Herramientas
Cambiar el país:
eldiario.es - eldiarionorte Euskadi
eldiario.es - eldiarionorte Euskadi
Una vacunadora en Capbreton: "Todos los españoles pueden venir. No sé si se va a perseguir, pero hasta ahora se puede"
Algunas informaciones procedentes de localidades como Biarritz apuntan a que Francia ha cerrado el grifo, pero en la tarde este lunes sigue habiendo vacunódromos cercanos a la frontera, como el de Capbreton (a 60 kilómetros de Irún y ni siquiera en la zona vasca), en los que se puede conseguir en pocos segundos una cita para recibir la vacuna contra la COVID-19 y con fecha garantizada también para la segunda dosis. "Todos los españoles pueden venir. Hasta ahora se puede. No sé si se va a perseguir, pero hasta ahora se puede", explica al otro lado del teléfono una vacunadora en esta localidad. En los últimos días se ha detectado un volumen muy importante de personas, principalmente jóvenes guipuzcoanos, que quieren adelantar el turno que les correspondería en el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza). De hecho, esta sanitaria descuelga saludando directamente en castellano. Recibe "un montón de llamadas" sobre este asunto, explica. Y añade que se pasa buena parte del turno atendiendo en este idioma y no en francés. Reconoce que en otros vacunódromos de la zona, como el de Biarritz, "ya han dicho que nada más" por las implicaciones sanitarias, éticas y hasta diplomáticas de esta cuestión, pero insiste en que desde la plataforma DoctoLib hay horas disponibles en esta localidad y también en otras. "No tienen que pagar nada" tras el pinchazo, apostillada preguntada por el posible coste del servicio.Por el contrario, Stephanie Gravé, teniente de alcaldesa en Biarritz, enfatiza en una entrevista con 'Naiz' que "se están descartando" citas y que es requisito presentar la tarjeta sanitaria para completar el proceso de vacunación, la denominada 'carte vitale'.  "Por favor, que nadie cruce la frontera pensando que va a recibir la vacuna", reclama. La excepción podrían ser no residentes pero sí trabajadores transfronterizos. La consejera vasca de Salud, Gotzone Sagardui, ha calificado de "respetable" la decisión de estas personas de cruzar la frontera para vacunarse antes. Sin embargo, reconoce que esta práctica suscita "dudas" como qué ocurriría con la segunda dosis si la exigieran en España -obligaría a que pasaran por delante de personas con más prioridad- o cómo registrar el acto médico a efectos de historias clínicas y del denominado 'pasaporte COVID' para viajar.En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.
eldiario.es
Los 129 despidos de Tubacex, a juicio: "Entramos cargados de argumentos para demostrar la no procedencia de estos ERE"
Este lunes ha tenido lugar en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) el primero de los dos juicios por los ERE presentados en las plantas de Llodio y Amurrio de Tubacex, que afectan a 129 personas. El comité de empresa, acompañado por una multitud de trabajadores que se han manifestado en la entrada del Palacio de Justicia, ha declarado que espera "una resolución favorable" y que  las personas despedidas por las 95 rescisiones de contrato, 12 prejubilaciones y 22 bajas incentivadas sean readmitidas. "Entramos al juicio cargados de argumentos y razones para demostrar la no procedencia de estos ERE y esperamos que la Justicia así lo vea y revierta esta situación de conflicto devolviendo a las 129 personas despedidas a sus puestos de trabajo", ha indicado Eduardo Ibernia, presidente del comité de empresa, minutos antes de la vista oral.Los trabajadores, que cumplen este lunes 131 días de huelga indefinida, confiesan sentirse algo cansados por la situación, pero con esperanza. "No nos esperábamos llegar hasta aquí con la huelga todavía en marcha. Esperamos que el juicio sea nulo. Tanto nosotros como la dirección somos conscientes de que la jurisprudencia del TSJPV es rotunda y esta situación viene derivada de la COVID-19 y creemos que vamos a ser capaces de demostrarlo en el juicio", ha explicado a elDiario.es/Euskadi Aitor Bordagaray, uno de los trabajadores despedidos tras el ERE.Los trabajadores defienden que la empresa ha obtenido millones de euros en beneficios durante los años previos a la pandemia, además de recibir ayudas públicas. "Tienen el respaldo también de una reforma laboral que les permite presentar estos ERE bajo el amparo de la clase política. Previamente a la reforma, los ERE tenían que pasar un filtro marcado por la autoridad laboral. Sin la reforma laboral la empresa no tendría las causas suficientes para haberlo presentado y estaríamos hablando solamente de acordar medidas temporales para abordar la crisis", han denunciado desde el comité. La esperanza de los trabajadores se basa principalmente en el precedente emitido por el TSJPV que ha declarado nulo a principios de mayo el ERE aplicado por la dirección de PCB y obligó a admitir a los 87 trabajadores que iban a ser despedidos en las plantas de Barakaldo y Sestao. "Las causas que han presentado son del todo coyunturales y temporales, fruto de una pandemia que sufre toda la sociedad", han asegurado. Este lunes tiene lugar el primero de los dos juicios abiertos por las demandas sindicales a TTI, en Llodio, cuyo tribunal preside la magistrada Garbiñe Biurrun, mientras que el martes, 22 de junio, se celebrará el de Aceralava, empresa con sede en Amurrio. Los despidos de Tubacex no se limitan a las plantas de Euskadi. De hecho, la cifra ronda los 600 trabajadores en las plantas que tiene repartidas por el mundo, una estrategia para ahorrar costes y mejorar la rentabilidad. Según informó la propia compañía, la deuda neta alcanzó a cierre del trimestre los 310,4 millones, 12 veces el ebitda (beneficio bruto de explotación), un ratio que incluye las indemnizaciones por los 600 despidos y la adquisición de la filial india Tubacex Prakash.
2 h
eldiario.es
"Esto con Franco no pasaba": un colegio de Vitoria denuncia la aparición de pintadas contra el colectivo LGTBIQ+
El colegio público Umandi de Vitoria ha denunciado este lunes en un comunicado las pintadas en contra del colectivo LGTBIQ+ que han aparecido sobre un mural en el patio del colegio. En ellas se pueden leer frases como "Esto con Franco no pasaba", "Transformers no" y "marikas". El mural fue pintado con la bandera el pasado 17 de mayo, Día Internacional contra la LGTBIfobia, "en consonancia con los valores que se trabajan en la ikastola". Por eso, tras denunciar y rechazar "de pleno" las pintadas homófobas y tránsfobas, el colegio ha declarado que se seguirá "educando a los niños/as en la diversidad, el respeto y la convivencia".Este no es el primer episodio en contra del colectivo LGTBIQ+ en Euskadi en el mes de junio. Durante la madrugada del pasado 6 de junio, 13 varones cometieron una agresión homófoba contra otro joven en una plaza de Basauri. Al grito de "maricón de mierda", el grupo propinó todo tipo de golpes, puñetazos, patadas y empujones hasta dejarlo inconsciente en el suelo. Miles de personas acompañaron el 10 de junio al joven y a su familia en una manifestación que recorrió las calles de la localidad vizcaína. Esta agresión suscitó también el rechazo de los grupos de PNV, EH Bildu, PSE-EE, Elkarrekin Podemos-IU y PP+Cs, que firmaron un texto conjunto en el Parlamento Vasco, del que se ausentó Vox. La formación de ultraderecha condenó los hechos ante los medios de comunicación no por ser una agresión homófoba sino porque se oponen a todo tipo de violencia.
5 h
eldiario.es
Ninguno de los 251 municipios vascos está ya en alerta roja por alta transmisión comunitaria de la COVID-19
No hay ya ningún punto rojo en el mapa de Euskadi. Ni uno solo de los 251 municipios está ya en alerta roja por alta transmisión del Sars-Cov-2, esto es, con tasas de incidencia acumulada por encima de los 400 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Hace solamente dos meses eran 45, incluidas las tres capitales. Además, únicamente hay tres localidades en el nivel inferior, en alerta naranja, Zalla, Ortuella y Güeñes, todos ellos en las Encartaciones y por un brote aparecido la pasada semana en un centro escolar. Por el contrario, son ya 20 los pueblos en 'verde', en un nivel de contagios considerado como asumible, con tasas por debajo de 60. Es un mapa de colores desconocido desde que en otoño se articulara este sistema de semáforos de colores.La caída de la pandemia continúa en Euskadi, que ha notificado este lunes menos de 100 casos en 24 horas, 98 en concreto, 70 de Bizkaia, 14 de Gipuzkoa, 12 de Álava y dos de fuera o sin residencia conocida (en todo el fin de semana, han sumado 427). Son el 2,4% del total de pruebas realizadas. El 33,7% eran sintomáticos en el momento de la toma de muestras pero sigue cayendo la proporción de positivos aparecidos fruto del rastreo, hasta el 44,8% este lunes. En perspectiva semanal, entre el lunes y el domingo se confirmaron 1.097 casos nuevos. Es un 27% que la anterior y es el registro más bajo en 47 semanas. La positividad del 2,44% (positivos en relación con el total de pruebas realizadas) supone también un hito desde agosto del pasado año. La tasa de incidencia media se sitúa en 114.29, aunque en Gipuzkoa ya baja incluso hasta 86,61. El peor dato es el de Bizkaia, con 128, aunque es un 19% menos que hace siete días. Por edades, sigue siendo muy ostensible que las franjas de edad más vacunadas tienen menos positivos. La tasa entre los mayores de 65 años es de 30 frente a los 175 de los menores de 18 años. La previsión es que la desescalada continúe porque el R0 -que mide cuántos positivos origina cada infectado- marca 0,86 y solamente por encima de 1 se entiende que la pandemia está en expansión.En los hospitales, hay 119 personas ingresadas después de 16 nuevas hospitalizaciones en 24 horas. Eran 122 este viernes, aunque es habitual que en fin de semana haya menos altas. De estas personas, 50 están en estado crítico en la UCI, solamente una menos que este viernes. Eran 84 hace dos semanas y 60 hace siete días. La evolución es también positiva en el ámbito asistencial. En Basurto, principal hospital de Bilbao, no hay pacientes en UCI desde el 18 de junio y en Txagorritxu, en Vitoria, son tres.En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.
5 h
eldiario.es
Euskadi ve "respetable" que los jóvenes pasen a Francia para vacunarse más rápido saltándose el protocolo de España
Lo que eran casos particulares y excepcionales se ha convertido en un flujo masivo y en una polémica sanitaria, ética e incluso diplomática. Jóvenes veinteañeros y treintañeros vascos están alardeando en las redes sociales de que se han saltado el orden de vacunación fijado en España al coger citas en una app para vacunódromos ubicados en Francia, principalmente en la zona cercana a la frontera con Irún, donde hay excedente por los rechazos en la población local. En Onda Vasca, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha calificado esta práctica como "respetable" aunque ha hecho ver sus "muchas dudas" sobre cómo se garantizará la segunda dosis a estas personas o cómo se incorporarán sus datos en la historia clínica y el denominado 'pasaporte COVID', la herramienta puesta en marcha para poder viajar tras la inmunización."Son respuestas que todavía, al menos, en el Departamento de Salud no podemos responder porque no habido ninguna comunicación por parte del Gobierno francés de que se iba a dar esta posibilidad. Nosotros seguiremos con la pauta de vacunación para hacerlo lo antes posible", ha explicado Sagardui. Fuentes de Osakidetza confían en que el Ministerio de Sanidad pueda contactar con sus homólogos franceses para que se establezca un protocolo y en que haya alguna propuesta de cara al próximo consejo interterritorial, previsto para este miércoles, ante la magnitud que ha adquirido el problema.En el plano sanitario, estas fuentes no verían con buenos ojos, de entrada, que las personas que han viajado a Francia para recibir la primera dosis reclamen la segunda en su lugar de origen cuando les venza el plazo (21 días con Pfizer y 28 con Moderna), lo que obligaría a anteponerlos a quienes les tocase por prelación. Ahora mismo se vacuna al colectivo de entre 40 y 45 años. Además, hay incertidumbre con la validez de los certificados que pueda emitir la Sanidad francesa y su interconexión con la historia clínica. ¿Cómo saber quién ha completado la pauta con una sola dosis por haber pasado la COVID-19? ¿Saldrán estas personas de la base de datos de Osakidetza o podrían 'repetir' vacuna al no constar su viaje? ¿Aceptará la Sanidad vasca que se emita el 'pasaporte COVID' a quienes se han saltado ostensiblemente el protocolo?Otro punto llamativo es que Francia esté permitiendo el acceso a estas personas a su territorio. En la web oficial de Asuntos Exteriores se alude a que "las personas de once años o más deberán presentar un test PCR o de antígenos con resultado negativo realizado menos de 72 horas antes de la salida". Solamente se excepciona de esto a "aquellos desplazamientos que efectúen los residentes de las llamadas cuencas de vida fronterizas a 30 km a la redonda de su domicilio y de menos de 24 horas de duración", lo que sí que afectaría a muchos guipuzcoanos hasta Donostia (a 25 kilómetros de Hendaya) pero no cualquier desplazamiento. Contrasta esta libertad de tránsito con el celo que durante años lleva exhibiendo la Policía Nacional francesa en el control de la muga, con controles casi permanentes para bloquear el paso de migrantes, que han incluido 'devoluciones en caliente'.En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.
6 h
eldiario.es
Cuando la escuela concertada (que es gratuita por ley) te lleva a los tribunales para cobrarte 7.172 euros en cuotas
El colegio privado Waldorf Geroa, ubicado a escasos kilómetros de Vitoria pero en el pueblo de Trocóniz, ya municipio de Iruraiz-Gauna, se ha dado a conocer en esta pandemia por haber tenido un brote con 41 casos de COVID-19 y por tener una investigación abierta por no haber querido aplicar las medidas preventivas, como el uso de mascarillas. Pero ahora este centro está llevando a los tribunales a familias de los estudiantes para que les abonen cuotas mensuales por la educación que ofrecen, práctica expresamente prohibida para las escuelas concertadas con fondos públicos, que han de ofrecer servicios educativos gratuitos y regirse por las mismas normas que las públicas. Es más, la dirección avisa en sus comunicaciones de que, en caso de no saldar la “deuda”, se impedirá la matriculación en cursos sucesivos.Una de estas demandas ha llegado a la familia A., a la que los abogados contratados por el colegio le reclaman 7.172 euros correspondientes a las mensualidades de los dos niños durante los cursos 2018/2019 y 2019/2020. Las primeras cartas oficiales les llegaron en julio del pasado año y se cerraban con una advertencia: “Si en este tiempo no llegamos a un acuerdo, tendréis que ir buscando una plaza en otro centro para vuestro hijo cara al próximo cursos 2020/2021 pues no podrá seguir en Geroa Waldorf Eskola". Se adjunta a la comunicación una larga lista de facturas emitidas por una “asociación cultural” llamada Nuevo Hilo de Oro y que está domiciliada en el mismo lugar que el colegio. La normativa sí permite que los centros concertados cobren por “servicios” como el comedor, por el material escolar o por actividades extraescolares. Este resquicio es utilizado por muchos de ellos para fijar un sucedáneo de cuotas que, en la práctica, sirven para seleccionar al alumnado. En Vitoria, por ejemplo, son ya muchos años en que se viene denunciando la segregación que ha llevado a guetizar centros públicos. Sin embargo, este centro las denomina “cuotas colegiales” y, de hecho, en las facturas los conceptos utilizados son “Cuota escuela primaria” o “Cuota escuela secundaria” y se diferencia claramente de otras para “Material escolar” o “Matrículas”. Además, el primer hijo abona 360 euros y el segundo un 50%, lo que muestra claramente que no se abonan “servicios”, como permite la normativa.La demanda contra la familia A. está ahora mismo residencia en el juzgado de primera instancia número 6 de Vitoria, al que se ha dirigido la abogada del colegio para activar un pago mediante requerimiento judicial. Se da la circunstancia de que el documento presentado está plagado de errores y que plantean que se celebre un juicio “orinario” y no “ordinario”. Los A. han tenido que contratar igualmente a un letrado y presentar un recurso. En sus alegaciones destaca en primer lugar que el colegio actúe para cobrar las deudas con una entidad llamada Nuevo Hilo de Oro. Ambas tienen un CIF diferente. Lo consideran una “falta de legitimación activa”. Y, sobre el fondo, se reseña que no puede existir ninguna deuda sobre “impago de cuotas de educación”. Presentarán próximamente más documentación.En paralelo, como ha venido publicando este periódico, otro juzgado de Vitoria investiga lo ocurrido en Waldorf Geroa en la primera parte de este curso. El Departamento de Educación constató en varias inspecciones que no se aplicaba adecuadamente el protocolo de prevención de la COVID-19. Finalmente, el expediente acabó en la Fiscalía después de que un brote obligará a clausurar el centro totalmente durante unos días en noviembre.
eldiario.es
Los transportistas se enzarzan con las diputaciones vascas en pleno atasco por la nueva regulación de los peajes
España ha planteado a Europa la posibilidad de cobrar peajes en todas las vías de alta capacidad y en Euskadi el debate también está vivo, aunque más acotado al cobro a transportistas que, en muchos casos, solamente están de paso y utilizan infraestructuras a las que no contribuyen. En la misma semana en la que la Diputación de Gipuzkoa ha anunciado que cesará el cobro del canon de la A-15 y la N-1 a los vehículos pesados tras sucesivos reveses judiciales a sus intentos, la Diputación de Bizkaia ha presentado un "modelo de movilidad más sostenible para el transporte de mercancías" en el que encuadra el sistema de pago por uso. Las asociaciones y sindicatos de transportistas de Bizkaia no han tardado en mostrar su desacuerdo con la propuesta, que tachan de "recaudatoria" y "discriminatoria", como antes alzaron la voz en el territorio vecino.La Diputación Foral de Gipuzkoa anunció este martes que dejará de cobrar el peaje a los camiones que circulen por las carreteras N-1 y A-15, cuya meta es financiar un servicio que utilizan muchos transportistas de otros países que se encuentran de paso y no pagan impuestos, "en cuanto se publique en el Boletín Oficial de Gipuzkoa la providencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV)". Estos peajes solo son de pago para los vehículos pesados, es decir, solamente afectan a los transportistas —más de 10.000 al día, al menos en la N-1— y se habían instalado unos arcos automáticos que leían la matrícula sin necesidad de detener la marcha. Para el público en general, las partes de la red de carreteras de Euskadi que son de pago para todos los vehículos son la AP-8 desde la frontera francesa hasta Bilbao, la AP-1 en el tramo entre Vitoria y Eibar y la AP-68 desde Bilbao hasta Miranda de Ebro, así como zonas más específicas de Bizkaia como la SuperSur, los túneles de Artxanda o el puente colgante entre Getxo y Portugalete.La portavoz foral, Eider Mendoza, explicó que la Diputación de Gipuzkoa "acatará las resoluciones judiciales que se dicten". Hasta entonces, se seguirá cobrando el canon, ya que la Diputación se encuentra en un "limbo" porque "sigue en vigor la Norma Foral 6/2018 aprobada por las Juntas Generales" que reguló el canon por uso de determinados tramos de las carreteras de alta capacidad y la Diputación no tiene "facultad para derogar o suspender por sí misma", justificó Mendoza. Para el sindicato de transportistas vascos Hiru es "evidente" la "determinación de seguir y seguir recaudando a costa de los transportistas" pese a que el TSJPV declarara "ilegal" el régimen de peajes para vehículos pesados hace ya casi un mes. "Los tribunales han anulado las normas forales que regulaban el cobro, pero los responsables de Bidegi y de la Diputación Foral no lo han suspendido, siguen cobrando la tasa a los transportistas gracias a una serie de maniobras", señalan desde el sindicato, donde entienden que, además de suspender el sistema, deberían "devolver automáticamente todo lo recaudado desde enero de 2018."Por el contrario, la Diputación Foral de Bizkaia ha presentado también esta semana lo que denomina como nuevo "modelo de movilidad más sostenible para el transporte de mercancías", con el que pretende colocar una treintena de arcos de control con el sistema 'free-flow' —arcos que detectarán el tránsito e identificarán los vehículos sin necesidad de detener el tráfico— a partir de 2022, con el objetivo de descarbonizar el transporte y dar un paso hacia la transición ecológica, "en línea con las políticas europeas más avanzadas", según ha explicado el diputado de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales. Con la instalación de estos cánones para camiones, que se repartirán por las carreteras N-240, BI-625, N-636, A-8 y Txorierri, la Diputación quiere reordenar el tráfico de transporte y derivar una parte a las autopistas y autovías del territorio histórico y así reducir, por una parte, las emisiones de CO2 causadas por el transporte de mercancías en más un 12,8% y, por otra, un 10,2% de accidentes. Sin embargo, Hiru tilda estos objetivos de "excusa", ya que "si de verdad quisieran reducir las consecuencias negativas de los desequilibrios que se producen actualmente en las vías pueden eliminar el peaje a los camiones en las autopistas". Por eso, el sindicato cree que es una medida más bien recaudatoria para la Administración, "apremiada por las grandes y desproporcionadas inversiones realizadas en los últimos años en infraestructuras" y asegura que se sienten "discriminados" por cobrar tasas "solo a los transportistas por el uso de las carreteras, excluyendo del pago al resto".La Asociación de Transportistas Autónomos Vascos, Asotrava, coincide con el sindicato porque "se está anunciando públicamente sin estar siendo debatida ni consensuada con el sector". Asimismo, defienden su objetivo recaudatorio "para cubrir el déficit de las cuentas públicas". Amaia Martínez, secretaria técnica de Asotrava, ha añadido que el sector, que se reconoció "como esencial en los momentos más duros de la pandemia", no puede "soportar ni aceptar".En el caso de Álava, hace un año se abrió un debate sobre la financiación de las carreteras alavesas, porque el coste de mantenimiento crecerá, sobre todo, a partir de 2026, cuando los 55 kilómetros de la AP-68 que cruzan el territorio pasarán ser gestionados por la Diputación Foral de Álava y no por la concesionaria actual, con lo que quedarán libres de peaje. Por eso, las Juntas Generales de Álava se encuentran trabajando desde principios de año "con expertos de Europa, de otras comunidades autónomas, del Gobierno central", entre otros, para "conseguir el mayor consenso posible" sobre la gestión para cubrir toda la financiación necesaria de forma "adecuada", atendiendo a las necesidades de Álava.
eldiario.es
Cientos de personas se movilizan en las capitales vascas para defender que "nadie es ilegal"
Cientos de personas se han movilizado este domingo en las tres capitales vascas para denunciar que "nadie es ilegal" y reclamar "vías seguras y legales" que eviten que el mar Mediterráneo sea una "fosa común". Asimismo, han reclamado que la pandemia mundial no se convierta en "un motivo más para justificar la militarización de las fronteras".Bajo el lema 'Seamos refugio: vías seguras y legales ya', diferentes organizaciones sociales han desarrollado movilizaciones con motivo del Día mundial de las Personas Refugiadas que se celebra este domingo, según informa Europa Press.En el caso de San Sebastián, la marcha ha arrancado al mediodía desde el Aquarium, mientras que en Vitoria lo ha hecho desde la Plaza de la Virgen Blanca. En lo que respecta a Bilbao, más de medio centenar de personas se han congregado en un ambiente festivo en la Plaza del Teatro Arriaga con pancartas en las que se podía leer 'Seamos refugio, vías seguras', y banderas de Ongi Etorri Errefuxiatuak.Con la movilización, los organizadores han querido denunciar las políticas migratorias que convierten el mar Mediterráneo en una "fosa común" y han denunciado además que la pandemia de la covid-19 ha provocado no solo un aumento de la pobreza, el racismo y la xenofobia, sino el "recrudecimiento de las políticas de cierre y militarización de las fronteras".En este sentido, han advertido de que "para que no se repitan las situaciones vividas en Canarias, hacen falta políticas migratorias con otra mirada, planificadas y coordinadas". Según han denunciado, "la peligrosidad de los tránsitos irregulares hace el viaje para muchas de ellas aún más peligroso, exponiéndolas a las redes de tráfico y de trata con fines de explotación sexual"."A falta de vías legales y seguras, las mujeres asumen mucha violencia sobre sus cuerpos, que se convierten en peaje para poder avanzar", han indicado, para añadir que el Mediterráneo sigue siendo una de las fronteras "más mortíferas del mundo".Tal y como han señalado, debido al control que la UE ejerce en las fronteras del norte de África, se ha reactivado "la ruta más peligrosa", de tal forma que el pasado año uno de cada cuatro personas que llegó por vía marítima a Europa lo hizo a través de Canarias."El recuento de personas fallecidas ya alcanza las 850. Muchas de quienes sí consiguieron llegar al Archipiélago han permanecido en condiciones de extrema precariedad durante meses. Sólo en semanas recientes se han empezado a agilizar los traslados a la península", han añadido.Además, han denunciado que el pasado año, 80.000 personas solicitaron protección internacional en el Estado español, de las que casi la mitad, el 47% fueron mujeres, mientras que 3.085 personas solicitaron protección internacional en Euskadi, un 36% menos que en 2019."La mayoría de las respuestas volvieron a ser negativas, con tasas de reconocimiento muy por debajo de la media europea: el 95% de las personas refugiadas vieron denegada su solicitud de asilo", han criticado.Por último, han incidido en que debido a la política sistemática de denegación del asilo y a la situación social y laboral, la frontera de Euskadi con Francia, se ha convertido en "una opción para migrantes y solicitantes de asilo, que deciden seguir su ruta hacia el norte para cumplir su proyecto migratorio en otros países de Europa".
eldiario.es
Euskadi registra 161 positivos en una jornada con una positividad del 2,9% y 50 pacientes en las UCIs
En las últimas horas Euskadi ha registrado 161 nuevos contagios de COVID-19 tras realizar 5.502 pruebas, lo que arroja una positividad del 2,9%, una décima por debajo del día anterior. Además, se han producido tres nuevos ingresos en las UCIs, lo que hace un total de 50 pacientes en estado grave, después de que el viernes volvieran a bajar del medio centenar por primera vez desde octubre. La mayoría de los contagios han tenido lugar en Bizkaia, con 102 nuevos casos, 10 menos que en el día anterior. En Gipuzkoa, los casos han aumentado en nueve, registrándose un total de 31, mientras que en Álava se han identificado 26, cinco menos que el viernes. También se han detectado dos casos de otras comunidades autónomas u otras procedencias.En cuanto a la situación hospitalaria, en las últimas horas han ingresado en planta 16 personas con COVID-19 y se han producido tres nuevos ingresos en las UCIs vascas, hasta llegar a los 50 pacientes con coronavirus en estado grave. En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.
1 d
eldiario.es
Un joven resulta herido de gravedad tras recibir una paliza en Vitoria
Un joven ha resultado herido de gravedad tras recibir una paliza esta madrugada en Vitoria. Como consecuencia, la Ertzaintza ha detenido a un hombre de 28 años que contaba además con "numerosos antecedentes por hechos violentos", según informa el Departamento de Seguridad.Los hechos ocurrieron sobre las 02.00 de la madrugada, cuando la Ertzaintza fue informada de una pelea que se estaba produciendo en el Ensanche de la capital alavesa. Cuando se personaron, en el lugar asistieron a "un joven tumbado en el suelo e inconsciente con un fuerte golpe en la cabeza". Inmediatamente, una ambulancia lo trasladó al hospital y ha quedado ingresado en la Unidad de Cuidadados Intensivos por la gravedad de las heridas.Mientras tanto, los agentes indagaron sobre las circunstancias en las que se produjo la agresión y tras comprobar que el presunto autor se encontraba en las inmediaciones del lugar, lo localizaron y procedieron a su detención. Según el Departamento de Seguridad, se trata de un joven de 28 años con numerosos antecedentes por hechos violentos. La Ertzaintza continúa con la investigación abierta para tratar de esclarecer los hechos ocurridos.
1 d
eldiario.es
El tren de alta velocidad avanza lento en Euskadi: un viaje de 34 años sin ver la estación final
En 1987, un joven Abel Caballero era ministro de Transportes y se planificó el AVE Madrid-Sevilla. En 1987, el Gobierno vasco aprobó el proyecto del metro de Bilbao. Y, en 1987, se esbozó un plan para crear una nueva red ferroviaria vasca de alta velocidad. En 2021, un veterano Abel Caballero es alcalde de Vigo y prepara su enésima Navidad y el AVE a Sevilla lleva circulando desde la Expo de 1992. En 2021, el metro de Bilbao cumplirá 26 años en servicio y tiene ya 49 paradas y varias líneas. Y, en 2021, Euskadi debate en qué momento de la tercera década del siglo XXI se inaugurará ese corredor ferroviario -si es que llega en ese plazo-, cómo se concretarán los accesos a las capitales y qué tipo conexiones tendrá la denominada ‘Y vasca’ hacia el sur (Burgos, Madrid y Lisboa), hacia el este (Pamplona y Barcelona) y hacia el norte (Hendaya, París y Bruselas). Y todo siendo supuestamente una conexión prioritaria para la movilidad europea, tanto de viajeros como de mercancías.La letra pequeña de los presupuestos generales del Estado marca 2026 como fecha mínima para la finalización de unas obras que arrancaron a las afueras de Vitoria veinte años atrás, en 2006. Durante años, esos documentos oficiales fijaban con claridad 2024 como horizonte, aunque políticos de Madrid y de Vitoria insistieran en hablar de una inauguración en 2023. El actual consejero del ramo es Iñaki Arriola y lo fue también en 2009 y 2012. Entonces situaba 2014 como una fecha factible para la puesta en marcha aunque ya al final de su mandato decía que el momento podría ser 2016 ó 2017. Un cálculo conservador del consejero Álvaro Amann con el cambio de milenio pronosticó 2010 como momento de la inauguración. La magnitud del retraso lo muestra que han pasado por Fomento diez ministros (Abel Caballero, José Barrionuevo, Josep Borrell, Rafael Arias Salgado, Francisco Álvarez Cascos, Magdalena Álvarez, José Blanco, Ana Pastor, Íñigo de la Serna y José Luis Ábalos) y ocho consejeros (Enrique Antolín, Josu Bergara, José Antonio Maturana, Álvaro Amann, Nuria López de Guereñu, Iñaki Arriola, Ana Oregi, Arantxa Tapia y de nuevo Iñaki Arriola).Pero, ¿cuál es la realidad de la situación de la ‘Y vasca’? En una visita a Vitoria, a Durango o a muchos puntos de Gipuzkoa es muy sencillo ver viaductos o túneles de tramos más o menos conectados, pero sin superestructura, es decir, sin vías y catenarias. Algunos de ellos llevan paralizados desde 2010. Es más, en esta espera la normativa europea de salidas de emergencia de los túneles cambió y hubo que rehacer algunos de ellos después de terminados para hacer más escapatorias. Más de la mitad de los 175 kilómetros de 'Y' son o viaductos (hay 71) o túneles (80). En los primeros documentos promocionales del proyecto se hablaba de que iba a circular bajo tierra en un porcentaje "mayor que el del metro de Bilbao". También se recordaba que la obra civil era tan ingente que en cada uno de los ramales -se ponía de ejemplo el guipuzcoano- se movilizaban volúmenes de tierra diez o más veces más grandes que las pirámides más famosas de Egipto. La ‘Y vasca’ tiene cuatro subsecciones, las tres partes de la ‘Y’ -el ramal vizcaíno, el alavés y el guipuzcoano- y un ‘nudo’ en Bergara que las conecta. En 2006 se puso la primera piedra de la red en Arrazua-Ubarrundia, junto a Vitoria, y los Gobiernos central y vasco acordaron que Adif se encargaría de las obras en Bizkaia y Álava y su equivalente autonómico, ETS, en Gipuzkoa. La construcción la sufraga íntegramente el Estado y el dinero que adelanta el Ejecutivo vasco en su parte se descuenta de lo que luego se abona como Cupo fruto del régimen de concierto económico.Ese ramal guipuzcoano está mucho más avanzado, mientras que el Estado ha combinado las inversiones en el AVE vasco con partidas para otras líneas por toda la península. Euskadi publica cada trimestre desde hace lustros una memoria del estado de la red. La última edición, con datos hasta marzo, muestra que desde Bergara hasta la entrada a Donostia, hasta Astigarraga, se han gastado 1.952,91 millones de euros cuando las obras se adjudicaron por 1.729 y estaban presupuestadas en 1.885. Esos 2.000 millones son un sexto del presupuesto total de la comunidad autónoma y al menos un tercio del coste total de la 'Y'. Esta parte está esencialmente finalizada en cuanto a infraestructura, pero tiene pendiente de completarse el acceso a la ciudad y la conexión desde allí hasta Irún-Hendaya. Al otro lado de la muga hace años que llega el TGV (el equivalente de la SNCF al AVE de Renfe) pero no a alta velocidad. De hecho, se apuesta por la reforma del tramo Dax-Burdeos pero un informe de 2018 proponía no invertir en nuevas líneas de este tipo hasta 2038.En Gipuzkoa, por otro lado, estaba prevista una estación en el minúsculo pueblo de Ezkio-Itsaso, de unos 500 habitantes y que en este tiempo entre obras se ha separado en dos (2016) y vuelto a fusionar (2020). ¿Por qué allí? La lógica indica que su elección tuvo que ver por ser una de las pocas zonas con unos 3 kilómetros seguidos a cielo abierto del trazado. Se había concebido como un intercambiador y como punto de conexión hacia Pamplona. De Donostia a Barcelona vía Ezkio-Itsaso o de Pamplona a Vitoria vía Ezkio-Itsaso. El trazado obligó incluso a mover un lugar de peregrinaje en el que supuestamente se había aparecido la Virgen María. Sin embargo, los últimos proyectos apuntan más bien a que la conexión a Navarra y Barcelona es más económica vía Vitoria, en paralelo al actual corredor convencional. Geológicamente es más sencilla esta fórmula pero hay quien se pregunta quién irá en AVE de Pamplona a Donostia pasando por Vitoria.En cuanto al estado del resto de la red, este periódico ha solicitado a Adif información sobre presupuestos, estado de los tramos y otros datos relativos al avance de las obras pero no ha obtenido respuesta. El coste total invertido superará con creces, eso sí, los 2.000 millones de la parte de Gipuzkoa. ¿Y cómo van las otras conexiones de la ‘Y vasca’? Esta semana, la prensa local de Burgos hablaba de avances en los informes de impacto ambiental del tramo entre la capital castellana y Vitoria. En su momento fue polémico que esta obra –que permitirá estar en dos horas y media en Madrid saliendo de Bilbao- no sirviese finalmente para el tráfico de mercancías por las pendientes que tiene que salvar. De Burgos hacia Madrid hay ya tramos en los que los convoyes circulan a alta velocidad y hace años que la ruta Irún-Vitoria-Madrid o la Bilbao-Madrid se cubren con trenes Alvia, que no son de "alta velocidad" como los AVE pero sí de "velocidad alta" (hasta 200 km/h en vía convencional y 250 km/h en vías rápidas).Pero lo que ha devuelto a primer plano en Euskadi en los últimos días este tema son los accesos a las capitales. El consejero Arriola ha puesto de manifiesto que es posible que se acaben los corredores de alta velocidad sin que estén listas las conexiones con Vitoria y Bilbao. En el caso de Donostia, ejecutada también por el Gobierno vasco, los trabajos empezaron en 2020 y avanzan. Arriola, que representa a la parte del PSE-EE en el gabinete de Iñigo Urkullu, ha deslizado que, aunque no se renuncia a nada, podría tocar inaugurar con soluciones “provisionales” en las actuales estaciones de Eduardo Dato e Indalecio Prieto, ya que tanto en Vitoria como en Bilbao la llegada del AVE se ha asociado a macroproyectos urbanísticos que incluyen entradas soterradas y la redefinición de decenas de kilómetros cuadrados en superficie que están muy lejos de ser una realidad. Ambos alcaldes, Gorka Urtaran y Juan María Aburto, los dos del PNV, han exigido que se cumplan los compromisos y han expresado su temor a que si se adoptan salidas temporales se acaben asumiendo como definitivas.Y es que la entrada del AVE a las actuales estaciones no es simplemente un empalme desde los tramos ya terminados a la ferrovía ahora en servicio. Además de tener que hacer compatible la obra con el tráfico, la alta velocidad se caracteriza por utilizar plataformas de ancho internacional y las vías convencionales en España tienen ancho ibérico. Algunas soluciones posibles son los cambiadores de ancho. Hay ya algunos operativos en zonas con las líneas de AVE sin completar (Valladolid, por ejemplo) o en zonas fronterizas (la primera infraestructura de este tipo se hizo en Irún en 1968). Otra fórmula es el denominado 'tercer hilo', una vía mixta para ambos tipos de anchura. Es lo que se instalará desde Donostia hasta Irún para que sea utilizada a la vez por los Cercanías y por los AVE. Supone una inversión de 60 millones más IVA y permitirá una velocidad máxima de 200 km/h. Las obras se han activado en mayo de este año después de tres años paradas: la empresa que las empezó quebró y los trabajos se quedaron empantanados. No ha sido, ni mucho menos, la primera incidencia. En 2015 se adjudicaron a la mitad del precio presupuestado las obras del nudo de Bergara pero en 2016 los contratos acabaron rescindidos porque las empresas alegaron que la complejidad técnica de la infraestructuras les iba a exigir más fondos. Hubo que volver a reiniciar el proceso.Y también ha habido dos investigaciones por corrupción. Una está vinculada a los contratos de Adif, en concreto los de un tramo en Amorebieta-Etxano. Según recogió 'El País' en 2017, la contratista Corsán pactó ampliar el presupuesto con la Administración y, según la Guardia Civil, los pagos “no se confeccionaron teniendo en cuenta la obra ejecutada”, es decir, se certificaron trabajos que no existían. En toda España se descubrió que estos sobrecostes se permitían a cambio de regalos y sobornos a cargos de Adif. La segunda fue publicada por elDiario.es/Euskadi y estaba relacionada con un tramo de la parte gestionada por ETS, en concreto con el tramo Beasain Este. Aunque esa causa quedó archivada, la Fiscalía de Álava halló indicios de nuevo de sobrecostes por pagos de servicios que no se habían prestado, como el de una hormigonera que nunca existió. A la denuncia le acompañaban cinco horas de grabaciones, revisadas también por la Guardia Civil, en las que se sugería la existencia de sobornos y comisiones ilegales.Las obras de la 'Y vasca' también estuvieron condicionadas por ETA. Como hizo con la central nuclear de Lemoiz o con la autovía de Leitzaran, la organización terrorista puso en su punto de mira la construcción de la nueva red ferroviaria de alta velocidad. Esa amenaza, que se tradujo en sabotajes a empresas, vehículos y maquinaria de obra y que obligó a pagar cantidades millonarias en seguridad privada de las obras, llegó a su punto máximo en diciembre de 2008 con el asesinato del contratista Inaxio Uria, de Altuna y Uria, de 70 años. "Es un proyecto ajeno a los intereses de Euskal Herria", decía ETA para dar una apariencia de legitimidad a bombas en Hernani, Zarautz u Orio. Cargos locales de la izquierda abertzale también han frenado expropiaciones para las obras. Todo ello ha eclipsado en gran medida otra corriente de oposición a esta megaestructura por motivos de afección paisajística.Sea en 2026 o más adelante, la última promesa es que EuskoTren adquiera 15 trenes que alcanzarían los 250 km/h -pero en otras redes van a más de 300 km/h- y que harían 22 servicios diarios entre las tres capitales, con una frecuencia de 30 minutos. El precio del billete oscilaría entre los 8 y los 12 euros. Pero antes se habló de más trenes -cada 20 minutos- y de billetes de 10 a 15 euros. No obstante, cualquier previsión parece irreal en un mercado ferroviario que ya está liberalizado en España. Desde esta semana, por ejemplo, existirán hasta tres ofertas diferentes entre Madrid y Barcelona, el AVE clásico, su versión 'low-cost' llamada Renfe Avlo y Ouigo, trenes Alstom de la SNCF francesa.
2 d
eldiario.es
1.203 denuncias por violencia machista en Euskadi en el primer trimestre del año: "Es un momento clave porque el maltratador va perdiendo control sobre la víctima"
No es ninguna novedad que a raíz de la pandemia las víctimas de violencia de género han tenido más dificultades a la hora de denunciar a sus agresores. Sin embargo, con el fin del estado de alarma y la vuelta a la nueva normalidad, algunas de estas mujeres están sintiendo la necesidad de rehacer su vida y volver a recuperar el control.Así lo reconoce la magistrada experta en violencia de género, Lucía Avilés. "Con el fin del estado de alarma las mujeres sienten la necesidad de rehacer su vida. Tienen la oportunidad de fortalecer y renovar los vínculos personales, de saberse y reconocerse como víctimas y también se va dando poco a poco una recuperación económica, por tanto se pueden ver a sí mismas siendo independientes económicamente y pudiendo dejar al maltratador", cuenta Avilés a elDiario.es/Euskadi.A pesar de ello, pueden producirse situaciones negativas en el momento en el que el agresor pierde el control sobre su víctima porque puede tratar de recuperar ese control en otros ámbitos como a la hora de establecer un régimen de visitas con sus hijos o a la hora de decidir pagar o no la pensión a su mujer. "Con la pandemia se produjo una violencia de control. El maltratador tenía todo lo necesario para controlar, las víctimas no tenían ni que salir de casa. Además, se precarizó la vida de la ciudadanía. La dependencia de esas mujeres se agudizó y es ahora cuando están recuperando su independencia. Este es el momento en el que se empieza a salir, por eso es el momento más delicado. Es el momento clave porque el maltratador va perdiendo control sobre la víctima, pero eso puede llevar a que desplace el control en la instrumentalización del régimen de visitas o del impago de la pensión. Hay que estar atentos", señala la magistrada.En Euskadi, entre enero y marzo de este año 1.203 mujeres han denunciado violencia machista en los juzgados, lo que supone un 6,5% menos que en el mismo periodo de 2020, cuando aún no había empezado el confinamiento. El Consejo General del Poder Judicial explica que estos datos no muestran la realidad dado que, debido al confinamiento, muchas víctimas tuvieron dificultades para denunciar a sus agresores.En cuanto a las órdenes de protección, se han comenzaron 155 procesos, de los cuales se han adoptado 88 órdenes de protección y se han rechazado 67adoptadas. Aunque las órdenes de protección aceptadas han supuesto un aumento del 8,6% con respecto al año anterior, un 43% de los procesos incoados han sido denegados. Según Avilés, una orden de protección se adopta cuando hay indicios racionales de un riesgo objetivo para la víctima. "Para saberlo, se toma declaración a la mujer y a los testigos, ahí está la labor de la Policía a la hora de recabar testigos. En los supuestos de maltrato habitual, por ejemplo, la víctima habrá contado a una amiga o al médico lo que está viviendo", señala."No se debe reducir a que el hecho de negar una orden de protección es culpa de los jueces, eso nos puede quedar muy corto. Hay toda una serie de agentes que tratan a la víctima antes de llegar al ámbito judicial. Es importante la actuación de cada uno de los agentes. Se debería reforzar la actuación del ámbito sanitario, puesto que es el primer paso que da la víctima incluso cuando ella misma no se reconoce como tal. En el ámbito policial lo ideal sería contar con una policía especializada en género e infancia los siete días de la semana las 24 horas y que se realice una valoración tanto de la víctima como del agresor. En el ámbito judicial, también es importante la labor de los médicos forenses para que valoren las lesiones. Para llegar a una conclusión de por qué se deniegan las órdenes de protección debería realizarse un estudio de todos los factores y profesionales implicados", explica la magistrada.Durante el primer trimestre de este año, también han aumentado las sentencias condenatorias dictadas, que han sido 236, un 3,1% más interanual. Según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, la tasa de casos por cada 10.000 mujeres es de 10,6, lo que sitúa a Euskadi en una de las comunidades con menor incidencia dentro del Estado español. Respecto a otras comunidades, entre las autonomías con las incidencias más altas están Murcia (19,7), Baleares (18,5), Comunidad Valenciana (18,3) y Canarias (18,2). Además, cabe destacar que un total de 87 de las mujeres que han denunciado violencia machista en Euskadi han renunciado a declarar como testigo, un porcentaje más elevado entre las denunciantes extranjeras, que ascendió hasta el 41,4%.
2 d
eldiario.es