Herramientas
Change country:
eldiario.es - Catalunya
eldiario.es - Catalunya
Cuatro consejos de experto para comprar online con seguridad en Black Friday
Hace pocos días Smart Protection, una empresa participada por Telefónica que lucha contra la piratería publicó los resultados de un estudio que revela que un 88,95% de los encuestados asegura que comprará algún producto electrónico durante el Black Friday y el Ciber Monday. Pero más preocupante es que, según el estudio, el 37% de los consumidores en España no es capaz de distinguir un producto electrónico (ordenadores, smartphones, tablets, auriculares…) original de una falsificación a la hora de comprarlo a través de internet. En consecuencia, el 65,2% de los consumidores admite haber recibido una falsificación de un producto original electrónico que compró en internet. Estos datos son una muestra más de los peligros que existen en la compra digital y electrónica si no se actúa con un mínimo de consecuencia y sentido común. Ahora que nos encontramos en pleno Black Friday es probable que muchos de nosotros nos hallemos inmersos en pleno proceso de compra de algún producto, electrónico o no, a través de internet. Y en este sentido, más allá de posibles gatos por liebre, a los expertos preocupa sobre todo la poca conciencia que tenemos sobre la vulnerabilidad de los sistemas que protegen nuestros datos. Según el Informe Ciberamenazas y Tendencias 2020 del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones (ONTSI), el 28% de los españoles ha sufrido algún incidente de seguridad durante el último año. Por este motivo hemos preguntado al experto en seguridad y profesor del centro universitario digital U-Tad Eduardo Arriols, para que nos ofrezca algunos consejos de compra segura. Arriols nos ha dado cinco pautas básicas que explicamos a continuación: "Debemos asegurarnos antes de iniciar la compra de que la página tenga las mínimas garantías de seguridad, como son pasarelas de pago que permitan pagar digitalmente, y mucho mejor si posee pago por PayPal, porque nos garantiza que la gestión de nuestros datos financieros no corre por cuenta del comercio sino de PayPal, que tiene los más sofisticados sistemas de protección de datos", explica Arriols. "Las redes wifi públicas o de comercios -la típica sería la de un Strabucks- hay que evitarlas siempre para no caer en ataques de tipo man in the middle, en los que el hacker se coloca entre la red y nosotros y copia nuestros datos", dice el experto, que añade: "Si no tenemos otro remedio, deberemos usar una red virtual VPN. Y si tenemos tarifa plana de datos 4G, los usaremos siempre, porque es un sistema altamente protegido contra intrusiones; siempre es la mejor alternativa". Pero si la cobertura fuese 3G, la cosa cambia, ya que en este protocolo el nivel de protección es mucho más bajo. En días como hoy el phising con la excusa de ofertas muy llamativas campa a sus anchas; ya sea por SMS o en el mail, no debe extrañarnos recibirlas de comercios en apariencia solventes en los que hemos comprado más de una vez. Por lo tanto Arriols insiste: "Mucho cuidado porque pueden ser sitios web falsos que emulan a los verdaderos com el fin de que les demos nuestros datos".Aconseja que no nos fiemos de esas ofertas por correo o por SMS: "si nos dan una url no debemos clicar en ella, mejor buscar la web de la empresa en el navegador y comprobar si la oferta es cierta". Y sobre todo que no debemos descargarnos absolutamente nada, pues seguramente nos colocarán software espía. La vulnerabilidad de nuestras contraseñas es muchísimo más alta de lo que imaginamos; ya no hablamos de tener una contraseña predecible, que un chiberdelincuente pueda descubrir manejando un par de datos sobre nosotros; tampoco de usar en todos sitios la misma contraseña, con lo cual conociendo la de un servicio, los hackers pueden entrar en el resto; sino de "la gran cantidad de filtraciones de datos de usuarios que se siguen produciendo en empresas, y de las que a veces no tenemos noticia". "Basta en introducir nuestra cuenta de correo en sitios web como Have I been pwned? para comprobar cuantas filtraciones de datos hemos sufrido; o si queremos asustarnos más, en esta dirección de TOR podemos comprobar que contraseñas nuestras y que creíamos inexpugnables, son de uso público por ciberdelincuentes", revala el profesor de la U-Tad. En consecuencia el consejo de Arriols es "que hoy actualices todas tus contraseñas si vas a comprar en uno o varios los diversos market places que hay en la red". Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
5 h
eldiario.es
Gioconda Belli: "El 70% de los lectores son mujeres, pero la crítica sigue siendo masculina y es bien dura con las escritoras"
El centro social y cultural La Casa Encendida de Madrid acogió, del 25 de febrero hasta el 19 de noviembre, el ciclo Mujeres contra la impunidad 2020, en el que participaron diferentes voces femeninas internacionales. Entre ellas estuvo la escritora y activista Gioconda Belli (Nicaragua, 1948), en un coloquio titulado Cuerpo, voz y arte ante los regímenes dictatoriales moderado por Adilia de las Mercedes, directora de la Asociación de Mujeres de Guatemala AMG. Durante su intervención denunció con detalle la opresión, los recortes de derechos y las políticas antidemocráticas que, según su testimonio, está llevando a cabo el gobierno del presidente Daniel Ortega, en el poder desde inicios de 20017 (por segunda vez, su primer mandato fue desde 1979 hasta 1990) y su vicepresidenta Rosario Murillo, que también es su esposa. La trayectoria de Belli está estrechamente ligada a la política nicaragüense. A la par, fue desarrollando una exitosa carrera literaria –publicó su primer libro de poesía Sobre la grama en 1972– con novelas, poemarios y cuentos infantiles, que la ha llevado a obtener numerosos premios internacionales como el Biblioteca Breve de Seix Barral, el Mario Vargas Llosa de novela y el Jaime Gil de Biedma de poesía, el más reciente. Además, forma parte de la Real Academia de la Lengua de Nicaragua y es Caballero de las Artes y las Letras de Francia.Su país vive ahora mismo una situación dramática tras los dos huracanes y la crisis sanitaria de la Covid-19. Con un gobierno autoritario, como dice, que prohíbe cualquier solidaridad que no venga del Estado y miente sobre las cifras de enfermos ¿Cómo se va a poder recuperar la población de estos golpes? A menudo tengo la sensación de vivir en el país de Sísifo. Y con frecuencia me pregunto también, como dije en un poema: "¿Cuántos tiranos alcanzan en una vida?'. Afortunadamente, la historia demuestra que las tiranías pasan. No hay duda de que Nicaragua ha sido un país castigado numerosas veces. Sólo en mi vida yo viví un terremoto desolador, dos dictaduras, varios huracanes, volcanes que entran en actividad y el fuego ardiente de una política destructiva. No sé dónde poner este país de mi alma para que nadie más me lo golpee. Pero la historia es larga y aquí estará Nicaragua y yo opto por confiar que el espíritu y la resiliencia de sus habitantes lo sacarán adelante cuantas veces sea necesario.La oposición al gobierno actual está trabajando para poder tener unas elecciones libres (en noviembre de 2021). Si ganase ¿Cuál es el plan trazado para Nicaragua? ¿Cómo sería una Nicaragua democrática post-Ortega y Murillo?Pienso que habría un período de transición largo. Tendremos que depurar la policía, las fuerzas armadas, desarmar a los paramilitares, construir una estructura productiva. Ortega recibió 500 mil millones de dólares durante nueve años por parte de Venezuela, pero ese dinero no pasó por el presupuesto nacional, no se usó para desarrollar la estructura productiva. Seguimos siendo el segundo país más pobre de América Latina. Mencionó a Pablo Iglesias en su conferencia y le identificó como una figura 'progre' dentro de Unidas Podemos, más sensible a la situación de Nicaragua, pero señaló a la sección comunista del partido que no quiere reconocer esa realidad política ¿La izquierda europea tiene una visión demasiado romántica de lo que ocurrió con las revoluciones de izquierdas del siglo XX en Latinoamérica?Sí. La izquierda se comporta a menudo como una religión con sus devociones y sus santos. No quiere ver que alguien como Ortega vive de apropiarse de una gesta en la que él jugó un papel menor. Fueron otros los que pusieron los muertos y el esfuerzo épico que derrotó a Somoza y luego a la Contra. Él usufructúa un pasado que ha traicionado con posiciones anti-pueblo, totalitarias, manipulando la religión y los valores más conservadores de la población.Uno pensaría que, a estas alturas la izquierda habría hecho una autocrítica y optado por la libertad y los derechos humanos. Pero por falta de imaginación para reinventarse y no repetir los mismos errores, vive aferrada a una idea de sí misma que ya no es válida. Para mí hay que buscar la síntesis de lo mejor de cada sistema, pero las viejas izquierdas se han quedado sin imaginación y vuelven a los viejos conceptos. Yo he encontrado mucha apertura y solidaridad en Pablo Iglesias. Podemos expresó su rechazo a la política de Ortega en 2018, pero en lo que era Izquierda Unida quedan varios que no quieren quitarse la venda de los ojos y siguen defendiendo lo indefendible. En su novela El país de las mujeres (2010), las mujeres toman el mando y se 'feminiza' la política. ¿Cómo sería esa política feminizada?Hay una cosa muy concreta en el libro, que es cómo se cambia la organización laboral, porque en parte el gran problema es la distribución del trabajo. Para mí, habría que crear otra en la que puedan subsistir los dos espacios, el privado y el público. Resultaría una gran diferencia si cuando las mujeres trabajan y se quedan embarazadas no tuvieran que tomar esa decisión desgarradora entre quedarse trabajando o cuidar a los hijos. Con un Estado que ayudase a las familias que tienen hijos con guarderías muy bien organizadas y salas de maternidad en las oficinas. Es un poco utópico, pero si nosotras fuéramos las que estuviéramos al frente, lo hubiéramos hecho. Como decía Hillary Clinton, creo que es un dicho africano: toma un pueblo para criar un niño. Cómo es posible que esa atención a los niños, al futuro de nuestras generaciones esté en el último grado de importancia. La mujer sigue cargando con esto y eso impide que el 52% de la población del mundo pueda dar su potencial completo al desarrollo de la humanidad. Y luego hay otra premisa que es que las mujeres no debemos masculinizarnos para ejercer el poder como se nos exige actualmente. Por ejemplo, veo que Jacinda Arden, que es una maravilla, realmente lo está intentado. Eso para mí es feminizar la política: ponerle atención no al producto interno bruto, sino que el foco sea el ser humano. Tiene una obra literaria prolífica y ha recibido numerosos premios y reconocimientos. Sin embargo, el mundo editorial forma parte del sistema patriarcal. ¿Fue muy difícil triunfar en la literatura siendo mujer?Yo tuve dos ventajas. En primer lugar, empecé a escribir en medio de una revolución que estaba en el foco de atención. Eso me propulsó, digamos, a ser llamativa. Por otro lado, como empecé a escribir poesía erótica, a hablar del cuerpo de la mujer, a celebrar sin ningún recato lo que era ser mujer, también me dio un nivel importante de atención pública. Pero estaba muy fijada en eso. A mi todavía me califican como 'poeta erótica' cuando estamos en el siglo XXI y yo empecé a escribir poesía en los 70. Ese tipo de etiquetas se ponen para convertirte en un producto de mercado, en cierta manera. Y claro que siento que hay una discriminación. Se está superando poco a poco, pero cuando empezó un boom de mujeres latinoamericanas y españolas que escribíamos se decía que hacíamos literatura 'light'. Poco a poco creo que esto está cambiando pero también porque nosotras estamos dando voz a un espacio que estaba considerado privado o que pertenecía al género del romance. El hombre puede hablar de lo que quiera y a nadie se le ocurriría decir por qué estás haciendo una novela de amor. Pero si una mujer hace una novela de amor cae dentro de ese estereotipo de la novela romántica.También me llamó mucho la atención que cuando publiqué mi última novela Las fiebres de la memoria (Seix Barral, 2018), donde hablo en primera persona masculina, cada vez que me entrevistaban me preguntaban: ¿por qué lo escribiste en primera persona masculina? Los hombres utilizan la primera persona femenina cuando les da la gana y nadie les pregunta: Guillermo Arriaga, Carpentier, Henry James...Y lo de la crítica es bien paradójico. El 70% de los lectores son mujeres y además son extremadamente buenas lectoras de escritoras. Pero la crítica sigue siendo masculina y es bien dura con las mujeres aunque esté mejorando. ¿Cuál será su próximo trabajo?Tengo que reconocer que estoy sufriendo por la pandemia, la situación política del país, los dos huracanes. No sé, me ha afectado muchísimo mi concentración. Estaba leyendo como cinco novelas empezadas, las cojo y las dejo. He podido ordenar un libro de poemas que ganó el premio Jaime Gil de Biedma, lo que me hizo muy feliz. He escrito cosas pero realmente no he logrado sentirme contenta con lo que estoy escribiendo por el momento. Tengo varias ideas, pero lo que hago cuando empiezo una novela es escribir 50 páginas. Y si al llegar a las 50 no me ha capturado, sé que no va a capturar al lector. Ayer estaba revisando precisamente cuántas he empezado. Una de mis obsesiones ahorita es escribir sobre la desilusión. Qué pasa cuando has dado tu vida por una revolución y te encuentras con esta manipulación política, viviendo en otra dictadura. Es muy duro y me está costando mucho encontrar el cómo lo formo.
5 h
eldiario.es
Un drama migratorio, un thriller español y un falso rodaje: las películas del fin de semana
Un potente drama sobre los problemas actuales de la sociedad mexicana, un tenso thriller español hecho con pocos recursos pero muchísima inventiva y un rodaje sobre una película que no existe, pero debería. Hablamos de Sin señas particulares, estupendo debut en el largometraje de la directora y guionista mexicana Fernanda Valadez. También de Amigo, una película de Óscar Martín con las actuaciones estelares de Javier Botet y David Pareja, y de Lux Æterna, nuevo mediometraje del polémico Gaspar Noé con dos grandes del cine galo: Béatrice Dalle y Charlotte Gainsbourg.Fernanda Valadez (2020)El hijo de Magdalena abandonó su pequeño pueblo natal para cruzar la frontera hacia Estados Unidos. No ha tenido ninguna noticia de él desde hace meses y las autoridades migratorias mexicanas le exigen que firme unos papeles en los que reconoce su defunción. Ella se niega, porque firmar es tanto como darlo por muerto o, peor, matarle. Entonces empieza un viaje por todo México siguiendo los pasos de su hijo, para averigüar si sigue vivo.El pulso de este drama social, con la cuestión migratoria siempre de fondo, asume con presteza su mayor virtud: la rotundidad de unas imágenes que perturban con una fuerza del todo inesperada. Como si el Denis Villeneuve de Incendies se encontrase con el Cuarón de Hijos de los hombres en el México que reconocemos en el telediario. Que este sea el primer largometraje de Fernanda Valadez y que fuese Premio del Público en el Festival de Sundance y Premio Horizontes a la Mejor película latinoamericana en el pasado festival de San Sebastián, solo auguran un futuro brillante para esta realizadora y guionista mexicana. Óscar Martín (2019).Las amistades hay que cuidarlas. Así, cuando estemos en el peor momento y no tengamos a nadie que cuide de nosotros, esas amistades estarán ahí. Aunque la mayoría de veces sea por obligación moral. Es lo que debe pensar David cuando decide hacerse cargo de su amigo de la infancia Javi, que sufre diversos males tras un accidente. Lo que ocurre es que pronto empiezan a saltar las chispas entre los dos, y lo que fue un acto de amor casi fraternal se convierte en una pesadilla para ambos. Entre la tensión latente en el detalle del cine más calculador de Haneke, y el juego con el terror cotidiano que tan bien manejó Chicho Ibáñez Serrador, esta pequeña película de Óscar Martín demuestra sobradas virtudes como particular thriller. Especialmente en un guion que no tiene miedo a coquetear con la comedia negra y que, precisamente, coescribieron el realizador y los dos actores principales: unos fantásticos Javier Botet y David Pareja.Gaspar Noé (2019)Si la semana pasada se estrenaba la historia del rodaje de Ciudadano Kane, esta semana destaca en la cartelera la historia de otro rodaje: el de una película que no existe pero ojalá lo hiciese. Hablamos de Lux Æterna, que narra la historia de la primera película dirigida por la actriz francesa Beatrice Dalle. La que fuese uno de los rostros más célebres de terror galo decide ponerse tras las cámaras y contar con su compañera, Charlotte Gainsbourg, para el papel protagonista. Gainsbourg deberá interpretar a una bruja a punto de ser quemada en la hoguera. Pero las cosas, durante el rodaje, se les irán de las manos a ambas. De existir, la película de Beatrice Dalle sería fascinante. Pero lo que existe en realidad es el último proyecto de Gaspar Noé, un mediometraje de 50 minutos que aprovecha el envoltorio de 'cine dentro de cine' para explorar las tensiones que se generan en muchos rodajes, y el deje tiránico y profundamente retrógrado que desarrollan muchos realizadores, como él, en el set. Una reflexión sobre si el cine puede y debe hacerse de otra forma, al tiempo que una excusa para dar rienda suelta a la vena más estroboscópica de su obra. Una película de peripecias formales y mucho lenguaje metarreferencial cinéfilo no apta para personas fotosensibles.
5 h
eldiario.es
Estos son los beneficios de cenar a la hora de los ingleses
Cuando se trata de comer, en España solemos ir un poco tarde: comemos sobre las tres, cenamos a partir de las nueve de la noche y nos acostamos no más pronto de las once (nuestro prime time televisivo es de diez de la noche a una de la madrugada, lo que retrasa nuestra hora de ir a dormir porque la televisión está muy ligada a nuestros hábitos de sueño). Demasiado tarde todo si se tienen en cuenta algunas de las últimas investigaciones sobre los efectos de los horarios de las comidas y la salud. Nuestro cuerpo tiene ritmos circadianos que afectan a nuestra digestión, al metabolismo y al sistema hormonal. Por tanto, no es exagerado pensar que el horario de las comidas puede afectar la respuesta del organismo a la comida. Porque, si retrasamos la hora de la cena, también lo hacemos con la hora de ir a dormir.La forma en la que elegimos el momento para comer podría tener un importante impacto en la pérdida de peso. "Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un pobre" es una expresión que habla directamente de la relación entre lo que se conoce como cronobiología y cómo debemos comer. En función de la hora del día, las hormonas metabolizan mejor ciertos nutrientes, algo a tener en cuenta cuando se trata de mantener un peso adecuado. Sí, algunas investigaciones revelan que cenar mientras todavía hay luz solar (algo muy difícil en esta época del año), ofrece claros beneficios. La hora en la que comemos puede que importe tanto o igual que las calorías que ingerimos, por tanto, puede jugar un papel importante en el aumento de peso. Lo demuestra una investigación publicada en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism de la Endocrine Society, según la cual cenar tarde se asocia con un aumento de peso y niveles altos de azúcar en sangre.Según esta investigación, los niveles de azúcar en sangre son un 20% más altos y la cantidad de grasa que se quema es un 10% más baja cuando se cena tarde (sobre las 10 de la noche), en comparación con las personas que cenan antes (sobre las 7 de la tarde).Hasta ahora las investigaciones sobre alimentación y cáncer se han centrado en los patrones de la dieta (si se consume carne roja, fruta o verdura, etc.), pero no se ha prestado atención a otros factores relacionados con las horas de ingesta y las actividades que se hacen antes y después.En una investigación realizada por expertos del Instituto de Salud Global de Barcelona y publicada en la Revista Internacional de Cáncer, los investigadores han descubierto que las personas que cenan antes de las nueve de la noche, o las que esperan al menos dos horas entre comer y dormir, tienen un 20% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de mama o próstata.A pesar de que los responsables del estudio admiten que son necesarios más estudios que permitan determinar el porqué de esta relación, lo que sí tienen claro es que todo apunta a que la hora de ir a dormir afecta a la capacidad de metabolizar la comida. La alimentación y el sueño están directamente relacionados porque los ingredientes son necesarios para sintetizar los distintos neurotransmisores que intervienen en la vigilia y el sueño. La Sociedad Española del Sueño (SES) recomienda, para tener un buen sueño:Early bird dinner ("cena para madrugadores") es un término que hace referencia a una tendencia gastronómica en la que los restaurantes ofrecen a sus clientes la opción de realizar una cena antes de la hora tradicional. Acciones como esta podrían convertirse en una opción más sana de ir a comer de restaurante.Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
eldiario.es
Entrevista a Micaela de la Maza, autora de las guías 'Madrid con perro' y 'Barcelona con perro'
Los queremos y vivimos rodeados de ellos: en España, un total de 6.733.000 perros y perras comparten casa, cama y vida con nosotros, según la patronal europea de los alimentos para animales, Fediaf. Nuestros camaradas perrunos están por todos lados, en uno de cada cuatro hogares europeos. Pero su bienestar completo depende mucho de dónde vivamos. "En algunas ciudades la vida con can es más fácil que en otras", afirma Micaela de la Maza, creadora de SrPerro y autora de Madrid con perro y Barcelona con perro (2020), dos libros prácticos que recogen, cada uno, 100 bares y restaurantes dog friendly donde tu amigo peludo será tan bien recibido como tú. Ambos son fruto de nueve años de patearse los barrios de estas ciudades en compañía, primero de su sombra perruna, Colega, y, ahora, de la muy adorable y simpática Tía. No es extraño que cada vez más personas se tomen muy en serio las necesidades de sus amigos peludos; y que estos incluso determinen a qué restaurantes ir (cuando las restricciones lo permiten) o dónde salir de terraceo. "El cartelito de 'prohibido perros' me pone de muy mal humor, por decirlo finamente", apunta De la Maza. Si le preguntáramos a Tía, o a otro perro urbanita, ¿en qué ciudad española querría vivir? Diría que en Madrid ella está muy a gusto por la cantidad de grandes parques donde puede olisquear a su aire, encontrar piñas-pelota o jugar con sus congéneres. Además, la mayoría de espacios verdes tiene un horario muy razonable durante el cual los canes pueden ir sueltos. También le gustan las ciudades con playas caninas o donde -al menos, fuera de la temporada de baño-, los perros pueden estar en la playa, como Barcelona, Gijón, Donostia y A Coruña. ¿Y en qué ciudad no querría, para nada, vivir? En cualquiera donde los perros solo puedan estar sueltos en los pipicanes -espacios vallados, con frecuencia demasiado pequeños y concurridos-, donde no pudiera correr y jugar, al menos, un rato al día. Por la misma razón, tampoco querría vivir en ciudades cuyas restricciones convierten los paseos con perro en una experiencia francamente poco agradable. Tal será el caso de Huesca, si finalmente entra en vigor su normativa, en 2021. Tampoco en localidades cuyas ordenanzas no permiten expresamente el acceso de los canes a bares y restaurantes; o que tratan a los perros casi como si fueran herramientas de trabajo, que las hay.En estos últimos años, ¿crees que España practica una cultura más amable con sus perros? Sí, cada vez hay más conciencia sobre la importancia del bienestar animal, más gente que considera que su can es parte de la familia. Pero, a la vez, sigue habiendo unas tasas de abandono espantosas y casos de maltrato animal que ponen los pelos de punta. Hemos avanzado, pero queda mucho por hacer: cambiar las leyes cuanto antes, para castigar realmente el maltrato animal, y apostar por la educación. Todo ello contribuirá a que, algún día, se pueda decir que España es un país que trata bien a sus perros, y a los animales en general. Puesto que muchos queremos a nuestros amigos peludos, no es extraño que nos tomemos muy en serio sus necesidades…¡Ojalá todos los dueños de canes se tomaran en serio sus necesidades! Aunque suene obvio, se trata justamente de entender lo que un perro necesita: no estar solo todo el día, socializar e interactuar con sus congéneres, dar paseos tranquilos, sin prisas ni tirones de correa, olfatear, sentirse querido. Para quienes viven con perro, ¿cree que este determina los restaurantes a los que ir o donde tomar una caña? Tener perro es una responsabilidad que se convierte en un absoluto placer cuando realmente estableces un vínculo sólido con ese animal. Entonces, lo normal es querer disfrutar de tus ratos de ocio en su compañía. Así que es fácil que elijas ir solamente a sitios donde tu can es igual de bienvenido que tú. A mí me pasa, y sé que no soy la única: prefiero ir a restaurantes que son simpáticos con los perros. El cartelito ese de 'prohibido perros' me pone de muy mal humor, por decirlo finamente.En su opinión, ¿convertirse al 'dog friendly' o ser 'amigos de los perros' es un nicho para los negocios? Totalmente. El ocio y el turismo con perro tienen el potencial de ser un imán económico. Hay muchísimas personas que eligen el destino en función de la cantidad de cosas que pueden hacer junto a su can. Espero que más ayuntamientos entiendan y fomenten esto, porque a la mayoría aún les cuesta. Les encanta colgarse la medalla pet friendly de cara a la prensa; pero, en cuanto rascas un poco, con frecuencia es una etiqueta superficial. Los libros de SrPerro se han convertido en un referente para el perro urbanita. Si hay algo que los hace únicos, es que toda la información ha sido contrastada de primera mano (y pata), por ti y, en este caso, por Tía. Son fruto del trabajo de más de nueve años pateando Madrid y Barcelona, visitando locales, charlando con gente, preguntando a otros dueños de canes. Primero junto a mi sombra, Colega, el can que inspiró el proyecto de SrPerro y que siempre será mi gran amor perruno, y ahora con la imparable y ladradora Tía. ¿Nos han enseñado algo los perros durante la pandemia?¡Que si fuéramos un poco más perros nos iría mucho mejor! Los canes se adaptan a casi todo. Son flexibles. Viven en el presente. Y aunque el presente sea una mierda, ellos siguen dispuestos a disfrutar y regalarnos su cariño.¿Cree que los perros hacen este tiempo de incertidumbre más amable? Los perros tienen la extraña capacidad de hacer las ciudades más humanas y amables. Logran que muchas personas estén menos solas, algo que en estos momentos es aún más importante. ¡Y ver a un perro jugar es el mejor anti-estrés del universo! Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
1 d
eldiario.es
Pedro Sánchez descubre el Mediterráneo
Pedro Sánchez alcanzó la presidencia del Gobierno no mediante unas elecciones generales, sino mediante una moción de censura. En contra de lo que la derecha ha venido sosteniendo de manera ininterrumpida desde entonces, tan legítimo es conseguirlo por una vía como por la otra. Ambas están previstas en la Constitución. Es verdad que alcanzar la presidencia tras la celebración de unas elecciones generales es la norma, mientras que hacerlo a través de una moción de censura es la excepción. Todos los presidentes del Gobierno anteriores a Pedro Sánchez lo fueron por la vía normal. Únicamente él la alcanzó por la vía excepcional. Pero la vía excepcional es tan legítima constitucionalmente como la normal. La última elección "normal" de Mariano Rajoy se produjo por mayoría simple gracias a la abstención del PSOE. Muy "normal" no fue. Sánchez, por el contrario, necesitó una mayoría absoluta del Congreso de los Diputados para ser presidente mediante la moción de censura. Mayoría absoluta parlamentaria expresiva de una mayoría social, cosa que no ocurrió con la investidura de Rajoy en 2016. Desde la perspectiva de la legitimidad constitucional no se le puede poner el más mínimo reparo a la "legitimidad de origen" del actual presidente del Gobierno. Lo que resulta extraño es que la misma persona que llegó a la Presidencia mediante el acuerdo de distintas fuerzas políticas que hizo posible que se activara por primera vez con éxito la "vía excepcional", se olvidara de tal circunstancia en la primera ocasión que se le presentó para llegar por la "vía normal".Tras haber ganado claramente el PSOE las elecciones generales el 28A de 2019 y recibir Sánchez el encargo del rey Felipe VI de formar Gobierno, no intentó renovar el acuerdo entre las distintas fuerzas políticas que lo llevó a la Presidencia mediante la aprobación de la moción de censura, sino que ensayó la fórmula inédita de exigir la abstención de todos los partidos, de tal manera que con los 123 escaños del PSOE sería suficiente en una segunda votación de investidura, en la que, como el lector sin duda sabe, basta la mayoría simple. Explícitamente, Sánchez únicamente solicitó la abstención al PP y Ciudadanos, pero es obvio que daba por supuesto que si estos partidos se abstenían, también lo harían Unidas Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. La "vía normal" de acceso a la Presidencia se accionaba de una manera "completamente anormal".Y como lo que no puede ser, no puede ser, la operación acabó en un fracaso y hubo que disolver por segunda vez en tres años las Cortes Generales en aplicación del artículo 99 de la Constitución. En la segunda ocasión que se le presentó tras las elecciones del 10N de 2019, Sánchez rectificó inmediatamente después de conocido el resultado electoral, aunque lo hizo de forma incompleta. De ahí que alcanzara la investidura por mayoría simple y no por la mayoría absoluta que aprobó la moción de censura que lo hizo presidente por primera vez. Justamente por eso, ha tenido tantas dificultades para gestionar el estado de alarma declarado para hacer frente a la COVID-19. Si la investidura se hubiera alcanzado de una manera similar a como se consiguió aprobar la moción de censura, tales dificultades no habrían existido. No es lo mismo un sí que una abstención. Con la segunda se puede aprobar una investidura. Pero no se puede gobernar.Esto es lo que por fin el presidente del Gobierno parece haber reconocido en la "tercera" investidura de esta extraña legislatura que está siendo la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Sánchez parece haber descubierto que, para gobernar, no es a la mayoría de la sesión de investidura, sino a la de la "moción de censura", a la que tiene que volver. Por tiempo indefinido la izquierda española, incluida también la que no está en PSOE y Unidas-Podemos, no puede dirigir políticamente el país sin el concurso activo de los nacionalismos catalán y vasco. Levantar las hipotecas que arrastramos desde la Transición más las añadidas durante la mayoría absoluta de Mariano Rajoy, exige una "cooperación reforzada" que únicamente puede expresarse parlamentariamente de la forma en que lo hizo en la moción de censura y lo ha vuelto a hacer en el rechazo de las enmiendas a la totalidad del PP y Vox a los Presupuestos Generales del Estado. Parece que el presidente del Gobierno lo ha acabado entendiendo así. 
1 d
eldiario.es
¿Cómo podemos evitar a los autoritarios del futuro? Plantando cara a Wall Street para recuperar a la clase trabajadora
Según el último recuento, casi 80 millones de estadounidenses votaron por Joe Biden, un voto contra la intolerancia autoritaria de Donald Trump que permitió al mundo un respiro colectivo de alivio. Pero el resultado de las elecciones presidenciales también revela algo que debería preocupar: Trump recibió 11 millones de votos más que en 2016 y aumentó su base de apoyo dentro de muchas comunidades en apuros, donde hay altos niveles de pobreza y desempleo, una atención médica y cuidados infantiles insuficientes, y gente sufriendo mucho.Trump miente todo el tiempo, pero tal vez su mentira más descabellada sea decir que él y su gobierno están del lado de la clase trabajadora de Estados Unidos. La verdad es que Trump incorporó a su Administración más multimillonarios que ningún otro presidente en la historia. En el Consejo Nacional de Relaciones Laborales nombró a cargos con una postura explícitamente antisindical; a las corporaciones más grandes y ricas les concedió exenciones fiscales gigantescas mientras propuso recortes enormes a los programas de educación, vivienda y nutrición. Trump intentó sacar a 32 millones de personas de su programa de asistencia sanitaria y es responsable de presupuestos en los que se pidieron recortes, por decenas de miles de millones de dólares, en Medicare, Medicaid y la seguridad social.Sin embargo, un segmento de la clase trabajadora de Estados Unidos todavía cree tener a Donald Trump de su lado. ¿Por qué ocurre eso?En un momento en el que millones de estadounidenses viven con miedo, han perdido el trabajo debido a injustos acuerdos internacionales de comercio, y no ganan más, descontando la inflación, que hace 47 años, Trump es percibido por sus simpatizantes como un "luchador" y un tipo duro. Trump parece estar luchando contra casi todo el mundo, todos los días.Trump se proclamó enemigo del "pantano" de Washington atacando a los demócratas, a los republicanos que no estaban al 100% con él, y hasta a miembros de su propia Administración a los que declaró integrantes del "Estado en la sombra". Agrede a líderes de países que han sido aliados de Estados Unidos desde hace mucho tiempo, así como a gobernadores, a alcaldes, y al poder judicial independiente. Ataca a los medios de comunicación llamándolos "enemigos del pueblo" y es despiadado en sus constantes agresiones a los inmigrantes, a las mujeres, a la comunidad afroestadounidense, a la comunidad gay, a los musulmanes y a los manifestantes.Ha usado el racismo, la xenofobia y la paranoia para convencer a una gran parte del pueblo estadounidense de que se preocupa por sus necesidades, cuando nada podía estar más lejos de la realidad. Desde el primer día, el único interés de Donald Trump ha sido Donald Trump.El próximo 20 de enero, Joe Biden tomará posesión como presidente con Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara de Representantes. Hasta que se celebre la segunda vuelta de las elecciones en Georgia el 5 de enero no se sabrá qué partido controlará el Senado de Estados Unidos, pero una cosa está clara: si el Partido Demócrata quiere evitar la pérdida futura de millones de votos debe ponerse firme y trabajar para las familias trabajadoras de EEUU. Las preocupaciones económicas que afrontan hoy en día son mayores que en ningún otro momento desde la Gran Depresión. Con la palabra y con los hechos, los demócratas deben demostrar el fraude que es un Partido Republicano haciéndose pasar por el representante de las familias trabajadoras. Para lograrlo, los demócratas deben tener la valentía de hacer frente a los poderosos intereses que llevan décadas en guerra con la clase trabajadora estadounidense. Estoy hablando de Wall Street, de las farmacéuticas, de las empresas de los seguros médicos, de las energéticas, del complejo industrial militar, del negocio de las cárceles privadas y de muchas y muy rentables corporaciones que siguen explotando a sus empleados.Si el Partido Demócrata no logra demostrar que va a enfrentar a estas poderosas instituciones y a luchar agresivamente por las familias trabajadoras del país, por negros, blancos, latinos, asiático-estadounidenses y nativos americanos, estará allanando el camino para la elección en 2024 de otro autoritario de derechas. Y ese presidente podría ser incluso peor que Trump.Joe Biden hizo su campaña con un programa notablemente pro clase trabajadora. Ahora debemos luchar para cumplir ese programa y oponernos con firmeza a los que se interpongan en el camino."¿De qué lado estás?" Preguntaba la canción folk escrita por Florence Reece, esposa de un delegado del sindicato de trabajadores mineros cuando en 1931 el sindicato declaró la huelga en Kentucky. Los demócratas necesitan dejar absolutamente claro de qué lado están.En un lado están los que quieren poner fin a los sueldos del hambre y aumentar a 15 dólares el salario mínimo por hora. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren reforzar a los sindicatos. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren crear millones de empleos bien remunerados luchando contra el cambio climático y reconstruyendo una infraestructura hecha pedazos. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren ampliar la cobertura sanitaria. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren reducir el coste de las medicinas con receta. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren que haya baja por paternidad y por enfermedad. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren un servicio universal de guardería para los niños de tres y cuatro años de Estados Unidos. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren ampliar la seguridad social. En el otro, los que no.En un lado están los que quieren eliminar la deuda estudiantil y hacer facultades públicas y universidades sin coste para las familias trabajadoras. En el otro, los que no. En un lado están los que quieren invertir en empleos y educación para nuestros jóvenes, y terminar con un sistema de justicia penal racista que no funciona. En el otro, los que no. En un lado están los que quieren reformar, humanizar y hacer más justo nuestro sistema de inmigración. En el otro, los que no.Durante los primeros 100 días de Administración Biden, la misión de los demócratas es dejar absolutamente claro en qué lado están y quién está al otro lado. No se trata sólo de las políticas públicas que hacen falta para fortalecer al país. Es la manera de ganar las próximas elecciones.Bernie Sanders es un senador de Estados Unidos. Representa al estado de Vermont.Traducido por Francisco de Zárate
1 d
eldiario.es
La ropa tendida de Rufián
¿Hay algo peor que gobernar un país sin presupuestos? Sí, gobernarlo sin presupuestos y teniendo que hacer frente a una pandemia. A no ser que el objetivo sea hacer caer al Gobierno porque fuera incapaz de aprobar unos presupuestos en un momento de excepcionalidad como este. Para los que anden cortos de memoria solo recordarles que las últimas cuentas aprobadas en el Congreso de los Diputados llevan la firma de Cristóbal Montoro. El propio exministro de Hacienda defendía en una entrevista en elDiario.es que en un momento como el actual lo deseable sería que, tratándose de un presupuesto de "emergencia", hubiera concitado "la unión de voluntades políticas". Ha habido unión, pero no porque hayan arrimado el hombro aquellos que se pasan el día dándose golpes en el pecho para defender lo que ellos creen que le conviene a España."Querernos hacer cargo de la realidad no nos hace menos independentistas", ha proclamado Gabriel Rufián para defender su apoyo a los Presupuestos. El líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha reconocido que el sí a las cuentas le genera contradicciones pero que la izquierda abertzale lo considera como una oportunidad. Y el PNV justifica su posición porque, como siempre, negocie con el PSOE o con el PP, quien sale beneficiada es la economía vasca. Son los votos de estos grupos y no los de los que montan mesas petitorias con la bandera de España para llamar a la insumisión contra una ley de Educación o los que despliegan rojigualdas por la playa los que permitirán que España disponga de presupuestos.Si Sánchez pacta con los nacionalistas, está subastando el Estado. Cuando lo hacía el PP los acuerdos eran para beneficiar a España, hasta el punto de suprimir la mili obligatoria como parte del pacto del Majestic firmado con CiU o cambiar su propuesta de reforma de las pensiones, como le exigió el PNV a Rajoy. Para muchos editorialistas que escriben desde y para Madrid, los partidos periféricos chantajean al PSOE y este cede a sus maléficas pretensiones mientras que si quien está en el Gobierno es el PP se trata solo de negociaciones políticas en el marco de la lógica parlamentaria. A ver si lo que ha pasado es que lo que se ha impuesto es el tan denostado pragmatismo. Decía Pasqual Maragall que para que España avance se necesita una alianza entre el progresismo del centro y los nacionalismos periféricos. Tal vez es la única alternativa a seguir ahondando en los enfrentamientos de los últimos tiempos.Una parte del independentismo, sea vasco o catalán, se ha dado cuenta de que prometen independentismo sin independencia (aunque no lo reconozcan en público) y que les conviene transitar ese 'mientras tanto' ofreciendo recursos para gestionarlo en las mejores condiciones. Gabriel Rufián quiere ser Aitor Esteban, por si alguien no se había dado cuenta, y ERC aspira a ganar las próximas elecciones catalanas vendiendo algo más que el independentismo mágico de anteriores ocasiones. Esta vez los republicanos han preferido la ropa tendida a las banderas, como cantaba Rober Iniesta, que sin buscarlo hizo la mejor definición de lo que debería ser el realismo en política.De momento los sondeos siguen situando al partido de Junqueras como primero y eso hace que la cúpula de ERC se reafirme en su cambio de estrategia en el Congreso de los Diputados y que muchos de sus dirigentes en semanas como esta miren Twitter lo justo para no encontrarse con los mensajes de los sectores más duros del independentismo que les reprochan, sin ofrecer alternativa alguna, que hayan copiado la táctica pujolista del 'peix al cove' que tanto criticaron en otros tiempos.
1 d
eldiario.es
Estaremos en vanguardia
"Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda" Éxodo, 14En circunstancias normales uno hubiera pensado que el mayor problema era conseguir una vacuna rápido. Tenemos varias. Uno hubiera pensado que el problema pasaría entonces por las zancadillas y los codazos para poder ponérsela el primero y poder retomar la vida que ha quedado suspendida. Hubiéramos podido especular con corrupciones, con nepotismos y enchufes, con peleas por conseguir que se alterara el orden determinado de inoculación. Nos encontramos ahora ante el milagro y ante la estupefaciente cifra de un 40% de la población que dice que no está por la labor de ponerse la vacuna. ¿Qué ha pasado con esta sociedad?La idea es ridícula. Imaginen. Huyendo de los egipcios avanza el pueblo de Dios siguiendo a Moisés cuando encuentra el mar a su paso. Drama y muerte. El milagro se produce y Moisés separa las aguas en dos inmensas moles pero, vean la escena, el pueblo elegido no penetra con él en el camino seco sino que unos se van retrasando y otros se colocan aún detrás hasta ver qué sucede con los primeros que decidan seguir al profeta. ¿Se imaginan el relato del Éxodo en esos términos? La ciencia y la razón han sido desde el principio el báculo con el que hemos confiado en sortear las aguas del coronavirus. Curiosamente los votantes de derechas, los más creyentes hasta en los báculos y las aguas de verdad, son los que han expresado su mayor reticencia. Al final no llegará la sangre al río y la campaña de vacunación será un éxito, pero eso no deja de poner en evidencia algunas actuaciones erróneas y sus consecuencias. Por ejemplo, que cuando se induce a la población a la desconfianza de los gobernantes para obtener réditos políticos, luego se puede obtener como respuesta una defección en una actividad que es crucial para acabar con la pandemia, salvar vidas y acabar con el hundimiento económico. Si insultas a los científicos y los desacreditas por colaborar con tal o cual gobierno, si le lanzas porquería a la cara a la OMS, al final puedes ver cómo te cae en la tuya. Otra cuestión que merece cierto análisis es la sobreinformación a la que ha sido sometida la población en esta pandemia, unida a la infodemia de desinformación, y los efectos que esto ha producido en los individuos no especializados en ese campo concreto y que no tienen los mecanismos necesarios para procesarla debidamente. Estamos vacunados de la gripe, la viruela, la tuberculosis, el sarampión y hasta de cosas más exóticas y no tenemos ni repajolera idea de qué están hechas las vacunas, cómo han sido testadas y quién las experimentó. Lo mismo sucede con las decenas de medicamentos que ingerimos, unos más y otros menos, cada día. Mantenemos la confianza en que los que tuvieron que hacer su trabajo lo hicieron bien. Creemos en las instituciones y los controles que se han impuesto previos a que ningún producto farmacéutico llegue hasta nosotros. La confianza es imprescindible para vivir en sociedad. Cada día es una sucesión interminable de confianza implícita en el funcionamiento razonable de la sociedad. Por eso subimos a aviones, cruzamos carreteras, tomamos medicinas o compramos comida envasada. No sé si era necesario transmitir al mundo, a cada ciudadano en su casa, todo un proceso científico con sus divergencias de criterio, sus ensayos y errores, sus mecanismos de control, si no hemos sido capaces de transmitir con ello más credibilidad y confianza que temor o precaución. Tenemos también la cuestión de una sociedad acostumbrada a las certezas y a las opciones que ahora mismo se debate entre esperar a ver qué sucede con los demás y pensar en cuál de las opciones le merece más seguridad. ¿Tú te vas a poner la de Pfizer o la de Oxford? Si eres hipster, mejor la de Moderna… No, esto no va a ser un bazar ni una sucursal de Amazon. No va a haber posibilidad de elegir porque esto no es una campaña de consumo sino el mayor esfuerzo sanitario conjunto realizado jamás por la humanidad. El plan de vacunación hecho público por el Gobierno respeta en líneas generales las premisas recomendadas por Bruselas, con algún leve cambio. Según ese plan, muchos de los reticentes van a poder ver cómo entran los primeros entre los muros de agua cientos de miles de ancianos, de esos que nos sacaron también de la postguerra, y que orgullosos y aliviados correrán no sólo a protegerse sino a cumplir su misión como ciudadanos. Esa es otra. La vacunación no es una cuestión meramente individual, un acto de sálvese quien pueda, una consagración de un afán exclusivamente egoísta por preservarse, sino que es también un gran, enorme y hermoso acto conjunto de toda la humanidad para procurarse un bien conjunto. La confusión creada por la nefasta influencia neoliberal, sobre la preeminencia absoluta de los deseos individuales sobre cualquier otra consideración, no ha salido gratis. En los países orientales no son más tontos ni más obedientes ni más manipulables, simplemente siguen teniendo una mayor consciencia de su pertenencia a algo mucho más grande y más importante que su mero ser individual. No importa porque iremos en vanguardia, los ancianos, los sanitarios, los enfermos crónicos, los que quizá tuvieran derecho a hacerse más preguntas, iremos en vanguardia valiente, solidaria y colectiva para procurarnos un bien que será el de todos. La ciencia ha sido nuestra fortaleza y con un esfuerzo colectivo sobrehumano hemos conseguido lo que jamás hasta ahora habíamos hecho. Ahora vamos a completarlo, vamos a ser de nuevo una humanidad latiendo bajo el mismo empeño, alargando nuestros brazos para sentir una aguja que nos devuelva la posibilidad de abrazarnos. Estaremos en vanguardia y, estoy segura, los insolidarios, los egoístas y los cobardes nos seguirán. 
1 d
eldiario.es
Pablo Iglesias Yoko Ono
Pablo Iglesias tiene secuestrado al Gobierno pero el Gobierno decide sin Pablo Iglesias. Pablo Iglesias controla a Pedro Sánchez pero Pedro Sánchez ningunea a Pablo Iglesias. Pablo Iglesias es totalitario pero Pablo Iglesias no manda nada. Pablo Iglesias no se habla con Pedro Sánchez pero Pedro Sánchez le consulta todo a Pablo Iglesias. Pablo Iglesias es un radical pero Pablo Iglesias es un moderado desde que gobierna. Pablo Iglesias es comunista y socialdemócrata. Pablo Iglesias es el responsable de las muertes en las residencias de Madrid pero Madrid la ha tenido que gestionar Ayuso sola. Podría seguir hasta el infinito y más allá. Pablo Iglesias es un oxímoron, según la oposición y sus medios. Es al mismo tiempo una cosa y la otra, casta y chusma, dios y nadie, Stalin y el Coletas. Es el vicepresidente Schröedinger, lo hace todo y no hace nada. El caso de Iglesias es cuántico. Iglesias no ha hecho ni mitad de lo que dijo que haría porque no puede o porque no le dejan, pero le critican como si hubiera hecho mucho más de lo que dijo que haría. Le atacan más por lo que no ha hecho que por lo que ha hecho. Nunca un político con tan poco poder real ha sido criticado como si tuviera todo el poder. No ha expropiado, no ha nacionalizado, no ha creado un banco público, no ha conseguido la devolución del rescate bancario, no ha revertido la reforma laboral, no ha derogado aún las leyes mordaza, no ha roto España, no nos ha convertido en Venezuela, de hecho el líder de la oposición venezolana se ha instalado aquí, sin embargo, le combaten como si hubiera hecho todo eso y más. Sus votantes tienen muchas más razones para ser críticos con él —por haber templado su audacia original, por su deriva personalista, por haber reducido Podemos, por apartar a los críticos, por sus incoherencias que las tiene como todos—, sin embargo es la derecha la que vierte su bilis contra su persona cada día. La clave no es Iglesias, ni siquiera es Podemos, que está lejos de lo que prometía, es lo que Podemos representa, es el movimiento social que dio lugar al partido y ha roto el bipartidismo y ha cambiado la agenda política y ha traído más pluralidad y ha limitado los privilegios y ha cuestionado a la monarquía y ha obligado a perseguir más la corrupción y ha impuesto más transparencia y más democracia. El sistema le ha convertido en el saco de los golpes porque representa a la gente que puso al sistema contra las cuerdas. Le atacan a él para derribar el cambio de este país. Aunque Unidas Podemos no sea el 15M ni las mareas, sigue siendo el partido que ha llevado esa voz hasta el Gobierno y por eso los guardianes del orden, los defensores de la inmovilidad, las fuerzas muertas del conservadurismo, esa España helada que muere pero no quiere morir, que decía Machado, persigue a los morados como si fueran el mal en la Tierra. Desde que UP nació, sufren una campaña de acoso y derribo encaminada a hacerlos desaparecer y enterrar con ellos la pluralidad y plurinacionalidad que han traído. El orden establecido no quiere un nuevo orden. No se llegó a estos extremos, pero recuerdo que Zapatero fue también demonizado por sus avances sociales o por el Estatut de Cataluña. Pero ZP era el PSOE, formaba parte del aparato, Iglesias es un advenedizo, un intruso que se atrevió a señalar las vergüenzas de las oligarquías, por eso se lanzaron como tiburones sobre él cuando se compró el chalé, porque podían llamarle casta. Le llaman casta pero no le admiten en ella, otro misterio cuántico. El chalé no es más que el símbolo en el que meten todo el rencor que le guardaban. Como todos los símbolos es poderoso, más aún si la prensa lo machaca. No es tan grande el chaletito pero han conseguido que ahí quepa todo el odio de la gente contra Iglesias. Tanto es así que desde hace meses, los liberados de Vox, los rentistas que no tienen nada mejor que hacer con sus vidas, rodean la casa y acosan a esa familia. No tiene nada que ver con un escrache porque no hay ninguna medida política que justifique esa persecución. No hay razones reales para el odio, son el resultado de la intoxicación mediática y política. Iglesias no ha hecho nada en su cargo que haya perjudicado el bienestar de quienes le detestan hasta perder las formas. Si les preguntas, dicen Venezuela, ETA, Coletas, Rata, Chepas, Moños y Galapagar. El chalé le aleja de su electorado, pero los que se indignan son otros. La gente de dinero no soporta que la gente de izquierdas tenga una casa con piscina. La gente que no tiene tanto dinero pero le gustaría pertenecer a esa clase superior, tampoco. La propaganda funciona. Funciona hasta el punto de haber normalizado el insulto, cosa que no había ocurrido antes en nuestra democracia. Es el mismo retroceso que explica por qué en el Congreso ha entrado la ultraderecha. La humillación y animalización del adversario es una estrategia habitual del fanatismo. Es preocupante no sólo por la falta de respeto que todos deberíamos tener a las instituciones y las personas sino porque muestra la degradación democrática a la que hemos llegado. De los creadores de “la culpa de todo la tiene Zapatero” ha nacido “la culpa de todo la tiene Pablo Iglesias”. Es la Yoko Ono de nuestra política. Despierta la misma inquina, machista en el caso de ella, clasista en el caso de él. Pablo Iglesias Yoko Ono rompió los Beatles, mató a Kennedy y corneó a Manolete. Probablemente sea suya también la culpa de la muerte de Maradona.  
1 d
eldiario.es
El filósofo Daniel Innerarity charla este jueves de casa a casa con Ignacio Escolar
Este jueves, Conectados unirá en conversación a Daniel Innerarity e Ignacio Escolar. El catedrático de Filosofía Política, director del Instituto de Gobernanza Democrática y profesor en el Instituto Europeo de Florencia, es autor de numerosas obras y la más reciente Pandemocracia, una filosofía de la crisis del coronavirus (Galaxia Gutenberg) actualiza su teoría respecto a la incapacidad de las democracias contemporáneas de gestionar las crisis.El filósofo considera que la pandemia ha demostrado, por lo imprevisible, que el pasado cada vez da menos lecciones y que hay que "aprender del futuro", aunque advierte de que los políticos en España están dominados por una "gran ansiedad" que les dificulta una conducta más reflexiva.Innerarity (Bilbao, 1959) advierte que de la actual crisis saldremos "más desiguales de lo que éramos" y en la conversación con Ignacio Escolar y con los socios y socias de elDiario.es tratará de analizar cómo ha afectado la pandemia a la sociedad y a la política española y tratará de vislumbrar hacia dónde nos encaminamos. ¿Cuáles serán las consecuencias en la sociedad? ¿Qué impacto tendrá en nuestro sistema?Los lectores y socios de elDiario.es pueden enviar sus preguntas sobre todos estos asuntos a Daniel Innerarity. El encuentro se podrá seguir en directo en eldiario.es, a través de Facebook Live y en Twitter, con Periscope. ¡Te esperamos!
1 d
eldiario.es
Sol Carnicero recibe el Premio 'Mujer de Cine' 2020 en el Festival Internacional de Cine de Gijón
La directora de producción Sol Carnicero recibirá el Premio 'Mujer de Cine' 2020, un galardón que reivindica y visibiliza el trabajo de las mujeres en la industria cinematográfica y que concede la plataforma Mujeres de Cine. Se lo entregará la cineasta Cecilia Bartolomé y Ana Palacios, la directora de la plataforma Mujeres de Cine, el próximo viernes, 27 de noviembre el marco de la 58 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón. En sus distintas ediciones, han sido Premio 'Mujer de Cine' Josefina Molina, Cecilia Bartolomé, Carmen Frías, Yvonne Blake, Katrina Bayonas, Mercedes Sampietro, Isabel Coixet, Esther García y Cristina Huete.Más de 50 años de oficio avalan a Carnicero, una profesiona con una trayectoria "extensa y excepcional" en palabras de Palacios, que recibirá este premio en colaboración con la Academia de Cine, de la que fue impulsora y de cuya Junta Directiva es miembro. Sol Carnicero ha participado en más de veinte títulos, muchos de ellos imprescindibles en la historia de nuestro cine, en la producción de grandes espectáculos televisivos, ha sido docente en diversas escuelas de cine, está volcada en la alfabetización audiovisual en Enseñanza Primaria y es coordinadora por parte de la Academia de Cine del programa del 'Año Berlanga'.Comenzó su carrera en Televisión Española –fue secretaria de producción, script y ayudante de dirección en Historias para no dormir, Treinta y cinco millones de españoles y Un, dos, tres, responda otra vez, entre otros programas–. En el mundo del cine debutó con La Residencia y fue la primera mujer en España que asumió la dirección de producción de una película: Vámonos, Bárbara (1977), dirigida por Cecilia Bartolomé.La escopeta nacional, Patrimonio Nacional, Nacional III, La vaquilla, Gary Cooper que estás en los cielos, El crimen de Cuenca, Hablamos esta noche, Los jinetes del Alba, Pasodoble y Esquilache –por las dos últimas estuvo nominada al Goya, premio que consiguió por Cara de acelga–, son algunas de las películas de su filmografía, a la que se suman producciones televisivas y de espectáculos como la Exposición Universal de Sevilla EXPO 92 y la gala '100 años de Cine Español'.Autora del libro Un hombre de cine: Tedy Villalba, Carnicero también ha colaborado en la elaboración de dos volúmenes de la serie literaria Cuadernos de la Academia y en el Diccionario Cinematográfico Español (SGAE).La entrega se podrá seguir a través de las redes del Festival de Gijón, Mujeres de Cine y la institución que preside Mariano Barroso.
1 d
eldiario.es
Espinacas, acelgas, borrajas: por qué los niños pequeños deben evitarlas
El consumo de verduras casi siempre se relaciona con la idea de una dieta saludable. Pero existen algunas excepciones. Una de las más importantes es la vinculada con algunos vegetales –la espinaca, la acelga y la borraja– y el consejo de los especialistas de que los bebés y niños pequeños no las coman o lo hagan en poca cantidad.De hecho, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) publicó el mes pasado una actualización de sus recomendaciones en este sentido, en función de las conclusiones publicadas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés). Pero ¿a qué se deben estas indicaciones?En concreto, el problema radica en el elevado contenido de nitratos en esas verduras. Los nitratos son unas sales que están presentes en el medio ambiente de forma natural, y que llega al organismo de los seres humanos por varias vías. La principal son los vegetales de hoja verde, pero también en el agua que bebemos y en otros alimentos, ya que se utilizan como fertilizantes en la agricultura y como aditivo alimentario en otros productos.Los nitratos en sí mismos no son nocivos. Lo que sucede es que, tras ser ingeridos, los nitratos pueden transformarse en nitritos. Estos últimos, en mucha cantidad, provocan que también sean muy altos los índices en la sangre de un tipo particular de hemoglobina llamado metahemoglobina. Como consecuencia, la sangre es incapaz de transportar oxígeno al organismo de forma correcta. Tal problema se denomina metahemoglobinemia.En personas adultas, los nitratos incluidos en espinacas, acelgas y borrajas no constituyen un riesgo importante. En todo caso, los beneficios de consumir esas verduras superan –por mucha diferencia– a sus posibles consecuencias negativas. Pero los bebés y niños pequeños, cuyo sistema digestivo está menos desarrollado y por lo tanto resulta más vulnerable, sí están expuestos a estos posible problemas.El signo más visible de la metahemoglobinemia es la cianosis, más conocida como "síndrome del bebé azul". Debido a que la cantidad de oxígeno que llega los tejidos es insuficiente, la piel se torna de ese color, sobre todo en los labios, alrededor de la boca y en las manos y los pies. La cianosis puede tener muchas otras causas (desde una exposición del niño a una temperatura muy baja hasta problemas en los pulmones, las vías respiratorias o el corazón) y requiere acudir de inmediato a la consulta del pediatra.A causa de estos riesgos, la AESAN ha establecido una serie de recomendaciones específicas en función de la edad de los niños. Con respecto a las espinacas y acelgas, son las siguientes:Las borrajas, por su parte, se desaconsejan para niños menores de tres años de edad. Hasta hace unos años, este producto no se incluía entre aquellos que es conveniente excluir de la dieta de los pequeños, pero algunos estudios realizados por científicos españoles destacaron su alto contenido de nitratos. No es casual que tales hallazgos se realizaran en nuestro país, dado que es aquí –especialmente en Navarra, La Rioja y Aragón– donde es más común el uso de esta hortaliza en la elaboración de purés caseros. La AESAN explica que un factor clave en relación con la presencia de nitratos en las plantas es la luz. La intensidad lumínica favorece el metabolismo de los vegetales y reduce el número de nitratos. En consecuencia, los cultivos de invierno, de invernadero y de zonas menos soleadas son más riesgosos que los de verano, los realizados al aire libre y en áreas que reciben menos sol. Esto incrementa el riesgo de las borrajas, más consumidas, como se ha señalado, en regiones del norte español. Además, la Agencia recomienda lavar bien y si es posible cocinar las verduras ("desechando siempre al final el agua resultante"), pues estos procesos ayudan a reducir el contenido de nitratos. Y una vez que se han cocinado, tanto si se dejaron enteras como si se utilizaron para un puré, nunca dejarlas a temperatura ambiente: se deben guardar en el frigorífico si se han de comer en el lapso de un día o congelar si se van a consumir más adelante.Por lo demás, en los últimos años se han publicado numerosos estudios acerca de los posibles efectos de la inclusión de nitratos en la dieta de la población general. Algunos de esos trabajos han llegado a la conclusión de que el óxido nítrico producido en el organismo por los nitritos desempeña un rol fundamental en la salud cardiovascular.Este es: contribuye con la elasticidad de los vasos sanguíneos, mejora la función plaquetaria (reduciendo el riesgo de formación de trombos) y reduce la tensión arterial, además de favorecer el rendimiento deportivo. En lo que aún no existe un consenso entre los especialistas es torno a los posibles efectos negativos de un consumo elevado de nitratos.Entre los cuales –además de la ya citada metahemoglobinemia– podrían hallarse ciertos tipos de cáncer y, paradójicamente, enfermedades cardiovasculares. Algunos de los estudios más recientes afirman que los niveles de nitratos en las verduras no representan un problema para los consumidores, aunque otros puntualizan los riesgos de los nitratos de origen agrario que contaminan el agua y que han motivado que la Unión Europea urgiera a España por el cumplimiento de la normativa.Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines
2 d
eldiario.es