Herramientas
Cambiar el país:
Tecnología
Tecnología
Finlandia desarrolla un café de laboratorio que sabe como el normal
Investigadores del instituto finlandés VTT acaban de presentar el primer café producido enteramente en su laboratorio. Partiendo de las células de las plantas del café, el equipo ha conseguido desarrollar un producto, que según ellos, no se diferencia en sabor y aroma al que consumimos en las casas habitualmente.El espectacular edificio antipandemia que se levantará en HollywoodJesús DíazEl estudio de arquitectura chino MAD firma los planos de 'The Star', un edificio impresionante que va a erigirse en Sunset Boulevard, en Los ÁngelesEl desarrollo de la comida de cultivo celular sigue avanzando con paso firme. Hace unos pocos días Singapur presentaba la primera planta de producción de carne de cultivo del mundo y en Israel ya se están preparando para abrir otra el año que viene. Mientras tanto, el trabajo de los laboratorios sigue trayendo nuevos productos. Al chuletón 3D, a los ‘nuggets’ de pollo o al filete de wagyu de cultivo ahora hay que añadir el café de laboratorio para acabar de rematar el menú sintético perfecto.Aunque las condiciones climáticas de Finlandia no hacen aconsejable el cultivo de café de la manera tradicional, los investigadores de VTT, un instituto de investigación público equivalente a nuestro CSIC, se las han ingeniado para desarrollar un nuevo método para producirlo en su propio laboratorio.Proceso de fabricación del café de laboratorio. (VTT-Youtube)Al igual que se hace con este tipo de métodos para fabricar otros productos de origen animal o vegetal, el equipo ha extraido células, en este caso de las plantas de café, y las ha reproducido artificialmente para luego convertirlas en en biomasa dentro de sus biorreactores."El proceso utiliza células reales de plantas de café", comentó a New Atlas el doctor Heiko Rischer, Director de Biotecnología Vegetal del Instituto de Investigación VTT. "Primero se inicia un cultivo celular a partir de una parte de la planta, por ejemplo, una hoja. Las células formadas se propagan y multiplican en un medio nutritivo específico. Finalmente, las células se transfieren a un biorreactor del que se recoge la biomasa. Las células se secan y se tuestan y luego se puede preparar el café". Se pueden extraer las células de toda la planta incluidas las hojas. (VTT) Los investigadores han contado con un equipo de expertos para catar su café y analizar sus características. Según Rischer, estos tests han dado un resultado a nivel sensorial y de composición similar al café ordinario. “La elaboración del café es un arte e implica una optimización iterativa bajo la supervisión de especialistas con equipos específicos", asegura Rischer en unas declaraciones que podría haber firmado el mismísimo gurú del café, James Hoffman. "Nuestro trabajo sienta las bases para ello".El equipo asegura que este método de producción puede ayudar ante el aumento de la demanda y los retos de sostenibilidad a los que se enfrenta el sector cafetero tradicional. Según la organización internacional del café (ICO), en la actualidad se producen más de 10 mil millones de kilos en todo el planeta y su precio no ha dejado de subir de manera consecutiva en los últimos ocho meses. Además, la tendencia de la demanda de café parece que va a seguir subiendo en los próximos años, lo que puede provocar que los productores intenten ampliar la extensión de sus terrenos de cultivo. La planta del café requiere de sol directo y espacios abiertos, así que ampliar esos cultivos supondría en muchos casos la deforestación de grandes superficies de terreno. Biomasa de células de café. (VTT) Pero, aunque este método pueda ser una solución todavía falta para que veamos este tipo de cafés en las tiendas. Antes hay que refinar los procesos de producción y esperar a la aprobación de las distintas agencias de seguridad alimentaria. Además, los investigadores creen que todavía hay margen para convertir estos avances científicos en productos comerciales sostenibles y saludables tanto para los consumidores como para el planeta."La experiencia de beber la primera taza fue emocionante. Cálculo que sólo nos faltan cuatro años para aumentar la producción y tener la aprobación reglamentaria. El cultivo de células vegetales requiere conocimientos específicos cuando llega el momento de ampliar y optimizar el proceso. El procesamiento posterior y la formulación del producto, junto con la aprobación reglamentaria y la introducción en el mercado, son pasos adicionales en el camino hacia un producto comercial. Dicho esto, hemos demostrado que el café cultivado en laboratorio puede ser una realidad", afirma Rischer.
elconfidencial.com