo-nabateo, nordarábigo antiguo (“tamúdico”), griego y árabe clásico. Es un importante conjunto de imágenes rupestres que describen la flora, la fauna, las formas de vida y las actividades cinegéticas humanas a lo largo de un periodo de 7.000 años. Ilustra las antiguas rutas de las caravanas que transitaban por la Península Arábiga. Arabia Saudí suma seis hitos en la Lista de Patrimonio Mundial gracias a esta nueva inscripción.La red ferroviaria del ferrocarril Transiraní une el nordeste con el sudeste del Irán, desde las orillas del Mar Caspio, con la costa del Golfo Pérsico, atravesando dos macizos montañosos y un gran número de ríos, mesetas, bosques y planicies, así como cuatro zonas climáticas diferentes. Su construcción comenzó en 1927 y finalizó en 1938. La planificación y ejecución de sus 1.394 km de vías férreas fue el resultado de una fructífera colaboración entre el gobierno iraní y 43 contratistas de obras públicas de muchos países. Tuvieron que construir 174 puentes de grandes dimensiones y otros 186 más pequeños, así como horadar 224 túneles, once de los cuales tuvieron que construirse en espiral. A diferencia de una gran parte de los proyectos ferroviarios de la época, la realización del Transiraní se financió con el producto de impuestos nacionales para evitar así la intervención de inversionistas extranjeros y su ulterior control del ferrocarril. Con este son 25 los hitos de Irán en la Lista.Esta candidatura compuesta por once ciudades de siete países (Austria, Bélgica, Chequia, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido) ilustra el desarrollo de las curas termales en Europa desde principios de siglo XVIII hasta la década de 1930, gracias a la existencia de manantiales de aguas minerales. Se crearon grandes centros balnearios para un público de clase alta, que influyeron en el trazado urbano. Construidos con suntuosas columnatas, galerías y estancias, los edificios que componen cada uno de los conjuntos fueron diseñados para fomentar la práctica de los baños y el consumo de aguas minerales naturales, y también para explotar su potencial económico. Todas esas construcciones se integraron en conjuntos urbanos de gran belleza paisajística. Según la candidatura conjunta, "estos balnearios son representativos de la importancia del intercambio de valores humanos, así como de la evolución de la ciencia, la medicina y la balneoterapia".Este hito declarado Patrimonio Mundial ilustra la vitalidad de la ciudad de Quanzhou (China) como emporio marítimo en la época de las dinastías Song y Yuan (siglos X a XIV de nuestra era), y también como punto de conexión con la China continental. Quanzhou posee antiguos edificios religiosos entre los que figura la mezquita de Qingjing (siglo XI), una de las primeras construcciones de culto musulmán de toda China. También cuenta con tumbas islámicas y con un vasto conjunto de vestigios arqueológicos de todo tipo: edificios administrativos, muelles y embarcaderos de piedra importantes para el comercio y la defensa, elementos de la red local de transportes y talleres de cerámica y metalurgia, así como inscripciones, pagodas y puentes antiguos. Con esta inscripción China alcanza los 56 elementos en la Lista.
eldiario.es
Liderazgo de quita y pon
Ya no hay realidades sólidas. Nada es como era porque de la modernidad líquida de Bauman brotó el mundo líquido, la política líquida, las posiciones líquidas, los partidos líquidos y los liderazgos líquidos. Pablo Casado es hoy un líder consolidado. Lo dicen las mismas encuestas, los mismos medios de comunicación y los mismos comunicadores que hace menos de un año le creían amortizado por su inconsistencia, por sus cambios de rumbo, por su subordinación a la pujante ultraderecha, por sus endebles equipos, por su hiperbólico discurso, por su falta de empaque, por el contraste con alguno de sus barones... Los mismos que espoleaban a sus críticos porque dudaban de si Casado quería ser "un gran líder o solo un mediocre" ahora le ponen por las nubes por todo lo contrario.Nada como un lunes de julio y de sequía informativa para borrar todo lo dicho al calor de una lluvia de sondeos, que marca un vuelco en la primera posición del tablero y sitúa al PP por delante del PSOE. Ser primera fuerza, eso sí, no garantiza tener el Gobierno, pero es suficiente para acallar las críticas internas y que la batería mediática de la derecha pase de ser una china en el zapato de Casado a hilvanar todo tipo de panegíricos ahora que tiene opciones de gobernar y con la suma de Vox roza la mayoría absoluta. Nadie habla, claro, del peligro que para la democracia española supone la mera existencia de la ultraderecha, del retroceso en materia de derechos, del discurso del odio, de la xenofobia, de la negación de la violencia machista, de las posiciones extremas y, sobre todo, del riesgo de que partidos conservadores tradicionales como hasta ahora lo era el PP se dejen arrastrar por la agenda de los radicales.El PP ya lo ha hecho y Casado se siente cómodo con ese traje. No en vano ha crecido en los sondeos y es con ese patrón con el que en la calle Génova creen que pueden limitar la expansión de Vox –un partido que se benefició de la tormenta perfecta desatada por los efectos de la crisis económica, la corrupción del PP y la crisis en Catalunya– y acabar definitivamente con Ciudadanos. Para que el PP tenga posibilidades reales de habitar La Moncloa, la concentración del voto de la derecha debe orbitar en torno a dos partidos, y no a tres como hasta ahora, y este es un fenómeno que con la languidez demoscópica de los naranjas y la irrelevancia de Inés Arrimadas está a punto de consolidarse en el mapa electoral. El último barómetros del CIS –y aún no se sabe si será también el último bajo la presidencia del controvertido Tezanos–, del mes de julio, constata que hay partido y que la concesión de los indultos a los líderes del procés ha movilizado al electorado de derechas frente al socialismo, que pierde fuelle pese a que el PSOE mejora ligeramente sus expectativas electorales y obtendría un 28,6% de los votos –1,2 más que hace un mes– mientras que el PP, con un 23,4%, baja cinco décimas. La distancia entre ambos se amplía hasta los 5,2 puntos.Aun así, la firma demoscópica Elemental Research ha realizado un trabajo de análisis en el que abre la puerta a un futuro cambio de Gobierno a favor del bloque de derechas, con PP y Vox al frente y el apoyo de Ciudadanos y Navarra Suma. Para José Pablo Ferrandiz, fundador y director de la firma, las tripas del CIS revelan que los de Casado y los de Abascal sumarían 174 escaños, pero necesitarían el apoyo de Navarra Suma y Ciudadanos para lograr los 177, uno más de la mayoría absoluta. Todo en un escenario en el que no se registra trasvase de voto entre bloques y en el que los indultos habrían tenido un efecto importante, pero no computa aún la remodelación del gabinete de Sánchez.Otro sondeo, de GAD3, que sí incluye ya el cambio de ministros detecta una caída de Sánchez, que perdería 19 escaños respecto a 2019 mientras que el PP ganaría 50 y, con la suma de los votos de Vox, alcanzaría la mayoría absoluta. La apoteosis de Casado llega, no obstante, con el trabajo de NC Report, en el que casi tres de cada cuatro votantes de los populares cree buena o muy buena la gestión de Casado al frente del partido mientras que no hace tanto más de la mitad de su electorado recelaba de su liderazgo. En Génova han celebrado los datos, han salido a proclamar que el cambio es inexorable y han llegado hasta el paroxismo en las redes sociales en el culto al líder, incluso quienes entre bambalinas no tenían una palabra buena para él hace pocas semanas. La legislatura, de la que restan aún dos años, se les va a hacer muy larga. Nada garantiza tampoco que los comentarios de este lunes a mayor gloria de Casado duren lo que dure el verano en estos tiempos líquidos. Ya saben: nada es para siempre y todo es relativo. La política y el PP no iban a ser distintos. Y las referencias al liderazgo de Casado son de quita y pon.
eldiario.es
La letra pequeña del acuerdo sobre el impuesto global de Sociedades puede restar hasta un 15% de ingresos
'Histórico' ha sido el adjetivo más utilizado en los últimos meses al hablar del acuerdo alcanzado por el G7, el G20 y la OCDE para la formalización de un impuesto mínimo global de Sociedades, con el fin de evitar la competencia fiscal de los países con menor tributación. Si bien es una realidad que un acuerdo de este tipo nunca se había producido y que existe un cambio de discurso a nivel internacional, no son pocas las organizaciones que han advertido que este acuerdo no es tan ambicioso como debería ser o que incluye algunas características que limitan su efectividad. El último en publicar un aviso al respecto ha sido el Observatorio Fiscal de la UE, creado recientemente, y que asegura que uno de los puntos acordados en el seno de la OCDE reduce el impacto inicial de mejora de ingresos.A principios de este mes, 132 países acordaron la creación de un impuesto mínimo para los beneficios de las empresas del 15% a nivel global, en línea con lo que se había hecho previamente desde el G7 y el G20. Sin embargo, este observatorio dirige su mirada a uno de los puntos de este acuerdo, referido a las exenciones. En concreto, las empresas podrán reducirse el 5% de los activos y del gasto de salarios que tengan en una determinada jurisdicción, lo que reducirá la base sobre la cual se calculará ese 15% mínimo.El Observatorio Fiscal europeo, que es centro de estudios sobre impuestos, recaudación y fraude a nivel comunitario, considera en un informe que esta exención va en contra del objetivo inicial de evitar la competencia fiscal entre países que perseguía este acuerdo global. Así, entienden que incluir esa exención va a animar a que las multinacionales fijen en países con una tributación que consideren favorable sus activos y su plantilla, lo que provocará una nueva competencia entre países.En concreto, el informe asegura que introducir esta exención genera dos problemas. El primero es que cambia "profundamente" el significado de un mínimo global en el impuesto y podría "exacerbar la competición fiscal". El segundo de los problemas es que "reduce el ingreso potencial del impuesto mínimo".El organismo ha trazado una estimación del coste sobre las previsiones de mejora de ingresos para los países europeos que se esperaba con el impuesto mínimo a nivel global. En concreto, señala que en el caso de un gravamen mínimo del 15% para todos los países en los que opera una multinacional, la ganancia para la Unión Europea es de más de 48.000 millones de euros. Con esta exención incluida en el acuerdo de los más de 130 países en el seno de la OCDE y el G20, el Observatorio Fiscal de la UE considera que se rebaja hasta los 41.000 millones de euros anuales, un 15% menos de lo inicialmente previsto.España también es, por tanto, uno de los damnificados por esta exención, según el citado estudio. En concreto, pasaría de ingresar 700 millones de euros más al año por el impuesto de Sociedades a 600 millones, lo que supone un recorte de más del 14%.El acuerdo alcanzado por esos más de 130 países supone que las multinacionales tengan que pagar el 15% de sus beneficios en todos los países donde operan. Sin embargo, para aquellos estados donde esté vigente un impuesto inferior a esa barrera, la empresa en cuestión tendrá que abonar la diferencia en la jurisdicción donde tenga su sede central. Por ejemplo, una empresa española que tuviera actividad en un territorio bajo en fiscalidad cuyo impuesto de Sociedades se situase en un 5%, pagaría ese porcentaje en ese país y otro 10% del beneficio obtenido en dicha jurisdicción tendría que ser abonado en España. De ahí llegaría esa ganancia de ingresos para el Estado.El problema, según advierte el citado Observatorio, es que la factura sería inferior con esa exención que se ha incluido en el acuerdo. Para ello lo explica con un ejemplo. Pongamos que esa empresa española citada previamente obtiene en esa jurisdicción un beneficio de 100 euros. Pero, a su vez, tiene un gasto de 100 euros en salarios y activos de 100 euros en dicho país. Sin la exención, esa empresa pagaría 5 euros en este territorio y 10 en España. Con la exención se reduciría la base imponible (la cantidad sobre la que se aplica impuesto) de los 100 euros iniciales a 90 (el 5% de los 200 euros de activos y salarios del ejemplo). Por tanto, el 10% que recibe España pasaría de 10 a 9 euros. Esto, traducido en grandes cantidades, supone en una merma de ingresos de 100 millones de euros anuales, según los cálculos del observatorio.Tal y como está contemplado actualmente el acuerdo, la reducción en la tributación sería todavía mayor durante el periodo de adaptación. Se contempla que durante los cinco primeros años el porcentaje de exención sería del 7,5%. En este caso, la pérdida de dinero para España sería de 200 millones anuales. Sin embargo, el organismo recuerda que esta propuesta todavía está pendiente de una decisión final, por lo que puede verse alterada en su redacción. Por si fuera el caso, el Observatorio calcula cuál sería el deterioro en la recaudación en caso de que esta exención fuera, incluso, más elevada y llegara hasta el 10%. En esa hipótesis, la ganancia para la UE quedaría en algo más de 34.000 millones, 14.000 millones menos que en un escenario sin exenciones.La principal erosión de la recaudación que produciría esta exención en los ingresos de la UE no se vería en los territorios considerados paraísos fiscales, sino en aquellos que, sin tener esta etiqueta, tienen políticas fiscales beneficiosas para las multinacionales. Mientras que en el caso de los paraísos, el Observatorio considera que la reducción de la ganancia sería de unos 800 millones de euros; en los países no incluidos en esta lista el recorte sería de 3.100 millones anuales.El Observatorio señala que habría sido más positivo para la recaudación de los países europeos que el mínimo del impuesto de Sociedades se hubiera situado en un 25%, frente al 15% que finalmente se ha fijado. Este baremo estaría más cerca de las principales economías comunitarias que tienen en torno a ese listón el impuesto de Sociedades y, a la vez, tendría más distancia frente a aquellos países (también en Europa) que han azuzado la competencia fiscal en el entorno de la Unión Europea para atraer las sedes de las empresas, erosionando los ingresos del resto de vecinos. Ese cambio de mínimo dispararía el aumento de la recaudación de 48.000 a 167.000 millones de euros.No es el único organismo que ha advertido de esta circunstancia. José Antonio Ocampo, profesor de la Universidad de Columbia y presidente del ICRIT, un colectivo de economistas favorables a la imposición global a las empresas, señaló en una entrevista en este medio que el impacto de este acuerdo en la recaudación podría ser "muy limitado". "La tasa del 15% es demasiado cercana a las tasas de países de baja tributación como Irlanda y Suiza", apuntaba en la conversación. Otras organizaciones como Oxfam Intermon también lamentaron el listón mínimo que finalmente se acordó, frente a unas posiciones iniciales que rondaban el 21%.Se espera que tras el otoño se concrete finalmente la puesta en marcha de este nuevo mínimo global para empresas.
eldiario.es
Cuidado con llamar incendiario non grato al que va a Ceuta con una antorcha
Durante décadas, muchas discusiones en Madrid sobre Ceuta y Melilla venían acompañadas de un aviso que quería ser sombrío. Algún día, la población musulmana de ambas ciudades superaría a la de origen español (es decir, católica) y eso pondría en peligro la pertenencia de ambas a España. Ese discurso catastrofista nunca se convirtió en realidad, a pesar de que la premisa casi se ha cumplido. Un 43% de los habitantes de Ceuta es musulmán, según un estudio de la Unión de Comunidades Islámicas de España. El porcentaje supera el 50% en Melilla. Los problemas económicos son reales y los sentimientos racistas existen desde hace tiempo, pero la convivencia nunca se ha quebrado por completo.Vox ha venido para cambiar esa situación con la idea de que redundará en su favor en las urnas. Atizar el enfrentamiento entre ambas comunidades es su principal argumento. El asalto a la frontera de Ceuta en mayo propiciado por el Gobierno marroquí ha sido una oportunidad que el partido de Santiago Abascal no ha desaprovechado. Su líder fue corriendo a Ceuta para reclamar mano dura y la militarización de la frontera. Regresó después para un mitin en la ciudad, que no llegó a celebrarse por prohibición judicial. Su presencia provocó incidentes cuando centenares de personas le abuchearon frente al hotel en que se encontraba. La Asamblea de Ceuta votó a favor de denominar a Abascal persona non grata en la ciudad con los votos del PSOE y de dos pequeños partidos locales, MDyC y Caballas, además de la abstención del PP, el primer partido con nueve escaños (el PSOE cuenta con dos menos y Vox con cinco menos tras la salida de otros dos al grupo mixto). El portavoz de Vox en la Asamblea había cumplido antes la orden de sus jefes de elevar al máximo la crispación en los plenos. Un debate sobre una rotonda fue suficiente para que el líder regional de la extrema derecha denunciara al presidente, Juan Vivas, del PP, por no convocar un pleno extraordinario dedicado a los acontecimientos en la frontera, e insultara a Fatima Hamed, del partido MDyC, tachándola de "integrista" y de servir a los intereses de Marruecos. Vox pretende definir a los partidos musulmanes y a sus votantes de "quintacolumnistas", como si Marruecos estuviera a punto de invadir Ceuta y hubiera que ocuparse del enemigo interior. Sin embargo, su objetivo último es tachar a Vivas y al PP de blandos ante esta supuesta amenaza para provocar tal resentimiento entre comunidades que los votantes del PP acaben en manos de Abascal. En las elecciones autonómicas de mayo de 2019, el PP superó en 3.000 votos y casi nueve puntos a Vox. En las generales de ese año, seis meses después, se cambiaron las tornas y la extrema derecha ganó el escaño de Ceuta. Vox le sacó 4.300 votos al PP.La extrema derecha tiene una estrategia muy clara: "Vox lleva dos años poniendo en duda la españolidad de parte de nosotros sólo en base a la religión, la vestimenta, la zona donde resides", dijo en mayo el sociólogo de Ceuta Enrique Ávila. "Han ido sembrando la semilla del enfrentamiento entre 'moros y cristianos', como si de una cruzada se tratase". Vivas es muy consciente de esa intención y del daño que provoca la polarización en la ciudad, no sólo política, sino también social y religiosa. Por eso, suspendió los plenos cuando se convirtieron en un intercambio de insultos azuzados por Vox. "Ustedes le están haciendo el discurso a Marruecos y un daño enorme a España", les dijo Vivas en el pleno que tuvo que suspender tras sólo media hora. El consejero de Medio Ambiente, del PP, fue más expeditivo. Llamó "sinvergüenza" y "fascista" al portavoz de Vox.El presidente de Ceuta explicó el lunes en una entrevista en la COPE las razones para hacer posible la reprobación de Abascal con su abstención. Fue astuto al negar que intenten aislar a Vox, entre otras cosas porque ese partido en Ceuta ha conseguido aislarse a sí mismo. "No a los cordones sanitarios, pero tampoco a los que establece Vox para incendiar Ceuta", dijo. Vivas no olvida la visita de Abascal del 24 de mayo, cuando acudió a prender fuego a una situación sin precedentes como fue la llegada de 12.000 marroquíes y subsaharianos. En el momento en que el Gobierno de Ceuta necesitaba ayuda del Gobierno central y de otros partidos, Abascal optó por echarle una mano al cuello.En el Partido Popular, deberían ser conscientes de la situación muy delicada que viven sus compañeros en esa ciudad. Pero el PP de Madrid tiene sus propios intereses, que pasan por mantener una relación de extrema cortesía con el partido de Abascal. No es la primera vez que menosprecian a los dirigentes de PP en otras comunidades autónomas por no ser lo bastante puros. De ahí que su concejal de Madrid, Andrea Levy, llamara "herramienta deleznable de la izquierda" a la declaración de persona non grata, que no pasa de ser una censura simbólica de efectos nulos. Cayetana Álvarez de Toledo –peleada con Casado, pero reserva espiritual del PP madrileño– denominó a la censura "incongruencia moral y disparate estratégico". A la diputada le gusta dar lecciones de moral a su propio partido.Levy estaba indignada por la votación de Ceuta contra Abascal al estar en contra de ese tipo de iniciativas por una cuestión de principios y "porque lo hemos sufrido de forma totalitaria". Como si el PP no hubiera recurrido a ella contra sus adversarios en numerosas ocasiones. El PP de Zaragoza la propuso por ejemplo contra el actor Willy Toledo por sus comentarios sobre la Virgen del Pilar. Si te pisan los callos más sagrados, entonces la censura es menos totalitaria. Vox ha respondido con el anuncio de que corta relaciones con el PP. No negociará más presupuestos o leyes con ellos en parlamentos y ayuntamientos. Es un aviso que lanzan una vez cada seis meses y que nunca terminan de cumplir. En la Asamblea de Madrid, ya han dejado claro que aceptan el papel de felpudos del PP al permitir la aprobación de la ley que entrega el control de Telemadrid a Isabel Díaz Ayuso.Juan Vivas no va a recibir mucho apoyo de la dirección nacional de su partido en su intento de frenar los planes con los que Vox quiere dinamitar la convivencia en la ciudad. Seguirá exigiendo que nadie se presente con una antorcha en Ceuta, pero en su partido hay algunos que creen que una buena antorcha en el momento adecuado es una herramienta imbatible.
eldiario.es
El Vaticano pone a la venta el palacio de Londres que tumbó a un cardenal por malversación
"Se está preparando la venta del palacio de Londres, se están emprendiendo acciones legales contra quienes creemos que han perjudicado los intereses de la Santa Sede". La víspera del macrojuicio que sentará en el banquillo, por primera vez en la historia, a un cardenal acusado de malversación de fondos, y a una decena de antiguos altos cargos de la economía vaticana, el superministro de Economía del Papa, el jesuita español Juan Antonio Guerrero, ha anunciado que el Vaticano se desprenderá del polémico palacio londinense que ha supuesto varios cientos de millones de pérdidas para el Óbolo de San Pedro, el dinero que los fieles de todo el mundo donan al Papa para que se lo dé a los pobres. Más de 450 millones de euros que acabaron en otras manos, y que el prefecto de Economía de la Santa Sede admite que Roma no recuperará.Y es que el Vaticano plantea el juicio contra el cardenal Angelo Becciu, Cecilia Marogna, Gianluigi Torzi –el broker de la operación– y antiguos representantes de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA) como "un punto de inflexión" que permitirá, o eso piensan, a la Iglesia romana recuperarse de un déficit de credibilidad que, sumado a la pandemia, han arrojado las peores cifras que se recuerdan. "Espero que los pasos que se están dando en la dirección correcta de una mejor gestión, un control más eficaz y una mayor transparencia ayuden a recuperar la credibilidad", afirma, rotundo, el jesuita Guerrero.Uno de esos pasos vio la luz este fin de semana con la publicación de dos informes económicos que aportaban datos inéditos acerca de las cuentas y propiedades vaticanas. Desde la creación, en 1967, de la Administración del Patrimonio de la Santa Sede, jamás se había hablado a las claras de ingresos y gastos en el Estado pontificio. Una muestra de transparencia que algunos ven como una cortina de humo para dejar caer a Becciu y sus secuaces y que otros valoran por el hecho de que Roma no esconde un déficit de 66,3 millones de euros sólo en 2020, frente a los 11,1 del año anterior. Más de cincuenta millones en números rojos. Tal como se especifica en el informe publicado, mientras que en 2019 las actividades de la APSA generaron 73,21 millones de euros, en 2020 estas fueron de 21,99 millones. Del mismo modo, el organismo redujo su contribución a la Curia romana, de 41,2 millones en 2019 a 20,6 millones en 2020.El segundo informe, también inédito, ha mostrado por primera vez el patrimonio que la Santa Sede tiene repartido por el mundo: se trata de un total de 5.171 propiedades, que tendrían un valor de mercado superior a los 883 millones de euros. La gran mayoría (4.051) están en Italia, mientras que 1.120 se encuentran en el extranjero, fundamentalmente en Francia, Alemania o Suiza.La cifra puede parecer escasa, pero hay que aclarar que se trata de edificios propiedad del Estado vaticano, no de diócesis o congregaciones religiosas, y que en los mismos no se incluyen iglesias, conventos ni casas de oración. Tampoco las sedes de las nunciaturas, que normalmente son palacios cedidos por el país donde se encuentra la delegación diplomática vaticana. En cuanto a los bienes italianos, el Vaticano alquila a tarifas de mercado el 14% de sus propiedades, mientras que el 40% son edificios cedidos a instituciones y que albergan hospitales, escuelas u hospicios. Del mismo modo, el informe resalta que Roma ha comprado propiedades como inversión en áreas exclusivas de Londres, Ginebra, Lausana y París.El más conocido, el palacio de Sloane Avenue 60, que ahora, pocas horas antes de que arranque el mayor juicio por corrupción de la historia contemporánea de la Iglesia católica, el Vaticano pone a la venta. ¿Operación de marketing o auténtico esfuerzo por recuperar la credibilidad? El resultado del juicio, y las futuras reformas emprendidas por Francisco dirán.Toda la información en www.religiondigital.org
eldiario.es
El sector ultra que quiere reactivar el recurso contra el aborto en el Constitucional: exdiputados del PP y Abogados Cristianos
Se cumplen once años desde que el PP presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la ley del aborto aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Una década después —en la que los populares han estado dos legislaturas al frente del Ejecutivo— no ha habido respuesta por parte del Tribunal Constitucional. Ante esta situación, una parte del sector más ultraconservador de la derecha trata de reactivar ese pronunciamiento, según adelantó este lunes El País. A lo largo del último mes se han producido dos movimientos con los que se busca que el tribunal de garantías se posicione ante la argumentación jurídica expuesta por los populares en el año 2010. Por un lado, la asociación ultraconservadora Abogados Cristianos anunció hace quince días la presentación de una querella en el Tribunal Supremo contra Andrés Ollero, ponente del recurso contra la ley del aborto en el Constitucional, al que acusan "de un posible delito de prevaricación en su modalidad de retardo malicioso". Por otro, una veintena de exdiputados del PP han optado por llevar a Europa la demora de la respuesta. El exconsejero de Educación del Gobierno de Esperanza Aguirre, Luis Peral; la exdiputada popular y actual diputada de Vox, Lourdes Méndez Monasterio y el expresidente del PP vasco, José Eugenio Azpiroz, presentaron ante los medios en las afueras de la sede del Constitucional la demanda dirigida al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra el tribunal de garantías "por retraso injustificado en dictar sentencia". En la nota de prensa difundida aportaron los nombres del resto de exdiputados populares que apoyan esta actuación, entre los que destacan los exministros Jorge Fernández Díaz y Federico Trillo, así como el actual diputado de Vox, Ignacio Gil Lázaro.Esta no era la primera vez que pedían a los magistrados a que se posicionasen sobre el aborto. En conversación con esta redacción, Peral recuerda que "el 16 de diciembre también enviaron una carta" pidiendo "resolver el asunto" y no obtuvieron respuesta. Ese silencio ha motivado que los exparlamentarios populares hayan terminado pidiendo amparo en Estrasburgo. En el tribunal tanto Ollero como el presidente, Juan José González Rivas, están preocupados por la imagen del Constitucional al no resolver expresamente este recurso, admiten fuentes jurídicas, que también exponen que esta causa no se resolvió al considerar que estaba tácitamente desistida después de que el PP no derogase la ley cuando estuvo al frente del Gobierno y con mayoría absoluta en el Congreso. Aún así, los magistrados del tribunal de garantías no pueden mantener el asunto en un cajón —exponen las fuentes consultadas— porque los diputados que presentaron el recurso no quieren retirarlo. El magistrado encargado de la ponencia tiene un marcado carácter conservador, fue diputado del PP durante 17 años, y religioso. Su posicionamiento antiabortista ha quedado patente en más de una ocasión. "Cinco lustros después, la situación es de aborto libre, al convertirse España en un paraíso del turismo abortista y el lugar donde más crece el número de abortos en la Unión Europea", lamentó en un artículo publicado en Diario Médico en enero de 2012.El problema de fondo por el que no se ha debatido este recurso se centra en el bloqueo de la renovación del tribunal de garantías, añaden las fuentes jurídicas consultadas, que defienden que a Ollero — con un mandato caducado desde 2019— le genera un problema de conciencia afrontar una ponencia de desestimación. Por eso, se ha dilatado la decisión con el objetivo de asumir el recurso con un nuevo ponente, ante la posibilidad de que hubiese acuerdo para sustituir a los jueces con un mandato ya expirado. En declaraciones a El País, Ollero ha asegurado que tiene "preparados los trabajos necesarios" para llevar al pleno la ponencia sobre la ley del aborto en cuanto sea necesario. Vox ha aprovechado la presencia de su diputada entre los firmantes de la demanda ante el TEDH para difundir en su página web la interposición de esta demanda. "Durante más de diez años el Tribunal Constitucional español se ha negado, por razones desconocidas, a dictar sentencia en este recurso de inconstitucionalidad denegando a los demandantes en la práctica y de forma absolutamente arbitraria su derecho de acceso a la justicia", recoge la nota de prensa de la formación de extrema derecha publicada por este asunto. Antes de dar el salto a Vox y representar al partido de Santiago Abascal en Murcia, uno de sus nichos electorales, Méndez Monasterio fue diputada del PP durante tres legislaturas, entre los años 2004 y 2016, y consejera de Trabajo en el Gobierno autonómico de Ramón Luis Valcárcel entre 2002 y 2004. Tanto durante sus años en Génova 13 como en la formación de extrema derecha esta política ha hecho público su posicionamiento en contra de la interrupción voluntaria del embarazo, llegando a ser una de las representantes del PP en el Congreso que rompió en 2015 la disciplina de voto del partido al no posicionarse a favor de la reforma de la ley del aborto promovida por el Gobierno de Mariano Rajoy. Esa misma decisión fue adoptada por otro de los impulsores de la demanda, José Eugenio Azpiroz.Hace un mes Méndez Monasterio participó en unas conferencias organizadas bajo el título Asamblea de Asociaciones por la Vida, junto a portavoces de colectivos católicos y ultraconservadores, como Jaime Mayor Oreja, que preside la federación europea One Of Us; y representantes del Foro Español de la Familia y de la Federación Española de Asociaciones Provida. En esa charla la diputada de Vox expuso en qué consistía el recurso de inconstitucionalidad presentado por la formación de extrema derecha contra la ley de eutanasia. En el Congreso, donde asume la portavocía del partido en la Comisión de Igualdad, las interpelaciones de Méndez Monasterio no han pasado desapercibidas desatando la polémica al negarse a guardar un minuto de silencio por las víctimas de violencia machista o al criticar una proposición no de ley que pretendía que las mujeres que son pareja no tengan que estar casadas para inscribirse como madres.Junto a la actual diputada de Vox acudieron a la sede del Constitucional para hacer pública la demanda presentada ante el TEDH dos excompañeros de bancada popular: Luis Peral y José Eugenio Azpiroz. El primero no es uno de los firmantes del recurso presentado ante el tribunal porque en 2010 era senador, aunque asegura a elDiario.es que formó "parte del equipo jurídico que redactó" el escrito. Antes de llegar a la Cámara Alta, Peral pasó por el pleno del Ayuntamiento de Madrid y la Asamblea autonómica, llegando a ocupar la cartera de Educación en uno de los gobiernos autonómicos de Esperanza Aguirre. En 2016 abandonó la política activa, tras renunciar a su acta en la Asamblea de Madrid. Durante la legislatura presidida por Cristina Cifuentes tuvo varios encontronazos con la disciplina de voto de su grupo parlamentario. Afrontó una multa de 300 euros por ausentarse en la votación de la Ley contra la 'LGTBfobia', que ahora Ayuso baraja reformar tras su acuerdo con Vox, y otra de 600 euros por votar en contra de una proposición no de ley sobre los vientres de alquiler. Una vez abandonado el escaño se ha centrado en su carrera académica. En marzo, a los 70 años, se doctoró con una tesis sobre la política económica de la Segunda República. El último de los exparlamentarios que ha hecho público su apoyo a la demanda presentada contra el Constitucional es el abogado José Eugenio Azpiroz. Este letrado también rompió la disciplina de voto del partido. En este caso se produjo al negarse a apoyar la reforma de la ley aborto impulsada por Rajoy, años después de la presentación del recurso de inconstitucionalidad. "No me siento ultraconservador", aseguró posteriormente a esta redacción. Es más, siempre han dicho que soy un poco rojo en cuestiones sociales", sostiene el diputado del PP, que también defendió que "matar a alguien no es un derecho de nadie".
eldiario.es
Los tests de autodiagnóstico para la COVID-19 aumentan la presión en Urgencias: cómo evitar la sobrecarga
Los autotest de antígenos –que detectan una potencial infección por el virus SARS-CoV-2 en aproximadamente 15 minutos– son una realidad en las farmacias de toda España desde el 20 de julio. La llegada de estas pruebas, que no necesitan receta médica, ha estado marcada por las dudas de parte de los sanitarios sobre su correcta utilización entre la población general y su potencial papel para ayudar a controlar los contagios por coronavirus.La autorización para vender pruebas de autodiagnóstico sin receta se ha producido cuando, desde hace unas semanas, diferentes comunidades autónomas están comunicado episodios de saturación en sus servicios de Urgencias y Atención Primaria por el aumento drástico de la incidencia de casos y el de contactos con personas infectadas. A eso se le están añadiendo en los últimos días, además, las personas que acuden a estos servicios porque han tenido un test de antígenos con resultado positivo. Para intentar limitar la sobrecarga, diferentes autoridades sanitarias están informando públicamente sobre los pasos a seguir cuando estas pruebas marcan una infección activa.Es el caso de la Consejería de Sanidad de Cantabria, que ha solicitado públicamente a las personas con test de autodiagnóstico positivo que no acudan a Urgencias si no tienen sintomatología grave, porque están "saturando" este servicio. Según informa la Consejería en un comunicado, tras la entrada en vigor de la dispensación libre en farmacias de estos test de antígenos, varios servicios de emergencias sanitarias de la región "están saturados de forma innecesaria" por personas que acuden a realizarse la prueba PCR confirmatoria tras el resultado positivo del test.Por su parte, el Ministerio de Sanidad informa en el documento de Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19 (actualizado el 5 de julio) que "teniendo en cuenta que [los autotests de antígenos] suelen utilizarse en personas asintomáticas y con una baja probabilidad pretest, los resultados positivos deberán ser confirmados. De cara a la interpretación de los resultados es muy importante reforzar el mensaje de que un resultado negativo no excluye la infección ni exime del cumplimiento de las medidas de control recomendadas". Además, Sanidad comunicó recientemente que había llegado a un acuerdo con las comunidades autónomas para que, en caso de positivo en test de antígenos, las personas se consideren "posible caso" y puedan confirmar su positivo con una prueba de infección activa en la red pública de sanidad. Aunque la fiabilidad de estos test depende en gran medida de la incidencia de casos en una población, un resultado positivo en estas pruebas indica una elevada probabilidad de infección (son pruebas muy específicas). Sin embargo, dar positivo se considera en España "caso sospechoso" y se requiere un diagnóstico de confirmación mediante prueba de infección activa (PCR o test de antígenos) para comprobar si realmente existe infección.Los pasos clave a dar una vez conozcamos el resultado positivo son los siguientes: si la persona se encuentra bien o no tiene síntomas, esta debe aislarse de los demás en casa y contactar por teléfono o Internet con los servicios ofrecidos por cada comunidad autónoma para los pacientes sospechosos de estar infectados por el coronavirus. Estos establecerán la prueba confirmatoria y el rastreo de contactos en caso de ser positiva.No se debe acudir directamente a Urgencias o a Atención Primaria, pues contribuye a la saturación de estos servicios sanitarios y se puede contagiar a otras personas. Si el individuo tiene síntomas que afectan en grado variable a su salud (sensación de falta de aire, por ejemplo), debe comunicarlo a los servicios sanitarios responsables para que valoren la opción más adecuada: urgencias en Atención Primaria o en el hospital, cita normal, etc...En caso de ser contacto estrecho con una persona con infección confirmada, un test de antígenos negativo no sirve para descartar la infección y es necesario igualmente guardar 10 días de cuarentena para las personas no vacunadas. Con respecto a las personas vacunadas, las actuales recomendaciones dictan que quienes tengan pautas de vacunación completa ya no tendrán que guardar cuarentena, aunque se recomienda la realización de una PCR al inicio y a los siete días del último contacto con el caso confirmado. La justificación tras esta postura se debe a que, aún en el caso de infección en estas personas, la carga viral es considerablemente menor que aquellas no vacunadas y, por tanto, también el riesgo de contagio. En cualquier caso, las personas vacunadas que hayan tenido contacto estrecho con casos confirmados deben evitar relacionarse con personas vulnerables y no vacunadas, continuar con el uso de mascarilla en las interacciones sociales y evitar acudir a eventos multitudinarios. Hay tres excepciones que obligan a mantener la cuarentena aunque el individuo esté vacunado: cuando este sufra inmunodepresión, es decir, un mal funcionamiento del sistema inmune. Cuando se sospecha contagio a partir de visones o cuando se detecta que la infección está producida por las variantes beta y gamma del SARS-CoV-2. Es necesario contactar telemáticamente con los servicios sanitarios en caso de que surgieran síntomas durante la cuarentena.Un resultado positivo en el test de antígenos es justificación suficiente para no acudir físicamente al trabajo y evitar así contagiar a los demás. Si la persona con resultado positivo en el test de antígenos necesitara baja médica para poder aislarse en casa y no asistir al trabajo, el médico de Atención primaria puede realizarla con carácter retroactivo.
eldiario.es
España afronta una paradoja con su quinta ola: récord europeo en vacunación y a la vez en contagios
Hay dos contadores que dibujan la trayectoria de la pandemia en todo el mundo: ritmo de vacunación y número de contagios. Y España anota récords en los dos. En comparación con otros países del entorno, el plan de inmunización destaca a pesar de las complicaciones del verano y del reducido lote de vacunas apalabrado para julio por la Unión Europea. Este fin de semana se alcanzó el 54,7% de la población con la pauta completa, el 65% con al menos una dosis y se superó por primera vez a Reino Unido, hasta ahora el vecino más rápido en su campaña de vacunas.Este hito ha hecho que España luzca de verde intenso en el mapa del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Un color que comparte con líderes en vacunación de la UE como Irlanda del Norte, Malta o Hungría, países mucho menores en tamaño y en población. En el otro lado de la balanza, el mapa de contagios, en el que España destaca para mal y en color rojo. Con 700 casos por cada 100.000 habitantes, es el segundo país europeo con la incidencia más alta por detrás de Reino Unido. Justo después está Países Bajos, con 673 casos.Hace tiempo que la incidencia dejó de ser el indicador más importante, siempre que no repercuta en la presión asistencial. El problema es que sí está teniendo efecto en hospitales y centros de Atención Primaria y, además, está provocando una respuesta de los países de alrededor, que la siguen tomando como baremo principal. Francia o Alemania recomiendan no viajar a España este verano y las comunidades siguen en la encrucijada de atajar los contagios sin castigar demasiado al turismo de fiesta y restauración.La quinta ola ha generado una paradoja en los datos epidemiológicos y en la situación de España de cara al exterior. La vacunación ha conseguido proteger a los más vulnerables de la explosión de contagios, pero por sí sola no puede frenarla. Y aunque la cobertura de los mayores de 40 años está cerca de culminar (92% con al menos una dosis y 86% con la pauta entera), las vacunas administradas a los grupos de edad más expuestos siguen siendo insuficientes. "El 83% de los positivos está sin vacunar", recuerda Saúl Ares, investigador del CSIC. Entre 20 y 29 años, el rango de edad más disparado, apenas el 37,5% ha recibido la primera inyección. De 12 a 19, un grupo con una incidencia de 1.624, solo el 7,5% está a medio inmunizar."Hace un mes y medio, las instituciones repitieron el mensaje de que la pandemia ya no era un problema de Salud Pública, sino de salud individual. Esto fue música para los oídos de los jóvenes, que llevaban un año encerrados para no exponer a los más débiles. De pronto les dijeron que no pasaba nada, que se podía salir y hacer lo que quisieran", indica Ares. Aunque la gente de más edad lleva meses con la pauta completa, lo que ha cambiado para el científico es el mensaje que ha recibido la población. "En Reino Unido y Escocia ocurrió lo mismo, se confiaron en la bajada de casos y el ritmo de vacunación, mientras que otros países menos drásticos aguantaron la oleada mejor", explica. Gloria Hernández Pezzi, exjefa del Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III, llama a la cautela con las comparaciones entre países porque, tal y como ha ocurrido en ocasiones anteriores, "las circunstancias no son las mismas y hacen que las ondas no vayan al mismo ritmo ni de forma simultánea en todas partes". Ella apunta a una confluencia de factores que han conducido a España a la situación actual, entre los que destaca "un aumento excesivo de la confianza" basado en el éxito de la vacunación y el descenso "a riesgo medio" en junio tras estar meses en riesgo alto y extremo."Con la ilusión de mejoría y las esperanzas de recuperación económica, las autoridades relajaron las restricciones –quizás antes de tiempo– y unido a la llegada del buen tiempo, la movilidad y las vacaciones, los ciudadanos bajamos un poco la guardia. El resultado ha sido un claro empeoramiento de la situación en julio”, señala.De acuerdo con los últimos datos, en nuestro país la inmensa mayoría de las personas contagiadas actualmente estaba sin inmunizar (83%) y solo el 5% estaban completamente vacunadas, una cifra que los científicos piden contextualizar para no alarmar. "Se aprecia claramente que la mayoría de los casos se dan en no vacunados. Me gustaría insistir en que ninguna vacuna es efectiva en el 100% de la población, incluidas las que tenemos frente a la COVID-19. Siempre va a haber personas cuya respuesta no sea optima o que tengan patologías de base", ha precisado Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad, este lunes en rueda de prensa.De hecho, esas cifras de "fallo vacunal" entran dentro de las esperadas y solo arrojan una conclusión: que los sueros contra la COVID-19 funcionan y protegen de los cuadros más graves de la enfermedad. También son efectivos contra la variante Delta, culpable de la alta transmisibilidad del virus y de la velocidad de los contagios, pero no de síntomas más graves.Hernández señala que “la vacunación va a muy buen ritmo, pero aún no hemos alcanzado el escenario al que debemos llegar, pues aún faltan por completar dosis y fundamentalmente cubrir a todas las edades”. La población joven es la que aún no ha sido vacunada y también un colectivo "con mucha movilidad y tendencia a la sociabilidad", recuerda la experta, que apunta además a que la vacunación "reduce los efectos graves de la enfermedad, pero no es una garantía para evitar el contagio", por lo que "la sensación extendida de mejoría es una percepción que puede resultar engañosa".Ares comparte que la falta de medidas ha reforzado "las ganas de salir de la gente joven, sin vacunar y sin factores de riesgo", porque se les transmitió que no había riesgo de infectar a los más débiles y que las posibilidades de hospitalizar eran mínimas. Además, Atención Primaria, que debía actuar como escudo, se ha visto sobrepasada en esta quinta ola, con lo que el efecto de la subida también se ha notado más de lo deseable en los hospitales y en las unidades de cuidados intensivos. "El esfuerzo hay que ponerlo en cortar la transmisión cuanto antes porque sabemos que la incidencia se traduce luego en hospitalizaciones", ha pedido la secretaria de Estado de Sanidad.Los hospitalizados por COVID se han multiplicado en la mitad de las provincias españolas, en algunos casos por nueve, y muchas superan el 10% de ocupación en UCI. Algo esperable según la evolución de las etapas de la enfermedad, que ha seguido el mismo esquema desde el comienzo de la pandemia: la subida de contagios se nota dos semanas después en los hospitales, tres en los ingresos en UCI y, finalmente, en los decesos. La media de edad de los afectados en la quinta ola ha roto un poco esta tendencia, sobre todo respecto a los fallecidos. Por otro lado, el investigador del CSIC confía en que la percepción del riesgo haya aumentado un poco en las últimas semanas y que la curva de contagios empiece a revertir antes de lo que imaginamos. "En el momento en el que la incidencia sube, asusta. La gente reacciona en tiempo real y cambia un poco su comportamiento, incluso antes de que las autoridades tomen medidas", piensa Ares. De hecho, el indicador más fiable para observar el ritmo de la transmisión es la incidencia a 7 días, que ha empezado a descender ligeramente antes de la avalancha de restricciones anunciada por las comunidades autónomas. En estos momentos ese dato de 338 casos por 100.000 habitantes, menos de la mitad de la incidencia a 14 días, que está en 700. "Los políticos pueden hacerse trampas al solitario, pero la población ha entendido por su cuenta que gestionar un alto número de contagios no es tan sencillo", asegura. Con todo, la secretaria de Estado Calzón ha querido poner el foco con una fórmula algo distinta: comparar "cuánto de frecuente es hospitalizar con la vacuna puesta frente a no estar vacunado. Cuánto de riesgo me ahorro por estar vacunado frente a una hospitalización. Y los datos "son abrumadores a favor de la vacunación. Esta nueva onda lo refleja ya que los vacunados tienen menos hospitalizaciones", ha rematado Calzón.  Sobre si la quinta ola azotará en diferido a otros países del entorno, como ha ocurrido en otros momentos de la pandemia, el investigador no se atreve a vaticinar: "Los países que intenten mantener a la población concienciada mientras avanzan en la vacunación, podrán evitar una quinta ola con nuestras incidencias. Los que se apresuren a abrir la mano con las medidas, presentarán una paradoja como la nuestra".Mapas, por Victória Oliveres.
eldiario.es
Detenido un joven tras acuchillar a su pareja y huir con su bebé en Berriz (Bizkaia)
El hombre de 27 años ha sido detenido por tentativa de homicidio poco después en las inmediaciones del lugar donde agredió a su pareja.
publico.es
La oposición conservadora presidirá el nuevo Congreso de Perú
El nuevo Congreso de Perú ha elegido este lunes a la diputada conservadora de Acción Popular María del Carmen Alva Prieto como nueva presidente de la mesa directiva de la cámara, una de las partidarias del breve mandato de Manuel Merino, que desencadenó fuertes protestas y la enésima crisis política del país andino en noviembre de 2020.
europapress.es
Ribera valora positivamente los consensos entre ministros de cara a la adaptación al cambio climático y la COP26
La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha participado este lunes en las sesiones ministeriales organizadas por el gobierno británico junto con 50 países más para discutir sobre las principales cuestiones que se tratarán en la próxima Cumbre del Clima de Glasgow (COP26).
europapress.es
La guerra contra los expertos y la COVID-19: ¿vuelve el culto a la ignorancia?
"Guárdense del consenso de los ‘expertos’", advertía desde su titular un artículo de opinión publicado en el Washington Post por la columnista Megan McArdle a finales de mayo. "Parece que [este] era algo ilusorio y habría sido bueno recordar que, como el resto de nosotros, los científicos son propensos al pensamiento grupal y que las preocupaciones no científicas pueden infiltrarse en sus declaraciones públicas", arrancaba el texto.McArdle explicaba lo fácil que era caer en "la trampa de ‘los expertos dicen" y sugería que esta "ilusión de cuasi infalibilidad" prometía certezas en una época en la que el mundo está siendo mucho menos predecible de lo que pensábamos.¿Razonable? El artículo criticaba que el "consenso de los expertos" hubiera encerrado en un ataúd la desde entonces resucitada hipótesis —hasta la fecha sin evidencias— de que el SARS-CoV-2 salió de un laboratorio de China."Los expertos no nos han contado la historia completa sobre la teoría del escape del laboratorio durante un año, ¿cómo sabemos si nos están contando la historia completa sobre el cambio climático?", se preguntaba en Twitter el senador conservador australiano Matthew Canavan días después. De alguna forma, había seguido el consejo de McArdle.Las palabras de Canavan son reflejo del llamado "antiintelectualismo", la desconfianza hacia los expertos. No es un problema nuevo: "En Estados Unidos hay un culto a la ignorancia, y siempre lo ha habido. […] Ahora los oscurantistas tienen una nueva consigna: ‘¡No confíes en los expertos!", escribió en 1980 Isaac Asimov en una columna sobre este tema publicada en Newsweek. Hoy, algunos investigadores se preguntan cómo afecta esta actitud a la percepción de la pandemia."El antiintelectualismo ha jugado un papel poderoso moldeando la reacción del público a la pandemia", aseguraban los autores de un estudio publicado este año en la revista Nature Human Behaviour. El coronavirus ha bajado a la propia ciencia de su pedestal, pero son los expertos e investigadores quienes están en primera línea: comunican mensajes de salud pública, desmienten bulos y forman parte de la respuesta de los gobiernos a la covid-19.Esta desconfianza, aplicada a la pandemia y según los autores del trabajo, reduciría la percepción del riesgo que supone el coronavirus y la adherencia a las medidas, y aumentaría las percepciones erróneas.Los resultados, obtenidos a partir de encuestas con miles de canadienses, confirmaron esa hipótesis. "El antiintelectualismo supone un reto fundamental para mantener e incrementar el cumplimiento del público de las directrices de salud pública contra la covid-19 planteadas por los expertos", concluían en el artículo.El investigador de la Universidad de Ontario (Canadá) y coautor del trabajo, Eric Merkley, asegura a SINC que son muchas las razones que pueden llevar a la población a desconfiar de los expertos. "Pueden tener creencias populistas por las que ven a los expertos como un grupo de élites que se opone a los intereses de la gente", asegura. Así, la ideología puede empujar a algunas personas a "rechazar" la opinión de los especialistas.Merkley pone como ejemplo el cambio climático: "Tiene implicaciones políticas que se oponen a las creencias que tienden hacia la derecha, por lo que este tema puede crear animosidad frente a los expertos".Otro motivo, afirma, es la religiosidad, "típicamente ligada al antiintelectualismo porque la autoridad científica en ocasiones se ve como una amenaza para la autoridad religiosa". También el miedo a la tecnología. "La conclusión es que científicos y expertos tiene un poder sobre las decisiones políticas que los lleva a tomar posiciones que amenazan los intereses y valores de ciertos grupos de ciudadanos", añade Merkley.El investigador advierte de que estas actitudes "importan" en países como Canadá y Estados Unidos, donde han "moldeado" las actitudes y el comportamiento del público en todo lo que rodea a la pandemia de covid-19.El sociólogo de la Universidad Autónoma de Madrid Josep Lobera considera normal que estas mentalidades afloren en tiempos difíciles. "Es mucho más fácil vender que el pueblo está mal por culpa de las élites políticas, científicas y tecnocráticas cuando hay una crisis", explica. Ante eventos complejos sin una explicación sencilla y rodeadas de miedo e incertidumbre, determinadas personas se "activan" y "compran" este tipo de ideas.Lobera cree que es importante "delimitar bien las fronteras" al hablar de este tema. Separa así entre la mentalidad anticiencia —minoritaria en España, según explica—, la conspirativa y el populismo anticientífico. Este último lo identifica con Trump y Bolsonaro y sus "interpretaciones políticas" de la ciencia. Sería, por lo tanto, una "rama política" distinta de las otras dos, aunque "a veces se entrecrucen".Estas posiciones no son un bloque cerrado y delimitado. "Tienen un rango muy amplio que va desde las dudas razonables, sutiles e informadas hasta el descreimiento total ante cualquier informe técnico no avalado por el partido político afín", matiza Lobera.También aclara que son actitudes que siempre han estado ahí, en ocasiones escondidas dentro de cada persona. "En 2019 no veías personas conspiranoicas porque el mundo estaba tranquilo. De repente, en 2020 te sientas con mascarilla en una terraza con tu primo y descubres una dimensión suya que no conocías porque el contexto es diferente", comenta. "Él siempre ha sido así, se defiende de esa forma de una incertidumbre que hasta entonces no existía a ese nivel".Aunque el trabajo de Merkley advierta de los peligros de la desconfianza hacia los expertos, lo cierto es que la actitud de la población ante la ciencia ha mejorado durante la pandemia. Así lo muestran numerosas encuestas publicadas por todo el mundo en el último año.El investigador de la Universidad de Warwick (Reino Unido) Eric Jensen cree que la actitud de la población se ha vuelto más positiva hacia la ciencia y asegura no ver evidencia de que haya un "sector creciente" de personas con mentalidad antiintelectualista. Merkley tampoco lo piensa. De hecho, espera que la confianza aumente debido a que "la ansiedad de la gente ha hecho que se vuelvan hacia las autoridades científicas"."En estos tiempos de desinformación son unas raras buenas noticias", aseguraba Jensen en una correspondencia publicada en Nature en la que compartía los resultados de algunas de estas encuestas. Por ejemplo, los niveles de confianza en la ciencia aumentaron en Alemania de un 46 % en 2019 a un 60 % en noviembre de 2020, antes de que se aprobaran las vacunas contra la covid-19. El pico, sin embargo, se alcanzó en abril de 2020, con un 73 % de apoyo.Lobera afirma que esos vaivenes nos recuerdan no debemos sacar conclusiones precipitadas, al menos en el caso de España. "Con los datos de nuestro país no podemos decir que la gente confía más en la ciencia", dice. "Para la gente ha sido un año y medio de shock, y en ese contexto hay quien reacciona creyendo en la ciencia y poniéndole velas como si fuera infalible; y hay quien duda del cura y del científico".Por eso cree importante esperar a que cada sector salga del estado de conmoción imperante para ver cómo se modula todo. En tiempos difíciles, algunos tienen una actitud "exageradamente confiada y cientifista" y otros reaccionan ante la incertidumbre con pensamientos conspirativos.Jensen admite que puede haber "una pequeña tendencia hacia la polarización" que haga que la visión de las personas sobre estos temas se vuelva más firme, ya sea hacia un lado o hacia otro. Lobera coincide con esa apreciación y pide prudencia: "La pandemia nos polariza, no podemos hablar de una tendencia social", aclara. "Tenemos tendencias sociales divergentes, con grupos con una mayor confianza en la ciencia y grupos con una mayor mentalidad conspirativa y anticientífica".Esta polarización ya la sugirió la tercera ronda de la Encuesta de Percepción Social de aspectos científicos de la covid-19, elaborada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y dirigida por Lobera. Según sus resultados, uno de cada cuatro españoles cree que existen organizaciones secretas que influyen en las decisiones políticas y casi un tercio piensa que las mascarillas son malas para la salud.Las futuras encuestas de percepción de la ciencia deberán ser muy cuidadosas a la hora de evaluar los cambios en la polarización de la ciudadanía, explica Lobera. "Será interesante, porque puede que la media no cambie mucho pero cuando mires más a fondo resulte que haya grupos que se han ido hacia los extremos".¿Qué sucederá cuando acabe todo? "Es imposible saber si estos cambios hacia una mayor confianza en la ciencia se mantendrán a largo plazo más allá de la pandemia, pero hay una buena posibilidad de que perduren", confía Jensen. Pone como ejemplo un precedente histórico: el ambiente procientífico que siguió a los logros científicos y tecnológicos de mediados del siglo XX.Lobera es más cauto: "Vamos a salir más desiguales de esta crisis en lo referente a creencias, estado de ánimo e interpretaciones. Las teorías conspirativas durarán décadas"."Hay quien tendrá la pandemia en su vida durante muchos años, o seguirán anclados en 2020 y 2021. Algunos no recuperarán su economía, su vida ni su pareja perdida. Otros están hoy peor que nunca", dice. Por el contrario, "hay grupos que ya se han olvidado de la covid-19". Por eso no ve la situación en términos de principio y final, sino como "un chicle que se estira" más para unos que para otros.Merkley aclara que el antiintelectualismo puede variar entre grupos de ciudadanos, contextos nacionales y a lo largo del tiempo, pero que existen pocos datos para plantear un perfil demográfico común entre países."Según los datos de Canadá y Estados Unidos, los individuos con un alto sentimiento antiintelectualista tienen un nivel educativo y socioeconómico menor, son más religiosos y tienden a vivir en áreas rurales y ser hombres", resume. "Tienen menos aptitudes científicas, una menor inclinación a evaluar con cuidado la información nueva y se inclinan hacia la derecha política y el populismo".Este perfil, sin embargo, no tiene por qué ser extrapolable a otros lugares. Asegura que no existe evidencia de que el sentimiento antiintelectual sea "más pronunciado" en unos países que en otros pero, de nuevo, compara las similitudes entre Canadá y Estados Unidos."La diferencia fundamental que separa a países como Estados Unidos y Brasil del resto es el grado en el que las élites políticas usan una retórica antiintelectual para polarizar a su público", comenta Merkley. Cuando medios y partidos concretos recurren a ella, la "atan a un conflicto ideológico con una extensión mucho mayor". El resultado, advierte, tiene "enormes consecuencias para la salud pública". Pone como ejemplo las "catastróficas" tasas de vacunación en los estados republicanos de Estados Unidos.Merkley explica que lo más importante para evitar el antiintelectualismo es que políticos y partidos alcancen un consenso para que este concepto no quede unido a una ideología polarizada concreta. "Ese barco ha zarpado en varios países", asegura. La solución, según el investigador, pasa por elevar los mensajes de aquellos líderes de opinión que "se toman la covid-19 en serio" y atraer a los ciudadanos con este tipo de mentalidad."Puede haber formas de plantear la vacunación de la covid-19 de formas que atraigan a los conservadores que desconfían en los expertos más allá de simplemente apoyarse en la autoridad científica para lograr esa persuasión", añade Merkley.En contextos tan polarizados como el de Estados Unidos, piensa, este viaje será una "enorme cuesta arriba". El club de la ignorancia que denunciaba Asimov hace 40 años no desaparecerá con el coronavirus. Con suerte, tampoco aumentará su lista de miembros.
eldiario.es
Multas más proporcionadas
En 2017, a raíz de la situación límite a que se había llegado, sin una regulación pertinente y tras alcanzar la cifra de 9.600 licencias de apartamentos turísticos, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó el Plan Especial Urbanístico de Alojamiento Turístico (PEUAT) para cortar de raíz una práctica que se había hecho extensiva e insostenible. Aunque el plan fue posteriormente recurrido y aún está pendiente de revisión judicial, el consistorio decidió emprender una política de moratoria temporal de nuevas licencias que, de facto, evita nuevos hoteles en el centro y más apartamentos en toda la ciudad. Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Se triplican los ingresos por covid en dos semanas y ya son más de 9.000 los hospitalizados
El 44 por ciento de las camas UCI de Cataluña, ocupadas solo por pacientes con coronavirus
publico.es
Libertad para dos de los cuatro acusados por la agresión sexual a dos jóvenes en Gijón
Las presuntas violaciones han sacado a la calle a los vecinos de Bergara, localidad de una de las jóvenes
publico.es
Condenan a una compañía de seguros a indemnizar a un bar que tuvo que cerrar por el confinamiento
La aseguradora tendrá que pagar 80.000 euros más intereses a su propietario
publico.es
Vecinos de Dos Hermanas denuncian los peligros de un cementerio de narcolanchas a las puertas de un colegio
Se trata de un vertedero donde acaban los vehículos incautados en las operaciones antidroga
publico.es
La campaña contra el puerto de Fonsalía se acerca a las 200.000 firmas tras viralizarse fuera de Canarias
La campaña Actúa por Hope. Detén el nuevo macropuerto en Tenerife, en contra del proyecto de muelle comercial en Fonsalía, se encamina ya a las 200.000 firmas después de haberse viralizado a través de varios influenciadores nacionales. Se trata de una iniciativa promovida por Ben Magec, Ecologistas en Acción, que ha recibido el respaldo de otras importantes organizaciones como Greenpeace, Oceana, WWF, SEO Birdlife, ACEST y la Asociación Canarias Archipiélago Sostenible.Virginia López Calvo, responsable de campañas relacionadas con el clima en España de la organización Nos Movemos por Europa, opina que el éxito que está teniendo esta petición es que se ha viralizado fuera de las fronteras de Canarias de la mano de influyentes comunicadores de redes sociales, como los hermanos Boisset, de Barcelona, que llegaron a producir un vídeo de poco más de nueve minutos explicando las especiales condiciones de biodiversidad de la zona donde se pretende construir un puerto comercial y deportivo con la excusa de mejorar las conexiones marítimas con la isla de La Gomera.A los Boisset, que comienzan su relato con la historia de Hope, la cría de calderón que tuvo que ser sacrificada tras perder su cola segada por las hélices de un barco, se han unido otros personajes influyentes de las redes, a lo que seguramente también ha contribuido el más de un millón de contactos que maneja la organización Nos movemos por Europa.Aunque la contestación al puerto de Fonsalía comenzó hace años de la mano de Ben Magec-Ecologistas en Acción, que entonces llegó a conseguir 25.000 firmas en la misma plataforma, ha sido el momento escogido para relanzar la infraestructura la que puede haber causado esta eclosión de apoyos.A juicio de Virginia López Calvo, en esta petición confluyen dos temáticas “que están en lo más alto de la agenda política: de un lado, la biodiversidad junto al cambio climático, que se encuentra ahora mismo entre los cinco temas más importantes. Esta es la década de la restauración de ecosistemas”. Y de otro lado, el intento de las autoridades canarias por endosar el coste de esta obra a los fondos europeos de recuperación. “Este proyecto ha pasado de ser un proyecto zombie a resucitar por la expectativa de que reciba fondos de recuperación”, opina López Calvo.El asunto, por ello, ya se encuentra a las puertas de las instituciones europeas, donde muy probablemente se tenga muy en cuenta que el área de influencia del proyectado puerto de Fuensalía, al oeste de Tenerife, se encuentra en una zona de especial conservación, concretamente la denominada Franja Marina Teno-Rasca por sus especiales características de biodiversidad y la presencia de especies en peligro de extinción, como la tortuga verde, o uno de los tres santuarios de ballenas que hay en el mundo, el único en territorio de la Unión Europea.“La sociedad entiende que ha llegado el momento de conservar y restaurar”, concluye Virginia López Calvo.
1 h
eldiario.es
Detenido tras acuchillar a su pareja y huir con su bebé en Vizcaya
La Ertzaintza ha detenido este lunes en la localidad vizcaína de Berriz a un joven tras herir gravemente a su pareja con un cuchillo y después huir del lugar con el bebé de unas semanas que les acompañaba.El joven, de 27 años, ha sido detenido por tentativa de homicidio poco después en las inmediaciones del lugar donde agredió a su pareja, que ha sido evacuada en un helicóptero del Servicio Vasco de Salud al Hospital de Cruces, según han informado fuentes de la Ertzaintza.Sobre las siete de la tarde, la Ertzaintza ha sido alertada de la presencia de una mujer herida cerca del velódromo de Berriz, con cortes sangrantes a la altura del cuello, cuyo agresor había huido del lugar con el bebé.El presunto agresor fue localizado poco tiempo después en las inmediaciones del lugar, donde fue detenido, y los agentes hallaron en la zona el cuchillo utilizado en la agresión.
1 h
20minutos.es
Muere el actor Mike Mitchell, famoso por sus papeles en 'Gladiator' y 'Braveheart'
El actor escocés Mike Mitchell, famoso por sus papeles en 'Gladiator' y 'Braveheart', ha fallecido a los 65 años en Turquía, en la turística ciudad de Fethiye, situada al sudoeste del país, según han informado los medios locales este domingo.Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/
Vamos mejor
Ayer me llamó un amigo siempre informado: He leído tus columnas de la semana pasada sobre el Constitucional y la estúpida falta de consenso entre el Gobierno y el PP. Tienes razón, pero estás dando un sesgo demasiado pesimista de la realidad española. En la vacunación y en la actitud de la gente ante el coronavirus estamos mejor que otros países más avanzados. Hay que contarlo. A veces parece que somos el peor de la clase y no es así.Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/
Los excluidos del Sistema Nacional de Salud
Esta semana se cumplen tres años desde que el Gobierno se comprometió a poner fin a la exclusión sanitaria de las personas migrantes, aprobada por el PP en 2012.
1 h
publico.es