Herramientas
Cambiar el país:
Multimedia
Multimedia
Pedro I, el Magnánimo.
"Pedro Sánchez pide magnanimidad a los compatriotas. Lo hizo en Buenos Aires, como si la distancia trasatlántica le hubiera permitido leer candorosamente entre líneas las intenciones de la epístola de Junqueras a los catalanes. Es un campo de minas, la carta, pero el presidente del Gobierno la interpreta como una oportunidad histórica a la concordia y el amor. Seamos magnánimos"."Ya tuvimos en España un rey apodado el Magnánimo, Alfonso V. Y tenemos un presidente, Pedro I, que apela a la magnanimidad y a la comprensión, cuando en realidad lo que exige a los españoles es un ejercicio de amnesia. Empezando consigo mismo, cuando se oponía a los indultos y garantizaba que los insurrectos cumplirían hasta el último día de cárcel".
1 d
elconfidencial.com