Herramientas
Change country:
Deportes
Deportes
El Real Madrid liquida al Inter de Milán como le gustaba a Maradona (0-2)
En un día triste, de luto en el fútbol por el fallecimiento de Diego Armando Maradona, a Zinédine Zidane no se le ocurrió mejor homenaje que cuidar la pelota. San Siro fue la cancha del Real Madrid. Para ganar al vigoroso Inter de Milán podía hacer dos cosas. Recurrir a una sólida defensa o ser protagonista con el balón. Zidane apostó por lo segundo. Dejó en el banquillo a Casemiro y eligió tres jugones en el centro del campo: Kroos, Modric y Odegaard. El Real Madrid consiguió una victoria con un fútbol atractivo, llevando la iniciativa del juego, yendo al ataque desde el primer minuto y menos sufrimiento del esperado.Así le gustaba ganar a Maradona. Siendo protagonista, con personalidad, sin arrugarse, teniendo la pelota y buscando siempre la portería contraria. Zidane también ganaba así cuando era jugador. De entrenador es otra cosa. Tiene días confusos. A veces es hasta contradictorio porque da más prioridad a una buena defensa, con la obsesión de dejar la portería a cero, que a ir desatado al ataque. Ganó bien en un día señalado como una final.Montoya: "A Diego no hay que juzgarle por su vida, sino por lo feliz que hizo la tuya"Ulises Sánchez-FlorCuando Maradona regresó a Argentina para volver a jugar al fútbol tras una larga sanción de la FIFA, recuperó el amor y la pasión por la pelotaEl partido lo rompió Nacho. El jugador que menos te podías esperar que apareciera por el área del Inter de Milán fue derribado por Barella. Nacho tenía la misión más difícil de la noche. El marcaje de Lukaku, el delantero fornido al que no podía perder de vista. Necesitaba una vigilancia estrecha. Decían que el belga se iba a comer a la defensa del Madrid. El fútbol premia a los valientes y Nacho se olvidó de Lukaku en una larga posesión del equipo y siguió la jugada de área a área. La larga posesión acabó en un balón filtrado a Nacho. Fue derivado por Barella. Penalti, claro que ejecutó Eden Hazard con seguridad, sin carrerilla y de fuerte derechazo.La expulsión de Arturo VidalEl Madrid abría el marcador con un gol tempranero, en el minuto 5. Como en Villarreal. Gracias al polivalente Nacho, el plan de los de Zidane cogió más vuelo. Sus compañeros ganaron en confianza. La primera parte fue un meneo al equipo de Antonio Conte. No contaba el técnico italiano con un Madrid tan activo en la circulación de la pelota. Quizás esperaba un rival más protegido, junto y pendientes de las marcas de Lukaku y Lautaro. Zidane sorprendió con una alineación sin Casemiro. Jugó el mismo centro del campo que en Villarreal, tres centrocampistas con buen pie, precisos en los pases, finos. Kroos, Modric y Odegaard zaranderaron al Inter. El juego era coral. Participando todos en la elaboración para hacer el campo grande, llevar la pelota de una banda a otra, desgastar al rival.El Inter se fue al descanso sin tirar a portería. Y con un jugador menos por la merecida expulsión de Arturo Vidal, que recibió dos tarjetas amarillas por protestar un penalti. No lo hubo. Varane, pendiente del chileno, le sacó la pelota por detrás. Vidal cayó al sueldo y enloqueció. Se fue a por el árbitro inglés, Anthony Taylor, para recriminar la acción. Insistió y vio la primera amarilla. Siguió con su calentón y se encaró al colegiado. Segunda amarilla y al vestuario. Vidal se cargó los esfuerzos de su equipo para contrarrestar el dominio del Real Madrid. Un acto más de un jugador que tiene unos tics, por decirlo de alguna manera, chulescos. Una macarrada, dicho en lenguaje coloquial.Arturo Vidal expulsado por encararse al árbitro inglés. (Efe)El Madrid se fue al descanso sin sufrir. Incluso disfrutó con la pelota. Tuvo más ocasiones para hacer más abultado el resultado con un disparo al poste de Lucas Vázquez y una acción de Mendy que debería haber finalizado y decidió dar un mal pase atrás. Perdonó el Madrid, que tuvo al Inter a su merced, corriendo detrás de la pelota, sin ninguna acción de ataque que comprometiera a Courtois. Jugó una de las mejores primeras partes de la temporada, con otra actitud. La de un equipo intenso, enchufado y consciente de lo que se jugaba tras la goleada del Borussia Mönchengladbach al Shakhtar. Los alemanes son los líderes del grupo y el Madrid necesitaba un partido así para recuperar su versión, la inercia ganadora, la fiabilidad de que es un equipo competitivo.En la primera no sufrió el equipo de Zidane. El inicio de la segunda fue diferente. Otro Inter de Milán, más reconocible por su agresividad con fútbol directo. Hizo daño colgando balones al área. Buscó el cuerpo a cuerpo y aquí el mejor es Lukaku. El Real Madrid pasó de cuidar el balón en la primera parte a padecer agobios en cada acción ofensiva del equipo italiano. Es lo que tiene perdonar y no cerrar el partido cuando estaba el Inter entre las cuerdas. Zidane decidió quitar a Odegaard y meter a Casemiro. Más músculo en el centro del campo. Ayudas para los centrales. Salió también Rodrygo por Mariano y el primer balón que tocó el brasileño, al minuto de estar en el campo, marcó el segundo gol. Quedaba media hora de partido, empezaba a sufrir el Madrid y a Zidane le salieron a pedir de boca los cambios. Acertó con Rodrygo, como en el encuentro de ida, cuando entró el joven brasileño y marcó el gol del triunfo.
elconfidencial.com
Diego Maradona, el hombre mitológico
Endiosado, amado, venerado, admirado y respetado, pero también juzgado, criticado y cuestionado: todo eso, y mucho más, fue Diego Armando Maradona, el hombre que falleció este miércoles pero que se volvió un mito en vida gracias al fútbol y a su personalidad. Hijo de 'Doña Tota' (Dalma Salvadora Franco) y 'Don Diego' (Diego Maradona), el campeón del mundo con Argentina en México 1986 nació el 30 de octubre de 1960. Fue el quinto hijo de los ocho del matrimonio y el primer varón.Tuvo una infancia con carencias y se crió en Villa Fiorito, una de las zonas más desprotegidas y abandonadas de la provincia de Buenos Aires. "Cuando llegaba la comida, mi mamá decía que le dolía la panza porque quería que comiéramos nosotros y no alcanzaba. A los 13 años me di cuenta que mi vieja nunca había sufrido del estómago", reveló un ya adulto Maradona.Pegado a la pelota desde su infanciaEn 1969 se sumó a 'Los Cebollitas', un equipo juvenil de Argentinos Juniors, que arrasó a casi todos los rivales con los que se enfrentó. Siendo aún un niño empezó a acaparar la atención por su técnica y su desparpajo para jugar. Su debut en la Primera División fue el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años, en una derrota de Argentinos Juniors ante Talleres por 1-0. Ingresó con la camiseta número 16 en reemplazo de Rubén Aníbal Giacobetti. Maradona contó en 2006 en 'Yo soy el Diego', su primer libro, que el entrenador le dijo: "Vaya, Diego, juegue como usted sabe, y si puede tire un caño (túnel)". "Le hice caso. Recibí la pelota de espaldas a mi marcador, que era Juan Domingo Cabrera, le amagué y le tiré la pelota entre las piernas; pasó limpita y enseguida escuché el 'Ooooole' de la gente, como una bienvenida", explicó Maradona en el libro. A pesar de su juventud, 'Pelusa' ya era famoso en el club por entretener y sorprender a los hinchas con sus malabares con el balón en el entretiempo de los partidos. Maradona defendió la camiseta del 'Bicho' hasta 1981, cuando pasó a Boca Juniors.Gracias eternas, Diego. Hasta siempre, Maradona. Nos quedamos con esta reliquia. pic.twitter.com/7STPdLuI1j— Rincón Bostero (@RinconDeBoca) November 25, 2020 Las primeras experiencias en la albicelestePese a haber jugado algunos partidos con Argentina, el seleccionador, César Luis Menotti, lo dejó fuera de la Copa del Mundo que la Albiceleste disputó y ganó en su país en 1978. Al año siguiente, Maradona ganó el Mundial Sub-20 de Japón, bajo la dirección técnica de Menotti. Después de deleitar y alegrar a los simpatizantes de Argentinos Juniors pasó por Boca Juniors (1981-1982 y 1995-1997), Barcelona (1982-1984), Nápoles (1984-1992), Sevilla (1992-1993) y Newell's Old Boys (1993-1994). Se retiró en el 'Xeneize' el 25 octubre de 1977.Ganó un Metropolitano (1981) con Boca Juniors, la Copa del Rey (1983), la Copa de la Liga (1983) y la Supercopa de España (1983) con el Barcelona y dos Ligas italianas (1987 y 1990), una Copa de Italia (1987) y una Copa de la UEFA (1989) con el Nápoles. Con la Albiceleste ganó la Copa del Mundo sub'20 de Japón 1979 y luego, en México 1986, hizo su nombre inmortal al anotar el mejor gol del siglo XX y el tanto con "La mano de Dios" a Inglaterra en cuartos de final del Mundial que Argentina ganó. Dirigió a Deportivo Mandiyú (1994), a Racing Club (1995), al Al Wasl(2011-2012) y Al Fujairah (2017-2018) de los Emiratos Árabes, a los Dorados de Sinaloa (2018-2019), de la Segunda División de México, y en septiembre de 2019 asumió en Gimnasia y Esgrima La Plata, equipo que dirigía al momento de su muerte.El Diego polémicoEn 2008 asumió como seleccionador de Argentina y renunció dos años después tras la eliminación en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010. Sus declaraciones, peleas y litigios judiciales lo pusieron muchas veces en el ojo de la tormenta. Maradona denunció penalmente a su exesposa, estuvo años sin reconocer a varios de sus hijos, fue filmado mientras le pegaba a su expareja Rocío Oliva y también fue acusado de abuso sexual por una periodista rusa. Criticó a la Iglesia católica, a la FIFA, a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y a decenas de entrenadores, jugadores y personajes públicos. Además, tuvo un fuerte compromiso político y partidario, que hizo que fuera amado y odiado. También recibió múltiples reconocimientos, condujo su propio programa de televisión y coqueteó con la muerte varias veces, hasta que esta lo venció. El regreso a su país natal en 2019 como entrenador de Gimnasia evidenció que, pese a los años, el amor que siente la gran mayoría de los argentinos por el ídolo futbolístico estaba intacto.Este lunes, fue internado en La Plata por estar anémico, deshidratado y con "un bajón anímico", pero el martes debió ser operado por un hematoma subdural. El deceso de Maradona, probablemente el hombre más conocido del planeta, marca un punto final en su historia personal. Sin embargo, su mito y su recuerdo quedará vigente por siempre.
5 h
elconfidencial.com
Maradona, el dios que daba mal ejemplo a los jóvenes en Argentina
Hace menos de un mes, cuando Diego Armando Maradona, cumplió 60 años, la revista France Football lanzó un espléndido suplemento de 44 páginas cuyo editorial se titulaba “Mito errante”. La publicación francesa no podía ser más oportuna: el futbolista más idolatrado de la historia cambiaba de década aislado en su domicilio por el coronavirus: una metáfora de la soledad afectiva que le acechaba recientemente: un caudillo permanentemente rodeado de masas, defendido (en teoría) por una corte más dedicada a la rentabilización de su figura que a su cuidado, abuelo alejado de su familia, un ángel caído que había crecido descalzo y cuya heroicidad de 1986 le coloca para siempre en el Olimpo de los próceres argentinos: tumbó a Inglaterra –sólo cuatro años después de la derrota en la Guerra de Las Malvinas– con la “Mano de Dios” y con el mejor gol de la historia del deporte más popular del planeta.El mejor gol de la historia del fútbolDos semanas después de ese último cumpleaños solitario, Maradona fue intervenido de un coágulo en el cerebro. Fue el penúltimo percance hospitalario de un coloso de 1’65 que hizo todo lo posible por no llegar a anciano, conocedor de un éxito popular inigualado por ningún otro futbolista, al que la vida se le descontroló en Nápoles (otros dicen que unos años antes, en Barcelona), escoltado casi siempre por personajes de ninguna estatura moral que embarcaron a ‘Diego’ en un viaje del que sólo saldría, y parcialmente, en breves lapsos de lucidez estable.“No es fácil ser Maradona”, suele repetir Víctor Hugo Morales, el locutor que narró aquel gol para la eternidad. “Hay que haber nacido donde nació Diego y vivir la vida que ha tenido Diego”. El ‘Pelusa’ había crecido jugando al fútbol entre socavones; una década después, era un dios entre los mortales. No lo supo manejar (¿quién hubiese sabido?). Todo queda resumido en la frase que le dice el propio jugador al cineasta Emir Kusturica en un instante memorable de su documental ‘Maradona by Kusturica’: “Emir, ¿te das cuenta del jugador que nos perdimos por la droga?”Ni los kilos de cocaína, ni el alcohol, ni las fiestas… Ni siquiera las patadas –incomparablemente más fuertes– que recibían los ‘cracks’ en aquel fútbol premoderno auparon a Maradona del pedestal del fútbol mundial. Fue la propia FIFA la que lo apartó del Mundial 1994 por sospechas de dopaje: quizá el momento más duro de su vida deportiva.“Diego en Argentina es un campeón sentimental", expresaba en conversación con este periódico hace un mes Jorge Valdano, el jugador que primero le abrazó en el Estadio Azteca aquel 22 de junio de 1986. “Y eso tiene que ver con su trayectoria, su personalidad... Y sobre todo con el partido contra Inglaterra, que marcó un antes y un después. Volvimos todos los jugadores a Argentina como ciudadanos, y él encima de un caballo blanco. Aquello lo convirtió en un semidiós…”Su muerte diluirá rápidamente los odios que generaban su estilo de vida o sus pasiones políticas y elimina los obstáculos a una leyenda sin comparación en el mundo del fútbol: ni siquiera Pelé tiene una iglesia dedicada a él en Brasil. El luto hará que se detengan por un tiempo los que defienden a Leo Messi en el eterno debate sobre quién es más grande. Una pelea dialéctica imposible de atajar.Pero en cuanto a trascendencia, en cuanto a quién dio más alegrías a su pueblo ejerciendo el liderazgo cuando ‘las papas quemaban’ (muchas veces con el tobillo del tamaño de un pomelo), no hay siquiera espacio para la tertulia. Con Maradona se muere mucho más que un futbolista grandioso: se muere, como dice Valdano, el hombre que demostró que los pobres podían ganar a los ricos. Una causa. Lo definía así su amigo Kusturica: “Si no hubiese sido futbolista, hubiese sido guerrillero”.
5 h
elconfidencial.com
"Lo que le faltaba al 2020": el mundo dice adiós a Diego Armando Maradona
Ha muerto Diego Armando Maradona. A los 60 años, el jugador argentino ha fallecido a causa de una parada cardiorrespiratoria poco después de una intervención quirúrgica para extirmar un coágulo en el cerebro. Según ha adelantado el diario 'Clarín' y posteriormente ha confirmado a la agencia EFE su agente, Matías Morla, Maradona falleció en su residencia en Tigre, donde se recuperaba de la operación. La noticia no ha tardado en dar la vuelta al mundo, provocando una oleada de despedidas a una de las leyendas del fútbol, al autor de la 'mano de Dios'. Día triste para el fútbol. Ha fallecido Maradona. DEP genio de este deporte. #maradios 😭 pic.twitter.com/o1oXUFmFPG— Iker Casillas (@IkerCasillas) November 25, 2020 Lo de este 2020 no tiene nombre..El fútbol de luto. Hasta siempre Diego.#Maradona pic.twitter.com/hGrUxVLcJm— CAP Ciudad de Murcia (@CiudadDeMurcia) November 25, 2020 ✊ Hasta siempre, comandantes.Siempre Maradona. Siempre Fidel pic.twitter.com/7ONcDp1pqx— Izquierda Unida🔻 (@iunida) November 25, 2020 ¡Qué pena! Se nos fue Diego Armando Maradona DEP https://t.co/YKQ3CW0G9J— Josep Pedrerol (@jpedrerol) November 25, 2020
6 h
elconfidencial.com
Muere Diego Armando Maradona a los 60 años por un paro cardiaco, según Clarín
Según adelanta el diario bonaerense Clarín, Diego Armando Maradona ha fallecido a causa de una parada cardiorrespiratoria en su residencia en Tigre. El jugador se había sometido hace unos días a una intervención quirúrgica para extirpar un coágulo de su cerebro.(Noticia en ampliación)
6 h
elconfidencial.com
El Barça cumple el trámite sin Messi y Griezmann baila por marcar el 0-4
Un Barça de circunstancias con los deberes hechos en Europa cumple sobradamente con el trámite de Kiev y presenta un once inédito, plagado de jóvenes que no desentonaron
1 d
elconfidencial.com