Principal
General
2389
Familia
Noticias no leídas
Familia
Noticias no leídas
¿Cómo superar la violencia filioparental durante el confinamiento?
«Me ponía muy agresiva pero ahora me he dado cuenta de la importancia de querer bien, de no ser tóxica y de no dejar que haya personas tóxicas a tu alrededor». Lo cuenta a Efe Sara (nombre ficticio), una joven de 22 años que lleva tres participando en el Proyecto Conviviendo de la Fundación Amigó después de que en su casa se dieran cuenta de que necesitaban de ayuda externa ante la situación que se vivía en el entorno familiar. Los conflictos que estos días de confinamiento por la COVID-19 pueden surgir dentro de una familia se pueden potenciar, especialmente, en los casos en los que ya ha habido algún episodio de violencia filioparental. Para evitarlo, precisamente la Fundación Amigó, experta en estos temas, ha lanzado una serie de pautas que permitan hacer la convivencia más llevadera y vivirla como un aprendizaje. «No es momento de solucionar lo que no estaba solucionado. No intentes que los demás hagan cosas que antes no hacían. Cada persona de la familia es responsable de su tiempo de estudio y trabajo, y del aprovechamiento del mismo. Dedícate a la actividad que estés realizando y no a supervisar la del resto. Los momentos de interacción deben ser positivos, de lo contrario es mejor limitarlos». Son algunos de los consejos de las guías que, bajo el nombre «Familias en acción«, ha publicado la citada fundación para que las crisis familiares no aparezcan tras tantos días de confinamiento. «Si nuestro hijo se enfada y comienza a mostrarse irritado por no salirse con la suya podemos ignorar la conducta de irritación, por ejemplo, si nos está chillando o amenazando, nos pone mala cara o hace un mal gesto, podemos obviar sus palabras y gestos durante todo el tiempo que lo haga y continuar haciendo otras cosas«. Y evitar la confrontación o la pelea: «cuando se dé una situación de conflicto grave mantener la calma, alejarse de la persona que muestre un enfado descontrolado, rabia o ira desproporcionada, mantenernos firmes en las consecuencias e indicaciones». Sara es hija de padres separados, reconoce que desde pequeña la relación con su progenitor iba «un poco mal» y con su madre «mejor», pero que a medida que fue creciendo «se complicó la situación». En su caso, fue su madre quien decidió pedir apoyo para cambiar la situación y Sara aceptó y no se arrepiente de ello pues la relación con su madre ahora es «excelente» y la de su padre «ha mejorado bastante». «Si me comparo con la Sara de hace dos años he crecido, he madurado» y he pasado «por una evolución, una transformación», concluye. Hablar del maltrato de hijos hacia padres no es un asunto nuevo pero tampoco antiguo, pues no fue hasta alrededor de 2003 cuando dejó de ser considerado solo como algo relacionado con la drogadicción o los problemas sociopatológicos, dice a Efe el presidente de la Sociedad española para el Estudio de la Violencia Filioparental (Sevifip), Roberto Pereira. Recalca que la franja entre 13 y 16 años o 14 y 17 años es cuando hay mayor incidencia y que los motivos son diferentes. La sobreprotección, una enfermedad ¿Educan mal los padres o es algo provocado por la sociedad? Pereira cree que es «difícil separarlo» porque las familias viven en una determinada sociedad que condiciona su manera de actuar y muchos padres se sienten en la actualidad «hipervigilados». También la «sobreprotección» a los hijos es una enfermedad de nuestro tiempo que genera a los hijos dificultades para arreglárselas y después culpan de ello a los padres, «a veces de una manera excesivamente violenta», argumenta. Pereira distingue otros factores de riesgo para que se produzca maltrato a los progenitores: desconfianza social hacia la labor de los padres, menoscabo de su autoridad, familias monoparentales, familias con lealtades divididas entre padres biológicos y adoptivos. Coincide Paula Rocamora, psicóloga de la Fundación Amigó en el Proyecto Conviviendo, que cree que son varios los factores «para que las relaciones familiares sean vulnerables a episodios violentos». «No se produce de forma repentina, sino que forma parte de un continuo -rabietas, desobediencias, contestaciones inapropiadas- que, generalmente, va en aumento en forma de escalada hasta que, finalmente, desencadena conductas agresivas que causan tanto daños tantos físicos como emocionales», recalca. Otro factor de riesgo es el temperamento del niño, lo que entendemos como el carácter, su estilo de comportamiento innato, heredado biológicamente, que determinará en gran parte su conducta futura, asegura Rocamora. Y los niños con «un temperamento difícil, es decir, más inquietos, impulsivos o llorones, cuando llegan a su etapa adolescente tienen -continúa- más posibilidades de desarrollar conductas disruptivas si no se ha manejado adecuadamente». Otro factor social influyente es la exposición del adolescente a la violencia en la familia de forma continuada. Alarma social La violencia filioparental se pueda producir en cualquier tipo socioeconómico de familia y eso ha creado «gran alarma social», recalca Roberto Pereira. Pero lo que tiene claro es que «no hay diferencia entre chicos y chicas a la hora de ejercer la violencia«; ellas usen más la violencia verbal y ellos la física, pero se está »igualando«. Un estudio de la Fundación Atenea alertaba recientemente de que las madres maltratadas por sus hijos triplican a los padres que padecen este mismo tipo de violencia. Algo que Pereira achaca a que el rol de la madre sigue siendo el de estar más cerca de la educación de los hijos y «se opone más a que hagan su santa voluntad». Desplantes, actitudes descalificatorias e insultos verbales pueden dar paso a las agresiones físicas y, cuando llegan, «a los padres les cuesta mucho denunciar por vergüenza y por vivirlo como un fracaso en su labor educativa», señala Pereira. Según la memoria del Fiscal General del Estado, el número de procedimientos incoados por esta modalidad delictiva vuelve a ascender. Si en 2015 hubo 4.898 causas, en 2016 bajó a 4.355 pero en el 2017 su cifra se sitúa en 4.665.
9 h
abc.es
De grandes olvidados a héroes del confinamiento: «Aprendamos de los niños»
Son los «grandes olvidados» del decreto de estado de alarma, pero durante las tres semanas de confinamiento nos han demostrado que saben convertirse en héroes capaces de adaptarse a todo: «Los niños son campeones y deberíamos aprender de ellos«. Diversos ayuntamientos, entidades y policías locales se han sumado en los últimos días al aplauso que están recibiendo los más pequeños por su comportamiento durante el aislamiento contra el coronavirus, pese a que los gestores de la crisis no siempre suelan mencionarlos. Cada vez son más los que participan en la ovación que reciben los menores y los que destacan que, como ellos, los adultos deberíamos aprender a relativizar, adaptarse y amoldarse a las circunstancias en la medida de lo posible. «Son los grandes olvidados de esta historia, pero también son unos campeones que se adaptan a cualquier cosa. Deberíamos aprender de ellos», ha señalado en una entrevista con Efe la psicóloga infanto-juvenil Neus Bofill. La especialista considera que, en general, los menores «están respondiendo muy bien» al confinamiento gracias a su «flexibilidad» y «su gran capacidad de habituarse a los cambios», muy superior a la de los mayores, quienes no siempre logran aclimatarse con la misma rapidez ni complacencia. «Tendríamos que agradecérselo», ha recalcado Bofill, quien ha alertado que esta situación tampoco es del todo «idílica», ya que hay menores que padecen «inquietudes, malestar e incertidumbre», lo que depende en gran parte del entorno en el que estén confinados. «Las condiciones en las que estén en sus hogares marcan muchísimo. Es muy diferente tener a los padres en casa o que tengan que trabajar, así como disponer de una terraza o no tener ni balcón«, ha recordado. Salir a la calle Por eso ha opinado que, si la situación se alarga en el tiempo, sería conveniente que se permitiese salir a los niños a la calle con ciertas limitaciones para que puedan sentir la brisa y la luz del sol, especialmente a los que tienen necesidades especiales. Siempre, eso sí, apelando a la «responsabilidad social« de los progenitores para garantizar que no acudan a parques de columpios ni a otros lugares que pueden ser focos de infección: »Se trata de dar prioridad a quienes más lo necesitan«. La pedagoga Heike Freire también defiende esta posibilidad y subraya que los «cachorros humanos» necesitan estar al aire libre «para desarrollarse bien» y fortalecer su sistema inmunitario. «La situación de confinamento es angustiosa desde muchos puntos de vista porque no estamos pensados para estar encerrados», ha explicado antes de censurar que el Gobierno no los haya «ni mencionado» en el BOE. De acuerdo con Freire, «los adultos pueden confinarse durante meses y no pasa nada, sobre todo si disponen de ciertos recursos artesanales, culturales o están acostumbrados a estar solos», mientras que en el caso de los menores «son vulnerables porque se están desarrollando«. Y aunque ha aseverado que «es muy complicado decir cómo lo están llevando los niños» por la enorme casuística, ha resaltado que es uno de los colectivos que más lo está «sufriendo» por la falta de medidas dirigidas a ellos y porque son «un espejo del mundo adulto». En cambio, la educadora infantil Mónica López considera que los niños están gestionando el aislamiento mejor que los adultos porque son capaces de adaptarse fácilmente «a lo que les toca» y «lo normalizan todo enseguida». «Los niños viven más el presente y son más libres. Si tienen un entorno tranquilo que los cuide y entretenga, se adaptarán bien«, ha sostenido antes de agregar: »Los pequeños no se sienten atrapados, se conforman más porque tienen menos necesidades y más imaginación«. Sin embargo, según López, los adultos a menudo «no valoramos lo que tenemos y ansiamos lo que no podemos», por lo que ha propuesto aprovechar la coyuntura para aprender de nuestros hijos el «saber estar donde toca». «Intentemos aprovechar el tiempo que tenemos y aprendamos a cuidarnos, a cuidar de los demás y a crear relaciones que con el día a día no les damos importancia», ha concluido.
abc.es
Proponen quince minutos diarios de meditación colectiva guiada para afrontar el confinamiento
Estamos en un momento donde nos estamos dando cuenta de lo importante que es lo colectivo, la comunidad, la unión con los demás; lo demuestran los aplausos, siempre puntuales en nuestras ventanas, que nos reconfortan y con los que queremos enviar nuestro agradecimiento y nuestra energía a los sanitarios y todos los que trabajan por y para nosotros llevando sus fuerzas al límite. Desde El Prado Psicólogos, conscientes de este crítico momento, proponen una meditación colectiva guiada diaria para enfocar a todo el mundo en la solución. «Nuestra propuesta es ir un paso más allá de estos aplausos, creemos que es el momento de sumar muchas mentes y mediante la meditación y la visualización enfocarnos todos a una, a la misma hora, durante un periodo de tiempo de entre diez y quince minutos al día en lo que queremos lograr». Esta meditación pretende ir más allá de mejorar el bienestar físico y emocional, que también lo hará, sino ir más allá de tu propio beneficio: más allá de la serenidad y paz que puede producir a nivel individual la meditación, se ha comprobado que esta práctica facilita el sentido de conexión y que incluso, la meditación colectiva disminuye la criminalidad en la sociedad si las suficientes personas la practican (veremos esto más adelante). En estos momentos tan difíciles, donde encontramos sentimientos que van desde el aburrimiento o la tristeza a la rabia, la preocupación o la ansiedad es importante cuidarnos, física y mentalmente, y la meditación es una práctica esencial para ello. La investigación demuestra que meditar ayuda a bajar la presión sanguínea, disminuir el estrés, dormir mejor, aumentar la concentración, la capacidad de autocontrol (tan necesaria ahora para no dejarte llevar por tus emociones y comer de manera compulsiva), y reforzar el sistema inmunológico. Por eso, en estos tiempos, la meditación es una práctica totalmente recomendable para cualquier persona, y es suficiente con practicarla diez minutos al día. Además de la meditación, existen otras prácticas como la visualización; al combinar ambas nos nos concentramos en alcanzar un objetivo concreto, no solo nos focalizamos en alcanzar un estado determinado de conciencia, sino que además visualizamos en nuestra mente cómo queremos sentirnos o qué queremos lograr. Visualizar, es decir, imaginar, tiene una repercusión inmediata en el cuerpo. Si cierras los ojos e imaginas que estás en el campo no sentirás lo mismo que si te visualizas en un atasco. Cuándo y dónde Todos los días durante la cuarentena a las diez y media de la mañana (hora española) un miembro de El Prado Psicólogos hará una meditación colectiva en directo en la página de facebook de El Prado Psicólogos y en Instagram, donde te guiarán a través de la respiración, el mindfulness y la visualización a ti y a todos los que quieran unirse a este gran reto, practicando la compasión y la autocompasión. Si no puedes conectarte, también proponen unirte a ellos mentalmente, reservando un pequeño espacio de tiempo para ti a esa hora.
abc.es
«Cuando salgamos de casa, la realidad se parecerá muy poco a lo que dejamos atrás»
Después de varias semanas de confinamiento en casa ya debemos empezar a mirar al futuro con esperanza y la idea de que, más bien antes que después, esta epidemia llegará a su fin. Y que no podemos dejar de pasar la oportunidad de sacar conclusiones positivas, dentro del trauma global que como sociedad deberemos afrontar en el futuro próximo. Como familia, los sentimientos de aprensión, vulnerabilidad e incertidumbre que hoy nos atenazan deberán transformarse en acciones de autocontrol, adaptación, superación y fraternidad. Y como adultos deberemos facilitar a nuestros hijos ese proceso de cambio y renovación. Hay quien piensa que el día después será igual que el día en que nos encerramos en casa, pero la realidad es muy tozuda y lo que nos encontraremos se parecerá muy poco a lo que dejamos atrás. Por eso debemos preparar a los niños para desarrollar sus mejores aptitudes de confianza en sí mismos, de establecer prioridades basadas en la solidaridad y no el individualismo, de estar atentos a los intentos de manipulación y de ser conscientes de que lo que hoy damos por establecido rígidamente puede cambiar de un día para otro. En última instancia, debemos pasar de ser familias proveedoras a familias resilientes, aquellas con capacidad para superar los traumas a través de tres simples, pero contundentes, acciones: compromiso con nuestro propio modelo de educación y actuación, capacidad de sacrificio para enfrentarnos a las dificultades y reparar el daño sufrido, y esfuerzo para sacar adelante todo lo que consideramos importante, no solo para nosotros y nuestros hijos, sino también para la sociedad en que vivimos, compartimos y nos expresamos con libertad.
abc.es
La carta viral de un profesor a sus alumnos: «No os agobiéis. Es momento de aprender grandes lecciones, no matemáticas, física o literatura»
Deberes, teletrabajo y niños está siendo la combinación explosiva desde que el coronavirus obligase a cerrar los colegios. Son muchos los hogares españoles que denuncian la carga lectiva ya que, aunque se intente que los alumnos lleven el mismo ritmo, las familias recuerdan a los docentes que es imposible. Avanzar o no en el temario, tener clase de todas las asignaturas (incluidas las extraescolares, como la natación), etc. sumado a las situaciones personales de cada casa (niños con TDAH, familias numerosas...), está generando un estrés adicional en los progenitores, que no dudan en desahogarse en los grupos de WhatsApp de padres del colegio. Si se decreta o no el aprobado general y la promoción automática de curso está por verse. Pero cada vez son más voces las que recuerdan que estamos en una situación excepcional que requiere de medidas excepcionales y donde el aprendizaje tradicional debe quedar en un segundo plano para dar protagonismo a otras enseñanzas derivadas de esta situación. En esta línea se sitúa Sergio Calleja, profesor de filosofía, que ha escrito en su blog una carta a sus alumnos para manifestarles su admiración. «Lo estás haciendo muy bien», asegura el profesor, que recuerda a sus alumnos que no se agobien con la lista de tareas que les manda el colegio. «Esta lista no es ahora lo más importante. Aceptad cada uno vuestra situación y sacad lo mejor de vosotros mismos como en tantas ocasiones os he visto hacer», les dice. Sergio Calleja asegura que estamos en «un tiempo privilegiado para aprender» pero «no precisamente matemáticas, física, literatura o latín sino para aprender grandes lecciones importantes que, tal vez, pasan desapercibidas en las clases presenciales por el agobio del 'temario oficial'». Esta es la carta íntegra del docente: «Querido alumno adolescente: No tengo que ser yo el que te diga que el confinamiento continúa y que parece que va para largo, ya lo sabes y ya lo sufres. Para nadie es fácil y sé que para ti menos. Cuando se tiene la vida en los labios, cuando se tienen tantas ganas de volar, cuando soñabas con ese viaje con todos tus compañeros, cuando se estrena la libertad cada día y cuando se desean vivir experiencias cada noche, estar encerrado en casa no es fácil. Solo te puedo decir que lo estás haciendo muy bien. Realmente bien. Cuando cada día os oigo en la pantalla del ordenador, cuando recibo vuestras reflexiones sobre la libertad y cuando cumplís en la entrega de todo lo que los profesores proponemos solo puedo sentir orgullo de vosotros. Sí, no sé si alguien te lo está diciendo, si te sirve te lo digo yo: lo estás haciendo muy bien. Entendiste muy pronto el mensaje repetido de que no estábamos de vacaciones y que las clases continuaban con normalidad, es verdad, pero que no te engañen, esto no es normal. Las clases no continúan con normalidad, que los profesores te mandemos una lista interminable de tareas (sé que te está resultando agobiante) no quiere decir que estemos enseñando, mucho menos significa que estemos educando. Sé que las circunstancias de cada uno de vosotros son muy diferentes, vuestro acceso a la tecnología, vuestras situaciones familiares, vuestros hogares… no os agobiéis, esta lista de tareas no es ahora lo más importante. Aceptad cada uno vuestra situación y sacad lo mejor de vosotros mismos como en tantas ocasiones os he visto hacer. Es un tiempo privilegiado para aprender, no precisamente matemáticas, física, literatura o latín sino para aprender grandes lecciones importantes que, tal vez, pasan desapercibidas en las clases presenciales por el agobio del «temario oficial». Es un tiempo privilegiado para educar la paciencia, sé que te cuesta mucho; admirar la solidaridad del ser humano, todo el mundo está sacando lo mejor de sí mismo y esta me parece la mejor orientación académico-profesional que puedes recibir; entender la verdadera libertad; vivir con menos cosas; pensar mucho; entender lo importante que son las clases, quién te iba a decir a ti que estabas deseando volver al instinto del que tantas veces dijiste que te querías ir y no volver; entender y valorar la utilidad de las redes sociales como herramienta de relación y aprendizaje, no olvides que somos relación… seguro que tú puedes continuar esta lista de aprendizajes. Los balcones se han convertido en escenarios improvisados para el mundo donde se aplaude, se canta, se recita, se interpreta música, se homenajea, se vibra...y ahí también estás tú. Las calles se llenan de aplausos y ruido de sirenas que emocionan. ¿No te parece esto una lección magistral? Al final ha tenido que ser un virus y no un filósofo, como yo pensaba, quien nos remueve la conciencia y nos enseñe qué es la vida, su significado más profundo y su verdadera esencia. Cuando salgamos de nuestras casas, que hoy son más que nunca nuestras «cavernas», será otra la realidad que nos encontremos, más verdadera, más humana, más real, más viva. De esta saldremos siendo mejores, sabiendo qué es el bien, la belleza y la verdad. Un abrazo. Habrá primavera. Sergio Calleja«.
abc.es
Sabina reaparece en su balcón para aplaudir a los sanitarios
Joaquín Sabina lleva ya un más de un mes en su casa, tras abandonar el hospital donde estaba ingresado tras ser sometido a una intervención quirúrgica por su caída al foso del escenario durante un concierto en Madrid. Pero no se le había visto en público hasta este domingo, cuando decidió unirse al homenaje diario que se hace a los sanitarios desde los balcones de toda España a las ocho de la tarde. Acompañado por su mujer, el artista salió a su terraza brazo en cabestrillo y aplaudió a todos los trabajadores que están en primera línea de batalla, para después volver a encerrarse en su confinamiento. y es que como a todos, a Sabina también le han robado el mes de abril.<blockquote class="instagram-media" data-instgrm-captioned data-instgrm-permalink="https://www.instagram.com/p/B-nGHsXDtEU/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading" data-instgrm-version="12" style=" background:#FFF; border:0; border-radius:3px; box-shadow:0 0 1px 0 rgba(0,0,0,0.5),0 1px 10px 0 rgba(0,0,0,0.15); margin: 1px; max-width:540px; min-width:326px; padding:0; width:99.375%; width:-webkit-calc(100% - 2px); width:calc(100% - 2px);"><div style="padding:16px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/B-nGHsXDtEU/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading" style=" background:#FFFFFF; line-height:0; padding:0 0; text-align:center; text-decoration:none; width:100%;" target="_blank"> <div style=" display: flex; flex-direction: row; align-items: center;"> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; flex-grow: 0; height: 40px; margin-right: 14px; width: 40px;"></div> <div style="display: flex; flex-direction: column; flex-grow: 1; justify-content: center;"> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 4px; flex-grow: 0; height: 14px; margin-bottom: 6px; width: 100px;"></div> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 4px; flex-grow: 0; height: 14px; width: 60px;"></div></div></div><div style="padding: 19% 0;"></div> <div style="display:block; height:50px; margin:0 auto 12px; width:50px;"><svg width="50px" height="50px" viewBox="0 0 60 60" version="1.1" xmlns="https://www.w3.org/2000/svg" xmlns:xlink="https://www.w3.org/1999/xlink"><g stroke="none" stroke-width="1" fill="none" fill-rule="evenodd"><g transform="translate(-511.000000, -20.000000)" fill="#000000"><g><path d="M556.869,30.41 C554.814,30.41 553.148,32.076 553.148,34.131 C553.148,36.186 554.814,37.852 556.869,37.852 C558.924,37.852 560.59,36.186 560.59,34.131 C560.59,32.076 558.924,30.41 556.869,30.41 M541,60.657 C535.114,60.657 530.342,55.887 530.342,50 C530.342,44.114 535.114,39.342 541,39.342 C546.887,39.342 551.658,44.114 551.658,50 C551.658,55.887 546.887,60.657 541,60.657 M541,33.886 C532.1,33.886 524.886,41.1 524.886,50 C524.886,58.899 532.1,66.113 541,66.113 C549.9,66.113 557.115,58.899 557.115,50 C557.115,41.1 549.9,33.886 541,33.886 M565.378,62.101 C565.244,65.022 564.756,66.606 564.346,67.663 C563.803,69.06 563.154,70.057 562.106,71.106 C561.058,72.155 560.06,72.803 558.662,73.347 C557.607,73.757 556.021,74.244 553.102,74.378 C549.944,74.521 548.997,74.552 541,74.552 C533.003,74.552 532.056,74.521 528.898,74.378 C525.979,74.244 524.393,73.757 523.338,73.347 C521.94,72.803 520.942,72.155 519.894,71.106 C518.846,70.057 518.197,69.06 517.654,67.663 C517.244,66.606 516.755,65.022 516.623,62.101 C516.479,58.943 516.448,57.996 516.448,50 C516.448,42.003 516.479,41.056 516.623,37.899 C516.755,34.978 517.244,33.391 517.654,32.338 C518.197,30.938 518.846,29.942 519.894,28.894 C520.942,27.846 521.94,27.196 523.338,26.654 C524.393,26.244 525.979,25.756 528.898,25.623 C532.057,25.479 533.004,25.448 541,25.448 C548.997,25.448 549.943,25.479 553.102,25.623 C556.021,25.756 557.607,26.244 558.662,26.654 C560.06,27.196 561.058,27.846 562.106,28.894 C563.154,29.942 563.803,30.938 564.346,32.338 C564.756,33.391 565.244,34.978 565.378,37.899 C565.522,41.056 565.552,42.003 565.552,50 C565.552,57.996 565.522,58.943 565.378,62.101 M570.82,37.631 C570.674,34.438 570.167,32.258 569.425,30.349 C568.659,28.377 567.633,26.702 565.965,25.035 C564.297,23.368 562.623,22.342 560.652,21.575 C558.743,20.834 556.562,20.326 553.369,20.18 C550.169,20.033 549.148,20 541,20 C532.853,20 531.831,20.033 528.631,20.18 C525.438,20.326 523.257,20.834 521.349,21.575 C519.376,22.342 517.703,23.368 516.035,25.035 C514.368,26.702 513.342,28.377 512.574,30.349 C511.834,32.258 511.326,34.438 511.181,37.631 C511.035,40.831 511,41.851 511,50 C511,58.147 511.035,59.17 511.181,62.369 C511.326,65.562 511.834,67.743 512.574,69.651 C513.342,71.625 514.368,73.296 516.035,74.965 C517.703,76.634 519.376,77.658 521.349,78.425 C523.257,79.167 525.438,79.673 528.631,79.82 C531.831,79.965 532.853,80.001 541,80.001 C549.148,80.001 550.169,79.965 553.369,79.82 C556.562,79.673 558.743,79.167 560.652,78.425 C562.623,77.658 564.297,76.634 565.965,74.965 C567.633,73.296 568.659,71.625 569.425,69.651 C570.167,67.743 570.674,65.562 570.82,62.369 C570.966,59.17 571,58.147 571,50 C571,41.851 570.966,40.831 570.82,37.631"></path></g></g></g></svg></div><div style="padding-top: 8px;"> <div style=" color:#3897f0; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:550; line-height:18px;"> Ver esta publicación en Instagram</div></div><div style="padding: 12.5% 0;"></div> <div style="display: flex; flex-direction: row; margin-bottom: 14px; align-items: center;"><div> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; height: 12.5px; width: 12.5px; transform: translateX(0px) translateY(7px);"></div> <div style="background-color: #F4F4F4; height: 12.5px; transform: rotate(-45deg) translateX(3px) translateY(1px); width: 12.5px; flex-grow: 0; margin-right: 14px; margin-left: 2px;"></div> <div style="background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; height: 12.5px; width: 12.5px; transform: translateX(9px) translateY(-18px);"></div></div><div style="margin-left: 8px;"> <div style=" background-color: #F4F4F4; border-radius: 50%; flex-grow: 0; height: 20px; width: 20px;"></div> <div style=" width: 0; height: 0; border-top: 2px solid transparent; border-left: 6px solid #f4f4f4; border-bottom: 2px solid transparent; transform: translateX(16px) translateY(-4px) rotate(30deg)"></div></div><div style="margin-left: auto;"> <div style=" width: 0px; border-top: 8px solid #F4F4F4; border-right: 8px solid transparent; transform: translateY(16px);"></div> <div style=" background-color: #F4F4F4; flex-grow: 0; height: 12px; width: 16px; transform: translateY(-4px);"></div> <div style=" width: 0; height: 0; border-top: 8px solid #F4F4F4; border-left: 8px solid transparent; transform: translateY(-4px) translateX(8px);"></div></div></div></a> <p style=" margin:8px 0 0 0; padding:0 4px;"> <a href="https://www.instagram.com/p/B-nGHsXDtEU/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading" style=" color:#000; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px; text-decoration:none; word-wrap:break-word;" target="_blank">Miren quién apareció. . La sexta. . . . #joaquinsabina #sabinaquotes</a></p> <p style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px; margin-bottom:0; margin-top:8px; overflow:hidden; padding:8px 0 7px; text-align:center; text-overflow:ellipsis; white-space:nowrap;">Una publicación compartida de <a href="https://www.instagram.com/sabinaquotes/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=loading" style=" color:#c9c8cd; font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; font-style:normal; font-weight:normal; line-height:17px;" target="_blank"> SABINAQUOTES</a> (@sabinaquotes) el <time style=" font-family:Arial,sans-serif; font-size:14px; line-height:17px;" datetime="2020-04-05T19:26:32+00:00">5 Abr, 2020 a las 12:26 PDT</time></p></div></blockquote> <script async src="//www.instagram.com/embed.js"></script>
1 d
abc.es
La Generalitat de Valencia quiere que las embarazadas den a luz solas
Parir solas. Esta es la dura realidad que le esperan a las mujeres embarazadas sanas de la Comunidad Valenciana. En un documento emitido este fin de semana por la Consejería de Sanidad, el nuevo protocolo establece que las mamás que no estén infectadas por coronavirus dilatarán y darán a luz solas. Eso sí, les dejarán tener un dispositivo tecnológico, para estar en contacto con la pareja. El nuevo «Protocolo de comunicación de mujeres gestantes en el momento del parto», con fecha 4 de abril de 2020, está levantando ampollas entre las futuras madres y profesionales de la salud, especialmente, entre las matronas. Y es que el Gobierno valenciano ha actualizado las directrices sobre cómo afrontar los nacimientos de los bebés en medio de la pandemia del coronavirus. «La situación actual -recoge el documento- precisa de medidas excepcionales que alcanzan no solamente el régimen de visitas hospitalarias, sino también al desarrollo habitual de las actividades en el contexto asistencial». La Consejería de Sanidad asegura que «el acompañamiento al parto de la mujer embarazada, puede suponer una situación de riesgo de contagio para la madre, recién nacido, pareja o propio personal que desarrolla su labor». Por esta razón, «debe interrumpirse el acompañamiento de la mujer gestante en dilatación y paritorios». El acompañante, por tanto, tendrá que esperar solo en la habitación. Para minimizar la situación de soledad, la Generalitat dotará a la mamá durante la dilatación, «de un dispositivo Smart» para comunicarse con su pareja pero «siempre que las condiciones del entorno permitan la suficiente intimidad del resto de pacientes». En tal caso, según el nuevo protocolo, «se activará una videoconexión (videoconferencia) para que pueda presenciar algunos momentos de los procesos de dilatación o expulsión». El mismo procedimiento se llevará a cabo en cuanto el recién nacido nazca.
1 d
abc.es
Participa con tus hijos y gana esta colección de libros pop-up educativos
Sabemos que la cuarentena puede ser un momento muy duro para la familia, especialmente cuando se tienen niños pequeños que, como es normal, pueden no entender la importancia de quedarse en casa y tener la necesidad de salir para correr y jugar al aire libre. Por eso, y como también somos conscientes de la cantidad de tareas que mandan desde el colegio, queremos proponeros este sencillo y divertido concurso que, además de ser educativo, os permitirá salir un poco de la rutina de los deberes haciendo algo diferente con ellos y ganar esta fantástica colección de libros pop-up de SM. El concurso estará activo desde el 6 hasta el 30 de abril de 2020. El sorteo del premio se llevará a cabo a partir del 1 de mayo y el/la ganador/a será publicado/a en esta misma página una vez haya confirmado la aceptación del premio. ¡Gracias por participar!
1 d
abc.es
«Aprende y juega en casa con el Real Junior», el ciclo infantil del Teatro Real
La ópera «El Gato con Botas», el cuento musical «Mi madre la oca» o el teatro de sombras «Omelette» son algunos de los espectáculos infantiles que el Teatro Real, en Madrid, ofrecerá «online» de manera gratuita a través de su iniciativa «Aprende y juega en casa con el Real Junior». Así lo ha anunciado la institución cultural en un comunicado en el que ha especificado que las representaciones estarán disponibles en el apartado familiar de su plataforma de vídeo online My Opera Player, donde será necesario introducir el código RealJuniorEnCasa. Espectáculos que estarán acompañados de guías didácticas, así como de vídeos introductorios a cargo del pedagogo y compositor Fernando Palacios. El concierto «Sueño de una noche de verano» y el cuento musical «La pequeña cerillera», recomendado a partir de los 4 años, completan la programación infantil de un ciclo que también ofrece un sección destinada a jóvenes y adolescentes, con la exhibición de piano y poesía «Claros de Luna», la ópera «Dido y Eneas» y el espectáculo de danza española «Danzar al aire español». Además de obras infantiles, el Teatro Real también ofrece desde el pasado 18 de marzo en MyOperaPlayer una selección de títulos como «La traviata», «El barbero de Sevilla» o «Las bodas de Fígaro», a los que se puede acceder introduciendo en la plataforma el código OperaEnCasa. «Aprende y juega en casa con el Real Junior» se encuadra dentro de El Real Junior, que conforma la programación infantil y juvenil del Teatro Real, y cuyo objetivo es desarrollar la capacidad artística de niños y jóvenes mediante iniciativas familiares y escolares.
2 d
abc.es
Las aplicaciones educativas conquistan a los menores durante el confinamiento
A medida que la actividad en línea se dispara y los cierres de colegios en diferentes países del mundo mantienen a millones de niños en el interior de sus hogares por culpa del coronavirus, también crece el uso de aplicaciones educativas a nivel global, así como las comunicaciones en línea, un 105% y un 65% respectivamente. Cifras muy por encima del aumento del tiempo que pasan los menores de edad con los videojuegos (30%), las redes sociales (20%) y las plataformas de entretenimiento (8%), según un análisis realizado por Qustodio, plataforma de seguridad y bienestar digital para familias, en los principales mercados en los que está presente (Italia, España, Francia, Estados Unidos y Reino Unido). Al analizar cada país y pese a lo que se puede pensar, el informe demuestra que este crecimiento no depende de lo que hayan tardado los países en cerrar los centros educativos, sino en el grado de implantación que tiene la educación digital en los hogares. De hecho, Reino Unido, uno de los países que más tardó en cerrar los centros escolares para combatir el avance del coronavirus, ha registrado el mayor crecimiento de estas plataformas, un 200% con respecto al mes anterior. Italia, aun siendo el primer país en cerrar las escuelas en Europa, ocupa el segundo puesto, con un crecimiento del 160%. En Francia, donde las escuelas se cerraron hace dos semanas, la educación digital en el hogar aumentó un 76%. En España, a pesar de haber cerrado después de Italia, la actividad en la categoría de educación ha sido la que menos ha crecido, con un 40%, por detrás incluso de Estados Unidos, donde a día de hoy sólo 12 estados han cerrado escuelas. El crecimiento en esta categoría lo lideran herramientas de enseñanza y aprendizaje establecidas, Google Classroom y Edmodo, y Duolingo, la plataforma de aprendizaje de idiomas. España, líder en el uso de «apps» de comunicación El confinamiento no ha reducido el contacto entre las personas, ya que el uso de herramientas de comunicación digitales como WhatsApp o Hangouts ha crecido más que nunca. En este sentido, Qustodio ha comprobado un aumento del 75% en el uso de «apps» de comunicación por parte de los menores españoles durante el último mes. Así, España es el país analizado que registra un mayor crecimiento, por delante de Italia, Francia, Reino Unido (todos ellos con un 70%) y Estados Unidos (40%), algo normal si se tiene en cuenta que es el país con las políticas de distanciamiento social menos estrictas, por lo que la dependencia de estas herramientas digitales es menor. Sin embargo, una vez conectados, los estadounidenses son el grupo que permanece en las aplicaciones de comunicación por más tiempo. «La actividad online ha cambiado en cuestión de días, con un tiempo de exposición a las pantallas disparándose en más de un 100% en plataformas educativas y de comunicación que hasta hace solo dos semanas no eran muy conocidas», destaca Eduardo Cruz, CEO y cofundador de Qustodio. «Aunque es emocionante ver que la tecnología se está utilizando para la educación de los más pequeños y para que no pierdan el contacto con sus amigos, es importante que las familias recuerden que incluso este uso de calidad de la tecnología también debe ser limitado para proteger la salud online de sus hijos«. Por ello, Qustodio ha elaborado una serie de claves para ayudar a las familias a asegurar el buen uso de estos servicios: · Aplicaciones educativas. Estas herramientas están demostrando su valor y utilidad en este momento. Aun así, las familias deben saber qué apps educativas usan sus hijos y, lo más importante, si estas plataformas recogen datos personales del niño sin el consentimiento de los padres. Además, hay que limitar las horas que pasan los menores estudiando o haciendo tareas frente a las pantallas, ya que también deben dar un respiro a sus ojos y fomentar el movimiento físico. · «Apps» de comunicación. Al igual que pasa con las redes sociales, las familias tienen que saber perfectamente quiénes son las personas con las que sus hijos hablan en servicios como WhatsApp, Skype o similares. Y esta vigilancia no debe acabar en estas plataformas, ya que muchos videojuegos online tienen herramientas para chatear. Lo mejor es convencerles de que en Internet hay que hacer como en la vida real: no hablar con desconocidos y cuidar lo que dicen, ya que todo lo que se escribe en Internet queda ahí de forma permanente. Desde Qustodio recomiendan a las familias definir junto a sus hijos los límites de tiempo frente a las pantallas asegurando así unas reglas claras, pero también una flexibilidad para que los propios menores alcancen una madurez digital.
2 d
abc.es
Capítulo sexto del ingreso de Ramón por coronavirus: «Es España quien para el golpe»
A continuación, reproducimos el capítulo sexto del diario de Ramón Pinna, ingresado desde el pasado viernes día 27 de marzo en el Hospital General de Villalba, en Madrid: «Es España quien para el golpe». -¿Entonces vuelves hoy a casa? -«Creo que sí, a ver lo que dice finalmente la doctora, pero me siento casi bien del todo». -«Me alegro mucho. Te deseo que te vaya muy bien. Ojalá todo esto acabe pronto y pueda volver a ver a mis hijas. Sabes, yo no soy enfermera, ni auxiliar. Yo limpio el hospital pero es casi lo más importante para que todo lo demás pueda funcionar y acabemos con el bicho. Como paso aquí tantas horas me da miedo llevar el contagio a casa así que mis hijas están con mi madre y mi hermana y yo me quedo sola hasta que esto pase... lo hacemos muchas personas que trabajamos y ahora vivimos así. Bueno, espero no verte mañana y cuídate mucho». Eva, 35 años, miembro del cuerpo de choque de nuestra infantería de salud y emergencia que contiene el tsunami de la enfermedad en las playas arrasadas de nuestros hospitales... ella y tantos cientos de miles de mujeres y hombres valientes, cada una en su puesto y en su función y todos pendientes de echar una mano más. Es España quien para el golpe. Es nuestro Sistema de Salud, el de todos los españoles. Nuestra Seguridad Social y sus Mutuas Colaboradoras en la gestión de las prestaciones que forman el sistema de protección que todos quisimos y que todos debemos mantener. Es España quien para el golpe. La España de nuestras grandes empresas movilizadas como nunca antes en una causa única y la de los millones de pequeños empresarios que apretaron los puños y cerraron con fuerza los ojos para pagar la nómina de marzo, y que se dejarán el alma para la de abril, manteniendo así más de 17 millones de trabajadores por cuenta ajena en ese momento. Es España quien para el golpe. La España de nuestro campo y de nuestro mar, la de las granjas y las cosechas, nuestra España vaciada. Es nuestra potentísima industria agroalimentaria y nuestros extraordinarios operadores logísticos y de distribución. Es España quien para el golpe. Nuestros medios de comunicación, nuestros puertos y aeropuertos de carga y descarga y nuestras infraestructuras. Nuestra prensa y nuestros científicos, que quizás, y gracias a su infinito talento, van un paso por delante en la búsqueda del remedio. Son las cuidadoras de nuestros mayores, a las que todos conocemos y a las que podemos contar por miles, por cientos de miles, aisladas hoy con ellos provistas de paciencia y de cuidados. Y por supuesto, y como siempre, es nuestro Ejército y son nuestras fuerzas de seguridad, nuestras Policías y nuestra Guardia Civil garantes del orden en el que como pueblo somos ejemplares. Y la familia española. Estudiada y reconocida a nivel mundial como modelo social y solidario único en el mundo, verdadero artífice de la sanación de este país tras cada desastre económico o social. Es la España aislada la que para el golpe. La que se siembra de paciencia en casa, de templanza y de serenidad para seguir mirando adelante sin saber mucho más de lo que sabe y le dejan saber. Y son nuestros niños , motivo perenne para aguantar, para dar un día más, para renacer cada mañana. Nuestros niños convertidos ya, sin saberlo, en la infancia más madura de nuestra historia. Una historia, la de esta España que para el golpe, que probablemente nos hace únicos como nación. Con un presente en el que si tuviéramos que elegir, casi todos elegiríamos seguir viviendo bajo nuestro cielo, a veces gris, pero casi siempre soleado y brillante. Inspirador como pocos cielos del mundo. Es la España de un futuro en el que seguiremos sintiendo el inmenso orgullo de formar parte de una nación tan grande, y tan bien ensamblada a base de los pequeños trocitos de nuestro compromiso personal e íntimo. Gracias España por esta segunda oportunidad que me has dado. Me pongo de nuevo a tu servicio para hacer todo lo que pueda, o lo que me pidas. Gracias España por levantarte y mirar a la historia que vas escribir desde mañana con el esfuerzo de todos los que te amamos, y amamos a todos los que te aman. Gracias por ser así, como eres, tan variada y diversa, tan enorme y generosa, tan entregada, tan de verdad, tan nuestra, tan hecha por nuestras manos y con nuestro despertador a las 6:30. Te quiero España, que paras el golpe al destino. España que lo eres hoy de todas tus personas y tus gentes de bien aquí nacidas, y todas cuantas han llegado a nuestra tierra a hacer el bien y a buscar un futuro en paz. En ti España, y solo en ti, está nuestro futuro como está hoy nuestro presente vivo y capaz de doblar la rodilla para bajar la cabeza, clavar con la rabia las manos en el suelo y levantar orgullosa la mirada y la frente. El futuro está en ti, y en la unidad de un pueblo inmenso de personas que queremos ser iguales, libres y sobre todo Felices bajo el mismo cielo que nos cubre. Siento la mirada de mi futuro y del nuestro que me dice: «Hazte merecedor de todo esto que has recibido y vive de manera que haya merecido la pena el esfuerzo y la entrega de tantos». Yo así lo haré. Hoy y siempre, gracias a todos, gracias España. Y en mi corazón, los cientos de Personas buenas que laten y hacen latir al Hospital General de Villalba en Madrid. Me voy a casa.
2 d
abc.es
Manual para sobrellevar la pandemia en casa con niños y adolescentes
La editorial Triunfa con tu libro acaba de lanzar el libro «Manual para sobrellevar la pandemia en casa con niños y adolescentes«, una obra solidaria que da respuesta a las inquietudes de muchos padres que se encuentran confinados en sus viviendas desde hace días y que no saben cómo afrontar el estar sin salir de casa con niños y adolescentes. Para los autores, el mayor problema radica en no saber por parte de los padres, cómo gestionar el encierro durante tantas horas y días en casa, la necesidad de inventar actividades con las que mantener entretenidos a los hijos y la preocupación de las familias por cómo afectará esta situación en los estudios. De la mano de 19 profesionales de la educación, la psicología, el coaching, la nutrición, la disciplina positiva, entre otras áreas, dan soluciones prácticas para mantener la calma ante situaciones difíciles, organizar actividades de entretenimiento para que los días no se hagan eternos, consejos para hacer un uso correcto de las tecnologías y convertirlas en las mejores aliadas, aprovechar la situación para fortalecer el vínculo familiar, aprender a gestionar tus emociones y las de los tuyos y mantener al día sus obligaciones educativas. Los expertos que han participado en este manual han trabajado a contrarreloj para hacer llegar sus recomendaciones y consejos a los lectores en el menor tiempo posible y han cedido su trabajo de manera altruista para ayudar a Fundación Madrina , por lo que los beneficios obtenidos en la venta de este manual irán destinados a apoyar dicha ONG, dedicada a luchar contra la pobreza infantil, apoyando a sus madres. El libro, de 160 páginas, cuenta con la colaboración de 19 grandes profesionales como: Almudena de Benito, Anyeli Russo, Carmen Fernández, Diana C. Jiménez, Elisa Molina, Inma Buitrago, Isabel Bersabé, Jonatan Sánchez, Lola Blanco, Marga Santamaría, María Vigo, Mario Pinel, Marta Serra, Marta Vidal, Paz Calap, Susana Fuster y Tania Pina. La obra es iniciativa de Paloma Hornos, psicoterapeuta, formadora experta en inteligencia emocional y herramientas para la gestión de las emociones, y de Diana Al Azem, autora, profesora de secundaria, madre de dos adolescentes y fundadora de adolescencia positiva.
2 d
abc.es
«Mis hijos no paran de ir a la nevera, ¿qué puedo hacer?»
Desde que comenzó el confinamiento, hay familias que están observando cómo sus hijos abren la nevera continuamente en busca de algo que les calme el «hambre». En muchos casos, ese hambre no es tal, es la respuesta a una forma de acabar con el aburrimiento, la desgana, el estrés de estar en casa sin salir... Fran Saba, nutricionista y autora de «Nutrición Emocional», apunta que, ante todo, hay que conscientes de que estamos viviendo una situación extraordinaria, que nadie esperaba y para la cual no estábamos preparados. Bajo esta premisa considera fundamental practicar la máxima tolerancia posible con nosotros mismos y nuestro entorno, ya que cada uno lo está haciendo lo mejor que puede. «Cada uno tiene su historia, sus propias vivencias, experiencias, aprendizajes y cuenta lo que quiere contar, pero todos somos humanos, con lo cual todos tenemos altos y bajos. No estamos en un momento de juzgarnos y castigarnos por actuar de una manera u otra. Mientras más aumentemos nuestra autocompasión y tolerancia, más paciencia tendremos con nuestros hijos». Explica que para los niños esta situación también es nueva, inesperada y necesitan su tiempo para adaptarse. Para que estén tranquilos y no sientan ansiedad por comer recomienda mostrarles la importancia de tener una rutina diaria con una buena organización. «Si establecemos actividades que los mantengan ocupados, logramos que la comida no esté tan presente durante todo el día. Muchas veces no les enseñamos cómo poder gestionar sus emociones. Como adultos es importante que les ayudemos a ver que la comida no soluciona nuestros problemas y que nuestro cuerpo también necesita descansar, con lo cual no es bueno para él que comamos a todas horas». También es importante guiarlos para que aprendan a diferenciar si tienen deseos para comer por hambre, aburrimiento, pena, miedo u otra emoción y enseñarles que la comida tiene la función de nutrirnos, pero no de calmar las emociones que nos hacen sentir incómodos. Por otro lado, es importante nutrir bien a nuestros hijos; es decir, que consuman alimentos ricos en macro y micro nutrientes: proteínas, hidratos de carbono de buena calidad (hidratos integrales), grasas saludables, frutas y verduras, ya que alimentos son los que nutren nuestras células (no los alimentos refinados, procesados y altos en grasas y azúcares), con lo cual la sensación de ansiedad disminuye considerablemente. ¿Es normal que estén todo el día abriendo la nevera? ¿Cómo se puede oner remedio a esta situación? En una situación extraordinaria nuestro cerebro activa el centro de supervivencia y aumentan nuestros miedos, los cuales pueden generarnos altos niveles de estrés y ansiedad. Esto también lo sienten los niños. ¿Y por qué la comida? Porque es muy sencilla de conseguir y la reacción que produce en nuestro cerebro es similar a la que producen las drogas, debido a la serotonina, un neurotransmisor que contribuye al bienestar y la felicidad. Pero dejarse llevar por esta sensación tan puntual no beneficia nuestra mente ni nuestra salud, puesto que su efecto dura aproximadamente 3 minutos, con lo cual necesitamos comer cada vez más y más seguido para conseguir sentirnos en calma por un periodo de tiempo. Por lo tanto, para poder evitar caer en la comida es importante que miremos nuestras sensaciones de frente. Lo que resiste, persiste, con lo cual, intentar silenciar nuestras emociones con distractores, como la comida, no es más que una acción a corto plazo. Toda emoción que surge tiene un sentido y un mensaje para nosotros, por lo que, por mucho que queramos huir de lo que estamos sintiendo, cada vez aparecerán con más fuerza. Puedes invitar a tus hijos a que observen qué sienten, si realmente sienten hambre o les sucede algo más, que te compartan qué les está pasando y decirles que cuentan contigo, que todo esto va a pasar e incentivarlos a hacer actividades recreativas que les permitan entretenerse y calmar sus miedos a través de ellas. ¿A qué edades empiezan a sufrir el hambre emocional? El hambre emocional puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida, incluso en la infancia. Entre los 6 y los 8 años los niños empiezan a establecer sus patrones de conducta los cuales aprenden de su entorno, sobre todo de las personas más cercanas, como los padres. Es muy probable que, si los padres son comedores emocionales; es decir, que utilizan la comida para calmar sus emociones, el niño inconscientemente lo aprende y replica. Por eso, es importante que como padres entendamos que aprender a gestionar nuestras emociones es fundamental para poder enseñarles a nuestros hijos, ya que ellos aprenden mucho más de lo que hacemos que de lo que decimos. He comprado comida que no es muy sana (chocolate, galletas, pizza...) para que dentro de esta situación de confinamiento tengan sus momentos de satisfacción y alegría. ¿Hago bien? La comida es simplemente una vía de satisfacción muy a corto plazo, y si le sumamos que es comida procesada, refinada, alta en grasas, azúcares y calorías, les estaremos generando problemas de salud y malos hábitos. Quizás podrías preguntar a tus hijos qué les gustaría hacer contigo, qué actividades se les ocurre e, incluso, podrías invitarlos a cocinar todos juntos, que en lugar de comprar una pizza la preparen ellos mismos, a base de harina integral e ingredientes saludables; que, en vez de comprar un chocolate alto en azúcares, preparen un delicioso postre con chocolate saludable; que, en vez de una hamburguesa comprada y procesada, preparen sus propias hamburguesas, entre muchas otras ideas. Tenemos la suerte de tener acceso a muchas recetas saludables, simplemente buscando en google o en tus redes sociales las vas a encontrar. De esta manera, además de compartir tiempo juntos, puedes enseñar a tus hijos que la comida saludable puede ser deliciosa y que siempre existen maneras de reemplazar platos nocivos para su salud, por preparaciones muy nutritivas y deliciosas. ¡Y qué mejor que cocinar en familia! Si ha empezado ahora a comer por impulso y de manera emocional, ¿seguirá igual cuando todo el estrés del coronavirus pase? No necesariamente. Quizás tu hijo nunca había vivido una situación tan extraordinaria como esta y como la comida es la «droga» que los niños tienen más a mano, es normal que la busquen para poder escapar de lo que están sintiendo, ya que no saben cómo gestionarlo y es nuevo para ellos. Además, si nuestros hijos nos ven angustiados y ansiosos, aunque no sea nuestra intención, esas emociones se traspasan. Lo que estamos viviendo puede ser una excelente oportunidad para comenzar a buscar herramientas que nos ayuden a gestionar nuestras emociones y así poder enseñarles a nuestros hijos. Sé que no es fácil decirlo, y menos aceptarlo, pero en gran medida los niños son el reflejo de los padres, por lo que todo aquello que vemos en nuestros hijos que creemos que deben mejorar, es importante mirarlo en nosotros mismos, ser sinceros y comprometernos a mejorar. De esta manera les estaremos ayudando realmente, tanto a ellos como a nosotros mismos. Creo que mientras antes comencemos a trabajar en conocernos y entender nuestras emociones será mucho mejor, ya que, si hoy los niños están acudiendo a la comida, podemos enseñarles distintas formas de abordar sus emociones y así no necesitarán repetir este comportamiento cada vez que sientan estrés. Una forma muy entretenida de comenzar es ver con ellos películas que hablen de gestión emocional de manera sencilla, como por ejemplo «Del revés», de esta manera los niños podrán comenzar a reconocer las emociones y después les será más fácil expresar lo que sienten. De hecho, si los observas inquietos, puedes preguntarles si se sienten como algún personaje de la película y así indagar en sus emociones. También es importante cultivar actividades que nos ayuden a calmar nuestra mente. Existen numerosos cursos y vídeos, muchos de ellos gratis, de mindfulness, yoga, mandalas para niños, entre otros, para invertir tiempo de nuestro día y realizar en conjunto con ellos este tipo de actividades. Puede ser una excelente estrategia que, sin duda, ayudará a toda la familia.
2 d
abc.es