Herramientas
Cambiar el país:

CSIF pide que se renueven los contratos de interinos de las oficinas del SEPE en Córdoba

CSIF pide que se renueven los contratos de  interinos de las oficinas del SEPE en Córdoba

El Sector de Administración General del Estado (AGE) de CSIF en Córdoba ha reclamado a la Subdelegación del Gobierno la renovación de los contratos del personal interino realizados en el marco de Covid-19 para atender las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y que están previstos que expiren en marzo.

Para la central sindical esta petición “está más que justificada”, teniendo en cuenta la situación actual provocada por la pandemia y al sobreesfuerzo que están realizando los profesionales que trabajan en dichas dependencias que se encuentran saturados de trabajo por la tramitación de los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) y de las solicitudes para obtener el ingreso mínimo vital, según informa en una nota.

El responsable del sector de AGE en CSIF en Córdoba, Vidal Muñoz, señala que “durante meses se ha exigido a los trabajadores de las oficinas del SEPE un intenso y prolongado sobresfuerzo y, por tanto, se necesita con urgencia un refuerzo de personal para realizar su trabajo”. A juicio de Muñoz, “lo que solicitamos es poner soluciones ante una situación de emergencia como la que estamos viviendo y evitar, en lo posible, los retrasos en la resolución de expedientes, los atascos en solventar las ayudas concedidas y en las citas solicitadas por los usuarios a este servicio y, por supuesto, los errores que puedan generarse ante el ingente volumen de peticiones”.

El próximo mes de marzo concluyen los 1.500 contratos realizados para reforzar el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) a nivel Nacional, y todo ello, a pesar de que este organismo solicitó al Ministerio de Hacienda que prorrogara sus contratos durante todo el año 2021. Muñoz destaca el gran esfuerzo realizado por el colectivo de empleados/as públicos para afrontar durante los últimos meses las necesidades derivadas de la pandemia y, por ello, “tenemos que seguir apoyándolos con este tipo de reivindicaciones de mayor dotación de recursos humanos, muy necesarias para ofrecer unos servicios públicos de calidad”.


Leer artículo completo sobre: cordopolis.eldiario.es
El contrato de alquiler no está a tu nombre: ¿Se puede desgravar sin ser titular?
Muchos contribuyentes a los que los toca hacer la declaración de la renta viven de alquiler y debido a que existen distintos tipos de desgravaciones relacionados con el alquiler, unas de carácter estatal y otras de deducciones regionales surgen muchas preguntas relacionadas con quién tiene derecho a estos descuentos y cuáles son los requisitos. La campaña de la renta comenzó el 7 de abril a través de la página web de la Agencia Tibutaria y la app de la AEAT y ya son numerosos españoles los que han modificado y presentado el borrador de forma telemática.Este año fiscal está marcado por númerosas novedades fiscales, debido a la introducción de ayudas como el ingreso mínimo vital o los ERTEs y estas novedades han generado una confusión añadida. Sin embargo, las desgravaciones por alquiler son elementos de la declaración veteranos. Aún así, muchos suelen olvidarse de estas deducciones y crean mucha confusión debido a que las deducciones por alquiler que corresponden a las comunidades autónomas varían de una región a otra, entre ellas, si uno puede acogerse a estas deducciones sin tener un contrato de alquiler.Nivel estatal: debes ser titularA nivel estatal, uno de los requisitos clave es aportar un contrato de alquiler anteriores al 1 de enero de 2015 para disfrutar de una deducción por vivienda habitual, por lo tanto en este caso si que sería necesario presentar el contrato. Cabe destacar que esta desgravación se corresponde al 10,05% de las cantidades aportadas en concepto de alquiler y solo podrán acceder a ella los contribuyentes que tengan una base imponible sea inferior a 24.020 euros. La base máxima de deducción, además, es de 9.040 euros. Además puede parecer obvio pero sólo los inquilinos que figuren en el contrato podrán deducir el alquiler. Por ejemplo, si vives con tu pareja o con un amigo pero el contrato está a tu nombre, sólo la persona que aparezca en el contrato podrá desgravar por el alquiler en la renta.Comunidades autónomasEn cambio, a nivel autonómico, los requisitos para acogerse a las desgravaciones por arrendamiento varían de una comunidad a otra y en varias comunidades autónomas solicitan explícitamente que se presente el contrato para justificar determinados requisitos establecidos. En el caso de la Comunidad Valencina, Argaón, Las Islas Baleares, Galicia, La Rioja o Navarra entre las distintas estipulaciones marcadas para acceder a sus desgravaciones de alquiler por vivienda habitual, se encuentra la obligación de presentar un contrato de alquiler. En algunos casos requieren contratos de una determinada duración y en otros solicitan que los contratos estén firmados con anterioridad o posterioridad a una determinada fecha, como es el caso de Galicia que regulan que la fecha del contrato de arrendamiento tiene que ser posterior al 1 de enero de 2003.En el caso de Navarra ofrecen deducciones del 10%, con el límite de 300 euros, de las cantidades satisfechas por arrendamiento de vivienda habitual para contribuyentes menores de 36 años con determinadas variaciones dependiendo del municipio en el que este situado el inmueble. Sin embargo, en está región solicitan explicitamente que el contribuyente sea titular de un contrato de arrendamiento por el cual se haya presentado el correspondiente modelo del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.
1m
elconfidencial.com
¿Por qué esto no es penalti? La mano de Morcillo que indigna al madridismo
En el minuto 27, Mateu Lahoz no pitó penalti a favor del Madrid por una clara mano de Morcillo dentro del área interceptando un centro de Odriozola.
Diario online con noticias de última hora...
Guillermo Hermoso de Mendoza corta dos orejas
Desorejó al sexto toro de Fermín Bohórquez. Pablo Hermoso cortó una oreja al cuarto y Lea Vicens, al segundo. Leer
elmundo.es
El fin del estado de alarma dispara el ansia de viajar y un nuevo tipo de reservas
A muchos, la madrugada del 9 de mayo no les cogió bebiendo en la Puerta del Sol, pero sí con cantidad de planes en mente. Desde el pasado domingo España ha dicho adiós al estado de alarma y a los cierres perimetrales, lo que ha abierto la puerta de par en par al turismo nacional. Vía libre a todo tipo de escapadas que en solo unos días han disparado las búsquedas y reservas adaptadas, eso sí, a los nuevos tiempos. El sector se enfrenta a una suerte de ‘operación salida del turismo’ a la que se ha lanzado con una guerra de precios para atraer a los clientes. Desde la agencia de viajes online Rumbo reconocen que se ven precios hasta un 30% más bajos de cara al verano en relación a años anteriores, algo que ha ayudado a impulsar las ventas. Las ansias de viajar no van en paralelo con la situación económica de muchas familias afectadas por la crisis y es algo con lo que cuentan los empresarios.Las estrategias comerciales van más allá de los descuentos ‘convencionales’ y tratan de innovar con bazas como la llamada Flash Sale, una tarifa especialmente reducida pero con un plazo de caducidad inferior a las ofertas habituales. Todo ello, blindado por las cláusulas de cancelación que se han vuelto fundamentales a la hora de adquirir cualquier paquete turístico.“Si analizamos las últimas dos semanas, el crecimiento en reservas en el mercado español es del 37%, pero si analizamos solamente los últimos siete días, la subida es del 62% con respecto a la última semana de abril” (aún bajo las restricciones de movilidad), apunta a El HuffPost Davide Mara, director de mercado para España de Rumbo. Un 99% de las reservas realizadas son reembolsables y tienen tarifa flexibleDatos de la agencia online QuehotelesEl porcentaje de crecimiento es incluso mayor de acuerdo a los cálculos del comparador de datos turísticos TravelgateX, que data en un 77% el aumento de reservas en España con respecto a la semana anterior. El portal también mide el impacto sobre 2020. Estos siete días se ha dado una subida del 29,54% frente al mayo pasado, cuando aún regía un confinamiento nacional que ya comenzaba a relajarse en vista de la reapertura en junio y todo el verano. Sol y playa, los más solicitados... sobre todo por parejasBrigitte Hidalgo, directora de operaciones de Weekendesk, portal especializado en escapadas temáticas y turismo local, asegura que las ansias de viajar son, sobre todo, en pareja. De sus datos, el 86% de las reservas recientes pertenece a novios, por un 7,9% de familias y un 5,6% solo entre amigos. Se sale más y más lejos, como marca la media de distancia recorrida en los primeros días ‘post-alarma’: de los 51 kms. de trayecto en las reservas hasta abril, ahora se va hasta los 74, fruto de la movilidad entre comunidades.Pero aún queda mucho por ‘remontar’, comentan diversos portavoces. El primer trimestre de 2021 se ha cerrado con un 39% de las reservas hoteleras confirmadas en 2019, último año sin virus, según los datos de la gestora inmobiliaria MVGM. Aunque el Gobierno llevaba semanas asegurando que no habría más estado de alarma tras el 9-M, la mayoría de los usuarios no han querido organizar ningún plan de verano hasta comprobar qué medidas adoptaba cada comunidad tras decaer el estado de alarma. El panorama se ha clarificado en los últimos días, con los tribunales frenando los intentos de algunas autonomías para restringir movimientos. Después de más de medio año sin apenas movilidad territorial con la excepción de Navidad, no es ninguna sorpresa que los ‘top ventas’ en las operadoras sean destinos de ‘sol y playa’, que han notado un aumento del 56% y en su mayoría debido a viajeros nacionales (un 60% del total). En comparación con el fin de semana del año pasado post estado de alarma, tenemos un 120% de reservas más, lo que augura una buena temporada Los lugares más solicitados en las últimas semanas son las Islas Baleares, Canarias y la Comunidad Valenciana. “Los destinos de naturaleza son claramente los más buscados por los españoles tras el estado de alarma, siendo la costa el destino predilecto para los próximos fines de semana”, apunta la responsable de Weekendesk.Hidalgo hace mención a la subida de operaciones online en los últimos días, pero muestra un especial optimismo por un detalle diferente: “En comparación con el fin de semana del año pasado post estado de alarma, tenemos un 120% de reservas más, lo que augura una buena temporada”.Malos tiempos para moverse sin seguroLa pandemia sigue con o sin estado de alarma, insisten los responsables políticos y sanitarios. Bien lo sabe el sector turístico, que vive pendiente de cada ‘última hora’. En ese contexto se han vuelto fundamentales los seguros de cancelación, un añadido tradicionalmente denostado para intentar reducir el coste del viaje. “Nunca ha sido ni es obligatorio, pero en este periodo de incertidumbre es muy recomendable contratarlo, ahora más que nunca, es importante ser precavidos antes y durante el viaje”, apuntan desde Rumbo. No en vano, el portal Quehoteles habla de un 99% de contrataciones reembolsables y con tarifas flexibles entre todos los productos reservados para los próximos meses.Entran en juego muchos factores. Posibles nuevas restricciones si la situación se agrava o algo tan ‘sencillo’ como que dé positivo la persona que iba a viajar han obligado a plantear nuevas compensaciones adaptadas a los tiempos del covid.No solo se habla ya de las habituales por pérdida de vuelo o equipaje o cancelación de viaje a última hora, sino que se negocian conceptos como la interrupción del viaje a mitad del mismo o la cobertura sanitaria personal, una cláusula que incluye todos los gastos derivados del posible tratamiento médico por contagio y por la que también hay una ‘batalla’ entre operadoras.El reto de convencer al turismo internacional y especialmente británicoEl repunte del turismo de interior contrasta con el panorama que sigue sufriendo el sector en llegadas de turistas extranjeros. Sin campaña de Semana Santa como medida de protección ante una cuarta ola que parecía inminente, no se espera un desembarco masivo de foráneos hasta junio.El objetivo ya no es ‘salvar el verano’, sino salvar los muebles. El Gobierno ha lanzado una campaña bajo el nombre ‘Te mereces España’ dirigida a los mercados de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda, Polonia y Suecia, que en 2019 englobaron dos de cada tres turistas llegados a España. La ministra del ramo, Reyes Maroto, ha adelantado que la meta es recuperar de 40 a 45 millones de viajeros exteriores, alrededor de la mitad de los 84 de 2019. En la lista hay un nombre que destaca por encima de los demás: Reino Unido. El reto no está en ‘convencer’ a la población británica, sino al Gobierno de Boris Johnson, después de recibir la clasificación de país no seguro y obligar a los turistas a guardar cuarentena si pisaban España.La industria nacional tiene en el público de las islas a su cliente más numeroso. De los 84 millones de turistas extranjeros en 2019, más de 18 tenían origen británico, un colectivo que se dejaba alrededor de 18.000 millones de euros al año en suelo español, según los datos del INE.Pese a las trabas administrativas impuestas desde este y otros estados para venir, casi el 60% de las reservas para el verano corresponde a viajeros extranjeros. Se mueven por adelantado. “Conforme avance el proceso de vacunación, el turismo se irá reactivando de manera generalizada y habrá que saber responder a las necesidades actuales de los turistas nacionales e internacionales”, explica Mercedes Blanco, responsable del área de Hoteles de MVGM. El Gobierno confía en su estrategia de vacunación para recuperar mercado. Si se cumplen los plazos para lograr la inmunidad de rebajo a mediados de agosto, las cuentas saldrían. En ese escenario optimista, el turismo aportaría al PIB español el 50% de lo que generó en 2019, según un estudio de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) publicado a finales de abril.En el último año ‘precovid’, el turismo ingresó más de 154.000 millones de euros, un 12,4% de todo el PIB nacional, y el cálculo para este ejercicio se mueve entre 66.000 y 77.000 millones, algo por encima de lo que deparó 2020, el ‘año negro’ del sector.TAMBIÉN TE PUEDE INTERESARReino Unido deja fuera a España de los destinos seguros para viajar este verano e impone una cuarentenaEl Gobierno se abre a cambiar la ley si el Supremo no apoya la alternativa al estado de alarmaEsta joven da una lección con lo que dijo a los que celebraron el fin del estado de alarma
huffingtonpost.es
Javier Cortés, monumento a la torería al natural en Casarrubios del Monte
Con la ciudad de Madrid dividida pendiente de si alguno de los equipos de la capital conquistaba título de Liga, a las puertas de la Comunidad de Madrid, aunque en la provincia de Toledo, en Casarrubios del Monte, dos toreros madrileños mostraban sus credenciales de cara a una vuelta a la normalidad taurina en la que a buen seguro quieren ser protagonistas. Mugidor de salida resultó el segundo. Javier Cortés lo recibió con una chicuelina con mucho garbo antes de recetar un ramillete de verónicas con mucho gusto. Embestía mejor por el izquierdo. Con exquisita suavidad le presentaba la muleta dando siempre el pecho. Contra la guerra, suavidad. Dos extraordinarios molinetes antes de uno del desdén previo a tirarse a matar. Oreja. Salió Cortés con muchas ganas al 5° y cuajó un buen saludo a la verónica saliéndose hacia los medios, donde remató con una maravillosa media abelmontada. El olé en un soberbio natural se entremezcló con el gol del Real Madrid, y la gente si cabe lo saboreó más. Soberbia entrega la de Cortés, que con pureza toreó al natural como mandan los cánones. Completamente asentado, vació los muletazos por debajo de la pala del pitón permitiendo que el aficionado los saborease a sorbitos. La madurez, el poso, el largo ayuno, la torería, o todas juntas, cada cual que elija cómo calificar el monumento a la pureza que creó Javier Cortés. Ni el pinchazo pudo emborronar una faena premiada con una oreja. Muy mermado llegó a la muleta el tercero. Espada brindó al público más por voluntad que por fe. Y eso que lo había recibido bien con el capote. Tranco claramente mermado y voluntad por parte del torero. Embestidas encastadas y escasez de fuerzas. Ganas de agradar de Espada que dejó tandas notables con la derecha. Se poblaron los tendidos de pañuelos y paseó un trofeo a pesar de la fuerte petición de segunda oreja. El más descarado fue el sexto. Un animal abierto de sienes y ante el que Espada comenzó con doblones por bajo. El animal perdió las manos, y supuso un jarro de agua fría, como la remontada del Atlético de Madrid en ese momento. Un desarme cortó el vuelo inicial de la faena. Buscó torear con limpieza, ante las broncas y descompuestas embestidas. Brotaron buenos pasajes al natural y Espada pudo sentir el calor de la afición. Hizo un esfuerzo en los adentros con un animal rajado y encontró el reconocimiento de los asistentes. Una estocada tendida fue suficiente para despenar a su oponente. No era para confiarse el primero y se lo marcó desde el capote a Sergio Serrano. Meritorio inicio de faena doblándose por bajo antes de saliese a los medios mandando con la derecha. Embestidas descompuestas y muletazos de mucha intención. Intentó agradar Serrano y estructuró una faena que abrochó con manoletinas antes de dejar una estocada entera que le valió la oreja. Al 4° lo recibió con gusto y brindó al respetable. Estuvo cómodo Serrano y trató de llevar largo a un animal de embestidas pastueñas ante el que se afanó en agradar. Buenos naturales de uno en uno y mano baja como epílogo antes de pasear un trofeo. Sergio Serrano (verde botella y oro) oreja en ambos. Javier Cortés (nazareno y oro) oreja en ambos. Franscisco José Espada (azul pavo y oro) oreja tras fuerte petición y oreja. Toros de Mariano León, de diferente juego pero potables
abc.es
Simeone, a un punto de ser campeón de Liga: "No entiendo otra palabra que no sea aflojar"
El Atlético de Madrid gana 2-1 ante el Osasuna. Con esta victoria, el Atlético de Madrid depende de sí mismo para ganar la Liga en la última jornada. Además, su único rival será el Real Madrid. Tras el encuentro, el técnico rojiblanco, Diego Pablo Simeone, se ha mostrado muy contento y orgulloso con la reacción de su equipo tras encajar el tanto de Osasuna. "Los cambios nos vinieron muy bien. Todos nos dieron frescura y entraron muy bien. Gran pase de Joao a Lodi, dos goles muy bonitos, más que nunca partido a partido y a jugar en Valladolid, que tendremos la dificultad de todos los partidos de LaLiga", ha explicado en rueda de prensa. 
publico.es
El futuro ministro principal norirlandés fija como objetivo "tumbar" el protocolo del Brexit
El nuevo líder del Partido Unionista Democrático (DUP) y virtual nuevo ministro principal norirlandés, Edwin Poots, ha explicitado como objetivo principal de su mandato el fin del protocolo del Brexit por el que se establecen controles a la entrada de mercancías desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte.Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Damm completa una inversión de 63 millones en su planta de El Prat
El grupo culmina un proyecto que arrancó en la segunda mitad de 2017 para aumentar en un 45% la capacidad de producción de su mayor fábrica, donde trabajan 478 personas. Leer
expansion.com
Bacca quiere más Europa
Triplete del colombiano frente al Sevilla en una victoria que asegura la Conference pero no Europa League. Gerard Moreno, máximo goleador del club en liga. 5.000 aficionados pudieron asistir Leer
elmundo.es
El doblete de Santi Mina que puede sentenciar a Koeman
El Barcelona volvió a caer con estrépito ante el Celta de Vigo y dice adiós a las pocas opciones que le quedaban de luchar por la Liga. A pesar de que Leo Messi adelantó a los azulgranas, dos goles de Santi Mina dieron la vuelta al marcador. El primero, antes del descanso, con un disparo contra el que Ter Stegen permaneció inmóvil. Luego, al filo del pitido final, tras aprovechar un rechace a un centrochut al travesaño. <div style="display: block; position: relative; max-width: 100%;"> <div style="padding-top: 56.25%;"> <iframe src="https://playerclipslaliga.tv/embed?media=EcriQImC&user=5d4165e7ddb66776bb841408&playlist=false&autoplay=false&muted=true" allowfullscreen webkitallowfullscreen mozallowfullscreen style="width: 100%; height: 100%; position: absolute; top: 0px; bottom: 0px; right: 0px; left: 0px;" frameborder="0" scrolling="no"> </iframe> </div></div> Lea la crónica del partido.
abc.es
Carlos Alsina asegura que estos tres políticos le tienen "vetado" y no le conceden entrevistas
Carlos Alsina, presentador del programa Más de Uno de Onda Cero, ha sido entrevistado este domingo por Cristina Pardo, presentadora de Liarla Pardo (LaSexta). Durante la entrevista, Alsina ha explicado que hay tres políticos que le tienen “vetado” y no le conceden entrevistas.  “Al programa ya no vienen, porque me tienen vetado, por decirlo abiertamente, desde el año 2017 Pablo Iglesias, Irene Montero y Adriana Lastra”, ha explicado el locutor. Después, Alsina ha contado lo que le sucedió una vez que iba a entrevistar a Iván Espinosa de los Monteros, portavoz del partido de ultraderecha Vox en el Congreso. Según el periodista, Espinosa de los Monteros se puso en contacto con el programa para preguntar qué tertulianos estarían con Alsina durante la entrevista. Una vez sabidos los nombres, el diputado ultraderechista exigió que ciertos contertulios no pudieran preguntarle por determinadas cuestiones. Al conocer estas exigencias, Alsina decidió que no le iba a entrevistar. (function(){IFRIENDLY_DATA.init({"idFrm":"3253571_1621194465793","url":"webservice/video/10248/3253571/630/354/1/last/0/0","twitter":"","volume":100,"autoplay":0,"hasVideoRelated":0,"social_page":1,"share_rrss":1,"playerType":0,"domain":"//widget.playoncenter.com/"});})()TE PUEDE INTERESARMercedes Milá deja balbuceando a Cristina Pardo con esta pregunta sobre Pablo IglesiasJordi Évole lanza este aviso sobre Pablo Iglesias tras ver su foto con el pelo cortoLos dos minutos de Javier Aroca hablando sobre Ciudadanos y Podemos que arrasan en redes
huffingtonpost.es
¿Sufren duelo los perros y gatos si fallece otro animal amigo?
¿Puede el fallecimiento de un compañero animal doler a un perro o a un gato? La respuesta es sí. Tanto los perros como los felinos sufren por la pérdida de otro compañero de la familia; algo que resulta especialmente cierto cuando los dos animales tenían una relación fuerte de apego o de amistad. Puede que la perrita Lulú revise una y otra vez la cama donde solía dormir su amigo Beethoven. O que el gato Travis comience a maullar con más frecuencia e intensidad de lo que solía tras la pérdida de su gran amigo gatuno Billy. [Hace unas semanas te contamos: ¿Qué me pide mi gato cuando maúlla? (Claves para entender el idioma gatuno).]También es probable que tanto Lulú como Travis soliciten más tu atención y pidan estar a tu lado todo el tiempo. Incluso hay perros y gatos que empiezan a dormir encima de ti o que pierden el apetito y dejan de comer con tanto entusiasmo como mostraban. Es más que una sospecha: muchos gatos y perros sufren cambios de conducta y pérdidas de apetito relacionados con el duelo tras perder a un compañero animal con el que viven. Y un estudio publicado en la revista científica Animal en 2016 sugiere que el comportamiento de Lulú y de Travis no es, ni mucho menos, atípico entre nuestros compañeros animales de vida. El estudio ha sido realizado por un grupo de expertos en comportamiento animal coordinado por Jessica Walker, de la organización científica de defensa animal Companion Animals NZ (Animales de Compañía NZ), que ha analizado las respuestas de 159 perros y 152 gatos tras la pérdida de un animal amigo, con ayuda de cuestionarios completados por sus humanos.Uno de los comportamientos más frecuentes observado en perros y gatos tras la pérdida de un compañero animal fue la revisión constante de sus zonas de descanso. Igual que Lulú, el 60% de los perros y el 62% de los gatos volvieron una y otra vez a revisar los lugares donde su amigo animal solía sestear. Además, casi el mismo porcentaje de perros y gatos solicitaron más atenciones y cariño por parte de sus familias humanas o se comportaron de un modo más dependiente, solicitando un contacto físico más constante con sus humanos preferidos (el 61% de los perros y el 62% de los gatos). Y mientras que el aumento de las vocalizaciones, lloros o aullidos no es tan frecuente en los perros (un comportamiento experimentado por el 27%), sí resulta un cambio significativo en los gatos que han experimentado la pérdida de un amigo animal: el 43% de los felinos maullaron de un modo más frecuente e intenso, según relataron sus humanos. Además, los perros suelen pasar más tiempo durmiendo tras perder a su amigo perruno o felino (el 34%); una conducta menos frecuente en los felinos (el 20%). [Hace un tiempo te contamos por qué gatos y perros necesitan dormir más que tú]. Dicho esto, gatos y perros son individuos. Es decir, aunque comparten características innatas y naturales propias de su especie, igual que nos ocurre a los humanos, también experimentan el dolor y las emociones de un modo personal y único. Por eso, su proceso de duelo y el modo de experimentar el dolor será diferente. Conviene prestar atención a los cambios en su comportamiento: algunos perros y gatos tenderán a estar más quietos, apáticos o a usar con más frecuencia sus refugios (en el caso de los gatos) o pueden perder el apetito. Algunos gatos, además, maullarán de forma más intensa y constante o puede que empiecen a hacer pis fuera de su arenero. En esto, una consulta de comportamiento felino con un experto acreditado resultará de ayuda. En cualquier caso, lo primero es respetar el dolor de tu gato o perro y entender que puede sufrir el duelo por la pérdida de otro animal amigo. Además, a tu compañero perruno o felino le ayudará que rellenes el hueco con actividades agradables, que disfrute. Así, tu perro agradecerá que des buenos paseos por sus zonas preferidas y que juegues más con él. También a tu felino le sentará bien compartir tiempo de calidad con su humano preferido y agradecerá el juego interactivo (contigo), así como que saques más tiempo para mimos y caricias, si es que tu gato las disfruta. Además, ayuda mantener una rutina de comidas, juegos, sueño y unas actividades diarias predecibles. Y ofrécele cariño extra: sea en forma de caricias, de palabras amables, de juego o, sencillamente, de tiempo para sestear a tu lado. Lulú y Travis seguirán echando de menos a su amigo, pero agradecerán las atenciones y el confort de su otro gran amigo: su humano o humana preferida. Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
eldiario.es
La basura es cultura: cuando los desechos cuentan quién somos a través del arte
Todo lo que el ser humano fabrica lleva, por definición, el sello de la cultura. Y si algo produce en exceso el ser humano es basura. Los desechos son el retrato de una sociedad que se desembaraza de ellos. A día de hoy, si miramos al suelo, las aceras están repletas de mascarillas y de botes de gel desinfectante: los objetos de nuestro tiempo. La basura se convierte en un espejo de lo que acontece en una sociedad que la pisotea. Maite Zubiaurre ocupa la cátedra en el Departamento de Lenguas Europeas y Estudios Transculturales de la Universidad de California y acaba de publicar Basura. Usos culturales de los desechos (Cátedra, 2021): "Los desechos no solo son testigo de lo que consumimos y de lo que no consumimos y por tanto desechamos, también narran la historia del gusto y de las preferencias, cuentan lo que no queremos contar, nuestros miedos, nuestras fobias, nuestras inhibiciones, tanto como ente colectivo y social, como individuos". Maite Zubiaurre considera que la basura es mucho más que un atentado contra el medio ambiente: "Es, en efecto, cultura, y como tal se vuelve termómetro del temperamento e inclinaciones de una sociedad y de su temperatura moral. En todos los órdenes, y se mire como se mire, basura rima con cultura". Nuestros contenedores retratan una sociedad hiperconsumista, con plásticos y cartones que envuelven frutas y verduras de la otra punta del planeta, con nuevas obsesiones como la comida bio o eco, con enfermedades mentales en auge en basuras llenas de blísters de ansiolíticos y antidepresivos. La basura nos narra y nos retrata. Zubiaurre cuenta que desde niña le intrigó profundamente la basura, "ese espacio donde ocurre y se despliega lo inesperado, donde las cosas rompen los límites de sus categorías, donde una cáscara de naranja se enrosca en un zapato viejo, un peine con los dientes rotos se refleja ad infinitum en las lentejuelas de un disfraz desgarrado, una caja de herramientas roñosa deja la huella de su herrumbre sobre un colchón tirado en la acera". Los desperdicios también son combustible para la imaginación. Maite nos habla de la rubbish theory (teoría de los desechos), que es la vertiente analítica e interdisciplinaria que se aplica al estudio de los desechos, en la que cada vez más académicos y artistas ponen su foco de atención: "A partir del Renacimiento, la cultura occidental ha favorecido y se ha beneficiado de la mirada ampliamente panorámica. Pero lo que trato en el libro es adoptar una postura diametralmente opuesta. En vez de erguirse y dirigir la mirada al frente, invito a agachar y clavar los ojos en el pavimento". Maite Zubiaurre tiene un alter ego llamado Filomena Cruz. Filomena es la encargada de fotografiar restos de basura que a la profesora le servirá para desarrollar su teoría. "Filomena Cruz me ha ayudado a liberarme de las restricciones del pensar académico, y me ha permitido añadir  la creatividad. En otras palabras, me ha permitido jugar con la basura y sus infinitas posibilidades. Jugar también con el estilo, darle a éste la maleabilidad y poder sugestivo del lenguaje poético", nos cuenta Maite Zubiaurre. Para la profesora la basura crea conjuntos caprichosos con las cosas. Es algo irreverente, no entiende de lógica o de normas. Hace lo que le da la gana con lo que a la gente no le da la gana conservar. "Además, los objetos descartados están preñados de historia, han vivido, y a esa trascendencia vital de los objetos le sabe sacar todo el jugo por ejemplo la fotografía". Su libro está cargado de artísticas fotografías firmadas por Filomena Cruz. El poder del cambio de enfoque es impactante. ¿Cómo podemos pasar de sentir repugnancia por lo que habita en los contenedores a encontrarlo sumamente interesante, incluso bello?Muchos artistas contemplan la basura en sus diferentes fases de desarrollo y movimiento, y la convierten en la materia prima e inspiración de su obra. La profesora clasifica a estos creadores en tres grupos: "Algunos se apoderan artísticamente de los desechos cuando registran todavía dimensiones reducidas, son discernibles en su individualidad y apenas han viajado". En este grupo estaría el colectivo berlinés Bosso Fataka, que envuelve contenedores de basura en film transparente (los que se emplean para conservar alimentos) y emulan tanques militares para ironizar sobre ellos con ánimo crítico y pacifista. "Otros artistas en cambio se aproximan a la basura cuando ha alcanzado su último destino y ha adquirido dimensiones monumentales, cuando se ha convertido en otra geología", prosigue Maite. Sería el caso del artista visual Chris Jordan que retrata grandes vertederos o cementerios de coches. Así es como describe lo que ve: "Me horrorizan esos escenarios, pero a la vez siento por ellos reverencia y fascinación. La dimensión de nuestro consumo puede parecer desoladora, macabra, extrañamente risible e irónica, y hasta sombríamente bella". La profesora Zubiaurre establecería además una tercera categoría de artistas obsesionados con la basura: "Son los que insisten en dar expresión creativa al espíritu nómada de la basura, a su naturaleza inquieta". Según ella, esta última pertenece el alemán HA Schult "con su impresionante obra Trash People o Ejército Chatarra, compuesta por miles de soldados robóticos que recorren el mundo y toman por asalto las más famosas atracciones turísticas". El ejército está creado a base de latas y chatarra. Leemos declaraciones de HA Schult: "Los Trash People están construidos a nuestra imagen y semejanza. Producimos basura y nos convertiremos en basura. La lata de Coca-Cola de hoy será la del hallazgo arqueológico de mañana", afirma HA Schult en el libro.El trasfondo político está siempre presente en el arte, sea basuril o no, sea de forma implícita o explícita. "Claramente, una serie de artistas revelan abiertamente su agenda política en defensa del medio ambiente o en contra del consumismo desaforado del tardocapitalismo, pero otros rizan el rizo, y dirigen su mirada crítica y lacerante a la desigualdad social", sostiene Zubiaurre. Es el caso de Francisco de Pájaro, conocido como el 'Diógenes de Sínope extremeño' que desafía el decoro a propósito y con genialidad, y que con el pincel y la cinta aislante hace que la basura insulte a los que marginan, desahucian, arrinconan a los ninguneados. "El arte es basura" es su firma y crítica desde que empezó a trabajar en las calles de Barcelona en 2009. El libro de Zubiaurre recoge sus declaraciones antielitistas: "Yo comencé a pintar en las calles porque las galerías de Barcelona me cerraban las puertas; era muy difícil evolucionar como artista con recursos financieros limitados. Expresarme con la basura me proporciona infinitos elementos. No hay nada comparable a pintar en la calle cuando lo que se busca es libertad de expresión".De Pájaro es un artivista con proyección internacional y cuenta que "el hecho de estar hambriento te transforma como persona. Soy un ejemplo de esto, de cómo llegar a los límites; económicamente, energéticamente y materialmente. No podía ni pagarme un pincel". Basura. Usos culturales de los desechos cuenta con un capítulo sobre los desechos fronterizos entre México y Estados Unidos. Zubiaurre señala: "La border trash o la basura fronteriza o migrante, como ha dado en llamarla la xenofobia al uso, es espejo exacto y sobrecogedor de la crisis humanitaria en la frontera y, por extensión, reflejo de uno de los temas fundamentales de nuestro tiempo, el de las grandes migraciones". A través de los objetos personales que los migrantes, que por diversas razones dejan atrás en el desierto de Arizona, conocemos, no solo el dolor de la tragedia personal, sino también las gravísimas repercusiones de un fenómeno social (el de la migración provocada por la pobreza, la violencia y la marginación) al que los gobiernos hacen oídos sordos. Distintos artistas autóctonos están trabajando con esos objetos-basura para darle un sentido político a su arte, mediante el cual ejercen una crítica política sobre la deshumanizada situación en la frontera.
eldiario.es
Marine Le Pen aprovecha las amenazas de "guerra civil" de un grupo de militares para arrancar su campaña contra Macron
Dos semanas después de que más de un millar de exmilitares franceses incitaran a la insurrección en una carta abierta, una segunda tribuna publicada el pasado fin de semana mantiene la polémica viva. Esta vez son militares en activo, escondidos tras el anonimato, quienes muestran su apoyo a los combatientes retirados que aseguraron que "Francia está en peligro" ante la amenaza de los "islamistas" y los "antirracistas" y la inacción de la clase política restablecer la seguridad. Ambos textos cuentan con el respaldo de la líder de la extrema derecha, Marine Le Pen, quien se ha apropiado de su discurso y ha aprovechado para criticar al Gobierno por "no tomarlos en serio"."Nuestros [soldados] mayores tienen razón sobre el fondo de su texto, en su totalidad", dicen en la nueva tribuna, publicada en el mismo semanario ultraconservador Valeurs Actuelles. Aparte de pedir respeto para los militares retirados, los combatientes mencionan sus experiencias en el Ejército, tanto en territorio francés como en operaciones militares en el extranjero, para justificarse. "Afganistán, Mali, República Centroafricana u otros lugares, algunos de nosotros hemos experimentado fuego enemigo", detallan. "Vemos violencia en nuestras ciudades y pueblos. Vemos que el comunitarismo se afianza en el espacio público, en el debate público. Vemos que el odio por Francia y su historia se está convirtiendo en la norma". Sobre las amenazas de insurrección, aseguran que "nadie puede desear una situación tan terrible" pero alertan que "sí, se está gestando una guerra civil en Francia y ustedes [refiriéndose a la clase política] lo saben perfectamente bien".Aunque los signatarios de la carta se esconden tras el anonimato, la plataforma invita a cualquier ciudadano a firmar el texto. A menos de una semana de publicarse, la tribuna acumula casi dos millones de visualizaciones y 249.989 firmas en apoyo a los militares. Los firmantes afirman ser soldados "que han ingresado recientemente en la carrera" y aseguran: "Si bien no podemos expresarnos legalmente a cara descubierta, nos es imposible permanecer en silencio". El jefe del Estado Mayor, François Lecointre, quien anunció sanciones para los 18 militares en activo que firmaron la primera carta, invita a los nuevos signatarios a abandonar el cuerpo. "Sin duda, lo más razonable es salir de la institución para poder hacer públicas, con total libertad, sus ideas y convicciones", advierte en un comunicado. Por otra parte, varios miembros del gobierno francés han vuelto a condenar el contenido de esta iniciativa, así como su anonimato. "¿Es esto, el coraje? ¿Mantenerse en el anonimato?", dijo el ministro del Interior, Gérald Darmanin, durante una entrevista en televisión.A un mes de las elecciones regionales y a un año de las presidenciales, la líder de la extrema derecha, Marine Le Pen, se ha apropiado del mensaje de estos militares, integrándolos en su discurso político. Para Le Pen, las tribunas representan "un grito de alerta" que comparten millones de franceses, como "comerciantes, pescadores, habitantes de ciudades y de zonas rurales". En esta línea, la líder de Reagrupamiento Nacional (RN, antes Frente Nacional) invita a estos soldados y a aquellos afines a sus ideas a respaldar su proyecto político, en el que la seguridad juega un rol esencial. Estos militares "deberían ser tomados en serio por el Gobierno", insiste Marine Le Pen. Sus ataques contra el ejecutivo son constantes, sobre todo en aspectos como la inseguridad, la criminalidad o la gestión de la crisis sanitaria. Desde principios de mes, Le Pen se ha dedicado a recorrer el territorio francés para apoyar a los candidatos de su partido en las elecciones regionales. Declaraciones como "los franceses están viendo que la laxitud mata" o "el ejecutivo está encerrado en una ceguera asesina" han sido constantes en sus actos de campaña o entrevistas con los medios. "Me sorprende cómo el Gobierno ha respondido a la primera carta, y la ironía y el desprecio con la que el ministro del Interior ha respondido a la segunda", dice.Marine Le Pen también niega que las publicaciones inciten a la insurrección. "Si fuera el caso, no lo apoyaría", dice. No obstante, la líder ultraderechista advierte que "siempre hay un riesgo de guerra civil" y se vende como la mejor opción para "prevenir esta guerra" tomando "medidas urgentes, rápidas y efectivas para recuperar el control de estas áreas sin ley que son el asiento de un separatismo que no es sólo separatismo islamista, sino que también es un separatismo criminal". Nicolas Lebourg, historiador y especialista en extrema derecha francesa, explica que el apoyo a los militares es una táctica empleada desde hace décadas por los partidos ultraderechistas. Desde que Marine Le Pen asumió la presidencia del Frente Nacional en 2011 "no ha dejado de hacer promesas para seducir a los militares", detalla Lebourg en Le Journal de Dimanche. Una vieja estrategia que Le Pen ha intensificado a raíz de la amenaza terrorista de estos últimos años. "Fueron los ataques de 2015 [contra Charlie Hebdo y el Bataclan] los que permitieron a la extrema derecha volver a poner al ejército francés en su agenda ideológica", cuenta Nicolas Lebourg. Sondeos recientes plasman el buen resultado de esta práctica: un 44% de policías y militares votarán a Marine Le Pen en las elecciones presidenciales de 2022, según el Centro de Investigaciones Políticas de Sciences Po, mientras que un 60% de franceses está en contra de sancionar a miembros del ejército francés que firman foros o peticiones. Los comicios regionales, que tendrán lugar el 20 y 27 de junio, medirán la fuerza de la extrema derecha en el territorio francés. También serán determinantes para el futuro de las otras formaciones conservadoras: Los Republicanos (LR), en plena crisis interna por divergencias de estrategia en regiones influyentes, y La République en Marche (LREM), el partido de Emmanuel Macron. Un mal resultado para estas formaciones podría beneficiar a Reagrupamiento Nacional. A nivel nacional, la mayoría de sondeos realizados durante estas últimas semanas predicen que Marine Le Pen será la principal contrincante del presidente Emmanuel Macron en las presidenciales, que podrían resultar en un duelo entre ambos líderes, como ocurrió en las elecciones de 2017.
eldiario.es
'Sylvia Plath: Dentro de la campana de cristal', o la posibilidad de reinterpretar la figura de la poeta maldita
Sylvia Plath publicó su única novela, La campana de cristal, con el seudónimo de Victoria Lucas. La decisión, como señalan biógrafías y estudios, era en el fondo una forma de protegerse —a menudo los seudónimos son escudos, no máscaras—. En parte porque el salto a la novela, si no caía de pie, podía empañar su carrera como poeta, en parte porque era un texto con una carga autobiográfica en la que su entorno no quedaba, precisamente, muy bien parado. La novela rememoraba, a través de un álter ego llamado Esther Greenwood, el tiempo que Plath pasó en Nueva York a mediados de los 50 trabajando para la revista Mademoiselle, junto a otras once jóvenes universitarias. También su primer intento de suicidio cuando estudiaba en el Smith College. Una tentativa que enmendó un mes después de que La campana de cristal viese la luz, ya en 1963. Ahora Filmin estrena en exclusiva el documental Sylvia Plath: Dentro de la campana de cristal, sobre las circunstancias que rodearon la escritura de aquella novela. Narrada por la actriz Maggie Gyllenhaal, y dirigida por Teresa Griffiths, la cinta cuenta con el testimonio exclusivo de la hija de Plath, Frieda Hughes. Un brutal y honesto retrato de la épocaSylvia Plath terminó de escribir la última versión de La campana de cristal ya separada de su marido, Ted Hughes. Por entonces sobrevivía con pocos recursos en su casa de North Tawton, condado de Devon, lidiando el trauma de un aborto y una ruptura, al tiempo que haciéndose cargo de dos hijos aún pequeños. "Estaba experimentando con renovada fuerza el desencanto que la golpeó por primera vez durante el periodo que cubre en La campana de cristal", escribe la escritora Aixa de la Cruz en el prólogo de la reedición de la novela que Literatura Random House lanzó en 2019, con traducción de Eugenia Vázquez Nacarino. El documental de Teresa Griffiths abunda en el contexto histórico que sirve de escenario para las vivencias de Esther Greenwood: los Estados Unidos de mediados de los 50. Un país que al tiempo que vendía insistentemente una imagen de optimismo de posguerra, envalentonaba al Comité de Actividades Antiamericanas para perseguir, encarcelar y ejecutar a sus propios conciudadanos según los designios del senador McCarthy. "Había un miedo real al comunismo y el holocausto nuclear", recuerda el amigo de infancia de la escritora, Melvin Woody, en el documental. Un miedo omnipresente que Plath capta en el inicio mismo de La campana de cristal: "Fue un verano raro, tórrido, el verano en el que electrocutaron a los Rosenberg", se iniciaba la novela. "La idea de que te puedan electrocutar me asquea, y en los periódicos no se leía otra cosa: los titulares desencajados me acechaban desde todas las esquinas por la calle y en todas las bocas del metro hediondas, con un tufo rancio a cacahuetes. No tenía nada que ver conmigo, pero no me quitaba de la cabeza qué se sentiría, cuando te queman viva por dentro". Julius y Ethel Rosenberg fueron ejecutados el 19 de junio de 1953. Habían sido acusados de revelar secretos esenciales sobre la fabricación de la bomba atómica a los soviéticos y por ello ardieron por dentro a más de 2.000 voltios en la cárcel de Sing Sing. Luego se supo que lo que habían revelado poco tenía que ver con bomba alguna, y las pruebas que sostenían las acusaciones eran más que endebles, pero el miedo instalado en la psique norteamericana ya operaba a pleno pulmón. Un terror que se reproduce y se alimenta en el interior de la protagonista de la novela de Plath, hasta el punto de que será internada en un psiquiátrico donde se le practicarán los mismos electroshocks cuyos efectos, años después, viviría en primera persona el escritor Emmanuel Carrère. Hacia otra forma de leer a Plath"Si algo deja claro La campana de cristal es que la crisis mental que sufre su protagonista obedece a presiones sociales y culturales muy precisas", sostiene Aixa de la Cruz en su texto sobre la novela. Al miedo de cobijar —o peor, nutrir y velar— pensamientos considerados subversivos, se suma el hecho de ser una mujer que odia y al mismo tiempo aspira al rol que se le ha asignado en ese país, en esa época. "Como novela de formación que es", abunda la autora de Cambiar de idea (Caballo de Troya, 2019), "relata el paso de la adolescencia a la juventud de su protagonista, su pérdida de la inocencia y, en este caso, dicha pérdida está muy ligada al descubrimiento de que, como insinuaba el desigual destino de los Ronsenberg, la democracia se asienta sobre un doble rasero que se esfuerza en pasar desapercibido". Esto es: que por mucho que creciese intelectualmente, Esther y Sylvia iban a estar condenadas a un trato desigual con respecto a los hombres. "No era un buen momento para salirse del curso establecido" cuenta Heather Clark, autora del libro The Grief of Influence: Sylvia Plath and Ted Hughes, en el documental, "si no eras un hombre blanco, es decir si eras afroamericano, gay, trans, mujer, judía etcétera… la década de los 50 no fue muy buena etapa para ser estadounidense".  A pesar de que la sociedad neoyorquina empujase al personaje y a la literata real a formarse y convertirse en una profesional, elevada en lo cultural, el trayecto final pasaba por formar una familia tradicional y abandonar toda esperanza de crecimiento personal no atado a la maternidad, y de prosperidad más allá de la que pudiera ofrecer el marido de turno. "Ella solo pide un trato equitativo", escribe de la Cruz, "hasta que la realidad la confronta con la diferencia a través de la doble vara de medir que esgrimen su madre y su novio en lo que respecta a la sexualidad, y es entonces cuando llegan al desencanto y la caída en los infiernos". Cabe decir que en lo formal Sylvia Plath: Dentro de la campana de cristal no es un documental para nada destacable. Reconstrucciones poco creativas, abuso de imágenes de archivo, un hilo discursivo poco trabajado y declaraciones realmente poco inspiradas —cuando no emocionalmente raquíticas—, sitúan la propuesta como lo que es: un documental didáctico y básico, pensado para engrosar la programación documental de una televisión pública canadiense. Y no está de más añadir que su principal enemigo es su conformismo, su comodidad con la idea de perpetuar la lectura truculenta y oscura de la figura de Sylvia Plath. La complejidad de la escritora más allá de su depresión y su suicidio. El documental de Teresa Griffiths contextualiza ampliamente lo que significaba ser mujer y escritora en los 50 en Estados Unidos, pero también se encuentra cómodo en el terreno de la mil veces contada historia de malditismo y poeta torturada. Sin embargo, otra lectura de Sylvia Plath es posible, como vienen reclamando escritoras como Luna Miguel, que en su prólogo para el libro Magia cruda. Una biografía de Sylvia Plath de Paul Alexander (Barlin Libros, 2017) escribe: "Nunca sabremos nada de Sylvia Plath. No lo haremos porque su vida siempre ha sido mirada desde un prisma particular: el de la locura, el de la maternidad, el de la poeta maldita, el de la mujer maltratada de Ted".Para la poeta y autora de Caliente (Lumen, 2021) sostiene que uno de los mayores hallazgos del libro de Alexander es, precisamente, "abordar el retrato del mundo Plath desde la felicidad". Una felicidad "que el mito de la poeta a menudo borró del mapa, pero que residió en pequeños detalles que Alexander remarca: su amor heredado por las abejas, su pasión por exponer su cuerpo al sol de las playas estadounidenses, su reducido y agradable grupo de amigos escritores, la  primera  carta  de  un  importante editor anunciando que publicaría sus poemas y, cómo no, el nacimiento de sus dos hijos después de haber tenido que enfrentarse a un triste aborto".Una idea en la que coincide Aixa de la Cruz que insta a leer La campana de cristal alejados "de la leyenda negra de la poeta suicida". Para ella, lo mejor es sumergirnos en su lectura libres de prejuicios e ideas preconcebidas, para captar así la grandeza de "un texto donde la ironía y el ingenio brillan por encima de la pesadumbre".
eldiario.es
A cultura galega celebra a Xela Arias, poeta do desequilibrio
Foi unha voz insular, rebelde. Partidaria de escordar a sintaxe. Autoconsciente, feminista e destemida. Contraria aos usos e costumes da poesía do seu tempo. Por veces ao bordo do hermético, por veces confesional. Xela Arias publicou catro libros de poemas que, entre 1986 e o ano da súa morte, configuraron un territorio con lei de seu e non poucas e fulgurantes intuicións. “Intempestiva / serse intempestiva. / E domea-la furia á procura / da froita / madura”, dicía o penúltimo texto da súa derradeira obra, Intempériome (2003). A Real Academia Galega dedica este Día das Letras Galegas a celebrar a súa memoria.A quinta muller homenaxeada polo 17 de maio nacera en Sarria -unha vila do interior de Galicia- aínda que desde os sete anos residiu e traballou en Vigo. Alí morreu dun ataque ao corazón en 2003. Desa cidade fixo medio ambiente da súa escrita, nocturna e cun aire a Manuel Antonio sobre todo na súa estrea, Denuncia do equilibrio (1986). “pois hai cousas das que só a noite entende / verbos consagrados á ignorancia do control”, consignaba. “No inicio, os seus poemas trenzan imaxes case surrealistas, urbanas, que logo vai depurando”, explica Montse Pena Presas (Sada, 1981), autora de Intempestiva (Galaxia, 2021), unha biografía literaria da poeta.“Se algo se pode aprender dela é a vontade de procurar o propio camiño”, acerta a sintetizar Pena Presas. Cando debuta en forma de libro -antes amosara os seus poemas en xornais e revistas-, empurrada polo editor Luís Mariño, Xela Arias gañaba o salario en Edicións Xerais, empresa chave para a estruturación da industria cultural galega na autonomía. Ao tempo, investigaba nos cruzamentos entre disciplinas artíticas. “Isto que agora é algo case banal, non o era naquela época”, engade a biógrafa. Letras en castelán para Desertores, grupo vigués de rhythm & blues e ecos new wave, ou o proxecto Tigres coma cabalos (1990) son resultado das súas pescudas.Vinte e catro fotografías de Xulio Gil, que protagoniza en boa parte a poeta, e 24 poemas de Arias compoñen ese, o seu segundo libro. “Tivo sobre todo moita coraxe. Por exemplo, nas posicións que mantivo a respecto doutras artes como a fotografía, que provocaron o desequilibrio. Ía contra esa idea de que a literatura debe producir harmonía. No canto de bálsamo, desequilibrio”, argumenta Manuel Rivas (A Coruña, 1957), case un compañeiro de xeración dunha autora que refugaba explicitamente adscricións e etiquetas. “Teño unha man que esgarra e súa as paredes dos retretes, / sentencia nos faiados dunha idea, nas túas propias mans, os meus ollos / ou na velocidade da estrea dun silencio”, escribe en Desmán. A desubicación xeracional de Xela Arias era tamén buscada. A súa obra comeza a se facer pública cando os modos dominantes na poesía galega -dominantes porque acaparaban premios e edicións- transitaban outras prácticas. O denominado culturalismo vingábase da poesía social hexemónica nas dúas décadas anteriores. Ela non. “Foxe da retórica poética do parnasianismo, do veneciano. Como Lois Pereiro, é xente que está fodendo co futuro”, di Rivas nun arremedo de Patti Smith, a cantante punk estadounidense. A cita non é casual. O rock e a súa poética en orixe escura, marxinal, marca a lume a Xela Arias.“A súa figura iconoclasta, atractiva, de poeta que se forxou a si mesma a pesar do machismo do mundo literario”, sostén Montse Pena Presas, “une a poesía galega coa máis absoluta contemporaneidade”. Coloca dous exemplos, un “máis superficial” e outro “máis profundo”: a chupa de coiro e a conexión co rock, “para ela ás veces máis importante que a poesía, segundo declarou”. En 1988 explicítao na conferencia Paixón de militancia e escuros desertores, cuxos fragmentos recolle María Xesús Nogueira na escolma De certo, a vida ía en serio (Chan da Pólvora, 2021): “E un pode escribir en galego e estar máis cerca do imposible lector madrileño degustador de Enemigos que do posible lector galego maior de trinta anos”.Na mesma intervención, Arias amosa disconformidade cos seus coetáneos. “A maior parte da poesía que se escribe é maiormente reaccionaria, reaccionaria por conformista”, di. Dous anos máis tarde, nunha entrevista aclara o que ela considera auténticos elementos xeracionais: o paro e a droga. A súa atención ao corpo e á ruptura violenta da linguaxe, a súa maneira oblicua de encarnar as tensións que a rodean, convértena, di Ana Romaní no ensaio Déclarome inconforme (web da Real Academia Galega, 2021), en escritora “de difícil adscrición na cartografía poética das últimas décadas do século XX”. Tan difícil que o seu terceiro libro titularase Darío a diario (1996) e será unha daquela inaudita nas letras galegas exploración da maternidade.“Imos, meu ben, camiñar sereno / pola cidade sen ramplas nas aceras. Imos / comezar o xeito da túa vida, e mírame, / mesmo as bolsas dos meus ollos serán monecos / dos teus días xunta a min”, expón o poema que abre un volume que, a dicir de Pena Presas, “talvez non foi ben entendido no seu tempo”. As maternidades non facían parte do discurso, nin da discusión, público, e Darío a diario irrompía, si, intempestivo. É sen dúbida o seu libro de liña clara. A experimentación lingüística cede e a necesidade de “poñer en orde as ideas preconcibidas que tiña sobre o tema” imponse, afirma María Xesús Nogueira. A poeta e novelista Berta Dávila (Santiago de Compostela, 1987) tiña apenas nove anos cando a obra sobre Darío chegou ás librarías. Descubriuno, obviamente, máis tarde. “Configura un imaxinario sobre o que significa ser fillo e ser nai, ou sobre ser escritora e ser nai e escribir sobre iso”, sinala, “que non ten que ver co sufrimento nin coa posesión. A maternidade sempre a contaban os fillos, ou mesmo os pais. Ela rachou con iso. Detrás viñeron outros libros, como Oso, mama, si? (Xerais, 2015), de María Lado que tamén me gustan, por suposto”. Ou Mamá Pelícano (Espiral Maior, 2020), de Alicia Fernández.“Busco o modo de te acompañar sen estorbo / que sexas feliz ó meu carón feliz e creador / de ti, / de ti e mailo mundo que apañes”. Dávila prologa a reedición de Darío a diario que Xerais vén de publicar, como fixo co resto de títulos e antes, en 2018, coa Poesía reunida (1982-2004), a cargo de María Xesús Nogueira. Foi xustamente esta recuperación da súa escrita a que corcoseu unha fenda de anos, a que mantivo os seus libros fóra de catálogo durante longas tempadas. Coa excepción talvez de Intempériome (2003), o derradeiro, “rotundo e lúcido libro negro”, en palabras de Ana Romaní. “Era complicado facerse con eles. Eu lin primeiro Intempériome grazas a unha profesora do instituto. Sentinme superada, non me sentín cómoda”, relata Dávila, quen enganchou coa súa obra na biblioteca da Facultade de Filoloxía, tempo despois. Ela mesma comezaba a escribir coa idea de publicar e a “sensación de proxecto unitario” da poesía de Xela Arias axudoulle. “Non foi unha poeta ocasional”, di, “tampouco tiña a ver co que se fixo antes nin co que se fixo despois”. De novo a poeta excéntrica, desubicada, singular. Mesmo desconcertante, asegura Manuel Rivas.Pero foi a ausencia editorial, subsanada coa Poesía reunida de 2018 e agora coas iniciativas múltiples que desencadea o Día das Letras, a que dificultou a súa influencia entre as promocións posteriores. Polo menos de maneira directa. A poeta Arancha Nogueira (Ourense, 1989) matízao. “Diría que non influíu e que si influíu. Eu cheguei a ela por Denuncia do equilibrio, que atopei na biblioteca da facultade. Non eran libros que estivesen a man”, conta, “logo coñecina máis en profundidade cando A Sega [asociación de crítica literaria feminista] lle dedicou o Día das Galegas nas Letras en 2019. Aínda así, creo que sen Xela Arias non existirían unha Silvia Penas, unha Yolanda Castaño ou outras autoras que si nos marcaron de forma directa. Elas non terían atravesados eses terreos de non ser por Arias".Nogueira salienta ademais outra das vertentes da literatura de Arias, a da tradución. "En realidade, eu si que a lera, porque lera a Roald Dahl grazas a ela", di. Por escolla ou por encargo, do inglés ou do francés, en solitario ou en colaboración, non foron poucas as obras que anosou ao galego. “Esa preocupación por crear unha xenealoxía para a literatura galega chámame a atención. Era unha figura underground, punk tipo Lois Pereiro, pero quería que o seu traballo tivese repercusión e chegase aos receptores”, comenta a poeta. O Drácula de Bram Stoker, o Spleen de París de Baudelaire ou a Venus negra de Angela Carter coñeceron da súa man versión galega. Tamén servirían para triangular unha acaída poética aproximada de Arias: o nocturno e certa sensualidade opaca, a flanêur urbana, a subversión do feminino. Como as tres rebeldías que a conformaron, mencionadas por Manuel Rivas en evocación da poeta catalá Maria Merce Marçal, “nacer muller, de clase baixa e de nación oprimida”.A propia Xela Arias referíase á súa condición nunha entrevista de 1990 con, precisamente, Rivas: “Dáme rabia ter que dicir que son feminista. Pásame igual que co nacionalismo. Deixarei de ser unha cousa ou outra cando as nacións soxulgadas non o sexan e as mulleres discriminadas non o estean”. Era a escritora de “discurso xenuíno” que describe Berta Dávila. “Sei que é unha maneira naíf de dicilo, pero no simple moitas veces hai verdade. A súa maneira auténtica de dicir as cousas transcende”, expón. A poeta que non renunciaba a un universo simbólico propio e complexo, a dicir de Arancha Nogueira. A que inscribiu en Intempériome, o seu libro final, o poema como comunicación incerta e pelexa contra a implacabilidade do tempo: “Vide. / Convídovos ó espectáculo de non ser para ser de todo. / Vide que vos convido / a vos ver. / Ven que te reto / a tever a ti desde ti en ti”.
eldiario.es
Apoteosis cuñada
Lo peor del triunfo de la derecha en Madrid está siendo la exuberancia irracional del cuñadismo que se ha extendido como una pandemia por todo el país. Es otra diferencia estándar. La izquierda gana unas elecciones generales, repite victoria en la repetición electoral que ella misma provocó y se pasa toda la legislatura preguntándose qué hizo mal. La derecha gana unas elecciones regionales y comienza un cambio de ciclo, supone el fin de la historia, ya no hay nada que hacer y el destino está escrito.La apoteosis de cuñadismo político que empezó un ya lejano día de marzo con una moción de censura mal puesta en Murcia se ha transformado en una apoteosis de cuñadismo social que ha terminado abarrotando playas, terrazas, estaciones de tren, rotondas y autovías como si no fueran a estar ahí mañana. La lógica científica ha caído derribada por la misma lógica del cubata que tumbó la lógica política. Hemos decidido actuar como si ya estuviéramos todos vacunados, igual que en Madrid decidieron votar como si el problema con la pandemia lo tuviéramos todos los demás.Nada ejemplifica mejor esta apoteosis cuñada que la conmemoración del décimo aniversario del 15M. No lo digo únicamente por la legión de cuñados que ahora consideran del máximo interés informativo recordarnos que ellos ya lo dijeron desde el primer momento. Estamos ante el multiorgasmo de lógica reaccionaria que tan agudamente sintetizó Alfred O. Hirschman (The Rethoric of Reaction: Jeorpardy, Futility, Perversity; Cambridge, 1991).El 15M ha sido, por supuesto, peligroso, inútil y perverso. No solo puso en peligro de manera frívola e irresponsable los muchos y grandes avances que la política y el Gobierno bien entendidos de antes habían logrado, sino que, además, no sirvió para nada porque todo sigue como estaba e incluso ha conseguido que los jóvenes de hoy se encuentren peor que hace diez años, paguen más por su vivienda, les paguen menos por su trabajo y vean aún más reducidas sus esperanzas de futuro. La culpa fue suya, por intentarlo.Uno no puede dejar de preguntarse por qué dedican esas buenas gentes de orden tanto tiempo a volver a matar algo que, según ellos mismos, ya nació o está muerto. Y solo puede llegar a una conclusión verosímil: lo que les reconcome y les hace sentir la necesidad de rematar al cadáver reside en el firme convencimiento, la absoluta certeza de que, si no hubiera pasado el 15M, los nuestros seguirían en el Gobierno, España sería como Dios manda y todos estaríamos ya camino de la playa.La próxima vez que alguien le pregunte para qué sirvió el 15M, ahí tiene una respuesta. Solo por eso ha merecido la pena.
eldiario.es
El cerebro de la liberalización ferroviaria: "Es como Ryanair. El tren va y viene todo el rato, así reduces precios"
En 1992 se inauguró la línea ferroviaria Madrid-Sevilla, con parada en Ciudad Real, Puertollano y Córdoba. La lógica decía a los directivos de Renfe que en fin de semana no hacían falta muchos trenes que pararan en Puertollano, así que pusieron pocos. "Pero iban completos y no lo entendían. Se fueron un domingo a la estación de Atocha y vieron que toda la gente volvía a Puertollano con bolsas de El Corte Inglés. A nadie se le había ocurrido. Eso es demanda inducida: no existe, pero nace al abrir un medio de transporte". José Estrada es director general de circulación y gestión de capacidad de Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (el que gestiona las vías y las estaciones) de España. Matemático de formación, lleva más de treinta años gestionando la capacidad de Renfe (luego Adif) y ha sido uno de los ideólogos del modelo de liberalización ferroviaria. La directiva europea obliga a todos los países a liberalizar su infraestructura y permitir que otros la usen, pero cada uno ha optado por hacerlo a su manera. "En Francia va a entrar un operador con muy pocos servicios. Ellos están a lo que les pidan. Su actitud es pasiva: tú pídeme y yo veo si te puede encajar", dice Raúl Míguez, adjunto a la dirección de Adif. El problema de eso, explican, es que si vienen muchos operadores pidiendo rutas y horarios surge un problema: ¿a quién y cómo se lo das?El Ministerio de Transportes aprobó en 2018 el real decreto que permitiría a España liberalizar sus vías. A partir de ahí, el trabajo de cómo hacerlo recayó en Adif. Cuentan fuentes de la empresa que Estrada —"una mente prodigiosa, el que más sabe de ferrocarril de España"— y su equipo plantearon su fórmula a la presidenta, Isabel Pardo de Vera, que lo vio claro y se lo llevó al ministro. "La propuesta la hicieron ellos en base a otras experiencias", explica Sergio Vázquez, secretario general de infraestructuras. "Pero el apoyo político fue claro y desde el Ministerio hicimos una tarea de coordinación".El modelo de liberalización española se basa en lo que pasó entre Puertollano y Madrid en 1992. El objetivo principal es inducir la demanda, crear viajes donde aún no los hay. Aumentar la capacidad de las vías de alta velocidad (que tanto han costado al contribuyente español) y darles más uso con la entrada de nuevas empresas. El lunes siguiente al fin del estado de alarma comenzó de forma efectiva y circuló el primer tren de Ouigo, de la compañía estatal francesa SNCF. Ahora que ese paso está dado, elDiario.es habla con Estrada y Míguez, gran conocedor de los modelos de otros países, para que expliquen de primera mano cómo ha sido el proceso y qué impactos esperan tener."Yo ya tenía mucha experiencia. Había visto la liberalización de las mercancías y el intento fallido de liberalización de 2014, que nos dolió mucho. No podía volver a ocurrir", avanza Estrada. "Sabíamos al dedillo cómo lo habían hecho en Italia, teníamos que aplicar los criterios de las directivas y creo que hemos dado con la tecla".¿Cuándo se inicia la liberalización y por qué culmina exactamente ahora?José Estrada: Hay que remontarse a finales de los 90, cuando empiezan a salir borradores de directivas europeas. Hubo una separación entre la operación de trenes y la gestión de la infraestructura. En 2003 se promulga la liberalización de los servicios de mercancías internacionales, la transponemos en 2005 y sale la primera versión de la ley del sector ferroviario. Se crea GIF (Gestor de Infraestructuras Ferroviarias) para construir las líneas de alta velocidad y se la damos a Renfe, que se queda con las operaciones en una empresa nueva llamada Renfe Operadora. La Renfe de toda la vida es ahora Adif (el Administrador de Infraestructura Ferroviaria), tenemos el CIF incluso. Pero el nombre comercial se lo lleva Renfe. En España quedan liberalizados dos tráficos: las mercancías internacionales, por mandato, y las nacionales. También se liberalizaron por directiva los servicios internacionales de viajeros y los trenes turísticos. Por ejemplo, el tren de Madrid a El Escorial lo opera ALSA. ¿Qué ha ocurrido desde entonces? Pues que pasan los años. Y esta separación es una cosa muy gorda. Pero separar Renfe en dos no había tenido más utilidad que las mercancías.¿Cómo salió la liberalización de las mercancías?J.E: El 40% de los trenes de mercancías actuales son de nuevas empresas y el 60% de Renfe. Según lo mires. La cuota es muy baja: estamos en el 5,8%. Pero creo que hemos mantenido las mercancías gracias a la liberalización. Ya no se lleva carbón, no hay centrales térmicas. En carretera los volúmenes son más pequeños y las mercancías por la ciudad no las puedes mover en tren. [En Europa, la cuota del tren en el transporte de mercancías está en torno al 15%. La presidenta de Adif ha afirmado que llegar al 10% sería un éxito razonable]El caso es que, a finales de los 2010, lo único que se había liberalizado en España era lo que habían dicho las directivas. Y otros países sí que habían liberalizado sin obligación: Reino Unido, Alemania, Italia, Austria, con un resultado desigual. El cuarto paquete ferroviario [la norma europea], aprobado en 2016, ya no es voluntario, sino que trae la liberalización obligatoria a cada país. ¿Alemania y Francia han cumplido?J.E: Alemania liberalizó antes de lo que decían las directivas. Lo que pasa es que allí tiene mucho peso el servicio público [las rutas subvencionadas] y eso no se liberaliza hasta 2023. En los servicios comerciales, la liberalización no ha calado. En Francia ahora se puede empezar a hacer [Renfe quiere entrar y reclama las mismas facilidades que Francia ha tenido en España]. Italia abrió en 2012 y Suecia antes. La diferencia es que desde diciembre de 2020 es obligatorio hacerlo con normas comunitarias.Hay distintos modelos de liberalización: el que hizo Reino Unido, el de Japón, el de Italia... ¿Cómo es cada uno y en cuál se fijaba España?Raúl Míguez: El modelo británico se parece al japonés. Está sustentado en concesiones por líneas. En vez de hacer una apertura general del mercado, dices: saco esta línea a concurso, los operadores optan por ser adjudicatarios y el que gana la opera. Como los autobuses. Así, en Reino Unido tienen la West Coast Line, East Coast Line, etc. En Japón lo tienen por zonas: trocean el territorio y hacen concesiones, aunque está todo integrado y las empresas llevan infraestructura y operación. En Reino Unido el administrador es Network Rail, que es nacional. Pero hubo una privatización de la red. Lo que sería Adif pasó a manos privadas y vino el desastre. Al final se rescató la infraestructura y se dieron concesiones. Esto es importante porque sirvió como llamada de atención. Al privatizar el administrador empezaron a escatimar las inversiones y a degradarse la calidad. Hubo varios accidentes graves que pusieron en duda ese modelo. Así que en Europa se decidió que una cosa era la infraestructura y otra los servicios.¿El modelo italiano es el más parecido al español?R.M.: Sí, con una salvedad. En Italia la entrada del nuevo operador no se hace con un proceso abierto y transparente, en el que todo el mundo sepa que ese grupo puede entrar. Se adelantaron a la fecha obligatoria. ¿Por qué no hay un tercer grupo? Sobre el papel han liberalizado, pero no sabemos cómo han llegado a esa solución. La defensa que hacemos desde Adif es que hemos dado transparencia al proceso para que todo el mundo conociera la capacidad disponible. Se presentaron seis grupos y conocían las reglas.¿Cómo ha sido ese proceso? ¿Dijeron: vamos a liberalizar y empezamos por las rutas más rentables?J.E.: No. Hoy por hoy, cualquiera puede operar cualquier línea de la red de servicios comerciales [todos menos Cercanías y los que tienen Obligación de Servicio Público, que llevan subvención]. Hay que comparar el modelo aéreo con el ferroviario. En el aéreo, el que tiene slots acredita cada temporada que ha usado un 80% y los renueva automáticamente. En el ferroviario es distinto: se nos prohíbe renovar los derechos. Cada año tenemos que asignar capacidades a todos los operadores.Una empresa como Ilsa o Ouigo va a invertir casi mil millones en la flota para operar aquí. No le puedes decir que se gaste mil millones para un año. ¿Qué mecanismo nos dan las directivas? El acuerdo marco. A Ouigo le damos los horarios en detalle para este año, pero no se los podemos dar a diez. Sí podemos comprometernos a que en los próximos diez años tendrá horarios parecidos. Podemos hacer una reserva de capacidades.En Italia hay acuerdos marco. Para hacerlo bien, decidimos lanzar ese proceso de entrada a la infraestructura. Como son acuerdos muy largos, deben estar supervisados por la CNMC. Es algo de mucha enjundia, pero nos parece el camino más transparente. A partir de ahí, nosotros podemos lanzar una oferta de capacidad a todo el mercado —abrimos Madrid-Barcelona, ¿quién quiere un acuerdo marco?— o esperar a que alguien nos lo pida. Si alguien nos lo pide, tenemos la obligación de, sin dar grandes pistas que desvelen el secreto comercial, decirle al resto de operadores que existe esa posibilidad. Y de escuchar solicitudes.Es decir, que si yo quiero la ruta Valencia-Barcelona y vengo a pedirla, tendrían que contárselo al resto de empresas del mercado. ¿No?J.E.: Claro, porque estoy comprometiendo capacidad a diez años. Imagina que la quieres toda. No puedo bloquear a otro. Si la quieres de un año para otro te la vamos a dar, pero si la quieres a diez años porque vas a gastar 500 millones en trenes, tenemos que abrir un plazo para el resto de interesados. No hipotecar tu exclusiva sin que otro tenga la oportunidad.Los corredores Madrid-Barcelona, Madrid-Levante y Madrid-Málaga/Sevilla son los que más viajeros tienen y los de más interés. Empezamos por ahí para que la apertura fuera más ordenada, pero podíamos haberlo hecho en más.Escogieron estos corredores conscientemente.J.E.: Lo cual no quiere decir que no se pueda operar en otras líneas. Es como si vas al cine: esta sesión es numerada y esta no. Lanzamos el proceso. Podíamos haber dicho: vamos a escuchar solicitudes. O podíamos decir: esta es la capacidad que tenemos en estos tres corredores. Hagan sus solicitudes. En moda, vas al sastre a que te haga un traje o vas a una tienda prêt-à-porter, listo para llevar. En Europa todo el mundo hace de sastre: tú pídeme y yo te lo hago. Nosotros optamos por el prêt-à-porter. Esto es lo que hay, pidan según sus necesidades y nosotros lo estructuramos.Cada empresa pidió lo que quería. Por ejemplo, yo quiero poner diez trenes de Madrid a Barcelona.J.E.: Sí. ¿Cuál fue el resultado? Que había tres veces más demanda que capacidad. Y lo que decíamos en las normas era: si la demanda rebasa a la oferta, daremos al que más haya pedido para esos diez años. Aunque muchos lo ven como una concesión, no lo es. Es una forma de priorizar.Todo esto lo montamos en base a unas encuestas previas a las empresas ferroviarias donde nos contaron, de forma muy confidencial, sus planes de negocio. Convencerlas fue la parte más dura. Estaba previsto que la demanda desbordara a la oferta. Estos corredores eran los que salían en las encuestas. Pero no acabamos aquí, esto es solo el punto de partida. Las empresas tienen la obligación de quedarse diez años, lo que no excluye que si en el futuro ampliamos capacidad podamos dar más. Nuestros cuellos de botella son Sants, Atocha y Chamartín. En líneas no estamos limitados. Una vía es como una puerta de embarque: llega un tren, bajan los viajeros, está 40 minutos y se vuelve a ir. Imagina que Barajas tuviera seis puertas de embarque. Sants tiene seis vías para alta velocidad y Atocha quince, pero tiene que atender tres líneas. Los paquetes están dimensionados a esa capacidad. [Adif prevé aumentarla con la construcción de La Sagrera en Barcelona y la nueva estación de Chamartín]Con la llegada de competencia, Renfe tendrá que bajar los precios y perderá margen en cada billete. ¿Hay peligro de que abandone servicios menos rentables porque caigan sus ingresos?J.E.: La experiencia de Trenitalia es que aumentó sus viajeros. Lo que intentamos es ampliar el mercado: no que la misma tarta se reparta entre varios, sino que la tarta sea más grande.Este proceso obliga a Renfe a duplicar la productividad de sus trenes. Una gran partida de sus gastos es el parque, así que si los trenes hacen el doble de kilómetros al día... Esperamos que haya mercado y las tres salgan ganando.En Italia aumentaron los viajeros, la operadora estatal no perdió clientes y encima espabiló. ¿Es ese el objetivo de España? ¿Hay algún objetivo marcado?J.E.: Sí. Nosotros hemos intentado que los viajeros no noten más que ventajas. La liberalización es: aquí tenemos un 65% más de modelos de trajes, ¿quién los quiere? Todos los operadores tienen las mismas reglas y el mismo tratamiento.R.M.: Estaba el objetivo de cubrir ese 65% adicional. Es cierto que la pandemia ha tenido impacto en la movilidad, pero nuestro objetivo es que esa capacidad adicional se ocupe. Ahora los trenes son de 200 metros, pero podrían ser de 400 y llevar el doble de viajeros. Ahí el canon que pagan se divide entre más gente. Las operadoras irán ajustando su operación.¿Y qué pasa si no hay demanda, si no hay viajeros suficientes?J.E.: Roma-Milán se parece muchísimo a Madrid-Barcelona, aunque en medio tiene poblaciones turísticas importantes como son Florencia y Bolonia. Si nos comparamos con lo que llevan ellos (antes de la pandemia), nos queda muchísimo por recorrer. Y estamos convencidos de las ventajas del ferrocarril frente al coche.Además, la distancia es similar pero nosotros hacemos 80 kilómetros más en media hora menos. Esto no es solo bueno para los viajeros sino para los costes, menores cuanto menos tarda el tren. Si ves los horarios de Ouigo, el tren llega a Barcelona, está menos de una hora y vuelve. Todos los paquetes que hemos ofertado tienen la misma lógica: que los trenes no estén parados mucho tiempo. Nos interesa que estén en la línea, que es donde caben, no en las estaciones.Para conseguir estos precios hay que hacer estas cosas. Por eso cuando a SNCF le contamos el modelo le sorprendió mucho, porque no están acostumbrados y no esperaban tener esta productividad en sus trenes. Es como Ryanair, pero más complicado. Aquí enchufas un tren por la mañana y está todo el rato yendo y viniendo. Es lo que necesita su modelo de negocio para reducir precios.El AVE no era tan productivo...J.E.: No. Renfe va a doblar los kilómetros. Daban satisfacción a los viajeros de negocios y lo tenían montado de otra manera, con una parte significativa de los trenes parados varias horas. Con este modelo, propiciamos que los trenes estén poco tiempo en la estación.R.M.: Hay un cambio de enfoque. Cuando hay monopolio, el administrador solo se entiende con un operador y lo que busca es satisfacerle. Con la liberalización, tenemos que organizar. Quisimos ser tractores, porque sino cualquiera que viniera con su plan de negocio no iba a saber si tenía cabida o no. Nosotros tenemos quince vías y tenemos que sacarles rendimiento. ¿Qué hemos hecho? Organizar el tráfico para que haya más espacio. Y esto trae lo que ya trajo la alta velocidad: la demanda inducida. Donde teóricamente no hay un mercado, lo creas.A la gente le preocupa que las mejoras se queden en pocos corredores. En las concesiones de autobuses están las hijuelas: te doy Madrid-Salamanca que es muy rentable, pero también me haces Salamanca-Peñaranda de Bracamonte. ¿Es posible eso en el tren?R.M.: Al no ser un régimen de concesiones, no puedes hacer esa imposición. Hemos incentivado que fueran al máximo de líneas posibles. Podíamos haber dicho que en el paquete también iba Ferrol-Oviedo, pero en las encuestas ya habíamos visto que no había interés previo por operarlo. J.E.: En 2014 hubo un intento de liberalización de la alta velocidad entre Madrid y Levante. Fue un fracaso, nadie se presentó porque solo iba al Levante. En las solicitudes de capacidad de esta vez nadie estaba obligado a pedir todos los corredores, pero si venía otro que pedía los tres y había mucha demanda se los iba a llevar él. Eso ha obligado a las empresas a pedir las tres líneas, algo que no era evidente al principio.Una cuestión criticada es por qué nos hemos gastado tanto dinero en construir vías de alta velocidad para que ahora sean empresas extranjeras las que saquen rendimiento. ¿Cómo explican esto a la gente?J.E.: Esto es normativa europea. Y estamos en un sistema europeo donde gran parte de las infraestructuras se han realizado con fondos europeos. Estamos en Europa para bien y para mal.R.M.: A mí eso me suena a proteccionismo franquista. Los aeropuertos españoles los usan todas las aerolíneas. Renfe está pujando en Texas para ser prestatario allí y opera entre la Meca y Medina. Si el mundo se abre a la competencia y hemos aceptado el sistema de libre mercado, está claro. La competencia mejora los servicios, sea la empresa francesa, germana o marroquí.Adif es deficitaria. ¿Con la liberalización podrá empatar gastos e ingresos gracias a los cánones que ingrese?R.M.: Vamos a ganar más dinero. El objetivo es que la cuenta de explotación sea equilibrada. Cuadrar los 20.000 millones de deuda con lo que nos cuesta construir las líneas es más difícil.Dicen que esto es solo el principio. ¿Qué queda por liberalizar?J.E.: Los servicios OSP, obligación de servicio público, que vendrán en 2023. El Estado tendrá que decir: ¿quién quiere hacer el Ferrol-Oviedo? Habrá un concurso para llevarse la línea y tendrá su subvención. Ahí está por definir el modelo. R.M.: También las Cercanías, aunque debido a una cláusula en la directiva el grueso no se liberalizará hasta 2027, como pronto.¿Van a copiar este modelo de liberalización en Europa?J.E.: Mucha gente ha preguntado. Lo estuvimos explicando en la Comisión Europea y el resto de administradores están muy sorprendidos, porque hasta ahora nunca se había planteado de esta manera. Es muy novedoso. En Italia no ocurrió así, NTV fue pidiendo, le dieron una estación que no estaba en el centro, reclamó y le ha costado mucho tener los mismos servicios que Trenitalia. Aquí ha sido al revés. Es algo que en Europa no está en ningún sitio. En Italia hay dos operadores, en Austria dos, en Suecia dos... Nadie ha llegado a tres operadores en la misma relación.A ver dónde estamos en cinco años.R.M.: Ha sido un proceso suave, con la CNMC apoyando, la Comisión, el Ministerio, Renfe sin decir "qué narices hace Adif"... Esa suavidad en el aterrizaje nos hace pensar que estamos en la buena senda. Y al final nace porque la necesidad agudiza el ingenio. De no haberlo hecho así, Pepe [José Estrada] hubiera tenido que lidiar con un escenario que no estuviese bien pensado y organizado. Y hubiera sido un caos.
eldiario.es
La gestión de los centros de menores tutelados: entre las raíces religiosas, el asistencialismo y el negocio
Los centros para menores en situación de desprotección son residencias para niños, niñas y adolescentes que compensan la carencia de un número suficiente de familias dispuestas a darles un hogar de acogida temporal a estos menores. Pueden ser un lugar de recepción, de atención temprana y urgente, pero no deben cronificarse en la vida del menor. Así lo indica la ley y así lo reclaman las organizaciones defensoras de los derechos de la infancia. Por falta de inversión, comunicación o apuesta decidida para incentivar el acogimiento familiar, el modelo de los centros se ha impuesto cuantitativamente, pese a ser más costoso y perjudicial para el desarrollo de la infancia. El quid de la cuestión está en que da menos "dolor de cabeza" a la administración que el modelo familiar, como señala el experto en protección a la infancia Jesús Palacios.En el año 2019 (último con datos a nivel estatal), se realizaron 21.187 ingresos en centros de menores. El motivo principal (el 55%) es la asunción de una tutela ex lege (por una orden legal) de la administración. Pero puede deberse también a que el juzgado imponga una guarda provisional (20%), que los padres soliciten una guardia voluntaria (5%) o un 20% de "otras causas" que es como las Comunidades Autónomas indican al Ministerio de Derechos Sociales motivos dispares, como las medidas cautelares o la modificación de una medida para pasar a otro tipo de centro. De igual manera, también se desconoce el detalle de las causas de un considerable 54% de registros de bajas en los centros de menores que no se corresponde con la reintegración del menor a su familia, la mayoría de edad o el paso al acogimiento familiar. Según indica el Ministerio, se cuantifican ahí a jóvenes que tras alcanzar la mayoría de edad continúan siendo asistidos en su proceso de emancipación, pero también refleja situaciones de abandono voluntario, traslado, repatriación, fallecimiento del menor, etcétera.En los últimos años se ha incrementado el número de centros. En 2019 se sumaron 124 residencias más, hasta alcanzar las 1.228 en toda España; la mayoría de ellas gestionadas por entidades colaboradoras (922, el 80%) y el 20% restante (224), de titularidad pública. Es decir, es un sector muy subcontratado, con mucho peso de agentes privados, aunque sea sin ánimo de lucro. En total, se gestionan en España 18.145 plazas. La mayoría son centros ordinarios pero también hay 1.076 plazas para menores de edad con problemas de conducta.¿Quién se encarga de la gestión de estos centros? Un amplio conjunto de entidades en formato de oenegés, asociaciones, fundaciones, congregaciones religiosas y también empresas. Algunas son proyectos de ámbito local pero otras son organizaciones de tamaño medio presentes en diferentes Comunidades Autónomas y, en algunos casos, organizaciones internacionales, como Cruz Roja o Aldeas Infantiles SOS.La presencia de las entidades religiosas en el sistema de protección del menor está enraizada en los años setenta, "porque venimos de donde venimos", recuerda Miguel Ángel Segura, presidente de la APIME, Asociación Profesional de Instituciones de Menores. Antiguamente, las Juntas Provinciales de Protección de Menores depositaban en las congregaciones el cuidado de los niños y niñas desamparados, quienes se hacían cargo de ellos con sus propios recursos y con los que llegaban por la vía pública mediante un impuesto del ocio, que llamaban el ‘impuesto del juego’. Las órdenes de los Terciarios Franciscanos Capuchinos y las Hermanas Terciarias fueron esenciales en este sistema porque habían asumido los centros de reforma. La presencia de estas dos congregaciones religiosas la seguimos constatando hoy en centros de Galicia, Madrid y Andalucía."Con la Transició empiezan las inquietudes sociales, se crean cooperativas y se da forma a un sistema que se asienta en los años noventa", explica Segura. "Hay tres tipos de entidades gestoras. Unas son de origen religioso, con su enfoque más asistencial, evangelizador en un sentido de redención, y apoyado en mucho voluntariado. Otras que, habiendo partido de una entidad religiosa, evolucionan, entienden que los menores tienen que estar en manos de profesionales cualificados y ellos mismos se forman en la universidad o contratan personal externo, conservan su punto de origen altruista, aunque arrastran cierto asistencialismo, pero se adaptan a las reglas del juego tanto de la calidad de atención como de la relación con la administración. También en este grupo están las entidades laicas, ajenas a la Iglesia católica pero que comparten estos criterios. Y por último aparecen las empresas contratistas. Tienen una visión de mercado y dentro del mercado hay ya un mercado social, porque ha llegado la inversión pública en infancia".El momento actual es importante porque el sistema está cambiando. Aunque el peso está en el sistema de licitaciones, a la mejor oferta, —y con dos patronales de este sector defendiendo los intereses de empresas que se mueven en este sistema— se camina hacia el sistema de concierto, con la Comunidad Valenciana a la cabeza de este modelo. La diferencia entre el concierto y el contrato, es que el primero se negocia entre ambas partes previamente a firmarlo. "En la óptica del concierto, no se participa en una concurrencia competitiva sino que se trabaja en una planificación global, las entidades conocen bien el servicio y lo pueden dialogar, aunque la última palabra la tiene la administración", recalca Segura, cuya asociación, APIME, así como la Asociación Patronal de Entidades de Familia y Menores (AEFYME) de la que forma parte, defiende esta nueva visión.En la Comunidad Valenciana los conciertos, que fueron negociados con el PP, comenzaron en 2002 y fueron cuatrienales. El Gobierno de este mismo partido los erradicó y a partir de 2013 se pasó al sistema de contratos. En 2019, con el Gobierno de Compromís y Unides Podem, se ha regresado al modelo de concierto. Dos comunidades autónomas tienen modelos que se aproximan al concierto, que son Catalunya y Euskadi, aunque en esta última las competencias son de las diputaciones forales. Baleares está también en la misma senda. "También hay modelos híbridos, como en Asturias, donde hay un convenio marco. En Castilla y León hay un convenio marco más light, menos estructurado. Y la Comunidad de Madrid tiene un marco convenial por el que simplemente quiere saber la capacidad de plazas de cada entidad y acorde a eso les paga, pero no podemos denominar concierto porque no se está discutiendo nada. Si estamos hablando de algo parecido a plazas hoteleras, entonces no es un concierto de plazas hoteleras", explica SeguraSe trata de diferentes congregaciones dentro de la Iglesia Católica. AFAS (Asociación Franciscana de Apoyo Social), perteneciente a la orden religiosa franciscana de los hermanos capuchinos que poseen un convento en El Pardo, actúa en Madrid con una residencia en la que colaboran los frailes. La congregación Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl gestiona un total de 55 plazas en Madrid y también está presente en Castilla y León, Galicia, Andalucía, Catalunya y Murcia. En Galicia está presente con residencias en Vigo, Sada y Carballo. Las mencionadas Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia Provincia de Nazaret, con una trayectoria largamente unida a la protección de la infancia, tienen la concesión de otras dos residencias en Madrid, con 24 plazas en total. Mientras que los Hermanos Terciarios Capuchinos tienen una en Arteixo (Galicia). La congregación de Hermanas Trinitarias también gestiona residencias y pisos, en Vigo (donde los menores están en dos residencias, segregados por género), Mallorca (con 40 plazas y cinco pisos), Granada y Sevilla. Dan el mismo tipo de servicio en Uruguay, Argentina y México. Los Salesianos de la Fundación Don Bosco gestionan seis centros en tres provincias andaluzas. Las Hermanas Obreras de Jesús, mediante su Pía Unión, tienen varias residencias en Galicia y en León. Así como la Congregación de los Ángeles Custodios (en Cantabria), Galicia es la Comunidad Autónoma donde tienen más presencia, allí operan Las Hijas del Divino Celo, que pertenecen a la comunidad Rogacionistas, las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado, las Religiosas de María Inmaculada, las Mercedarias de la Caridad y las Esclavas de la Inmaculada Niña. La Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor y las Carmelitas de la Caridad están presentes tanto en Galicia como en León.Se trata de entidades sin ánimo de lucro. Una de las más implantadas es Nuevo Futuro, una red de asociaciones provinciales federadas que consigue contratos muy potentes en licitaciones de diferentes comunidades autónomas, como Madrid (el lugar donde gestiona más plazas, 123 en 2019), Andalucía, Castilla y León, Murcia, Alicante, Cantabria, Guipúzcoa y Navarra. Fue creada en el tardofranquismo y tiene más de 100 centros en España de todo tipo, no solo para menores tutelados, también para infractores, mujeres con hijos u hogares de emancipación. Está expandida en Portugal, Santo Tomé y Príncipe, Columbia y Perú. Además de la financiación pública por las plazas para menores tutelados, recibe donaciones particulares, de las obras sociales de los bancos y mediante la celebración de sus célebres rastrillos. El personal de plantilla en sus hogares está complementado con voluntarios. En 2019, 623 menores del sistema de acogida pasaron por sus centros y hogares.La Asociación Centro Trama, como otras entidades de este sector, expande su negocio no solo a los centros para menores tutelados sino a otras instalaciones de asistencia social como los puntos de encuentro familiar, la mediación familiar y para jóvenes infractores, violencia de género, educadores de calle, intervención psicosocial, ayuda a jóvenes emancipados y un largo etcétera. Tiene dos centros de acogida: uno en Madrid y otro en la Comunitat Valenciana, y un piso tutelado. En mayo de 2020, Madrid concedió a Trama la gestión de un centro de acogida de urgencia para diez menores de familias afectadas por el coronavirus.Paideia es una asociación creada en 1986 que, a diferencia de las anteriores, se mantiene únicamente dentro del campo de trabajo de la integración de los menores en dificultad social, y ostenta la gestión de un buen número de hogares en diferentes provincias de Castilla-La Mancha.Hay oenegés que actúan únicamente en un territorio, como hace la Asociación Mundo Nuevo en Canarias y otras como Cruz Roja que están en Andalucía, Melilla y Canarias con pisos pequeños. La ONG de atención directa a la infancia Aldeas Infantiles SOS, la filial española de una organización internacional, concurre también en los concursos de licitación, y está presente con centros en Galicia, Andalucía, Madrid y Aragón.Como señalan las fuentes consultadas, tanto el mundo de la empresa como el religioso han recurrido a la figura de la fundación para participar del negocio de los centros de menores. La Fundación Cruz de los Ángeles fue fundada por Ángel García Rodríguez, conocido como el padre Ángel, en Asturias en 1962, quien posteriormente creó Mensajeros de la Paz. Ahora ambas son entidades independientes, pero las dos se dedican también a la gestión de centros de menores y, aunque son entidades laicas, sí tienen un origen vinculado en cierta forma a la Iglesia. Fundación Cruz de los Ángeles, encabezada por el expresidente de la Confederación Asturiana de la Construcción, Serafín Abilio Martínez, tiene 12 hogares en Cantabria, otro en Palencia y participa en una UTE con la Fundación Hogar de San José y la mencionada Asociación Centro Trama para un centro solo de menores extranjeros no acompañados en Asturias, una segregación que desaconsejan los expertos; Mensajeros de la Paz tiene centros en Andalucía y Castilla y León.La Fundación Obreros de María es una fundación cultural privada pero su origen es también religioso, y opera en Granada. Así como la Fundación JuanSoñador, que pertenece a los Salesianos y que tiene un centro en León, o la Fundación Mornese, tras la que se encuentran las salesianas María Auxiliadora y tiene cuatro centros en Andalucía.Otro tipo de fundaciones, como la Fundación Salud y Comunidad, que opera en el sistema de concierto valenciano o la Fundación para la Atención Integral del Menor, que gestiona centros en Aragón, sí se dedican de manera exclusiva a la intervención de la infancia y la familia. La Fundación de más tamaño y que trabaja con mayor implantación en todo el territorio es Diagrama, con hogares y servicios de primera acogida específicos para menores extranjeros no acompañados en Murcia, Canarias, Baleares, Catalunya, Comunitat Valenciana, uno en Cantabria que acaba de cerrar, Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Asturias. También tiene residencias para tutelados en la Comunitat Valenciana, Canarias, La Rioja, Baleares y Murcia. En 2019, la Fundación Raíces denunció las "penosas" condiciones en las que vivían en un piso de menores tutelados en Madrid, gestionado por Diagrama. Esta entidad gestiona también el centro de Casa de Campo, en Madrid, abierto ante la saturación de otros, como el de Hortaleza.Todavía hay una "óptica de mercado", señala Miguel Ángel Segura. "El cliente es la administración y, en un esquema de mercado, el cliente siempre tiene la razón por lo que las empresas se ponen en la disposición de servir al cliente de la mejor manera que pueda para que me compre su producto y hacer ofertas que resulten más ventajosas", desarrolla, sobre el modelo de licitación. La administración tiene un presupuesto, que es muy variable según la Comunidad Autónoma, para la protección a la infancia tutelada y las empresas ajustarán sus costes. Por eso es imposible saber cuál es el coste de una plaza en un centro de menores, de manera general. Habrá quien recorte en gastos laborales, quien tenga otras fuentes de negocio en otros sectores o quien supla con voluntariado y otras vías de subvención lo que no puede colmar con el precio ofertado.Grupo Norte es una empresa con contratos de licitación de servicios de limpieza de edificios públicos, que explota también el 012 de Castilla y León, la puesta a disposición de trabajadores temporales para la empresa estatal Equipos Nucleares SA, o la revisión de las viviendas públicas en Asturias, y que entra al sector asistencial consiguiendo contratos de inserción sociolaboral para personas en riesgo de exclusión o la intervención psicosocial en entornos de violencia de género. Ahora, también, con centros de menores.También se ha visto cómo el Grupo El Castillo, dedicado al negocio de las residencias para la tercera edad, ha entrado en el sector de la infancia con su Fundación Arcos del Castillo (ahora denominada Antonio Moreno), con tres centros en la Región de Murcia.Probablemente el centro de menores tutelados más controvertido de España es la Purísima en Melilla, donde, por las características fronterizas de la Ciudad Autónoma, solo hay menores extranjeros no acompañados. La gestión la tiene la empresa Arquisocial, presente en 24 provincias con proyectos sociales de todo tipo, desde la tercera edad hasta entornos de adicciones y exclusión social.La radiografía la completan muchas otras entidades, en un panorama muy atomizado y diverso, como se ha visto, donde las 17 Comunidades Autónomas no solo imponen criterios y presupuestos muy diferentes, con variaciones en el coste de la plaza que pueden oscilar de los 50 a los 120 euros por niño y día, sino también diferencias en cuanto a la transparencia del sistema.
eldiario.es
España intenta cortar las redes de la pesca furtiva disfrazada de pasatiempo que diezma especies marinas
Una apacible jornada de diversión en alta mar es, en realidad, una partida pesquera a la búsqueda de beneficios. España tiene un cada vez mayor problema ecológico de pesca furtiva en sus mares que pone en riesgo especies muy codiciadas por su rendimiento económico. Y la creciente pesca recreativa actúa de camuflaje para esta pesca ilegal. Así lo reconoce el Ministerio de Agricultura y Pesca en un proyecto de decreto que admite que "se ha constatado la necesidad de desarrollar mejores mecanismos de control para evitar que la pesca recreativa sea utilizada para, en realidad, realizar una actividad comercial encubierta".Sin el posible control aplicable a la pesca profesional, "hay problemas gravísimos de furtivismo en muchas zonas. Obviamente no son pescadores recreativos, sino que usan licencia recreativa para enmascarar su actividad", explica Raúl García, coordinador de pesquerías en WWF. "Se trata de pesca ilegal con mayúsculas, como si fuera comercial a gran escala y, además, basta con que un pequeño porcentaje del sector de ocio no se dedique al autoconsumo como debe para hacer muchísimo daño".La cuestión es que, desde la costa o saliendo a navegar, con cañas o con varillas subacuáticas, muchas especies y ejemplares son capturados ilegalmente para luego ser vendidos en un circuito black. Algunas con especial interés económico como los besugos, los atunes, las lubinas o los meros. La norma que prepara el Ejecutivo insiste en que "conviene establecer claramente que los buques y personas dedicadas a la pesca recreativa en ningún caso pueden estar equipados, llevar instalados a bordo, utilizar o tener artes, aparejos, útiles o instrumentos propios de la pesca profesional".El problema ecológico tiene, también, una dimensión comercial: los pescadores artesanales se quejan de que se les ha creado una "competencia desleal" ya que la licencia y normativa de ocio es mucho menos exigente. Precisamente cofradías de Huelva, Cádiz o Canarias han protestado y pedido en estos últimos meses una revisión de la norma que ahora llega.El objetivo de los furtivos son especies que luego puedan colocar en un mercado que demanda sin freno: el atún rojo, el blanco, el patudo, la merluza o el pez vela ya eran trofeos muy codiciados, por lo que constituían un listado de "protección diferenciada" desde 2011, pero el incremento de las capturas ha colocado en ese estatus también al mero, el besugo o la lubina. "Un submarinista ilegal puede sacarte 20 o 25 meros, que son varios miles de euros por marea", explica García.Agricultura y Pesca admite que hace falta mucho más control. El articulado establece que todo lo que se pesque por ocio tiene que desembarcarse para poder inspeccionarse. Hasta ahora, "sí ha habido una especie de cuotas, pero no un control en los puertos. Lo que se pesca como pasatiempo no pasa por una lonja, no hay registro. Y ahí viene parte del problema, porque no declaras ante nadie al ser, en teoría, para autoconsumo", cuenta Pep Arcos, coordinador de la campaña marina de SEO-Birdlife. Es decir, uno podía salir a la mar con la caña o el fusil submarino y regresar a casa sin dar muchas explicaciones de lo que se había sacado del agua. "Eso ha favorecido el furtivismo", remata Arcos.Cuando esta normativa entre en vigor, los pescadores recreativos tendrán la obligación de cortar "el lóbulo inferior de la aleta caudal" de todas sus presas. La idea es que, si luego apareciera ese pez en el circuito comercial, esa cola seccionada sería el aviso de que proviene de la pesca ilegal. "Y en el sector, mostrar la pieza antes de cocinarla es símbolo de calidad y frescura, con lo que puede ser una medida efectiva", reflexiona Eneko Aierbe, de Ecologistas en Acción.  Además, el Gobierno se ha puesto deberes: el decreto establece que el Ministerio podrá dictar el volumen máximo de capturas diarias permitidas por cada modalidad de licencia y marcar las zonas donde se puede pescar con esa modalidadMientas tanto, el máximo general está en los cinco kilos por persona y día, tengas las licencias que tengas. En el caso de las especies con más protección, como son los atunes y el pez vela, los máximos son por piezas. "La verdad es que lo de los cinco kilos es algo hecho un poco a bulto", matiza Raúl García.Más allá del furtivismo, la pesca recreativa en el mar vive un boom: "Ha experimentado un considerable aumento, en gran parte ligado al desarrollo del sector turístico", describe el Ministerio. Esta pesca, en principio a pequeña escala, al multiplicarse, se está convirtiendo en un impacto agregado casi desconocido sobre las especies marinas españolas."Es una actividad poco regulada que puede tener impacto considerable en algunas especies como, por ejemplo, las típicas de la pesca submarina", afirma Pep Arcos. "Para algunas variedades este problema es gordísimo", insiste Aierbe. "Son tantas capturas que no pasan por una lonja que no se sabe cuál es el nivel de afectación". El mismo Gobierno viene a coincidir con estos análisis y admite que se desconoce cuánto se mata realmente. De hecho, inlcuye normas de cuantificación para que "se pueda estimar cuál es la mortalidad debida a la pesca recreativa"."Si no sabes lo que se pesca en el sector recreativo no tienes idea real de cómo están las especies", sentencia Raúl García. El Instituto Catalán de Investigación de la Gobernanza del Mar calculó el año pasado que, en 2019, la pesca deportiva capturó 1.360 toneladas de pescado en el litoral de Catalunya (un 5% del volumen de la pesca comercial). También estimó que un 10% de los pescadores de ocio, "altamente voraces", acapararon cerca del 50% de las capturas totales del sector. En Balares, la organización Oceana ha calculado que la práctica deportiva llegaba al 25% de todo lo que se pesca en el archipiélago. En algunos puntos más localizados, las extracciones del sector deportivo son tan cuantiosas o mayores que la comercial. Y como muchas de las especies objetivo son las mismas para los profesionales y los aficionados, los impactos se acumulan según las conclusiones del análisis llevado a cabo por el proyecto LIFE-Indemares sobre 10 Lugares de Interés Comunitario. Pero aún faltan datos de calidad.Ahora, los pescadores deberán dar cuenta de todas las capturas de alguna de las especies permitidas y si son de las de protección especial "cumplimentar una declaración de captura o de captura y suelta". Todo lo que pesquen fuera de esos listados deberá volver de inmediato al mar. Eneko Aierbe comenta que era el momento de tener "una regulación actualizada ya que la que había se había quedado anticuada: hay muchas más licencias y nuevas tecnologías". El borrador de decreto concede que "este tipo de actividades, tanto por su propia naturaleza como por la incidencia en los recursos pesqueros, exigen un régimen de control específico y unas limitaciones específicas". "Está bien que se endurezcan las normas, pero si no hay quien las haga cumplir estaremos en las mismas", advierte Aierbe. Aviso para navegantes y pescadores.
eldiario.es
Las prioridades internacionales de la oposición: 200 iniciativas sobre Venezuela, ocho de la guerra en Siria y solo una de la represión en Colombia
Venezuela ha copado la actividad del Congreso de los Diputados en materia internacional en lo que va de legislatura. La obsesión de las tres derechas –PP, Vox y Ciudadanos– por tratar de vincular al Gobierno, al que tildan de "socialcomunista", con el Ejecutivo venezolano de Nicolás Maduro por la coalición del PSOE con Unidas Podemos –partido al que intentan relacionar con el chavismo–, para restarle legitimidad democrática, ha dejado en un segundo plano las propuestas, los debates y las preguntas al Ejecutivo sobre conflictos bélicos como el sirio, el yemení o el libio. De las iniciativas sobre política internacional registradas tanto en Pleno como en comisión desde que se constituyó el Congreso, en diciembre de 2019, las referidas a Venezuela ascienden a más de 200. La diferencia es abismal si se compara con las apenas ocho iniciativas presentadas sobre la guerra en Siria o la decena sobre Yemen, Libia y Palestina. Y en el buscador de propuestas de la Cámara Baja tan solo consta una iniciativa –registrada por Más País– sobre la represión de las últimas semanas en Colombia, donde el Gobierno del derechista Iván Duque –tildado de "amigo" y "aliado por el líder del Partido Popular, Pablo Casado– ha respondido a las protestas contra sus políticas disparando contra la población, lo que ha generado el rechazo de organismos internacionales como la ONU. El 27 de enero de 2020, cuando apenas habían transcurrido dos semanas desde que los distintos ministros del Gobierno de coalición tomaron posesión de sus cargos, el PP de Casado y Ciudadanos registraron una solicitud de comisión de investigación "sobre el estricto cumplimiento de las sanciones adoptadas por la Unión Europea en relación con la crisis en Venezuela". La iniciativa se justificó entonces por el encuentro mantenido por la canciller venezolana, Delcy Rodríguez –sobre la que pesan sanciones europeas–, y el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, en el aeropuerto de Madrid, apenas tres días antes, durante una escala de la responsable de Exteriores del Gobierno de Maduro en un viaje que tenía como destino final Turquía. La solicitud fue en cambio rechazada por el 'no' de los partidos del Ejecutivo y sus aliados de investidura.Vox, que también registró en el Congreso numerosas preguntas sobre esa reunión, llegó a denunciar a Ábalos ante los tribunales, pero el Supremo archivó en noviembre la causa al entender que el ministro no prevaricó al verse con Rodríguez, pese a la vulneración de la prohibición del Consejo de la UE de permitir la entrada de la canciller venezolana en el territorio de la Unión.Desde entonces se han registrado decenas de iniciativas por parte de PP, Vox y Ciudadanos para intentar que la izquierda se posicionara en contra del Gobierno del país caribeño, apoyara abiertamente a la oposición o reconociera a Juan Guaidó como presidente legítimo, a pesar de que Pedro Sánchez fue uno de los primeros jefes de Ejecutivo del mundo que le reconoció como presidente "interino". En el registro del Congreso constan proposiciones no de ley tanto en comisión como en Pleno al respecto, así como solicitudes de informes acerca de la política humanitaria española en Venezuela, peticiones de comparecencias de ministros y secretarios de Estado o preguntas en comisión y en pleno tanto escritas como orales. Venezuela es, de hecho, la principal arma del PP en materia internacional para cargar contra el Gobierno de Pedro Sánchez. Durante la reciente campaña electoral madrileña, Casado volvió a compararse con la oposición venezolana, algunos de cuyos dirigentes están encarcelados. Aprovechando un acto junto al líder opositor venezolano Leopoldo López, exiliado en España y protegido durante meses en la embajada española en Caracas –durante el mandato de Sánchez–, Casado dijo que desde el Gobierno "se habla de expropiar viviendas, de fijar precios de alquileres con viviendas privadas, de expropiar medios de comunicación, expropiar empresas y hacer una especie de plan quinquenal sobre el modelo productivo y se habla de impuestos confiscatorios”. En su opinión, el "populismo" suele empezar "corrompiendo normas no escritas de la democracia" como a su juicio ocurre en España con el intento de "acabar con las mayorías constitucionales o del Consejo de Europa en la elección de los jueces". "Sólo desde las ideas liberales podremos salir de los momentos oscuros en los que este virus, el de la pandemia, y este virus, el del populismo, ataca a nuestro Estado de derecho, nuestras sociedades libres", dijo. Este tipo de discursos han sido una constante en los últimos dos años. Casado nunca ha escatimado en descalificaciones contra el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos, al que ha llamado "social comunista", "populista", "bolivariano", "dictatorial" y hasta "filoetarra", por sus supuestos vínculos con Maduro. "El objetivo del PP es defender la libertad como el bien más preciado que tiene el ser humano y por el que bien merece arriesgar la vida. Eso es lo que han hecho los valientes opositores cubanos y venezolanos, eso es lo que haremos la oposición en España, y estoy seguro que eso es lo que harán la inmensa mayoría de españoles cuando tengan la oportunidad de elegir", llegó a proclamar el líder de los populares en diciembre.Para el PP no parecen en cambio ser tan importantes los posicionamientos del Gobierno ante otros conflictos internacionales como las guerras en Oriente Próximo. A diferencia de Ciudadanos y Vox, que sí han presentado alguna pregunta al respecto, los populares no se ha interesado en ninguna de sus iniciativas registradas desde el inicio de la legislatura sobre la guerra en Siria, que se prolonga desde 2012. De las ocho iniciativas sobre ese país que constan en el registro del Congreso, seis son sobre la situación de los exiliados y ninguna de ellas ha sido presentada por el PP –los autores son EH Bildu, el Grupo Plural, Ciudadanos y Vox–.En cuanto a Yemen, las preguntas y solicitudes de información al Gobierno registradas desde enero de 2020 se centran principalmente en tratar de conocer el armamento militar vendido por España a Arabia Saudí, el país atacante. Precisamente esta semana elDiario.es reveló en exclusiva que el Gobierno ocultó al Congreso y a la ONU la exportación de más de un centenar de morteros al Ejecutivo saudí en 2018. Ninguna fue presentada por el PP –los autores son partidos de izquierda–, al igual que tampoco registró ninguna iniciativa sobre la guerra en Libia o sobre el conflicto palestino israelí, reavivado en la última semana. En cuanto a Colombia, país en el que ha estallado la violencia callejera en las últimas semanas por la durísima represión ejercida por el Gobierno contra los manifestantes que protestan contra sus políticas, tras un año de Duque en el Ejecutivo, el PP tan solo se interesó, a través de una proposición no de ley "sobre medidas de apoyo y reconocimiento a la solidaridad de las instituciones y el pueblo de Colombia con los exiliados venezolanos". De nuevo, Venezuela. Sobre la represión de las últimas semanas en el registro del Congreso tan solo consta una pregunta con respuesta escrita al Gobierno "acerca de frenar las autorizaciones de exportación de armamento a Colombia hasta que el gobierno colombiano deje de vulnerar los derechos humanos ante las protestas masivas y legítimas en el país". Frente a las decenas de iniciativas y alusiones públicas a Venezuela, el PP ha decidido obviar el conflicto colombiano por la relación estrecha entre Casado y el presidente Duque, así como con el principal valedor del mismo, el expresidente colombiano y amigo personal del expresidente español José María Aznar –padrino político del actual presidente de los populares–, Álvaro Uribe. En plena investigación sobre las irregularidades de su máster, que fueron finalmente archivadas, el líder del PP viajó en agosto de 2018 a la toma de posesión de Duque. Entonces, tuiteó lo siguiente, volviendo a hacer alusión a Venezuela, su gran obsesión: "Nada más llegar a Bogotá me he reunido con el nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, un amigo y aliado de España, defensor de la libertad y la democracia frente al totalitarismo de Maduro, que ha provocado la huida de un millón de refugiados venezolanos a territorio colombiano".
eldiario.es
"Te voy a dar donde más te duele": qué es la violencia vicaria y cómo la usan los agresores machistas para redoblar el daño
"No las vas a volver a ver". Es la advertencia que Tomás Gimeno le hizo a su exmujer el martes 27 de abril, el mismo día que desapareció en Tenerife con sus dos hijas, de uno y seis años. Debía devolvérselas a la madre esa noche, pero cumplió su amenaza y desde entonces, se busca a las niñas y su padre sin que se haya dado con su paradero. El caso ha coincidido en el tiempo con la emisión en Telecinco de la serie documental en la que Rocío Carrasco denuncia haber sufrido maltrato por parte de su exmarido, Antonio David Flores, durante más de dos décadas. Y ambos asuntos han puesto sobre la mesa un tipo de violencia machista habitualmente desconocido, pero no poco común: la violencia vicaria, la que se ejerce a través de los hijos con el objetivo de dañar hasta el extremo a la mujer. Los agresores la utilizan de diferentes formas, explican las expertas consultadas. El abanico de acciones que la engloban es amplio e incluye manipular a los niños, vejar e insultar a la madre o a su familia delante de ellos, no cumplir con las visitas o descuidarles. "Te los voy a quitar. Voy a hacer que te odien", aseguró Carrasco que le dijo su exmarido sobre sus hijos tras el divorcio. Ejercer violencia física contra ellos o incluso asesinarles es el escalón más extremo, su expresión más brutal, como ocurrió con el caso de José Bretón, que supuso un antes y un después. También con otros 38 menores desde 2013, cuyos padres acabaron con su vida en contextos de violencia de género. Fue el caso de las hijas de Itziar Prats, asesinadas en Castellón en 2018 o la hija de Ángela González Carreño, que llevó su caso hasta la ONU y logró una condena a España por no protegerla del agresor. "Te voy a dar donde más te duele", amenazaron muchos de ellos.Con el objetivo de visibilizar este tipo de violencia y señalar cuando la justicia "la respalda" con sus decisiones, el Consejo nacional de mujeres resilientes de la violencia de género ha convocado concentraciones este lunes en diferentes puntos de España. "Aparece fundamentalmente tras el divorcio o la denuncia, y el objetivo último es seguir maltratando a la mujer a través de quienes, una vez separada la pareja, tienen acceso, que son los hijos, y a través de los cuales saben que causarán un daño irreversible a las madres, porque toda la historia de maltrato les demostró que ella aguantaba por los niños", describe Sonia Vaccaro, psicóloga clínica que acuñó el término de violencia vicaria en 2012. En sentido estricto, vicario se asocia a personas que realizan una función en sustitución de otra: "Solo la amenaza de 'te los quitaré' habla de que son objetos e instrumentos para los agresores, y están dispuestos a usarlos para dañarla", agrega la experta. "Suele darse de dos maneras: o bien usándoles de hilo conductor o ejerciéndola directamente sobre ellos con abusos o maltrato. El primer caso es más difícil de identificar, no van a venir con un moratón, pero quizá sí con un insulto hacia su madre", explica Lara Esteve, jueza especializada en violencia de género en el juzgado de instrucción nº 4 de Lliria (Valencia). Los regímenes de visitas tras la separación, que es precisamente la vía que utilizan la mayor parte de las víctimas para salir de las relaciones de maltrato, suelen ser el espacio en el que se despliega esta violencia vicaria, y eso "lleva al objetivo del control y dominación de la mujer, porque está sometida al comportamiento del agresor en el momento en que no están con él", añade la magistrada, socia de la Asociación de Mujeres Juezas de España (AMJE). Hasta entonces, ellos han podido ejercer violencia directamente contra las víctimas, pero al separarse "tiene que cambiar de dirección".A pesar de que la diana sean las mujeres, coinciden las expertas, los menores "sufren un daño irreversible" porque son utilizados "por su fragilidad, vulnerabilidad, dependencia emocional y edad", añade Esteve. Pablo Nieva, psicólogo especializado en atención a hijos e hijas de víctimas de violencia de género explica que "más allá del origen de la violencia, el hecho de que una figura de apego esté ejerciendo violencia es devastador y genera un trauma en el desarrollo y alteraciones psíquicas muy importantes". Pero, además, explicaba la abogada penalista Carla Vall en esta entrevista, "están es es una escuela de aprendizaje de la violencia, están absorbiendo un patrón de conducta, de modo que el factor de protección que debería ser el progenitor no solo no existe, sino que al estar normalizando la violencia, se vuelve factor de riesgo".En algunos casos incluso hay denuncias de por medio. Fue el caso de las hijas de Itziar Prats –"vete despidiéndote de ellas", le llegó a decir su exmarido– y el hijo de Laura Hernández, asesinados con solo unos meses de diferencia. Ambas habían pedido protección a la justicia, pero nadie escuchó ni valoró a los menores; en el caso de Laura, incluso contaba con una orden de alejamiento del maltratador, y había quebrantado una anterior, pero aún así seguía manteniendo visitas con el niño sin que hubiera una evaluación de la situación. Su suspensión se decreta en contadísimas ocasiones: según datos del Consejo General del Poder Judicial, en 2020 solo en el 3,01% de los casos se cancelaron los regímenes de visitas como medida cautelar. Y eso a pesar de que la ley reconoce desde 2015 que los hijos son víctimas directas de la violencia que sufren sus madres. Aún así el Estado tardó cuatro años en incorporar a los protocolos policiales de valoración del riesgo a los menores y hubo que esperar al Pacto de Estado contra la Violencia Machista para que a las madres como Itziar o Laura se les considere víctimas de violencia de género. "Igual en estos últimos 15 años ha habido un ligerísimo avance, pero una inmensa mayoría de los casos que atendemos y se ha puesto medidas penales sobre el padre, se mantiene un régimen de visitas normal, de padres divorciados", estima el psicólogo especializado en atención a hijos de víctimas de violencia de género, Pablo Nieva. Hasta hace tres años incluso la ley exigía a las madres contar con la autorización del padre, aunque estuviera condenado, para que los menores recibieran terapia. "Yo creo que es una muestra del poder patriarcal y la interpretación que se hace: prevalece esa creencia de la paternidad como derecho inexcusable y absoluto y que está por encima del interés superior del menor", opina el psicólogo. Vaccaro cree algo similar, y apunta a que "suele disociarse erróneamente el rol de hombre violento del de padre, como si no afectara...hay que repetir que un maltratador jamás puede ser un buen padre".Para intentar cambiar esta tendencia, la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, que es previsible que sea aprobada definitivamente la próxima semana, incorpora varias medidas que las expertas esperan que no se queden en papel mojado: entre ellas, la prohibición de las visitas en los casos en los que haya una orden de protección; si la parte acusada lo pide podrá no acordarlo, pero deberá motivarlo. Un punto que Vaccaro considera que "deja una discrecionalidad a los jueces que pueden dar lugar a que sigamos igual, pero habrá que ver qué sucede en la aplicación, quiero creer que la formación que ahora reciben más los operadores jurídicos en género e infancia sea favorable", confía.La norma intentará también prohibir el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP), no reconocido por organizaciones científicas y desacreditado por el propio CGPJ, y blindar el derecho de los niños a ser escuchados en todos los procedimientos que les afecten, un extremo en el que centra el foco la magistrada Esteve, que reconoce "el reto muy importante" que persiste en la justicia en este ámbito: "Ha habido muchos avances en violencia de género, pero hay que incorporar la perspectiva de infancia y eso implica que en cualquier procedimiento en el que sea comprometido cualquier interés de un niño, se le debe considerar de forma autónoma e independiente a los progenitores". La jueza lamenta que actualmente "sigue pasando que no se les escucha" y escasean las valoraciones forenses, que están además lastradas "por falta de medios" y apuesta por una "evaluación individualizada" de cada caso que ponga en el centro a los niños y niñas.
eldiario.es
La extraña alianza entre Israel y la derecha cristiana de EEUU
Los judíos estadounidenses son “desproporcionadamente críticos” con Israel, mientras que la derecha religiosa evangélica le da un apoyo “apasionado e inequívoco”. El autor de esta reflexión es el exembajador israelí en Washington Ron Dermer, el gran estratega de Netanyahu en Estados Unidos, que solo unos días antes de los últimos bombardeos reconocía en voz alta un secreto a voces: que el principal apoyo de Israel no está en una comunidad judía estadounidense que es cada vez más laica, más diversa, menos conservadora y menos convencida de las políticas del gobierno israelí. Está en la derecha cristiana. Para Dermer, que nació en Miami y renunció a la nacionalidad estadounidense para servir en el gobierno israelí, el argumento es también una cuestión de números: los judíos estadounidenses no son ni el 2% de la población y los evangélicos representan el 25%. Sin embargo, cuando dice que “es muy raro escuchar a un evangélico criticar a Israel”, también lleva razón. En 2019, un 42% de los judíos estadounidenses decía que el Gobierno de Estados Unidos “favorecía a los israelíes demasiado”, mientras que solo un 15% de los evangélicos estaba de acuerdo con esa afirmación.Parte eso se explica porque la sociedad israelí y la comunidad judía estadounidense han recorrido caminos diferentes en las últimas décadas. Es indudable que Israel, donde la izquierda no lidera un gobierno desde hace 20 años, se ha vuelto más conservadora. Sin embargo, ha pasado literalmente un siglo desde la última vez que un candidato presidencial republicano ganó entre los judíos estadounidenses, que normalmente votan a los demócratas por encima del 70%. Una cifra similar al apoyo que los votantes blancos evangélicos han dado a los republicanos en los últimos años. El exembajador relataba aquí un dato clave: que en contra de lo que se pueda pensar, el apoyo de Estados Unidos a Israel es un tema fundamental para los cristianos evangélicos a la hora de decidir su voto, mientras que los judíos estadounidenses se fijan más en otros asuntos. Las diferencias son notables: un tercio de ellos no cree que preocuparse por Israel sea una parte importante de ser judío y el 64% está a favor de la creación un Estado palestino. Es casi el triple del apoyo que la idea recibe entre los evangélicos estadounidenses. Los evangélicos apoyan a Israel, pero además muchos de ellos ayudan política y económicamente a un sector muy concreto de la población israelí: los colonos, que viven en territorio internacionalmente reconocido como palestino y cuya presencia allí es uno de los mayores obstáculos al proceso de paz. Esa simpatía de los evangélicos se debe en parte a la interpretación que muchos hacen de algunos pasajes la Biblia sobre la “segunda llegada” de Jesucristo a la tierra. Esta se produciría al final de una guerra religiosa desencadenada a su vez por el regreso de todos los judíos a Tierra Santa. Una profecía que muchos evangélicos creen que se empezó a cumplir con la creación del Estado de Israel.Miles de turistas evangélicos acuden a Israel a visitar los asentamientos y a conocer lugares como Megido, donde creen que se producirá ese segundo advenimiento que dará lugar a un “reinado de mil años” de Jesús en la Tierra. Aunque esas mismas profecías anuncian la muerte de dos tercios de los judíos y la conversión al cristianismo del resto, parece que los evangélicos y los colonos se pueden permitir esperar hasta que eso suceda sin discutirlo. Este enfoque no une a la derecha religiosa estadounidense con los judíos de forma general, sino con los judíos de Israel en particular, y también lleva a muchos de esos evangélicos a hacer oídos sordos a las reclamaciones de los cristianos palestinos.Hace un siglo los cristianos eran un 11% de la población de Palestina y ahora no llegan al 1%. En la ciudad de Belén, lugar de nacimiento de Jesús, en una década los cristianos han pasado de ser el 84% al 22%. Aunque ocho de cada 10 temen agresiones por parte de los colonos israelíes o perder sus hogares a manos de la ocupación, parece que esto no afecta demasiado a la corriente de apoyo por parte de los cristianos evangélicos estadounidenses. Un organizador de viajes turísticos para evangélicos lo explica diciendo que los cristianos palestinos suelen ser “ortodoxos o católicos” que “ni siquiera se parecen al cristianismo que tenemos en casa”. Otro recomienda a los fieles cristianos de Palestina que esperen con resignación a que Jesús “lo arregle todo” tras su inevitable segundo advenimiento. En cualquier caso, parece que la extraña alianza entre la derecha religiosa evangélica de Estados Unidos y Estado de Israel ha llegado para quedarse. Hace menos de un año que Donald Trump, el presidente que más alineado ha estado con el Gobierno israelí en el último medio siglo, volvió a arrasar entre los votantes blancos evangélicos. Él mismo dijo que su mayor concesión a Netanyahu, el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y el traslado allí de la embajada estadounidense, había sido en realidad un gesto hacia sus votantes evangélicos que estaban “más emocionados” que los judíos estadounidenses.  Trump no ha dudado en calificar a los judíos estadounidenses que no le votan de “desleales hacia Israel y hacia el pueblo judío”, pero no se puede decir que le hicieran mucho caso: optaron mayoritariamente por Joe Biden. Tal vez recordaban su defensa de que había “buena gente” entre los neonazis que marcharon por Charlottesville en 2017 gritando “los judíos no nos reemplazarán”. En Israel, sin embargo, Trump es mucho más popular. En 2019, un 77% de los israelíes confiaban en él, el segundo porcentaje más alto de los 33 países donde se realizó en sondeo. Aproximadamente el mismo nivel de apoyo que obtuvo entre los blancos evangélicos de Estados Unidos.
eldiario.es
Por qué poner la última dosis es más difícil que la primera: tres formas de aumentar la cobertura vacunal de la COVID-19
Dos meses después de que empezara la campaña de vacunación israelí, y a pesar del lento arranque, el 50% de los ciudadanos había recibido su primera dosis. Hoy, casi tres meses después de ese hito, ese porcentaje solo ha subido a un 62%, una cifra que permanece casi inamovible desde finales de abril. Estados Unidos alcanzó su pico de inyecciones administradas en un día el 13 de abril y desde entonces el número no ha dejado de caer, a pesar de que todavía no han alcanzado el 50% de la población inmunizada con una dosis.Muchos factores pueden explicar la desaceleración de las campañas de vacunación, empezando por los problemas de suministro ya habituales en esta pandemia. Sin embargo, también es cierto que es más fácil poner la primera dosis que la última. Conforme se va inmunizando al sector más accesible de la población (sanitarios, mayores que viven en residencias, adultos de riesgo que desean protegerse) quedan las personas más difíciles (aquellos que viven en condiciones de vulnerabilidad, aisladas del sistema sanitario, que rechazan los sueros o no perciben que el coronavirus sea una amenaza para su vida).Puesto que hay gente que nunca podrá recibir una vacuna de la COVID-19 debido a problemas de salud, es importante que el resto de personas sí lo hagan. Lograr una cobertura vacunal alta reducirá las muertes y los ingresos hospitalarios de forma notable y, en última instancia, protegerá a quienes no puedan hacerlo por sí mismos.No todos los países son igual de susceptibles al problema que parece tener Estados Unidos, un lugar grande, con un sistema de salud débil, grandes desigualdades y una considerable población reticente. El director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados Rafael Serrano explica a elDiario.es que es poco probable que España tenga problemas en ese sentido: "Aquí no hay indicadores que nos digan que no vamos a alcanzar ese 70% [de adultos vacunados] de forma normal", tranquiliza. Esto podría cambiar si la cobertura necesaria rondara el 100%: "En ese caso sí habría que buscar mecanismos" para lograrlo. Quizá incluso legales.Mientras se despejan las dudas sobre cuántas dosis serán necesarias, si será posible alcanzar la inmunidad de grupo y con qué porcentaje de inmunización, hay varias estrategias que los países pueden seguir para asegurarse de que el número de ciudadanos protegidos siga aumentando.De momento, Israel solo ha vacunado a mayores de 16 años. En un país en el que el 28% de la población tiene menos de 15 años, se elimina de la ecuación casi a un tercio de sus habitantes. Aunque de momento la incidencia de la COVID-19 es baja, otros países ya barajan la vacunación de los más jóvenes como forma de aumentar la protección global.Uno de ellos es Estados Unidos, que esta semana aprobaba la vacuna de Pfizer para adolescentes de entre 12 y 15 años. La Agencia Europea de Medicamentos, por su parte, ha adelantado a final de mayo la evaluación de Pfizer para esa franja de edad. Existe un debate en curso sobre si será necesario vacunar a todos los niños para lograr un efecto de grupo suficiente contra la COVID-19 y hasta qué edades. La mayoría de expertos no se cierran a opción alguna y creen que será positivo proteger también a los más pequeños, no solo por su salud sino también para evitar perder más clases. Mientras tanto, las principales farmacéuticas probarán sus sueros con edades tan tempranas como los seis meses para anticiparse a cualquier decisión que puedan tomar los países.La bajada de la vacunación en Estados Unidos no solo ha acelerado la inmunización de niños y adolescentes. Algunos estados han impulsado soluciones creativas para animar a los adultos a recibir su dosis. Cerveza gratis, pizza y hasta un sorteo de un millón de dólares son algunas de las iniciativas vistas hasta el momento.Serrano considera esto una "barbaridad con poca lógica", pero en cualquier caso no teme que España tenga que tomar este tipo de medidas. El sociólogo se basa en el hecho de que el nuestro "es un país muy provacunas" porque "somos muy dados a políticas solidarias como son también los transplantes".Los movimientos antivacunas han sido hasta ahora anecdóticos en España, y la aceptación masiva de las vacunas de la COVID-19 lo demuestran. De hecho, ni siquiera las semanas en las que la vacuna de AstraZeneca estuvo en el punto de mira por los raros trombos asociados afectó a la percepción de los fármacos."Los datos de noviembre se malinterpretaron y se empezó a hablar de un movimiento antivacunas que es mínimo", dice Serrano en referencia a las encuestas que el año pasado analizaron la percepción del público ante vacunas que todavía no eran tangibles ni estaban aprobadas. "No es inexistente porque empieza a aparecer, pero no está al nivel del de países vecinos como Alemania y Francia".Aun así, el investigador no es complaciente. En primer lugar, asegura que es importante vacunar rápido "para que la gente tenga percepción de que existe riesgo y quiera hacerlo". Cree que si se dilata el proceso y las tasas de contagios caen en picado las reticencias aumenten al no sentir la necesidad.También le preocupa que la sobreinformación a la que estamos expuestos genere un movimiento antivacunas "más sólido" a largo plazo. "Estamos conociendo más de las vacunas y sus efectos adversos, que los tienen. Hay que aprovechar este tirón para informar pero hacerlo bien, siendo honestos con los datos".Este es el único punto que preocupa a Serrano al hablar de España: "No puede ser que esto acabe convirtiéndose en una desigualdad social más, porque al final los más vulnerables tienen una probabilidad mayor de negarse a recibir la vacuna". El motivo es que las personas que se sienten ajenas al sistema pueden rechazar algo que perciban como positivo solo para una comunidad que no se preocupa por ellos. Por suerte, tiene solución."En los barrios y colectivos más vulnerables hay que dar seguridad y no creo que una pizza lo arregle", explica Serrano. "Sería bastante mejor acercarse a ese colectivo desde el punto de vista de la Atención Primaria y la salud pública, porque si tienen esa deficiencia con la COVID-19 la van a tener también con la vacunación ordinaria". La falta de vacunación en niños vulnerables no es nueva en España, y Serrano comparte cómo se han intentado solucionar estos problemas: "La clave es hablar con los trabajadores sociales del sistema sanitario para que se haga un seguimiento de los niños no vacunados o absentistas en el colegio y se les dé una ayuda siempre y cuando estén vacunados y asistan a clase". En otras palabras, realizar "estrategias de acompañamiento" que perciban como positivas para ellos mismos y no solo para la comunidad.
eldiario.es
Núria Marcet, 91 años y en primera línea contra los desahucios: "La vida consiste en no aceptar las injusticias"
La hora prevista para la llegada de la comitiva judicial es a las 10.40, pero ella se presenta unos veinte minutos antes. Abrigada con un poncho blanco con rayas negras, empujada su silla de ruedas por uno de sus vecinos, Núria Marcet, de 91 años, acude un día más a tratar de paralizar un desahucio en su barrio, el Gótico de Barcelona. Hoy es miércoles y hay programados hasta media docena de desalojos en el distrito, pero esta anciana ya tenía claro desde el principio a cuál iba a acudir esta vez: al de la calle Lleona. “Aquí vive una vecina que es amiga, Kris. Algunas veces los desahucios son de personas queridas y muchas veces no. Pero da igual: todos son injustos”, explica, sonriente pese a las circunstancias. La escena es la habitual de una mañana de desalojos en el centro histórico y turístico de Barcelona. A medida que se acerca la hora, a la calle Lleona van llegando los activistas, la mayoría jóvenes y otros no tanto, todos pegados al móvil. “Parece que conseguiremos parar el desahucio en la calle Roca”, dice uno. “Los Mossos han cargado en el Raval”, comentan sobre otro desahucio en el barrio vecino. Desde la azotea del número 6 se asoma Kris, que les saluda y lanza besos. “¡Resiste!”, le gritan desde abajo. Al cabo de poco, aparece más gente con megáfonos y tambores y la calle se llena de griterío: “¡Vecina, despierta, desahucian en tu puerta!”. A su edad, Núria Marcet es quizás la activista contra los desahucios más veterana de Barcelona. También una de las más apreciadas por sus compañeros de lucha, que la saludan con efusividad. Desde hace varios años, acude casi cada semana a alguna de las convocatorias de la asociación ‘Resistim el Gòtic’ para frenar desalojos en la puerta de los afectados. Antes iba sola y andando; desde que sufrió una caída hace un año, lo hace en silla de ruedas y acompañada. “Tiene tantos amigos en el barrio que siempre se entera de adonde hay que ir”, comenta Xavier Domínguez, que vive en su mismo bloque y hoy se ha ofrecido a pasar la mañana junto a ella. “Yo, mientras pueda, seguiré viniendo. No podemos permitir que haya gente que se quede en la calle o que se tengan que ir del barrio”, lamenta Marcet. Ella llegó al Gótico a mediados de los años 80. “Me gustaba porque era como vivir en una ciudad y a la vez un pueblo, donde todos nos conocíamos”, recuerda. “Ahora esto es cada vez más difícil”, constata. En este barrio, que ha sufrido en las últimas décadas varias oleadas de gentrificación –la expulsión de vecinos de toda la vida por otros de mayor poder adquisitivo, o directamente por turistas–, un desahucio no es solo una tragedia para el afectado; significa también un vecino menos. Marcet llegó al activismo antidesahucios a través de la Asociación de Vecinos del Barrio Gótico, muy centrada en los últimos años en ganar equipamientos públicos frente al boom turístico, pero este es para ella solamente el último capítulo de una trayectoria vital llena de giros de guión. Nació en Terrassa en 1930, en una familia religiosa de 14 hermanos y bien posicionada socialmente. De muy joven entró de monja en la Congregación de María Reparadora, en la que estuvo casi dos décadas, pero llegó un día en el que se dio cuenta de que aquello no era para ella. “Había mucha gente de dinero, muy clasista, nunca me pareció bien y al final me decidí”, recuerda.Dejó los hábitos y se fue a vivir al Camp de la Bota, un barrio de chabolas hoy desaparedido. Allí formó una cooperativa de artesanía en la que trabajaba con población gitana, junto a figuras como la del sacerdote y activista social Francesc Botey. “Al cabo de unos años, cuando desmantelaron el barrio, me puse a estudiar enfermería”, prosigue. Estuvo en el Hospital Vall d’Hebron, durante la época de la Transición, pero tampoco aquella etapa fue para ella definitiva. Viajó varias veces a la India y, con el tiempo, se acabó estableciendo como profesora de yoga, una de las primeras que habría en la ciudad. Entre los activistas que han acudido este miércoles a parar el desahucio de Kris, los hay que la conocen desde hace más de una década. Como Tere Picazo, otra histórica del barrio, que la describe así: “Núria es una mujer tozuda en el buen sentido. Es alguien que se ha cultivado mucho, que ha vivido sola y que esto la ha hecho ser muy autónoma. La solidaridad, como la que muestra aquí, es el leit motiv de su existencia”, explica. Ambas se encuentran cada viernes junto a otras amigas en el Espacio Social La Negreta para jugar al Rummy. “Nos gana a menudo”, se ríe. Desde hace apenas un par de meses, además, esta mujer da nombre a un piso para mujeres sin hogar de la ciudad. Es una de las estancias del Centro de Inclusión Residencial (CIR) La Llavor, en Collserola, gestionado por Sant Joan de Déu en concierto con el Ayuntamiento de Barcelona. En febrero de 2020, cuando cumplió 90, también bautizaron con su nombre una de las salas de La Negreta. El homenaje fue una de las últimas fiestas antes de la pandemia. La mañana avanza en la calle Lleona y la comitiva judicial no aparece. Sí han llegado la procuradora, en nombre de la propiedad, y la técnica de la unidad antidesahucios del Ayuntamiento. Un retraso así, de más de tres horas, no suele ser habitual. Marcet lo tiene claro: “Esto es porque quieren cansarnos y que nos vayamos a casa para entonces desahuciarla. Ni hablar”. Ella no se mueve. La otra duda es si aparecerán los Mossos, aunque a esas horas todo el mundo parece tener claro que no. La última vez que Marcet estuvo en un desalojo con antidisturbios fue en La Rambla, con una de las pocas vecinas que queda en la avenida, Maite. “Aquel día conseguimos pararlo. Fue muy bonito”, recuerda. La comitiva judicial se acaba presentando pasadas las 14.00 y, tras una breve charla con todas las partes, acuerda suspender el lanzamiento. Kris y los demás activistas se dirigen al grupo para celebrarlo, emocionados. “Pues ha merecido la pena. Por fin podemos ir a comer”, sonríe la mujer. Y concluye: "La vida es muy sencilla, ¿no? Consiste en no aceptar las injusticias".
eldiario.es
La Seguridad Social se debilita a marchas forzadas por la falta de personal: un tercio de sus oficinas está en riesgo de cierre
"Aquí antes había una oficina de la Seguridad Social". Esto que dicen ya en la localidad de Móra d'Ebre, en la provincia de Tarragona, puede multiplicarse por decenas en poco tiempo si no aumentan los trabajadores del organismo público. Es lo que denuncian desde hace años los sindicatos y temen desde el propio Ministerio de la Seguridad Social, donde reconocen que la falta de personal tras años de recortes y ante las numerosas jubilaciones ha puesto en jaque a una amplia red de oficinas del INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social). El Ministerio considera que un tercio del total, 137 oficinas, que atienden a los ciudadanos en trámites básicos como la jubilación o las prestaciones de incapacidad, está en "riesgo de cierre".Así lo indican datos del Ministerio a los que ha tenido acceso elDiario.es y que detectan dos tipos de oficinas con problemas dentro de la red pública. Por un lado, los centros del INSS considerados en "riesgo de cierre", 137 oficinas, que cuentan con "tres o menos trabajadores". Se trata de un tercio del total, el 33%. Por otro lado están las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), que se encargan de gestiones referentes a la afiliación, cotización, recaudación y aplazamientos, entre otras. El Ministerio detecta otro numeroso grupo de centros, 138 oficinas de la Tesorería, que presentan "dificultades para funcionar". Aquí, el porcentaje de centros en peligro se sitúa en el 29%.En el Ministerio que dirige José Luis Escrivá destacan la "función vertebradora" de la Seguridad Social, tanto en la vida de los ciudadanos, a los que acompaña a lo largo de su vida mediante distintas fórmulas de protección social, como en el conjunto del territorio. La "capilaridad" de las oficinas, enfatizan en el organismo, ha funcionado como un buen elemento contra la llamada España Vacía, que ahora está en peligro en varias zonas, como muestra el siguiente mapa.Lo que de momento es una alarma preventiva para muchos municipios del Estado, que puede evitarse con el refuerzo del personal, en algunas oficinas ya es una realidad. Es el caso de Móra d'Ebre, donde la Seguridad Social ya ha anunciado que clausura de forma definitiva la oficina del INSS. El centro que daba servicio a la Ribera d'Ebre, el Priorat y la Terra Alta cerró durante la pandemia en principio de manera temporal, pero ya se ha comunicado que no reabrirá debido a la falta de personal. Ahora sus ciudadanos deberán acudir a hacer sus trámites a Reus o Tortosa. También se han cerrado de manera permanente las oficinas de Moratalaz y Manuel Becerra, en Madrid.En total, los datos de la Seguridad Social indican que hay una treintena de oficinas del INSS cerradas, la gran mayoría de ellas en 2020 y 2021, según fuentes del organismo. Junto a las tres mencionadas que se han clausurado de manera definitiva, otros muchos centros –14 de ellos– por el momento cuentan con cierres "temporales", como Amurrio, Xixona y Sigüenza, entre otras localidades. Seis oficinas solo abren algunos días, porque comparten ya trámites con otros centros y, por último, siete oficinas están cerradas a la atención presencial y atienden "telefónicamente".La última gota que a veces motiva el cierre de una oficina es la jubilación de un solo empleado o empleada. Algo que ocurre con frecuencia en una plantilla con una edad media de 55 años. Solo el 5% de los trabajadores tiene menos de 40 años. La escasez de personal es tal, como muestra la amplia red de oficinas con tres o menos empleados, que algunos centros no pueden continuar ante la salida de un trabajador o se ven con serias dificultades para hacerlo, con mucha carga de trabajo de los compañeros que se quedan. "En muchos centros las vacaciones o una cosa tan normal como una baja de un empleado es un problema, no se puede mantener el servicio", explica Nacho Galán, responsable de CCOO en la Seguridad Social. "La situación es caótica y la gente está muy quemada, lo llevamos advirtiendo mucho tiempo", prosigue el responsable sindical.Martín Lanzas suele recibir siempre el mismo mensaje desesperado cuando visita gran parte de las oficinas del INSS. "¿Va a venir alguien? ¿Van a mandar a alguien?", explica el responsable de UGT en la Seguridad Social. "La situación es desesperada", lamenta, pese a las advertencias sobre la falta de personal que han reiterado los representantes de la plantilla desde hace años y su previsión.Lanzas subraya que el envejecimiento de la plantilla es un factor conocido y ante el que se puede orquestar fácilmente una respuesta de manera planificada, al menos para mantener el personal del organismo, algo que no se ha hecho. De nuevo, los tambores avisan del panorama en un futuro inmediato: se prevé que un 10% de la plantilla se jubile en los próximos tres años. En total, hay algo menos de 25.000 trabajadores en la Seguridad Social, después de que el personal haya perdido a un 20% de sus efectivos en la última década. En 2011, la plantilla superaba las 30.000 personas.Fuentes del Ministerio de la Seguridad Social reconocen la necesidad de aumentar el personal con contundencia. Lo ideal sería recuperar los niveles perdidos de trabajadores, pero indican que los avances tecnológicos y la digitalización permitirían que el organismo funcionara "adecuadamente" con un número menor de trabajadores gracias a las ganancias de eficiencia alcanzadas mediante la tecnología y "siempre que se realicen cambios organizativos".Desde el Ministerio adelantan que "se está trabajando en esta propuesta siguiendo las recomendaciones del Pacto de Toledo", en las que el conjunto de partidos políticos han defendido que es necesaria una reorganización de la Seguridad Social, compuesta hoy por varios organismos y estructuras diferenciadas, de manera que se cree una agencia única, así como un refuerzo de las plantillas.Los sindicatos urgen al Gobierno a pasar de las palabras a los hechos. CCOO y UGT piden que el Ejecutivo de coalición muestre que no "deja caer" la Seguridad Social, como ha ocurrido en los últimos años y se evidencia en estas cifras. Los representantes de los trabajadores reclaman medidas reales, como convocatorias suficientes para el ingreso de personal en las próximas ofertas de empleo público, así como comenzar ya el proceso de reorganización de la Seguridad Social, para optimizar sus recursos.La Seguridad Social ha aumentado además sus funciones, con la inclusión del ingreso mínimo vital (IMV) entre sus responsabilidades. El inicio de su tramitación ha mostrado el delicado estado de la plantilla, ya que el Ministerio tuvo que recurrir a un apoyo de personal externo a través de Tragsa además del refuerzo temporal de 1.050 interinos. Una medida temporal, ya que sus puestos no son estables, con una duración máxima de 36 meses."Si no aumentan las ofertas públicas de empleo, vamos a tener que enterrar a la Seguridad Social de inanición", advierte Nacho Galán. Los ciudadanos ya están comprobando qué ocurre cuando esto sucede. Qué resulta de la merma del personal: los cierres de oficinas, los periodos cada vez más largos para pedir una cita presencial, la imposibilidad ya de que te atiendan en muchos centros, las horas al teléfono intentando dar con un trabajador del organismo público..."Así no se puede dar un buen servicio y no es algo que haya ocurrido solo por la pandemia. Ocurría ya antes, donde en Madrid daban citas previas con mes y medio. Esto no es de ahora", afirma Martín Lanzas. Gustavo (nombre ficticio) cuenta a elDiario.es la odisea para conseguir una tarjeta sanitaria europea en los meses de enero y febrero de este año en Lanzarote. La oficina del INSS de referencia no atendía de manera presencial, como recordaba una vigilante en el exterior del centro cerrado, que emplazaba a los ciudadanos a que llamaran por teléfono. "Por teléfono no atendían... Horas al teléfono y nada... Casi no conseguimos la tarjeta a tiempo", explica."Tradicionalmente la Seguridad Social era una administración amable, la gente ha sido muy bien atendida y ahora lo que tenemos es un policía en la puerta que no te deja entrar", llama la atención Lanzas, como ejemplo del deterioro del organismo.
eldiario.es
La promesa del final de las mascarillas anticipa otra pugna política entre comunidades por vender la normalidad tras la pandemia
Vender “nueva normalidad” es cosa del pasado. Ahora, las comunidades autónomas y el Gobierno están en plena carrera por visualizar la vieja normalidad, parecida a la de febrero de 2020, y ser las primeras en apuntarse el tanto. El regreso a los estadios de fútbol y baloncesto, el anuncio de los grupos más jóvenes en la vacunación y el final del uso de las mascarillas son la prueba de que España apuesta por un horizonte prepandémico.Las mascarillas son el símbolo más claro de que los contagios y la epidemia siguen vigentes. Son obligatorias tanto en exteriores como en interiores, a pesar de que “no es cierto que sea necesario que todo el mundo la lleve”, como reconoció Fernando Simón en su entrevista en Lo de Évole. “Lo importante es que la lleve el que está enfermo, pero lo hacemos porque no sabemos quién lo está y es más importante prevenir”, dijo el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. Aunque es la medida no farmacológica menos coercitiva y la última que recomiendan los epidemiólogos que desaparezca de nuestra rutina, algunos gobiernos ya han puesto fecha a su desaparición.El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha mostrado “convencido” de que a partir de julio será posible dejar de usar la mascarilla al aire libre en su comunidad. Esta fecha se acerca a la que el Gobierno ha puesto para la inmunidad de rebaño: el 20 de agosto. Sin embargo, Fernando Simón ha llamado a la cautela y ha defendido que dejar las mascarillas antes de que haya un 70% de población protegida supone “dar un paso atrás”. “La vacunación va bien, pero el futuro no lo determina solo la vacunación”, añadió. De hecho, el Gobierno ya ha anunciado que las mantendrá el próximo curso en las aulas, donde las clases pasan a ser siempre presenciales pero con alguna medida de seguridad.El debate no está únicamente sobre la mesa en España. Estados Unidos ha abierto la puerta a que las personas vacunadas no usen mascarilla ni siquiera en interiores. En Reino Unido, incluso en los momentos más dramáticos, solo ha sido obligatoria en el transporte público y los interiores de las tiendas. Francia amplió su uso a los espacios públicos mucho más tarde que España, e Israel la eliminó cuando la vacunación había alcanzado al 50% de las personas.“La gente está deseando vivir sin mascarilla porque es el símbolo más visible de que esto se ha acabado, pero ahora mismo no es el momento”, cree Gema Escobar, directora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud San Rafael-Nebrija. “Es una herramienta más política que científica, y la ciencia aún no tiene suficientes evidencias de que podamos eliminarla”, diferencia, aunque reconoce que no le extraña que se use desde las administraciones al ser el elemento “más visible” de la pandemia.Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (SESPAS) advierte que “este tipo de cuestiones ya se están debatiendo en los foros que tocan”. Y no son los atriles de los políticos, sino en las “agencias de salud pública” de los países y en la ponencia de alertas y vigilancia de las comunidades autónomas. “Subyace la necesidad entre algunos políticos de poner un horizonte positivo, pero la pandemia nos ha dado demasiados sustos e imprevistos”, avisa. La carrera entre las comunidades autónomas por ver quién llega antes en la vacunación de los más jóvenes muestra el cambio de tendencia: en este momento, lo que prima es vender esperanza. Pero si bien esto último repercute para bien en la sociedad, los epidemiólogos creen que en otros asuntos “hay que tomar pasos firmes de prudencia”.“Las tres medidas de prevención real que tenemos son la distancia social, la ventilación en espacios cerrados y el uso de mascarillas”, recuerda la investigadora Gema Escobar. Sobre su uso en espacios abiertos no hay demasiadas pruebas de laboratorio. El estudio más esperado hasta la fecha terminó lastrado por sus limitaciones científicas y no llegó a resolver el debate entre los que no creen que la población general deba ponérsela y los que defienden el principio de precaución. En España ha triunfado este último y los expertos consultados creen que es pronto para renegar de él.Mario Fontán, MIR de medicina preventiva y autor de varios estudios sobre la transmisión de la COVID-19, reconoce que él se encontraba entre los escépticos sobre su uso al aire libre. “Luego entendí que eso facilita su uso y normaliza que la gente se haga a ella”, explica. Por lo que apuesta el sanitario es por “afinar en qué contextos la mascarilla tiene más sentido que en otros”.“La población en general necesita ver ciertas señales de que se está avanzando”, entiende, y que plantearse el fin de esas medidas, “el paso a una normalidad 3.0”, es necesario. Pero “hay que tomarlo con cierta tranquilidad y sin aspavientos, por mucho que haya políticos que se quieran colgar esa medalla”, señala Fontán. Daniel López-Acuña, exdirectivo de la OMS, también piensa que debe haber una “desescalada gradual del uso de la mascarilla”. Los espacios exteriores en los que se pueda mantener una distancia de seguridad serían la primera fase de esta desescalada particular. Después, los eventos al aire libre en los que no se pueda garantizar tanta protección. Mario Fontán alude por ejemplo a las pruebas pilotos en conciertos y ocio nocturno, que “reducen la foro a un momento puntual de la interacción social”. “Hay que ir analizando tanto las normas como las interacciones sociales a magnitud poblacional, porque la medida se va a aplicar a millones de personas a la vez, no solo a una muestra”, indica el experto. “Me parece que no se ha transmitido bien el mensaje: si estoy vacunado, no puedo hacer de todo, y lo último debería ser quitarse la mascarilla”, defiende por su parte López-Acuña. En lo que coinciden todos es en que debe obligarse su uso en interiores durante todo el verano. “Los españoles, para bien y mal, somos personas de extremos, y llamar a la responsabilidad individual en este sentido no es muy efectivo”, piensa la investigadora Gema Escobar sobre la posibilidad de transformarla en una “recomendación”. Incluso los hay que apuestan por mantenerla para ciertos contextos meses después de la inmunización de rebaño.Estados Unidos no es ajeno a este debate. Centenares de epidemiólogos consultados por The New York Times reconocieron que esperaban que se mantuviera su uso en interiores por lo menos durante un año más. Donde EEUU sí la conserva es en estaciones, aeropuertos, transporte público, hospitales y centros de salud. Los expertos prevén un escenario parecido en España para estos ambientes. “Diría que la mascarilla ha venido para quedarse en centros de salud, residencias y transportes”, piensa Fontán.La incógnita es si mantenerla siempre o solo en determinados momentos, como en periodos de gripe estacional o los meses de más frío. “Tuvimos una demostración fehaciente de que gracias al uso de las mascarillas hubo mucha menos gripe estacional. Si la mantenemos, lograremos crear una barrera de protección para virus respiratorios”, apuesta López Acuña. “Yo no dejaré de usarla en meses”, reconoce. Ildefonso Hernández, de SESPAS, comparte el mismo criterio y cree que “algunas formas de higiene respiratoria y de ventilación deberían quedarse”.Gema Escobar también sostiene que las mascarillas han ayudado en la campaña de la gripe, pero no cree que sea una medida que no coarte la libertad. “Yo no soy partidaria de dejarla de forma continuada en todos los espacios y sin sintomatología”, matiza. Pero también cree que “debe de ser la última en irse”. “Primero reunirnos, después quitar la distancia social y por último la mascarilla”, enumera. Mario Fontán concluye que, en cualquier caso, “no es una medalla que ningún político se pueda colgar, porque si se quitan las mascarillas, habrá sido mérito de toda la sociedad”.
eldiario.es
Zidane: "¿Cómo voy a decir ahora a mis jugadores que me voy?"
"Sólo me importa este final de temporada con lo que nos estamos jugando, el resto ya se verá", decía el francés tras la victoria ante el Athletic.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
La Generalitat Valenciana protege los viñedos como paisaje frente a la proliferación de placas solares
Algunos de los últimos paisajes de viñedos alicantinos de producción de vino están en peligro por la mayor rentabilidad para los agricultores de arrendar sus fincas para huertos solares. Para evitarlo, la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, ha incluido este entorno en el recién aprobado catálogo de directrices para la gestión de 14 Paisajes de Relevancia Regional de la Comunitat Valenciana, con el fin de garantizar su protección y «un proceso de transición energética equilibrado». Entre 1.500 y 2.000 euros por hectárea al año ofrecen las empresas de huertos solares, cifras que se convierten en una «tentación» en un sector castigado por los bajos precios. «Si no tenemos esa viña en algunas comarcas alicantinas, ¿qué nos queda, una región desértica? No hay alternativas, estas instalaciones ocupan extensiones enormes y no dejan crecer ni hierba, se empobrece al máximo el suelo», describe el presidente de la Denominación de Origen Vinos Alicante, Antonio M. Navarro. En concreto, esta invasión se cierne en el Medio y Alto Vinalopó, en llanos importantes de secano y valles que facilitan la implantación de esta tecnología como Mañán, y en tierras de Villena, Novelda, Pinoso, Salinas, también en Orihuela y la Sierra Escalona, entre otros. Supervivencia en Villena «En las últimas semanas, hay más constancia de la implantación de estos campos de placas solares sobre estos terrenos, lo que nos alerta y genera preocupaciones, con mucha más superficie de la prevista, por lo que peligra la supervivencia en Villena», detalla Navarro, ya que en este municipio se habla de 17 proyectos. «Llevan tiempo con estas prospecciones y han hecho contratos avalados con agricultores, porque muchos de los que poseen viña tienen otros cultivos o trabajos», añade. El conseller Arcadi España, con representantes de la Vall dels'Alforins i la Costera en Valencia - ABC Influye en su contra, además, que los precios de la uva de viña, siendo España una gran potencia como país, son muy bajos. En Alicante, pese a producir con una calidad un poco superior a otras regiones, con más color, grado alcohólico o taninos, tampoco se mejora la rentabilidad. «Con la población envejecida y un cultivo en horas bajas, la tentación del dinero yo la entiendo, porque esta actividad requiere mucho trabajo y la rentabilidad escasa, pero es una pena perder este paisaje, un patrimonio como el Monastrell de Alicante», lamenta Navarro. «El sol que nos ha hecho famosos, se convierte en una desgracia», apostilla. Ordenación del territorio «El proceso de cambio a las energías renovables se tiene que hacer con ordenación y regulación del territorio y con cuidado del paisaje, un valor fundamental para todos los valencianos», ha subrayado el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España. Además de los viñedos alicantinos, quedan protegidos en este nuevo catálogo el entorno de la piedra seca en Ares, Castellfort, Vilafranca, Culla, Ares y Benassal; los olivos milenarios del Maestrat o el entorno de Sant Mateu, Tirig y la Salzadella; las tierras del vino de Utiel-Requena, les Alcusses i els Alforins; los regadíos históricos de la Huerta de Valencia, la Ribera del Xúquer o la Huerta de la Vega Baja del Segura; y los humedales asociados a sistemas agrarios como la Albufera y arrozales de Valencia, lal Salinas de la Mata y Torrevieja o los humedales de Elx i Santa Pola.
1 h
abc.es
Harry y Meghan, expulsados de la zona 'royal' del museo de Madame Tussauds
No hay más cera que la que arde. Y aunque la familia real británica está que echa humo -o chispas, o ambas, vayan ustedes a saber-, lo cierto es que ahora tiene un nuevo motivo para discutir sobre el futuro del príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle. La pareja de los duques de Sussex ha protagonizado una curiosa anécdota en el museo de cera más famoso del mundo, el de Madame Tussaud: «Harry y Meghan han sido trasladados a la nueva zona ‘Awards Party’ para reflejar su mudanza de Frogmore Cottage (su residencia oficial en Home Park, Windsor) a Hollywood», como reza el comunicado oficial de esta atracción turística londinense que cuenta con más de 250 figuras repartidas en distintas secciones temáticas: Música, Marvel, Star Wars o Royals, además de experiencias como ‘Alien Escape’ o ‘Kong: La isla de la calavera’. Junto a estrellas de Hollywood La ex pareja real se encuentra ahora junto a estrellas como Nicole Kidman, George Clooney o Brad Pitt, pero lejos de Isabel II: «Esta zona viene a devolver la emoción y diversión que se ha perdido desde el confinamiento», han declarado fuentes del museo, que reabre este lunes con una novedad que puede despertar la curiosidad, y el morbo, de los visitantes: la caída en desgracia de los ‘royals’ y su fichaje por la Meca del Cine. Tampoco parece un castigo como para dar pena.
1 h
abc.es
Simeone: "No entiendo otra palabra que no sea no aflojar"
   El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, dijo que no piensa más que en "no aflojar" y preparar la 'final' contra el Valladolid de la última jornada de LaLiga Santander para lograr el título liguero, tras el agónico triunfo (2-1) contra Osasuna este domingo en el Wanda Metropolitano.
1 h
europapress.es
Te sentirás orgulloso
El conflicto israelí-palestino está dejando miles de muertos y una oleada de violencia extrema que no cesa. Niños, mayores, familias enteras están sufriendo las ofensivas y los continuos bombardeos. La ONU ha pedido a ambos países...
1 h
publico.es
Finito y el sueño eterno de la verónica
Los detalles del torero de Córdoba y Morante no tapan la consumación de una juampedrada terrible Leer
1 h
elmundo.es
Coalición Canaria reproduce en Tenerife el discurso encubierto contra la inmigración que provocó brotes racistas en Gran Canaria
“Los moros van a morir”. Gran Canaria sufrió en los últimos meses de 2020 un brote de racismo contra las personas migrantes llegadas en pateras y cayucos a la isla. En especial, contra la población marroquí. Persecuciones organizadas por parte de algunos vecinos armados incluso con machetes “para limpiar la isla de inmigrantes” o lanzamientos diarios de piedras hacia el interior de un campamento de acogida fueron algunos de los episodios que se vivieron en las calles del territorio canario que recibió el mayor flujo de llegadas. El último informe de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) concluye que estas reacciones sociales derivan de un proceso lento, en el que mediante los bulos y el uso político del fenómeno se termina criminalizando a los migrantes en un contexto marcado por la crisis económica y social. En la actualidad, Coalición Canaria en Tenerife ha reproducido algunos puntos de este discurso que, de forma encubierta, genera una percepción de rechazo hacia los extranjeros.Según el documento de CEAR, el primer paso que se dio en el discurso anti-inmigración fue utilizar su acogida temporal en hoteles para reforzar la idea del “agravio comparativo”. “Vienen a quedarse con lo nuestro”, “una familia canaria no podría permitírselo”. Esta decisión de emergencia tomada por el Gobierno central para descongestionar el muelle de Arguineguín fue utilizada por los líderes del PP y Vox, Pablo Casado y Santiago Abascal. En sus visitas al sur de Gran Canaria, sumido en una profunda crisis, ambos aprovecharon para responsabilizar a la inmigración del cero turístico provocado por la pandemia de COVID-19.La estrategia del agravio comparativo fue reproducida por el exalcalde de La Laguna José Alberto Díaz (CC) en diciembre, cuando aún los campamentos para migrantes de Las Raíces y Las Canteras no habían abierto en su municipio. La formación política afirmó que “exigirán el trato preferente de las vecinas y vecinos en políticas sociales” a través de un comunicado emitido aparentemente para rechazar los macrocentros que el Ministerio de Migraciones preveía instalar en la isla. En este mismo texto, el partido insinuó que el gobierno local de La Laguna ofrecería un trato favorable a las personas migrantes frente a la población local. “No podemos permitir que haya gente que pueda quedarse en la calle y que les digan que no hay recursos alojativos o para cubrir sus necesidades y nos encontremos con un trato diferente respecto a los inmigrantes”, decía el comunicado.Después de la explotación de la primera idea, la experiencia de Gran Canaria muestra que la siguiente forma de alentar la xenofobia fue relacionar la inmigración con un supuesto aumento de la delincuencia en la isla. En este ámbito, la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno (Ciuca), aliada estratégica de Coalición Canaria y de su presidente y senador, Fernando Clavijo, fue lideresa destacada. En diversos medios de comunicación, la regidora alertó de un aumento de agresiones y hurtos en su municipio, entendiendo que este incremento de la inseguridad ciudadana estaba relacionada con la presencia de menores migrantes en apartamentos del sur. Las exigencias de la alcaldesa hicieron que efectivos de la Guardia Civil se trasladaran a la isla para reducir las incidencias protagonizadas por migrantes. Pocos días más tarde, el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ofreció una rueda de prensa en la que desmontaba con datos la relación entre delincuencia e inmigración.En los últimos meses, CC en Tenerife también ha vinculado ambos conceptos. El exalcalde y el concejal del Ayuntamiento Sergio Alonso han mostrado su “preocupación” por la falta de efectivos en la Policía Local, después de que el cuerpo protestara contra la carencia de efectivos suficientes para controlar el cumplimiento de las restricciones contra la COVID-19 y para enfrentar la presencia en el municipio de dos centros de acogida temporales para migrantes, situados en los antiguos acuartelamientos militares de Las Raíces y Las Canteras. Preguntada por datos que desmonten o verifiquen esta afirmación, la Delegación del Gobierno ha respondido que no maneja por el momento ninguna cifra. La mayor parte de los incidentes protagonizados por migrantes en La Laguna publicados en los medios de comunicación han tenido lugar dentro de los propios recursos de acogida entre los usuarios. En un vídeo publicado en redes sociales, José Alberto Díaz hizo referencia a uno de estos enfrentamientos asegurando que “la decisión política que se ha tomado es que aquellos que han sido conflictivos no estén en los centros de retención”. “Nos vamos a encontrar con un montón de inmigrantes expulsados de esos centros en nuestras calles de La Laguna”. El anuncio que en realidad había hecho el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, es que se deportaría de forma inmediata a aquellos migrantes que participen en los altercados. En instituciones del Estado como el Senado, el expresidente del Ejecutivo regional y también exalcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, ha lamentado en numerosas ocasiones la “crisis humanitaria” que atraviesa Canarias. Además, ha hecho especial énfasis en la elevada cifra de menores no acompañados a los que debe tutelar la Consejería de Derechos Sociales, más de 2.700. La actual responsable del área, Noemí Santana (Sí Podemos Canarias), ha recordado en varias comparecencias que su departamento ha abierto 29 centros de emergencia desde que comenzó la actual crisis de acogida, ya que en los recursos estables que permanecían abiertos solo había espacio para 500 personas.“Cuando llegamos al Gobierno, los recursos que se instalaron tras la crisis de los cayucos de 2006 habían sido desmantelados, como si Canarias hubiera cambiado de situación geográfica”. Entre estos establecimientos, que se disolvieron en los años en los que CC presidía los gobiernos del Archipiélago, está el centro de menores de La Esperanza, en Tenerife. Según Santana, fue cedido como campo de tiro a la Guardia Civil.La herramienta del doble discurso ha sido ya empleada por la alcaldesa de Mogán cuando comenzó su participación en la crisis llorando a las puertas del muelle de Arguineguín por la situación de los menores y las mujeres allí hacinados, arrogándose el título de defensora de los derechos humanos. Después, cuando una orden policial de origen aún desconocido dejó en la calle a más de 200 personas desde el campamento portuario, la alcaldesa de Mogán fletó dos guaguas hacia la capital para que los migrantes no se quedaran en su municipio. Meses más tarde, amenazó a los hoteleros con sancionarlos si seguían cediendo sus instalaciones a fines humanitarios. Incluso ordenó una inspección en un apartamento que alojaba a niños y niñas migrantes.El senador autonómico del PSOE de Canarias y concejal en el Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, ha criticado que CC confunda datos para “maldisponer a la población”. “Lo que quiere decir en realidad es “llévenselos de aquí”. Además, ha recordado que todos los recursos de acogida que se han instalado como respuesta de emergencia están situados en municipios gobernados por el PSOE: La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria y Puerto del Rosario. “¿Y los demás?”, espetó. Los mensajes que culpabilizan a los migrantes de los problemas locales calan aún más en un contexto de grave crisis económica y social, señala el informe de CEAR. Así, las reacciones xenófobas han aparecido en aquellos barrios de Gran Canaria donde la crisis ha golpeado con más fuerza, como Zárate, Las Rehoyas o Arguineguín. Según los datos de renta por fuente de ingresos recopilados en un mapa interactivo publicado en octubre de 2019 por elDiario.es, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Arguineguín se encuentra entre el 26% de los barrios más empobrecidos de la Comunidad Autónoma. Puerto Rico, que concentra buena parte de los hoteles del sur de la isla y donde se alojó a buena parte de los migrantes que llegaron en 2020, también figura entre los lugares con más pobreza de Canarias. Lo mismo sucede en los territorios capitalinos donde brotó el racismo. Estos contextos socioeconómicos difieren de los de La Laguna. En este mismo mapa, la mayoría de los barrios del municipio tinerfeño están incluidos entre los más ricos de la región. La renta media registrada en la circunscripción varía entre 21.000 euros y los 61.500 en zonas como Las Mercedes.En la actualidad, tanto en Gran Canaria como en Tenerife se ha desarrollado un importante movimiento social de apoyo a las personas migrantes, con labores no solo de reparto de ropa y comida, sino también de acompañamiento, acogida y asistencia jurídica y sanitaria.
1 h
eldiario.es
L'ONU, incapaç d'acordar una declaració conjunta sobre el conflicte a Gaza
Els Estats Units bloquegen la petició formal d'un alto el foc immediat i el secretari general de l'ONU alerta que el conflicte pot provocar una crisi humanitària
1 h
ccma.cat/324/
Finca Río Negro presenta la nueva añada de 5º Año con una edición limitada con «El Doncel»
Finca Río Negro presenta la nueva añada 5º Año 2016, el tinto más exclusivo de la Bodega que sale al mercado con una serie limitada. Un vino de guarda que exige una larga y cuidada elaboración durante al menos cinco años. Como resultado, la Bodega obtiene una referencia de gran personalidad y alta calidad de uvas que refleja a la perfección la apuesta de Finca Río Negro por elaborar uno de los vinos más singulares de España. Para el lanzamiento, Enrique Pérez, El Doncel –primer estrella Michelin de Guadalajara– ha creado la Edición Limitada Confit de Perdiz con aromáticas. Una receta para armonizar con 5º Año, concediendo el máximo protagonismo al producto de la zona y de temporada, a sus sabores y texturas. Finca Río Negro preserva la identidad del terruño con el objetivo de expresarlo en cada uno de sus vinos. A través de un trabajo manual en el viñedo, la Bodega combina tradición, procesos artesanales con las últimas tecnologías. Así, con esa mirada propia, elabora en Cogolludo vinos de altura, referencias entre las que destaca 5º Año. Un tinto elegante y complejo, a partir de la selección de las mejores parcelas de las variedades tempranillo y cabernet sauvignon del viñedo que, por su naturaleza, permiten obtener vinos con una extraordinaria capacidad de envejecimiento. «Para nuestra Bodega, 5º Año es una referencia muy especial. Desde que iniciamos el proyecto, apostamos por un vino que reflejase las características de nuestro entorno, viñedos situados a 1.000 metros de altura, en el límite tradicional del cultivo de la vid», explica Víctor Fuentes, Director Comercial Finca Río Negro. A 50 kilómetros de los viñedos de Finca Río Negro, en la provincia de Guadalajara, Enrique Pérez reivindica la gastronomía de la zona con su proyecto gastronómico de El Doncel, en Sigüenza. Una cocina que aúna tradición y modernidad, con una apuesta por el producto que ofrece la tierra, de máxima calidad, ingredientes y sabores que trabaja a partir de técnicas evolucionadas. En su defensa del producto autóctono, Enrique Pérez elabora para 5º Año la Edición Limitada Confit de Perdiz con aromáticas donde busca la intensidad del sabor con los productos más cercanos. Una propuesta potente que ensalza la materia prima local y que invita a maridar con el tinto de Finca Río Negro. «En la Edición Limitada para Finca Río Negro 5º Año nuestra intención es cocinar el entorno de la manera más natural. Transportar al comensal hasta nuestra tierra, hacerle sentir qué comemos en Guadalajara», detalla Enrique Pérez. Además, recomienda disfrutar de la Edición especial en ensaladas, a temperatura ambiente. El Doncel es miembro del Club de Barricas de Finca Río Negro. El espacio cuenta con una barrica propia de 5º Año 2016, seleccionada para sus clientes.
1 h
abc.es
Miembros de ETA cuentan su experiencia en la banda en el libro 'La lucha hablada': "He generado sufrimiento y dolor a otras personas, soy consciente de eso y lo reconozco"
Al ingresar en ETA sus miembros son conscientes de que solo se vislumbran dos finales: la cárcel o la muerte. Aun así tomar la decisión de ingresar en la banda era la única alternativa que veían para lograr su objetivo de “buscar la liberación” frente a la “represión” en la que se encontraba el país. Sesenta años después de que surgiera la banda, los investigadores Egoitz Gago y Jerónimo Ríos han recopilado una serie de entrevistas a miembros de ETA en el libro ‘La lucha hablada’.“Formar parte de ETA es una decisión difícil, con consecuencias y contradicciones. Se te exige un nivel de implicación muy alto. Yo hubiera querido ser padre y no he podido serlo. ¿Qué problema hay en reconocer lo que hemos hecho? He generado sufrimiento y dolor a otras personas, soy consciente de eso y lo reconozco. Ahora hay que empatizar con el sufrimiento, con el que he generado, pero también se debe conocer lo que he sufrido yo o mi familia durante veinte años”, cuenta uno de los entrevistados tras pasar por la cárcel por pertenecer a la banda terrorista.¿Qué los empujó a tomar las armas? ¿Cómo fue su experiencia en prisión? ¿Qué piensan acerca de las víctimas del terrorismo? Son algunas de las preguntas que los investigadores Egoitz Gago y Jerónimo Ríos, dos de las voces más autorizadas en materia de violencia política tanto en España como en América Latina, realizan a miembros de la banda terrorista. Cada uno de los nueve entrevistados cuenta cómo fue su ingreso en ETA, las funciones desempeñadas, su detención, los años de cautiverio, los diferentes procesos de paz y la disolución de la banda.Los entrevistados son desde miembros históricos que comenzaron sus actuaciones en la banda desde la Transición, hasta personas más jóvenes que entraron más tarde. La mayoría de ellos ha pasado por prisión. También los investigadores han tenido en cuenta la procedencia y que haya una mezcla de hombres y mujeres. A los nueve se les realiza el mismo cuestionario. "Una cosa que notamos en el proceso es que hay una visión no justificadora, pero no tan negativa de la acción pasada. Ninguno de los entrevistados son personas que se hayan arrepentido de haber formado parte de la organización. Es más, había personas que veían el paso de la organización como algo que pasó y ya está, y hay gente como los que formaron parte en los años 90 o 2000 que incluso lo justificaba, diciendo que la participación de ETA había hecho que la situación de Euskadi sea lo que es", explica Gago a elDiario.es/Euskadi."Creo que la lucha armada ha sido positiva y trajo alternativas en cuanto a mantener una parte importante de este pueblo. La responsabilidad de ejercer las armas es saber que estás haciendo algo malo, pero en este pueblo se ha generado mucho temor y mucho sufrimiento, propio y ajeno. Eso no ha sido positivo y se puede decir con total tranquilidad que ojalá no hubiera pasado. Ojalá no hubiera habido lucha armada y fuéramos capaces de construir un futuro con todas las fuerzas políticas", confiesa uno de los entrevistados. "Vemos cómo los actores tienen un punto de convergencia muy fuerte. Siendo diferentes generaciones, siendo hombres, mujeres, de diferente procedencia y diferente trayectoria, comparten los mismos elementos discursivos y las mismas lógicas de legitimación. Además, la gran mayoría, sin tener contacto entre ellos, tienen la misma comprensión del fenómeno terrorista, cómo el terrorismo a partir de los años 90 entra en proceso de resignificación. Es decir, sin que se asuman expresamente los errores sí que existe una especie de timidez a la hora de aceptar que algo iba mal", explica a este diario Ríos, que llega a la conclusión de que ETA va perdiendo legitimación a medida que los atentados van a aumentando y cualquier persona puede terminar siendo una víctima de la banda terrorista.Una de las conclusiones más significativas que extraen tras realizar las entrevistas es el hecho de que ninguno de los entrevistados apuesta porque vuelva la violencia o cree que la violencia de ETA no sería entendible en una sociedad actual. "Eso, si sucediera, no sería ni aceptable ni defendible en estas circunstancias. Si nosotros no hubiéramos existido, hoy no se estaría hablando de un estatuto, ni de transferencias que todavía quedan pendientes. El típico discurso que hacen es que en ETA nos gusta matar. Los que dicen que a la gente le gusta matar demuestran no saber qué es eso. A nadie le gusta matar, ni siquiera a los enemigos. Al psicópata sí le gusta. Lo nuestro fue otra cosa. La sociedad en Euskal Herria sabe que no hicimos lo que hicimos para llenarnos los bolsillos, sino por una sociedad que fuera mejor para la gente", confiesa uno de los entrevistados. El objetivo de los historiadores con este libro es "analizar las historias de vida detrás del terrorismo vasco que habían estado relegadas a un segundo plano" y aproximarse a los relatos de los integrantes del grupo armado. Tanto Gago como Ríos cuentan con una amplia experiencia en conflictos armados.Egoitz Gago ha dado clase en universidades del Reino Unido, España y Estados Unidos, y es actualmente profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, donde lidera el equipo de investigación dedicado al proyecto de reconciliación en la zona del Meta-Guaviare. Ha participado en los procesos de resolución de conflictos y construcción de paz en Colombia, Nicaragua, País Vasco e Irlanda del Norte.Jerónimo Ríos, por su parte, es investigador postdoctoral en Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. Ha sido profesor de distintas universidades de Colombia, España y Canadá y ha formado parte del grupo de asesores de la Organización de Estados Iberoamericanos en Colombia durante el proceso de diálogo e implementación del Acuerdo de Paz con las FARC-EP.
1 h
eldiario.es
Zidane: "¿Cómo voy a decir a mis jugadores ahora que me voy?"
El entrenador del Real Madrid, Zinédine Zidane, aseguró que es "mentira" que haya dicho a su vestuario que se va a marchar del club a final de temporada porque no es el momento y sólo está concentrado en intentar ganar el título liguero para el que todavía están "vivos".
1 h
europapress.es
Mercedes Milá deja balbuceando a Cristina Pardo con esta pregunta sobre Pablo Iglesias
La veterana periodista y presentadora Mercedes Milá ha sido entrevistada este domingo por Cristina Pardo en el programa Liarla Pardo de LaSexta, donde ha repasado sin cortarse ni un pelo la actualidad política y social del momento. Durante la entrevista, Milá ha reconocido ser “más errejoniana” que de Pablo Iglesias, aunque ha destacado que, de lo poco que conoció al dimitido líder de Podemos, le llamó la atención su timidez. Tras hacer este comentario, Milá ha sorprendido a Pardo lanzándole esta pregunta: ”¿Tú crees que se queda o se va?”. ″¿Quién?”, ha contestado Pardo sin esperarse la pregunta. ″¿Crees que se queda de una manera u otra en la universidad, en su familia, o como están hablando los absolutamente malvados comentaristas de algunos programas, que si se separa, que abandona a los niños, que se larga a no sé dónde? ¿Qué sabes?”, insistió Milá. Una cuestión que ha hecho balbucear a Cristina Pardo, que negaba con la cabeza y respondía: “Eh, o sea, a ciencia cierta no sé, eh, nada”. “Rumores hemos oído todos, pero yo a ciencia cierta no sé nada”, contestó Pardo, quien cree que Iglesias no tiene “muchas ganas de volver a la política”. (function(){IFRIENDLY_DATA.init({"idFrm":"3289406_1621192791142","url":"webservice/video/10248/3289406/630/354/1/last/0/0","twitter":"","volume":100,"autoplay":0,"hasVideoRelated":0,"social_page":1,"share_rrss":1,"playerType":0,"domain":"//widget.playoncenter.com/"});})()TE PUEDE INTERESARJordi Évole lanza este aviso sobre Pablo Iglesias tras ver su foto con el pelo cortoLos dos minutos de Javier Aroca hablando sobre Ciudadanos y Podemos que arrasan en redesAyuso da pábulo a una noticia falsa sobre Pablo Iglesias durante una entrevista
1 h
huffingtonpost.es
Así fue el gol de Luis Suárez que mantiene al Atlético líder de la Liga
Victoria agónica que certificó, quién si no, Luis Suárez. El delantero rojiblanco aprovechó una buena jugada de Carrasco, que maniobró en el área para poner una asistencia magnífica que el uruguayo no perdonó. Luis Suárez había gozado de varias ocasiones durante el partido, pero fue en los instantes finales cuando su acierto sirvió para que el Atlético remontase y siguiese en lo más alto de la clasificación.<div style="display: block; position: relative; max-width: 100%;"> <div style="padding-top: 56.25%;"> <iframe src="https://playerclipslaliga.tv/embed?media=OagIDaut&user=5d4165e7ddb66776bb841408&playlist=false&autoplay=false&muted=true" allowfullscreen webkitallowfullscreen mozallowfullscreen style="width: 100%; height: 100%; position: absolute; top: 0px; bottom: 0px; right: 0px; left: 0px;" frameborder="0" scrolling="no"> </iframe> </div></div> Lea la crónica de la última jornada.
1 h
abc.es
El Barça presume de Copa del Rey para salvar el curso
Nueva decepción en el barcelonismo tras otro tropiezo en el Camp Nou, que supone el cuarto partido consecutivo sin sumar los tres puntos (Valencia, Atlético, Levante y Celta) y el adiós matemático a la posibilidad de ganar la Liga en la última jornada. Jordi Alba ha sido uno de los jugadores que ha analizado el nuevo traspiés del equipo catalán y, con cara de circunstancias, ha lamentado la derrota pero ha querido darle valor al título de Copa, conquistado hace unas semanas ante el Athletic Club. «La primera parte ha sido muy buena y el Celta prácticamente no nos ha llegado a puerta. Nos ha metido un gol desde fuera del área pero teníamos el partido controlado. En la segunda parte no hemos estado como en la primera y nos hemos vuelto un poco locos. El gol ha sido desafortunado, en una jugada aislada y nos han metido el segundo. Es una lástima. Cuatro partidos sin ganar y nos vamos fastidiados», ha explicado el lateral. Alba trató de justificar los motivos de la derrota. «No creo que perdamos por una cuestión psicológica. Queremos el segundo gol, no llega y se abren los espacios, pero no hablo tácticamente. Sino que queremos el segundo y nos vamos al ataque», comentó. «No es algo táctico sino algo de los jugadores, que somos los culpables cuando van mal las cosas. Hay que mirar a los que estamos sobre el campo. El Celta juega muy bien y nos ha costado . Hemos tenido ocasiones pero así es el fútbol», añadió el futbolista catalán. Jordi Alba quiso destacar que no había sido una temporada tan horrenda como se auguraba. «La temporada no queda empañada. Hay que darle valor al título de Copa. Es cierto que llevamos cuatro partidos sin ganar y habíamos hecho lo más difícil, poder ponernos líderes con una gran remontada». También Koeman mostró su decepción, aunque su discurso supuso un aviso a lo que le puede esperar al Barcelona si finamente se marcha Leo Messi. Insistió en su discurso de querer quedarse el próximo año y reiteró que lo que ha sucedido ante el Celta es una repetición de lo que se ha visto toda la temporada. «Si hablamos de la primera parte es un reflejo de los que nos ha pasado en más de un partido. Jugamos bien, con oportunidades y el contrario llega una vez y entras al vestuario con 1-1 y esto mentalmente cuesta mucho. La segunda parte no ha sido tan buena, pero hasta con uno menos tuvimos el 2-1. Y al final es 1-2 y esto pasa siempre en momentos cuando no tienes esta suerte». Y aviso de la importancia que tendrá la decisión de Messi sobre su futuro. «Esperamos que no porque todavía es el jugador mejor del mundo y ha demostrado hoy que es imposible jugar sin él. Ha marcado ya 30 goles que han dado mucho puntos a este equipo. Es una pregunta para Leo. Por mi parte y por parte del club esperamos que siga con nosotros porque si no vamos a tener a Leo tenemos dudas a ver quién marca tantos goles...», soltó.
2 h
abc.es
Koeman: "Messi ha demostrado hoy que es imposible jugar sin él"
El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, ha sido claro respecto a que sin Leo Messi y sus 30 goles marcados en esta Liga es "imposible jugar", por lo que ha reiterado su deseo de que el '10' siga pese a que la derrota del Barça ante el Celta (1-2) imposibilita ganar LaLiga Santander.
2 h
europapress.es
«Donde nacen los sabores», sello de calidad en Cuenca para potenciar las pequeñas empresas agroalimentarias
CEOE Cepyme Cuenca ha creado el distintivo de calidad «Donde Nacen los Sabores», en el que se integran treinta empresas artesanas de alimentos y bebidas de la provincia para potenciar el desarrollo y comercialización de estos productos, desarrollando una serie de acciones que no serían posibles de manera individual. Esta iniciativa parte de la recientemente creada Asociación Provincial de Productores Agroalimentarios de Cuenca que se ha apoyado en equipo técnico de la Confederación de Empresarios de Cuenca con el respaldo de la Diputación de Cuenca y el Gobierno de Castilla-La Mancha para llevar a cabo esta iniciativa que permite nuevas posibilidades a estas pequeñas empresas como un marketplace, exportación, presencia en ferias o una fuerte vinculación con el sector turístico. Este nuevo distintivo, que ofrece grandes posibilidades que de manera individual no tendrían las 31 empresas que lo integran, fue presentado en el Parador de Turismo de Cuenca con la presencia del presidente de CEOE Cepyme Cuenca, David Peña, el presidente de la Asociación Provincial de Productores Agroalimentarios de Cuenca, Diego Álvarez, el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro y el presidente de Diputación Provincial, Álvaro Martínez Chana, entre otras autoridades. Entre otras iniciativas está creado un mismo distintivo, con una imagen corporativa que añadir a las etiquetas de estos productos para convertirse en un referente y mejorar sus ventas, siendo una marca de prestigio que le acompañará en ferias y acciones promocionales. Para «Donde Nacen los Sabores» es vital también vincular estos productos al turismo combinando aspectos como visitas a lugares turísticos con las empresas del sector, añadiendo en el paquete una comida o alojamiento. Otra acción prevista es potenciar el marketing digital mediante acciones como un marketplace, un calendario de eventos, espacios profesionales y webs asociadas. El trabajo en redes sociales es un aspecto fundamental para las empresas agrupadas en este distintivo como una herramienta eficaz para llegar a muchos clientes, por este motivo está previsto contar con influencers para multiplicar el mensaje. Del mismo modo, «Donde Nacen los Sabores» establecerá un plan para que estos productos agroalimentarios tengan espacio en las grandes superficies, en ferias a nivel nacional y en eventos como culinaria, vinculando estos grandes productos a la gastronomía. Por último, y como no podía ser de otra manera, con este distinto se quiere ampliar su presencia en mercados nacionales y también en otros países, aprovechando esta fusión para llegar a canales antes imposibles. El presidente de CEOE Cepyme Cuenca, David Peña, destacó el trabajo realizado por la Asociación Provincial de Productores Agroalimentarios de Cuenca (APPAC) indicando que desde la Confederación «hemos querido dar desde el primer momento cobertura a esta necesidad que pretende unir las fuerzas de nuestros productores agroalimentarios para potenciar su comercialización, no solo en nuestro país, sino también salando fronteras, aprovechando el enorme potencial exportador que tienen». El presidente de Diputación, Álvaro Martínez Chana, indicó que «se da un paso fundamental, para poder vender hay que tener una imagen, la gente compra cuando conoce y reconoce un producto, y desde hace años, en distintos foros siempre se ha hablado de crear esa marca común de los productos de la provincia de Cuenca». Por su parte el presidente de APPAC, Diego Álvarez, indicó que la clave de 'Donde Nacen los Sabores' «es la unión de pequeños productores de alimentos y bebidas de Cuenca y provincia con productos de calidad. Actualmente integramos la asociación 31 productores, pero es un proyecto abierto que esperamos que próximamente incremente el número de empresas y animamos al resto de productores a que se sumen. Gracias a este acuerdo podemos apostar por una serie acciones que de manera individual serían imposibles de acometer, la unión es la fórmula para crecer y para ganar mercados». El vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, insistió en que «es imprescindible que haya pequeños productores que hagan una apuesta clara por la calidad, es la gran cualidad de las empresas que forman parte de este proyecto, que hacen una apuesta clara por la calidad y cuando alguien tiene esa apuesta tan clara no le tiene que dar miedo la globalización».
2 h
abc.es
Nacho: "Queda seguir peleando, queda un partido y hay opciones"
El defensa del Real Madrid Nacho Fernández, autor del gol de la victoria en San Mamés ante el Athletic Club, dejó claro que deben "seguir peleando" hasta la última jornada del próximo domingo después de que el Atlético de Madrid también ganase y mantuviese su liderato, aunque advirtió que se está viendo que "las cosas no son fáciles" para nadie.
2 h
europapress.es
Así queda la lucha por los Masters 1.000
Tras la victoria de Rafael Nadal sobre Novak Djokovic en la final del Masters 1.000 de Roma, el español empata con el serbio en la lista de máximos ganadores de títulos de este calibre, con 36. 1. Rafael Nadal, 36. . Novak Djokovic, 36. 3. Roger Federer, 28. 4. Andre Agassi, 17. 5. Andy Murray, 14. 6. Pete Sampras, 11. 7. Thomas Muster, 8. 8. Michael Chang, 7. 9. Boris Becker, 5. . Andy Roddick, 5. . Marcelo Ríos, 5. . Jim Courier, 5. . Gustavo Kuerten, 5. . Marat Safin, 5. 10. Stefan Edberg, 4. . Alexander Zverev, 4. . Andrei Medvedev, 4. . Juan Carlos Ferrero, 4.
2 h
abc.es
Vitoria se reafirma en su capitalidad dentro de Euskadi 41 años después de una decisión polémica y pragmática
El próximo 23 de mayo se cumplen 41 años desde que el lehendakari, Carlos Garaikoetxea, estampara su firma en la primera ley aprobada en su historia por el Parlamento Vasco. Brevísima y de artículo único, designa a "Gasteiz-Vitoria" como "sede" del Parlamento y Gobierno vascos "teniendo en cuenta las condiciones de todo tipo que a este respecto ofrece la ciudad de Gasteiz-Vitoria". Ni se le define como "capital" como hace la Constitución española con Madrid o el Estatuto catalán con Barcelona ni se emplea la denominación oficial del municipio, que fue formalizada años más tarde, en 1983, como "Vitoria-Gasteiz". Pero, desde entonces, la ciudad ejerce 'de facto' como capital de Euskadi y, aunque en 2021 no es un aniversario redondo, el confinamiento motivado por la COVID-19 en 2020 ha pospuesto al cumpleaños "40+1" las conmemoraciones institucionales, que serán tres. Por un lado, se izará una gran ikurriña en la entrada desde Bilbao, junto a la sede central de la Administración autonómica en Lakua, por otro lado se inaugurará una muestra fotográfica de la historia de estas cuatro décadas alargadas y, finalmente, el alcalde Gorka Urtaran y el lehendakari, Iñigo Urkullu, renovarán el convenio que reportará otros 40 millones a la ciudad en concepto de lo que algunos llaman "canon de capitalidad" y otros, simplemente, compensación por ser la "sede de las instituciones comunes"."Efectivamente, la denominación idónea es la de 'sede de las instituciones'. La capitalidad, desde una convicción nacionalista vasca, estaba en Navarra, en Pamplona, por el rango histórico de sus instituciones", explica Garaikoetxea en una entrevista telefónica con elDiario.es/Euskadi. No fue una decisión pacífica, según admite otro de los 'padres' de aquella operación, Emilio Guevara, diputado general de Álava en el momento de la aprobación del Estatuto. Ambos eran, en aquellos años, dirigentes de referencia del PNV y, por diferentes circunstancias, acabaron alejados del partido 'jeltzale'. Hubo fuertes presiones económicas para hacer de Bilbao la capital, había motivos memorialísticos para que estuviera en Gernika e incluso hubo apoyos para Donostia. Pero la balanza se inclinó por Vitoria por dos factores, ambos de índole pragmática, según cuentan los entrevistados.Guevara explica el primero de ellos. La ciudad tenía instalaciones adecuadas para la creación del nuevo aparato autonómico. Un palacete de la década de 1920 que había sido residencia de una acaudalada familia y colegio antes de pasar a manos de la Diputación, Ajuria Enea, se estableció como residencia oficial de la Presidencia y un antiguo instituto fue reformado como Cámara legislativa. Finalmente, Guevara logró que un "proyecto faraónico" en el que se había embarcado la Diputación y que estaba sin inaugurar, un hospital geriátrico en el barrio de Lakua ideado con la premisa de que Vitoria iba a llegar a 400.000 habitantes en el siglo XX, fuese adquirido como gran edificio administrativo. En 2005, la Gaceta Municipal de Vitoria reveló que la decisión final se adoptó tras una visita nocturna al geriátrico. En una entrevista de hace más de 20 años, Guevara hablaba de que algunos de los primeros consejeros le llamaban el "eutanásico".Garaikoetxea cuenta el segundo motivo: "Álava tenía una importancia estratégica. Había que afianzar la presencia de las nuevas instituciones en el territorio que requería mayor atención. La adhesión de su ciudadanía al nuevo proyecto era vital". El acuerdo final lo adoptó el Parlamento Vasco... en Bilbao, en las instalaciones cedidas temporalmente por la Diputación de Bizkaia recién aprobado el Estatuto de 1979. Políticamente, tuvo el aval de los principales partidos, el PNV en Euskadi y la UCD de Adolfo Suárez en España. No se descolgó a última hora el PSE, aunque viniera de postular a Bilbao como mejor opción. El PCE y EE no apoyaron la medida y la izquierda abertzale no participaba en la vida institucional. "En realidad, la decisión la adoptó el PNV en la asamblea nacional celebrada en Pamplona. Tuve el apoyo de don Manuel de Irujo y de los navarros gracias a la salvaguarda de que, en el supuesto de que se integrara Navarra en una comunidad autónoma conjunta, sería Pamplona la capital", cuenta Guevara. Coincide Garaikoetxea es que si el PNV no hubiera impuesto este criterio, la decisión habría sido muy otra.En la actualidad, las principales sedes del poder Ejecutivo están en Vitoria. Lakua se ha ampliado, junto a Ajuria Enea hay un nuevo edificio de oficinas adscrito a la Presidencia y hay otros organismos como la academia de la Ertzaintza o la sede central de Osakidetza. El poder Legislativo está asentado en su sede del parque de la Florida. El Tribunal de Cuentas o el Ararteko también trabajan desde Vitoria, aunque no EiTB. El poder Judicial nunca se movió de Bilbao, que es la sede del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y de la Fiscalía. El Estado ha situado en Vitoria su Delegación, precisamente en un edificio casi pegado a Ajuria Enea. Ninguno de los principales partidos políticos, en cambio, tiene su oficina principal en la capital.En realidad, el debate político nunca ha cesado. En 2010, en el trigésimo aniversario, el entonces alcalde de Vitoria, Patxi Lazcoz (PSE-EE), hizo bandera de la campaña "Capital de Euskadi". Empezó a usar pulseras reivindicativas y no era extraño verle en actos públicos con camisetas con el lema. En este contexto, su homólogo de Bilbao, Iñaki Azkuna (PNV) fue muy duro y negó que Vitoria fuese la "capital". "Patxi tiene mucha gracia cuando dice que nosotros somos la capital del mundo y Vitoria, de Euskadi. Realmente, Vitoria es la sede de los servicios comunes. De ilusión también se vive", le afeó el ya fallecido Azkuna a Lazcoz, al tiempo que declinó la invitación a la conmemoración del aniversario porque ese día, en Vista Alegre, toreaba José Tomás: "Tengo que atender a mucha gente en Bilbao porque es un día importante". En Vitoria no hubo toros, pero sí conciertos de Melendi y Oskorri por la efeméride. Una avenida lleva desde entonces el nombre de "Capital de Euskadi".Y llegó Javier Maroto. El PP condicionaba el Gobierno del socialista Patxi López y fue entonces cuando se creó una primera partida de 4,4 millones como 'canon de capitalidad' en 2012. En 2013, Maroto volvió a estrechar la mano del lehendakari, ya Iñigo Urkullu, y configuraron un acuerdo para cuatro años con una cuantía de 5 millones por ejercicio. La imagen se repitió en 2017, aunque con tres novedades. La primera fue que el representante vitoriano era Gorka Urtaran, del PNV, y que defiende la capitalidad con la misma intensidad que sus predecesores. La segunda llegó en los números: el canon se duplicó a 10 millones anuales hasta 2021. Y, la tercera, fue semántica: Urkullu llamó "capital" a Vitoria aunque el convenio de financiación se llame "Promoción de Vitoria-Gasteiz como sede de las instituciones comunes de la comunidad del País Vasco". En el período 2021-2025, cuyo memorándum se firmará coincidiendo con el aniversario de la entrada en vigor de la ley de 1980, se repetirá la cantidad.Al margen de este acuerdo político, que podría ser derogado si cambiasen los intereses de futuros gobernantes, Vitoria no tiene los estatutos de capitalidad de los que gozan por ley Mérida en Extremadura (promulgado en 2015) o Santiago de Compostela en Galicia (en 2002), dos ciudades que tampoco son las más pobladas de sus respectivas regiones. No obstante, la financiación actual que recibe es mucho mayor. Los 10 millones anuales, o incluso los 4,4 de inicio o los 5 de la segunda fase, son muchos más que los 2 millones que reciben las arcas emeritenses o los 2,3 millones de las compostelanas. También por habitante los vitorianos salen mejor parados: el gasto 'per capita' es de 35 euros en Mérida (unos 57.000 vecinos), de 24 en Santiago de Compostela (96.000) y de 40 en Vitoria (250.000).¿A qué destina ese dinero la ciudad? Según el acta de la comisión de seguimiento del convenio de colaboración entre el Gobierno autonómico y el Ayuntamiento de Vitoria, celebrada el 26 de noviembre de 2020, el pasado año se atendieron gastos generales derivados del consumo y reparaciones del alumbrado público, del mantenimiento de vías e infraestructuras, de la limpieza urbana, del transporte público, de seguridad y, singularmente, algunas partidas extraordinarias por la COVID-19. Asimismo, se cubren el 81,3% (hasta un millón de euros) en obras en el espacio público de la ciudad tales como la calle del Médico Tornay, la plaza del Hospital, el aparcamiento de Ariznavarra, las obras del tranvía desde Trianas hasta Salburua, reposición del arbolado y otras "infraestructuras verdes" y el propio Anillo Verde o eliminación de barreras arquitectónicas. Finalmente, se cubre el 67,62% (hasta 2,25 millones) de otro paquete de inversiones como la reforma del entorno del nuevo Memorial de Víctimas del Terrorismo (que se inaugura esta semana), el palacio de congresos Europa, el centro de mayores de San Martín, el centro cívico de Salburua, el cementerio de El Salvador, así como otras instalaciones y carriles-bici. Hay también dinero del canon destinado a la implantación del BEI (Bus Eléctrico Inteligente) y a las denominadas 'supermanzadas', consistente en el calmado de tráfico en las calles interiores de los barrios.
2 h
eldiario.es
Denuncian la aparición de centenares de tiburones muertos en el fondo de las aguas de la costa guipuzcoana
"El fondo marino [está] lleno de pintarrojas muertos". La pasada semana, el colectivo ecologista Eguzki adelantó que iba a denunciar tanto públicamente como ante la Administración que el grupo Buceo Donosti había hallado centenares de estos tiburones muertos. Reunió alrededor de un centenar de ejemplares en la bocana de Pasaia (Gipuzkoa) para que se viera la magnitud del problema.No es la primera vez que el grupo submarinista se topa con "este tipo de imágenes". Es por eso que decidieron ponerse en contacto con Eguzki, "hartos y cansados de ver un montón de peces muertos en el fondo". "El mero hecho de que aparezcan peces muertos en el fondo marino, en este caso en la bocana de Pasaia, ya es un hecho destacable", señala Garikoitz Plazaola, miembro de Eguzki. "Se supone que la sociedad se está fijando un poco más en el entorno, en el medioambiente, con eso de la emergencia climática. Que ocurran estas cosas es llamativo", añade. Además, "el que haya hecho esto puede estar incurriendo en un delito". El pescado de descarte, aquel que "se pesca en la red, se sube al barco pero luego no se usa", por normativa, tiene que desembarcarse en el puerto, por tanto, "que se estén extrayendo unos seres vivos de su medio natural para luego echarlos en el fondo del mar es grave", admite Plazaola. El grupo se muestra bastante seguro de que ha sido un pescador quien ha arrojado los pintarrojas antes de llegar a puerto, aunque no se ha aclarado el porqué. "Es una especie que se puede comercializar, no está protegida, pero hace unos años se vendían más, por lo que puede que la razón sea su difícil venta. Ha podido ocurrir que los hayan intentado vender y al no poder hacerlo tener que deshacerse de ellos", comenta. Tampoco se sabe el total de tiburones que se han arrojado a la bocana de Pasaia. El grupo submarinista los vio durante la semana pasada, y "en un intento de visibilizar la magnitud del desastre" reunieron más de un centenar de ejemplares, aunque Plazaola asegura que "había muchos más". Asimismo, el grupo Eguzki manifiesta que Inspección pesquera del Gobierno vasco no busca soluciones a este problema, que, advierte, "no es nuevo". "No dice nada, solo dicen que hay un problema con el descarte", indica. "En ningún momento dice nada de si se puede evitar la cantidad de descarte que se hace hoy en día, ni si ese descarte hay que intentar meterlo en la cadena alimenticia de alguna forma. En esta época en la que estamos intentando que los restos de supermercados no acaben en la basura, creo que con los descartes habría que hacer algo parecido".No es la primera vez que hay problemas con tiburones en la costa vasca. En abril de 2018, la Administración del Estado informó de que se había detectado la captura ilegal de 20 tiburones de la subespecie 'cailón', 'lamna nasus' o 'marrajo sardinero', una especie protegida, en una inspección en el puerto de Ondarroa (Bizkaia). El representante de Equo José Ramón Becerra denunció que Inspección pesquera del Gobierno vasco "hace la vista gorda ante ilegalidades de la flota vasca".Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras en la pasada legislatura, respondió en una pregunta a Becerra que en los últimos diez años no ha habido sanciones por pesca ilegal de especies protegidas. "En la práctica, la pesca de todos estos escualos, teniendo en cuenta las profundidades en las que viven, se produce en aguas exteriores del caladero Cantábrico Noroeste, siendo el control de la pesca y el desembarque de las capturas realizadas en dichas aguas competencia del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente", sostuvo. La especie protegida, en peligro de extinción, comparte aguas con otras especies de tiburones que llegan cada año al puerto de Ondarroa, principalmente 'prionace glauga' o 'tintorera' y en menor medida 'isurus oxrynchus' o 'marrajo dientuso', por lo que "taxonómicamente es muy difícil distinguirlo", indicó entonces el Gobierno vasco. Becerra señaló que el arte del palangre "no es un arte selectiva que permita evitar las capturas de especies protegidas".
2 h
eldiario.es