Herramientas
Change country:

La resiliencia del autónomo: el año Covid se salda con sólo 13 bajas

Castellón cerró 2020 con 40.858 profesionales por cuenta propia dados de alta frente a los 40.871 de un año antes. La fortaleza es generalizada en toda la Comunidad y España Leer
Carga más
Leer artículo completo sobre: elmundo.es
El City saca tajada de un Liverpool-United sin goles
El Manchester City se colocó segundo este domingo en la jornada 19 de la Premier con su triunfo (4-0) sobre el Crystal Palace y gracias al empate sin goles en Anfield, entre el Liverpool y el Manchester United, que mantiene muy abierta la liga inglesa.
europapress.es
Primer roce de Biden con Putin: su asesor exige la "liberación inmediata" de Navalni
20minutos.es
Los Hispanos sudan su primera victoria en Egipto
La selección española masculina de balonmano ha sumado este domingo su primera victoria en el Campeonato del Mundo que se está disputando en Egipto después de ganar con mucho trabajo por 26-27 a Polonia, en un partido decidido en los compases finales.
europapress.es
Bertín Osborne informa de una noticia personal: "Asumo toda la responsabilidad"
Bertín Osborne y Fabiola se habrían separado tras 15 años de matrimonio, según ha informado este domingo Viva la vida, el programa de Emma García en Telecinco. En un comunicado que ha emitido el espacio de Mediaset, el músico y presentador de En tu casa o en la mía ha contado los motivos que han llevado a la ruptura de una de las parejas que parecían más sólidas del panorama español.“No hay un motivo concreto, sino problemas de convivencia. No hay, ni ha habido terceras personas que nos hayan motivado a tomar esta decisión y sí la dificultad de convivir con nuestras distintas personalidades. Yo confieso que soy complicado en el día a día y asumo toda la responsabilidad en los motivos que han dado lugar a esta decisión”, comienza diciendo Osborne en el comunicado emitido en TelecincoEl cantante califica a Fabiola como una persona “maravillosa, gran compañera, estupenda mujer y como madre, es literalmente única”.“Espero que, aunque vivamos separados, sigamos unidos en la amistad de nuestras familias. Os ruego de corazón que no haya especulaciones, porque sencillamente no hay más motivos que los que os transmito”, ha comentado Osborne, que ha pedido que, al tener dos hijos menores, uno de ellos muy dependientes, se respete su decisión de no hablar de este tema“Para mí es muy doloroso por cuanto, como ya os he dicho, mi manera de ser y mi personalidad han sido determinantes en esta separación. Mis hijos tendrán el cariño de sus padres como siempre y entre nosotros siempre habrá cariño y respeto”, ha concluido el músico. La pareja, que se conoció en 2001 y contrajo matrimonio cinco años después, tiene dos hijos: Kike y Carlos.TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Ya lo hemos visto todo: el inesperado mensaje de Bertín Osborne a Pablo Echenique Bertín Osborne, enfadado como pocas veces: "No sé quién habrá sido el iluminado al que se la ha ocurrido" Críticas a Bertín Osborne por lo que hizo (varias veces) mientras comía con Rafa Nadal: se ve en la foto
huffingtonpost.es
Ramis: "Nuestra actitud ha sido de equipo de Primera División"
El entrenador del CD Tenerife, Luis Miguel Ramis, ha asegurado que la actitud de su equipo en el partido de Copa del Rey ante el Villarreal CF “ha sido de Primera División”, a pesar de la derrota en la recta final (0-1).En la rueda de prensa posterior al encuentro, el técnico ha afirmado que sus jugadores han tenido actitudes “de muy alta exigencia” y han realizado un partido “para estar satisfechos”.Luis Miguel Ramis ha afirmado que han tenido “ocasiones muy claras” para adelantarse en el marcador, "hemos logrado no cometer ningún error. Pero ni con eso nos ha dado”, ha agregado.El entrenador ha resaltado que “la inteligencia” de sus futbolistas “en todas las fases del juego es alta”, mientras que ha recalcado que han “entendido lo que quería el partido”.“Hemos trabajado bien, somos difíciles de superar, generamos peligro y el equipo es muy solidario”, ha dicho Ramis, quien ha explicado que son las “características" que necesita un equipo para competir en una categoría como Segunda División”.
eldiario.es
Bertín Osborne: «No hay terceras personas, ni tengo interés en que aparezcan»
Archiconocido por su fama de eterno conquistador, con ese característico gracejo andaluz y mirada verde penetrante, Bertín Osborne logró imprimir cierta estabilidad y serenidad en su vida el día que la modelo venezolana Fabiola Martínez se cruzó en su camino. Corría el año 2001 y la grabación de un videoclip para un disco de rancheras parecía haberles unido perpetuamente. No fue para siempre, pero sí para 20 años colmados de amor y complicidad. Proyectaron la imagen de un matrimonio idílico. Por eso, la noticia de su separación, adelantada ayer por el programa «Viva la vida», y confirmada posteriormente en un comunicado oficial, causó sorpresa y revuelo entre el gran público, pero no entre los periodistas ni en el círculo cercano de la pareja, conocedor de sus desavenencias. «Sí, está vez es cierto el rumor. No es una decisión fácil y ha sido de mutuo acuerdo, con todo el cariño y respeto. Yo estoy bien, los niños también, así que nada más puedo añadir. Ambos lo hemos intentando pero no ha podido ser», declaró Fabiola en conversación con ABC. Además de las palabras de Fabiola, ayer Bertín aseguró a este periódico : «Esta decisión es lo mejor para todos y para nuestros hijos. Nosotros nos queremos mucho, pero nos peleamos por tonterías muchos días, demasiado, son bobadas pero los dos llegamos a la conclusión de que vivir así es agotador. Son discusiones sin importancia pero que desgastan». Visita de su suegro Como muestra de que su relación sigue siendo buenísima y van a intentar que nada ni nadie lo cambie, en las próximas fechas el suegro de Bertín acudirá a pasar unos días a su finca, donde los niños también acuden como han hecho estos días de atrás. «No hay terceras personas y te aseguro que no tengo ningún interés en que aparezcan, más bien todo lo contrario. Te insisto que no habrá problemas y que pienso decirle sí a todo lo que diga Fabiola. Nuestro cariño está por encima de todo. En cuanto vaya a Madrid nos veremos». A finales de noviembre decidieron que debían tomar la decisión de poner fin a su matrimonio. Tras muchos meses de confinamiento y con el consiguiente parón radical de sus agendas profesionales, la convivencia ponía de manifiesto lo que tantas veces había sido su gran problema en la relación; dos personas con carácter y argumentos diferentes a la hora de compartir una vida. De ahí que a primeros de diciembre, el matrimonio decidiera poner el asunto en manos de un despacho de abogados y dar comienzo al divorcio legal que ya está en marcha y se firmará en cuanto la burocracia legal cumpla sus plazos. Él en Sevilla y ella en Madrid Desde entonces Bertín se ha instalado en su finca de Sevilla, propiedad que no acabó de vender y que siempre ha sido su refugio favorito, mientras que Fabiola se quedaba con los dos hijos menores -Kike y Carlos- en la casa que tienen alquilada en Madrid (en breve se muda a otra casa nueva) y donde cuenta casi siempre con la compañía de sus padres, presencia fundamental para Fabiola dada la enorme ayuda que le aportan con los cuidados de Kike. Precisamente, la custodia de los menores no será un punto de disputa en el matrimonio ya que se quedará Fabiola con esa tarea, y todo indica que no protagonizarán una batalla en los tribunales por las cuestiones económicas, dado que Bertín piensa ocuparse de sus responsabilidades con el cuidado y mantenimiento de sus hijos mientras que la modelo venezolana no tiene intención de exigir ningún tipo de pensión o compensación monetaria. Eso sí, en un intento de que su relación sea igual de amistosa que durante los años de matrimonio, la disolución del vínculo no supone para nada la ruptura con la Fundación Bertín Osborne, donde Fabiola seguirá trabajando como ha venido haciendo desde su creación. Bertín y Fabiola se casaron el 10 de junio de 2006 en su finca de Sevilla. Fue la segunda boda para el cantante, que ya había dado el «sí, quiero» a Sandra Domecq, -madre de sus tres hijas Alejandra, Claudia y Eugenia-, en 1977. Ahora, a sus 66 años, Bertín vuelve a caminar solo.
abc.es
Los negociadores del Gobierno afgano y los talibán retoman los contactos en Doha
Este domingo han retomado las negociaciones de paz los representantes del Gobierno afgano y de los insurgentes talibán desplazados a Doha, según ha revelado uno de los negociadores del Gobierno, Nader Nadery, en declaraciones recogidas por la televisión Tolo News.
europapress.es
Más llamadas de auxilio y denuncias en farmacias para huir de un 2020 de extrema exposición a la violencia machista
Canarias despidió el mes de diciembre con la triste noticia de un nuevo crimen machista ya confirmado por la Delegación del Gobierno. Marian, de 66 años, fue presuntamente asesinada por su pareja en el municipio de Gáldar, en el norte de Gran Canaria. No fue el único asesinato por violencia de género que se produjo ese año, que se cobró otras tres víctimas en las Islas y 96 desde 2003, cuando se empezó a contabilizar. Pese a que el año se despedía con menos víctimas mortales que el anterior, en el que fueron asesinadas ocho mujeres, durante este último año sí que se ha registrado un repunte de las llamadas para pedir ayuda al Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia del 112. En total, se recibieron 15.592 llamadas, una media de 43 diarias y que suponen un 15% más que en 2019. Además, ahora se cuenta con un nuevo recurso para pedir auxilio, la clave Mascarilla-19, con la que se puede dar la alarma en cualquier farmacia. 40 mujeres la usaron en 2020, 10 de ellas en el mes de diciembre. En lo que va de año, dos mujeres han utilizado este recurso. El 60% de las llamadas al 112 (9.407) fueron de emergencia, el 19% (3.294) de urgencia y el 21% (2.891) de información. Además, el servicio de atención a las víctimas tuvo que activar los dispositivos de emergencia insulares (Dema) en cerca de 2.000 ocasiones. Se trata de un protocolo que se activa cuando la vida de una mujer o de un menor a cargo corre peligro. La directora del Instituto Canario de Igualdad, Kika Fumero, ha explicado a esta redacción que en 2018, el mes en el que menos activaciones del Dema se produjeron, hubo 70, mientras que en 2020 el mes en el que menos se contabilizaron fueron un total de 150, con lo que se ha doblado ese mínimo. La media actual de activaciones de estos dispositivos de emergencia fue de 106 en el año 2018, mientras que en 2020 fueron 166. En ese año, en agosto, se llegaron además a las 198 activaciones. Precisamente, haciendo balance del año marcado por la pandemia, se detecta que en verano hubo un repunte de las llamadas a emergencias, 1.527 solo en agosto. En los períodos vacacionales, explica Fumero, suelen detectarse un aumento de la violencia de género porque las mujeres pasan más tiempo con el agresor, que en más de la mitad de los casos (53%) en Canarias ha sido la pareja actual y en un 22% de los casos la expareja, según los datos del Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia 1-1-2. Casi la mitad de las alertas (6.946) fueron realizadas por la propia víctima, 4.410 por otra persona y el resto otras instituciones como el servicio Atenpro, el 016 y el nuevo recurso Mascarilla-19. Esta comunidad también registró el pasado mes de octubre la segunda tasa más alta de llamadas al teléfono 016 de atención a víctimas de violencia de género con 367,2 por cada millón de mujeres, sólo por detrás de la Comunidad de Madrid (367,7).Las secuelas de la pandemiaLa directora del Instituto Canario de Igualdad explica que el incremento en las llamadas ha sido producto de la desescalada, ya que “muchas mujeres intentaron salir por todos los medios de sus hogares porque la violencia había sido constante durante 24 horas durante el confinamiento”. Durante ese período no podían “ni salir a dar a un paseo ni quedar con amigas. Ellos tampoco podían salir y bajar el nivel de estrés y de violencia que se vivía en los hogares. No había escapatoria porque estábamos confinados y por tanto sabíamos que esa exposición a la violencia constante y sin tregua iba a producir en la desescalada que muchas mujeres dieran la alarma y tomaran la determinación de poner fin a la situación que estaban viviendo”, afirma. Consciente de que se estaría produciendo situaciones de violencia constante en los hogares, Fumero ideó una campaña pionera que además ha dado la vuelta al mundo. La ha realizado gracias a la colaboración de los colegios de farmacias de las Islas para que las mujeres pudieran dar la alarma en estos espacios si están sufriendo un caso de violencia machista. Las farmacias eran uno de los pocos lugares a los que sí se podía acudir en una situación de confinamiento y en todos los pueblos hay una, por lo que consideró que podría ser una buena iniciativa. Pronto, la campaña empezó a dar respuestas y a copiarse en otros lugares de España y en 16 países en los que continúa, ocho de  Europa, cinco de América, dos en África, así como Australia. Desde diciembre, se ha constatado un aumento de su uso en las Islas por una intensa campaña que se ha realizado en los medios que ha permitido que llegue a más mujeres, explica la directora del ICI. Fumero destaca que este año también hay que sumar a esa mayor exposición extrema a la violencia machista “el cansancio acumulado tras el periodo de  confinamiento, el hecho de tener que mantener la guardia por cuestiones sanitarias, desgaste emocional, pérdida de trabajo, la crisis económica, el no saber cómo salir adelante, la dependencia económica, emocional…” Todo ello ha contribuido a crear un clima más hostil en los hogares. De hecho, durante el confinamiento la comunidad autónoma tuvo que recurrir a hoteles y otros espacios para garantizar la seguridad de 51 mujeres y 29 menores a cargo. El Instituto Canario de Igualdad recuerda que además de alertar de casos de emergencia en el 112, las mujeres o personas del entorno a la víctima pueden solicitar información en el 016. También pueden consultar los recursos más cercanos, de manera rápida, en la app móvil Redvican, Alertcops o en la Guía Red de Apoyo sobre servicios de atención a mujeres víctimas de violencia de género en Canarias publicada en la web del ICI. Encarnación fue la primera mujer asesinada en las Islas en 2020 por su marido. El crimen ocurrió el 4 de abril en La Isleta, en pleno confinamiento. En verano fue asesinada Carolina, en Tenerife. Tenía 43 años y su cuerpo fue hallado en una fosa séptica. Además, Canarias ya contabiliza como violencia de género el caso de Ramona Jesús, de 55 años, en La Laguna, que aún se encuentra en investigación. El año terminaba con el crimen de Marian, en Gáldar. En diciembre, además, se investigaba el crimen de una mujer trans en Tenerife y las asociaciones LGTBi han insistido en la necesidad de una ley estatal. En 2020, en toda España se registraron un total de 45 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, y 26 menores huérfanos, según los datos de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género. La Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019 presentada en septiembre del pasado año ya reflejaba que un 78% no se denuncia. En Canarias, además, según ha recordado Kika Fumero “se tarda unos 11 años y nueve meses en denunciar la violencia machista”. 
eldiario.es
¿Por qué los gatos nos traen ‘regalos’?
Si vives con un gato o con una gatita, existen muchas posibilidades de que hayas amanecido entre sus ratones de peluche, juguetes que te ha traído a la cama concienzudamente durante la noche. O tal vez tu gata irrumpe en tu jornada de teletrabajo para dejarte su juguete favorito en los pies (maullidos potentes incluidos), o te has encontrado con la pelota que tanto le gusta perseguir dentro de tu zapato. Hay diferentes teorías para explicar por qué los felinos caseros nos traen juguetes o "regalos". Es muy probable que tu gata lo haga porque (a sus ojos) te trae la comida, igual que haría con sus cachorros. También está la teoría de que a los gatos les gusta comer en lugar seguro y diferente del que han obtenido su presa (en caso de tu felino casero, su juguete). O que, sencillamente, quiera jugar contigo. Sea por la razón que sea, algo tenemos claro: detrás de todas estas razones hay un motivo común: tu gato te quiere (¡y mucho!), y es su modo de demostrártelo. Cuando mueve sus juguetes por la casa, o te los deja a las 2.00 de la madrugada en la cama, tu gata puede estar sencillamente respondiendo a su instinto natural de comer en un lugar seguro. Cazar es un comportamiento completamente natural para los gatos. Y es exactamente lo que les ha permitido sobrevivir durante todos esos miles de años antes de terminar acurrucados en nuestro sofá, con sus cuencos de comida disponibles en todo momento. Y aunque el proceso de domesticación del gato probablemente comenzó hace unos 10.000 años, su instinto de caza sigue muy despierto. A todos los felinos les gusta comer en lugar seguro; por lo que tiene sentido buscar un sitio diferente del que han obtenido su presa; en este caso, su juguete. Cuando tu gato casero no puede cazar, suple esta necesidad innata con el juego, con el que imita este comportamiento casi como un calco. En otros maullidos: para tu camarada peludo la caza del día es su peluche o esa bola de papel con la que no deja de jugar. Por eso, para tu felino es tan importante el juego: se trata de un comportamiento innato, que necesita poner en práctica para ser feliz, así como para asegurar su bienestar, tanto físico como emocional. Cuando los gatos viven en la naturaleza o en un medio silvestre (sin que los humanos les proporcionen comida), las madres enseñan a sus cachorros cómo obtener su alimento. Para ello, les traen pequeñas presas muertas o heridas. Pues bien, ese instinto no ha desaparecido en nuestros felinos. Y por mucho que los gatos caseros no precisen cazar su propia comida para sobrevivir, no pueden evitar la necesidad de expresar ese comportamiento; de hecho, disfrutan con la persecución y la captura de objetos; en este caso su peluche. Los genes le están diciendo a tu gatita que eso es lo que necesita hacer para sobrevivirY también que tiene que transmitir este importante aprendizaje a sus retoños. Es decir, tú. Un cumplido con el que te demuestra cuánto te quiere, lo importante que eres, y con el que intenta cuidarte: ¡te está alimentando, y enseñando cómo valerte en la vida!Algunos gatos llevan juguetes a sus humanos porque, sencillamente, quieren jugar con ellos. Tu felino te asocia como su compañero de juego interactivo: eres quien mueve su juguete tipo caña de pescar por el salón para que pueda perseguirlo y darle caza. O quien le lanza la pelota por el pasillo. No solo aparecen con un peluche en la boca en mitad de la noche. Otros gatos reciben cada día a sus humanos en la puerta con su juguete favorito, maullidos potentes incluidos. Y sabemos lo difícil que es no dedicar atención a un gatito cuando se empeña a jugar. ¿Sabías que esos maullidos son una vocalización que tu gato te reserva solo a ti, y que no usa para comunicarse con otros congéneres?Tu minino también lo sabe: una vez que aprenda que el juego forma parte de su relación contigo (algo muy recomendable), hay muchas posibilidades de que te incite a jugar dejándote pelotas y ratones de peluche o bolas con plumas cerca. No te resistas; al contrario, intenta reservar un poco de tiempo cada día para jugar con tu gato cuando te acerque ese peluche. Sea cual sea el motivo para traerte juguetes o para dejarte su pelota dentro de la zapatilla, recuerda que lo hace porque te quiere. Y está compartiendo su amor felino con cada una de estas entregas tan especiales. Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
eldiario.es
Bárbara Blasco: "Cada vez aceptamos menos los matices, las contradicciones que tiene el ser humano: la literatura está para trabajar eso"
Virginia trabaja de camarera en un bar, aunque pasa la mayor parte del tiempo en la habitación de un hospital. Su padre está en coma y no se sabe cuándo y cómo podría mejora o empeorar. Ella le hace compañía, pero no por afecto sino por rutina. Ella no se entiende del todo con nadie de su familia. Su madre lleva años medicándose por una depresión y su hermana nunca le ha prestado atención. Siempre estaban todos demasiado ocupados. Y nunca la han apoyado en nada. Se siente desplazada, pero pasa los días haciendo compañía a un cuerpo, el de su progenitor, tumbado en una cama sin poder si quiera parpadear. A Virginia le obsesionan las enfermedades, la fragilidad del cuerpo. Y sobre eso reflexiona ampliamente la historia que protagoniza: Dicen los síntomas, la nueva novela de Bárbara Blasco, que mereció el Premio Tusquets Editores de novela en 2020. Un libro particular, escrito con cierta ferocidad, cierta urgencia. Una novela que dialoga, sorpresivamente, con un tiempo pandémico en el que lo más frágil de la vida se nos presenta con un realismo y una cercanía manifiesta.Tras Suerte (Ediciones contrabando) y La memoria del alambre (Che Books), ¿por qué decidió presentar esta novela al Premio Tusquets? ¿Cree que los premios siguen siendo esenciales para autores más desconocidos?Durante mucho tiempo he estado bastante acomplejada. Me decía a mí misma que lo que había escrito era una mierda, y no lo presentaba a ningún sitio. Pero con esta novela estaba bastante segura de mí misma, y pensaba que no perdía nada por intentarlo. Así que lo más fácil eran los concursos. A día de hoy sigue siendo más fácil que te lean el manuscrito en un concurso que si lo envías por tu cuenta a una editorial. Con los concursos por lo menos te aseguras que alguien te lee. Y mi idea era "bueno, si no gano el dinero del premio, por lo menos que lo lea alguien de una editorial como Tusquets". Porque no solo se publican los libros ganadores. En muchas ocasiones, de los manuscritos enviados, alguien del jurado destaca uno y se termina publicando. Es el caso de Arena, de Miguel Ángel Oeste (Tusquets), que se acaba de publicar y se presentó al premio.Dicen los síntomas aborda temas complejos como la enfermedad, la vida en hospitales y la cercanía con la muerte. ¿Cree que su libro se ha leído de otra forma dada la situación de pandemia que vivimos?Es muy probable pero no sé en qué medida. Es decir no sé si ha producido más interés o más rechazo [Ríe]. Hoy en redes he leído a una chica que me ha dicho que se ha puesto a escribir tras leer mi libro. Eso es alucinante. Yo escribo porque han escrito otros y eso motiva a que alguien, tras leerme, le apetezca ponerse a escribir. Es algo increíble, como formar parte de un diálogo que no cesa.No escribí pensando que publicaría este libro durante una grave crisis sanitaria. No lo pensé, ni me lo imaginé. Cuando escribo pienso solo en un público lector... que soy yo misma. Es decir, escribo lo que me gustaría leer y lo hago sobre los temas que me interesan. Aunque sí es verdad que tuve en cuenta que si iba a hablar de enfermedad, de muerte y de hospitales, no podía hacerlo desde la intensidad máxima, desde lo tremendista. Tenía que tener algo de ironía, algo de humor. En un pequeño ensayo de Marta Sanz llamado No tan incendiario (Periférica), la escritora sostenía que la literatura actual busca agradar. Y que en el proceso de agradar al lector, paulatinamente se escribía menos sobre lo desagradable en términos desagradables. ¿Coincide con ella?Pues no lo sé, pero creo que algo de razón tiene. La de agradar es una corriente que está ahí y tiene que ver también con el debate sobre lo políticamente correcto. Me da la sensación de que cada vez aceptamos menos los matices o las contradicciones que tiene el ser humano. Es terrible, porque precisamente la literatura está para trabajar eso. Pero por otra parte, también veo que hay gente joven como Cristina Morales que no está, precisamente, interesada en agradar a nadie y dice lo que le viene en gana. Supongo que es imposible no escribir desde la sociedad en la que estamos. Pero no creo que haya que dejarse llevar por corrientes. La escritura es un acto de libertad para mí: lo que no puedo decir diariamente, socialmente, porque tiene consecuencias o simplemente no me apetece, lo escribo.Virginia está en el hospital porque su padre está en coma. La muerte y cómo nos enfrentamos a ella sobrevuela todo el relato. ¿Cree que seguimos teniendo miedo a hablar de la muerte, a normalizarla?Yo creo que sí, que todo viene del miedo. Me apetecía mucho hablar de realidad y de ficción. De cómo fabricamos y vivimos ficciones para afrontar verdades. La religión, por ejemplo, es una ficción generada para hablar de la muerte y dar una explicación al mundo material. Solo que también es una forma de acceder a la realidad. El ser humano genera ficciones que le alejan o reconstruyen la realidad. Pero a través de la ficción uno se puede acercar a determinada verdad, de forma simbólica. Es lo que le ocurre a mis personajes: la madre de Virginia construye la ficción de que la muerte de su marido no es inminente. Virginia construye una ficción para explicar por qué su familia la rechaza. ¿Cree que al estar tan cerca de la muerte como en una pandemia, se han acentuado las construcciones de ficciones? Pienso en cómo cunde el pensamiento mágico, se leen las fake news o se difunden bulos sobre que las vacunas llevan microchips para controlarnos. Y la gente decide creérselo o no. ¡Hoy en día hasta te pueden decir que la nieve no existe, que es plástico! Es como que ya no nos fiamos de lo que vemos, sentimos o tocamos. Y llevamos tiempo así. Parece que la ciencia cada día está más desprestigiada. Las fronteras entre realidad y ficción son difusas. Pero tenemos que reconstruir esto de alguna forma. No digo que exista una verdad absoluta, pero sí que tendremos que ser capaces de distinguir que hay cosas que son más verdad que otras. Antes ha comentado la idea de la literatura como diálogo infinito. Lo cierto es que Dicen los síntomas está lleno de otros libros, que aparecen citados en sus páginas. ¿Quería participar de ese diálogo alentando al lector hacia otras lecturas? Una de mis primeras influencias desde que empecé a escribir fue Vila-Matas. Su obra me cambió la vida. Me inspira muchísimo, y él concibe la literatura como un continuum que se va reescribiendo.Aunque no sé si en este caso no es tanto eso como una forma que tengo, inconscientemente, de combatir mis complejos. Constantemente me tengo que enfrentar a una inseguridad que me dice que lo que escribo no es suficientemente bueno o intelectual o qué sé yo. Y también es cierto que me iba bien para el personaje protagonista, que está muy sola, no tiene casi amigos y no conecta con su familia, así que se refugia en los libros.Virginia, como muchos, se refugia en la lectura para afrontar su realidad. Hablando de eso: los índices de lectura han crecido durante el confinamiento. La cultura, en general, ha tenido una presencia importante en 2020 y muchos de los que habían perdido el hábito de leer, lo han recuperado. ¿Hará 2020 que revaloricemos la cultura? Y parece que sigue la racha, que se están vendiendo más libros. Yo espero que sí, que la cultura gane un espacio importante en nuestra vida. O por lo menos iniciativas como 'Todos tus libros' se abran paso. Yo soy muy fan de 'Todos tus libros', no compro en Amazon, ni tampoco compro los libros en El Corte Inglés o la Fnac. Creo en las librerías de proximidad y esto las puede ayudar. No sé... creo que todo tiene ventajas si uno las busca. Hasta la muerte puede ser ventajosa si dejas de pagar la hipoteca. Lo que estaría realmente bien tras 2020 es que nos tomáramos en serio el trabajo intelectual, del cariz que sea. Otro de los temas que aborda el libro, y que guían las acciones de Virginia, es la maternidad. Su protagonista quiere quedarse embarazada. ¿No es contradictorio que ella, que está obsesionada con la muerte y reflexiona tanto sobre enfermedades y síntomas, quiera generar una vida nueva?No, no lo creo. A mí siempre me han dicho que en los hospitales se folla un montón. Es como que cuando estás cerca de la muerte, a la gente le entran muchísimas ganas de vivir. Como una reacción: el sexo como afirmación de que estás vivo y puedes sentir.  Además me interesaba reflexionar sobre los vínculos familiares que se establecen sólo por compartir genes. En una familia que no la acepta, ante un padre que siempre la ha negado, ella se quiere afirmar. No le basta con decir "me han negado", o "siempre he estado acomplejada", "no me habéis aceptado". El embarazo es una forma de rebelarse contra eso, de negarle al padre el derecho a joderle la vida. Una forma de decir: "Mientras tú te mueres, yo estoy llena de vida".Virginia se acuesta con desconocidos a los que interroga sobre antecedentes médicos para ver si son óptimos para que la embaracen. Hasta que conoce al extraño, compañero de habitación de su padre en coma.Claro, es entonces cuando sucede algo que no busca. Me parece una actitud sana desmitificar el sexo igual que la muerte. Pero me resisto a desmitificar el amor. Y sé que esto es cursi pero me da igual: para mí es lo que le da sentido a todo. Amar lo que haces, amar a otras personas… amar, simplemente. Porque, si no... ¿Qué sentido tiene todo? 
eldiario.es
El “albañil con corbata” que copa las oficinas de Madrid engorda su patrimonial luxemburguesa con 69 millones
El multimillonario madrileño Ángel Soria, el autodenominado “albañil con corbata” que, pese a su discreto perfil, pasa por ser uno de los grandes propietarios de oficinas en Madrid, acaba de llevar a cabo una inyección de capital de 69 millones de euros en la sociedad patrimonial radicada en Luxemburgo que utiliza para controlar su inmobiliaria, Torre Rioja. Este grupo español, que tiene como inquilinas en la capital de España a grandes multinacionales como Axa, BNP, General Electric o Roche, prevé beneficiarse este año de las ventajas fiscales de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (Socimi).Según el Registro de Luxemburgo, el pasado 31 de diciembre Matra Investments, sociedad luxemburguesa 100% propiedad de Ángel Soria, realizó una ampliación de capital de 69,7 millones mediante la aportación en especie de títulos de una de sus sociedades en España, RA SL. La operación ha fijado el capital de Matra en 271,3 millones y no tiene precedentes en esta sociedad.Matra Investments es una empresa sin empleados que en 2019 declaró pérdidas de 22.313 euros y activos de 205 millones. Fue migrada a Luxemburgo desde el paraíso fiscal de Curaçao (Antillas Holandesas) el 2 de diciembre de 2009. La firma multiplicó su tamaño a finales de 2018, al absorber Hemmingstreet Corporation SA, creada originalmente en 1992 también en Curaçao.Matra es el vehículo con el que Ángel Soria controla Torre Rioja. De forma directa, y según sus cuentas de 2019, esa firma luxemburguesa tiene un 41,14% de la inmobiliaria y también controla el 90,71% de RA, SL. Esta última es dueña a su vez de otro 41,14% de Torre Rioja. Asimismo, RA SL es propietaria del 68,33% de Global de Inversiones y Adquisiciones SL, también accionista de Torre Rioja. elDiario.es preguntó el pasado miércoles a Torre Rioja por esa ampliación de capital de su propietario, sin obtener respuesta. La operación se ha llevado a cabo en un momento convulso para el mercado de oficinas por la pandemia y el auge del teletrabajo, que han golpeado el valor bursátil de compañías dedicadas a este negocio como Colonial o Merlin en el Ibex. Antes del coronavirus, el mercado de alquiler en Madrid vivía un momento vibrante, con un volumen de contrataciones que ascendió a 640.000 metros cuadrados en 2019, un 4% más, en el segundo mejor ejercicio desde 2008, con una contratación un 26% superior a la media de la serie histórica (poco más de 500.000 metros cuadrados). Fuentes de Torre Rioja aseguran que la compañía mantiene su plan de salir a cotizar para beneficiarse de las ventajas fiscales del régimen socimi. En sus cuentas de 2019, formuladas el 28 de febrero de 2020, justo antes de la pandemia, Torre Rioja ya expresaba “el objetivo de incorporar sus acciones a negociación en un mercado alternativo bursátil durante el ejercicio 2021”, como contó en octubre Cinco Días. Ángel Soria, de 66 años y semidesconocido para el gran público, es una de las grandes fortunas españolas. La edición de 2020 del tradicional ranking de millonarios españoles de El Mundo le colocaba en el puesto 145, por delante de personajes tan conocidos como Alberto Alcocer y clanes como los Corsini o los Oriol, con un patrimonio neto de 345 millones de euros forjado en el ladrillo; primero en la promoción de vivienda y después, en las oficinas. Soria heredó Torre Rioja, creada en 1971, de su padre, José Soria Velasco, fallecido en 2002, y que ya era una de las 100 personas más ricas de España hace cuatro décadas, por delante de Rafael del Pino, fundador de Ferrovial. Alérgico a los focos, Soria diversifica parte de su patrimonio en otros sectores como el industrial (tiene un 3% de la cotizada Tubacex) y en una sicav de la que es presidente, Menara Capital, que tiene un patrimonio de 3,6 millones. En una de las pocas entrevistas que ha concedido (al diario Expansión en 2018), presumía de no haber repartido nunca dividendo con Torre Rioja, política que tendrá que cambiar si finalmente su empresa acaba debutando en bolsa para disfrutar de los beneficios fiscales de las socimi, que están exentas del Impuesto de Sociedades si distribuyen el 100% de su beneficio a sus socios. En esa entrevista, el multimillonario se definía así: “Soy economista pero he estado siempre en obra. Siempre digo que no soy financiero sino un albañil con corbata”. Aseguran en su entorno que estos días se le ha visto empuñar la pala, como otro madrileño más, para retirar la nieve y el hielo que se acumulaban a las puertas de la sede de la compañía tras la borrasca Filomena.Su inmobiliaria, Torre Rioja-Madrid Socimi SA, cerró 2019 con 413,1 millones en activos, beneficios de 8,7 millones y una cifra de negocios de 25,3 millones, según sus últimas cuentas, accesibles a través de Insight View. Está especializada en el desarrollo y alquiler de edificios de oficinas de gran tamaño y con un fuerte componente tecnológico y de apuesta por la eficiencia energética. También opera en el negocio de aparcamientos, hoteles (a cierre del ejercicio 2019 contaba con dos establecimientos de cuatro estrellas en arrendamiento), promoción de vivienda y gestión y desarrollo de suelos. A finales de 2019, Torre Rioja contaba con más de 20 activos con una superficie total aproximada de 175.000 metros cuadrados, una cartera inmobiliaria con un valor aproximado de 630 millones de euros y una ocupación media de los activos superior al 90%. La empresa era uno de los accionistas de referencia (15,14%) de Cartera Industrial REA, la firma de inversiones que fue desmantelada en 2020 y en la que participaban, entre otros, Juan Luis Arregui (fundador de Gamesa, ex vicepresidente de Iberdrola y principal accionista de la papelera Ence), el fallecido histórico del capital riesgo y exvicepresidente de ACS José María Loizaga (que murió en 2020 por COVID-19) y la popular presentadora de televisión Ana Rosa Quintana.
eldiario.es
Declarad a las familias zona catastrófica
No somos la Liga. No somos los toros. No somos los bares. No somos las empresas. No somos el sector hotelero. No somos el sector aeronáutico. No somos la economía. No somos nada. No merecemos ni una jodida palmadita en la espalda. Porque: ¡no-somos-nada! Solo somos las familias con criaturas en edad escolar. Puntualizo: somos las familias con criaturas en edad escolar, las de los barrios feos, las que no tienen recursos para externalizar los cuidados, única solución lógica en esta sociedad tan bonita y neoliberal que nos está quedando. Dependemos, y además queremos depender, de unos servicios públicos cada vez más mermados porque creemos, ¡oh, insensatos!, en la vida comunitaria más allá del consumo y del sálvese quien pueda. Igual que la sociedad depende de nosotros, de nuestra fuerza de trabajo, presente y futura. Queremos, llamadnos locas, escuelas públicas cuidadas, parques abiertos, pediatras de sobra en cada centro de salud. Queremos ayudas. Sí, ayudas. Paguitas. Dadnos paguitas. Dadnos recursos. Dadnos Estado. Declaradnos zona catastrófica. Como a todos los demás. Hay muchas más soledades en esta pandemia, tantas casi como vacunas y como cepas acabará habiendo. Las personas que viven solas, los residentes en centros de mayores. Es obvio. Soy consciente. No quiero patalear más alto que nadie, no quiero mi cuota de casito, ni lágrimas de cocodrilo, ni siquiera liderar un ranking de daños y perjuicios. Nosotros, diréis, aún estamos entretenidos en el carajal de nuestros pisos: cacharreamos, trajinamos, nos ocupamos. Nos abrazamos a diario. Caemos derrengados en la cama, quien no padezca de insomnio, claro, aunque ese hace ya rato que se enganchó al Orfidal. Una amiga de Ecuador me dice que no entiende como no han ardido más cosas. Siquiera alguna. Yo le contesto que ya, que yo tampoco lo entiendo. Se lo digo oteando al Himalaya por escalar que he tenido enfrente cada día de esta semana, otra semana sin clase. Cancelar una entrega, coordinar videollamadas, clases on line: el roto en el presupuesto familiar y la penalización en trabajo futuro están asegurados. ¿Quién querrá contratar a una madre quemada de aquí en adelante? Pero, ¿y con esta ansiedad quién va a montar la revolución? Somos el silencio, somos la vida subterránea, somos los que sostuvimos a la infancia durante cuatro meses encerrada en casa y sin rechistar. Somos los que aguantamos que el ministro de Sanidad nos llamara malos padres por pretender llevar a la guardería a nuestros hijos con décimas previo chute de Apiretal. Nos gobiernan gentes con internas y cuarto de basuras. Nos gobierna gente que nos dice que está desbordada, pero no, perdona, se dice desmantelada, no desbordada. Estáis como y donde quisisteis estar. Habéis llegado al punto exacto donde queríais cuando empezó todo —pongamos que hablo de Madrid— hace ahora veinte años. Lo de "la sociedad no existe" era esto. Solo nos salvarán los dueños de las empresas de contratas. ¡Oh, diabólica ecuación!La casa hecha un Cristo, la pila de lavadoras y los trabajos por entregar in crescendo, una vida social tirando a nula por miedo al contagio. La ansiedad en picos históricos, la capacidad de concentración en el orto, la alegría bajo mínimos, el horizonte en fundido a negro. El patio y las terrazas de la escuela llenas de nieve y hasta ayer sin saber si tendríamos que recogerlo las familias a paladas o alguien, ya si eso, pasará a ocuparse de ello (una escuela municipal, ojo). En la radio avisan cada día de la subida de la incidencia acumulada. La posibilidad de un nuevo confinamiento nos hiela la sangre. No sé cómo podríamos soportarlo. Me ducho imaginándome como sería una baja por daños colaterales de COVID, por salud mental tocada por la pandemia. Que sé yo, algún tipo de política pública creada a propósito de la combinación de teletrabajo y cuidados. Soñadora. Y no te quejes, que tú te has metido en esto, que elegiste tener hijos, eso tan prometedor que es montar una familia. Ja. Cuando escribo aún no sé si podré llevar a clase a mi hijo cuando empiece la semana lectiva. Todo bien. Los reyes vuelven a ser los padres. Dentro de mi cabeza, cada vez más sincopada, cada vez más revolucionada, se repite la canción de la Polla Records. No-somos-nada. Somos cansancio, fuerzas mermadas, agotamiento mental y físico. No tenemos préstamos ICO, no tenemos ERTE, ni siquiera una mísera baja por cuarentena a la que acogernos, baja de uno de los dos progenitores o bajas a las familias monomarentales. O un mísero reconocimiento público más allá una mención en una rueda de prensa. Un año después prácticamente, el desierto. Y aún tendremos que soportar que nos llamen lloricas o exageradas. OK. Vente a casa, échame una mano, sujétame el puré del niño mientras salimos a quemar un contenedor. Le doy el último trago al café frío. En la taza se lee la frase de Rosa Parks: "Cuanto más obedecimos, peor nos trataron". Pues eso, que no se pude ser más tonta. Y que tal vez todo tenga un límite. Porque cuando no eres nada no tienes nada que perder. Ah, aviso: tenemos kilos de pañales apestosos acumulados en el alféizar y no dudaremos en usarlos. 
eldiario.es
¡Un poco de orden, por favor!
Ya sé que parece poco pedir, visto lo visto. O demasiado, teniendo en cuenta que no soy, precisamente, mujer "de orden". Pero hay que seguir exigiendo la asunción de responsabilidades de quienes las tienen atribuidas y asumidas.Soy firme defensora de la igualdad en derechos y oportunidades de todas las personas y grupos humanos, pero también de la libertad, de la potenciación de la diversidad, de la capacidad de decisión personal y colectiva en todos los terrenos –o casi todos–. En definitiva, no busco de manera sistemática la uniformidad ni aspiro a una sociedad monocolor, pues cada color –y todos juntos– nos hacen la vida más rica y, en definitiva, más humana.Por eso, entiendo también que, en función de la situación de cada país o sociedad, de sus costumbres, de sus aspiraciones y de sus objetivos colectivos, ante un problema similar, sean diversas las respuestas normativas de los distintos Estados o entes con capacidad de dictar normas.Comprendo, por tanto, que en el mundo las reacciones normativas para frenar la expansión de la COVID-19 sean tan diversas –aunque algunas me resulten, francamente, incomprensibles–. No conozco, por supuesto, todas las estrategias puestas en marcha en los distintos lugares contra este virus –ni siquiera un número significativo de ellas–, pero aprecio, en lo más próximo, la necesidad de ordenar las respuestas o, al menos, de comprender su hilo conductor.Está claro que en la Unión Europea, por citar la organización política cercana más grande y relevante, existen también desde el primer momento de esta crisis estrategias distintas. Sin ir más lejos, conviene no olvidar el criterio inicial de algunos países del Norte de no limitar, dicho a grandes rasgos, los contactos interpersonales ni la actividad en aras de lograr la inmunidad de grupo. También en la actualidad, las líneas de actuación son distintas: hay países muy estrictos en las medidas adoptadas de cierre de la actividad económica no esencial o de limitación de la movilidad en franjas horarias muy amplias. Como decía, hay muchos factores que permiten explicar –y, por tanto, comprender– estas diferencias, como, entre otros, los hábitos de relación social e interpersonal o la situación económica de los distintos Estados, lo que permite a algunos de ellos, pero no a otros, desplegar paquetes de ayudas económicas a los sectores afectados.Más complicado resulta de entender que en un mismo Estado aún no se conozca con exactitud la estrategia decidida por quienes tienen tal complicado deber de actuar. O, peor aún, que la estrategia en su día comunicada no esté siendo adecuadamente desplegada ni, en su caso, modificada en función de los requerimientos de la cambiante situación.El Real Decreto Ley 926/2020, que declaró el nuevo y hoy vigente estado de alarma el pasado 25 de octubre, se hacía eco de la situación en aquel momento, refiriéndose al "aumento importante de la incidencia acumulada en catorce días, hasta situarse, con fecha 22 de octubre, en 349 casos por 100.000 habitantes, muy por encima de los 60 casos por 100.000 habitantes que marca el umbral de alto riesgo de acuerdo a los criterios del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades", así como a la necesidad de adoptar las medidas ya conocidas –evitar la agrupación de personas y mantener el distanciamiento, reducir la movilidad de las poblaciones…–. Y, con base en tales datos y criterios, dicha norma estableció las limitaciones ya sabidas, con márgenes, en algunos casos, para la decisión de las comunidades autónomas.Huelga decir que la situación en este momento es sustancialmente más grave que la existente cuando se declaró este estado de alarma: baste recordar que el 22 de octubre el número de contagios fue de 20.986 y que el pasado 15 de enero se han alcanzado los 40.197, esto es, prácticamente el doble, siendo la incidencia acumulada por 100.000 habitantes de 574 –frente a la dicha de 349 casos por 100.000 habitantes el pasado 22 de octubre–. Y que, por supuesto, esta complicada realidad tiene su correspondiente y paralela plasmación en la situación de las comunidades autónomas. Tanto, que algunas de ellas están solicitando ya del Gobierno la ampliación de los horarios para la limitación de la llamada "movilidad nocturna" y/o la posibilidad de declarar confinamientos domiciliarios generales. Decisiones que, como ya es bien sabido, por afectar a derechos fundamentales, no pueden ser adoptadas por dichas comunidades sin la necesaria previsión en un decreto declarando el estado de alarma por razón de emergencia sanitaria.No se puede negar –no lo haré yo, al menos– que las medidas adoptadas en octubre han tenido un efecto positivo en el control de la expansión de la epidemia, llegando a "solamente" 7.955 contagios el día 10 de diciembre. Con lo que se produjo el efecto "deliberadamente pretendido" de llegar a dichas fechas de primeros de diciembre en términos que permitieran una apertura o suavización de las limitaciones en el conocido objetivo de "salvar la navidad". Mala, malísima decisión, cuyas consecuencias "todo el mundo sabía", incluida yo, aunque no proceda decirlo así ahora, para evitar desagradables acusaciones de "cuñadismo" o similares.Pero ahora, vistas ya las consecuencias de aquellas decisiones, resulta otra vez incomprensible que no se hayan adoptado aún nuevas medidas, bien "motu propio" por parte del Gobierno, previa consulta y deliberación con las comunidades autónomas –por cierto, ¿qué ha sido de la tradicional Conferencia de Presidentes, cuya última sesión fue el pasado 26 de octubre, para determinar criterios de reparto de los fondos del plan de recuperación de la UE?–, bien a impulso de las comunidades, muchas de las cuales ya llevan días solicitando nuevas medidas o la autorización para su adopción.Comunidades que, por otra parte, podrían haber decidido ya, sin más requisitos que los de acreditar su pretendida eficacia, limitaciones de actividades económicas y de servicios, no afectantes a derechos fundamentales, sin necesitar la intervención del Gobierno central, medidas con las que se lograría un efecto casi similar –piénsese en una limitación de actividades y no de movilidad de personas, a partir de las 6 de la tarde, por ejemplo–. ¿A qué esperan, pues? Y sin que sea admisible rebasar el contenido del decreto declarando el estado de alarma como ha hecho de manera irrazonable e injustificada desde el punto de vista jurídico la comunidad de Castilla y León.O como el lío de las vacunas. Miren que ya resulta curioso –sin más valoración– que sean las comunidades de Madrid y Euskadi las que están al alimón a la cola en el porcentaje de vacunación sobre el número de dosis recibidas. Y dando ambas exactamente la misma explicación, a saber: que han reservado las dosis necesarias para que cada persona ya vacunada reciba la segunda dosis en tiempo. Razonable, ¿no?. Y resulta que de ahí va a resultar que las comunidades van a recibir, en adelante, tras la limitación de entregas por parte de Pfizer-Biontech, un número de dosis proporcional al ya administrado. O sea, que cuantas menos dosis se hayan consumido, aunque se hayan guardado para dárselas a quienes lo van a necesitar dentro de 21 días para cerrar el ciclo de la vacunación, menos dosis se recibirá en el futuro.Y yo me pregunto: además de resultar poco razonable, así contado, que es como yo lo he sabido, desde mis limitaciones de conocimiento de la materia, ¿no se había pactado entre el Gobierno central y las comunidades autónomas un criterio suficientemente claro al respecto, teniendo en cuenta que se conocía que habría, en todo caso, limitaciones en las dosis a recibir sobre las deseadas, y que la vacunación completa se realizaba para cada persona en dos tandas, en los tipos de vacunas hasta ahora comprometidas? ¿Es posible comprender tal enredo?Es cierto que cada cual somos responsables de nuestro cuidado, máxime cuando conocemos sobradamente ya cuáles son las actitudes de riesgo y cuáles las medidas preventivas eficaces. Pero lo cierto es que también debemos contar con normas claras, coherentes y creíbles que acompañen nuestras conductas. Y no lo son las normas que se han revelado tan insuficientes en un determinado momento, tan equivocadas en otro y tan timoratas también. Lo peor de todo es que hay miles de personas en grave y permanente riesgo para la vida y un Gobierno cuya credibilidad en esta materia se resquebraja por momentos, por efecto, entre otros, de un (ex)ministro –y un presidente, claro– que, probablemente, estén ya a otra cosa y calculando en clave únicamente de política electoral otros intereses. Conviene poner fin cuanto antes a esta situación y calcular políticamente lo que realmente conviene a la ciudadanía, para lo que solo hace falta escuchar.
eldiario.es
Cuarta ola
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, declaraba este domingo a El País que "las autonomías ya pueden imponer lo que otros países llaman confinar". Esa misma mañana, el Ejecutivo central recurría la decisión de Castilla y León para adelantar el toque de queda a las ocho de la tarde, como han dictado otros países europeos. Illa, además de ministro, es filósofo. Seguro que reconoce lo insostenible de semejante contradicción. Mas parece que al ministro le esté pasando lo mismo que a la mayoría de los gobiernos y los ciudadanos; teníamos un guion escrito para un final exitoso de la pandemia, la realidad ha empeorado dramáticamente y muchos no están sabiendo adaptar ese libreto; prefieren seguirlo sin cambiar una letra, como si al hacerlo así las cosas fueran a suceder igual que preveíamos hace mes y medio.Avanza mortalmente la tercera ola y se afianza la percepción de habernos cogido, a los gobiernos los primeros, con el paso cambiado. Estábamos ya todos viendo la famosa luz al final de túnel, llegaban las vacunas y las cuentas de la lechera de la vacunación, habíamos logrado contener al virus bajo unos indicadores soportables para el drama que encierra una pandemia donde ya anticipábamos la salida, los avisos navideños nos sonaban a ritual opcional y quien más y quien menos ya andaba imaginando planes para el verano, o para presentarse a unas elecciones. Los mismos científicos y sanitarios a quienes nos cansamos de reclamar que se escuchara avisaron por activa y por pasiva, pero tampoco los escuchamos esta vez.Los términos del estado de alarma en vigor se han vuelto insuficientes. Únicamente quien se niegue a aceptar la realidad y se aferre a un guion taquillero con final feliz puede negarlo. Escuchemos de verdad a los científicos por una vez, no solo cuando nos conviene. Existen medidas efectivas que se pueden y deben implementar ya, el marco legal actual no lo permite y ha de cambiarse. Adelantar el toque de queda, prohibir toda reunión fuera del núcleo familiar, cerrar la hostelería y el comercio en todo el Estado con las compensaciones debidas, parar la actividad no esencial y confinar en domicilio, aunque sea por zonas, son decisiones que no deberían esperar.Esto es lo urgente, aunque ni siquiera lo más importante. No saldremos en muchos meses de este bucle siniestro mientras sigamos vacunando pensando que podemos hacerlo a coste cero, tirando al límite de la atención primaria; o reforzando el sistema sanitario en precario cuando se nos llenan las plantas de los hospitales y despidiendo al personal al día siguiente de que las altas hayan superado a los ingresos; u olvidándonos de la importancia de los rastreadores para ahorrarnos sus jornales; o siendo el país que no se atreve a cerrar aquello que debe para mantenernos a la cola de los estados que menos invierten en compensar a los sectores a detener para frenar los contagios, menos de un paupérrimo 18 por ciento de nuestro PIB, frente al doble que están gastando Italia, Alemania o el Reino Unido (Datos Informe Octubre FMI).La diferencia clave ahora reside entre quienes se han dado cuenta de que estamos más cerca de afrontar una cuarta ola en primavera que de un verano con su operación salida, su sombrillita y su verbena.
eldiario.es
Deutsche Bank quiere dar la espalda a Donald Trump tras décadas haciendo negocios juntos
Si Donald Trump y el banco alemán Deutsche Bank no son familia, poco les falta. No en vano, según ha señalado acertadamente el diario británico Financial Times, “la relación de Donald Trump con Deutsche Bank ha durado más que ninguno de los matrimonios” del político estadounidense.Dos de los cinco hijos de Trump - Tiffany y Barron - no habían ni siquiera nacido cuando el magnate metido a político ya hacía negocios millonarios con dinero prestado de la entidad alemana con sede en Fráncfort. Desde que Trump comenzara su relación financiera con Deutsche Bank en la última década del siglo pasado, se ha estimado que la entidad germana habría puesto en manos del ahora presidente de Estados Unidos un total de 2.000 millones de dólares (unos 1.646 millones de euros).Con ese dinero, Trump pudo financiar proyectos en el sector inmobiliario y turístico pese a que era “radioactivo para la mayoría de los bancos”, según han señalado desde el periódico estadounidense The New York Times. Antes de que Deutsche Bank hiciera posible las construcciones de Trump, éste ya había vivido suficientes fracasos empresariales que acabaron en impago de créditos.Sin embargo, con Deutsche Bank, una entidad que para muchos se ha caracterizado por una agresividad en sus prácticas en muchos casos cuestionable e incluso castigada por las autoridades, el historial de Trump no fue un impedimento para hacer negocios con él.El 'romance' entre Trump y Deutsche Bank – como la de cualquier matrimonio – está plagada de momentos buenos, malos y hasta de intercambio de denuncias. Pero según escribe David Enrich, periodista del The New York Times y autor de Dark Towers – "Torres oscuras"– (Ed. Custom House, 2020), un volumen sobre la historia de Deutsche Bank, la relación entre Trump y Deutsche Bank “ha sido positiva para ambos, el banco leal y el preciado cliente”.Ahora bien, la semana pasada, Trump parecía incitar a la rebelión en los incidentes que acabaron en la toma del Capitolio, donde murieron cinco personas, incluido un agente de policía. Esos hechos han derivado en un impleachment histórico. Es el segundo al que se enfrenta el todavía jefe de Estado en Estados Unidos.En este contexto, el “preciado cliente” parece que puede acabar convirtiéndose en parte importante de los problemas de imagen que acusa una entidad como Deutsche Bank, un banco que ha sido y es a menudo noticia por las sanciones, multas o acuerdos millonarios alcanzados para evitar juicios en casos que van desde presunto lavado de dinero al pago de sobornos o incluso enchufar a jóvenes chinos y rusos a cambio de negocios en esos países.De ahí que sea noticia estos días el que se haya aireado el deseo de Deutsche Bank de poner fin a la relación que le une a Donald Trump, según han informado recientemente la agencia Bloomberg y el The New York Times.En realidad, antes de la última elección presidencial, en la que Trump acabaría perdiendo ante el candidato del Partido Demócrata, Joe Biden, la agencia Reuters también había dado cuenta de que el banco alemán quería acabar con los millonarios lazos que aún le unen al presidente saliente de Estados Unidos.Los hechos de la semana pasada han generado importantes gestos que hacen pensar en que la entidad alemana está dispuesta a terminar ya con el largo capítulo de su historia con Trump en Estados Unidos. No en vano, en unas declaraciones recogidas por Bloomberg, Christiana Riley, la responsable de Deutsche Bank America, señalaba a cuenta de los disturbios del Capitolio que lo ocurrido en Washington D.C. convirtió ese día en “una jornada negra para Estados Unidos y la democracia” estadounidense.“Estamos orgullosos de nuestra Constitución y apoyamos a quienes quieren asegurar que se mantenga el poder del pueblo y que tenga lugar un traspaso de poder pacífico”, señalaba Riley. En esas palabras no parecía en modo alguno estar aludiendo a Trump.Así, no sorprende que la agencia Reuters citara hace unos días fuentes internas del banco germano al dar cuenta de que la entidad está buscando la manera de dar la espalda al presidente saliente de Estados Unidos.Eso no será cosa fácil, en cualquier caso, porque The Organización Trump, el grupo empresarial que lleva los negocios del magnate – actualmente en manos de los hijos del jefe de Estado estadounidense –, aún tiene que devolver un préstamo de 340 millones de dólares (unos 280 millones de euros). Según ha trascendido, ese dinero, necesario en tres proyecto del magnate – un campo de golf en Miami y dos hoteles en Chicago y Washington –, ha de ser devuelto entre 2023 y 2024.Se especula con que, dado que la crisis del coronavirus ha golpeado duramente los sectores en los que se apoyan las actividades económicas de los Trump, ese dinero no pueda ser devuelto en tiempo y forma. Antes de ser presidente, Trump se puso como garantía personal a la hora de pedir ese dinero. Esto quiere decir que, si Trump no pudiera devolver el préstamo, podría acabar embargado.Eso sí, “parece impensable que los inmuebles de un expresidente puedan ser incautados”, según han recordado en Alemania las páginas económicas del diario conservador Frankfurter Allgemeine Zeitung. Esa eventualidad es algo sin precedentes y, por tanto, resulta para muchos altamente improbable.Antes de que ese extremo se produzca, hay otras opciones para Deutsche Bank. Por ejemplo, revender los préstamos de Trump, según han señalado a Reuters fuentes de la entidad alemana. Sea como fuere, “el divorcio” entre Deutsche Bank y Trump se presenta tan complicado como vieja es la historia que les une.
eldiario.es
Los autónomos negocian con el Gobierno la prórroga de sus ayudas de 'paro' y piden acabar con vacíos en la protección
El 31 de enero es la fecha en la que caduca el actual modelo de ERTE por la pandemia, pero también el límite acordado para las ayudas extraordinarios de 'paro' para los autónomos. Los colectivos ATA, UATAE y UPTA se reúnen este lunes por la tarde con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para negociar la ampliación de estas prestaciones por cese o gran reducción de la actividad. Los representantes de los autónomos reclaman la continuidad de las ayudas, como ocurre con los ERTE, pero además exigen al Gobierno que solucione algunos vacíos detectados en el paquete de prestaciones, que dejan fuera a trabajadores afectados por la crisis del coronavirus. Los últimos datos oficiales del mes de diciembre recogen que un total de 349.342 trabajadores autónomos estaban recibiendo alguna de las prestaciones puestas en marcha para paliar la situación de este colectivo como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, que incluye una específica para los "autónomos de temporada" y los trabajadores de escasos ingresos. Al igual que ocurre con los empleados en ERTE, la cifra está lejos del pico más alto de autónomos acogidos a estas ayudas, que alcanzó los 1,4 millones de trabajadores por cuenta propia. Tras la primera prestación extraordinaria por cese de actividad (también conocida como el 'paro de los autónomos') aprobada en marzo debido a la irrupción del coronavirus, el Gobierno ha ido adaptando estas ayudas. El abanico de prestaciones vigente en la actualidad fue aprobado a finales de septiembre, cuando el Ejecutivo tuvo en cuenta algunas de las reclamaciones de los colectivos de autónomos. Por ejemplo, la creación de una ayuda para autónomos de bajos ingresos que se quedaban fuera de cualquier prestación por estar acogidos a la tarifa plana o no haber cotizado un mínimo de un año. Ahora, ATA, UATAE y UPTA se reúnen de nuevo con el Ministerio dirigido por José Luis Escrivá con el objetivo de ampliar las ayudas existentes dado que las dificultades por la pandemia continúan, especialmente en estos momentos en los que el país atraviesa la llamada 'tercera ola'. Pero, además, reclaman al Gobierno revisarlas y mejorarlas, porque insisten en que sigue habiendo trabajadores que quedan desprotegidos con el esquema actual. Uno de estos colectivos excluidos son los trabajadores autónomos que no se beneficiaron de la primera prestación extraordinaria por cese de actividad entre marzo y junio, ya fuera porque no cumplían los requisitos o porque en esos momentos pudieron aguantar la situación sin reclamar la ayuda. Haberla recibido es un requisito para acceder a las actuales prestaciones por cese de actividad compatibles con la actividad, por la que los autónomos reciben la ayuda de 'paro' mientras siguen activos, cuando han reducido mucho su facturación. Es el caso de Carlos (nombre ficticio), un abogado autónomo que no solicitó la prestación extraordinaria entre marzo y junio porque fue padre de un hijo y percibió la prestación por paternidad. "Me situación es muy difícil. Me quedé sin clientes, porque desgraciadamente mi hijo nació prematuro y estuvo ingresado mucho tiempo en la UCI. Tuve que centrarme en mi hijo y derivé a los clientes a otros compañeros", explica el trabajador a elDiario.es. Cuando pudo volver a trabajar, Carlos se vio sin clientes, sin ingresos y con la denegación de las prestaciones por cese compatibles con la actividad. "Me parece una discriminación que nos quedemos fuera de las ayudas las personas que hemos sido padres y madres en el primer trimestre del año. Es una vulneración del artículo 14 de la Constitución", valora el abogado, que ha recurrido en los tribunales la denegación de las ayudas. Hay que "facilitar que puedan acceder al cese de actividad aquellos que no la solicitaron en marzo, porque no la necesitaban, o porque estaban percibiendo otras prestaciones como una baja por enfermedad o por maternidad o paternidad", ha exigido Lorenzo Amor, presidente de ATA. La organización ha incluido esta reclamación entre los cuatro puntos fundamentales en la negociación con el Ministerio que comienza el lunes. En UATAE también consideran que las ayudas aprobadas en septiembre "se han demostrado insuficientes porque, tal como planteamos en su negociación hace cuatro meses, se diseñaron con criterios restrictivos", en palabras de la secretaria general UATAE, María José Landaburu. Por ello, la organización considera que ahora "no procede la prórroga sino que se redefinan desde cero y se amplíen y mejoren", dentro de una estrategia global que debe "incluir ayudas directas a los sectores más afectados por la pandemia, y medidas fiscales, tributarias y de moratoria de obligaciones bancarias". Junto a las prestaciones por cese, las ayudas directas a los sectores más afectados es otra de las reclamaciones constantes de las tres organizaciones de autónomos. Entre ellos, la hostelería y el comercio. UPTA advierte de que "las previsiones de la organización son catastróficas para la primera mitad del año 2021", con un "desplome" del consumo interno en "en unos meses que tradicionalmente ya son muy malos". La organización, dirigida por Eduardo Abad, reclamaba al Gobierno en un reciente comunicado que retomara cuanto antes los trabajos para adaptar la cotización de los autónomos a sus ingresos reales, una reforma que ha recomendado el Pacto de Toledo y de la que se desmarca ATA. Este lunes 18 de enero, los tres colectivos están citados a las 17h de la tarde en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en el primer encuentro de negociación. A dos semanas de que caduquen las prestaciones, las organizaciones han lamentado que, de nuevo, sus encuentros con el Gobierno cuenten con tan escasa anticipación, al contrario de lo que sucede con los de los ERTE.
eldiario.es
El mar se 'traga' a ritmo de récord el calor atrapado por el efecto invernadero y ceba así los episodios climáticos extremos
El mar se recalentó en 2020 más allá de lo que nunca ha sido medido. Los océanos acumularon el calor atrapado por los gases de efecto invernadero a un nivel de récord, lo que ceba la bomba de episodios extremos que se alimentan del agua cada vez más cálida.Por ejemplo, los huracanes.El mar absorbe el 90% de todo el calor rebotado en la atmósfera por la costra de gases como el CO2, el metano o el óxido nitroso, en gran parte emitidos por la acción humana. El año pasado, toda esa energía que se tragó superó el anterior récord que solo tenía un curso de vigencia. El calor atrapado por las aguas marinas se mide en zetajulios (ZJ) –cada uno supone mil trillones de julios–. En 2020 se llegó a 234 ZJ por encima de la media histórica, unos 20 más que en 2019, según las mediciones recogidas por un equipo científico internacional y publicadas en Advances in Atmospheric Sciences.La cantidad de calor contenido en los primeros 2.000 metros de profundidad de los océanos del planeta no ha parado de crecer desde la mitad del siglo XX. El incremento va a una tasa de 5,7 ZJ al año. Pero, además, la aceleración es especialmente pronunciada desde 1980. El promedio desde 1986 se va a los 9,1 ZJ. Más allá de los datos exactos –cuya precisión puede variar en una tarea compleja como es abarcar todo los mares–, supone una cantidad enorme de energía que se acumula en el agua. Esa energía contenida alimenta las tormentas tropicales y los temporales costeros que tanto impactan en la vida de una gran parte de la población humana. También altera los patrones de precipitación, lo que ocasiona sequías y puede derivar en explosivos incendios forestales. "El calentamiento a largo plazo del océano es un indicador crucial del estado del sistema climático, tanto pasado como presente", explican los investigadores liderados por el chino Lijing Chang y el estadounidense John Abraham.Para ilustrar cómo se está exacerbando este fenómeno, basta con ver que los cinco años con más calor acumulado por el mar desde 1955 se concentran en el último lustro. En orden descendente son: 2020, 2019, 2017, 2018 y 2015. Que el mar absorba y retenga calor, almacene energía extra y se recaliente, no es un fenómeno inocuo. La acumulación de energía en los océanos no se limita a una cuestión de métrica global. Tiene consecuencias para los ecosistemas y las poblaciones humanas. Observar el calentamiento de los océanos por regiones es "crucial y relevante para evaluar los riesgos para la población y la adaptación social", indican los especialistas.Así, el incremento de calor en la franja tropical del Atlántico norte, donde se generan los huracanes, ha sido persistente desde 1958. El calentamiento del océano "sobrecarga estas tormentas y exacerba el riesgo de daños y grandes inundaciones", recuerdan Cheng y sus colegas. 2020 ha sido la temporada con más huracanes registrados, con 28. El listado preparado por lo meteorólogos se agotó y tuvieron que recurrir al alfabeto griego para seguir nombrándolos. Además, la energía desatada ha hecho que se califique este año como "extremadamente activo". De igual manera, se ha comprobado científicamente que los huracanes son cada vez más fuertes. De manera que cuando tocan tierra, y comienzan la devastación de casas, infraestructuras y amenazan la seguridad de las personas, aguantan mucho más tiempo con grandes velocidades.     La traducción a la vida cotidiana es que, en 2020, decenas de miles de personas han visto destruidas sus casas y se han multiplicado las pérdidas económicas. Solo en América central, el año pasado las tormentas han dejado 200.000 desplazados y la devastación ha generado pérdidas económicas de 41.000 millones de dólares. Las mayores anomalías observadas en el calor del mar se dan en el Mediterráneo, "un punto caliente de las consecuencias del cambio climático por la densidad de población de su población costera". 22 países rodean este mar casi cerrado, entre los que uno de los más relevantes es España. "Su cantidad de calor muestra un incremento robusto desde 1990, pero un aumento acelerado en la última década". Y con ese incremento se han multiplicado los impactos negativos. A los fenómenos meteorológicos violentos que golpean la costa de manera recurrente, se le une el incremento del nivel del mar y las mortandades masivas de la vida marina. Los estragos de las DANAS más recientes como la de septiembre de 2019 o las borrascas invernales como Gloria alimentan un ciclo ruinoso y recurrente de destrucción y reconstrucción del litoral español. La localidad murciana de Los Alcázares se hizo famosa por padecer tres inundaciones en cinco meses: un municipio del que huir por razones climáticas en la España de siglo XXI.  Los picos de calor en las aguas del Mediterráneo están diezmando poblaciones al destruirse los hábitats en los que medran como sus arrecifes coralinos o los fondos marinos de gorgonias. El Mediterráneo es una fuente de recursos económicos tan fundamental que se ha convertido en el mar más esquilmado por la pesca comercial del mundo. La Oficina Española de Cambio Climático vaticinaba hace algunos años que "todo apunta hacia el empobrecimiento y una mayor vulnerabilidad de nuestros mares, junto con la disminución de su capacidad para absorber CO". Los hechos van confirmando las observaciones más tempranas. La evidencia científica ha demostrado que los océanos absorben casi todo el calor antropogénico que calienta el planeta y un tercio de las emisiones de carbono, la causa inicial de la alteración del clima. Esto "hace que amortigüen el calentamiento global [que sería más agudo si todo ese calor y gases estuvieran en la atmósfera]", recuerdan los autores. "Sin embargo, la respuesta del mar ante esa acumulación supone un riesgo para los humanos y los ecosistemas. En otras palabras, el calor ya acumulado y el que previsiblemente se añadirá en los próximos años continuará afectando al clima, el nivel del mar y la vida marina". La mutación de los océanos por la crisis climática vaticina desastres para la humanidad. 
eldiario.es
Los equilibrios de Casado con Ayuso: de ser ejemplo de lo que haría en la Moncloa a marcar distancias con sus polémicas
El Gobierno de la Comunidad de Madrid lleva el sello personal del presidente del Partido Popular, Pablo Casado. Su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, fue una dirigente colocada a dedo como candidata por el líder del PP para las elecciones autonómicas del 26 de mayo de 2019, en las que el partido obtuvo el peor resultado de su historia en la comunidad, aunque pudo volver a gobernar gracias a los acuerdos logrados con Ciudadanos y Vox. El consejero de Hacienda y responsable de las cuentas, Javier Fernández-Lasquetty, es un hombre de la máxima confianza del líder del PP, que lo convirtió en su jefe de gabinete a los pocos meses de hacerse con la presidencia del partido. Otros cuadros relevantes del gabinete de Ayuso también han sido elegidos desde Génova 13 para tratar de reforzar a una dirigente sin experiencia en la gestión que está al frente de la principal institución en manos del PP: la Comunidad de Madrid con 20.000 millones de euros de presupuesto cada año y 6,7 millones de habitantes.Pero aunque Ayuso es una de sus apuestas más personales y su gobierno lleva el inconfundible sello de Casado, durante el convulso año y medio que la dirigente madrileña lleva en el poder marcado por la pandemia, el líder del PP ha evitado manifestar su apoyo a algunas de las decisiones más polémicas. El bipartito de Madrid está roto por las malas relaciones que mantienen PP y Ciudadanos, no tiene presupuestos, está partido a la mitad y acapara titulares sobre su controvertida gestión de la crisis sanitaria y algunas salidas de tono de su presidenta. Casado había puesto a Ayuso de "ejemplo" de lo que haría al llegar a la Moncloa pero ahora que incluso algunos compañeros de partido y presidentes autonómicos cuestionan las actuaciones de la presidenta madrileña, el líder nacional trata de tomar distancia con algunas de sus decisiones.El último ejemplo se dio esta misma semana: ante la cuestionada gestión del temporal de nieve que azotó especialmente a Madrid, Casado tardó cuatro días en mostrar públicamente su respaldo al trabajo de Ayuso frente a una nevada que comenzó el viernes 8 y que provocó el caos en la región. No fue hasta el martes cuando el presidente de los populares habló por primera de una "gestión muy acertada" de la máxima dirigente madrileña.La relación de Casado y Ayuso es irregular, se ha movido entre la sintonía que ambos líderes han tratado de escenificar buscando la foto en múltiples escenarios y la indiferencia con la que Casado trata de poner tierra de por medio sobre algunas de las actuaciones controvertidas de la presidenta. De momento el líder del PP evita respaldarla como candidata para presidir el PP de Madrid en el congreso que el partido celebrará a finales de este año o a principios del que viene para acabar con la situación de provisionalidad en la que vive tras la dimisión de Cristina Cifuentes a raíz del escándalo de su falso máster y la creación de una gestora. Y cuando en agosto, en pleno intento por girar al centro, tuvo que elegir un portavoz nacional del partido, Casado optó por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con un perfil mucho más conciliador que el de Ayuso y menos estridente, al menos hasta aquel momento."El congreso no será antes de otoño y serán los militantes los que elegirán a sus representantes como pasó en el caso del congreso nacional donde yo fui elegido por primarias por primera vez en la historia de este partido", se limitó a responder el jefe de los populares en su última rueda de prensa, el pasado 29 de diciembre, cuando se le preguntó por la posibilidad de que Ayuso presida el partido en Madrid como hicieron sus predecesoras al frente de la Comunidad, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre. Aunque en público los principales dirigentes del PP aseguran que "no es el momento" de abordar el proceso de elección de la nueva cúpula del PP de Madrid, que lleva más de dos años gestionado por una gestora, en privado no descartan una bicefalia y admiten que la presidenta madrileña no tiene por qué ser también la máxima responsable del partido en la región, como ha ocurrido en el pasado.Ayuso lleva décadas en la fontanería del partido. Trabajó en puestos menores con Aguirre y Cifuentes, pero emergió con gran protagonismo tras la victoria de Casado en las primarias del PP. Fue una de las personas que lo acompañó a depositar los avales para presentarse a las primarias y terminó como la escogida por él para luchar cuerpo a cuerpo con Vox, pese a que su experiencia de gestión se reducía a unos meses como número dos de la Consejería de Presidencia con Cristina Cifuentes. Su misión era conservar la joya de la corona de los conservadores en España, el Gobierno de la Comunidad de Madrid y además situar a una persona de la máxima confianza del líder en uno de los bastiones del partido. Lo consiguió, aunque necesitando para ello pactar con Ciudadanos –con el que mantiene una tensísima relación en su Ejecutivo de coalición– y Vox.La hoy presidenta madrileña comparte generación con Casado –ella nació en 1978 y él, en 1981–, a quien conoció en Nuevas Generaciones, y con quien conectó por afinidad ideológica, ya que los dos provienen del sector más derechista del PP, apadrinado por el expresidente del Gobierno José María Aznar. Ambos formaron parte de la Fundación FAES que preside Aznar, y consiguieron ascender en política gracias a Esperanza Aguirre. Él, como presidente de las juventudes del partido en Madrid durante casi dos lustros, y ella, formando parte del equipo de redes de la expresidenta. El último año y medio transcurrido desde que Casado la nombrara a dedo como candidata a presidir la Comunidad de Madrid se ha caracterizado, en cambio, por un constante vaivén en las relaciones entre ambos dirigentes, sobre todo por las diferencias en la gestión de la emergencia sanitaria provocada por la COVID-19. A principios de abril, cuando Madrid –que siempre ha mantenido intactas las competencias en Sanidad–, era el epicentro de la pandemia en España, al registrar un porcentaje de contagios y fallecidos muy superior al de otras comunidades autónomas –además de haber registrado un récord de fallecimientos en las residencias de ancianos–, el líder del PP trató de desvincularse de la labor de Ayuso al frente de la región.En el peor momento de la pandemia, cuando se registraban más de mil muertos al día y Madrid encabezaba todos los rankings, Casado obvió en todas sus intervenciones la realidad epidemiológica de la autonomía y centró sus críticas en el Gobierno de Pedro Sánchez, al que acusó de "mentir" en las cifras de fallecidos, una estrategia que sigue manteniendo ahora, cuando arrecia la tercera ola, a pesar de que durante toda la emergencia esos datos han sido facilitados al Ministerio de Sanidad por las propias comunidades autónomas.La estrategia de mano dura de Casado con el Gobierno por la gestión de la pandemia se ve lastrada por tener en Madrid las peores cifras en número de muertes y el escándalo de las residencias en una crisis donde la región siempre ha mantenido intactas sus competencias y que ha enseñado las costuras de años de privatizaciones de los hospitales y los servicios públicos. Con todo, a finales de abril Casado inició una campaña para tratar de blanquear la gestión de Ayuso, que consideró un "ejemplo a seguir". "Es lo que haríamos a nivel nacional", apuntó el líder del PP durante el acto oficial de la comunidad con motivo de la festividad del 2 de mayo, para sorpresa de otros presidentes autonómicos. Una semana después, ese "laboratorio" de las políticas de Génova 13 saltaba por los aires daba nuevas señales de colapso por las diferencias entre los dos socios de gobierno de la región, PP y Ciudadanos, en la gestión de la pandemia, que provocó una serie de dimisiones, como la de la entonces directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, que se negó a firmar un documento que solicitaba al Gobierno acelerar la desescalada.Mientras la mayoría de los dirigentes políticos españoles cumplían a rajatabla el confinamiento decretado por la crisis del coronavirus, realizando ruedas de prensa desde sus domicilios y limitando al máximo sus salidas, Casado programó una gira a a lugares tan dispares como el hospital de campaña improvisado en IFEMA –una visita por la que el líder del PP llegó a plantar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le había convocado a una reunión en la Moncloa–, Mercamadrid, un hotel, una granja de ovejas y hasta la sede de la principal asociación de fabricantes de vehículos, donde siempre se fotografió al lado de Ayuso y de otra de sus apuestas personales, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. La presidenta madrileña siempre ha dado trato de autoridad institucional a Casado, cuyas responsabilidades públicas no van más allá de la presidencia de su propio partido, y prolongado la tournée del líder nacional del PP en los últimos meses. Ayuso se fotografió con él en la inauguración del polémico hospital de pandemias Isabel Zendal o, esta misma semana, llevándole a la sede del centro de Emergencias de la región para supervisar el operativo desplegado para hacer frente a los estragos del temporal de nieve. Ese papel institucional que Ayuso quiere otorgar a Casado ha suscitado muchas críticas entre los partidos de la oposición en Madrid, que se quejan de que la presidenta madrileña no quiera reunirse con ellos mientras pasea al líder de su partido por la región.Casado, en cambio, quiso marcar distancias con Ayuso cuando, a mediados de mayo, se conoció que la presidenta madrileña estaba pasando la pandemia en un apartamento de lujo valorado en unos 6.000 euros al mes y que pertenecía al empresario hotelero Kike Sarasola, que tiene intereses en la región. Aunque sin exigir responsabilidades directas a la presidenta madrileña, el líder del PP recalcó entonces que seguía vigente el código ético de la formación conservadora que prohíbe a los cargos del partido recibir regalos. "Estoy convencido de que todos lo están siguiendo y si hubiera que hacer cualquier indagación así lo haremos", señaló.En verano, Casado decidió volcarse de nuevo en apoyar a Ayuso, a pesar de la polémica gestión de las residencias de ancianos realizada por el Ejecutivo autonómico durante la pandemia. En las primeras semanas de la emergencia sanitaria esos centros en los que solo en la región han muerto más de 6.000 ancianos recibieron una orden de la Consejería de Sanidad pidiéndoles restringir el traslado de residentes contagiados por la COVID-19 a centros hospitalarios, que la comunidad dijo después que se envió "por error". "A día de hoy el responsable único de las residencias de ancianos tiene nombre: Pablo Iglesias, el gran desaparecido", apuntó entonces la dirección del PP en un argumentario interno enviado a todos los dirigentes del partido, en el que se les pidió explícitamente que respaldaran la gestión de las residencias en la Comunidad de Madrid. En septiembre, en pleno inicio de la segunda ola de la pandemia, Casado responsabilizó en exclusiva al Gobierno de Sánchez del agravamiento de la pandemia en España y, evitando un respaldo directo a la Comunidad de Madrid, donde volvían a registrarse más contagios y fallecidos que en ninguna otra comunidad autónoma, trató de excusar la responsabilidad de Ayuso ante el caos sanitario. "La crisis del COVID no está siendo simétrica en contagios y fallecidos, se está ensañando con los gobiernos nacionales que peor lo están gestionando, y con el de Pedro Sánchez a la cola de todo el mundo. Y digo gobiernos nacionales porque las epidemias y pandemias son responsabilidad exclusiva de los gobiernos estatales por mucho que la coalición de PSOE y Podemos pretenda derivar su negligencia a las comunidades autónomas y por mucho que aliente que la opinión pública solo ponga el foco en las que gobierna el centro derecha", dijo entonces Casado.Pese a esas palabras, el líder del PP desterró de su discurso las alabanzas que había dedicado meses atrás a la presidenta madrileña, tratando de evitar que el desgaste que sufría la dirigente autonómica afectara al plan que se había fijado el líder nacional del PP para el nuevo curso político, que pasaba por presentarse como "alternativa" de gobierno, poniendo en valor la "capacidad de gestión" de la derecha frente a la izquierda.Los errores de planificación, la falta de recursos y la tardanza en la adopción de medidas en Madrid en la segunda ola no facilitaron la difusión de esa visión que el líder del PP pretendía trasladar al conjunto del país de que el PP era el "único" partido capaz de arreglar los supuestos desaciertos del Ejecutivo progresista. Esos fallos dificultaron, además, la permanente estrategia fijada por Casado desde su triunfo en las primarias para intentar aunar en su partido al electorado que en los últimos años se habían marchado a Vox o Ciudadanos.El enésimo giro en la relación entre Casado y Ayuso se dio cuando, ya entrado el otoño, el Gobierno quiso consensuar con la Comunidad de Madrid el escenario para afrontar el agravamiento de la pandemia, con un estado de alarma de seis meses –de octubre de 2020 a mayo de 2021–, que finalmente fue aprobado en el Congreso de los Diputados a pesar de la abstención del PP. Cuando el Ministerio de Sanidad trató de consensuar con los consejeros de Salud de todas las comunidades autónomas un plan acordado previamente con el Ejecutivo madrileño –que precisamente había exigido un pacto a nivel estatal como condición para endurecer las restricciones dentro de su territorio–, Casado se alineó con Ayuso para para situarse en contra del Ejecutivo, al que una y otra vez acusan de tomar decisiones "discrecionales".Las medidas para hacer frente a la segunda oleada de la pandemia evidenciaron, no obstante, el doble discurso del PP que, por parte de Ayuso mostró muchas reticencias a cerrar la Comunidad de Madrid, uno de los principales focos del virus en España, y por parte de Casado reivindicó las medidas puestas en marcha por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, mucho más restrictivas que las planteadas por el Gobierno progresista.Casado y Ayuso se alinearon también el mes pasado para hacer del inicio de la vacunación en España una nueva batalla política contra el Gobierno. El mismo líder del PP que el pasado domingo difundió a través de todos los medios a su alcance sus fotografías retirando nieve tras el paso de la borrasca Filomena, acusó al Ejecutivo de hacer "propaganda" por colocar una pegatina con el logotipo del Gobierno en uno de los primeros lotes de vacunas llegados a España. Ayuso, que al inicio de la pandemia llegó dos horas tarde a una Conferencia de Presidentes por hacerse fotos con el material sanitario que llegó al aeropuerto de Barajas, suscribió esas acusaciones de Casado y, además, consideró que el equipo de Pedro Sánchez "discriminaba" a Madrid por el número de vacunas asignadas, 48.000 a la semana. Hasta este jueves, la Comunidad de Madrid se situó en cambio a la cola de España en la inyección de esas vacunas, y Ayuso presumió de haber suministrado tan solo 1.000 al día.
eldiario.es
Qué sabemos de la accidentada misión de la OMS en China para "cazar" el origen del virus
Tres meses después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicase la hoja de ruta de su gran investigación en Wuhan, esta ha dado comienzo. O algo así. Es la primera vez que China permite a la máxima autoridad sanitaria en la pandemia adentrarse sobre el terreno y apretar el botón de rebobinar con el fin de trazar el origen del coronavirus. Pero si los inicios no han sido sencillos, la carga de trabajo que les queda por delante es todavía más ardua. "No es como ir allí, tomar muestras a 20 murciélagos, a un gato de algalia y de pronto saber de epidemiología", ha dicho a la revista Science uno de los miembros del panel de la OMS, Fabian Leender, que trabajará en remoto desde Berlín. El escuadrón de 15 expertos que debía trasladarse a la ciudad china se compone de varias especialidades como salud pública, salud animal, seguridad alimentaria, epidemiología y virología. Después de largas negociaciones con el gobierno de Xi Jinping y un primer intento fallido del viaje, 13 de ellos llegaron el pasado jueves a Wuhan. Los dos que faltan, según informó la OMS, tuvieron que quedarse aislados en Singapur después de haber dado positivo en un test.El arranque de la investigación se frustró el lunes pasado, después de que la situación epidemiológica empeorase en China, que registró el primer muerto desde marzo y recrudeció sus controles fronterizos. Aunque los científicos extranjeros intentaron agilizar los trámites al máximo, la burocracia china fue más rápida y les mandó de vuelta a casa. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se manifestó "muy decepcionado" por la noticia, pero el jueves su equipo conseguía finalmente aterrizar en el aeropuerto de Wuhan con gran expectación. Ahora, los 13 permanecerán en un hotel durante 14 días para hacer una cuarentena preventiva.A pesar de que los funcionarios de la OMS se han esforzado desde el primer momento en aclarar que "no se trata de una misión para señalar culpables", sino para comprender mejor la amenaza global, las negociaciones con el gobierno de China para definirla han sido intensas. Quizá demasiado, según los epidemiólogos. "A todas luces esta investigación llega tarde, ya que se produce un año después de que Wuhan reportase su primer muerto por COVID-19", opina Daniel López Acuña, exdirectivo de la OMS. En su día, Acuña participó en expediciones sanitarias de la OMS delicadas a nivel diplomático, como en Zimbabue para rastrear la epidemia de cólera, en Sudán del Sur para crear puentes de vacunación entre grupos rebeldes o en los territorios ocupados de Palestina para brindar ayuda humanitaria a la población, por eso no cree que la de China sea una de ellas. "La OMS no es un inspector de Hacienda, no cuenta con un marco coercitivo a nivel internacional", explica. En este caso, además, "solo van a ir tras la génesis animal de la pandemia y el salto del SARS-CoV-2 a los humanos, no tras la gestión política", critica.El contexto político es tenso, sobre todo después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volviese a calificar la COVID-19 como "virus chino" y acusase a su comunidad de haberlo exportado al resto del mundo. Aunque el gobierno de China ha recibido duras críticas por el secretismo y la reticencia a colaborar con otros países en la investigación, en este caso ha dispuesto un equipo científico que trabajará con el extranjero, que cuenta con miembros de todas partes las partes del globo, desde Países Bajos y Alemania hasta Australia, Vietnam y Qatar. A las dificultades con las que nace esta misión se le une el comienzo de las celebraciones del Año Nuevo Lunar a mediados de febrero, el mayor éxodo rural del gigante asiático. Aunque algunas ciudades como Pekín lo han cancelado y han pedido a su población que limite la movilidad, otras solo piden una PCR negativa antes del traslado. Por ello, poco después de salir de su cuarentena, el equipo tiene previsto volver a casa antes de que China cierre por las fiestas. Eso les da muy poco margen para trabajar en el terreno, pero esperan no tener tantos problemas burocráticos para volver a entrar después.En una conferencia de prensa el pasado miércoles, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, dijo que su país había mantenido siempre "una actitud abierta, transparente y responsable" al rastrear el origen del virus, y que la relación con los funcionarios de la OMS era frecuente y amigable. "Aspiro a que el equipo pueda llevar a cabo su misión sin bloqueos de información, pero no diría yo que la transparencia ha sido la marca de China", rebate Daniel López Acuña. La hipótesis de la que parten es que el coronavirus es una zoonosis, una enfermedad infecciosa que se transmite de forma bidireccional entre seres humanos y animales, lo cual convierte a estos últimos en una parte central del plan. Y el mercado de Huanan, en Wuhan, será la casilla de salida.Lo interesante, y a la vez lo que dificulta su misión, es que no comenzarán con el murciélago –el foco más probable por ser también reservorio del SARS-CoV-1–, sino que acudirán a las especies que se vendían hace un año en el mercado por si hubiesen actuado como intermediadoras. Con más de 653 puestos y 1.180 empleados, empezar allí va a ser "como buscar una aguja en un pajar", según los veterinarios y especialistas en Salud Animal.Sin embargo, la OMS cuenta con la "lista de la compra" de lo que se exponía en Wuhan a finales de 2019: género vivo, como mapaches, ardillas, zorros, jabalíes, salamandras gigantes, erizos y ciervos; y animales de granja y salvajes como ranas, serpientes, cocodrilos, ratas de bambú y tejones. Los investigadores rastrearán la actividad de toda la mercancía comercializada entre noviembre y diciembre del año pasado, así como la de sus criaderos, sus cadenas de transmisión, y sus migraciones dentro y fuera del continente."Las conclusiones que salgan de la misión ayudarán en el terreno de la prevención de epizootias (pandemias animales), prácticas higiénicas y regulación en materia alimentaria", piensa el epidemiólogo López Acuña. "Pero también es muy probable que tengan aplicaciones concretas en esos países debido a su cultura gastronómica", adelanta. "¿En qué otros países se come medusa o sopa de murciélago?", pregunta. También cree que la presencia de agentes infecciosos en sus mercados no se puede desligar de los productos que exponen y cómo los venden. "A este tipo de sitios se los conoce como mercados húmedos porque la alta densidad de población, las aguas del marisco y los vapores de la carne generan un ambiente muy cargado, muy húmedo, que es un vehículo para la transmisión de cualquier enfermedad por vía aerógena", comparte Luis Alberto Calvo, presidente de la Sociedad Española de Veterinaria. Mapear desde los puestos de venta, por lo tanto, ayudará tanto a comprender la raíz de la transmisión del SARS-CoV-2 como a conocer hasta qué punto afecta la salud animal a la hora de prevenir nuevas enfermedades zoonóticas emergentes de origen similar. "El problema que veo aquí es la falta de transparencia que tienen estos países con sus mecanismos de control sanitario en las granjas y los mercados", reconoce Calvo. López Acuña también piensa que la misión de la OMS puede "arrojar luz sobre la presencia de agentes infecciosos en nuestras latitudes y enseñarnos más a prevenirlos".Por todo ello, tanto expertos en salud animal como veterinarios reclaman el concepto de One Health, una única Sanidad, para salvaguardar la salud humana a través de un mayor control y conocimiento del mundo animal. "Como parece que las enfermedades animales no importan si no afectan a los humanos, nuestro punto de vista es más preventivo que el de otros sanitarios, pues nuestro trabajo también consiste en evitar que eso suceda", defiende el presidente de la Sociedad de veterinarios. "Uno de los problemas de la pandemia es que no se ha dedicado nada a la prevención, solo a curar sobre la marcha", apuntala Calvo.Por eso, cree que la investigación de la OMS es interesante pero tendría que haberse hecho al principio: "Ahora tiene menos gracia". Además, hay muchos desafíos que no se especifican en el 'paper', entre ellos el de capturar un número suficiente de animales salvajes como para tomar muestras significativas: "Con los visones es fácil porque están encerrados en granjas, pero estas investigaciones son muy costosas y tienen un protocolo muy concreto de publicación y demostración. De conseguirse resultados, no creo que los veamos hasta que pasen años", adelanta.La paciencia es otra de las claves para el exdirectivo de la OMS: "No van a resolver todo en unas pocas semanas, porque también van a estudiar otros escenarios", explica López Acuña. Se refiere a que el equipo analizará los registros hospitalarios de Wuhan para averiguar si el virus se estaba propagando antes de diciembre de 2019. Entrevistarán a las primeras personas identificadas con COVID-19 para averiguar dónde podrían haberse contagiado, y tomarán muestras de sangre al personal médico, a los técnicos de laboratorio y a trabajadores agrícolas en busca de anticuerpos contra el SARS-CoV-2. La misión dedicará parte de su esfuerzo a analizar las aguas residuales. Otra de las paradas será el Instituto de Virología de Wuhan (IVW), donde algunos conspiranoicos han dicho durante estos meses que el virus "se diseñó". Aunque desmentirlo no es una de las prioridades del equipo, la OMS visitará las instalaciones y entrevistará a los trabajadores para recabar cualquier información que hayan conseguido en este año. Por su parte, el gobierno de China sigue sosteniendo que no hay evidencias de que el virus saltase a los humanos desde el mercado de Wuhan y que ya había una cepa circulando por Italia en noviembre de 2019. Sea en el país que sea, la investigación pretende dar con la respuesta, aunque mientras tanto cada uno siga tirando de la cuerda hacia su lado.
eldiario.es
España llega a la segunda dosis de la vacuna lastrada por el arranque desigual de las comunidades
Este domingo se cumplieron exactamente tres semanas desde que en España se puso la primera vacuna contra la COVID-19. Fue a Araceli Hidalgo, en la residencia Los Olmos de Guadalajara. Así que este lunes, 21 días después, comienza el operativo para poner la segunda dosis que requiere el suero, de Pfizer/BioNTech, que logrará (con un 95% de efectividad) la inmunización completa de esos primeros pacientes. A partir de ahora la campaña se dividirá entre los ciudadanos que sigan recibiendo la primera dosis, y los que ya reciban la segunda. Y las comunidades llegan a este momento en situaciones muy desiguales. Comunidad Valenciana, Galicia y Asturias han puesto el 92,1%, 86,3% y 85% de las dosis de las que disponen. En el otro extremo, Euskadi y Madrid llegan al 46,2% y el 51%. Estas dos últimas se han estancado mientras otras aceleraban: Cantabria empezó en el último puesto y ya va por el 80,4%.Desde ese 27 de diciembre, en España se ha puesto la primera dosis a 768.950 personas. El ritmo se ha duplicado en una semana. El objetivo marcado por el Ministerio de Sanidad es que en marzo se haya completado la inmunización de algo más del triple, 2,5 millones de ciudadanos: los sanitarios, usuarios de residencias y grandes dependientes de nuestro país. Había otro a mucho más corto plazo, era haber conseguido este domingo vacunar a todos los usuarios y profesionales de residencias, para poder ponerles en las próximas semanas la segunda dosis. Ni todas las comunidades dan datos, ni todas lo alcanzan. La Comunidad de Madrid informó de que en estos centros el viernes había alcanzado al 50% y esperan llegar al 90% al final de la semana del 18 de enero. El viceconsejero de Salud madrileño arguyó que las consecuencias de la nevada sobre la capital han retardado los planes, pero la región ya iba lenta de antes. Otras sí que lo han logrado, como la Región de Murcia y Canarias, a falta solo de las que tienen brotes activos, donde no se recomienda. Galicia iba el viernes por el 94%. En datos globales, España se ha colocado estas tres semanas en la tabla media-alta de los países de su entorno que tienen la misma disponibilidad de vacunas. Se ha vacunado al 1,45% de la población, muy poco menos que Italia, que lo ha hecho con el 1,61%; algo más que Alemania (1,01%); y el triple que Francia, (0,49%). Les supera a todas Reino Unido, que comenzó dos semanas antes que la Unión Europea y que está administrando ya también la de Oxford/AstraZeneca. España lo ha hecho casi al completo con la de Pfizer/BioNtech, de la que hay en nuestro país ahora mismo más de un millón de dosis. De Moderna hay solo 35.700, de las que se han puesto 417. Pfizer comunicó este viernes que va a hacer una reducción en su suministro temporal para mejorar la producción, y la presidenta de Madrid dijo horas después por primera vez que ese es el motivo por el que no están usando todas sus dosis. Pero varios expertos consultados aconsejan no seguir esa estrategia, y la farmacéutica ha explicado que están trabajando para que a corto plazo tenga "el mínimo impacto" y no haya problemas de abastecimiento. Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología y jefe del servicio epidemiológico de Canarias, celebra la comparativa mundial y cree que se debe "a la pulsión vacunadora que tiene nuestro sistema sanitario público y a la gran profesionalidad de los sanitarios de nuestro país. Hay que seguir así, sobre todo en la senda de cubrir a las personas mayores de las residencias en el contexto de una tercera ola". Está siendo una campaña "compleja", describe, por dos motivos: porque no se ha hecho nunca esto de querer ir tan rápido llegando a la máxima gente posible "en un contexto de tanta presión asistencial"; y porque el suero de Pfizer tiene una logística "extremadamente compleja, en ultracongelación y con una vida media muy corta en nevera". Las dosis de Pfizer solo aguantan seis horas a una temperatura considerada normal, y esta circunstancia ha hecho que estas semanas se presenten problemas por ejemplo a la hora de decidir qué hacer si sobran viales ya mezclados.Para García Rojas, lo principal a analizar es el hecho de que durante estas tres semanas todas las comunidades han tenido los mismos problemas, la conservación en ultracongelación y la dilución del suero, "pero los ritmos han sido muy diferentes. Y esto se traduce en que, además de la complejidad, hay otros aspectos que están influyendo de tipo organizativo. Se tendrán que evaluar y replantear para que no se arrastre más el cuello de botella". "No deja de ser curioso y no es casualidad –sigue el vacunólogo, que se puso la dosis que le tocaba el miércoles– que las comunidades que mejor están vacunando son las que tienen un sistema sanitario mejor financiado, como Asturias. Y las que no lo tienen tan potente, vayan a la cola". Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), apunta a lo mismo: "Que haya sido desigual muestra una ventaja del estado autonómico. Si uno quiere mejorar, ya sabe lo que tiene que hacer: fijarse en Asturias. Esta competencia en la capacidad de gestión puede llegar a ser enriquecedora". Asturias y Galicia eran las únicas comunidades que desde el principio estaban dando incentivos para las enfermeras que doblaran turnos durante la campaña. Estos primeros 21 días, sigue Hernández, deberían servir asimismo para afinar la organización "donde no estaba totalmente afinada. En otras parece que arrancar les costó, pero ya lo hicieron tras las festividades". ¿Se ha podido aprender algo que haya que cambiar a partir de ahora? Juan Navarro, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva y miembro de la junta directiva de la estatal, revisaría tras estos días alguna cosa, por ejemplo, la indicación de que no se pueda vacunar en residencias con brotes, "igual que vacunamos en hospitales, con altas incidencias, podemos hacerlo ahí". Amós García Rojas difiere de esto, porque se trata de población delicada. Él piensa que el plan de vacunación nacional que elaboró el Ministerio junto a técnicos externos y de las comunidades es "muy científico" y ha servido para poner en marcha el operativo, más allá de que haya que evaluar a las regiones concretas que estén yendo "a ritmo más deficitario". Los expertos y profesionales coinciden en destacar que estamos metidos en una fase relativamente fácil. Entre enero y marzo el objetivo es vacunar en total a 2,5 millones de personas, pero la mayoría están acotadas en centros o se las vacunará en su domicilio. La dificultad real llegará cuando finalice esta parte, cuando se vuelva más masiva –todavía no está publicado cuáles serán los siguientes grupos, de entre los 15 que Sanidad dividió a la población– y entren en juego las citaciones en Atención Primaria. "Ese será el reto", zanja Amós García Rojas. La parte buena, apunta Ildefonso Hernández, es que para entonces ya tendremos más experiencia; y presumiblemente más suministro, sobre todo si la Unión Europea aprueba como está previsto a finales de enero la de Oxford/AstraZeneca, porque es un suero que se conserva en nevera convencional, mucho más fácil de manejar: "Confío en que podremos ponerlas, pero hay que organizarse".
eldiario.es
El pozo sin fondo de Patrimonio Nacional: pagó gastos de la casa de Corinna, a 100 empleados de Zarzuela y la tripulación del Fortuna
La monarquía cuesta mucho más de los 8,4 millones de euros que reflejan los Presupuestos Generales del Estado de 2021, pero es imposible calcular cuánto. Felipe VI dispone de esos fondos para organizar la Casa Real que aparecen cada año en las cuentas públicas y que en cada anualidad son publicados por la prensa que revisa si se congelan o suben por encima del IPC. Pero en esa partida no figuran los pagos por multitud de servicios que asumen otras administraciones y cuyo seguimiento es inescrutable. Están los gastos de seguridad que cubren los ministerios de Interior y Defensa, los actos oficiales y la agenda en el extranjero que paga el de Exteriores y existe, además, el cajón de sastre de Patrimonio Nacional, un organismo dependiente del Ministerio de Presidencia, pensado para proteger y conservar los monumentos y edificios singulares del Estado, convertido desde hace años en un coladero para que la familia real pueda cargar también facturas muy diversas.Entre ellas, las nóminas del séquito que acompaña a Juan Carlos I en Emiratos Árabes Unidos desde el pasado agosto y también los gastos derivados de sus viajes periódicos al país asiático, tal y como ha desvelado esta semana elDiario.es después de que el Gobierno y la Casa Real decretasen un cerrojazo informativo sobre todo lo que tiene que ver con la estancia del rey emérito en ese país.Pero no solo. Con cargo al Presupuesto de este organismo se han abonado otro tipo de servicios de lo más exótico: desde indemnizaciones por despido improcedente a la tripulación del yate Fortuna que disfrutó el monarca hasta que decidió venderlo, el mantenimiento de la casa donde se alojaba Corinna Larsen en Madrid y hasta los seguros de los Ferrari, Rolls Royce y otros coches de gran lujo que recibió Juan Carlos I como regalos de algunas dictaduras del Golfo.La ley de 1982 que regula el organismo de Patrimonio Nacional atribuye a su propiedad aquellos bienes "de titularidad del Estado afectados al uso y servicio del Rey y de los miembros de la Real Familia para el ejercicio de la alta representación que la Constitución y las leyes les atribuyen". La interpretación que se ha hecho para que este departamento pueda correr con gastos de la Corona es que su función es dar "el apoyo a la Jefatura del Estado" contribuyendo no solo al mantenimiento de los edificios que utiliza sino también con la financiación de recursos materiales y personales destinados a la Casa Real. La Zarzuela cuenta con un extenso plantel de trabajadores —en 2015 eran 122— que no entran dentro de los 3,8 millones en gastos de personal que reflejan sus cuentas sino que se sufraga año tras años a través de Patrimonio Nacional. Es la Casa del Rey la que organiza a ese personal de servicio y asistencia —amas de llaves, ayudantes de cámara, jardineros, etc.— y lo asigna entre los miembros de la familia real, que está formada por Felipe VI, la reina Letizia, la Princesa de Asturias, la infanta Sofía y los reyes eméritos. Incluso después de la abdicación, Juan Carlos I y Sofía de Grecia han mantenido ese personal de confianza del que disponían y que les acompaña en sus desplazamientos, también en el extranjero. El ex jefe del Estado cuenta con tres ayudantes de cámara en turnos rotatorios durante su estancia en Emiratos Árabes Unidos, cuyas nóminas y gastos derivados de sus comisiones de servicio costea Patrimonio Nacional. No obstante, es la Casa del Rey la que les asigna esas tareas. También se desconoce cuál es el importe de las comisiones de servicio correspondientes al personal que asiste a la familia real —de ninguna institución, tampoco de los encargados de su seguridad—. La única pista la dejó el Tribunal de Cuentas en su último informe sobre Patrimonio Nacional correspondiente al ejercicio 2013 en el que cuestionó los pagos adelantados por la Casa Real por un importe de 20.676,59 euros por ese concepto en un episodio puntual. "Estos pagos [recogía el informe] se justifican con facturas de una agencia de viajes a nombre de la Casa de S.M. el Rey, por el coste de billetes de barco, avión y hotel. No se considera justificado este atípico sistema, que distorsiona el procedimiento de pago y la justificación nominal de estos gastos". Patrimonio Nacional alegó ante el organismo fiscalizador que "en algunas ocasiones, estos desplazamientos se hacen con total confidencialidad por motivos de seguridad". "En estos casos no se informa previamente a Patrimonio Nacional de la realización de los mismos e incluso los interesados son avisados de la prestación del servicio con escaso tiempo, por lo que las gestiones y el pago de la reserva de hoteles, barcos y aviones se realizan directamente por la Casa de S.M. el Rey", finalizaba en su escrito de alegaciones. El argumento de la seguridad es, a su vez, el que permite que no haya rastro del dinero, ya que a diferencia de lo que pasa con otras partidas secretas, como los fondos reservados que sí examina una comisión parlamentaria que tiene el deber de guardar sigilo, todo lo relacionado con la Casa del Rey no pasa por el Congreso.Ni la Zarzuela ni Patrimonio ni el Gobierno dan detalles de cuál es el número exacto de trabajadores —en su gran mayoría personal de confianza— que asisten a la familia real ni cuáles son sus funciones concretas. Y esta misma semana la vicepresidenta Carmen Calvo defendía, antes de las revelaciones de este diario, que Juan Carlos I "no vive con recursos públicos" en Emiratos Árabes. El PSOE ya planteó en la oposición durante 2017 hacer los cambios legales y presupuestarios pertinentes para que la Casa Real asumiera a ese personal después de que el Tribunal de Cuentas apuntara en esa dirección, pero una vez en el Gobierno defiende esa prerrogativa al estar prevista "en la legislación vigente". Tampoco esas instituciones ofrecen ninguna información sobre qué otro tipo de gastos sufraga Patrimonio Nacional, a pesar de que en muchos gastos de la monarquía exista una frontera sin delimitar entre lo público y lo privado. "Son asuntos que se articulan a través del Portal de Transparencia", responden en la Casa Real. Sin embargo, es necesario realizar una solicitud de información concreta, porque no está publicada de oficio en esa web. Otras monarquías europeas ponen una lupa sobre sus gastos. La británica, por ejemplo, publica desde cuánto le cuesta el protocolo o el mantenimiento de sus propiedades pasando por gastos como la calefacción, la luz o la comida y la bebida (incluido el vino). Patrimonio Nacional, que se encarga de la conservación del patrimonio histórico y cultural español, es propietario de los edificios que usa la Corona y, por tanto, responsable de financiar su conservación, como el Palacio Real de Oriente y el Parque de Campo del Moro, el Palacio de la Almudaina (Palma de Mallorca) —en el caso de la residencia de Marivent se encarga el Gobierno balear— y, el monte de El Pardo, donde se encuentran el Palacio de El Pardo, con la Casita del Príncipe y el Palacio Real de la Zarzuela y el predio denominado "La Quinta", con su Palacio y edificaciones anexas. A apenas 19 kilómetros del Palacio de la Zarzuela, está la finca La Angorrilla (también a nombre de Patrimonio Nacional), donde se instalaron Juan Carlos I y su amante, Corinna Larsen, según la foto que ilustró la entrevista de la revista francesa Paris Match a la aristócrata alemana en la que el entonces monarca, en bermudas amarillas, una camisa de manga corta y la gorra hacia atrás, preparaba una barbacoa junto al hijo de su amante. Cuando en marzo de 2013 comenzaron las primeras revelaciones sobre la relación de Juan Carlos I con Corinna Larsen, los periodistas preguntaron a la entonces vicepresidenta y ministra de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, si era cierto que la "amiga entrañable" del rey se había alojado en esa finca y si se habían acometido obras pero se toparon con un muro. "Es el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional quien tiene legalmente encomendada la conservación, el mantenimiento, la mejora y la administración y seguridad de dichos bienes —respondió la vicepresidenta sobre aquellos edificios de Patrimonio Nacional destinados al uso y al servicio de la Jefatura del Estado—; pero, de conformidad con esta ley y sus reglamentos de desarrollo, existen dos tipos de bienes en Patrimonio Nacional: existen determinados bienes que son susceptibles de compatibilizar esa función al uso y servicio de la Jefatura del Estado con otro tipo de actividad, que entraña el acceso del público a los mismos. Sobre esos bienes, entre el que no está el que usted me indica, es sobre los que el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional puede aportar información, porque la tiene; respecto de los otros y su uso, no".Es decir, el Gobierno reconoció que La Angorilla es propiedad de Patrimonio Nacional y que es esta institución la que corre con los gastos de mantenimiento y mejora, pero evitó dar una respuesta concreta. Siete años después, la revista Lecturas aseguraba que Patrimonio Nacional asumió la reforma integral de esa casa, cuyo coste cifraba en dos millones de euros. Otro de los inmuebles de Patrimonio Nacional que ha usado la familia real, en este caso como destino de vacaciones, es la residencia de La Mareta en Lanzarote —de la que también han disfrutado presidentes del Gobierno, entre ellos Pedro Sánchez—. Aunque es propiedad y, por tanto, responsabilidad de Patrimonio Nacional, no fue la idea inicial de Juan Carlos I. Según recogió el exministro José Bono en sus memorias, el ex jefe del Estado le dijo: "El único bien importante que me han regalado siendo rey es la finca de La Mareta en Canarias. Me la regaló el rey de Jordania y yo pregunté a Carlos Solchaga [exministro de Economía con Felipe González] qué debía hacer con ella; me respondió que tenía que pagar impuestos y entonces la regalé al Estado".Fue el mejor regalo, pero no el único. A lo largo de su reinado, Juan Carlos I recibió numerosos obsequios que supusieron un gasto para el Estado. Un conjunto de empresarios le regalaron en el año 2000 el yate 'Fortuna' (que solo en combustible suponía unos 26.000 euros por depósito) al que renunció en 2013, cuando su popularidad comenzó a caer en picado por escándalos como el de la cacería de Botsuana. Patrimonio procedió entonces a su devolución, pero los gastos no acabaron ahí: tuvo que indemnizar por despido improcedente a los trabajadores del barco. La justicia determinó que la institución pública y la empresa adjudicataria del mantenimiento y gestión del buque pagaran a medias los 1,23 millones de euros del despido de la tripulación. A Patrimonio le correspondía, por tanto, 671.720 euros. Según recogió la Agencia Efe, en el juicio, tanto Unión Naval Valencia, concesionaria del servicio, como Patrimonio Nacional aceptaron los hechos planteados por los diez empleados demandantes.Juan Carlos de Borbón también recibió dos Ferrari del jeque de Dubai que fueron a parar a Patrimonio Nacional, que tuvo que asumir el mantenimiento —por ejemplo, el pago de los seguros de esos bólidos—, ya que la ley establece que le pertenecen las "donaciones hechas al Estado a través del Rey y los demás bienes y derechos que se afecten al uso y servicio de la Corona". No obstante, no eran los únicos vehículos de alta gama al servicio del rey. La Guardia Real alberga una colección de 55 automóviles que incluyen desde Mercedes-Benz, Ford, Cadillac y Rolls-Royce a motos Harley-Davidson y BMW y que son propiedad del ejército y de la institución dependiente de Presidencia. Según relató Expansión, la Guardia Real tiene una Unidad de Mantenimiento compuesta por 42 militares y 11 civiles que se encarga del mantenimiento de esa flota. "Todos los automóviles de la Sala Histórica se revisan dos veces al año. Según el tipo de vehículo, estos trabajos pueden durar cuatro días, como es el caso de los Rolls-Royce. Para el resto suelen durar entre dos y tres días", explicó el comandante encargado, Vicente Mateos de San Bernabé, al diario económico, que reflejaba que era necesario tener especialistas en mecánica, pintura, chapa, guarnicionería y electricidad, entre otros. Entre esos vehículos está el Rolls Royce Phantom IV descapotable que Francisco Franco adquirió en 1952 para la jefatura del Estado y que los reyes utilizan en ocasiones especiales, como la Coronación de Felipe VI. En su informe preliminar publicado en 2016, el Tribunal de Cuentas cuestionó que se utilizaran espacios de Patrimonio Nacional para almacenar bienes privados de la familia real. "El Tribunal considera que, de acuerdo con la naturaleza privada de estos bienes, la utilización de recursos del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional (CAPN) para su custodia y gestión no está explícitamente amparada", expresaba el órgano fiscalizador. En sus alegaciones, Patrimonio argumentó: "Llevados a sus últimas consecuencias, el razonamiento del informe es esencialmente contradictorio con la razón de ser del CAPN, pues habría que colegir que los miembros de la familia real no podrían tener guardado ningún bien privativo, ni siquiera los de uso personal, en el Palacio de la Zarzuela, sino depositado en un inmueble no perteneciente al CAPN. Este planteamiento del informe conllevaría al absurdo de que la familia real no pudiera residir en inmueble alguno del CAPN". Desde la llegada al trono de Felipe VI, la Casa Real ha dado tímidos pasos en transparencia: publica la información relativa a sus altos cargos y los documentos presupuestarios en los mismos términos que el resto de administraciones del Estado, aunque en su caso no es obligatorio. Por ejemplo, trimestralmente cuelga en la web el nivel de ejecución presupuestaria, pero de las cuentas que corresponden exclusivamente a la Zarzuela. También aprobó un código de conducta que hace una referencia expresa a la recepción de regalos por parte de los miembros de la Casa del Rey en la misma línea de lo que dispone la ley para cualquier empleado público: "Rechazará cualquier regalo, favor o servicio en condiciones ventajosas que vaya más allá de los usos habituales, sociales y de cortesía". En el caso de la familia real, y ante los escándalos precedentes, Felipe VI optó por que se difundiera anualmente el listado de regalos instituciones recibidos.
eldiario.es
Madrid tiene abiertas 4.600 calles al tráfico y ha recogido en total 16.700 toneladas de residuos desde el 12 de enero
El Ayuntamiento de Madrid ha informado este domingo a última hora de la tarde que la capital, hasta las 20.00 horas del día de hoy, ya cuenta con 4.600 calles abiertas al tráfico, 900 más que este sábado, lo que supone unos 2.687 kilómetros practicables.
europapress.es
Nauta lidera una ronda en la 'start up' alemana Bird Eats Bug
La firma inversora ha liderado una ronda de 1,5 millones de euros Leer
expansion.com
La censura izquierdista de las Big Tech
No puede admitirse que sigan actuando indefinidamente como censores absolutos de la sociedad para favorecer la agenda ideológica de sus dueños.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Aspectos inéditos de la dulce Filomena
¿Cómo es que los ecologistas no protestan por el desparrame de la sal sobre las vías de circulación?
1 h
Diario online con noticias de última hora...
El arte de borrar
Se está asaltando el capitolio de la conciencia individual que consideramos base de las democracias nacionales
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Isabel Díaz Ayuso, sobre su ruptura: «Con la pandemia y la nieve no he tenido tiempo de asumirlo»
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el peluquero Jairo Alonso siempre llevaron su amor con una gran discreción. Jairo nunca quiso acaparar los focos y se mantuvo durante sus año de noviazgo en un segundo plano. La pareja rompió su relación hace unos meses, pero no trascendió hasta esta semana. La presidenta se encuentra tranquila y volcada en su trabajo. «Estoy bien, muy centrada en la pandemia y la nieve, de modo que no he tenido ocasión de asumir el momento», declara a ABC. «Fácil no es pero guardamos una gran amistad y desde hace bastante tiempo. Lo hemos pensado muy bien», agrega. Ayuso, de 42 años, y el estilista madrileño empezaron a salir en el 2016, aunque su relación de amistad se remonta a la infancia. Su relación comenzó tras el divorcio de Ayuso de su primer marido ese mismo año. No se conoce quién es el hombre con el que Ayuso compartió cuatro años de matrimonio. Isabel Díaz Ayuso y Jairo Alonso - SAN BERNARDO No se trata de una ruptura traumática ni debida a terceras personas, sino que al parecer se ha debido a los problemas derivados de la política, y la dedicación máxima que le requiere a diario a la presidenta madrileña. La pareja residía en la vivienda que Ayuso tiene alquilada en el barrio de Chamberí, hace ya vidas por separado y él se ha mudado a otra casa. «Hoy Facebook me recuerda que tengo la suerte de estar con la persona más maravillosa del mundo. Isabel, te quiero», escribía hace unos meses el peluquero en esta red. Jairo inició su vida profesional trabajando como peluquero y estilista a la edad de 16 años. Más tarde, fue el máximo responsable de Comunicación y Marketing de las peluquerías Rizo's. En la actualidad, Jairo es responsable de Comunicación de una franquicia de restaurantes de comida de Líbano llamada Shukran Group.
1 h
abc.es
El delegado del Gobierno en Euskadi contesta a Urkullu: "Las dosis de las vacunas no están para ser almacenadas"
Denis Itxaso, integrante del equipo asesor del Lehendakari en el Plan de Emergencia, defiende que las vacunas "se inyecten al mayor ritmo posible" y critica las "reservas estratégicas" como la vasca Leer
1 h
elmundo.es
Una genialidad de Fer Niño aparta al Tenerife de la Copa en el último minuto
El CD Tenerife despidió su participación en la Copa del Rey de un modo hiriente, con un gol de Fer Niño en el minuto 90 que clasificó a un Villarreal obligado a meter a sus titulares en la segunda mitad para desequilibrar el resultado. Aplicado en las marcas y capaz de rematar más veces que su rival, el grupo de Ramis hizo un partido casi perfecto, frente a uno de los poderosos de Primera, al que solo le faltó el acierto. Se van los blanquiazules de la segunda competición con la cabeza alta y reforzados en la idea de juego de su entrenador, empeñado con éxito en que pasen las menos cosas posibles mientras madura una llegada para encontrar la puerta rival. En ese guion, el partido caminó al gusto del Tenerife en la primera mitad y cuando se abrió por los cambios de Emery en la segunda metiendo a las figuras —solo ausente Alcácer—, los locales, curiosamente, respondieron con ocasiones al intercambio de golpes.Ramis no solo no entregó la eliminatoria desde su once inicial, sino que mantuvo a Dani Hernández en la puerta como primera señal de que aspiraba a romper los pronósticos. Y si es verdad que Shashoua no fue convocado —con molestias— y Zarfino, Álex Muñoz y Sipcic fueron suplentes, su equipo respondió al reto en todas las fases del partido. En el primer acto, juntando las líneas y tirando a los defensas tres pasos arriba, para impedir que el Villarreal jugara por detrás de Aitor Sanz y Javi Alonso, y buscando otra vez las caídas de Apeh y Fran Sol a los espacios.En esa apuesta, al Tenerife le fue muy bien. El grupo de Emery se fio a la capacidad de Trigueros para conducir o filtrar para los interiores y, cuando no, miró a la capacidad de Yéremi Pino para desbordar, sin éxito, por su banda. En ninguno de los casos halló el Villarreal la vía para encontrar a Dani, lo más cercano un libre directo —tras el único fallo punible de un Javi Alonso que sigue madurando en lo que vuelve Folch— tirado por Trigueros (m.32) que se fue alto.Y en la segunda, cuando el Villarreal metió una marcha más con el triple cambio de Émery —antes de que Raba (m.49) tuviera una ocasión de oro a la que replicó Dani con una de sus manos prodigiosas—, también respondió el Tenerife con nivel de Primera. Y aunque el cambio de Parejo por Raba lo echó más atrás y la entrada de Rubén Peña dio llegada por la derecha a los groguets, el Tenerife generó fútbol por el flanco de Moore y no renunció a buscar la suya.La había tenido primero Apeh (m.57) tras robarla Moore en el área, pero pifió el tiro y luego no llegó el nigeriano (m.64) a un remate fallido de Sol que se convirtió en pase. Y, por el camino, tuvo también una clara Bacca (m.70) que negoció Dani puños arriba y un golpe franco de Dani Parejo (m.84) que también se topó con el portero. Para entonces, el Villarreal ya andaba con prisas y el partido, definitivamente entregado a la alternancia de ocasiones, descubría a un Tenerife —con sus limitaciones en la ejecución del pase o en la rapidez de los gestos— capaz de cuestionar el resultado.En esa propuesta descarada de los locales, la entrada de Zarfino les dio contundencia protegiendo por delante a los medios y el cambio de Moore permitió descubrir el talento de Kakabadze para sacarse un cambio de juego en diagonal de treinta metros (m. 81) para que le cayera al pie de Pomares, que firmó la mejor oportunidad del Tenerife para el 1-0, con un control perfecto y un remate al que solo le faltó más ángulo para que Rulli no lo desviara con una acción de pies, tan argentina y tan efectiva. Nadó y nadó el Tenerife buscando antes la definición y luego la prórroga, pero no contaba con la letalidad del Villarreal antes de pisar la arena, paciente casi en su último ataque del partido para madurar de flanco a flanco —cuatro amarillos en el área de un rival obligado a defenderse en veinte metros— hasta que Rubén Peña la metió en la olla, donde prolongó de cabeza Gerard Moreno para que Fer Niño hiciera el gol imposible. Un taconazo, de espaldas a la puerta, en lo que Aitor Sanz trataba de quitársela.Una genialidad en el último minuto que solo empaña el resultado, pese a que Zarfino tuvo a la vuelta del 0-1, a bocajarro en el área chica, una opción que tapó bien Rulli. A compromiso, solvencia y capacidad de remate, el Tenerife —solo falto de acierto— mereció al menos media hora de prórroga, por más que despeja de obligaciones la temporada para centrarse en su único objetivo del curso. (0) CD TENERIFE: Dani Hernández; Moore (Kakabadze, m.73), Carlos Ruiz, Bruno Wilson, Pomares; Bermejo (Álex Muñoz, m.67), Aitor Sanz, Javi Alonso, Vada (Suso, m.87); Apeh (Zarfino, m.67) y Fran Sol (Jorge Padilla, m.87).(1) VILLARREAL CF: Rulli; Jaume Costa (Rubén Peña, m.61), Foyth, Funes Mori, Estupiñán; Manu Trigueros, Coquelin (Capoue, m.84); Yéremi Pino, Raba (Dani Parejo, m.61), Baena (Gerard Moreno, m.61); y Bacca (Fer Niño, m.75).ÁRBITRO: César Soto Grado (Comité riojano). Amonestó a Vada (m.31) y Zarfino (m.86).GOL: 0-1, Fer Niño (m.90).INCIDENCIAS: Partido de la 3ª eliminatoria de la Copa del Rey, jugado a puerta cerrada en el estadio Heliodoro Rodríguez López. Se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Vicente Cantatore, entrenador del CD Tenerife en la temporada 94/95.
1 h
eldiario.es
Jovic se estrena con el Eintracht con un doblete clave ante el Schalke 04
El delantero serbio Luka Jovic estrenó su cesión por parte del Real Madrid en el Eintracht Frankfurt alemán con un doblete clave para que su equipo batiese por 3-1 al Schalke 04 en la decimosexta jornada de la Bundesliga.
1 h
europapress.es
Rosa López y Verónica Romero se reencuentran 20 años después de 'Operación Triunfo'
Las cantantes Rosa López y Verónica Romero han emocionado a los seguidores de Operación Triunfo con un especial reencuentro del que ha dejado constancia la segunda en un vídeo publicado en Instagram."Fiesta pijama con mi Rosa", ha escrito Verónica Romero en su perfil, mientras posa en un vídeo junto a su amiga, ambas en pijama.En el vídeo, Romero ha preguntado a sus seguidores si son capaces de distinguir quién de las dos hace la voz aguda y la grave en una canción. Para mayor alegría de sus fans, ambas han vuelto a cantar a dúo. "Me encanta escucharos cantar juntas", ha comentado una seguidora, mientras que otro usuario ha dicho: "Qué gusto da veros así de felices siempre y juntas"."Os mandamos un beso, nos llevamos siempre en el corazón, y de todos estos años, nos quedamos con vosotros", se ha sincerado Romero. Rosa López, por su parte, ha deseado "pasar muchos años más juntos". "Haciendo fiestas pijama, quedada de fans, conciertos...", ha enumerado Romero.En el vídeo, ambas derrochan complicidad y buena sintonía al bromear con el filtro elegido para salir en Instagram o al hablar de futuras quedadas y la comida que más les gustaría comer. "¿Filtros? No, nunca", ha dicho Rosa, entre risas, antes de despedirse de sus seguidores. Ver esta publicación en Instagram Una publicación compartida de Veronica Romero - Vero (@veronica_romero_vero)
1 h
20minutos.es
Suez, apoyado por Ardian y GIP, propone una solución amistosa a Veolia
La compañía francesa de gestión de aguas y desechos Suez indicó este domingo que ha recibido una oferta de los fondos Ardian y GIP que le permite proponer a Veolia una solución "amistosa y rápida" con la que poner fin a su actual conflicto, pero esta segunda empresa rechazó su iniciativa. Leer
1 h
expansion.com
As vítimas da pandemia en Galicia ascenden a 1.512 tras falecer nove persoas con covid-19
O cómputo de vítimas que deixa a pandemia en Galicia ascendeu ao total de 1.512 este domingo, tras falecer nas últimas horas nove persoas diagnosticadas de covid-19.
1 h
europapress.es
Las previsiones de Simón
De momento el Gobierno Nacional descarta un nuevo confinamiento domiciliario como el vivido en marzo, al igual que se opone el Presidente de Cantabria. Una decisión que teniendo en cuenta las previsiones anteriores del director del Centro de...
1 h
publico.es
Las víctimas de la pandemia en Galicia ascienden a 1.512 tras fallecer nueve personas con covid-19
El cómputo de víctimas que deja la pandemia en Galicia ha ascendido al total de 1.512 este domingo, tras fallecer en las últimas horas nueve personas diagnosticadas de covid-19.
1 h
europapress.es
La nueva mascarilla de LG se contacta a la red como los coches eléctricos
La nueva mascarilla de LG, ya disponible en nuestro país, elimina el 97,3% de virus y el 93% de bacterias e incluye filtros HEPA 13, silicona de grado médico y 2 ventiladores que circulan aire filtrado.
1 h
publico.es
International House intenta salvar Net Languages tras aplicar un ERE
La firma de academias de inglés estudia vender la unidad productiva de su filial de cursos para administraciones con un 'prepack', fórmula que prevé el acuerdo con un comprador antes del concurso. Leer
1 h
expansion.com
Javier Ramos, rector de la URJC: "Lo que pasó con Cifuentes tuvo un coste altísimo para nuestros estudiantes"
"Me mintieron", admite el rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Javier Ramos. Pero "hay cosas que volvería a hacer igual, aunque tuviesen un gran coste para mí, creo que hay que fiarse de los compañeros", explica después. Este lunes, arranca el juicio a Cristina Cifuentes y los demás procesados por el Caso Máster. La expresidenta de Madrid será la única alumna que se sentará en el banquillo de los acusados, aunque no por el máster en sí, sino por la falsificación de un acta con la que Cifuentes intentó desmentir la investigación de elDiario.es sobre un título universitario que recibió de forma fraudulenta."Los periodistas os sujetasteis a la ley, pero también que hubo personas de dentro de la Universidad que incumplieron la Ley Orgánica de Protección de Datos", asegura el rector Ramos al repasar con elDiario.es, el medio que destapó el Caso Máster, lo que pasó en el Instituto de Derecho Público de la URJC. La Universidad Rey Juan Carlos pide cuatro años de cárcel para Cristina Cifuentes por instigar el falseamiento de documentación académica. Usted declara como testigo, ¿cómo afronta el juicio y que esperan de él? Lo que espero del juicio es que se esclarezcan los hechos y, en la medida de lo posible, se recupere el buen nombre de la universidad y la reputación de todos los que trabajan o estudian en ella.¿Cómo recuerda aquellas semanas de marzo de 2018 cuando elDiario.es destapó el escándalo Cifuentes y los másteres del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos?  Recuerdo tres fases. La primera era de incredulidad. En el primer momento, me planteé que esto no podía ser verdad. No sé si lo llamaría negación, pero estaba convencido de que no era posible que un estudiante obtuviese un título sin ser experto en esa materia. En ninguna universidad, pero desde luego no en la Universidad Rey Juan Carlos.Luego entré en una fase de duda. Ahora, visionando declaraciones de la fase de instrucción, recuerdo que la frase que más se repetía en el equipo de gobierno de la URJC era: '¿y si nos han mentido?'. La tercera etapa fue de frustración, cuando ya tuvimos pruebas o evidencias de que había sido así. En ese momento teníamos la declaración de una profesora diciendo: 'Yo no firmé ese acta'. La sensación ya era de frustración, rabia o enfado.¿Cuándo se dio cuenta de que le habían mentido? Pediría que el lector se pusiera en mis zapatos. Llevaba muchos años haciendo una labor como profesor y ese trabajo siempre se hacía. Cuando alguien te dice que uno de tus compañeros no ha hecho ese trabajo, no te lo puedes creer. Me plantean unos hechos, los contrasto, llamo a los profesores y todo encaja. En la rueda de prensa del famoso 21 de marzo del 2018 a la una y media [el día en que elDIario.es publicó su primera información sobre el máster de Cristina Cifuentes], salgo absolutamente convencido de que me están contando la verdad. Ahí hay una pregunta de un periodista que me hace dudar: "¿Se ha podido defender un trabajo fin de máster sin tener todas las asignaturas aprobadas?" Ese es el primer momento en el que como docente –no como rector, sino como profesor que ha participado en situaciones parecidas– pienso que eso no debería haber ocurrido.Es una irregularidad muy flagrante.Más que irregularidad, lo que yo entendía en aquel momento es que era poco probable. Es perfectamente posible que se reúnan tres profesores y escuchen la defensa de un trabajo fin de máster y pongan una nota. Si las tres profesoras te declaran que eso ha ocurrido el 2 de julio del 2012 y estábamos en 2018, es posible. En el 2012 lo probable es que cualquiera de las personas involucradas hubiera detectado el error y hubiera llamado a Secretaría para que ese fallo hubiera quedado resuelto en el año 2012. Sin embargo, eso no ocurre así. ¿Posible? Es posible. ¿Probable? Es poco probable. Visto con perspectiva y con la experiencia que ahora tiene después de este proceso. ¿Qué hubiese hecho de otra forma? ¿Qué aprendió del caso Máster?Hay cosas que volvería a hacer aunque tuviesen un gran coste para mí. Yo creo que hay que fiarse de los compañeros. ¿Volvería a fiarse de la versión de estos profesores que le mintieron?Creo que sí. Estadísticamente, la inmensa mayoría de empleados de las universidades españolas y de la Universidad Rey Juan Carlos realiza su trabajo. Gracias a la labor que se desarrolla en los campus, este país va evolucionando. Encontramos vacunas contra el Covid y tenemos una sociedad más crítica. No es razonable desconfiar sistemáticamente de tus compañeros. Ahí me volvería a equivocar. Con la experiencia que tengo ahora, ¿qué no haría de la misma manera? Hubiese retrasado la rueda de prensa. Me tomaría más tiempo. No cedería a las presiones del ritmo de los medios de comunicación que exigen una respuesta para ayer.¿Usted se sintió presionado por el gobierno Cristina Cifuentes durante esos días en los que estaba en juego no solamente el prestigio de su universidad, sino también la carrera política de la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid?Estoy convencido de que no soy una persona fácilmente presionable. La pregunta no es si usted se dejó presionar, sino si lo intentaron.Eso habría que preguntárselo a ellos. Sí que es cierto que algunas personas hicieron una estrategia centrada en aportarme una información presuntamente falsa con apariencia de ser verdadera. El juicio solo se va a centrar en si se manipularon documentos para hacer pasar por bueno un trabajo de fin de máster y unas notas de Cristina Cifuentes que nunca existieron. Sin embargo, debido a la evolución judicial del caso, la justicia no va a entrar en la otra parte de lo que ocurrió: en cuántos alumnos se beneficiaron de un sistema fraudulento o irregular con el que se entregaron títulos universitarios a personas que no lo merecían. Como rector, ¿no le parece un poco frustrante que la verdad judicial vaya a ser sólo sobre la falsificación documental y no sobre el entramado del Instituto de Derecho Público de la URJC?Prefiero mirar la parte positiva. Todo aquello ha tenido una repercusión muy positiva en la Universidad. Hemos hecho todos los cambios necesarios para garantizar que eso nunca más vuelva a ocurrir en la Universidad Rey Juan Carlos. Lo sucedido tuvo un coste altísimo para nuestros estudiantes, que sufrieron bromas y desprestigio; para profesores, que hicieron frente a repercusiones y, por supuesto, sobre mi persona.  Pongo algunos ejemplos, hemos puesto en marcha una transformación digital de los sistemas de la universidad, con doble autenticación, del estilo de lo que hacen los bancos. Ahora se sabe quién, en qué momento y desde qué terminal modifica un acta. Y conocemos si esa persona tiene autorización para para poder hacerlo o no. Hemos cerrado el Instituto de Derecho Público. Hemos realizado también una auditoría externa de nuestros procedimientos, que no ha hecho ninguna otra universidad, gracias a la que identificamos otras áreas en las que existían claros riesgos, como en el Centro Integral de Formación Permanente. [Ramos llevó a la Fiscalía en junio de 2019 las actividades de este centro asegurando que habían detectado irregularidades].También hemos realizado cosas más ambiciosas, como la aprobación de un código ético o la puesta en funcionamiento de un nuevo Vicerrectorado de Ética, Buen Gobierno y Calidad. Gracias a aquel trabajo y gracias al vuestro, hemos conseguido que la universidad pase de no estar presente en los rankings de Transparencia y Buen Gobierno a ser la primera de toda España en la clasificación elaborada por la Fundación Compromiso y Transparencia. En el Índice Dinámico de Transparencia de Dyntra somos los primeros de la Comunidad de Madrid y los segundos de España. Esto ha tenido un coste muy alto para el equipo de gobierno. Han sido cuatro años muy difíciles.Ustedes han reconocido que no existe acta de defensa del trabajo de fin de máster de Cifuentes. En el caso de la exministra de Sanidad, Carmen Montón, dimitió después de que elDiario.es publicase que la concesión de su título también estuvo plagada de irregularidades. Finalmente, en el caso del líder del PP, Pablo Casado, una jueza de primera instancia reconoció que le regalaron el máster "a modo de prebenda" por su "relevancia política". Los tres conservan el título. ¿Cómo es posible?Nuestro trabajo ya está hecho. Ahora, es el turno de la judicatura. Como científico me gusta ir a los hechos de los tres casos. En relación al primero, el de Cristina Cifuentes, estos días se juzgará si ese acta es falsa o no. Eso lo tiene que dictar un tribunal. Tras el fallo judicial, nosotros actuaremos en consecuencia, pero no antes. El segundo caso, el de la exministra Carmen Montón, fue archivado por la judicatura. Y en el tercero, sobre el líder del PP Pablo Casado, nosotros analizamos los hechos y concluimos que se produjeron conforme al reglamento de convalidaciones que había en el curso 2008-2009. No se llegó a juzgar. Nosotros hicimos un análisis interno. Ahí sí que se disponen de todas las actas. En el caso de Pablo Casado, la documentación es correcta.Pablo Casado sacó adelante su título por medio de convalidaciones y trabajos que nunca se hicieron públicos. El argumento fue que la convalidación de créditos se realizó porque tenía ya la Licenciatura de Derecho. Sin embargo, en ese mismo curso, en ese mismo máster y en ese mismo año había otros alumnos que habían cursado la misma carrera y que no pudieron acceder a esa vía rápida de las convalidaciones: tuvieron que acudir a clase y examinarse. ¿Es el mismo título el que recibe una persona por medio de convalidaciones que el que recibe alguien que se esfuerza, aprende, se examina y va a las clases?Lo que me compete como rector es que abrimos con sosiego una información reservada y los instructores concluyeron que las convalidaciones de Pablo Casado eran conforme al reglamento.En esa investigación judicial, que acabó cerrada por decisión del Supremo, hubo una alumna, María Dolores Cancio, que fue aprobada exactamente con el mismo proceso de convalidaciones que Pablo Casado. Esta estudiante reconoció en el juzgado que había recibido un trato de favor y que ella no había hecho nada. ¿No es eso un buen indicio de que tal vez ella no fue la única estudiante que recibió ese trato de favor por parte del Instituto de Derecho Público?Nosotros estamos atados al imperio de la ley. Si el análisis de los hechos establece que la actuación fue conforme al reglamento vigente en aquel momento, no podemos ir más allá.Si solo se puede retirar el título con una sentencia judicial, Cristina Cifuentes –y solo si es condenada– sería la única alumna que perderá su título de máster de todos los que se entregaron en esta trama. ¿Realmente cree que Cifuentes fue la única persona beneficiada por un máster fraudulento en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos?Lo que crea Javier Ramos es irrelevante. Usted es el rector.Sí, pero justamente por ser el rector tengo que cumplir los procedimientos.¿No cree que el hecho de que los alumnos que recibieron tratos de favor mantengan su título de máster daña la reputación de los demás alumnos que sí se esforzaron, fueron a clase, aprobaron los exámenes y no recibieron convalidaciones extrañas? Por supuesto. Cualquier acto falto de ética de cualquier miembro de la comunidad daña al resto de la comunidad. Eso es una tragedia. Por eso hemos puesto en marcha un código ético, unos procedimientos para garantizar que no vuelva a ocurrir un acto falto de ética. Entiendo lo que quiere decir: que más allá de lo que sospeche que ocurrió, solo puede actuar legalmente con los alumnos con los que hay una sentencia judicial. En un Estado de derecho las opiniones deben ser mantenidas como opiniones. Lo relevante son los hechos probados y en este caso, estamos hablando de presuntos delitos, que tienen que ser probados en un juzgado. Con la excepción de Álvarez Conde que falleció en 2019, el resto de profesores que aprobaron a Cifuentes continúan en sus puestos, a pesar de que se ha demostrado que la concesión de ese título está plagada de irregularidades. ¿Por qué no ha actuado la Universidad contra estos trabajadores?La universidad ha hecho todo lo posible, siempre dentro del respeto a los derechos individuales. Hemos abierto expedientes disciplinarios, hemos emitido una sanción contra una funcionaria [Amalia Calonge, la persona que cambió las notas de Cifuentes] por cometer un una falta administrativa. El rector no puede entrar a dirimir aspectos judiciales. Cuando he tenido sospechas o indicios de problemas penales, lo he puesto en conocimiento de la justicia o de la Fiscalía. En relación a la falta de ética que ha dañado la reputación de la universidad, si no es penal y no es administrativa, es un aspecto sobre el que el rector únicamente puede actuar promoviendo procedimientos o cambios de sistemas para fomentar que nadie de la comunidad busque atajos.En el caso de la sanción que usted plantea, ¿por qué no se ha actuado también contra el profesor al que la funcionaria Amalia Calonge apuntó como la persona que le ordenó realizar la modificación en las notas de Cifuentes?Porque la inspección de servicios no ha encontrado falta administrativa.¿En qué punto se encuentra la denuncia presentada contra el Instituto de Derecho Público por un presunto delito de malversación de caudales públicos?Se sobreseyó por el fallecimiento [de Enrique Álvarez Conde, el director de ese instituto y esos másters].Durante aquellos meses del Caso Máster la URJC fue protagonista de bromas, burlas, ataques, algunos de ellos tremendamente injustos, que cuestionaban su calidad académica. ¿Les ha perjudicado? ¿ha afectado a las matriculaciones? Ha preocupado a toda la comunidad universitaria: estudiantes, personal y profesorado. No ha afectado a la tasa de empleabilidad. Insisto, la práctica totalidad de la Universidad Rey Juan Carlos hace un trabajo mejor que el resto de universidades, y no es pasión de rector. Además de la formación, la labor social de dinamización que realiza la URJC en determinadas zonas de la Comunidad de Madrid es un verdadero orgullo.¿Incidió en las matriculaciones?No. De hecho, están subiendo. El equipo de Gobierno las estamos restringiendo para no seguir creciendo hasta que la Comunidad de Madrid nos financie como corresponde a una universidad pública. Con todos los cambios y el esfuerzo que hemos hecho en los últimos cuatro años, estamos entre las 1.000 mejores universidades de todo el mundo. Hemos aparecido en el famoso ránking de Shanghái. Hace cuatro años no estábamos. Al final, ese trabajo se acaba conociendo, más allá de escándalos puntuales y muy desagradables. ¿Les ha perjudicado este escándalo en su relación con la Comunidad de Madrid?Creo que nos tratan igual que al resto de universidades. Diría que en la Comunidad de Madrid hay una falta de entendimiento de que la educación es la mejor inversión y, en particular, en las universidades. Se sigue percibiendo como un gasto y no como una inversión. Esto no es una cuestión opinable, no es una cuestión de rectores, es una cuestión de economistas. Cada euro que se destina a la Educación Superior en España revierte en 3,6 euros en el PIB. Manuel Castells, ministro de Universidades, ha propuesto una reforma para que todos los campus cumplan con una serie de requisitos si quieren recibir la denominación de universidad, ante la proliferación de pequeños centros y privados, en su mayoría, que se dedican a la enseñanza online. ¿Está de acuerdo con esa regulación que ha planteado el Ministerio?No puedo entrar en detalle de lo que ha propuesto Castells porque no me lo he estudiado. Pero, en el espíritu, estoy totalmente de acuerdo. No tiene ningún sentido que un centro universitario sea un prescriptor de conocimiento realizado por otros. Ya no tiene ningún sentido que una universidad sea sólo un sitio donde se repiten avances científicos, sociales, tecnológicos, artísticos y humanísticos, que se han producido fuera de la universidad. En la sociedad en la que vivimos, esa labor la puede hacer prácticamente una página web. Lo que es razonable es contar con un grupo de personas organizadas, bien financiadas, con los medios necesarios, para que ese conocimiento se genere dentro de las universidades. Ahí es donde eres competitivo y donde tiene sentido que las facultades apostemos decididamente. Que se permita llamar universidades a una inversión pequeña centrada en formar con conocimientos desfasados, es engañar a la población. Una obligación del Ministerio es impedir que se confunda a la sociedad.Este año hay elecciones al Rectorado, ¿se va a presentar a la reelección?Sí. Sí, me voy a presentar. Creo que he demostrado que el equipo que tenemos es capaz de transformar una organización tan compleja como es la Universidad. Hemos pasado de no aparecer a estar en el ránking de Shanghái, de no tener transparencia a ser número uno en transparencia, en empleabilidad y en investigación. Hay que consolidarlo porque si no corremos el riesgo de volver a donde estábamos.Con todo lo que sabemos hoy del rey Juan Carlos de Borbón, ¿cree que sería buena idea plantear un cambio en el nombre de su Universidad?Qué difícil. Esa pregunta es difícil (silencio). Creo que tenemos que tener sosiego. No cometer el error de Cifuentes, no precipitarnos. Creo que la decisión de un cambio de nombre de Universidad es importante, supone una modificación de la identidad, en parte una pérdida del reconocimiento de los trabajos realizados con anterioridad. Creo que es una decisión que hay que abordar. En una universidad tenemos que ser capaces de debatir sobre todo; si no, no seríamos universidad. Este lunes empieza el juicio del Caso Cifuentes, pero existe todavía otro proceso judicial abierto, en el cual Raquel Ejerique, la periodista de elDiario.es que destapó el Caso Máster de la URJC, y yo, como director del medio, seguimos imputados, acusados del delito de revelación de secretos. ¿Usted cree que en elDiario.es cometimos un delito publicando esta información?Todos tenemos que actuar conforme a la normativa vigente. Los periodistas os sujetasteis a la ley, pero también creo que hubo personas de dentro de la Universidad que incumplieron la Ley Orgánica de Protección de Datos.
1 h
eldiario.es
The Flag prevé facturar un millón con el lanzamiento de sus primeros nutracéuticos
La compañía liderada por Carolian La Valle ha invertido 500.000 euros en la puesta en marcha del laboratorio boutique Leer
1 h
expansion.com
¿El gol de Ndombele es el mejor de la Premier en toda la temporada? Imprevisible definición
Impresionante golazo de Ndombele para el Tottenham de Mourinho. El centrocampista marcó un doblete en la victoria de los Spurs.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
México refuerza la vigilancia ante la llegada de la Caravana Migrante hondureña
Las autoridades guatemaltecas intentan detener a los migrantes lanzando gases lacrimógenos y golpeando con palos Leer
1 h
elmundo.es
Escrivá descarta reducir las pensiones si el IPC es negativo y defiende compensarlas en el futuro
El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, ha descartado reducir las pensiones si el Índice de Precios de Consumo (IPC) es negativo y ha abogado por "regularizaciones posteriores para que el objetivo de mantenimiento del poder adquisitivo se respete a lo largo del tiempo".
1 h
europapress.es
Conspur Bezana suma la tercera victoria consecutiva 
Los de Chisco Marañón arrancan el 2021 con un nuevo triunfo frente a Universidad de Valladolid
2 h
publico.es
El Palacio Real de Madrid abre el lunes tras nueve días cerrado por el temporal
Madrid, 17 ene (EFE).- El Palacio Real de Madrid va a reabrir este lunes tras haber permanecido cerrado desde el 9 de enero como medida de seguridad ante los efectos de la borrasca Filomena, aunque los Jardines del Campo del Moro seguirán clausurados al público.En una nota de prensa, Patrimonio Nacional ha informado de que el Palacio Real de Madrid se suma a la "progresiva vuelta a la normalidad" tras la reapertura este sábado de los jardines de los Palacios Reales de La Granja de San Ildefonso y de Riofrío, en Segovia.Por otro lado, las zonas verdes del denominado Bosque de Riofrío abrirán este lunes, "aunque parcialmente por la existencia de placas de hielo y acumulación de nieve".El resto de monumentos y jardines de Patrimonio en la Comunidad de Madrid, como el Palacio Real de Aranjuez o el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, seguirán cerrados el 18 de enero al ser lunes, como es habitual, y lo mismo ocurrirá con los palacios de Patrimonio Nacional en la provincia de Segovia.El comité de dirección de la institución determinará el lunes la nueva situación de estos Reales Sitios a partir del martes, 19 de enero.Las personas que hayan adquirido sus entradas a través de la web de la institución y que se hayan visto afectadas por los cierres a causa del temporal podrán solicitar la devolución de su importe o, si lo prefieren, su cambio para otra fecha.
2 h
eldiario.es
Jovic vuelve a Alemania con un doblete en media hora: los mismos goles que en año y medio en el Real Madrid
Luka Jovic volvió a jugar con el Eintracht de Frankfurt este domingo y volvió a ser el delantero que encandiló a Europa y que se ganó ser uno de los delanteros por los que se interesaban los equipos más importantes del mundo, recalando así en el Real Madrid. El serbio entró como suplente en el minuto 62 para deshacer el empate contra el Schalke y revolucionar así el encuentro. Un acierto total de su entrenador, ya que el 'killer' del Eintracht no tardó en abrir su cuenta goleadora, poniendo el 2-1 a los 10 minutos, y sentenciar en el descuento y firmar su doblete.Jovic parecía no haberse marchado nunca de Frankfurt, aunque lo que realmente ha dejado claro es que nunca llegó a aterrizar en el Santiago Bernabéu. De hecho, en tan solo 30 minutos que ha disputado en su vuelta a la Bundesliga, ha anotado los mismos tantos que en el año y medio que ha defendido la camiseta del Real Madrid.El serbio no había visto puerta hasta ahora esta temporada en ninguno de los cinco partidos en los que Zidane le dio algunos minutos y, como hemos mencionado, en los 32 partidos que ha disputado como madridista, logró ver puerta el mismo número de veces que este domingo.
2 h
20minutos.es
Luka Jovic sonríe nada más llegar a la Bundesliga: doblete con el Eintracht en su primer partido
El delantero serbio anotó dos de los tres goles de su equipo para el 3-1 de la victoria sobre el Schalke 04. Leer
2 h
elmundo.es
Tacón de Fer Niño y a octavos (0-1)
El Villarreal avanza en la Copa gracias al gol de Niño en el 88 frente a un Tenerife muy serio Leer
2 h
elmundo.es