eldiario.es - eldiario.es
Noticias no leídas (Usuario de demostración)
eldiario.es - eldiario.es
Noticias no leídas (Usuario de demostración)
Vox tensa la cuerda y condiciona la Comunidad de Madrid a tener concejalías en el Ayuntamiento: 20 días para negociar
48 horas después de haber investido a José Luis Martínez-Almeida alcalde de la capital, Vox ha decidido tensar la cuerda en las negociaciones madrileñas. Su candidata autonómica, Rocío Monasterio, ha anunciado este lunes que corta "toda relación con el PP" en la Comunidad de Madrid porque los populares han "incumplido", siempre según la diputada de la formación de extrema derecha, el acuerdo que los dos partidos ratificaron el viernes por la noche para evitar que en varias ciudades saliesen adelante gobiernos municipales de izquierdas.A pesar de que a primera hora del sábado Vox anunciaba que esta negociación, ratificada con "el acuerdo de Ciudadanos", recogía que los representantes del partido de Santiago Abascal "obtendrá concejalías de gobierno en proporción a sus resultados en cada localidad", finalmente eso no se produjo en el Ayuntamiento de Madrid. El recién elegido alcalde y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han hecho públicos los nombres de la primera línea del equipo municipal y en ella no figuran cargos del partido de extrema derecha.Durante todo el fin de semana, dirigentes del PP y de Vox habían dado a entender que la integración se produciría en el segundo escalafón como concejales de distrito adscritos a las áreas que gobernarán los populares en el Palacio de Cibeles. Aún así, una vez que el tripartito consiguió desbancar a Manuela Carmena del Consistorio de la capital, PP y Ciudadanos se reunían este lunes en la Asamblea regional para continuar con su siguiente objetivo: negociar un acuerdo de Gobierno en la Comunidad de Madrid. Y ha sido en este escenario donde Monasterio ha decidido romper el guion que los otros dos partidos habían diseñado para este primer día de reuniones en el parlamento autonómico.Tras más de una hora de reunión, sus portavoces comparecían ante los medios, los dos alardeaban de su buena sintonía aportando respuestas parecidas, la reunión había sido "muy cordial" y había ido "francamente bien". No aportaban más información. Según comentaban, habían comenzado a diseñar el programa y no habían hablado de la distribución de cargos. Sobre el papel de Vox en ese Ejecutivo en el que están trabajando, el portavoz adjunto de Ciudadanos, César Zafra, insistía: "El Gobierno y la negociación será con el PP".Monasterio ha esperado a que se produjeran esas dos intervenciones para tomar la palabra ante los medios. Vox no ha estado presente en la reunión, a pesar de que sin sus votos el Gobierno que negociaban minutos antes Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado no puede salir adelante. La candidata del partido de extrema derecha en la región ha optado por hacer valer sus votos y ha anunciado que corta "toda relación con el PP" en la Comunidad de Madrid por "incumplir" su acuerdo en el Ayuntamiento.Vox pone precio al apoyo a AlmeidaEl tiempo dirá si es un golpe de timón en las negociaciones o si se trata de otro farol de Vox. La estrategia del partido de Abascal es vincular ambas negociaciones y no dar por cerrada la estructura del Gobierno municipal hasta que se vote la investidura de la presidencia de la Comunidad de Madrid en la Asamblea regional.  De esta forma, hace ver que que el apoyo otorgado el sábado a Martínez-Almeida para investirlo alcalde no ha sido gratuito y que PP y Ciudadanos deberán ceder poder en el consistorio y en la Comunidad. "Hasta que no se aclare qué está pasando en el Ayuntamiento no tiene sentido seguir avanzando en la Comunidad", ha apuntado Monasterio. La diputada autonómica ha insistido en que el acuerdo firmado el sábado de madrugada con el PP contemplaba "una coalición de Gobierno", incluía "concejalías de Gobierno para Vox", así como "una proporción en presupuestos". Por lo tanto, ha advertido de que actualmente hay "un incumplimiento de un contrato entre PP y Vox".Mientras tanto, Ciudadanos, que depende de los votos de Vox para todo en Madrid, hace ver que los pactos que los populares hayan firmado con el partido de extrema derecha no le incumben. Horas después de la amenaza de Monasterio, Vox a través de un comunicado ha recordado que el acuerdo municipal "contempla un plazo de 20 días naturales desde su constitución para integrar en "concejalías de gobierno y puestos de responsabilidad directiva de entes municipales" a representantes del partido de extrema derecha en número.Y ese es exactamente el tiempo que falta para la votación de la Asamblea de Madrid en la que el PP pretende llevar a la presidencia a su candidata, Isabel Díaz Ayuso. Ciudadanos de momento no tira la toalla y este lunes deslizó que la presidencia no estaba decidida. Lo hizo su candidato, Ignacio Aguado, en una entrevista en Esradio en la que aseguró que por ahora está "todo abierto"."No hemos empezado a negociar los puestos en el gobierno", ha defendido. Horas antes, los populares, que dan por hecho que será Ayuso quien ocupe la máxima responsabilidad en el Gobierno regional, despejó este asunto. "Entendemos que el partido que tiene más votos es el PP", alegó el portavoz del equipo negociador, Miguel Ángel García Martín.Si se cumple la amenaza de Monasterio, la investidura de Díaz Ayuso queda vinculada a partir de este lunes a la integración de Vox en el Gobierno municipal de Almeida, con áreas de gobierno y presupuesto.Tras conocerse la posición de Vox de reclamar sillones en el Gobierno del Ayuntamiento, la ya vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha advertido de que una entrada de la formación de extrema derecha en el Gobierno municipal requeriría del visto bueno de Ciudadanos. "El acuerdo dice muy claro que el gobierno será ostentado por PP y Ciudadanos y cualquier modificación de la estructura de gobierno requerirá del acuerdo expreso y por escrito de las dos partes", ha defendido la vicealcaldesa, que ha señalado que ese punto del pacto lo redactó ella misma.Ciudadanos ya se ha abierto a que Vox ocupe presidencias en algunas de las Juntas de distrito (en Madrid hay 21) dentro de las concejalías del Partido Popular. Según la tesis de la vicealcaldesa, estos cargos no forman parte del Gobierno municipal, pese a que manejan presupuesto público. Villacís asegura que si los dirigentes de Vox acaban en esos puestos no requeriría de la aprobación por parte de Ciudadanos.Entretanto, el nuevo alcalde "ni confirma ni desmiente" que el PP esté pensando en las presidencias de juntas de distrito para contentar a Vox y se ha negado a hablar de las exigencias de los de Abascal porque fue un "acuerdo a nivel nacional". Almeida pedía a Vox que no haga pesar "sobre los ciudadanos de Madrid" las posibles "discrepancias" en la negociación de la capital y no impida, por tanto, que en la Comunidad de Madrid haya un Gobierno de PP y Ciudadanos.Vox también ha elevado este lunes la presión en la ciudad de Granada contra el Gobierno municipal que apoyaron, en este caso liderado por Ciudadanos. La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha recalcado que su formación debe entrar en el gobierno de la capital granadina en proporción a su representación – tres concejales – y ha advertido de que el "incumplimiento de este acuerdo" supondrá que promuevan una "moción de censura de inmediato" contra el alcalde.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Bicefalia para sustituir a Carmena: Rita Maestre será la cara de Más Madrid e Higueras estará al frente del aparato
Más Madrid trata de diseñar un futuro sin Manuela Carmena en el Ayuntamiento. La exalcaldesa ha renunciado al acta de concejal en el primer día hábil de mandato de su sucesor, el candidato del PP, José Luis Martínez-Almeida y su partido ha reconfigurado la estructura para tratar de llenar el vacío solo un par de horas después. La que fue durante estos últimos cuatro años su mano derecha en el Gobierno de Ahora Madrid, Marta Higueras, no ha tardado en advertir de que la marcha de la regidora no la aparta de la primera línea de Más Madrid y que aspira a alargar su carrera política optando a la sucesión. "Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen", advertía Higueras en Twitter solo unos minutos después de que se consumase la renuncia de su jefa de filas.Higueras zanjaba así los rumores sobre un supuesto abandono del cargo tras la salida de Carmena. No es la primera vez que la exprimera teniente de alcalde se postula para suceder a la exalcaldesa. La propia Higueras ya se había dejado querer durante una entrevista publicada por El País en noviembre, en la que afirmó que se presentaría a la Alcaldía si no estuviera Carmena, pese a que la regidora ya había confirmado su candidatura.Poco después de su mensaje en la red social este lunes, se confirmaba que la edil que ocupaba el segundo puesto de la lista de Más Madrid liderará una portavocía "orgánica" en Más Madrid. La formación ha optado por una bicefalia para tratar de reemplazar el incuestionable liderazgo de Carmena: Rita Maestre, portavoz en el Gobierno de Ahora Madrid y que sonaba en las quinielas como sucesora, se encargará de ser la voz de la formación en los medios de comunicación."Se plantea que Marta [Higueras] tenga un peso más orgánico en cuanto a que actúe como una especie de coordinadora del grupo", explica un concejal de Más Madrid a este diario. Higueras será la encargada además de ser la portavoz en los plenos municipales y asumirá la interlocución con el Gobierno de las tres derechas. "Intentamos mantener una línea de continuidad a Carmena", añade la misma fuente.La pasada semana la número tres de la lista, Rita Maestre, ya abría la puerta a una portavocía coral. Destacaba la posibilidad de que el grupo se conforme con "una dirección y varias portavocías" y añadía que nadie tiene intención de sustituir a Carmena porque eso "sería ridículo y osado".La decisión se ha votado este lunes a mediodía en una reunión del grupo municipal, pero ya estaba tomada días antes, según confirman diferentes fuentes a eldiario.es.  Tanto Higueras como Maestre han sido dos de las personas de máxima confianza de Carmena durante la última legislatura.Higueras representa al núcleo más cercano a la exregidora que deja en el Ayuntamiento de Madrid a un gran número de concejales de perfil más técnico y que la propia Carmena reclutó para configurar una lista "para gobernar", según explicaba Carmena.Maestre en cambio es la persona dentro del Ayuntamiento con más vínculo con el otro Más Madrid, el que lidera en la Comunidad, Íñigo Errejón, que aspira a continuar el proyecto ideado por Carmena. Dirigentes de la formación confirman a eldiario.es que la continuidad del proyecto se definirá el próximo otoño a través de un congreso.Más Madrid ha decidido por "unanimidad" contar con una "dirección colectiva" de cinco personas que ocuparán los cargos de las dos portavocías, una secretaría general (Inés Sabanés) y dos vocalías rotatorias, que durante los próximos seis meses ocuparán Carolina Pulido y Pablo Soto. Pulido –número 20 en la listas del partido al Ayuntamiento de la capital– es la concejal que obtiene su acta tras la marcha de la ex alcaldesa.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Las incógnitas del futuro de Valls en Barcelona: sin partido y con la financiación y las alianzas en el aire
Manuel Valls hizo de la necesidad virtud y, tras fracasar en las elecciones municipales de Barcelona, se convirtió en actor decisivo que le dio la Alcaldía a Ada Colau para arrebatársela al independentismo. Pero su gesto ha acelerado la ruptura de Ciudadanos con su plataforma y deja ahora su futuro en el aire: sin una estructura de partido y con una financiación reducida tras el divorcio, el exprimer ministro francés deberá reconfigurar su política de alianzas.Valls, que prometió que se quedaría los cuatro años de mandato como concejal raso si no ganaba las elecciones, se encuentra de momento meditando en silencio cómo encarar un escenario en el que pasará a liderar un grupo con otros dos concejales: el exministro del PSOE Celestino Corbacho y la ex de Unió Eva Parera. Los términos del divorcio con los otros tres ediles de Ciudadanos están todavía por determinar, pero lo que está claro es que se crearán dos grupos municipales y el de los naranjas lo encabezará Mari Luz Guilarte.La financiación que recibirá la plataforma de Valls se verá también afectada por la separación. No solo porque Ciudadanos aportó una parte "muy importante" del dinero con el que pagó su campaña electoral -así lo reconoció él en una entrevista-, sino porque el montante que iba a ingresar la plataforma por la subvención a su grupo municipal se verá reducida al quedar ahora Valls con tres concejales.Con sus cinco concejales en el anterior mandato, Ciudadanos ingresó alrededor de 300.000 euros anuales, una cifra que su candidatura contaba con multiplicar y que ahora se reducirá significativamente al separarse en dos grupos. Con todo, la cifra total que la lista Barcelona pel Canvi recibirá por los resultados del 26-M todavía no es definitiva. Por otro lado, está la cuestión de si Valls, una vez rotas las amarras con Ciudadanos decide impulsar un proyecto político propio. En este sentido, una de las incógnitas en materia de financiación es si sus pobres resultados harán que le den la espalda los empresarios que participaron en su despegue en la ciudad cuando todavía no había fraguado la alianza con Ciudadanos y que le habrían dispensado un salario mensual de unos 20.000 euros durante la precampaña, según el diario Ara. Valls no cuenta en Barcelona con una estructura de partido sólida, y aunque tiene Barcelona pel Canvi registrado como partido, la candidatura ha descansado sobre un pequeño núcleo de asesores y el gabinete de comunicación, con el cuartel general en Jardinets de Gràcia. Desde Ciudadanos expresaron su malestar por considerar que Valls hacía y deshacía en la candidatura sin contar con el equipo municipal, aunque de cara al público han mantenido siempre una imagen de unión, con foto incluida el día del pleno de investidura. Sin Ciudadanos, Valls se queda por ahora huérfano de alianzas políticas estables y con el único favor de partidos marginales como Lliures y UPyD. Pero su gesto de investir a Colau pese a las diferencias ideológicas le podría abrir otras puertas. La cintura demostrada por el exprimer ministro francés, que se jacta de haber cambiado una "concepción sectaria" de la política española –en recientes palabras a Le Parisien–, le han valido los elogios de socialistas e incluso algunos 'comuns' que le podrían conferir un nuevo rol en el consistorio.Los 'comuns', necesitados de mayorías para sacar adelante su programa y con una ERC rebotada, se resisten a que su mandato quede en manos de Valls, pero el PSC lo ve con mejores ojos al tener mayor coincidencia programática. Liberado de la ortodoxia de Ciudadanos, Valls lo tiene más fácil para acercarse a los socialistas, partido al que perteneció en Francia y que siempre ha reivindicado. De hecho, la ruptura de Valls y Rivera se explica por la importación que el exprimer ministro ha hecho del cordón sanitario a la extrema derecha que impera en Francia. Por contra, en España, Ciudadanos no ha tenido problemas para unir sus votos a Vox en autonomías y municipios, lo que Valls criticó desde el pacto andaluz y que en los últimos días le ha valido a Rivera varios toques de atención del partido de Macron, su teórico aliado liberal en Europa. Otro camino que podría emprender Valls, aunque es más incierto, sería liderar un todavía embrionario espacio de centroderecha catalanista no independentista. Exdirigentes de Unió y personas del entorno de Ciudadanos disgustadas con la estrategia de Albert Rivera trabajan para crear una formación que ocupe el centroderecha moderado que está huérfano desde la deriva soberanista y posterior implosión de Convergència, que barrió del mapa a Unió Democràtica. No obstante, en contra de esta operación juega el calendario, puesto que unas eventuales elecciones autonómicas en otoño o invierno le darían poco tiempo a consolidarse.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
El PP usa el fallo del Constitucional que desautorizó a Rajoy y exige el control parlamentario del Gobierno en funciones
Sin fecha cerrada para que Pedro Sánchez intente la investidura, Partido Popular y Ciudadanos han empezado a presionar al Gobierno en funciones pidiendo que se someta al control parlamentario. El PP pide lo mismo que Mariano Rajoy impidió en la legislatura fallida tras las generales de 2015. En aquel momento, el Gobierno en funciones se negó a atender la reclamación del Parlamento para que los ministros compareciesen y explicasen su gestión. El asunto acabó en manos del Constitucional, que falló en contra de los populares. La formación que lidera Pablo Casado quiere ahora usar aquella sentencia y someter al Ejecutivo de Sánchez al control del Parlamento. A Ciudadanos, como entonces, le parece bien. El pasado 5 de junio, los representantes de Casado y Rivera explicitaron su reclamación ante la Mesa del Congreso. Ambas formaciones pidieron ese día la puesta en marcha de las comisiones parlamentarias. Se trata de un requisito imprescindible para empezar a llamar a los ministros; cada uno a la comisión correspondiente con las competencias de su cartera.  Lo habitual es que Congreso y Senado no constituyan las comisiones parlamentarias hasta conocer la forma del Gobierno con el que estas se corresponden. A pesar de ello, la oposición parlamentaria quiere impulsar la puesta en marcha de estos organismos. Según fuentes de la presidencia del Congreso, "las comisiones parlamentarias no se pueden crear hasta que se crean los nuevos ministerios". En 2016, durante el Gobierno en funciones de Rajoy, Moncloa se negó a atender los requerimientos del Congreso exigiendo las comparecencias parlamentarias de los ministros. Aquella decisión de desoír las reclamaciones de un Parlamento, presidido entonces por el socialista Patxi López, acabó en manos del Tribunal Constitucional, que falló en contra del gabinete de Rajoy. En esa misma sentencia se basan ahora los populares para exigir la capacidad de control sobre el Gobierno que ellos mismos denegaron hace ahora poco más de tres años.El PP cuenta con el apoyo de Ciudadanos para llevar a cabo sus pretensiones: "El Congreso debe ponerse en marcha si el Gobierno no se constituye en un plazo razonable e insistiremos en ese planteamiento como ya hemos hecho en las últimas semanas", aseguran fuentes de la dirección de Ciudadanos en conversación con eldiario.es.De conseguir su objetivo, el Parlamento podría asumir una actividad que ahora no tiene, con todo supeditado a las negociaciones iniciadas por Sánchez para intentar buscar apoyos que le garanticen la investidura. Esa circunstancia solo podría darse en caso de que los meses de julio se consideren hábiles para la actividad parlamentaria, más allá de la previsible sesión plenaria en la que Sánchez habrá de someterse a la investidura. La Mesa del Congreso que preside la socialista Meritxell Batet ha dado un pequeño paso para permitir el control parlamentario al Ejecutivo, calificando varias de las preguntas por escrito presentadas por los diputados. El Gobierno las tiene que responder en el plazo de 30 días establecido por ley. Según fuentes de la presidencia del Congreso ningún partido ha registrado por ahora preguntas para respuesta oral, por lo que la posibilidad de convocar una sesión de control antes del parón veraniego parece improbable. En el Senado, los populares han ido un poco más allá en sus reclamaciones y han solicitado el inicio de la actividad plenaria, incluyendo sesiones de control al Gobierno. En esta Cámara, según fuentes de su presidencia, se prefiere esperar a que tomen posesión todos los nuevos senadores que deben ser elegidos por designación autonómica en los parlamentos creados tras las elecciones del 26M.  El secretario cuarto de la Mesa del Senado, Rafael Hernando (PP), quiere que el mes de junio no finalice sin que el Gobierno de Sánchez se vea obligado a pasar por el control de la Cámara Alta y así lo ha solicitado ante el presidente del Senado, Manuel Cruz. En sus razonamientos Hernando ha mencionado expresamente la sentencia del Constitucional que permite el control de Gobiernos en funciones. Una sentencia que se dictó contra el Gobierno del Partido Popular, en su etapa como portavoz parlamentario. Con comisiones, más sueldoLa puesta en funcionamiento de comisiones parlamentarias, además de la posibilidad de ubicar en ellas las comparecencias de los ministros, tiene otro efecto: más sueldo para los parlamentarios. Cada diputado o senador que entra a formar parte de la mesa de una comisión cobra un suplemento por ello. Los parlamentarios elegidos para ejercer la portavocía en una comisión también cobran un suplemento. Todas esas partidas están ahora bloqueadas en Congreso y Senado, a la espera de que se pongan a funcionar las comisiones de las que dependen una parte del sueldo de la mayoría de los diputados. 
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
El lenguaje a la carta del PP en sus pactos con Cs y Vox: violencia machista para unos e intrafamiliar para los otros
El acuerdo firmado el viernes de madrugada por el Partido Popular y Vox, con el visto bueno de Ciudadanos, para asegurar los votos que dieron la alcaldía de Madrid a José Luis Martínez Almeida y la vicealcaldía a Begoña Villacís está prácticamente calcado del que los populares rubricaron con Ciudadanos unas horas antes. Coincide casi punto por punto en medidas fiscales, urbanismo, seguridad y la imagen que las tres formaciones pretenden exportar de la ciudad a nivel internacional.Pero el PP ha planteado pactos a la carta que ofrecen incluso cambios en el lenguaje en cuestiones que la formación de extrema derecha exige y que son espinosos para Ciudadanos, que aún después de la investidura de Almeida, sigue tratando de negar el pacto a tres en el Ayuntamiento de la capital. Los pactos bilaterales que el PP ha firmado primero con Ciudadanos y luego con Vox difieren principalmente en lo referente a Madrid Central, y en la terminología empleada en materias que tienen que ver con igualdad, como la violencia machista o lo relativo al colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGTBI).El documento de 80 medidas firmado por PP y Ciudadanos, que ha aupado a Almeida a la alcaldía y a Begoña Villacís como número dos del Gobierno municipal, asegura la aprobación de un "Plan de detección temprana de la violencia machista", así como un "Plan específico de formación en violencia machista para todo el equipo profesional de intervención del Ayuntamiento". Pero el término "violencia machista" era inaceptable para Vox que lleva meses negándolo y por tanto no aparece mencionado en el acuerdo que el partido de Santiago Abascal ha rubricado con el PP. Su batalla contra un tipo de crimen específico que ha dejado en España más de mil mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde que existen registros, en 2003, les hace hablar de violencia intrafamiliar. En su acuerdo, estas dos formaciones se comprometen a aprobar un "plan municipal de educación contra todo tipo de violencia en el ámbito intrafamiliar"."La violencia de género o violencia machista ha tardado muchísimo en ser reconocida", indica la constitucionalista experta en género Julia Sevilla. "La ley de 2004 ya explica que se maltrata o se mata a las mujeres por ser mujeres y también como consecuencia de una relación afectiva", explica. Por eso, omitir el concepto "es un aspecto importante de la política y el programa de Vox y una manera de entender la sociedad y la situación de la mujer. No se hace en función del carácter terminológico, que también, sino ideológico, al considerar que las mujeres no son especialmente atacadas por el hecho de ser mujeres", desarrolla Sevilla. El PP, que en su acuerdo con Ciudadanos si reconoce la violencia machista, continúa con este acuerdo a dos bandas con la estrategia que inició Pablo Casado tras hacerse con el liderazgo del partido, al hablar indistintamente de violencia de género e intrafamiliar o doméstica, que responde a aquella que se ejerce entre miembros de una familia, pero que no tiene un carácter estructural. La presencia o la influencia de una determinada ideología en un gobierno de coalición condiciona las políticas, por lo que la terminología no es baladí. Se ha visto en Andalucía, donde Vox ha condicionado la aprobación de los presupuestos de PP y Ciudadanos a la introducción, por primera vez en unas cuentas andaluzas, del concepto de 'violencia intrafamiliar' que la extrema derecha utiliza en sustitución de 'violencia de género' o 'violencia machista'. "Intentan modificar parámetros que se habían utilizado hasta este momento", sentencia Sevilla."Garantizaremos la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, defenderemos los derechos de las personas LGTBI y erradicaremos la lacra social de la violencia machista en nuestras ciudad",recoge el punto 41 del acuerdo PP-Ciudadanos. Un texto que deberá conjugarse con el de PP-Vox: "Lucharemos por la igualdad de derechos, obligaciones, y oportunidades entre mujeres y hombres, con la finalidad de que no pueda existir ninguna discriminación por razones de edad, nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". De nuevo, desaparece la violencia machista, pero también cualquier mención al colectivo LGTBI, mientras se hace hincapié en las "obligaciones"."Eliminar las especificidades""Cuando hay un acuerdo y no se menciona, es porque no se quiere mencionar de manera expresa", lo que demuestra que "no quieren saber nada de nosotros", señala la presidenta del Colectivo LGTB+ de Madrid (COGAM), Carmen García del Merlo. Aunque el acuerdo de los de Almeida y Villacís se compromete a que "el Orgullo seguirá celebrándose donde viene siendo habitual estos últimos años", Vox ha puesto sobre la mesa durante la campaña la posibilidad de enviar la manifestación lejos del centro, a la Casa de Campo. "Quieren volver a meternos en los armarios e invisibilizarnos, por eso quieren llevarnos a un sitio que no sea céntrico, lejos de donde se reúne todo el mundo, de donde se reúnen ellos", denuncia García del Merlo. En cualquier caso, la autorización de una manifestación es competencia de la delegación del Gobierno. El PP también quiere, de la mano de Vox, apoyar la Navidad y la Semana Santa "como manifestaciones públicas del sentir mayoritario de los españoles".En el punto relativo a la prevención del acoso escolar, el Partido Popular y Vox invisibilizan la violencia machista y el acoso en los colegios e institutos por lgtbifobia, que queda reducido a un "cualquier otra condición o circunstancia personal o social". La FELGTB ha detectado en los centros escolares en los que trabaja que el 60% del alumnado ha percibido algún tipo de ciberacoso hacia alumnos por su orientación sexual o de género y que el riesgo de suicidio entre adolescentes LGTBI es tres veces mayor al del resto. "Si los chavales no conocen al realidad es muy difícil que la afronten, que vean que hay una diversidad en la escuela y en la calle", señala la presidenta de COGAM. "Al final, se están queriendo eliminar las especificidades que existen y que deberían ser tratadas de forma diferente", sentencia Sevilla.También tiene una formulación diferente el Plan de Convivencia Social e Intercultural pactado por los de Almeida y Villacís que pretende "ordenar todas las actuaciones municipales en materia de inmigración, incluyendo una línea estratégica municipal para la plena integración de los hijos de inmigrantes en la ciudad de Madrid". En el caso PP y Vox se menciona "un pacto que facilite la integración de los inmigrantes legales mediante un mayor aprendizaje de la cultura, la historia, la lengua y las tradiciones españolas, así como el conocimiento de nuestra ciudad". Precisamente, el de 'inmigrante ilegal' o, en contraposición 'inmigrante legal', es otro concepto que los de Santiago Abascal quieren volver a traer a la agenda pese a que "era algo que estaba muy superado y que supone un gran retroceso al volver a hablar de personas legales e ilegales", denuncia la politóloga y responsable de incidencia política de Red Acoge, Paloma García Varela."Las terminologías tienen mucho peso y no son neutras, tienen mucho contenido detrás", denuncian desde la entidad, que considera que el uso del lenguaje pone trabas a unas sociedad más inclusiva al utilizar marcos legales para hablar de personas que, además, "tienen una connotación negativa". Con este acuerdo tanto el PP como Vox inclumplen el Pacto Mundial de las Migraciones, firmado por España, en lo referente a la utilización de un lenguaje inclusivo. No es la primera vez: los presupuestos andaluces firmados a tres por PP, Ciudadanos y Vox también hablan de 'inmigrantes ilegales'.De "reconvertir" a "acabar" con Madrid CentralEl PP ha negociado con Ciudadanos "reconvertir la Zona de Bajas Emisiones denominada Madrid Central bajo el criterio de nuevas áreas de prioridad residencial aportando soluciones alternativas y complementarias de movilidad a todos los sectores de la población". Mientras, ha acordado con Vox, directamente, "acabar con la política de prohibiciones y restricciones de los últimos cuatro años de Madrid Central", que en realidad lleva en vigor poco más de seis meses. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, afirmó este mismo lunes en una entrevista al periódico El Mundo que "no sería buena política revertir todo Madrid Central". En cualquier caso, su partido ya se ha comprometido con el PP a una moratoria de la imposición de multas a partir del 1 de julio, lo que en la práctica deja sin efecto el área restringida. En ese mismo punto del acuerdo a dos bandas firmado por el PP hay otra diferencia: con Vox se compromete a estudiar la viabilidad técnica y económica del soterramiento de la Gran Vía.Por otro lado, PP y Ciudadanos garantizan "la gestión íntegra y transparente de los servicios públicos", así como la mejora de "la gobernanza de las empresas públicas". La formación de extrema derecha añade en su pacto suscrito con los populares que estas solo podrán estar dirigidas por "personas con trayectoria profesional contrastada". Además, los cargos públicos imputados formalmente por delitos de corrupción deberán renunciar al cargo en ambos acuerdos, pero el de PP y Ciudadanos añade que "no podrán ir en listas electorales", una condición que los de Vox no han puesto.El PP se ha comprometido con Ciudadanos a eliminar "gastos en subvenciones sin retorno social". Con Vox, este mismo punto aparece reformulado: "Suprimiremos todas las subvenciones a entidades cuyo fin sea ideológico y no quede acreditado un interés público y/o social". En ningún caso se establece cómo se calculará ese retorno o interés social ni qué entienden el PP y Vox por "ideológico".
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Manuel Valls y Albert Rivera: meses de choques y distanciamiento hasta la ruptura final
"Con Valls compartimos valores, compartimos programa y estamos dispuestos a colaborar". Las declaraciones de Carlos Carrizosa, líder de Ciudadanos en el Parlament de Catalunya, caducaron en menos de 24 horas. Las había realizado este domingo sin saber que la dirección del partido rompería a primera hora del lunes con el ex primer ministro francés por apoyar a Ada Colau como alcaldesa para evitar que el cargo quedara en manos del "separatista" Ernest Maragall, candidato de ERC.Inés Arrimadas había estado la noche anterior en El Objetivo de La Sexta y, salvo reiterar que Ciudadanos no estaba de acuerdo con la decisión de Valls de apoyar a Ada Colau para que fuera alcaldesa, algo de sobra conocido en Ciudadanos, no dejó vislumbrar que la ruptura iba a materializarse a la mañana siguiente.El lunes comenzó con un detalle poco habitual: los servicios de prensa advirtieron poco antes de que comenzara la reunión de la dirección de que no iba a haber 'mudo' para los reporteros gráficos, las habituales imágenes de los dirigentes de Ciudadanos sentados en la sala antes de comenzar que sirven para ilustrar las noticias en los telediarios. La estrategia trataba de ocultar la ausencia de Albert Rivera, que no compareció ante los medios para responsabilizarse de una ruptura con Valls, que solo él puede tomar en Ciudadanos.¿Por qué no acudió Rivera? Fuentes de su entorno aseguran que no acudió a la reunión de la dirección de su partido "por cuestiones de agenda", sin dar más detalles, pero explican que estuvo en "contacto directo por teléfono tanto con José Manuel Villegas como con la propia Inés Arrimadas, que fue la que dio la cara ante los periodistas. Sus compañeros de filas admiten que pese a comunicar la decisión de romper con Valls, Arrimadas no está muy entusiasmada con la decisión de partir el grupo municipal en Barcelona a la mitad."Inés ha acompañado a Valls en varios actos campaña y sintonizaba bien con él. Para ella debe de haber sido duro tener que anunciar este lunes la ruptura", señalan dirigentes próximos a la dirigente catalana.De fichaje estrella a incomodar al líderRivera, por el contrario, ha acabado prácticamente sin hablarse con Valls, al que fichó hace algo más de un año para lanzarlo como candidato a la alcaldía de Barcelona en una Plataforma electoral que, aunque estaba impulsaba por Ciudadanos, en muy poco tiempo se fue destapando como un proyecto personalista del exministro francés, que además de contar con el apoyo económico de la formación naranja estaba respaldada por algunos de los grandes empresarios de Catalunya."Una persona del nivel del señor Valls, un demócrata convencido, un amigo de España y de Europa, merece todo el respeto", dijo Rivera en El Escorial (Madrid), donde anunció por primera vez su intención de fichar a Valls, que fue recibido entre aplausos.El 'flechazo' entre ambos dirigentes fue tornándose poco a poco en una relación distante y fría, pese a que en Ciudadanos se esforzaban por ocultarla. Los primeros roces surgieron a los pocos meses de confirmarse que había aceptado ser el candidato. Valls se convirtió para Ciudadanos en un personaje incómodo, que iba por libre,decidido a hacer guiños al PSC, pese a saber que estos ofrecimientos no serían bienvenidos en el partido de Rivera, que ya por aquel entonces acusaba a los socialistas de estar "entregados al independentismo".El exministro socialista francés no engañaba a nadie porque desde el principio dijo que su idea era montar una candidatura "abierta y transversal" para ganar Barcelona, sin tutelas. Es decir, que dejó muy claro que no iba a permitir que Ciudadanos le organizara la vida. Montó su propio equipo y comenzó a diseñar la precampaña y su programa a su aire.Rivera, ausente de sus actos de campañaEl día de la presentación de su candidatura ni Rivera ni Arrimadas estuvieron presentes. Tampoco acudió la portavoz del grupo municipal, Carina Mejías, una de las grandes excluidas de su lista.El líder de Ciudadanos tampoco acudió a la presentación del libro de Valls en Madrid, (Barcelona, vuelvo a casa), aunque su presencia en un principio había sido anunciada. Un "problema de última hora" le impidió llegara tiempo, fue la justificación del partido.Con todo, el primer gran desencuentro se escenificó el pasado diciembre durante un acto con motivo del aniversario de la Constitución celebrado en Barcelona en el que participaron ambos políticos. Las negociaciones con el PP para poder formar Gobierno en Andalucía estaban en pleno auge y Rivera había dejado la puerta entreabierta a la entrada de Vox.El exdirigente francés no paró de advertir que no quería ver contaminada su Plataforma electoral con cualquier 'coqueteo' con un grupo como el de Abascal, alineado con la extrema derecha francesa y europea, y así se lo recriminó y advirtió a Rivera, al que invitó a buscar un acuerdo "con los partidos constitucionalistas", en donde en aquel momento el líder de Ciudadanos ya no encuadraba al PSOE ni al PSC.Poco después llegó la foto de Colón de la que Valls se desmarcó negándose a subir al escenario con Rivera, Pablo Casado y Santiago Abascal, tras haber asistido de mala gana a la manifestación. A partir de ese momento, las fotos de ambos políticos juntos fueron una rara avis. La única que acudió a arroparle en campaña fue Inés Arrimadas, con la que Valls mantenía una relación más cordial que con Rivera.Las advertencias contra los pactos con Vox, constantesLas advertencias de Valls a Rivera en contra de sus posibles alianzas con Vox han sido constantes a lo largo de estos largos meses electorales. Hasta el punto de que después de las elecciones del 26M aseguró que si negociaban o entraban en tripartitos con el partido de Abascal, él rompería con Ciudadanos.La brecha entre ambos grupos se vio durante la noche electoral de aquel domingo en Barcelona. Valls y su equipo siguieron los resultados electorales en una sala del Hotel Gallery. En otra habitación contigua del mismo hotel, se reunieron los dirigentes y candidatos de Ciudadanos para hacer lo mismo.Mientras, en Madrid, durante esa misma noche electoral se escuchaban algunos ácidos comentarios ante los raquíticos resultados logrados por Valls. "Si no hubiera sido tan soberbio y hubiera ido como cabeza de cartel bajo las siglas de Ciudadanos y no con esa Plataforma que se montó a su medida, habría obtenido mejores resultados y quizá hasta habría ganado", llegó a sentenciar un exdiputado del Parlament de Catalunya en conversación con un grupo de periodistas.Los equilibrios de los de Rivera para no desechar definitivamente a Vox con tal de cerrar el pacto en Madrid con el PP han servido a Valls para lanzar nuevas advertencias. Su relación con Rivera estaba ya rota: hace meses que no se hablan.Uno de las últimos reproches se lo ha hecho tras saltar a la luz la reunión 'secreta' que mantuvieron en un hotel de la capital el candidato a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y su homóloga de Vox, Rocío Monasterio, para desbloquear la negociación de la mesa de la Asamblea. El francés criticó el encuentro a través de su cuenta de Twitter: "¿Normalidad democrática o normalización de la extrema derecha? No puedo esconder otra vez mi gran preocupación", subrayó el político.Pactos anunciados entre el PP y Vox en muchas ciudades...reuniones de líderes de partidos constitucionalistas con Vox ...¿normalidad democrática ?..o..¿normalización de un partido de extrema derecha ? ...no es lo mismo… y no puedo esconder otra vez mi gran preocupación. https://t.co/TX8p2SKg61— Manuel Valls (@manuelvalls) 9 de junio de 2019"El futuro de España, de nuestras comunidades o de nuestras ciudades no puede depender de los separatistas o de la extrema derecha. Madrid, Navarra, Barcelona... cada uno tiene que asumir sus responsabilidades y ser coherente", abundó en otro tuit Valls.Su comentario hizo saltar al diputado Marcos de Quinto, otro de los fichajes de Rivera para la candidatura por Madrid al Congreso.El ex vicepresidente de Coca Cola criticó a Valls por ofrecer sus votos a Colau. "¿Se lo dices al PSOE para que se abstengan -tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ayuntamiento- para permitir que haya un gobierno Cs-PP sin necesidad de otros apoyos?", le recriminó.Este lunes la ruptura tantas veces anunciada por Valls se materializaba. La dirección del partido de Rivera quiso revestirla como una decisión tomada por Ciudadanos ante su estrategia no compartida de apoyar a Colau. Pero en realidad el cisma ya se había consumado.Ahora solo queda por saber el coste de la campaña y la precampaña y quién ha perdido más en esta apuesta.Mientras tanto Valls, que parece decidido a continuaren la política catalana, ha empezado a escuchar voces como la del periodista Arcadi Espada -uno de los fundadores de Cs junto a Francesc de Carreras- que le animan a disputarle el liderazgo a Rivera. Todavía no está claro en qué espacio, porque el ex primer ministro francés se definió como "un hombre de izquierdas" pero también como el candidato de las élites.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
El Gobierno de las tres derechas empieza a desmantelar Madrid Central: sin multas a partir del 1 de julio
Madrid Central, la medida estrella del Gobierno de Manuela Carmena que restringe el tráfico de paso en el distrito centro, dejará de ser efectiva el 1 de julio cuando se suspenderán, mediante moratoria, las multas por las infracciones. Así lo ha anunciado la nueva portavoz de la corporación local, Inmaculada Sanz, una medida que recogían los acuerdos de PP con Ciudadanos y Vox.Será una de las primeras medidas del nuevo gobierno municipal. Madrid Central ha sido "un fracaso", según el recién proclamado alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. "Los datos de contaminación están ahí. Los datos objetivos son que en el primer trimestre del año 2019, con Madrid Central ya en vigor, se han producido los peores datos que la media de los ocho años anteriores", ha defendido el regidor en la primera rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.Almeida obvia en los datos a los que ha hecho referencia a los meses de abril y mayo. Ecologistas en Acción analizó la evolución de la calidad del aire durante abril de 2019, el quinto mes de funcionamiento de Madrid Central y el primero con las multas en funcionamiento en su totalidad, y concluyeron que "la media mensual de dióxido de nitrógeno era la más baja de su historia".La moratoria no tiene fecha de caducidad por el momento. Y el Gobierno municipal lo supedita a tener un nuevo plan.El primer edil ha anunciado un "proceso de reuniones con los afectados de Madrid Central", entre ellos los comerciantes, porque ;"aportan datos que son absolutamente objetivos como las declaraciones trimestrales de IVA o como las declaraciones respecto de reducción de jornadas y de despidos que se pueden estar produciendo".Almeida ha quitado importancia a el hecho de que la medida evitó una multa millonaria de la Unión Europea a España por los altos niveles de contaminación: "La UE demanda medidas efectivas y no necesariamente tiene que ser Madrid Central"."Los semáforos de la A5 dejarán de funcionar en los próximos días", ha anunciado también la nueva portavoz del Gobierno municipal.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Vox dice que corta "toda relación con el PP" en la Comunidad de Madrid por "incumplir" su acuerdo en el Ayuntamiento
Partido Popular y Ciudadanos comienzan a negociar el acuerdo programático de la Comunidad de Madrid. Tras el encuentro mantenido este lunes, los portavoces de estos dos partidos han asegurado que la reunión ha sido "muy cordial" y que ha ido "francamente bien". Según ha planteado el representante del PP, Miguel Ángel García Martín, se han limitado ha hablar del programa y no ha cuestionado que el equipo de Gobierno estará liderado por Isabel Diaz Ayuso. "Entendemos que el partido que tiene más votos es el PP", ha respondido preguntado sobre este asunto.En relación a los puntos y medidas que se han puesto sobre la mesa en esta reunión, César Zafra, portavoz adjunto de la formación de Albert Rivera, no ha detallado ninguno. Además, ha asegurado que no han negociado la distribución de puestos y que solo han "hablado" del programa. "Nadie entendería que hablásemos de otros cosas", ha incidido García, preguntado sobre los cargos del Ejecutivo. Estos dos partido necesitan el apoyo de Vox para que su Ejecutivo salga adelante. Desde el PP no han querido abordar este asunto ante los medios de comunicación."Hoy estamos hablando de programa con Ciudadanos", se ha limitado a plantear su portavoz. Por su parte, Zafra, portavoz adjunto de la formación de Albert Rivera ha insistido en que su Ejecutivo solo estará formado por estos dos partidos. "Como hemos dicho y como prometimos a madrileños el Gobierno y la negociación será con el PP", ha apuntado a los medios de comunicación. "Que otros pidan otras cosas, no está en nuestras manos", ha añadido sobre las pretensiones del partido de extrema derecha.La candidata autonómica de Vox, que no ha participado en el encuentro, también ha respondido a los periodistas. En su intervención ha presionado a los populares, reseñando que han "cortado toda la relación con el PP" y que han cancelado "las reuniones" que tenían con el equipo de Isabel Díaz Ayuso. "Hasta que no se aclare qué está pasando en el Ayuntamiento no tiene sentido seguir avanzando en la Comunidad", ha señalado.Monasterio ha insistido en que el acuerdo firmado el viernes por la noche con el PP contemplaba "una coalición de Gobierno", incluía "concejalías de Gobierno para Vox", así como "una proporción en presupuestos". La presidenta de Vox Madrid no ha querido aclarar qué concejalías municipales habían pactado con el equipo de José Luis Martínez Almeida.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Villacís asegura que ceder áreas de Gobierno a Vox requiere acuerdo expreso de PP y Ciudadanos
Ciudadanos no pondrá resistencia a que Vox presida Juntas de Gobierno cedidas por el Partido Popular. Así lo ha dejado entrever este lunes la ya vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que ha defendido que estos puestos no afectan al Gobierno ni al acuerdo firmado con el PP.Otra cosa son las áreas de Gobierno, que este lunes está reclamando la formación de extrema derecha. La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha roto las negociaciones para el Gobierno autonómico porque, ha dicho, el PP está incumpliendo lo acordado para el Ayuntamiento de Madrid que pasaba por áreas de Gobierno y no solo por juntas de distrito."Hay un contrato entre PP y Vox, que contempla una coalición de Gobierno y que incluye concejalías de Gobierno para Vox, y eso es lo que se ha firmado, además una proporción en presupuestos. Eso es lo que se firmó el viernes por la noche", ha defendido Monasterio.Villacís ha dejado claro que una cesión de delegaciones requerirá del visto bueno de Ciudadanos como recoge el punto siete del pacto con el PP. "El acuerdo dice muy claro que el gobierno será ostentado por PP y Ciudadanos y cualquier modificación de la estructura de gobierno requerirá del acuerdo expreso y por escrito de las dos partes", ha defendido la vicealcaldesa.Ante esto, Villacís ha reiterado que Ciudadanos se encargó de que el pacto "estuviese muy bien cerrado". "Es un pacto de gobierno entre PP y Cs. Esa cláusula la redacté yo. El gobierno corresponde a PP y Cs y en la ley está recogido lo que es el gobierno", ha dicho Villacís en referencia a las juntas de distrito que no considera parte del Ejecutivo.Begoña Villacís ha indicado que es alcaldesa como "consecuencia" del documento entre PP y Ciudadanos, pero "a nadie se le escapa que han tenido que ser más escaños para este proyecto". "Yo no le puedo decir a la gente que no me apoye", ha lanzado sobre el apoyo de los cuatro ediles de Vox al gobierno de coalición en la capital.Sobre si las áreas de gobierno estaban sobre la mesa y sobre si los distritos para Vox serán Usera, Chamberí y Salamanca, el alcalde ha dicho: "ni confirmo ni desmiento". Sobre los nombres de estos distritos, ha asegurado que desconoce "de dónde salen". "En todo caso ante algunas cuestiones, decimos que el PP siempre cumple sus acuerdos con Cs y con Vox", ha apostillado.Se elimina la gerencia de la ciudadEl nuevo Gobierno municipal de PP y Ciudadanos eliminará la Gerencia de la ciudad, tal y como ha anunciado la portavoz del Ejecutivo, Inmaculada Sanz, en rueda de prensa tras la primera Junta de Gobierno del nuevo Consistorio.Sanz ha explicado que el sábado ya se firmó el decreto de nombramiento de áreas, que conlleva además una reducción de gasto la reducir un área "pese a ser un gobierno de coalición". En este ahorro presupuestario ha ubicado también la eliminación de la Gerencia de la ciudad.Por otra parte, Inmaculada Sanz ha explicado que las Juntas de Gobierno se celebrarán "los jueves a las 9 de la mañana, y en ocasiones se realizará en distintos distritos de la ciudad". Con ello quieren acercarse "a la realidad de los barrios y poder llevar los acuerdos".
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Pedro Sánchez se presentará a la investidura aunque no tenga los apoyos amarrados
Pedro Sánchez se presentará a la investidura aunque se arriesgue a no sacarla adelante. El candidato socialista se someterá a una votación, aunque no tenga los apoyos amarrados con la idea de que el resto de formaciones se retrate, pero jugándosela a salir derrotado en el primer intento (eso supondría que se pusiera en marcha el reloj de dos meses para intentarlo de nuevo antes de que se convoquen automáticamente las elecciones). "El presidente y candidato se presentará a la investidura. Los apoyos se decidirán en ese momento", ha asegurado el secretario de Organización, José Luis Ábalos. En las filas socialistas confían en que poner una fecha a la investidura y celebrar el debate presione al resto de formaciones para facilitar la gobernabilidad. "Uno tiene que hacer caso al mandato de las urnas, que no puedes rehuir, hay que asumir el mandato electoral y el mandato del rey", ha rematado.Sánchez se someterá, por tanto, a una investidura ·"en breve" -previsiblemente en la primera quincena de julio- aunque no tenga garantizada la mayoría simple que requiere para salir investido. Una opción que ven factible en el PSOE es que en esa votación algunas formaciones permitan que salga adelante sobre la marcha. El PSOE descarga toda la presión sobre PP y Ciudadanos para que faciliten que haya un Gobierno. "Lo que ofrecemos es lo mismo que ellos están pidiendo, que empiece la legislatura. Para empezar una legislatura previamente tenemos que tener una investidura. Parece claro que quieren que la legislatura eche a andar", ha dicho sobre Pablo Casado y Albert Rivera. Ábalos ha expresado que la voluntad de los socialistas es ofrecer "acuerdos nacionales" y, a Unidas Podemos, "el desarrollo de políticas sectoriales". Es lo que en Moncloa definen como "geometría permanente", es decir, que el Gobierno pueda sacar adelante medidas sociales mirando a la izquierda y Pactos de Estado mirando a la derecha. Para el secretario de Organización del PSOE, ese planteamiento de que se abstenga el PP no choca con el "no es no" de Pedro Sánchez en 2016: "Pedro Sánchez tuvo dos cosas, una es mantener su posición y, otra es no ser un obstáculo; él se fue para no ser un problema, otros se aferran a costa del país". El dirigente socialista ha cargado especialmente contra Ciudadanos, por haberse sumado a PP y Vox en "un cinturón de hierro contra el PSOE". "Nos llama la atención en esta estrategia de las tres derechas contra el PSOE y el rol decisorio que ha tenido Ciudadanos para hacer valer ese incomprensible cordón sanitario contra el PSOE", ha dicho Ábalos, para quien se "perjudica a sí mismo" porque "incomprensiblemente" ha reforzado a Casado "uniendo su futuro al de PP y Vox".Además, ha aprovechado para recriminar a Albert Rivera que haya limitado el "margen de decisión o de autonomía" a sus organizaciones territoriales al desautorizar a quienes se han decantado por el PSOE, por ejemplo, en Melilla. "Es una actitud que no solo nos sorprende a nosotros, sorprende y hiere a parte de sus fundadores, inquieta en Europa -ha dicho sacando rédito de la crisis interna de Ciudadanos y sus consecuencias en el Grupo Liberal- y ha desorientado a sus propias bases y tiene perplejo a los españoles que votaron por la moderación y la centralidad". "No acabamos de entender la fijación de Rivera con el PSOE", ha dicho Ábalos."Lo que tiene que hacer Rivera es integrarse en el PP y ya está", ha expresado sobre la ruptura con Manuel Valls por el apoyo a Ada Colau: "Lo importante es que Barcelona no fuera una trinchera independentista". 
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Ciudadanos rompe con Valls en Barcelona tras su apoyo a Colau
Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en el Congreso, ha anunciado este lunes la ruptura con Manuel Valls en Barcelona después de que apoyara el nombramiento de Ada Colau como alcaldesa de la capital catalana. "Nuestros tres concejales tendrán su propio grupo y voz propia", ha asegurado Arrimadas en rueda de prensa en la Cámara Baja.De este modo, el grupo de Barcelona pel Canvi, plataforma liderada por Valls en la que se integró Ciudadanos, se divide en dos. Por un lado estarán los tres concejales, entre los que estaba el ex primer ministro francés, que votó a favor de la investidura de Colau. Por otro, los tres concejales que eran afiliados de Ciudadanos y votaron en blanco. "Estos serán la voz de Ciudadanos en el Ayuntamiento", ha asegurado.Arrimadas ha asegurado que su partido "se reafirma" en su negativa de dar apoyo a Ada Colau como alcaldesa en contra del criterio de Valls, asegurando que sus primeras decisiones les dan la razón de que se Colau diferencia "muy poco de Maragall" el candidato de ERC. "La señora Colau ha decidido volver a poner lazos amarillos en la fachada del Ayuntamiento convirtiéndolo en el tablón de anuncios del separatistas, y poniéndolo a su servicio". "Las discrepancias importantes nos han llevado a tomar esta decisión", ha subrayado en la rueda de prensa. Ha hecho este anuncio después de que se haya conocido que Colau llevara a la junta de portavoces la propuesta de volver a poner el lazo amarillo en la fachada del consistorio.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Calvo no contempla repetir elecciones y critica a los partidos que "priman sus intereses frente a los de España"
La vicepresidenta en funciones del Gobierno, Carmen Calvo, ha dejado claro este lunes que el Gobierno no contempla la repetición de elecciones y ha criticado a los partidos que "priman sus propios intereses frente a los de España". En este sentido, ha reiterado la apelación a todos los grupos para propiciar la investidura de Pedro Sánchez por no haber ninguna otra alternativa posible y ha criticado que en la composición de los ayuntamientos haya partidos que gobiernan con dos concejales frente a quien ha ganado las elecciones: "Es difícil que los ciudadanos se sientan identificados con esa alcaldía".Calvo, que ha realizado estas declaraciones durante la inauguración, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, de un curso patrocinado por el Ministerio de Igualdad, respondía a la pregunta de si el Ejecutivo ve riesgo real de tener que repetir las elecciones porque sea imposible la investidura."No lo contemplamos, no nos entra en la cabeza que eso vaya a ocurrir", ha subrayado la número dos del Ejecutivo, recordando acto seguido que "los españoles han votado cuatro veces en 28 días" y que en esas cuatro ocasiones "han dejado claro que las mayores responsabilidades" se las atribuyen al PSOE."Los ciudadanos nos han entregado este mandato y con este mandato tenemos que poner todos lo mejor que podamos para que los ciudadanos pasen el periodo del verano sabiendo que tienen ya el gobierno de España trabajando", ha insistido la vicepresidenta.Por ello y dado que considera que "no hay alternativa", ha apelado al resto de partidos políticos a construir y no destruir. En su opinión, los ciudadanos no se equivocan, han votado como han querido y lo han hecho de manera "libre y completamente certera".Según Calvo, los elecciones han elegido "de manera muy fina lo que han considerado oportuno" en cada una de las cuatro elecciones que ha habido entre abril y mayo y los ciudadanos "se merecen" que los políticos sean capaces de afrontar esta situación con "madurez".Sin embargo ha admitido que al Gobierno le preocupa que "algunos jueguen con los intereses de su partido antes de que con los intereses de España", pese a que, ha dicho, la investidura debería ser una "consecuencia lógica" dado el resultado electoral."Si hemos sido capaces de ponernos de acuerdo para constituir los ayuntamientos y pronto las CCAA, deberíamos ser capaces muy pronto de tener la investidura del presidente Pedro Sánchez, con un Gobierno activo y con plenitud de funciones", ha recalcado.En este sentido, ha reiterado la urgencia de contar con un Ejecutivo lo más pronto posible por varios motivos. Uno, porque "no hay alternativa" y otro, por los intereses de España ya que en la UE están esperando a que España tenga un Gobierno "a pleno rendimiento".En cuanto a la actitud que pueda tener ERC ante la investidura de Pedro Sánchez después de la decisión del Tribunal Supremo de no dejar que Oriol Junqueras acuda a recoger su acta como eurodiputado, Carmen Calvo ha precisado que no había hablado con ERC.No obstante, ha advertido a esta formación política que "en un Estado de derecho los autos del Tribunal Supremo se acatan" y ha vuelto a reiterar que "cada grupo parlamentario va a tomar su decisión responsablemente, de si construye para que haya gobierno aunque luego hagan una oposición contraria a un gobierno socialista o quien decide devolver el problema a los ciudadanos, problemas que los ciudadanos no tienen porque ya se han pronunciado".Según Carmen Calvo, este es un "dilema muy interesante" en el que se verá si los grupos políticos son capaces de entender que los ciudadanos han dicho, porque estos ya hicieron su trabajo y ahora les toca a los políticos "colaborar para que el Gobierno posible, el del PSOE, se forme pronto"."Nunca habíamos tenido una situación como esta, es una prueba de madurez de la política española y de los que vayan a tomar las decisiones", ha reiterado.Carmen Calvo también ha respondido a la preocupación mostrada por el Gobernador del Banco de España advirtiendo de que la fragmentación política puede restar en lugar de sumar. En opinión de la vicepresidenta, la fragmentación se llama "democracia" ya que la sociedad ha evolucionado desde dos grandes partidos a una situación más plural.Para la número dos del Ejecutivo, la política tiene que aprender a manejar el hecho de que las sociedades ahora sean más plurales y actuar con "más inteligencia", ser más cooperativa y madura a la hora de hacer el trabajo, que ahora se presenta más complejo.Por ello, considera que no vale decir a los demás grupos políticos "haz tú el trabajo", sino que se trata de pensar en que los ciudadanos van a juzgar a los partidos en función de si deciden construir o destruir.En este sentido, ha recordado que la gente quiere que en las instituciones estén reflejadas sus mayorías y por ello, ha criticado que haya algunos ayuntamientos que van a ser gobernados por un partido con dos concejales, mientras haya otros que tienen once."Es muy difícil que los ciudadanos se sientan identificados con esa alcaldía. Seamos todos muy razonables, aquí de lo que se trata es de respetar a la gente que ha votado y como ha votado", ha recalcado Carmen Calvo quien ha vuelto a reclamar que los políticos hagan que todo sea más funcional dado que la sociedad es más diversa.La vicepresidenta ha vuelto a cargar contra el PP y Ciudadanos por hacer "concesiones" a la ultraderecha y dejarse arrastrar por ésta. En su opinión, la situación es "inquietante" porque la mayoría de la sociedad no está en los extremos, sino en las zonas intermedias y porque los partidos de derechas, dice, no están combatiendo algunos mensajes de la ultraderecha. En este sentido, ha hecho referencia al concepto de 'violencia de género' que, ha argumentado, la ultraderecha quiere desmontar a pesar de ser un concepto recogido en las sentencias internacionales.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Vox exige ahora "concejalías de Gobierno" en Madrid y no se conforma con presidencias de distritos
El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha asegurado ahora es el "momento del cumplimiento de los pactos" y que el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, sabe "perfectamente" lo que ha firmado con su partido que es "formar parte" del Gobierno municipal y eso "no es estar en un distrito, es estar en concejalías de gobierno".Así lo ha indicado el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press, para recalcar que en su partido son "serios" y cumplen lo pactado, como se demostró en la sesión de investidura del pasado sábado que proclamó a Almeida como alcalde de la capital."Ahora espero que todos cumplan lo pactado", ha subrayado Ortega Smith para incidir en que existe un acuerdo firmado a nivel nacional entre Vox y PP y que está seguro de que Almeida tiene "igual de claro que él" los términos de ese documento y "sabe perfectamente lo que se ha firmado"."Las reglas del juego son iguales para todos y los requisitos también para todos" ha recalcado el número dos de Vox para incidir que en el caso concreto de Madrid se contempla formar parte del Gobierno. "Y eso no es estar en un distrito, es estar en concejalías de Gobierno y eso es lo que se ha pactado".Además, ha recordado que "la izquierda sectaria" no gobierna en Madrid gracias a los votos de Vox porque los escaños de PP y Cs en conjunto no sumaban para desbancarla.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
La Fiscalía pide mantener en prisión a los presos del procés por su "actitud permanente de resistencia civil al orden constitucional"
El mensaje de hondo calado político que pronunciaron los acusados por rebelión en su última palabra en el Tribunal Supremo hace que persista su riesgo de reiteración delictiva. Así lo cree la Fiscalía, que ha pedido al tribunal que mantenga en prisión preventiva a Carme Forcadell, Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull. En un escrito, el Ministerio Público expone que los alegatos finales de los cuatro políticos muestran su "actitud permanente de resistencia civil e institucional frente al orden constitucional", lo que provoca que permanezca el riesgo de reiteración delictiva.Asimismo, según los fiscales Javier Zaragoza y Fidel Cadena, se mantiene el riesgo de fuga, otro de los supuestos para mantener a un reo pendiente de sentencia en prisión provisional. El motivo, en este caso, no es nuevo –el propio tribunal ya lo había aducido en anteriores negativas a levantar la prisión provisional– y es la presencia de Carles Puigdemont y otros políticos catalanes en el extranjero.A criterio de los fiscales, la permanencia del expresident en Bélgica muestra tanto la "demostrada capacidad para huir" de los líderes soberanistas, como su capacidad de subsistir en el extranjero. En palabras de los fiscales, los independentistas han demostrado tener  "la posibilidad de contar con una estructura organizada con reconocida capacidad económica para soportar el coste por extendido que en el tiempo fuera de la aventura fugitiva".Queda por conocer la posición de los fiscales sobre los otros cinco políticos y activistas soberanistas en prisión provisional, Oriol Junqueras, Raül Romeva, Dolors Bassa, Joaquim Forn y Jordi Cuixart, que también pidieron esperar la sentencia del procés en libertad provisional. La contundencia del escrito sobre sus cuatro compañeros de banquillo hace que no se prevea un cambio en la posición de los fiscales.En este sentido, los fiscales se detienen en especial en analizar las últimas palabras de los presos en el juicio del Tribunal Supremo. En sus respectivos alegatos finales, Forcadell aseguró que estaba siendo juzgada por su trayectoria política y no por sus actos; aunque al mismo tiempo confió en que el tribunal "reparara" la situación. Los tres presos de JxCat fueron los más contundentes: Sànchez consideró que los magistrados tienen "una responsabilidad, que es no agravar la crisis política"."Hasta ahora han decidido que no pueda ver crecer a mis hijos, pero no podrán impedir que les deje la dignidad de haber defendido ideas leales ni el testimonio de nuestro compromiso incansable para conseguir que puedan vivir en una república catalana", aseveró Rull. "Quisimos sentar al Gobierno español a la mesa de diálogo y él nos sentó a nosotros en el banquillo”, apostilló Turul, que criticó a la Fiscalía por "confundir la discrepancia y la protesta con la falta de respeto y la violencia". Los fiscales resaltan la falta de "arrepentimiento"La Fiscalía emplea esos tramos de las últimas palabras de los acusados –no menciona las llamadas al diálogo– para argumentar que persiste el riesgo de reiteración delictiva en los líderes soberanistas. "Lejos de cualquier sentimiento de arrepentimiento o contricción por la grave agresión al orden constitucional que protagonizaron –señalan los fiscales– los acusados han insistido hasta el final en el rechazo frontal a la restauración del orden jurídico por parte del Estado".Abundan los fiscales en que los acusados también reiteraron en sus últimas palabras su "absoluta convicción de que volverían a cometer los hechos delictivos que son objeto del procedimiento". Cabe recordar sin embargo que Jordi Cuixart y otros acusados proclamaron que "lo volveríamos a hacer" precisamente porque sostienen que ninguno de los hechos que se les imputan es delito.Por último, la Fiscalía recuerda que la prisión provisional no solo pretende asegurar la presencia de los acusados en el juicio, sino que también puede alargarse hasta que se dicte la sentencia. "El riesgo de fuga subsiste en la evidente posibilidad de frustrar la ejecución de la sentencia", añaden los fiscales, que consideran "incluso más necesario" mantener la prisión provisional una vez finalizada la vista oral "ante la inminencia del dictado de la sentencia" para asegurar el cumplimiento de las posibles condenas. Más aún en este caso, ya que al ser juzgados en el Supremo la sentencia será inmediatamente firme.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Los 'comuns' ven a ERC como "socio preferente" y le piden que apoye a su gobierno en Barcelona
El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha defendido que, pese a las desavenencias que han mostrado los 'comuns' con ERC en Barcelona, su partido sigue aspirando contar con los republicanos para pactos tanto en la capital catalana como en otras ciudades. "Para nosotros ERC siempre ha sido el socio preferente", ha expresado en una comparecencia de prensa. Mena ha instado a ERC a tomar una decisión entre "bloquear políticas progresistas", algo que considera que han hecho los republicanos durante el pasado mandato para desgastar a Ada Colau, o "pensar en Barcelona y dar apoyo a gobiernos de izquierdas". "La misma noche electoral Colau ya hizo la propuesta del tripartito y la ha mantenido hasta el último minuto", ha argumentado el portavoz.El portavoz de los comuns ha criticado "los insultos y las amenazas machistas y homófobas" que hubo el sábado en la plaza Sant Jaume de Barcelona contra algunos concejales, y ha exigido a ERC y al PDeCat que lo condenen sin ambages. "Estoy convencido de que la gente de ERC y el PDeCAT no comparten estas formas", ha concluido Mena, que ha defendido que el mandato de Colau servirá, a su parecer, para cuatro años más de políticas transformadoras en la ciudad.Mena ha reclamado etomar tras el reciente ciclo electoral la "cooperación" entre las fuerzas progresistas y volver a "la política del 80%" y de "los grandes consensos que existen en Catalunya". No obstante, ha afirmado que los resultados de los comunes en las recientes elecciones municipales y generales "no han sido los esperados", aunque ha precisado que su espacio ha sido "clave para determinar muchos pactos de progreso en Catalunya".El portavoz de Catalunya en Comú ha sostenido que, tras las citas electorales, se ha visto que es necesaria la "cooperación entre las fuerzas que apuestan por los grandes consensos", ya que "los independentistas han visto que no pueden llegar solos a determinados objetivos" y los comunes han hecho "autocrítica" tras ver su rendimiento electoral. Unos "consensos del catalanismo que hoy son perfectamente recuperables" y que, ha señalado, también serán necesarios para responder a las sentencias contra los líderes independentistas -si estas son condenatorias-.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
El incierto futuro político de Burgos: el PP quiere una moción de censura y el exalcalde carga contra el candidato de Ciudadanos
En el Ayuntamiento de Burgos se viven días convulsos. El pasado sábado y contra todo pronóstico, el candidato del PSOE, Daniel de la Rosa, fue investido alcalde. Burgos era uno de los cambios de cromos pergeñados en el pacto autonómico entre PP y Ciudadanos. El poder para el partido de Albert Rivera en esa capital, en un par de diputaciones más y en Palencia, a cambio de mantener en el poder al Partido Popular, que lleva 32 años gobernando en Castilla y León.Pero fallaron los planes: poco después de las 23.00 horas del viernes y horas antes de que se constituyesen los ayuntamientos, Vox Burgos enviaba un duro comunicado en el que anunciaba su intención de votarse a sí mismo y no a Ciudadanos. Para los dos concejales del partido de Santiago Abascal, Burgos se había intercambiado como una "mercancía", sin que hubiese más negociación que la mantenida entre PP y Cs. El maremoto había comenzado. Durante esa noche se puso en marcha una negociación a nivel nacional que se resumió en un tuit del secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea a las 4,46 del ya domingo: "Hay acuerdo, en unas horas tendremos gobiernos por la libertad en toda España". Ciudadanos, escoltados por la PolicíaSin embargo, los de Vox Burgos no respetaron ese pacto. Cuando llegó el momento de votar alcalde, votaron a su candidato. De esa forma, el PSOE, que era la lista más votada y tenía 11 concejales, con el apoyo de dos ediles de Podemos, consiguió la mayoría. Ciudadanos, con 5 concejales y sus únicos votos de apoyo, perdió un ayuntamiento previamente pactado. Habían entrado al Consistorio escoltados por la policía, ante 300 personas que se concentraron en la zona para abuchearlos.Casi de inmediato, a las 12.36 del sábado, cuando el pleno de constitución estaba terminando, el vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, anunciaba, también con un tuit, que "mañana" -por el domingo- iniciaría "los trámites para una moción de censura al alcalde socialista de Burgos para que se cumpla el acuerdo pactado". En paralelo, Vox también se pronunciaba adelantando que actuaría contra sus dos concejales. Horas después daban marcha atrás por considerar que habían votado "en conciencia".Una moción para la que PP y Cs necesitan a VoxLlegado el domingo, el Partido Popular no había iniciado un solo trámite para la moción de censura. Las prisas se han rebajado. Este lunes, el candidato del PP a la Junta y presidente del PPCyL, Alfonso Fernández Mañueco, declaraba en una entrevista en Cope que van a reflexionar, que hablarán "entre todos" para hacer la moción de censura en la que necesitan la suma de PP, Cs y Vox y que hay que actuar con "responsabilidad, sensatez y madurez". Además, adelantó que la decisión se tomaría después de las fiestas locales de Burgos, que finalizan el 7 de julio. Pero es que esta misma mañana la dirección nacional del partido ha dicho lo contrario que Fernández Mañueco. Teodoro García Egea ha indicado en una entrevista en RNE que "hay voluntad para que haya cambio" en las alcaldías de Burgos y Huesca."Estamos articulando una mayoría que nos permita recuperar estas alcaldías y durante los próximos días tendremos noticias al respecto", ha indicado García Egea, al tiempo que ha achacado a un "error" o un "contratiempo" que el PSOE haya conseguido los gobiernos de estas localidades.Para llevar a cabo una moción de censura es necesario que firmen su solicitud 14 concejales, la mayoría absoluta del Pleno. Para ello, necesariamente tienen que convencer a los concejales díscolos de Vox, ya que PP y Ciudadanos sólo suman 12 apoyos.Pero las espadas están en alto porque también este lunes, el ya exalcalde Javier Lacalle, que retiró su candidatura en el Pleno de constitución del Ayuntamiento para facilitar la investidura del candidato de Ciudadanos, ha arremetido duramente contra él. Lacalle, ha señalado que la situación hubiese sido diferente si el candidato de Cs a la Alcaldía, Vicente Marañón, hubiese tenido "menos prepotencia" y hubiese sido "más humilde".Javier Lacalle ha reiterado que él liderará la oposición en el Ayuntamiento, si bien ha señalado que "cuando proceda" se avanzará en la posibilidad de una moción de censura para revertir la situación. "Es un escenario que se producirá en algún momento", ha dicho.También Marañón se ha pronunciado sobre la moción de censura y la ha supeditado a que Vox aclare su postura y se sume al pacto previo alcanzado entre Cs y PP. Marañón ha señalado que él se mantiene como candidato de cara a ese escenario en el que, según ha dicho, es "necesario aunar esfuerzos", a la vez que ha recordado que en ese posible acuerdo PP y Cs tienen más representación que Vox.Pese a ello, ha reconocido que conocer qué quiere ahora Vox es una "condición prioritaria" para poder dotar a la ciudad de un "escenario estable" y ha insistido en que, por el momento, Cs tratará de comprender qué sucedió para no ser hoy su candidato alcalde y analizar la situación. "Para llegar a pactos antes hay que saber dónde está cada uno", ha puntualizado.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
El Congreso impide a Puigdemont tomar posesión de su acta de eurodiputado por delegación
Carles Puigdemont no se ha presentado a su cita en Madrid ante la Junta Electoral Central en cumplimiento de los trámites necesarios para convertirse en eurodiputado. En vez de eso, su abogado, Gonzalo Boye, ha llegado al Congreso con un poder en la mano, solicitando la posibilidad de representar al político contra el que España mantiene activa una orden de detención en territorio nacional. El Congreso se ha negado a la pretensión del letrado del líder independentista. La Junta Electoral Central había citado para este lunes a los parlamentarios españoles que obtuvieron escaño en el Parlamento Europeo en las elecciones del 26M. En ese acto, los candidatos electos han jurado o prometido acatar la constitución, como paso previo a la obtención de su credencial. La JEC enviará a Bruselas una lista con los diputados que hayan obtenido esa condición. El nombre de Puigdemont no estará en ese listado, según explican fuentes parlamentarias. El abogado Gonzalo Boye ha explicado ante los periodistas que Puigdemont ya ha prometido "ante la autoridad belga" el acatamiento de la Constitución. El letrado asegura que su defendido se presentó hace unos días ante un notario de aquel país para dejar constancia de su voluntad favorable a cumplir con el trámite, a excepción de su carácter presencial. Ese documento y el poder en favor de su abogado es lo que la defensa de Puigdemont pretendía usar para sortear el trámite previo a la obtención del acta de eurodiputado. La defensa del político independentista se aferra al argumento de que la orden de detención en España contra el político catalán es lo único que le aleja de obtener la condición de eurodiputado. Para los próximos días anuncian nuevas gestiones ante el Parlamento Europeo en su intento de convertir a Puigdemont en eurodiputado. La presencia de expresident de la Generalitat en el Congreso se daba por descartada para la jornada de este lunes. A pesar de ello, la cámara ha previsto un dispositivo policial reforzado, con especial atención a las entradas y accesos a la Sala Constitucional, en donde se ha celebrado la sesión de acatamiento ante la Junta Electoral Central. Finalmente, Puigdemont no ha aparecido. 
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Carmena deja el acta en el Ayuntamiento y Marta Higueras abre la batalla por la sucesión en Más Madrid
Manuela Carmena ha dejado este lunes su acta como concejala en el Ayuntamiento de Madrid, después de que se eligiera como alcalde a José Luis Martínez-Almeida, del PP, el pasado sábado. Tras ello, queda libre el liderazgo del grupo de Más Madrid en el consistorio, el más numero, y por tanto, líder de la oposición frente al tripartito de derechas.Apenas unas horas después de que Carmena dejara el cargo, su número dos, Marta Higueras, se ha postulado como sucesora de la exalcaldesa. "Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen", ha advertido Higueras en Twitter, una vía no muy habitual empleada por la edil.Higueras subraya que cree "en un proyecto", Más Madrid, y "en la defensa de los derechos de los ciudadanos". "Por eso estoy en política", termina.Quienes piensen que voy a renunciar a liderar el legado de Manuela Carmena es que no me conocen. Creo en un proyecto y creo en la defensa de los derechos de los ciudadanos. Por eso estoy en política. @MasMadrid__ pic.twitter.com/3PBaq5aDlX— Marta Higueras (@MartaMHigueras) June 17, 2019Esta misma mañana tendrá lugar la reunión del grupo municipal de Más Madrid, ha podido confirmar Europa Press. Servirá para cumplir con los plazos administrativos que marca el reglamento del Pleno, los cinco días hábiles desde la constitución de la Corporación para transmitir la configuración del grupo en cuanto a quién ostentará la portavocía, la portavocía adjunta y quién será el secretario o secretaria del grupo municipal.La pasada semana la tres de la lista, Rita Maestre, abría la puerta a una portavocía coral. Destacaba la posibilidad de que el grupo se conforme con "una dirección y varias portavocías" y añadía que nadie tiene intención de sustituir a Carmena porque eso "sería ridículo y osado"."Ya no soy nadie"La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena ha este lunes llegado andando a las 9 horas al registro de la Plaza de la Villa para renunciar a su acta de concejala en el Consistorio de la capital. Lo ha hecho acompañada por su escolta y sin querer hacer declaraciones extensas a los medios. "Yo ya no soy nadie", ha dicho entre sonrisas a los periodistas. En la Plaza de la Villa ha sido recibida por el secretario del Pleno, Federico López de la Riva, ante quien entregará el acta. Fiel a su costumbre de madrugar, Carmena ha llegado a primera hora de la mañana a presentar formalmente su renuncia.Pretendía que fuera un acto discreto, como explicaban días atrás desde su personal de confianza, pero desde las 8 horas, cuando abre el registro, ya había prensa esperándola."No voy a hacer declaraciones, queridos amigos, yo aquí ya no soy nadie. Hoy aquí renuncio", ha declarado a los medios. Carmena ha afirmado sentirse "muy bien". "Ya veremos", ha contestado a la pregunta de qué va a hacer a partir de ahora.Carmena ha estado en las dependencias del registro 30 minutos. Después salía del número 4 de la Plaza de la Villa y se detenía unos minutos a hablar con la prensa. "No es despedida, despedida. Nos vamos a seguir encontrando en muchas ocasiones en la vida", decía a los periodistas.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Podemos reclama a Pedro Sánchez en el inicio de las negociaciones que derogue la reforma laboral del PP
El PSOE y Unidas Podemos entran en la fase real de negociación de un acuerdo entre ambos partidos que permita la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. La ejecutiva de Podemos ha marcado este lunes sus reivindicaciones iniciales en materia de empleo, que incluyen la derogación de la reforma laboral aprobada por el PP en 2012, tal y como exigen los sindicatos, y a la que ya había renunciado el líder socialista para afrontar la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.Las medidas planteadas este lunes por la portavoz de Podemos, Noelia Vera, no son nuevas. El partido de Pablo Iglesias llevará a la negociación "líneas profundas en materia de empleo" para acordar con el PSOE. Vera ha destacado la "recuperación de la negociación colectiva" por parte de los trabajadores, que el personal de las subcontratas tenga las mismas condiciones que los de la empresa que contrata el servicio, luchar contra la temporalidad, acabar con los falsos autónomos, reducir la jornada laboral a las 34 horas, aumentar los permisos de paternidad y maternidad hasta las 25 semanas o llevar el Salario Mínimo a los 1.200 euros.Muchas de estas cuestiones estaban planteadas en el acuerdo presupuestario firmado por Sánchez e Iglesias en octubre de 2018, que los socialistas señalan como "punto de partida" de la negociación emprendida por ambos líderes y que tendrá esta misma semana otra reunión que las partes no han indicado cuándo se producirá exactamente."El líder de la negociación es Pedro Sánchez y será él quien marque la forma" en la que se desarrollará, ha dicho Vera en una rueda de prensa. "En algunos momentos de la vida, la prudencia está bien", ha zanjado.Vera ha sostenido que la posición negociadora de partida de Unidas Podemos será el documento presupuestario, que ya recogía derogar "los aspectos más lesivos" de la reforma laboral de 2012. "De ahí no nos vamos a mover, es un compromiso que ya se firmó y que hay que materializar", ha dicho, para concluir: "Hay que aspirar a más".La portavoz de Podemos no ha rebatido los comentarios de diferentes dirigentes socialistas que este fin de semana han recuperado la idea de un Gobierno en solitario de Sánchez o apoyado en Ciudadanos. La dirigente ha reconocido que "hay otras opciones" diferente a la de Unidas Podemos "y grandes poderes que le están señalando el camino a Pedro Sánchez", en referencia al partido de Albert Rivera. "Tiene dos opciones", ha dicho Vera. "Nosotros ya saben cual queremos y es la que respeta lo votado el 28 de abril", ha añadido. Para asumir que "hay una parte del PSOE y de las élites económicas de este país a los que no les gustaría que Unidas Podemos entrara al Gobierno"."¿Albert Rivera va a subir el SMI a 12.00?", se ha preguntado Vera. "O los permisos de paternidad a 25 semanas intransferibles?", ha añadido. "¿Va a derogar la reforma laboral, la ley mordaza? Cada uno que se autorresponda cuál sería la mejor opción para este país", ha puntualizado.Vera ha pedido un Gobierno de coalición entre ambos. "La experiencia del PSOE funcionaría con la valentía y frescura de Unidas Podemos, que llega con la mochila libre de pesos", ha sostenido. Para zanjar: "Espero que [Sánchez] nos dijera la verdad en la reunión".
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Vox amenaza con una moción de censura si no entra en el gobierno de Granada
La secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha recalcado este lunes que su formación debe entrar en el gobierno de la capital granadina en proporción a su representación --tres concejales-- y ha advertido de que el "incumplimiento de este acuerdo" supondrá que promuevan una "moción de censura de inmediato".La también diputada de Vox por Granada en el Congreso de los Diputados se ha pronunciado de este modo en su cuenta de Twitter después de que el pasado sábado Luis Salvador (Cs) fuera elegido alcalde de Granada por mayoría absoluta con la suma de los cuatro concejales de su partido, los siete del PP y los tres de Vox, en virtud de un acuerdo cuyos detalles no han trascendido y que se prevé que se perfilen en los próximos días.@LuisSalvador esta semana tendrás que conformar el Ayuntamlento de Granada. @vox_es debe entrar en el gobierno en proporción a su representación. El incumplimiento de este acuerdo supondrá que promovamos una moción de censura de inmediato. Y que @PacoCuenca recupere la Alcaldía. https://t.co/JBdJaqLEyD— Macarena Olona (@Macarena_Olona) June 17, 2019Macarena Olona ha querido recordar este lunes a Luis Salvador que está semana tendrá que conformar el Ayuntamiento de Granada y le ha advertido de que Vox "debe entrar en el gobierno en proporción a su representación", tras haber obtenido tres concejales en las pasadas elecciones municipales."El incumplimiento de este acuerdo supondrá que promovamos una moción de censura de inmediato. Y que @PacoCuenca recupere la Alcaldía", agrega en su tuit en relación al alcalde saliente, el socialista Francisco Cuenca, que aunque ganó las elecciones municipales del pasado 26 de mayo con diez ediles no ha obtenido los apoyos suficientes para revalidar el cargo.Por su parte, el líder andaluz de Ciudadanos (Cs) y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha manifestado este lunes que, "en principio", Luis Salvador es el "alcalde de Granada para toda la legislatura"."A partir de ahí, lógicamente, habrá que ir viendo cómo se desarrolla ese proyecto que hemos acordado con el PP", según ha indicado Marín, quien ha expresado que está convencido de que Sebastián Pérez, que era el candidato del PP a la Alcaldía de Granada, y Luis Salvador, que se conocen desde hace mucho tiempo, "sabrán llevarlo bien".
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Manuela Carmena renuncia a su acta de concejala: "Ya no soy nadie"
La exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena ha llegado andando a las 9 horas al registro de la Plaza de la Villa para renunciar a su acta de concejala en el Consistorio de la capital. Lo ha hecho acompañada por su escolta y sin querer hacer declaraciones extensas a los medios. "Yo ya no soy nadie", ha dicho entre sonrisas a los periodistas.En la Plaza de la Villa ha sido recibida por el secretario del Pleno, Federico López de la Riva, ante quien entregará el acta. Fiel a su costumbre de madrugar, Carmena ha llegado a primera hora de la mañana a presentar formalmente su renuncia.Pretendía que fuera un acto discreto, como explicaban días atrás desde su personal de confianza, pero desde las 8 horas, cuando abre el registro, ya había prensa esperándola."No voy a hacer declaraciones, queridos amigos, yo aquí ya no soy nadie. Hoy aquí renuncio", ha declarado a los medios. Carmena ha afirmado sentirse "muy bien". "Ya veremos", ha contestado a la pregunta de qué va a hacer a partir de ahora.Carmena ha estado en las dependencias del registro 30 minutos. Después salía del número 4 de la Plaza de la Villa y se detenía unos minutos a hablar con la prensa. "No es despedida, despedida. Nos vamos a seguir encontrando en muchas ocasiones en la vida", decía a los periodistas.La exalcaldesa ha agradecido la labor de los medios de comunicación porque con ella han sido "muy buenos y siempre cariñosos, siempre además trabajando mucho y esperando". "Gracias a todos", ha remachado.Fiel a su estilo, Manuela Carmena se ha detenido entre la nube de periodistas, cámaras y fotógrafo para ver las flores de los balcones de la antigua Casa Consistorial de la Plaza de la Villa. "Voy a ver cómo están las flores", explicaba para, a continuación, pedir a los informadores que ya la dejaran tranquilamente para continuar con su "paseíto".A los pocos minutos de alejarse de la Plaza de la Villa aparecía la número dos de la lista de Más Madrid, Marta Higueras, que ha intercambiado unas palabras con el secretario del Pleno. La candidata que ocupará su lugar su escaño será a número 20 de la lista de Más Madrid, Carolina Pulido. Carmena es la segunda regidora que renuncia al cargo después del popular Alberto Ruiz-Gallardón.
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
MINUTO POLÍTICO | Los eurodiputados españoles recogen su acta, salvo Junqueras, Puigdemont y Comín
Todavía con la resaca de la constitución de los Ayuntamientos y antes de que esta semana se conformen ocho parlamentos autonómicos, este lunes es el día en que los eurodiputados electos recojan su acta en el Congreso. Son 54, pero podrán hacer el trámite 51, puesto que Junqueras no ha recibido el permiso penitenciario y Puigdemont y Comín se encuentran en Bélgica.
1 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
De Púnica a la trama Eólica: la corrupción del PP que arrastrará a sus socios en los gobiernos autonómicos
La corrupción desalojó al PP del Gobierno hace algo más de un año. El partido está en caída libre desde entonces: la línea dura impuesta por Pablo Casado para tratar de no perder votos hacia Ciudadanos y Vox no ha detenido la sangría. La pérdida de votos en las generales se trasladó a los comicios locales y autonómicos del 26M, aunque en estos últimos tanto Ciudadanos como Vox han apuntalado el poder territorial en regiones como Madrid, Murcia o Castilla y León. Esos socios que han unido su futuro al de los populares se verán arrastrados por toda la corrupción que aún se investiga en los juzgados.El partido de Albert Rivera, que aspiraba a superar al PP en las diferentes convocatorias electorales, ha decidido ahora apoyar a su rival en la derecha. A cambio de cesiones mínimas y pese a que en las tres comunidades llevan décadas gobernando con la sombra de la corrupción, Ciudadanos avanza en acuerdos para mantener al PP en los gobiernos, en algunos con los votos indispensables de la extrema derecha. Desde esa posición de apoyo al que hasta hace unas semanas era su principal competidor electoral, Ciudadanos asistirá al avance de casos de corrupción nacionales y locales que afectarán a su socio.El juicio por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas que comenzó el viernes sirve como aviso. El PP se ha convertido en el primer partido político de la historia en sentarse en el banquillo como acusado. Para evitar la imagen de que uno de sus empleados se enfrentase al juez, el partido ha colocado a una abogada de un bufete externo. Los de Casado han intentado impedir el juicio echando mano de la doctrina Botín, pero el juez no se lo ha permitido: resolverá en la sentencia y hasta entonces, se desarrollará el proceso con normalidad.El caso juzga al PP y a algunos de sus empleados –el responsable de estrategia legal, Alberto Durán, su extesorera Carmen Navarro y el antiguo jefe de informática, José Manuel Moreno– por destruir los discos duros de Luis Bárcenas cuando se los reclamó el juez que investigaba la trama Gürtel. El caso se acompasará con las negociaciones para cerrar la investidura del PP en sitios como Madrid, donde la corrupción se filtró a todas las capas de la administración aupada por la ambición de dinero y de poder de los cargos populares ahora investigados.Madrid, de la caja B al máster de CifuentesIsabel Díaz Ayuso, que trata de cerrar un acuerdo con Ciudadanos y Vox, heredará un modelo político forjado durante un cuarto de siglo a base de mayorías absolutas del PP. Se pondrá al frente de una comunidad autónoma donde en los últimos años ha destacado el impulso a la educación concertada, la externalización de los servicios sanitarios y las tramas de corrupción. Aquí tuvo una pata Gürtel y su epicentro Púnica y Lezo.Del primer caso aún quedan piezas por cerrar y juzgar. De los dos segundos, sin embargo, quedan el grueso de las piezas por cerrarse. En Púnica se siguen reuniendo indicios del sistema de financiación ilegal que presuntamente puso en marcha el PP de Madrid para asegurar las mayorías absolutas de Esperanza Aguirre.De hecho, la Fiscalía no descarta imputar a la expresidenta madrileña y mentora política de Díaz Ayuso cuando acabe la investigación. Por ahora ya tiene sobre la mesa multitud de informes de la Guardia Civil que implican a diversos cargos de los antiguos gobiernos populares en una estructura diseñada para llenar la caja B del partido mediante facturas falsas y donativos encubiertos.También avanzan las pesquisas en Lezo, la trama que tiene en su cúspide a Ignacio González, heredero de Aguirre en la Comunidad de Madrid. Una de sus piezas separadas sentará en el banquillo a dos exconsejeros del PP durante el Gobierno de Gallardón, otras ahondan en el uso de las empresas públicas para llenar las arcas del PP -y de los propios investigados- y en alguna se rastrean los tratos de la constructora OHL con los cargos políticos para conseguir adjudicaciones. Todas irán avanzando durante los próximos años.Además, Ciudadanos verá como en los próximos meses la Audiencia Nacional ahonda en la investigación del Campus de la Justicia -el proyecto que dejó un agujero de 100 millones de euros de dinero público con un único edificio en pie- o como se sienta en el banquillo de los acusados la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes. La misma a la que Ciudadanos sostuvo hasta su dimisión por el caso Máster. En aquella ocasión apoyaban desde fuera, pero ahora tendrán consejerías.Castilla y León: el poder absoluto del PPMadrid concentra buena parte de la corrupción que arrastra el PP, pero Ciudadanos y Vox -que también exhibe en público un discurso de tolerancia cero con la corrupción- se enfrentan a un escenario similar en Castilla y León. Pese a que el candidato de Ciudadanos, Francisco Igea, alentó la posibilidad de un cambio en la región, finalmente ha pactado con el cabeza de lista del PP, Alfonso Fernández Mañueco.El partido de Rivera va a mantener un Gobierno al que ha denunciado por corrupción en el mismo momento en el que se producían las negociaciones. Junto con el resto de la oposición, han llevado a la Fiscalía Anticorrupción un informe sobre el Hospital de Burgos. El escrito relata cómo la concesionaria incumplió en contrato mientras el Gobierno regional de Juan Vicente Herrera le daba cobertura legal.Además, en esa región, tres casos de corrupción han dominado la política durante los últimos años: el de la Perla Negra, la trama Eólica y el caso Enredadera. Todos ahondan en las irregularidades cometidas durante los gobiernos del popular Juan Vicente Herrera, que se vio obligado a pedir perdón en 2017 después de que su número dos fuese imputado por la compra de un edificio público.Los tres casos retratan la cercanía del poder empresarial al poder político de Castilla y León, y el papel que han jugado los grandes conglomerados de medios, en los que destaca la figura de José Luis Ulibarri. Los audios de esas investigaciones desataron un compadreo entre los representantes del sector público y los del privado y revelaron el poder absoluto del PP en la administración autonómica. El partido seguirá presidiendo ese gobierno cuatro años más gracias a Ciudadanos, que verá cómo se siguen destapando las irregularidades de la región.Murcia, donde la ley ha beneficiado a los investigadosMurcia es otra de esas comunidades en las que Ciudadanos apoyará al PP, en el gobierno desde el año 1995. Ramón Luis Valcárcel gobernó este feudo popular durante dos décadas pero todo se torció cuando le cedió el testigo a Pedro Antonio Sánchez: tuvo que dimitir acuciado por los diversos casos de corrupción en los que estaba implicado, algunos en su etapa como alcalde.La región ha experimentado cómo la limitación del PP a las investigaciones penales han acabado con un par de sumarios, archivados porque la Fiscalía pidió la ampliación fuera de plazo. Por eso se libró Sánchez del caso Pasarelas y lo mismo ha ocurrido con un sumario que amenazaba a Valcárcel, el de la desaladora, donde se investigaban los amaños para beneficiar a una filial de ACS.Pero en esa región hay otros casos de corrupción que, si los plazos de investigación no lo impiden, acecharán al PP durante la próxima legislatura. El más importante es el caso Auditorio, en el que Pedro Antonio Sánchez se enfrenta a cuatro años de cárcel un delito de prevaricación continuada, un delito de fraude de subvenciones y un delito de fraude y prevaricación en la aprobación del proyecto modificado.
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
De Vistalegre a su papel clave en los gobiernos municipales y autonómicos: el discurso de Vox se normaliza en nueve meses
En España la extrema derecha ha conseguido ser determinante para el futuro de seis capitales de provincia y desempeñará un papel clave también en varias autonomías, como Madrid y Murcia, en pocas semanas. A diferencia de lo que ocurre en algunos países europeos, tras su irrupción, los partidos liberales y de derechas aquí han evitado aplicarle un cordón sanitario y contribuido a normalizar su discurso. Esta fue la primera exigencia impuesta por Vox para comenzar a negociar tras las elecciones del 26 de mayo, donde se convirtieron en pieza imprescindible del puzzle de la derecha en plazas clave. A pesar de la negativa inicial de Ciudadanos, finalmente la semana pasada sí se produjeron negociaciones para constituir la Mesa de la Asamblea de Madrid que le dio la presidencia al partido de Albert Rivera y concedió representación a la extrema derecha. Este sábado anunciaban a primera hora desde esta formación que habían ratificado un acuerdo a tres bandas para "impedir ayuntamientos de izquierdas en municipios de toda España". En Madrid han conseguido firmar un acuerdo de gobernabilidad en el Ayuntamiento de Madrid en el que han introducido el término "violencia intrafamiliar" para evitar hablar de agresiones machistas.En Andalucía, también han presionado para imponer su discurso. Con esta estrategia han logrado incorporar alguna de sus batallas ideológicas contra la inmigración o las políticas de género en el programa autonómico. Tras cuatro años de irrelevancia, en nueve meses ha conseguido la integración en el espectro político. Esta es la cronología de este proceso.Vistalegre. El éxito de convocatoria que obtuvo el evento celebrado en octubre en el Palacio de Vistalegre ya situó a Vox en la agenda mediática. Consiguieron desbordar el aforo de 10.000 personas, fletando autobuses desde diferentes ciudades. En este evento presentaron el documento que ha sido su eje programático desde entonces. Las "100 medidas urgentes por España" incluyen la supresión de las comunidades autónomas, la derogación de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, combatir el aborto, la aprobación de la cadena perpetua y la derogación de la Ley de Memoria Histórica.Impacto en medios. La imagen de millares de asistentes ataviados con la bandera española y vitoreando el discurso de Santiago Abascal en el pabellón madrileño impactó en los medios, tras cuatro años en los que este partido había conseguido una repercusión residual. A lo largo de la semana siguiente su líder, Santiago Abascal, fue entrevistado por medios nacionales. Un mes después el CIS atribuía a la formación de extrema derecha un escaño en el sondeo elaborado de cara a los comicios andaluces.Doce diputados en Andalucía. El 2 de diciembre, 395.978 ciudadanos andaluces desbordaron las expectativas de medios de comunicación y empresas demoscópicas al apoyar en las elecciones andaluzas al partido de Abascal. La irrupción de esta formación de extrema derecha en el Parlamento andaluz fue un salvavidas para el PP de Pablo Casado, que había asumido la presidencia nacional del partido meses antes.Los populares se sentaron con una delegación de Vox para firmar un acuerdo, a cambio de los votos de la formación populista y emergente. De esta forma, el Gobierno andaluz reforzó a Casado como líder del PP, tras haber perdido más de 300.000 votos.Ciudadanos trató en todo momento de desmarcarse de ese acuerdo que iba a conseguir situarles en la vicepresidencia y desbancar al PSOE tras casi cuatro décadas en el poder andaluz. El mismo día de la investidura, Juan Marín, el líder andaluz del partido de Rivera, insistió en que ninguna de las medidas pactadas entre los otros dos partidos iban a ser tramitadas en la agenda del futuro Gobierno. Durante seis  meses en ese Parlamento regional, Vox ha mantenido sus batallas ideológicas contra las mociones sobre igualdad de género y memoria histórica.Foto del trío de Colón. Abascal, Rivera y Casado compartieron escenario en la concentración que convocaron en la Plaza de Colón (Madrid) para pedir la dimisión de Pedro Sánchez y la convocatoria de elecciones anticipadas. Fue la primera vez que los líderes de estos tres partidos coincidían y se dejaban fotografiar conjuntamente. La manifestación tenía como objeto denunciar un supuesto pacto oculto del PSOE con los independentistas. Entre su convocatoria y la celebración de la manifestación los partidos secesionistas anunciaron que tumbarían las cuentas del Gobierno. Una semana después el presidente anunció la disolución de Las Cortes y el adelanto electoral para el 28 de abril.Toda la campaña alardeando de sus aforos completos. Durante las semanas previas a las elecciones generales, este partido decidió agitar en sus redes imágenes con polideportivos desbordados de seguidores. Estas imágenes en Murcia, A Coruña o Sevilla acapararon titulares y sirvieron para crear altas expectativas entre los simpatizantes de la formación. Ligera decepción en las generales. A pesar de que el 28A se constató la vuelta de un partido de extrema derecha al Congreso de los diputados, con 24 diputados y 2,5 millones de votos (el 10,3% del apoyo electoral), tras la presencia de Blas Piñar en la década de los 80, el desencanto del resultado electoral fue evidente en el espacio habilitado para sus seguidores en las afuera del hotel en el que celebraron esa noche electoral. En 48 horas, sus líderes pasaron de discursos eufóricos en los que vaticinaban que el domingo de las elecciones se iba a acabar "la hegemonía cultural de los progres" y que iban "a barrer a todos", como planteó Iván Espinosa de los Monteros en el cierre de campaña, a conformarse con las Proposiciones No de Ley (PNL) que iban a presentar en la Cámara Baja, como aseguró Javier Ortega Smith en la noche electoral.Entrada en el Congreso. Los 24 diputados de Vox decidieron no pasar desapercibidos el primer día que acudieron a la Cámara Baja. Abascal y sus compañeros se sentaron en las filas delanteras, en el lugar que normalmente suele ocupar el portavoz del Grupo Socialista, justo detrás de Pedro Sánchez. Continuaron con el show durante la toma de posesión de los diputados catalanes de ERC y JxCat y patearon el suelo para evitar que se escuchasen las referencias a los "presos políticos" en sus alocuciones.Pierden presencia el 26M pero ganan poder. Un mes después de las generales, perdieron más de un millón de votos en los comicios europeos. También se redujo su representación a nivel autonómico y municipal, aún así los partidos de derechas necesitan sus votos para mantener o recuperar algunos gobiernos, entre ellos se encuentran nombres claves en la política española como los de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.A diferencia de la postura adoptada en la negociación del Gobierno andaluz, en esta ocasión Vox ha decidido incluir como "condición indispensable" para "todo aquel partido que quiera" su apoyo que se siente "a negociar" con ellos. Con este requerimiento exigen a Ciudadanos que normalice su discurso. "Queremos ser tratados como otra fuerza política, en función de nuestra representación", aseguró Abascal en una rueda de prensa. Por ahora, esa foto a tres no se ha producido, pero sí que ha existido un acuerdo a tres para acordar la Mesa de la Asamblea de Madrid.Negocian con el PP su apoyo en 30 ayuntamientos. La primera semana de junio, delegaciones de PP y Vox se sentaron a negociar en el Congreso, en ese encuentro llegaron a un principio de acuerdo para gobernar en los ayuntamientos en los que la suma de ambas fuerzas es suficiente para alcanzar la mayoría. Alguno de esos casos incluían tres de los municipios con mayor renta de España, como Pozuelo de Alarcón, Majadahonda y Las Rozas, así como El Ejido (Almería) o la propia ciudad de Almería.Incluye sus batallas ideológicas en el presupuesto andaluz. Vox consiguió este jueves estampar su logotipo junto al de Ciudadanos y al del PP en el acuerdo que ratificaron a cambio de que la formación de extrema derecha retire la enmienda a la totalidad planteada a los presupuestos andaluces. En este documento han incluido parte de su discurso político aludiendo a la "violencia intrafamiliar" y a la "inmigración irregular". Su discurso no solo está normalizado en los medios de comunicación, tiene compromiso de gasto en el presupuesto público de Andalucía. Alcanzan acuerdos municipales con Ciudadanos y PP. A primera hora de este sábado, Vox anunciaba que habían alcanzado "un pacto de gobiernos de coalición para impedir ayuntamientos de izquierdas en municipios de toda España". De esta forma con sus votos eran determinantes en Madrid, Zaragoza, Granada, Palencia y Badajoz. En el Ayuntamiento de Madrid han hecho público el acuerdo programático firmado con los populares en el que han conseguido introducir el término "violencia intrafamiliar", en lugar de violencia de género, y han conseguido que el Consistorio de José Luis Martínez Almeida se comprometa a recuperar la escuela taurina. 
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
"Pactos de perdedores": la derecha recurre a los acuerdos que criticó para gobernar Madrid, Zaragoza o Granada
"Dejar gobernar a quien gana las elecciones es el principal pilar de la regeneración democrática". En junio de 2016, Pablo Casado ocupaba el cargo de vicesecretario de Comunicación del PP y su trabajo consistía en propagar la doctrina del partido por los medios de comunicación.Tres años después, Casado dirige ahora un partido en caída libre, que se ha visto obligado a recurrir a esos acuerdos con los otros dos partidos de la derecha para retener algo de poder territorial. Lo ha hecho de la mano de Albert Rivera, que combina la firma de esos pactos con peticiones públicas de que gobierne la lista más votada.El líder del PP defendió durante años esa fórmula cuando la fragmentación política daba opciones a la izquierda para hacerse con alcaldías y comunidades autónomas sin haber ganado las elecciones. Llegó a decir que se trataba de "una norma no escrita que se había respetado siempre a nivel nacional". Para plasmarla por escrito, propuso reformar la ley electoral "para que no haya gobiernos de perdedores a lo largo y ancho de España".Casado olvidó aquel argumento convertido en pilar democrático cuando se presentó a las primarias para presidir el PP. Soraya Sáenz de Santamaría ganó en el voto de los afiliados, pero Casado sumó sus compromisarios a los de María Dolores de Cospedal para imponerse en la segunda vuelta. Allí enterró el mantra de la lista más votada, que ya es solo un mal recuerdo.Por su parte, Ciudadanos ha girado en torno a ese concepto como sobre tantos otros. Lo ha enarbolado siempre que quería apoyar al partido más votado en los comicios y se ha olvidado de él cuando le convenía prestar sus votos al segundo. Rivera ha llegado al extremo de negar sus votos al PSOE, que ganó las generales, pero pedir que se respete el principio de la lista más votada en Navarra, donde ganó la coalición que integra a UPN, PP y Ciudadanos.Este sábado, esa reivindicación ha quedado a un lado en ciudades como Madrid, Zaragoza o Granada, entre otras. En esos territorios, en los que la izquierda se impuso en los comicios del 26M, los dos partidos se han hecho con los bastones de mando gracias al apoyo de la extrema derecha.En la capital, Más Madrid se impuso dando la vuelta a los resultados de 2015, cuando fue el PP quien quedó por delante pero no pudo gobernar. Ahora el PP se ha dejado seis concejales, pero ha sumado los conseguidos por Begoña Villacís y por Javier Ortega Smith para hacer alcalde a José Luis Martínez-Almeida. Los populares han tenido que negociar a dos bandas para cuadrar los intereses de Ciudadanos y Vox e imponerse así a la lista más votada.Esa misma fórmula se ha repetido en Zaragoza, donde Vox amenazó este viernes con no apoyar al PP, aunque al final acabó cediendo. El nuevo alcalde de la ciudad es José Azcon, aunque fue el PSOE quien se impuso en las elecciones con más del 26% de los votos. La candidata socialista, Pilar Alegría, ha dicho este sábado que la cabeza de lista de Ciudadanos no sabía a quién iba a apoyar hasta que Rivera le dio la orden.En Badajoz, este sábado ha sido reelegido como alcalde Francisco Javier Fragoso, del PP, aunque fue el PSOE quien ganó hace tres semanas con el 37% de los votos. Aquí PP y Ciudadanos han empleado la fórmula que los populares rechazaron para el Ayuntamiento de Madrid: repartirse la alcaldía, dos años cada uno.En Granada, ese antiguamente llamado "pacto de perdedores" ha aupado a Ciudadanos, que quedó en tercer lugar. Luis Salvador será el nuevo alcalde de la ciudad con los votos de PP y Vox, pese a que el pasado 26M fue el PSOE quien ganó las elecciones con el 32,5% de los votos. Con cuatro de los 27 concejales.
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Unidas Podemos atribuye a su programa las trabas del PSOE a la coalición
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se reunirán esta misma semana para definir qué significa y cómo se concreta el "Gobierno de cooperación" que ambos pactaron explorar el pasado martes. Los líderes del PSOE y de Unidas Podemos van a tomar las riendas de una negociación que, en principio, pilotarán personalmente. Las conversaciones no bajarán a un segundo nivel hasta que quede clara la estructura de ese Ejecutivo, si es que ambos llegan a un acuerdo que, hoy por hoy, no está ni mucho menos cerrado. Las próximas citas serán, en principio, discretas, sin comunicación a los medios.Mientras que el principal escollo para el PSOE es la exigencia de Unidas Podemos de formar parte del Consejo de Ministros, en el grupo confederal temen más la negociación posterior, la programática. La coalición que encabeza Pablo Iglesias mantiene todavía intacto su planteamiento inicial: o Ejecutivo de coalición, se llame como se llame, o nada. En ese caso, Unidas Podemos no solo tendrá que asumir el programa de gobierno que pacten, sino cualquier decisión que adopte el Consejo de Ministros, que es por ley un órgano colegiado.Pero el PSOE también deberá asumir medidas que, hasta ahora, ha rechazado implementar, como el control de los precios del alquiler, subir todavía más el salario mínimo o crear una empresa energética pública para intervenir en el precio de los suministros básicos."El problema no somos nosotros, es el programa", apuntan desde la dirección de Unidas Podemos a eldiario.es. Las dudas de los socialistas, sostienen en el grupo confederal, no tienen que ver tanto con quién se sienta en el Gobierno, sino con el para qué. Y acerca de la capacidad que tendrán de sacar adelante según qué propuestas y enarbolar la proyección social de un hipotético Ejecutivo conjunto.En todo caso, en Podemos la negociación será compleja y larga, según ha advertido el propio Iglesias en público, porque se trata de sondear un modelo de Gobierno inédito en España y en el que habrá que definir bien las competencias de cada uno. Precisamente porque, en caso de que el PSOE acepte finalmente compartir el Consejo de Ministros, habrá una pugna entre las dos alas de la coalición sobre qué medidas se ponen en marcha y cuáles no. Y por quién se apunta los tantos o protagoniza las sesiones parlamentarias.Iglesias busca "garantías" y el PSOE ve ya los "mimbres"En el PSOE han encontrado la fórmula del "Gobierno de cooperación" con la que celebraron que Iglesias dejara de hablar de Gobierno en coalición (aunque la posición de Unidas Podemos se ha mantenido). El secretario de Organización, José Luis Ábalos, abrió este miércoles la puerta a incorporaciones individuales de miembros de Podemos, aunque después matizó que la decisión corresponde al presidente y que, en todo caso, aún no ha tomado la definitiva. No obstante, el 'no' de Pablo Casado y de Albert Rivera obliga al PSOE a tener el apoyo de los 42 diputados del grupo confederal.Los socialistas, sin embargo, son más optimistas que en Unidas Podemos respecto a alcanzar un acuerdo programático, un paso que quieren que sea previo a la decisión de Sánchez sobre los nombres que compondrán el gabinete. Para el PSOE, el acuerdo presupuestario que firmaron en octubre de 2018 Pedro Sánchez y Pablo Iglesias es el punto de partida para la negociación programática. Sea para un Gobierno conjunto o para un acuerdo de legislatura, el documento de 50 páginas le vale a los socialistas como guía de la negociación. "En los últimos doce meses hemos demostrado que es posible el entendimiento entre la izquierda", afirmó la portavoz socialista, Adriana Lastra, tras el encuentro de Sánchez e Iglesias. "Incluso llegamos a un acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado que no salió adelante con el voto de la derecha y el independentismo. Tenemos los mejores mimbres, que son la experiencia previa y las ideas, y la capacidad de entendimiento para seguir desarrollando una agenda progresista", apostilló la número dos del PSOE.El problema es que Unidas Podemos no se fía de Pedro Sánchez. Sus dirigentes han señalado en múltiples ocasiones que el Gobierno socialista incumplió los acuerdos en varios puntos. Especialmente dolorosa fue la gestión que hizo el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en la tramitación del real decreto sobre el alquiler, que no incluyó la limitación de precios que sí había aceptado el presidente del Gobierno, según el grupo confederal. "La política no se tiene que fundamentar en la confianza, sino en las garantías y en las correlaciones de fuerzas", aseguraba Pablo Iglesias en una entrevista con eldiario.es el pasado mes de mayo. E insistía: "La política (...) depende de los programas y de las garantías para llevarlos a cabo". Y esa garantía, para Iglesias, pasa por estar en el Consejo de Ministros, que es donde se deciden y aprueban las medidas que el Gobierno lleva a cabo.Precariedad, SMI, factura de la luz, brecha salarialIglesias ha desgranado en público buena parte de sus pretensiones programáticas. Lo hizo de forma profusa en una conferencia ante los empresarios catalanes a finales del mes pasado. En la entrevista antes citada fue más concreto y centró sus pretensiones en tres elementos: trabajo, vivienda y suministros.La reforma laboral, que fue uno de los principales caballos de batalla de la anterior legislatura, no será una línea roja para Unidas Podemos porque da por hecho que Sánchez ha renunciado a derogarla. "Con 3,7 millones de votos, no podemos imponer la reforma laboral que a nosotros nos gustaría", ha reconocido Iglesias.El presidente en funciones no ha descartado modificar los aspectos más discutidos de la reforma de Rajoy, pero ha subrayado su apuesta por un nuevo Estatuto de los Trabajadores que modifique de manera general la legislación laboral. Los sindicatos, por su parte, quieren que se desmonten ya esos aspectos más lesivos, como recuperar la ultraactividad y la prevalencia de los convenios sectoriales frente a los de empresa.En materia laboral, el secretario general de Podemos apuesta por subir el SMI hasta los 1.200 euros al final de la legislatura. Iglesias logró que Sánchez aceptara en 2018 colocarlo en 900 euros al final de una intensa negociación cara a cara. Como entonces, en Unidas Podemos sostienen que apurar las conversaciones les permitirá ser más exigentes y arrancar más compromisos al líder socialista que si cerraran un acuerdo ahora. El programa electoral del PSOE apuesta por que el SMI se sitúe en el 60% del salario medio en España "a corto plazo". Teniendo en cuenta que el último dato del salario medio es de 2.039 euros brutos al mes, la cifra por la que apuesta el PSOE es la misma, aunque no concreta en el tiempo. La subida a 900 euros fue uno de los escollos en la negociación de los Presupuestos para 2019 y fuentes socialistas reconocen que hay "distintas sensibilidades" en el seno del partido y del Gobierno al respecto. Además del SMI, Iglesias plantea acabar con la temporalidad y con la brecha salarial que separa a hombres y mujeres, lo que pasa por aumentar los permisos de paternidad intransferibles para repartir las cargas familiares. El momento de la crianza es el que marca el despegue en los salarios de los hombres frente a los de las mujeres. El PSOE vio en el decreto aprobado en marzo un primer paso y aspira a aprobar en la próxima legislatura su ley de Igualdad Laboral completa y trabajar en una norma futura sobre usos del tiempo.En Unidas Podemos, quieren recuperar la intervención del mercado del alquiler en aquellas zonas especialmente tensionadas. Una medida que ya estaba contemplada en el acuerdo programático, pero que Fomento no incluyó en ninguno de los reales decretos que llevó al Congreso.Otra de las cuestiones estrella que Iglesias ha planteado tanto en campaña como después es la necesidad de utilizar el artículo 128 de la Constitución, para crear una empresa energética pública que garantice una factura de la luz más barata y que apueste por las energías renovables.En el PSOE consideran que habrá "aproximación" en temas relacionados con la transición ecológica sin necesidad de que se cree una nueva empresa pública (cuentan con que Red Eléctrica pueda tener un papel relevante en la transición energética). Los socialistas son partidarios de promover el autoconsumo, una vez eliminado el impuesto al sol, como forma de romper el oligopolio energético.
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Meritxell Budó, la portavoz de los berenjenales
En el programa satírico Polònia del pasado jueves a los alumnos de la selectividad les cayó en la prueba de lengua el texto más difícil de sus vidas: la explicación de Meritxell Budó sobre los resultados del independentismo en Barcelona. "¿Qué habéis respondido en el texto de la Budó?", preguntaba uno de los alumnos tras el examen. "Vinyes verdes vora el mar", le responde una compañera, "¿y tú?". "Dos Pi erre al cuadrado. ¡Mierda!", remataba el primero.La broma recoge con el característico humor del programa de TV3 el alud de críticas que la consellera de la Presidència ha recibido durante las últimas semanas, después de que haya protagonizado varias polémicas encadenadas. En apenas dos meses y medio desde que fue nombrada, la portavoz del Govern ha saltado a los medios por sus desconcertantes declaraciones, lapsus al tratar de explicar sus afirmaciones o directamente por los choques con los periodistas a cuenta de la lengua empleada para hacer preguntas.Con sus equivocaciones, esta consellera ha sido carne de sátira para los medios, pero también motivo de preocupación política. En ERC, formación que comparte el Ejecutivo con Budó, esta semana saltaron las alarmas después de que la portavoz se mostrara reticente a contestar una pregunta por haber sido formulada en castellano. Para los republicanos, más allá de la confusión que la consellera mostró sobre la mecánica habitual de las ruedas de prensa del Govern, la actitud de Budó reflejaba una ideología nacionalista encarnada por sus socios y de la que ellos aseguran sentirse cada vez más lejanos.Voces del equipo de la consellera, en cambio, achacan los problemas de comunicación al poco tiempo de rodaje que ha tenido en su nueva tarea y confían en que la práctica la pulirá como portavoz. Budó, como recuerdan sus cercanos, es una recién llegada a la política de primer nivel. En las últimas dos legislaturas se ha desempeñado como alcaldesa de La Garriga, un municipio que combina el sector terciario con la industria alimentaria y el turismo de balneario. Ella, experta en farmacia, antes de dedicarse a la política pasó 17 años trabajando en laboratorios, en el sector veterinario.Pero a Budó la vena política le viene de toda la vida, siempre en el entorno de Convergència. Por cercanía geográfica y afinidad personal, la actual consellera de la Presidència es del entorno cercano de dos hombres claves en Junts Per Catalunya: el exconseller encarcelado Jordi Turull y el expresident Carles Puigdemont. Esta vinculación fue fundamental para que acabara dando el salto desde su cómoda alcaldía hasta una de las figuras más sensibles de cualquier gobierno, la que da la cara cada semana ante la prensa para explicar las iniciativas aprobadas. El partido había barajado otras opciones, como fusionar la portavocía con las responsabilidades de otro conseller –se especuló con el titular de Territori, Damià Calvet– o incluso se sopesó el fichaje de un perfil técnico e independiente, como era la periodista Pilar Calvo. Pero Turull apostó por Budó, Puigdemont celebró la idea y Quim Torra la rubricó. Y así comenzó la actual etapa política de la consellera, que venía a sustituir a una Elsa Artadi que había preferido apartarse del Govern para impulsar la candidatura de su partido al Ayuntamiento de Barcelona pese a los malos pronósticos que se auguraban para ella –y que se acabaron cumpliendo–."No sé si son errores o es así, pero no podemos salir a un metedura de pata por semana", sentenciaba esta semana un dirigente de ERC, alarmado por la última intervención de Budó. Unos días antes de la rueda de prensa semanal, la consellera había hecho unas declaraciones sobre el pacto de Ada Colau con el PSC y Manuel Valls para repetir en la alcaldía de Barcelona. Budó no solo había tildado el movimiento de "operación de Estado" sino que además había reclamado una "respuesta de país" si se consumaba. Sus palabras levantaron polvareda e incomodaron a miembros de ERC.Así que, durante la rueda de prensa del Govern, Budó trató de esquivar las preguntas sobre esas declaraciones. Cuando una periodista pidió en castellano una aclaración sobre la supuesta "operación de Estado", la portavoz vio oportunidad de utilizar esa circunstancia para irse por las ramas, asegurando que había una norma según la cual no podían hacerse preguntas en castellano sobre cuestiones que no se hubieran tratado previamente en catalán. Una ocurrencia que sorprendió a los presentes y que no tardó en saltar a todos los medios.Era la tercera polémica que Budó protagonizaba en apenas 15 días. La consellera rectificó al día siguiente, aludiendo a un malentendido y comprometiéndose a responder a todas las preguntas que se le lancen en rueda de prensa en cualquier idioma. Pero el mal ya estaba hecho y, ahora, la mayoría de los catalanes conocen a la Budó que aparece en el Polònia. Una portavoz de brevísima trayectoria que ya se ha convertido en una experta en entrar y salir de berenjenales.
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Así desafían los estereotipos los niños que practican gimnasia rítmica: "Sufren más insultos de lo que la gente imagina"
Eneko empezó a hacer gimnasia rítmica al tiempo que aprendía a andar. Así lo recuerda su madre, Anabel, que no vio en ello una diferencia sino una forma de potenciar el desarrollo psicomotor. "Nació creando, utilizando los espacios y haciendo malabares con todo lo que tenía en las manos. También tenía una pelota porque su padre es entrenador de fútbol, pero nunca le llamó la atención". 15 años después, Eneko Lambea es uno de los gimnastas de más talento en la rítmica española: oro en la Copa de España, campeón nacional y representante de España en la primera cita internacional masculina. Una referencia para otros niños que refleja felicidad sobre el tapiz, pero también el sufrimiento fuera de él por la presión de un entorno de desigualdad que parte de la asociación de su deporte a las mujeres.Aunque su familia trató de aislarle de comentarios, insultos y situaciones que pudieran afectarle, el joven vizcaíno ha tenido momentos críticos. "Como todos los niños que han elegido este camino", apunta Anabel a eldiario.es. "Todas las familias tenemos historias comunes y lo único que queremos es que las siguientes generaciones puedan practicar la gimnasia en igualdad".Para Eneko el proceso de incorporación a un deporte que a priori le excluía fue muy natural. En su barrio estaba el Sakoneta, uno de los mejores clubes, donde también entrenaba su hermana. Con apenas dos años las entrenadoras vieron potencial en él y crearon un grupo de iniciación. A los cuatro ya tenía una importante dedicación, y fue entonces cuando el entorno se volvió hostil."Empezamos a filtrar comentarios tipo 'a estos padres habría que darles un par de hostias para que saquen a su hijo de ahí' o 'se le pasaba la tontería con un par de tortas' o 'por culpa de ese niño a mi hijo le está gustando esto'. Infinidad de cosas hemos tenido que aguantar. Intentamos que no le llegasen a él, pero qué tontería, le acabarían llegando. De 'eres un maricón' o 'eres una nena'… para arriba". El momento más difícil llegó a los 13 años, con la explosión de hormonas –como lo define su madre–. "No quiso dejar la gimnasia, pero sí le afectaban los comentarios que escuchaba. Con ayuda externa hemos conseguido sacarlo de ahí y ahora lo tiene muy claro. Él es gimnasia".Según datos de la Federación de Gimnasia, en el primer campeonato de España individual en 2012 participaron 15 gimnastas. Siete años después han sido 67 los participantes, a los que hay que sumar los 34 de la nueva Copa de España. Entre los que se han incorporado recientemente está Ismael Gómez, campeón benjamín en pelota y subcampeón en la clasificación general. Perteneciente al C.D.Húecar de Cuenca, su padre Rubén se asombra con la evolución de la gimnasia rítmica masculina en solo tres temporadas, desde que se inició con siete años."En este poco tiempo ya hay otros dos niños de cinco y seis años que siguen sus pasos en el club y a nivel nacional hay una enorme diferencia. Cuando empezamos había dos o tres campeonatos en toda la temporada y ahora tenemos diez o doce salidas cada año". Como todos los niños que se sumergen en este deporte, Ismael también ha pasado momentos difíciles, especialmente en el colegio. "La gimnasia rítmica masculina es complicada. No está bien vista para un hombre y ha sufrido más insultos de lo que la gente se imagina. El chaval ha tenido muy malos momentos. Sus amigas lo adoran y lo quieren, pero los niños no lo ven tan bien".Sobre el tapiz se aíslan de esos comentarios y se transforman. "Eneko ahí es feliz, es su vía de escape. Pero fuera es otra historia", dice su madre. "Ha tenido que sacar fuerza para entrenar porque los niños dicen verdaderas brutalidades cuando son pequeños, lo que escuchan en casa, y luego crecen y hay un boom donde el hombre es hombre, la mujer es mujer, y hay machitos y princesitas. No sabemos gestionar las diferencias porque no hay educación en las casas y en el cole. Luego poco a poco van madurando. Ahora algunos de los compañeros a los que llama 'machitos', los del fútbol, también le admiran".Necesidad de referentesSegún los datos del Consejo Superior de Deportes, en España hay 3.966 hombres federados en la gimnasia de 41.897, pero al no existir el equipo nacional masculino, es difícil cuantificar cifras concretas sobre la rítmica como especialidad masculina. En su afán por crecer, saben que el apoyo entre ellos es esencial, que cualquier gesto o comentario ayuda a los más pequeños. Los mayores son conscientes de que pueden suponer un referente como lo fue para Eneko el valenciano Álvaro Prada, quien le animó a seguir durante una competición."Ahora es él quien se acerca a los pequeños", relata su madre. "Cuando eres bueno en un deporte tienes que utilizarlo para mejorar la sociedad, y hacerlo fuera del tapiz. En casa lo hablamos. Trabajamos para que sea un buen deportista pero también para cambiar cosas. Tenemos mucho camino por delante, hay tanto que hacer por la igualdad… Todos los padres que estamos con niños en la gimnasia tenemos estos problemas. Sabemos que tenemos que hacer que los que vengan después lo tengan más fácil. Como hizo Rubén Orihuela, el primer federado, que se partió la cara por dar a conocer este deporte. Eneko no es consciente de que sea un referente. Me dice 'mamá, pero qué les voy a decir yo'. Pero sabe que puede marcar su trayectoria. Tomamos el relevo de Rubén".Rubén Orihuela se lanzó a la gimnasia rítmica hace veinte años, cuando nadie imaginaba que un niño pudiera practicarla. Lo hizo de forma inconsciente. "Tuve la suerte de ser un ignorante", comenta. Tenía 11 años y realmente no sabía que los chicos no la practicaban, que no existía. "Simplemente pensaba que donde yo entrenaba no había niños pero que si mejoraba algún día me encontraría con otros. Con el tiempo te das cuenta y entonces vienen las dificultades. Era un sueño, pero era muy complicado tener un sueño cuando no puedes ver que alguien lo ha hecho, no puedes tener referentes. Te gustaría volar, vale, pero ¿has visto a alguien volar alguna vez?"Entrenador desde 2010 y especialmente desde su retirada en 2018, Rubén Orihuela trata de aconsejar y ayudar. "Cuando te reúnes con ellos o te escriben, miras atrás. Recuerdo cómo viví ese momento en el que me está preguntando, por el que está pasando, y pienso en qué puedo colaborar". Lo hace también en su gimnasio, donde ya hay algún niño. "Estos chicos son muy valientes solo con el hecho de ir cada día, compartir espacio con tantísimas niñas y todo lo que repercute por detrás… Aunque tenga solo uno o dos niños llenan el espacio. Es muy diferente, aman lo que hacen. Hay muchas niñas que hacen gimnasia porque sus padres les apuntan porque es lo que toca, porque es lo normal y después ya ves si le gusta. El niño que decide hacer gimnasia está teniendo una lucha tremenda en su vida, y sabes que va a dar todo en cada entrenamiento".Los gimnastas se fijan en EspañaPese a las carencias y la lentitud con la que ha crecido, España es ya un referente para gimnastas masculinos de todo el mundo. La Federación Internacional –muy influenciada por las potencias de Rusia o Japón– no concibe que los hombres puedan practicar esta especialidad. Gimnastas de Italia, Francia o Sudamérica toman España como referencia. "Vivimos un poco al margen de lo que dicen", explica Anabel. "Este año ha sido el primer torneo en Ámsterdam y han ido Eneko, Álvaro y Javier con otros dos chicos franceses. Conocemos que hay alguno en Grecia, en Estados Unidos… pero tienen muy poca posibilidad de desarrollarse. Nosotros estamos mal, porque también hay voces discordantes y mucho miedo al cambio, pero nada que ver con lo que vemos fuera".En ese camino, Rubén Orihuela, primer federado, fue esencial. "Hay países ahora que se encuentran exactamente igual que cuando empecé yo", dice. "Tienen un solo niño intentando cambiar las normas. Hay un movimiento, hay gimnastas en todo el mundo tratando de romper esos moldes. Se ponen en contacto con entrenadores y gimnastas de aquí para ver cómo pueden hacerlo. Su camino va a ser más corto que el que pude tener yo, porque una cosa es iniciar el movimiento y otra es sumarse a él".Para cambiar la percepción social sobre su participación en la gimnasia conocen dos vías: visibilidad y educación. La primera es la sensación de que lo que no sale en televisión no existe. La segunda, que mientras se siga imponiendo el fútbol para ellos, habrá pocos cambios. "Hay que empezar desde los colegios, donde esos profesores pasan tantísimas horas con los niños", dice Rubén. "Crecemos con lo que vamos escuchando día a día. Si desde el colegio ya te dicen que los niños juegan al fútbol y las niñas hacen ballet, vamos a seguir de la misma forma. Es muy complicado cambiar esto, tenemos que pensar que estamos en una disciplina que ha cambiado sus normas por completo, que es un movimiento importante", recalca. "La gimnasia, pese a las licencias, es minoritaria. Y dentro de eso lo chicos aún más. Son lo último de lo último", recalca Anabel. "Para cambiar esto tiene que cambiar la sociedad, pero si hacemos ruido conseguiremos que dejemos de ver como ‘machorra’ a una chica por jugar al rugby o ‘amariconado’ a un niño porque hace gimnasia".
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Ximo Puig comienza a comunicar la composición de su Gobierno a los consellers: Marzà repetirá como titular de Educación
Ximo Puig, que este el pasado jueves era reelegido president de la Generalitat en les Corts y este domingo ha tomado posesión del cargo en el Parlamento valenciano, ha comenzado a comunicar su nombramiento a los miembros de su nuevo Ejecutivo. El jefe del Consell ya ha comunicado a Vicent Marzà (Compromís) que repetirá al frente de Educación y Cultura, una cartera que esta legislatura no tendrá incorporada la competencia en materia de Universidades.Aunque todavía quedan algunas incógnitas por resolver, al president le acompañarán seguro los otros dos firmantes del Botànic 2 en las vicepresidencias: Mónica Oltra (Compromís), que seguirá siendo la responsable de Igualdad y Políticas Inclusivas, y Rubén Martínez Dalmau (Unides Podem), quien más que probablemente ocupará la cartera de Vivienda y Obras Públicas.
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo
Ximo Puig toma posesión como president de la Generalitat Valenciana gracias a Compromís y Unides Podem: "Pactar no es traicionar"
El socialista Ximo Puig ya es oficialmente presidente de la Generalitat Valenciana de la X legislatura. El socialista promete su cargo "sin engaños" y "con fidelidad a los valencianos y valencianas" tres días después de ser reelegido con los 52 votos que suman PSPV, Compromís y Unides Podem-Esquerra Unida: "Pactar no es traicionar, es la única manera de avanzar sin rupturas". Casi cuatro años después de celebrar "el cambio" político en las instituciones valencianas, el socialista revalida su liderazgo con cuatro diputados más, convirtiéndose en uno de los dirigentes autonómicos con más peso en el PSOE de Pedro Sánchez.
2 d
eldiario.es - Periodismo a pesar de todo