Herramientas
Cambiar el país:
Vídeo, en directo | Siga la sesión de control al Gobierno en el Congreso
Siga a partir de las 09:00 horas la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados a la que no acudirá el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que se encuentra en Nueva York donde se reúne este miércoles con el secretario general de la ONU, Jens Stoltenberg.
1m
elconfidencial.com
El millonario presupuesto del grupo mexicano RLH para renovar el hotel de lujo Villa Magna
El próximo 22 de octubre volverá a abrir sus puertas el hotel de lujo con más solera del madrileño Paseo de la Castellana. El Villa Magna reanudará sus operaciones tras echar el cierre por el coronavirus y por las obras de remodelación que lo han mantenido cerrado en los últimos meses, cuando la industria hotelera ya ha vuelto a recobrar el pulso, aunque a ritmo desigual, tras la pandemia.Lo hará con un nombre ligeramente diferente, Rosewood Villa Magna, y bajo la propiedad del grupo mexicano RLH Properties que, hace casi tres años, protagonizó la adquisición más cara de un hotel en la capital: 210 millones de euros para gestionar 150 habitaciones. Entonces pagó el equivalente a 1,4 millones de euros por habitación, dejando al margen restaurantes y zonas comunes -el sector hotelero suele medir la rentabilidad en ingresos por habitación, con el conocido como RevPAR (Revenue Per Available Room) por lo que las estancias se usan como referencia- pero que no han sido el único coste en esta operación corporativa.El grupo desglosa en sus últimos informes de resultados remitidos al regulador de la bolsa mexicana cuál ha sido el presupuesto con el que ha contado el hotel madrileño para hacer frente a su reforma. En total, más de 19 millones de euros. Cifra que menciona a través de dos operaciones internas. Por un lado, 7,5 millones para dar soporte a la renovación del hotel. Por otro, una línea de crédito por un importe máximo de 11,8 millones de euros para llevar a cabo el proyecto de reforma y de reposicionamiento del establecimiento, según desglosa en el informe de resultados al cierre del primer semestre del ejercicio. El grupo mexicano RLH tiene entre sus accionistas a grandes inversores mexicanos. Por ejemplo, como copresidentes, ejercen los hermanos Andrés y Felipe Chico Hernández, hijos de Fernando Chico Pardo, que atesora una de las grandes fortunas de México, que la revista 'Forbes' estima en más de 1.600 millones de dólares. Entre sus accionistas, hasta el pasado año, también estaba Allen Sanginés-Krause, el empresario mexicano investigado por pagos opacos al rey emérito. Además del Villa Magna, en Madrid RLH también es propietario de hotel Bliss -que compró el pasado julio por 115 millones de euros, entre otros, a la familia Martínez-Bordiú- y opera establecimientos como el Four Seasons de México DF o el complejo hotelero Mayakoba, en Riviera Maya, otrora participado por el grupo constructor OHL. En esa citada información al regulador de la bolsa mexicana, RLH también da detalles sobre su posición de deuda con entidades bancarias españolas. Señala que, el 21 de diciembre de 2018, el Hotel Villa Magna, Caixabank y Sabadell suscribieron un contrato de financiación con garantía hipotecaria sobre los inmuebles del Hotel Villa Magna, el cual tiene como objetivo refinanciar íntegramente la deuda que tenía contratada la compañía. Una garantía hipotecaria a Euribor más 215 puntos básicos, a pagar en 29 pagos semestrales consecutivos, con vencimiento el 1 de marzo de 2033.Una transferencia de fondos que fue realizada en los primeros días de 2019. "Asimismo, el 31 de enero de 2020 el banco Caixabank aprobó incrementar el importe de la financiación y dar una disposición por 6,89 millones de euros", añade. "A 30 de junio de 2021, el saldo del préstamo es de 82,556 millones de euros", resume.En el caso del Villa Magna, el grupo mexicano lo opera de forma directa y, por ello, en sus resultados financieros da detalles de lo ocurrido en los últimos meses. Por ejemplo, desglosa que Madrid ha sido una de las capitales donde más ha golpeado la pandemia, "con mayor índice de contagios y muertes en el mundo por coronavirus, lo que impulsó al Gobierno a tomar medidas más estrictas y cerrar toda la industria hotelera y la hostelería de la ciudad, cerrando por ende el Villa Magna", refleja.En Madrid, el Rosewood Villa Magna tendrá que 'codearse' con una oferta hotelera que en los últimos meses ha crecido por la gama más alta, con la reapertura del Ritz, bajo la cadena Mandarin; y el Four Seasons, a sólo unos metros de la céntrica Puerta del Sol o el .Tres hoteles que compiten en lujo y en precio. El Rosewood Villa Magna reabre con un precio 'más económico' por habitación, de 650 euros la noche (750 euros, con impuestos), que corresponde al domingo 21 de noviembre, que incluye, además, promoción por reapertura. Sin embargo, la habitación más cara -con capacidad para seis huéspedes- para esa misma noche, alcanza los 9.000 euros, según las tarifas que publica la cadena hoteleraEse mismo día, el coste por habitación del Mandarin Oriental Ritz parte de los 990 euros, impuestos incluidos; y el Four Seasons, los 700 euros. El Rosewood VIllamagna, suma casi 30.000 metros cuadrados construidos y otros 7.500, de parcela y, de cara a su reapertura, sigue la misma estrategia que los otros grandes hoteles de lujo, apostar por una oferta gastronómica con el sello de un chef de renombre. En este caso, incluirá el restaurante Amós, del chef Jesús Sánchez, quien ya cuenta con tres estrellas Michelin en el cántabro 'Cenador de Amós' .
eldiario.es
Garzón rechaza más licencias de juego online y Competencia lo avala: "Existen razones imperiosas de interés general"
El pleno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) respalda que el Ministerio de Consumo, que dirige Alberto Garzón, dé portazo al sector del juego online al denegar la concesión de nuevas licencias para esta actividad."Es evidente", dice Competencia, que "existen razones imperiosas de interés general que justifican la denegación de la solicitud de promover la convocatoria para el otorgamiento de licencias generales de juego online, como son la protección de los consumidores y la prevención del fraude y de la incitación a los ciudadanos al gasto excesivo en juego".El organismo ha rechazado una reclamación presentada el 26 de agosto por un operador que recurrió la negativa del ministerio que, aseguraba, equivale "a un cierre de mercado, ya que no se podrá solicitar la apertura de una nueva convocatoria hasta que hayan transcurrido 18 meses". La recurrente alegaba una supuesta vulneración de la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado. En julio, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), adscrita al Ministerio de Consumo, rechazó la petición del operador apelando a la "creciente sensibilidad social" sobre este asunto y "la necesidad de reforzar la protección de los efectos más negativos de la práctica del juego no sólo de los participantes, sino también de sus familiares y entornos más cercanos".Según expuso la DGOJ, "en estos momentos, la convocatoria de un nuevo procedimiento de otorgamiento de licencias generales traería como resultado un incremento del número de operadores de juego de ámbito estatal con título habilitante, con el consiguiente aumento de la oferta global de juegos existente en el mercado y de la inversión publicitaria dirigida a residentes en España”, sin que entonces estuviera todavía plenamente vigente el drástico recorte a la publicidad del sector que se ha hecho efectivo a finales del verano.Desde que Garzón llegó a Consumo a principios de 2020, la DGOJ no ha expedido ninguna licencia de juego online. Actualmente, según la web de la DGOJ, hay vigentes 78 autorizaciones concedidas entre 2012 y 2019, tras tres convocatorias lanzadas en noviembre de 2011, octubre de 2014 y diciembre de 2017. Según fuentes de Consumo, la DGOJ ha recibido en el último año tres peticiones para que se otorguen nuevas licencias. Ninguna ha tenido éxito.Fue a partir del pasado 31 de agosto, con el inicio de la nueva temporada futbolística, cuando se restringió drásticamente la publicidad de operadores de juego a la franja de madrugada y se prohibieron los patrocinios de clubes por parte de empresas del sector, tras finalizar el periodo de carencia que dio el decreto que aprobó el Gobierno hace casi un año. "No ha sido fácil", dijo entonces Garzón sobre un decreto que se inspiró en la experiencia del confinamiento y que recurrieron las empresas de juego online, los clubes de fútbol españoles y la patronal de la prensa tradicional.El ministro ya advirtió en agosto de que el decreto de publicidad "no agota el problema" de la proliferación de casas de apuestas. Como complemento a esta medida, contra la que cargaba recientemente en Estados Unidos Codere, el Gobierno ha planteado un Real Decreto de juego seguro que entre otras cosas, propone prohibir el uso de tarjetas de crédito a jugadores "intensivos" y aquellos que tengan comportamientos "de riesgo". El borrador, que prevé que los jugadores de plataformas de apuestas y otros juegos tengan que establecer la cantidad máxima a apostar y fijar un tiempo máximo de juego, acaba de ser remitido a la Comisión Europea.El operador que recurrió la negativa de la DGOJ a otorgar nuevas licencias argumentaba que "con toda la regulación en vigor y la proyectada, la situación normativa del sector da respuesta suficiente" a las salvaguardas que puede implantar la Administración para acotar los efectos perniciosos de esta actividad. También aseguraba que los argumentos de Consumo no estaban "respaldados con estadísticas que demuestren una elevada incidencia entre la población de adicción al juego o de acceso al juego de menores".Según las encuestas que maneja el Gobierno, existe una franja de entre un 0,5% y un 0,9% de la población con un trastorno patológico del juego, "pero en torno a un 5% de los jugadores presentan un posible juego problemático", explica el Ejecutivo en una reciente respuesta parlamentaria.
eldiario.es
El "lastre" del peaje para salir de Asturias a la meseta por carretera durará treinta años más
La única salida "real" por carretera de Asturias a la meseta pasa por un peaje de la AP-66, el del Huerna, cuya concesión está a punto de renovarse treinta años más. Su precio, 13,50 euros, es uno de los más elevados del territorio español, y su concesión también es de las más longevas. Por eso la indignación entre la sociedad asturiana al respecto es tan elevada como unánime y se ha trasladado al tablero político en el contexto de los Presupuestos Generales del Estado que acaba de presentar el Gobierno central. La partida para incrementar las bonificaciones en el peaje del Huerna asciende a los 9,16 millones de euros, cuantía que parece "insuficiente" para la patronal y la mayoría de los partidos del parlamento asturiano, que respaldan que la autopista siga siendo de pago. "El Huerna es un lastre muy importante para todos los asturianos", afirma Alejandro García Monjardín, presidente de la asociación de transportistas de Asturias, Cesintra. Y Podemos ha presentado una denuncia ante la Comisión Europea por supuestas irregularidades en la ampliación de la AP-66. A la espera de lo que pueda dictaminar Bruselas, el domingo 17 de octubre caducó el acuerdo con la empresa Aucalsa. Pero se prolongará hasta 2050.La alternativa gratuita pasa por avanzar por la carretera del puerto de Pajares (N-630), un trayecto sinuoso y empinado de asfalto inaugurado en 1833. "No podemos decir que sea una opción para vehículos cargados y de gran tonelaje", comenta Alejandro García Monjardín, presidente de Cesintra.Los profesionales del transporte de la región llevan años denunciando lo que consideran una discriminación que les impide competir en igualdad de condiciones con sus compañeros del resto de España. "Llevamos muchos años sufriendo este peaje", añade Ovidio de la Roza, presidente de la patronal de transporte Asetra.Aunque el coste de la tasa del Huerna (AP-66) asciende a 13,50 euros para los vehículos ligeros, se acerca a los 25 euros para los pesados. Esto significa que recorrer los 77 kilómetros que separan Campomanes con León cuesta 0,17 euros por kilómetro. Estas cifras sitúan a la AP-66 en el segundo lugar en el ranking de las autopistas más caras por kilómetro del territorio español. La primera es la de Guadarrama (AP-6) cuyo precio es de 13 euros por un trayecto de 69 kilómetros entre Adanero (Castilla y León) y Villalba (Madrid). En consecuencia: los asturianos son los que más pagan en peajes de España por llegar por carretera a Madrid. En total: 26,50 euros en el caso de los turismos."Al aislamiento por razones orográficas se suma el aislamiento por el coste de que tiene acceder a la meseta", comenta Dacio Alonso, presidente de la Unión de Consumidores del Asturias. "Y a esta indignación por parte de la sociedad asturiana se suma ahora el agravio comparativo frente a otras comunidades donde los peajes sí se han eliminado". Así analiza el representante de la Unión de Consumidores del Principado la reciente supresión de las concesiones en las autopistas de Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana. La del Huerna durará 75 años en total, alcanzando así el máximo legal permitido, hasta 2050. Así lo estipuló en el año 2000 el gobierno de José María Aznar y Francisco Álvarez-Cascos, cuando decidió prorrogar 29 años más el acuerdo con la empresa Aucalsa."No se cumplió la directiva del año 93, por la que cualquier adjudicación tiene que estar sometida a un procedimiento abierto", explica Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturias. La organización ha denunciado ante la Comisión Europea y el Tribunal Supremo la ampliación de esta concesión, considerando que fue ilegal al no someterse a trámite de licitación pública. "Fue un procedimiento que se hizo a dedo", añade Ripa. Sin embargo, la concesión del Huerna no fue la única que el gobierno de Aznar decidió prorrogar. Con la AP-9 de Galicia haría lo mismo.La Comisión Europea remitió al Gobierno de España una carta de emplazamiento hace dos semanas para informarle de que la ampliación que la concesión de la AP-9 que se hizo en Galicia vulnera las directivas comunitarias sobre contratación pública. Los casos de la AP-9 de Galicia y la AP-66 del Huerna en Asturias, son similares en ese aspecto. La entidad gallega En-Colectivo, denunció ante Bruselas el contrato de la AP-9 considerando que se benefició a la concesionaria y eludió el concurso público. Podemos Asturias ha hecho lo mismo con la autopista del Huerna. "Creemos que la acción que ha realizado Podemos puede ayudar a clarificar la situación, pero nosotros somos el Gobierno y tenemos que actuar con esa responsabilidad y colaborar en los términos en que avance y se analice cuál es la situación". Así lo explica en un un comunicado el Consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo. "Sabíamos que era injusta y, si además es irregular, estaríamos ante una situación que además tendrá unas responsabilidades que tendrán que determinarse en su caso", concluye Calvo. Según la estimación de la formación morada del Principado, la concesionaria Aucalsa ganaría 3.200 millones de euros hasta 2050 administrando la AP-66. "Eso lo vamos a pagar nosotros y el Estado con bonificación", añade Daniel Ripa. "Estamos convencidos que la UE en menos de un año nos va a dar la razón".Desde el Ministerio de Transportes consideran que la ampliación del peaje de la AP-66 hasta 2050 fue legal al igual que lo fue la de la AP-9 en Galicia, aunque su aprobación fuese "cuestionable políticamente". En estos momentos estudia la mejora de los descuentos en el peaje astur-leonés con la ampliación de la partida de 9,16 millones para "compensar esta situación injusta", en palabras del Consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo. "Pensamos que se puede incrementar fuertemente, entre un 50% y un 60% las bonificaciones disponibles, que ahora están por encima de los 6 millones de euros, y lo que estamos haciendo ahora es un análisis detallado de tráfico para que ese dinero sea lo más útil y la bonificación llegue a los profesionales y los usuarios recurrentes de la vía", detalla Calvo en su comunicado. A falta de concretar las futuras cifras, las asociaciones de transportistas y de consumidores del Principado consideran que esos 9,1 millones de euros se quedarán cortos, aunque "toda rebaja es bienvenida", apunta el presidente de Cesintra. La patronal de del transporte asturiana calcula que el descuento sería de 11% y no del 20% que sí consideran "bastante interesante para el sector"."El momento para parar el peaje es ahora" afirma Daniel Ripa. ¿Qué sucede si prospera la denuncia de Podemos Asturias ante la Comisión Europea? "Estamos pidiendo a la gente que, a partir de este domingo, guarde todos los tickets del peaje", comenta el portavoz del partido en el Principado. "Puede haber un reembolso".
eldiario.es
Las mujeres migrantes y la violencia obstétrica en embarazo y aborto
Esta semana retomo los temas que he venido abordando las semanas anteriores y que están relacionados con la reforma a la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, para quienes tengan interés en leerlos dejo el enlace por aquí.En España es un asunto cotidiano la exclusión sanitaria a personas migrantes, eso no es un secreto, pues con mucha insistencia se ha venido denunciando desde los colectivos antirracistas y desde organizaciones como "Yo Sí Sanidad Universal" u ONG como Médicos del Mundo. Aunque en España la Sanidad es universal en términos formales, las personas migrantes viven en su propia piel que en términos materiales no funciona así. Así que me resulta urgente y necesario hablar de esto si queremos reflexionar sobre una garantía real de los derechos sexuales y reproductivos y la violencia obstétrica y hoy lo voy a hacer desde la experiencia personal de una mujer migrante embarazada que ha sufrido vulneración a sus derechos este mismo año y a quien acompañé en ese periplo de acceder a la asistencia sanitaria.Marcela [he cambiado su nombre para preservar su identidad] es una mujer colombiana que llegó a España solicitando asilo por el riesgo inminente que corría su vida y la de su familia. Ella era beneficiaria de un programa de acogida en la ONG en la que yo trabajaba y nos pidió ayuda porque había quedado embarazada y a pesar de ser solicitante de asilo, es decir, de que estaba en España legalmente pidiendo protección al Estado, en todo el año y medio que llevaba en él, nunca se le había atendido en un centro de salud. Esto era así porque ella –como miles de personas migrantes en España– no había conseguido empadronarse y sin el certificado del padrón no había manera de que le atendieran y daba igual si estaba embarazada. Sé que en este momento muchas personas estarán pensando, pero ¿cómo?  si desde el 2018 la Sanidad es universal sin excepciones ni limitaciones. Pues lo mismo pensé yo hasta que las compañeras de "Yo Sí Sanidad Universal" me lo explicaron: El RDL 7/2018 establece que sólo podrán recibir asistencia las personas que demuestren llevar más de 90 días residiendo en España, pues ese es el tiempo máximo en el que una persona con visado de turista puede permanecer en el país. Sin embargo, eso se ha utilizado para negar la asistencia sanitaria a las personas migrantes (regulares e irregulares) y a personas con situaciones de vida precarias; para quienes aportar un padrón es imposible. No me puedo detener en ello, pero aquí lo cuentan muy bien.El RDL 7/2018 también eliminó las excepciones de personas que siempre tendrían la atención garantizada como infancia y mujeres embarazadas. De modo que ahora de manera sistemática se les excluye con fundamento en las mismas exigencias burocráticas que a las demás, pasando por alto que son sujetos de especial protección por parte del derecho internacional de los derechos humanos. Marcela no fue la única, luego siguieron llegando más mujeres a las que no atendían por el mismo motivo o porque su tarjeta de solicitante de asilo estaba caducada y renovarla era imposible o porque no había citas. Es decir, por una falta atribuible a la Administración les negaban su derecho a la salud. Ellas no pudieron tener todos los monitoreos, ecografías, seguimientos y acompañamientos especializados que requerían en su embarazo y eso es violencia obstétrica, ¿la razón? Eran mujeres migrantes.Ahora bien, imaginen la misma exclusión sanitaria, pero para las mujeres que requieren abortar, imaginen vivir la zozobra y la angustia de no saber qué hacer, de no tener ninguna opción porque la Sanidad pública te rechaza, y porque no puedes pagar una clínica privada. Pero es que, además, las mujeres migrantes tienen el sistema judicial encima, las exclusiones hacen que sobrepasen los plazos cuando se ven obligadas a abortar por su propia cuenta, basta una búsqueda simple en internet para ver que muchas de las condenas judiciales por aborto en España –como en este caso– y que han recaído sobre mujeres migrantes a quienes el sistema sanitario les daba la espalda.No tener acceso a la Sanidad pública para hacer seguimiento al embarazo o para practicarse un aborto y además ser criminalizada por abortar sola, también es violencia obstétrica. La falta de acceso sanitario es determinante y también lo es que las mujeres reciban un trato respetuoso sin importar sin son mujeres racializadas, hablan o no español o si tienen o no dinero.  Para conseguir que Marcela tuviese atención sanitaria tuvimos que ir con argumentos jurídicos y reclamación administrativa en mano mi compañera trabajadora social y yo, al Centro de Salud para exigir sus derechos. No puede ser que la atención en salud a las personas migrantes se termine convirtiendo en un asunto de litigio. La ley de salud sexual y reproductiva tiene que contar con las realidades de las mujeres migrantes, las racializadas, las pobres, las excluidas de siempre; si estamos hablando de incorporar criterios de justicia e igualdad a las políticas públicas, en eso tampoco hay opción.Colofón: Quiero agradecer especialmente en esta columna a las compañeras de "Yo Sí Sanidad Universal" que llegaron a acompañarme y enseñarme cuando estaba buscando ayuda para ayudar a otras, a Marta P. muy especialmente. A Cristina de Médicos del Mundo por ser apoyo y orientación cuando le pedí ayuda. A Ana, mi amiga trabajadora social que me acompañó a pelear por otras en los Centros de Salud y a Tania, mi amiga y "manager" por pensarse conmigo un mundo más justo para las mujeres migrantes y recordarme la necesidad de hablar de esto.
eldiario.es
Lo que vino después de la historia de 'Unorthodox' es un viaje al corazón del Holocausto
Deborah Feldman tiene 35 años, pero parece mayor. No se trata de su físico, sino de una gravedad esencial en su lenguaje corporal y en la seriedad con que escucha y habla. Se ríe cuando se lo digo. "Tengo poco en común con la gente de mi edad. Casi todos mis amigos tienen 10 o 20 años más que yo. Me criaron personas mayores, supervivientes del Holocausto, y siempre he sentido que pertenezco a otra época".En cierto sentido, Feldman se crio en otra época. Pasó los primeros 23 años de su vida en una comunidad judía ultraortodoxa (los satmar, un grupo jasídico), en el barrio de Williamsbourg (Nueva York), con unas estrictas reglas –especialmente para las mujeres– que gobernaban cada aspecto de su vida.En 2009, con un hijo de tres años y muy pocos conocimientos sobre el mundo real, huyó de aquella vida. Lo contó en un libro, Unorthodox (Lumen), que en 2020 adquirió formato de serie y triunfó en Netflix durante unos meses, los del confinamiento, en los que la audiencia entendía su necesidad de huir. Ahora, acaba de publicar la continuación de aquella historia, Exodus (Lumen).Unorthodox tenía, en su momento, un objetivo muy específico: conseguir la suficiente atención mediática para que los abogados de la comunidad jasídica renunciaran a quitarle la custodia de su hijo. Funcionó, así que, ¿por qué publicar una segunda parte? "La editorial que compró Unorthodox quiso inmediatamente una secuela. Y mi editora tenía una idea muy concreta sobre lo que yo debía escribir: una historia de sexo, drogas y rock and roll, de la chica mala en la que me iba a convertir". Feldman se recoloca sus grandes gafas redondas y sonríe. "Yo no sabía ni quién era en aquel momento, y mucho menos la vida que iba a llevar. Y te aseguro que para contar una historia de sexo y drogas hay candidatos mejores". Lo intentó, de todas formas, y publicó un texto que detestaba. Años después, cuando ya vivía en Berlín, su editor alemán quiso traducir Exodus y ante su negativa ("ese libro es la razón por la que ya no quiero ser escritora", le dijo), le propuso reescribirlo.A aquellas alturas Feldman sabía perfectamente lo que quería contar o, mejor dicho, lo que quería investigar: "Qué significa la identidad, y qué significa ser judía, cómo te reconstruyes de la nada, cómo aprendes, a través de los traumas de otras personas, a superar tus propios traumas. Ninguna es una pregunta que tenga mucho que ver con sexo, drogas y rock and roll. Pero cada libro encuentra sus lectores. Y me basta con saber que el mío puede llegar a la gente adecuada, y que tal vez les inspire a emprender sus propios viajes".Porque Exodus es la historia de un viaje, tanto mental como físico: el que hizo Deborah, en busca de su historia y su identidad, a través de Europa. "En la identidad estadounidense no había un lugar para mí. Tampoco podía volver a mi antigua identidad. Estaba en tierra de nadie y sentí que si volvía al lugar del que procedía mi comunidad, si descubría quiénes eran mis abuelos antes de unirse a los satmar, y cómo eran los judíos europeos antes de la guerra, antes de ese gran trauma… averiguaría si había un lugar más grande en la identidad judía, con espacio para alguien como yo".Aunque su conexión con Europa fue inmediata ("todo me habla aquí", dice), pronto comprobó que su legado judío era menor de lo que esperaba. "Los judíos se conciben como exiliados, y toda su historia en Europa consiste en esperar a que les salve el mesías y, mientras tanto, aceptar la opresión como un castigo por la destrucción del templo. Así que entiendo por qué dejaron tan poca huella. Pero formábamos parte de la cultura europea y se las arreglaron para borrarnos. Mi frustración fue una experiencia emocional, no racional".En Córdoba, aquella frustración alcanzó el grado de indignación: no podía entender por qué no había más testimonios de la cultura judía en la ciudad de Maimónides. Irritada, compró un colgante con una estrella de David, con la idea de identificarse públicamente. Ya no la lleva. "Hoy, la estrella es, sobre todo, el símbolo de la bandera de Israel –explica–, y mi opinión sobre ese país es muy personal: en occidente, aún se entiende como una nación democrática y laica, pero está avanzando hacia una teocracia y, en cierto sentido, hacia una visión bíblica de la tierra de Israel; con todo lo que eso implica de alejamiento de los valores democráticos y los derechos humanos. Y, en fin, por eso dejé de llevar la estrella".Otra experiencia emocional que con el tiempo ha hecho racional es la negación del sentimiento antisemita en Europa, especialmente entre húngaros y alemanes. "Resulta difícil comprender las implicaciones de la discriminación racial hacia un grupo que se percibe como un recuerdo. Otras formas de racismo, contra los musulmanes, por ejemplo, resultan concretas, están pasando. Entiendo que tengan prioridad. La comunidad judía en Europa es tan pequeña que el antisemitismo es algo abstracto, teórico". Paradójicamente, todo esto tuvo mucho que ver con que Deborah se mudara a Berlín, el corazón del Holocausto: en la capital alemana, los judíos no se sienten olvidados. "Y no soy la única –afirma–. A Berlín llegan judíos de todo el mundo, que se sienten oprimidos en sus lugares de origen y que buscan allí su propia redefinición de la identidad judía. Berlín siempre ha ofrecido a las personas esa libertad de las convenciones". Y allí, Deborah ha encontrado la identidad que buscaba. "Y probablemente es una identidad en la que solo encajo yo –reconoce–. Pero la gran trampa de la identidad es que consiste, en gran parte, en atribución externa: son otras personas quienes nos dicen lo que somos. Ahora, solo necesito mi propio reconocimiento. Eso me hace sentirme empoderada. Pero claro, ha sido un proceso".Un proceso en el que se ha esforzado por entender a otros tipos de judíos (sefardíes, asquenazíes, jóvenes criados en Israel, judíos laicos…) e incluso a los descendientes de los torturadores de sus abuelos. Su relación sentimental con Markus, un alemán descendiente de nazis, es tal vez el pasaje más conflictivo de su libro. "Es un capítulo perturbador y provocó sentimientos complicados a muchos lectores. Para mí también fue inquietante, pero me sentí obligada a hacerlo. Llámalo terapia de exposición, o afrontar tus miedos para liberarte de ellos; intentaba enfrentarme a los prejuicios que mi comunidad me había transmitido. Porque si yo no puedo entender a otras personas como individuos, separándolos de la comunidad de la que proceden, entonces tampoco puedo pedir que me entiendan como individuo. Fue un esfuerzo para liberarme de ciertas ideas colectivas".El sexo, incluso cuando no incluía ese elemento de transgresión cultural, fue otro viaje difícil para Feldman, educada en la completa ignorancia de su sexualidad y casada a los 17 años en un matrimonio concertado que se caracterizó por sus relaciones íntimas dolorosas. "Durante 10 años, el progreso fue muy lento. Pero tuve la suerte de cruzarme con hombres muy amables. Me di tiempo, no me puse expectativas imposibles y acabé llegando a un lugar donde puedo dejarme llevar, confiar, intimar. Y eso es mucho, sin duda. Me costó mucho trabajo llegar hasta ahí. Pero fue un trabajo agradable", ríe. "Y, a fin de cuentas, tampoco creo que sea tan diferente a la experiencia de otras mujeres. Creo que la idea que nos da la sociedad sobre la sexualidad femenina es errónea, en general. Y que cada mujer tiene que ir decidiendo cómo resolverla por su cuenta. La libertad definitiva como mujer es rechazar cualquier idea impuesta sobre la sexualidad y expresar tu verdadera sexualidad interior. Creo que esta es una lucha en la que estamos todas".Aun así, reconoce que la exclusión del placer como algo pecaminoso es un problema específico de las comunidades religiosas. "En yiddish, "epicúreo" y "herético" son la misma palabra. En mi comunidad existía un miedo al placer individual, a disfrutar demasiado de la vida, que tenía mucho que ver con el síndrome del superviviente que sufrían tras la Segunda Guerra Mundial. Mis abuelos creían que si eran demasiado felices, Satán vendría y nos lo arrebataría todo de nuevo; si sufrían, Dios no les mandaría más sufrimientos. No era solo algo religioso, sino una idea exagerada por el trauma, que convertía cualquier satisfacción individual en algo amenazador".Su exmarido, Eli, abandonó también la vida jasídica, se volvió a casar y tuvo dos hijos más. ¿Cree que su "deserción" fue más fácil que la de ella? Feldman se muestra prudente. "No sé todo sobre su experiencia ni soy la persona adecuada para juzgarla. Sé que tuvo sus propias dificultades, especialmente con su familia, y, como le conozco, sé que sufrió. Pero probablemente hubo cosas que le resultaron más fáciles. No era padre soltero, no tenía que preocuparse por el dinero… Sí, en términos prácticos –no emocionalmente– es más fácil para los hombres. Hay más hombres que mujeres entre los que dejan las comunidades". Hace unos años, Eli le escribió una carta agradeciéndole lo que había hecho por el hijo de ambos y por él. Tienen una relación afable y, de hecho, fue él quien le sugirió que se mudara a Berlín con su hijo, sabiendo que era lo que ella quería. ¿Fue el único de su antigua comunidad que se puso en contacto con ella tras abandonarla? "Oh, no –dice con pasión–. Recibí muchísimos mensajes. Parientes que me insultaban, que me amenazaban, me pedían que me suicidara, me decían que tenían mi tumba preparada y que estaban deseando bailar sobre ella. Y también mails de algunas personas que querían abandonar la comunidad o que ya lo habían hecho. Pero hubo mucho más odio que apoyo. Ya no. Desde que me mudé a Berlín, he dejado de existir para ellos". ¿También para su abuela, tan importante para ella que rastreó toda su biografía a lo largo y ancho de Europa? Ante esta pregunta, la rabia de Feldman se convierte en tristeza. "Cuando yo dejé la comunidad, ella sufría demencia senil. Ya no me reconocía. Fue muy triste, pero también un alivio".Su abuela fue la única figura materna de su niñez. Su madre había abandonado la comunidad cuando ella era pequeña, huyendo de un marido alcohólico y enfermo mental. Pero, cuando Deborah se puso en contacto con su madre, tras dejar a los satmar, no encontró la acogida que esperaba. No parece guardarle rencor. "Sé por lo que tuvo que pasar, y fue mucho peor que lo que pasé yo", dice. Pero ¿no se sentía con derecho a pedirle ayuda, a esperar de ella cierta protección maternal? "No pensaba en esos términos. En un mundo donde las mujeres están tan impotentes, tampoco se sienten con derecho a exigirse nada entre ellas. No juzgo a mi madre, ni le reclamo nada. Pero, al mismo tiempo, tampoco le debo nada. Tenemos una relación difícil y superficial. Pero ha habido tantas fuerzas externas que han provocado esto que… Bueno, hay cosas peores en la vida". El yin de este yang es su propio hijo, Yitzi, la principal razón por la que abandonó a los jasídicos y que consiguió mantener a su lado contra viento y marea. ¿Cuánto sabe él de…? "Lo sabe todo –interrumpe–. Hizo todas las preguntas del mundo, las contesté y pasó a otra cosa. Sabe de dónde venimos su padre y yo y me apoya mucho, pero no se identifica conmigo. Eso me hace muy feliz, porque cada vez que tomaba una decisión me aterraba pensar cómo le iba a afectar".Cuando escribió Unorthodox, Feldman no redactó un final feliz. No sabía si la felicidad iba a suceder. Ahora lleva siete años viviendo en Berlín, su hijo es un adolescente sano y está terminando su primera novela en alemán (idioma que aprendió a partir del yiddish de su infancia). ¿Se siente feliz, al fin? Feldman no duda. "Sí, me siento feliz. Me siento muy feliz, todo el tiempo. Me siento feliz al despertarme por las mañanas, me alegro de estar viva, tanto que a veces me siento abrumada –cierra los ojos, sonríe–. Soy la hostia de feliz".
eldiario.es
¿Socialdemocracia como respuesta?
La celebración del último Congreso del PSOE coincide con un renacimiento de las opciones socialdemócratas en toda Europa, a caballo de la resignificación del papel del Estado y de la iniciativa pública en pleno proceso de salida del COVID. Si uno observa esta resurrección desde la comodidad de las apariencias, se podría llegar a pensar que pese que todo ha cambiado, la oferta socialdemócrata tradicional sigue siendo tan atractiva y eficaz como lo fue en los "gloriosos años treinta". De alguna manera lo ratificó Felipe González en su discurso, citando a Willy Brandt y aquello de "la virtualidad de la socialdemocracia es que siempre tiene nuevos comienzos". Oyendo a los líderes presentes y pasados del Partido Socialista, es innegable que el papel del partido en estos más de cuarenta años de democracia ha sido muy relevante en la gobernabilidad del país y que, gracias a su capacidad de adaptación, lo sigue siendo. Lo que Enric Juliana califica adecuadamente como "plasticidad", puede también describirse como la capacidad de seguir vinculados al poder en la forma que sea. Ya que, como recordaban hace años Andreotti y aquí el mismísimo Alfonso Guerra, lo que desgasta es la oposición, no el gobierno. Nadie discute que la legitimación de la acción pública institucional ha salido reforzada tras la crisis pandémica. A ello ha contribuido la amarga lección aprendida en la crisis del 2008, al aplicar a rajatabla los principios neoliberales de restricción del gasto público y la priorización absoluta del pago de la deuda. Lo que genera más dudas es si la vieja fórmula de combinar economía libre de mercado con mecanismos redistributivos convencionales, puede seguir funcionando de manera virtuosa, cuando al problema de una desigualdad que crece a escala global, se añaden temas tan de fondo como la concentración de poder económico en cada vez menos manos, las amenazas de la emergencia climática que obliga a repensar las relaciones entre sociedad y naturaleza, o las dudas sobre los impactos de fondo de la revolución digital en el mundo del trabajo con la inusitada pérdida de derechos laborales. La creciente acumulación de poder del complejo GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple, Microsoft) y de los enormes Fondos de Inversión como BlackRock o Vanguard, que entre los dos manejan cerca de 15 billones de euros en activos y que condicionan de alguna manera u otra toda la economía del mundo occidental, ha hecho saltar todas las alertas. No es extraño que en Estados Unidos se insista en leyes antimonopolio y que incluso, desde el sector "progresista" del Partido Demócrata aumente la tensión con relación al funcionamiento del capitalismo contemporáneo y se reivindique como imprescindible el papel de los sindicatos para organizar el trabajo. Los interrogantes y sombras que tales reflexiones proyecta sobre el futuro de la democracia son muy importantes. La gente vive con desasosiego esa creciente vulnerabilidad. No son pocos los que no acaban de ver como relacionarse con un contexto crecientemente segmentado, en una explosión de diversidad sin precedentes, y probablemente no acaban de ver una capacidad de respuesta suficientemente creíble desde el poder constituido. Se percibe una sensación de fatiga democrática que no es para nada irrelevante. La necesidad de protección aumenta y lo más complicado es que, a diferencia de lo que ocurría en el periodo de oro de las políticas socialdemócratas (1945-1975), esa necesidad de protección no es socialmente homogénea, ya que, en una sociedad cada vez más diversificada, muestra cada vez perfiles más específicos y diferenciados. Perfiles que buscan respuestas asimismo concretas y personalizadas.Aumenta la desconfianza de la gente frente a instituciones revestidas de arrogancia tecnocrática o de populismo simplificador. Crecen las emociones. Las sensaciones de humillación, de resentimiento, de indignación, de amargura o de rabia. Que necesitan proyectarse y que encuentran muchas veces en unas instituciones lejanas y en unos políticos percibidos como insensibles. Dianas en las que proyectar y lanzar ansiedades y desconfianzas. No se trata pues tan solo de pensar e implementar políticas adecuadas que permitan redistribuir beneficios, sino también de ser capaz de entender que lo que también se está discutiendo es cómo entendemos la vida. O, dicho de otra manera, si el capital y la lógica mercantil seguirán teniendo las manos libres para meterse en todos los rincones de nuestra existencia vital. La política democrática ha de recuperar capacidad de protección y ha de hacerlo de manera no jerárquica ni patriarcal. Deberíamos ser capaces de recuperar salidas colectivas a las emociones individuales sin posibilidad de conexión. Vivir en igualdad, no significa ser homogéneamente iguales, ni excavar sin cesar en los que nos diferencia. Implica aceptar ese vivir entre semejantes, querer vivir en igualdad reivindicando mi ser distinto y aceptando el de los demás. Y en ese punto es dónde aparecen los posibles límites de la tradición socialdemócrata. Cuando Pedro Sánchez dice que "los que antes nos criticaban por ser socialdemócratas, ahora nos reprochan no serlo lo bastante", diría que no es un problema solo de intensidad, es también de objetivos, de problemas a resolver y de la manera de abordarlos. Volviendo al título de este artículo, si la respuesta sigue siendo la socialdemocracia, ¿cuáles son las preguntas?
eldiario.es
La Comunidad de Madrid autoriza la caza de pájaros cantores por la que Europa expedientó a España
La Comunidad de Madrid ha autorizado recientemente la caza de pájaros cantores como jilgueros o verderones, una práctica que motivó un expediente de sanción europeo contra España suspendido en 2019 al paralizarse los permisos en todas las comunidades autónomas.Esta nueva autorización "excepcional complementaria" contempla que estos cazadores, llamados silvestristas, se queden con ejemplares macho de jilguero, pardillo o verderón común "para la reposición de cimbeles y reclamos", según el documento que ha podido ver elDiario.es. El silvestrismo, en origen, es una modalidad cinegética que apresa pájaros por cómo cantan. Tradicionalmente, estos pájaros han sido utilizados para entrenar a otros ejemplares en sus trinos y participar en concursos de canto que todavía funcionan. Esto derivó en la captura de cientos de miles de estas especies durante años y la reprimenda oficial de la UE por contravenir la normativa de protección de aves. El permiso actual de la Consejería de Medio Ambiente está inscrito, según aparece en el documento firmado el pasado 22 de septiembre, "dentro del programa de seguimiento de las poblaciones de fringílidos", denominado Sefricam. Este programa fue autorizado –y subvencionado– por la Comunidad de Madrid a la Federación Madrileña de Caza en 2018, pero ahora el Ejecutivo madrileño le añade un paraguas legal para quedarse con pajaritos para la "cría en cautividad" no contemplada anteriormente, según ha contestado a elDiario.es.Con todo, lo que especifica la autorización es que podrán apoderarse de algunas aves para actuar como reclamo para atraer más pájaros: "Para la reposición de cimbeles y reclamos", describe el documento. Pero Medio Ambiente justifica su decisión a elDiario.es con que "no existe otro medio alternativo para nutrir de suficientes ejemplares vivos a los voluntarios que participan en el proyecto de cría, por lo que se necesita acudir a las capturas". Es decir, afirma que permite cazar esos ejemplares para producir más.Sin embargo, la revisión de la memoria técnica del proyecto solo indica como objetivos "la obtención de un censo (...) y su distribución a nivel regional", el "estudio de las distribuciones de población", "dar a conocer los valores del medio natural, su uso público sostenible y la compatibilidad con las actividades deportivas", realizar "actividades de formación" y "documentar el proyecto". Ningún punto sobre cría. El propio director del proyecto Sefricam, Pablo Luis López Espí, repetía esos objetivos durante una comparecencia en el parlamento regional de la Asamblea de Madrid en abril de 2019: "Censo poblacional de fringílidos" y "las distribuciones poblacionales con los distintos hábitats de la Comunidad". López Espí fue nombrado en noviembre de 2018 delegado provisional de Silvestrismo de la Federación Madrileña de Caza. Esta organización no ha contestado a las preguntas de elDiario.es.El Gobierno autonómico insiste ahora en que "desde 2017 no han podido capturar ningún ejemplar. Por lo tanto, y para mantener la viabilidad científica del proyecto, se ha visto la necesidad de capturar y retener excepcionalmente algunos ejemplares para reponer las pérdidas naturales de estas aves entre los voluntarios que participan en el proyecto".Durante años, a pesar de que la ley europea prohíbe la caza de ejemplares silvestres, cada temporada las comunidades autónomas autorizaban la captura de decenas de miles de fringílidos es decir, pájaros cantores: entre 2013 y 2015 los cupos sumaron 900.000 ejemplares. La normativa indicaba que solo podían apresarse pájaros "durante el mínimo tiempo posible hasta alcanzar un sistema de cría en cautividad viable" o "evitar efectos negativos de la endogamia" cuando se esté realizando la cría en cautividad.Lo que sospechó la Comisión Europea es que las autorizaciones excepcionales encubrían capturas masivas de pájaros y, por lo tanto, era un permiso para el silvestrismo. Ante este panorama, Bruselas abrió un expediente de sanción contra España cuyo último aviso se firmó el 17 de mayo de 2018. En julio de 2019, finalmente, el Ministerio de Transición Ecológica pudo confirmar a Bruselas que se habían acabado las "autorizaciones excepcionales de captura en el medio natural de aves fringílidas". Se paralizó el expediente, aunque las autoridades comunitarias recordaron que, si se reactivaban los permisos, podrían retomar el expediente sancionador.Desde que en la Comunidad de Madrid se puso en marcha este proyecto Sefricam, los agentes forestales han tenido que abrir expedientes al inspeccionar grupos que participaban en el programa de seguimiento por intentar quedarse con alguna hembra o algún macho cantor, según cuentan fuentes del cuerpo. Para la temporada actual, que comenzó el primer fin de semana de octubre, llegó a los agentes esta nueva autorización que cubriría estos apresamientos.En el Gobierno autonómico desligan su autorización del silvestrismo que llevó a España al borde de la sanción europea: "Sefricam tiene carácter científico. Los ejemplares que se retengan lo serán solo a los efectos de este estudio, y no tendrán la posibilidad de participar en los concursos de canto objeto del silvestrismo, por lo que no cabe plantear relación con el procedimiento de la Comisión Europea", justifican. La Consejería de Medio Ambiente permite así, a petición de la Federación Madrileña de Caza, "la retención en vivo" de algunos de los ejemplares que apresan los silvestristas en el proyecto de "seguimiento de poblaciones de fringílidos". Es decir, da luz verde a enjaular y quedarse un cupo entre los pájaros que, en principio, cogen para identificar, medir, pesar, anillar y, en teoría, soltar de nuevo.Al evaluar el ejercicio 2019, López Espí relataba de nuevo para qué está diseñado el Sefricam y destacaba la "información valiosísima, que no se había obtenido hasta ahora, tanto de las poblaciones y del estado de los hábitats como a qué zonas podemos asociar la abundancia o carestía de estas aves". Y luego también afirmaba que "ponemos en valor la herencia cultural que supone el silvestrismo, que es la técnica que estamos practicando para obtener los datos científicos, y para fomentar y denunciar la necesidad de su conservación".
eldiario.es
El joven que pasaba los veranos en un pueblo asturiano y ahora combate en la guerra saharaui: "Solo quiero una vida normal"
Un ligero acento gallego o cierto deje extremeño suenan en la árida superficie del desierto del Sáhara Occidental. Entre las dunas donde se resguardan del fuego enemigo y los destartalados lanzacohetes preparados para alcanzar objetivos marroquíes, no es difícil escuchar a jóvenes soldados saharauis hablar en un correcto español. Su manejo del castellano y el cariño con el que describen algunos pueblos y ciudades españoles recuerdan que muchos de estos jóvenes soldados desplegados en los alrededores del muro marroquí son los mismos niños saharauis a los que cientos de familias españolas han abierto sus casas en verano desde hace más de cuatro décadas para ayudarles a escapar por unos meses del asfixiante calor de la hamada argelina.Sentado en el suelo frente a una pequeña tienda de baldas casi vacías, Anna Bashir toma el té que su amigo prepara con la misma paciencia que ha marcado la historia del pueblo saharaui. Después de combatir como voluntario durante un mes en la región militar número cuatro, el joven, de 22 años, aprovecha sus meses de "descanso" para ganar algo de dinero con el que ayudar a su padre, un militar recién jubilado, tras la reciente muerte de su madre. El joven pasó seis veranos en Asturias, en el marco del histórico programa Vacaciones en Paz, que busca dar un respiro de la vida del desierto a los niños saharauis. De todas las veces que viajó a España a través de este proyecto, cinco las pasó con la misma familia de un pequeño pueblo próximo a Gijón, de solo un centenar de habitantes. A su móvil llegan los mensajes de preocupación de su familia asturiana de acogida: "Siempre me llaman preguntándome cómo estoy, si estoy en la guerra o no". En ese pequeño pueblo, logró desconectar de su vida diaria en la hamada argelina y conocer otra realidad muy diferente a la suya.De niño, en el campamento de refugiados de Bojador, Anna Bashir apenas se hacía preguntas sobre el lugar donde vivía. No se planteaba por qué su casa estaba levantada en el desierto argelino, la razón por la que comía gracias a la ayuda internacional o por qué escuchaba tanto la palabra "guerra". No conocía otra cosa. Esta era su vida. Esta era su normalidad. En el mercado del pequeño pueblo asturiano de Monte Moris, de un centenar de habitantes, Anna solía pararse a observar las escopetas o pistolas de juguete. El saharaui había crecido con las historias bélicas relatadas por padre y su abuelo, ambos combatientes en la contienda saharaui contra Marruecos, extendida desde 1975 hasta 1991. Su familia asturiana de acogida le decía que la guerra no era buena pero, en el lugar de donde provenía, la guerra era entendida como una de las pocas llaves para volver a casa. Pequeñas situaciones como estas hacían sentir diferente al pequeño saharaui. Annas no entendía nada, hasta que las preguntas empezaron a aparecer. "De niño no sabes lo que está pasando. Crees que esto es tu país, no sabes nada. Luego empiezas, cuando creces, a ver las dificultades. La vida se pone dura y empiezas a pensar 'qué es esto'", dice el saharaui, frente a una pequeña frutería con las estanterías vacías, construida con adobe en una superficie árida. "Empiezas a preguntarte qué es eso que se te dice de que esta no es tu tierra. Entiendes que eres un refugiado". Esa vida del desierto no era la vida que le correspondía, pero él no conoce el que dicen que es su verdadero lugar: el Sáhara Occidental, ocupado por Marruecos desde 1975- tras el abandono de España de su excolonia, a través de unos acuerdos considerados ilegales por la ONU. "Tienes una tierra y empiezas a conocer cuáles son las soluciones para estar en esa tierra. Qué es lo mejor para ti y para tu patria. Empiezas a aprender que estás en manos de Marruecos. Cuando empiezas a vivir la vida, ves las diferencias". Mientras el sol esconde sus últimos rayos, el joven saharaui encadena reflexiones acumuladas en esos años de "despertar". Las arroja una tras otra, como si hubiesen sido bloqueadas durante demasiado tiempo:  "¿Por qué no estudias bien como todos los jóvenes? ¿por qué no te alimentas bien? Se te empiezan a meter muchas cosas en la cabeza. Se empiezan a poner las cosas difíciles. Buscas cuál es el gran problema. Por qué estás teniendo esta vida". Vomita pensamientos sin sacrificar el tono pausado que parece acompasar al ritual del té en el que su compañero se esmera en silencio durante la caída del sol. Ese desarraigo enraizado en los jóvenes saharauis, descrito al detalle por Annas, ha marcado la historia reciente del Sáhara Occidental. Desde hace casi una década, la mayoría de los jóvenes saharauis -quienes han nacido y crecido en medio del desierto con la esperanza de regresar a una tierra que nunca han pisado-, pedían al Frente Polisario retomar las armas ante el estancamiento del conflicto saharaui durante casi 30 años. Tras la firma del alto el fuego en 1991, se inició la vía diplomática, bajo el auspicio de Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO). Como su nombre indica, su objetivo era la organización de una consulta de autodeterminación que no llega. Los jóvenes pedían un cambio ante un statu quo que, a su juicio, solo beneficiaba a Marruecos. El Frente Polisario pidió durante años paciencia a sus jóvenes, hasta la llegada al poder de Brahim Gali. En noviembre de 1991, una protesta de refugiados saharauis en el paso de Guerguerat -importante punto para el transporte de mercancías internacional que conecta Marruecos con Mauritania- tensó la cuerda con las autoridades marroquíes. El Reino alauí dio la orden a sus militares de intervenir y disolver la protesta, una decisión que el Frente Polisario interpretó como la ruptura del alto el fuego y, el 13 de noviembre, llamó a su población a una guerra que su enemigo niega. La noche anterior al anuncio del regreso a las armas, Annas pasó horas hablando de la protesta de Guerguerat con sus amigos. "Una semana antes, cuando empezó la protesta, pensaba que no iba a cambiar nada, pero esa noche casi no pude dormir, dándole al coco", recuerda el joven saharaui. Al despertar, abrió Facebook y entendió que iba en serio. Gali se preparaba para dar por roto el acuerdo de paz con Marruecos. "Fuimos todos a Rabuni -la capital administrativa de los campamentos de refugiados saharauis- porque decían que iban a anunciar que la guerra volvía. La gente ofrecía hasta sus coches para que se utilizasen en la contienda. Fue un día muy feliz", recuerda. Si el tendero no había cursado antes los estudios militares es porque, en tiempos de paz, lo interpretaba como una pérdida de tiempo. Cuando llegó el anuncio oficial, cuando sus deseos se hicieron realidad, no tardó en presentarse voluntario. Después de estudiar durante tres meses en las escuelas militares, llegó el momento de prestar su servicio en el frente el pasado mes de febrero. "El miedo siempre está conmigo. Amigos míos han resultado heridos y siento miedo. Pero, desde la escuela, los saharauis queremos volver a las armas y nada más", explica Annas. El veinteañero no pudo estudiar en Argel, como lo hicieron sus hermanas y la mayoría de adolescentes saharauis que pueden continuar sus estudios, debido a la falta de institutos en los campamentos de Tinduf. Annas decidió quedarse en casa, trabajando en distintas tiendas, para ayudar a su familia. "Aquí no puedo tener una vida normal. Aquí vives solo como un refugiado", repite el joven saharaui, de camiseta negra y gafas de pasta. ¿Qué es una vida normal para él? "Una vida tranquila. Tenerlo todo en mi casa. Ducharme, cambiarme y tener todo en su sitio... No necesitar pedir nada a nadie".
eldiario.es
La procacidad y la lascivia que la Iglesia no censura en el arte sacro
Durante siglos, la Iglesia Católica fue el principal mecenas de las artes. Gracias a ella, y para su esplendor, muchos artistas se consagraron con pasión, al menos aparentemente, a dar gloria a las Santas Escrituras a través de su representación en cuadros, esculturas y diferentes construcciones arquitectónicas. Sin embargo, no debemos olvidar que, hecha la ley, hecha la trampa. Los gestos de los protagonistas de Ateo de C. Tangana y Nathy Peluso pueden encontrarse en la propia iconografía de la Catedral de Toledo y es que el artista no ha creado ningún gesto nuevo; más bien, continúa la estela de una larga tradición de personas que fueron capaces de usar a la Santa Madre para contar lo que querían contar. Catedrales, capiteles, misericordias, lienzos, esculturas, murales y frescos albergan material suficiente para convertir el videoclip de la discordia en un juego de niños.Por proximidad con la reciente polémica, el primero a destacar es El Greco. La obra del llamado pintor de lo religioso merece toda la atención al tratarse de un autor cristiano patrocinado por las élites eclesiales cultas de la Archidiócesis de Toledo al servicio de la Contrarreforma en el siglo XVI. Su pintura ha sido objeto de numerosos estudios, algunos de ellos marcados por la extravagancia como el de Fernando Arrabal, en la que se han llegado a ver innumerables penes y vulvas diseminados por algunos de sus lienzos más emblemáticos. En La Sagrada Familia con Magdalena, el pequeño Jesús parece sostener una pera con forma de pene en su mano y en Sagrada Familia con Santa Ana, los genitales del bebé parecen castrados, según se ha analizado en una investigación de la Universidad de Castilla La Mancha. Estudiosos de la obra del cretense como Somerset Maugham o Cocteau han señalado que gran parte de su producción tiene una vertiente homoerótica que se vislumbra, por ejemplo, en la forma en la que El Greco deja caer a menudo el paño que cubre los genitales de Cristo o de algún santo o mártir. Siempre ladea el paño transparente por debajo de la cadera, formando una especie de triángulo marcadamente erótico que acentúa el pubis. Esto sucede en su cuadro El martirio de San Sebastián, expuesto en un lugar tan preeminente como es otra catedral, la de Palencia. Y también en sus obras Crucifixión o en La Santísima Trinidad. Miguel Ángel es otro de los casos paradigmáticos. Uno de sus grandes benefactores, el Papá Clemente VII, le encargó la obra más importante del programa iconográfico de la Iglesia Católica: la Capilla Sixtina. La historiadora Elena Lazzarini señalaba en Desnudo, Arte y decoro (2011) que sus frecuentes visitas a prostíbulos y saunas, y los encuentros sexuales que presenciaba allí, inspiraron gran parte de los frescos de El Juicio final. Prácticas a las que algunas instituciones de la Iglesia siguen sin dar su bendición, pueden verse en los muros del Vaticano. Los cuerpos viriles se enroscan unos con otros en una orgía de dimensiones desconocidas. Miguel Ángel sintió predilección por la escultura y por su poder para dar forma en tres dimensiones. Eso se traduce en que los cuerpos esculpidos por él, desde aquel primer Bacco, fueron sensuales, trabajados y a menudo andróginos. Su gran ruptura (para parte de la Iglesia, con Paulo III a la cabeza, que no aceptaba la representación explícita de los genitales y por eso algunos fueron tapados o borrados) fue la representación que hizo de Cristo en el Juicio Final: sin barba, rubio, musculoso y viril y lanzando una mirada intensa a San Bartolomé, que tomó prestado el rostro del amante de Miguel Ángel en aquella época, Tommaso dei Cavalieri.Entre todas las obras del gran artista destaca por ambigua la de El esclavo moribundo, una obra concebida para formar parte de la tumba funeraria de Julio II y que es todo sensualidad. El contrapposto, la mano sobre la cabeza, el cuerpo arqueado, la ropa a medio subir sobre el pecho. El esclavo está muriendo, pero su gesto facial y el lenguaje corporal nos transmiten algo más. Es esa ambigüedad propia de la iconografía religiosa en las escenas con figuras dando su último aliento o alcanzando el éxtasis. Sus gestos de dolor parecen transmutarse en algo más en El éxtasis de Santa Teresa de Bernini (en el interior de la iglesia de Santa María de la Victoria, en Roma), en San Serapio de Zurbarán, o en casi todas las representaciones hechas del martirio de San Sebastián, como en la de Guido Reni. Todas parecen hacer dialogar el dolor con el placer.Lo cierto es que los cuerpos monumentales y desnudos de los pintores y escultores del Renacimiento, no gustaron a la curia y a menudo fueron censurados. Es muy conocido el caso de Biagio de Cesana, totalmente escandalizado por la impudencia de los frescos de la Capilla Sixtina del Palacio del Vaticano. Cesana convenció a Paulo III de que pintara velos para cubrir los genitales de las figuras. Miguel Ángel se vengó dibujando a Cesana en el infierno como un condenado con orejas de burro y una serpiente enroscada a su cuerpo.Pero sin duda uno de los que más escandalizó a la Iglesia fue Caravaggio. Los cuerpos que pinta no tienen la voluptuosidad y erotismo de la que hacen gala las figuras de Rubens en el lienzo Sansón y Dalila. Caravaggio, en cambio, puso a la Virgen moribunda el rostro de una prostituta y a menudo los santos que le encargaron pintar llevaron el rostro de los más humildes, pendencieros y borrachos. La muerte de la Virgen fue un encargo de un abogado papal que rechazó quedarse con la obra cuando vio que el rostro de la virgen moribunda había sido representado de manera realista: amoratado e hinchado. Caravaggio se esforzó por dar realismo a los rostros y cuerpos de las figuras. Tanto en el célebre cuadro de La vocación de San Mateo, expuesto en la Capilla Contarelli de la iglesia San Luis de los Franceses en Roma como en La crucifixión de San Pedro en la iglesia Santa Maria del Popolo, también en Roma, las figuras bíblicas son representadas con realismo. Algo que a la Iglesia no acababa de gustarle demasiado. Ese mezclar a los santos con el común, ese bajar al barro a las figuras. Es interesante la representación de San Pedro: un simple hombre común y a su lado, su verdugo, con los pies sucios en primer plano. No sería la única vez que Caravaggio consiguiera imponer su criterio en un encargo. En La conversión de Pablo, logró romper con la clásica representación de la escena al gusto de la Iglesia, otorgándole casi todo el protagonismo al caballo que ocupa la parte central del lienzo. Mientras San Pablo, figura fundamental para la Iglesia Católica yace en el suelo. Caravaggio además nos enseñó que el cuerpo de Cristo es sobre todo cuerpo carnal en el que se puede entrar, como en la sugerente escena que recreó en La incredulidad de Santo Tomás. Hay en los cuadros del pintor un subtexto que el historiador Graham L. Hammill ha identificado en su libro Sexuality and Form: Caravaggio, Marlowe, and Bacon, explicando que en algunos lienzos de Merisi el sexo está a punto de suceder, esto sería así en El sacrificio de Isaac o en Siete obras de misericordia. En este último, expuesto en la iglesia Pio Monte della Misericordia de Napoles, una mujer se sujeta un pecho que acerca a una ventana enrejada en la que asoma una cabeza barbuda que la lame.A lo largo de toda la historia del arte, en cuadros dedicados con extremada delicadeza a recrear motivos religiosos o bíblicos, aparece la impronta del artista, que de manera sibilina y sigilosa fue capaz de engañar a su gran benefactor y dejar constancia, por los siglos de los siglos, de que el arte siempre es mucho más de lo que en apariencia nos muestra.
eldiario.es
Antonio Hernando, el tercero de los 'chicos de Blanco', regresa indultado de la traición al "no es no"
Es la cuadratura del círculo. El fin de una etapa de Pedro Sánchez que, para algunos de los que estuvieron a su lado en los momentos malos, ha sido un espejismo. El presidente del Gobierno recupera a Antonio Hernando (Madrid, 1967) para su nuevo equipo en Moncloa. El "listo" de los 'chicos de [José] Blanco' –el estrecho equipo de colaboradores que tuvo el exministro y exsecretario de Organización en el que la tercera pata era Óscar López– hace un paréntesis en su etapa de lobbista para incorporarse al núcleo duro del presidente al que abandonó hace cuatro años, cuando defendió la abstención en la investidura de Mariano Rajoy. Sánchez ha pasado página de aquella negra etapa del socialismo en la que él fue la víctima cuando le apartaron del liderazgo por su empeño en el "no es no" que hubiera evitado un nuevo gobierno del PP y con toda probabilidad, habría conducido a España a unas terceras elecciones generales. Pero no todos los que estuvieron con él entonces –y que ahora se ven relegados– han olvidado lo que ocurrió y recuerdan que fue Hernando el "traidor" que defendió la abstención por la que apostaron los grandes poderes del partido, entre ellos los que habían sido sus baluartes, Pepe Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba. A ellos les debe todo en su vida en política. Hernando llegó a Ferraz de la mano de Carmen Cerdeira, que entonces se encargaba del área de movimientos sociales, según recuerda un veterano dirigente: "Venía de trabajar como abogado laboralista. De los tres era el más formado". Afiliado a UGT, había trabajado en su equipo jurídico antes de pasar por algunas asociaciones vinculadas con la inmigración. Pero fue con Rubalcaba con quien fue ganando peso en el Congreso. Su gran escaparate fue la comisión de investigación del 11-M en la que ejerció de portavoz. También lo fue de inmigración y saltó a la de Interior cuando su mentor era ya ministro. Formó parte de las ejecutivas de José Luis Rodríguez Zapatero como responsable de Política Municipal y después en la de Rubalcaba, como secretario de Política Autonómica y Relaciones Institucionales. Siempre cercano al poder, su mayor ascenso se produjo cuando su amigo Sánchez se hizo con la secretaría general del PSOE en 2014. El hoy presidente del Gobierno le hizo portavoz en el Congreso y a López, en el Senado. Trabajaron juntos dos años y fue en 2016 cuando todo se rompió. Hernando abandonó a Sánchez en el Comité Federal del 1 de octubre y se posicionó con los barones y la vieja guardia. No acompañó al que había sido su amigo en su salida de Ferraz y permaneció como portavoz parlamentario. Desde la tribuna le tocó defender la abstención que partió al PSOE en dos. En el enfrentamiento entre Sánchez y Susana Díaz tuvo un papel discreto, aunque del lado de la andaluza. La victoria de Sánchez en las primarias contra la líder andaluza provocó una víctima más esa misma noche: Hernando presentó su dimisión como portavoz. No obstante, se quedó en el Congreso, donde quedó relegado a un ultimísimo plano. "Le dieron un despacho en la planta menos uno. Tuvo un papel reservado. Se dedicaba a leer y tenía la ilusión de hacer la tesis", recuerda un compañero de escaño. Por aquel entonces algunos socialistas comentaban que vagaba por los pasillos del Parlamento como un fantasma. Era la primera vez en muchos años que estaba alejado del poder y también lo estuvo en la moción de censura en la que su antiguo amigo llegó a Moncloa con su voto afirmativo. Los puentes con Óscar López se mantuvieron hasta cierto punto entonces. Sánchez le concedió la presidencia de Paradores, pero con Hernando las cosas siguieron rotas y acabó en la vida privada de la mano de José Blanco. Siete meses después de su salida del Congreso, Hernando se convertía en director de una nueva consultora, Acento, en la que también ha acabado el exministro del PP Alfonso Alonso. La empresa presumió en una carta enviada a compañías del Ibex de sus contactos con ministros socialistas. "Va a seguir siendo un lobbista", advierte un dirigente socialista que recela del nuevo giro de Sánchez. "La cabra tira al monte y bajó circunstancialmente porque se acabó el pasto. Esto ha sido un paréntesis", agrega sobre el "guiño al pasado" que ha comenzado Sánchez y que tiene en el fichaje de Hernando "la guinda del pastel". Sánchez retomó el contacto con Hernando hace unos meses, aunque en su núcleo duro en el partido desechaban hasta hace bien poco que fuera a culminar en una incorporación al equipo. Pero el tándem Sánchez y López ha tomado otra dirección: se suma como director adjunto del gabinete con el objetivo de engrasar la maquinaria ante el ciclo electoral que se avecina. "Es muy competente", dice alguien que trabajó cerca de Hernando en el partido. "Es listo", coinciden todas las fuentes consultadas. "Es un gran político y debemos tener a los mejores", ha sentenciado el presidente.
eldiario.es
El Supremo estudia si anula el nombramiento de Dolores Delgado a petición de PP y Vox
El Tribunal Supremo estudia este martes uno de los asuntos más polémicos y con más proyección política de la última década: el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general del Estado. Siete magistrados y magistradas de lo contencioso debatirán sobre los recursos en los que Vox y PP cuestionan que pueda estar al frente del Ministerio Público después de haber sido ministra de Justicia por el PSOE. Los pocos antecedentes disponibles apuntan, incluso, al posible rechazo de los recursos por falta de legitimación de los dos partidos de derechas. El Consejo de Ministros nombró Fiscal General a Dolores Delgado en febrero de 2020. Previamente había ejercido como ministra de Justicia del Gobierno de Pedro Sánchez desde 2018 y eso, según los dos partidos, implica que adolece de falta de imparcialidad para ejercer el cargo. Delgado es fiscal desde 1989 y ejerció en la Audiencia Nacional de manera ininterrumpida desde 2004 hasta su entrada en el Ejecutivo central en 2018. El nombramiento de Dolores Delgado, por tanto, cumple sin duda los criterios objetivos con tres décadas en activo sin una sola interrupción hasta su entrada en política. El artículo 29.1 del Estatuto del Ministerio Fiscal explica que será elegido "entre juristas españoles de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio efectivo de su profesión". En la carrera judicial el término "reconocido prestigio" suele asociarse a llevar más de una década en ejercicio.El propio Consejo General del Poder Judicial avaló el nombramiento de Delgado en una reunión muy polémica e inusual del pleno: lo hizo con 12 votos a favor y 7 en contra. El acuerdo excluyó la palabra "idoneidad" del acuerdo y vocales del sector conservador redactaron un duro voto particular cuestionando su "imagen de imparcialidad e independencia", pero reconociendo que cumple los requisitos formales. Su candidatura, dijeron, no planteaba dudas "sobre la concurrencia de las condiciones objetivas regladas exigidas por la ley: ciudadana española, jurista que ha desempeñado sus funciones durante más de quince años". La primera duda sobre la decisión que tomará el Supremo es, por tanto, hasta dónde debe llegar el debate. Los recursos de PP y Vox consideran que el pasado político de Delgado impide que sea idónea para estar al frente de la Fiscalía y en la sección hay magistrados que entienden que es algo que, al menos, se puede entrar a examinar aunque sin adelantar el sentido del fallo. Otros, sin embargo, consideran que el debate debe ceñirse a si cumple o no cumple los criterios técnicos. La Abogacía del Estado se ha pronunciado en este sentido, defendiendo que Dolores Delgado cumple con los requisitos legales y que su posible imparcialidad es algo que se debe examinar en cada caso en que intervenga y no de manera general a todo su trabajo y con carácter preventivo. Antes del debate sobre el fondo del asunto habrá otro: si Partido Popular y Vox están legitimados para recurrir este nombramiento. La sala decidió en febrero dejar esta decisión para la propia sentencia después de la petición de la Abogacía del Estado de enterrar sus recursos sin entrar a examinar el fondo. Los servicios jurídicos entienden que invocar la libertad individual o la independencia judicial como hizo Vox no le confiere "ningún título que legitime la interposición del presente recurso contencioso administrativo". Tal y como explicó elDiario.es, la misma sala de lo contencioso ha rechazado varias acciones legales de Vox y sus diputados contra decisiones del Gobierno explicando que su condición de partido político no le legitima para recurrir cualquier cosa. Los antecedentes son pocos y no son favorables a la estrategia de PP y Vox contra el nombramiento de Dolores Delgado, con algunos apuntando incluso a la falta de legitimación activa de los dos partidos como defiende la Abogacía. El pasado mes de mayo otra sección de la misma sala tercera del Supremo rechazó el recurso de Vox contra el nombramiento de Cani Fernández como presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de Carlos Aguilar como consejero. En ese caso los partidos votan a los candidatos en la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso mientras que en el caso de la Fiscal General ni siquiera intervienen en una decisión exclusiva del Consejo de Ministros. Fueron dos autos contundentes contra la posibilidad de que un partido político recurra este tipo de nombramientos recordando varias respuestas anteriores a formaciones políticas y grupos parlamentarios. "Los derechos ínsitos en la función representativa de los Diputados no están afectados por los Reales Decretos recurridos", contestó por ejemplo el Supremo cuando en noviembre de 2019 inadmitió el recurso de varios diputados del PP contra el nombramiento del presidente del Consejo de Seguridad Nuclear. Cinco años antes los diputados de UPyD recibieron una respuesta similar cuando recurrieron otros nombramientos en el mismo Consejo de Seguridad Nuclear. Dijo entonces la sala que "la mera función política de carácter general que constitucionalmente tienen atribuida no es bastante para conferirles legitimación para impugnar una actuación administrativa, si no existe una conexión específica". Añadieron que "ningún beneficio reporta a la esfera jurídica del Grupo Parlamentario recurrente –ni a la de sus integrantes– la estimación del recurso y consiguiente anulación de los nombramientos".Los antecedentes tampoco son buenos en cuanto al fondo del asunto. El Tribunal Supremo sólo ha examinado un nombramiento de un Fiscal General, cuando en junio de 1994 anuló la designación de Eligio Hernández al frente del Ministerio Público por parte del Gobierno de Felipe González dos años antes. En ese caso los jueces aceptaron la legitimación de las asociaciones de fiscales que recurrieron y entendieron que no cumplía uno de los dos requisitos formales necesarios para ser Fiscal General del Estado: no había estado quince años en activo. Los jueces entendieron que el tiempo que había ejercido como gobernador civil de Tenerife y como delegado del Gobierno de Canarias entre 1982 y 1990 no debían computar y que, por tanto, no llegaba al mínimo al haber empezado su carrera como juez en 1976. La sentencia, con el ya jubilado Ramón Trillo como ponente, dejó varios argumentos que, de reproducirse este martes, van en contra de los recursos de PP y Vox contra el nombramiento de Dolores Delgado. Dejaron claro los jueces que el debate no podía ir más allá de comprobar si Hernández cumplía o no con los requisitos formales de tener nacionalidad española y 15 años en ejercicio, al afirmar que eso se podía examinar "sin tocar en absoluto la libertad del Gobierno para optar políticamente entre la multiplicidad de juristas" que cumplen. El único antecedente del Tribunal Supremo, por tanto, cierra la puerta a entrar a examinar precisamente lo que piden PP y Vox: si el pasado político reciente de Dolores Delgado impide que pueda ser puesta al frente de la Fiscalía General del Estado. Los recursos de los dos partidos contra el nombramiento fueron a parar a la sección cuarta de lo contencioso-administrativo, pero durante unos días fue una posibilidad que el caso fuera estudiado por el pleno de esa sala tercera. Nueve magistrados –entre ellos dos de los que sentenciarán el caso– solicitaron al presidente de la sala que la decisión fuese tomada por el pleno de 27 magistrados y magistradas. La razón era para llevar las deliberaciones con "deferencia institucional" y el presidente César Tolosa optó finalmente por dejar el asunto en la sección pero incluyéndose a sí mismo en las deliberaciones tal y como establece. Uno de los temores del entorno de Delgado –y del propio ejecutivo– era que el caso fuera decidido por el pleno, donde ven más posibilidades de una sentencia estimatoria. En los últimos dos meses diversas informaciones apuntaron a que el Supremo había decidido llevar el caso a pleno y el propio Javier Ortega-Smith, diputado de Vox, lo dio por hecho en la Comisión de Justicia del Congreso el pasado 9 de septiembre diciendo que "la Sala Tercera del Tribunal Supremo en pleno, dentro de pocos días, le va a dar la razón al recurso de Vox". Vaticinó también el diputado ultraderechista que antes de conocerse la sentencia el presidente del Gobierno "saldrá corriendo a nombrarnos un fiscal general nuevo para no pasar el papelón de un cese desde el Tribunal Supremo". La sección pasa de seis a siete componentes y eso elimina cualquier posibilidad de empate en una división que ha tomado algunas decisiones de enorme calado público en los últimos años con tres componentes considerados de perfil conservador y otros tres de perfil progresista. Una sección de pesos pesados que ha tomado firmado sentencias como la que avaló la exhumación de Franco, la que declaró que los sanitarios españoles no habían estado lo suficientemente protegidos durante la primera ola de la pandemia o la que avaló la obligatoriedad de llevar mascarillas. También es la sección que ha tomado todas las decisiones relevantes sobre restricciones impuestas por el Gobierno y las comunidades autónomas durante la pandemia. La ponencia corre a cargo de Pilar Teso. Magistrada del Supremo desde 2008, fue la candidata propuesta por el sector progresista del Consejo General del Poder Judicial en 2013 en la votación que ganó Carlos Lesmes y su nombre ha vuelto a sonar en las quinielas como candidata a presidir el órgano de gobierno de los jueces tras su próxima renovación. Junto con ella están Pablo Lucas Murillo de la Cueva, ponente de la sentencia que avaló la exhumación del cadáver del dictador, y Celsa Pico, antigua afiliada de Juezas y Jueces para la Democracia. Participa también Luis María Díez-Picazo, expresidente de la sala que protagonizó la polémica del impuesto hipotecario en 2018, el exvocal conservador del CGPJ José Luis Requero y Antonio Fonseca-Herrero. Requero y Díez-Picazo son considerados de perfil conservador y Fonseca-Herrero fue promotor de la acción disciplinaria del Consejo, así como presidente de la Junta Electoral Central hasta 2020. La misión de romper un posible empate está, por tanto, en manos del presidente de la sala, César Tolosa Tribiño. Magistrado del Supremo desde 2014, Tolosa consiguió la presidencia de la sala tercera en septiembre del año pasado con los votos del sector conservador y una parte del sector progresista del CGPJ en funciones por delante de Pilar Teso. Tolosa es miembro de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura y las normas de reparto del Tribunal Supremo indican que presidirá la votación al ser un asunto que afecta "al Ministerio Fiscal".
eldiario.es
El mensaje de Yoyes
"El militarismo ha caído tan hondo en algunos sectores vascos que convierten en instrumento bélico cualquier cosa para acusar, estigmatizar o reivindicar como propios u opuestos los elementos más simples de la vida individual y colectiva: la persona, la lengua, la música, el arte", escribió María Dolores González Catarain, también conocida como Yoyes, un año antes de que fuera asesinada por ETA en 1986. Había abandonado la organización terrorista en 1979 y años después había vuelto a Euskadi sin pedir permiso a nadie. Su pecado fue el de la "traición", como señalaban algunas pintadas en su pueblo, Ordizia. Si bien se relaciona lógicamente a ETA con el independentismo en Euskadi o con el marxismo-leninismo de sus orígenes, el del militarismo, la primacía de la violencia sobre cualquier herramienta política, era un rasgo esencial. Por eso, molestaba especialmente a la izquierda abertzale que se lo recordaran."¿Cómo me voy a identificar con dirigentes que lo único que saben hacer es aplaudir los atentados de ETA y pedir más muertos? ¿Qué línea política es ésa?", escribió Yoyes.La traducción era obvia: durante décadas los que controlaban las pistolas se imponían sobre los que tenían como único argumento las ideas, por muy independentistas que fueran. Como recordaba hace unos días Eduardo Madina, eso condujo a una aberración: "En un sector de la sociedad vasca sucedió algo sobrecogedor: el valor objetivo de la vida humana fue menor que el valor subjetivo de las ideas políticas". Por lo segundo, hay que entender no la aspiración de la independencia para Euskadi, sino la idea de que el Estado sólo entendía el lenguaje de la violencia, por lo que esta era el único instrumento aceptable para obtener ciertas aspiraciones políticas. El escenario soñado por los militaristas que carecen de cualquier compasión por las vidas de otros seres humanos.El comunicado que leyeron el lunes Arnaldo Otegi y Arkaitz Rodriguez en nombre de EH Bildu y Sortu ante el palacio de Aiete cuestiona de raíz la misma razón de la existencia de ETA, y ese es su principal valor. "No había trampa, no había un cálculo táctico (en el fin de ETA). (...) El compromiso con vías exclusivamente pacíficas y democráticas por parte del independentismo de izquierda respondía y responde a profundas convicciones éticas y políticas. Es una decisión inamovible y para siempre", dice el texto. Hablar de ética después de 853 personas asesinadas obliga a asumir las consecuencias de lo que ocurrió. La otra idea fundamental del comunicado tiene que ver con las víctimas: "Hoy queremos hacer una mención específica a las víctimas causadas por la violencia de ETA. Queremos trasladarles nuestro pesar y dolor por el sufrimiento padecido. Sentimos su dolor, y desde ese sentimiento sincero afirmamos que el mismo nunca debió haberse producido, a nadie puede satisfacer que todo aquello sucediera, ni que se hubiera prolongado tanto en el tiempo. Debíamos haber logrado llegar antes a Aiete". El palacio de Aiete en San Sebastián fue el lugar donde se leyó la declaración que precedió al final de ETA hace diez años.El texto no utiliza la palabra "perdón", pero esa referencia expresa a las víctimas es un claro reconocimiento del dolor que sufrieron a causa de la existencia de ETA. No es una apelación genérica a expresiones como "todas las víctimas" que contribuían a diluir la responsabilidad de los responsables de los crímenes y los situaba en el mismo plano que otros. Es el mensaje que se reclamaba a EH Bildu desde hace una década. Sin embargo, la política tiene sus propias prioridades y además cómo pueden dos folios servir para encajar lo que ocurrió durante cuarenta años. "Nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado", reconoce el comunicado. Aun así, las palabras cuentan y tuvieron un papel básico para sostener la actividad violenta de ETA. Negar ahora el impacto de esta declaración ignora todo lo que pasó entonces. Patxi López dijo que "por primera vez, la izquierda abertzale reconoce que la violencia fue un error". Reacciones parecidas se escucharon en dirigentes del PSOE, Unidas Podemos y ERC, entre otros. Quien se mostró bastante frío fue el PNV, que lo considera un paso insuficiente: "La izquierda abertzale se resiste, una vez más, a decir algo tan sencillo como que el daño causado por ETA y el mundo que le dio cobertura durante décadas fue injusto". Es una especie de pelea por las palabras que inevitablemente esconde una intencionalidad política. Si la declaración de Bildu y Sortu dice que ese dolor y sufrimiento que padecieron las víctimas nunca debieron haberse producido, se entiende que fue injusto. EH Bildu es el principal adversario del PNV en Euskadi y por tanto la mayor amenaza a la hegemonía política que disfruta el partido de Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar. Y no se conceden victorias fáciles al rival. Otra lectura de la posición del PNV consiste en exigir que esa declaración de Aiete se traduzca en hechos concretos en las calles de Euskadi, por ejemplo ante la celebración pública de homenajes a presos de ETA que salen de la cárcel. La Audiencia Nacional ya ha dejado claro que esos actos no se pueden prohibir legalmente antes de que tengan lugar. Impedir que se conviertan en una afrenta a las víctimas exige respuestas políticas. En el acto de lectura del comunicado, no participaron miembros de Eusko Alkartasuna, Aralar o Alternatiba, que forman parte de EH Bildu, sencillamente porque esos grupos ya mostraron hace mucho tiempo su rechazo tajante de la violencia de ETA. Al Partido Popular le dio igual la declaración de Aiete. Es más, le enfureció en la reacción menos sorprendente del día. Esa ha sido una constante en todo el proceso que desembocó en el fin de ETA. Desde el PP, pidieron el fin de la violencia y cuando se produjo exigieron después la entrega de las armas. Cuando esta ocurrió en lo que ciertamente era un gesto simbólico, reclamaron la disolución de la organización terrorista. Cuando se disolvió, exigieron el reconocimiento del dolor de las víctimas. No es extraño que cuando se produce ese reconocimiento, se hayan limitado a calificarlo de "pura hipocresía" o "una broma macabra". Pablo Casado dijo que Otegi "no es un hombre de paz, sino un terrorista". En varias ocasiones, le ha acusado de participar en el secuestro de Javier Rupérez en 1979 –la última en la reciente convención del PP–, lo que no es cierto. Otegi fue absuelto de ese delito en el juicio celebrado diez años después. Lo que importa al PP es mantener la estrategia de la tensión, como si la amenaza de ETA continuara existiendo. No dejan de denunciar que los terroristas han conseguido estos años lo que antes buscaban obtener con la violencia. Los ciudadanos vascos saben cuál es la realidad y que ETA no consiguió ninguno de los objetivos que le parecían irrenunciables cuando mataba. Quizá sea por eso por lo que el PP ha perdido la mitad de sus votos en Euskadi desde el fin de ETA.
eldiario.es
El fantasma de la austeridad se asoma en la Unión Europea
¿Vuelven los recortes? Aún no se puede afirmar si los pedirá o no Bruselas a partir de 2023 como sí hizo en la pasada crisis financiera. Lo que sí se puede afirmar es que el fantasma de la austeridad empieza a sobrevolar por la Unión Europea ante la división sobre cómo gestionar los desequilibrios a corto plazo. Este martes, la Comisión Europea lanza el debate sobre la reforma del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el instrumento de gobernanza económica de la Unión Europea que fija unos topes de deuda –60% del PIB– y déficit –3% del PIB–. Y el debate, que llega con la cláusula de escape activada y el pacto suspendido desde el inicio de la pandemia, se prevé intenso.De momento, Bruselas, de acuerdo con los borradores publicados por Financial Times, evita tomar partido por los grandes debates abiertos. En las 11 preguntas que propone para el debate el Ejecutivo comunitario, no menciona qué hacer con el objetivo de deuda del 60%, las reglas de oro o si hay que legislar para cambio el Pacto. El documento, eso sí, habla de la necesidad de utilizar indicadores "observables", y en la "reducción realista, gradual y sostenida de los altos niveles de deuda", así como en un papel más importante de los organismos financieros nacionales en el seguimiento.Hay países que aún tienen las cicatrices de la austeridad después de los sacrificios impuestos por la troika durante la crisis financiera de 2008. Tienen memoria, y llaman a aprovechar la oportunidad para reescribir, o incluso enterrar, el polémico Pacto de Estabilidad y Crecimiento que limita el margen de maniobra presupuestaria de los gobiernos.La Comisión Europea ha afirmado que mantendrá la cláusula activada hasta finales de 2022, para no lastrar la recuperación. Y la incógnita es si en 2023 se retomará el viejo sistema o habrá uno nuevo. La mayoría de los Estados miembros está de acuerdo en simplificar el marco fiscal, pero la inclusión de cláusulas para favorecer la inversión verde, por ejemplo, genera divisiones. La Comisión Europea está dispuesta a tener objetivos realistas de reducción de la deuda en 2023, cuando se restablezca el pacto, pero las negociaciones serán largas debido a las divisiones profundas sobre lo rígido que debería ser el control fiscal. Un asunto que también está atravesando las decisivas negociaciones para el nuevo Gobierno de Alemania, clave en el devenir del conjunto de la Unión Europea.Los críticos de la austeridad, principalmente países del sur, defienden que el pacto de estabilidad se basa en teorías económicas obsoletas, mientras que los halcones ordoliberales del norte los ven como imprescindibles para evitar que la deuda se descontrole.La Comisión Europea buscará un consenso entre las capitales sobre posibles reformas antes de proponer ajustes legislativos concretos el próximo año, con la esperanza de llegar a un acuerdo para antes de enero de 2023.La relación deuda pública/PIB en la zona del euro ha aumentado en más de 15 puntos porcentuales en comparación con 2019 a causa de la pandemia. Y ahora el reto es cómo reconstruir unas finanzas públicas más sólidas reconociendo al mismo tiempo la enorme inversión pública necesaria para reconstruir las economías e invertir en la transición verde.Así, se espera que la consulta que abrirá Bruselas este martes no ofrezca indicaciones claras sobre por dónde quiere la Comisión Europea que vaya el debate, dada la necesidad de buscar el consenso entre los estados miembros en los próximos meses, informa Financial Times, que afirma que tampoco impondrá plazos estrictos e indica algunas señales de por dónde irá la discusión:Bruselas no está convencida de querer volver a imponer su regla de reducción de la deuda, que supone una rebaja de una veinteava parte por año en los ratios de deuda de los Estados miembros con índices por encima del techo del 60% del PIB de la UE. El endeudamiento provocado por la COVID ha dejado los niveles de deuda demasiado altos para que se aplique estrictamente a partir de 2023. Una respuesta sería avanzar hacia sendas de reducción de la deuda más específicas de cada país, según sugiere Financial Times. Pero lograr un consenso sobre los cambios legislativos a este efecto sería tremendamente difícil. Podría ser más fácil utilizar las flexibilidades existentes disponibles por la Comisión para intentar alcanzar un resultado similar.Hay un gran interés entre varios Estados miembros por discutir formas de incentivar mejor la inversión pública en prioridades clave. Esto podría implicar, por ejemplo, eliminar algunas inversiones verdes de las reglas de déficit. Otras ideas también están sobre la mesa de la Comisión, incluidas formas de fomentar una mayor inversión en defensa, por ejemplo. Una vez más, podría ser posible lograr al menos una parte de esto sin tratar de convencer a los Estados miembros para el cambio legislativo.Los legisladores de la UE también han soñado durante mucho tiempo con simplificar las reglas, que están repletas de variables difíciles de medir, incluidos los saldos estructurales y la brecha de producción. Esto probablemente requiera que la UE se someta a una reescritura legislativa, una perspectiva complicada.Hay muchas más preguntas que respuestas cuando se trata del futuro del marco de política fiscal de la UE. Europa está lejos de estar unida. El mismo día que Francia dijo que su presupuesto se centraría en impulsar el crecimiento económico en lugar de aumentos de impuestos, ocho países de la UE encabezados por Austria escribieron una carta en apoyo de la reducción de los niveles de deuda. "Las finanzas públicas sólidas son un pilar central de la pertenencia a la UE", dijeron los ministros de finanzas de esos países en su carta: "La sostenibilidad fiscal combinada con reformas que apoyen el crecimiento económico debe continuar".El primer ministro italiano, Mario Draghi, ha dicho que el pacto es obsoleto. "Tenemos detrás de nosotros la pandemia y por delante la transición climática", ha recalcado el italiano Paolo Gentiloni, comisario europeo de Finanzas. "Por eso es tan importante esta discusión".Mientras, todos miran de reojo las negociaciones para el nuevo Gobierno alemán. El liberal Christian Lindner, líder del FDP, ha dejado claro que aspira al Ministerio de Finanzas. Si gana la cartera, sus homólogos franceses, italianos y españoles tendrán más complicado ganar el debate para cambiar las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Y eso lo saben los socialdemócratas alemanes y también los verdes, compañeros de futura coalición.En paralelo, los principales partidos políticos de los Países Bajos están discutiendo un nuevo enfoque para las inversiones relacionadas con el clima para que no cuenten para el déficit presupuestario general del país, informa Bloomberg.La propuesta colocaría las inversiones relacionadas con el clima "fuera del presupuesto regular para que el déficit de la Unión Económica y Monetaria no se vea afectado directamente", según el documento de las negociaciones para formar Gobierno. Un cambio hacia un régimen fiscal más flexible en los Países Bajos también influiría en el debate europeo, en tanto que Holanda es uno de los principales países del autodenominado club de los frugales, opuestos históricamente a las tesis económicas del sur.En el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, está influyendo la nueva correlación de fuerzas salida de las urnas en marzo pasado, cuando perdió peso la línea dura de los democristianos de la CDA en comparación con su mandato anterior, frente al proeuropeo D66, que puede ser receptivo a un enfoque más flexible de la política presupuestaria.
eldiario.es
Las escuelas que segregan por sexo: vínculos con el Opus, millones en conciertos y aferradas al Constitucional
Es un negocio millonario, aunque los beneficios después no se cuentan en euros. Decenas de centros privados que segregan a su alumnado por sexo se aprovecharon de la puerta que abrió la Ley Wert (Lomce) del PP para acogerse al sistema de conciertos y beneficiarse de la financiación pública. Gracias a esto, han recibido cientos de millones de euros en subvenciones en los últimos años, especialmente en comunidades como Madrid, Catalunya, donde se han pagado 311 millones de euros a escuelas segregadoras en diez cursos, o Euskadi y Navarra.Hasta que la Lomloe (Ley Celaá) puso coto y obligó a todos los centros que reciben fondos públicos a practicar la coeducación y no separar a su alumnado. Lo establece así en su disposición adicional vigésima quinta: "Los centros sostenidos parcial o totalmente con fondos públicos desarrollarán el principio de coeducación en todas las etapas educativas (…), y no separarán al alumnado por su género". La financiación pública corría riesgo.Pero la escuela concertada segregadora se resiste. Peleó y ganó las primeras decisiones al respecto en Catalunya, y ha peleado, y va camino también de ganar, por segunda vez, en el Tribunal Constitucional, que está a punto de proponer que esa disposición de la Lomloe no sea válida y se obligue al Gobierno a financiar la segregación por sexo, tras un recurso de Vox. Ya lo hizo el TC en 2018, cuando rechazó un recurso del PSOE ante varios artículos de la Lomce, entre los que se encontraba precisamente el permiso para concertar este tipo de centros. Un balón de oxígeno para estos colegios, tanto entonces como ahora (si se confirma), que según sus cuentas públicas están perdiendo dinero en los últimos años.¿Cuáles son estos centros? ¿A quién pertenecen? A falta de un listado oficial, la inmensa mayoría de ellos son del Opus Dei o al menos están muy cercanos a la Obra. La agencia Efe contabilizó cerca de cien colegios que segregaban por sexo hace dos cursos, de los que 67 tenían un concierto. Hay conglomerados de colegios, como el grupo Fomento de Centros de Enseñanza (con centros por toda España y a quien pertenecen un tercio de estos colegios segregadores) o los de la Institució Familiar d'Educació de Catalunya, asentado en esa comunidad, y Baleares; también hay centros sueltos, como es el Colegio Los Tilos, exclusivamente femenino, en Madrid. Su negocio no parece el económico, al menos a decir de las cuentas que recoge infocif.es de alguno de ellos. Este último centro, por ejemplo, registra pérdidas en los dos últimos ejercicios, y los que presentan beneficios pueden considerarse pequeños para la magnitud del grupo.La Generalitat es una de las administraciones que con más fervor ha abrazado la prohibición de concertar colegios que segreguen. O al menos lo ha intentado hasta que, literal, se topó con la Iglesia, que recurrió. En concreto, lo hicieron varios colegios pertenecientes a la Institució Familiar d'Educació, un grupo educativo que cuenta con 13 escuelas entre Catalunya y Baleares a las que acuden casi 8.000 alumnos y donde "el mensaje del Opus Dei es un rasgo nuclear de la identidad" del grupo, según su propia web. No todos los colegios de este grupo segregan, sin embargo: algunos se han fusionado para pasar a ofrecer educación mixta ante la falta de alumnado, como por ejemplo la Institució Igualada, que solo los separa en la ESO (y vuelve a juntar en Bachillerato).El Govern intentó el curso pasado retirar el concierto a varios de estos centros, pero un recurso de los mismos les dio la razón: el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) argumentó que no se podía retirar la financiación pública porque los colegios perderían ingresos de manera inesperada y además causaría un perjuicio a los niños, que tendrían que cambiar de centro si dejaban de ser gratuitos. No contento con prohibir retirar el concierto, el TSJC obligó a la Generalitat a prorrogarlo seis años más.Ahora la Generalitat vuelve a la carga. Con la Lomce aún vigente no pudo, pero creen en el Departament d'Educació que ahora la Lomloe les ampara. Y esta semana pasada ha anunciado que no va a renovar el concierto para el próximo curso a las 11 escuelas que siguen segregando, aunque tendrá que mantenerlo en Primaria por el revés judicial del pasado año. Esta decisión también dependerá, al menos en parte, de la decisión del TC respecto al recurso de Vox.Calcula Educació que con esta medida se va a ahorrar unos 15 millones de euros. Es, echando una cuenta gruesa, casi la mitad cada año de los 311 millones que han pagado el Govern en los diez últimos cursos (31,1 al año) a centros privados que separan a alumnos y alumnas, según datos del Ejecutivo. Algo menos del 50% de este total, 137,8 millones de euros, ha ido a parar a colegios del grupo Institució Familiar d'Educació, que tiene tres centros que han recibido más de 30 millones de euros en este lapso: La Farga, en San Cugat, La Vall, en Sabadell, y la Institució Tarragona. Según el estado de sus cuentas publicado en infocif.es, el grupo se mantiene gracias a estas subvenciones públicas: en 2019 ganaron 126.406 euros y el año anterior habían perdido 267.031 euros.La situación en Madrid es exactamente la contraria a la de Catalunya: respaldo de la administración, que se dispone a aprobar una ley educativa autonómica para blindar los conciertos, incluidos los de centros que segregan, y boicotear la Lomloe en la medida de lo posible. La Comunidad destinó entre 2015 y 2020 unos 200 millones de euros a financiar estos colegios privados que separan por sexo (educación diferenciada, les gusta llamarla).En la comunidad tienen especial presencia el grupo educativo Fomento de Centros de Enseñanza, que también opera fuera de la región. Este gigante tiene 32 centros por toda España, siete de ellos en Madrid, y posee el Centro Universitario Villanueva, que también ha sido agraciado por el Gobierno de la comunidad con una licencia para convertirse en Universidad propia y dejar de depender de la Complutense.Fomento, como se conoce a este grupo, escolariza a unos 23.000 alumnos, y aunque no lo especifica en la web –a diferencia de otros centros, que nombran a José María Escrivá de Balaguer, fundador de la Obra–, también tiene conexiones con el Opus y utiliza para su ideario toda la terminología típica de este movimiento. A este grupo, que no tiene sus cuentas publicadas para libre acceso, pertenecen centros como Las Tablas-Valverde, que recibió 3,9 millones de euros en subvenciones públicas el curso 2019-2020, según la Cadena Ser, o el Fuenllana, un centro femenino, al que le tocaron 3,8 millones de euros por el concierto.Además de los de este grupo, Madrid cuenta con colegios individuales, como el Tajamar, inspirado por el propio José María Escrivá de Balaguer o el Retamar, donde estudió el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida y también ligado a la Obra. En Navarra, el Departamento de Educación del Gobierno foral estudia retirar el concierto educativo a los colegios privados del Opus Dei Irabia-Izaga y Miravalles-El Redín, que supera los 12,5 millones de euros, después de que los mismos no hayan adaptado en aulas mixtas la totalidad de los niveles educativos este curso escolar como se comprometieron a hacerlo, informa Sol Gragera. De hecho, la dirección de los centros sólo ha mezclado niños y niñas en las aulas de Primaria en un intento de adaptarse progresivamente a la Lomloe y a la disposición de ley foral de 1998 que regula la financiación a estos centros.Los cuatro colegios cuentan con cerca de 4.500 alumnos y 350 docentes. Miravalles-El Redín es del grupo Fomento de Centros de Enseñanza, mientras que Irabia-Izaga es obra corporativa del Opus Dei. Los cuatro están unidos jurídicamente en dos para cumplir el requisito de la ley foral de 1998 para recibir conciertos. De producirse la extinción del concierto el 31 de agosto de 2022, el Gobierno de Navarra analizará seguir pagando a los centros por medio de un "acuerdo motivado", como permite una disposición adicional de la Ley foral 11/1998, y "a los solos efectos de garantizar la continuidad del alumnado actualmente matriculado, hasta la finalización de las etapas educativas obligatorias que están cursando", según explicó el titular de Educación. Es decir, valorará seguir pagándoles aunque se demuestre que han incumplido la ley.En Euskadi son seis los centros con concierto que separan por sexo a su alumnado: Arangoya en Bilbao, Gaztelueta en Leioa, Ayalde y Munabe en Loiu, Eskibel en Donostia y Erain en Irún. Todos ellos son del Opus Dei o pertenecen a la patronal COAS, próxima a la prelatura. El Gobierno vasco pagó 11,5 millones de euros a estos colegios el curso pasado, incluido el Gaztelueta, célebre estos pasados meses por haber amparado y defendido a un profesor que abusó de un alumno y fue finalmente condenado a dos años de cárcel.El consejero de Educación, Jokin Bildarratz, afirmó el pasado año que Euskadi aplicará la medida para dejar de financiar a estos colegios que introdujo la Lomloe. "En ese sentido, nosotros lo que haremos será cumplir la ley. Es una ley orgánica, es una ley básica. Y siendo un Gobierno, además, que siempre entendemos que tenemos que trabajar en profundizar en la igualdad de género, en un equilibrio entre sexos, en la verdadera igualdad entre alumnos y alumnas", explicó, en lo que supondría un giro de 180º respecto a la postura de su predecesora, también del PNV, quien defendía que "la enseñanza disgregada por sexos no es discriminatoria".Estos son algunos de los principales grupos o colegios que separan a su alumnado por sexo y que además tienen un concierto. Fuera de esta categoría por no tener concierto, pero que también segrega por sexo, merece mención especial el grupo Attendis, también vinculado al Opus Dei y que opera principalmente en Andalucía y Extremadura, con 21 centros.
eldiario.es
Jonathan Powell, mediador del fin de ETA: "El PP puso en peligro el proceso de paz"
La experiencia que acumula Jonathan Powell (Fulbeck, Reino Unido; 1956) en los conflictos internacionales le llevó a ser uno de los mediadores del final de ETA, del que este octubre se cumplen diez años. En su etapa al frente del gabinete del primer ministro británico Tony Blair, Powell fue uno de los protagonistas de la paz en Irlanda del Norte y ahora dirige Inter Mediate, una organización para la negociación y la mediación de conflictos. Desde hace años Powell reivindica que los gobiernos occidentales deberían iniciar conversaciones con los talibanes, Hamás y Al Qaeda tal y como en el pasado han hecho con los terroristas tradicionales. Desarrolla esta tesis en el libro 'Dialogar con terroristas', que acaba de reeditar el Institut Català Internacional per la Pau (ICIP), al que Powell visitó hace unos días en su sede en Barcelona.El 20 de octubre se cumple una década desde que ETA anunció su disolución. ¿Qué balance hace de estos diez años?El proceso de paz no fue del todo satisfactorio porque hubo una diferencia muy grande entre el Gobierno del PSOE y el del PP. El Gobierno socialista fue muy valiente, en especial el tristemente fallecido Alfredo Pérez Rubalcaba. Su manera de abordar el proceso de paz fue muy inteligente. También los líderes abertzales pusieron las bases para la paz tras alejarse de las posturas de la dirección de ETA en las conversaciones que tuvieron lugar en Ginebra entre 2006 y 2007. La combinación de ambos factores contribuyó a la paz, pero después el Gobierno del PP decidió que no había que mantener contacto alguno con ETA y no hizo ningún esfuerzo para la disolución de la organización o para hacerse con las armas. ¿Es habitual esa actitud de uno de los principales partidos del país en otros procesos de paz en los que ha trabajado?El Gobierno del PP realmente gestionó muy mal la situación. Nunca hasta entonces me había encontrado con un Gobierno que no diera ningún paso para deshacerse de las armas. ETA ofrecía las armas y el Gobierno del PP no las aceptaba, era una locura. Fue muy peligroso porque las armas podrían haber acabado en manos de bandas o de islamistas. Me costó mucho entender una posición tan ilógica, que solo ocurre cuando se afronta un proceso de paz como una lucha política. Ocurrió algo similar después en Colombia: el presidente, Juan Manuel Santos, estaba negociando la paz y su predecesor, Álvaro Uribe, lo atacaba por ello. E incluso ahora la implementación del proceso de paz no ha funcionado por completo porque el actual Gobierno colombiano no está comprometido por completo. Cuando la disputa política se entromete tanto pone realmente en peligro el proceso de paz.¿El proceso de paz llegó a estar en peligro por esa actitud del PP?El PP puso muy en peligro el proceso de paz, y de hecho fue una de las razones por las que el Partido Socialista de Euskadi no quiso hacerlo público, porque no querían ser atacados. Estaban ligados de pies y manos durante la negociación. En Irlanda del Norte tuvimos suerte porque el proceso de paz no fue objeto de lucha partidista. Cuando Tony Blair se convirtió en líder de los laboristas apoyó el proceso de paz iniciado por el entonces primer ministro conservador, John Major. No hubo críticas, aunque no estábamos de acuerdo en todo, y los 'tories' hicieron lo mismo cuando los laboristas gobernaron. El proceso de paz no formó parte del juego político. Aquí en España ha ocurrido lo contrario, el PP impulsó una política de crispación irresponsable durante el proceso de paz.¿Qué papel jugaron los mediadores internacionales en el proceso de paz en el País Vasco?Un número importante de personas que no han querido salir a la luz pública hizo un trabajo muy importante para que tuviera éxito. Estoy contento de que lo hicieran, no quieren reconocimiento público por ello aunque se lo merecen. Le dedicaron mucho tiempo y se pusieron en riesgo. Los mediadores son una ayuda, pero al final la paz ocurre porque los dos lados la quieren y porque la mayoría de la población la quiere. Y eso es lo que ocurrió en el País Vasco.¿Cuándo podemos decir que termina un proceso de paz como el de ETA?Es un proceso que no ha terminado realmente y fue insatisfactorio en algunos asuntos, como el de los presos, pero la buena noticia es que ETA terminó el conflicto armado y ha habido diez años de paz, que es algo por lo que la gente puede estar contenta. Todavía hay una necesidad de un proceso de reconciliación, que es algo muy difícil dada la naturaleza del País Vasco: a diferencia de Irlanda del Norte, donde había dos comunidades separadas, en el País Vasco el conflicto era entre personas del mismo pueblo. En una misma comunidad se producían asesinatos y esto todavía hace sufrir a la gente. ¿Qué momento fue el más crítico?De entre los que yo viví, el momento más crítico posiblemente fuera una reunión cerca de Ginebra antes de los atentados de la T4 de Barajas. Durante toda la noche, los dos lados, pero en especial el de ETA, estaban siendo completamente irrazonables. En ese momento era posible salvar el proceso de paz, e incluso después de los atentados de la T4 hubiera sido posible, aunque honestamente debo culpar a los líderes de ETA por ese fracaso. Es uno de los problemas de este tipo de procesos: sus protagonistas se vuelven bastante emocionales e irracionales. Pero por otro lado, no sé si sin el atentado de la T4 la izquierda abertzale hubiera dado marcha atrás y hubiera vuelto a las bases para un acuerdo. Fue un momento muy difícil y peligroso para el proceso de paz pero también provocó un cambió de perspectiva de la izquierda abertzale. Hay unos 300 asesinatos de ETA sin autor conocido. ¿Se puede completar la paz si no resuelven todos los crímenes?El asunto de las víctimas es muy complicado. En Colombia se hizo algo interesante: se invitó a las víctimas de ambos lados a la mesa de negociación para que expresaran sus opiniones. Fue un paso muy importante. Las madres de dos guerrilleros desaparecidos se sentaron al lado de las madres de dos jóvenes asesinados por las FARC. El discurso en el que el líder de las FARC pidió perdón fue muy emotivo. En todos los procesos se necesita un momento de catarsis como este, que de momento en Irlanda del Norte y en el País Vasco no ha terminado de ocurrir. Hay un debate en Gran Bretaña sobre cómo frenar los procesos judiciales y al mismo tiempo permitir a las familias conocer la verdad de lo que ha pasado, sin que por ahora se haya encontrado una solución satisfactoria. En el País Vasco tampoco se ha hallado una solución completa a la cuestión de los presos y de las víctimas, y hasta que no se hayan resuelto ambas cuestiones es muy complicado dejar atrás el conflicto por completo. ¿El acercamiento de los presos de ETA a cárceles vascas va en la dirección de dejar atrás el conflicto?Sí, y ha habido algunos pasos adelante. Pero para evitar ir hacia adelante y hacia atrás todo el rato hay que conseguir dibujar una línea que suponga paz y reconciliación. En Sudáfrica se consiguió en cierta medida, ambos lados estuvieron de acuerdo aunque no del todo satisfechos, pero se consiguió dibujar esa línea. Devolver siempre a la gente hacia atrás impide pensar en el futuro.En el libro mantiene que no solo se puede matar a los terroristas sino que hay que habar con ellos. Pero no parece que esa sea la estrategia más habitual de los gobiernos occidentales. ¿Por qué? Los gobiernos democráticos tienden a intentar lidiar con el problema del terrorismo de la manera más fácil, que es explicar a la la opinión pública que matarás a los terroristas que te han atacado antes. Es más difícil explicar por qué hablas con gente con pistolas. Desde el 11 de septiembre se dice 'los vamos a matar a todos'. La historia sin embargo nos muestra que las operaciones militares para aniquilar a los terroristas no siempre funcionan.Póngame un ejemplo. Hay varios. A principios del siglo pasado, en Gran Bretaña el entonces primer ministro David Lloyd George dijo que nunca hablaría con una banda de asesinos, en referencia al IRA, pero dos años después llamaba a Michael Collins. Más recientemente, en Siria e Irak se ha conseguido prácticamente expulsar al Estado Islámico del territorio pero siguen organizando su regreso. No se puede buscar únicamente una solución militar para combatir a todos los terroristas, al final hay que hablar con ellos.La negociación requiere de más tiempo y tampoco suele funcionar a la primera.En Irlanda del Norte descubrimos que al final hay que hablar con la gente con pistolas si se quieren evitar más muertes. Tras tres intentos, la negociación que funcionó fue la que fue realmente inclusiva. A veces parece que antes del éxito hay que repetir errores, pero también es cierto que la paz requiere de muchos esfuerzos. En Colombia fueron necesarias cuatro rondas muy complejas de negociaciones, ninguna de las tres primeras tuvo éxito y la definitiva de La Habana fue después de una campaña militar.¿Es necesario negar en público que se negocia con terroristas para que las conversaciones privadas tengan éxito?Es algo que está en la propia naturaleza humana y que es muy visceral. Nadie hubiera entendido que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, hubiera comparecido después del atentado del Bataclan para decir que había que hablar con los terroristas. Yo lo comprendo. El exprimer ministro de Gran Bretaña John Major dijo en el Parlamento que nunca hablaría con Gerry Adams porque se le revolverían las tripas pero al mismo tiempo, y por suerte, se estaba escribiendo con Martin McGuinness. Si no lo hubiera hecho nunca hubiéramos llegado a la paz.¿Qué ha fallado para que los talibanes hayan vuelto al poder?Muchas cosas. Podemos aprender mucho de la guerra contra el terror de los últimos 20 años. Es crucial contar con negociaciones inclusivas. En 2001 yo estaba en el Gobierno británico, y por lo tanto soy en parte responsable de lo ocurrido, no vimos las consecuencias. La estrategia en 2001 fue la de una justicia de vencedores: se ganó a los talibanes, su régimen colapsó pero pudieron volver a sus pueblos. Entonces hubo la oportunidad de incluirles en un proceso de negociación pero los norteamericanos decidieron seguir persiguiéndolos en la zona de la frontera con Pakistán. En 2008 se estuvo a punto de conseguir, pero los gobiernos occidentales lo rechazaran. Las últimas conversaciones ya se hicieron en un contexto de retirada norteamericana y los talibanes no tenían por qué aceptar nada si ya sabían que las tropas se irían.¿Qué incentivo tienen ahora los talibanes para sentarse en una mesa de negociación una vez retomado el poder?Es verdad que a día de hoy no tienen. Pero nunca ha habido negociaciones serias, y ahí está el problema. Se han intentado conversaciones excluyendo al Gobierno afgano, que podrían haber tenido éxito si Donald Trump no hubiera estado tuiteando todo el día que se iba de Afganistán. Cuando el presidente Biden asume el cargo podría haber impuesto condiciones a la retirada, es decir, frenar la retirada de tropas si no había un compromiso talibán para negociar con el Gobierno afgano en serio y parar los ataques a las ciudades. Pero al final esto tampoco ocurrió y fue una retirada sin condiciones. No hubo negociaciones serias.¿Se debería reconocer al gobierno talibán antes de iniciar conversaciones con ellos?No hay que reconocerles de inmediato. Es una cuestión moral muy difícil, pero de algún modo los gobiernos occidentales deberían relacionarse con los talibanes. Occidente tiene que encontrar alguna manera de prestar apoyo para las necesidades básicas de la población afgana. No se quiere ser responsable de empoderar a los talibanes, son los mismos que conocimos en 1990 y no se quiere favorecer que sigan en el poder, pero por otro lado tampoco se puede dejar a la gente de Afganistán morirse de hambre. La crisis humanitaria que vive Afganistán se incrementará porque el gobierno talibán no sabe gobernar, y no hay que descartar una nueva guerra civil.Cuanto más grave sea la crisis en Afganistán más problemas tendrá Europa con los refugiados, las drogas y el terrorismo, por lo que hay un interés en hablar con los talibanes. No reconocería a su Gobierno hasta que los talibanes hagan pasos hacia un Ejecutivo inclusivo, que empiecen por un proceso de respeto a las mujeres y a las minorías del país. Pero no podemos cometer los mismos errores que en 2001. Espero que los líderes talibanes más inteligentes encuentren una manera de ser inclusivos. Se podrá conseguir si Occidente no solo aborda el problema como algo militar sino si encuentra la manera de relacionarse con los talibanes.¿Cómo puede afectar el Brexit al conflicto en Irlanda del Norte?Existe un peligro real debido al vandalismo político informal del Gobierno de Boris Johnson. El Brexit dejó sin respuesta la pregunta sobre dónde se ponía la frontera comercial en Irlanda del Norte. Si se ponía en el mar de Irlanda se creaba el problema para los unionistas que no querían una frontera comercial dura con el resto de la Gran Bretaña. Y si se ponía en la frontera terrestre con Irlanda se destruían las bases del acuerdo. Boris Johnson consigue su acuerdo con una frontera en el mar de Irlanda, pero desde principios de año se empiezan a ver los problemas, porque existe un gran descontento entre parte de las bases unionistas.No creo que volvamos a una crisis como la de los 'Troubles', pero sí que podemos vivir una crisis política. Si los partidos unionistas terminan por no aceptar el protocolo postBrexit puede haber una crisis en las instituciones que será muy difícil de solventar. Y esto ocurre en un contexto en el que la población está virando hacia una mayoría católica, quizás en la próxima generación ya haya más católicos que protestantes. Todavía no estamos ahí pero es posible ver una mayoría de católicos, lo que crea muchos nervios entre los protestantes. Es un problema tremendo pero el Gobierno inglés actúa como si nada ocurriera. Ha visitado Catalunya, que tras la crisis de 2017 vive una negociación incipiente entre dos gobiernos que no se hablaban. ¿Es la mejor manera para resolver la crisis?No conozco lo suficiente la situación en Catalunya como para dar una opinión experta, pero por lo que he aprendido de mi experiencia internacional, un asunto clave en las negociaciones es el consentimiento de la gente. Cuando existe un problema entre el centro y una comunidad de la periferia la clave es conseguir un acuerdo consentido por la población. Los temas identitarios son difíciles de resolver, pero se puede llegar a un acuerdo. Los republicanos de Irlanda del Norte aceptaron que solo se cambiaría de estado si la mayoría lo aceptaba. Fue el puntal de la negociación. Desde una perspectiva del sistema británico, no se puede mantener a un grupo de gente en un país en contra de su voluntad, tienen que estar de acuerdo en permanecer en el país. No se puede negar a la gente el derecho a opinar. El problema de Boris Johnson con su negativa a un nuevo referéndum es que solo hace aumentar el apoyo a los nacionalistas.
eldiario.es
Diez maneras de ayudar a una amiga con cáncer de mama
Un diagnóstico de cáncer de mama es un mazazo de tal magnitud en la vida de cualquiera que muchas personas no saben cómo gestionarlo. En ocasiones, con toda la buena intención del mundo agravan el problema en lugar de aligerar la carga de las pacientes. Yo pasé por un proceso parecido hace algunos años y viví situaciones de todo tipo, algunas de ellas tragicómicas.Esta lista de consejos que os propongo me funcionaron a mí, en mi caso concreto. Eso no significa que puedan aplicarse a cualquiera, pero si sirvieran para ayudar a una sola mujer habrá merecido la pena el tiempo que le hemos dedicado. Este texto permanecía olvidado en el fondo de mi ordenador desde entonces, pero ha sido el reciente diagnóstico de una amiga lo que me ha animado a publicarlo por fin. Así que, va por ti, Cristina.01. Nada de aspavientosTu amiga te acaba de contar que tiene cáncer. Trata de controlar tus propias emociones, manteniendo la calma y la serenidad. Evita a toda costa proyectar tu miedo sobre ella, ni hables imaginando lo que sería una noticia así en tu propia vida. El problema lo tiene ella, no tú. No le recuerdes la cantidad de gente que muere de cáncer pero tampoco hagas lo contrario, quitarle importancia o especular con que todo va a salir bien. En este momento ella estará en shock y no puede pensar con claridad. Necesitará personas lúcidas a su alrededor que la guíen en sus necesidades, no gente que trate de hacer auto-terapia a través de los demás. No lo olvides. Serenidad, por favor.Con todo el cariño del mundo hacia las personas que hayan reaccionado así, les dedicamos estas viñetas. Todo dependerá del nivel de confianza que tengas con ella y de lo que puedas llegar a ayudar, pero conseguir que hable con alguien que haya pasado por lo mismo es mano de santo.02. Mejor un mensaje que una llamadaDesde que le han comunicado la noticia, tu amiga probablemente haya colapsado y puede que esté con las lágrimas a flor de piel. Si la llamas por teléfono en un momento tan complejo, más que ayudarla, quizá lo único que consigas es que reviva el disgusto una y otra vez. A no ser que sea muy, muy cercana, trata de comunicarte con ella por mensajes. De esta manera respetarás sus tiempos y la información que quiera darte.Aunque te mueras de curiosidad por conocer los detalles, espera a que sea ella la que tome la iniciativa. Cuando haya pasado un tiempo prudencial y ella lo haya asimilado, adelante, llámala.  03. Internet… ¡Caca! No dejes que busque información en internet y mucho menos a través de Google, que rastreará y guardará su búsqueda y la atormentará con publicidad relativa al cáncer y la salud durante meses. A mí me ayudó mucho leer libros con altas dosis de rigor. La búsqueda desesperada de soluciones rápidas, mágicas y alternativas es una de las fases de la asimilación de la noticia, después de la negación. No dejes que tu amiga se pierda en ella. Sácala con firmeza de ahí, si ves que desvaría.04. Nadie tiene la culpaLlegados a este punto hay que subrayar con rotulador rojo bien grande: nosotras no provocamos nuestras enfermedades. Por lo tanto no somos culpables de tenerlas. Expulsa de tu vida a quien piense que tu cáncer te lo has provocado tú misma, es gente altamente tóxica. Cualquier oncóloga te puede poner miles de ejemplos de mujeres que llevaban dieta saludable y hacían deporte, de mujeres altamente estresadas y otras que no lo estaban, de mujeres gordas, delgadas, vegetarianas, etc… y todas ellas desarrollaron un cáncer. Es una enfermedad de origen multifactorial. Y no siempre está a nuestro alcance controlar todos los elementos que lo generan. Y otra cosa. Es importante no dejarse llevar por pensamientos negativos. Pero no va a pasar nada si se experimentan de vez en cuando. Y mucho menos debe sentirse culpable si la invade el pesimismo. Es completamente humano y no va a tener ninguna incidencia sobre el proceso de sanación.  05. Nunca sola a la consultaUna vez que le han confirmado el diagnóstico, asegúrate de que nunca vaya sola a hacerse las pruebas. Por mucho que ella se empeñe, por mucho que os diga que no os molestéis, que no necesita compañía. Al médico y a las pruebas, siempre acompañada. Porque, además, el nivel de palabrejas y jerga médica a la que va a ser sometida constituye todo un máster en medicina de obligado estudio para entender todo lo que se le viene encima. Y mejor si hay cuatro orejas y dos cerebros atendiendo.  06. Reposo es reposoEsta anécdota me la contó mi doctora y me reí mucho imaginándola: una mujer acude a la consulta acompañada de su marido. Cuando comienza a explicarles a los dos que la paciente necesita reposo absoluto, nota que la mujer hace pequeñas señales apuntando a su marido. 07. Visitas de dos en dosEl estado de cansancio y agotamiento que atravesará durante el tratamiento es enorme y tu amiga quizá no tenga la cabeza para nada más, excepto cuidar de sí misma. Una visita unipersonal requiere concentrarse y participar en la conversación por cortesía, mientras que si vais de dos en dos puede ser más llevadero. Las visitadoras hablarán entre sí y ella no se sentirá obligada a intervenir, si no le apetece hablar. Mantener la atención cuando todas las células del cuerpo están focalizadas en luchar contra el tumor es agotador, así que mucho más cómodo si puede desconectar mentalmente cuando lo necesite.Y ni se te ocurra echarte perfume. Colonias, perfumes, ambientadores y olores fuertes en general se transforman en algo muy molesto, porque en el proceso de curación los sentidos del gusto y del olfato se ven muy alterados.08. El regalo infalible: crema hidratantePuestos a elegir objetos o acciones que puedan ayudar a tu amiga, el abanico de posibilidades es amplio: desde una peluca si quiere ponérsela, hasta un tupper rebosante de comida sana. Pero hay un efecto secundario que yo desconocía de la quimio y es el elevado nivel de deshidratación que produce. Una buena crema hidratante es un regalo muy útil que utilizará seguro. Para pieles mixtas, secas, sensibles… da igual. Quizá tenga que combinarlas en un mismo día varias veces. Y ojo, que una crema de farmacia no es sinónimo de "buena crema" para una paciente oncológica. Cada cosmético que yo uso lo analizo con una de esas aplicaciones de móvil que detecta si en su composición hay alguna sustancia cancerígena. "Yo no me fío mucho de esas cosas", me dijo una vez una farmacéutica. "Cuando hayas sobrevivido a un cáncer, vienes y me lo cuentas." Le contesté.09. En la sala, silencio, por favor Yo desconocía por completo en qué consistía la quimioterapia. Lo relacionaba con el verbo "quemar" y puestos a imaginar, visualizaba un rayo láser que quemaba el interior del cuerpo en busca del tumor maligno. Pero no. Viene de química. Los químicos que te inyectan en el cuerpo a través de un catéter subcutáneo, que implantan temporalmente en una zona del escote y vuelven a extraer cuando todo ha acabado.El proceso de administración de la quimio suele durar varias horas y produce un estado de sopor cercano al sueño. Cada ruido, cada voz subida de volumen se convierte en una desagradable cacofonía. Por favor, si acompañas a una paciente de cáncer en este momento, guarda silencio, por ella y por el resto de pacientes que estén en la sala del chute. Te lo agradecerán.10. El final no es el finalOtro de los momentos que suele pillar desprevenidas a las pacientes es cuando todo el proceso acaba. Después del agresivo tratamiento ya está curada y hay que volver a la vida. El planeta ha continuado girando pero la enfermedad impuso un tiempo diferente, más pausado y minimalista. Todas las personas que han estado echando una mano y cuidando acusan también el cansancio y necesitan volver a sus actividades cotidianas.Yo me sentía como si acabara de salir de la cárcel. El mundo iba muy deprisa y yo iba muy despacio, no lograba adaptarme a lo de antes. Tardé en volver a apreciar los sabores, a disfrutar de los olores, a preocuparme por las mismas tonterías de siempre. Fue un periodo de vulnerabilidad inesperada en el que desapareció la que había sido la principal ocupación durante meses: curarme. Había desaparecido el suelo bajo mis pies.Pues bien. En ese momento, sigue con el ojo puesto en tu amiga porque te aseguro que, por muy abrumada que se sienta ya por tantas atenciones, seguirá necesitándolas un poquito más. Así que no la sueltes de la mano hasta que te asegures que camina sola, firme y al mismo ritmo de antes.
eldiario.es
Los hechos que desmienten a las palabras de Otegi: homenajes a etarras, asesinatos sin resolver y justificación del terrorismo
 Leer
elmundo.es
ERC redobla la presión al Gobierno español sobre la mesa de diálogo en plena negociación de los Presupuestos
La dirección de Esquerra reclama avances en la resolución del conflicto político que faciliten el apoyo a las cuentas del 2022. "Tienen que pasar cosas en la mesa sobre el conflicto; el Gobierno español debe generar las condiciones favorables para negociar los Presupuestos", aseguran.
publico.es
Alex Saab comparece por primera vez ante un tribunal en EEUU
El empresario colombiano Alex Saab ha comparecido este lunes ante el tribunal federal de Miami, Florida, ante el cual será juzgado por blanqueo de dinero y por participar en un plan de sobornos.
europapress.es
El cerebro le juega una mala pasada a Vicente Vallés al hablar de Yolanda Díaz
Vicente Vallés ha tenido este lunes un pequeño lapsus este lunes en Antena 3 Noticias al hablar de Yolanda Díaz y de Pedro Sánchez y casi llama Susana Díaz a la ministra de Trabajo.  El periodista ha hablado de la actualidad de los principales partidos políticos de España y ha señalado que estos “se han colocado en modo electoral” a pesar de que todavía “pueden faltar dos años” para los comicios. Ha señalado Vallés que sí habrá elecciones en varias Comunidades Autónomas en los próximos años y que, por eso, el PP, el PSOE, Vox y Podemos han hecho actos multitudinarios: “Todos han encendido sus motores por si acaso”. El periodista ha puesto el ejemplo el Congreso del PSOE con el que Pedro Sánchez “ha escenificado la unión del PSOE” y con el que “ha lanzado una advertencia a Susa... a Yolanda Díaz. A Yolanda Díaz. Para que haga lo mismo con los suyos”. Un lapsus, el de confundir a Susana Díaz con Yolanda Díaz, que ha enmendado de forma instantánea. Vallés ha dado paso a las declaraciones de Sánchez pidiendo unidad en la izquierda porque, en unas hipotéticas elecciones, esa división “penaliza” y la “enigmática” réplica de Díaz. La ministra de Trabajo ha afirmado que va a emprender “una conversación con la sociedad española” al margen de los partidos políticos . TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAREl apuro de Vicente Vallés en pleno directo de Antena 3 NoticiasVicente Vallés rompe los esquemas al hablar así de Díaz AyusoVicente Vallés cambia el registro habitual para hablar así de Pablo Casado
huffingtonpost.es
El órgano que fiscaliza al Gobierno andaluz defiende que es legal el nombramiento de un excargo de la Junta
Mientras tres consejeros preparan un voto particular contra el nombramiento del secretario general, hasta hace escasas fechas alto cargo en la Consejería de Agricultura que dirige Carmen Crespo (PP), la Cámara de Cuentas asegura que se cumple la normativa.
publico.es
De las vacaciones en Asturias al frente de batalla saharaui: "No habrá solución sin guerra"
Anna Bashir es uno de los jóvenes saharauis que pasó seis años veraneando en España gracias al programa de acogida 'Vacaciones en Paz'. El pasado febrero, él fue a la guerra. No ha conocido la tierra por la que decidió sumarse a los combatientes , pero explica que la lucha armada es la única alternativa que ven los jóvenes saharauis para cambiar algo
publico.es
El alcalde de Badalona, al borde de una posible moción de censura con apoyo del PSC
La dirección del los socialistas catalanes (PSC) ha acordado dar libertad a su líder en Badalona, Rubén Guijarro, para que negocie una eventual moción de cesura contra el alcalde de la ciudad, Xavier García Albiol, tras la aparición del popular en los papeles de Pandora y su rechazo a dimitir.“Toda nuestra confianza”, ha asegurado la portavoz parlamentaria de los socialistas catalanes, Alicia Romero, que ha reivindicado la autonomía de la agrupación local socialista en Badalona para decidir “lo que es mejor” para su ciudad.Las conversaciones entre los grupos de la oposición para explorar una moción de censura contra Albiol empezaron después de que La Sexta y El País informaran de que el exlíder del PP catalán recibió en 2005 un poder general de una sociedad de Belice, tramitado a través de una gestora vinculada al banco Andbank, que le permitía desde abrir cuentas bancarias en el extranjero hasta gestionar propiedades.Ese poder, según se supo después, lo compartió con su entonces número dos, el actual concejal Ramon Riera.Romero ha rehusado opinar sobre qué papel debe jugar el PSC en estas negociaciones y se ha limitado a señalar que lo más conveniente sería que Albiol dimitiera.“Los políticos debemos ser ejemplares en todos los sentidos, y Albiol no lo ha sido”, ha subrayado. TAMBIÉN TE PUEDE INTERESARXavier Garcia Albiol recupera la alcaldía de BadalonaRufián recupera un tuit de Albiol de 2015: tan suave que es imposible que no duelaLos 'Papeles de Pandora': Albiol tuvo un poder de una sociedad de Belice abierta desde Andorra
huffingtonpost.es
La verdadera historia de ETA y Zapatero
La banda terrorista estaba derrotada y lo que consiguió Zapatero es que pareciera que ETA decidía graciosamente dejar de matar.
Diario online con noticias de última hora...
La guerra sucia contra ETA, el invento de Carrero Blanco que el Estado cubrió de impunidad durante la democracia
El terrorismo de estado que ejerció el GAL fue ideado y lanzado por la dictadura franquista a principios de los setenta. Las víctimas siguen reclamando justicia frente a los temores de caer en el olvido.
publico.es
Gabriel llama la atención en 'First Dates' con su rara petición: "¿Podemos esconder a Matías Roure?"
Gabriel sorprendió mucho con una peculiar petición que hizo a su llegada a 'First Dates'. Este especialista de operaciones malagueño de 38 años entró en el restaurante del programa de Cuatro pidiéndole a Carlos Sobera algo que explicó con un símil muy automovilística: "¿Podemos esconder a Matías? Imagínate que vas a un concesionario y ves un Ferrari y luego me ves a mí, a un Seiscientos".Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Maixabel Lasa: "Los etarras arrepentidos son los mayores deslegitimadores de la violencia"
Me duele, pero entiendo que hay que hacerlo. Más que nada, para que se sepa en qué consistieron los encuentros restaurativos, porque hay muchísimos bulos, como los beneficios penitenciarios, que no existieron.
publico.es
Laporta anuncia un referéndum para ratificar el Espai Barça
El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, ha anunciado que si la Asamblea de Socios Compromisarios, interrumpida este domingo y que continuará el próximo sábado, aprueba la financiación del Espai Barça, el proyecto de transformación de las instalaciones de la entidad, se realizará un referéndum para que lo ratifique toda la masa social del club azulgrana.
europapress.es
Una persona fallecida y otra herida en una colisión frontal en la A-336 a su paso por Íllora (Granada)
Una persona ha fallecido y otra ha resultado herida al colisionar dos vehículos en Íllora (Granada), según informa Emergencias 112, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.
europapress.es
Adiós al humo en las terrazas: "Los no fumadores están siendo agredidos porque vivimos en una 'tabacocracia'"
El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo y la asociación nofumadores.org exigen al Gobierno espacios libres de humo y la prohibición de fumar en las terrazas de los locales de hostelería.
publico.es
Trobades en una séquia les campanes robades el 2019 d'una ermita de Massoteres
Els instruments del santuari de la Mare de Déu de Camp-real han aparegut a 50 quilòmetres d'on van ser sostretes
ccma.cat/324/
Desde jubilados que quieren ver el volcán de La Palma a residentes: la vida en un aeropuerto siempre pendiente de la ceniza
“No pensé que fuera a llegar hoy a La Palma”, afirma una grancanaria residente en esta isla mientras sujeta a su pequeño en brazos. Lo mismo manifiesta Manolo, un maestro jubilado que tenía muchas ganas de regresar a esta isla y apreciar además el volcán. “No me lo creo”, señala desde el avión mientras se vislumbra desde las alturas la silueta de la isla y una columna de ceniza al fondo. Iba a venir a pasar unos días con un amigo de Tenerife, que finalmente decidió no viajar por miedo a la erupción. “Yo he escuchado a los científicos insistir en que la isla es segura”, apunta Manolo, que cree que también se puede contribuir consumiendo en  los negocios de los municipios que ahora peor lo están pasando. Se confiesa un apasionado de los viajes y de la fotografía, pero debido a la pandemia lleva mucho tiempo sin hacerlo. “Tengo 67 años y la mente muy joven”, insiste. Su intención es reencontrarse con la isla, que no visita desde hace muchos años cuando hizo la ruta de los volcanes. Masao y sus familiares y amigas también han llegado al aeropuerto animados por una amiga que reside en La Palma, que les ha remarcado que es un lugar seguro para poder hacer turismo por otras zonas, pero también ver el volcán. Masao es de origen japonés pero lleva gran parte de su vida viviendo en Vecindario, en Gran Canaria, donde se dedicaba a arreglar cámaras de fotos. Ahora está jubilado y ha querido visitar la isla. “Hay también mucho miedo aún”, afirma una trabajadora de una de las empresas de alquiler de vehículos que se encuentran en el aeropuerto de La Palma. Señala que sí que hay reservas y que quien quiere o tiene que viajar suele cambiar la opción del avión por el barco, pero “es una incertidumbre constante”. El volcán, la cantidad de ceniza que emite y los vientos varían y otra vez la pista del aeropuerto se impregna de ceniza y es imposible mantener la actividad aérea. Durante todo el fin de semana el aeropuerto ha estado inoperativo, una situación que deja al mar como única vía para salir o entrar de La Palma. La ceniza además ha afectado este domingo al aeropuerto de Tenerife Norte, donde la visibilidad era complicada. Los controladores explicaban que tanto las salidas como las llegadas se han encaminado al este del aeropuerto, lo que ha producido demoras. Este lunes por la mañana todas las miradas estaban puestas en los monitores. La compañía aérea local Binter, por ejemplo, preveía que este inicio de semana sí que pudiese reanudar sus conexiones al completo y así sucedió al comienzo de la jornada, pero no sin retrasos. “¿El vuelo de La Palma, se mantiene o se ha cancelado?”, eran la pregunta constante en el mostrador del aeropuerto de Gran Canaria, donde a primera hora también se producían retrasos con Tenerife Norte. En la tarde de este lunes la compañía canaria se veía obligada a cancelar los últimos cuatro vuelos previstos debido, de nuevo, a la presencia de ceniza. "Seguimos evaluando la situación para retomarla cuando se pueda operar con seguridad", explica en sus redes sociales. María Jesús, Conchi y Rosi se pasan los días limpiando cenizas en el aeropuerto de La Palma. Son miembros de la plantilla de limpieza y afirman que ahora el trabajo es mucho más duro. “Se trabaja con mucho calor y no paramos de limpiar ceniza”, afirman. Ataviadas con gafas, mascarillas y un uniforme de protección especial señalan que este fin de semana la cantidad recogida ha sido mucho mayor. Las tres se han convertido en las trabajadoras más esenciales desde que comenzara la erupción volcánica el pasado 19 de septiembre. Por su parte, las labores a pie de pista también son imprescindibles y la ceniza de la pista se recoge gracias a la ayuda de un helicóptero del ejército. El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende ha hecho mención durante la rueda de prensa de este mediodía precisamente a la operatividad del aeropuerto de La Palma, que entonces funcionaba con normalidad, y a la calidad del aire, ya que hay un problema "obvio" relacionado con las partículas en suspensión de la erupción y la calima. Por ello, se recomienda el uso de la mascarilla y si es posible una FFP2. La colada que más preocupa en estos momentos es la que se dirige a la costa aunque se ha ralentizado. La altura de la columna de cenizas y gases a primeras horas de la mañana eran de 4.000 metros. De alcanzar el mar, se producirá el confinamiento de más núcleos del municipio de Tazacorte que los que ya obligó la colada primigenia. Este mismo lunes volvía a clase el alumnado, pero este martes se realizará de forma online en Tazacorte, debido a esa alerta de que pueda llegar la lava al mar y afecte a la calidad del aire. 
eldiario.es
El expresidente Toledo pide no volver a la cárcel por su estado de salud "en declive"
El expresidente peruano Alejandro Toledo ha pedido a la Justicia de Estados Unidos, donde fue detenido y está a la espera de extradición, no volver a ingresar en prisión por su estado de salud "en declive".
europapress.es
El volcán de La Palma sigue sin dar síntomas de debilidad cuando se cumple un mes de su erupción
La isla continúa pendiente de la evolución de las coladas, que han entrado en una fase de "estabilidad y lentitud". Por otro lado, se reanudan las clases después de un mes.
publico.es
A Rufián casi no le caben los 'me gusta' en Twitter tras este tuit sobre Victoria Federica
Gabriel Rufián se ha metido de lleno en uno de los temas del día y su llamativa opinión va camino de los 15.000 ‘me gusta’ en poco más de tres horas en Twitter. El diputado de ERC en el Congreso se ha hecho eco de que Victoria Federica, hija de la infanta Elena y, por lo tanto, sobrina del rey Felipe VI y nieta del rey emérito Juan Carlos I, se ha ido a vivir con su pareja a un piso por el que pagará 5.000 euros al mes, según ha contado Viva la vida. Una información por la que la joven se ha convertido en trending topic durante todo el día en la red social del pájaro azul. La sobrina del rey se ha mudado al Paseo de la Castellana, en pleno centro de Madrid, con el DJ Jorge Bárcenas, su pareja desde hace dos años. Según el programa de Telecinco, la vivienda tiene unos 500 metros cuadrados es “amplia y muy luminosa”. Tiene también portero físico, calefacción central y patio interior. Sobre esto se ha pronunciado de manera rotunda Gabriel Rufián en Twitter: “Irene Montero y Pablo Iglesias viviendo en una casa pagada con su dinero tras años de trabajo político y docente son unos parásitos pero Victoria Federica alquilándose un piso de 5.000€ al mes con 21 años y sin trabajo e ingresos conocidos es un ejemplo de superación personal”. Irene Montero y Pablo Iglesias viviendo en una casa pagada con su dinero tras años de trabajo político y docente son unos parásitos pero Victoria Federica alquilándose un piso de 5.000€ al mes con 21 años y sin trabajo e ingresos conocidos es un ejemplo de superación personal.— Gabriel Rufián (@gabrielrufian) October 18, 2021TAMBIÉN TE PUEDE INTERESARRufián dice la palabra Auschwitz y lo que hacen los de Vox en ese momento le da para comentarloRufián recupera un tuit de Albiol de 2015: tan suave que es imposible que no duelaRufián sulfura a algunos con un colorido tuit en plena Fiesta Nacional
huffingtonpost.es
La izquierda abertzale reniega de ETA y busca normalizar su papel político
En una declaración histórica y medida al extremo, el líder de la coalición EH Bildu, Arnaldo Otegi, y el de su principal partido Sortu, Arkaitz Rodríguez, han expresado que sienten "enormemente" el "sufrimiento" de las víctimas de ETA, que ese dolor "nunca debió haberse producido" y que, como herederos de quienes dieron cobertura a la violencia, se comprometen a "mitigar" el daño causado. En euskera han incorporado que lo hacen "de corazón". Sus palabras llegan a punto de cumplirse este miércoles diez años del comunicado con el que ETA puso final al terrorismo, a la extorsión y a la violencia callejera. La escenificación de la ruptura con el pasado, trabajada con los socios de la coalición, llega en un contexto en el que la izquierda abertzale batalla con el PNV por ser decisivo en la gobernabilidad del Estado y por ser una alternativa real de Gobierno en Euskadi.Nada ha sido casual en la puesta escena, tras la cual no se han admitido preguntas de los medios de comunicación. No lo era la fecha, que ha generado un contexto de actos y conmemoraciones de lo ocurrido en octubre de 2011. Tampoco el lugar, el palacio de Aiete en Donostia, donde hace una década se diseñó una conferencia internacional con mediadores como Kofi Annan, exsecretario general de la ONU, y que fue la pista de aterrizaje que necesitó ETA para decretar el cese de sus actividades sin que pareciese una rendición ante la cadena de operaciones policiales que la habían debilitado al extremo en los años anteriores. Ni por supuesto eran improvisados los portavoces elegidos. En castellano, Arnaldo Otegi, histórico referente de la izquierda abertzale desde hace más de dos décadas y él mismo miembro de ETA y preso en el pasado. En euskera, Arkaitz Rodríguez, también encarcelado en su día y secretario general del partido que da continuidad a los ya extintos HB, EH, Sozialista Abertzaleak o Batasuna, entre otras siglas que fueron ilegalizadas. En esta ocasión, la coalición EH Bildu no ha delegado en portavoces independientes o de partidos socios como EA, Aralar o Alternatiba, que históricamente sí se han desmarcado de ETA. Sortu, además, ofrece este mensaje en puertas de un proceso congresual en el que las bases tomarán la palabra."Es el paso que faltaba por dar y son quienes tenían que dar ese paso", afirmaba tras conocer la declaración una fuente con gran relevancia dentro de EH Bildu. El documento como tal tiene cinco puntos, aunque es exclusivamente el tercero el que alude a las víctimas. En el primero se destaca que el final de ETA ha sido “total y completo”. Es un mensaje en clave interna destacando la “unanimidad” en la apuesta por las “vías exclusivamente políticas”. Veladamente, se deja caer que en Irlanda el IRA acabó pero que ha habido escisiones. Aquí, la disidencia es mínima. El grupo de presos articulado en torno a las siglas ATA es muy reducido y cuando ha planteado medidas de presión -como una huelga de hambre carcelaria acompañada de sabotajes callejeros tras el confinamiento en 2020- el propio aparato abertzale contribuyó a frenarlo. Simbólicamente, esta corriente ha querido rescatar las siglas HB (ahora Herritar Batasuna y no Herri Batasuna) como su brazo político. A nivel juvenil, también hay nuevas siglas que cuestionan la línea política e institucional, como GKS.En el segundo punto, la izquierda abertzale asegura que en el final de ETA no había “trampa”, que no era “ningún cálculo táctico” sino un movimiento que “respondía y responde a profundas convicciones éticas y políticas”. Con ese preámbulo, lanza un mensaje a las víctimas en el tercer apartado: “Desgraciadamente, el pasado no tiene remedio. Nada de lo que digamos puede deshacer el daño causado, pero estamos convencidos de que es posible al menos aliviarlo desde el respeto, la consideración y la memoria. Queremos decirles de corazón [a las víctimas de ETA] que sentimos enormemente su sufrimiento y nos comprometemos a mitigarlo en la medida de nuestras posibilidades. Siempre nos encontrarán dispuestos a ello”. En euskera, Rodríguez ha leído la literalidad del texto presentado, esto es, que era una disculpa "de corazón", aunque Otegi no lo ha hecho en castellano.El mensaje va más allá del que la propia ETA lanzó en 2018 cuando anunció su desaparición. Entonces, pidió perdón exclusivamente a las víctimas que no habían tenido responsabilidad en el “conflicto”. Y sigue a otros movimientos que lentamente se han ido produciendo, como la presencia en algunos homenajes a asesinados por ETA o políticas más abiertas como las iniciadas por el que fuera alcalde de Errenteria, Julen Mendoza. Este fin de semana, en varias entrevistas, quienes en aquel tramo final de ETA negociaron con la izquierda abertzale, José Luis Rodríguez Zapatero o Jesús Eguiguren, habían demandado precisamente un mensaje de estas características a Otegi. Opina quien fuera primer líder de Sortu y parlamentario vasco, Hasier Arraiz, que la izquierda abertzale ha hecho un ejercicio de funambulismo al haber dado un “enorme” paso sin haber “traicionado” su memoria. ¿Calará en las bases y supondrá el final de los recibimientos a los exterroristas cuando abandonan la cárcel?PSOE y Unidas Podemos, partidos que conforman el Gobierno de España, han acogido de buen grado el mensaje de la izquierda abertzale. “Cuando uno sabe lo que cuesta dar un paso en ese mundo, lo valora. Llevábamos años reclamándolo. Sabemos lo que cuesta que se den avances, es un mundo complicado, lento. Hace solo tres años hubo un comunicado de ETA hablando de víctimas colaterales, es decir, despreciando a las víctimas”, ha dicho el nuevo responsable de Memoria del PSOE, Patxi López, que fue lehendakari entre 2009 y 2012. Y ha añadido: “Hay una especie de enmienda a su papel en el pasado como sostenedor [de ETA]”. Su mensaje ha sido muy claro y sin matices y ha llegado muy poco después de que se conociera la noticia. Mientras, el principal partido vasco, el PNV, al frente del Gobierno vasco, ha lanzado un doble mensaje aplaudiendo el “paso” en la “buena dirección” pero lamentando que sea “corto e insuficiente” por no recoger la injusticia de la violencia. El lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha pronunciado en la misma línea y se ha mostrado sorprendido por la inclusión de una referencia en el comunicado al derecho a decidir como “asignatura pendiente” tras el final del terrorismo.En efecto, como añadidura, la izquierda abertzale incluye dos últimos puntos en el comunicado. En ellos se exige una “solución” a los reclusos de ETA, a los que llama “presos políticos”. Significativamente, Rodríguez y Otegi solamente han dicho "presos" en la lectura de la declaración, otra modificación discursiva fundamental. “Queremos reivindicar el papel activo, decidido y decisivo de los presos en la superación de la estrategia armada y su definitivo compromiso con las vías pacíficas y democráticas. Sin ellos no hubiera sido posible”, entiende Sortu, cuyo líder llevaba un pin por los derechos de este colectivo en la chaqueta. Son alrededor de 200, cuando hace una década eran 700. En España, ninguna está en una cárcel más al sur de Madrid. También se considera como “asignatura pendiente” que al final de la violencia le siga el reconocimiento nacional vasco y el derecho a decidir. Otegi ha querido situar el origen de este “conflicto” en el bombardeo nazi de Gernika de 1937 con otro pin en su chaqueta.La comparecencia de Otegi y Rodríguez ha dividido a las víctimas de ETA entre las que agradecen el gesto y las que lo ven insuficiente. Ese debate se ha escenificado vivamente en una charla que han compartido en Vitoria María Jáuregui, hija del gobernador civil de Gipuzkoa Juan María Jáuregui y de Maixabel Lasa, y Marta Buesa, hija del que fuera vicelehendakari, Fernando Buesa. La primera ha destacado el comunicado como un avance e incluso ha deseado que el Estado hiciera lo mismo con el GAL. La segunda, ha considerado que falta el “reconocimiento de la injusticia” y una enmienda de totalidad por haber dado cobertura a ETA a nivel político durante años. Desde Covite, Consuelo Ordóñez, hermana del dirigente del PP, aprecia también un salto pero muchos deberes pendientes: "La izquierda abertzale ha reconocido que ETA causó dolor a sus víctimas, cosa que hasta ahora no habían hecho. Pero no asumen la responsabilidad que tuvieron ETA y la izquierda abertzale a la hora de causar ese dolor, y tampoco reconocen que si duró tanto tiempo fue responsabilidad única y exclusivamente suya". Varias voces cercanas a las víctimas aseguran que no llega al umbral mínimo que se aprobó en 2012 en el Parlamento Vasco, el denominado “suelo ético” para interpretar el pasado. El exterrorista Joseba Urrusulo Sistiaga, presente en la misma charla que Jáuregui y Buesa, ha constatado que en su día la izquierda abertzale boicoteó hasta tildar de traidores a quienes se desmarcaron de ETA y se arrepintieron en el marco de la ‘vía Nanclares’, de la que es uno de sus principales exponentes. A la actual izquierda abertzale, sin embargo, se le resiste el uso del verbo "condenar". Recientemente, cuando fue agredido un joven del PP en Vitoria -un caso que se investiga como delito de odio- EH Bildu lo rechazo con contundencia pero no se sumó a declaraciones con el término "condena". Es un asunto que incluso genera tensiones internas. EA, partido escindido en 1986 del PNV y que fue uno de los promotores de esta coalición soberanista, tiene una enorme división interna en la que los críticos, liderados por Maiorga Ramírez y auspiciados por el lehendakari y fundador, Carlos Garaikoetxea. Este grupo denuncia que EH Bildu se ha convertido en un apéndice de Sortu hasta que el punto de que se ha renunciado a denunciar los homenajes a presos de ETA o a "condenar" actos violentos, como siempre había hecho este partido. Estas discrepancias se están ventilando en los tribunales y habrá en 2022 un congreso, poco después del de Sortu.En España, la derecha ha despreciado la declaración política de Otegi y Rodríguez. El PP ha salido tromba este lunes en cuanto se hizo público el comunicado con Pablo Casado a la cabeza, quien ha asegurado del coordinador de EH Bildu que "no es un hombre de paz sino un terrorista", en referencia a la frase que pronunció en su día Rodríguez Zapatero. Casado también tuvo palabras para el expresidente socialista en un mensaje en redes: "ETA fue derrotada policial y judicialmente no por cesiones de Zapatero". Además de Casado, su portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra; o la diputadas estatal Teresa Jiménez-Becerril y de la Asamblea de Madrid, Mari Mar Blanco -hermana de Miguel Ángel Blanco-, arremetieron este lunes contra los abertzales. El líder en Euskadi, Carlos Iturgaiz ha despachado el asunto aludiendo a la “repugnancia” que le provoca Otegi. También desde Ciudadanos se revolvieron contra el anuncio. Inés Arrimadas dijo que se trata de una declaración "sin novedad alguna" y que "Bildu sigue sin condenar la violencia, sin colaborar con la justicia y organizando homenajes a etarras". Desde Vox, su portavoz, Jorge Buxadé, señaló que "nadie se cree" las palabras de Otegi. Ninguno de los principales rostros de la ultraderecha española hizo comentarios al respecto durante el lunes, informa Aitor Riveiro.La normalización de EH Bildu en la vida política española es uno de los grandes anatemas para la derecha española. De hecho, los diferentes acuerdos cerrados por el Ejecutivo de coalición han sido repetidamente utilizados como ariete contra Pedro Sánchez, hasta el punto de que las tres derechas del Congreso tildan de "ilegítimo" al Gobierno precisamente por apoyarse en los abertzales en determinados momentos, como en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Ocurre lo mismo con la gobernabilidad en Navarra, donde la presidenta socialista, María Chivite, encara un tercer acuerdo económico con la coalición abertzale entre duras críticas de Navarra Suma (la coalición de UPN con PP y Ciudadanos).A la inversa, es común escuchar a portavoces de EH Bildu decir que sienten facilidad para dialogar y pactar en Madrid y Pamplona pero no en Vitoria, con Urkullu de lehendakari. En Euskadi, aspira claramente a ser una alternativa al PNV, para lo cual se precisarían sumas en clave de izquierda con los socialistas -que hasta ahora ha separado los pactos de colaboración de los pactos de gobernabilidad precisamente por ETA- y con Elkarrekin Podemos-IU. Los nacionalistas, de hecho, entienden que la imposibilidad de llegar a acuerdos estables entre ellos se debe fundamentalmente a la competencia electoral. "La izquierda abertzale mantiene el objeto político fundacional de ETA: sustituir al PNV. Pero también fracasará", pronosticó el portavoz parlamentario 'jeltzale', Joseba Egibar, hace unos meses.En todo caso, es impensable ahora imaginar una izquierda independentista que boicotee las instituciones, como ocurría en los inicios de la democracia, cuando los electos no ocupaban sus escaños. Son más de cien los municipios alaveses, vizcaínos, guipuzcoanos o navarros que controla. En los últimos años, EH Bildu se ha institucionalizado y buscado un perfil más de izquierdas, verde y feminista que le ha llevado a comer parte del espacio que logró Podemos cuando ganó las elecciones generales hace un lustro y a tener en Madrid un portavoz que procede de IU, Oskar Matute. Su gran acuerdo con Sánchez, de hecho, fue la derogación de la reforma laboral para toda España y no algo privativo para Euskadi. El PNV, históricamente el grupo vasco conseguidor por excelencia en Madrid, ironiza que la izquierda abertzale hace ahora justamente lo que les criticaban a ellos en el pasado. No obstante, los hechos sitúan al PNV -y no a EH Bildu- como socio más leal y continuado del Ejecutivo de Sánchez.
eldiario.es
Vitoria 1976 y Sanfermines 1978, las dos matanzas que llevan al banquillo a Martín Villa
El procesamiento en Argentina de Rodolfo Martín Villa (León, 1934) se fundamenta en la matanza de la Policía Armada en una iglesia de Vitoria el 3 de marzo de 1976 –que dejó tres muertos en el acto, dos en los días siguientes y tres víctimas adicionales en protestas que tuvieron lugar en otras ciudades– y en las cargas policiales en la plaza de toros de Pamplona durante el San Fermín de 1978 –en las que falleció de un balazo en la frente el joven Germán Rodríguez y hubo otros heridos–. En el primero de los casos, Martín Villa era ministro de Relaciones Sindicales con Carlos Arias Navarro como presidente; en el segundo, era titular de Interior con Adolfo Suárez. Antes y después ocupó importantes cargos en el Estado. Villa estuvo en Vitoria a los pocos días de las cargas policiales junto con otro ministro de la época, el ya fallecido Manuel Fraga, quien después sería fundador del PP y presidente de Galicia. Visitaron a los heridos en el hospital. ¿Qué es lo que sucedió? En la tarde del 3 de marzo de 1976, en el barrio obrero de Zaramaga, entonces a las afueras de Vitoria, 4.000 trabajadores celebraban una asamblea de huelga en la iglesia de San Francisco de Asís. Las movilizaciones tenían paralizadas las grandes industrias de una ciudad de entonces menos de 150.000 habitantes y el lugar en que se reunieron los trabajadores era uno de esos rodeado de casas de ladrillos rojos construidas en la dictadura para albergar a los inmigrantes llegados de Castilla, Extremadura, Andalucía o Galicia. La Policía Armada del franquismo disolvió aquella asamblea sin contemplaciones, a tiros. Los balazos asesinaron a cinco trabajadores y dejaron decenas de heridos. Fue la mayor masacre de los aparatos del Estado en la Transición, como se hizo constar en la emisora de radio de los 'grises': "Hemos contribuido a la paliza más grande de la historia. Ha sido una masacre". "Ya tenemos dos camiones de munición. O sea que actuar a mansalva y a limpiar, nosotros que tenemos las armas, a mansalva y sin duelo de ninguna clase", se escuchaba igualmente.La investigación argentina contra Martín Villa evoca a tres de los cinco fallecidos, a Pedro María Ocio, Francisco Aznar y Romualdo Barroso. Ellos cayeron en el acto. José Castillo y Bienvenido Pereda murieron días después por las heridas en el hospital. La mayoría eran trabajadores de fuera. Unos días después, en Basauri, se convocó una huelga en solidaridad con estos sucesos y la Guardia Civil la disolvió dejando herida de muerte a otra persona, Vicente Antón. En Tarragona hubo otra bajo el lema 'Vitoria hermanos, nosotros no olvidamos'. Según un testigo, un joven de 19 años llamado Juan Gabriel Rodrigo Knafo huía de los 'grises' por los tejados de la ciudad cuando recibió el impacto de una pelota de goma y cayó al vacío. La octava víctima es Mario Marotta, italiano, alcanzado por fuego real de las fuerzas de seguridad de aquel país que reprimían una protesta delante de la embajada de España en Roma.Precisamente este 2021, todas las instituciones salvo el Gobierno de España han acordado con el Obispado que esa iglesia de San Francisco de Asís se convierta en un Memorial. El templo lleva sin oficios religiosos desde 2014 y ahora es sede de una exposición permanente de belenes. En cuanto a los Sanfermines rotos, como se conoce a los de 1978, dejaron en Pamplona a más de 150 personas heridas, 11 ellas de bala, además de un muerto: el joven activista político Germán Rodríguez, que durante los disturbios que siguieron a una intervención de la Policía en la plaza de toros de la capital navarra recibió un disparo efectuado por las Fuerzas de Seguridad de Estado y cayó abatido. Fue unas horas antes, al finalizar la corrida de toros de ese día, cuando en la plaza comenzó la represión. Unos 50 jóvenes de las peñas saltaron a la arena con una pancarta que pedía: "¡Amnistía Total, Presoak Kalera, Sanfermines sin Presos!". 40 miembros de la Policía Armada que custodiaban la plaza entraron en el recinto y comenzaron a cargar contra los tendidos con material antidisturbios: pelotas de goma y gases lacrimógenos. El público respondió a la violencia policial con el lanzamiento de botellas y almohadillas. Fue entonces cuando la Policía hizo uso de las armas de fuego, dejando cinco heridos de bala en el propio ruedo.Horas más tarde, con la ciudad convertida en un escenario de batalla y revueltas, llena de barricadas y con manifestantes intentando asaltar el Gobierno Civil, las Brigadas Antidisturbios continuaban disparando con armas de fuego contra los alborotadores. Fue entonces cuando por la radio interna de la Policía se dio la orden de despejar la ciudad disparando sin discreción: "Preparad todas las bocachas y tirad con todas las energías y lo más fuerte que podáis. No os importe matar". Un mensaje claro y conciso que provocó que hacia las 22.15 de la noche Germán Rodríguez cayera muerto de un disparo en la frente en la en la confluencia entre las Avenidas de Carlos III y Roncesvalles, cerca de la plaza de toros de Pamplona. 43 años más tarde se desconoce todavía quién fue el autor del disparo y el tipo de arma que acabó con la vida del activista de 27 años.
eldiario.es
Las colas del volcán de La Palma están estables y lentas
La norte ha recorrido 50 metros en 24 horas
1 h
publico.es
La tradición vuelve a las calles de Sevilla
El Jesús del Gran Poder procesiona estos días por las parroquias de la capital andaluza
1 h
publico.es
El Dínamo de Kiev ya está en Barcelona
Los de Mircea Lucescu son líderes en su liga por delante del Shakhtar Donetsk
1 h
publico.es
Los 'reds' de Klopp aterrizan en Madrid con ganas de guerra ante el Atlético
El Liverpool se mentaliza para darlo todo ante los rojiblancos en el duelo de Champions en el Metropolitano
1 h
publico.es
La incidencia acumulada sube 2 puntos con respecto al viernes y se sitúa en 42 casos por 100.000 habitantes
Esta subida se hace notar en 12 comunidades, especialmente en el País Vasco, Navarra o Murcia
1 h
publico.es
Inesperado encuentro entre Inés Arrimadas y Albert Rivera en un foro de turismo en Madrid
Tras meses de alejamiento entre ambos, la líder de Cs asegura que ha sido una "grata sorpresa"
1 h
publico.es
El PP intenta oponer a Pedro Sánchez contra Felipe González dos días después de que este ofreciera lealtad al presidente
Tanto el presidente de los populares, Pablo Casado, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso han mencionado al expresidente del PSOE y su intervención en el Congreso del pasado fin de semana en Valencia.
1 h
publico.es
Hazard se ahorra el Shakhtar para debutar en un clásico en el Camp Nou
Eden Hazard era feliz en Londres. Allí pasó siete temporadas a su aire, sin que los entrenadores le apretasen mucho. A nadie en el Chelsea le preocupaba que llegase a la pretemporada con sobrepeso o su indolencia invernal en los entrenamientos. Rafa Benítez le dio libertad para sacar su mejor versión, y con Mourinho tuvo un tira y afloja por su falta de intensidad. Aunque el día que el club londinense despidió al técnico luso, el belga le envió un mensaje conciliador. Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/