Herramientas
Cambiar el país:
Opinión
Opinión
La feliz barriga de Junqueras
Yo te he visto a ti, Sánchez, niño del Maeztu, en tus salidas y en tus cogidas cuando te dio por recorrer España. Yo te he visto salir de un estanque estancado (sic), en Dos Hermanas, y con 'sanchistas' que regalaban tortas de Alcázar y decían, en el secreteo, que era mejor Otegui que Rajoy. Yo, como reportero empotrado en la cosa, me callaba y me arreaba lormetazepames así, a cascoporro por soportar eso que llamaban el nuevo PSOE. El sanchismo es una psicopatía de la que ya hablarán los historiadores, cuando toque. Nadie, en menos tiempo, ha hecho mayor dolor a España: lo de hoy en el Liceo de Barcelona no tiene nombre, ni cabe la metáfora, ni el... Ver Más
3 h
abc.es
Globalización: hacia un nuevo nivel de competición
En la historia hemos asistido a varias iniciativas de globalización como la Compañía de las Indias de 1600 (la primera multinacional), la abertura del Canal de Suez en 1869, lo de Panama de 1914, la creación del Fondo Monetario Internacional y de la Banca Mundial en 1944, hasta llegar al inicio de este siglo XXI, cuando la globalización asume un consistencia realmente total. Esta última fase empieza en el 2001, en el mejor momento de crecimiento económico representado por la última década del siglo XX, cuando los países más avanzados, convencidos de estar vencidos a la saturación de sus mercados internos, deciden orientar sus expansiones comerciales a los países emergentes como China, que en el mismo año entra en el WTO.... Ver Más
9 h
abc.es
«Te quiero»
La muletilla se deslizó culebrosa y sin prisa pero sin pausa nos acostumbramos a ella. Peor aún: la incorporamos a nuestras rutinas de palique diario. Las primeras veces que, hace mucho, la escuché en los pastelones de celuloide que se prejubilaban rapidito en el videoclub, el estómago se me revolvía. El padre, al teléfono, hablaba con su criatura: «Te quiero Johnny, papá te quiere mucho, ¿lo sabes, no?». El chaval, al otro lado, contestaba: «Yo también te quiero mucho, papá». Mi jeta adquiría el contorno del caballo del Guernica en pleno escorzo. ¿Cómo rayos podían ser tan empalagosos? La sobredosis de babas amorosas sólo certifica una sociedad desestructurada donde necesitan reafirmar algo tan obvio como el afecto familiar. Me suelta... Ver Más
abc.es
Rafa, tesoro de España
Es probablemente Rafa una de las personas más ejemplares que haya y que también sean tan conocidas a nivel global. Unir esos dos factores es un verdadero tesoro para España. Rafa Nadal acaba de jugar en Roland Garros, y es tal su pundonor y su fuerza que el hecho de ganar o no queda en segundo lugar. Él vence siempre y vence con la mayor gloria, mérito y ejemplo. Vence con el honor de quien sabe competir noblemente por encima del trofeo, de quien sabe anteponer la valía del contrario y renunciar al éxito como tal, pues siempre podía haberlo hecho un poco mejor. No hay palabras para definir su actitud. Es sencillamente admirable y una y otra vez dándonos... Ver Más
abc.es
Ahora, a por el TC
El Estado de Derecho en España se aproxima a un escenario de mutilación de instrumentos jurídicos para su defensa frente al separatismo. Se trata de un auténtico butrón al Estado, que está cometiendo, además, el propio Gobierno con la coautoría de su mayoría parlamentaria. A los indultos a los condenados por el 1-O que se concederán en los próximos días, el Gobierno sumará el recorte retroactivo de las penas por el delito de sedición. Así cerrará el círculo interno contra la sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, dictada tras un proceso ejemplar e intachable. Pero para el Gobierno esto no será suficiente, porque el propio Pedro Sánchez está impulsando la desactivación de la sentencia desde Europa. Su discurso contra la desproporción -según él- de las penas por sedición está nutriendo los recursos de los condenados por el 1-O ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y animando al ignorante del socialista letón que va a informar contra España en la Asamblea del Consejo de Europa. Sánchez lo quiere todo para socios separatistas: el indulto en La Moncloa y la amnistía en Estrasburgo. Porque algo parecido a una amnistía es lo que se producirá si el Tribunal europeo estima los recursos contra las condenas. Quedará pendiente cómo librar a Puigdemont de su procesamiento en España, porque todavía está sometido a una orden española de detención. Pero algo hará Sánchez para que el prófugo vuelva a España sin riesgo de ser detenido. Entre socios, la cortesía es un deber. Falta un pilar por tocar: el Tribunal Constitucional. También está cerca su turno, porque el PSOE ha reactivado en la Comisión Constitucional la proposición del PNV para desarbolar al TC de sus más fuertes potestades contra los asaltos separatistas. La reforma propone suprimir el recurso previo de inconstitucionalidad contra proyectos estatutarios y la actual capacidad del TC para velar por la ejecución de sus sentencias, que llega incluso a la suspensión en sus cargos de los funcionarios sediciosos o desobedientes. Se trata de maniatar al TC para que el incumplimiento de sus sentencias apenas tenga consecuencias prácticas y así puedan los nacionalistas seguir montando nuevos ‘planes Ibarretxe’ o nuevas declaraciones unilaterales de independencia. No sería extraño que esta ofensiva contra el Estado de derecho acabe prohibiendo la impugnación de Estatutos aprobados por referendo, lo que supondría el fin de la primacía de la Constitución y de la unidad de la soberanía nacional, cuyo único titular es el pueblo español. Con Sánchez en La Moncloa nada que perjudique al Estado es inverosímil. Lo que ya está haciendo con sus discursos sobre los indultos y la desproporción de las penas del delito de sedición es un acto de deslealtad incapacitante para el cargo que ostenta. Hasta que llegó Sánchez, era muy difícil imaginar a un presidente de gobierno haciendo campaña activa a favor de unos sediciosos separatistas, que buscan arruinar el pacto constituyente de 1978. El lenguaje viscoso de la ‘normalización’ y el ‘reencuentro’ con el que Moncloa legitima los indultos es una trampa para incautos y una coartada para cómplices. Sin dramatismos y sin exageraciones hay que decir que Sánchez está llevando a España al límite de su existencia como Estado de derecho, está rompiendo sus fundamentos como lo haría el gobierno autoritario de una democracia sometida a libertad vigilada. A Sánchez le compensa esta deriva antidemocrática de su Gobierno, porque suma los votos de aquellos que en Europa estarían ilegalizados o marginados o encarcelados sin indultos.
abc.es
500 años conquistando Tenochtitlán
Uno de los fenómenos más interesantes de deformación que ha producido la leyenda negra es la fijación obsesiva por determinados tópicos de la historia de España, con olvido absoluto de otros que pudieran ser tanto o más interesantes. En esta temática recurrente e inasible a la evolución se lleva la palma el binomio inquisición/conquista. La segunda ha ocultado todo lo que tiene que ver con la consolidación de la política virreinal y con la expansión comercial y cultural por América y hacia Asia, o mejor dicho, desde América hacia Asia o con los efectos económicos globales de la conexión Imperio Habsburgo-Imperio Ming. Se puede agarrar por las solapas a cualquier licenciado (ahora graduado) y soltarle la provocativa pregunta: ¿aparte de que... Ver Más
abc.es
La hucha de Kichi
La ideología de Kichi tiene dos principios inamovibles: la ignorancia y la vagancia. Si al alcalde de Cádiz lo cogiera la Policía en un piquete de Astilleros, podría alegar en su defensa el argumento de su célebre paisano Ignacio Espeleta, amigo íntimo de Sánchez Mejías y de Federico García Lorca, cantaor de supervivencia, velocista de la gracia y creador fortuito del ‘tirititrán’ del cante por alegrías porque se le olvidó la letra en el escenario por culpa de una borrachera. Resulta que estaba el gitano echando la siesta en un banco de la Alameda cuando se formó allí la zaragata de los huelguistas y, antes de recuperar la conciencia, ya lo habían metido en el furgón. El comisario, que lo... Ver Más
2 d
abc.es
Un dolor inenarrable
En medio de la noche indolora, un lamento que nadie pudo escuchar. En medio de la frialdad del océano, un mar inhóspito y cobarde al mismo tiempo. En medio de la oscuridad mortuoria, a un kilómetro de las entrañas más insondables de la miseria del ser humano, un padre presuntamente arroja al precipicio del desgarro más cruel -el asesinato de dos hijos, de dos pequeñas inocentes- la vida sesgada y arrebatada por la crueldad más desnuda. Dos seres diminutos, llenos de vida, son arrojados de la inocencia más pura por un padre a una mar insensible y pasiva. Devastada una familia, una madre que pierde sin duda a los dos seres que más quería. Sangre de su sangre de un... Ver Más
2 d
abc.es
Magnanimidad
Magnanimidad viene del latín y significa levantar el ánimo, es decir, el alma. Para Aristóteles magnánimo equivalía a ser persona virtuosa que quiere establecer metas altas y actuar con virtud. Puede que sea la primera ocasión en la que un presidente de Gobierno nos pide que seamos tan magnánimos como él, y elevemos nuestras miras y caminemos hacia la virtud. Y no nos lo solicita el párroco sino un hombre laico, tan laico que no quiere ver la religión católica en las escuelas estatales. Ahora mismo, una de las maneras más sencillas para ser virtuoso y elevar nuestra alma es apoyar los indultos a los golpistas catalanes. Los empresarios catalanes han abrazado el camino de la magnanimidad con entusiasmo y apoyan... Ver Más
2 d
abc.es
Donde esté un separatista...
Ni Iceta pasó por Sol para bailar con la más fea, con esa erisipela que en el sanchismo provoca la palabra Madrid con Ayuso de por medio. Sí estuvo el ministro de Política Territorial en la toma de posesión de Pere Aragonès hace poco más de tres semanas, quizá cerrando los últimos flecos de los indultos a los golpistas, con alguno de los cuales (uno de los Jordis) se abrazó Iceta en un acto tan institucional como el que ayer se celebró en la Real Casa de Correos y al que no asistió poniendo por delante de su cargo su imbatible sectarismo. ¿Pero dónde estaba ayer Iceta? ¿Se encontraba indispuesto? ¿Tenía la comunión de un sobrino o algo? No, estaba... Ver Más
2 d
abc.es
¡Oh milagro!
La sanidad pública española fue ‘desmantelada’ durante los siete años de ‘austericidio’ del Gobierno de Rajoy. Lo saben hasta los chavalines de primaria, porque así nos lo explicaron al detalle las radios ‘progresistas’, los animosos informativos al rojo vivo, médicos y enfermeros que se manifestaban desolados a las puertas de los hospitales, la más sesuda prensa socialdemócrata y todos los tertulianos con un mínimo de conciencia social. La verdad es que el desmantelamiento de la sanidad pública fue una asombrosa proeza de Rajoy, toda vez que está transferida por completo a las comunidades. Una vez expulsado el viejo Mariano del poder, desaparecieron por ensalmo las mareas blancas de la sanidad y las críticas sobre la materia. Excepto en lo referido a... Ver Más
2 d
abc.es
Cordialidades
Sólo una vez he conversado (y muy brevemente) con un presidente de los Estados Unidos. Fue en Praga, con George Bush Jr., en junio de 2007, cuando ambos asistíamos a un congreso sobre disidencia en los regímenes comunistas. José María Aznar y Vaclav Havel, los organizadores, me presentaron como un disidente vasco, pero intuí que no se iba a aclarar mucho con semejante caracterización y le dije que había pasado una temporada en la Universidad de Texas cuando él gobernaba dicho Estado, durante la primera guerra del Golfo. Le debió de hacer gracia, porque me concedió un par de minutos de amables banalidades, al final de los cuales se despidió con un enfático «¡Cuba libre, compañerou!», levantando el pulgar de... Ver Más
2 d
abc.es
Las cuentas del Dr. Sánchez
Alegre como unas castañuelas está nuestro presidente. Mientras la derecha muestra grietas cada vez mayores, a él todo le sale bien, incluido lo que decían iba a ser su sepultura política, el indulto a los condenados por la intentona del 1-O, se ha convertido en su gran baza. Aquellos círculos económicos le invitan y en los sociales le aplauden, con piropos que nunca había escuchado: «¡Valiente!», ya que podrá ser osado, temerario incluso, pero valor no es su principal rasgo. Nada de extraño que Barcelona se haya convertido en su ciudad favorita, donde va con cualquier excusa, e incluso sin ella, como un habitual del puente aéreo o del AVE. Claro que se lo ha ganado, echando a Rajoy la... Ver Más
2 d
abc.es
Ponte en el lugar del maestro
Parto de la base de que cada uno hace lo que puede y lo mejor posible para sus hijos. Con el paso del tiempo, las circunstancias, ellos mismos, la suerte, los aciertos y los errores hacen el resto. Lo último: el nuevo desarrollo de la ‘ley Celaá’ que permitirá pasar de curso en Primaria y Secundaria en función de la «madurez» y hasta con dos suspensos. Y digo yo: ¿Alguien se ha puesto en el lugar del maestro? ¿Cómo va a contagiar la exigencia a sus alumnos cuando estos saben que no «passsa» nada con dos cates? ¿Y si esa alumna decide tirar a la basura Lengua y Matemáticas desde el minuto uno del curso? ¿Para qué va a luchar? ¿Ese es... Ver Más
2 d
abc.es
Clientelismo de todo a cien
Parece extraño que un líder de corte populista como Sánchez haya olvidado o desdeñado, en su búsqueda de complicidades para el perdón a los sediciosos, el grado de desafección que sufren las élites en la posmodernidad líquida. Y muy en especial las élites catalanas, que la mayoría de los españoles consideran con sobradas razones el brazo financiero de los independentistas y a las que el presidente ha atraído con promesas clientelares en socorro de su estrategia política. Moncloa ha desplegado una campaña de compra de voluntades entre esos círculos de influencia para contrarrestar el rechazo a una medida de impopularidad manifiesta, pero lo que la opinión pública percibe es por una parte un gobernante atrapado en un chantaje en el... Ver Más
2 d
abc.es