Principal
General
2432
Baloncesto
Noticias no leídas
Baloncesto
Noticias no leídas
Los insultos a Alfonso Reyes y la razón de Del Bosque en la crisis del coronavirus
De golpeado por el Covid-19 a recibir los golpes de sus adversarios. Alfonso Reyes ha pasado su particular calvario con el coronavirus y ahora se dedica a recuperar los pequeños placeres de la vida y a bloquear, en las redes sociales, a aquellas personas que le atacan por tener una postura crítica con el Gobierno. Es el peaje que le quieren hacer pagar al presidente de la asociación de baloncestista españoles que, desde hace cuatro semanas, decidió relatar la debilidad que le provocó este virus, cómo tuvo que ingresar en el hospital y denunciar todo aquello que no le parecía correcto en cada una de las comparecencias de los políticos.Las consecuencias de uno de los rostros más críticos con el Gobierno de Pedro Sánchez (entre ellos hay otros como Salva Ballesta, Javier Clemente...) es la factura que se cobran los que entienden que ha tenido una postura beligerante y ha utilizado su visibilidad, como personaje público, para lanzar reproches. Mensajes que le califican de fascista, franquista e, incluso, nazí. No hay mejor estrategia que bloquear a todo este tipo de gente, que refugiados en el anonimato, se dedican a insultar con agresividad y menosprecio. Sin respeto y sin reparo en tener en cuenta los días tan delicados que ha tenido que superar y cómo ahora quiere disfrutar de su día a día cuando empieza a recuperar la normalidad.La mayoría de mis bloqueados tienen un triangulito rojo en su perfil. Una pena, con lo que me gusta la geometría y la trigonometría.— Alfonso Reyes (@alfreyes14) April 7, 2020 “La mayoría de mis bloqueados tienen un triángulo rojo en su perfil. Una pena con lo que me gusta la geometría y la trigonometría”, es la actitud, con ironía y buen humor, que toma Alfonso Reyes con los que le califican de tener una ideología radical y haber sido un voz crítica contra el Gobierno. En diferentes momentos ha manifestado su indignación por la compra de test defectuosos y las risas del ministro José Luis Ábalos en su comparecencia.Alfonso Reyes ha decidido no callarse y sigue contando cómo es su regreso a la rutina y la normalidad en el confinamiento. Recordando que lo importante es pelear fuerte contra un virus que te deja destrozado física y anímicamente y dando el mérito a la capacidad de trabajo de nuestros sanitarios. Lo ha pasado tan mal que ahora pone en valor lo que es comerse un bocadillo de jamón, saborear un salmorejo o un flamenquín. En sus espaldas lleva el sufrimiento, que empezó a poner fin hace ya más de una semana y que, ahora, parece que hay quien no le perdona que esté dándose unos caprichos culinarios.Ahora estoy en el Moriles Pata Negra de Córdoba saboreando un salmorejito, flamenquín y queso del bueno que tienen allí.— Alfonso Reyes (@alfreyes14) April 7, 2020 Hay ruptura social. Además de maleducados.Esta es una de las consecuencias que, probablemente, nos vamos a encontrar cuando recuperemos la normalidad y podamos decir que hemos vencido al coronavirus. Los reproches será el pan de cada día. Lo avisa Vicente Del Bosque, en ‘Mundo Deportivo’, cuando tiene claro que la sociedad española saldrá mas dividida y pide que “las desgracias nos deben unir y no desunir”. Lo que está haciendo Alfonso Reyes, bloqueando a los mensajes que le faltan al respeto y le insultan, es una muestra más de la crispación que hace de España un país incapaz de dejar de lado la política para ir juntos de la mano. Una lección que sí nos ha dado, por ejemplo, el país vecino. En Portugal hay más comprensión, empatía y unión.
7 h
elconfidencial.com
Pau Gasol y una vuelta al FC Barcelona para despedirse 'obligatoriamente' con España
Pau Gasol sigue luchando por estar en los Juegos Olímpicos de Tokio y terminar su exitosa carrera por todo lo alto con 41 años. Pero no va a ser fácil. Gasol lleva casi un año luchando con una complicada lesión, fractura del hueso navicular del pie izquierdo, que se produjo el pasado mes de mayo. Su rendimiento una vez recuperado es una incógnita y la exigencia en la NBA es muy alta por lo que empieza a abrir las puertas a un FC Barcelona que podría ser la mejor vacuna para llegar en el mejor estado de forma a la cita olímpica retrasada a 2021 por el coronavirus.La realidad es que Gasol está en una cuenta atrás. El retraso de los Juegos Olímpicos ha traído buenas y malas noticias para el pivot español. Por un lado tendrá más tiempo para ponerse a punto, pero por otro, Gasol llegaría a la cita olímpica con 41 años y con muchas dudas sobre su rendimiento. Por el momento Sergio Scariolo ya ha confirmado que cuenta con su presencia y el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, también ha indicado que quieren a Gasol en los JJOO de la manera que sea.La ayuda de Nick Kyrgios con los que no tienen para comer por culpa del coronavirusU. Sánchez-Flor"No se vayan a dormir con el estómago vacío". El tenista australiano, con fama de 'bad boy', se ofrece a llevar alimentos de primera necesidad a las puertas de las casas de los que no tienen ingresosSu vuelta al BarcelonaEl jugador de Sant Boi estuvo contestando a través de Instagram las preguntas del periodista de la 'ESPN' Zach Lowe.En un momento de la conversación, el mayor de los Gasol no descartó su vuelta a España, más concretamente a Barcelona, para disputar su última temporada profesional.“Es una idea atractiva, interesante. Desde que dejé Barcelona para ir a Memphis lo ha sido”, declaró el pívot. “Siempre he pensado que cada año de más que jugaba en la NBA hacía más difícil mi regreso. Marc (Gasol) habló hace poco sobre su interés por jugar su último año en Girona, porqué para él significa tanto como Barcelona significa para mí. Veremos, quizás funciona, quizás no. Tiene su atractivo, pero quiero seguir jugando en la mejor liga con los mejores jugadores”, matizó Pau.Ahí recae la otra gran duda sobre el futuro de Gasol. ¿Tendrá hueco en la NBA después de su lesión y estar parado más de un año? Gasol jugó su último partido el 10 de marzo de 2019, con los Milwaukee Bucks, el equipo por el que había fichado tras salir de los San Antonio Spurs. Un traspaso que se ha convertido en una pesadilla.De luchar por su tercer anillo de la NBA junto a Giannis Antetokounmpo a solo poder jugar tres partidos antes de decidir parar. Con la operación, Gasol pretendía acelerar su recuperación, pero sus planes no han salido como esperaba, una recaída le tiene año un sin jugar y aún le quedan algunos meses para su correcta recuperación.Pau Gasol en uno de sus partidos en los Bucks. (EFE)Una última gran citaLa idea en la mente de Pau Gasol es clara. Disputar un último gran campeonato y marcharse por todo lo alto. "Entiendo que tarde o temprano, ya sea este verano, la temporada que viene, o en otra, mi retirada es algo inevitable", decía Gasol. "Espero que no sea ya porque el pie no se recupere y pueda permitirme jugar un poquito más, ya veremos cuánto más, y disfrutar de un último campeonato, una última temporada...".La lesión en el tobillo está provocando quebraderos de cabeza al jugador español. “Todo está en el aire. Es difícil acceder a recintos médicos ahora, así que no puedo hacerme pruebas. Todo se ha retrasado y pospuesto, voy día a día. Sigo mis rutinas y me preparo para salir allí fuera y descubrirlo”. Por ello Gasol empieza a no ver con malos ojos su vuelta a la ACB donde dispondría de más minutos.“Voy a intentar llegar a los juegos, pero me concentro en lo que puedo controlar que es mi rehabilitación. Seguir el proceso y estar totalmente sano. Que el pie esté fuerte. Entonces veré qué puedo hacer y qué no. Ése tiene que ser el proceso. Ahora mismo, todo está en el aire. En esta situación actual todo se va retrasando, posponiendo… Voy a ir día a día, como todo el mundo. Voy a ir haciendo lo que pueda y a mantener una actitud positiva, fuerte. Seguir con mis rutinas y estar preparado para decidir cuando llegue el momento”, concluyó.
1 d
elconfidencial.com