Herramientas
Change country:

Trump, las tres derechas y el futuro del partido republicano

El presidente de EEUU, Donald Trump.

Tras los graves acontecimientos del día 6 de Enero en el Capitolio de Washington, se ha agudizado la crisis interna del partido republicano, muy fraccionado y angustiado sobre su futuro. El día 12 de enero aparecieron en The New York Times dos artículos sobre este tema.  

El primero, escrito por el analista político conservador Ross Douthat, habla del cisma que aflige a este partido, en el que hay profundas diferencias, no entre facciones ideológicas opuestas, sino simplemente entre los que aceptan la realidad y los hechos comprobados y los que viven en un mundo de fantasía y teorías conspirativas.  Douthat señala que estos últimos están totalmente desconectados de los centros de poder del país. La alianza de ambos grupos que llevó a Trump a la presidencia no puede sostenerse por mucho tiempo y su final podría traer consigo la división del partido republicano en dos entidades.  

El segundo, escrito por la asesora política conservadora Liz Mair, comenta la posición en la que se encuentran muchos republicanos que sienten que, si la cosa no cambia, tendrán que abandonar el partido. Mair piensa que hay razones pragmáticas para mantenerse dentro del partido e intentar sacarlo del atolladero y darle un cambio de rumbo.  Si el partido lograse regenerarse, podría relevar a los demócratas en el poder después de un tiempo.  Por esa razón cree que los senadores y congresistas deben echar a Trump de su puesto para redimirse y empezar el proceso de recuperación.

La nave republicana está empezando a girar, lentamente, y al timón, los miembros de la derecha económica tradicional

Nadie sabe si el partido republicano se va a dividir en dos entidades o si se va a recuperar.  Lo que es evidente es que su crisis es profunda.  La lista de republicanos prominentes que se opusieron a Trump durante la campaña presidencial de 2020 es tan larga que hay un artículo de treinta páginas en Wikipedia solamente sobre este tema.  En esa lista, los republicanos están agrupados en categorías tales como miembros del poder ejecutivo, senadores, congresistas, etc. Por supuesto predominan los que ya no tienen posiciones de poder, ya que los que las tienen se han mantenido en silencio para no enfurecer a Trump y a sus seguidores. Pero ahora que el precio de seguir apoyando a éstos se está haciendo cada vez más alto, los republicanos están empezando a marcar las distancias. Cada vez son más los que condenan los hechos del 6 de Enero. La nave republicana está empezando a girar, aunque sea lentamente, y los que han cogido el timón son los miembros de la derecha económica tradicional.

Recuérdese que el partido republicano está compuesto por tres grandes grupos de votantes. El más importante durante mucho tiempo fue el de la derecha económica tradicional, cuyo principal objetivo es reducir los impuestos a los ciudadanos que tienen las rentas más altas y limitar el tamaño del estado de bienestar. El segundo es el de la derecha religiosa radical, compuesta por cristianos evangélicos y católicos ultra-conservadores, los cuales desean por encima de todo la ilegalización del aborto.  Y el tercero es el de la derecha desafecta, entre cuyos miembros predominan los blancos sin estudios universitarios. Este último grupo es más dado a adoptar posiciones racistas y xenófobas que otros segmentos de la población. En el asalto al Capitolio participaron activamente y de manera muy visible los dos últimos grupos.  

Una lectura de las inscripciones de las pancartas y de las prendas de los insurrectos revela que los motivos cristianos estaban mezclados con los racistas y xenófobos. Ya se han publicado varios artículos sobre estas inscripciones.  Algunos símbolos son muy obvios. Por ejemplo, la bandera confederada sureña que portaban algunos representa la defensa de la esclavitud y es un ataque a las minorías étnicas. La única razón para llevar tal bandera hoy día es indicar oposición a los negros, hispanos, asiáticos, etc.  Su uso es deliberadamente ofensivo. 

La derecha religiosa radical y la derecha desafecta son el corazón del movimiento neofascista de Trump

Otros símbolos son más crípticos. Por ejemplo, las camisetas que decían 6MWE (6 million wasn´t enough, o sea, seis millones no fue bastante) se refieren a los judíos muertos durante el holocausto y son una incitación a la violencia. Estas camisetas son muy populares entre los neonazis, que tuvieron un papel importante en la revuelta. Junto a mensajes de esta índole, aparecían otros que decían Jesus saves, o sea, Jesús salva. Y es que la derecha religiosa radical y la derecha desafecta, que están íntimamente relacionadas, son el corazón del movimiento neofascista de Trump.  

Desde la época de Reagan, la derecha económica tradicional se ha valido del apoyo de la derecha religiosa radical y de la derecha desafecta para mantenerse en el poder y conseguir sus objetivos. El problema es que con Trump la situación se le ha ido de las manos. Ya no es la derecha económica tradicional la que marca las pautas, sino que está cautiva.  La derecha religiosa radical y la derecha desafecta, envalentonadas por el apoyo de Trump, se han apoderado de la situación.  Ahora que Trump ha perdido las elecciones y que el caos causado por él y por sus seguidores amenaza el orden establecido, la derecha económica tradicional ha reaccionado. Las grandes compañías han condenado los eventos del 6 de enero y retirado su apoyo financiero a los republicanos, los cuales ahora deben decidir si temen más la ira de Trump y sus seguidores o el abandono del gran capital.  

Los cambios de actitud que se están empezando a ver respecto al impeachment, al que cada vez se oponen menos republicanos, indican que al final probablemente se impondrá la razón entre ellos, no porque hayan visto la luz, sino porque, como dicen los americanos, money talks, o sea, el dinero habla, el dinero manda.  Y el dinero ha expresado sus deseos claramente.

MÁS DE CRISTINA GONZÁLEZ Historia y folclore: Trump y la «verdad» del fraude electoral El importante nombramiento que ha hecho Biden y que ha pasado desapercibido El síndrome de la rana hervida: Trump y el golpe de estado que no cesa
Carga más
Leer artículo completo sobre: huffingtonpost.es
COMUNICADO: Una solución pionera para el análisis del comportamiento humano
BARCELONA, España, 20 de enero de 2021 /PRNewswire/ -- Desde Herta nos complace anunciar el lanzamiento de nuestra nueva solución de análisis de video: BioObserver. Este sofisticado software marcará un cambio significativo en el campo del estudio del comportamiento humano y el análisis de la expresión facial.
7 m
europapress.es
Fermín Bocos.- El Gobierno se lava las manos
Ante el crecimiento alarmante del número de infectados por el covid 19, de las hospitalizaciones y de la cifra de fallecidos uno se pregunta: ¿hasta dónde piensa llevar el Gobierno su distanciamiento del problema? ¿Cuánto tiempo piensan en La Moncloa seguir alimentando con la colaboración de los medios de comunicación afines la idea de que la cosa no va con ellos porque las comunidades autónomas tienen transferida la sanidad?
8 m
europapress.es
Julia Navarro.- La banalización de la historia
"Golpe militar, guerra civil, represión, fusilados, cunetas, dictadura, familias enteras que huyen con lo puesto cruzando los Pirineos a pie, hambre, miseria, campos de concentración, Francia ocupada, nazis, la tumba de Machado en Colliure, memoria..."
8 m
europapress.es
Pedro Calvo Hernando.- El tiempo se agota
Uno se sigue preguntando cómo es posible que Estados Unidos pasara hace cuatro años de un presidente como Obama a otro como Trump, que es casi como decir pasar en un instante de lo mejor a lo peor en la historia de ese gran país, por muchas que sean las explicaciones que se han dado desde noviembre de 2.016. Mucho más normal o explicable hubiera sido o seguir en la línea de Obama o incorporar a la Casa Blanca a un personaje que al menos hubiese figurado en una línea de cierto progresismo. Pero se pasó del día a la noche en el trascurso de una jornada electoral y sin que hubiera sucedido en los anteriores cuatro años nada que pudiera servir de explicación o al menos que se acercara levemente a ello.
9 m
europapress.es
DIRECTO | Joe Biden jura la presidencia de EE UU con Washington en alerta máxima y con la tarea de coser el país
Hoy es 20 de enero de 2021. Que la toma de posesión del presidente número 46 de EE UU, Joe Biden, iba a ser atípica por la pandemia era una evidencia, pero tras el asalto al capitolio de hace dos semanas, la alerta es máxima. Apenas quedan horas para que Biden jure el cargo y en Washington ya está todo preparado. Cerca de 200.000 banderas cubren los jardines del National Mall con las que se quiere representar a los todos los estadounidenses que no podrán acudir a la ceremonia. Y quiénes pueden como Donald Trump han declinado la invitación. El presidente saliente rompe así con la costumbre de dar relevo protocolario a su sucesor. La ceremonia y la transición en EE UU, en directo.
20minutos.es
Última hora coronavirus | La mayoría de CCAA quieren adelantar su toque de queda
El Gobierno prepara el cambio del toque de quedaLa pandemia de coronavirus ha superado este miércoles la barrera de los 96 millones de positivos en todo el mundo, según la última actualización del balance ofrecido por la Universidad Johns Hopkins, que cifra en 95.158.507 las personas que han contraído ya la enfermedad, de los cuales 2.057.050 han fallecido y 53.035.279 han logrado recuperarse.Estados Unidos, que se mueve en máximos históricos nacionales de casos y fallecidos, figura como el país más afectado en números totales, con más de 24,2 millones de contagios y 401.553 muertos. Mientras, por detrás figuran India —con 10,59 millones de contagios y 152.718 fallecidos— y Brasil, con 8,57 millones de casos y 211.491 fallecidos, respectivamente.[Dime de qué comunidad eres y te diré cuáles son tus restricciones]07:51 — El Consejo Interterritorial de Salud debatirá este miércoles la petición de varias Comunidades Autónomas de modificar el estado de alarma para adelantar el toque de queda más allá de las 22:00 horas, como está fijado actualmente.El Gobierno prepara el cambio del toque de queda y emplaza al PP a apoyarloFernando GareaEl Ejecutivo prevé aprobar la reforma del decreto de estado de alarma, tras la reunión con las comunidades del miércolesEn concreto, Cantabria, Castilla y León, Andalucía, Baleares, Canarias, Madrid, Galicia, País Vasco, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia, y la ciudad autónoma de Melilla, se han posicionado a favor de dar este paso, que permitiría a los gobiernos regionales adelantar el toque de queda para controlar el avance del virus.El actual estado de alarma, que rige en el país hasta el mes de mayo, no contempla las herramientas necesarias para adelantar antes de las diez de la noche la restricción a la movilidad nocturna, por lo que estas autonomías han exigido al Gobierno que contemple una modificación que permita a los gobiernos regionales aplicar un toque de queda desde antes.07:40 — El Ministerio de Salud de China ha registrado este miércoles otros 103 casos de coronavirus, de los cuales 88 son de transmisión comunitaria, mientras que Hong Kong, que en la víspera había registrado 107 contagios, su cifra más alta en el último mes, ha caído en esta ocasión hasta los 56.Las autoridades sanitarias del país asiático han precisado que de esos 88 casos locales, la provincia de Jilin ha diagnosticado 46, la de Hebei, 19, otros 16 en la provincia de Heilongjiang y siete más en la capital, Pekín.
elconfidencial.com
Casi todas las CCAA pedirán hoy al Gobierno modificar el estado de alarma para adelantar el toque de queda
El Consejo Interterritorial de Salud debatirá este miércoles la petición de varias Comunidades Autónomas de modificar el estado de alarma para adelantar el toque de queda más allá de las 22.00 horas, como está fijado actualmente.
europapress.es
Los retos de Biden para "coser" EE UU: frenar la división social, paliar la pandemia y 'pelear' con China
La llegada de Joe Biden al poder está rodeada de verbos. Corregir, reinventar, recuperar o construir. Pero uno de los más apropiados quizá sea coser. "Biden tendrá que coser un país dividido", comentan los expertos consultados por 20minutos. El demócrata asumirá este miércoles el mando de la Casa Blanca después de cuatro años de Administración Trump que ha dejado más cosas malas que buenas. Por eso, y en plena pandemia, los retos de Joe Biden son muchos y muy exigentes.El asalto al Capitolio de hace semanas por parte de los seguidores de Trump fue la gota que colmó el vaso. Estados Unidos es un país dividido en dos bandos y ese es quizás el reto más urgente que se le plantea a Biden. La sociedad se reparte entre quienes le apoyan y muchos otros que creen que es un presidente "ilegítimo". Además, su llegada al Despacho Oval coincidirá en el tiempo con el segundo impeachment contra Trump, que podría quedar inhabilitado para presentarse en 2024. Mientras, Biden ha recalcado que espera que el Senado pueda "afrontar" tanto el juicio político como otros asuntos "urgentes".El contexto no es el mejor para Biden. El mundo está sumido en una crisis sanitaria que está castigando a Estados Unidos con especial dureza. Es el país donde más daño está haciendo la pandemia. Los casos siguen disparados y las cifras de muertos se descontrolan con el paso de los días. Biden y Harris repiten en cada comparecencia la necesidad de usar mascarilla y de mantener la distancia social, pero el mensaje no cala por igual en todos los grupos.Por otro lado, el presidente electo anunció un plan de ayudas de 1,9 billones de dólares para combatir la crisis económica derivada de la pandemia. Los datos económicos de la Administración Trump no son ni mucho menos malos, pero Biden tiene lagunas que corregir. Precisamente por eso también extenderá cheques de 1.400 dólares para "apoyar a las familias".Biden tendrá que mirar hacia afuera. China espera noticias y la política exterior no será una prioridad en el corto plazo, pero Biden no podrá descuidarla. No insistirá demasiado en la guerra comercial iniciada por Trump, pero sí tendrá esa vía para apretar las tuercas a Xi Jinping. Es muy probable que el nuevo presidente juegue más en el terreno de la tecnología, donde Estados Unidos parte con cierta ventaja sobre el país asiático.Todo en cuatro años. Biden llega al poder con los 78 ya cumplidos, y no se espera que en 2024 se vuelva a presentar (por edad y por exigencia prevista para el primer mandato). Harris espera su turno. También su papel como vicepresidente será fundamental.
20minutos.es
Casado pedirá hoy al Ministerio «unidad y acción» para «torcer la pared» de contagios
Verónica Casado, consejera de Sanidad, no habló este martes de doblegar la curva de contagios, como lo hizo en las olas anteriores, sino de «torcer la pared» ante el crecimiento «vertiginoso» de casos de Covid que desde que arrancó el año no ha cesado. Y para alcanzar ese objetivo llevará este miércoles al Consejo Interterritorial de Salud, en el que están presentes las comunidades y el Ministerio, una propuesta que pasa por definir «criterios uniformes» y por ir «todos juntos». Una postura conciliadora después de que Castilla y León decretase el adelando del toque de queda al que el Gobierno respondió con un recurso. «Estamos unidos en la acción pero no en la inacción», repitió Casado, a modo de eslogan electoral, durante su comparecencia de ayer, para justificar la polémica decisión de la Junta en la necesidad de ser «muy ágiles» ante la velocidad de los contagios. Por eso, pidió «una cogobernanza de verdad, que las medidas las tomemos todos juntos y planifiquemos nuevas acciones». En este sentido, confirmó que la petición de Castilla y León en el Consejo será la de adelantar el toque de queda y la de modificar el Decreto nacional para permitir los confinamientos domiciliarios, una medida, esta última, que la consejera reconoció que decretaría hoy mismo en municipios de la Comunidad en los que los casos se han disparado. En cuanto a la restricción que mete en casa a los castellano y leoneses desde las ocho de la noche, agradeció a los ciudadanos su cumplimiento durante estos días con una medida que «no ha sido gratuita sino a la vista de los datos que indican que la situación es muy compleja». Precisamente, el Tribunal Supremo no adoptará una decisión sobre el adelanto a las 20 horas de la tarde del toque de queda en Castilla y León antes de diez días, un periodo en el que se mantendrá la restricción. Durante ese tiempo, la Junta deberá presentar alegaciones contra la medida cautelar de suspensión solicitada por el Gobierno. De momento, Verónica Casado defendió que «nuestra lealtad es absoluta pero no vamos a apoyar la lentitud». Y es que la consejera reconoció que la situación «es muy grave» con los contagios al alza y una tasa de letalidad del 3,5 por ciento que supone que por cada mil contagiados habrá 35 fallecidos. De hecho, la tercera ola «no es comparable con la segunda, sobre todo por la velocidad de los contagios y eso nos obliga a ser más rápidos». Prueba de ello es que, desde el 25 de diciembre, la incidencia a siete días se ha multiplicado por diez y si entonces era de 62,3 casos por cada 100.000 habitantes, ahora es de 633. No es el único dato que asusta: a catorce días ya se alcanzan los 970 casos, mientras que la ocupación de pacientes Covid en las plantas hospitalarias ha pasado del 8,7 por ciento al 19 (a partir de 15 el riesgo es extremo) y en las UCIs, del 16 al 35,3 (el límite está en el 25%). Segovia atraviesa la situación más comprometida, con una incidencia de 1.110 casos a siete días. Los datos de ayer no hacen sino ahondar en la gravedad de esta tercera ola que tocó techo el sábado con 2.892 casos, se redujo las dos jornadas siguientes —1.802 y 1.600— y este martes se volvió a disparar hasta los 2.299, lo que demuestra que «hay más casos que en la segunda ola y altamente contagiosos». Además, en las últimas 24 horas se contabilizaron 23 fallecidos. Seis zonas libres de casos Prueba de cómo la situación ha empeorado sustancialmente con el nuevo año es que sólo seis zonas básicas de Salud, de las 247 en que está dividida la Comunidad, se mantienen actualmente libres de Covid. Se trata de Espinosa de los Monteros y Sedano, en Burgos; San Emiliano y Ribera del Esla (León); San Pedro Manrique (Soria), y Carbajales de Alba (Zamora). Para frenar esta escalada de contagios, la Consejería de Sanidad va a continuar con los cribados en sus tres facetas: en el sistema asistencial, en universidades y empresas y, en la población. En este sentido,Casado anunció que durante esta semana se llevarán a cabo cribados selectivos en un total de once localidades de Castilla yLeón: Briviesca y Miranda de Ebro (Burgos); Astorga y Valencia de Don Juan (León); Carrión de los Condes (Palencia); Cuéllar (Segovia); San Leonarso de Yagüe, Soria y Golmayo (Soria), y Zaratán y Laguna de Duero, en Valalladolid. «Cuando hay un cribado, el aumento de contagios se detiene», explicó la consejera y apuntó que de los 36.000 test realizados en la última semana, se han declarado 551 positivos. En cualquier caso, insistió en que los contagios son «muy fuertes y rápidos» debido al incremento de los contactos sociales y a las tres cepas que hay circulando que «no son más virulentas pero atacan más porque contagias más». De ahí que volviese a suplicar el «autoconfinamiento, sobre todo de los más vulnerables, y que salgan a la calle sólo para lo imprescindible». El recorte de dosis frena la vacunación de sanitarios Aunque esta semana estaba previsto el comienzo de la vacunación de los profesionales sanitarios de primera línea, ayer no fue posible hacerlo en las provincias de Ávila, Palencia, Segovia y Zamora debido al recorte en el envío de la farmacéutica Pfizer-BioNTech, lo que ha supuesto que a Castilla yLeón hayan llegado 8.775 dosis menos de las previstas. Esta situación ha obligado a la Consejería a replantear y reorganizar su estrategia para garantizar que las personas que ya han recibido la primera dosis, puedan tener la segunda, pese a la reducción de la remesa. De momento, según indicó Verónica Casado, se han puesto el 89,5 por ciento de las vacunas recibidas, de forma que se ha inoculado con la primera inyección a 70.875 personas, 39.505 institucionalizadas y a 31.178 sanitarios y sociosanitarios. Además, 432 castellano y leoneses han recibido ya las dos unidades necesarias para alcanzar la inmunidad.
abc.es
La desconocida y sorprendente obsesión de Natalia Verbeke
   Natalia Verbeke ha sido la última invitada en visitar "El hormiguero" y, durante su divertida charla con Pablo Motos, la actriz ha desvelado que tiene una "obsesión" que roza el "nivel enfermo" y que nunca hubiésemos imaginado. Y es que, tan concienzuda es a la hora de preparar sus personajes que cuando se mete en un papel lo primero que hace es imaginarse cómo huele, buscarle un perfume y adjudicárselo al personaje mientras dure su interpretación.
europapress.es
No es una rebelión
Es muy posible que el Consejo Interterritorial de Sanidad consensue hoy un adelanto del toque de queda tal y como ya decretó la Junta de Castilla y León el sábado, haciendo una interpretación del Estado de Alarma que el Gobierno de España no comparte y que ha recurrido. Asistimos a un espectáculo que en nada contribuye a que el conjunto de la ciudadanía tenga claro qué hacer y qué no hacer, y donde sí o no. La realidad es tozuda y dramática, la pandemia está descontrolada y hay que tomar medidas para intentar frenarla. En España rige una cogorbernanza, palabra acuñada por el Gobierno para eludir sus responsabilidades, que a la hora de la verdad no es tal, porque no facilita... Ver Más
abc.es
Biden llega a Washington para tomar las riendas de un país en crisis
El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha llegado esta pasada noche a Washington para tomar, el miércoles, las riendas de un país abrumado por una convergencia de crisis derivadas de la pandemia y las divisiones políticas, que confía en afrontar con un rotundo llamamiento a la unidad.Horas antes de convertirse en el presidente número 46 de la historia de Estados Unidos, Biden abandonó emocionado el estado donde lanzó su carrera política, Delaware, y voló hacia Washington para reunirse con la que será la primera mujer vicepresidenta del país, Kamala Harris.Juntos participaron en su primer acto en Washington antes de la investidura de este miércoles: una ceremonia de homenaje a las víctimas de la pandemia en Estados Unidos, donde unas horas antes se había alcanzado el sombrío récord de 400.000 muertes por Covid-19.(function(){IFRIENDLY_DATA.init({"idFrm":"IE9ADjdVhcQ_1611123498173" ,"url":"webservice/directYoutube/10249/IE9ADjdVhcQ/600/338?ap=0&erv=0&json=1","twitter":"","volume":100,"hasVideoRelated":0,"autoplay":0,"social_page":1,"share_rrss":1,"playerType":0,"domain":"//widget.playoncenter.com/"});})()“Para sanar tenemos que recordar, y es difícil a veces recordar, pero (...) es importante hacer eso como país”, dijo Biden en una breve y solemne ceremonia frente al monumento a Lincoln, uno de los más icónicos de la capital.Biden, Harris y las parejas de ambos -Jill Biden y Doug Emhoff, respectivamente- guardaron silencio mientras el contorno del estanque reflectante situado frente al monumento a Lincoln se iluminaba, por primera vez en la historia, con 400 luces que representaban las vidas perdidas debido a la enfermedad.“Esta noche nos unimos y empezamos a sanar juntos”, dijo poco antes la vicepresidenta electa Harris.Esta noche nos unimos y empezamos a sanar juntosKamala Harris, vicepresidenta electa de EEUUCientos de ciudades, pueblos y tribus del país se apuntaron al tributo e iluminaron a la misma hora (las 17:30, o 22:30 GMT) sus monumentos más icónicos, como el Empire State en Nueva York o el Space Needle en Seattle, además de hacer sonar las campanas de sus iglesias.Una investidura atípicaLa ceremonia sentó el tono para la atípica jornada de investidura de este miércoles, constreñida tanto por las limitaciones derivadas de la pandemia como por los temores de nuevos incidentes violentos, tras el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.Las calles del centro de Washington, normalmente repletas antes de cualquier investidura, están cercadas por altas vallas y cerradas al tráfico y al paso de los viandantes, bajo la atenta mirada de hasta 25.000 militares de la Guardia Nacional, cinco veces más que los que hay en Irak y Afganistán.Además de ese despliegue de seguridad sin precedentes para una investidura presidencial, la jornada de este miércoles contrastará con otras por la ausencia de público en el National Mall, la enorme explanada que se extiende desde el Capitolio hasta el monumento a Lincoln.Para representar a los estadounidenses que, de no haber sido por la pandemia, se habrían desplazado a Washington para ver la investidura, los organizadores han dispuesto a lo largo de esa explanada 191.500 banderas de diferentes tamaños y tipos, iluminadas por 56 pilares de luz que representan a los estados y territorios del país.Los invitadosSolo unos 1.000 invitados podrán presenciar el discurso de Biden en persona desde la escalinata oeste del Capitolio, frente a los 200.000 que solían ocupar los asientos de honor durante ceremonias previas.La mayoría son legisladores estadounidenses, aunque también estarán los expresidentes Barack Obama (2009-2017), George W. Bush (2001-2009) y Bill Clinton (1993-2001), junto a sus respectivas esposas, Michelle Obama, Laura Bush y Hillary Clinton.El vicepresidente saliente, Mike Pence, asistirá también a la ceremonia, al contrario que Donald Trump, quien será el primer mandatario en 152 años que no asiste a la investidura de su sucesor, y ya estará en Florida para cuando Biden jure su cargo a las 12.00 del miércoles (las seis de la tarde en la España peninsular).¿Cómo será su discurso?El discurso de investidura de Biden durará entre 20 y 30 minutos, más que los 16 que duró el de Trump hace cuatro años, y tendrá un tono optimista, según su equipo.“El discurso está estructurado en torno al tema de la unidad”, dijo a Efe este martes uno de sus asesores, que pidió el anonimato. “Le tenderá la mano a todos los estadounidenses y pedirá a cada ciudadano que forme parte del intento de hacer frente a los desafíos extraordinarios que enfrentamos”, añadió.La fuente reconoció que ese llamado a la unidad se produce “en un momento de crisis sin precedentes”, no solo por la pandemia, sino debido a la desconfianza en las instituciones y en el resultado de las elecciones que ha sembrado Trump.La enorme brechaEl 70 % de los estadounidenses que se declaran afines al partido republicano sigue sin creer que Biden fuera elegido de forma legítima, según una reciente encuesta del diario The Washington Post y la cadena ABC News.Eso demuestra la magnitud del reto que enfrenta Biden, que comenzará además su mandato justo cuando está a punto de comenzar un juicio político contra Trump por su responsabilidad en el asalto al Capitolio.Sin embargo, el mandatario electo llegará al poder con una agenda ambiciosa, y en su primer día en el poder ya planea enviar un proyecto de reforma migratoria al Congreso y ordenar el regreso de Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el clima, entre otras medidas. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Estas son las primeras medidas que tomará Biden como presidente El legado de Trump: dos 'impeachments', una insurrección, incontables mentiras y corrupción El último mensaje del Trump 'presidente' es una amenaza: "Esto no ha hecho más que empezar" ¿A qué hora empieza? ¿Dónde seguirla? Guía para no perderse la toma de posesión de Biden
huffingtonpost.es
¿Dónde está Trump? ¿es normal que no esté en el discurso de investidura?
Cuando el reloj marque las 12 del mediodía en Washington D.C (las 18 horas en la Península Ibérica), Donald Trump dejará de ser presidente de Estados Unidos a todos los efectos y el traspaso de poder más tumultuoso que cualquier estadounidense vivo pueda recordar habrá concluido.Trump abandonará el cargo con el dudoso logro de haber sido el único presidente en la historia en ser sometido dos veces a un impeachment, tras haber alentado una insurrección frente al Parlamento que se ha llevado cinco vidas por delante, desaparecido de la vida pública y expulsado de las redes sociales.Los corresponsales políticos estadounidenses en la Casa Blanca coinciden en señalar a un Trump en horas bajas, furioso, vengativo, solitario y rodeado por un círculo de leales cada vez más reducido. El último en desmarcarse de él ha sido el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, que le ha acusado de provocar el asalto al capitolio. Trump lleva una semana sin salir de la Casa Blanca ni aparecer en público. El único mensaje que se puede leer en la anteriormente repleta agenda del presidente es que "trabajará desde temprano por la mañana y hasta tarde en la noche. Hará muchas llamadas y tendrá muchas reuniones"."Quizá la señal más clara de que el presidente es infeliz es lo callado que ha estado. Es casi un silencio Inquietante en términos de eventos públicos para este presidente", comentaba al respecto Rick Klein, director de Política de la cadena de televisión ABC, en un análisis sobre los últimos días de Trump.El presidente saliente apura sus últimas horas a los mandos del país atendiendo cientos de peticiones de indulto y ultimando los detalles de su salida de la Casa Blanca. Trump tiene pensado volar hasta su residencia en Mar a Lago, en Florida, desde la Base de la fuerza aérea Andrews, donde ha preparado una ceremonia militar que lleva días coreografiando. A ella no asistirán ni el vicepresidente Mike Pence -que acudirá a la de Biden-, ni Mitch McConnell y tampoco se espera la presencia de grandes figuras del Partido Republicano.Por supuesto, Trump no acudirá a la investidura de Joe Biden -a quien se niega a reconocer como presidente- ni se reunirá ni contactará con él en las horas antes al traspaso de poder. Para encontrar a otro presidente saliente que se negara a asistir a la investidura de su sucesor por motivos políticos hay que remontarse más de 150 años en el tiempo. Entonces apenas habían transcurrido cuatro años desde que finalizara la Guerra de Secesión, un conflicto fraticida que había provocado casi un millón de víctimas entre civiles y soldados.El presidente saliente, Andrew Johnson, el último antes de Trump en haber sido sometido a un impeachment, procedía del sur mientras que su sucesor, Ulysses Grant, había comandado las tropas de la Unión.
20minutos.es
Macron anuncia un "ajuste" de las tropas en el Sahel porque "los resultados están ahí"
Sin precisar el tamaño del "ajuste" ni cuando se produciría, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha abierto la puerta este martes a reducir las tropas francesas en el Sahel, enviadas en el contexto de la Operación Barkhane para luchar contra los yihadistas de la región, porque "los resultados están ahí".
europapress.es
Trump indulta a su exasesor político Steve Bannon poco antes de salir de la Casa Blanca
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a pocas hora de abandonar la Casa Blanca, ha indultado al que fuera su asesor político y jefe de campaña Steve Bannon, acusado en agosto del año pasado de conspiración para cometer fraude y blanqueo de dinero en el marco de un proyecto de recaudación de fondos para la construcción del muro en la frontera con México.
europapress.es
Madrid encabeza la lista de ciudades europeas con más mortalidad asociada a la contaminación
 Leer
expansion.com
Año I de Pico Reja: exhumados ya 300 cuerpos de represaliados de la fosa común de Sevilla
Hace un año comenzaron los trabajos de exhumación impulsados por el Ayuntamiento de Sevilla en la fosa común de Pico Reja del cementerio de San Fernando en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Se trata de la primera fosa de represaliados de la ciudad en la que se interviene y, a tenor de los datos, también la de mayor envergadura de España. Para dar a conocer estos primeros meses de trabajo, se ha montado una exposición itinerante que hasta la próxima primavera recorrerá los barrios sevillanos. La muestra «Trabajos de Exhumación en la Fosa Pico Reja» recala en primer lugar en el Polígono Sur. Hasta el próximo día 31, el centro cívico El Esqueleto acoge una selección de fotografías, planos y textos explicativos de las minuciosas tareas que está realizando la empresa adjudicataria Aranzadi, de orígen vasco. La fosa Pico Reja alcanza los 2.685,36 metros cúbicos y albergaría restos de hasta 1.103 personas, según los historiadores, aunque los trabajos actuales han elevado con creces esta cifra inicial. Así, fuentes municipales han explicado a ABC Sevilla que, a fecha 31 de diciembre de 2020, se habían localizado ya «306 restos de personas con evidentes indicios de haber sido represaliados (299 ya exhumados), otras 732 personas inhumadas en ataúdes, 645 en desconexión anatómica y 158 restos aislados». El total sería de 1.833 cuerpos. Igualmente, según el balance mensual de la empresa Aranzadi, se han registrado ya enterramientos «con indicios claros de violencia», como «roturas perimortem, ataduras en las muñecas y orificios de proyectiles». De acuerdo con los hallazgos durante la investigación, los enterramientos sin control en la fosa «continuaron después del 36». En cuanto al cotejo de pruebas óseas y ADN, iniciado el pasado noviembre, se llevan enviadas «en torno a 200 muestras» al laboratorio de la Universidad de Granada. Estos y otros detalles de la actuación para dignificar a las personas que fueron depositadas en esta fosa y atender las peticiones de sus familias, se irán difundiendo a la ciudadanía en esta muestra que organiza la Delegación de Igualdad, Educación, Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos. Tras el Polígono Sur, la exposición pasará por Sevilla Este, Bellavista, El Cerro o San Jerónimo, entre otros. Detalles de planos e imágenes que conforman esta interesante exposición - ABC ¿Dónde se podrá ver? A continuación detallamos el calendario de esta muestra itinerante por distintos centros cívicos (CC) de la ciudad de Sevilla: -Hasta 31 de enero: CC El Esqueleto - Del 1 al 14 de febrero: CC Sindicalistas Soto, Saborido y Acosta - Del 15 al 28 de febrero: CC Bellavista - Del 1 al 14 de marzo: CC Cerro del Águila - Del 15 al 25 de marzo: CC Hogar San Fernando - Del 5 al 18 de abril: CC Las Columnas - Del 26 de abril al 9 de mayo: CC Monasterio de San Jerónimo - Del 10 al 23 de mayo: CC Torreblanca
abc.es
La borrasca Gaetán amenaza con inundar Madrid: este es el mapa y los puntos críticos
Con los estragos causados por Filomena todavía en las calles de Madrid, este miércoles llega la borrasca Gaetán, que amenaza con inundar las vías capitalinas tras su paso. Y no por la fuerza de las lluvias, que según reconoció Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), "no serán torrenciales", sino por los restos de la nevada que el Ayuntamiento trabaja para limpiar a contrarreloj con dos planes.En un primer lugar, el objetivo marcado por la administración municipal son los bloques de hielo, que de derretirse podrían hacer colapsar las alcantarillas. Para evitarlo, el pasado lunes el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, avanzó que desde entonces y hasta hoy estarían desplegadas por las calles de Madrid unas 320 personas y 20 máquinas. Además, el Ayuntamiento elaboró un mapa de 404 puntos críticos donde siempre se han producido embalsamientos y avisos por acumulación de agua para trabajar sobre ellos. "Los 404 puntos se han determinado tras analizar los avisos de acumulación de agua de los últimos dos años. En concreto, donde más hay es en los distritos de Chamartín y Moncloa”, explicó Carabante.▶️@Madrid pone en marcha un plan de actuación contra las lluvias
20minutos.es
Trump indulta a su exasesor ultraderechista Steve Bannon
Está imputado por supuestamente defraudar a donantes que aportaban dinero para la construcción del muro fronterizo con México. Bannon está a la espera de juicio.
publico.es
Las seis noticias que debes conocer hoy, miércoles 20 de enero
[Si te perdiste las seis noticias de ayer, puedes leerlas siguiendo este enlace] 1. Biden asume las riendas de un país dividido en una capital fantasma. Hoy debía ser un día ruidoso. De júbilo para los seguidores de Biden y de protesta para quienes se oponen al resultado electoral. En las investiduras presidenciales, el Mall de Washington, el largo parque jalonado de museos y sedes de instituciones públicas, con profusión de columnatas y pórticos clásicos, la Roma contemporánea que quisieron crear los padres fundadores de la patria, se llena de visitantes. Cientos de miles de personas vienen cada cuatro años, agotan los hoteles, hacen cola en las cafeterías, aguantan durante horas las ganas de ir al baño y se parapetan con gorros y bufandas para saludar la llegada del nuevo presidente. O, como hace cuatro años con Donald Trump, también para protestar ante el nuevo ocupante de la Casa Blanca. Este año, todo es distinto. El asalto de una turba pro-Trump al Capitolio, la sede del poder popular, donde residen el Senado y la Cámara de Representantes, del pasado 6 de enero cambió todos los planes. 2. Europa negocia un pasaporte común de inmunidad para los vacunados del Covid. La Comisión Europea aprobó el martes una recomendación a los países miembros para intensificar la lucha contra la pandemia, empezando por pedirles que aceleren la distribución de la vacuna. De esta manera, espera que en marzo la hayan recibido al menos al 80% de las personas más vulnerables, es decir, los mayores de 80 años y el 80% de los profesionales sanitarios y de servicios que atienden las residencias. Y para el verano de 2021, se pide que al menos el 70% de la población adulta esté vacunada de manera que se pueda empezar a hablar de inmunidad colectiva. La Comisión también ha pedido que los países se pongan de acuerdo antes de fin de mes para tener al menos «un enfoque común» respecto a los certificados de vacunación, para que puedan usarse rápidamente en los sistemas de salud dentro y fuera de la Unión Europea. 3. El Parlamento Europeo aprueba que se tramite una reforma de la euroorden. El Parlamento Europeo aprobará este miércoles, con toda probabilidad, una propuesta de reforma de la euroorden para que incluya nuevos delitos en la lista de los que se tramitan automáticamente. El autor de la iniciativa, el eurodiputado popular español Javier Zarzalejos, considera que la entrega de personas reclamadas por la justicia por delitos graves cometidos en un estado miembro debe ser la norma general y el rechazo a llevar a cabo esa orden de entrega debe ser la excepción y estar debidamente fundamentada, para evitar que los responsables de esos delitos queden impunes si se trasladan a otro país europeo. La propuesta de reforma del reglamento de la euroorden que ha elaborado el Parlamento pasará a la Comisión Europea, que a su vez la convertirá en una proposición legislativa que habrán de aprobar los gobiernos nacionales en el Consejo. 4. Seis de cada diez empresas contratarán en 2021 pese a la pandemia. No son tan malos los augurios para el empleo en España en 2021, aunque con el frenazo lógico consecuente de la pandemia. Porque según la Gúia Hays, seis de cada diez empresas españolas contratarán personal en 2021. Un buen dato entendido en el contexto actual de recisión económica, pero que supone un nueve por ciento menos respecto a las previsiones de las entidades el año pasado. En este sentido, los sectores con mayor intención de contratación son precisamente las que la Covid-19 más ha respetado. Así, las empresas de soluciones tecnológicas e internet (83%), sector farmacéutico (75%) y salud y médico-sanitario (74%) serán las que más contratos realicen este año. En la parte negativa, los que todavía contienen el aliento por las incertidumbres que sigue dejando la pandemia. Así, automoción (56%), viajes hostelería y turismo (52%), retail y bienes de consumo (52%) y producción y fabricación (56%), son los que peores expectativas poseen para este año en cuanto a aumento de sus plantillas. 5. UGT y CC.OO. convocan movilizaciones en toda España el 11 de febrero contra la política de Sánchez. «Ahora sí toca», con este lema los secretarios generales de UGT y CC.OO., Pepe Álvarez y Unai Sordo, presentaron ayer las movilizaciones contra la política económica de Pedro Sánchez y para exigir una subida del salario mínimo y la derogación de las reformas laboral y de pensiones. Las protestas se realizarán el próximo 11 de febrero ante las subdelegaciones del Gobierno en todas las provincias españolas «manteniendo todas las medidas de seguridad y distancias por la pandemia», dijo Sordo. Avisó de que tras estas concentraciones los sindicatos comprobarán cómo evolucionan sus reivindicacione y, en función del estado de sus peticiones, continuarían con más movilizaciones. 6. La eliminación en La Rosaleda, el día que Odegaard decidió irse del Madrid. Martin Odegaard se quiere ir del Real Madrid. Al menos, hasta junio. La política de no rotaciones de Zidane ya ha provocado la cesión de Jovic y podría tener el mismo efecto con el noruego. Con 22 años recién cumplidos, Odegaard ha disputado esta temporada apenas 367 minutos, repartidos todos ellos en dos duelos de Champions y siete de Liga. Es el quinto jugador con menos participación de la plantilla, una situación fuera de lugar para el que la pasada temporada fuera el jugador revelación de la Liga, y un nuevo caballo de batalla entre el club y el entrenador: «Estamos hablando para ver qué solución hay», explican desde el Madrid, resignados: «Si no se ponen a los jugadores no se puede saber si son buenos o no. Es la misma historia de siempre».
abc.es
Ford se encomienda a los fondos europeos con el apoyo del Gobierno valenciano
La multinacional, que negocia nuevo ERTE, opta a financiación europea, por la que pugnará también una gigafactoría valenciana Leer
elmundo.es
Trump aprovecha sus últimas horas como presidente para indultar a Steve Bannon
Donald Trump ha informado de una lluvia de clemencia de última hora que protegerá entre otros a antiguos aliados como Steve Bannon
elconfidencial.com
Las CC AA empiezan a recurrir a medidas más duras de las previstas en la estrategia del Gobierno para frenar los contagios
La tercera ola de la pandemia ha puesto a la gran mayoría de las comunidades en situación de "riesgo extremo", el último y más grave de los cuatro niveles que contempla la estrategia de respuesta coordinada que pactaron el Gobierno y las comunidades en octubre con baremos para medir la situación y medidas para atajar los contagios, Las actuaciones que se contemplan en este último nivel incluyen la recomendación de quedarse en casa, bosquejan la posibilidad de cerrar locales comerciales y de hostelería si no se puede garantizar la distancia dentro de ellos o confinamientos perimetrales, que son medidas que ya han empezado a decretar los gobiernos autonómicos. Algunos incluso han ido más allá, tomando así las "medidas adicionales" que se recomendaban sin precisar para una situación como la actual. Por ejemplo, Galicia o Murcia no permiten ya reuniones de más de cuatro personas, cuando en la estrategia común permite hasta seis.Con decisiones como las que se han tomado en la última semana, las comunidades han empezado a agotar el catálogo de medidas que Sanidad les insta a utilizar. Algunas de ellas han decretado pautas que van más allá de las establecidas, tal y como estaba contemplado en la estrategia en los casos de llegar a la situación más grave de la pandemia.Es verdad que son pocas las que las han aplicado todas y que, como dice Sanidad, muchas aún tienen margen para seguir restringiendo movimientos y reuniones según una estrategia que para una situación como la actual contempla un aforo máximo de un tercio en los locales comerciales u hoteleros, un aforo máximo del 75% en terrazas, recomendar la "enseñanza telemática", generalizar el teletrabajo. Una vez implantadas, hace falta tiempo, entre 10 y 14 días, para comprobar si son efectivas para reducir el número de contagios. Es el plazo que se dan las propias comunidades y que también pide Sanidad, que de momento se resiste a ir aún más allá y modificar el decreto del estado de alarma, por ejemplo, para adelantar el toque de queda nocturno para que pueda aplicarse antes de las 22 horas.Estas medidas se corresponden con el "nivel de alerta 3" y también con el último y más grave el "nivel de alerta 4" en el que además las comunidades pueden tomar "medidas adicionales que podrán incluir restricciones adicionales". Era en este caso cuando se contemplaba que podrían pedir al Gobierno decretar en su territorio el estado de alarma, algo que quedó superado con la aprobación de un estado de alarma general hasta el 9 de marzo, que sirve de "paraguas" para medidas que restrinjan libertades fundamentales como el libre movimiento.Según los últimos datos epidemiológicos, casi todas las comunidades están en situación de "riesgo extremo", por ejemplo, porque tienen incidencias acumuladas a 14 y 7 días superiores a 250 y 250 casos y porque la ocupación hospitalaria y de UCIs supera también los niveles establecidos para el nivel 3 de alerta.Para esta situación, la estrategia común indicaba "limitar al máximo los contactos sociales" fuera de los grupos de convivencia y las reuniones a un máximo de seis personas. La semana pasada Murcia prohibió los contactos fuera de las unidades de convivencia y Galicia redujo las reuniones a solo cuatro personas.Para el actual nivel de alerta, la estrategia contempla también "la recomendación de permanecer en el domicilio", un 'autoconfinamiento' que desde hace días se reclama a la población en Castilla y León o en Asturias."La autoridad sanitaria deberá valorar el cierre de las zonas interiores de los establecimientos y, en su defecto, reducir los aforos al máximo posible", dice un documento que en los últimos días han seguido Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, con el cierre total de comercios y hostelerías.Esta última comunidad decidió este lunes poner en pie todas las medidas de la fase 3 de alerta -la anterior a la de "riesgo extremo" con la que comparte indicaciones-. con el cierre de hostelería y comercio, locales de juego y apuestas, gimnasios y saunas, parques y jardines y suspensión de todo tipo de actividades culturales y de ocio como cines, teatros o conferencias yLlegados a este punto, la estrategia apunta a "valorar la limitación de entradas y salidas del área territorial", un cierre perimetral que a día de hoy existe ya en una amplia mayoría de comunidades autónomas, donde no es posible salir y entrar a su territorio.Asimismo, la limitación de los horarios de apertura al público hasta las 22 horas, una medida que está vigente en la Comunidad de Madrid y lo estuvo en otras como Castilla-La Mancha antes de endurecer sus restricciones. En Madrid, por ejemplo, también se aplica el límite de 10 personas en velatorios y entierros.
20minutos.es
Los adolescentes son el principal vector de infección en los hogares y ancianos y bebés, los más afectados
Con los datos de nuevos positivos disparados por todo el país, las infecciones secundarias por Covid-19 que se producen en los hogares suponen el mayor peligro para pacientes de riesgo.En muchos casos, personas que hayan logrado evadir al coronavirus manteniendo las medidas preventivas pueden acabar siendo contagiadas por sus convivientes.Un nuevo estudio elaborado en China con datos del inicio de la pandemia en Wuhan ha concluido que los niños y adolescentes -menores de 20 años- son, en mayor medida, los que llevan la enfermedad al núcleo familiar y contagian, especialmente cuando aún no han desarrollado síntomas, mayoritariamente a sus familiares de más de 60 años y a los bebés.“Usando un modelo estadístico de transmisión, hemos concluido que los individuos de más de 60 años tienen más probabilidades de ser infectados que la población más joven”, explican los científicos en las conclusiones de su artículo, publicado este lunes en The Lancet. “Además, los niños y los adolescentes tienen más probabilidades de infectar a otros que los grupos de mayor edad”.Los investigadores han analizado la transmisión en los hogares de todos los cerca de 30.000 casos confirmados de Covid-19 registrados en el Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Wuhan entre el 2 de diciembre de 2019 y el 18 de abril de 2020.Mediante la aplicación de un modelo de transmisión estadístico, han determinado que los positivos menores de 20 años tuvieron cerca de un 60% más de probabilidades de infectar a otros que los casos de más de 60 años.Ante la dificultad de mantener el virus fuera de los hogares en los que conviven personas jóvenes con potenciales pacientes de riesgo, los expertos recomiendan la aplicación de las mismas medidas preventivas que se llevan a cabo en el exterior, también en el interior de las viviendas, entre ellas, el uso de mascarilla en todo momento.“Parece ser que no es suficiente con las medidas preventivas fuera de lo que son los convivientes, sino que incluso habría que plantearlo dentro del hogar”, declara el doctor Jesús Molina Cabrillana, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).“El uso de mascarilla me parece muy interesante en el contexto de aquellos domicilios donde haya personas susceptibles, como ancianos o pacientes crónicos, con patologías de base, etc”, añade Cabrillana.Más allá de las medidas preventivas, los científicos autores del artículo recomiendan idear intervenciones para evitar la transmisión en los hogares como “una vacunación temprana de niños una vez que los recursos estén disponibles”.Por el momento, la mayoría de países que ha comenzado a aplicar la vacuna, incluído España, ha dado prioridad a los grupos de más edad y a los sanitarios, aunque aún no está claro quiénes serán los siguientes en ser inmunizados a partir de primavera.“Todo el mundo da por asumido que los primeros grupos prioritarios para la vacunación son los que se han establecido y, sin embargo, ahí está el grupo de los jóvenes transmisores superpropagadores con una vida social activa o un trabajador en activo que tenga que ir al puesto de trabajo y se interrelacionan con otras personas”, señala el profesor Cabrillana, que considera que estos colectivos ”deberían ser también un grupo prioritario de vacunación”.El principal escollo a resolver antes de poder aplicar esa estrategia es que aún se desconce si las vacunas ya aprobadas tienen la capacidad de evitar la transmisióna otras personas del coronavirus o solo que los inmunizados desarrollen la enfermedad.Indonesia ha sido el primer país en empezar a vacunar primero a los más jóvenes. En España, por el momento, aplicar las medidas preventivas siempre que haya riesgo de contagio a personas vulnerables parece ser la única solución a los contagios en el hogar.
20minutos.es
Irene Montero: "En España es imposible conciliar; el compromiso del Gobierno es cambiarlo"
Irene Montero recibe a 20minutos en el Ministerio de Igualdad, el mismo sitio en el que este medio la entrevistó en la semana del polémico 8 de marzo de 2020. Entonces hacía dos meses que había llegado al cargo. Ahora cumple su primer año de mandato y sin duda el balance viene marcado por la Covid, una pandemia que entre otras cuestiones ha dejado plenamente patente la "imposibilidad" de conciliar en España. La ministra resume lo abordado durante este tiempo y también ahonda en cuáles serán sus siguientes objetivos.
20minutos.es
Donald Trump indulta a su ex asesor Steve Bannon
Bannon, de 66 años, fue uno de los arquitectos de la exitosa campaña presidencial de Donald Trump en 2016 antes de ser expulsado por el multimillonario republicano Leer
elmundo.es
Trump indulta a su exestratega ultraderechista Steve Bannon
El presidente saliente de EEUU, Donald Trump, ha indultado este martes por la noche, horas antes de abandonar el poder, a su exestratega Steve Bannon, imputado por defraudar a donantes para la construcción el muro fronterizo, según han informado medios locales.La medida, aún no confirmada por la Casa Blanca, llega tras días de deliberaciones en el círculo de Trump sobre la idoneidad de indultar a uno de los arquitectos de la campaña presidencial del magnate en 2016 y de sus inicios en el Gobierno.Pese a su importante papel en esos tiempos, la relación entre Trump y Bannon se rompió a los pocos meses de su llegada a la Casa Blanca cuando el estratega criticó a los hijos del mandatario y fue despedido.Trump llegó a decir que Bannon, que antes había dirigido el medio ultraderechista y conspiracionista Breitbart News, había "perdido la cabeza", y que "cuando fue despedido lloró y rogó por su puesto".No obstante, tras años distanciados, la relación se reactivó en las últimas semanas, cuando Trump acudió a Bannon para que le asesorara en sus intentos de permanecer en el poder pese a haber salido derrotado en las elecciones.Bannon y otras tres personas fueron imputadas el verano pasado por fiscales federales por supuestamente defraudar a donantes que aportaban dinero para la construcción del muro fronterizo con México.Según la acusación, Bannon se embolsó cerca de un millón de dólares en la operación.El estratega se declaró no culpable y está a la espera de juicio, por lo que el indulto de Trump entra en la atípica categoría de "preventivo".Se esperaba que Trump anunciase este martes cerca de un centenar de indultos, algo habitual en los presidentes antes de abandonar el poder, pero las últimas informaciones apuntan a que el mandatario apurará hasta su último momento para hacerlo.
eldiario.es
Reunión crucial
Los consejeros de Sanidad se ven hoy con el ministro Illa en un ambiente tenso. El adelanto del toque de queda de Castilla y León está recurrido por el Gobierno ante el Supremo. La pandemia obliga a buscar medidas rápidas y efectivas, pero siempre en el marco de la ley. Más de 34.000 contagios diarios y 404 fallecidos son cifras terribles. Y exigen decisiones pactadas.
20minutos.es
Negar la realidad
Que en la tercera semana del año 2021 todavía existan personas que nieguen la existencia del coronavirus es algo que no deja de sorprenderme. Hasta qué punto la ciencia no ha llegado a demostrar, que no convencer, a ciertos personajes. Cada cual es libre de opinar; faltaría más, ahora bien, negar la realidad no creo que sea el camino apropiado.Desde que la Ilustración empezó a dejar de lado las formas de pensar en base a creencias o supersticiones y comenzó a dotar de sentido a la opinión pública mediante el uso de la razón, la humanidad ha sufrido grandes avances. El debate en torno a una opinión es totalmente lícito, pero cuando entra en juego la conspiración sin acreditar pruebas científicamente demostrables, deja de haber lugar a ese foro.Me llama la atención que ciertos rostros acreditadamente públicos sigan mandando mensajes contrarios a lo que el mundo científico está cansando de explicar. Solamente hace falta pasarse por un hospital, ahora que tristemente vuelven a estar a rebosar, o haber perdido a algún familiar en este tiempo para que la teoría del absurdo pierda peso.Los seres humanos funcionamos como meros vendedores de relatos. Somos capaces de moldear nuestra forma de contar un hecho con tal de conseguir que el receptor nos lo compre. Es algo tan antiguo como la humanidad. Tratamos de colocar un producto de la mejor manera que nuestro cerebro puede. Es normal buscar influir o persuadir. Ahora bien, cuando ese discurso puede llegar a provocar el mal ajeno, deja de ser algo lícito y se convierte en peligroso.Se saltan las reglas del juego por así decirlo. Aún recuerdo hace unos meses cuando cierto presidente saliente de una potencia mundial alertó de que las inyecciones de lejía ayudaban a luchar contra la Covid-19 y hubo gente que incluso se pinchó este desinfectante. La desesperación hace mella y el miedo es demasiado libre.Ante la duda sobre un hecho, la solución está en acudir a fuentes fiables y veraces, y no dejarnos engalanar por lo que nos apetece oír. La ciencia o la historia son dos de las materias que suelen tener una explicación para casi todo lo que sucede en este mundo. Por lo menos se arriman a lo más cercano a la realidad. Aparcad a los trileros del lenguaje.
20minutos.es
Que miren a Merkel
Aunque mi calle sigue convertida en un intransitable vertedero, por fin he podido volver a Madrid y a casa, ocho días después de la nevada. Entenderán que me pida el cuerpo darle un repaso a quienes gobiernan esta ciudad y esta comunidad, lo que supone hablar de incompetencia, falta de previsión, pésimos reflejos y justificaciones vergonzosas, en la habitual línea de sacudirse las responsabilidades, sin olvidar el problema de base: el desmantelamiento de los servicios públicos y su sustitución por negocios privados alumbrados por un tosco liberalismo que financian, eso sí, con tu dinero y el mío.Pero, no. En vez de hablar de esa catástrofe doméstica voy a hablar de una catástrofe continental: termina la era Merkel. Con la marcha de Angela Merkel no solo pierde una gran referencia la UE, también la pierde la derecha y es una pena. A diferencia de las derechas emergentes en Europa, Merkel combina el sentido de Estado con una visión histórica supranacional. A diferencia de las derechas emergentes en España, la democristiana Merkel pone el respeto al contribuyente por delante de argumentarios y banderas. Su pragmatismo la aproxima en ocasiones a valores clásicos de la socialdemocracia que ya no son exclusivos de los partidos socialdemócratas: hoy no cabe concebir una democracia sin tolerancia, solidaridad, fiscalidad y servicios públicos eficaces, derechos civiles avanzados y, desde luego, un Estado fuerte, capaz de sujetar a los mercados.En lugar de culpar a otros de sus propias limitaciones deberían aprender de Merkel los aprendices de brujos que tenemos por aquí, a medio camino entre la derecha cortijera y la derecha franquista, con escala técnica en la FAES.
20minutos.es
Si al menos aprendiéramos lo fundamental...
Si son padres, la pregunta seguro que les suena: "Pero mamá, de verdad, ¿yo para qué tengo que estudiar esto si no me va a servir para nada en la vida?". Es la eterna y recurrente pregunta que te hacen tus hijos cuando llegan los exámenes de asignaturas en las que se imparte materia muy general, nada específico, y que sí, sigue siendo la misma que ya aprendíamos nosotros (y mira que ha llovido desde entonces). La respuesta consiste siempre en tirar del discurso "no todo lo que se estudia debe tener una aplicación directa e inmediata en nuestro día a día. Lo que estudias hoy, créeme, te servirá para el día de mañana", etc, etc. Discurso que, seamos sinceros, nos creemos a medias.El otro día, bueno el otro día, hace ya más de un mes (nuestros hijos llevan más de un mes sin ir al cole entre vacaciones de Navidad y Filomenas varias), mi hijo, volviendo del colegio, me tumbó en uno de sus sabios razonamientos: "Mamá, ¿no deberían de enseñarnos en el colegio algo sobre impuestos, sobre para qué sirven?, ¿qué pagamos, por qué, qué es el IVA?". Esos días había escuchado a su padre hablar sobre el cierre del IVA del trimestre, el pago de autónomos, etc, etc. Juro que esta conversación fue real, que mi hijo solo tiene 13 años, que su razonamiento me dejó fuera de juego y que, sinceramente, no supe qué responderle excepto, internamente, aplaudirle hasta rabiar. "Sí, hijo, no estaría mal que en el colegio se aprendiera algo más de la vida real que luego tenemos que afrontar de adultos, sobre todo cuando eres un pequeño empresario, que sobrevive como puede entre autónomos, impuestos y demás". Fue la respuesta que me dejé en el tintero, y que resolví con una sonrisa y un "seguramente".Su pregunta me ha venido ahora a la memoria cuando leo que el Rubius se va a Andorra. Oficialmente porque "echa de menos a sus amigos", los que hicieron la mudanza en cuanto empezaron a pagar impuestos. Le han llovido las críticas, pero también los apoyos y es lo que más me sorprende. El youtuber admite que allí pagará menos impuestos y se justifica, sin despeinarse, que "lleva ya 10 años pagando impuestos aquí", como si con eso hubiera cumplido ya. Gana 4 millones de euros al año, 4. Hablando en su canal de todo, juegos y vida. 4 millones de euros.Al Rubius le faltaron un par de clases explicándole para qué sirve pagar impuestos, en qué se basa y consiste nuestro sistema. Con sus impuestos sus padres podrán recibir una pensión cuando se jubilen, por ejemplo. Y sin necesidad de que entienda que pagar impuestos también le beneficia, pidiéndole que levante la nariz más allá de su narcisismo, el dinero que gana gracias a la gente que le ve, hace la vida más fácil y da oportunidades a todos sus seguidores. Pero seguramente esto sea muy complicado para que lo entienda. Lo peor es que ellos son los grandes influencers de una generación. Y eso es lo que más me preocupa.
20minutos.es
El auto de procesamiento de Boye erosiona su estrategia de defensa: le discute su condición de "defensor" de González Rubio
El escrito de la juez María Tardón repasa el papel intrascendente de González Rubio, al que dibuja como el hombre de palo de una operación de blanqueo de capitales para el narcotraficante Sito Miñanco. Es precisamente a éste a quien el auto sitúa, en la práctica, como el verdadero cliente de Gonzalo Boye.
1 h
publico.es
Los líderes republicanos dejan solo en su despedida a Trump para ir a misa con Biden
Nadie va a ir a despedir a Trump. Ni tan siquiera su propio vicepresidente, Mike Pence. Tampoco lo hará el líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, ni su homólogo en el Senado, Mitch McConnell. Leer
1 h
elmundo.es
Estas son las primeras medidas que tomará Biden como presidente
Sanidad y economía o, dicho de otra manera, los dos principales pilares devastados por el paso de la pandemia y de Donald Trump. Esas son las prioridades de Joe Biden en cuanto jure el cargo como presidente de Estados Unidos este miércoles, 20 de enero. Más bien, desde antes incluso.Decidido a no perder el tiempo, Biden espera firmar ese mismo día varias órdenes ejecutivas, entre otras para sellar la reincorporación de Estados Unidos a los Acuerdos de París por el Clima y para rescindir el veto migratorio a ciudadanos de países de mayoría musulmana. El objetivo: deshacer los entuertos que Trump ha dejado a su paso en sus cuatro años de presidencia. Biden tomará “medidas decisivas para revertir algunos de los movimientos más atroces de la Administración Trump”, señalaba esta semana la nueva directora de comunicación de la Casa Blanca, Kate Bedingfield, en una entrevista. El demócrata “trabajará para tratar de pasar página sobre la división y el odio generado durante los últimos cuatro años”. Dentro de los objetivos que se fija a corto plazo la nueva Administración no está cerrar las heridas de una sociedad tremendamente dividida —pues para ello se requiere mucho tiempo—, pero sí un ambicioso plan de ayuda económica contra el coronavirus valorado en casi 2.000 millones de dólares. Con él, el Gobierno de Biden espera poder emitir cheques de 1.400 dólares por persona (algo más de 1.100 euros) a quienes estén por debajo de un cierto umbral de ingresos.Esa es la gran baza de Biden, y lo que el país espera con los brazos abiertos después de los otros dos paquetes de ayudas aprobados en marzo y en diciembre. Ahora el equipo de Biden confía en sacarlo adelante porque no sólo “existe apoyo bipartidista en sus grandes ejes”, sino que también “surgió como resultado de la consulta con gobernadores” republicanos y demócratas “de todo el país”, apunta Bedingfield. A golpe de decretoA la espera de que se materialice este plan, en sus primeros días en el cargo Biden ‘tirará’ sin complejos de decretos para sacar adelante cuanto antes sus medidas y revertir así la “política extremadamente caótica” de Trump, señala Ángel Saz-Carranza, director de EsadeGeo, el Centro de Geopolítica y Economía Global de Esade.“Estamos viendo señales de que tanto en el ámbito sanitario como en el económico Biden va a actuar muy rápido, desde la aprobación del paquete de estímulos hasta el refuerzo del equipo para lidiar con la pandemia —que ya ha empezado a crear—, pasando por decisiones más concretas, como la obligatoriedad de la mascarilla en los espacios federales y en los viajes interestatales”, afirma Saz-Carranza.Esas son precisamente dos de las medidas que Biden espera firmar este mismo miércoles, nada más tomar posesión del cargo, para poner fin de manera práctica y simbólica al negacionismo de Trump sobre la pandemia, que le llevó a renegar del uso de mascarillas —convirtiéndolas en un tema ideológico— y a comparar continuamente la gripe con el covid, pese a que el coronavirus lo tuvo postrado durante días en la cama de un hospital. El federalismo estadounidense hace que el presidente no tenga todos los poderes sobre el país, de ahí que Biden sólo apruebe el uso de mascarilla en instituciones federales y en viajes entre Estados. “El problema vendrá con los Estados donde hay una corriente republicana negacionista, porque ahí tendrá poco margen de maniobra”, señala Saz-Carranza. Migración, crisis climática, desahucios...El miércoles Biden también podría prorrogar la devolución de préstamos a universitarios, la ampliación de la moratoria contra los desahucios, según un documento recogido por Axios. Pero hay más, y en los dos días siguientes, se cuenta con que el demócrata firme órdenes ejecutivas para reabrir escuelas y negocios de manera segura y dar “alivio económico a las familias trabajadoras que soportan la peor parte” de la crisis del coronavirus.Entre el 25 de enero y el 1 de febrero, Biden abordará la crisis climática, la reforma de la justicia penal, tomará medidas para ampliar el acceso a la atención médica y avanzará para reformar la inmigración, incluida la reunificación de familias separadas en la frontera por culpa de una de las políticas más crueles y polémicas de Donald Trump.Aparte de revertir el veto musulmán de Trump, el equipo de Biden presentará un proyecto con el objetivo de que a lo largo de los próximos ocho años se dé estatus legal a los inmigrantes sin papeles llegados antes del 1 de enero.  Congreso y Senado a favor (pero no tanto)A Barack Obama se le echó en cara que no sacara adelante una reforma migratoria cuando tenía el poder de las dos cámaras, Congreso y Senado. Biden ahora lo tiene, “pero no con mucha holgura”, recuerda Saz-Carranza. “Biden va a tener una mayoría muy frágil”, sostiene. Los demócratas han ganado el Senado por la mínima —un empate a 50 que dejará a la vicepresidenta Kamala Harris la última palabra— y en la Cámara de Representantes sólo tienen once congresistas más que el Partido Republicano. “Con la autonomía que tienen los congresistas y senadores estadounidenses, probablemente Biden tendrá que buscar políticas centristas para asegurarse de que no se descuelga ninguno de los votos que necesita para aprobar una medida”, opina el director de EsadeGeo. “Tomará medidas contra el cambio climático y contra el covid, pero no serán todo lo radicales que desearía un sector de su propio partido”, vaticina.Sobre el cambio climático ha habido una filtración más. En su primera semana como presidente, Biden podría suspender los permisos de la ampliación del oleoducto de Keystone, muy criticado por su impacto ambiental pero también importante fuente de ingresos. “Continuista” en lo comercialCuriosamente, en los temas comerciales y de política exterior, se espera que el Gobierno de Biden sea “continuista”, apunta Pedro Rodríguez, profesor de Relaciones Internacionales y experto en la comunicación política de la Casa Blanca de la Universidad Pontificia Comillas. “Quizás el caso más llamativo es el de China. Creo que esa relación competitiva y ese pulso van a continuar, probablemente no con la misma intensidad que Trump, que ha puesto sanciones y ha declarado prácticamente una guerra comercial, pero sí continuará el choque tecnológico y geopolítico”, augura. “La política exterior de Estados Unidos es como un grandísimo portaaviones, que no puede girar 180 grados en cinco minutos”, ilustra. Aunque, ojo, con la nueva Administración sí van a cambiar algunas cosas. “En primer lugar su predictibilidad, en segundo lugar que trabajará con aliados contra China, y en tercer lugar que volverá a las reglas del juego como estaban antes de Trump, por ejemplo deshaciendo algunos de los aranceles absurdos y poco justificables impuestos a Europa”, enumera Saz-Carranza.Y el mayor reto: unir al paísLo que no será tan fácil para el Gobierno de Biden es recuperar la unión de una sociedad en la que Trump tiene 74 millones de fieles votantes, entre ellos conspiranoicos, extremistas, violentos, supremacistas y, sobre todo, antidemócratas.Biden prometió a todo el pueblo estadounidense, nada más confirmarse su victoria, que no haría diferencia entre “estados rojos y azules”, les pidió que tuvieran “fe” y que había que darse “una oportunidad”. Pero “unir a la sociedad es muy difícil, y no creo que esté en manos de Biden, sino del Partido Republicano”, opina el director de EsadeGeo. Sumidos en una profunda crisis ahondada tras el asalto al Capitolio que alentó Donald Trump, los republicanos se debaten el camino que seguir: “Si vuelven a su tradicional conservadurismo pero basado en el orden, o si en cambio avanzan en la línea del trumpismo y el postrumpismo”, señala Saz-Carranza. “Volver a la senda del orden va a ser muy difícil y, si lo hacen, les a costar mucho estar cohesionados, porque hay gobernadores y senadores muy, muy radicales en el partido”, advierte.La polarización y el extremismo no están sólo en la sociedad, sino en el Congreso, y esto se vio claramente el pasado 6 de enero, cuando 147 representantes republicanos trataron de impugnar los resultados electorales que daban la victoria a Biden. El director de EsadeGeo considera que “el Partido Republicano todavía no ha tocado fondo”. De momento, su líder se enfrenta a un segundo impeachment por incitación a la insurrección sobre el que tendrá que decidir el Senado. Tampoco se sabe todavía si Trump ya ha tocado fondo. Juan González. Cartagena (Colombia), 1976. Asesor de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional.  JUAN GONZÁLEZ / TWITTERPili Tobar. Pili Tobar. Florida, 1987. Subdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca YOUTUBE Julissa Reynoso. Salcedo (República Dominicana), 1975. Jefa de gabinete de la primera dama, Jill Biden. Theo Wargo via Getty Images Anthony Bernal. Arizona, 1968. Asesor principal de Joe Biden.  EQUIPO DE CAMPAÑA DE JOE BIDEN Isabel Guzmán, Burbank (California), 1971. Administradora de la Pequeña Empresa estadounidense.  JIM WATSON via Getty Images Miguel Cardona, Meriden (Connecticut), 1975. Secretario de Educación de EEUU.  The Washington Post via Getty Images Xavier Becerra. Sacramento (California), 1958. Secretario de Salud y Servicios Humanos de EEUU. ASSOCIATED PRESS Alejandro Mayorkas. La Habana (Cuba), 1959. Secretario de Seguridad Interior de EEUU. ASSOCIATED PRESS Julie Chávez Rodríguez. Delano (California), 1979. Directora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca. Justin Sullivan via Getty ImagesTAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR Esto es lo que cambiará en Estados Unidos con Biden como presidente ¿A qué hora empieza? ¿Dónde seguirla? Guía para no perderse la toma de posesión de Biden Lo primero que harán Joe y Jill Biden al llegar a la Casa Blanca
1 h
huffingtonpost.es
Isabel Sartorius cumple 56 años con la etiqueta eterna de 'expareja del rey'
En nuestra sociedad y sobre todo en España es muy difícil quitarse una etiqueta, incluso más cuando esta persona ha tenido una relación con el que es en la actualidad el Rey de España.
1 h
europapress.es
Una 'matanza estadounidense' es el legado de Trump
El discurso de investidura del presidente estadounidense Donald Trump en 2017 fue siniestro.“Menuda mierda más extraña”, se cuenta que opinó el expresidente George W. Bush.Trump retrató unos Estados Unidos invadidos por inmigrantes sin documentación, con unas ciudades de interior arrasadas por la pobreza, con unas fábricas obsoletas “como lápidas por todo el país” y una sociedad asolada por “el crimen, las bandas y las drogas”.Su intención era recuperar Estados Unidos y devolverle su grandeza.“Esta matanza estadounidense termina aquí y ahora”, prometió.Sin embargo, los cuatro años que ha estado al frente del país han sido tan violentos y oscuros como su discurso inaugural. Ha sido una época de gran dolor y sufrimiento, sobre todo para las minorías y para las personas de color, demonizadas siempre por su presidente.“La matanza estadounidense es su verdadero legado. No ha luchado contra ella”, corrige Heidi Beirich, cofundadora del Global Project Against Hate and Extremism (proyecto global contra el odio y el extremismo). Trump terminó su presidencia llevando la matanza al Capitolio, el mismo lugar desde el que prometió luchar contra ella el 20 de enero de 2017.El pasado 6 de enero, en la manifestación convocada para “detener el robo” (es decir, el resultado de unas elecciones democráticas), Trump incitó a sus seguidores a marchar al Capitolio, asegurándoles que jamás recuperarían su país si se mostraban débiles.Y ellos le hicieron caso. Treparon muros, rompieron ventanas y atacaron a los agentes de policía que vigilaban el edificio para entrar en nombre de su presidente.No eran simplemente manifestantes indignados dejándose llevar por el momento. Muchos de ellos tenían planeado “capturar y asesinar a varios cargos electos”, según se ha descubierto en las investigaciones oficiales. Y sus objetivos principales eran los políticos a los que Trump había criticado y acusado recientemente, incluido su propio vicepresidente, Mike Pence. Trump estaba furioso porque este iba a cumplir con su deber de certificar la victoria electoral de Joe Biden y les dijo a sus seguidores que le forzaran a “hacer lo correcto”; esto es, anular la victoria legítima de Biden y mantenerle a él en el poder como presidente no elegido.Ha sido una época de gran dolor y sufrimiento, sobre todo para las minorías y para las personas de color, demonizadas siempre por su presidenteLa matanza que provocó acabó con cinco fallecidos y decenas de heridos.“Siempre ha telegrafiado lo que pensaba y lo que planeaba hacer, y ese lenguaje bélico demuestra lo que tenía planeado para nosotros”, comenta Carol Anderson, presidenta de Estudios Afroamericanos en la Universidad Emory.“Lo que hemos visto es a un hombre al que le atrae la violencia. Le atrae el sufrimiento y le atrae el derramamiento de sangre”, añade.Trump lleva desde el primer día de su campaña de 2016 incitando a la violencia, cuando afirmó que los inmigrantes mexicanos eran violadores que solo traían sus drogas y su delincuencia.Durante sus mítines, no dejaba de animar a sus seguidores a perseguir a estos “violadores”. En una ocasión, dijo: “Si alguna vez veis que alguien me quiere tirar un tomate, dadle una buena paliza, ¿vale? Lo digo en serio. Una buena paliza”. Ese mismo año, aplaudió a uno de sus seguidores por pegarle un puñetazo a un manifestante negro: “Necesitamos más acciones como esa”.Periodistas, personas de color y políticos demócratas son algunos de sus objetivos favoritos hacia los que dirigir sus discursos de violencia.“No me preocupo por mí, sino por las consecuencias que pueda acarrear esa retórica violenta en nuestra frágil república”, advirtió recientemente la diputada demócrata Ilhan Omar, una de las dos primeras diputadas musulmanas del Congreso, a la que Trump a menudo ha retratado como una persona antisemita y antiestadounidense.“El legado de su odio perdurará décadas”, añade, “y ahora depende de todos nosotros que su ideología no vuelva a llegar al poder en nuestra república.Uno de los momentos más chocantes de la presidencia de Trump sigue siendo su discurso tras los disturbios de 2017 en Charlottesville, que empezó cuando un supremacista blanco atropelló con su coche a una multitud de contramanifestantes, matando en el proceso a una mujer, Heather Heyer. “Hay personas maravillosas en ambos bandos”, aseguró Trump, dando alas así a los supremacistas.“Esta administración ha prescindido de sutilezas y lanza sus mensajes directamente con megáfono, y cuando haces eso, ya no hay vuelta atrás”, lamentaba Lisa Woolfork, una de las organizadoras de la contramanifestación antirracista.“Ha empoderado a las voces más violentas de la derecha radical. Les ha dado legitimidad. Les ha dado poder”, añade Beirich, reflexionando sobre el discurso inaugural de Trump. “Y aquí estamos, cuatro años después, con una coalición de supremacistas blancos colaborando con milicias y con QAnon. Recordad: QAnon no existía hace cuatro años. Es una creación de la era de Trump, gracias en parte a las redes sociales. Y Trump ha erigido una coalición que desatará sobre nosotros más matanzas como la que vivimos el el Capitolio”.Los seguidores de QAnon creen en la conspiración extravagante y sin fundamento de que Trump está luchando contra un estado profundo adorador de Satán, compuesto sobre todo por estrellas de Hollywood y políticos demócratas, que fomenta el tráfico de menores. Dos seguidores de QAnon están ahora en el Congreso, y sus bases se hicieron notar en el asalto al Capitolio.Detener la masacre también fue parte del mensaje de Trump en su segunda campaña presidencial. Su campaña criminalizó las protestas de Black Lives Matter y el eslogan de defund the police (desfinanciemos a la Policía), argumentando que votar a Biden era votar por el estado sin ley y el “gobierno de la turba”.“Yo no tengo ninguna duda, y estoy seguro de que vosotros tampoco. Cuando Donald Trump sea reelegido, el daño terminará”, dijo el entonces abogado personal de Donald Trump, Rudy Giuliani, en la Convención Nacional Republicana de 2020.El problema es que Trump ya había prometido en 2016 que la violencia terminaría si lo elegían presidente.“Tengo un mensaje para todos vosotros: el crimen y la violencia que afligen a nuestro país pronto llegarán a su fin. A partir del 20 de enero de 2017, se restaurará la seguridad”, aseguró Trump en la convención de 2016.Sin embargo, todo aquello de lo que se quejaba Trump ha seguido pasando bajo su mandato. La masacre no terminó.Hemos visto a un hombre al que le atrae la violencia. Le atrae el sufrimiento y le atrae el derramamiento de sangreCarol Anderson, presidenta de Estudios Afroamericanos en la Universidad EmoryEl crimen ni siquiera estaba entre las preocupaciones principales de los estadounidenses en estas elecciones. El coronavirus dominaba los titulares, así como la masacre económica y sanitaria que trajo consigo. Trump se empeñó en negar la pandemia o quitarle hierro diciendo que desaparecería con el calor, con inyecciones de lejía o bebiendo productos de limpieza.Casi un año después, la pandemia sigue muy activa y Trump ha dejado de prestarle atención en sus últimas semanas en el cargo.“Este régimen no trae felicidad. Trae rabia. Trae violencia”, comenta Anderson. “Si pensamos en las elecciones de 2020, nos damos cuenta de que lo que quería mucha gente era recuperar la felicidad. Entre el coronavirus, la separación de niños y padres en la frontera, el asesinato de un hombre negro a manos de un policía y Trump incitando a la violencia...”.Trump no asistirá a la toma de posesión de Biden. Tiene planeado utilizar sus privilegios presidenciales hasta el último momento y viajar a Florida en el Air Force One, el avión presidencial, una hora antes de su fin de mandato. Trump publicó un comunicado que reza: “NO quiero violencia, NO quiero que nadie se salte la ley y NO quiero vandalismo de ninguna clase”, en unos días claves en los que los seguidores de Trump se preparan para manifestarse (o peor) en los 50 estados del país. Hasta el momento, Trump no ha mostrado ningún arrepentimiento por su papel en el asalto al Capitolio el 6 de enero.No obstante, el legado de su violencia seguirá haciéndose notar. Washingtonha tenido que cerrar, blindarse y restringir el tránsito en amplias zonas del distrito para prevenir otra insurrección durante la semana inaugural. Y el alcalde demócrata Muriel Bowser ha comentado que la ciudad quizás nunca vuelva a la normalidad.Pero la violencia de Trump no acaba ahí. En sus últimas semanas, ha presionado a quien ha hecho falta para pegar un acelerón sin precedentes en el ritmo de ejecuciones antes de que Biden tome posesión del cargo y trate de prohibir la pena de muerte.Según informa The Associated Press, bajo el mandato de Trump se han llevado a cabo más ejecuciones que con ningún otro presidente estadounidense en los últimos 120 años.“Esa masacre estadounidense nos ha herido gravemente. A nosotros, a nuestras instituciones, a nuestra forma de vernos, a nuestros valores, a nuestras familias, a la economía...”, concluye Anderson.Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Por qué a los republicanos también les interesa destituir a Trump El fin del presidente que agarraba por el coño a las mujeres Esto es lo que cambiará en Estados Unidos con Biden como presidente
1 h
huffingtonpost.es
Trump indulta a Bannon en sus últimas horas en La Casa Blanca
A pocas horas de dejar la Casa Blanca, Donald Trump ha otorgado el indulto presidencial a Steve Bannon, el que fuera su asesor jefe en sus primeros meses de presidencia y uno de los arquitectos de su ascenso al poder. Trump decidió utilizar su prebenda al filo de la medianoche del martes, unas ocho horas antes de la hora prevista para su abandono de la residencia presidencial con destino a Palm Beach (Florida) y doce horas antes de que Joe Biden comparezca en la escalinata del Capitolio para jurar su cargo como nuevo presidente. Fuentes de la Casa Blanca confirmaron el indulto, todavía no anunciado de forma pública, a ‘The New York Times’, que aseguró que el todavía presidente debatió durante horas con miembros su círculo íntimo la conveniencia de otorgar el perdón presidencial a Bannon. Muchos de ellos se oponían a que Trump diera el paso. Incluso el propio Bannon habló con Trump por teléfono para convencerle de que no lo hiciera, según el rotativo neoyorquino. Se trataría de un indulto preventivo, ya que Bannon todavía no ha sido declarado culpable de ningún delito. El pasado agosto fue detenido en Nueva York después de que la fiscalía de Manhattan le acusara de defraudar a donantes de campañas políticas, a los que pidió dinero para promocionar la construcción del muro con México, uno de los lemas de la campaña que llevó a Trump a la Casa Blanca. Bannon todavía no ha sido juzgado Bannon fue precisamente una pieza ideológica clave en su victoria electoral de 2016. Bannon, un magnate de los medios vinculados al nacionalismo blanco de EE.UU. y fundador de Breitbar, uno de los principales medios agitadores de la ideología de extrema derecha ‘alt-right’, fue determinante en el abrazo de Trump a la ideología de ‘América primero’. Él fue uno de los responsables del mensaje populista, anti-inmigrante y antiglobalista que caló en la clase media blanca deteriorada, que fue determinante en el triunfo de Trump en las urnas. En La Casa Blanca, su relación con Trump se deterioró y apenas duró siete meses como estratega jefe y asesor senior del presidente. Fuera del Gobierno, prosiguió su cruzada contra el ‘establishment’ republicano y agitó movimientos populistas de derechas por todo el mundo. En los últimos meses, Bannon ha defendido con fuerza los esfuerzos de Trump por dar la vuelta a los resultados de las urnas que le dieron perdedor frente a Biden el pasado noviembre, algo que ha dividido al partido republicano. El presidente, una vez fuera de la Casa Blanca, ha deslizado que se embarcará en nuevas aventuras políticas y, sin duda, tendrá enfrente al sector tradicional del partido republicano. El indulto a Bannon podría enmarcarse dentro de la batalla que se librará en los próximos años entre el ‘trumpismo’ populista y el partido republicano convencional. Esta previsto que Trump anuncie un centenar de indultos en las últimas horas de su presidencia, lo que se preveía que ocurriera durante el martes. Las discusiones sobre el perdón a Bannon podrían haber retrasado el anuncio.
1 h
abc.es
El legado de Trump: dos 'impeachments', una insurrección, incontables mentiras y corrupción
160 años después de que el primer presidente republicano de los Estados Unidos tuviera que sofocar una insurrección violenta contra el país, el 19º presidente de su partido va a abandonar el cargo tras haber provocado una.Donald Trump tiene pensado dejar la Casa Blanca el miércoles por la mañana, 78 días después de convertirse en el cuarto presidente en más de un siglo que pierde la reelección y una semana después de convertirse en el único de la historia que se tiene que enfrentar a un segundo impeachment.El demócrata Joe Biden asumirá el cargo a mediodía y se convertirá oficialmente en el presidente de los Estados Unidos. Desde ese momento, Donald Trump quedará vulnerable y podrá ser acusado de todos sus delitos, de los que lleva cuatro años escudándose bajo sus privilegios presidenciales.Trump se enfrenta a demandas de mujeres que le acusan de conducta sexual indebida y hasta de violación, a investigaciones penales por fiscales estatales y federales de Nueva York, a un segundo juicio político que podría vetarle de por vida en cualquier cargo público y, probablemente, a demandas civiles y penales por sus continuados esfuerzos por provocar el caos e impedir la certificación de la victoria de Biden. El asalto del día 6, incitado por Trump, acabó con cinco fallecidos (seis, si se incluye en el conteo al agente que se suicidó días después) y decenas de heridos.  “Aunque Trump no recibirá el Nobel de la Paz, al menos entrará en el Libro Guiness de los Récords por ser el único presidente de la historia de Estados Unidos al que le hacen dos impeachments”, comenta Michael Cohen, el antiguo abogado de Trump que admitió que el magnate había comprado el silencio de mujeres ante unas polémicas sexuales. “Enhorabuena, Donald, y mucha suerte en tus futuros proyectos”.El primer juicio político a Trump se produjo hace un año por intentar extorsionar al presidente de Ucrania para que encontrara, fuera como fuera, trapos sucios de Joe Biden, el rival político que más le asustaba de cara a las elecciones.“El legado de Trump incluirá la Aministración más corrupta de la historia de Estados Unidos, la mayor injerencia empresarial en política económica que se ha visto en el país, la mayor y más viciosa xenofobia y racismo de los tiempos modernos, una incompetencia sin precedentes, la crueldad e insensibilidad en su gestión de la pandemia y la aceleración de la catástrofe climática cuando el mundo más necesitaba que los Estados Unidos se apartaran de los combustibles fósiles”, enumera Robert Weissman, presidente de la organización liberal Public Citizen. “Y el listado de sus ‘hazañas’ es mucho mayor que el que acabo de citar”.Un legado de mentirasTrump suele asegurar que él ha hecho más por su país que ningún otro presidente de la historia, pero lo cierto es que va a abandonar el cargo con una de las carteras de éxitos más vacías de los tiempos modernos.Aunque es verdad que por fin logró aplicar la amplia reducción de impuestos que los republicanos llevaban décadas persiguiendo, así como la reducción de protecciones ambientales y de los trabajadores y la colocación de más de 200 jueces federales de su gusto, Trump va a abandonar el cargo sin haber cumplido la mayoría de las promesas que hizo en su campaña de 2016.Trump prometió que renegociaría el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en beneficio de los trabajadores estadounidenses, pero lo que hizo fue cambiarle el nombre a Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, que en la práctica era casi lo mismo.Prometió una reducción de impuestos específica para beneficiar a la clase media, pero acabó favoreciendo a los más ricos. En la campaña de 2018 para las elecciones de mitad de mandato, lo volvió a prometer y después no hizo nada.Similares resultados obtuvo con su plan de infraestructuras para reconstruir las autopistas, los puentes y los aeropuertos del país, o con su plan para sustituir el Obamacare, el mayor logro de su antecesor en el cargo.Cuando Trump pregonó la creación de las Fuerzas Espaciales como un gran logro, lo que en realidad había hecho era superar un trámite burocrático para cambiar el nombre del Comando Espacial de la Fuerzas Aéreas, que ya existía desde la presidencia de Reagan en 1982. A cambio de permitirle el capricho, los demócratas lograron aprobar la baja familiar remunerada para los funcionarios federales.En política exterior, Trump afirmó que sería “duro” con China para ayudar a los fabricantes estadounidenses. Lo que hizo a continuación fue iniciar una guerra comercial con el país asiático que perjudicó tanto a China como a los productores estadounidenses y a los consumidores por la subsiguiente subida de precios. Por supuesto, no prestó atención a los crecientes abusos de los derechos humanos que estaba cometiendo China, especialmente contra su minoría musulmana.También afirmó que acabaría con la amenaza de una Corea del Norte nuclearizada y lo único que hizo fue intercambiar mensajes de complicidad con su líder, Kim Jong-un, cuando no estaban lanzándose bravuconadas sobre el tamaño de sus misiles. Trump también acusó a sus aliados tradicionales de Europa Occidental de estar aprovechándose de los Estados Unidos a través de la OTAN y de los acuerdos comerciales de la Unión Europea. Las relaciones entre la UE y Estados Unidos se tensaron, para beneficio de su nuevo amigo, el dictador ruso Vladimir Putin, que llevaba años esperando la oportunidad de abrir esa brecha con los aliados europeos. El presidente saliente ni siquiera ha logrado cumplir su gran promesa electoral de 2016: construir un gran muro en la frontera con México y obligar a estos a pagarlo. Tras cuatro años, lo que iba a ser un gran muro de hormigón de 3.200 kilómetros ha acabado siendo una valla de acero de 130 kilómetros pagado con los fondos que consiguió desviar del presupuesto para construir escuelas y viviendas. Y México no ha tenido que aportar ni un centavo.Incluso en esas materias, Trump asegura que su presidencia ha estado llena de éxitos, una mentiras que sus asistentes y aliados se han encargado de pregonar.El asesor republicano Mac Stipanovich tiene claro cuál es la parte más útil de su legado: “Arruinar la reputación de personas que, de lo contrario, habrían seguido en la vida pública sin desvelarse la magnitud de su decrepitud moral”, y pone como ejemplo: ”[El exfiscal general] William Barr, [el político y empresario] Mike Pompeo, [el senador] Lindsey Graham, etcétera”.No tiene ninguna intención de desaparecerPese a faltar a sus promesas, pese a su negligente respuesta a la pandemia con meses de negacionismo, pese a las decenas de miles de mentiras que ha contado a los ciudadanos, pese a embolsarse millones de dólares donados a su partido y del dinero de los contribuyentes, Trump recibió 11 millones de votos más que en 2016.“Hay 74 millones de estadounidenses que saben exactamente cómo es Donald Trump y aun así le votaron”, lamenta un funcionario de la Casa Blanca desde el anonimato.Pocos días después de perder las elecciones del 3 de noviembre, Trump empezó a aprovecharse de su popularidad para recaudar millones de dólares, primero con la supuesta intención de luchar legalmente para revertir el resultado electoral y después para la campaña de dos senadores de Georgia. Sin embargo, el fondo que él mismo había creado podía utilizarse para subvencionar casi cualquier gasto, incluido su salario de ocho cifras. En cambio, apenas invirtió en promocionar a sus candidatos al Senado en Georgia. Al final, Trump aseguró que volvería a la política, posiblemente en las elecciones de 2024, e insinuó que los republicanos que no le habían mostrado suficiente lealtad sufrirían las consecuencias.Esas amenazas han mantenido a la mayoría de los republicanos en silencio. Un dato esclarecedor es que solo 10 de los 211 republicanos del Congreso han votado a favor de un segundo impeachment. Una reciente encuesta de Axios-Ipsos ha desvelado que el 64% de los votantes republicanos aprueban su comportamiento reciente y el 57% aseguran que les gustaría verlo como su candidato en 2024. En una reunión del Comité Nacional Republicano días después del asalto al Capitolio, quedó claro que Trump sigue contando con el apoyo de su partido.  “Muchos de los miembros permanecieron en silencio, pero muchos otros le aplaudieron”, recuerda uno de los miembros desde el anonimato. “Muchos tenían miedo de hablar”. Hay 74 millones de estadounidenses que saben exactamente cómo es Donald Trump y aun así le votaronSin embargo, esa desesperación por mantenerse en el poder violando la Constitución y poniendo en peligro la vida de su propio vicepresidente y de cientos de legisladores quizás ponga punto final a su carrera política. Aunque sigue siendo muy popular entre los republicanos, no lo es como antes, y entre los votantes sin partido fijo, su apoyo se ha desplomado. Si suficientes senadores republicanos unen su voto al de los demócratas para alcanzar los dos tercios de la cámara, Trump sería condenado y, posteriormente, solo sería necesaria una mayoría simple para vetarle de por vida en cualquier puesto federal oficial. Y, aunque esta opción fracasara, lo más probable es que Trump nunca se recupere políticamente de la insurrección que provocó, sobre todo a medida que siguen descubriéndose más detalles en las investigaciones oficiales. “Será casi imposible, va a cargar el resto de su vida con el 6 de enero”.Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.  TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: "El baño de sangre pudo ser mucho peor": los asaltantes iban más armados de lo que se pensó El segundo 'impeachment' a Trump será como ningún otro Por qué a los republicanos también les interesa destituir a Trump
1 h
huffingtonpost.es
La oposición a Putin perjudica seriamente la salud
1 h
abc.es
China suma otro centenar de casos de coronavirus, mientras Hong Kong cae hasta los 50 positivos
El Ministerio de Salud de China ha registrado este miércoles otros 103 casos de coronavirus, de los cuales 88 son de transmisión comunitaria, mientras que Hong Kong, que en la víspera había registrado 107 contagios, su cifra más alta en el último mes, ha caído en esta ocasión hasta los 56.
1 h
europapress.es
El multimillonario chino Jack Ma, fundador de Alibaba, reaparece tras casi tres meses "desaparecido"
 Leer
1 h
elmundo.es
Ana Rosa Quintana se lanza contra Fernando Simón: "Yo ya no le hago caso"
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha vuelto a ser objeto de críticas. 'El programa de Ana Rosa' dedicó una parte de su escaleta del martes a debatir sobre la última petición de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso: cancelar los vuelos de España ?
1 h
publico.es
El multimillonario chino Jack Ma reaparece tras casi 3 meses "desaparecido"
Ma no aparecía en público desde finales de octubre de 2020 y la prensa internacional llegó a emplear el término "desaparecido" tras el roce que tuvo con el Gobierno chino
1 h
elconfidencial.com
Varapalo para el PSC antes de las elecciones catalanas: su presidenta, Núria Marín, imputada por malversación
La alcaldesa de Hospitalet y miembro de la ejecutiva del PSOE deberá declarar el próximo 9 de abril.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Crean una batería para coches eléctricos capaz de cargarse en solo 5 minutos
El problema de estas baterías es que necesitan cargadores mucho más potentes de los que existen en la actualidad.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
La carne de ternera, producto de lujo en Argentina: la inflación hunde su consumo hasta niveles de 1920
El presidente de Ciccra, Miguel Schiariti, aseguró que este descenso en el consumo está relacionado con la caída del poder adquisitivo.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Las 3 pifias del Gobierno con el cálculo de daños de Almeida por Filomena
Teresa Ribera compara la borrasca con fenómenos distintos, ignora los daños sufridos por el sector privado y desconoce la metodología empleada.
1 h
Diario online con noticias de última hora...