Herramientas
Cambiar el país:
eldiario.es - Internacional
eldiario.es - Internacional
Hungría prohíbe hablar de homosexualidad en los colegios en un nuevo paso contra el colectivo LGTBI
El Parlamento húngaro ha aprobado con los votos del partido gobernante Fidesz, del ultranacionalista Viktor Orbán, una polémica normativa que, entre otros aspectos, prohíbe hablar sobre homosexualidad en los programas escolares y que ha sido calificada de "homófoba" por la oposición progresista.Esas medidas se incluyeron dentro de un proyecto de ley, contra la pedofilia, en la que se prohíbe exponer a menores de 18 años a pornografía y a cualquier contenido que fomente el cambio de sexo y la homosexualidad.Según la oposición progresista, colectivos de defensa de los derechos LGTB+ y la prensa que no está controlada por el Gobierno, la ley aprobada es especialmente dañina porque equipara la homosexualidad con la pedofilia.Los partidos de la oposición de izquierda, entre ellos los socialistas, la formación Párbeszéd (Diálogo), la Coalición Democrática y los ecologistas del LMP, decidieron no participar en la votación, mientras que la formación opositora de derechas Jobbik respaldó la normativa.De esta manera, Orbán logró también dividir a la oposición, que ha decidido unirse -desde la izquierda hasta el derechista Jobbik- en una única candidatura electoral para las elecciones de 2022 con el objetivo de desalojar al primer ministro del poder.Miles de personas protestaron ayer en la plaza Kossuth, donde se encuentra el Parlamento, contra la aprobación de esta polémica ley que tildaron de "homófoba" y "dañina".Según el canal privado RTL Klub, la aprobación de la ley supondrá que películas juveniles como Harry Potter, en las que se tratan asuntos como la identidad sexual, deberían ser recomendadas solo para mayores de 18 años.La semana pasada varias ONG criticaron el proyecto de ley, al asegurar que la legislación "no tiene precedentes en la Unión Europea (UE)" y pone en peligro la salud mental de los jóvenes LGTB+.Organizaciones como la Asociación Háttér, de defensa de los derechos homosexuales, Amnistía Internacional o Budapest Pride recordaron que esta legislación es muy parecida a la que Rusia aprobó en 2013 sobre la "propaganda gay", y que conllevó un aumento de la homofobia en ese país.Desde que llegó al poder en 2010, el Gobierno de Orbán ha adoptado una serie de leyes que limitan los derechos LGTB+ y varios políticos han lanzado públicamente mensajes homófobos.Ya en la Constitución de 2011, aprobada en solitario por el partido de Orbán, se determinó que el matrimonio era la unión de un hombre y una mujer. El presidente del Parlamento y uno de los fundadores del Fidesz, László Kövér, ha comparado a los homosexuales que quieren adoptar con pedófilos."Hungría es un país tolerante y paciente con la homosexualidad, siempre que dejen en paz a nuestros hijos", afirmó en su día Orbán, poco antes de que se prohibiera la adopción por parte de parejas del mismo sexo.El año pasado, un libro para niños titulado 'El país de las maravillas es para todos', que buscaba mostrar respeto hacia las minorías, fue descrito por el Gobierno como "propaganda homosexual" que debería prohibirse en las escuelas. Durante la pandemia, en mayo de 2020, el Gobierno prohibió cambiar de nombre a transexuales.
eldiario.es
Arranca la cumbre del 'deshielo' entre Biden y Putin: "Siempre es mejor verse cara a cara"
"Siempre es mejor verse cara a cara", ha dicho el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. "Sé que hay muchos asuntos pendientes entre Rusia y Estados Unidos", ha afirmado el presidente ruso, Vladímir Putin: "Espero que la reunión sea productiva". Así ha arrancado una cumbre para el deshielo entre ambos países, sin mascarilla, distancia social ni saludo con codos o puños: los dos se han dado la mano como antes de la pandemia.La Guerra Fría acabó con la caída del Muro de Berlín, pero lo cierto es que el ambiente entre Estados Unidos y la Unión Europea con respecto a Rusia es el "peor" desde entonces, como se ha podido ver estos días en la cumbre de la OTAN y en la reunión de los presidentes de las instituciones de la UE con Biden. Este miércoles han llegado los dos dignatarios a Ginebra, donde se van a encerrar varias horas para abordar buena parte de los problemas que hacen les separan. En la Guerra Fría, con los misiles apuntándose mutuamente, se acuñó el término coexistencia pacífica, para cohabitar un mundo que ambos países podían destruir pulsando el botón nuclear. Ahora los riesgos son otros, y a Estados Unidos le preocupa el ruido de carros de combate en las fronteras con Ucrania, por ejemplo, y la dimensión cibernética de las hostilidades, con posibles interferencias rusas, según Washington y Bruselas, en procesos electorales.
2 h
eldiario.es
El nuevo Gobierno de Israel lanza los primeros ataques aéreos sobre Gaza tras la crisis con Hamás
Israel lanzó nuevos ataques aéreos sobre la Franja de Gaza la madrugada del miércoles, confirmaron fuentes de seguridad del movimiento islamista palestino Hamás, que gobierna el enclave.La ofensiva aérea responde al lanzamiento durante el martes de decenas de globos incendiarios por simpatizantes de Hamás al otro lado de la frontera con Israel, en señal de protesta por la celebración del "Desfile de las Banderas", una marcha ultranacionalista israelí por Jerusalén.Las mismas fuentes precisaron que drones de reconocimiento sin piloto del Ejército Israelí sobrevolaron el enclave costero alrededor de la medianoche y luego se escucharon varias explosiones en el sur y centro de la Franja de Gaza.Los ataques con misiles, según confirmó Hamás y testigos presenciales, apuntaron a instalaciones militares que pertenecen a las Brigadas al-Qassam, el brazo armado de ese movimiento islámico, sin que por el momento se haya informado de víctimas."Durante el último día, se lanzaron globos incendiarios desde la Franja de Gaza hacia territorio israelí. En respuesta, hace poco tiempo, aviones de combate de las Fuerzas de Defensa de Israel atacaron recintos militares de la organización terrorista Hamás, que se utilizaron como instalaciones y lugares de reunión para operativos terroristas", informó poco después el Ejército israelí en un comunicado.El Ejército de Israel responsabilizó a Hamás de "todos los eventos ocurridos" en el enclave, y aseguró que está preparado para "cualquier escenario, incluido la reanudación de las hostilidades ante las continuas actividades terroristas en la Franja".Los ataques aéreos israelíes sobre la Franja de Gaza son los primeros desde el 21 de mayo, cuando entró en vigor una tregua "mutua, simultánea y sin condiciones" que puso fin a una escalada bélica que se prolongó durante once días y acabó con 255 muertos en el enclave y 13 en Israel.Según las autoridades israelíes, el lanzamiento de globos incendiarios durante el martes provocó más de 25 incendios en el sur de Israel, sin causar heridos ni grandes daños.Organizaciones de la Resistencia Palestina respondieron así a la celebración de esa polémica marcha el martes por la tarde por las calles de Jerusalén este, que para los ultranacionalistas conmemora la reunificación de la urbe en 1967 bajo soberanía israelí, mientras que para los palestinos marca el inicio de la ocupación en Jerusalén Este, por donde circuló parte del desfile.La "Marcha de las Banderas" se suele celebrar cada 10 de mayo, Día de Jerusalén, pero este año tuvo que suspenderse al sonar las alarmas antiaéreas en Jerusalén Este ese día porque Hamás emprendió el lanzamiento de cohetes hacia Israel, lo que desencadenó tras semanas en las que la tensión se fue caldeando la última escalada bélica, la peor desde 2014.
7 h
eldiario.es
Ikea Francia, multada con un millón de euros por espiar a sus trabajadores
La filial francesa de la compañía sueca Ikea ha sido multada este martes con un millón de euros por un tribunal francés por espiar a sus trabajadores, en un caso que se remonta a 2012. Además, el antiguo director general de Ikea en el país galo, Jean-Louis Baillot, ha sido condenado a dos años de prisión, aunque suspendidos, y a una multa de 50.000 euros por el Tribunal Correccional de Versalles. Otros diez antiguos empleados o directivos de la firma han sido sentenciados a penas menores de cárcel, que también quedaron suspendidas, así como a sanciones económicas más leves, mientras que dos más fueron absueltos.El caso se remonta a un período en el que Ikea Francia recolectó entre 2009 y 2012 datos personales de cientos de sus trabajadores "por medios fraudulentos, desleales ilícitos, de forma habitual", señala la sentencia, a la que tuvo acceso Efe.El asunto estalló en mayo de 2012, cuando la compañía despidió a varios responsables administrativos en Francia tras descubrir un sistema para recabar y almacenar datos y antecedentes de sus empleados.El entonces responsable de seguridad de la empresa en Francia, Jean-François Paris, confesó poco después en la prensa que se recogían esos datos a través de varias empresas privadas, aunque aseguró que esa práctica era habitual en las filiales de otros países.Ikea Francia ha señalado en una declaración enviada a Efe que "siempre condenó con firmeza estos hechos antiguos" y recuerda que desde 2012 se ha excusado por estos hechos y ha puesto en marcha medidas para que esas prácticas "no pudieran reproducirse".
1 d
eldiario.es
La cumbre de la OTAN, una reunión de andar por casa
La señal más clara de la falta de noticias y decisiones de calado en la trigésimo primera cumbre de la OTAN, celebrada en Bruselas este lunes, es que los titulares se hayan centrado más en cuestiones anecdóticas.Por un lado, en clave española, sobre la torpeza de los encargados gubernamentales de comunicación, al querer convertir un simple saludo entre Joe Biden y Pedro Sánchez en una reunión bilateral, lo que no deja de traslucir un cierto complejo de inferioridad y un ansia exagerada por aparentar una grandeza que no se acompaña con los hechos. Y, por otro, que se haya calificado la reunión de histórica por el simple hecho de que es la primera a la que el propio Biden asiste como presidente, tratando de hacer olvidar completamente el paso por esos mismos salones de su antecesor en el cargo.En lo demás, la propia falta de sustancia en sus resultados, salpicada de encuentros bilaterales más o menos enjundiosos, vuelve a mostrar la creciente irrelevancia de una organización que incluso el presidente Emmanuel Macron calificó no hace mucho de estar "en muerte cerebral".Formalmente, el encuentro del Consejo Atlántico ha servido para aprobar el documento OTAN 2030: Una agenda trasatlántica para el futuro, base conceptual de lo que debe convertirse, el próximo año, en el nuevo Concepto Estratégico que sustituya al que salió de Lisboa en 2010. Asimismo, ha procurado aparentar una unidad entre los 30 aliados que, en realidad, hace aguas por demasiados sitios. Por una parte, ni siquiera el aumento del gasto en defensa en 2020 ni la brutal caída económica provocada por la pandemia logran disimular que solo 11 de ellos cumplen con el compromiso establecido en Gales (2014) de dedicar el 2% de su PIB a la defensa. Por otra, las tensiones internas no hacen más que aumentar, no solo en referencia a una Turquía cada vez más perturbadora o a una Alemania empeñada en sacar adelante el gasoducto Nord Stream II, sino también por las distintas visiones sobre la manera de responder a los desafíos que plantean Pekín y Moscú.En realidad, son esos dos referentes, China y Rusia, los que explican en gran medida el esfuerzo de Biden por revitalizar el vínculo trasatlántico que Donald Trump se encargó de debilitar con sus reiterados desplantes a sus aliados europeos. Ahora, Biden calcula que para la tarea prioritaria que tiene en su agenda de política exterior –hacer frente a la aspiración china de liderazgo y al aprovechamiento ruso de las dudas y ambigüedades europeas– necesita contar con sus aliados del Viejo Continente. Un continente que, sobre todo para los vecinos de Vladimir Putin, es sobradamente consciente de que sigue necesitando de manera vital a Washington para garantizar su defensa. Y en esa visión coinciden tanto los denominados europeístas (con Francia al frente) como los atlantistas (con Gran Bretaña encabezando al pelotón de los antiguos satélites de la URSS). Se trata, en definitiva, de una aproximación interesada e instrumental que, vista desde la Unión Europea, supone seguir asumiendo un notable grado de subordinación a cambio de la cobertura que proporciona el paraguas de seguridad estadounidense a unos países que no acaban de decidirse a traducir en hechos su formal ambición de ser estratégicamente autónomos.Pero esa percepción compartida no puede ocultar, por un lado, que Europa sigue perdiendo peso en la agenda estadounidense y, por otro, que la OTAN lleva tiempo inmersa en una huida hacia adelante en la que continúa preguntándose sobre su razón de ser en el mundo actual. Una OTAN que acaba de salir de Afganistán con un pobre balance acumulado tras 20 años de presencia sobre el terreno, sin haber podido estabilizar un país en el que los talibanes ya casi tocan el poder con sus dedos y, mucho menos, colocarlo en una senda de desarrollo sostenible. Una OTAN a la que algunos de sus miembros, sobre todo los más cercanos a Rusia, desean ver devuelta a su misión originaria de defensa territorial colectiva (evidentemente frente a Moscú); mientras que otros pretenden reforzar su condición de organización de seguridad sin límites geográficos y crecientemente capacitada para atender a amenazas como los ciberataques, la desinformación, las tecnologías disruptivas, las consecuencias de la crisis climática o las guerras hibridas.La lista de temas a debatir no ha terminado ahí, y buena muestra de ello es que, por primera vez en un comunicado final de las cumbres atlánticas, China y su ambición militar aparecen explícitamente citadas, aunque cuidando hasta el extremo el lenguaje empleado para no calificar a Pekín como una amenaza –categoría que sí se aplica a Moscú–, sino que sigue apareciendo como un “reto sistémico”.Queda por ver si el próximo año, con España de anfitriona, se producen avances más sustanciosos, empezando por la aprobación de un nuevo Concepto Estratégico y siguiendo por la confirmación de un nuevo Secretario General, sin olvidar la idea de elevar el presupuesto anual de la Alianza por encima de los 2.000 millones de dólares, algo que Jens Stoltenberg no ha logrado en esta ocasión.
2 d
eldiario.es
La OTAN apunta a China y Rusia
La OTAN apunta a Rusia y China. La Alianza Atlántica nació hace siete décadas en un contexto de Guerra Fría con el bloque soviético, y con la caída del Muro de Berlín se centró en Oriente Próximo para, ahora, volver a mirar a Rusia y, aún más lejos del Atlántico Norte, a China. Son las principales preocupaciones geoestratégicas del mayor contribuyente, Estados Unidos, pero también del G7, como se ha expresado este fin de semana; y de la UE, como se verá este martes en la cumbre con el presidente estadounidense, Joe Biden. Un Biden que estos días está recomponiendo el vínculo transatlántico con Europa. "Tenemos a Rusia, que no está actuando de forma coherente con lo que esperábamos", ha afirmado el presidente estadounidense, "además de China. La OTAN es de vital importancia para los intereses de Estados Unidos. Si no existiera, tendríamos que inventarla: permite a Estados Unidos gestionar sus asuntos en todo el mundo de una manera que nunca habría ocurrido si no fuera por la OTAN. Además, el artículo 5 de la OTAN es una obligación sagrada: cuando Estados Unidos fue atacado por primera vez en su suelo desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la OTAN dio un paso al frente y respetó el artículo 5". "Quiero que toda Europa sepa que Estados Unidos está ahí", ha dicho Biden: "Estados Unidos está ahí y nosotros estamos contentos de estar de regreso". Este miércoles se reúne Biden con el presidente ruso, Vladímir Putin, en Ginebra.Mientras la OTAN y Biden se marchan de Afganistán giran su mirada al Este de Europa por el aumento de la presencia militar rusa en la frontera con Ucrania, la mayor desde la anexión de Crimea. Kiev pide ayuda ante el ruido de tanques en su frontera. Moscú alega que sus fronteras ya no son seguras, en tanto que las ex repúblicas soviéticas son miembros de la OTAN y, sostiene, la presencia occidental está detrás de movimientos antirrusos en Ucrania –donde el Kremlin tiene abierto el conflicto por Donbás (la cuenca del Donets), además de la anexión de Crimea hace diez años (2011), entre otros–, o Bielorrusia, régimen apoyado por Moscú que recientemente secuestró un avión comercial para detener a un periodista crítico.Al tiempo que hay ruido de tanques en las fronteras rusas, el problema con China tiene que ver con su empuje tecnológico, las acusaciones de espionaje a través de los teléfonos móviles fabricados en China, los problemas con los derechos humanos y la ciberdelincuencia. Pero no todo es monocorde en las cumbres de la OTAN, aunque todos compartan una declaración final negociada en las últimas semanas. El presidente francés, Emmanuel Macron, quien mantiene un enfrentamiento con el presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan, y con quien celebró una reunión en la OTAN, llamó a la "coherencia". Y añadió: "Reafirmemos claramente los valores que nos unen, las reglas y principios que son la base y constituyen la fuerza de nuestra Alianza".Macron pide una "aclaración estratégica" en el sentido de "el enemigo de la alianza es todo poder, todo actor que quiera dañar la integridad territorial de los miembros de la alianza, que atente contra la seguridad de los miembros de la Alianza. Si alguna potencia regional quiere amenazar la integridad territorial de uno de los miembros de la alianza, será el enemigo", al tiempo que señaló al "terrorismo islamista" como enemigo. Por contra, para Macron China no es parte de esa ecuación: "En mi mapa, China no es parte de la geografía atlántica, o tal vez mi mapa tiene un problema".Esa aclaración estratégica está previsto que se apruebe en la próxima cumbre de la Alianza, el próximo año en Madrid, como ha anunciado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez."Europa tiene la vocación de desempeñar un papel de equilibrio de poder en el mundo", ha dicho Macron: "Llevar su modelo, su voz, su método, reforzado por la terrible experiencia de la pandemia. Este será el núcleo de la presidencia francesa de la Unión Europea que ejerceremos en los próximos meses [primer semestre de 2022]".El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, explicó que los aliados abordaron "las implicaciones de seguridad del ascenso de China y el comportamiento agresivo de Rusia", en un mundo "de competencia global con muchas amenazas y desafíos al mismo tiempo provenientes de diferentes direcciones, incluidas las acciones de Rusia, China, el equilibrio cambiante del poder global, el terrorismo, los ciberataques... Ningún aliado ni ningún continente puede afrontar esto solo. Necesitamos estar juntos en la OTAN".El propio Stoltenberg ha reconocido que la relación con Rusia está ahora "en el punto más bajo desde la Guerra Fría". Y ha añadido: "Estamos dispuestos a continuar un diálogo con Rusia. Hemos propuesto una nueva reunión del Consejo OTAN-Rusia. Hasta ahora, Rusia no ha respondido positivamente".En cuanto a China, la OTAN señala: "Está invirtiendo en nuestra propia infraestructura crítica y tratando de controlarla. Lo que hemos visto ahora durante varios años es una importante acumulación militar de China, invirtiendo poderosamente en nuevas capacidades militares, incluidas las nucleares, y también en sistemas de armas más avanzados"."No estamos entrando en una nueva guerra fría con China, y China no es nuestro adversario ni nuestro enemigo", ha dicho: "Pero tenemos que abordar como los desafíos que China plantea a nuestra seguridad".Precisamente, a su llegada a la OTAN, la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, que participó en una bilateral con Biden junto con los jefes de Gobierno de Lituania y Letonia, dijo: "Rusia es una amenaza, nos preocupa siempre. El apoyo de la OTAN es muy importante para nosotros. En cuanto a China, es un rival sistémico que debemos tener en cuenta".El primer ministro holandés, Mark Rutte, ha comparado la "naturalidad". Rutte lo contrastó con su época con el predecesor de Biden, Donald Trump. "Fue un poco más incómodo", dijo sobre el ex líder estadounidense escéptico de la OTAN. Pero la alianza militar aún pudo colaborar con Trump y avanzar, dijo Rutte.La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho, por su parte: "Para que la OTAN esté preparada para el futuro, necesitamos adaptar nuestras herramientas y métodos, responder a los nuevos desafíos sin dejar de ser fieles a nuestro propósito central, fortalecer la unidad de la Alianza". Merkel evitó mencionar a Rusia y China, foco principal de la cumbre de la OTAN.El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, a su. vez, defendió que "la OTAN tiene que modernizarse, invirtiendo cada vez más en cibernética. No creo que nadie quiera ir a una nueva Guerra Fría con China. China es un hecho gigantesco en nuestras vidas".El presidente canadiense, Justin Trudeau, sostuvo que "China se enfrenta cada vez más a la OTAN, ya sea en África, en el Mediterráneo o, más específicamente, en el Ártico, ya que están tratando de intervenir más. Necesitamos asegurarnos de que, aunque somos mucho más atlánticos que pacíficos, somos conscientes de las influencias globales que está teniendo China”.
2 d
eldiario.es
Reino Unido retrasa al menos un mes el fin de las restricciones en Inglaterra por el avance de la variante delta
Inglaterra retrasará al menos cuatro semanas más el levantamiento de todas las restricciones por la COVID-19, previsto para el próximo día 21, por el alza de contagios de la variante Delta –detectada por primera vez en India– que preocupa al Gobierno, y con el objetivo de acelerar con las segundas dosis en la vacunación, según ha confirmado el primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes."Creo que es sensato esperar un poco más", ha dicho Johnson durante su anuncio, adelantado por los medios británicos. "Es el momento de soltar el acelerador porque si somos prudentes ahora tenemos la oportunidad –en las próximas cuatro semanas– de salvar muchos miles de vidas vacunando a millones de personas más".De acuerdo con el plan de desescalada del Gobierno, el 21 de junio era la fecha en que se levantaban todas las restricciones sobre contactos sociales, lo que permitía que discotecas y otros grandes eventos pudieran celebrarse sin límite de personas. El primer ministro ha comenzado la rueda de prensa diciendo que cuando expuso la hoja de ruta hace varios meses pretendía que fuera "cautelosa e irreversible y paso a paso".Ahora, este último paso tendrá que esperar, al menos, hasta el lunes 19 de julio, fecha para la que, según ha explicado Johnson, el objetivo es haber vacunado con dos dosis a dos tercios de la población adulta, incluyendo a todos los mayores de 50 años, a todos los vulnerables, a todos los trabajadores sanitarios y asistenciales de primera línea y a todos los mayores de 40 años que recibieron su primera dosis a mediados de mayo.La decisión significa que las restricciones que afectan a cuestiones como las discotecas (que permanecerán cerradas), los festivales y el aforo de los pubs y restaurantes seguirán en vigor al menos hasta mediados de julio y que no se eliminarán los límites de reuniones (seis personas o dos hogares en el interior, hasta 30 pueden reunirse en el exterior).Las bodas y velatorios son una excepción y podrán llevarse a cabo con más de 30 invitados, el límite actual, siempre que se mantenga el distanciamiento social.Habrá una revisión después de dos semanas y el Gobierno se reserva la posibilidad de levantar todas las restricciones en ese momento. "Controlaremos la situación todos los días y, si al cabo de dos semanas llegamos a la conclusión de que el riesgo ha disminuido, nos reservamos la posibilidad de pasar a la fase 4 y a la apertura total antes". "Tal y como están las cosas -y sobre la base de las pruebas que puedo ver ahora mismo-, confío en que no necesitaremos más de 4 semanas y que no tendremos que ir más allá del 19 de julio. Está claro que las vacunas están funcionando y que la magnitud del despliegue de vacunas ha hecho que nuestra posición sea incomparablemente mejor que en las oleadas anteriores", ha dicho el primer ministro.Este retraso será votado por la Cámara de los Comunes este mes de junio para darle legalidad a la decisión. Algunos diputados conservadores han mostrado su oposición al retraso por considerar que las personas con mayor riesgo a enfermar o morir por la COVID-19 ya están vacunadas con las dos dosis.Varios científicos habían pedido al Ejecutivo que no mantuviera la desescalada final del 21 de junio (denominado por los medios británicos como "el día de la liberación") ante el rápido avance de los contagios de la variante Delta, que es ya la dominante en Reino Unido. Boris Johnson ha dicho que el gobierno está preocupado por la variante delta: los casos están creciendo alrededor del 64% por semana y en las áreas más afectadas se duplican cada semana.Este cambio de planes permitirá seguir avanzando en el plan de vacunación de la población, dado que la mayoría de las personas hospitalizadas con COVID no habían sido vacunadas o algunas solo recibieron la primera de las dos dosis del preparado.Si bien las otras regiones británicas –Escocia, Gales e Irlanda del Norte– han suavizado las restricciones, aún mantendrán diversos tipos de medidas para disminuir la posibilidad de contagios.El Gobierno de Johnson se había marcado como objetivo vacunar, al menos con la primera dosis, a todos los mayores de 18 años para finales del próximo mes de julio. Se estima que la variante delta es un 60% más contagiosa que la alfa, la que fue detectada en el condado de Kent (sureste de Inglaterra) en diciembre del año pasado. Además, los científicos han indicado que delta supone actualmente el 90% de las infecciones en el país.La Asociación de Industrias Nocturnas ha advertido este lunes de que un retraso del levantamiento de las medidas será "catastrófico" para sectores como los clubes nocturnos, que permanecen cerrados desde marzo del año pasado, y ha indicado que este sector ha invertido millones de libras en los preparativos para este 21 de junio.
2 d
eldiario.es