Herramientas
Cambiar el país:
eldiario.es - Internacional
eldiario.es - Internacional
Nueva Zelanda decreta la alerta por tsunami y ordena la evacuación de zonas costeras
Nueva Zelanda ha iniciado la evacuación de algunas zonas costeras por la amenaza del tsunami detectado esta tarde por el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés). El maremoto, tercero del día, encuentra su origen en un sismo de magnitud 8,1 en la escala Richter al norte del país. Según el USGS, el terremoto ha tenido su epicentro en las islas Kermandec y ha ocurrido a las 19.28 GMT de este jueves. La alerta por posibles maremotos se extiende a Guam, las islas Cook y Hawái.La Agencia para la Gestión de la Emergencia Nacional de Nueva Zelanda ha elaborado un mapa por zonas en el que advierte del riesgo de inundaciones en el norte del país y eleva la amenaza a las playas y puertos de, prácticamente, la totalidad del archipiélago. El USGS ha actualizado la fuerza del terremoto, que ha tenido una profundidad de 19 kilómetros y ha sido precedido por temblores de intensidad menor, ya que, inicialmente, le habían calculado una magnitud 8 en la escala Richter.El centro de alerta de tsunamis estadounidense ha emitido avisos de "amenaza" de maremoto para Nueva Zelanda, las islas Salomón, Nueva Caledonia, Fiji, las islas Cook, las islas de la Polinesia y las de Samoa estadounidense por la posibilidad de una subida de las aguas de hasta un metro en zonas costeras.Previamente, en la misma zona se registró un terremoto de magnitud 7,3 sacudió las aguas al noreste de Nueva Zelanda, lo que produjo una alerta de tsunami inicial que luego fue retirada, sin que se hayan registrado de momento daños materiales o víctimas. Ese temblor se localizó a 178 kilómetros al noreste de Gisborn y 228 al este de Whakatane, ambas ciudades en la Isla Norte del país.
4 h
eldiario.es
Los dos meses de Reino Unido fuera de la UE: guerra de vacunas, crisis en Irlanda y disputas por la embajada
Cuando un acuerdo se cierra en Nochebuena, envía señales de lo que se puede esperar de los firmantes. Y el acuerdo comercial de relación futura entre Reino Unido y la Unión Europea, después de la entrada en vigor del Brexit el 1 de febrero de 2020, se selló, agónicamente, el 24 de diciembre de 2020. Hasta tal punto es la agonía que ese acuerdo de más de mil folios, que se tiene que traducir a dos decenas de idiomas para su aprobación por los eurodiputados, aún no se ha votado en el Parlamento Europeo y la Unión Europea ha tenido que pedir árnica a Londres.Y justo diez días después de que el Gobierno británico aceptara esa prórroga de la entrada en vigor del acuerdo comercial hasta el 30 de abril de 2021, Bruselas sigue sin ceder en las pretensiones de Boris Johnson de extender las moratorias sobre los controles en el mar de Irlanda. ¿Y qué ha decidido Boris Johnson? Pues prorrogar unilateralmente la moratoria este miércoles, con la subsiguiente indignación de la Comisión Europea. En estos momentos no se aplican plenamente las normas habituales de la Unión Europea sobre aduanas y productos en la frontera del Mar de Irlanda, pero el primer periodo de gracia de los acordados expira a finales de marzo."El vicepresidente Saros Šefčovič ha expresado la gran preocupación de la UE por la acción unilateral tomada por el Reino Unido este miércoles", explica un portavoz de la Comisión Europea a elDiario.es. "Es una violación de las disposiciones fundamentales del Protocolo sobre Irlanda/Irlanda del Norte y de la obligación de buena fe en virtud del Acuerdo de Retirada del Brexit. Es la segunda vez que el Gobierno del Reino Unido está dispuesto a violar el derecho internacional. La Comisión Europea responderá de acuerdo con los medios legales establecidos por el Acuerdo de Retirada [que entró en vigor el 1 de febrero de 2020] y el Acuerdo de Comercio y Cooperación [firmado el 24 de diciembre de 2020]. Un incumplimiento permitiría a la UE acudir a los recursos legales disponibles en virtud del Acuerdo de Retirada. Esto implica, como primer paso, iniciar un procedimiento de infracción. Actualmente se está trabajando en acciones legales".Es decir, la UE amenaza con ir a la Justicia europea, cosa que ya hizo la anterior vez, con el proyecto de ley de Mercado Interior de Boris Johnson que también reescribía el acuerdo del Brexit y que terminó retirando. La paradoja es que, precisamente, los problemas que están surgiendo con Irlanda tienen que ver con Boris Johnson. Es decir, el Brexit de Theresa May era menos duro, por lo que Irlanda del Norte y Gran Bretaña permanecían en la unión aduanera de la UE, se evitaba así la frontera en el mar de Irlanda y sólo había que buscar una solución tecnológica para hacer que el paso entre las dos irlandas fuera invisible para respetar el Acuerdo de Viernes Santo.Pero Boris Johnson y los suyos tumbaron a May con la promesa de un Brexit más duro. Y un Brexit más duro compatible con los Acuerdos de Viernes Santo traslada la frontera entre las dos irlandas al mar del Norte, es decir, entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña. Lo que dispara la ira de los unionistas y trae el presente pesadillas de los ochenta y los noventa enterradas en la memoria de todo el mundo.La situación en Irlanda del Norte ha ido empeorando hasta el punto de que el Gobierno ha anunciado la suspensión temporal de los controles físicos a productos de origen animal que llegan al territorio británico desde el resto del Reino Unido, ante la proliferación de amenazas de grupos paramilitares unionistas. En los puertos de Belfast y Larne se han encontrado pintadas en las que se señalaba a los empleados como posibles "objetivos" y tras haber visto a personas apuntando matrículas de vehículos de los mismos. Esos controles son los que quiere mantener suspendidos durante más tiempo Reino Unido: el Gobierno de Jonson pidió por escrito a la Comisión Europea una ampliación de los periodos de gracia del Brexit hasta 2023 sobre los controles al comercio entre Irlanda del Norte y el resto de Reino Unido para adaptarse a la nueva situación. En su carta, pedía que se mantengan las exenciones temporales para los productos de supermercados, los farmacéuticos, las carnes refrigeradas y los paquetes que cruzan de la isla de Gran Bretaña a Irlanda del Norte. "Tenemos que asegurarnos de que se amplíen los periodos de gracia para que los supermercados puedan seguir proporcionando a los consumidores los bienes que necesitan", afirmó el ministro del Gabinete del Reino Unido, Michael Gove, en la Cámara de los Comunes.La decisión de este miércoles, no obstante, prorroga la moratoria hasta el 1 de octubre.Sin embargo, Bruselas, de momento, no ha aceptado ninguna petición, y en sucesivas reuniones se ha comprometido a "reiterar su pleno compromiso con el Acuerdo de Viernes Santo y con la implementación adecuada del Protocolo [de Irlanda del Norte], protegiendo los logros del proceso de paz, manteniendo la estabilidad y evitando la interrupción de la vida cotidiana de la gente de Irlanda del Norte y una frontera dura en la isla de Irlanda".En medio de ese conflicto, a finales de enero, se encendió otra mecha, con el anuncio de que la Comisión Europea pensaba activar el artículo 16 del protocolo de Irlanda del acuerdo del Brexit para evitar la fuga de vacunas de AstraZeneca, que acababa de anunciar un recorte del 50% en sus entregas previstas para el primer trimestre de 2021, desde el continente a Reino Unido. Bruselas terminó reculando, pero desató aún más una tensión que no se disipa. Al final, el bloqueo de exportaciones contra la fuga de vacunas de la UE se ha estrenado este jueves en Italia ante los problemas de suministro de AstraZeneca.Otro de los conflictos pendientes es el del representante de la UE ante Reino Unido. Desde que Londres dejó la UE el 1 de febrero de 2020, no reconoce el status de embajador al representante de la UE en igualdad de condiciones al de cualquier otro embajador de cualquier otro país como ocurre generalmente. Y, mientras se arregla o no se arregla, a Joao Vale de Almeida el Gobierno británico le niega el estatuto diplomático, un estatuto que Vale de Almeida ha tenido en sus dos destinos anteriores en Washington y en Naciones Unidas."No es una señal amistosa", dijo el jefe de la diplomacia, Josep Borrell, a finales de enero: "La primera que nos envía el Reino Unido inmediatamente después de salir de la Unión Europea. Si las cosas tienen que seguir así, no es una buena perspectiva. No pedimos algo nuevo, no pedimos un trato especial. El estatus externo de la Unión Europea es reconocido por países y organizaciones internacionales de todo el mundo. Esperamos que el Reino Unido trate a la delegación de la Unión Europea en consecuencia y sin demora. Contamos con 143 delegaciones en todo el mundo. Sin una sola excepción, todos los Estados anfitriones han aceptado otorgar a estas delegaciones y a su personal una condición equivalente a la de las misiones diplomáticas de los Estados en virtud de la Convención de Viena. Y el Reino Unido lo sabe muy bien. 143 Estados de todo el mundo, todos".Según Borrell, "el trato recíproco es una práctica estándar entre socios iguales y estamos seguros de que podemos aclarar este problema con nuestros amigos en Londres de manera satisfactoria, pero no aceptaremos que el Reino Unido sea el único país del mundo que no reconoce a la delegación de la Unión Europea como el equivalente a una misión diplomática".¿Y entonces? Pues a la jefa de la misión del Reino Unido ante la UE, Lindsay Croisdale-Appleby, le cancelaron, por reciprocidad, lo que se suponía que iba a ser su primer encuentro con un alto funcionario de la UE en su nuevo cargo, Frédéric Bernard, jefe del gabinete del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Bruselas está a la espera de "claridad" sobre el estatus diplomático que se otorgará a la misión de la UE en Londres, que el Ministerio de Relaciones Exteriores británico quiere degradar, para disgusto de la UE y sus 27 miembros.
4 h
eldiario.es
Así va a llegar Dinamarca al verano con la población vacunada: más tiempo entre dosis, buena comunicación y sanidad digitalizada
Dinamarca vivió un día crucial para la campaña de vacunación contra la COVID-19 el último viernes del mes de febrero. Durante ocho horas, todos los centros de vacunación del país se vieron sometidos a un auténtico test de estrés que unos días antes había anunciado la primera ministra Mette Frederiksen como un "experimento a gran escala". El objetivo era comprobar los límites del plan de vacunación del país nórdico, que prevé vacunar a todos los ciudadanos antes del 27 de junio. Una fecha que resulta llamativamente más temprana que la prevista por la Comisión Europea y respaldada por todos los Estados miembros, que aseguran podrán vacunar al 70% de la población adulta antes de que termine el mes de septiembre."Nuestro objetivo es vacunar a 100.000 daneses al día cuando tengamos suficientes vacunas", había escrito Frederiksen en un post en su cuenta personal de Instagram. Desde la llegada de las primeras dosis, Dinamarca ha liderado los porcentajes de población vacunada en la UE. Actualmente, el 7,36% de los daneses ha recibido la primera dosis de la vacuna,  y el 3,16% ya ha recibido las dos. Durante el viernes 26 de febrero, en todo el país se administraron 35.000 dosis de las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, pero el objetivo de las autoridades sanitarias para la primavera es más ambicioso, ya que prevé administrar dos millones de vacunas entre mediados de abril y finales de junio. "A pesar de algunos pequeños contratiempos, durante el viernes todo fue muy fluido", asegura el Doctor Svend Hartling, responsable del centro de vacunación de Ballerup, en las afueras de Copenhague. Este centro abrió el pasado 13 de enero aprovechando una escuela municipal en desuso que llevaba un año abandonada. Ahora tiene 26 salas de vacunación y administra 2.500 dosis al día "pero tenemos el personal y la infraestructura preparada para alcanzar hasta 5.000 dosis al día" afirmaba Hartling. La prueba de estrés para el plan de vacunación llegó unos días antes del levantamiento tímido y parcial de algunas de las restricciones sanitarias impuestas para frenar la pandemia, aplicadas desde Navidad. Actualmente el país nórdico mantiene una clara tendencia a la baja en el número de infecciones, con 63 casos por 100.000 habitantes en la última semana. A pesar de la mejora en los datos, el invierno danés se está convirtiendo en un largo letargo y el gobierno aún prevé mantener el cierre de bares, restaurantes, centros comerciales y espacios culturales por lo menos hasta el 5 de abril. "Me siento más segura con la vacuna", explicaba Ida Hansen, de 21 años. Hansen forma parte del cuarto grupo de población que actualmente está recibiendo la vacuna, ya que desde pequeña sufre una enfermedad crónica respiratoria. En las últimas semanas de febrero, además de las personas mayores (el Ministerio no especifica edad) o con enfermedades crónicas, el personal sanitario (que representa un total de 350.000 vacunaciones), ya ha empezado a recibir las primeras dosis de la vacuna."Hay varios factores que explican la eficiencia, vista hasta hoy, para administrar las vacunas", asegura la epidemióloga de la Universidad de Roskilde, Lone Simonsen. La experta explica que uno de ellos es la geografía y el tamaño del país, que a pesar de tener más de 400 islas tiene solo 70 de habitadas, con 5,8 millones de habitantes. Además, el territorio llano de Dinamarca está cubierto por una extensa y buena red logística de carreteras, puentes y ferrys que permiten que "en el momento en que las vacunas pisan suelo danés, estas son usadas en el menor espacio de tiempo posible". Otro factor es la previsión. Las autoridades sanitarias, conjuntamente con los representantes de los 98 gobiernos locales del país, en los meses de verano empezaron a reunirse para establecer los puntos de vacunación, encontrar soluciones para el transporte y almacenamiento de las vacunas y preparar al personal necesario. Además, mientras que algunos países de la UE en un principio decidieron no comprar todas las dosis ofrecidas de la vacuna de Pfizer y Moderna porque requerían un almacenamiento y logística que resultaba más caro, Dinamarca optó por la estrategia de comprar tantas dosis como fuera posible y administrarlas sin guardarla tantas para segundas dosis: "Teníamos los congeladores para mantener las vacunas con un ARN más sensible y el país estaba listo", concluye Simonsen. Las autoridades sanitarias decidieron apurar el máximo entre el espacio recomendado entre dosis por Pfizer, que es de seis semanas (en España se aplica la distancia más estándar de tres semanas entre dosis), para vacunar más rápido a más población vulnerable. Como en el resto de países nórdicos, Dinamarca es una de las sociedades más digitalizadas del mundo. Los daneses apenas usan el pago en efectivo y están acostumbrados a que las comunicaciones para cualquier tema relacionado con la administración, como la salud o la sanidad, se haga a través del número digital CPR y del buzón on-line E-Box. "Esta base de datos centralizada con la información de todos los ciudadanos ha ayudado mucho a preparar un plan de vacunación realista y eficaz", argumenta el investigador de la Universidad de Copenhague, Flemming Konradsen. De esta forma, cada ciudadano recibe en su E-box la invitación para reservar los días de vacunación y el centro que más le convenga, un sistema que a pesar de que en las primeras semanas sufrió algún colapso, está siendo rápido y eficaz. "Desde las autoridades sanitarias hay el temor de que con el paso de los meses y el agotamiento emocional por la situación de pandemia, el número de ciudadanos que quieran vacunarse se vaya reduciendo", explica Konradsen, y apunta: "Hace falta vacunar al 80% de la población para llegar a la inmunidad de grupo". El investigador explica que "el sistema sanitario danés cuenta con el suficiente personal e infraestructuras para desarrollar un buen plan de vacunación, pero además está siendo entrenado, no sólo para ser enormemente eficiente, sino para ser amable, comunicativo, agradable y atento con los ciudadanos, con el objetivo de ofrecer la mejor experiencia de vacunación posible". Por el momento, un estudio realizado por la Carlsberg Foundation revela que casi el 90% de los daneses aceptarían ponerse la vacuna, lo que supone uno de los porcentajes más altos en la UE junto con Suecia, y que se podría explicar por el alto grado de confianza de los daneses hacia las autoridades sanitarias, en contraste con otros países donde se ha hecho el estudio como en Francia o Italia. Pero a pesar de la buena preparación y la estrategia desarrollada por Dinamarca, todos los expertos coinciden en que el mayor reto para alcanzar la totalidad de inmunizados a finales de junio depende del suministro de vacunas, una realidad que afecta a todos los países de la UE por igual. Durante la primera semana de marzo, la primera ministra Frederiksen ha visitado Israel junto con el canciller de Austria en un intento de los dos países europeos para tener una menor dependencia de la Comisión Europea en el suministro de vacunas. "Tenemos un buen plan de vacunación, pero no me sorprendería que se pudiera retrasar algunas semanas por culpa de la falta de llegada de vacunas", dice Konradsen, el investigador.
4 h
eldiario.es
El bloqueo de exportaciones contra la fuga de vacunas de la UE se estrena en Italia ante los problemas de suministro de AstraZeneca
Si AstraZeneca no tiene vacunas para la UE, no las tiene para nadie más. Ese razonamiento, convertido en mecanismo proteccionista para evitar la fuga de vacunas fabricadas dentro de la UE a otros rincones del mundo acaba de estrenarse en Italia. ¿Por qué? Porque el laboratorio ha anunciado a la Comisión Europea que servirá la mitad de lo comprometido en el primer trimestre del año –40 millones de dosis, en lugar de los 80 firmados o los 120 previstos en el mejor de los casos–. Según ha publicado Financial Times, Italia ha bloqueado un envío de vacunas de AstraZeneca a Australia. El recién llegado primer ministro italiano, Mario Draghi, quien la semana pasada fue especialmente beligerante contra los proveedores de vacunas, ha aplicado por primera vez el sistema ideado a finales de enero. Entonces la Comisión Europea descartó que fuera un mero sistema de prohibición de exportaciones. Y, de hecho, durante todo el mes de febrero no se ha puesto en marcha.Adoptadas por el procedimiento de urgencia, Bruselas dispuso a finales de enero que, hasta finales de marzo de 2021, las exportaciones de vacunas contra la COVID-19 fuera de la UE estén sujetas a autorizaciones de exportación. Este régimen solo se aplica a las exportaciones de las empresas con las que la Unión Europea haya celebrado acuerdos de adquisición anticipada, como es el caso de AstraZeneca.El temor del Gobierno Italiano y de la propia Comisión Europea es que AstraZeneca tampoco cumpla en el segundo trimestre. En efecto, la semana pasada una fuente comunitaria citada por Reuters afirmaba que entre abril y junio AstraZeneca repartirá 90 millones de dosis en la Unión Europea, la mitad de los 180 millones pactados. En total, el suministro total de AstraZeneca a la UE podría ser de unos 130 millones de dosis para fines de junio, muy por debajo de los 300 millones que se comprometió a entregar para esa fecha.Un portavoz de la compañía respondía así a elDiario.es: “AstraZeneca confirma que su pronóstico del segundo trimestre apunta a cumplir con su contrato con la Comisión Europea. Según este contrato, aproximadamente la mitad del volumen esperado provendrá de la cadena de suministro de la UE, mientras que el resto provendrá de su red de suministro internacional. Ahora mismo AstraZeneca está trabajando para aumentar la productividad en su cadena de suministro de la UE y hacer uso de su red mundial para lograr la entrega de 180 millones de dosis a la UE en el segundo trimestre"."Lo que es importante para nosotros es que, junto con los Estados miembros, podamos garantizar entregas rápidas de cantidades suficientes de dosis", explicaba un portavoz del Ejecutivo comunitario: "La Comisión y los Estados miembros estamos en contacto con la empresa y trabajamos para lograrlo".
eldiario.es
China y Sudáfrica incautan miles de vacunas falsas en una operación de Interpol
Interpol, el organismo policial encargado de combatir delitos internacionales, ha anunciado este miércoles que las autoridades sudafricanas y chinas han incautado miles de vacunas falsas contra la COVID-19 en sus respectivos territorios, en los que fueron arrestadas al menos 85 personas. En un comunicado detalla que la investigación de ambas operaciones fue apoyada y facilitada por su programa de bienes ilícitos y salud global (IGGH, por sus siglas en inglés).En Sudáfrica, se aprehendieron el equivalente a 2.400 dosis en un almacén en la ciudad de Germiston, en la provincia de Gauteng. Allí las autoridades locales también confiscaron "una gran cantidad" de mascarillas del modelo 3M. En la operación, fueron arrestados tres ciudadanos chinos y uno de Zambia.En China, la policía desmanteló una red que vendía vacunas de COVID-19 falsas después de realizar una redada en el local de fabricación. Fueron detenidos 80 sospechosos y se decomisaron "más de 3.000 vacunas falsas".Para Jürgen Stock, secretario general de Interpol, cuya sede está en Lyon (sureste de Francia), estas operaciones son apenas "la punta del iceberg" del problema de la falsificación de vacunas.El organismo multilateral explica que las investigaciones continúan paralelamente a los arrestos en Sudáfrica y China: "Hemos recibido informes sobre la distribución de vacunas falsas e intentos de fraude en el área de la salud como las residencias de ancianos", dice.Las detenciones se produjeron unas semanas después de que Interpol publicara una alerta naranja en la que advertía a los organismos encargados de la aplicación de la ley que se prepararan para las redes de delincuencia organizada que tienen como objetivo las vacunas COVID-19, tanto físicamente como online. El organismo recuerda que actualmente no hay vacunas aprobadas para su venta online y cualquier vacuna anunciada en páginas web "no habrá sido probada y puede ser peligrosa".  
eldiario.es
Grupos unionistas de Irlanda del Norte retiran su apoyo al histórico acuerdo de paz por los controles del Brexit
Organizaciones paramilitares unionistas de Irlanda del Norte han dicho al primer ministro británico, Boris Johnson, que retirarán "temporalmente" su respaldo al histórico acuerdo de Paz ante la inquietud generada en torno al protocolo irlandés del Brexit.En una carta dirigida al líder conservador, que recogen este jueves medios británicos, estos grupos señalan que mantendrán su postura hasta que el citado mecanismo irlandés sea modificado a fin de asegurar "un acceso sin restricciones a bienes, servicios para los ciudadanos de Reino Unido".En virtud del protocolo, la región británica de Irlanda del Norte sigue vinculada –tras el Brexit– al mercado único comunitario, por lo que las mercancías que cruzan entre ese territorio y el resto del Reino Unido deben pasar controles aduaneros en los puertos norirlandeses, con una nueva carga burocrática que ha provocado escasez de productos y tensiones políticas en la provincia."Si vosotros o Reino Unido no estáis preparados para honrar la totalidad del acuerdo, entonces seréis responsables de la permanente destrucción del acuerdo", apuntan en dicha misiva esos grupos.Este mensaje llega después de que el Gobierno británico adoptara este miércoles medidas unilaterales para prolongar el periodo de gracia establecido tras el Brexit, que ha limitado la burocracia que conlleva la circulación de bienes alimentarios agrícolas desde Gran Bretaña hacia Irlanda del Norte. Ese movimiento ha sido criticado por la Unión Europea (UE), que considera que pone en peligro los términos recogidos en el protocolo irlandés.Los productos que llegan a la provincia han estado sujetos a procesos y controles adicionales desde que finalizó el periodo de transición del Brexit el pasado 31 de diciembre. Esa burocracia se intensificará previsiblemente cuando el periodo de gracia expire –entre marzo y junio– y a partir de entonces, supermercados y otros comercios minoristas precisarán de certificaciones sanitarias para las exportaciones de bienes agrícolas de Gran Bretaña.El citado mensaje ha sido escrito por David Campbell, presidente del llamado Loyalist Communities Council –organismo que representa a esos grupos unionistas, como la Fuerza de Voluntarios del Ulster, la Asociación de Defensa del Uster y el Comando de Mano Roja– y también ha dirigido otra misiva similar al taoiseach irlandés, Micheál Martin."Nos preocupa la alteración al comercio entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido que se está produciendo, pero nuestra objeción principal es mucho más fundamental", dicen en la carta.También recuerdan que durante las negociaciones del Brexit tanto el Gobierno británico como la Unión Europea remarcaron que era primordial proteger el Acuerdo de Belfast y sus salvaguardas para las principales dos comunidades de la provincia. Apuntan asimismo, según señalan en la misiva, que la operación del protocolo "quiebra reiteradamente estos objetivos".
eldiario.es
La UE comienza a revisar la vacuna rusa Sputnik V
La UE ha dado el primer paso para autorizar la vacuna rusa Sputnik V. Así lo ha anunciado la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que ha comenzado el análisis previo de la vacuna desarrollada por el centro de epidemiología ruso Gamaleya. Siempre que la Comisión Europea ha sido preguntada al respecto, ha contestado que un paso casi imprescindible para su autorización es que sea producida en alguna planta dentro de la Unión Europea, cosa que en la actualidad no pasa. El comunicado de la EMA, además, despeja las dudas sobre la solicitud oficial de Sputnik para ser analizada, formulada por un laboratorio alemán, y aún quedaría pendiente la solicitud de autorización de comercialización de la vacuna. De hecho, hace unas semanas la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ironizaba sobre la vacuna rusa: "Me sorprende que estén ofreciendo tanto su vacuna cuando tan poca gente está vacunada en Rusia"."El comité de medicamentos humanos (CHMP) de la EMA ha comenzado una revisión continua de Sputnik V (Gam-COVID-Vac), una vacuna contra la COVID-191 desarrollada por el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia", ha comunicado la Agencia Europea del Medicamento: "El solicitante de la UE de este medicamento es R-Pharm Germany GmbH".La decisión de la EMA de iniciar la revisión continua "se basa en los resultados de los estudios de laboratorio y los estudios clínicos en adultos. Estos estudios indican que Sputnik V desencadena la producción de anticuerpos y células inmunes que se dirigen al coronavirus SARS-CoV-2 y pueden ayudar a proteger contra la COVID-19".La EMA evaluará los datos a medida que estén disponibles para decidir si los beneficios superan los riesgos. La revisión continua durará hasta que haya suficientes pruebas disponibles para la solicitud formal de autorización de comercialización."La EMA evaluará el cumplimiento del Sputnik V con los estándares habituales de la UE en cuanto a eficacia, seguridad y calidad", dice el comunicado: "Si bien EMA no puede predecir los plazos generales, debería llevar menos tiempo de lo normal evaluar una aplicación eventual debido al trabajo realizado durante la revisión continua. La EMA comunicará con más detalle cuando se haya presentado la solicitud de autorización de comercialización de la vacuna".
eldiario.es
La Cámara Baja de EEUU suspende la sesión del jueves por una alerta policial de un plan para irrumpir en el Capitolio
La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha suspendido la sesión que tenía prevista para el jueves, después de que las autoridades alertasen de un plan de una milicia para asaltar de nuevo el Congreso. La Cámara Baja debía debatir un proyecto de reforma de la Policía, pero los demócratas que dominan el hemiciclo adelantaron a este mismo miércoles por la noche esa votación, así como otra sobre el derecho a voto.Estaba previsto que la Cámara Baja concluyera mañana su trabajo de la semana, por lo que una vez finalizada la sesión del miércoles los congresistas podrán abandonar Washington rumbo a sus estados. Los demócratas no han querido poner en riesgo a los legisladores, sus asesores y al personal del Congreso después de la alerta de la Policía del Capitolio sobre un posible nuevo asalto este jueves. En un comunicado, ese cuerpo indicó que había obtenido información de Inteligencia que "muestra un posible complot de una milicia identificada para irrumpir el jueves, 4 de marzo, en el Capitolio"."Ya hemos hecho actualizaciones de seguridad significativas que incluyen el establecimiento de una estructura física y un aumento del personal para garantizar la protección del Congreso, el público y de nuestros agentes de policía", dice la nota.La Policía del Capitolio agregó que se toma esa información de Inteligencia muy seriamente y colabora con sus socios a nivel local, estatal y federal para detener cualquier amenaza contra la sede del Congreso del país.El Senado, por su parte, aún no se ha pronunciado sobre su actividad en el día de mañana, cuando estaba previsto que los legisladores debatiesen el rescate económico de 1,9 billones de dólares impulsado por la Casa Blanca.Según la cadena televisión CNN, información proporcionada por el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional advierte de que ha aumentado el debate entre grupos extremistas, como la organización de ultraderecha "Three Percenters", sobre un posible plan de atacar el Capitolio este 4 de marzo.Los seguidores del movimiento conspiratorio QAnon creen que el 4 de marzo el expresidente Donald Trump será investido de nuevo, basándose en que entre 1793 y en 1933 la investidura de los mandatarios cayó a menudo en torno a esa fecha.
eldiario.es
Sobrecostes, vacunas VIP e incumplimiento de normas: más de 20 ministros de Sanidad han caído en todo el mundo desde el inicio de la pandemia
Un año después del inicio de la pandemia, más de 20 ministros de Sanidad en todo el mundo han sido cesados o han presentado su dimisión, muchos de ellos en Latinoamérica. Enfrentamientos con presidentes y primeros ministros, escándalos por programas de vacunación paralelos para gente VIP, sobrecostes en la compra de material médico o violación de sus propias normas para contener el virus son las principales razones de la caída de los ministros.El Brasil de Bolsonaro va por su tercer ministro de Sanidad desde que estalló la crisis de coronavirus en el país, que se ha convertido en el segundo país del mundo con más fallecidos (255.000). El primero, el médico Luiz Henrique Mandetta, fue destituido por Bolsonaro en abril del año pasado por no seguir la política negacionista del presidente y su oposición a las restricciones adoptadas por gobernadores y alcaldes. Entonces el líder ultraderechista nombró al oncólogo Nelson Teich. "Lo que conversé con el doctor Nelson es que gradualmente tenemos que abrir el país", dijo Bolsonaro. Por aquel entonces en las cifras oficiales Brasil no llegaba a 2.000 muertos. Un mes después, el propio Teich anunciaba su dimisión por divergencias evidentes con el presidente. Bolsonaro "tenía una visión diferente sobre qué protocolo seguir", justificó el jefe de gabinete del presidente, Walter Braga Netto, cuando el país rozaba ya los 15.000 fallecidos.El tercero y actual ministro, Eduardo Pazuello, general del Ejército, dio positivo por coronavirus y tuvo que ser hospitalizado. A finales de enero, Pazuello se trasladó al estado de Manaos para gestionar la grave crisis sanitaria que sufre la región amazónica en plena polémica por la investigación en su contra en el Tribunal Supremo por la gestión de la pandemia. En la República Dominicana también se han producido dos dimisiones, la última de ellas, el pasado viernes, por un escándalo de sobrecostes.Peor ha sido el caso de Perú, donde en el último año llevan cinco ministros de Salud diferentes. La primera, Elizabeth Hinostroza, fue destituida a finales de marzo de 2020 –tan solo unos días después de registrar el primer caso en el país– para elegir a un profesional de la salud con "más experiencia en este tipo de problemas", en palabras del entonces presidente Martín Vizcarra. Su sucesor fue Víctor Zamora, que en una de sus primeras declaraciones dijo: "Tarde o temprano, todos vamos a terminar infectados del coronavirus". A Zamora le sustituyó Pilar Mazzetti. Tras la expulsión de Vizcarra en un juicio político, un breve gobierno liderado por Manuel Merino puso a Aber Salinas al frente de Sanidad, pero solo duró cinco días. El actual presidente, Francisco Sagasti volvió a nombrar a Mazzetti como ministra. Sin embargo, la ministra se vio obligada a dejar el cargo a mediados de febrero tras revelarse que Vizcarra se había vacunado en octubre de 2020, cuatro meses antes del arranque del programa de inmunización en el país. Vizcarra se defendió alegando que había participado como voluntario en el ensayo clínico de la vacuna china de Sinopharm. En Argentina, ha sido otro escándalo de 'vacunas VIP' el que acabó en febrero con la dimisión forzada del ministro de Sanidad Ginés González García. El escándalo estalló al conocerse que funcionarios y personalidades próximas al Gobierno recibieron la vacuna saltándose los protocolos exigidos al resto de la población. En Ecuador, la ministra Catalina Andramuño dimitió tras denunciar que el Gobierno no había destinado recursos suficientes para luchar contra la pandemia. Su sucesor, Juan Carlos Zevallos, renunció la semana pasada por otro escándalo de vacunaciones paralelas entre las que había incluido a sus familiares.Bolivia también lleva cinco ministros de Sanidad desde el inicio de la pandemia. El primero fue destituido por la entonces presidenta, Jeanine Áñez, tras destaparse un escándalo en la compra de respiradores adquiridos a más del doble de su precio normal. Su sucesora, Heidy Roca, tuvo que apartarse tras contagiarse y fue reemplazada temporalmente por el entonces ministro de Defensa. El siguiente, Édgar Pozo, también tuvo que apartarse en enero tras dar positivo y requerir hospitalización.El ministro de Sanidad de Chile, Jaime Mañalich, presentó su dimisión en junio de 2020 tras meses de polémicas y críticas por su gestión. Al inicio de la pandemia, Mañalich, justificando su decisión de no imponer fuertes restricciones, dijo: "¿Qué pasa si este virus muta hacia una forma más benigna? ¿Qué pasa si muta y se pone buena persona?". La polémica que finalmente desencadenó la renuncia fue la revelación de que el ministerio envió a la OMS cifras de fallecidos diferentes y más elevadas respecto a las que comunicaba a la población.También hay ministros de Sanidad que han dimitido tras quebrar sus propias normativas para contener el virus, como es el caso de David Clark, de Nueva Zelanda. "Soy un idiota. Entiendo que la gente esté enfadada", declaró tras ser cazado rompiendo el confinamiento. Clark fue pillado tras realizar un viaje a la playa.Algo similar pasó en la República Checa, que ha tenido tres ministros de Sanidad diferentes. El primero dimitió a finales de septiembre tras un aumento descontrolado de casos. Su sucesor, Roamn Prymula, fue cesado por el primer ministro tras ser fotografiado saliendo de un restaurante en Praga que debería haber estado cerrado por las restricciones. Prymula, sin embargo, se quedó como asesor del primer ministro, pero hace unos días fue despedido de nuevo tras acudir al estadio a ver un partido de fútbol de la Europa League en Pragam aunque estos están cerrados al público. "Prymula no tiene inteligencia social", dijo el primer ministro.También en Europa, la ministra de Sanidad de Letonia, Ilze Vinkele, fue cesada en enero de este año por lo que el primer ministro calificó de falta de un programa de vacunación. "El primer ministro está intentando quitarse responsabilidad por toda la gestión de la crisis de la COVID-19", respondió Vinkele en rueda de prensa. En abril de 2020, también fue forzado a dimitir el ministro de Sanidad de Rumanía por una polémica gestión de la pandemia.El ministro de Sanidad de Israel, el ultraortodoxo Yaakov Litzman, dimitió en mayo de 2020 y pasó a ocuparse de la cartera de Vivienda. Litzman recibió muchas críticas por la gestión de la crisis sanitaria y por oponerse a las restricciones sobre la comunidad religiosa del país. El ministro acabó contagiado y el Ministerio de Sanidad tuvo que instalarle un ordenador e internet en su casa para que pudiera trabajar mientras estaba en cuarentena.En Mongolia no solo ha caído el ministro de Sanidad, sino todo el Gobierno del país, incluido el primer ministro, tras las protestas desencadenadas en enero por la publicación de un vídeo en el que se ve cómo una mujer y su bebé recién nacido fueron trasladados bruscamente a un hospital de enfermedades infecciosas. En el vídeo aparece la mujer, todavía en bata, y el bebé, a la intemperie.
1 d
eldiario.es
La Fiscalía de la Corte Penal Internacional da luz verde a una investigación en Palestina por crímenes de guerra
La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) ha dado luz verde a una investigación en Palestina después de que los jueces confirmasen en febrero que el tribunal tiene jurisdicción para juzgar supuestos crímenes de guerra presuntamente perpetrados por todas las partes en conflicto en los territorios ocupados por Israel. “La investigación abarcará delitos de la competencia de la Corte que presuntamente se han cometido desde el 13 de junio de 2014”, ha dicho la fiscal general de la CPI, Fatou Bensouda, en un comunicado.Las pesquisas abarcarán supuestos crímenes de guerra cometidos tanto por las Fuerzas Armadas Israelíes como por Hamás y otros grupos armados palestinos, en ambos casos por ataques contra la población civil. Según un reciente informe de la Fiscalía de la CPI, el Ejército de Israel ha cometido algunos de los delitos que van a ser investigados en relación “con el traslado de civiles israelíes” a Cisjordania.Otro de los actos que se nombra en el documento son las grandes Marchas del Retorno sucedidas en la Franja de Gaza a principios de marzo de 2018. En esas fechas, las fuerzas israelíes utilizaron “medios no letales y letales” contra los palestinos, que tuvieron como consecuencia “la muerte de más de 200 personas, incluidos más de 40 niños, y miles de heridos”, se dice en el informe de la Fiscalía.En el interés de la oficina dirigida por Bensouda también está el lanzamiento de misiles desde Gaza hacia Israel. La Fiscalía recoge los ataques por parte de grupos armados palestinos con “cientos de cohetes y granadas de mortero” entre el 4 y el 6 de mayo de 2019 que “mataron al menos a cuatro civiles e hirieron a más de cien”.El documento refleja además la respuesta de Israel, más de cien ataques a objetivos de toda Gaza, supuestamente contra miembros de grupos armados palestinos, pero que también causaron “varias víctimas civiles, incluido menores”.Bensouda ha dicho que las prioridades en la investigación “se determinarán a su debido tiempo”, debido a “los desafíos operativos que enfrentamos debido a la pandemia, los recursos limitados que tenemos disponibles para nosotros y nuestra gran carga de trabajo actual”. Se dirigió directamente a víctimas israelíes y palestinas, a las que les pidió “paciencia” porque “la CPI no es una panacea”, sino que “centra su atención en los presuntos infractores más notorios”.Palestina, gracias a su condición de Estado observador de la ONU, ratificó en enero de 2015 el Estatuto de Roma, la carta fundacional de la CPI, abriendo la puerta a que la Fiscalía del tribunal internacional iniciase una investigación. Israel en cambio no forma parte de la corte, pues no acepta su legitimidad, y se ha opuesto en todo momento al inicio de las pesquisas.En unas vistas orales celebradas en febrero de 2020, países aliados de Israel como Alemania, Australia, Hungría o la República Checa defendieron que el tribunal no debería iniciar una investigación en Palestina porque no tendría que ser considerada un Estado Parte de la CPI.No obstante, los jueces dijeron en una decisión, dada a conocer el pasado 5 de febrero, que “independientemente de la condición de Palestina en virtud del derecho internacional general, su adhesión al Estatuto de Roma -la carta fundacional de la CPI- siguió el procedimiento correcto y ordinario”, lo que allanó el camino a la investigación anunciada hoy por la Fiscalía.
1 d
eldiario.es
El Brexit estalla de nuevo: Bruselas acusa a Johnson de saltarse el derecho internacional con Irlanda del Norte
Si alguien pensaba que el Brexit acababa con la salida de Reino Unido de la UE estaba muy equivocado. Reino Unido salió de la UE el 31 de enero de 2020, y a 3 de marzo de 2021 las tensiones han estallado de nuevo entre las dos partes. Y no es la primera vez en lo que va de año, si se tiene en cuenta de que la salida efectiva de Reino Unido se produjo el 1 de enero de 2021. Eso sí, el foco de la disputa es Irlanda del Norte. Si hace unas semanas fue por la intención de Bruselas de activar los controles entre las dos irlandas para vigilar que no se fugaran vacunas de AstraZeneca por la frontera invisible de la isla de Irlanda; el conflicto se ha ido inflamando por algo que mucho tiene que ver con la llegada al poder de Boris Johnson: el protocolo de Irlanda del Norte y que la isla de Gran Bretaña se situara fuera de la unión aduanera de la UE, cosa que no quería Theresa May y que fue su tumba política. Ahora, cuando de facto el mar de Irlanda es una frontera que divide Reino Unido porque hay que controlar lo que llega de Inglaterra para que no entre sin control en la UE a través de la República de Irlanda, las alarmas no dejan de saltar en Reino Unido. El Gobierno británico ha pedido en varias ocasiones una moratoria en la aplicación de esos controles, que han causado actos violentos de unionistas irlandeses, agravado también por la pandemia y las nuevas variantes de la COVID-19. Durante el mes de febrero, se ha ido reuniendo el Comité Conjunto UE-Reino Unido sobre el Acuerdo del Brexit, con el negociador británico, el canciller del Ducado de Lancaster, Michael Gove, y el vicepresidente de la Comisión Europea Maroš Šefčovič. Sobre la mesa ha estado un asunto pendiente desde la crisis diplomática tras los problemas de AstraZeneca con la distribución de vacunas en la UE: el protocolo de Irlanda del Norte, para el que Londres ha pedido una prórroga hasta 2023, por los problemas que se están creando en los puertos de Irlanda del Norte, donde se tienen que producir controles fronterizos para que así se respete la frontera invisible entre las dos irlandas.Pero, hasta la fecha, no ha habido acuerdo. Y este miércoles, el Gobierno británico ha anunciado en sede parlamentaria que "está tomando varias medidas temporales para evitar perturbaciones", como "proporcionar el tiempo apropiado para que las empresas implementen nuevos requisitos para cumplir con flujo efectivo de mercancías entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte".Así, Downing Street ha anunciado que "para los supermercados y sus proveedores" la moratoria continuará "hasta el 1 de octubre". Además, a finales de esta semana "se proporcionarán más orientaciones sobre los movimientos de paquetes desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte para proporcionar el tiempo añadido necesario para los comerciantes después del 1 de abril". "También se ofrecerán orientaciones para ayudar a abordar los problemas prácticos del suelo vinculados al movimiento de plantas, semillas, bulbos, hortalizas y maquinaria agrícola", prosigue la declaración del Gobierno británico, que "escribirá al Ejecutivo de Irlanda del Norte para confirmar que las flexibilidades no requieren un régimen de aranceles para los productos agroalimentarios".La reacción de Bruselas ha sido contundente: "Reino Unido se está saltando de nuevo el derecho internacional". La Comisión Europea recuerda aquella ley de mercado interior que tuvo que rectificar Boris Johnson porque violaba el protocolo de Irlanda del Norte. También.En esta ocasión, al Comisión Europea afirma su "gran preocupación por la acción unilateral del Reino Unido, ya que esto equivale a una violación de las disposiciones del Protocolo sobre Irlanda / Irlanda del Norte y la obligación de buena fe en virtud del Acuerdo de Retirada. Esta es la segunda vez que el gobierno del Reino Unido está dispuesto a violar el derecho internacional". Tras aquella primera, Bruselas acudió al Tribunal de Justicia de la UE.Según Bruselas, la declaración del Gobierno británico de este miércoles, "constituye una clara desviación del enfoque constructivo que ha prevalecido hasta ahora, lo que socava la confianza mutua necesaria para la búsqueda de soluciones. Es igualmente decepcionante que el Gobierno del Reino Unido haya recurrido a una acción unilateral de este tipo. Las cuestiones relacionadas con el Protocolo deberían tratarse a través de las estructuras previstas por el Acuerdo de Retirada".El Ejecutivo comunitario también recuerda que "en el último Comité Conjunto UE-Reino Unido del 24 de febrero, el Reino Unido reiteró su compromiso con la correcta aplicación del Protocolo de Irlanda del Norte, así como con la aplicación sin demora de todas las decisiones tomadas, así como el compromiso conjunto de mutuo acuerdo con los grupos empresariales de Irlanda del Norte y otras partes interesadas destinado a buscar soluciones de manera conjunta".
1 d
eldiario.es
Un año de cierre mundial de escuelas: 168 millones de niños no han vuelto a las aulas
Un nuevo informe de Unicef ha puesto cifras a la magnitud del cierre de colegios, que se extendió como la pólvora en marzo del año pasado como medida para controlar la pandemia. A nivel mundial, al menos 214 millones de estudiantes, desde preescolar hasta secundaria, se han perdido tres cuartas partes de su aprendizaje presencial. Equivale a uno de cada siete. Las escuelas de más de 168 millones de ellos han estado cerradas durante casi un año completo. Esto ocurrió en 14 países. La gran mayoría de ellos se encuentran en América Latina y el Caribe, lo que afecta a casi 98 millones de escolares. Brasil, Bangladesh, México y Filipinas tienen el mayor número de estudiantes afectados por estos cierres totales.El análisis de Unicef va desde el 11 de marzo de 2020 hasta el 2 de febrero de 2021 en más de 200 países, y se basa principalmente en los datos del rastreador de la Unesco. Panamá ha sido el país que ha mantenido los centros educativos cerrados durante más días, seguido de El Salvador, Bangladesh y Bolivia. A continuación están Brasil, Costa Rica, Kuwait, México, Myanmar e Irak. Las cifras más recientes, del mes pasado, apuntan que la mayoría de los países tienen escuelas totalmente abiertas (53%) y casi una cuarta parte las han abierto parcialmente. Sin embargo, las puertas están completamente cerradas en 27 países en los que viven 196 millones de estudiantes, el 13% a nivel global.“Conforme se acerca el primer aniversario del comienzo de la pandemia de COVID-19, la realidad vuelve a recordarnos la catastrófica emergencia educativa que se originó como consecuencia de los confinamientos mundiales. Cada día que pasa, los niños que no pueden acceder a la educación presencial se van quedando cada vez más rezagados, y los más marginados sufren las peores consecuencias”, ha dicho Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, en un comunicado. “No podemos permitir que, por segundo año consecutivo, estos niños sigan sin poder asistir a la escuela de forma presencial o que la presencialidad siga siendo limitada. No debemos escatimar esfuerzos para mantener las escuelas abiertas o darles prioridad en los planes de apertura”, dice Fore.Durante el periodo analizado, los centros educativos han estado totalmente cerrados durante una media de 95 días lectivos en todo el mundo, lo que representa aproximadamente la mitad del tiempo destinado a la enseñanza en las aulas, según el informe.Los países de América Latina y el Caribe son los más afectados, con 158 días de cierre total de las escuelas de media, en los que los niños no fueron a clase de manera presencial. Les siguen las naciones del sur de Asia, con 146 días. Los países del este y el sur de África oriental y meridional fueron los terceros más afectados, con una media de 101 días. Por edades, los alumnos de primaria constituyen la mayoría de los escolares del mundo, por lo que también son la mayoría entre los que han perdido al menos tres cuartas partes de las clases (105 millones), seguidos del primer ciclo de secundaria (53 millones).En los últimos meses, la situación ha evolucionado considerablemente. Al principio de la pandemia, unos 150 países habían clausurado totalmente sus centros educativos, mientras que unos 10 países estaban parcialmente cerrados y otros 10 estaban totalmente abiertos. Esta situación comenzó a cambiar en mayo, cuando desciende el número de países con cierres totales y aumentan aquellos donde las escuelas están parcial o totalmente abiertas.En el periodo de julio a septiembre, se observa una bajada en el número de cierres escolares completos debido a que más de 100 países están en receso académico. En octubre, seis meses después del inicio de la medida, se produce una inversión de esta tendencia, y alrededor de 100 países abren totalmente los centros educativos, mientras que aproximadamente 50 los abren parcialmente y unos 25 países tienen sus escuelas totalmente cerradas.A fecha de 2 de febrero de 2021, los últimos datos disponibles indican que los cierres siguen vigentes en muchos países. Casi un año entero después desde que la OMS calificara el brote como una pandemia, solo la mitad de los países han abierto completamente los centros educativos. El 37% tienen las escuelas parcial o totalmente clausuradas. Hay cierres completos en 27 países.América Latina tiene también la mayor proporción de cierres totales a 2 de febrero, seguida de Europa Occidental, donde el 18% habían optado en ese momento por la medida. Norteamérica, así como Oriente Medio y el Norte de África han optado más por cierres parciales. En el lado contrario están regiones como África Occidental o el Sudeste asiático, con las menores proporciones de escuelas cerradas. Aquellos territorios, además, con la mayor duración de los cierres escolares tienden a tener una baja prevalencia de niños en edad escolar con una conexión fija a Internet en el hogar. Más del 90% de los ministerios de educación de todo el mundo han aplicado algún tipo de sistema de aprendizaje a distancia que incluye la radio, la televisión o Internet. "Aunque ninguna tecnología de aprendizaje a distancia puede reemplazar por completo la experiencia de aprendizaje en el aula, algunas tecnologías tienen características que les permiten emular mejor el entorno del aula", dice el documento. "La televisión y la radio requieren que los programas sean pregrabados y dificultan las lecciones interactivas en directo. Por el contrario, la tecnología digital, como Internet, los ordenadores personales, las tableas y los teléfonos móviles pueden ser más adecuadas para emular las interacciones en el aula", recoge el informe.Unicef recuerda, una vez más, las consecuencias "devastadoras" para el aprendizaje y el bienestar de los niños que tiene una medida como el cierre de los colegios. "Los más vulnerables y los que no pueden acceder a aprendizaje a distancia corren un mayor riesgo de no volver nunca a las aulas e incluso de verse obligados a contraer matrimonio o a trabajar". Para la mayoría de niños en edad escolar del mundo, indican, "las escuelas son el único lugar en el que pueden relacionarse con sus compañeros, encontrar apoyo, acceder a servicios de salud e inmunización y obtener comidas nutritivas". "Cuanto más se prolonga el cierre de las escuelas, más tiempo pasan los niños sin acceder a estos aspectos fundamentales de la infancia". Por esta razón, el organismo recuerda que a medida que los estudiantes regresen a las clases, "necesitarán ayuda para volver a adaptarse y ponerse al día con su educación". "Los planes de reapertura de las escuelas deben incluir iniciativas para que los niños recuperen la educación perdida", dice Unicef. 
1 d
eldiario.es
Dolly Parton se vacuna contra la COVID-19 y canta una nueva versión de Jolene: "Porque una vez muerto, ya es un poquito tarde"
La cantante estadounidense Dolly Parton, de 75 años, ha sido inmunizada contra la COVID-19 con la vacuna de Moderna, la misma que ella ayudó a financiar con una donación de un millón de dólares. Parton se vacunó en el centro médico de la Universidad de Vanderbildt en Nashville, Tennessee, donde se investigó la vacuna. Antes de recibir la vacuna, Parton ha cantado una versión COVID-19 de Jolene, su canción más famosa, para animar a la gente a que también se inmunice. "Vacuna, vacuna, vacuna, vacuna, te lo ruego, por favor, no lo dudes. Vacuna, vacuna, vacuna, vacuna, porque una vez muerto, ya es un poquito demasiado tarde"."Estoy intentando ser graciosa ahora, pero hablo muy en serio sobre la vacuna", ha dicho la cantante al acabar la canción. "Creo que todos queremos volver a la normalidad, sea lo que sea eso. Sería una gran inyección de ánimo, ¿no? ¿Si pudiéramos volver a eso?""Solo quería animar a todo el mundo porque cuanto antes nos sintamos mejor, antes volveremos a ser normales", dijo. "A todos los cobardes de ahí fuera: no seáis tan gallinas. Salid y conseguid vuestra vacuna".La vacuna se la puso Naji Abumrad, el médico estadounidense-libanés que se hizo amigo de Parton después de tratarla por un accidente de tráfico de 2013. Su amistad la empujó a donar el dinero a la investigación de la vacuna en honor de Abumrad. El médico, además, es el padre del periodista que hizo en 2019 un premiado y exitoso podcast sobre Dolly Parton como nexo de unión en el dividido país, Dolly Parton's America. Antes de que el doctor administrara la vacuna, la cantante también expresó que estaba "emocionada" y "muy contenta": "Soy lo suficientemente mayor y lo suficientemente lista como para recibirla". Dolly Parton se une así a los más de 51 millones de personas (el 16% de la población) que ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna en Estados Unidos. El 7,9% ha recibido las dos, más de 26 millones de personas, según datos del Centro de Control y Prevención de Enfermedades. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este martes que antes del final de mayo habrá suficiente suministro para que todos los adultos en el país -alrededor de 260 millones de personas- estén vacunados antes del final de mayo, dos meses antes de lo que había previsto anteriormente.
2 d
eldiario.es
La oposición escocesa pide la dimisión de la primera ministra por la investigación por acoso sexual contra su predecesor
La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, responde este miércoles ante el Parlamento escocés a las acusaciones de haber mentido sobre la investigación de las denuncias sexuales de las que fue absuelto su predecesor, Alex Salmond.La líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) está declarando desde primera hora de la mañana ante el comité que investiga la gestión de su Gobierno de las denuncias que dos trabajadoras interpusieron contra Salmond durante su mandato (2007-2014), para dar explicaciones sobre diversas reuniones que mantuvo sobre ese asunto con su mentor político en 2018.Un tribunal absolvió a Salmond de 13 delitos sexuales en 2020, mientras que el Gobierno escocés fue condenado a indemnizarle con 555.000 euros por haberse saltado el procedimiento legal en la investigación interna de dos de esas denuncias.Sturgeon ha dicho que la afirmación de que se actuó con malicia contra Salmond "no se basa en ningún hecho". "Varias mujeres presentaron serias quejas sobre el comportamiento de Alex Salmond. El Gobierno, a pesar del error que indudablemente cometió, trató de hacer lo correcto", ha defendido este miércoles. El exlíder de Escocia dijo la semana pasada que hubo un intento deliberado de apartarlo de la vida pública.Antes de su esperada comparecencia, el Gobierno autónomo escocés aceptó hacer públicos documentos que reflejan las opiniones legales que recibieron cuando Salmond interpuso un recurso contra su sistema de gestión de las quejas.Esos textos, que sugieren que la líder independentista siguió adelante con el procedimiento legal a pesar de que sus abogados le advirtieron de que tenía escasas opciones de prosperar, han llevado a la oposición conservadora en Escocia a pedir su dimisión. "No hay ninguna duda de que Sturgeon ha mentido al Parlamento y roto el Código Ministerial", dijo el líder conservador, Douglas Ross, que ha avanzado su intención de presentar una moción de confianza contra ella.Ante esa amenaza, un portavoz del Gobierno escocés consideró que hacer ese llamamiento "en medio de una pandemia, antes de escuchar una sola palabra del testimonio de la ministra principal [Sturgeon], es profundamente irresponsable".Salmond se aferra a ese asesoramiento legal para argumentar que el Ejecutivo de Sturgeon le persiguió judicialmente para acabar con su carrera política, aún a sabiendas de que los tribunales probablemente iban a absolverlo.Según el Gobierno, sin embargo, “estos documentos demuestran que no hubo plan maligno contra el señor Salmond" y que el Ejecutivo “estaba en su derecho de seguir defendiendo la causa judicial", ha afirmado el viceministro principal, John Swinney.Ese procedimiento siguió adelante hasta que “el Gobierno revisó su posición en el caso, al no ser ya sostenible”, tal y como se lo indicaron “el consejo legal interno y externo” en diciembre de 2018. La continuación del caso costó al erario público 550.000 euros como penalización, por la defensa de un sistema “irregular y sesgado”, según dictaminaron más tarde los tribunales. El Código Ministerial sostiene que los ministros deben "estar asesorados de manera apropiada teniendo en cuenta sus responsabilidades legales en decisiones importantes y ser reconsideradas desde el primer momento". El mismo reglamento estipula que la falta de registros de reuniones por parte de los ministros, como la entrega de información errónea a sabiendas, conlleva la misma penalización, si así queda demostrado.El Comité de investigación y la investigación independiente que se están llevando a cabo darán a conocer en las próximas semanas en su informe si la principal ministra de Escocia infringió el código de conducta y si por ello debería dimitir. Salmond, antiguo líder independentista y mentor de Sturgeon, asegura que su sucesora violó las reglas de conducta que rigen para el Gobierno autónomo de Escocia (Código Ministerial), al no haber informado en su momento de las reuniones que mantuvieron durante la gestión de las denuncias por acoso que dos trabajadoras habían presentado contra él. Ambos líderes nacionalistas mantuvieron una reunión en la residencia privada de Sturgeon en las que Salmond le transmitió su preocupación por las denuncias que se habían presentado y para pedir su mediación, según ha dicho el anterior ministro principal.La mandataria nacionalista ha esgrimido en varias ocasiones que desconocía la situación y que no se registró la reunión porque solo incumbía Partido Nacionalista Escocés, pero no al Gobierno, y no veía necesidad para ello.
2 d
eldiario.es
Los 'populares' en la Eurocámara muestran la puerta de salida a Viktor Orbán
Los 'populares' en la Eurocámara muestran la puerta de salida a Viktor Orbán. Así lo ha decidido el 84% de los eurodiputados, que han votado a favor de cambiar las reglas internas para facilitar la suspensión e, incluso, la expulsión de una delegación nacional entera. Con 180 votos emitidos –de los 187 posibles–, 148 eurodiputados han votado a favor; 28 en contra; y se han producido 4 abstenciones. Los populares españoles anunciaron el martes su voto afirmativo al nuevo reglamento aprobado con la mirada puesta en Fidesz, el partido del primer ministro húngaro. Medios oficiales húngaros dan por hecha la marcha de Orbán tras el voto del grupo parlamentario.Para los que tienen más raíces democristianas, ha sido su agenda iliberal, con recortes de derechos civiles y persiguiendo a migrantes y al colectivo LGTBI. Para los más leales con la familia política popular, fueron sus mofas sobre Jean-Claude Juncker cuando presidía la Comisión Europea. Y para todos, el colmo han sido sus chantajes en la última fase de la negociación de los fondos europeos por su rechazo a que el dinero europeo estuviera vinculado al cumplimiento del Estado de Derecho, hasta el punto de que su mano derecha en Bruselas, Tamas Deutsch, comparara al jefe de los populares en la Eurocámara, Manfred Weber, con prácticas de la Gestapo. Viktor Orbán ha pasado a gran velocidad de ser un líder respetado por sus victorias electorales; mimado por la todopoderosa Angela Merkel, y querido por los populares españoles por su virulencia contra el independentismo catalán a verse fuera de la familia política más importante de Europa. Su partido, Fidesz, ya fue puesto en cuarentena por el Partido Popular Europeo por sus ataques a la UE y a Juncker, y en las próximas semanas debatirá su expulsión –la asamblea prevista para ello ha ido posponiéndose porque se quiere hacer presencial y la pandemia no lo permite–.Donde sí se está produciendo el debate es en el grupo parlamentario del Partido Popular Europeo. En diciembre, los populares europeos, comandados por Merkel, que es quien tiene al final en su mano la suerte de Orbán dentro de la familia popular, decidieron por amplia mayoría –133 votos a favor, 3 abstenciones y 6 votos en contra– dejar en un castigo los insultos de Deutsch. Así, los populares europeos han decidido "retirar con efecto inmediato de Tamas Deutsch todos los derechos a tiempo de uso de la palabra en el Pleno en nombre del Grupo, a nombramientos como ponente u otros cargos formales en nombre del Grupo hasta que se tomen más decisiones".El vicepresidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, aseguró que, si el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, "no da un giro de 180 grados", Fidesz "será expulsado" del PPE. "Digamos que tiene un pie en la extrema derecha y otro pie en la democracia cristiana. Cierto que cada vez más apoya su peso sobre el pie que tiene en la extrema derecha", ha dicho González Pons, quien afirmaba que expulsarle tenía "la gran ventaja" de que permite mostrar al PPE ante la opinión pública como los "constructores" de la UE, mientras que la "desventaja" sería enviar a un partido de Gobierno a la extrema derecha, como el polaco PiS y no dar tiempo a "que un día Orbán pasará y ese día nos alegraremos de haber pasado la fiebre de Fidesz y tener a ese partido que tradicionalmente fue un partido que luchó por la libertad en Hungría dentro del PPE".Así, el grupo del PP europeo en la Eurocámara llamaba en diciembre a los 12 eurodiputados de Fidesz a que "reflexionen sobre si sus convicciones políticas fundamentales siguen siendo compatibles con los valores del Grupo del PPE", y pedía al Partido Popular Europeo, presidido por el ex presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, "que tome una decisión final sobre la pertenencia de Fidesz en cuanto las condiciones de salud lo permitan". Y en lo que ha ido avanzando el PP en la Eurocámara es una modificación de su reglamento interno, lo que de facto señala la puerta de salida a Fidesz. Este miércoles los eurodiputados del Partido Popular Europeo han votado estas nuevas normas, que introducen el concepto de la suspensión dentro del grupo parlamentario (paso previo a la expulsión total) y permiten que la suspensión se aplique a una delegación en su conjunto –que ni siquiera participaría en la votación si previamente está suspendida– en vez de tener que votar diputado a diputado.La suspensión, como la que se ha aplicado a Deutsch, supondría la retirada del derecho a realizar todo tipo de actividades parlamentarias, como hablar en los plenos o negociar legislación en nombre del Partido Popular Europeo, si bien administrativamente aún serían parte de la formación. Una vez estas nuevas normas entren en vigor, se espera que se convoque el voto en las próximas semanas para suspender a la delegación de Fidesz.Orbán ya ha amenazado con adelantarse a este voto y retirar a su formación política del grupo popular en el Parlamento. Es más, los medios oficiales húngaros dan por hecha su marcha.En el caso de que Orbán decidiera marcharse con sus diputados antes de este voto, esta delegación pasaría al grupo de los miembros del Parlamento que no están adscritos a ningún grupo político, lo cual les dejaría sin el apoyo y la infraestructura que ello supone, así como sin los turnos de palabra en los plenos que corresponden a los grupos más grandes y sin poder acceder a las presidencias de las comisiones parlamentarias. No obstante, podrían negociar su adhesión a otros grupos situados a la derecha del PPE en el espectro político, como los ultraconservadores (ECR, donde está Vox y el PiS polaco) o Identidad y Democracia (con los partidos de Marine Le Pen y Matteo Salvini).
2 d
eldiario.es