Principal
eldiario.es - Galicia
eldiario.es - Galicia
El comité de empresa de Alcoa pide al Gobierno la intervención de la planta
El comité de empresa de Alcoa San Cibrao reclama al Gobierno central que "sea valiente" e intervenga la compañía. El portavoz de los trabajadores, José Antonio Zan, pidió al Ejecutivo que "haga su trabajo" y elabore un estatuto para las empresas electrointensivas "que sea una solución y no un problema" después de que la multinacional anunciara su intención de despedir al 84% de la plantilla, 534 empleados. "Si el gobierno de España tiene que intervenir la empresa unos meses o incluso años que lo haga", afirmó a Europa Press, pero la fábrica "tiene que seguir funcionando". Zan enmarcó la situación de la fábrica y la acción del Gobierno en un "defensa del país y de su industria". El comité de empresa urge "un marco estable para poder funcionar" y considera que ahora mismo es "el Gobierno quien tiene métodos de sobra para poder solucionar el problema". "Si Alcoa no quiere seguir que se solucione vía una intervención". El responsable de los trabajadores dijo que no se trata solo del despido de más de 500 trabajadores, sino de "si el gobierno quiere tener un sector primario fuerte o no".También la Federación de Industria de UGT ha defendido la intervención de la actividad industrial del Grupo Alcoa, incluyendo tanto la producción de aluminio primario como la planta de alúmina, tras los "continuos chantajes" del grupo en los últimos años. La central sindical CIG apuesta por una intervención y "el retorno al ámbito público" del sector del aluminio, tanto de la fábrica de San Cibrao como de A Coruña. La planta coruñesa fue vendida hace algo más de un año por Alcoa a un forndo suizo y revendida hace un mes a un tercero. El anuncio de los despidos por parte de Alcoa coincidió con la marcha de los trabajadores de la ahora llamada Alu Ibérica que circularon en coches desde la fábrica hasta la Delegación del Gobierno en A Coruña. Su plantilla también reclama una intervención del Gobierno central y el nombramiento de un gestor que "asegure la viabilidad" de la planta.
eldiario.es
Alcoa propone despedir a 534 empleados, el 84% de la plantilla en la fábrica de aluminio de San Cibrao en Lugo
La multinacional Alcoa ha planteado al comité de empresa de la planta de producción de aluminio de San Cibrao, ubicada en Cervo (Lugo), un despido colectivo para 534 empleados, lo que representa el 84% de la plantilla. La empresa ha mantenido esta mañana una reunión con los representantes de los trabajadores  a los que ha planteado abrir "periodo informal de consultas" para abordar este proceso de despido y "discutir opciones y medidas" que durará tres semanas. Tras estos encuentros se abrirá un periodo formal de consultas. La empresa indica que la decisión no se tomará hasta que acabe el mismo. Alcoa afirma que la fábrica de aluminio de San Cibrao se encuentra en una situación "insostenible" y pasa por "graves circunstancias" que achaca a factores inherentes como los altos costes de energía y el bajo precio del aluminio que sitúan a la empresa en "pérdidas recurrentes". "No es viable", asegura Alcoa en un comunicado. Esta propuesta de despido no afecta a planta de alúmina que se encuentra en el mismo complejo industrial de San Cibrao y que emplea a 510 personas.En la producción de aluminio es fundamental que no se paren las cubas. Sin embargo, en las últimas semanas, Alcoa decidió que no iba a recuperar cada cuba que llegase al fin de su vida útil, lo que se hace por medio de un proceso conocido como rebrascaje y que permite su posterior arranque. Hace cuatro días, el comité de empresa reclamó a la multinacional que paralizase "de inmediato" esta medida y solicitó una reunión urgente con el Ministerio de Industria y otra con la Xunta de Galicia.La delicada situación de Alcoa en el mercado internacional del aluminio, en el que los precios más competitivos llegan de Asia, trascendió en 2018 con la decisión de cerrar dos de sus plantas, una en A Coruña y otra en Avilés. La producción de este material conlleva un elevado coste de la factura eléctrica, por lo que las plantillas de ambas fábricas reclamaron al Gobierno central medidas que rebajasen su precio para las compañías electrointesivas. Finalmente, Alcoa vendió el pasado verano las dos plantas al fondo suizo Parter Capital que, a su vez, las reveció al grupo Industrial Riesgo, como comunicó al personal este mes de abril.
eldiario.es