Herramientas
Cambiar el país:
Galicia
Galicia
Sanidade descarga en la Delegación del Gobierno toda la responsabilidad de las manifestaciones del 8-M
La responsabilidad de lo que ocurra en Galicia a raíz de la celebración de manifiestaciones para conmemorar el 8-M, Día de la Mujer, a pesar de la pandemia de Covid, queda en manos de la Delegación del Gobierno. Desde la Consellería de Sanidade se remitió el informe pertinente y ahí terminó su involucración. «La respuesta que dimos a la Delegación del Gobierno es la misma que damos siempre. Tenemos unas condiciones para hacer concentraciones (...). Exactamente las mismas» que se remitieron ante la manifestación de negacionistas de hace unas semanas sirven para el próximo lunes, apuntó este viernes el conselleiro, Julio García Comesaña. Si en la Delegación «son capaces de mantenerlas», dichas condiciones (véase distancia social, mascarilla, etc), «no podemos oponernos a eso», añadió Comesaña. Ese fue el cometido de la Xunta, remarcó: enviar un escrito fijando las «condiciones», y dejando la pelota en el tejado del Gobierno, «si estima que las puede mantener» y salvaguardar. «Exactamente igual que hacemos con cualquier otra concentración», apostilló. Fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia indicaron a ABC que hay 88 movilizaciones vinculadas al 8-M comunicadas; a partir del criterio que se aplica a todas las movilizaciones, «y sin informe negativo de la Xunta», en el gabinete que encabeza Javier Losada dan por hecho que seguirán adelante. Fuentes de Sanidade indicaron que el documento en cuestión se centra en recordar las normas antiCovid en vigor, de sobras conocidas por figurar en el Diario Oficial de Galicia. El jueves, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ya descargó la responsabilidad en el Gobierno, al que reclamó que «concrete de una vez cuál es su decisión». «Nos gustaría si el Gobierno puede que se aclarase internamente y a los demás. Si las manifestaciones el 8-M están prohibidas en toda España», añadía tras conocerse el veto en Madrid. Recordaba que, en caso de seguir adelante, «tienen que cumplir estrictamente todos los controles sanitarios». No instaba a su suspensión, empero. Sí censuraba los «bandazos» del Ejecutivo central. Pero dejaba entrever su postura contraria, al desear que el Gobierno «aprenda de los errores cometidos durante la pandemia», cuando autorizó manifestaciones masivas en 2020 cuando ya había estallado la crisis. El miércoles, el propio Comesaña tampoco llamaba a prohibir las concentraciones, aunque desde la Xunta siempre se ha antepuesto la situación epidemiológica y se ha recordado que un contexto de pandemia es lo contrario al contexto idóneo para realizar concentraciones. Ese miércoles ya indicaba el conselleiro que la luz verde le corresponde no a su departamento, sino a la Delegación del Gobierno, y que por su parte, su cometido es trasladar las «características» que han de preservarse. «Nosotros no autorizamos ni denegamos manifestaciones», zanjaba.
3 h
abc.es
Coronavirus: Galicia acusa al Gobierno de intentar «forzar» un consenso sobre la Semana Santa
El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, conocido por su habitual mesura y fondo y forma prudentes, ha sido muy explícito este viernes en rueda de prensa al acusar al Gobierno, representado por el Ministerio de Sanidad, de «forzar el consenso o mentar su nombre en vano» en la reunión de este jueves en la que publicitó un supuesto acuerdo para que la Semana Santa siga unos mismos requisitos en toda España; fundamentalmente, con cierres perimetrales de las autonomías. «En el consenso hay que creer, hay que promoverlo, fomentarlo y facilitarlo», ha apuntado Comesaña, quien ha censurado que «se forzó una votación que no nos pareció que fuera ni mucho menos precisa». Galicia, por «prudencia», «votó en contra o se abstuvo en algún punto», aunque el conselleiro no ha querido concretar cuáles. En su batería de críticas, ha cargado contra la filtración del plan a los medios de comunicación, antes de hacerlo llegar a las autonomías, y el posterior anuncio de «noticias que no son ciertas». Galicia está abierta a debatir y consensuar, pero no con estas formas. De ahí que este mismo viernes vaya a elevar una queja formal. Por querer «forzar» un consenso y por el envoltorio. «Nos pareció fuera de lugar la nota de prensa y las formas». Es decir: «el procedimiento pre, durante y post». La postura de la Xunta no ha variado: hay la convicción de que «es muy pronto tomar decisiones a cuatro semanas vistas, todavía con dos ciclos epidemiológicos antes de que llegue el momento». Galicia seguirá opinando donde entiende que corresponde, en el consejo interterritorial. «Nos parece bien prever medidas pero nos parece todavía largo establecer cuáles. Otra cosa son las líneas de trabajo», ha concluido.
6 h
abc.es
La opaca red empresarial detrás de los propietarios de Alu Ibérica que investiga la Audiencia
¿Quién está detrás del Grupo Riesgo propietario de las fábricas de Alu Ibérica (antigua Alcoa) en La Coruña y Avilés? ¿Tiene realmente capacidad económica para hacerse cargo de ambas factorías que emplean a 688 trabajadores? Estas son algunas de las cuestiones que trata de dilucidar la jueza de la Audiencia Nacional, María Tardón, que ha ordenado la investigación policial que este jueves se saldó con la detención de tres personas en Málaga y Madrid y el registro durante ocho horas de ambas factorías, varios domicilios y un despacho de abogados. La jueza Tardón estableció las pesquisas después de que el sindicato Confederación de Cuadros y Profesionales (CCP) presentase una querella en la que daba cuenta del opaco entramado empresarial que... Ver Más
8 h
abc.es
El ingreso medio por hogar en Galicia sube un 5%, hasta los 2.290 euros
El tipo de ingreso predominante en cada hogar gallego traza una línea entre aquellas provincias en las que los asalariados son mayoría (La Coruña y Pontevedra) y aquellas en las que el dinero a fin de mes llega a través de un tipo de pensión o prestación (caso de Orense y Lugo). Así lo muestra el mapa actualizado del Instituto Galego de Estatística en función de salarios de la Comunidad, que evidencia que en las dos provincias atlánticas la incidencia de hogares con al menos una persona asalariada supera el 50 por ciento, con la única excepción de A Costa de Morte. La capital gallega es el área donde más nóminas se registran (siete de cada diez hogares cuentan con algún salario) mientras que en el sur de Orense, en el otro extremo, son apenas cuatro de cada diez. En términos globales, y atendiendo a los datos actualizados del 2019, un 59,19 por ciento de las casas gallegas contaban con alguna persona que ingresaba por trabajo por cuenta ajena (1,14 puntos más que en el año 2018). Por tipología del hogar, los compuestos por una pareja con uno o más hijos son aquellos en los que los que perciben una nómina a final de mes tienen más peso, hasta el 85,48 por ciento. En la otra cara de la moneda están los domicilios unipersonales, donde solo el 29,43 por ciento de sus residentes son asalariados, con una mayoría notable de pensionistas. Hasta 2.735 euros Yendo a cifras concretas, en el año 2019 el ingreso medio mensual por hogar medró en un 4,28 por ciento, pasando de 2.196 en 2018 a 2.290 euros en 2019. Por tipología, en este último año todos los tipos de hogares vieron incrementados sus ingresos medios mensuales, sobrepasando todos valores de años anteriores. Así, al término del 2019 el ingreso medio por hogar en Galicia en el caso de los que cuentan con algún asalariado entre sus miembros es de 2.735 euros (445 euros superior al ingreso medio mensual por hogar), lo que implica un crecimiento del 3,95 por ciento. Esta cuantía también es superior al ingreso medio de aquellos hogares que tienen como principal fuente de recursos el trabajo por cuenta propia (2.501 euros) o las prestaciones (1.863 euros).
9 h
abc.es