Herramientas
Cambiar el país:
Familia
Familia
Hijos gamers, youtubers y TikTokers: ¿profesiones con futuro o moda pasajera?
El mundo laboral ha vivido una auténtica transformación en la última década, en gran medida provocada por la digitalización. Las respuestas a la pregunta «¿Qué quieres ser de mayor?» son cada vez más variopintas y a las profesiones más tradicionales se han sumado otras muchas ampliamente ligadas con la tecnología como: programadores, analistas de datos, diseñadores UX/UI, pero también creadores de contenidos para plataformas como Youtube, Instagram, TikTok o Twitch, entre otras. Desde Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar para familias, han observado durante el último año un gran crecimiento del uso de redes sociales por parte de los menores, aumentando un 76% el tiempo empleado con respecto a 2019, datos que recoge su estudio anual «Aplicaciones y menores: un año atrapados detrás de las pantallas», y que también muestra que el uso de las plataformas de vídeo online como YouTube habría aumentado un 25%. «Estos datos son una clara muestra de la situación actual. Los menores pasan más tiempo en las redes sociales consumiendo contenido que crean los influencers y estos se convierten en modelos a seguir», afirma Eduardo Cruz, CEO y co-fundador de Qustodio. «Es normal que nuestros hijos quieran este tipo de rol. La vida que se muestra en las redes es idílica y utilizada como anzuelo de marketing, que tu trabajo sea jugar a videojuegos o viajar alrededor del mundo motiva más que un trabajo de 8 a 5». Al igual que en el pasado los niños soñaban con ser caballeros o guerreros porque encontraban en ellos inspiración y la exaltación de todos los valores que querían representar, en la actualidad, los jóvenes y menores aspiran a ser influencers, los nuevos referentes de las nuevas generaciones. De hecho, según datos de la XIII Encuesta de Adecco ¿Qué quieres ser de mayor?, la profesión de youtuber aparece como la cuarta más deseada para los casi 2.000 niños y niñas españoles de entre 4 y 16 años. La realidad es que, el mundo evoluciona y con él, nacen nuevas profesiones. Tanto es así, que en España existen más de 7.500 personas dedicadas a la creación de contenido en las redes, convirtiendo su estilo de vida en un negocio de marketing. Una dinámica difícil de comprender para las generaciones mayores, pero muy admirada por los nativos digitales. Es un hecho. La profesión de influencer existe y se ha convertido en uno de los trabajos mejor pagados de los últimos años. De hecho, según el informe Influencer Marketing Hub, el negocio de la publicidad en redes sociales creció en 2020 cerca de 8.200 millones de euros. Instagram ocupa la primera posición del ranking en el que un macro-influencer podría ganar entre 4.000 y 8.000 euros por post y un mega-influencer por un contenido promocional nunca aceptaría menos de 8.000 euros pudiendo llegar al millón de euros en casos de celebridades. En YouTube un nano-influencer puede ganar entre 16 y 160 euros y un mega-influencer puede llegar a ingresar más de 16.000 euros por mención. Mientras que el sueldo medio de un profesor de Educación Primaria está en torno a los 2.000 euros, según datos de la UGT y el de médico en unos 4.400 euros. Estos datos se convierten en una motivación más para los jóvenes. La demanda de estos profesionales por las marcas ha sido tan alta que se han creado estudios para poder aprender a ejercer este puesto. En 2019, la Universidad Autónoma de Madrid decidió crear el curso «Intelligence Influencers: Fashion & Beauty», organizado por la Facultad de Psicología y la Escuela de Inteligencia Económica de la UAM, junto con la colaboración de la Ibiza Fashion Week para formar a los jóvenes en esta nueva profesión. La figura del influencer no es otra cosa que una nueva herramienta de marketing que las marcas integran en sus estrategias para poder generar más ventas y mayor reputación de marca y funciona. El éxito del fenómeno se debe a la sensación de credibilidad que aportan hoy en día las opiniones de estos creadores de contenido. No se sabe cuánto va a durar, lo que sí que es una obviedad es que los influencers, tienen poder, y mucho, sobre los consumidores y sobre los niños.
2 h
abc.es
Lo que hay detrás de los regalos de fin de curso a los profesores
Llega el fin de curso, y empiezan a arder los grupos de WhatsApps. La propuesta de regalar (y por qué importe) al profesor centran el tema, junto con la búsqueda también del padre o madre voluntario que se va a encargar de ir y escoger el presente. De hecho, tal y como reconoce Verónica Rodríguez Orellana, directora técnica de Coaching Club, «a estaa altura del año el regalo a los profesores es un tema que, en muchas ocasiones, se trae a sesión de terapia». Ella misma tiene trata a una paciente con una niña de 11 años que se cuestiona el hecho de tener que hacerle un regalo a los maestros que ha tenido su hija a lo largo del año lectivo. «¿Por qué tengo que escoger algo, ponerme de acuerdo con el resto de los padres entrar en un tire y afloja para luego pagar por algo que en el fondo ni siquiera estoy de acuerdo con ello?, se pregunta la mujer», asegura Rodríguez Orellana. A la pregunta de esta experta sobre qué le parece a esta madre que sería más interesante hacer, ella propone que sean los propios niños que valoren, que sean a ellos a los que se les enseñe a dar lo que ellos, tienen ganas de ofrecer realmente. «Es una propuesta que está empezando a circular entre algunos progenitores. Reúnen a sus niños y salen cosas muy interesantes como por ejemplo: dibujos, pasteles que luego reparten y comen todos juntos, cuentos, cartas colectivas, collages, videos, canciones. Todas producciones realizadas por los propios interesados, los niños, que han tenido al docente a lo largo del año. De esta forma ellos aprender el valor de dar algo que no tiene que ver ni con el dinero, ni la clase social, solo tiene que ver con el agradecimiento que cada uno pueda sentir». Cuando finalmente se regala... La realidad es que finalmente la mayoría de las familias participan en el regalo material que han consensuado vía WhatsApp y, tal y como indica la psicóloga Sheila Alcaraz, directora y Psicóloga de Instituto Alcaraz, con hechos como este «nos olvidamos de dar ejemplo». «Si a un profesor por terminar un curso le regalamos un objeto, ¿qué podemos esperar que nos pidan nuestros hijos? En este caso, podríamos actuar en consecuencia y una opción podría ser que los alumnos participaran en alguna dinámica en el aula para cuidar, acoger y mimar al profesor, tal como él ha hecho durante el curso, o bien preparar alguna clase con un tema de interés del mismo. La enseñanza en este caso es la consecuencia a su conducta “tú me cuidas y yo te cuido”», razona Alcaraz. De hecho, tal y como recuerda la psicóloga Úrsula Perona, autora de Hijos de Alta Demanda (Ed. Toromítico), «hay un dicho que sugiere: “Lo que se paga no se agradece”». Sin embargo, Perona también cree que esto tiene matices. «Cuando uno hace lo esperado en su trabajo, es cierto que su sueldo cubre esto. Pero y el ¿sobreesfuerzo? ¿Y lo que se sale de los mínimos? Es una cuestión muy personal, y cada madre o padre debe sentirse en la libertad de poder elegir si quiere o no participar de este detalle. Y en ambos casos estará bien». Recordemos, añade Perona, «que en el acto de regalar hay afecto, hay respeto, hay cariño y muchas otras emociones. Eso es lo que encierra un regalo. Y no tiene nada de malo si nos nace y nos apetece tener un detalle con el profe de nuestro hijo». Así lo corrobora Maribel Martínez, psicóloga, directora del Centro Terapia Breve y autora de «¿Cuántas veces te lo tengo que decir?» (Ed. Arpa), para quien el objetivo de este regalo «no es otro que el agradecimiento, no la coacción». «Y este es un gran valor que todos deberíamos tener. Educar a los hijos en los valores es una de nuestras misiones como padres. Hacer partícipes a los hijos del regalo al profesor es ser un ejemplo de agradecimiento. La imitación es uno de los mecanismos de aprendizaje básicos. Los padres somos un modelo para los hijos. Así que, en este sentido, propongo que ese agradecimiento sea compartido por padres e hijos. Aunque se pueda comprar algún detalle, el mejor regalo para elprofesor no se puede comprar, porque es el que proviene de sus alumnos: un dibujo, una carta o una manualidad son un tesoro».
2 h
abc.es
Los psicólogos advierten: la pandemia y el maltrato institucional agravan las patologías de los mayores
El Grupo de trabajo de envejecimiento y el grupo de trabajo de Trauma del Colegio Oficial de la Psicología de la Región de Murcia han constatado a Ep que el aislamiento de las personas mayores con la finalidad de protegerlos de la COVID-19 ha agudizado una vulnerabilidad traumática ya existente en este sector de la población: el sentimiento de soledad no deseada. Así lo han hecho saber ambos grupos de trabajo del Colegio Oficial de la Psicología de la Región de Murcia con motivo de la celebración del Día Mundial para la concienciación sobre el abuso y el maltrato a las Personas Mayores que se celebra el 15 de junio. Y es que la restricción de las relaciones sociales y familiares con la deprivación emocional que esto conlleva, genera sensaciones en los mayores de incertidumbre, miedo e inseguridad, tal y como han señalado los dos grupos en declaraciones a Europa Press. Así, señalan que a esta deprivación hay que sumarle factores específicos como la ausencia de conocimientos en herramientas tecnológicas de comunicación, las experiencias traumáticas previas vividas que se reactivan en condiciones de soledad y deprivación emocional, el ingreso en solitario en los hospitales y el carácter sorpresivo y mediático de la COVID-19. «Este estrés psicológico continuado produce un grave caldo de cultivo que posteriormente dará lugar a diferentes patologías importantes entre las que cabe destacar el Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT», tal y como aclaran los grupos de trabajo de envejecimiento y el grupo de trabajo de Trauma del Colegio Oficial de la Psicología de la Región. Por otro lado, estos profesionales lamentan que, en muchas ocasiones, «se ha podido producir un maltrato institucional por el hecho de que desde las instituciones no han sabido gestionar de manera adecuada la protección psicológica necesaria para promover la autonomía física y la salud mental de las personas mayores». Así, ponen como ejemplo el cierre inesperado de los centros de día de forma inesperada ha supuesto un agravamiento de las patologías previas. Los tipos de maltrato más frecuentes Estos dos grupos de trabajo han señalado que, según los datos de los que se dispone en la Región de Murcia, se puede evidenciar que entre los tipos de maltrato existentes hacia las personas mayores aparecen, sobre todo, el maltrato económico, el psicológico, la negligencia, seguidos del maltrato de tipo físico y de tipo sexual. Además, han remarcado que se trata de un problema a nivel mundial ya que, según la OMS (2021), se trata de una situación que ocurre a diario. «Aproximadamente uno de cada 6 personas mayores de 60 años había sufrido algún tipo de abuso en los entornos comunitarios», tal y como han señalado. Por otro lado, han confirmado que hay maltratos a mayores que suelen pasar desapercibidos porque, en ocasiones, se esconden detrás de conductas negligentes o de abandono. En ese sentido, el Consejo General de la Psicología pide que se dispongan de dispositivos de atención profesional y de cuidado psicológico exclusivo para las personas mayores en situaciones de crisis como una pandemia; o que se amplíen las políticas para la prevención del maltrato hacia las personas mayores. Asimismo, solicita que se disponga de ayuda psicológica en el proceso de adaptación a los cambios y pérdidas así como el hecho de que se dote de más personal las instituciones (profesionales de enfermería, auxiliares, etc.) para que se logre un abordaje multidisciplinar para una óptima calidad de vida. Del mismo modo, estima que se hace preciso concienciar a la sociedad sobre el hecho de que existen ciertos factores de riesgo que pueden alertarnos a la hora de detectar los posibles casos de maltrato hacia las personas mayores. Citan, por ejemplo, posibles cambios emocionales o del comportamiento de forma inexplicable, tensiones entre los miembros familiares o con los cuidadores principales, cambios en la situación económica o en las posesiones, estrés o sobrecarga en el cuidador principal, etc.
1 d
abc.es
«Un niño de un año necesitará un patio con un arenero, ruedas, columpios... No con canastas»
Desde la Consejería de Educación se ha anunciado que se va a poner en marcha un programa experimental para la escolarización anticipada de los niños de un año e incluso se afirma que «las Aulas 1-2 constituye «una innovación» tanto pedagógica como organizativa». Desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (Amei-Waece), compuesta por profesionales de la educación infantil tanto pública como privada y que lleva más de 30 años en activo, se alerta del gran error que se está cometiendo con este «programa experimental». Como explica Juan Sánchez Muliterno, presidente de esta Asociación, «si bien es una acción muy plausible conseguir que estos niños tengan una educación gratuita, es evidente que dicha acción es un atentado contra los derechos de los niños, al margen de que dicha gratuidad puede conseguirse de otra manera». Para Amei-Waece «es una decisión cuanto menos sorprendente teniendo en cuenta que Doña Maria Esther Gutierrez Morán, consejera de Educación y Empleo de Extremadura, es maestra de Educación Primaria, por lo que se entiende que debería conocer las teorías del desarrollo del niño y saber mejor que nadie que es un error». En el escrito que desde Amei-Waece han hecho llegar tanto a la Consejera de Educación de Extremadura Doña Maria Esther Gutierrez Morán, como a Doña Pilar Blanco-Morales Vicepresidencia Primera y responsable de las políticas en la Junta de Extremadura en materia de infancia, así como al Presidente, el señor Fernandez Vara y al Defensor del Pueblo de toda España, el extremeño Don. Francisco M. Fernández Marugán, esta entidad explica lo siguiente: Extracto: «Nadie pone en duda que una universidad no tiene nada que ver con un centro de bachillerato, tanto desde el punto de vista arquitectónico, como de organización. Lo mismo ocurre con un centro de bachillerato que debe tener características distintas de uno de primaria. Siguiendo este razonamiento, nada tiene que ver, desde el punto de vista arquitectónico y organizativo, un centro de educación infantil de 1º ciclo con uno de primaria. Los primeros centros infantiles fueron organizados en casas de viviendas o locales, que se adaptaron a las necesidades y requerimientos de un centro infantil, como sucedió con el kindergarten de Froebel o La casa del bambini de Montessori. Así surgió la decisión de que la educación de los más pequeños requería una construcción propia que tomara en consideración todas las necesidades y particularidades de la edad en su conjunto y de sus períodos de desarrollo. Lo cual parece muy lógico: cada tramo educativo necesita un currículo y unas instalaciones adecuadas. En los países de mayor desarrollo técnico en la edad (Los países nórdicos, Islandia, Dinamarca, Reggio Emilia en Italia, entre otros) se crean las primeras construcciones propias para esta edad, lo cual obedece a los resultados científicos de las investigaciones. En la línea anteriormente indicada, ya hace tiempo UNESCO realiza un informe sobre la educación infantil en el mundo y las afirmaciones del doctor Mialaret son contundentes: «Si se impone al niño un paso demasiado brusco de uno a otro (pequeño grupo familiar a uno más extenso en cuanto al número de unidades), se le puede traumatizar a algunos de ellos y llevarlos, por falta de seguridad, a replegarse en sí mismo y a no establecer los contactos sociales que son indispensables para la formación y desarrollo de su personalidad».   Por tanto, y en palabras del señor Sánchez Muliterno, «ello nos devuelve una vez más a la exigencia fundamental: conservar a los edificios su carácter de intimidad, con objeto de que los niños pequeños puedan conocer y reconocer fácilmente las caras adultas y las caras infantiles que van a formar parte de su nuevo universo». Por último, recomienda a la Consejera que revise «los apuntes que tomó en su etapa universitaria sobre el desarrollo psicológico del niño en las distintas etapas de su vida y de su entorno así como las consecuencias para el proceso educativo, para que se dé cuenta del error que está cometiendo». «No podemos imaginar a un niño de uno ni de dos años en el patio de un colegio, aun saliendo a horas distintas, bajo una canasta de baloncesto, o una portería de futbol, se “perderían”. Un niño de un año necesitará un patio con un arenero, con ruedas, con columpios. Un patio pensado para él, un mundo pensado para él. Un espacio único que conserve el carácter de una gran familia en cuyo seno el niño sienta seguro», concluyen desde Amei-Waece.
1 d
abc.es
Regla y ciclo menstrual: la asignatura pendiente de los hombres españoles
Resulta sorprendente descubrir que, todavía en 2021, los hombres saben muy poco sobre las funciones corporales de las mujeres, especialmente sobre la menstruación, que aún sigue siendo un tabú en muchas sociedades modernas. Para averiguar qué saben realmente los hombres españoles sobre la menstruación, Intimina, marca dedicada a la salud íntima de la mujer, ha desarrollado su primera encuesta entre la población masculina y los resultados muestran que la mayoría de ellos suspenden en los temas relativos al ciclo menstrual. La encuesta de Intimina reveló que casi la mitad (48%) sigue haciendo comentarios sobre el estado de ánimo de las mujeres cuando tienen la regla. Pero, por otro lado, más de un tercio de los encuestados (33%) se sienten incómodos al hablar abiertamente sobre la menstruación con las mujeres. Sobre este aspecto, Irene Aterido, sexóloga y experta en ciclo menstrual de Intimina, señala la importancia de hablar abiertamente sobre la regla en las relaciones de pareja: «Es imprescindible tratar el tema sin prejuicios y hacer partícipe a los hombres de los cambios e implicaciones positivas y negativas del ciclo menstrual. Es difícil que nuestra pareja normalice los asuntos relacionados con la menstruación si nosotras mismas lo vemos como un tema tabú que le ocultamos. La falta de educación menstrual durante tantos años provoca que, hoy en día, nos siga costando hablar sobre la regla y experimentarla de manera positiva». Sexo durante la regla: tema tabú por excelencia En lo que respecta al sexo durante la menstruación, un hecho sorprendente es que más de la mitad de los encuestados (52%) nunca han tenido relaciones sexuales con su pareja durante la menstruación porque a ninguno de los dos les ha apetecido. Según estos resultados, podría ser que en España el sexo durante la regla todavía se vea como una barrera tanto para hombres como para mujeres, ya que, de acuerdo con una encuesta de Intimina realizada en 2020, el 68% de las españolas afirmaba no querer tener sexo con la regla porque les daba vergüenza. La incómoda conversación con los niños La pubertad es un momento difícil para todos, especialmente para las niñas, cuyos cuerpos están pasando por muchos cambios. Hablar de la menstruación con las hijas adolescentes es abrumador, pero no hablar de ello puede generar un sentimiento de vergüenza y tabú en padres e hijas preadolescentes. La encuesta muestra que casi la mitad de los hombres (45%) no se sentirían cómodos hablando con su hija preadolescente sobre la menstruación. Para ayudar a padres e hijas a iniciar conversaciones sobre la menstruación como una parte completamente normal del crecimiento, Intimina ha publicado recientemente el libro «Guía para Chicas Empoderadas». Según apunta Aterido, los padres e incluso las madres, deben informarse lo máximo posible y ser capaces de resolver las dudas de sus hijas sin tapujos: «La confianza previa entre ambos es clave. No se puede esperar que las hijas pregunten sus dudas si los progenitores no muestran una actitud natural y desprejuiciada frente al tema. Hay que romper esa barrera con ellas y cuanto antes lo hagamos, mejor», indica la experta. Si consideramos que la menstruación es una función corporal normal de la mitad de la población, resulta preocupante ver lo poco que los hombres saben sobre el tema. Casi la mitad de los encuestados (47%) no sabe cuánto dura el ciclo menstrual (23-35 días). Cuando se les preguntó qué es exactamente la menstruación, solo el 39% respondió correctamente diciendo que la regla es el revestimiento del útero (endometrio) desprendido. El 36% piensa que la menstruación es «sangre del útero» y el 24% cree que son los «ovarios» que salen del útero. Otros de los mitos más comunes que parecen seguir vigentes entre los hombres son que las mujeres no pueden quedarse embarazadas durante la menstruación, según el 48% de los encuestados, o que sangran de media entre 500ml y 1 litro cada mes, para el 56% de los hombres (en realidad 100cc como máximo). ¿Cuánto cuesta un paquete de tampones? Los productos de higiene menstrual están al alcance de todos: televisión, redes sociales, o supermercados. A pesar de esto, sorprende que el 37% de los hombres ignore cuánto cuesta un paquete de tampones o compresas; que casi la mitad de ellos (42%) aún no sabe qué es una copa menstrual y prácticamente una cuarta parte (23%) desconoce que son reutilizables. El desconocimiento que tienen los hombres sobre la regla y lo que sucede con el cuerpo de las mujeres durante el ciclo menstrual es solo un reflejo de un vacío dejado por el sistema educativo. Pero no todo son malas noticias. El hecho alentador es que la gran mayoría de los hombres (93%) piensa que es muy importante educar a los niños sobre la regla y el ciclo menstrual.
1 d
abc.es