Herramientas
Cambiar el país:
eldiario.es - Catalunya
eldiario.es - Catalunya
La Generalitat condena la "violencia desbocada" en Barcelona y apoya a los antidisturbios de los Mossos
El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha condenado este domingo la "violencia desbocada" que, a su juicio, vive Catalunya después de los altercados de este sábado en Barcelona en los que, entre otros actos vandálicos, un grupo incendió una furgoneta de la Guardia Urbana con un agente dentro, que pudo escapar a tiempo. La "dificultad extrema" de la situación, ha recalcado Sàmper, requiere que se deje trabajar a los Mossos d'Esquadra "en paz y tranquilidad", por lo que ha apoyado a los agentes y ha replicado que la disolución de la Brigada Móvil, la unidad antidisturbios de los Mossos, como exige la CUP, "no es negociable".En declaraciones a Catalunya Ràdio, y tras los graves incidentes registrados anoche en Barcelona tras una manifestación de apoyo al rapero Pablo Hasel, Sàmper ha insistido en pedir que "se deje a la policía hacer su trabajo" sin tener que aguantar la presión que están suponiendo las negociaciones entre los partidos independentistas para formar el nuevo Govern. "El momento es de dificultad extrema y requiere de paz, tranquilidad y dejar que la policía haga su trabajo", ha señalado el conseller, que ha rechazado que se pueda aceptar la pretensión de la CUP de disolver a la unidad antidisturbios de los Mossos. "Para mí no es negociable", ha dicho. Aún así, se ha mostrado a favor de "estudiar un nuevo modelo de orden público" y de "revisarlo" todo, aunque cree que "una unidad de orden público tiene que existir", tras destacar que estos últimos días se está viendo "una violencia desbocada e inaudita". "Pedir que no haya orden público es hacerle un flaco favor a la ciudadanía", ha insistido el conseller. A su juicio, esta revisión del modelo policial debería llevarse a cabo durante la próxima legislatura en el marco de las competencias del Parlament. El conseller ha alertado de que los altercados "es previsible" que continúen, tras señalar que la violencia que se está viviendo desde hace dos semanas en Catalunya es obra de una minoría. "Prácticamente la totalidad de las personas que participan en las manifestaciones son pacíficas, pero tenemos 150 o 200 con voluntad de hacer daño y a estos se suman los que quieren hacer pillaje", ha apuntado. Un total de 14 personas fueron detenidas anoche en Barcelona en los graves disturbios registrados al término de la manifestación a favor del rapero Pablo Hasel, con tiendas saqueadas, oficinas bancarias vandalizadas, daños en un hotel e incluso un ataque a una comisaria de la Guardia Urbana en la Rambla y el incendio de una furgoneta aparcada en el exterior. Un agente pudo salir de la furgoneta en llamas.Por su lado, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha recordado que la violencia "nunca es el camino" y ha sostenido que los actos vandálicos en la ciudad los protagonizan "pocas decenas que no representan ninguna mayoría social. "Es muy grave, tenemos que apoyar todos a los agentes", ha reivindicado la alcaldesa, que ha afirmado que "de milagro" no se tuvieron que lamentar daños personales. "Intencionadamente se lanzan líquidos inflamables para provocar incendios en una furgoneta que puede estallar, es gravísimo", ha denunciado en declaraciones a RAC-1.A través de Twitter, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha calificado como "inaceptables" los actos de vandalismo y violencia que está sufriendo Barcelona. "Inaceptables los actos de vandalismo y violencia que está sufriendo esta noche Barcelona", ha señalado el presidente.
eldiario.es
Miles de personas se manifiestan en Barcelona por la libertad de Hasel, la amnistía y derechos sociales
El encarcelamiento de Pablo Hasel ha traído un nuevo ciclo de protestas en Barcelona. Miles de personas se han manifestado este sábado en la capital catalana para mostrar su hastío, en una marcha que ha transcurrido sin incidentes desde la plaza Universidad hasta Drassanes. El lema de la marcha da cuenta de que, además de la libertad de Hasel, los manifestantes querían mostrar su hartazgo con la situación del país. "No paran los desahucios, no regulan los alquileres, no derogan la ley mordaza ni la reforma laboral, protegen al monarca corrupto, encarcelan a quien lucha", reza uno de los carteles que convocaba la manifestación.A diferencia de las protestas de los últimos días, convocadas a través de pequeños grupos de Telegram independentistas, a la marcha de este sábado se habían sumado gran parte de los movimientos sociales de Barcelona, así como entidades como el Sindicato de Inquilinos, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), partidos como Anticapitalistas o la CUP o sindicatos como la CGT. Los manifestantes, además de las reivindicaciones sociales, también han gritado en favor de la amnistía de los presos del procés.La marcha de Barcelona ha cerrado un sábado de movilizaciones. Por la mañana centenares de personas se han manifestado por las calles del barrio de Sants para celebrar la libertad del vecino que fue encarcelado en las protestas pro-Hasel del domingo pasado y fue liberado este viernes. Carles, visiblemente emocionado, ha agradecido el apoyo al paso de la marcha por la taberna que regenta en el barrio, pues la jueza al excarcelarle le prohibió asistir a manifestaciones. La portavoz del grupo de apoyo, Elena Jaume, ha explicado que la manifestación ha querido mostrar que "hay que seguir luchando porque todavía quedan represaliadas en prisión y se están atacando derechos básicos". "Necesitamos más que nunca fortalecer este apoyo popular para no dejar pasar nunca más tanta represión", ha expresado el manifiesto de la marcha. También por la mañana en Girona, unas 500 personas se han manifestado en defensa de la libertad de expresión, para reclamar un mejor futuro para los jóvenes y por el derecho a la autodeterminación. No se han producido incidentes y la presencia policial ha sido mínima a lo largo de todo el recorrido. La marcha unitaria ha agrupado a diferentes entidades. Antes de la manifestación, a primera hora de la mañana, una cincuentena de jóvenes han cortado unas horas la AP-7 en Girona en sentido norte. Los Mossos han podido disolver el corte sin problemas.
1 d
eldiario.es
Altercados tras la manifestación en Barcelona por la libertad de Hasel y los derechos sociales
El encarcelamiento de Pablo Hasel ha traído un nuevo ciclo de protestas y descontento ciudadano en Barcelona. Miles de personas se han manifestado este sábado en la capital catalana para reclamar derechos sociales y amnistía para los presos del procés y el rapero, en una marcha que ha transcurrido sin incidentes desde la plaza Universidad hasta Drassanes. Al desconvocarse la manifestación pasadas las 19:45 han empezado los primeros lanzamientos de objetos a los Mossos d'Esquadra, la colocación de contenedores a modo de barricada y los ataques a entidades bancarias en la Rambla por parte de grupo de jóvenes. Un grupo de alborotadores también ha lanzado petardos para incendiar una furgoneta de la Guardia Urbana. Pasadas las 21:30h. los Mossos han logrado dispersar a los distintos grupos. Hay al menos 13 detenidos.El lema de la marcha daba cuenta de que, además de la libertad de Hasel, los manifestantes querían mostrar su hartazgo con la situación del país. "No paran los desahucios, no regulan los alquileres, no derogan la ley mordaza ni la reforma laboral, protegen al monarca corrupto, encarcelan a quien lucha", rezaba uno de los carteles que convocaba la manifestación. A diferencia de las protestas de los últimos días, convocadas a través de pequeños grupos de Telegram independentistas, a la marcha de este sábado se habían sumado gran parte de los movimientos sociales de Barcelona, así como entidades como el Sindicato de Inquilinos, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), partidos como Anticapitalistas o la CUP o sindicatos como la CGT. Los manifestantes, además de las reivindicaciones sociales, también han gritado en favor de la amnistía de los presos del procés. En la protesta, que ha transcurrido de forma pacífica hasta darse por desconvocada, no solo había jóvenes, como en las protestas por Hasel de los últimos días, sino también familias y gente mayor.Ha sido tras darse por finalizada la marcha cuando han empezado los altercados. Grupos de jóvenes con la cara tapada han empezado a mover contendedores en la calle Nou de la Rambla, cerca de la comisaría de los Mossos d'Esquadra, a lanzar objetos a la policía y a destrozar entidades bancarias. Las barricadas han seguido en la Rambla, donde un grupo ha lanzado petardos a furgonetas de la Guardia Urbana, y una de ellas ha empezado a arder. También han destrozado los escaparates del Zara de la plaza Catalunya, y después han seguido reventando cristales de un hotel y de tiendas y moviendo sillas y mesas de las terrazas de Catalunya para obstaculizar el paso a las furgonetas de los Mossos.La marcha de Barcelona ha cerrado un sábado de movilizaciones. Por la mañana centenares de personas se han manifestado por las calles del barrio de Sants para celebrar la libertad del vecino que fue encarcelado en las protestas pro-Hasel del domingo pasado y fue liberado este viernes. Carles, visiblemente emocionado, ha agradecido el apoyo al paso de la marcha por la taberna que regenta en el barrio, pues la jueza al excarcelarle le prohibió asistir a manifestaciones. La portavoz del grupo de apoyo, Elena Jaume, ha explicado que la manifestación ha querido mostrar que "hay que seguir luchando porque todavía quedan represaliadas en prisión y se están atacando derechos básicos". "Necesitamos más que nunca fortalecer este apoyo popular para no dejar pasar nunca más tanta represión", ha expresado el manifiesto de la marcha. También por la mañana en Girona, unas 500 personas se han manifestado en defensa de la libertad de expresión, para reclamar un mejor futuro para los jóvenes y por el derecho a la autodeterminación. No se han producido incidentes y la presencia policial ha sido mínima a lo largo de todo el recorrido. La marcha unitaria ha agrupado a diferentes entidades. Antes de la manifestación, a primera hora de la mañana, una cincuentena de jóvenes han cortado unas horas la AP-7 en Girona en sentido norte. Los Mossos han podido disolver el corte sin problemas.
1 d
eldiario.es