Herramientas
Cambiar el país:
eldiario.es - eldiario.es
eldiario.es - eldiario.es
El diputado Juan Lobato se impone en las primarias del PSOE de Madrid con su apuesta por la “transversalidad”
Esta vez no ha habido sorpresas. El portavoz adjunto de la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, se ha impuesto al alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala en las primarias que han elegido al nuevo secretario general del PSOE de Madrid y así el nuevo rumbo del partido regional tras la debacle de las elecciones del 4 de mayo. Lobato era el candidato oficialista ya que aunque no recibió el respaldo público de Ferraz y Moncloa, contaba con el apoyo del aparato. Más de 14.000 militantes estaban llamados a votar en las primarias. Lobato se convierte así en el nuevo secretario general de la formación con su apuesta por la "transversalidad" porque, defiende, el Partido Socialista es una formación de "mayorías" y la "única capaz de mirar a izquierda y derecha". Tras esta victoria, el nuevo secretario general del PSOE de Madrid se convertirá previsiblemente en el portavoz de la Asamblea de Madrid, puesto que ahora ocupa Hana Jalloul, quien fuera la número dos de la lista de Ángel Gabilondo en los comicios del 4M. El diputado regional y exalcalde de Soto del Real tiene entre uno de sus objetivos ser el candidato a las elecciones autonómicas de 2023, aunque reconoce que su proyecto es a seis años vista por que los próximos comicios seguirán siendo difíciles para lograr la Presidencia de Madrid.
2 h
eldiario.es
Podemos Asturias le dedica una valla al rey emérito con una tarjeta de embarque a la cárcel
Un billete de avión a la cárcel. Podemos Asturies ha dedicado una valla publicitaria al rey emérito, Juan Carlos I, aprovechando la visita de la familia real a la comunidad autónoma con motivo de la entrega de los Premios Princesa de Asturias. En la imagen se aprecia una tarjeta de embarque con destino a la prisión de Alcalá-Meco, en la que le asignan el asiento 65M, coincidiendo con los 65 millones de euros que el exmonarca le regaló a su antigua amante, Corinna Larsen."Juan Carlos I sigue exiliado en Abu Dabi, viviendo a costa de presuntas comisiones ilegales cobradas durante años y que podrían haber sido guardadas en paraísos fiscales. En una democracia moderna, no puede existir la inviolabilidad del rey emérito y debe poder ser juzgado en España, dilucidando cuál ha sido el origen de su fortuna millonaria. Y si se han cometido delitos, debe poder ser encarcelado. Si no sabe cómo volver de Abu Dabi, Podemos Asturies le puede ayudar con el billete de vuelta", señala el partido en una nota.La formación, además, ha hecho hincapié en que mientras que el emérito continúa sin responder ante la justicia, "demostrando que no todos los ciudadanos y ciudadanas somos iguales ante la ley", también "hay raperos encarcelados y diputados de Podemos a los que se les arrebata el escaño, a la par que tenemos ex monarcas exiliados: no es aceptable".
2 h
eldiario.es
Primeros pasos de Pensar Madrid: cómo sembrar semillas para volver a unir a la izquierda
Pensar Madrid, una especie de acercamiento tentativo para el diálogo de la izquierda madrileña, ha dado este sábado sus primeros pasos en el Ateneo de la capital con la presencia de unas 200 personas, procedentes de distintas sensibilidades a la izquierda del centro con el fin de analizar "luces y sombras" de la última década de política progresista en la región y plantearse, si cabe y de qué modo, sembrar semillas para volver a iniciar un proceso de construcción de una alternativa de confluencia.El estado embrionario de la cuestión, de no querer ser nada concreto aún, empezaba con la reticencia de los organizadores de señalarse con etiquetas más allá de la de "grupo motor" del manifiesto con el que arrancaba el encuentro. El antropólogo Ernesto García López, encargado de introducir la iniciativa, ha apuntado, no obstante, unas líneas básicas sobre las que debatir. A saber, la herencia del 15-M y sus logros, pero también "sus sueños frustrados y heridas" que ahora cabe restañar. También el rechazo al Madrid "de la libertad de postal y brillantina", resultado del "espectro neoliberal" que entiende la ciudad y la región como "patio de recreo elitista y comercial".En el salón noble del Ateneo se ha explicado a los participantes cómo se procedería al intercambio de pareceres, articulado a partir de tres grupos de trabajo que se han repartido por las salas del Ateneo y habían de conversar sobre objetivos políticos, ámbitos territoriales y herramientas para lograr los fines, respectivamente. Entre los asistentes había desde miembros del sindicato de inquilinos hasta militantes del PSOE, con mezcla de culturas políticas, para alivio de los organizadores, que apostaban precisamente por la heterogeneidad.Los debates se han organizado casi como dinámicas de terapia en grupo, partiendo de un experimento tecnológico inicial: el uso de una app para que los participantes indicasen sus sensaciones y perspectivas sobre el encuentro, que después se mostraba en un mapa conceptual por palabras, más grandes cuanto más compartidas; "ilusionado" y "expectante" destacaron entre el resto. A partir de ahí, notas individuales, conversaciones por parejas y exposiciones en grupo con intervenciones tasadas para sondear por dónde deben ir los tiros de ese encuentro de la izquierda que puede, quizás, desembocar en un espacio común, también electoral (aunque a lo mejor no, se insistía en repetir)."Necesitamos recuperar confianzas y construir un espacio que ponga en valor el proceso, la construcción en común de un tejido político fuera de la lógica única de partidos, y sin que el horizonte electoral marque los ritmos", terminaba el manifiesto de la convocatoria, que se ha cerrado con unas conclusiones en las que se han reiterado los temas que más han sonado durante las conversaciones: defensa de los servicios públicos, reducción de la desigualdad, crisis ecológica, feminismo, poder migrante, derechos LGTBI o justicia y cohesión social, entre otros. Los resultados del cónclave se compendiarán y remitirán a los asistentes, de cara a un "segundo momento" de mayor concreción, donde las ideas hayan tomado más cuerpo. "Esto ha sido un claro en el bosque", comparó García López, hoy solo "Ernesto", antes de dar por terminado el acto.
6 h
eldiario.es
La Fiscalía pide 14 años de cárcel para un hombre acusado de intentar matar a su expareja ante el hijo de ambos
La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra acogerá el jueves el juicio contra un hombre para el que Fiscalía solicita 14 años de prisión por intentar matar a su mujer, con la que estaba en trámites de divorcio, en 2019 en presencia del hijo de ambos. Tanto la víctima como su hijo forcejearon con el agresor, que atacó a su expareja con un cuchillo, para intentar pararlo.Los hechos ocurrieron el día 15 de abril del citado año sobre las 22,00 horas. El matrimonio, según relata el Ministerio Público, comenzó una discusión en los exteriores de su domicilio con motivo del uso del vehículo. En ese momento, cuando la mujer se encontraba en el asiento del conductor, el acusado "la atacó sacando un cuchillo de 10 centímetros de hoja" del bolsillo de su abrigo con el que primero le golpeó en la frente. Ella trató de quitarle el cuchillo y su hijo, que estaba también dentro del coche, intervino para tratar de impedir el ataque.El hombre intentó clavarle el cuchillo en el cuello en varias ocasiones a la mujer y le provocó heridas de varios centímetros. Ella le mordió la mano y logró que el arma cayese al suelo, momento en el que su hijo aprovechó para cogerla. Él y la mujer escaparon a casa de una vecina. El acusado, que ingresó en prisión provisional dos días después de los hechos, se enfrenta a 14 años de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa, por el que Fiscalía también solicita una prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o donde se encuentre, así como la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento durante 20 años.Además, solicitará que pague a la mujer una indemnización de 3.750 euros por las lesiones y por las secuelas sufridas y que ingrese 811,12 euros al Servizo Galego de Saúde (Sergas) por la atención médica prestada.
6 h
eldiario.es
Pedro Sánchez anuncia “un nuevo escudo social” en La Palma para atender las demandas de los autónomos
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado en La Palma que el Consejo de Ministros aprobará la próxima semana “un nuevo escudo social” para responder a las demandas de los trabajadores autónomas y darles cobertura a través de una disposición adicional.“Todas las demandas que nos plantearon se van a resolver”, ha asegurado Sánchez durante su quinta visita a la isla desde que el volcán de Cumbre Vieja entrara en erupción el 19 de septiembre.El Gobierno aprobó a principios de octubre, a través de un Real-Decreto Ley, un conjunto de medidas urgentes para paliar los daños causados por la erupción volcánica de La Palma por un importe de casi 214 millones de euros que se sumaban a los 12,4 millones de euros acordados con anterioridad para la compra de viviendas a los afectados.Este sábado Sánchez ha asegurado que se ha previsto una modificación presupuestaria del plan de contingencia para acelerar la llegada de los recursos vinculados al Plan de Empleo, cuantificadas en 63 millones de euros, y las ayudas del Ministerio de Agricultura y Pesca, dotadas con 6,8 millones.“A esta tarea de reconstrucción nos vamos a dedicar mientras dure la emergencia, pero también cuando acabe” la erupción, ha señalado el presidente, que ha vuelto a agradecer el trabajo de los servicios técnicos, del comité de dirección y científico y, en general, de la ciencia pública española.  “Gracias a su consejo y sabiduría podemos dar una respuesta lo más óptima posible”, ha dichoSánchez ha destacado que no haya habido que lamentar ninguna vida perdida, un hecho que ha atribuido “al aporte que los servidores y profesionales públicos están haciendo”.“Traslado a la ciudadanía palmera toda nuestra empatía. Me hago cargo de la situación tan dramática que están viviendo, lo que sienten, lo que sufren. Que no caigan en la desesperanza. La solidaridad del conjunto del pueblo español está aquí, el Gobierno está aquí y vamos a estar aquí todos y cada uno de los días, y después de que acabe la lava. Dar una respuesta pronta a la emergencia y a la tarea de reconstrucción tan ingente que tenemos por delante”, ha concluido.
9 h
eldiario.es
Margarita Robles critica la querella de Podemos contra Batet: "Los problemas políticos se resuelven políticamente"
La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha criticado el paso dado por Unidas Podemos, socios de la coalición de Gobierno, de querellarse contra la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, que ha decidido retirarle el escaño al diputado Alberto Rodríguez. "La vida política tiene su propio cauce de difusión y de debate. Los problemas políticos se resuelven políticamente y no interponiendo querellas", ha dicho Robles.Cree que esto supone una "judicialización" de la vida política y pide no continuar por ese camino. Es, ha dicho, "contraria" a la querella anunciada por Unidas Podemos por prevaricación contra Batet. La condena al diputado de Podemos por agredir a un policía en 2014 abrió un embrollo en el Congreso y ha derivado en un problema para la coalición de Gobierno. La titular de Defensa, que participa en unas jornadas interreligiosas en Santiago, ha reclamado "diálogo y convivencia" y evitar también "politizar" la justicia. "Judicializar la vida política no es lo mejor", ha insistido.Robles se ha pronunciado también sobre otro de los conflictos abiertos en el Gobierno, la derogación de la reforma laboral, y ha avisado de que "no hay parcelas de nadie": "Cuando hay debate y discusión, efectivamente se avanza. El Gobierno tiene compromisos muy claros en favor de los más vulnerables que se debatirán en el seno del Consejo de Ministros, donde nadie puede excluir a nadie", ha señalado Robles.
eldiario.es
10 años sin ETA: una perspectiva desde los Derechos Humanos
Las víctimas de ETA, hasta donde es posible compensar su, en demasiadas ocasiones, inmenso dolor y terrible sufrimiento, han sido reparadas por el Estado, han recibido el reconocimiento unánime de la sociedad civil y reciben la atención y cuidado continuado de la institucionalidad vasca, aunque en su búsqueda de la verdad incuestionablemente todavía subsistan espacios de oscuridad a donde la justicia de los tribunales aún no ha llegado. Para cualquier aproximación a este tema necesariamente hemos de partir de este suelo ético.Pero estos diez años transcurridos desde la declaración unilateral del alto el fuego por parte de ETA también permiten otras reflexiones desde la perspectiva de los derechos humanos. No queremos establecer equidistancia. Únicamente que hay temas, referidos en este caso a los presos de ETA, que requieren necesariamente este tratamiento.Y es que, diez años después de la tregua y más de tres tras la disolución formal de la organización y su previo desarme un año antes, la excepcionalidad de la legislación antiterrorista -incrustada en la ordinaria- sigue incólume.El acercamiento de presos: un reto para el Gobierno vascoAunque se ha producido el acercamiento de la mayoría de los presos que cumplen largas condenas de prisión, solo 66 sobre un colectivo 184 presos están por el momento en prisiones vascas. El resto siguen en prisiones fuera del País Vasco, aunque no alejadas de este territorio, sometidos a condiciones de cumplimento penitenciario diferente al resto de los presos. Alrededor del 87,9% de ellos permanecen clasificados en segundo grado, no obstante haber extinguido en muchos casos las tres cuartas partes de sus penas, con un régimen muy restrictivo de permisos penitenciarios, en todos los casos. Solo el 6,3% se encuentran en tercer grado o semilibertad. El traspaso de competencias al Gobierno vasco en materia penitenciaria en sus prisiones con efecto a partir del 1 de octubre pasado abre una ventana para que las cosas cambien y se normalice el régimen penitenciario, siempre que la fiscalía y la Audiencia Nacional no se empeñen en que continúe, entorpeciendo con ello la labor del Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales vasco. En definitiva, sería muy deseable el próximo traslado de la totalidad de colectivo de presos de ETA a las prisiones vascas, lo que posiblemente esté en mente del Gobierno de Sánchez.El acercamiento ya no resulta tan acuciante desde la perspectiva única de los derechos humanos, pero la existencia de presos dentro y fuera de las prisiones vascas agudizaría las referidas desigualdades en el régimen penitenciario, que se vería incrementada en relación con los propios presos del colectivo que se vieran favorecidos por un régimen penitenciario cualitativamente distinto. Y sobre todo, por la efectividad de los fines que persigue el modelo que se pergeña, muy novedoso en nuestro entorno, movido por otros planteamientos diferentes a lo existente, que tienen en mente elementos transformadores basados en la justicia restaurativa, dentro de lo que la ley permite, como motor de la definitiva normalización de la convivencia en el país vasco.  El Plan Udaberri 2024: Plan de Convivencia, Derechos Humanos y Diversidad del Gobierno Vasco recientemente presentado prevé desarrollar un modelo penitenciario propio sustentado bajo los principios de: individualización, humanidad, reconocimiento del daño causado, enfoque restaurativo, protección de las víctimas, potenciación del régimen abierto, reintegración y resocialización post-penitenciaria en el ámbito comunitario y perspectiva de género. El Plan recuerda, como claves, que la inclusión del futuro modelo penitenciario vasco obedece a su dimensión política y a su potencialidad como contribución al derecho a la verdad y como factor para avanzar hacia una convivencia normalizada, como norte y objetivo del Plan. La duración de las penas para los presos de ETA: materia pendiente en cuestión de estándares europeos de derechos humanosLo que de verdad plantea máximos problemas desde una perspectiva de los derechos humanos es el de la duración excesiva de las penas privativas de libertad de acuerdo con los estándares del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Nuestro Código Penal con anterioridad a la Ley Aznar LO 7 /2003 de medidas para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas, establecía un tiempo de cumplimiento penitenciario máximo de 30 que se ve incrementado por dicha ley a los 40 años. También estableció en su artículo 78, que los beneficios penitenciarios, los permisos de salida, la clasificación en tercer grado y el cómputo de tiempo para la libertad condicional se refieran a la totalidad de las penas impuestas en las sentencias, lo que sirve de base a la situación antes descrita y que mantiene a la casi totalidad de los presos de ETA en régimen penitenciario cerrado.Pero esta no es la peor de las situaciones posibles, ya que a ella se unen los presos que han cumplido una parte de sus condenas en el extranjero -lo más frecuente en Francia- a los que por mor de una ley creada específicamente para ellos, la LO 7/2014,  no obstante existir una norma comunitaria que dice que se les tiene que tener en cuenta dicho tiempo en el cumplimento de las penas, excluye esta posibilidad, sumándose al máximo de cumplimiento en España de hasta 40 años, con el tiempo ya cumplido en Francia. Esta norma excepcional de nacimiento apócrifo no debería permanecer vigente ni un minuto más.El Tribunal Supremo español no quiso plantear ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en Luxemburgo  la contradicción de esta ley con la norma comunitaria. Cabe destacar que a día de hoy más de 10 presos de ETA que siguen cumpliendo deberían estar en libertad de no existir dicha norma.Por su parte, el Tribunal de Estrasburgo (TEDH) no se ha pronunciado sobre la duración de las penas privativas de libertad, pero sí ha establecido en relación con la prisión perpetua el estándar de su revisión y de posibilidad de obtener la libertad transcurridos una serie de años que, de forma común, en nuestro entorno europeo está en los 25 años. Sin embargo, como decimos, el sistema instaurado por la reforma de Aznar para cumplimiento íntegro de penas permite llevar adelante cumplimientos de pena, sin posibilidad de revisión, que exceden hasta en quince años los estándares europeos y no digamos cuando además parte de la pena se ha cumplido en el extranjero.Diez años después de la desaparición de un grave problema para España como es el terrorismo de ETA, bien da lugar a que se aborden y se corrijan determinadas situaciones, además de la satisfacción de las demandas de verdad, justicia y reparación de las víctimas, el tratamiento igualitario de todas ellas, independientemente de donde procediera la violencia. Igualmente, no más, la normalización y la igualación jurídica del cumplimento de penas y penitenciario, eliminando de nuestras leyes y practicas las excepcionalidades derivadas del terrorismo. Creemos por ello necesario la desaparición de nuestro Código Penal de penas superiores a 25 años de prisión, sin perjuicio del establecimiento de adecuadas medidas de seguridad postdelictuales cuando fueran necesarias. La derogación de la excepcionalidad de la referida LO 7/2014 teniendo en cuenta en régimen de igualdad las penas cumplidas en el extranjero.Pero es más, nos atrevemos a acoger con toda positividad y esperanza las propuestas de justicia restaurativa, trasformadora  y constructiva de la verdad que se nos insinúa desde el Plan de Derechos Humanos vasco, como el mejor instrumento de paz, de superación de conflictos y de convivencia. Es una propuesta realista y valiente con la que esperemos sepa colaborar el Gobierno central, trasladando a los presos a las prisiones vascas. El reconocimiento por parte del líder abertzale Arnaldo Otegi del dolor y sufrimiento de las víctimas de ETA y el cambio en el discurso político admitiendo que nunca debió producirse nos demuestran que hace 10 años, con el cese de la violencia de ETA, la sociedad vasca inició el irreversible camino hacia la paz y la convivencia. Es nuestro deber como sociedad civil apoyar este proceso y denunciar los obstáculos que desde distintas instituciones se han venido poniendo al camino de la paz positiva en el País Vasco.
eldiario.es
Sobre el precio de la luz y la vivienda: dar la palabra a la gente
En esta situación puede que el efecto buscado por las tibias medidas del Gobierno (aunque ahora parece que podrían quedar en menos aún por la presión del PNV) en la reducción de la factura de la luz, que ya presiona también a la patronal de la industria, supongan un pequeño alivio. Sin embargo, la idea de fondo que mueve la política gubernamental es bien diferente: impulsar una nueva clase empresarial moderna conforme a los retos del capitalismo del siglo XXI. El objetivo de la política económica del gobierno es por tanto enfrentarse a una supuesta clase empresarial anticuada y parasitaria, frente a unos empresarios conscientes de la nueva era que se abre ante las oportunidades de un neoliberalismo en crisis. Quedan lejos ya para el ejecutivo aquellas aclamaciones rimbombantes de la investidura sobre el poder de las trabajadoras y trabajadores.Y es que en esta crisis que atravesamos debemos reconocer que existe un cierto grado de contingencia, debido a los altos precios de extracción de los combustibles fósiles, minerales y los movimientos geopolíticos, pero de fondo el papel del Gobierno responde a lo que algunos de sus ministros y ministras han denominado como "colaboración público-privada", es decir, el Estado-empresa constituye hoy la mejor garantía para los intereses privados de las grandes multinacionales. Esto es, socializar riesgos y pérdidas privadas y extender una red salvavidas a costa de la riqueza generada por las clases trabajadoras de toda Europa. No se trata de una estafa urdida en oscuros despachos, a pesar de imágenes tan deplorables como la del militante del PSOE, Antonio Miguel Carmona , siendo nombrado vicepresidente de Iberdrola, sino de un sistema que supedita sus intereses a los del conjunto de la sociedad a través del papel del Estado, apoyándose en él para afrontar los retos que la profunda crisis del capitalismo le expone. Sin ir más lejos, nos encontramos con Iberdrola, empresa que se jacta de ser la compañía que más dinero público ha solicitado al Estado de los Fondos Europeos "Next Generation", unos 30.000 millones de euros de dinero público para sus propios proyectos.Son estas mismas empresas energéticas, bancos y fondos buitre propietarios de una parte importante de las viviendas, quienes vienen amenazando al conjunto de la sociedad si no se cumple con sus deseos. Así lo hacen diariamente manteniendo miles de viviendas vacías en todo el Estado, mientras millones se enfrentan a alquileres abusivos que suponen más de la mitad de los salarios. Al mismo tiempo, vacían los embalses de Extremadura, Galicia y Zamora, destruyendo parajes por completo para extraer más energía que vendernos a un precio más caro.Frente a este panorama, desde Anticapitalistas nos preguntamos, ¿Por qué no decidir entre todas y todos como gestionar esta grave situación? ¿Podemos elegir democráticamente la manera de gestionar recursos imprescindibles como la vivienda y la energía? El gobierno es débil y su exigua voluntad de alterar el mercado se derrumba a la primera llamada de las compañías eléctricas o de partidos de la derecha, por eso armarse desde lo social no es sólo la vía más deseable, sino la única opción que tenemos para garantizar una democracia real. Pues la democracia es, en definitiva, decidir sobre aquello que afecta decisivamente a nuestras vidas y permite poner sobre la mesa las necesidades e intereses de la mayoría sobre los intereses particulares de una minoría. Desde el 14 de septiembre, día en el que el gobierno anunció las medidas sobre el precio de la luz, este no ha dejado de crecer semanalmente y amenaza a millones de personas con la llegada del invierno.
eldiario.es
Las 5 mejores recetas de patatas bravas de 2021 en exclusiva para elDiario.es
El año pasado ya dimos cumplida cuenta de los triunfadores del Primer Concurso Internacional de Elaboración de Patatas Bravas que ganó, con toda la razón, José Luis Martínez, de Taberna y Media, donde siguen estando igual de espectaculares.Para probar los primeros puestos de esta segunda edición, tendrás que pasar por Madrid, Albacete, Palencia y Burgos, pero antes te proponemos que las intentes imitar tú en casa y luego compares con las de los propios cocineros. ¡A ver si te van a salir mejor!1. Iñaki Rodaballo y sus Candy Crush BravasSe llevó el primer premio y el premio a la Innovación para el Maison Melié de Madrid con las Candy Crush Bravas, una especie de trampantojo que parece un caramelo pero, en realidad, es una gelatina caliente de salsa brava al kimchi con un envoltorio de puré de patata.2. Javier García y las Bravas Martina 2.0 del restaurante MartinaSe llevó por derecho el segundo premio por las Bravas Martina 2.0, porque son una versión mejorada de las que el año pasado ganaron el Premio Alimentos de Palencia. Hazlas, porque están de vicio:Para la salsa brava:3. Noelia López, al frente de Cervecería El Recreo, ganó el tercer premio con sus clásicas Bravísimas de equilibrados sabores potentes. Para la salsa brava:Para la espuma de ali-oli oli de ajo asado:Las patatas se confitan a baja temperatura en aceite de girasol y después hay que darles un golpe de fritura a unos 190 grados para que quede una textura suave por dentro y, por fuera, una cubierta crujiente.4. Diego Negueruela se llevó el Premio a la Estética por La perla brava, de Mesón Ampudia, en Palencia, que estaban, además, buenísimas.Para el núcleo de salsa brava: Lactonesa brava: Las bravas:Asamos cinco patatas pequeñas en papel de aluminio.Una vez tengamos todo, desmoldamos los núcleos y los envolvemos con la masa de la patata recién hecha aplanada como una oblea. Las metemos en la freidora hasta que cree una costra crujiente. Con una manga o biberón, ponemos en el plato un poco de la lactonesa brava y micromezclum picante y, sobre ambas, colocamos las perlas de patata y volvemos a poner una gota de lactonesa rematando con unos hilos de chile arriba.5. Mario Fernández, del TC28, en Mieres se ha llevado el Premio Alimentos de Palencia con Las nuevas bravas del TC.Para la salsa brava:Las patatas se colocan sobre la salsa y quedan muy crujientes por fuera y cremosas por dentro (recuerdan a una bechamel). Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines suscríbete a nuestros boletines
eldiario.es
¿Prohibir el "fascismo"?
Estoy bastante seguro de que, de seguir siendo un negacionista para quien la única verdad que cuenta es la propia, centraría un artículo como este en escurrir el bulto sobre la auténtica esencia y naturaleza del fascismo. Haría un repaso histórico sobre esta ideología sin perder ocasión para recordar cada uno de sus logros en lo social, militar o económico poniendo todo el énfasis en una postura victimista que dejase muy claro al lector que si se persigue al fascismo es única y exclusivamente porque es el único que de verdad enfrenta el maligno sistema imperante.Sin embargo, sólo perderé un instante en señalar que, efectivamente, mi vieja postura tiene un núcleo de verdad y es el de señalar que el fascismo se ha convertido en un concepto vacío con poco más significado que el del insulto. Yo mismo lo he sufrido recientemente por algo tan peregrino como defender a nuestras actuales Fuerzas Armadas, que a pesar de sombras heredadas del pasado, continúan siendo en la España democrática del siglo XXI una "religión de hombres honrados", como decía Calderón.Demos por válido que aunque los fascismos son hijos del siglo XX, en el sentido común actual se puede usar esta palabra para todo movimiento o discurso con suficientes reminiscencias o ecos del pasado. Con esto en mente llegamos al pasado 9 de octubre, cuando manifestantes contra el pasaporte COVID asaltaron violentamente un hospital y la sede de la Confederación General Italiana del Trabajo (CGIL). Entre los arrestados se encontraban el líder del partido neofascista Fuerza Nueva, Roberto Fiore, y el cabecilla de su sección romana, Giuliano Castellino. Estos hechos y las correspondientes condenas por prácticamente todas las fuerzas políticas italianas, han vuelto a abrir un debate que ha llegado hasta nuestro país. ¿Deberíamos pensar en prohibir este tipo de movimientos?Mi respuesta es que, además de imposible, es contraproducente.Imposible porque no se puede prohibir una idea, una forma de entender el mundo, percibirse a uno mismo dentro de ese marco y las acciones que en consecuencia tomamos cara al exterior. Podemos prohibir materialmente una formación determinada pero se reorganizará inmediatamente bajo un nuevo nombre o siglas. Y es contraproducente por las dinámicas en las que entraríamos a raíz de esto; un juego del gato y el ratón que sin duda beneficia a estos grupos, ya que vuelven a ser centro del foco mediático, amplificando su mensaje, y con ello se refuerza y legitima su discurso victimista por un lado, mientras se presentan como auténticos enemigos del sistema corrupto y especulador que, por supuesto, reaccionan prohibiéndolos.Pero lo más importante y el motivo por el que nuevamente me he decidido a publicar un artículo es que hay que devolver el foco a donde verdaderamente corresponde y no es desde luego al terreno de la ideología o la política. ¿A nadie llama la atención que uno de los objetivos sea un hospital? Es imposible no ver el trasfondo negacionista en este enésimo ataque. Si algo bueno ha tenido esta pandemia mundial es sin duda que ha limpiado las aguas y ahora es posible ver con nitidez el fondo del río. Estos grupos nunca han tenido una naturaleza ideológica y siempre han sido negacionistas. Centrarnos en la superficie y combatirla es la causa primera del fracaso en todos los frentes a la hora de prevenir la radicalización de las sociedad. No es la literatura fascista ni su discurso lo que radicaliza a un segmento cada vez mayor de nuestra sociedad. Es esa base negacionista a la que yo llamo burbuja y que dependiendo de factores relacionados con el entorno, la educación o el carácter darán como resultado un integrista religioso, a un fascista o a un violento que manipule a Marx para justificar sus delirios. ¿Qué hacer entonces? Lo primero es guardar bajo llave (perdiéndola a ser posible) todos los protocolos educacionales o de prevención que únicamente toquen el factor ideológico. No he conocido a ni un solo nacionalsocialista, fascista o falangista que no entre dentro de los cánones de lo que se considera hoy un negacionista y no es casualidad que el 100% de ellos, niegue la actual crisis sanitaria o el cambio climático, vinculando casi como un resorte la ciencia con tenebrosos poderes en la sombra.Si se quiere empezar a ganar terreno en esta batalla que sin lugar a dudas se está perdiendo, hay que dar prioridad absoluta en nuestros sistemas académicos a la creación de mentes críticas. Debería ser prioritario fomentar la curiosidad y las inquietudes en vez de enterrarlas bajo un modelo que únicamente premia memorizar ingentes cantidades de datos.Hay  negacionistas frente a los que ya no habrá nada que hacer y será imposible su reconexión con el sentido común de la sociedad. La identidad y la personalidad estarán demasiado establecidas sobre su incapacidad para gestionar correctamente la información. En una mente que se mueve más sobre una base emocional desde hace tiempo los datos y argumentos racionales dejaron de tener sentido.Sin embargo a otros muchos que aun estén en ese limbo de duda o transformación hacia el barranco del fascismo político en este caso, les hará un colosal daño resignificar los aspectos fuertes de su discurso. Construir una alternativa patriótica de izquierdas, plural y respetuosa con vectores como los símbolos, las canciones o las Fuerzas Armadas será tomado como un auténtico impacto en la línea de flotación de estos grupos, acostumbrados a ser los únicos defensores de significantes con tanta capacidad aglutinadora. Por la contra nos condenará definitivamente ese antifascismo que necesita un enemigo, un fascismo al que combatir y sin el cual se caería una porción demasiado grande de su discurso. Los hay que prefieren mantener esa ilusión de combate antagónico antes que aceptar que la psicología tiene un peso infinitamente mayor en estas cuestiones que el de la ideología.
eldiario.es
La sostenibilidad, imperativa para tejer redes de vida
La pandemia ha puesto a prueba el compromiso de las empresas. Sin previo aviso y sin manual de instrucciones, nos enfrentó a situaciones desconocidas a las que, es preciso reconocer, supimos responder demostrando una gran capacidad de liderazgo y de generar un impacto social positivo.La pandemia también ha acelerado algunas de las megatendencias que mueven el mundo. En algunos casos, en sentido positivo como el compromiso con la transición energética o la transformación digital; en otros en sentido negativo, como el incremento de las desigualdades, la pobreza o la brecha digital. Por eso, ahora tiene más sentido que nunca que expliquemos la evolución desde la antigua RSC, que parecía más enfocada a hacer perdonar a la empresa con acciones altruistas, hasta el concepto actual de sostenibilidad global bajo una perspectiva ESG, ese mix de siglas en inglés que compendian los criterios ambientales, sociales y de gobernanza que, por suerte, ya forman parte del corazón de las políticas de muchas empresas. Los Consejos de Administración cada vez prestan mayor atención a estas cuestiones y los datos lo confirman: según el último estudio CEO Outlook 2021 de KPMG, más del 80% de las empresas españolas e internacionales ya abrazan las estrategias ESG.Analizando cada uno de los componentes de esas siglas, acontecimientos como los Acuerdos de Paris, el Pacto Verde Europeo o el Green New Deal en Estados Unidos han propiciado avances de la "E", es decir de la protección del medioambiente y de las medidas de mitigación o adaptación del cambio climático, aunque es necesario seguir profundizando en las mismas. También en los últimos tiempos hemos vivido un gran progreso en materia de gobernanza, buen gobierno, normas de transparencia, o en la publicación pormenorizada y sistematizada de información financiera y no financiera; en definitiva en la "G" de los criterios de la sostenibilidad.Sin embargo, no hemos desarrollado con la misma velocidad el tercer componente de la ecuación, la "S", el compromiso social de las empresas con el entorno en el que operamos. Ahora cobra más importancia que nunca que ese sea el foco de la reflexión y de la acción global tanto en el ámbito financiero como corporativo como en el de la sociedad en su conjunto. Y ese ha sido el leitmotiv de las jornadas que hemos celebrado esta semana en Madrid en las que hemos reunido a más de 30 voces destacadas del panorama nacional e internacional.Las empresas tenemos una responsabilidad no solo con el cuidado del medioambiente, no solo con la ética y el buen gobierno. Tenemos sobre todo una responsabilidad con el bienestar de las personas.  No cabe duda de que, cada vez, más y más empresas son conscientes de que la sostenibilidad – guiada por estos criterios ESG- es la única vía para configurar un mundo mejor que el que heredamos. Es evidente, asimismo, el creciente interés inversor en los aspectos ESG. Es la llamada inversión sostenible, una tendencia sin retorno. A principios de 2020, la inversión sostenible mundial alcanzó los 35,3 billones de dólares en los cinco mercados principales, lo que supone un aumento del 55% en los últimos cuatro años (2016-2020). Estados Unidos y Europa siguen a la cabeza y representan más del 80% de los activos mundiales de inversión sostenible (2018 - 2020).La sociedad está reclamando organizaciones que aporten soluciones sostenibles a los problemas actuales de su entorno. Porque nos enfrentamos a una realidad ineludible: que las oportunidades de desarrollo no son accesibles a todas y todos por igual. Y las empresas no podemos ser ajenas a este hecho.Por el contrario, debemos trabajar para integrar el compromiso con lo social como un pilar estratégico y transversal y como una palanca esencial en nuestros procesos de toma de decisiones. Porque además no hay beneficio de la empresa, si no hay bien común, lo que nos obliga a superar la máxima de generar valor para el accionista y reemplazarla por la de generar valor para todo el ecosistema en el que trabajamos. Es una convicción que asumimos desde Red Eléctrica que, como compañía que despliega infraestructuras en el territorio, tiene el compromiso de hacerlo dejando las cosas mejor de como las encontramos. Por eso, nuestro modelo comienza escuchando primero qué necesitan las comunidades para desarrollar después los proyectos. Y ahora damos un paso adelante en este camino renovando nuestra acción social con un objetivo: poner nuestras redes neutrales de energía y conectividad al servicio de la vida, extendiendo a través del territorio el acceso a nuevas oportunidades de futuro. Este nuevo impulso se materializará en proyectos que pondrán el foco en la lucha contra las desigualdades territoriales, digitales, de género e intergeneracionales. Con un fin prioritario: garantizar que los derechos de ciudadanía se ejercen con la misma dignidad en el entorno rural y que su población disfruta de todos los avances del progreso.En concreto, vamos a trabajar en cuatro grandes áreas críticas sobre las que queremos impactar. En primer lugar, la lucha contra los desequilibrios de las zonas rurales que impulsaremos a través de la transición ecológica, promoviendo el emprendimiento y la innovación local y acelerando el acceso universal a la Sociedad Digital. Por otro lado, favoreceremos la conectividad en los territorios en los que operamos y la alfabetización digital de la población, eliminando las barreras digitales que impiden una verdadera inclusión.Seguiremos haciendo frente a la desigualdad de género y contribuiremos a combatir los problemas de la infancia y la juventud como la pobreza infantil y el fracaso y abandono escolar. Y lo haremos estimulando la formación y el empleo juvenil.Esta es la hoja de ruta que nos hemos trazado en el Grupo Red Eléctrica para reforzar nuestro impacto social a través de proyectos concretos que muy pronto verán la luz. Una senda que vamos a transitar de la mano de las administraciones públicas y de entidades de referencia del Tercer Sector, como agentes facilitadores y dinamizadores del cambio.
eldiario.es
Los escindidos de Más Madrid se ofrecen a negociar los Presupuestos con Almeida para que no dependan de Vox
Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de la capital comienzan a perfilar sus cuentas para 2022. El Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso aprobará el próximo miércoles el que será su primer anteproyecto de Presupuestos, después de haber sido incapaz de sacar adelante unas cuentas en los dos ejercicios anteriores; mientras que el Ejecutivo municipal de José Luis Martínez-Almeida presentaba este viernes las ordenanzas fiscales aprobadas en una Junta de Gobierno extraordinaria, como paso previo a las cuentas, sus terceras. Tanto Ayuso como Almeida han anunciado que su socio preferente para aprobarlos es Vox. Sin embargo, a diferencia de la presidenta regional, el alcalde de Madrid cuenta con otra aritmética de la que tirar. Los cuatro ediles escindidos de Más Madrid, ahora llamados Recupera Madrid, tienden la mano a una negociación para evitar que el partido de extrema derecha sea decisivo. Así lo adelanta a elDiario.es el concejal José Manuel Calvo, que defiende que están dispuestos a hacer un "cordón sanitario" a Vox sin "líneas rojas", como ya ocurrió con la Ordenanza de Movilidad que aprobó el Madrid Central de Almeida. Para Calvo, es importante dejar a un lado las líneas rojas y de lo que hay que hablar es de "prioridades". El Gobierno municipal de Madrid liderado por José Luis Martínez-Almeida (PP) y Begoña Villacís (Ciudadanos) tiene por tanto una alternativa a Vox si no quiere depender de nuevo de la extrema derecha para aprobar sus terceros Presupuestos. Vox demanda recortes en gasto para la lucha contra la violencia de género y los derechos LGTBI. "Vamos a trasladarle al equipo de Gobierno que no somos una izquierda sectaria, sino que trabajamos en busca del acuerdo, intentando siempre acercar posturas", asegura Calvo, edil de Recupera Madrid. "Madrid, por lo tanto, tiene una buena noticia y es que el Gobierno municipal cuenta con una alternativa para no tener que pactar con Vox" porque puede "negociar con una fuerza moderada y progresista para sacar adelante unos Presupuestos expansivos y sociales". "Para eso tenemos siempre la mano tendida", ha añadido Calvo. Según ha señalado, si les llaman para negociar, su grupo no pondrá encima de la mesa "líneas rojas", pero sí dejará claro cuáles son sus prioridades: "Vivienda, contaminación, reequilibrio social y territorial y desigualdad".La oferta llega justo después de que el propio Almeida haya dejado claro que Vox es su "socio preferente" y tras dar a conocer el proyecto de ordenanzas fiscales –la antesala de los Presupuestos–, que tendrá que ser aprobado por el Pleno municipal y que contempla una rebaja de impuestos por valor de 65 millones de euros gracias principalmente a la tercera rebaja del IBI que decide el Gobierno del PP y Ciudadanos. El "ahorro" para los madrileños se concreta en 60 millones de euros por IBI y otros cinco gracias a la exención de otras tasas, como las de los 226 mercadillos –incluido el Rastro– que van a poder continuar con su actividad normal tras haber superado lo peor de la pandemia. La delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo, ha terminado reconociendo que esta política de bajada masiva de impuestos va a suponer que las arcas municipales dejarán de ingresar este año 173 millones de euros, algo que ha escandalizado a los grupos de la oposición, que ven que ese "ahorro" ha ido en detrimento de las mejoras de los servicios públicos en Madrid. Las previsiones de Almeida son poder aprobar los presupuestos con la extrema derecha, aunque en la rueda de prensa ha reconocido que todavía no se han sentado a hablar con los de Javier Otega Smith. "Sabemos que esta bajada de impuestos no es lo que quiere la izquierda", ha reconocido el regidor, por lo que ha sentenciado que confía "en llegar a un acuerdo con Vox". "No sabemos cuándo, porque las negociaciones con Vox siempre son complicadas y largas", ha afirmado. En cambio, Begoña Villacís, que desde el inicio de la legislatura ha huido de la foto con Vox, se ha apresurado a puntualizar que "todos los partidos pueden apoyar" las cuentas dada "la capacidad de pacto demostrada por el equipo de Gobierno", que ha calificado de "liberal". Mientras tanto, Vox prefiere jugar sus fichas sin prisa. Fuentes de la formación de extrema derecha han asegurado a esta redacción que van a esperar a ver el "negro sobre blanco" del proyecto presupuestario y que hasta que no lo hayan estudiado bien no decidirán nada. El portavoz del grupo, Ortega Smith, declaró la semana pasada que no se fiaba del equipo de Gobierno. "Ahora que le interesa nuestro apoyo en los Presupuestos nos van a llamar, pero ¿para qué?, ¿para firmar otro documento que luego va a incumplir?", se preguntó. Dicho esto, luego advirtió al alcalde de que no apoyará ninguna medida que esté avalada por los "comunistas", en alusión a los cuatro ediles de Recupera Madrid con los que el Gobierno municipal consiguió aprobar la nueva ordenanza sobre Madrid Central, cuya anulación forma parte del acuerdo que firmó el PP con la extrema derecha en el pacto de investidura. En 2019, en la votación que dio luz verde a los primeros presupuestos del Gobierno de PP y Ciudadanos, Vox se abstuvo. Pero no fue gratis. La extrema derecha impuso recortes, una rebaja modesta de los impuestos y un tijeretazo a las ayudas a colectivos vulnerables, como los refugiados o asociaciones vecinales, lo que llama "chiringuitos". Entonces, el regidor aprovechó la renuncia de una edil de Más Madrid que aún no había sido reemplazada para que la aritmética del pleno jugase a su favor en esa votación: la izquierda perdía un voto y eso empataba el marcador entre Más Madrid y PSOE (26) y PP y Ciudadanos (26). La abstención de Vox dejó en manos del alcalde el desempate con un voto de calidad, como contempla el reglamento del Consistorio.Un año después, el sí de la formación de extrema derecha facilitó de nuevo la aprobación de las cuentas municipales, que incluyeron varias de sus exigencias. Uno de los peajes que el Gobierno municipal accedió a pagar por ese apoyo fue la concesión de nuevas ayudas a una entidad antiabortista (Fundación Madrina) y a la Iglesia, una subvención para reducir aún más los impuestos y dos propuestas contra violencia intrafamiliar que PP y Ciudadanos han corregido para no incluir expresamente a los hombres, como pretendía Vox.Tras conocer el proyecto sobre balanzas fiscales, Maestre no ha dudado es asegurar que "es vergonzoso que Almeida presuma de haber ingresado durante su mandato 500 millones de euros menos porque esos millones son recursos que no se han dirigido a limpiar las calle de la ciudad de Madrid, que da pena verlas, ni a invertir en construir escuelas infantiles, bibliotecas o polideportivos. Es dinero que no se invierte tampoco para el alquiler de vivienda para los jóvenes ni para ayudar a los que han tenido que acudir a las colas del hambre", ha lamentado.El PSOE también se se ha sorprendido de nuevas rebajas fiscales. La portavoz de este grupo, Mar Espinar, ha arremetido contra Almeida y Villacís y ha afirmado que no sabe si esa política "liberal" de bajada sistemática de impuesto "se trata de un error tras otro" o de "una mentira tras otra". A su juicio, "el Ayuntamiento de Madrid no puede sacar pecho de sus servicios e infraestructuras públicas". "El mantra liberal de bajar los impuestos es ya tan cansino e infantil como demagógico porque solo favorece a las rentas más altas y lo sufren los que están peor", ha sentenciado Espinar.En la Comunidad de Madrid ultiman ya el anteproyecto de los Presupuestos tres años después de que se aprobasen las últimas cuentas regionales antes de que Isabel Díaz Ayuso llegase a la Puerta del Sol. También está en el aire que la presidenta madrileña vaya a contar con la mayoría para sacarlos adelante en la Asamblea de Madrid, ya que Vox aún pone peros al borrador que le han remitido desde la Consejería de Hacienda. Aunque el objetivo era tener atado un acuerdo con la extrema derecha antes de aprobar las cuentas en Consejo de Gobierno, fuentes cercanas a Ayuso aseguran ahora que independientemente de si cuentan o no con el apoyo del partido de Santiago Abascal, el borrador de las cuentas se aprobará el próximo miércoles en Junta de Gobierno. "Si no hay acuerdo ya tendrá que ser después vía enmiendas cuando Vox meta sus exigencias", explican estas mismas fuentes, que se muestran "optimistas" con que finalmente llegue el acuerdo con la extrema derecha para aprobar las cuentas de 2022. Los últimos presupuestos regionales se aprobaron en diciembre de 2018, cuando Ángel Garrido era presidente autonómico. En más de dos años de jefa del Ejecutivo, Ayuso ha sido incapaz de aprobar unas cuentas. Desde el Gobierno regional confían en que "la mayor rebaja de impuestos de la historia", que mermará la recaudación en más de 400 millones, junto con algunos guiños ideológicos, sea suficiente para aprobar los Presupuestos. Esos guiños consisten en la modificación de varias leyes que desde Vox han pedido derogar. Hasta ahora, las negociaciones entre las dos formaciones no habían trascendido, si bien ambas reconocen que llevan hablando desde hace semanas. El borrador llegó a manos de Rocío Monasterio hace dos semanas, pero los avances para tener un acuerdo no se han producido. Tanto en Vox como en el Gobierno regional reconocen que los próximos días serán claves y que las conversaciones se intensificarán para tratar de cerrar un pacto antes del miércoles. Si no hay entendimiento, el Gobierno presentará su borrador con el objetivo de que las cuentas se aprueben antes de final de año.Ayuso ya ha declarado en varias ocasiones que el socio "prioritario" es Vox y no se plantean ampliar las negociaciones a las formaciones de izquierdas. De hecho, desde el entorno de la presidenta reconocen que sería "incómodo" para el PP que el PSOE quisiera iniciar el diálogo como ha ocurrido en Andalucía y como ahora pretende Recupera Madrid en el Ayuntamiento de la capital.
eldiario.es
Transversalidad o más izquierda: la militancia del PSOE de Madrid elige nuevo rumbo tras la debacle del 4M
Un alcalde o un diputado regional. Más izquierda o una apuesta por la transversalidad. Javier Ayala o Juan Lobato. La militancia del PSOE de Madrid –más de 14.000 inscritos– vota este sábado entre dos modelos para encarar el futuro más inmediato de la federación autonómica después de la debacle electoral del 4 de mayo y con la mirada puesta en 2023. Hubo más candidatos pero finalmente han sido el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, y el portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid –antes alcalde de Soto del Real–, Juan Lobato, los que han llegado a la recta final de las primarias para elegir al nuevo secretario general del partido tras la dimisión el 6 de mayo de José Manuel Franco, el primer damnificado del batacazo del 4M, que llevó a la formación a perder 13 escaños y el liderazgo de la oposición tras el sorpasso en votos de Más Madrid.Los movimientos para hacerse con el liderazgo de la siempre convulsa federación madrileña empezaron hace meses y el proceso culminará este sábado con las primarias. Lobato fue el primero en dar un paso al frente para liderar la secretaría general el mismo mes de mayo, una apuesta que intentó hace cuatro años, cuando Pedro Sánchez apoyó a José Manuel Franco, y cosechó el 20% de los votos. Importantes dirigentes consideraron entonces que se había precipitado en su anuncio en un momento en el que la gestora, controlada por Ferraz y Moncloa, pretendía focalizar el proceso en el programa antes de que se hablara de los nombres. Una vez puesta la maquinaria de las primarias en marcha, el diputado regional se ha convertido ya en el favorito de Ferraz y Moncloa, aseguran diferentes fuentes a elDiario.es, para liderar la formación, aunque no ha recibido el apoyo públicamente. El candidato prefiere negar la mayor y recuerda que la militancia socialista, más la de Madrid, es imprevisible, recordando otros procesos del pasado como la elección misma de Pedro Sánchez en 2018 cuando se impuso a Susana Díaz y Patxi López. Lobato cuenta con el apoyo del alcalde de Alcalá y de la mayoría del grupo parlamentario, además de la delegada del Gobierno, Mercedes González, y del secretario general de las Juventudes Socialistas de España, Omar Anguita. Ayala cuenta con el respaldo de los alcaldes del sur (Getafe, Alcorcón) y de Javier Guardiola, que es el líder de Madrid y que se presenta ahora al federal.El exalcalde de Soto del Real quiso hacer exhibición de fuerzas el 4 de octubre, el día límite para la presentación de avales que dejó la carrera en dos candidatos, tras la renuncia de otros dos. Lobato presentó 4.000 firmas frente a las 2.500 de Javier Ayala. El voto no obstante es secreto este sábado y desde la candidatura del alcalde de Fuenlabrada se muestran "optimistas" por el "apoyo" que recibe "cada día de las agrupaciones y la militancia".Ambos candidatos dicen defender modelos diferentes para encarar el nuevo rumbo del partido. De entrada, Ayala ya ha dicho que sus aspiraciones se limitan a la de secretario general –además de alcalde de Fuenlabrada– frente al proyecto de Lobato, que incluiría la portavocía del grupo parlamentario socialista y encabezar la candidatura a las elecciones de 2023. El diputado regional ha rebajado esas aspiraciones en la última semana aunque en conversación con esta redacción reconoce que en los comicios de dentro de dos años, que califica de "difíciles", no piensa esconderse y dará un paso adelante si es necesario. En el equipo de Ayala dejan claro que su papel pasa por "hacer partido" y creen que esa ambición de Lobato juega en contra de eso. "Cuando unes un proyecto de partido a un proyecto de candidatura lo que acaba pasando es que pones al partido a tu disposición y la cosa no acaba bien", defiende el regidor de Fuenlabrada en conversación con este diario. Preguntado por si apoyará la candidatura de Lobato en 2023 si consigue hacerse este sábado con la Secretaría General, Ayala defiende que su papel será impulsar un proceso de primarias aunque reconoce que su apuesta es que sean mujeres las que encabecen las candidaturas al Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad.El modelo que Ayala propone en este proceso de elección es el de "recuperar el espacio de la izquierda", para recuperar al votante progresista que se ha ido a Más Madrid. "Hay que mirar a Vallecas, Fuenlabrada, Leganés, Móstoles... y no a los PAUs", defiende en clara alusión a su compañero de contienda. "Cualquier duda sobre un proyecto nítidamente de izquierdas nos hará tener un mal resultado", dice. Ayala defiende abiertamente que el modelo de "moderación" que defiende Lobato es "equivocado" y no duda en llamarse el candidato "de izquierdas" frente a unas propuestas que asocia más con Ciudadanos. Preguntado por esta cuestión, Lobato defiende que el PSOE "es un partido de mayorías" y el "único capaz de mirar a izquierda y a derecha". Por eso aboga por apelar al voto también de Ciudadanos, que antes apoyó a los socialistas y que ahora se ha quedado huérfano al no estar cómodo con un PP que mira constantemente a Vox. Ayala también hace hincapié en que focalizará su liderazgo si logra hacerse con la Secretaría General en lo interno ya que, defiende, el trabajo del ganador debe ser ese: mirar hacia la organización y reunificarla porque ahora en Madrid, dice, "no hay partido". "Mi compromiso es hacer una organización fuerte, con músculo para decidir entre todos cuál debe ser el futuro del partido. La candidatura de Juan Lobato es más personalista ya que busca ser el cabeza de cartel en 2023 y va a poner a trabajar al partido para conseguir ese objetivo. Lo que hay que hacer ahora es otra cosa, hacer una partido con identidad madrileña y autonomía", defiende Ayala. Durante el debate celebrado este miércoles en la sede socialista y moderado por la periodista de Telemadrid María José Escalera, ambos candidatos coincidieron en que el PSOE atraviesa una "situación muy mala" y "crítica" tras la debacle del 4M. Ayala habló de "bandazos" en la campaña y de "imposiciones" desde los despachos, entre ellas, la lista con la que los socialistas concurrieron a los comicios, plagada de nombres decididos desde La Moncloa. El diagnóstico de Lobato es algo diferente y defiende "un problema de comunicación" y de "conexión con la sociedad". Los socialistas –asegura– "no han tenido la capacidad de seguir el ritmo de la sociedad y saber adaptarse". Pese a que dicen defender posturas enfrentadas, en cuestiones clave como la educación y los impuestos, ambos candidatos coinciden. Apuestan por la enseñanza concertada y recuerdan que fue impulsada por el PSOE, aunque aseguran que nunca debe ir en detrimento de la enseñanza pública, el modelo que ha diseñado el PP de Madrid las últimos dos décadas, defienden. En cuanto a los impuestos, están en contra que se diseñe el modelo fiscal desde fuera de Madrid, como un tirón de orejas al Gobierno y a otras autonomías socialistas, y señalan que Madrid no es un paraíso fiscal. Ambos coinciden en que hay que pensar para qué deben ser los impuestos y eso pasa por unos servicios públicos fuertes de calidad y que sean las rentas más altas las que paguen más. Eso sí, siempre desde la autonomía y sin injerencias.
eldiario.es
Los partidarios y detractores del Brexit están más divididos que nunca
Las divisiones de la sociedad británica en torno al Brexit parecen más arraigadas que nunca, con pocos indicios de que el tema haya perdido su capacidad para enfrentar a la población. Según la última encuesta sobre actitudes sociales en Reino Unido, el 90% de los ciudadanos que el 23 de junio de 2016 votaron por "salir" o "quedarse" volvería a elegir lo mismo.Cuando Reino Unido salió de la Unión Europea la confianza de los ciudadanos en el Gobierno alcanzó su máximo en diez años. Pero según la encuesta, este incremento procedía casi exclusivamente de los que votaron por el Brexit, ya que los partidarios de quedarse en la UE siguieron tan desilusionados como antes con la política.Según uno de los responsables de la encuesta, John Curtice, en los últimos resultados no hay muchos indicios de que las heridas del Brexit estén cicatrizando. "Reino Unido ha quedado dividido entre una mitad del país que ahora se siente mejor en relación a cómo están siendo gobernados y otra mitad que, al menos en términos relativos, se siente tan mal como siempre".Esta encuesta anual es la que lleva más tiempo midiendo la opinión pública en Reino Unido, por lo que ofrece un cuadro completo de la evolución experimentada durante las últimas cuatro décadas en cuanto a opiniones y expectativas sobre distintas cuestiones morales, sociales y políticas.La encuesta revela que la pandemia llevó la preocupación pública por la desigualdad a su nivel más alto desde 1998. También registra un aumento en el apoyo a las prestaciones sociales y al gasto público, aunque concluye que por ahora no hay pruebas para decir que la COVID-19 haya sido un momento de "reinicio" con un deseo generalizado de cambio en los fundamentos sociales o políticos. Antes que una transformación abrupta en la opinión pública provocada por la pandemia, el apoyo creciente a las posturas progresistas en estas cuestiones es la continuación de un cambio que venía produciéndose desde hace varios años. Como dice Curtice, "estas tendencias no significan una nueva dirección en el sentir de la opinión pública". "Antes que eso, la pandemia ha reforzado opiniones y actitudes que ya se estaban haciendo más comunes en Reino Unido durante los últimos años".En 2020 se ha registrado un fuerte aumento en la proporción de personas con edades comprendidas entre los 18 y los 44 años que consideran Reino Unido como un país desigual donde se favorece a los ricos. La propensión de los adultos jóvenes a coincidir con la idea de que el Gobierno debe redistribuir los ingresos desde los más ricos hacia los menos favorecidos es mayor que la de las generaciones anteriores, un dato que según la encuesta podría tener efectos duraderos."Es posible que la exposición a niveles relativamente altos de precariedad que durante la pandemia han tenido los jóvenes en sus primeros años de vida adulta se convierta en una experiencia formativa que deje como legado una generación más igualitaria; si eso termina o no siendo así solo lo sabremos con futuros sondeos", dice el informe.El Centro Nacional de Investigación Social entrevistó a 2.400 adultos británicos en julio de 2020 y a otros 4.000 entre octubre y diciembre de ese año.Conseguir "terminar" el Brexit revitalizó marginalmente la confianza general en el sistema político de Reino Unido, que en 2019 había tocado un mínimo histórico. Pero esto se debió principalmente a un cambio relevante en la actitud de los euroescépticos, que, por primera vez, han sido más propensos que los partidarios de permanecer en la Unión a estar de acuerdo con la siguiente afirmación: "Los gobiernos ponen las necesidades de la nación por encima de los intereses de los partidos".En pro del buen funcionamiento del sistema democrático, dice el informe, la reparación de algunos de los daños que el estancamiento con el Brexit causó en la confianza de los ciudadanos en el Gobierno "podría considerarse como una evolución a celebrar". Pero añade: "La recuperación de la confianza de los votantes que eran partidarios de seguir en la UE aún parece ser un tema pendiente".Entre los encuestados que votaron en el referéndum de 2016 ha habido pocos cambios de opinión a lo largo de estos cinco años. Pero la encuesta sí detecta un cambio entre los que no votaron: más del doble dice que elegiría permanecer en la UE en lugar de apoyar con su voto la opción Brexit, con un 43% para el primer grupo y un 18% para el segundo.Según la encuesta, la confianza en el Gobierno lleva décadas en retroceso. En 1987, un 47% decía que confiaba en que el Gobierno pondría las necesidades de la nación por encima de los intereses de los partidos "en la mayoría de las ocasiones". Con las disputas parlamentarias sobre la salida del Reino Unido de la UE, este porcentaje cayó en 2019 a un mínimo del 15%, para después recuperarse hasta un 23% en 2020.Pero esta recuperación se debe en gran medida a los que votaron por el Brexit, un grupo donde el 31% expresa su confianza en el Gobierno (el porcentaje era del 12% en 2019). Los que votaron por permanecer en la UE desconfiaban mucho del Gobierno en 2019 (14%) y mantuvieron esa opinión, con pocos cambios, en 2020 (17%). Los debates en torno a la desigualdad que desencadenó la pandemia han producido un pequeño cambio en la opinión pública. Casi dos tercios (64%) están de acuerdo en que "los trabajadores esenciales no están recibiendo la parte que les corresponde de la riqueza del país", una pregunta que se usa como indicador de la preocupación por la desigualdad. El porcentaje es superior al 57% de la medición de 2019 y está en su nivel más alto desde 1998.Sin embargo, no hay un aumento notable en el apoyo a un sistema de redistribución de la riqueza. Según la encuesta, el porcentaje de ciudadanos que apoya la redistribución pasó del 39% en 2019 al 46% en 2020. Pero los que están en desacuerdo también han aumentado: pasaron del 27% al 30% en los mismos años.Traducción de Francisco de Zárate.
eldiario.es
La Guardia Civil sigue la pista de un bombero, un cazador y un vulcanólogo en busca de los rescatadores de los perros del volcán de La Palma
La Guardia Civil ya tiene algunas pistas acerca de quiénes podrían ser los presuntos autores del rescate de los cuatro perros atrapados en medio de la lava del volcán durante cuatro semanas. Al fin y al cabo, La Palma es una isla pequeña (85.000 habitantes) y la comarca del Valle de Aridane, la castigada por el volcán aún sin nombre, aún más chica todavía. Así que los agentes del instituto armando, al igual que muchas personas, ya saben por dónde buscar. En concreto, la Guardia Civil está detrás de la pista de tres hombres: un bombero, un cazador y un vulcanólogo.Saben que los tres hicieron un primer intento de rescate el domingo "por las buenas". Es decir, pidiendo abiertamente que los dejaran pasar para salvar a los animales. Pero al no conseguirlo, optaron por hacerlo clandestinamente, aprovechando la luz de la luna llena. No se lanzaron a la aventura sin tomar precauciones. Los investigadores creen que fueron pertrechados con material profesional, sobre todo de protección, y que incluso llevaban una cámara termográfica que les permitiera pisar por donde las temperaturas del terreno fueran soportables.Los rescatadores son personas de la zona, perfectamente conocedoras del terreno, de los vericuetos y de las posibles escapatorias, incluidas las que pudiera dejar la lava tras arrasarlo casi todo. No se descarta que, además de estas tres personas, hayan participado algunas más en la operación.Lo ocurrido ha sorprendido a mucha gente, sobre todo a las autoridades, que no se esperaban que alguien pudiera atreverse a emprender una aventura tan arriesgada como esta, no solo por el peligro que entraña, sino por el riesgo de cometer una infracción y ser descubierto y denunciado. Además, incomoda muchísimo al Gobierno canario, reacio a otorgar autorizaciones, pese a que muchas han sido solicitadas para casos de lo más variado por parte de las miles de personas damnificadas por la erupción, que ya ha cumplido 34 días. Que haya habido una fisura en la vigilancia y el control puede animar a otras personas, temen en el mando operativo del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (PEVOLCA).Gran parte de la población palmera aplaude la hazaña y se pregunta que si era tan fácil rescatarlos por tierra, por qué no se hizo así en lugar de recurrir a sofisticados métodos aéreos, como la contratación de una empresa especializada en drones de carga. Los integrantes de la compañía Aerocámaras vieron frustrado su viaje a La Palma al descubrir ellos mismos con sus vuelos de reconocimiento que los perros habían sido rescatados y que los rescatadores habían dejado su firma en una pancarta que ya ha sido vista en todo el mundo.¿Dónde están los podencos? Esta es la pregunta que retumba en el ambiente desde este jueves, cuando se conoció que los cuatros canes habían sido rescatados. Solo se sabe que "los perros están bien", como rezaba la pancarta que dejó en la zona del rescate el autodenominado A Team.La reacción popular ha sido muy variada en las redes sociales. Algunos señalan al papeleo que hay que afrontar para estas gestiones como impedimento para la salvación de los canes. "El delito es anteponer la burocracia a la vida de unos animales", denunciaba un usuario en Twitter. Otros han querido dejar en evidencia injustamente a la empresa que se iba a encargar de su rescate. Los equipos desplazados han regresado este viernes a Galicia, de donde es la empresa de drones, Aerocámaras, pero antes han expresado a través de las redes su insatisfacción: "Somos conscientes de lo extraño de toda esta situación y nos sentimos engañados. Instamos a las autoridades a que investiguen lo sucedido". Al leer esto, algunos han criticado que querían "atribuirse méritos", pero la empresa, en declaraciones a RTVC, ha aclarado su mensaje de indignación.Desde el día en el que llegaron, estos pilotos expertos de drones han realizado varias pruebas de reconocimiento para proceder a un rescate seguro y, desde el primer momento, se encendieron las señales de alarma: no daban con el paradero de los perros, habían desaparecido. Los únicos animales que lograron atisbar fueron dos conejos. Por eso los técnicos sienten que su viaje a La Palma ha sido en vano, ya que, realmente, ellos nunca vieron a los animales desde su llegada. Canarias Ahora adelantó este jueves que los podencos fueron rescatados durante la noche del pasado domingo al lunes, es decir, horas después de que el equipo de Aerocámaras pisara la isla, de ahí su descontento. En cualquier caso, los palmeros siguen valorando el acto de generosidad desinteresada de la empresa, algo que también han agradecido desde Aerocámaras.Que un grupo anónimo de personas aún sin identificar haya burlado a las autoridades, a pesar de haber salvado la vida de cuatro seres vivos, a priori, parece tener sus consecuencias. La unidad orgánica de policía judicial de la Guardia Civil ha instruido diligencias por si el rescate por tierra de los perros pudiera ser constitutivo de delito. Eso, además de la infracción administrativa que conlleva que una persona o varias se saltaran el control establecido por agentes de la autoridad para acceder a la zona en la que se encontraban los animales.
eldiario.es
"Podemos encontrar soluciones muy simples a grandes problemas. Alimentemos al mundo con esperanza"
Oviedo ha vuelto a vivir unos Premios Princesa de Asturias como estaba acostumbrada a hacerlo. La pandemia provocó que el año pasado la ceremonia tuviera que celebrarse sin público y en el Hotel Reconquista, pero, en su cuadragésimo primera edición, el evento ha vuelto a tener lugar en su escenario habitual: el Teatro Campoamor.Los reyes Felipe y Letizia, junto a la Princesa de Asturias, Leonor, y la infanta Sofía han presidido una ceremonia donde han sido galardonados el chef José Andrés, la artista Marina Abramović, la nadadora Teresa Perales, la periodista Gloria Steinem, el escritor Emmanuel Carrère, el economista Amartya Sen, la ONG Camfed y los investigadores Katalin Karikó, Drew Weissman, Philip Felgner, Uğur Şahin, Özlem Türeci, Derrick Rossi y Sarah Gilbert.La lluvia no ha aplacado los ánimos de celebración de la ciudad de Oviedo, que culminaba con esta ceremonia una semana cargada de eventos culturales. En las calles, pancartas a favor de la monarquía y en contra fueron los elementos destacados entre las multitudes que se agruparon en los aledaños del Hotel Reconquista y el Teatro Campoamor. Oviedo sonaba al ritmo de las más de veinte bandas de gaitas que se repartían por toda la zona para recibir a la familia real y a los premiados a su llegada al Campoamor. En la plaza de La Escandalera tampoco faltaron los cánticos a favor de la República. "Asturies nun tien rei", gritaban algunos asistentes mientras otros aplaudían la llegada de los monarcas y sus hijas.El salón del Campoamor volvía a recuperar su esencia perdida con cerca del 60% de su aforo y cerca de 700 personas que recibieron con aplausos la entrada de la familia real, sentados junto al presidente del Principado, Adrián Barbón, y el de la Fundación Princesa de Asturias, Luis Fernández-Vega. Como cada año, la reina Sofía no ha querido faltar al acto al que han acudido varios ministros entre las diferentes autoridades.Fernández-Vega inauguraba con el suyo los discursos de una ceremonia marcada por el optimismo y superación de la COVID-19. El presidente de la fundación ha q6uerido celebrar la vuelta al Teatro Campoamor "que simboliza que estamos superando los desastres de la pandemia", en palabras del propio Fernández-Vega. Además, ha destacado el compromiso de la comunidad autónoma de Asturias con la monarquía española: "Esta ceremonia es la prueba de nuestra lealtad con la corona española, que ha sido puesta a prueba en tantas ocasiones", añadía.Tras las palabras del presidente de la Fundación llegaría el turno de los galardonados. En su intervención, el escritor Emmanuel Carrère, premio Princesa de Asturias de las Letras, recordaba los atentados de París en 2015 que causaron 131 muertos. "Algunos arriesgaron la vida para proteger a desconocidos", comentaba en referencia a las víctimas. "Este juicio sirve para explorar colectivamente estos recintos de nuestro corazón", ha añadido en relación al proceso judicial que comenzó el pasado 8 de septiembre.El testigo del escritor francés lo recogía la periodista y escritora Gloria Steinem, premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. En sus palabras, destacaba los aspectos positivos de la pandemia y el confinamiento para la vida social. "Más hombres comenzaron a conocer a sus propios hijos y a descubrir lo que implicaba el cuidado de los niños a tiempo completo", ha considerado Steinem. Eso, ha destacado, hizo que en ocasiones se liberasen "las ataduras" que crean los roles de género. "En nuestros orígenes, todos tenían que ocuparse y cuidar de los niños. El patriarcado creció cuando nos volvimos sedentarios". Así lo ha expresado la periodista que también ha querido lamentar las consecuencias negativas del confinamiento, que trajo consigo un aumento de la violencia machista: "Esa fue una trágica lección", añadía. Sin embargo, también ha querido cerrar su intervención con un mensaje de positividad tras la pandemia. "Vuelvo a tener esperanza". Uno de los leitmotiv de esta edición.En su discurso, la nadadora Teresa Perales, premio Princesa de Asturias de los Deportes, ha recalcado la capacidad del ser humano para levantarse ante las dificultades recordando su trayectoria. "Hay que decidir lo que queremos ser e ir a por ello, sin dejar que los obstáculos impidan, al menos, intentarlo". Tras superar "miedos y vergüenzas" contaba que salió a la calle con su silla de ruedas y que hoy cuenta con 27 medallas en los juegos paraolímpicos.  La intervención del chef asturiano José Andrés, premio Princesa de Asturias de la Concordia, era de las más esperadas y fue las más aplaudida. Un discurso contra el hambre en el mundo y contra todo tipo de discriminación. El cocinero, al frente de la ONG World Central Kitchen, ha destacado "el poder" de un plato de comida para crear unión "y no muros más altos que nos mantengan separados". También ha recordado su recorrido en la gastronomía, desde que abrió su primer restaurante y donde aprendió que no hay que desperdiciar ni la comida, ni la vida de las personas. "La gente no quiere limosna, sino respeto", ha recalcado. Huracanes, tsunamis o incendios forestales son los escenarios en los que ha trabajado el chef José Andrés junto a su ONG. También en la pandemia "proporcionando más de 60 millones de comidas". "Plato tras plato, se pueden encontrar soluciones muy simples a grandes problemas. Esta es la forma de pensar de muchos inmigrantes", ha reflexionado el chef, que se ha mostrado "orgulloso" de ser "inmigrante del mundo".Ha concluido su discurso con palabras de afecto a los damnificados por el volcán de la Palma. "Mi corazón está con ellos. No deben ser olvidados en este momento. Alimentemos al mundo de esperanza. Construyamos mesas más largas", ha zanjado.El rey Felipe VI ha protagonizado el final de una ceremonia centrada en un mensaje de esperanza. Sin embargo, el monarca ha reconocido en su discurso "la fragilidad" de los valores de la democracia, "cuyo vigor y vigencia demandan siempre una defensa firme, permanente, constante y consciente", en palabras de Felipe VI.También ha dejado un mensaje de denuncia. "La violencia, la discriminación, la falta de oportunidades y el retroceso todavía hacia situaciones que parecían superadas" son una muestra de que a día de hoy aún se siguen padeciendo "conflictos que ponen en peligro todo lo conseguido y cuestionan la legitimidad de principios que son irrenunciables". De esta manera se ha pronunciado al dirigirse a la premiada Gloria Steinem.Felipe VI ha destacado a su vez su labor y que no alberga "duda alguna" sobre la "igualdad de derechos entre seres humanos", calificando su empeño de "imprescindible" para un mundo "en equilibrio y más justo". Un mundo donde las vacunas, ha recalcado, lleguen a cada punto sin excepciones, como ha concluido en referencia a la pandemia. El cierre definitivo de la ceremonia, como cada edición, lo ha aportado la Real Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo con la interpretación del himno de Asturias.
eldiario.es
No leerás libros impuros
La retirada por vía de especial urgencia ejecutada por la jueza Carola Soria Piquer de 11 lotes de 32 libros de temática LGTBI donados por el Ayuntamiento de Castellón a bibliotecas de institutos y un centro socioeducativo es un ataque tan grave a nuestro empeño de convivir con libertad sexual y de expresión que resulta intolerable.La magistrada da cauce por vía "cautelarísima" a la denuncia de la asociación ultracatólica vinculada a Vox, Abogados Cristianos, para quien los libros "vulneran derechos fundamentales como la libertad religiosa porque recurre al constante escarnio de las religiones, no sólo católica, también al Islam, el judaísmo y la religión evangélica" y también lesionan el "derecho de los padres sobre la educación de sus hijos". En su auto, la jueza justifica el secuestro exprés de los títulos diciendo que, una tramitación ordinaria produciría "perjuicios irreparables", pues "en dicho lapso de tiempo (los libros) podrían ya ponerse a disposición de los alumnos menores de edad a quienes van dirigidos."Sí, habéis leído bien: los libros causarían daños irreparables. Ensayos, novelas, poemarios como El fin del armario de Bruno Bimbi (defendido enseguida por el presidente argentino Alberto Fernández muy crítico con esta “censura”) o La cultura de la homofobia y cómo acabar con ella, de Ramón Martínez, El amor del revés del último premio Herralde, Luisgé Martín o No vine a ser carne, de Gata Cattana (aquí tenéis la lista entera). Libros que ya están al alcance de cualquiera en bibliotecas y librerías. ¡ALERTA: nuevo riesgo de pandemia!Como Abogados Cristianos se creó en tiempos del gobierno Zapatero y desde entonces batalla contra la libertad sexual y los derechos LGTBI, pero también feministas y reproductivos (con sus cruzadas del Hazte oír, el pin parental y todos su universo inquisitorial), nos tiene curados de espanto. Tampoco extraña que Vox bata palmas. Lo que, en cambio, asombra cada vez más es que la ultraderecha antidemocrática encuentre amparo instantáneo en supuestos garantes de la legalidad, como la magistrada Soria.¿El derecho fundamental a la educación del alumnado al que se le hurtan estos libros no merece también protección urgente? Y, en paralelo, ¿en qué limita la libertad religiosa un ensayo, novela, poema LGTBI? ¿Impide a alguien sus creencias? ¿Acaso no hay gays cristianos, como musulmanes, judíos o ateos? Si Ludovic-Mohamed Zahed salió del armario como imam gay de París y casado con otro hombre, ¡en 2017! Pero, ¿de qué estamos hablando? Y, ¿a qué siglo arcaico nos ha llevado el Ministerio del Tiempo?¿Que algunos de esos libros son un espejo poco favorecedor, que critican a la Iglesia? Acabáramos, ¿no se pueden escribir/leer textos críticos? Sería para troncharse, solo que a la vez nos rasgamos las vestiduras con noticias sobre que las afganas tienen que reconstruirse el himen para fingirse vírgenes. Si a atrasos del mismo medievo nos intentan arrastrar, continuamente, los talibanes de Vox y Abogados Cristianos.Ojalá la jueza Carola Soria rectifique, aunque existe el mal precedente de que usó otra vía cautelarísima para avalar una pseudoterapia contra el covid que los médicos desaconsejaban y tuvo que levantar la medida otro juez.Da vértigo sentir que en el país cuyo mayor tesoro nacional, cuyo gran símbolo (tan citado en vano), es un libro y no uno cualquiera, sino un libro en el que al protagonista le quemaban sus libros por perniciosos y dañinos, en esta España, 400 años después de que Cervantes muriera, si don Quijote volviera toparía con fanáticos barberos y curas, tías y sobrinas que harían, de nuevo, de su biblioteca una pira.¿Han leído El Quijote los Abogados Cristianos? ¿Pedirán que lo retiren de los institutos porque el retrato de ese cura hostigador del pobre Alonso Quijano deja mal al clero?  El papel de la Iglesia en esto no es baladí (y ya lo siento por esos creyentes y religiosos que hacen tan gran labor en ámbitos como el de la exclusión o la protección de los migrantes). Pero es que mientras los Abogados Cristianos atacan los derechos de todos nosotros en su cruzada anti LGTBI, la Conferencia Episcopal calla, igual que tapa la pederastia que corroe sus entrañas.Neus Tomàs escribía esta semana en este diario cómo frente al reconocimiento por parte de la Iglesia francesa de 216.000 víctimas de 3.000 sacerdotes desde la década de los 50 al año pasado, en España, son investigaciones periodísticas las que sacan a la luz, por ahora, 360 casos con 928 víctimas. Ante lo cual, el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Juan José Omella, ha tenido la desvergüenza de alegar en televisión, estos días, que la culpa de los crímenes de sus curas-predadores es de "los medios de comunicación que incitan a un sexo libre."La Iglesia católica española, la principal patronal de los colegios concertados, ni depura la pederastia pasada ni actúa para evitar que aún hoy exista en sus aulas. Una pederastia que, según el informe publicado esta semana por sus homólogos en Francia, tiene "una particularidad neta: el 80% de abusos los sufrieron niños, varones, de 10 a 13 años." Víctimas de curas-pederastas gays, vamos.¿Va a abrir pleitos Abogados Cristianos para proteger de la pederastia a los alumnos de colegios católicos? ¿Para defender el derecho de las familias a que sus hijos no sean sobados ni violados?¿Los poderes públicos, policía o fiscalía, investigarán la pederastia sistémica de la Iglesia española cuya punta de iceberg tanto recuerda cómo emergieron los casos de EEUU, Irlanda, Canadá, Francia o delega todo esclarecimiento en la labor de la prensa?Dejemos de hacernos trampas al solitario sobre quién corrompe y quién educa en libertad y respeto a nuestros niños y niñas en los colegios.
1 d
eldiario.es
La incidencia sube más de un punto y se sitúa en los 44,49 casos
La incidencia aumenta de nuevo este viernes, y registra 44,49 casos por cada 100.000 habitantes. Es el tercer día consecutivo que la curva experimenta una subida, aunque desde el jueves de la semana pasada se han presentado ligeros descensos y ascensos.El Ministerio de Sanidad ha notificado 2.556 nuevos contagios, mientras este jueves se registraban 1.881 nuevos casos de COVID-19. En total, desde que comenzó la situación de emergencia por coronavirus, en España 4.997.732 personas se han contagiado.Además, Sanidad ha informado de 30 muertes, un ascenso con respecto a este jueves, cuando se registraron 20 decesos. La cifra total de fallecidos desde que empezó la pandemia asciende ya a 87.132 personas.La Ponencia de Vacunas, integrada por expertos que asesoran al Ministerio de Sanidad, va a proponer a la Comisión de Salud Pública que se inocule una dosis de refuerzo de Pfizer o Moderna a los casi dos millones de personas que recibieron el suero monodosis de Janssen tras constatar una reducción de la protección, según confirma el departamento que dirige Carolina Darias. "La ponencia valora su incorporación a la estrategia", apunta una portavoz, que asegura que está "en constante proceso de revisión".No obstante, la decisión, para ser firme, debe ser aprobada en la Comisión de Salud Pública. Las comunidades autónomas esperan que este paso se dé la próxima semana aunque algunas ya conocían "informalmente" que la dosis de refuerzo para los 1,9 millones vacunados con Janssen iba a llegar más pronto que tarde. La idea inicial es que la inyección se administre al menos tres meses después de la primera y que sea siempre de ARN mensajero, es decir, la pauta sería heteróloga (dos vacunas diferentes).
1 d
eldiario.es
Subastado por 6,65 millones de euros el esqueleto del mayor triceratops descubierto hasta el momento
El esqueleto del mayor ejemplar de triceratops descubierto hasta ahora ha sido adjudicado este jueves en la casa de subastas Drouot de París por 6,651 millones de euros (7,6 millones de dólares). El ejemplar vivió hace unos 66 millones de años en lo que hoy es el norte de Estados Unidos. El comprador es "un coleccionista estadounidense" que no quiere que se haga público su nombre, según han explicado a Efe fuentes de la venta, que pusieron el acento en que el triceratops volverá al país de donde salió. Alexandre Giquello, el comisario organizador de la subasta, y su equipo, habían fijado una estimación de partida en entre 1,2 y 1,5 millones de euros. Pero tenía la esperanza de que el precio definitivo superara ampliamente esa horquilla.El ejemplar de triceratops, una de las últimas especies de dinosaurios antes de su extinción, en el Cretácico, fue puesto a la venta en una nueva edición de lo que Drouot llama Naturalia, una subasta que desde hace cinco años se dedica a curiosidades naturales que ofrecen espectacularidad y estética a la vez.Big Johnue, como fue bautizado al ser descubierto en 2014 por Walter Stein, un investigador especializado, fue encontrado en un yacimiento de una zona conocida como Hell Creek, en el Estado de Dakota del Sur. Las campañas de excavaciones se prolongaron al año siguiente y permitieron reconstituir el 60 % del esqueleto en un trabajo minucioso que se llevó a cabo posteriormente y durante seis meses en Italia, explicó a Efe el experto en paleontología Iacopo Briano. El ensamblaje de los diferentes fragmentos con resina y su consolidación en laboratorio mediante una estructura metálica con los huesos que faltan permitieron poner en pie el esqueleto de ocho metros de largo y algo menos de tres metros de altura.Briano reconoció que resulta difícil estimar de forma precisa el peso real del animal, pero en cualquier caso eran "varias toneladas, como un gran paquidermo". Lo que sí que se ha podido determinar es que su tamaño era "entre un 5 % y un 10 % superior" al mayor ejemplar de triceratops conocido hasta ahora.Los investigadores encontraron dos heridas que presumiblemente se hizo en luchas con otros dinosaurios -probablemente por la defensa del territorio o por su reproducción sexual-, una en la cola y, sobre todo, otra en la cabeza que le provocó una brecha de unos 30 centímetros en un hueso. Un equipo de paleo-patología que realizó un estudio macroscópico y microscópico concluyó que esa perforación la hizo el cráneo de otro triceratops. Ninguna de esas dos heridas fue mortal y hay signos de que en el hueso hubo un proceso de cicatrización. De hecho, dado el gran tamaño de Big John se considera que el animal debía de ser bastante maduro y, según Briano, "pudo haber muerto simplemente de viejo".Giquello hizo hincapié en que nunca ponen a la venta pública especímenes que tengan un interés particular para la investigación para no crear competencia con los museos. En este caso, recordó que el triceratops es un dinosaurio tan conocido que este ejemplar ofrecía un atractivo limitado para los científicos.
1 d
eldiario.es
El Ayuntamiento de Madrid aprueba una nueva rebaja de impuestos que mermará las cuentas en 173 millones de euros
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han presentado este viernes las balanzas fiscales que servirán de base de los nuevos Presupuestos para la capital y que se centrarán en una bajada "generalizada de impuestos, por tercera vez consecutiva, que beneficiará a todos los madrileños", según han destacado los dos regidores, que han estado acompañados en la rueda de prensa por la concejala de Hacienda, Engracia Hidalgo. La principal medida es la reducción del IBI para las viviendas, locales comerciales, oficinas y locales de ocio, que, según han adelantado tanto Almeida como Villacís, pasará del 0,456% al 0,428% y supondrá un ahorro de más de 60 millones de euros para las familias; así como la exención del Impuesto de Actividades Económica (IAE) durante los dos primeros años a las empresas que inician ahora su actividad. El Gobierno municipal ha cifrado en 500 millones "el ahorro" que en estos tres años ha supuestos para los madrileños "las reiteradas bajadas de impuestos", de los que 300 son por la reducción del IBI, pero Hidalgo ha reconocido que con esta política el Ayuntamiento dejará de recaudar este año 173 millones de euros. Almeida ha preferido destacar los beneficios que cree que va a tener esta rebaja impositiva: "Planteamos un marco fiscal competitivo y atractivo para que Madrid pueda seguir creciendo", ha destacado el regidor, que ha calificado a la capital de "la locomotora de la recuperación económica de España" después de estos años de pandemia. "Estas Ordenanzas Fiscales para 2022 buscan el beneficio de todos los madrileños y consolidan la recuperación económica. Madrid es determinante para que esa recuperación se produzca en el conjunto de España". "Continuamos en ese esfuerzo presupuestario que permite combinar una buena gestión y bajar los impuestos", se ha jactado antes de contraponer "el modelo político" del Consistorio de Madrid con el del Gobierno de Pedro Sánchez, que prefiere "subir impuestos" cuando, a su juicio, "no es el momento" para hacerlo.El alcalde ha adelantado que esperan contar con Vox como "socio preferente" para sacar de nuevo adelante las cuentas municipales, aunque ha reconocido que todavía no se han sentado a hablar con el grupo de la extrema derecha. "Sabemos que esto no es lo que quiere la izquierda, pero confiamos en llegar a un acuerdo con Vox. No sabemos cuándo, porque las negociaciones con Vox siempre son complicadas y largas" ha afirmado. Pero Villacís, que ha destacado que el suyo es "un gobierno liberal", ha matizado luego que ampliarán las conversaciones a los grupos de la oposición con la esperanza de que alguno les dé su apoyo.Otra de las medidas que incluyen estas estas ordenanzas fiscales, que se someterán a la aprobación del Pleno Municipal, es la exención del pago de del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) durante los dos primeros ejercicios impositivos a las empresas. Prorrogarán además la bonificación del 50% de la cuota municipal durante los periodos impositivos tercero, cuarto y quinto. Por otro lado, se eliminan las tasas a las terrazas COVID, pero se mantendrán las de los mercadillos, que afectarán a 226 puestos que ya han retomado la normal actividad tras meses de parón. Esto, según han explicado los regidores municipales, supone unos cinco millones de los 65 que los madrileños ahorrarán. "Como ve, se pueden bajar los impuestos manteniendo los servicios públicos y gestionando mejor", ha afirmado Villacís, que ha calificado este viernes como "un día muy feliz para todos los madrileños a los que se les va a aliviar la presión fiscal" por tercera vez consecutiva, algo que sitúa además a Madrid una de las trece capitales de España que menos impuestos paga. Especialmente en cuanto a IBI, dado que este impuesto, según ha dicho, es mucho menor en Madrid que "en Sevilla, Barcelona o Valencia". La vicelacaldesa ha cifrado en 2,2 millones los recibos del IBI que se beneficiarán de la bajada, de los cuales 1,5 millones de recibos corresponden a viviendas; 96.200 a locales comerciales; 30.000 a oficinas, más de 11.000 a naves industriales y 7.200 a locales de ocio. "Esta es una magnífica noticia", ha añadido la vicealcaldesa, sobre todo teniendo en cuenta las dificultades que atraviesan las familias especialmente por "imparable subida de la luz" del Gobierno de Sánchez. "Cuando todo sube, el Ayuntamiento baja impuestos", ha sentenciado.
1 d
eldiario.es
Cinco pueblos y cinco bosques para disfrutar los colores del otoño
Cuando el otoño se pone en marcha muchos de los bosques españoles entran en estado de transformación, los árboles se preparan para la llegada del frío y los paisajes cambian de color. Los verdes dan paso a los amarillos, ocres, marrones y rojizos, y los suelos se llenan de hojas que pisar. Es el momento ideal para ir a conocer algunos de los bosques más bonitos de España y, ya que estamos, visitar también unos cuantos pueblos que no se quedan atrás. Estos cinco pueblos tienen cerca algunos de esos parajes naturales que se vuelven un espectáculo de color cuando llega el otoño, por lo que además de adentrarnos bajo los árboles en busca de las hojas podemos convertir nuestro viaje en toda una experiencia cultura. Pasando por Huesca, Navarra, Salamanca, Guadalajara y Jaén, aquí tienes cinco propuestas para pasar un fin de semana cien por cien otoñal.Viajamos en primer lugar a Torla-Ordesa, que fue solo Torla hasta noviembre de 2014, y que hace de puerta de entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Huesca. Aunque el pueblo fue seriamente dañado durante la Guerra Civil luce un bello conjunto urbano de calles estrechas y empedradas típicas del Pirineo. Merece una buena visita, donde verás que la torre de su iglesia y varias casas señoriales como la Casa Oliván o la Casa Viú son algunos de sus elementos más llamativos. Pensar que Ordesa y Monte Perdido es Parque Nacional ya dice mucho. Cuando llega el otoño sus ríos se llenan, sus cascadas crecen y sus árboles lo llenan todo de naranjas y ocres. Adentrarse en el bosque puede convertirse en una experiencia mágica y disponemos de infinidad de rutas de senderismo para comprobarlo por nosotros mismos. Llegamos al límite norte de la provincia de Cáceres, donde se encuentra el municipio de Hervás, en pleno Valle de Ambroz. Su casco histórico mantiene una de las juderías mejor conservadas del país, por lo que no faltan las calles estrechas y una arquitectura serrana levantada a base de adobe, madera de castaño y teja en vertical.Aquí, en el Valle de Ambroz, los bosques nos dan la bienvenida con árboles centenarios. Una tierra de castaños y robles donde los paisajes se ponen tan bonitos que merecen la celebración del Otoño Mágico, una fiesta cultural que lleva celebrándose más de veinte años con una agenda en la que no faltan actividades como las caminatas, los conciertos, las rutas en bicicleta de montaña, la gastronomía, la artesanía y mucho más. La Selva de Irati no necesita presentación, es sin duda uno de los bosques más bonitos de España y más aún cuando el otoño lo cambia todo de color. Ochagavía presume de ser uno de los pueblos más bonitos del Pirineo navarro y tiene razones para hacerlo, con sus casas de piedra con empinados tejados de pizarra, varias casas palaciegas y algunas blasonadas con escudos nobiliarios. Su puente de piedra de origen medieval es su principal seña de identidad.Desde Ochagavía estaremos muy cerca de la Selva de Irati, uno de los mayores bosques de hayas y abetos de Europa que se convierte en un espectáculo de color cuando llega el otoño. Hay multitud de senderos bien señalizados que nos permiten recorrer kilómetros y kilómetros pisando hojas secas.Estamos en Jaén, en el pueblo de Cazorla, el que da nombre a la sierra y que rezuma encanto por los cuatro costados. Aquí, además de caminar sin rumbo entre casitas blancas, hay tres lugares que no te puedes perder: el Castillo de la Yedra y las ruinas de la iglesia de Santa María junto a la bóveda del río Cerezuelo, pues la primera fue construida sobre el segundo, que fue encauzado con una singular bóveda para poder construir sobre él. Por su lado, las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas son Parque Natural y están plagadas de bosques, ríos y senderos que nos permiten conocerlas en profundidad. El otoño hace salpicar de colores sus árboles y, aunque el nacimiento del río Guadalquivir es uno de los lugares que nadie se quiere perder, en realidad la Cerrada de Elías o la Cerrada del Utrero son dos de sus senderos más espectaculares.Y para terminar este viaje otoñal llegamos a la provincia de Guadalajara, donde podremos conocer pueblos como Valverde de los Arroyos, posiblemente el más bonito de los pueblos negros guadalajareño, y bosques como el Hayedo de Tejera Negra, uno de los hayedos más importantes del país. Valverde de los Arroyos es un gran y bello ejemplo para conocer la Arquitectura Negra, una serie de pueblos que forman un conjunto singular por utilizar en la construcción de sus viviendas lajas de pizarra y piedra oscura entre los que también se encuentran Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas, Robleluengo y Mataelrayo.Pero definitivamente, para vivir un otoño diferente metidos en la naturaleza, nada como visitar el Hayedo de Tejera Negra a través de sus senderos circulares perfectamente señalizados para caminar entre hayas y los llamativos colores ocres de sus ramas. Aunque el acceso es libre el acceso en coche sí está restringido, por lo que es necesario realizar una reserva para el aparcamiento.
1 d
eldiario.es
El Constitucional rechaza la petición de IU y el PCE de investigar a Juan Carlos I
La querella de Izquierda Unida y el Partido Comunista contra Juan Carlos I terminará en Estrasburgo. El Tribunal Constitucional ha decidido inadmitir el recurso que los dos partidos interpusieron contra la decisión del Tribunal Supremo de no abrir una investigación penal sobre las finanzas del rey emérito y el siguiente paso que darán ambas formaciones es llevar el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. En un escrito del pasado 13 de octubre, el tribunal de garantías decretaba la inadmisión del recurso de amparo promovido por ambos partidos. Un escrito en el que los magistrados explican que "la Sección ha examinado el recurso presentado y ha acordado no admitirlo a trámite por no apreciar en el mismo la especial trascendencia constitucional" requerida para llegar a ser estudiado de cara a una sentencia. Los dos partidos políticos reclamaban que el Tribunal Constitucional obligase al Supremo a admitir a trámite su querella y abrir una investigación. Los dos partidos, junto con el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas, impulsan desde 2018 una querella contra el rey emérito desde la publicación de unas grabaciones en las que Corinna Larsen, examante del monarca, reconocía el cobro de comisiones por parte de Juan Carlos de Borbón. Con el tiempo la querella fue apuntando a nuevos indicios investigados tanto por la Fiscalía Anticorrupción como por la Fiscalía del Tribunal Supremo: posibles delitos fiscales, el uso de tarjetas opacas desvelado por elDiario.es y finalmente las regularizaciones fiscales por valor de 4,5 millones de euros. La sala de lo penal del Tribunal Supremo ha inadmitido las diversas querellas y peticiones de reactivación de la causa. Los jueces de la sala que preside Manuel Marchena entienden que las alegaciones de IU y el PCE se basan en noticias conocidas a través de la prensa y han llegado a denunciar "una regularidad selectiva que esconde una profesionalización del ejercicio de la acción popular". En ese mismo auto el Supremo también decretaba el archivo de otra querella similar presentada por Òmnium Cultural. Ambos partidos y el Foro de Abogados y Abogadas de Izquierdas llevaron el caso en amparo al Constitucional alegando que las sucesivas negativas del Tribunal Supremo habían vulnerado el derecho a una resolución motivada y a una investigación "eficaz y efectiva", denunciando "parcialidad y animadversión" por parte de los jueces en base a sus afirmaciones tan críticas con el ejercicio de la acusación popular. El recurso, ahora rechazado por el Tribunal Constitucional, aseguraba que los hechos conocidos de la investigación al monarca en el último año daban "verosimilitud" a su querella y que por tanto las expresiones del Supremo deben ser calificadas "como un indicio objetivo de su pérdida de apariencia de imparcialidad".Fuentes de los partidos que impulsan la querella entienden que ahora es el momento de llevar el caso a Estrasburgo al tratarse de un asunto de "gran importancia" por la "sensación de impunidad que deja en buena parte de la sociedad" el hecho de que el Supremo no haya querido, por ahora, investigar al rey emérito. Entienden que estas decisiones de la sala de lo penal han lesionado el derecho fundamental de estos partidos a la tutela judicial efectiva.Mientras tanto la triple investigación al rey emérito y su fortuna va camino del archivo en la Fiscalía del Tribunal Supremo. Los representantes del Ministerio Público entienden que la combinación de la inviolabilidad que protegió a Juan Carlos I hasta su abdicación y sus regularizaciones ante Hacienda le parapetan ante cualquier tipo de acción por la vía penal. Las primeras pesquisas surgieron hace tres años en la Fiscalía Anticorrupción y pasaron en 2020 a manos de la Fiscalía del Supremo y un equipo liderado por Juan Ignacio Campo, actualmente teniente fiscal del alto tribunal. La primera fase de la investigación abordó el cobro de decenas de millones de euros en comisiones por parte de Juan Carlos I por su intervención en la adjudicación de las obras de construcción del AVE a La Meca a empresas españolas. Unas comisiones que, supuestamente, fueron ocultadas al fisco español. En este caso desde el principio la Fiscalía dejó claro que el cobro de las comisiones estaba fuera de su ámbito de actuación al ser anterior a 2014 y por tanto cuando todavía estaba protegido por su inviolabilidad.La siguiente investigación abierta fue desvelada por elDiario.es: el uso por parte del monarca y más miembros de su familia de tarjetas de crédito opacas y a espaldas del fisco. Para hacer frente a la deuda con Hacienda derivada del uso de estas tarjetas, su defensa presentó una primera regularización de más de 600.000 euros. La tercera y última ramificación de la causa está relacionada con un fondo millonario en la isla de Jersey supuestamente vinculado al monarca emérito según un informe remitido por los servicios antiblanqueo.
2 d
eldiario.es
Luces y sombras del primer gran acuerdo para la fiscalidad global
El proceso se inició en 2019 con negociaciones sobre dos pilares, y es la primera vez que un número tan elevado de países negocian en un cuadro multilateral sobre una cuestión tan compleja como es la fiscalidad. El acuerdo ha sido refrendado por 136 de las 140 jurisdicciones (incluyendo todos los países europeos), quedando fuera Pakistán, Sri Lanka, Kenya y Nigeria, por razones que luego explicaré.  El acuerdo deberá ser ahora validado por la cumbre de líderes del G20 que tendrá lugar en Roma el 30 y 31 de octubre. Vamos, en primer lugar, a tratar de explicar los detalles del acuerdo, que establecen unos mecanismos extremadamente complejos sobre reparto de beneficios (Pilar I)  y tributación mínima (Pilar II). El llamado Pilar I, que establece normas para la recolocación de beneficios en distintas jurisdicciones, se aplicará sobre multinacionales por encima de los 20.000 millones de ingresos y una rentabilidad superior al 10% (aproximadamente unas 100 grandes multinacionales en el mundo). La norma plantea que el 25% del beneficio residual por encima del 10% de beneficio tributará donde se generó dicho beneficio, independientemente de si la compañía tiene o no una sede física en esa jurisdicción. Pongamos como ejemplo lo que ocurre ahora con Google. Todos sus beneficios tributan en EEUU, independientemente de donde se genera dicho beneficio. Google no está presente en la mayoría de países donde factura, y al no tener una presencia establecida no está sometida a impuesto de sociedades alguno en esos países. Con la nueva norma, Google seguirá pagando sus impuestos en EEUU, pero una porción de sus beneficios será atribuido a otras jurisdicciones aunque no tenga una presencia física allí. Esa norma no solo afectará a empresas digitales como Google, sino también a multinacionales con presencia establecida en otros países pero que se dedican a repatriar la mayoría de sus beneficios en sus jurisdicciones de origen en concepto, por ejemplo, royalties. Una porción de esos beneficios tributarán ahora donde se generan.Se calcula que esta nueva norma obligará a cambiar de lugar de tributación a más de 125.000 millones de dólares. Países como EEUU o Irlanda verán como se reduce una pequeña parte de su base impositiva. El Pilar II, por otro lado, fija un tipo mínimo global de imposición. Este mínimo global se aplicará a compañías con beneficios superiores a 750 millones y se estima que generará alrededor de 150.000 millones de dólares de ingresos fiscales adicionales.  El mecanismo se denomina GLOBE (Global anti-base Erosion Rules) y consiste en fijar un tipo mínimo del 15% a nivel global, a partir de tres normas: 1) Income inclusión rule 2) Undertaxed Payment Rule 3) Subject to Tax Rule.Vamos a tratar de explicar cada una de ellas. La primera norma, "Income Inclusion Rule", se aplicará a subsidiarias que en estos momentos no pagan o pagan muy poco en impuestos. Imagínese una multinacional del automóvil alemana con una subsidiaria en Luxemburgo que paga un tipo efectivo del impuesto de sociedades allí del 5%. Con las nuevas normas, la agencia tributaria de Alemania podrá aplicar un recargo adicional a esos beneficios hasta llegar al 15%. Esos impuestos se pagarán en Alemania y dejarán sin efecto el reducidísimo tipo efectivo del que gozaba la subsidiaria de la multinacional en Luxemburgo. Imagínese ahora una multinacional de la alimentación norteamericana que llegó a un acuerdo con la India para no pagar impuestos durante diez años allí. Con las nuevas normas, los EEUU aplicarán un 15% a ese beneficios obtenidos en la India que hasta ahora no tributaban. Así, de facto, se establece un 15% global, y la primera consecuencia es que los incentivos de Luxemburgo y compañía para hacer regalos fiscales desaparecen.La segunda norma, "Undertaxed pavement rule", funciona como complemento de la primera. Imagínese usted una línea aérea que se dedica a repatriar beneficios de Francia a Irlanda, donde no se le aplica el 15% del acuerdo. Francia tendrá entonces derecho a retener bajo su tributación esos beneficios. La tercera norma, "Subject to Tax Rule", es una norma destinada a mejorar los ingresos fiscales de los países en desarrollo. Aquellos países con un tipo nominal inferior al 9%, deberán permitir que los países en desarrollo hagan tributar en sus países los beneficios hasta el 9%. Por ejemplo, si una multinacional traslada beneficios de Etiopía a las Islas Caimán donde paga allí un 5%  de impuesto de sociedades, en ese caso Etiopía podrá hacer tributar el resto hasta el 9% en su jurisdicción.Es importante entender los detalles del mecanismo para no confundir este acuerdo con el tipo nominal estándar del impuesto de sociedades en cualquier país. Ese mínimo afecta a las jurisdicciones agresivas en materia de fiscalidad y no a los tipos que tenemos en cada uno de nuestros países que seguirán operando tal y como están ahora. Una vez explicado el acuerdo, y reconociendo que es sin duda un avance, se impone una visión crítica sobre muchos de sus aspectos. En primer lugar, las compañías cubiertas por el Pilar I son demasiado pocas al haberse establecido unos umbrales demasiado elevados. Algunos gigantes como Amazon no se verán afectados al no alcanzar el 10% de rentabilidad, por poner el ejemplo más clamoroso. Además, el acuerdo por el Pilar I viene con la contrapartida de que no se podrán adoptar medidas unilaterales en materia fiscal a partir de octubre de 2023, lo que obligará a retirar los impuestos digitales que han puesto en marcha entre otros España.Por lo que se refiere al tipo mínimo establecido en el Pilar II, es a todas luces demasiado bajo. EEUU había sugerido el 21%, y hemos terminado en el 15%. Además, fruto de la presión de Irlanda, se eliminó a última hora las palabras "por lo menos" delante de 15%, lo que hubiera permitido a algunos países a aplicar un tipo más elevado. En tercer lugar, otro de los elementos muy criticables es la manera en como se ha diseñado este mínimo del 15%. Al tener la mayoría de estas grandes empresas sede en los países occidentales, los beneficios adicionales que generará este mínimo se quedarán allí al aplicarse el recargo en los países de origen, aunque el beneficio se haya obtenido fuera. Esta es una de las razones por las que faltan cuatro firmas muy relevantes en el acuerdo final. ONG de referencia en materia de fiscalidad en nuestro país como Oxfam se han mostrado muy críticas con el acuerdo por este y otros aspectos.Con todas estas limitaciones, sin embargo, y teniendo que lamentar el papel jugado por algunos países europeos en la rebaja significativa del acuerdo, para mi hay dos grandes avances que no podemos obviar. Primero, se trata del primer gran acuerdo global para la fiscalidad. Avanzar en marcos multilaterales para ordenar la fiscalidad a nivel global es un de los requisitos indispensables si queremos poner normas de gobierno a la globalización. Este primer acuerdo es, desde este punto de vista, muy importante. Y debe ser considerado tan solo un primer paso, porque necesitamos ir mucho más allá.Y en segundo lugar, por primera vez en este siglo establecemos a nivel global un suelo fiscal para tratar de frenar la carrera hacia la baja en materia de impuestos. Es cierto que este suelo tendrá en el corto plazo efectos limitados (Irlanda ha anunciado que subirá su tipo nominal para las compañías afectadas del 12,5% al 15%, no para el resto). Pero la buena noticia, de nuevo, es el camino que abre.El acuerdo deja sin duda un sabor amargo, pero abre caminos que hasta ahora parecían imposibles.
2 d
eldiario.es
Profesionales y directivos: retos pospandemia
A veces es difícil de comprender. Muchas cuestiones laborales han estado burbujeando bajo la superficie durante bastante tiempo, pero sólo ahora hemos empezado a tomar medidas decisivas. Los trabajadores y trabajadoras europeos se encuentran ante una importante encrucijada, y estamos haciendo todo lo posible para conducirlos por el mejor camino.Los últimos 24 meses han sido turbulentos para los trabajadores y trabajadoras europeos. Mientras que la pandemia del COVID-19 ha cambiado para siempre nuestro mundo laboral, la Unión Europea también ha anunciado cambios a gran escala a través del Acuerdo Verde Europeo y el compromiso de digitalizar, entre otros, las infraestructuras públicas y nuestros lugares de trabajo. Para los que están en la "burbuja de Bruselas", que se ocupan de la normativa europea, estos retos se han traducido en una acción frenética. En el corazón de la Unión Europea, las comunicaciones, directivas y propuestas más importantes han sido un sello distintivo de la respuesta a la pandemia.Estamos en contacto permanente con los funcionarios de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo y la necesidad de cambiar la forma de apoyar a los trabajadores y defender sus derechos ha quedado muy clara en los últimos 24 meses. Nada que ver con lo que ocurrió en la crisis de 2008. Y en ello han contribuido decididamente los sindicatos europeos.Eurocadres, sindicato con sede en Bruselas, es el Consejo Europeo de Personal Profesional y Directivo, que celebra su congreso los días 20 y 21 de octubre en Madrid. Es una organización asociada a la Confederación Europea de Sindicatos y está reconocida por la Comisión Europea como interlocutor social europeo y representa a más de seis millones de trabajadores y trabajadoras profesionales y directivos europeos. Con 62 organizaciones miembros en toda Europa, Eurocadres es la representación sobre el terreno en Bruselas de los sindicatos nacionales de profesionales y directivos, y transmite sus problemas e inquietudes a los responsables políticos europeos. Casi todo lo que hacemos está relacionado con una cuestión nacional concreta, ya sea de nuestros miembros o de otros sindicatos. Como cualquier organización dirigida a la Comisión y el Parlamento Europeo, queremos lograr la formación de políticas a través de las necesidades de los trabajadores de todo el bloque.La nueva dirección de Eurocadres se enfrentará a diferentes retos en los próximos cuatro años. En concreto, se centrará en el citado Acuerdo Verde Europeo y una apuesta decidida por la digitalización. No es ningún secreto que necesitamos descarbonizar nuestra economía de inmediato, pero necesitamos una transición justa para los trabajadores y trabajadoras europeos. Como representantes de los profesionales y directivos, queremos que este colectivo de asalariados tenga la capacidad necesaria para liderar de forma responsable para que contribuya de forma significativa a los esfuerzos de las empresas para reducir las emisiones.Sin embargo, no nos hacemos ilusiones de que la calidad de la vida laboral no se vea amenazada. La pandemia es un ejemplo perfecto de la falta de compromiso que ha conducido a lo que se describe en EEUU y el Reino Unido como la "gran resignación".Según nuestras fuentes, el teletrabajo fue bien acogido por los trabajadores y trabajadoras en Europa, pero un gran porcentaje de los mismos consideró que no recibió ni el equipamiento ni la formación adecuados para teletrabajar de manera óptima. La delgada línea entre el trabajo y la vida personal se difuminó tanto que desapareció en muchos casos. La gente siente la necesidad de estar "siempre conectada". El estrés se ha convertido en algo endémico en la vida laboral y ahora representa el 50% de los días de trabajo perdidos anualmente en Europa. Si los empresarios hubieran escuchado las preocupaciones de los empleados a través de sus sindicatos, no veríamos a tantos desilusionados con sus condiciones laborales actuales.Con el compromiso de la Comisión de lograr la soberanía digital europea para 2030, los cambios en la política de protección de datos, la inteligencia artificial, el trabajo en plataformas y la digitalización de los servicios impactarán a los trabajadores en España y en toda Europa durante la próxima década. Es un reto enorme. Imaginemos el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), pero en todo lo digital, desde la codificación y la fabricación hasta el consumo.Estamos entrando en un periodo de transición, en parte forzada y en parte por necesidad, y los trabajadores y trabajadoras solo estarán protegidos si ponemos sus preocupaciones al frente de la formación de políticas. Es un desafío gigantesco, pero nuestra trayectoria demuestra que estamos preparados para afrontarlo. Y Europa debe seguir el camino emprendido para afrontar la pandemia, en el que los derechos de las personas deben ser lo prioritario. No podemos olvidarlo.
2 d
eldiario.es
Cuando me ponen una vacuna y me hace reacción, ¿significa que tengo más anticuerpos?
Tras recibir una vacuna, es común escuchar a amigos o familiares describir efectos secundarios a corto plazo como fiebre, fatiga o dolor de cabeza. Una creencia muy común desde hace varios años y que se ha hecho más fuerte sobre todo ahora, a raíz de la vacunación contra el SRAS-CoV-2. Significa esto que nuestro sistema inmunitario está respondiendo a la vacuna y está haciendo bien su trabajo? Y, si no aparecen, ¿quiere decir que estamos menos protegidos? Las vacunas, como todo medicamento, pueden causar reacciones leves, moderadas o graves. Pero esto no tiene por qué ser siempre así. Muchas personas, por ejemplo, se han preguntado si la falta de efectos secundarios con las vacunas contra la COVID-19 es sinónimo de que su sistema inmunitario no ha sido bien preparado para protegerlas. Es normal que cada persona tenga una respuesta inmunitaria más o menos fuerte, y los efectos secundarios no son los que nos dicen cuál será nuestro caso.Los agentes invasores que atacan nuestro cuerpo humano se encuentran con un complejo sistema de células y moléculas que los atacan al percibirlos como un peligro: es el sistema inmunitario, que almacena información sobre todos los gérmenes con los que lucha. Cuando se administra una vacuna a una persona sana estimula la respuesta de su sistema inmune con la fabricación de anticuerpos, sustancias que tienen memoria y que permiten que, si en algún momento tiene que hacer frente a un agente infeccioso real, "el sistema inmunológico lo reconoce y protege a la persona produciendo los anticuerpos adecuados", informa el Centro Europeo para la prevención y el control de Enfermedades (ECDC). A la hora de estimular el sistema inmune deben tenerse en cuenta factores como el tipo de vacuna, de antígeno y de adyuvantes, que son las sustancias que contienen las vacunas y que potencian la respuesta del sistema inmune.Lo que persiguen las vacunas es activar este sistema y generar memoria imitando lo que hacen las infecciones, pero sin los efectos nocivos. En función de la infección, los componentes de las vacunas pueden variar y cambiar de un año a otro porque aparecen nuevas cepas de virus (es el caso de la gripe). Cuando hablamos de inmunidad es importante distinguir entre inmunidad innata y adaptativa. La innata es un sistema de defensa que pasa de madre a hijo, son células que reaccionan cuando detectan algo extraño y dura mientras lo hacen los anticuerpos. La inmunidad adaptativa, en cambio, es la que se desarrolla a lo largo de los años, por tanto, es una defensa a largo plazo y tiene memoria. Esto hace que cuando le presentan un patógeno, recuerda si antes lo ha visto y, si es así, responde rápidamente."La respuesta adaptativa es como el ejército que genera estrategias de lucha de verdad", afirma la doctora María Garcés-Sánchez, miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Una vacuna no impide que nos contagiemos, sino que lo que hace es que, una vez se ha producido el contagio, impide que se desarrolle la enfermedad."La eficacia de la inmunidad depende de la idiosincrasia de cada persona", aclara Garcés-Sánchez. Para la experta, "es un mito antiguo" pensar que los efectos adversos están relacionados con la efectividad de las vacunas ya que "no hay una correlación clara de porqué una persona reacciona más que otra".La mayoría de las reacciones adversas, es decir, todo lo que sucede después de la vacunación, suelen leves y duran poco (desde dolor y eritema en el punto de inyección a febrícula). Tener efectos secundarios no significa que se esté desarrollando la infección sino que nuestro sistema inmunitario ha empezado a reconocer el patógeno y a producir anticuerpos para combatir esas partículas virales. Se sabe, por ejemplo, que los efectos de las vacuna contra el SRAS-CoV-2 son menos comunes en personas mayores de 65 años. "Las personas inmunodeprimidas no suelen tener reacciones adversas", admite Garcés-Sánchez. De ahí que podamos saber que una persona de 60-65 años empieza a no ser tan eficaz en el proceso. "Es lo que se llama inmunosenescencia", afirma la experta. Esto podría atribuirse a la disminución gradual de la actividad inmunológica que se relaciona con la edad. En este caso, y aunque esto puede relacionarse con niveles más bajos de anticuerpos, todavía hay inmunidad contra el virus. También existe evidencia, por ejemplo, de que "nuestro organismo responde muy bien a los antígenos proteicos" de las vacunas, admite Garcés-Sánchez (una sustancia proteica es la que el organismo reconoce y sobre la que genera respuesta).  "Los efectos secundarios de intensidad leve moderada son un buen signo que nos indica que la vacuna está funcionando", reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque "la ausencia de efectos secundarios no significa que la vacuna no sea eficaz, porque cada persona reacciona de manera distinta", matiza la organización.Para Garcés-Sánchez es clave distinguir entre evento adverso y reacción adversa porque no siempre son lo mismo. Un evento adverso hace referencia a cualquier suceso indeseable, independientemente de que se sospeche o no de la vacuna. Por ejemplo, si una persona tiene un accidente de tráfico tras administrársele la vacuna. "No todo lo que se comunica tiene que ver con la vacuna". Una reacción adversa, sin embargo, hace referencia a algún suceso indeseable tras administrar la vacuna y existe la sospecha de que hay relación. Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines suscríbete a nuestros boletines
2 d
eldiario.es
Los aciertos y errores del primer gran carril bici de Madrid, plano a plano
El Ayuntamiento de Madrid ya tiene trazado el trayecto de su primera gran infraestructura ciclista urbana, el Carril Bici Castellana, que servirá para vertebrar una futura red todavía muy incipiente en la ciudad. Hasta ahora, el mayor de este tipo era el de Santa Engracia, dos kilómetros en doble sentido que vieron la luz durante el mandato de Manuela Carmena. Más largo es el anillo ciclista, pero su carácter recreativo y no enfocado en la movilidad le saca de esta lista de longitudes.Con este nuevo carril, el equipo de Almeida apuesta por unir Plaza Castilla con Atocha sin que sea necesario compartir calzada con los coches, gracias a una idea que respaldaron en pleno todos los partidos políticos municipales. De momento lo va a hacer por el norte, a través del Paseo de la Castellana, en un primer tramo cuyas obras se extenderán a lo largo del año 2022 y que llegará hasta la zona de Nuevos Ministerios.El proyecto, al que ha tenido acceso Somos Madrid en todo su detalle, prevé importantes trabajos de pavimentación, jardinería y accesibilidad a lo largo de casi cuatro kilómetros (contando los dos sentidos del carril, que discurrirán por los laterales de Castellana), que se desarrollarán durante doce meses a partir de la fecha de adjudicación. Lo que permite prever que las bicis empiecen a circular por él a finales del año que viene o principios de 2023, si se mantienen los plazos.El Ayuntamiento de Madrid afirma que el objetivo de esta infraestructura es "dar un impulso al uso de la bicicleta (...) ayudando a pacificar el tráfico" y "contribuyendo a un reparto más equilibrado de la capacidad viaria existente (...) reduciendo la contaminación". El proyecto mantiene casi todos los carriles de tráfico rodado actuales para coches y motos, mientras que el nuevo carril bici se construirá sobre todo a costa de la fila de aparcamientos en batería. El Carril Bici Castellana arranca en Plaza de Castilla, junto a su cruce con Bravo Murillo. Allí los ciclistas pueden acceder a él en sentido bajada a través de una ampliación de la isleta del autobús. En sentido contrario, se produce uno de sus fallos más graves: que no se ha dado continuidad al carril bici de subida. Los ciclistas tendrán que atravesar este tramo de la avenida (de unos 400 metros) por la calzada y cuesta arriba, ya que el Ayuntamiento no va a construir ninguna vía segregada para ciclistas, pese a contar con cuatro carriles para el tráfico por donde hacerlo."Ese tramo va a ser peligroso para los ciclistas que quieran seguir por la calzada, porque las diferencias de velocidad con los coches van a ser muy grandes", critican desde Pedalibre, asociación que recuerda que el proyecto aprobado por todos los grupos políticos incluía una infraestructura ciclista hasta la estación de Chamartín.El carril bici de subida acaba en Castellana a la altura del cruce con la calle Carlos Maurrás, a 400 metros de Plaza Castilla. Allí, los usuarios de esta infraestructura podrán girar a la izquierda en dirección a Rosario Pino o seguir ascendiendo por la vía de servicio de la avenida, que se une a la principal un poco más arriba.Este carril de doble sentido es una excepción a lo largo del trazado, que se constituye de carriles unidireccionales de subida o bajada de dos metros. Este es otro de los errores que observan los colectivos ciclistas, quienes creen que ambos se usarán en dos direcciones, para subir y bajar. "La experiencia en otros lugares nos dice que es algo que acaba sucediendo", advierten desde Pedalibre.Aunque cada tramo es de una tipología distinta y las soluciones técnicas son muy variadas a lo largo de estos primeros cuatro kilómetros de infraestructura proyectados, en general el Ayuntamiento de Madrid ha decidido hacer hueco a los ciclistas sustituyendo los actuales aparcamientos en batería por otros en línea. En total, se eliminarán 134 plazas de párking, que el consistorio estudia compensar en otras zonas. No habrá aceras bici, para evitar confusiones de los peatones, otra característica bien valorada entre los usuarios de las dos ruedas.El carril bici circulará junto a los coches aparcados, distanciados visualmente con una línea de árboles. Los ciclistas tendrán a un lado acera con adoquines porosos y al otro un seto que les separa físicamente del paseo peatonal. Las asociaciones insistieron mucho al área de Movilidad en sus reuniones en que era necesario que en las intersecciones no hubiera ningún elemento que dificultara la visión de los ciclistas y de los coches, para mejorar la seguridad.Las dos rotondas de este tramo de Castellana son algunos de los puntos que más ha costado resolver. El área de Movilidad decidió que los ciclistas circularan por sus laterales, siguiendo un camino paralelo a los peatones, en lugar de habilitar un paso por el centro como pedían las asociaciones del sector.Un "absurdo rodeo con penalización", lo califican desde En bici por Madrid, un colectivo que recordaba en un análisis publicado a principios de verano que los ciclistas tendrán que esperar a varios semáforos al cruzar cada glorieta, en lugar de uno si circulan por la zona central, sin carril bici. Las asociaciones creen que los ciclistas se incorporarán a la calzada central junto a los coches para ahorrar tiempo y acercarse a la línea de deseo, una maniobra menos segura que seguir en el carril proyectado.Lo que sí que cambió el Ayuntamiento en el proyecto es permitir el doble sentido en este tramo, de forma que los ciclistas pueden girar más fácilmente a la izquierda. El resultado es el siguiente en la Plaza de Cuzco, similar también a la de Lima, un poco más abajo:El proyecto de carril bici incluye numerosos detalles técnicos como stops para los coches en los cruces de salida de túneles, incorporaciones señalizadas de ciclistas desde calles aledañas o reservas de bici coloreadas frente a todos los pasos de cebra semaforizados en las vías de servicio. También mantiene las señales de ciclocarril en la calzada compartida con los coches.Todos estos elementos se pueden ver en este detalle de sus planos en el cruce con la calle Pintor Juan Gris:Más al sur, en el cruce con las calles San Germán y Profesor Waksman, se proyecta peatonalizar una de las conexiones entre la vía central y la de servicio, para mover allí una parada de autobús y hacer más seguro y sencillo el tránsito ciclista. Además, se colocará un aparcabicis junto al carril (en azul en el plano) y se creará una zona verde estancial para los peatones, además de facilitar su tránsito por el bulevar a través de cuatro nuevos pasos de cebra.El proyecto de Carril Bici Castellana es un gran avance para la movilidad ciclista en Madrid, aunque no supondrá una revolución en el actual reparto modal de la Castellana, entre los diferentes modos de transporte y el espacio que ocupan. Las asociaciones han lamentado que se mantenga el nivel de servicio para coches, que no pierden ningún carril.Sirva como ejemplo este pequeño tramo en el que se observa lo que representará el carril ciclista con respecto al espacio para turismos y motos. En la imagen bajo estas líneas se pueden contar once carriles para los coches y cuatro bandas de aparcamiento frente a dos carriles bus taxi, dos para bicis y las aceras peatonales.Aunque está previsto que el Carril Bici Castellana llegue hasta Atocha, el primer tramo proyectado solo alcanza hasta Nuevos Ministerios, a la altura con la calle Raimundo Fernández Villaverde. Allí la infraestructura se cerrará con un carril de doble dirección que atravesará la avenida, de momento sin ninguna conexión con ningún otro carril similar en las cercanías.En Pedalibre, la asociación ciclista más antigua de Madrid, ven positivo el proyecto, ya que viene a implantar la movilidad ciclista segregada en una zona en la que actualmente no existe. Pero también creen que se trata de "un proyecto poco ambicioso" y una "oportunidad perdida" por no haber aumentado "la capacidad ambiental y saludable de la Castellana, incrementando la masa verde y aumentando movilidades peatonales y ciclistas", al no contemplar una reducción del espacio para los coches.Desde En bici por Madrid echan de menos además poder efectuar algunos giros ciclistas: a la izquierda hacia San Germán, o bajar por el Paseo de la Habana y Hermanos Pinzón para ir hacia el sur, o por Doctor Fleming y Rafael Salgado. "Estos movimientos habituales se acabarán haciendo irregularmente por la acera", advierten.Las obras de todo el Carril Bici Castellana se ejecutarán a lo largo de cinco tramos, que el Ayuntamiento irá publicando y adjudicando en los próximos meses y años. Los siguientes, para los que no hay fechas, serán Raimundo Fernández Villaverde - San Juan de la Cruz, San Juan de la Cruz - Emilio Castelar, Emilio Castelar - Colón y Colón - Atocha.Para su diseño, el Ayuntamiento descartó el esquema funcional planteado en 2017 por los técnicos municipales y elaboró otro siguiendo los siguientes criterios: que su llegada no suponga una mayor congestión de tráfico en una vía por donde actualmente circulan 107.000 vehículos, que no afecte a las plazas de aparcamiento para residentes y que tampoco ocupe espacio en las zonas peatonales.Este es el plano completo del nuevo Carril Bici Castellana, según el proyecto publicado por el área de Movilidad y recopilado por este periódico:
2 d
eldiario.es
Cómo convertir tu móvil en un ordenador para trabajar o tomar apuntes en cualquier parte
Ordenadores, portátiles, tablets… son muchas las herramientas que podemos ver en nuestro día a día para trabajar, ya sea desde casa o desde la oficina. Pero hay un dispositivo que la gran mayoría de nosotros tenemos y, al mismo tiempo, solemos no aprovechar: el móvil.Aunque a veces podamos pasar por alto la capacidad de nuestro terminal, la realidad es que hay muchos móviles que, en la actualidad, tienen la capacidad suficiente para realizar tareas de ofimática u otras como tomar apuntes. Incluso, los más avanzados nos pueden valer para editar fotografías, vídeos y similares de manera profesional.Ahora bien, si lo que estamos buscando es evitar gastarnos ese dinero en un portátil o en una tablet, puede que sea interesante empezar a ver a nuestro móvil con otra mirada. Te explicamos cómo transformar tu smartphone en un ordenador y qué precisas para ello.Lo primero para poder utilizar nuestro móvil a modo de "ordenador" -ya sea para tomar apuntes o para trabajar- es hacer de su uso algo cómodo. Aunque para chatear e emails puntuales escribir con la pantalla pueda no suponer ningún problema, sí es cierto que a la hora de escribir grandes bloques de texto, se puede hacer incómodo. Si queremos poder transcribir textos completos o coger mucha agilidad para tomar nota, es recomendable hacernos con algunos periféricos. En concreto, y como mínimo, un teclado y un ratón.Efectivamente, con un teclado y un ratón que funcionen a través de Bluetooth, podremos conectarlo a nuestro móvil. Esto nos permitirá no solo reposar el terminal en un mismo sitio mientras escribimos, sino que además hará mucho más cómoda la tarea.Una opción es el Trust Nado: un teclado con conexión Bluetooth 3.0 y 13 teclas para reproducción multimedia. Se trata de un periférico sencillo y con una leve inclinación que se agradece para el uso prolongado y, además, es compatible con iPhone. Tiene un precio de 24,67 euros.Respecto al ratón, por 12,99 euros podemos comprar el INPHIC. Un mouse de 1600 dpi que funciona con Bluetooth 5.0 y un clic "silencioso", algo que se agradece si vamos a utilizarlo en ambientes donde no estemos solos.Hay algunos otros periféricos que pueden ayudar a convertir nuestro móvil en un ordenador, como puede ser un monitor y un Chromecast -si tenemos un Android- o auriculares inalámbricos. Por ejemplo, en monitores podemos recomendar este  Monitor Portátil, Uperfect de 15 pulgadas por 200 euros. Ofrece acceso por USB-C, sonido envolvente y una resolución 1080p (Full HD). Mide 35 por 22 centímetros y pesa 889 gramos.Aun así, depende de lo que estemos buscando hacer, puede que la pantalla del móvil se quede algo corta. En ese caso, puede que sí sea necesario utilizar alguna pantalla o algún monitor como amplificador de nuestro terminal; es decir, simplemente reproducir lo que reproduce nuestro móvil.Tenemos diferentes alternativas a seguir:Apps. Algunas aplicaciones nos permiten conectar a través de la red WiFi y, así, duplicar la pantalla de nuestro móvil en el monitor del que dispongamos como TeamViewer y AirDroid. Eso sí, necesitaremos un ordenador con Windows. Stick. Otra opción es conectar un stick HDMI, es decir, un dispositivo que se conecta a través del HDMI al televisor o monitor y permite convertirlo en una suerte de Smart TV y, así, conectar el móvil. El más conocido es el Chromecast -por 39 euros- que tiene la opción de conectar nuestro móvil a la pantalla y duplicarlo.Cables. La alternativa más sencilla es utilizar cables HDMI para conectarlo a cualquier pantalla para reproducir nuestro móvil en ella. En la actualidad, la mayoría de terminales disponen de puertos "universales" o USB C, entonces, ¿qué necesitamos?Por 14,99 euros, podremos conseguir un cable de QGeeM que funciona como adaptador entre USB-C a salida HDMI. Es una pieza esencial que nos facilitará conectar nuestro móvil a cualquier pantalla. Por 5,90 euros, nos haremos con un cable HDMI de Amazon Basic, ya que no necesitamos más. Se trata de un cable sencillo pero funcional y, además, muy barato.Ahora que hemos convertido nuestro móvil en un ordenador, ¿qué apps necesitaremos?Pues dependiendo de lo que vayamos a hacer, obviamente, algunas aplicaciones serán más útiles que otras. Pero hay algunas que pueden ser buenas en casi cualquier caso.Las esenciales seguramente sean las apps de ofimática. Las más habituales y extendidas son Documentos de Google -que además es fácil de conectar a nuestro Gmail- y el paquete de Microsoft Office para móviles -Word, PowerPoint, etc.-. Estas apps nos permitirán escribir documentos, textos, preparar presentaciones y de más labores desde nuestro móvil.Si necesitamos aplicaciones de edición, ya sea para fotografía o para vídeo, también existen muy buenas opciones. Lightroom, Photoshop o Adobe Premiere cuentan con sus propias versiones para móviles que funcionan realmente bien.También existen alternativas como AutoCAD o Lexis Audio Editor por si buscamos aplicaciones más específicas.*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomiendan de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, eldiario.es recibe una comisión.Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
2 d
eldiario.es
Prisiones denuncia a los funcionarios de Villena que atacaron a un interno e investiga las amenazas a la subdirectora
La agresión a un preso con enfermedad mental en la prisión de Villena y las posteriores amenazas a la subdirectora del centro penitenciario que custodiaba las cámaras se investigarán judicialmente. La secretaría general de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio de Interior, ha enviado la investigación interna al juzgado para que determine si los funcionarios han cometido un delito por la vía penal.El pasado agosto tres funcionarios del centro penitenciario Villena II propinaron una paliza a un preso que se encontraba "en un programa para aquellas personas que tienen algún problema de salud mental", en palabras del director de la prisión. En septiembre, Instituciones Penitenciarias acordó abrir un expediente a los trabajadores, que aparecen en un vídeo registrado por las cámaras de seguridad agrediendo al interno, aunque un sindicato mantiene que fue el preso quién inició la agresión. La versión de la agrupación 'Tu abandono me puede matar', que reclama más medios para los funcionarios de prisiones, fue que el interno había agredido a varios trabajadores, "a quienes molió a palos, patadas y puñetazos" y les provocó "lesiones diversas en ojo, frente, pómulos y antebrazos al intentar protegerse de los golpes".En las vísperas de la declaración judicial por la agresión al interno, la subdirectora de seguridad del centro penitenciario, que custodiaba las imágenes de la cámara de videovigilancia, fue atacada a la entrada de su domicilio y recibió mensajes con amenazas. "Ya vemos que te has posicionado y de qué lado, así que no tendremos miramientos contigo. Vamos a por tu director y, si tenemos que llevarte por delante, lo haremos. Te vamos a joder la vida por perra", recibió la agredida en su teléfono móvil, según publicó el diario Levante-EMV. Pocos días después de recibir las amenazas, sufrió el robo del teléfono móvil en la prisión. Pese a las amenazas, la responsable de seguridad declarón en el juzgado.La respuesta de Instituciones Penitenciarias fue incoar un expediente a los funcionarios, que se encontraban de baja tras la agresión en agosto. En paralelo, se abrieron diligencias en los juzgados de Villena, una por el incidente dentro de la prisión y otra por la agresión a la mujer. Según confirma el Gobierno en una respuesta al senador de Compromís Carles Mulet, "se ha procedido a incoar expediente disciplinario a los tres funcionarios por presunto comportamiento irregular con el interno y se han participado los hechos al Juzgado por si fuesen constitutivos de infracción penal". Respecto a la agresión a la subdirectora del centro penitenciario "se ha formulado la correspondiente denuncia que, en este momento, se encuentra bajo investigación".La agresión al interno y a la trabajadora provocaron protestas en las puertas de la prisión en las que participaron representantes de Instituciones Penitenciarias. En paralelo, colectivos en defensa de los derechos de los presos como la Asociación Ámbit, denunciaron la falta de recursos en Salud Mental en las prisiones, un agujero negro en el sistema penitenciario. Su representante, el abogado Javier Vilalta, señaló a elDiario.es que la agresión "denota la carencia de recursos humanos cualificados y la falta de un protocolo de crisis en un brote de una persona con problemas de salud mental". "Las prisiones necesitan más ojos y más observadores para evitar estas situaciones", sentenció.
2 d
eldiario.es
El cumplimiento de las sentencias judiciales
Todas las sentencias judiciales firmes deben ser cumplidas si no se quiere poner en peligro los pilares fundamentales del Estado de Derecho. Con frecuencia escuchamos, sobre todo en el mundo de la política, manifestaciones sobre el acatamiento de las resoluciones judiciales. Acatamiento supone sumisión o respeto, lo que no se compagina bien con la crítica a las resoluciones judiciales. Los anaqueles de las bibliotecas de las facultades de derecho, de las instituciones y de los profesionales, están llenos de estudios, análisis, críticas, elogios o matizaciones a las Sentencias judiciales. Pero insisto, nadie puede sostener que la sentencia, por muy disparatada e injusta que nos pueda parecer, no deba ser cumplida.El cumplimiento de la sentencia debe hacerse en los estrictos términos que se contienen en el fallo o parte dispositiva de las resoluciones judiciales. La sentencia del Tribunal Supremo en la que se condena a un parlamentario del Congreso de los Diputados por un delito de atentado a agente de la autoridad ha sido incluso criticada por dos miembros del Tribunal, en un voto disidente. Se condena al diputado a una pena de multa que ya ha sido pagada. En segundo lugar solamente se establece, como pena accesoria, la suspensión del derecho de sufragio pasivo, es decir, del derecho a ser elegido en unas elecciones que se convoquen a partir de la firmeza de la sentencia y no contiene ninguna otra disposición que deba ser ejecutada.Comunicada la sentencia al Congreso de los Diputados para su ejecución, la Mesa de la Cámara entiende, con arreglo a la más estricta técnica jurídica, que la pena de multa se ha pagado y no conlleva inhabilitación para cargo público. Todo lo relativo a la ejecución de la suspensión del derecho de sufragio pasivo corresponde al Tribunal Sentenciador, según establece el texto constitucional.   El presidente de la Sala ha dirigido a la presidenta del Congreso de los Diputados un oficio pidiéndole explicaciones sobre el incumplimiento, según su criterio, de la sentencia. No sé si el presidente Marchena está pensando en rememorar su famosa "doctrina Atutxa", que fue anulada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Sería preocupante que se pusiese en marcha una nueva e ilegal decisión sobre la existencia de un delito de desobediencia de la presidenta del órgano que encarna la soberanía popular, por entender que ha cumplido la sentencia en sus propios términos.  La pena de multa no era potestativa sino obligatoria por imperativo del artículo 71.2 del Código Penal. El legislador, de forma coherente con el contenido de art. 33, en el que se establece el catálogo de penas que pueden utilizar los jueces, elimina las penas de prisión inferiores a tres meses. Una pena inexistente no puede producir consecuencias jurídicas accesorias.A pesar del despropósito, la Sala sentenciadora olvida el contenido del artículo 56 del Código Penal en el que se especifican las penas accesorias que llevan consigo las penas privativas de libertad. Según su texto son: suspensión de empleo o cargo público; inhabilitación especial para el Derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y por último, la inhabilitación especial para empleo o cargo público siempre que este derecho hubiera tenido relación directa con el delito cometido, debiendo determinarse expresamente en la sentencia esta vinculación.La omisión de este pronunciamiento supone que el Tribunal Sentenciador ha descartado las dos opciones alternativas de las que disponía, la suspensión y la inhabilitación para cargo público. En ningún momento, la Sala sentenciadora ha corregido, matizado, aclarado o explicado por qué considera que existen estas penas accesorias a pesar de la inexistencia de una pena de prisión inferior a tres meses.El presidente de la Sala parece que quiere, una vez más, confrontarse sin motivo ni causa legal alguna, con la Institución que encarna la soberanía popular según el texto constitucional. No es la primera vez que lo hace y me temo que si no se corrige, no será la última. Si se persiste en el error, finalmente será el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, eso sí a largo plazo, el que vuelva a anular un sentencia que pretende instaurar un antidemocrático gobierno de los jueces sobre la totalidad del espectro de los poderes del EstadoEs la Sala del Tribunal Supremo y solo ella, la que debe cumplir su propia sentencia en los términos estrictos que se contienen en la parte dispositiva. Cualquier desbordamiento del contenido del fallo supone una infracción de nuestro sistema punitivo y un desconocimiento de la metodología y estructura de una sentencia, una herramienta que deben manejar correctamente todos los jueces. Supongo que ha remitido el oficio con el conocimiento y consentimiento del resto de los componentes de la Sala. Espero que definitivamente se limite a establecer cuál es el día en que comienza la suspensión del derecho de sufragio pasivo, a partir de la firmeza de la sentencia y qué día termina de cumplirse. No hay ninguna otra alternativa. Lo contrario sería un exceso de la jurisdicción muy peligrosa para el Estado de Derecho y para el sistema democrático.
2 d
eldiario.es
Sigue sin haber verdaderos líderes contra la crisis climática, ¿quién dará el paso en la cumbre de Glasgow?
El secretario general de la ONU, António Guterres, calificó el reciente informe del IPCC sobre la crisis climática es un "código rojo" para la humanidad. "Estamos al borde del abismo", dijo. Habría cabido esperar que esas palabras hicieran sonar algún tipo de alarma en nuestra sociedad. Pero como en tantas ocasiones anteriores, nada de eso ocurrió. La negación de la crisis climática y ecológica es tan profunda que ya casi nadie se da por enterado. En una crisis que no se está tratando como tal, las sucesivas advertencias existenciales siguen ahogándose en el flujo diario de noticias y la constante marea de acciones que se hacen pasar por ecológicas para lavar la imagen.Y sin embargo todavía hay esperanza. Pero es una esperanza que comienza con la honestidad.La ciencia no miente. Los hechos son muy claros, aunque nos neguemos a aceptarlos. Nos negamos a reconocer que en este momento nuestra elección es entre salvar un planeta vivo o salvar nuestro insostenible estilo de vida. No somos capaces de reconocerlo porque queremos tener las dos cosas. Exigimos tener las dos cosas.Pero la verdad innegable es que llevamos mucho retraso como para lograr eso. Por muy incómoda que suene, esta es la realidad que nuestros líderes han elegido para nosotros con sus décadas de inacción. Sus décadas de blablablá.La ciencia no miente. Necesitamos que nuestra reducción anual de emisiones tenga un nivel de inmediatez y de profundidad como nunca se ha visto en el mundo si queremos mantenernos por debajo de los objetivos fijados en el acuerdo de París de 2015 y minimizar así los riesgos de desencadenar reacciones en cadena irreversibles y fuera de nuestro control. Como no tenemos una solución tecnológica que en un futuro previsible pueda lograrlo por sí sola, eso significa que debemos hacer cambios fundamentales en nuestra sociedad.Hoy vamos camino hacia un mundo que a finales de este siglo será 2,7 grados centígrados más caluroso, y solo si los países cumplen con todos los compromisos que han asumido. En la actualidad, están lejos de cumplirlos. Citando una vez más a Guterres, estamos "aparentemente a años luz de alcanzar nuestros objetivos de acción climática".De hecho, estamos yendo cada vez más rápido en la dirección contraria. La previsión hoy es que en 2021 tendremos el segundo mayor incremento de emisiones jamás registrado, con una estimación de emisiones mundiales para 2030 un 16% superior a los niveles de 2010.Según la Agencia Internacional de la Energía, sólo el 2% del estímulo en gasto público para "reconstruir mejor" se ha invertido en energías limpias; mientras que la producción y combustión de carbón, petróleo y gas recibieron 5,9 billones de dólares en subvenciones solo durante 2020. La producción mundial de combustibles fósiles prevista para el año 2030 representa más del doble de lo que sería coherente con la meta de calentamiento de los 1,5 grados centígrados.Esta es la forma que tiene la ciencia de decirnos que ya no podemos alcanzar nuestros objetivos sin un cambio de sistema. Lograr esos objetivos requeriría incumplir contratos y abandonar negociaciones y acuerdos en una escala inimaginable, y eso sencillamente no es posible dentro del sistema actual.En resumen, estamos fracasando en alcanzar unos objetivos que, para empezar, son absolutamente insuficientes. Y eso no es lo peor. En mi propio país, Suecia, una investigación periodística reciente concluyó que los objetivos climáticos del país solo estaban contabilizando un tercio del total neto de emisiones, ya que faltaban por registrar las emisiones derivadas de organismos vivos, de territorios, de bienes importados, de la combustión de biomasa, de las inversiones de los fondos de pensiones, etc... Es razonable suponer que no se trata de un fenómeno exclusivamente sueco.Sin duda, el primer paso para abordar la crisis climática es incluir en las estadísticas todas nuestras emisiones reales para obtener un panorama mundial fiable. Esto nos permitiría evaluar la situación y empezar a hacer los cambios necesarios. Ningún líder mundial ha propuesto y mucho menos adoptado un enfoque similar. En vez de eso, todos recurren a tácticas de comunicación y de relaciones públicas para aparentar que están haciendo algo.Un ejemplo de manual es el Reino Unido, un país con una producción anual de 570 millones de barriles de petróleo y gas. Un país con reservas de petróleo y gas equivalentes a 4.400 millones de barriles más que esperan a ser extraídas en la plataforma contintental. Un país que figura entre los diez mayores emisores de la historia.Nuestras emisiones permanecen en la atmósfera hasta mil años y ya hemos emitido en torno al 89% del máximo de dióxido de carbono (CO2) que nos permitiría no sobrepasar el calentamiento de 1,5 grados centígrados (con una probabilidad de 66%). No es solo por tener en cuenta el asunto de las emisiones históricas y de la equidad. Se trata de entender que lo ya emitido supone el 90% de toda la crisis.Entre 1990 y 2016, el Reino Unido redujo sus emisiones territoriales en un 41%. Pero si incluimos otras emisiones del país, como las derivadas del consumo de bienes importados, de la aviación internacional y del transporte marítimo, la reducción se parece más a un 15%.Y eso sin contar con la combustión de biomasa, como la que se produce en la planta de Drax en Selby. Se trata de una central eléctrica muy subvencionada, y considerada "renovable" que, según los análisis, figura en el primer lugar del Reino Unido por sus emisiones de CO2; y en el tercero para toda Europa. A pesar de todo eso, el Gobierno sigue considerando al Reino Unido como un líder mundial en la lucha contra el cambio climático.Por supuesto, el Reino Unido no es en absoluto el único país que acude a la contabilidad creativa para medir sus emisiones. Es la norma. China, con diferencia el mayor emisor de CO2 del mundo, afirma ser un "pionero" ecológico comprometido a dejar "un mundo limpio y hermoso a las generaciones futuras" a la vez que prepara la construcción de 43 nuevas centrales eléctricas de carbón para sumar a las 1.000 ya en funcionamiento.O el Gobierno de Estados Unidos, que afirma "escuchar a la ciencia" aunque entre otras muchas decisiones imprudentes haya anunciado recientemente su plan de permitir la extracción de petróleo y gas en millones de acres, lo que podría permitir la producción de hasta 1.100 millones de barriles de petróleo crudo y 4,4 billones de pies cúbicos de gas. Estados Unidos es, con diferencia, el mayor emisor de la historia y el primer productor de petróleo del mundo. Nada de eso parece impedirles afirmar sin rubor que lideran la lucha contra el cambio climático.La verdad es que no hay líderes contra el cambio climático. Todavía no. Al menos no entre los países de ingresos altos. El nivel de concienciación pública que haría falta para que apareciera un verdadero liderazgo, así como una presión de los medios como nunca se vio antes, simplemente no existen.La ciencia no miente y tampoco nos dice qué hacer. Pero sí traza un panorama de lo que hace falta. Por supuesto, somos libres de ignorarla y de seguir negándola. O de seguir escondiéndonos detrás de estadísticas incompletas, lagunas y contabilidades creativas. Como si a la atmósfera le importaran nuestras construcciones teóricas. Como si fuera posible discutir con una ley de la física.Como dijo Jim Skea, uno de los principales científicos del IPCC, "limitar el calentamiento a los 1,5 grados centígrados es posible dentro de las leyes de la química y la física, pero hacerlo requeriría cambios sin precedentes". Para que la cumbre del clima COP26 de Glasgow sea un éxito harán falta muchas cosas. Pero sobre todo hará falta honestidad, solidaridad y valentía.Por supuesto, la emergencia climática y ecológica es solo el síntoma de una crisis de sostenibilidad mucho mayor. Una crisis social. Una crisis de desigualdad que se remonta al colonialismo y más allá. Una crisis basada en la idea de que algunas personas valen más que otras y de que eso les da el derecho de explotar y robar su tierra y sus recursos. Todo está relacionado. Es una crisis de sostenibilidad en la que todos saldrían beneficiados si se abordara. Pero es ingenuo pensar que podemos resolver esta crisis sin afrontar sus raíces.Todo puede parecer oscuro y sin esperanza. Con el alud de informaciones y el aumento alarmante de episodios climáticos, el sentimiento de desesperación es más que comprensible. Pero debemos recordar que aún podemos revertir esta situación. Si estamos dispuestos a cambiar, es totalmente posible.La esperanza está a nuestro alrededor. Porque lo único que realmente hace falta es un líder mundial o un país rico o un gran canal de televisión o un periódico importante que haga una apuesta por la sinceridad y trate de verdad a la crisis climática como la crisis que es. Un líder que incluya todas las cifras y que tome medidas audaces para reducir las emisiones con el ritmo y la profundidad que exige la ciencia. Todo podría ponerse en marcha hacia la acción, la esperanza, el propósito y el sentido.El reloj sigue corriendo. Las cumbres siguen celebrándose. Las emisiones siguen creciendo. ¿Quién será ese líder?Traducido por Francisco de Zárate.
2 d
eldiario.es