Herramientas
Change country:
eldiario.es - eldiario.es
eldiario.es - eldiario.es
La Navidad 'patriótica' arranca en Madrid con el encendido de las luces con los colores de la bandera de España
Los habituales tonos verdirrojos asociados a la Navidad han cedido terreno esta tarde en la gran arteria de Madrid, el Paseo de la Castellana, a los colores de la bandera de España. Más de un kilómetro de luces led entre farolas en dos cenefas paralelas a cada lado de la vía, entre Neptuno y Colón, se encendieron con cierto suspense a las 20.00, pues la hora inicial prevista eran las 19.30, para dar el pistoletazo de salida a la temporada de fiestas y de paso disipar definitivamente las dudas que pudiese haber sobre que Madrid es España dentro de España. De los 317.00 euros destinados por el Ayuntamiento capitalino al alumbrado navideño, cerca de la mitad (154.100) se dedicaron a las luces rojas y amarillas, sumando el kilómetro largo entre Neptuno y Colón, los puentes de Juan Bravo y Raimundo Fernández Villaverde y el centro cultural Fernando Fernán Gómez, según los datos que facilitó el consistorio cuando anunció la disposición del alumbrado.Manuel e Ilda, jubilados, estaban puntuales bajo el puente de Juan Bravo, en el paseo de la Castellana, para ver el encendido. “No hay otra cosa que hacer”, explicaba el hombre, que opinaba que, aunque las luces supongan un gasto, también conllevan “trabajo y mano de obra”, con lo que ello tiene de estímulo económico. Sobre la elección cromática, la mujer no dudaba. “Pues es que estamos en España”, razonó. Él opinaba que los colores podrían molestar a aquellos “que cuando van por la carretera de La Coruña y ven la cruz de los caídos se les ponen los pelos como escarpias”. La pareja acabó aburriéndose y decidió seguir de paseo al comprobar que no se cumplía el horario. “Se le habrá olvidado al alcalde”, bromeó al despedirse Manuel. Más abajo, en Colón, había varias decenas de personas más pacientes. Estaba también allí la “menina gigante de Navidad”, como describía una mujer por teléfono a su interlocutor el esqueleto de luces inspirado en el cuadro de Velázquez, plantado al final de Génova. Luis y Rosa conectaron la televisión en el móvil para ver si explicaban el retraso. A Rosa le parecía “muy bien” la opción rojigualda de las luces led. “Es la bandera del Estado”, recordaba, y defendía que quienes tengan reservas sobre los colores nacionales, “deberían viajar” a otros países como Francia y Reino Unido, donde a su entender la cuestión simbólica es menos problemática. Pilar, “vecina del barrio de Salamanca”, fue un paso más allá e insistió en que “habría que poner una bandera en cada esquina” y también, sin solución de continuidad, “quitar a los de Podemos”. Raúl, melillense que estaba en Madrid por trabajo, venía dando un paseo y al llegar a Colón decidió quedarse al encendido. “Al final son colores primarios”, bromeó, para decir después que “no hay que buscar fantasmas ni sacarle punta a todo”. Lamentaba, no obstante, que el retraso con las luces fuese a dejar sin batería a la chica que llevaba media hora enfocando con el teléfono a la menina. Darío, por su parte, desearía que la bandera reuniese los mismos afectos que la Roja. “Toda España está a favor de la selección española”, apuntaba.No hubo entre los consultados ninguno que argumentase en los mismos términos que la vicealcaldesa, Begoña Villacís, que al respecto de la cuestión de la bandera y las bombillas se desmarcó hace unos días diciendo que la elección municipal “representa más a los madrileños que un partido que no ha condenado los asesinatos y no se ha solidarizado con las víctimas", en referencia a Bildu. Leah, que volvía de compras por Recoletos con tres amigas, apuntaba, también en clave política, que “si está [la anterior alcaldesa, Manuela] Carmena, no las pone”. Desplegar las banderas luminosas sería, así, una manera de “rebelarse contra el antiespañolismo del gobierno”. “No soy facha, ojo”, apostilló.
4 h
eldiario.es
La despedida de Diego: desbordes y tensión en Casa Rosada
Fueron 30 minutos. O algo más. Pero se amontonaron todos los fantasmas.Apenas habían pasado las 3 de la tarde cuando empezó, primero como un goteo y luego en pequeñas avalanchas, a entrar gente a Casa Rosada.El tumulto fue, sobre todo, en el Patio de las Palmeras donde, en un momento, hubo más de cien personas gritando y cantando.A 20 metros de ahí, donde estaba el féretro de Diego Armando Maradona, se había multiplicado la gente sobre la valla.En un momento, apareció Alberto Fernandez y se acercó a secretear con Claudia Villafañe. Minutos antes había salido a la explanada de la Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic. Los incidentes sobre la avenida 9 de Julio habían comenzado y la gente se amontonaba sobre las rejas. En la charla, según reconstruyó elDiarioAr, el.Presidente le contó a Villafañe de los desmanes afuera de Casa Rosada y le pidió que autorice que se extienda el plazo para la despedida.Villafañe, que ofició de interlocutora de la familia con el gobierno, accedió a desgano. Y se anunció que el cierre del velatorio se pasaba de las 16 a las 19.Luego empezó el ruido y el desorden. Una postal que, desprolijo, pudo remitir a las patas en la fuente del peronismo de 1945 pero que tuvo, en verdad, otra configuración: usaban el agua de la fuente para remojarse los ojos enrojecidos por los gases lacrimógenos que lanzó, en la Plaza, la policía.Fueron minutos de tensión y, de urgencia, se trasladó el féretro del Hall al Salón de los Pueblos Originarios.En planta baja, en el despacho del ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro, estaba Cristina Fernández de Kirchner junto a Axel Kicillof, el gobernador bonaerense.Antes de las 16, el patio de las Palmeras se despejó. Sin incidentes salvo uno: en el tumulto de la salida, el busto del ex presidente Hipólito Yrigoyen se desplomó. A las 16.20 no quedaba ni ruido. La familia dio marcha atrás y decidió terminar el velatorio. Sola, en un rincón, una mujer de 70 años, llamada Teresa, esperaba sentada en una silla de oficina.En las corridas sobre la plaza, una botella le golpeó la cabeza y le.produjo una herida.- ¿Por qué vino s despedir a Diego? -, le preguntó elDiarioAr.- Para que se amiguen el presidente y la vice. Y para tocar un poquito a Diego.Lo segundo no lo logró.
5 h
eldiario.es
Los pañuelos de Madres y Abuelas despiden al pibe de Fiorito
Una bandera argentina, tres camisetas y dos pañuelos blancos cubrían el féretro con el cuerpo de Diego Maradona mientras era velado este jueves en la Casa Rosada, sede del gobierno nacional en Buenos Aires. Las casacas correspondían a la selección, a Argentinos Juniors, el club que lo vio nacer en el fútbol profesional, y a Boca Juniors, el popular equipo con el que formó un idilio eterno a partir de 1981. Los pañuelos representaban a Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, las organizaciones de familiares de desaparecidos de la última dictadura militar (1976-1983) con las que Diego construyó una sólida amistad.Los pañuelos de Madres y Abuelas fueron acomodados por el presidente Alberto Fernández cerca de las once de la mañana, cuando también extendió la camiseta de Argentinos Juniors, el club de La Paternal, un barrio de clase media de Buenos Aires, del que el mandatario es hincha.En numerosas oportunidades, el futbolista dejó claro su compromiso por la lucha de las mujeres que perdieron a sus hijos y a sus nietos durante la dictadura, y estableció una relación de confianza con la presidenta de Abuelas, Estela Barnes de Carlotto; la de Madres, Hebe de Bonafini, y la referente de Madres-Línea Fundadora, Taty Almeyda. “No pretendo que me llames ni que me contestes. Nada más quería que sepas que todas las madres, el mundo, están con Diego. Estamos despidiéndolo con mucho dolor, pero con un recuerdo maravilloso. Recibí nuestro cariño y el recuerdo maravilloso que nos ha dejado Diego. Único…, un beso enorme”, dijo Almeyda en un mensaje de Whatsapp a Dalma Maradona, una de las hijas de la estrella de Boca, Barcelona y Nápoles. “Hola Taty hermosa. Te admiro, te quiero, admiro tu lucha. Te agradezco este mensaje. Como vos dijiste, no va a faltar oportunidad para conocernos y abrazarnos. Te agradezco todas tus luchas. Se lo que mi papá quería a todas las Madres de Plaza de Mayo así que te agradezco mucho este llamado. Te pido disculpas no puedo ni hablar. Te mando un beso grande”, contestó Dalma.Por su parte, Hebe de Bonafini coincidió ante radio El Destape que Maradona “era único”. “Esa mirada tan tierna… Siempre siguió teniendo ese corazón de niño de Fiorito, nunca cambió. Soñaba tener libertades que no tenía. Era un tipo con mucha ternura, con una lealtad a sus principios”, indicó la titular de Madres de Plaza de Mayo.“Nadie puede ocupar su lugar. No hay otra Eva Perón, ni otro Perón, ni otro Néstor (Kirchner), ni otro (Hugo) Chávez, ni otro Fidel (Castro), ni otro Che (Guevara)”, reflexionó Bonafini.Estela de Carlotto, la presidenta de Abuelas —organización que recuperó la identidad de 130 hijos de desaparecidos de más de 400 robados por la dictadura militar— aseguró que se despertó este jueves “deseando que fuera un mal sueño” “Estoy muy dolida por la injusticia de una muerte temprana de un gran hombre, de gran bondad y solidaridad”, dijo Carlotto en declaraciones a Radio 10.La referente del movimiento de Derechos Humanos afirmó: “Desde Abuelas sólo tenemos agradecimiento, recuerdo y amor hacia él, porque siempre demostró acompañamiento y solidaridad”.“No nos ha dejado porque va a quedar para siempre”, añadió la titular de Abuelas, y destacó que Maradona “siempre defendió al desvalido, al que no tenía, no se alió con la riqueza; su corazón siempre estaba puesto en lo que era injusto, en remediarlo; no fue un hombre con dobleces de intereses personales”. Tras calificarlo como “una persona tan sincera, tan franca”, afirmó: “Yo exagero diciendo que lo sentí como un hijo siempre a Maradona, en la presencia y en lo que pudimos hablar, poquito pero suficiente, y en su trayectoria”.
5 h
eldiario.es
El argentino universal
Minutos después de su muerte, la cobertura televisiva argentina partió la pantalla con Nápoles. Fue la primera señal: no estamos solos. Una ciudad italiana también puede morir un poco. Nápoles es una de las sedes de la religión Maradona. Es esa experiencia la que transforma a Diego en un culto, porque el primer creyente es en realidad el segundo. Por eso la frase convertida en rezo: Ho visto Maradona.El editor de The Guardian tenía preparado el título catástrofe, “Reino Unido sufre la peor depresión económica en 300 años”, pero tuvo que cederle la tapa a Maradona. Todos los diarios británicos se tatuaron a Diego en la portada. Algunos, como The Sun o Daily Mirror, jugaban con el gol que les hizo con la mano. Inglaterra es protagonista del mito global Maradona. El tributo ante su muerte es, de alguna manera, una confirmación. El gol de Diego a los ingleses, que por motivos conocidos fue una reivindicación y un grito de desahogo argentino, fue también latinoamericano, en tiempos en los que la región apenas comenzaba a salir del yugo de los regímenes militares. Un barrilete cósmico en una década perdida. Una pieza del museo latinoamericano del siglo XX. Las tapas de diarios conmueven, pero las de diarios obreros, como la del socialista L'Humanité (“Adiós, compañero”), conmueven todavía más. Sugieren que Diego es, además, un héroe de la clase obrera. De los “Una persona que sentía y luchaba por los humildes”, como lo despidió Evo Morales. Emmanuel Macron, el (último) niño prodigio del multilateralismo, que se encuentra lejos del club de amigos políticos de Diego, lo reconoce en su despedida como “el dueño indiscutido de la pelota, tan amado por los franceses”. En Sudáfrica y en Grecia, la muerte de Diego Maradona también se llora. Es el “Sur global”. ¿Hubo otro embajador así? El mito argentino sale de la villa. El global, del tercer mundo. Hay algo interesante, dice Alejandro Rascovan, profesor de Relaciones Internacionales, en que Estados Unidos, la principal potencia económica y cultural del último siglo, se haya quedado afuera de la conmoción global por la muerte de Maradona. Allá Diego no es tapa sino recuadro. Gabriel Puricelli escribe: “Explicarle ‘soft power’ a los chicos de primer año de RRII (Relaciones Internacionales): Argentina y Maradona”. El soft power es, a diferencia de los poderes duros como el militar o el económico, un poder blando que funciona más por la seducción que por la coerción, y refiere a los valores y la cultura que un país proyecta en el mundo. Según el inventor del término, Joseph Nye, el deporte es una de las principales fuentes de soft power. Michael Jordan, por caso, fue una pieza fundamental del triunfo cultural norteamericano de los noventa, un jugador exitoso y desideologizado que se exporta como símbolo de ciertosvalores. Maradona es nuestro Jordan. Aunque muchas veces no sabemos qué hacer con él. 
7 h
eldiario.es
Sanidad registra 12.289 nuevos casos de coronavirus y 337 muertes en las últimas 24 horas
El Ministerio de Sanidad ha notificado 12.289 nuevos casos de coronavirus en su balance de este jueves, de los cuales 5.073 han sido registrados en las últimas 24 horas. En total, ya son 1.617.355 las personas que se han contagiado con el virus en el país. Añade, además, 337 muertes al cómputo total, lo que incrementa la cifra de fallecimientos con COVID-19 a 44.374 desde que empezó la crisis sanitaria en España.La incidencia continúa con una evolución descendente "desde hace casi cuatro semanas", tal como ha señalado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa de este jueves. De acuerdo con el balance de hoy, se sitúa en los 325,50 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Sin embargo, Simón ha sido prudente a la hora de mostrar optimismo ya que los valores actuales continúan lejos del objetivo de los 50 casos por cada 100.000, "a ser posible por debajo de los 25". Esta "tendencia favorable", tal como la ha calificado el director técnico del Ministerio de Sanidad, se refleja también en la tasa de ocupación hospitalaria en todas las comunidades autónomas, tanto en las camas generales, con un 12,3% destinadas a enfermos COVID, como en UCI, con un 28,6% de ocupación. "Son datos que todavía no son buenos", ha subrayado Simón y ha señalado que los centros hospitalarios todavía sufren presión asistencial.Cinco comunidades registran más de un millar de contagios en la últimas 24 horas. Con 3.563 nuevos positivos, Andalucía es la región que más casos reporta. Le siguen Comunitat Valenciana con 1.507, Catalunya con 1.422, Madrid 1.223 y Castilla-La Mancha que reporta 1.008 nuevas infecciones.A pesar de esta tendencia decreciente en la curva de contagios, los expertos alertan del riesgo de relajar las medidas de cara a las fiestas navideñas. Un informe del Centro Europeo de Control de Enfermedades alerta de que "salvar la Navidad" puede desencadenar una tercera gran ola de contagios en enero en toda Europa. En España, la decisión sobre las medidas navideñas se ha retrasado una semana mientras se busca un "máximo consenso" en el Consejo Interterritorial.Los gobiernos regionales no solo tienen puestos los ojos en las navidades, también comienzan a planificar sus protocolos para el próximo puente de la Constitución, del 4 al 8 de diciembre. En este sentido, Baleares, Canarias, Extremadura y Galicia ya han anunciado que seguirán abiertas, mientras en Cantabria y Castilla y León se han mostrado partidarias del cierre y Aragón todavía no ha tomado una decisión. Las otras diez comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla ya han confirmado cierres perimetrales. Estas dos fechas –Navidad y el puente de la Constitución– serán determinantes en la evolución de los contagios, ha señalado Simón.En el plano más cercano, varias comunidades continúan aplicando medidas restrictivas para tratar de contener el virus. La Junta de Castilla y León ha anunciado este mismo jueves que cerrará perimetralmente Ávila y Segovia a partir de esta medianoche. Al contrario de lo que suele ocurrir, el Gobierno regional ha optado por limitar el movimiento en las dos provincias que presentan una menor incidencia del virus. La orden, firmada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, justifica esta medida como una forma de "proteger la salud" de los ciudadanos y "reducir el riesgo de contagios". Por su parte, Aragón ha comunicado el fin del cierre perimetral para las tres capitales de provincia a partir del próximo lunes, si bien mantendrá las limitaciones de movimiento para las provincias y la comunidad autónoma.Los protocolos anticovid todavía seguirán muy presentes en los próximos meses. Los efectos de las nuevas vacunas tardarán en llegar, tal como ha recordado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, esta mañana en el Congreso de los Diputados. "Tenemos que ser realistas. La vacunación será un proceso progresivo y requerirá un tiempo conseguir que un número suficiente de personas vacunadas para que podamos relajar las medidas con seguridad", ha advertido. El ministro sostiene que el "porcentaje de vacunación que garantice una inmunidad" no llegará hasta el próximo verano.
7 h
eldiario.es
Un decreto de amor desesperado
Un detalle, un preciosismo histórico, desnuda la huella de Alberto Fernández en el decreto-poema con que el gobierno argentino declaró tres días de duelo nacional para despedir a Diego Armando Maradona, una pausa para que se celebre el ritual de compartir la tristeza.En la primera línea del segundo párrafo de los considerandos aparece el apodo "Pelusa", un registro del primer Maradona, el de "Los Cebollitas", el de Argentino Juniors, el equipo donde debutó el mejor jugador de futbol de todos los tiempos, ese incómodo mito llamado Diego Armando. Lo de "Pelusa" fue un guiño de Fernández, más como hincha de Argentinos que como presidente.Una microhistoria, arrebatada, rodeó el decreto del duelo que en sus tres páginas, lejos de la hechura jurídica y fría, transita la sensibilidad, un decreto de amor desesperado.Todavía en shock, Fernández -que suspendió su agenda oficial- se lo pidió a Vilma Ibarra, la secretaria de Legal y Técnica, un rato después de conocer la noticia y le hizo una indicación puntual.- Que trasmita lo que es Diego, lo que significa Diego -, le dijo. Es, dijo Fernández, en presente; en presente continuo de Maradona.Ibarra reunió a su equipo y, contra reloj, comenzó una redacción trabajosa y difícil en su oficina de la planta baja de la Casa Rosada.A las horas tuvo un primer borrador y se lo llevó a Fernández que lo revisó en su despacho, hizo unos retoques, incorporó alguna línea, y le dio el OK. Fue el texto final, una enumeración sensible de las magias de Maradona, un brevario correcto que genera empatía y nostalgia, extraña virtud de un decreto.A las 20, el texto se publicó en el Boletín Oficial con la firma del presidente, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el ministro de Deportes, Matías Lammens. A esa hora, ya se había despejado el ingreso principal a Casa Rosada, que está en obra desde hace años, para prepararlo para la despedida.Es en los considerandos, no en la parte normativa, donde el texto oficial se despoja del corset oficial. Son 633 palabras, que se eslabonan para recodar que Diego Armando Maradona, popularmente llamado “Pelusa”, o simplemente Diego, nació el 30 de octubre de 1960 en VIlla FIorito, que menciona a Los Cebollitas, a Boca, que decreta que fue el autor del mejor gol de la historia del fútbol -el que le hizo en México '86 a Inglaterra, el segundo, el del desparramo, el gol absoluto- de su inigualable destreza futbolística, del llanto (y su puteada en mute, bien vocalizada para que se entienda) por TV en Italia '90, del Nápoli y del Barca, de esa marca que hizo que decir Argentina sea como celebrar, remitir, recordar a Maradona.Un decreto inusual, quizá irrepetible. Como Maradona.
9 h
eldiario.es
Dos kilómetros de llanto y espera
Este miércoles José fue a una verdulería porteña y hubo dos cosas que no podía creer: el precio de un kilo de cebollas y que Diego Armando Maradona estuviera muerto. Salió de la verdulería con menos cebollas de las que tenía previstas y con la sensación de que el mundo era un lugar bastante más incierto que cuando había entrado. Usó las cuadras siguientes para preguntarles a varios de los que caminaban si era cierta la noticia que acababa de recibir. “¿Es cierto lo que dicen?”, decía. “Y ya con eso alcanzaba. Me decían ‘es cierto’, ‘es cierto’, y cuando uno me dijo ‘sí, está muerto’, bueno, ya está, ya creí del todo”.José no sabe exactamente cuántos años tiene porque lo encontraron en la calle cuando era más o menos chico. Sí sabe cuántos años hace que es cartonero: “Llevo veinte años de ciruja, cartoneando. No tengo carrito yo, el carrito lo pone alguno más, yo pongo la fuerza”. Cuenta su miércoles este jueves, en la fila de miles de personas que esperan su turno para pasarle más o menos cerca al cajón que sirve para empezar a entender que es cierto. Que Maradona está muerto. José tiene un cartón devenido en pancarta. Dice “Cartoneros con Diego”.“Vine porque Maradona era un jetón, como somos muchos de nosotros, los que no tenemos manera de salir de la calle. Era un jetón y decía lo que a muchos jetones nos gustaría decir. Por eso vine”, explica José.Está a algo así como media cuadra y dos cordones policiales de entrar a la Casa Rosada. A este edificio vino Maradona en 1986, convertido en héroe, para levantar esa Copa del Mundo que había traído desde México. En este edificio, por decisión de su familia, es hoy la despedida de miles y miles y más miles de personas que peregrinan para llorar o gritar o sonreír delante de sus restos.Hay una especie de certeza en las charlas con conocidos y desconocidos que sirven para esperar las no menos de tres horas que lleva entrar a la Casa de Gobierno y despedirse: nadie durmió bien anoche. Nadie está bien descansado en esta muchedumbre. Nadie concilió el sueño como se conciliaba cuando te ibas a dormir con la (falsa) seguridad de que al otro día Maradona iba a seguir vivo. “Vi los noticieros toda la tarde y toda la noche, y cuando vi que no me iba a dormir más le dije a mi hijo que nos viniéramos”. Lo dice Ramona, de 71 años, mientras camina por el vallado que sirve para salir de la Rosada. Antes dice esto: “Vine porque era uno de los nuestros, de los que nos hizo bien, de los que nos hizo felices”. Antes de decir cualquier cosa, Ramona llora. Después, también.Hay dos conductas más o menos estables entre los que hacen la fila que, con el correr de las horas de este jueves de sol y dolor, le ocupa cada vez más cuadras a la Avenida de Mayo, y después gira por Bernardo de Irigoyen, y de repente mide dos kilómetros de gente y no menos de cinco horas de espera. Los que trajeron alguna flor de su casa, o compraron dos claveles por 100 pesos o una rosa por 200 a alguno de los vendedores que merodean a la muchedumbre, lloran seguido. Las flores son la confirmación de que están acá para velar a un muerto, y que los muertos duelen. Los que vinieron con alguna bandera de no importa qué club, con alguna camiseta de la Selección de no importa qué año, son los que más le ponen la garganta a eso de que “hay que alentar a Maradó”.De todas las canciones, de todos los versos de todas las canciones, hay una que hace gritar más fuerte a los que cantan y llorar con más angustia a los que ya empezaron a duelar. Pasa todo eso junto cuando se escucha que hay que alentar a Diego “en las buenas Y EN LAS MALAS MUCHO MÁS”. Las mayúsculas no son de esta cronista: son de gente a la que se la escucha cantar cuatro cuadras antes de empezar a verla.Hay tres momentos de la vida de Maradona de los que se habla en la espera como se habla de una fractura expuesta. Un instante de quiebre que duele, hace mucho ruido y deja marcas que se ven en cualquier radiografía que venga después. “Cuando se murió Doña Tota se empezó a morir él”. Se lo dice un amigo a otro en Avenida de Mayo y Perú, se lo dice a un compañero de trabajo una enfermera de las que está atenta a que a nadie le baje la presión o se deshidrate, y se lo dice una vendedora de patys a un chico que está por pagarle, llora un poco y tiene edad de no haber visto a Maradona jugar ningún Mundial. Alcanza una palabra para nombrar esa idea que serpentea en la fila: desmadre.Otros dicen que la descalificación del Mundial ‘94, ese en el que Argentina se había metido con el regreso del Diego pródigo a la Selección para ganarle a Australia en el repechaje, le robó para siempre la cinta de capitán que Maradona usaba caminando con el pecho tirado para adelante. Como caminan los que están decididos a ocupar más espacio del que les vino dado. “¿De cuántas enfermeras te acordás la cara?”, dice una chica en la fila, con la camiseta 10 del Napoli. Y vos, que acabás de darle la razón a la chica, ¿de cuántas enfermeras te acordás la cara?Del otro quiebre hablan, por ejemplo, tres amigas treintañeras que cada tanto revisan el celular porque están a punto de despedirse y también están haciendo home office. “Claudia se puso todo esto al hombro. Todo lo del velatorio lo coordinó ella”. Claudia Villafañe, la mujer con la que Diego se casó en una fiesta a la que el entonces Presidente de la Nación no fue porque por protocolo no convenía que estuviera por debajo de la plataforma de los novios, la madre de Dalma y Gianinna, la ex esposa a la que Maradona despreció y demandó en los últimos años, y la mujer con la que el actual Presidente coordinó los detalles de la despedida pública de Maradona, entró esta madrugada a la Casa Rosada. Se vio en televisión: su paso firme les abrió camino a sus hijas. “Cuando Claudia estaba cerca Diego estaba más protegido, más controlado”. Esteban tiene 62 años y este jueves no abrió su ferretería de Lomas de Zamora porque le pareció mejor venir a Plaza de Mayo. “Claro, pero en algún momento Claudia no aguantó más”. Guadalupe vino con Esteban: llevan 38 años casados.No es un día de los comunes. A las flores de jacarandá que le corresponden a cualquier noviembre porteño se le suman los carteles electrónicos de la ciudad, que avisan que la zona de Plaza de Mayo está cerrada al tránsito y que dicen “Gracias Diego”. Esta vez la Avenida de Mayo no se llena de pintadas políticas: con tizas, algunos artistas usan el asfalto de lienzo y dibujan algunas caras de algunos de todos los Maradona que conocimos. La cara de ese nenito que dijo que tenía un sueño, jugar en la Selección, y que si ese se le cumplía tenía otro: ganar un Mundial. La cara de ese jugador muchos años después, con los dos sueños cumplidos y ofrendados al pueblo que este jueves revuelve el fondo de la mochila para conseguir los 100 pesos para el clavel del adiós.No es un año de los comunes este 2020. Por eso además de pósters a 200 pesos y remeras que dicen Dios no muere a 600, se venden -como pan caliente- barbijos negros que tienen la firma de Maradona en algún rinconcito. Esa firma que combina un garabato con un diez entre paréntesis, así. Que avisa que su nombre y el Diez son la misma cosa.No fue un hombre de los comunes. Hay dos kilómetros de gente que hace fila para llevarse a casa un pedacito de la historia popular de este país.
9 h
eldiario.es
El 30% de las mujeres que pidió asesoramiento médico sobre anticonceptivos en el confinamiento no pudo acceder a él
La mayor parte de las mujeres que pidió asesoramiento en servicios sanitarios sobre anticonceptivos durante lo peor de la crisis del coronavirus lo recibió, pero un 30% no pudo acceder a él. Es una de las conclusiones de la encuesta sobre anticoncepción que elabora anualmente la Sociedad Española de Contracepción y que ha sido presentada este jueves. Solo un 5% de mujeres recurrió durante el confinamiento de marzo y abril a servicios médicos en busca de esta información, y de ellas, el 40% accedió telefónicamente y el otro 30%, de forma presencial. Con motivo de la pandemia, la SEC ha decidido preguntar este año a las 1.800 mujeres de la muestra sobre algunas cuestiones específicas para analizar la manera en que se ha visto afectada la anticoncepción. Entre otras, si en esos meses tuvieron dificultades para acceder a su método anticonceptivo habitual, algo que responde afirmativamente el 4% de las encuestadas: de ellas, el 54% no pudieron renovar la receta. La mayor parte de mujeres no necesitó métodos anticonceptivos de larga duración (el DIU, por ejemplo), pero de las que sí, la mitad, el 49%, no consiguió acceder.El estudio también ha vuelto a preguntar por la edad media de inicio de las relaciones sexuales. Entre todas las mujeres en edad fértil, está en los 18,07 años, pero oscila mucho dependiendo de la edad: las mujeres que actualmente tienen entre 45 y 49 años tuvieron su primera relación a los 19,83 años, mientras que las que tienen entre 15 y 19 la tuvieron a los 15,82. Esta no deja de bajar, y cada año que pasa se registra un inicio más precoz (en 2014 era a los 16,53). "Esto representa que las mujeres menores de veinte años han iniciado sus relaciones sexuales coitales unos cuatro años antes de que lo hicieron sus madres", concluye el estudio.Como en otras ediciones, la Sociedad sigue analizando el uso que hacen de estos métodos las mujeres residentes en España. El 70,7% utilizan algún anticonceptivo, sobre todo en la franja de los 20 a los 29 años. De los 15 a los 19, el porcentaje disminuye y es esta horquilla la que menos los utiliza (un 62%). Teniendo en cuenta que hay mujeres que no los utilizan porque no los precisan (orientación sexual, problemas de fertilidad...), la investigación traduce estos datos en que un 6% de las mujeres están en riesgo de embarazo no deseado, es decir, mantienen relaciones sexuales, pueden tener hijos, no quieren y no usan anticonceptivos. El preservativo sigue siendo el método preferido, que usan un 31,3% de las encuestadas, aunque su uso ha descendido en los últimos años y cae desde 2007. Le sigue la píldora (18,5%). No obstante, no todo el mundo usa bien el preservativo, incide el estudio: el 65,7% de las mujeres que lo usan como método principal, "lo hace de forma consistente", es decir lo utiliza siempre. Por el contrario, el 33,3% no lo utiliza en todas sus relaciones sexuales. Entre los motivos, "relaciones imprevistas", "confianza en la pareja estable".También hay mujeres que utilizan varios métodos de manera simultánea o que utilizan otros métodos con alguna frecuencia. En concreto, una de cada cuatro utilizan el llamado "doble método", que es el uso combinado del preservativo junto con cualquier otro método anticonceptivo. En cuanto al uso de la llamada 'píldora del día después', de urgencia, hasta un 38% de las mujeres han tenido que recurrir a ella en alguna ocasión, sobre todo entre los 24 y los 29 años (56%). En 2011, el porcentaje era del 14%.
eldiario.es
Cómo fueron las últimas horas de Maradona con vida
Diego Armando Maradona murió en su cama y la última persona que lo vio con vida fue su sobrino, cuya identidad no fue informada por las autoridades. Lo intentaron resucitar tres veces. Su final fue provocado por una insuficiencia cardiaca aguda que generó un edema agudo de pulmón, de acuerdo a la autopsia preliminar. Así consta en un comunicado oficial de la Fiscalía General de San Isidro, que reconstruye las últimas horas del astro del fútbol, en base a los testigos que interrogaron el miércoles por la tarde miembros del equipo de fiscales que investigan las circunstancias de la muerte que conmueve al país.Su sobrino lo había visto el martes 24, alrededor de las 23 horas, en su casa del Barrio Privado San Andrés. Esa noche, en la vivienda, ubicada en la localidad de Benavidez, provincia de Buenos Aires, también se encontraban el asistente de Maradona, un empleado contratado para su seguridad física, una enfermera y una cocinera, sostiene el parte oficial.La mañana siguiente, a las 11.30, ingresaron en su casa el psicólogo y la psiquiatra personales de Maradona. Se dirigieron a la habitación, le hablaron pero no respondió. Parecía dormido, contaron los testigos, según el comunicado.Fue entonces cuando llamaron a su sobrino y a su asistente, quienes lo intentaron despertar. Notaron que no tenía signos vitales. La enfermera y la psiquiatra le realizaron maniobras de RCP, sin éxito.Llamaron a ambulancias de distintas prestadoras y pidieron un médico en la guardia del barrio privado. Se hizo presente un cirujano vecino, quien continuó con las maniobras de resucitación, en vano.Cuando llegaron las ambulancias, un médico clínico de la prestadora médica volvió a intentar resucitarlo. Aplicó ampollas de adrenalina y atropina. Lo dio por muerto, informó el comunicado.La Fiscalía General de San Isidro tomó conocimiento de la muerte a las 13.20, informó este miércoles. El fiscal general John Broyad y los fiscales Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra se hicieron presentes en el lugar. El Procurador General de la provincia, Julio Conte Grand, siguió el caso de cerca durante todo el día.Su objetivo, dijeron a la prensa, fue “establecer las circunstancias que rodearon la muerte” de Maradona y preservar el lugar del hecho.La policía científica ingresó a la vivienda alrededor de las 16. Poco después, el cuerpo de Maradona era trasladado a la morgue de la localidad de San Fernando para dar comienzo a la autopsia, con la presencia de parte del equipo de fiscales. Resultado preliminar: "Insuficiencia cardíaca aguda, en un paciente con una miocardiopatía dilatada, insuficiencia cardíaca congestiva crónica que generó edema agudo de pulmón", informó la fiscalía general de San Isidro.Mientras tanto, el resto tomó las declaraciones de los testigos que estuvieron en la propiedad al momento de la partida. Esos testimonios, que fueron tomados en la sede de la fiscalía de Benavidez, permitieron reconstruir las últimas horas de Maradona.“Maradona, Diego Armando sobre averiguación causales de muerte” es la carátula del expediente. El fiscal general declaró a la prensa que no había evidencia de una muerte violenta y que todos los indicios en el lugar apuntaban a la muerte natural del ídolo.
eldiario.es
CCOO tilda de "inasumibles" las condiciones económicas propuestas en el ERE del Santander
Banco Santander ha trasladado este jueves a los sindicatos las condiciones económicas para los despedidos en el ERE que afectará a más de 5.000 personas en España y el cierre de más de 900 oficinas, según las cifras planteadas por la entidad en la mesa de negociación. CCOO, el sindicato mayoritario en el banco, ha tildado la propuesta de "inasumible" y ha denunciado que "dista mucho" de las condiciones planteadas en anteriores ocasiones.Según ha informado el sindicato, el banco ha dividido las propuestas económicas según la edad de los afectados. Para los mayores de 62 años, plantea el pago de 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades. Esta oferta sube a 30 días por año con un tope de 20 mensualidades para aquellos menores de 55 años o que, habiendo superado esa edad, no tengan 15 años de antigüedad.Entre medias se encuentra el colectivo de trabajadores que se podrían acoger a medidas de prejubilaciones, si tienen más de 15 años en el banco. Para los trabajadores de entre 58 y 61 años, Santander ofrece el 70% del salario pensionable y el convenio especial hasta los 63 años, con una revalorización máxima del 1%; o un 65% del salario pensionable más el 50% del complemento voluntario personal. Si el empleado tiene entre 55 y 57 años y cumple el requisito de la antigüedad, ofrece o bien un 65% del salario más el convenio hasta los 63 años, o un 55% del salario y un 50% del complemento voluntario personal y el convenio especial hasta los 63 años.CCOO asegura que no quiere entrar a negociar las cantidades económicas de la indemnización hasta que no se produzca una reducción del perímetro de los despidos con la medida de flexibilidad interna. "Para ello, necesitamos saber los planes que tiene la empresa para poder absorber más de esos 1.000 puestos inicialmente planteados en caso de acuerdo", señalan desde el sindicato.
eldiario.es
Vox abre su precampaña en Catalunya: "Sánchez junto con ETA y ERC lideran la ruptura del orden constitucional"
El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha abierto este jueves la precampaña en Catalunya cargando contra la alianza entre los partidos del Gobierno y los independentistas de izquierdas para aprobar los próximos Presupuestos. Según el líder de la extrema derecha, el acuerdo alcanzado entre estas formaciones demuestra que España vive una "ruptura del orden constitucional" liderada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a ETA y ERC. Un golpe de estado del que el dirigente no ha ofrecido pruebas ni indicios, pero que ha asegurado que queda demostrado por el pacto suscrito entre las fuerzas independentistas vasca y catalana, que no incluyen apenas puntos en el campo del autogobierno. "Estamos asistiendo a un proceso de ruptura del golpe constitucional protagonizado por Pedro Sánchez y por Arnaldo Otegi", ha insistido Abascal en su acusación infundada. "Un proceso de ruptura del orden constitucional que no ha iniciado Sánchez sino Zapatero y Otegi, y acordado por el PSOE y por ETA en 2003", ha indicado, rescatando una antigua fabulación que la desaparición de la banda terrorista entre el año 2011 y 2018 ha desmentido.Abascal ha pronunciado su discurso en Barcelona, acompañado de Ignacio Garriga, actual diputado en el Congreso y que será el candidato de la formación a las elecciones catalanas que deben celebrarse en menos de tres meses. Una ocasión que el líder ha aprovechado para cargar contra Ciudadanos e Inés Arrimadas, a quienes ha acusado de haber malgastado su victoria electoral cuando dejó el Parlament para ir al Congreso. "Mientras otro abandonaron a los catalanes después de obtener una mayoría histórica y de ganar las elecciones nosotros presentamos a un candidato que después de ser elegido para el Congreso vuelve a Catalunya para defender con más fuerza a los catalanes y oponerse al golpe separatista", ha dicho.Según todas las encuestas publicadas hasta el momento, la presencia de Vox en la nueva composición de la Cámara catalana se da por hecha. La extrema derecha entrará por primera vez en hemiciclo gracias al desplome de Ciudadanos, que podrían perder más de la mitad de sus representantes. Vox, que compite con el PP de Alejandro Fernández por una parte del votante que está abandonando a los de Arrimadas, quiere aprovechar todo lo posible la sangría del voto de Ciudadanos en Catalunya.Por esa razón Vox se ha propuesto como candidata a desbancar a Ciudadanos en el liderazgo del bloque contrario a la independencia en Catalunya. "Somos la mejor respuesta al separatismo en Catalunya y a la deriva ultranacionalista de la política catalana", ha sostenido Abascal, que ha remarcado el 14 de febrero como una "oportunidad histórica para Vox" y como palanca para "hacer frente a la alianza del separatismo y la extrema izquierda gubernamental".Pero, además de pescar en el voto que hace tres años fue naranja, Abascal sabe que tanto su partido como el conjunto del bloque contrario a la independencia se la juegan en la desmovilización que amenaza a sus votantes. Consciente de esto, el jefe de la formación extremista ha prometido "representar a cientos de miles de catalanes que se sienten desamparados y tentados por la abstención". "Nuestra principal tarea será devolverles la representación y la esperanza", ha afirmado el presidente de Vox.
eldiario.es
La Policía acusa a Ciudadanos de ocultar un fraude en la votación a las primarias de la Región de Murcia
Nuevo episodio en el caso de presunto fraude en las primarias de Ciudadanos en la Región de Murcia, que investiga un juzgado de Cartagena desde hace año y medio, y que este septiembre envió un requerimiento urgente a la formación naranja. Le pedía remitir en un plazo de cinco días un dosier informativo sobre el funcionamiento de las primarias, en las que el juzgado ve indicios de delito de daños informáticos, así como de usurpación de identidad. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría General de Policía Judicial (Udef) acusa ahora al partido de Inés Arrimadas de ocultar el fraude: "Ante la falta absoluta de colaboración real por parte de Ciudadanos y la empresa Lazarus Technology S.L., que actúan de manera conjunta, se extraen indicios racionales de que está ocultándose un fraude en la votación", aseguran desde la Udef en un informe al que ha tenido acceso este periódico, fechado el 6 de noviembre.Lazarus Technology, la empresa contratada por Ciudadanos, se define en su web como un laboratorio de recuperación de datos que ofrece a la principales compañías aseguradoras, retail y de servicios. Actualmente, continúa con esta actividad y se ha especializado en servicios de Informática Forense y Continuidad de Negocio. Según el documento de 6 de noviembre al que ha tenido acceso elDiario.es Región de Murcia, la Udef está analizando la información facilitada por Lazarus Technology "pero el informe facilitado por dicha empresa no responde realmente a lo requerido por el Juzgado", si no a otro encargado previamente por Ciudadanos "para cuestionar el informe de la Empresa Peritaciones Tecnológicas e Informática S.L., solicitado por Leonardo Pérez", quien denunció en marzo de 2019 el presunto fraude en los resultados de las elecciones internas. Pérez fue derrotado en las primarias a las que se enfrentó a Isabel Franco, actual vicepresidenta del Ejecutivo murciano, quien contaba con un gran apoyo de la dirección nacional y que resultó ganadora (599 votos frente a 237)."Demostrar un pucherazo es complicado porque toda la información la tiene el partido, por eso la investigación está avanzando lentamente", ha valorado en declaraciones a este periódico el denunciante. "Están dando los datos sesgados y con cuentagotas, han tardado más de 14 meses, pero aun así el dossier está avanzando", continúa Pérez, quien añade que "hemos pedido dos veces al juzgado que solicite a las compañías telefónicas la geolocalización para evitar la pérdida de información con el paso del tiempo". Precisamente, la falta de información aportada por Lazarus Technology S.L. se debe a juicio de la Udef a que "está tratando de derivar la cuestión por derroteros técnicos que se han visto frustrados al perderse las IPs por dilación en la respuesta". Y se centran en cuestiones "superfluas" donde jamás se conecta las ID del usuario de los votos emitidos con los votantes reales (nombres y apellidos), ya que de facilitar tal conexión se podría comprobar directamente con el votante concreto si realmente emitió tales votos.En octubre de 2019, la Policía Nacional verificó que la actual vicepresidenta del Gobierno murciano, Isabel Franco, sumó catorce votos de dos IP (Protocolo de Internet) estáticas de otras comunidades en los comicios que la designaron candidata de Ciudadanos a las elecciones del 26M. Los indicios apuntaban a un presunto fraude en dichas votaciones telemáticas. Y ya en diciembre, el juzgado solicitó al partido que no destruyera ninguna prueba relativa a los comicios. Ya el primer peritaje informático encargado por Leonardo Pérez a 'Tecnoperitaciones' había detectado que el 42,93% de los votos a favor de Franco fueron emitidos desde fuera de la comunidad.
eldiario.es
Podemos pide que el partido deje de estar imputado en la causa que investiga su contrato con Neurona
La representación legal de Podemos ha pedido al juez de Madrid que indaga en su contrato con la consultora Neurona que revoque su condición de investigado y el sobreseimiento y archivo definitivo de la causa respecto al partido. En un escrito dirigido al juzgado del que es titular Juan José Escalonilla, la formación sostiene que tras las diligencias practicadas no se ha podido acreditar ni “un solo indicio de una supuesta financiación irregular" y denuncia que esta situación genera al partido “efectos reputacionales negativos e injustificados". El partido y varios miembros de su cúpula se encuentran imputados en la causa desde el pasado verano a raíz de una denuncia presentada por José Manuel Calvente, abogado que trabajó en la formación desde su fundación y hasta que fue despedido hace un año. Podemos, como persona jurídica, tiene la condición de investigado desde que solicitó personarse en las investigaciones y asistir a la declaración de Calvente, a lo que el juez accedió con la única figura jurídica posible en su caso, la de investigado. La Fiscalía aseguró el pasado octubre que “aún no existen indicios” de financiación irregular, si bien respaldó que el partido continuara imputado al resultar esta figura “más garantista”. En su escrito, Podemos se remite a la declaración como testigo de Mónica Carmona, otra abogada del partido también cesada en diciembre de 2019 y que, según Calvente, habría investigado con él supuestas irregularidades en las finanzas denunciadas por otros trabajadores de Podemos. Según la defensa del partido, Carmona contradijo “abiertamente” la denuncia de Calvente —donde expresamente afirmó que pudiera haber indicios de un presunto delito de financiación irregular— cuando aseguró que no había pensado en esa posibilidad. “¿Vio indicios de financiación irregular del partido en relación con Neurona?”, le preguntó el letrado de la formación. “En ese momento tampoco sinceramente lo pensé. Yo observé esa irregularidad. Ahora, que a partir de ahí el partido se financiara irregularmente... pues es que tampoco pude llegar a conclusiones”, asegura el escrito que respondió la testigo, que era la persona encargada de cumplimiento normativo y, por tanto, de evitar que se produjeran conductas irregulares. Según el partido, Carmona tampoco ha acreditado que nadie le estuviera impidiendo el ejercicio de las funciones de vigilancia y control, pues no ha aportado ningún documento acreditativo que pruebe haber solicitado expresamente algún documento o información respecto de los hechos que presuntamente estaba investigando. De hecho, según el escrito, a preguntas del juez “reconoció expresamente (...) que los protocolos internos efectivamente cumplían con los requisitos establecidos por la norma penal” y por la ley de partidos.  En su escrito, Podemos asegura también que el resultado de las “supuestas investigaciones" de Carmona se limita a "una búsqueda de noticias en internet, rumores de fuentes desconocidas e información mercantil obtenida a través de Axesor seis meses después del inicio de sus supuestas sospechas". Y recuerda que la letrada tampoco empleó sus facultades para "paralizar operaciones" que "pudieran ser constitutivas de delito", ni planteó "ninguna objeción" a las cuentas del partido. 
eldiario.es
Estos son los beneficios de cenar a la hora de los ingleses
Cuando se trata de comer, en España solemos ir un poco tarde: comemos sobre las tres, cenamos a partir de las nueve de la noche y nos acostamos no más pronto de las once (nuestro prime time televisivo es de diez de la noche a una de la madrugada, lo que retrasa nuestra hora de ir a dormir porque la televisión está muy ligada a nuestros hábitos de sueño). Demasiado tarde todo si se tienen en cuenta algunas de las últimas investigaciones sobre los efectos de los horarios de las comidas y la salud. Nuestro cuerpo tiene ritmos circadianos que afectan a nuestra digestión, al metabolismo y al sistema hormonal. Por tanto, no es exagerado pensar que el horario de las comidas puede afectar la respuesta del organismo a la comida. Porque, si retrasamos la hora de la cena, también lo hacemos con la hora de ir a dormir.La forma en la que elegimos el momento para comer podría tener un importante impacto en la pérdida de peso. "Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un pobre" es una expresión que habla directamente de la relación entre lo que se conoce como cronobiología y cómo debemos comer. En función de la hora del día, las hormonas metabolizan mejor ciertos nutrientes, algo a tener en cuenta cuando se trata de mantener un peso adecuado. Sí, algunas investigaciones revelan que cenar mientras todavía hay luz solar (algo muy difícil en esta época del año), ofrece claros beneficios. La hora en la que comemos puede que importe tanto o igual que las calorías que ingerimos, por tanto, puede jugar un papel importante en el aumento de peso. Lo demuestra una investigación publicada en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism de la Endocrine Society, según la cual cenar tarde se asocia con un aumento de peso y niveles altos de azúcar en sangre.Según esta investigación, los niveles de azúcar en sangre son un 20% más altos y la cantidad de grasa que se quema es un 10% más baja cuando se cena tarde (sobre las 10 de la noche), en comparación con las personas que cenan antes (sobre las 7 de la tarde).Hasta ahora las investigaciones sobre alimentación y cáncer se han centrado en los patrones de la dieta (si se consume carne roja, fruta o verdura, etc.), pero no se ha prestado atención a otros factores relacionados con las horas de ingesta y las actividades que se hacen antes y después.En una investigación realizada por expertos del Instituto de Salud Global de Barcelona y publicada en la Revista Internacional de Cáncer, los investigadores han descubierto que las personas que cenan antes de las nueve de la noche, o las que esperan al menos dos horas entre comer y dormir, tienen un 20% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de mama o próstata.A pesar de que los responsables del estudio admiten que son necesarios más estudios que permitan determinar el porqué de esta relación, lo que sí tienen claro es que todo apunta a que la hora de ir a dormir afecta a la capacidad de metabolizar la comida. La alimentación y el sueño están directamente relacionados porque los ingredientes son necesarios para sintetizar los distintos neurotransmisores que intervienen en la vigilia y el sueño. La Sociedad Española del Sueño (SES) recomienda, para tener un buen sueño:Early bird dinner ("cena para madrugadores") es un término que hace referencia a una tendencia gastronómica en la que los restaurantes ofrecen a sus clientes la opción de realizar una cena antes de la hora tradicional. Acciones como esta podrían convertirse en una opción más sana de ir a comer de restaurante.Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
eldiario.es
El transporte público es un entorno seguro frente a la COVID-19
Los datos de los últimos meses señalan que el número de usuarios del transporte público está aumentado en muchas regiones del mundo tras la notable caída provocada por los confinamientos para combatir la COVID-19. Un dato esperanzador que, a pesar de que crece pausadamente, indica que de manera progresiva la población está recuperando la confianza en la seguridad de viajar en autobús, metro, tren y tranvía.Para garantizar la seguridad del sector, las autoridades y operadores de transporte público hemos aunado todos nuestros recursos para adaptar las redes y servicios, aumentando la capacidad operativa, invirtiendo en nuevas tecnologías para proporcionar información en tiempo real a los usuarios y gestionar la tasa de ocupación, y haciendo cumplir meticulosamente las medidas y protocolos de seguridad. Y mientras tanto, los ingresos de nuestro sector se han visto fuertemente afectados por la dramática caída en el número de pasajeros y el aumento de los costos de las medidas sanitarias adicionales.En suma, los constantes mensajes en torno a la poca seguridad de viajar en el transporte público derivadas en parte desde algunas administraciones, que han aconsejado evitar este medio de transporte fomentando el empleo del vehículo privado o planteando la reducción de la ocupación de este, está perjudicando el futuro de la movilidad sostenible y del único sector que garantiza una accesibilidad plena y universal a la población en su conjunto. Este declive en el empleo del transporte público también afecta directamente en la movilidad del conjunto de las ciudades, ya que el fomento del transporte privado genera un mayor volumen de atascos, lo que incidiría en el tiempo invertido y las horas productivas de las personas, la gestión del espacio público y en el incremento de los niveles de contaminación del aire. En este sentido, es importante recordar que los últimos estudios científicos realizados en distintos países certifican que el transporte público es un entorno totalmente seguro frente a la COVID-19. Asimismo, expertos en salud pública destacan además que, con las medidas de seguridad impuestas, como el empleo obligatorio de la mascarilla por parte de los pasajeros, los continuos procesos de desinfección y limpieza de los vehículos, además de los sistemas de ventilación que renuevan el aire e impiden la transmisión del virus, el riesgo de infección es prácticamente nulo, sobre todo en comparación con otras actividades.Un ejemplo de estos análisis realizados es el último estudio de la Comisión Europea sobre el transporte público en el que se indica que los viajes en autobuses, metros o tranvías son del todo seguros. El estudio apunta que, en comparación con las reuniones familiares o el ocio, que están a la cabeza con casi un 40% de los contagios; el lugar de trabajo, con un 27%; o el entorno sanitario, con un 12%, el transporte público no aparece entre esos lugares que requieren una atención especial.En la misma línea, el informe COVID-19 and urban mobility: impacts and perspectives, elaborado por el Parlamento Europeo, que ofrece una visión general de la situación y las tendencias en el transporte urbano y metropolitano desde el inicio de la pandemia en distintas ciudades del mundo, señala que los estudios epidemiológicos realizados en Austria, Francia y Japón, así como los datos recogidos en Nueva York y Singapur, sugieren que, si se aplican las medidas preventivas establecidas, el riesgo de contagio en el transporte es mínimo ya que estos vehículos son más seguros que otros espacios cerrados. Nuestro principal compromiso es mantener la movilidad de las ciudades, demostrando que podemos adaptarnos para garantizar la seguridad de los usuarios y trabajadores. Queremos recuperar la confianza en el transporte público y la afluencia que teníamos antes de la pandemia adaptándonos a esta nueva normalidad. Sin embargo, se deben realizar esfuerzos adicionales desde las instituciones locales, regionales y nacionales para comunicar enérgicamente los beneficios del transporte público a la sociedad y restaurar la confianza de los ciudadanos.
eldiario.es
La lucha contra la desinformación, entre la espada de la manipulación y la pared de la censura
La publicación en el BOE del 5 de noviembre de un llamado "procedimiento de actuación contra la desinformación" y la correspondiente  "comisión permanente", aprobada por el Consejo de Seguridad Nacional y coordinada por la secretaría de Estado de Comunicación (dirigida por el inquietante Iván Redondo), ha levantado una oleada de comentarios y críticas de los medios, los columnistas y la oposición. Aun conociendo que esta orden ministerial (Presidencia) correspondía a documentos inspirados por el Consejo y la Comisión europeos, especialmente al Plan de acción para la lucha contra la desinformación (COM (2018)236) que insta a los gobiernos a tomar medidas urgentes en ese campo y a coordinar sus acciones a escala europea, la alarma venía justificada por la ambigüedad de las definiciones utilizadas, su acumulación de "autoridades públicas competentes" y su débil apelación a la participación social, como amenazas posibles de la eterna pulsión censora de los gobiernos.La reacción de la oposición de derechas se ha centrado en acusar al Gobierno de querer constituir un orwelliano "Ministerio de la verdad", atacando frontalmente a la libertad de expresión. Una posición paradójica para un PP que había adoptado unas disposiciones parecidas en 2018 sin publicidad alguna pero que, sobre todo, puso en vigor la llamada "Ley mordaza" desde Julio de 2015, ocasionando lo que Amnistía Internacional calificó como "grave retroceso" de la libertad de expresión, cifrando en más de 74.000 las sanciones impuestas hasta finales de 2017 contra protestas sociales y, en muchos casos, contra informaciones o expresiones periodísticas o artísticas. En cuanto a Vox, su estrategia de veto y amenazas a periodistas y medios de comunicación, junto a su protagonismo en la difusión masiva de bulos y fake news, hacen difícilmente creíble su enfado ante el peligro de censura oficial.Por lo demás, las respuestas más frecuentes en los medios se han dividido entre quienes consideran que, aunque el problema exista, es mejor dejarlo estar por situarse en un terreno "resbaladizo", y quienes se remiten a la autorregulación de las plataformas de Internet que ya estarían en vías de conjurar el peligro. Frente a la primera posición, está el consenso general de Estados y países desarrollados, desde América (con la salvaguarda de la santificación de la primera enmienda en los USA) a Europa u Oceanía, con numerosas leyes nacionales ya en vigor. Por referencia a nuestro contexto, la UE ha llamado la atención desde 2015 al menos sobre una amenaza que va mucho más allá de las fake news, en un concepto de desinformación masificado y viralizado por las redes y dispositivos digitales, que define como "información verificablemente falsa o engañosa que se crea, presenta y divulga con fines lucrativos o para engañar deliberadamente a la población y que puede causar un perjuicio público". Desde la investigación académica y desde los ámbitos parlamentarios se ha clamado también en los últimos años por los efectos de esta oleada, incluso antes de alcanzar sus niveles máximos con la llamada infodemia, pandemia de desinformación que atenta al mismo tiempo contra la salud colectiva y la democracia. Así, destacadas investigadoras británicas como Robin Mansell y  Sonia Livingstone, señalaban en un reciente estudio de la London School of Economics, "Tackling the Information Crisis" (2019), los "cinco gigantes malvados" que se acumulaban en nuestra época: confusión, cinismo, fragmentación, irresponsabilidad y apatía; y pedían una reacción institucional inmediata: "El tiempo para una decisiva acción para terminar con la crisis de la información es ahora" .Pero las propuestas para que sean las grandes plataformas de Internet quienes nos defiendan de la desinformación son todavía más polémicas que la acción gubernamental, porque aunque recibidas según beneficien a unos u otros, convierten a estos mastodontes empresariales en censores generales, en gatekeepers en quienes los gobiernos delegan alegremente el poder de diagnóstico social de la verdad y la mentira, renunciando a su responsabilidad de defensa del pluralismo. La confianza en la autorregulación, centrada en los algoritmos, aumenta estas polarizaciones y las desviaciones de poder que provoca, agravadas en época de pandemia con la retirada general del factor humano encargado de matizar esos controles censores, y sometidas siempre a la presión mercantil de sus enormes beneficios habituales. De esta forma, celebramos la actitud de Facebook, Twitter o Google etiquetando a Donald Trump y sus mentiras o de las cadenas CNN y Fox silenciándole en sus tortuosas acusaciones de fraude electoral (esta última después de cuatro años de celebrar y amplificar su "verdad" paralela), pero investigaciones académicas han revelado que los algoritmos benefician muchas veces a los mensajes racistas frente a los antirracistas, a los sexistas, xenófobos u homófobos  frente a los humanistas e igualitarios, que usan lenguajes habitualmente más reivindicativos y agresivos,  menos "correctos" políticamente.Un organismo europeo emblemático como la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación Europea), del Consejo de Europa, encargado por la UE de vigilar la independencia del servicio público europeo de radiodifusión, ha proclamado así su preocupación por el uso de la Inteligencia artificial sobre la libertad de expresión y su instauración paulatina de las plataformas como "guardianes de la información", que según el relator de la ONU,. Philip Alstom, operan en una "zona franca de los derechos humanos". Como decía Edward Snowden en una memorable entrevista en elDiario.es, se estaban configurando de esta forma los "nuevos sheriffs" de la información global.¿Cómo conjurar esta amenaza de la desinformación, cada vez más polifacética y peligrosa? (injerencias extranjeras, distorsiones electorales, promoción del terrorismo, discursos de odio, desprestigio planificado de las instituciones democráticas). Desde los organismos internacionales, los parlamentos y los medios académicos comienzan a surgir propuestas sensatas que van en el sentido de una acción integral, internacional y nacional, capaz de aunar la regulación estatal con la corregulación, la defensa cerrada de la libertad de expresión – y de la innovación y la competencia tan escasas en la radiotelevisión o peor aún en Internet ("the winners takes all" o "most")- con la protección de los ciudadanos de la manipulación informativa sistemática, con especial atención para  los sectores sociales más discriminados o vulnerables. Una política denominada ya como "smart regulation" (Michéle Bachelet, David Kaye, ONU), sustentada en principios de legalidad, necesidad, legitimidad y transparencia, y en la normativa internacional de derechos humanos. Sobre la base de códigos de buenas prácticas obligados para las plataformas, con la participación de la industria de la comunicación y de la sociedad civil, organismos independientes coordinarían la acción contra la desinformación que abocaría en sus casos límites ante los jueces. Además, y a medio plazo, hace falta una alfabetización mediática masiva, investigación acrecentada, desarrollo de "fast check" que descubran y denuncien las campañas falsas, sinergias reforzadas entre los "stakeholders" involucrados. La ERGA o asociación europea de reguladores independientes de la comunicación ya colabora estrechamente con las autoridades europeas en esta tarea. El gobierno francés ha delegado competencias crecientes de la "Loi Infox" de 2018, en la CSA (Conseil National de l´Audiovisuel) de acreditada independencia, y en similares términos el ejecutivo británico ha confiado nuevas responsabilidades a la OFCOM , organismo mixto entre el audiovisual y las telecomunicaciones, pero con una fuerte e independiente rama sobre la comunicación social. Pero, ¿qué hacer en España, único país de la OCDE y de la UE que carece de una autoridad independiente y especializada en la comunicación masiva? Reclamada por unanimidad por el Senado en 1995, exigida en el Informe para la reforma de los medios públicos de 2005, prevista de forma inmediata en la Ley de RTVE de 2006 y en la general audiovisual de 2010, el Consejo Estatal de los Medios Audiovisuales es un caso de manual de una reivindicación de la oposición que desaparece en el Gobierno, "capturada" por las dinámicas del poder. El gobierno de Rajoy lo eliminó so pretexto del ahorro y lo subsumió en un organismo auténticamente frankenstein que regula sectores muy diferentes (electricidad, gas, telecomunicaciones, transportes, correos, radiotelevisión…), bajo el manto de la competencia de mercado (CNMC). Pero su autonomía respecto de los partidos y su independencia de los gobiernos han sido muy relativas desde 2013, con muy escasos consejeros con experiencia en el audiovisual y una notable impotencia estructural para ocuparse del pluralismo (por ejemplo en los informes sobre RTVE) que no es precisamente igual a competencia mercantil. Este pavor de los gobiernos españoles a soportar organismos "cuasi non" gubernamentales dificulta ahora la lucha contra la desinformación, e incrementa las tentaciones autoritarias de este y otros gobiernos venideros. Nos colocamos así entre la espada de la manipulación y el muro de la censura.
eldiario.es
Su largo abrazo al peronismo: de Menem a Alberto Fernández
Reconstruir el itinerario político de Diego Armando Maradona a lo largo de su vida es posible, aunque esconde el riesgo cierto de un mar de imágenes y momentos que se escurren en la memoria y se burlan de los archivos. Tratar de descifrar cuál era la clave que guiaba sus movimientos es más difícil y es probable incluso que no tenga sentido siquiera intentarlo cuando su ausencia lo cubre todo. Las futuras generaciones lo aprenderán de mil maneras. Dentro y fuera de la cancha, el jugador de fútbol más grande de todos los tiempos tenía un imán que atraía a las millones de almas anónimas que constituyen el sufrido pueblo argentino. Pero también cautivaba al poder, que se desvivía por tenerlo cerca, en ese acto reflejo de la política por bañarse de una popularidad prestada. Sus últimos años, cuando a la larga década kirchnerista le sobrevino la fugaz aventura macrista, son los que se ven ahora más nítidos y muestran una línea de continuidad en la que se observa en Diego la mayor de las coherencias. Gustase a quien le gustase, el astro que nació en Villa Fiorito y es sinónimo de Argentina se definía como peronista, amaba a la Cuba de Fidel y había sellado un compromiso irreductible con la Venezuela de Hugo Chávez. Su identificación con el proyecto de Néstor y Cristina Kirchner era de lo más plena y tuvo su punto más alto con el tren del Alba que llegó a Mar del Plata para oficiar de contracara de la Cumbre de las Américas con Evo Morales y Emir Kusturica a la cabeza. Sin embargo, Maradona estuvo siempre, cada vez que lo llamaron: se cansó de repetir su apoyo al gobierno del Frente para la Victoria, se declaró “cristinista hasta los huevos”, acompañó el lanzamiento del Fútbol para Todos -que le arrebató los derechos de transmisión al Grupo Clarín- y acompañó a CFK incluso en el funeral de Kirchner. Con Macri, en cambio, la distancia era múltiple y absoluta. Bastante antes de que el ingeniero diera el salto a la política, en 1995, el Diez había fulminado al entonces presidente de Boca con uno de esos apodos que entró en la historia doméstica: decidió bautizarlo “cartonero Baez”, en alusión al testigo fallido del femicidio de la actriz Alicia Muñiz a manos de Carlos Monzón. Una historia cargada de dramatismo y pistas falsas que la estrella del club de la Ribera tradujo al lenguaje callejero para golpear al empresario devenido dirigente del fútbol. Para ese Diego que tenía un mechón amarillo, pese a la fortuna que lo arropaba desde la cuna, Macri era un miserable. Mucho peor que eso: no sabía dónde estaba parado. “Si piensa que los jugadores de Boca somos empleados de SEVEL -por la automotriz de su familia- está muy equivocado”, dijo. Certeras hasta el hueso, ese tipo de críticas iban a lastimar toda la vida el proyecto político del líder del PRO, tanto como para ser voceadas después en off the record por los propios ministros de su gobierno. Herido por su propio fracaso en la gestión, el ex presidente que ahora se enrola públicamente entre los que lamentan su pérdida afirmó hace poco más de un mes que entre sus méritos iniciales había estado, precisamente, el de barrer a Maradona de Boca para dar paso a “la racionalidad”. La respuesta no se hizo esperar. “Mauricio, te digo que a mí no me echaste de ningún lado. Fui yo el que dejó el fútbol, para proteger la salud de mis viejos. Esa fue una decisión mía, y no le hice mal a nadie. Pero por más bombas de humo que tires, vos sabés que tus decisiones le cagaron la vida a dos generaciones de argentinos. Hacete cargo, querido. Ya lo dijo tu padre”. Hincha de Argentinos Juniors, el club que vio nacer a Diego, Alberto Fernández tuvo rápido motivos para recibir al mito viviente en Casa Rosada y cruzarlo con Martín Guzman, el ministro de Economía que es hincha del último club que dirigió Maradona, Gimnasia y Esgrima La Plata. Fue apenas dos semanas después de haber asumido como sucesor de Macri, el 29 de diciembre pasado. Ese día, de saco y zapatillas, Diego le llevó al Presidente un plan solidario para recuperar los "potreros", las canchas de tierra en las que él aprendió a jugar. Fernández le agradeció por "haber existido" y haber llevado a los argentinos a "lo más alto del mundo". La Casa de Gobierno será mañana su lugar de velatorio. Volver con la memoria a los años noventa, aquellos que sobrevinieron tras su apogeo futbolístico, es perderse en laberintos donde las clasificaciones resultan esquivas y la polarización se revela insuficiente. Como la gran mayoría de un país desprevenido y todavía casi virgen en desilusiones, en 1989, Maradona apoyó de entrada a ese Carlos Menem ficticio y de patillas que hablaba de “salariazo” y “revolución productiva”.  Se sabe que más adelante se distanciaron y pasaron un tiempo sin contacto hasta que se reconciliaron, en el segundo mandato del riojano, tras la muerte de Carlos Menem Junior en un accidente. Algún buscador conserva una frase del genio del fútbol que hoy resulta difícil de inscribir en su genoma político. Era 3 de diciembre de 2001, Argentina era gobernada por el radical Fernando De la Rúa, estaba a días del estallido de la Convertibilidad y Menem ya soñaba con volver al poder que había ejercido con mano de hierro durante una década. De visita en Perú, el Diez dio una entrevista al programa “Panorama” de la cadena Panamericana Televisión. Alguien le preguntó por el riojano de las patillas: “Si él me lleva como vicepresidente yo voy. Eso es verdad, si me dice que lo acompañe lo acompaño”, dijo y afirmó estar seguro de que Menem se postularía una vez más para el cargo y sería nuevamente presidente de su país en las elecciones de 2003. Poco antes, Maradona había ido a visitar al ex presidente a la quinta de su amigo Armando Gostanian en donde cumplía prisión domiciliaria. Como con todo, Diego se asumía sin beneficio de inventario y no eludía nada de su pasado, ni siquiera lo más doloroso. Por eso, daría cuenta de aquellas afirmaciones y buscaría más adelante explicar ese vínculo con un gobierno que, aún peronista, se parecía como ningún otro al de Macri. “Podemos tener contradicciones, lo de Menem fue porque le mataron al hijo. Acuérdense que Menem estaba en contra de la selección y el que lo salió a torear fui yo”, aseguró. Google los exhibe juntos, los dos con la camiseta argentina, en un partido a beneficio en la cancha de Vélez sonrientes, en el balcón de la Casa Rosada y ya más grandes los dos, curados en derrotas, el ídolo que trascendió las fronteras y el presidente reelecto de las privatizaciones y la desocupación récord.  Por malentendidos de la historia, cuestiones personales o por ese carisma único que dicen tenía Menem, Diego se llevó mejor con el neoliberal de la modernización que dejó millones de pobres y nunca pudo congeniar con su rival histórico en la interna del peronismo en los años noventa: el productivista bonaerense Eduardo Duhalde, padrino político por descarte de la intensa era del progresismo kirchnerista. Las crónicas de la época aseguran que Maradona estaba convencido de que el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires era el culpable de un allanamiento que le habían hecho en su departamento y estaba detrás del operativo antidrogas que terminó con su amigo y representante Guillermo Cóppola en la cárcel. Ese rencor lo perdió y lo llevó a apoyar de manera explícita a De la Rúa, el radical que se fue en helicóptero y antes de terminar su mandato, el 20 de diciembre en 2001. En un país que venía del genocidio y enfrentaba el coctel ingobernable de rebeliones carapintadas de militares, hiperinflación y golpe de mercado, Raúl Alfonsin tuvo una suerte que ninguno de los once presidentes que lo sucedieron pudo volver a vivir: tener al gran capitán de la selección nacional de futbol, en el balcón de la Rosada, gritando “Dale campeón”.
eldiario.es
Argentina despide a Maradona: "Queríamos que fuera inmortal"
Entran un hincha de Defensa y Justicia, uno de Temperley, uno de Los Andes, dos de Racing, uno de Independiente, tres de Gimnasia y Esgrima de La Plata y cinco de Boca al vagón de un subte porteño. No se conocen pero sus camisetas alcanzan para saber dos cosas: que son hinchas de(l) fútbol y que, este miércoles en el que Diego Armando Maradona se murió de un paro cardiorrespiratorio a los 60 años, se toman el mismo vagón de subte porque comparten un lugar de destino pero sobre todo porque comparten una circunstancia.En el subte ya hay otros hinchas de(l) fútbol: de Atlanta, de Chicago, de San Lorenzo, de River y, sobre todo, de los que decidieron que lo mejor era ponerse la camiseta de la Selección. Hay un truco para estimar la edad de los que usan la albiceleste: el modelo elegido es directamente proporcional a la edad en la que Maradona los hizo más felices. Un chico con edad de no haber visto jamás a Diego en una cancha mira YouTube: el Diez gambetea, apila rivales, tira caños y tacos y paredes, saca la lengua para clavar un tiro libre en el ángulo, y de fondo suena Dire Straits. Sultán(es) del swing.“Gracias Diego” se lee en los carteles electrónicos que un día normal avisan si las líneas de subte tienen demora y un día como este se suben a la emoción colectiva en la estación que desemboca a la altura del Obelisco, esa aguja clavada en el corazón de Buenos Aires que los argentinos usamos para festejar, para reclamar o para estar tristes pero sobre todo para juntarnos de a miles a hacer alguna de esas tres cosas.Antes de ver la calle, se escucha la calle. Hay tres que son unánimes: la de “el que no salta es un inglés”, la de “Maradona es más grandeee, es más grande que Pelé” y la de “oh oh, oh oh, hay que alentar a Maradó”. La de “hay que alentar a Maradó” se usa para salir de los silencios incómodos, los silencios que están atravesados por el desconcierto que empezó este mediodía en los graphs de los noticieros y las portadas de los diarios digitales y que se metió en las casas y ahí sigue, sin saber bien con cuáles palabras decirlo.Sebastián no canta ninguna de las tres. Tiene 39 años, es parte de la Iglesia Maradoniana, colgó de la reja del Obelisco una remera con la cara de Diego versión México ‘86 impresa en blanco y negro, y le pegó una rosa al lado. Llora. Mira para abajo agarrado de la rosa y de la reja y llora y tiene cara de haberse pasado varias horas a puro llanto. Dice que el gol que más gritó en su vida fue el que Maradona le hizo a Grecia en el Mundial ‘94. Que estaba seguro de que Maradona iba a volver a traer la Copa del Mundo a su tierra. Dice “a su tierra”. Cerca suyo un hincha de Argentinos Juniors y uno de Boca están abrazados y cantan “yo soy de acá y acá me muero, en el mismo suelo que nació el Diego”.Sebastián tiene un barbijo con dos de todos los Maradonas que conocimos: uno levanta la Copa del Mundo en México ‘86, el otro está a punto de decirles a los italianos que son unos hijos de puta porque insultan el Himno Nacional Argentino. No importa que el barbijo sea un pedazo muerto de tela. A veces un fotograma de la vida de Maradona alcanza para ponerle play a alguno de los capítulos de su vida y, ahí viene el efecto colateral que hoy puso a la Argentina en pausa, le pone play también a la vida del espectador. Todos sabemos dónde estábamos el día de la Mano de Dios y del Gol del Siglo, todos sabemos en qué televisor vimos a Maradona decir que le habían cortado las piernas, todos recordamos con quién gritamos el gol a Perú que Diego festejó de palomita bajo una tormenta, todos vamos a saber dónde estábamos cuando supimos que Maradona, esta vez sí, estaba muerto.“Esto era una fiesta, yo vine con mi mamá y mi papá y esto era una fiesta”. Mariela tiene 42 años, una hija en una mano y un hijo en la otra. Hace 34 años, cuando Argentina ganó su último mundial en México, también estuvo en el Obelisco. “Nunca viví algo como ese día. Nunca vi a mi papá llorar tanto de alegría, a tanta gente tan feliz, todos abrazados, todos festejando. Y sabíamos que sin Maradona eso era imposible, él salió campeón y él sacó a todo el equipo campeón. Hoy vine para homenajear a ese hombre porque nunca vi a una sola persona que hiciera felices a tantas personas juntas, traje a los chicos para que cuando sean grandes se acuerden de este día, aunque sea triste”, cuenta.En las pantallas gigantes y electrónicas de uno de los locales de Corrientes y Diagonal Norte proyectan el gol-de-Maradona-a-los-ingleses y hay miles de personas que ya saben lo que va a pasar pero que igual contienen un poco la respiración cuando no se sabe si Maradona va a llegar a definir antes de terminar de caerse. Los que no lloran, gritan el gol.A pocas cuadras, la bandera argentina enorme de Plaza de Mayo está a media asta y hay una especie de fila improvisada para sacarse una foto con la foto de un Maradona modelo 1990 que está pegada en la reja de la Casa Rosada, donde este jueves empezará el velatorio de Diego. De esa misma reja cuelga una bandera. Dice: “No importa lo que hiciste con tu vida. Importa lo que hiciste con la nuestra”.Agarrado de la rosa y de la reja del Obelisco, Sebastián no puede parar de llorar. Llora, se corre el barbijo y alcanza a decir: “Nosotros queríamos que fuera inmortal”.
eldiario.es
Diego y Fidel: una amistad que duró 33 años
Diego Maradona murió el mismo día que Fidel Castro, cuatro años después.Fue la última coincidencia de una amistad que duró más de tres décadas. Maradona se refería a Fidel como “un segundo padre”, y fue en Cuba donde eligió instalarse para realizar su rehabilitación en el 2000. Diego fue y volvió durante cinco años. Ese fue el punto de inflexión en un vínculo que cuenta una historia más grande: la de Maradona con las figuras del poder latinoamericano y su compromiso con la izquierda continental. Fidel, de espíritu noctámbulo, visitaba a Diego en la clínica por las madrugadas. Fueron esas charlas las que forjaron tanto el vínculo entre ambos como el de Maradona hacia los movimientos de izquierda en la región, si bien ya había mostrado posiciones de apoyo previamente. “En esos años Fidel lo cambia a Diego”, recuerda el periodista cubano Leandro Grillé, en diálogo con ElDiarioAR. "A partir de ahí, desde un punto de vista cubano revolucionario, Diego no erró”. Jon Lee Anderson, autor de una biografía del Che Guevara y en proceso de escritura de otra sobre Fidel, se encontraba en la isla al momento de la llegada de Diego. “Era un mito abrazando a otro mito. Maradona se volvió un embajador de Cuba y lo que significaba Fidel y el sueño revolucionario”, dice Anderson a ElDiarioAR. El "Diez" devolvió las gentilezas. “Si Cuba es reconocida internacionalmente por la prestación de servicios médicos, Diego fue su primer paciente”, explica el periodista de la revista The New Yorker. “A Fidel le sirvió mucho la amistad. Maradona difundió mensajes de solidaridad y fraternidad con la causa cubana en un momento en el que estaba bastante aislada en el hemisferio. Su llegada fue antes del boom de turismo en la isla”. En 2005, el año en el que terminó el último paso de su rehabilitación en Cuba, Maradona viajó a Mar del Plata para la contracumbre en repudio al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), el evento que consagró al movimiento. “No al ALCA”. Diego fue junto a Kusturica, que lo seguía para su documental, y se unió a figuras como Hugo Chavéz, Evo Morales y Lula da Silva, entre otras. El viaje fue la postal de una época, y Diego estuvo ahí. Si en los '90 Diego apuntaba a la FIFA, los dardos de los 2000 fueron contra Estados Unidos. “Bush es un asesino, yo prefiero ser amigo de Fidel”, dijo Diego en un viaje a China en el 2003.  Diego se volvió un embajador activo. Viajó a las campañas por la reelección de Chávez, Lula y Evo, entre otros, y su apoyo a la causa cubana se replicó también en otras como la de Nicaragua, donde trabó amistad con Daniel Ortega. El club de presidentes latinoamericanos de ese entonces tuvo a Maradona como el único invitado.En el 2013, Diego despidió a Chávez. “Lo que me dejó Hugo fue una gran amistad, una sabiduría política increíble. Hugo Chávez ha cambiado la forma de pensar del latinoamericano, nosotros estábamos entregados a Estados Unidos y él nos metió en la cabeza que podíamos caminar solos”, dijo Maradona, acompañado por Maduro, al cual también siguió apoyando desde su llegada al cargo. Cuando murió Fidel, tres años después, Maradona fue uno de los protagonistas del funeral. “Me siento cubano, a mí me han dado muchísimo amor en mi enfermedad. Y hoy que me levanto todas las mañanas y puedo practicar deportes, o puedo hablar con ustedes, o dar una entrevista, eso se lo debo mucho a Fidel”, dijo. “Se fue un grande, no tengan dudas. Fidel deja una herencia clara y bella que no podemos traicionar”. Hoy es el cuarto aniversario y Fidel no está solo. A partir de ahora, el 25 de noviembre la región los recordará juntos.
1 d
eldiario.es
La Boca llora la partida del ídolo que “parecía inmortal”
Los molinetes de la puerta 3 de la cancha de Boca Juniors, La Bombonera, empiezan a llenarse de claveles, rosarios y velas prendidas. Hace poco más de una hora la noticia de la muerte de Diego Maradona, a los 60 años recién cumplidos, irrumpió como uno de esos hechos que congelan el tiempo, que alteran el curso de las cosas, y los vecinos de La Boca, donde se enclava el edificio azul y oro como una piedra angular, salieron de sus casas humildes, sus habitaciones de pensión, sus conventillos, para acercarse a rendirle homenaje. Todavía sin la noticia de que el funeral será en la Casa Rosada, no se resignan a que esa despedida sea la última: quieren que el cuerpo de Maradona recorra por última vez esa cancha que fue su casa durante dos períodos de su carrera profesional (de 1981 a 1982 y de 1995 a 1997) y que es, sobre todo, el emblema del club del que era hincha. “Vine con una amiga porque mi nieto está muy mal y no se pudo levantar “, dice Delia Montiel, de 66 años, detrás de un barbijo con estampa de Mickey al que van a parar una lágrima tras otra. Delia llora porque Maradona “tuvo una infancia difícil” y porque hubiera querido que “disfrutara más” de sus éxitos, que fuera “más feliz”. Pero tiene un consuelo: sabe que el astro nunca dudó del cariño del pueblo de La Boca, el barrio en el que ella vive hace 35 años. Y cuando dice La Boca dice también la Argentina, tal vez el mundo.Aunque se murmura que pronto llegará La 12, la hinchada de Boca, en las primeras horas de la tarde quienes se acercan son vecinos sueltos y silenciosos. De vez en cuando el ambiente se torna demasiado solemne y alguien toma la iniciativa de un aplauso masivo o dispara algún cántico de cancha que no tarda en estallar en el aire. “Vale diez palos verdes, se llama Maradona/ y todas las gallinas le chupan bien las bolas/ y cuando va a la cancha La 12 le agradece/ todo lo que el Diego se merece”, cantan con algo de furia en la voz. Ajeno a lo que pasa alrededor, Daniel Diaz mira fijo la entrada de la cancha, donde hay un poster con la imagen de un joven Maradona sobre el que algunos se inclinan como si fuera un santo. Está vestido con uniforme gris y verde fosforescente porque es barrendero y, como trabaja por la zona, decidió desviarse con su cesto de basura rodante y su escobillón. “Es mi manera de decirle que para mí él fue Dios y que me queda su recuerdo. Hay cosas que no se pueden olvidar”, dice, sin desviar la mirada.Patricia Sánchez, de 46 años, está junto a su hijo Ángel, de 6, acomodando las ofrendas entre los molinetes. Asegura que fue la primera en llegar. “Vivo a dos cuadras y apenas me enteré vine porque no sabía qué hacer”, explica y muestra las flores y el rosario que dejó sobre el altar improvisado. “Ahora viene la fiesta del 12/12, el Día del Hincha de Boca, y no sé cómo vamos a hacer sin Diego”, lamenta. Espera con ansiedad la noticia de dónde será velado. Ya sabe que si es en la cancha se quedará haciendo vigilia ahí mismo para poder acercarse primero, para poder tocarlo como hizo una vez hace ya más de 20 años.A pocas cuadras, Javier Reinoso está sentado en una mesa de plástico en la vereda de la parrilla El Colo, que como todo en este barrio -las remiserías, los kioscos, las aseguradoras- está pintada de azul y oro. Tiene un delantal de cocina sobre la remera y un barbijo con el escudo de Boca. Al lado su mujer, Adriana Alegre, teje con gesto perdido. “Estuvimos todos llorando hasta recién. Esto nos partió, duele en el alma, porque fue lo más grande del fútbol”, dice el hombre, que desde que recibió la noticia no puede hacer otra cosa que mirar videos y fotos de Maradona que le pasan por WhatsApp. Ningún recuerdo es suficiente. En esa parrilla suele comer la hinchada cuando hay partido en La Bombonera y, algunos meses atrás, Reinoso y sus hijos, que también trabajan en el local, mandaron a hacer remeras estampadas con fotos de Maradona. La intención era que, cuando se retomaran los partidos con público, pudieran homenajearlo mientras trabajaban. “Recién le dije a los chicos, mañana estrenamos la ropa”, anticipa. El denominador común en el barrio no es sólo la angustia, sino también la sorpresa. “Si bien se sabía que estaba mal, nadie esperaba un desenlace así. Parecía inmortal”, dice la vendedora de un local de merchandising de Boca ubicado sobre la calle Del Valle Iberlucea, y señala la frase estampada en una remera celeste: “Él nos decía eso: ‘El cielo debe esperar".
1 d
eldiario.es
Feli Corvillo, la librera más guerrera de Madrid: "La pandemia ha devuelto a la gente a las librerías de barrio"
Madrid. Años sesenta. La cola de caballo que Feli lleva por coleta se balancea de un lado a otro mientras camina dando saltitos por la Colonia de El Viso una tarde de septiembre. Va cargada con una docena de libros. Solo tiene trece años y casi no puede con tanto peso, pero son sus primeros encargos y quiere hacerlo bien.  Algo más de medio siglo después, la niña morena y menuda que repartía libros por las casas de Madrid sigue recogiéndose el pelo, ya canoso, en una larga coleta. Empezar a trabajar en aquella librería cambió su vida por completo. Tanto… que no volvió a salir de ella. Entre libros, encontró su pasión —la Historia—, su oportunidad para progresar y a Ramón: el amor de su vida. Le queda poco para jubilarse, pero puede presumir, orgullosa, de ser una de las libreras más guerreras y resilientes de Madrid. Cuando sus padres se mudaron a la capital con las manos vacías desde un pequeño pueblo de Badajoz, Feli tuvo que dejar la escuela. Cambió los libros por trapos para limpiar el suelo de su edificio y los cuadernos por platos para fregar en un restaurante de la Calle Embajadores. Después de dos años encadenando trabajos demasiado duros para una niña tan pequeña y pasando hambre y penurias, le dieron la oportunidad de crecer. "La encargada de la Librería Oxford vivía en el edificio en el que mis padres eran porteros. Decidió que como era una niña muy pizpireta, me iba a llevar a trabajar con ella. El dueño, que había estudiado Derecho en Oxford, me quería mucho y me obligó a seguir estudiando como condición para que trabajase en la librería. Aprendí muchísimo". En poco tiempo, Feli se convirtió en una devoradora feroz de literatura: desde Pearl S. Buck hasta Albert Camus. El día que su jefe le dijo que quería cerrar la librería y con la angustia de que pudiese desaparecer, Feli se armó de valor,  pidió un crédito y se convirtió en su dueña. Decidió ponerle otro nombre: de Librería Oxford a Librería Polifemo. Y especializarla en Historia. Pero esto fue lo único que cambió. La decoración estilo ‘british’ con grandes estanterías de madera oscura y el goteo constante de clientes del barrio se mantienen intactos hasta el día de hoy. Incluso han aumentado con la pandemia. "Está habiendo un cambio", reconoce, "la gente se está volcando con nosotros y, en general, creo que con esta crisis hemos vuelto a valorar el pequeño comercio". Este año tan agónico por la COVID-19, la Librería Polifemo ha celebrado su cuarenta aniversario. Dos crisis y un negocio fallido en la Casa de América no han podido con ‘el cíclope’. Tampoco con su dueña, que ha dedicado su vida entera a sacar adelante su negocio: "El secreto es el trabajo. Yo estoy aquí todas las noches hasta las diez y cuarto y también los fines de semana. El margen de venta no es grande, así que tenemos que vender muchísimos libros". Mientras otras librerías históricas, que tuvieron en La Transición sus años dorados, han ido bajando la persiana con el paso de los años, la Polifemo se ha mantenido al pie del cañón. Ni el libro electrónico ni Amazon les han hecho desaparecer. El sonido de los cascabeles ya desgastados que cuelgan de la puerta dan la bienvenida María Dolores, profesora de Física ya jubilada en el Instituto San Juan Bautista de Madrid. Feli conoce a la perfección sus gustos literarios: "Que venga un cliente, te pida consejo y aciertes es lo más satisfactorio del oficio de librero. En la relación con ellos siempre hay un punto de conexión muy importante", comenta mientras charlan sobre libros como si fueran amigas de toda la vida. Es esto lo que más valoran los clientes. Hace un par de semanas, todos los niños del Colegio Menesiano vinieron a comprar un libro con sus padres para celebrar el Día de las Librerías. La cola era kilométrica. "Fue una demostración de apoyo que nos emocionó mucho", reconoce. Una anciana se inclina frente al escaparate de la librería mirando fijamente la portada de un libro sobre Juan Sebastián Elcano. Esta es la gran asignatura pendiente de Feli: "En cuanto me jubile, ¿sabes qué voy a hacer? Ir a la Universidad a estudiar Historia. Es mi gran ilusión y creo que la podré lograr". 
1 d
eldiario.es
Carlos Santos, ingeniero del satélite español siniestrado: "Pese al accidente, cumplió su objetivo de capacitar la industria espacial española"
El satélite de observación de la Tierra SEOSAT/Ingenio era la misión espacial española más ambiciosa hasta la fecha. El Gobierno, múltiples administraciones públicas y centros de investigación iban a utilizar sus fotografías, de hasta 55 kilómetros de lado y 2,5 metros de resolución, para el análisis del agua, del aire, del suelo, de la contaminación de las ciudades, para el seguimiento de catástrofes como incendios o inundaciones y para la seguridad.Ingenio era el primer satélite construido y ensamblado enteramente por empresas españolas, pero acabó en algún lugar del Círculo Polar Ártico, presumiblemente cerca de Canadá. El cohete de la empresa francesa que debía colocarlo en su órbita a 670 kilómetros de la Tierra se desvió de su rumbo a los 8 minutos del lanzamiento, el pasado 17 de noviembre, lo que supuso la pérdida irreversible del aparato. Pese al mazazo, la Agencia Espacial Europea, el Ministerio de Ciencia y las empresas participantes aseguran que los 13 años de trabajo y los 200 millones de euros invertidos en el satélite no se han volatilizado.Al contrario, una parte de esa inversión no era el producto final, sino "desarrollar la industria espacial en España", dice Carlos Santos, director del proyecto en SENER Aeroespacial, la empresa responsable de construir las dos cámaras de alta resolución que equipaba Ingenio. "Hay muy pocos países en el mundo con capacidad de producir este tipo de satélites", explica. En entrevista con elDiario.es, el ingeniero defiende que aunque no ha llegado a estar operativo, Ingenio ha demostrado que España puede ser uno de ellos.Trece años de trabajo y 200 millones de euros de inversión. ¿El accidente de Ingenio ha echado a perder todo ello? Sé que la respuesta fácil es decir que no, pero esto tenía dos objetivos y la Agencia Espacial Europea lo ha explicado muy bien en sus comunicados oficiales. El primero era desarrollar la industria espacial en España y conseguir una capacitación que no tenía anteriormente. Ese objetivo se ha conseguido y es lo más positivo. Se han adquirido unas competencias tecnológicas y metodológicas que van a servir para el futuro. Es evidente que había un segundo objetivo, que era el de suministrar imágenes a un grupo bastante diverso de usuarios finales. Desde la administración pública a centros de investigación. Iba a hacer misiones de cartografía, urbanismo y uso del suelo, agricultura, gestión del agua, monitorización de emergencias tipo incendios, inundaciones... Ese objetivo no se ha cumplido. Por desgracia, no se le puede dar muchas más vueltas. Ahora lo que habrá que ver si hay, es si el Estado está pensando en cubrir este vacío de alguna forma.  ¿Por qué fue tan importante que se desviara de la órbita del satélite? ¿Por qué no hubo vuelta atrás ya desde los 8 minutos de misión?El lanzamiento es autónomo. El lanzador tiene su propio sistema de control, parecido al piloto automático de un avión. El problema que hubo, que por lo que sabemos, es que hubo un error con los cables de la tobera del motor de la cuarta etapa. El lanzador tiene cuatro etapas que básicamente son cuatro motores con su combustible. Según va alcanzando determinados puntos de lanzamiento y se le va agotando el combustible, va eyectando la parte que ya no le sirve. Los tres primeros motores funcionaron bien. Pero cuando llegó a la cuarta fase, hubo un error en el cableado del chorro de propulsión del motor y fue imposible mantener la trayectoria. Desde el momento en que eso está mal conectado, no hay vuelta atrás, no hay solución.¿Dónde está el satélite ahora mismo?El satélite estaba ya prácticamente fuera de la atmósfera, pero cayó. No tenía la velocidad ni la altitud suficiente para mantenerse en órbita. La información que tenemos de la Agencia Espacial Europea es que cayó en algún punto próximo a donde estaba previsto que cayese el motor de la tercera etapa, que es en algún punto próximo en el Círculo Polar Ártico. Se cree que cerca de Canadá. ¿Qué sensaciones deja en la industria espacial española el accidente de Ingenio?Se ha hablado de que esto es un fallo humano, pero yo creo que se tiene que ir algo más allá. Es decir, tiene que haber mecanismos para impedir que un operario se equivoque al conectar dos cables y que eso suponga la pérdida de los 200 millones de Ingenio, más otros 150 del satélite francés que también iba a bordo. No puede ser que eso pase porque se intercambien dos cables. Será muy interesante las conclusiones la comisión de investigación mixta de la Agencia Espacial Europea y Arianespace [la empresa que fabricó el cohete accidentado].SENER se encargaba del elemento central del satélite, sus dos cámaras. ¿Cuál es el mayor reto a la hora de construir una cámara satelital?Todos los satélites tienen dos partes principales. Una es la carga útil y la otra es la plataforma. La carga útil es lo que da sentido a la misión, el equipo que cumple la misión principal. La plataforma le da servicio a la carga útil, es la que lleva el sistema de propulsión para orientar el satélite. Nosotros nos encargamos del instrumento óptico, la carga útil. Si hacemos el símil con una cámara de fotos corriente, también vemos dos partes. Una es la electrónica, que sería el equivalente al cuerpo de la cámara de fotos. Por delante de eso tenemos lo que en la cámara sería el objetivo, que en nuestro caso eran dos telescopios. El mayor reto que hay en todo esto, aparte ya del diseño óptico, es el alineamiento de los espejos del telescopio.A diferencia de la mayoría de las cámaras comerciales, que están compuestas de lentes, este tipo de telescopios está compuesto de espejos y toda esta parte es muy sensible. El alineamiento de estos espejos tiene que estar en el orden de centésimas de milímetro o decenas de micras. El más sensible, por ejemplo, si se mueve 30 o 40 micras, hace que el instrumento pierda prestaciones de una forma significativa. [Un pelo humano tiene unas 50 micras de grosor].Hay que tener en cuenta que durante el lanzamiento se producen unos esfuerzos mecánicos muy fuertes debido a las vibraciones. Cuando el satélite está en vuelo también se ve sometido a mapas térmicos muy distintos: donde le pega el sol se calienta mucho y donde queda en sombra se enfría mucho también. Lo más complejo es que los espejos no se desvíen debido a las contracciones y dilataciones de los materiales ni por las vibraciones.¿Se sustituirá Ingenio con otro satélite tras su accidente? ¿Se piensa ya en un modelo más avanzado?Puede ser. Ingenio formaba parte del Programa Nacional de Observación de la Tierra por Satélite, PNOTS, junto con Paz, otro satélite lanzado en 2018. Iban a ser compañeros en órbita. El PNOTS sigue en marcha. [Paz es un satélite radar de uso principalmente militar].También hay que tener en cuenta que los satélites tienen una vida limitada. SEOSAT/Ingenio tenía una vida útil de siete años. Considerando que el período de desarrollo de una misión de este tipo es muy largo, lo habitual es que al poco de lanzar uno se empiece a pensar ya en el siguiente. Lo lógico sería pensar que va a haber una continuación. La decisión última es del Ministerio y del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) pero en principio lo lógico sería pensar que el accidente de Ingenio acelerará esos planes para tener un sustituto, pero habría que preguntar al Ministerio. [Preguntado por elDiario.es en la misma semana del accidente, el ministro de Ciencia, Pedro Duque, afirmó que a corto plazo España iba a intentar contratar las capacidades de Ingenio a otros países: "Hemos hablado con la Agencia Espacial Europea para ver cómo obtener imágenes de otros satélites parecidas a las que hubiéramos obtenido con el Ingenio y así ser capaces de hacer lo que queríamos hacer, que era ayudar a la digitalización del campo en agricultura, controlar mucho mejor el medio ambiente, las talas, los vertidos... Eso es cómo lo estamos planteando, tirar para adelante".]¿Cómo beneficia a un país tener una industria espacial desarrollada?  Es una industria de alto valor añadido y los Estados la consideran estratégica. Es similar a lo que ocurre en el sector de Defensa. Por poner un ejemplo, cuando hace ya bastantes años tuvimos el conflicto del Islote de Perejil, España tenía comprado tiempo de uso de satélites franceses. Y curiosamente, cuando hubo este incidente, parece ser que el satélite francés no estaba funcionando. Había algún problema y no se pudieron obtener imágenes. Si el satélite hubiera sido español, pues igual sí que había habido acceso a esas imágenes en ese momento. ¿Qué países europeos lideran esta industria? Hay muy pocos países con capacidad para producir este tipo de satélites. Francia es la gran potencia europea. Reino Unido también tiene capacidad, aunque lejos de Francia. Después ya nos vamos a Estados Unidos, que por supuesto, es otra potencia. Rusia y China también tienen satélites de este tipo, pero no son tan transparentes. Ningún país es demasiado transparente, pero Rusia y China lo son menos. Después la India y Corea del Sur también tienen. Este club de países son los que tienen capacidad para desarrollar este tipo de satélites y son a los que ahora se ha unido España.¿Gracias a Ingenio, España se ha colocado en el tercer lugar entre las potencias espaciales europeas? Sí. También hay que tener en cuenta que los satélites de observación de la Tierra más potentes son los que tienen aplicaciones militares. En el caso de Ingenio, en España no teníamos esa capacidad y los usos a los que estaba destinado el satélite son otros, diferentes. No es lo mismo monitorizar un incendio o una inundación, donde tal vez es más importante tener una traza de imagen amplia, como podía hacer Ingenio, de 55 kilómetros, que para objetivos militares, donde a lo mejor te interesa ser capaz de diferenciar un camión de un vehículo militar. Aunque no es algo oficial, el límite está en un metro de resolución. Todo aquello que está por debajo del metro de resolución se considera de uso militar y los países protegen con mucho celo ese tipo de conocimiento. España no tiene esa capacidad y el objetivo de este satélite era otro. Francia produce y vende estos satélites a países que quieren contar con ellos. ¿Puede España hacerse un hueco en ese mercado?España ha adquirido muchas capacidades. Por ejemplo, Airbus [el contratista principal de Ingenio], seguramente gracias a la experiencia que ha adquirido con Ingenio, ha conseguido ser el contratista principal de otro proyecto de la Agencia Espacial Europea. Nosotros en SENER estamos también ofertando y buscando potenciales clientes y proyectos para seguir suministrando instrumentos de observación de la tierra.En los últimos años se han expresado temores sobre la privacidad por el aumento de los satélites con capacidad de vigilar la Tierra desde el espacio. ¿Están fundados?No es un trabajo que estemos haciendo en SENER, pero es cierto que hay planes, sobre todo de empresas americanas, de establecer constelaciones de satélites de observación de la Tierra, de tal forma que haya una especie como de Google Maps en tiempo real. También es cierto que alguna de ellas ha quebrado. La viabilidad de ese negocio no está clara. Pero es verdad que a nivel técnico es perfectamente viable. En el caso de Ingenio, la finalidad era obtener imágenes, no tenía vídeo, pero sí que hay satélites con vídeo y que obtienen imágenes en tiempo real.
1 d
eldiario.es
"Apenas quedan hombres en los campamentos": los refugiados saharauis se unen al Frente Polisario para combatir a Marruecos
La declaración del estado de guerra en el Sáhara Occidental por parte del Frente Polisario ha provocado que muchos de los hombres refugiados en Tinduf, Argelia, salgan de los campamentos donde residen como desplazados desde hace años. No huyen por miedo a un ataque marroquí. Se han ido a escuelas a recibir instrucción militar. Salek, de 29 años, es uno de ellos. Desde hace diez días comparte una habitación con 25 compañeros en la escuela militar. Por la mañana tienen entrenamiento físico. A mediodía estudian estrategia y después, armamento. "Nos han dicho que luego pasaremos a la artillería pesada", cuenta. De momento, no han empuñado ningún arma. Según él, dependerá de cómo progresen. "Somos bastantes, la verdad. O demasiados. Apenas quedan hombres en los campamentos", señala. Tiene claro que han llegado al límite. Hasta que no finalice su promoción no admitirán más voluntarios. Desde la intervención de Marruecos en la frontera entre el Sáhara Occidental y Mauritania hace aproximadamente dos semanas, las esperanzas de resolver el conflicto por la vía diplomática se han esfumado. El referéndum de autodeterminación prometido por la ONU hace 29 años no ha llegado y la paciencia de muchos saharauis se ha acabado. Los casos de Fatimatu, Nih, Salek y Mohamed son el ejemplo de una generación refugiada que lleva toda la vida esperando a volver a su tierra. La que no conoce. El Sáhara Occidental. A sus 28 años, Nih no concibe la vida sin la radio. Trabaja en ella aunque no cobra. Le hubiera gustado estudiar Periodismo, pero no tuvo la oportunidad. "En Argelia, la universidad es cara. Un refugiado no puede permitírselo y no merece la pena seguir formándose si no hay futuro". Hoy está dispuesto a dejar a un lado la radio y su vida para unirse al Ejército de Liberación Popular Saharaui. "Mi familia está preocupada. Cuando me quedo sin cobertura piensan que me he ido al ejército. No quieren, pero yo lo decidí desde el primer momento", afirma. Cuando Marruecos intervino en la franja desmilitarizada de Guerguerat el pasado 13 de noviembre para romper el bloqueo a una de las principales vías de comunicación impuesto tres semanas antes por un grupo de manifestantes saharauis, Nih sabía que la guerra se acercaba y se presentó voluntario para alistarse. "Yo no soy militar. Me dijeron que las escuelas estaban llenas y que hay muchos chavales esperando" para aprender "a defender nuestra tierra". Sueña con un Sáhara liberado donde los niños puedan jugar con algo más que arena, piedras y palos. "He pasado varios veranos en España y quiero que nuestros ancianos también tengan acceso a un hospital sin tener que recorrer miles de kilómetros lejos de este desierto inhóspito". El mismo día que Nih se presentó voluntario, Salek entró en la escuela militar. Es una de las tres academias enfocadas a jóvenes y hombres de más de 40 años sin ninguna instrucción. Existen otras dos. Una para menores, donde se forman hasta ser adultos, y otra exclusivamente para mujeres. Todas ellas ubicadas, desde hace años, en los alrededores de los campamentos y todas con el nombre de un mártir saharaui."No sé cuánto tiempo estaremos aquí. Supongo que hasta que estemos listos para ir al frente", afirma Salek. Ha pasado su infancia en los campamentos y vive a caballo entre Bilbao, donde estudió bachillerato, y su campamento natal, El Aaiún. No es de extrañar que tenga acento vasco. "Tengo la oportunidad de ir cuando quiera pero prefiero estar aquí. No hace mucho que vine para esto, para ir a la guerra"."Hay cosas que hay que vivir para entenderlas. He decidido presentarme voluntario para luchar por mi tierra, para liberarla, porque ya estamos hartos de esperar más de 30 años aquí en el desierto", dice. Salek, al igual que Nih, lleva toda su vida escuchando historias familiares de cómo después de una guerra, Argelia, vecino y enemigo de Marruecos, les prestó una parte de su territorio para vivir de manera provisional mientras esperaban un referéndum que no ha llegado. "Hasta ahora la ONU no ha hecho nada por nosotros y la única solución que veo es la lucha armada para que nos devuelvan lo nuestro". Uno de los profesores de Salek se llama Mohamed. Que el maestro tenga dos años menos que su alumno es fácil de explicar si tenemos en cuenta la experiencia personal de cada uno. Mohamed es militar. Después de terminar los entrenamientos y sus estudios militares estuvo en Argelia otros dos años formándose como instructor. Más allá de la experiencia, valora "tener buena condición física y conocimientos después de aprobar varios exámenes". No es el único profesor, pero sí es de los más jóvenes. Los demás "son héroes de la guerra pasada que tienen mucha experiencia en terreno, en el trato con militares marroquíes y en el muro". Se refiere a los más de 2.700 kilómetros de muro minado que separan la parte ocupada por Marruecos del resto del Sahara Occidental. "Llevo siete años dando clase a los saharauis, pero en esta escuela es la primera vez". Enseña desde hace más de 14 días cómo desenvolverse "en el muro con las minas". Mohamed resume el objetivo de sus clases en preparar emocional, física y psicológicamente a sus reclutas. "A veces trabajamos de noche. Levantamos a los alumnos con tiros en el aire a las dos o a las tres de la mañana y les enseñamos a combatir en la oscuridad, en el frío y con sorpresas", sostiene.El caso de Fatimatu es diferente al de los tres anteriores. Su marido es soldado y se fue a su base militar un día después de la ruptura del alto el fuego en Guerguerat. "Pocas veces hablo con él porque no deben conectarse mucho. Me dijo que están preparándose por si tienen que ir al muro", cuenta. Está convencida de que, cualquier día, su marido estará en la primera línea de combate. "Tengo mucho miedo a la guerra y no me gusta, pero es lo que hay. Debo tener esperanza y pensar en lo bueno", afirma. Fatimatu es madre de gemelos de 17 meses. Mientras su marido espera un nuevo destino, ella patrulla hasta las once de la noche por su campamento, una labor que realiza junto a otras mujeres de su familia.
1 d
eldiario.es
Pedro Sánchez descubre el Mediterráneo
Pedro Sánchez alcanzó la presidencia del Gobierno no mediante unas elecciones generales, sino mediante una moción de censura. En contra de lo que la derecha ha venido sosteniendo de manera ininterrumpida desde entonces, tan legítimo es conseguirlo por una vía como por la otra. Ambas están previstas en la Constitución. Es verdad que alcanzar la presidencia tras la celebración de unas elecciones generales es la norma, mientras que hacerlo a través de una moción de censura es la excepción. Todos los presidentes del Gobierno anteriores a Pedro Sánchez lo fueron por la vía normal. Únicamente él la alcanzó por la vía excepcional. Pero la vía excepcional es tan legítima constitucionalmente como la normal. La última elección "normal" de Mariano Rajoy se produjo por mayoría simple gracias a la abstención del PSOE. Muy "normal" no fue. Sánchez, por el contrario, necesitó una mayoría absoluta del Congreso de los Diputados para ser presidente mediante la moción de censura. Mayoría absoluta parlamentaria expresiva de una mayoría social, cosa que no ocurrió con la investidura de Rajoy en 2016. Desde la perspectiva de la legitimidad constitucional no se le puede poner el más mínimo reparo a la "legitimidad de origen" del actual presidente del Gobierno. Lo que resulta extraño es que la misma persona que llegó a la Presidencia mediante el acuerdo de distintas fuerzas políticas que hizo posible que se activara por primera vez con éxito la "vía excepcional", se olvidara de tal circunstancia en la primera ocasión que se le presentó para llegar por la "vía normal".Tras haber ganado claramente el PSOE las elecciones generales el 28A de 2019 y recibir Sánchez el encargo del rey Felipe VI de formar Gobierno, no intentó renovar el acuerdo entre las distintas fuerzas políticas que lo llevó a la Presidencia mediante la aprobación de la moción de censura, sino que ensayó la fórmula inédita de exigir la abstención de todos los partidos, de tal manera que con los 123 escaños del PSOE sería suficiente en una segunda votación de investidura, en la que, como el lector sin duda sabe, basta la mayoría simple. Explícitamente, Sánchez únicamente solicitó la abstención al PP y Ciudadanos, pero es obvio que daba por supuesto que si estos partidos se abstenían, también lo harían Unidas Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. La "vía normal" de acceso a la Presidencia se accionaba de una manera "completamente anormal".Y como lo que no puede ser, no puede ser, la operación acabó en un fracaso y hubo que disolver por segunda vez en tres años las Cortes Generales en aplicación del artículo 99 de la Constitución. En la segunda ocasión que se le presentó tras las elecciones del 10N de 2019, Sánchez rectificó inmediatamente después de conocido el resultado electoral, aunque lo hizo de forma incompleta. De ahí que alcanzara la investidura por mayoría simple y no por la mayoría absoluta que aprobó la moción de censura que lo hizo presidente por primera vez. Justamente por eso, ha tenido tantas dificultades para gestionar el estado de alarma declarado para hacer frente a la COVID-19. Si la investidura se hubiera alcanzado de una manera similar a como se consiguió aprobar la moción de censura, tales dificultades no habrían existido. No es lo mismo un sí que una abstención. Con la segunda se puede aprobar una investidura. Pero no se puede gobernar.Esto es lo que por fin el presidente del Gobierno parece haber reconocido en la "tercera" investidura de esta extraña legislatura que está siendo la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Sánchez parece haber descubierto que, para gobernar, no es a la mayoría de la sesión de investidura, sino a la de la "moción de censura", a la que tiene que volver. Por tiempo indefinido la izquierda española, incluida también la que no está en PSOE y Unidas-Podemos, no puede dirigir políticamente el país sin el concurso activo de los nacionalismos catalán y vasco. Levantar las hipotecas que arrastramos desde la Transición más las añadidas durante la mayoría absoluta de Mariano Rajoy, exige una "cooperación reforzada" que únicamente puede expresarse parlamentariamente de la forma en que lo hizo en la moción de censura y lo ha vuelto a hacer en el rechazo de las enmiendas a la totalidad del PP y Vox a los Presupuestos Generales del Estado. Parece que el presidente del Gobierno lo ha acabado entendiendo así. 
1 d
eldiario.es
¿Cómo podemos evitar a los autoritarios del futuro? Plantando cara a Wall Street para recuperar a la clase trabajadora
Según el último recuento, casi 80 millones de estadounidenses votaron por Joe Biden, un voto contra la intolerancia autoritaria de Donald Trump que permitió al mundo un respiro colectivo de alivio. Pero el resultado de las elecciones presidenciales también revela algo que debería preocupar: Trump recibió 11 millones de votos más que en 2016 y aumentó su base de apoyo dentro de muchas comunidades en apuros, donde hay altos niveles de pobreza y desempleo, una atención médica y cuidados infantiles insuficientes, y gente sufriendo mucho.Trump miente todo el tiempo, pero tal vez su mentira más descabellada sea decir que él y su gobierno están del lado de la clase trabajadora de Estados Unidos. La verdad es que Trump incorporó a su Administración más multimillonarios que ningún otro presidente en la historia. En el Consejo Nacional de Relaciones Laborales nombró a cargos con una postura explícitamente antisindical; a las corporaciones más grandes y ricas les concedió exenciones fiscales gigantescas mientras propuso recortes enormes a los programas de educación, vivienda y nutrición. Trump intentó sacar a 32 millones de personas de su programa de asistencia sanitaria y es responsable de presupuestos en los que se pidieron recortes, por decenas de miles de millones de dólares, en Medicare, Medicaid y la seguridad social.Sin embargo, un segmento de la clase trabajadora de Estados Unidos todavía cree tener a Donald Trump de su lado. ¿Por qué ocurre eso?En un momento en el que millones de estadounidenses viven con miedo, han perdido el trabajo debido a injustos acuerdos internacionales de comercio, y no ganan más, descontando la inflación, que hace 47 años, Trump es percibido por sus simpatizantes como un "luchador" y un tipo duro. Trump parece estar luchando contra casi todo el mundo, todos los días.Trump se proclamó enemigo del "pantano" de Washington atacando a los demócratas, a los republicanos que no estaban al 100% con él, y hasta a miembros de su propia Administración a los que declaró integrantes del "Estado en la sombra". Agrede a líderes de países que han sido aliados de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, así como a gobernadores, a alcaldes, y al poder judicial independiente. Ataca a los medios de comunicación llamándolos "enemigos del pueblo" y es despiadado en sus constantes agresiones a los inmigrantes, a las mujeres, a la comunidad afroestadounidense, a la comunidad gay, a los musulmanes y a los manifestantes.Ha usado el racismo, la xenofobia y la paranoia para convencer a una gran parte del pueblo estadounidense de que se preocupa por sus necesidades, cuando nada podía estar más lejos de la realidad. Desde el primer día, el único interés de Donald Trump ha sido Donald Trump.El próximo 20 de enero, Joe Biden tomará posesión como presidente con Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara de Representantes. Hasta que se celebre la segunda vuelta de las elecciones en Georgia el 5 de enero no se sabrá qué partido controlará el Senado de Estados Unidos, pero una cosa está clara: si el Partido Demócrata quiere evitar la pérdida futura de millones de votos debe ponerse firme y trabajar para las familias trabajadoras de EEUU. Las preocupaciones económicas que afrontan hoy en día son mayores que en ningún otro momento desde la Gran Depresión. Con la palabra y con los hechos, los demócratas deben demostrar el fraude que es un Partido Republicano haciéndose pasar por el representante de las familias trabajadoras. Para lograrlo, los demócratas deben tener la valentía de hacer frente a los poderosos intereses que llevan décadas en guerra con la clase trabajadora estadounidense. Estoy hablando de Wall Street, de las farmacéuticas, de las empresas de los seguros médicos, de las energéticas, del complejo industrial militar, del negocio de las cárceles privadas y de muchas y muy rentables corporaciones que siguen explotando a sus empleados.Si el Partido Demócrata no logra demostrar que va a enfrentar a estas poderosas instituciones y a luchar agresivamente por las familias trabajadoras del país, por negros, blancos, latinos, asiático-estadounidenses y nativos americanos, estará allanando el camino para la elección en 2024 de otro autoritario de derechas. Y ese presidente podría ser incluso peor que Trump.Joe Biden hizo su campaña con un programa notablemente pro clase trabajadora. Ahora debemos luchar para cumplir ese programa y oponernos con firmeza a los que se interpongan en el camino."¿De qué lado estás?" Preguntaba la canción folk escrita por Florence Reece, esposa de un delegado del sindicato de trabajadores mineros cuando en 1931 el sindicato declaró la huelga en Kentucky. Los demócratas necesitan dejar absolutamente claro de qué lado están.En un lado están los que quieren poner fin a los sueldos del hambre y aumentar a 15 dólares el salario mínimo por hora. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren reforzar a los sindicatos. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren crear millones de empleos bien remunerados luchando contra el cambio climático y reconstruyendo una infraestructura hecha pedazos. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren ampliar la cobertura sanitaria. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren reducir el coste de las medicinas con receta. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren que haya baja por paternidad y por enfermedad. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren un servicio universal de guardería para los niños de tres y cuatro años de Estados Unidos. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren ampliar la seguridad social. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren eliminar la deuda estudiantil y hacer facultades públicas y universidades sin coste para las familias trabajadoras. En el otro, los que no. En un lado están los que quieren invertir en empleos y educación para nuestros jóvenes, y terminar con un sistema de justicia penal racista que no funciona. En el otro, los que no. En un lado están los que quieren reformar, humanizar y hacer más justo nuestro sistema de inmigración. En el otro, los que no.Durante los primeros 100 días de Administración Biden, la misión de los demócratas es dejar absolutamente claro en qué lado están y quién está al otro lado. No se trata sólo de las políticas públicas que hacen falta para fortalecer al país. Es la manera de ganar las próximas elecciones.Bernie Sanders es un senador de Estados Unidos. Representa al estado de Vermont.Traducido por Francisco de Zárate
1 d
eldiario.es
La ropa tendida de Rufián
¿Hay algo peor que gobernar un país sin presupuestos? Sí, gobernarlo sin presupuestos y teniendo que hacer frente a una pandemia. A no ser que el objetivo sea hacer caer al Gobierno porque fuera incapaz de aprobar unos presupuestos en un momento de excepcionalidad como este. Para los que anden cortos de memoria solo recordarles que las últimas cuentas aprobadas en el Congreso de los Diputados llevan la firma de Cristóbal Montoro. El propio exministro de Hacienda defendía en una entrevista en elDiario.es que en un momento como el actual lo deseable sería que, tratándose de un presupuesto de "emergencia", hubiera concitado "la unión de voluntades políticas". Ha habido unión, pero no porque hayan arrimado el hombro aquellos que se pasan el día dándose golpes en el pecho para defender lo que ellos creen que le conviene a España."Querernos hacer cargo de la realidad no nos hace menos independentistas", ha proclamado Gabriel Rufián para defender su apoyo a los Presupuestos. El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha reconocido que el sí a las cuentas le genera contradicciones pero que la izquierda abertzale lo considera como una oportunidad. Y el PNV justifica su posición porque, como siempre, negocie con el PSOE o con el PP, quien sale beneficiada es la economía vasca. Son los votos de estos grupos y no los de los que montan mesas petitorias con la bandera de España para llamar a la insumisión contra una ley de Educación o los que despliegan rojigualdas por la playa los que permitirán que España disponga de presupuestos.Si Sánchez pacta con los nacionalistas, está subastando el Estado. Cuando lo hacía el PP los acuerdos eran para beneficiar a España, hasta el punto de suprimir la mili obligatoria como parte del pacto del Majestic firmado con CiU o cambiar su propuesta de reforma de las pensiones, como le exigió el PNV a Rajoy. Para muchos editorialistas que escriben desde y para Madrid, los partidos periféricos chantajean al PSOE y este cede a sus maléficas pretensiones mientras que si quien está en el Gobierno es el PP se trata solo de negociaciones políticas en el marco de la lógica parlamentaria. A ver si lo que ha pasado es que lo que se ha impuesto es el tan denostado pragmatismo. Decía Pasqual Maragall que para que España avance se necesita una alianza entre el progresismo del centro y los nacionalismos periféricos. Tal vez es la única alternativa a seguir ahondando en los enfrentamientos de los últimos tiempos.Una parte del independentismo, sea vasco o catalán, se ha dado cuenta de que prometen independentismo sin independencia (aunque no lo reconozcan en público) y que les conviene transitar ese 'mientras tanto' ofreciendo recursos para gestionarlo en las mejores condiciones. Gabriel Rufián quiere ser Aitor Esteban, por si alguien no se había dado cuenta, y ERC aspira a ganar las próximas elecciones catalanas vendiendo algo más que el independentismo mágico de anteriores ocasiones. Esta vez los republicanos han preferido la ropa tendida a las banderas, como cantaba Rober Iniesta, que sin buscarlo hizo la mejor definición de lo que debería ser el realismo en política.De momento los sondeos siguen situando al partido de Junqueras como primero y eso hace que la cúpula de ERC se reafirme en su cambio de estrategia en el Congreso de los Diputados y que muchos de sus dirigentes en semanas como esta miren Twitter lo justo para no encontrarse con los mensajes de los sectores más duros del independentismo que les reprochan, sin ofrecer alternativa alguna, que hayan copiado la táctica pujolista del 'peix al cove' que tanto criticaron en otros tiempos.
1 d
eldiario.es
Estaremos en vanguardia
"Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda" Éxodo, 14En circunstancias normales uno hubiera pensado que el mayor problema era conseguir una vacuna rápido. Tenemos varias. Uno hubiera pensado que el problema pasaría entonces por las zancadillas y los codazos para poder ponérsela el primero y poder retomar la vida que ha quedado suspendida. Hubiéramos podido especular con corrupciones, con nepotismos y enchufes, con peleas por conseguir que se alterara el orden determinado de inoculación. Nos encontramos ahora ante el milagro y ante la estupefaciente cifra de un 40% de la población que dice que no está por la labor de ponerse la vacuna. ¿Qué ha pasado con esta sociedad?La idea es ridícula. Imaginen. Huyendo de los egipcios avanza el pueblo de Dios siguiendo a Moisés cuando encuentra el mar a su paso. Drama y muerte. El milagro se produce y Moisés separa las aguas en dos inmensas moles pero, vean la escena, el pueblo elegido no penetra con él en el camino seco sino que unos se van retrasando y otros se colocan aún detrás hasta ver qué sucede con los primeros que decidan seguir al profeta. ¿Se imaginan el relato del Éxodo en esos términos? La ciencia y la razón han sido desde el principio el báculo con el que hemos confiado en sortear las aguas del coronavirus. Curiosamente los votantes de derechas, los más creyentes hasta en los báculos y las aguas de verdad, son los que han expresado su mayor reticencia. Al final no llegará la sangre al río y la campaña de vacunación será un éxito, pero eso no deja de poner en evidencia algunas actuaciones erróneas y sus consecuencias. Por ejemplo, que cuando se induce a la población a la desconfianza de los gobernantes para obtener réditos políticos, luego se puede obtener como respuesta una defección en una actividad que es crucial para acabar con la pandemia, salvar vidas y acabar con el hundimiento económico. Si insultas a los científicos y los desacreditas por colaborar con tal o cual gobierno, si le lanzas porquería a la cara a la OMS, al final puedes ver cómo te cae en la tuya. Otra cuestión que merece cierto análisis es la sobreinformación a la que ha sido sometida la población en esta pandemia, unida a la infodemia de desinformación, y los efectos que esto ha producido en los individuos no especializados en ese campo concreto y que no tienen los mecanismos necesarios para procesarla debidamente. Estamos vacunados de la gripe, la viruela, la tuberculosis, el sarampión y hasta de cosas más exóticas y no tenemos ni repajolera idea de qué están hechas las vacunas, cómo han sido testadas y quién las experimentó. Lo mismo sucede con las decenas de medicamentos que ingerimos, unos más y otros menos, cada día. Mantenemos la confianza en que los que tuvieron que hacer su trabajo lo hicieron bien. Creemos en las instituciones y los controles que se han impuesto previos a que ningún producto farmacéutico llegue hasta nosotros. La confianza es imprescindible para vivir en sociedad. Cada día es una sucesión interminable de confianza implícita en el funcionamiento razonable de la sociedad. Por eso subimos a aviones, cruzamos carreteras, tomamos medicinas o compramos comida envasada. No sé si era necesario transmitir al mundo, a cada ciudadano en su casa, todo un proceso científico con sus divergencias de criterio, sus ensayos y errores, sus mecanismos de control, si no hemos sido capaces de transmitir con ello más credibilidad y confianza que temor o precaución. Tenemos también la cuestión de una sociedad acostumbrada a las certezas y a las opciones que ahora mismo se debate entre esperar a ver qué sucede con los demás y pensar en cuál de las opciones le merece más seguridad. ¿Tú te vas a poner la de Pfizer o la de Oxford? Si eres hipster, mejor la de Moderna… No, esto no va a ser un bazar ni una sucursal de Amazon. No va a haber posibilidad de elegir porque esto no es una campaña de consumo sino el mayor esfuerzo sanitario conjunto realizado jamás por la humanidad. El plan de vacunación hecho público por el Gobierno respeta en líneas generales las premisas recomendadas por Bruselas, con algún leve cambio. Según ese plan, muchos de los reticentes van a poder ver cómo entran los primeros entre los muros de agua cientos de miles de ancianos, de esos que nos sacaron también de la postguerra, y que orgullosos y aliviados correrán no sólo a protegerse sino a cumplir su misión como ciudadanos. Esa es otra. La vacunación no es una cuestión meramente individual, un acto de sálvese quien pueda, una consagración de un afán exclusivamente egoísta por preservarse, sino que es también un gran, enorme y hermoso acto conjunto de toda la humanidad para procurarse un bien conjunto. La confusión creada por la nefasta influencia neoliberal, sobre la preeminencia absoluta de los deseos individuales sobre cualquier otra consideración, no ha salido gratis. En los países orientales no son más tontos ni más obedientes ni más manipulables, simplemente siguen teniendo una mayor consciencia de su pertenencia a algo mucho más grande y más importante que su mero ser individual. No importa porque iremos en vanguardia, los ancianos, los sanitarios, los enfermos crónicos, los que quizá tuvieran derecho a hacerse más preguntas, iremos en vanguardia valiente, solidaria y colectiva para procurarnos un bien que será el de todos. La ciencia ha sido nuestra fortaleza y con un esfuerzo colectivo sobrehumano hemos conseguido lo que jamás hasta ahora habíamos hecho. Ahora vamos a completarlo, vamos a ser de nuevo una humanidad latiendo bajo el mismo empeño, alargando nuestros brazos para sentir una aguja que nos devuelva la posibilidad de abrazarnos. Estaremos en vanguardia y, estoy segura, los insolidarios, los egoístas y los cobardes nos seguirán. 
1 d
eldiario.es
La trama de Gürtel que se repartió 3,2 millones de la visita del Papa a València buscaba "enriquecerse ilícitamente de forma sistemática"
La sentencia de la Audiencia Nacional que condena a los cabecillas del millonario trapicheo que la red Gürtel obtuvo de la visita del Papa Benedicto XVI a València en 2006 cierra una de las principales derivadas del macrocaso sin una condena para el fallecido exconseller Juan Cotino, cuya muerte por coronavirus supuso la extinción de su responsabilidad penal. El fallo condena a 13 años y 7 meses de prisión al líder de la trama, Francisco Correa; a 15 años y 5 meses a su mano derecha Pablo Crespo; a 6 años y 9 meses a su colaborador Álvaro Pérez y al exdirector de Radio Televisión Valenciana (RTVV) Pedro García Gimeno, y a 11 años y 7 meses al vicepresidente de Teconsa José Luis Martínez Parra.La sentencia de la sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional establece, en su apartado de hechos probados, que la trama Gürtel tenía el objetivo de "enriquecerse ilícitamente de forma sistemática" con los fondos públicos obtenidos mediante adjudicaciones directas a las empresas de Correa o a otras empresas "previo pago de la correspondiente comisión". La organización tenía una rama valenciana que dirigía Álvaro Pérez El Bigotes, quien mantenía "relaciones" y tenía "acceso directo" a cargos públicos del Partido Popular valenciano, entonces en el gobierno autonómico bajo la batuta de Francisco Camps. Los verdaderos propietarios de la empresa Orange Market eran Francisco Correa y Pablo Crespo a través de sociedades mercantiles domiciliadas en Gran Bretaña y en la Isla de Nevis y San Cristóbal, en el archipiélago de las Antillas menores del Caribe. En una segunda etapa, se añadieron otros "reales accionistas" como José Ramón Blanco Balín y Álvaro Pérez. Con esta empresa, los empleados de Correa empezaron en 2004 a realizar actos para el PP valenciano, la America's Cup o la Cámara de Comercio.  En octubre del 2005, apenas un año después de su aterrizaje en València, la organización de Correa tenía "conocimiento previo" de la visita del Papa Benedicto XVI a la ciudad, con motivo de la celebración del V Encuentro Mundial de las Familias. Así, la trama inició "una serie de actuaciones" dirigidas a obtener "de modo ilícito" adjudicaciones para el evento internacional. Crespo y Correa mantuvieron "directa e indirectamente" contactos y reuniones con el fallecido exconseller Juan Cotino y otras personas vinculadas a la fundación para conseguir el pelotazo de la adjudicación de las pantallas y otros servicios relacionados con la retransmisión de la visita papal.  Crespo y Correa decidieron, "de común acuerdo" con el director de RTVV Pedro García, que el contrato lo licitara el ente público de la televisión autonómica. Los condenados "contaron con la aquiescencia de personas vinculadas a la Fundación", señala la sentencia. La fundación de la visita del Papa (constituida, entre otros, por el entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps, la exalcaldesa de València Rita Barberá y el arzobispo Agustín García Gascó) fue uno de los ejes principales de la trama y tenía dos comisionados: el entonces director del Instituto Valenciano de Finanzas, Enrique Pérez Boada, un político cercano a Cotino, y el secretario del arzobispo, Antonio Corbí. Las Generalitat Valenciana acabó asumiendo deudas de la fundación por un valor de 1,3 millones de euros. Las decisiones de peso sobre la visita del Papa se tomaron en el seno de un autodenominado "grupo de trabajo" (hubo 16 reuniones previas antes del primer encuentro del patronato de la Fundación) que la sentencia considera que es de "naturaleza irregular" y en las que se trataron asuntos relacionados con la contratación. Los condenados idearon un convenio de colaboración entre RTVV y la Fundación por el que se encargaba la cobertura internacional del evento, que ocasionó un "ilícito desembolso" de 7,4 millones de euros de la televisión autonómica y permitió el "enriquecimiento personal" de los miembros de la trama Gürtel. En la confección del convenio participaron el exdiorector económico financiero de RTVV Ricardo Calatayud y el exjefe del departamento técnico Luis Sabater (fallecido). RTVV adjudicó a dedo a la empresa Teconsa el contrato para las pantallas que retransmitieron el evento por un importe de 7,4 millones de euros, "muy superior al coste real de los trabajos necesarios para su ejecución". La adjudicación a Teconsa supuso un sobrecoste de 3,2 millones de euros. "El proceso de adjudicación fue simulado, por cuanto la adjudicación ya estaba determinada con anterioridad", concluye la sentencia de la Audiencia Nacional. Teconsa se gastó, según su propia contabilidad, 4,4 millones a pesar de que el coste efectivo era de 3,2 millones. "En realidad Teconsa actuó en todo este proceso única y exclusivamente como empresa pantalla, para ocultar el destinatario último de la mayor parte del dinero pagado por RTVV" a la trama", defiende la sentencia. El beneficio ilícito de 3,2 millones se repartió de la siguiente manera: 200.000 euros para Teconsa; 415.000 para el exdirector de RTVV Pedro García; medio millón para El Bigotes; 957.305 euros para Pablo Crespo (fondos que ingresó en la caja B de la organización corrupta); la mercantil Electronics Design SL 50.384 euros por librar facturas falsas, 230.000 euros se destinaron a una operación inmobiliaria de Correa, Crespo y Blanco Balín en La Nucia, un municipio valenciano gobernado por el PP; 249.000 euros para Blanco Balín por su participación en la operación inmobiliaria.El tribunal rechaza la petición del PSPV-PSOE, que ejercía la acusación popular, de incluir al fallecido Juan Cotino en los hechos probados (con el fallecimiento se extingue la responsabilidad penal). La confesión de Álvaro Pérez situó en todo momento a Cotino en el epicentro de las decisiones que se tomaron en la preparación de la visita del Papa. El Bigotes reconoció ante el tribunal que Francisco Camps, expresidente de la Generalitat Valenciana, le puso en contacto con Cotino. Otro acusado, el fallecido Luis Sabater, exjefe del departamento técnico de RTVV, también señaló a Cotino como la persona que en febrero del 2006 dijo que les había "tocado hacerse cargo de las pantallas".
1 d
eldiario.es
La otra carrera por la vacuna contra la COVID: los países ricos acaparan más de la mitad de las dosis compradas hasta ahora
La distribución equitativa de una eventual vacuna contra la COVID-19 ha sido una preocupación constante entre los expertos en salud pública global, organizaciones civiles y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo es desde antes, incluso, de que la carrera en varios laboratorios se adentrara en sus fases finales. Tan pronto como se apruebe el uso de una vacuna eficaz, un mundo desesperado por acabar con la pandemia se enfrentará a unos suministros limitados. En esta competencia, una catarata de voces han alertado contra el llamado "nacionalismo de vacunas" que busca priorizar a las propias poblaciones y puede dejar atrás a las partes más empobrecidas del planeta.Los datos dibujan un panorama aún muy alejado del propósito de garantizar un acceso equitativo para todos los países que han expresado muchos líderes mundiales. En la actualidad, los Estados ricos concentran más de la mitad de las dosis compradas hasta ahora a nivel mundial, según las cifras recopiladas por el Centro de Innovación en Salud Global de la Universidad Duke, en Carolina del Norte, en Estados Unidos. Sus investigadores han analizado la información disponible sobre los acuerdos y las negociaciones de los países y organizaciones multilaterales para adquirir dosis de manera anticipada, ávidos por reservarse el suministro incluso antes de que las vacunas estén en el mercado. Al igual que los ensayos clínicos se están desarrollando a una velocidad sin precedentes, también lo está siendo el número de compromisos de mercado anticipado, un contrato que suele usarse generalmente para incentivar a las empresas a que desarrollen un producto costoso garantizando cierta cantidad de compras por adelantado. Lo que temen los expertos de Duke, así como numerosos especialistas, es que la tendencia actual de que un puñado de países se asegure tantas dosis como puede para tener más posibilidades de cubrir a su población –hablan de compra "frenética"– acabe profundizando la desigualdad en el acceso y prolongando la pandemia. "Los datos indican que nos dirigimos a un escenario en el que los países de altos ingresos pueden vacunar a toda su población antes de que los países de bajos ingresos hayan cubierto los grupos de alta prioridad. Hemos escuchado mucho compromiso con la distribución equitativa de los países de altos ingresos, pero los datos muestran que todavía estamos lejos de eso", dice a elDiario.es Andrea Taylor, subdirectora del Centro de Innovación en Salud Global de Duke. A principios de esta semana, el director general de la OMS volvió a insistir en que la urgencia con la que se están desarrollando estas tecnologías "debe ir acompañada de la misma urgencia" por distribuirlas de manera equitativa. "Cada gobierno quiere, con razón, hacer todo lo posible para proteger a su pueblo. Ahora bien, existe el peligro de que las personas más pobres y vulnerables sean pisoteadas en una estampida por la obtención de la vacuna", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus. La jefa de la OMS en África, Matshidiso Moeti, ha reconocido que en estos momentos hay "una competencia muy fuerte a nivel mundial para reservar dosis", mientras desde los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) africanos temen que el continente se resienta a medida que las naciones más ricas compren suministros. Y aunque se han mostrado optimistas sobre los hallazgos en materias de vacunas en estas últimas semanas, inciden en algunos factores que pueden afectar a la distribución justa de cualquier vacuna contra la COVID-19, como el precio o las condiciones de almacenamiento.El análisis de la Universidad Duke refleja que, si bien es probable que se necesiten de tres a cuatro años para fabricar suficientes vacunas para cubrir la población mundial, casi 9.600 millones de dosis están ya reservadas antes incluso de que las candidatas sean aprobadas para su comercialización. En concreto, las compras confirmadas abarcan 6.800 millones de dosis, con otras 2.800 millones de dosis que están actualmente bajo negociación o reservadas como expansiones opcionales de acuerdos existentes, según los datos de Duke.Los acuerdos directos sellados por los países de ingresos altos –y algunos de ingresos medios– como Estados Unidos, Reino Unido, la Unión Europea o Japón dan como resultado "una porción más pequeña del pastel disponible" para una asignación mundial equitativa, señalan los investigadores, un patrón que da como resultado que la mayoría de las vacunas se destinen a países ricos y que haya menos dosis disponibles para los países de ingresos bajos y medianos o para los mecanismos cuyo objetivo es la equidad en el reparto, como el programa COVAX.El problema, explica Taylor, radica en que los límites de fabricación hacen que la demanda superará a la oferta "durante uno o dos años". En este contexto, "estos acuerdos directos están socavando la equidad al retirar las dosis del mercado, incluso antes de que se fabriquen".Según su nivel de riqueza, los Estados de ingresos altos han comprado el 53,7% de todas las dosis adquiridas hasta ahora en el mundo, 3.686 millones (confirmadas). Mientras, los países de ingresos medios altos cuentan con 706 millones de dosis y los países de ingresos medios bajos, con más de 1.700 millones de dosis. En el primer grupo se encuentra Brasil (196 millones), y en el segundo India (1.600 millones), dos naciones que cuentan con una gran infraestructura de fabricación de vacunas. En este sentido, los investigadores de Duke subrayan algunas diferencias. Entre los países ricos, aquellos con capacidad de desarrollo de vacunas fueron los primeros en asegurarse grandes compromisos por adelantado. Pero la mayoría de las naciones de ingresos altos han podido negociar compras invirtiendo grandes cantidades de fondos públicos en investigación y desarrollo de vacunas contra la COVID-19 y mediante su poder adquisitivo han alcanzado acuerdos a gran escala en varias vacunas candidatas.Después están los países de ingresos medios, que, con un poder adquisitivo limitado, están utilizando otras estrategias para ponerse al frente de la fila, y menciona los casos de India y Brasil, que han logrado negociar grandes compromisos para las principales candidatas a vacunas como parte de los acuerdos de fabricación. También está el caso de Perú, que aunque no tiene capacidad de fabricación o desarrollo de vacunas, sí puede albergar ensayos clínicos, lo que le ha permitido negociar acuerdos de compra. Al final de la cola están los países de bajos ingresos que carecen de capacidad de fabricación y pruebas clínicas, que "quedan fuera del proceso de negociación". No obstante, algunos de ellos están formando coaliciones para abordar esta brecha, como es el caso de la Unión Africana.Muchas naciones ricas están asegurándose por adelantado un número de dosis que supera (en ocasiones varias veces) a su población. Pero dado que ninguna de las candidatas está aprobada de momento, algunas de las que han adquirido pueden no tener éxito, por lo que los países que pueden permitírselo están comprando varias de ellas, con la esperanza de que varias superen el proceso regulatorio. Por el contrario, ninguno de los países de ingresos medios y medios bajos tiene suficiente para vacunar a toda su población. El siguiente gráfico muestra la proporción de población cubierta con las dosis compradas (los datos de Duke tienen en cuenta que algunas vacunas, como las de Moderna y Pfizer, requieren dos dosis) y la incidencia de casos de coronavirus por millón de habitantes.Por ejemplo, el ministerio de Sanidad de España calcula que, en total, a lo largo de 2021, llegarán las suficientes para inmunizar a 80 millones de personas. Esa cifra supera por 30 millones la población española, pero Sanidad ha explicado que una parte podría estar destinada a la reserva estratégica –puede que en años sucesivos haya que seguir administrando– o a la venta o donación a terceros países. "Desde la perspectiva de un país individual eso tiene sentido. También es cierto que la inversión masiva de las compras anticipadas ha permitido un aumento de la producción a una escala que no habíamos visto antes en esta fase temprana del proceso. Y eso ayudará a todos, incluyendo a los países en desarrollo", dice Taylor. El problema, continúa, es que cuando todos los países ricos se esfuerzan por estar totalmente cubiertos, "es a expensas de que otros países puedan cubrir a sus poblaciones de mayor riesgo". "Habría sido mejor, desde una perspectiva mundial, asegurarse de que todos los países tuvieran alguna vacuna antes de que cualquier país recibiera lotes".En la misma línea se ha manifestado Belén Tarrafeta, farmacéutica experta en gestión sanitaria, quien ha cuestionado en un hilo de Twitter que "la estrategia de la acaparación de vacunas 'por si acaso' sea una estrategia que vaya a favorecer a países en desarrollo". Habla de tres escenarios hipotéticos, desde el más optimista, en el que todas las vacunas compradas funcionan y la producción marcha sin problemas (en el que, a su juicio, podrían surgir problemas de coordinación o que no se respeten las preferencias de los países receptores), hasta el más pesimista en el que por "problemas de eficacia, seguridad, calidad o producción todo se retrasa" y las vacunas adecuadas no dan abasto para cubrir necesidades en la UE, por lo que "no hay reservas para donar, acaparamos producción a largo plazo y hay un impacto negativo en otros países".Cada vez que alguien expresa su temor por la distribución desigual de vacuna, una palabra aparece: COVAX. Las esperanzas para evitar tal escenario están depositadas en este mecanismo puesto en marcha por la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), la Alianza para la Vacunación (Gavi) y la OMS. Es el único esfuerzo que hay en estos momentos a nivel global para "garantizar que las personas en todos los rincones del mundo tengan acceso a las vacunas contra la COVID-19 una vez que estén disponibles, independientemente de su riqueza", indica Gavi en su web. Es uno de los tres pilares del llamado acelerador de acceso a herramientas COVID-19 (ACT), lanzado en abril por la OMS y la Comisión Europea.COVAX tiene como objetivo proporcionar 2.000 millones de dosis para finales de 2021 para proteger a las poblaciones de alto riesgo en todo el mundo. A largo plazo, el objetivo es proporcionar a los países financiados (los de más bajos ingresos) dosis suficientes para cubrir el 20% de su población, mientras que los países autofinanciados (los de más altos ingresos) pueden adquirir diferentes niveles de cobertura de población. En la actualidad, participan en él 187 naciones, con ausencias tan notables como la de EEUU o Rusia. Recientemente, tras los anuncios de algunos Estados (entre ellos España), se han recaudado de 2.000 millones de dólares para el sistema de financiación de COVAX para reservar dosis para los países más pobres, pero Gavi calcula que hacen falta al menos 5.000 millones más para finales del año que viene para garantizar la distribución equitativa. "Esto no es caridad, es la forma más rápida e inteligente de poner fin a la pandemia e impulsar la recuperación económica mundial", ha subrayado el director de la OMS.Según el análisis de Duke, ni un solo país de bajos ingresos ha llegado a un acuerdo directo con farmacéuticas para comprar vacunas, lo que apunta a que dependerán de COVAX para asegurarse las vacunas. De momento, COVAX ha anunciado acuerdos para aproximadamente 700 millones de dosis. 200 millones específicamente para naciones de bajos ingresos serán producidas por el Instituto Serum de India y ha firmado también un acuerdo con AstraZeneca, en el que la empresa farmacéutica –que anunció este lunes que su vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford tiene una eficacia del 70% de media– se compromete a suministrar al mecanismo 300 millones de dosis de la vacuna una vez aprobada.Una de las tendencias que inquietan a los expertos es que los países ricos están destinando fondos a COVAX pero no para adquirir dosis para sus poblaciones como estaba previsto, sino para financiar la compra para los países pobres. Y, al mismo tiempo, cierran acuerdos directos con grandes cantidades para cubrir sus propias poblaciones, lo que a su juicio socava los esfuerzos de COVAX y puede reducir el volumen disponible para un reparto equitativo. Mencionan concretamente los casos de Reino Unido, Canadá o la UE.A esta tensión se refiere Adrián Alonso Ruiz, investigador en políticas de innovación y acceso a medicamentos. "Plataformas como COVAX nunca se han visto antes, por la rapidez con la que se ha organizado, el nivel de financiación y la agilidad con la que se está desarrollando para intentar asegurar un acceso global. Para montar COVAX, los primeros que movieron ficha fueron la Comisión Europea y la UE. Pero a la vez, la UE es de los primeros que está firmando contratos bilaterales con la industria para acceder prioritariamente a la vacuna", dice a elDiario.es. "Nos enfrentamos a una especie de esquizofrenia, en la que por un lado queremos asegurar cierto nivel de acceso equitativo, pero a la vez nos cuesta mucho no utilizar los recursos que tenemos en los países occidentales, de poder económico y de contacto con la industria farmacéutica, porque casi todos son de titularidad europea, para asegurar las dosis primeras".La semana pasada, César Hernández, representante de España en el equipo negociador de compra anticipada de la vacuna de la UE, defendió en una entrevista con este medio el papel de la Unión a la hora de impulsar una respuesta solidaria y colaborativa y financiar COVAX. "Todo lo que se ha hecho desde la estrategia europea de vacunas contempla este aspecto de solidaridad, no es en absoluto una mirada de eso que se ha llamado 'nacionalismo de vacunas'. Por supuesto que se busca solucionar los problemas de nuestros ciudadanos, pero en las negociaciones se habla de dosis muy por encima de lo que eventualmente serían las necesidades de primera hornada de la ciudadanía europea. Todos los contratos tienen cláusulas que permiten la donación o reventa a terceros países y a organizaciones humanitarias. Todo eso está contemplado, en las negociaciones, y en las políticas de los países de UE. (...) No sería justo decir que Europa está intentando solo solucionar sus problemas, sino que hay un ejercicio de solidaridad internacional".Por otra parte, Alonso Ruiz considera que COVAX tiene "bastante potencial" a la hora de impulsar una respuesta colaborativa. "A nivel global, los esfuerzos multilaterales tienen que vencer a los comportamientos nacionalistas que, en general, no nos benefician como planeta. Los pilares están bien puestos", señala, aunque considera que se tiene que fortalecer la gobernanza –a la hora por ejemplo de incorporar a la sociedad civil– y transparencia. "¿Cómo se llegan a los acuerdos con la industria? ¿Cómo se deciden los precios? ¿Qué unidades se compran? Hay que incorporar más voces de la sociedad civil sobre cómo se tiene que distribuir una vacuna, a qué países va primero, para evitar problemas de opacidad".Paralelamente, hay naciones, encabezadas por India y Sudáfrica, que están peleando en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para lograr exenciones de propiedad intelectual que permitan que a todos los países no otorgar ni hacer cumplir las patentes y otras medidas en vacunas (así como otras herramientas contra el coronavirus) mientras dura la pandemia, lo que permitiría a los fabricantes comenzar a producirla sin temor a ser demandados o procesados. Organizaciones humanitarias como Médicos Sin Fronteras (MSF) están abogando por esta medida."Es una respuesta bastante lógica desde el punto de vista de unos países que están viendo cómo países con mayor poder económico o mayores contactos están haciendo compras adelantadas de un productos al cual tiene pinta de que no van a poder acceder. La idea es aumentar la capacidad de fabricación, en lugar de que sean unos productores más seleccionados, como el Instituto Serum de India. Varios laboratorios podrían producirlas a la vez", explica Alonso Ruiz.La propuesta volvió a debatirse el pasado viernes en la OMS en una reunión informal, pero los Estados están lejos de alcanzar un consenso, ya que las posiciones están muy distanciadas. Según han confirmado fuentes diplomáticas a este medio, los países ricos –y algunos miembros como Brasil– cerraron filas y se opusieron firmemente a la propuesta de exención, señalando que no hay indicios de que los derechos de propiedad intelectual (DPI) hayan constituido un verdadero obstáculo para el acceso a las tecnologías relacionadas con la COVID-19. Estados Unidos, la UE, Japón, Canadá y Suiza reconocieron que el suministro sostenido y continuo de esos medicamentos y tecnologías es una tarea difícil. Sin embargo, subrayaron que es mucho más probable que los sistemas sanitarios y de adquisición ineficientes y con financiación insuficiente, el aumento de la demanda y la falta de capacidad de fabricación impidan el acceso a esos materiales.Moderna es la única que se ha comprometido a no cobrar por patentes. Por su parte, AstraZeneca se ha comprometido públicamente a vender su vacuna a precio de coste a perpetuidad a los países en desarrollo. Médicos Sin Fronteras pide un paso más a la compañía: que "abra sus registros y libros de contabilidad y comparta de manera transparente todos los costes de I+D, ensayos clínicos y fabricación, y haga públicas todas las licencias y acuerdos alcanzados".
1 d
eldiario.es
Un mes de confinamiento sin bajar los contagios en Guzmán el Bueno: "No hay controles y la gente hace lo que quiere"
"¿Por qué no bajan los contagios? ¿Qué estamos haciendo mal?" Es la pregunta que más se repite entre los de 21.366 vecinos de la zona de salud de Guzmán el Bueno, que permanecen confinados desde hace justo un mes y que ven como cada semana el boletín de datos que publica la Comunidad de Madrid refleja que la incidencia del coronavirus no disminuye en su barrio, mientras cae en el resto.Las elucubraciones son tantas como personas a las que se pregunte en esta zona de Madrid, que abarca el sur de los barrios de Arapiles y Gaztambide, una parte de Conde Duque y otra de Princesa–Argüelles. En lo que coinciden casi todos es que la falta de controles policiales no ayuda a hacer cumplir la norma: apenas se han visto desde que el 26 de octubre se decretara el confinamiento y nadie de los consultados tienen constancia de que se haya multado a ninguna persona por saltarse el cierre perimetral."Yo ni me había enterado. Porque me lo dijo el otro día mi hija, pero yo ando por el barrio y no veo guardias, ni nadie que me avise", explica Salvador –84 años– mientras descansa sentado en el parque José Luis Sampedro. Él vive en la parte confinada de Vallehermoso y confiesa que no pone mucho "ni la tele ni la radio". Enterarse tampoco habría cambiado su rutina diaria, que consiste en paseos por su barrio con mascarilla y tomar las precauciones habituales. En verano cogía el autobús hasta Vicálcaro para ver a su familia: "Ahora casi no viaja gente en buses que antes iban llenos", dice con pena mientras cuenta que ha perdido varias personas cercanas –un sobrino, una vecina– durante la pandemia.En el parque donde está sentado Salvador precintaron hace un mes la zona infantil y el circuito de bicicletas y patinetes: Díaz Ayuso decretó el cierre de parques infantiles en las zonas perimetradas para disminuir los contactos, pero a día de hoy nadie parece cumplirlo. Ls cintas de la Policía Municipal se retiraron hace tiempo y todas las tardes de esta semana se ha llenado de niños en los columpios y en las rampas de la pista."Yo creo que mucha gente ni sabe los límites de la zona confinadas, hay más ignorancia que una intención real de saltarse las reglas", opina Javier, un vecino de Galileo de la parte no confinada. "Una amiga que vive dentro del área está haciendo el confinamiento a rajatabla y llevo sin verla un mes", añade Pilar, su pareja.En Guzmán el Bueno las cosas empezaron a ponerse feas el mes de agosto: después de detectarse enfermos contados durante la desescalada, algo empezó a disparar la tasa: primero a 270 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, luego a 430... y llegó a 556 a mediados de octubre. En ese momento la Comunidad de Madrid decidió confinar la zona de salud.La Consejería de Sanidad practicó pruebas masivas a algunos de los confinados hace diez días: eran citados por SMS para que acudieran al centro de mayores de Blasco de Garay. Allí les practicaban test de antígenos, un tipo de cribado con grandes resultados para enfermos con síntomas, pero poco eficaz para detectar asintomáticos, según sus especificaciones técnicas.Durante las semanas de confinamiento, muchos vecinos se han dirigido al periódico Somos Chamberí para explicar que estaban cumpliendo las normas que les habían dictado desde la Comunidad de Madrid (salir solo por motivos laborales, de estudios o de urgencia) pero que veían a muchos otros no hacerlo. Las fiestas en pisos de universitarios –el barrio está muy cerca de la Complutense, del CEU y del ICADE– es la práctica anticonfinamiento más recurrente. "De verdad que me siento imbécil viendo cómo la gente va de un lado a otro y aquí no pasa nada. Se siente una la más idiota de todo el distrito, la verdad", comentaba Katarina, vecina de la zona aledaña al cierre, hace unos días.¿Son los pisos universitarios el foco de los brotes? Es difícil aventurarlo. Tampoco sabemos qué pasa en las residencias universitarias. Los únicos datos oficiales existentes son los de los colegios mayores, que hacen recuento de sus positivos cada semana. En septiembre hubo muchos, pero en las últimas cuatro semanas se han ido reduciendo y en el último recuento solo han contabilizado 12 casos, 11 de ellos en la zona de Valdezarza, fuera de Guzmán el Bueno. "Seguimos un protocolo muy estricto y cuando detectamos un caso, normalmente asintomático, hacemos rastreo de todos sus contactos porque somos los primeros interesados en que el virus no se propague entre los colegiales", explican a Somos Chamberí fuentes del Consejo de Colegios Mayores Universitarios.Los universitarios se defienden: "Nosotros no salimos casi del barrio", explica un grupo de cinco estudiantes reunidos en una terraza de la plaza Conde Valle de Suchil. Ellos acuden a clase al ICADE y compran en los supermercados cercanos. "No es muy práctico lo de confinar una calle sí y otra no", critican mientras apuntan a este periódico que "la gente no está informada, a veces no se entera ni la policía de los cambios". Ellos no conocen a nadie que haya dado positivo por Covid–19 en su entorno durante las semanas de cierre perimetral. "Sí que hubo más en septiembre, pero en la facultad apenas ha habido casos".Las terrazas son uno de los puntos que siguen atrayendo a clientes en el barrio y salvando el cuello a los hosteleros que se han quedado confinados. "El menú del día se está dando fatal, antes del confinamiento venían grupos del trabajo a comer o a tomar un café pero ahora apenas llegan reservas", lamenta Roselda, del restaurante El Trato, situado en la acera perimetrada de Fernando el Católico. La parte mala es la pérdida del cliente de oficina, la buena es que les ha aumentado el consumo de vecinos de su barrio: "Muchos nos han dicho: como no podemos salir, venimos a consumir aquí. Algunos repiten a lo largo de la semana como forma de apoyo al comercio local. Son capaces de venir viernes, sábado y domingo", valora."Tener Majadahonda cerrado entero sí que puede funcionar, pero clausurar así un barrio de Madrid... la gente no se lo toma en serio", opina un joven del barrio. Además, dentro de la zona confinada se ubican espacios que atraen a mucha gente de fuera, como dos centros El Corte Inglés (el de Arapiles y el de Princesa), el Teatro Galileo o la Casa de México. Esta última celebró el tradicional Día de los Muertos con decenas de personas haciendo cola para observar su famoso altar, pese a que estaba prohibido acudir si no eras residente en la zona."No hay controles y la gente hace lo que quiere", se queja una vecina en conversación telefónica con Somos Chamberí. "Si se confina una zona hay que asegurarse de que se cumple, porque el que es responsable lo va a cumplir pero el que no, le va a dar igual si no le obligan", lamenta. "Los que vivimos aquí tenemos que tener la sensación de que este sacrificio sirve para algo", añade.
1 d
eldiario.es