Principal
eldiario.es - Economía
eldiario.es - Economía
El Gobierno amplía la moratoria tributaria de pymes y autónomos y aprueba créditos de 30.500 millones para paro y pensiones
El Gobierno ha aprobado un nuevo real decreto-ley con medidas económicas en el  Consejo de Ministros de este martes, con prórrogas a medidas ya tomadas en la emergencia sanitaria, ampliaciones de otras y la incorporación de nuevas políticas, como el reconocimiento de la enfermedad profesional "a todos los efectos" de las bajas de profesionales sanitarios por la COVID-19. El Ejecutivo ha aprobado préstamos a la Seguridad Social para el pago de las pensiones y de las prestaciones por desempleo, así como ha ampliado la moratoria en el pago de impuestos para autónomos y pymes. La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha detallado algunas de las medidas del decreto, que es "transversal, con la participación de muchos ministerios", ha apuntado. Préstamos de 30.500 millones a la Seguridad SocialEl Consejo de Ministros ha dado luz verde a préstamos por un importe global de 30.502 millones de euros a la Seguridad Social, para afrontar la pérdida de ingresos de la Seguridad Social por los mayores gastos en prestaciones, las exenciones de cuotas y menores cotizaciones.La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha explicado que se ha aprobado un crédito extraordinario del Estado a la Seguridad Social por importe de 14.002 millones de euros para mantener el equilibrio presupuestario ante los menores ingresos del sistema por las medidas de protección adoptadas (prestación extraordinaria para autónomos, exoneración de cotizaciones en los ERTEs, entre otras).Asimismo, se ha aprobado otro crédito, por un valor máximo de 16.500 millones de euros sin intereses, para atender al pago del mayor número de prestaciones por desempleo que ha causado la pandemia, que ha alcanzado el máximo de 5,2 millones de personas cubiertas por el sistema el pasado abril. "Es evidente que los ingresos del sistema se van a ver reducidos respecto a lo previsto", ha destacado Montero", que ha incidido en que "estos créditos reflejan el compromiso del Gobierno con el sistema de la Seguridad Social" y la protección de "los más golpeados por la crisis". Moratoria tributaria para pymes y autónomosEl decreto amplía un mes, hasta los cuatro meses, el plazo de carencia (sin intereses) para que autónomos y pequeñas y medianas empresas hagan frente a sus obligaciones tributarias para "mitigar el impacto de la pandemia garantizando la liquidez de las empresas", según Montero.La ministra de Hacienda ha explicado que hasta el día de ayer se habían realizado 1.016.688 solicitudes de aplazamiento de las que se han beneficiado 638.652 autónomos y pymes, que han podido aplazar un importe total de 3.031 millones de euros.Además, el decreto permite que aquellas sociedades que no han podido presentar la declaración del Impuesto de Sociedades por no haber cerrado el ejercicio 2019 puedan hacerlo con las cuentas "que tienen disponibles en ese momento", ha explicado Montero.Incentivo a moratoria de préstamosTambién se ha aprobado un incentivo a las moratorias en préstamos hipotecarios y no hipotecarios que amplían a los beneficiarios de un aplazamiento de deuda, con el fin de agilizar los acuerdos y de reducir costes para limitar el impacto económico causado por la pandemia, a la espera de conocer mayores detalles sobre la medida.La COVID-19 será accidente laboral para los sanitariosLa norma también reconocer que las prestaciones reconocidas al personal sanitario que presta atención "en los centros sanitarios o sociosanitarios", cuando han contraído la COVID-19, "se considerará accidente de trabajo y lo hará a todos los efectos", ha explicado la ministra portavoz. Será así durante cualquier parte de la fase de la pandemia, ha apuntado Montero."En caso de fallecimiento, se considerará también que la causa es accidente de trabajo, siempre que se produzca dentro de cinco años siguientes" a haber contraído el virus. La consideración del accidente laboral a todos los efectos (no solo para el pago de la baja médica por incapacidad temporal) era una de las reclamaciones del personal sanitario, pero no solo. Los sindicatos también exigen esa consideración para los contagios de otros trabajadores expuestos al virus y que se hayan contagiado en su espacio de trabajo.Prórroga de permiso de trabajo en el campoEl Ejecutivo ha ampliado por tres meses más, hasta el 30 de septiembre, la contratación temporal de trabajadores en el sector agrario que se facilitó "en el decreto del 7 de abril y cuya vigencia terminaba este próximo 30 de junio", ha explicado la ministra. El pasado 7 de abril el Ejecutivo renovó el permiso de trabajo a los trabajadores extranjeros hasta el del 30 de junio. También concedió el permiso a los jóvenes inmigrantes, de entre 18 y 21 años, que no lo tuvieran."Con la aprobación de esta prórroga, el objetivo del Gobierno es facilitar medidas para el garantizar el aprovisionamiento de los mercados y garantizar las rentas de las personas que más lo necesitan", ha mencionado Montero entre otras causas.Fin a la suspensión de la portabilidadEste martes se ha eliminado además la suspensión de la portabilidad en las telecomunicaciones que se impuso durante el Estado de alarma para hacer frente a la expansión del coronavirus, una vez que todas las provincias españolas han entrado ya en la fase 1.María Jesús Montero ha explicado que la suspensión de la portabilidad obedecía al objetivo de "restringir los movimientos de las personas y también de los técnicos de las empresas, desde el inicio del estado de alarma se limitó la capacidad de los usuarios para cambiar de operador sin cambiar de número, lo que se conoce como portabilidad", de manera que las operadoras podían informar al Gobierno si había movimientos de población. Esta era una decisión solicitada por operadoras y consumidores para facilitar que las familias con menos recursos puedan cambiar de operador en la búsqueda de una factura menos abultada.La ministra ha añadido que se mantiene la medida por la que "los operadores no podrán que limitar los servicios de telecomunicaciones al tratarse de servicios esenciales hasta que finalice el estado de alarma, incluso aunque los abonados no haya pagado".Restricción de dividendos hasta el 1 de octubre de 2020Otra de las medidas aprobadas por el Gobierno es la adaptación del sector financiero a las recomendaciones del Banco Central Europeo para que las entidades de crédito "se abstengan de repartir dividendo o de contraer compromisos irrevocables de repartir estos dividendos, al menos, hasta el 1 de octubre de 2020", ha explicado la ministra de Hacienda, que ha añadido que "se prolonga un año el plazo de las fundaciones bancarias para dotar el fondo de reserva".Información realizada por Laura Olías, Antonio M. Velez, Marina Estévez y Rodrigo Ponce de León.
eldiario.es
La patronal negocia de nuevo con el Gobierno: Garamendi aún no se sienta en la mesa, pero sus cargos dialogarán sobre los ERTE
La patronal mantiene que la suspensión del diálogo con el Gobierno sigue vigente, pero en la práctica mañana se retoma la negociación con el Ejecutivo y los sindicatos. La CEOE irá este miércoles a la Comisión Laboral Tripartita sobre la continuidad de los ERTE más allá del 30 de junio, según confirman fuentes de la patronal a eldiario.es. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, expresó ayer en el Senado su confianza en el mantenimiento de los trabajos de esta mesa de diálogo, clave para el futuro de esta herramienta laboral.  Desde la organización de empresarios insisten a este medio en que continúa la suspensión de las conversaciones con el Ejecutivo, acordada tras el pacto con Bildu para derogar la reforma laboral, y apuntan que "se mantienen solo reuniones para cuestiones técnicas". Las reuniones "técnicas", entre las que la patronal incluye la Comisión Laboral Tripartita, son en realidad las más frecuentes y las que más avanzan en las discusiones entre el Gobierno, los sindicatos y los empresarios en la práctica.Por otro lado están las reuniones de alto nivel, a las que asisten los líderes de las organizaciones (Antonio Garamendi, en el caso de CEOE). Estos encuentros son los que por el momento se mantienen suspendidos por parte de la patronal y que se plasmaron la semana pasada en un primer plantón de Garamendi a una reunión con el ministro José Luis Escrivá sobre el Ingreso Mínimo Vital.ATA, la asociación de autónomos miembro de la CEOE, tampoco asistió el pasado jueves a la mesa de diálogo del trabajo autónomo con el Ejecutivo, a la que asistieron UPTA y UATAE.La negociación es clave en estos momentosLos líderes de las patronales mantienen la escenificación de su enfado con el Gobierno de coalición por el pacto de PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu sobre la reforma laboral, pero en la práctica van a negociar en la mesa cuestiones clave para los empresarios y la economía del país en la salida de la crisis por la COVID-19. Como todos, las empresas se juegan mucho en este periodo de recuperación. El mantenimiento de los ERTE más allá del 30 de junio es sin duda una de las cuestiones prioritarias y más relevantes de la recuperación económica, ya que es la herramienta en la que más se han apoyado las empresas para aguantar el parón de la actividad debido a la COVID-19.Hasta finales de abril, unas 530.000 empresas habían aplicado ERTE por fuerza mayor, que tienen reconocidas exoneraciones en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social. Afectaron a un total de 3,1 millones de trabajadores y otros 300.0000 empleados más estaban incluidos en ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción (ETOP) ligados a la pandemia, a los que recurrieron unas 30.000 compañías. Tras el acuerdo del Gobierno, sindicatos y patronal para mantener los ERTE hasta el 30 de junio, la negociación se centra ahora en qué sectores y actividades podrán prolongarlos aún más y en qué condiciones. Es decir, cuál será el apoyo a partir de ahora del Estado a empresas y trabajadores en el pago de cuotas a la Seguridad Social y de la prestación por desempleo. No es la única negociación importante, con medidas pendientes como la prolongación de la prestación de 'paro' por cese de actividad de los autónomos más allá del estado de alarma, entre otras cuestiones. Garamendi llama a la colaboración de todosAunque no se ha referido a la vuelta a la negociación con el Gobierno, el líder de la patronal ha defendido este martes la unidad y la colaboración de todas las partes de la sociedad en esta emergencia sanitaria. "Entre todos seremos capaces de salir de esta, nos van a tocar momentos complicados", ha advertido Antonio Garamandi en la inauguración del Foro Medcap 2020. "Todos tenemos que tener sentido de Estado, querer a nuestro país, por encima de los intereses particulares", ha añadido. "No nos gustaría en ningún caso que hubiera ensayos de volver a nueva normalidad que no nos diera esta estabilidad", ha deslizado el empresario vasco. Tras la polémica por el pacto con EH Bildu, que evidenció diferencias dentro del Ejecutivo, PSOE e Unidas Podemos cerraron filas sobre el tema el pasado viernes y el Gobierno ha destacado que todo cambio laboral se llevará al diálogo social con empresarios y sindicatos. Además, la portavoz del Ejecutivo y el propio Pedro Sánchez elogiaron al líder de la patronal, al que calificaron de verdadero "patriota". Fuentes de la CEOE afirman a eldiario.es que Antonio Garamendi asistirá a la comisión de reconstrucción en el Congreso de los Diputados, pero precisan que aún no hay fecha para la comparecencia. 
2 h
eldiario.es
Naturgy revisará su plan estratégico por el "huracán" del coronavirus pero promete no tocar el dividendo
El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ha anunciado este jueves que la compañía revisará "lo antes posible" su plan estratégico ante el "huracán" generado por la crisis del coronavirus y su impacto en los mercados energéticos, que ha propiciado caídas de precios "nunca antes vistas" en el petróleo, el gas, el pool eléctrico o el CO2.Sin avanzar cifras sobre el alcance de la revisión del plan, porque "el tamaño del problema económico mundial que tenemos enfrente es incierto", el ejecutivo sí ha avanzado que esa revisión no va a afectar a la retribución de sus accionistas. "Lo más importante de nuestro plan, que es el dividendo, no lo tocamos", ha dicho Reynés, en rueda de prensa telemática tras la primera junta de accionistas virtual celebrada por la compañía a causa de esta crisis.Durante la junta, Reynés ha anunciado la creación de tres nuevas unidades de negocio que reportarán directamente al presidente y dirigirán tres nuevas incorporaciones a partir del 1 de junio: el ex Ferroglobe Pedro Larrea (Gestión de la Energía y Redes), Jorge Barredo (Renovables, Innovación y Nuevos Negocios) y Carlos Vecino (Comercialización Minorista).El financiero ha enmarcado esta reestructuración de la cúpula en la necesidad de "acelerar" la transformación de la compañía tras 22 meses en los que se ha apostado por "priorizar la rentabilidad sobre el tamaño".Una aceleración que ha relacionado con el actual contexto de incertidumbre, el proceso de transición energética y operaciones como la reciente adquisición de la cartera de clientes liberalizados de EDP por parte de la petrolera francesa Total, que "demuestra que este mercado está cambiando muy rápido" y es ya "muy competitivo", con "inversores de grandísimo músculo financiero". "Vienen nuevos actores, actores potentes", en referencia a la empresa francesa y a otras de este sector como Repsol.Durante la rueda de prensa, y preguntado por la política de renegociación de los contratos de aprovisionamiento de gas que ha puesto en marcha el grupo ante el nuevo entorno de precios "para adecuarlos a las condiciones del mercado" en un "nuevo mundo completamente diferente", el ejecutivo no ha descartado la opción de un arbitraje con Sonatrach.Este grupo estatal argelino, con el que la empresa española ya perdió un arbitraje multimillonario hace una década, es dueño del 3,81% de las acciones de Naturgy. Reynés ha explicado que la opción de un arbitraje es un "último recurso" y "no es un objetivo", pero sí "una de las soluciones que contempla el contrato". "No descarto ninguna opción".El ejecutivo ha calificado de "buena noticia" el envío a las Cortes del proyecto de Ley de Cambio Climático y la "actitud de liderazgo" del Gobierno en esta materia, y ha pedido a los reguladores un "marco estable y visibilidad a largo plazo" para "que se cree inversión, empleo y riqueza para todos", con "actitud de partnerariado", trabajando "codo con codo, con transparencia" y sin guardar "cartas bajo la manga".Reynés, que ha destacado que Naturgy cuenta con una liquidez de más de 10.000 millones, ha anunciado que la compañía ha concedido durante esta crisis el aplazamiento de facturas a más de 125.000 familias. Ha agradecido el "esfuerzo" de los miles de trabajadores de Naturgy en el mundo, y en especial a los 2.500 (1.200 en España), que han seguido trabajando a pie de calle en estos meses "garantizando el suministro y la asistencia a todos nuestros clientes".
3 h
eldiario.es
Bruselas, sobre la derogación de la reforma laboral de Rajoy: "El marco de referencia es garantizar la competitividad y los servicios sociales"
La derogación de la reforma laboral de Mariano Rajoy está en el programa de gobierno firmado entre PSOE y Unidas Podemos. Y la pasada semana parecía acelerarse tras firmar con EH Bidu su "reforma íntegra" antes de que acaben las medidas extraordinarias de la pandemia. Ese documento fue posteriormente rectificado por el PSOE a instancias de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien recibió las quejas de la patronal CEOE.Al día siguiente, Calviño afirmaba: "Sería absurdo y contraproducente abrir un debate de esta naturaleza y generar la más mínima inseguridad jurídica en este momento. Los contribuyentes, yo creo, nos pagan por solucionar problemas y no para crearlos".¿Y a qué se refiere Calviño con "este momento", en una declaración hecha ante el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis? Por un lado, "a la mayor recesión, con un impacto previsto de caída del PIB en 2020 superior al 9%". Y, por otro, a que sabe, porque ella estaba en Bruselas, que a la Comisión Europea le gusta la reforma de Rajoy, y que el debate, si se abre, le pilla en medio de las negociaciones para el próximo presupuesto plurianual de la UE –MFF 2021-2027–, que incluirá un fondo de recuperación que está en el aire: España pide 1,5 billones en transferencias; Francia y Alemania proponen medio billón, que le podría valer al Gobierno español; mientras los halcones frugales encabezados por Austria y Holanda han presentado una contrapropuesta basada en préstamos y condiciones."No corresponde a la Comisión Europea interferir en este debate", ha afirmado este lunes el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, par luego advertir: "Tenemos toda una serie de políticas, en particular en el ámbito del Semestre Europeo, sobre lo que nos parece la dirección correcta que debe tomar un Estado para garantizar: por un lado, su competitividad, y,  por otro lado, la realización de toda una serie de servicios a los ciudadanos, especialmente en el ámbito social. Este es el marco de referencia".El portavoz de la Comisión Europea ha añadido: "Obviamente, corresponde a los Estados juzgar cuál es la mejor manera de llevar a cabo las reformas necesarias para lograr los objetivos de nuestras recomendaciones para el Semestre Europeo. A veces somos criticados por nuestros comentarios, pero estamos acostumbrados y creemos que estamos actuando en interés de la Unión Europea y sus sus ciudadanos. En todo caso, el juego democrático, por supuesto, debe tener lugar en los estados miembros".No hace tanto, en febrero, el informe sobre España de la Comisión Europea decía lo siguiente sobre la reforma laboral de Rajoy y los planes laborales del entonces recién estrenado Gobierno de coalición, que acababa de revertir el despido procedente durante una baja médica. "El desempleo sigue siendo muy alto, a pesar de su rápido descenso en los últimos años. La Comisión espera que la tasa de paro continúe disminuyendo a 12,8% en 2021 [las previsiones tras el coronavirus elevan la tasa a casi el 20% para final de 2020]. El alto desempleo afecta en particular a los jóvenes y los trabajadores poco calificados. El nuevo Gobierno también ha anunciado su intención de revisar aspectos de la reforma del mercado laboral de 2012, que ha propiciado una fuerte creación de empleo durante la época de recuperación económica".En aquel informe, Bruselas insistía en "reconocer que las reformas del mercado laboral adoptadas en 2012-2013 en respuesta a la crisis han jugado un papel importante en la promoción de la recuperación económica y laboral que comenzó en 2014"."La nueva coalición gobernante", abundaba la Comisión Europea, "ha prometido cambios en la regulación del mercado laboral con los objetivos establecidos de restablecer el poder de negociación de los trabajadores y superar la segmentación del mercado laboral. Los cambios en el sistema de negociación colectiva incluirían la abolición del límite de un año a la extensión automática de los acuerdos vencidos y el restablecimiento de la prioridad de la negociación colectiva sectorial sobre los acuerdos a nivel de empresa. Otras medidas aún no especificadas tendrían como objetivo promover los contratos permanentes como la forma de contrato predominante, incluso mediante el fortalecimiento de la lucha contra el abuso de los contratos temporales y de tiempo parcial y racionalización de los tipos de contratos. También se prevé una revisión de algunos tipos de resolución de contratos".Y concluía: "Será importante que cualquier medida nueva solo se tome después de una evaluación cuidadosa de su impacto potencial y que se conserven los logros de las reformas pasadas".Cuando llegó al poder, el PP lanzó una segunda oleada de reformas tras los ajustes europeos aprobados en 2010 (con José Luis Rodríguez Zapatero en el gobierno español), que probablemente contribuyeron a profundizar la recesión, según distintos análisis. En febrero de 2012, una cámara captó a Guindos diciéndole al entonces comisario Olli Rehn en un consejo en Bruselas: "Mañana aprobaremos una reforma laboral extraordinariamente agresiva".Entre otras cosas, se facilitó y abarató el despido: se redujo la indemnización por despido improcedente de 45 a 33 días; se ampliaron las causas del despido objetivo; las empresas ya no tuvieron que pedir permiso a la administración para poner en marcha ERE, mientras que los trabajadores perdieron poder negociador y se otorgó mucho poder a los empresarios para modificar las condiciones laborales.
1 d
eldiario.es
Las cúpulas de empresas en ERTE invierten 110 millones en bolsa durante la crisis del coronavirus
Consejeros y directivos de empresas que han presentado expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) por el cerrojazo a la actividad económica ante la crisis del coronavirus han invertido cerca de 110 millones de euros en acciones de compañías cotizadas desde que en marzo explotó la pandemia en España.Las compras se han llevado a cabo coincidiendo con el desplome de las bolsas provocado por la rápida expansión de esta crisis sin precedentes. Un tsunami que ha disparado las compras de autocartera de las compañías para intentar sostener su cotización, en paralelo a un inusual acopio de títulos por parte de muchos administradores, directivos y personas vinculadas a ellos.Más de la mitad de esa inversión, unos 54,5 millones, corresponde a operaciones de la familia Riberas, dueños de la acerera Gonvarri y del fabricante de componentes para la automoción Gestamp.Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los Riberas han destinado desde el 9 de marzo y hasta abril 33,8 millones a la compra de títulos de Gestamp a través de su sociedad Acek Desarrollo y Gestión Industrial SL. Esta operación se suma a los 20,68 millones que el presidente del grupo, Francisco Riberas, invirtió el 11 y 12 de marzo en títulos de Telefónica, de la que es consejero independiente, a través de su sociedad Halekulani. Gestamp empezó a aplicar a finales de marzo a la práctica totalidad de sus 6.000 empleados en España la figura de los ERTE, impulsada por el Gobierno para intentar frenar la destrucción de empleo por esta crisis. La multinacional, con 22 plantas en el país, está ya reanudando paulatinamente su actividad en España tras un parón que ha obligado a los fabricantes de componentes a reducir un 85% de su producción por el colapso de la demanda global. Según dijo Riberas en un debate por videoconferencia el jueves, esta crisis va a obligar a "reestructurar" el sector si la demanda no se recupera rápidamente. Ante las caídas de la producción mundial de vehículos que se prevén este año, de entre el 20% y el 40%, el ejecutivo, también presidente del Instituto de Empresa Familiar (IEF), advirtió de que esta crisis puede alimentar deslocalizaciones de algunos de los fabricantes presentes en España y pidió a la Administración una señal de apoyo "urgente" a un sector que, recordó ayudó a capear el colapso financiero de 2008.Los Riberas son la sexta fortuna de España según el último ranking de ricos de El Mundo y los primeros accionistas (15%) de otro de los grupos cotizados del sector que (confirman fuentes sindicales) ha aplicado ERTE a su plantilla, CIE Automotive. En este caso no constan operaciones de los dueños de Gestamp desde marzo, pero sí de otro de sus accionistas destacados (10%), los Egaña, otra de las grandes fortunas vascas. A finales de marzo invirtieron 6,7 millones en títulos del fabricante de componentes de automoción a través de su sociedad Elidoza Promoción de Empresas SL. El viernes, esa inversión acumulaba unas plusvalías latentes del 7,1%.En CIE también tiene un 10% la Corporación Financiera Alba, también primer accionista (19%) de Acerinox, grupo industrial del Ibex que ha aplicado ERTEs en algunas de sus plantas en España, y socios de referencia de Parques Reunidos, el gigante español de los parques temáticos), que también se ha visto obligado a aplicar ERTE tras el cierre forzoso de sus instalaciones.Los dueños de Alba son otra de las grandes fortunas españolas, los March, que han comunicado desde el 13 de marzo hasta el 20 de mayo compras de títulos de su hólding de participaciones por importe de unos 14,1 millones, de los que más de la mitad (7,3 millones) corresponde a su presidente, Carlos March. En GAM, otra de las empresas de los Riberas (tienen el 59%) que también ha tenido que recurrir a ERTE, destaca la compra, el 16 de marzo, de un paquete del 5% por parte de su presidente, Pedro Luis Fernández, que se convirtió en su segundo accionista tras pagar 3,65 millones a los Riberas, que además le prestaron los fondos necesarios para ello.Plusvalías del dueño de MayoralGAM está en la cartera de inversiones de otra de las grandes fortunas españolas, Rafael Domínguez de Gor, dueño de la enseña de moda infantil Mayoral, que también ha recurrido a los ERTE para afrontar el cierre temporal de sus tiendas, confirman fuentes sindicales. El malagueño es otro de los multimillonarios que ha aprovechado el desplome bursátil para comprar títulos. Entre finales de marzo y principios de abril invirtió a través de su sociedad Global Portfolio Investment unos 3 millones en Masmóvil. El viernes, esa inversión acumulaba plusvalías latentes del 23,8%. Domínguez tiene un 8% del operador de telecomunicaciones, que junto a Duro Felguera (donde controla el 9,5%) y Laboratorios Rovi (5%), son los que mejor está soportando el tsunami del coronavirus de entre su amplia cartera de participaciones significativas en bolsa.Esta incluye otras grandes empresas que también están aplicando ERTE como Adolfo Domínguez (8,5%) o Miquel y Costas (8,122%). Accionistas y consejeros de esta última también se están mostrando muy activos en las últimas semanas, con compras de títulos por importe de más de 2,1 millones desde marzo.Numerosas operaciones de consejeros y directivos de grandes empresas en ERTE acumulan todavía importantes minusvalías latentes. Es el caso de otra de las grandes fortunas españolas, losa Revoredo, dueños de Prosegur, que desde marzo hasta principios de este mes han invertido unos 10,8 millones en títulos del grupo de seguridad privada.Aún menos rentables son las operaciones realizadas en marzo por directivos y consejeros de dos empresas que se han visto abocadas al ERTE por el cierre de su actividad en España, Amrest (La Tagliatella) e IAG, por importe, respectivamente, de 3,6 millones y 4,8 millones. En el grupo de aerolíneas, destacan los 3,2 millones que invitió el 11 de marzo (a tres días de decretarse el estado de alarma) el presidente de Vueling y futuro presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, en títulos que hoy valen menos de la mitad que entonces, ante las sombrías perspectivas de este sector.Otras operaciones reseñables de compra de consejeros y directivos de empresas que han realizado ERTE en algunas divisiones son las registradas desde marzo hasta ahora en Ferrovial (por importe de 1,2 millones), ACS (1,1 millones), Tubacex (unos 900.000 euros), Fluidra (unos 700.000 euros) o Applus (670.000 euros).
2 d
eldiario.es
Miquel Puig: "Las imágenes del sistema sanitario, con médicos con bolsas de basura, dejan muy tocada la marca España"
Tiempo antes del coronavirus, Miquel Puig (Tarragona, 1954) defendía un salario mínimo de mil euros al mes para los trabajadores del sector turístico. No podía ser, decía, que una actividad tan importante para la economía española se sostuviera en trabajadores tan mal pagados. Puig consideraba esta realidad una paradoja y la desarrollaba en su libro 'La gran estafa: una propuesta económica para sacar a España de la mediocridad'. ¿Qué estábamos haciendo mal para que las zonas turísticas fueran cada vez más ricas pero sus habitantes cada vez más pobres? Desde febrero, el salario mínimo interprofesional es de 950 euros mensuales. "Yo siempre lo he pedido para todos los sectores", matiza. "Lo que pasa es que en el turismo tiene un impacto más beneficioso. Pero ahora estamos en mitad de una emergencia. ¿Quién habla de salario mínimo?".Puig es doctor en Economía y ha desempeñado distintos cargos en la Administración. Fue director general de Industria de la Generalitat, director general de la Corporación Catalana de Radio y Televisión y actualmente es concejal de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, donde impulsó un recargo de cinco euros a la tasa turística. Hasta entonces era de 2,25 euros por persona. Sostiene que el buen turismo es el que paga bien a sus empleados y deja más impuestos en una región.¿Es posible un turismo de alto valor añadido? ¿O es imposible por definición?Por supuesto que es posible. Alto valor añadido significa que genera muchos beneficios, muchos impuestos y muchos salarios. Pero el turismo español se caracteriza por tener salarios muy bajos. Es el sector que peor paga, aunque dentro tiene sus cosas: por ejemplo, la hostelería no paga malos salarios porque está regida por un convenio. Podría ser de más valor añadido si los salarios fueran más altos. Es tan sencillo como eso.  ¿Podrían conseguirse salarios muy altos? Ahora, con la COVID-19, la cosa está en entredicho. Pero si prescindimos del coronavirus, sí. ¿Por qué? Porque la demanda es enorme. La demanda del turismo, sobre todo por un sitio como la costa española, era imparable. Todo el mundo lo sabía y los estudios lo decían. Por tanto, los salarios hubieran podido ser altos y este sector hubiera podido ser de alto valor añadido. Hubiera podido. Pero el coronavirus lo arrasa.Efectivamente. El sector turístico es, probablemente, el sector más preocupante en el coronavirus. Lo ha paralizado por completo. Turistas ya no hay y no habrá hasta nuevo aviso. El impacto a corto plazo es directo. Otros sectores, como el industrial, lo han soportado bien: tú vas a una fábrica y ves mucha maquinaria y pocos trabajadores. Están separados. Y las oficinas lo han solucionado con teletrabajo. Simplificando, el sector más afectado por la paralización es el turismo. Ese es el primer problema.La gran incógnita es si este impacto es solo ahora. Si es así, dentro de poco se habrá recuperado. Eso no depende de los economistas, de los empresarios ni de los políticos. Depende de los médicos. Si los médicos nos dicen que en Semana Santa del año que viene podemos hacer la vida de antes, el sector se recuperará. Si los médicos nos dicen que hay que hacer algo distinto, se tendrá que reconvertir. El turismo español, y el turismo en general, se basa en un modelo de lata de sardinas. Un crucero es una lata de sardinas. Las Ramblas de Barcelona eran una lata de sardinas. Las playas eran una lata de sardinas. Está basado en compactar a mucha gente en un espacio reducido. Y esa gente viene de muchos sitios distintos. Estás encantado de que vengan turistas alemanes, franceses, italianos, algún ruso... Pero desde un punto de vista epidemiológico es lo peor. A corto plazo, el sector se enfrenta a una situación muy dura. Los ERTE son la mejor solución. Pero está por ver si esto es pasajero o no tanto. Una cosa es que nos digan: el virus se va a quedar y algo tendremos que cambiar para hacerle frente. Y otra cosa que nos pueden decir es: los virus mutan y quizá de vez en cuando haya otro. Si esto sucede, no nos podemos permitir tener un 12% del PIB en una cosa de que vez en cuando tenemos que paralizar. Porque el coste de la parálisis es brutal. Pero son respuestas que tienen que dar los médicos.¿Esta dependencia nos hace más vulnerables para la recuperación? Depende. Depender del sector turístico en la crisis del coronavirus es lo peor. Pero en la crisis anterior, de 2008 a 2014, el turismo fue el que mejor la capeó. En ese momento, tener un sector turístico tan importante fue muy interesante. Como siempre, lo mejor es tener una economía diversificada, porque cuando viene la crisis de la construcción, te salva la industria, etc.Si este problema se convierte en permanente, habrá que hacer cambios muy grandes. Paralizarlo un año tiene un gran coste, pero si hay que reconvertirlo el coste es enorme.¿Hay algún modo de salvar la temporada? En Benidorm tienen un plan para intentar convencer a los turistas de que son un destino seguro. A corto plazo, lo mejor y único posible es convencer a los turistas de que se es un destino seguro. En ese sentido, Barcelona lo tiene muy bien porque la oferta hospitalaria es muy grande. Pero, desgraciadamente, las imágenes que han circulado por Europa del sistema sanitario español, con médicos con bolsas de basura, han tenido un impacto bastante negativo. Será muy difícil convencer a los europeos. Porque Barcelona tiene una gran marca, pero imagino que para la mayoría de los europeos, si hablas de sanidad, lo que pesará es la marca España. Y esta ha quedado muy tocada. ¿Hay que hacer un esfuerzo? Sí. ¿Debe ir encaminado a convencer de que, en este caso, Barcelona es un destino seguro porque tiene un sistema sanitario muy bueno? Sí. Lo que no puedes decir es que aquí todos estamos muy bien, porque lo que pretendes es que venga gente de todas partes. Seguro quiere decir que, si te toca, te atenderemos muy bien.En Baleares hablan de corredores seguros: si Baviera es segura y Baleares también, firmamos un acuerdo para que vengan los bávaros. Pero para que Baleares sea segura quiere decir que no irán madrileños. Y no creo que eso lo vayan a hacer. Deberían. A alguien le tienes que decir que no venga para ser seguro, y ese alguien son los italianos y españoles. No sé cómo van a convencer a los alemanes si no. Además, las islas tienen un aspecto de encerrona, de que una vez allí dependes de un avión… Barcelona lo tiene mejor, pero también mal.Barcelona ha sufrido mucho las externalidades del turismo: episodios de turismofobia, gentrificación… ¿Cómo será el verano? ¿Malo económicamente pero un descanso para los ciudadanos?Las dos cosas. Veremos unas Ramblas que hace muchos años que no veíamos. Pero el coste es tremendo. No seré yo quien me alegre. Preferiría ordenar el turismo para que fuera menos opresivo sobre la ciudad, pero no al coste que tiene en este momento.Croacia, Portugal y Grecia han tenido muchos menos contagios. ¿Deberíamos preocuparnos porque nos vayan a quitar una parte del pastel o llegan a públicos distintos? El público es el mismo. El público que tiene una casa en propiedad, algo que sucede en Baleares y en toda la costa catalana, va a ir. Pero el turismo que no tiene una propiedad es el mismo que va a Grecia, Egipto, Túnez o Portugal. Este año van a preferir a Grecia, Croacia o el norte de África, porque en este momento la marca España es una marca muy castigada. Esto va a durar este año y tiene mala solución. Las imágenes han sido devastadoras. Ponte en la piel de un señor de 65 años alemán, sueco, que piensa que en el fondo el sur es una cosa dudosa (risas)... Le va a costar mucho quitarse esas imágenes de encima. Una imagen vale más que mil palabras. Dice que está bien tener una economía diversa. Se habla de relocalización y de que España debe tener más industria. Algunos economistas dicen que es un debate fallido, porque la globalización de las cadenas de producción ha sido positiva. ¿Cómo lo ve? No sé si la globalización ha sido buena para todos, pero seguro que ha sido buena para los que la han protagonizado. Estos la seguirán protagonizando y practicando. Hay cosas que se van a relocalizar. La Unión Europea habrá tomado nota y habrá dicho: hay cosas del sector sanitario y farmacéutico que necesitamos producir aquí.Lo demás no me lo creo. Hay dos argumentos. La SEAT [de Martorell] no paró porque le fallara la producción de una pieza que venía de China. Paró porque le falló un componente que venía de Igualada, que está a 25 kilómetros. Igualada se cerró antes del confinamiento general porque había un brote muy grave. Paró la fábrica de allí y eso paró la SEAT. Así que la SEAT no identifica largas cadenas de suministro con fragilidad.Segundo argumento: si algo ha demostrado este virus es que la pandemia es rápida. ¿Qué ventaja tiene tener las fábricas al lado y no a 10.000 kilometros, si al final el virus te llegará igual? En la peste negra del S.XIV, el avance está documentado año a año. En el 47 llegó al Mediterráneo, en el 46 a Venecia... En ese mundo sí necesitaba mis cadenas y suministradores aquí, porque si venía la peste china podía quedarme sin piezas antes. Pero hoy en día qué más da, si el virus va a llegar igual.Cuando se habla de reindustrialización no solo se piensa en la ruptura de las cadenas, sino en el alto valor añadido de la industria.Eso sigue siendo así. Lo que hay que hacer no es una campaña o política para relocalizar, sino una campaña para tener industria. Lo que hace un país próspero es tener industria y política industrial. Con virus y sin virus. Yo ya tenía un lema antes: más industria y mejor turismo.¿Cómo cambiará el turismo a medio plazo? ¿La crisis podría llevarnos a ese turismo más próspero... o todo lo contrario?Supongamos que el virus es pasajero. El ébola golpeó muy duramente el turismo de África occidental, Ghana, Sierra Leona, Costa de Marfil... Obviamente, hablamos de volúmenes que no tienen nada que ver con lo de aquí. Pero al año siguiente se recuperó. Por tanto, lo probable es que el año que viene de este asunto no nos acordemos: la gente tiene muy poca memoria. Si esto es así, volveríamos al discurso de hace un año: no tenemos que preocuparnos del turismo del norte de África, no queremos más turistas sino más valor añadido y más sostenibilidad. En Barcelona es un discurso que debe imponerse. Y creo que empezaba a ser un discurso aceptado y compartido. Hasta el presidente de Fomento del Trabajo, la filial de la CEOE en Catalunya, pidió un aumento del salario mínimo. Se estaba creando un estado de opinión favorable. Si el virus es pasajero, tendremos que volver a eso. Y habrá turismo de sobra para todos.Y que las empresas paguen más a sus trabajadores.Es la manera. La asignatura es que los turistas paguen más. La manera de que paguen más es que paguen más impuestos y más a los trabajadores. Por eso este modesto grupo municipal lo primero que hizo cuando llegó al Ayuntamiento, en oposición, fue hacer aprobar un recargo a la tasa turística de cinco euros. Es el camino para tener un turismo mejor.Respecto a la estacionalidad no sé si hay algo que hacer...En Barcelona no es un problema. Pero en la costa sí. No tiene otra solución que la que acabamos de decir: ofrecer mejor producto y cobrarlo más. Si, desgraciadamente, la demanda es estacional, no es razón para demonizarlo y dejar de luchar. Cuando vengan en agosto, ya pagarán lo que no está escrito.¿Por qué se demoniza tanto?  El turismo es una bendición. A media España la ha salvado de la miseria, empezando por las Baleares. No hay que demonizarlo. Otra cosa es que lo estemos haciendo fatal. Sí, lo estamos haciendo fatal. Pero no es razón para borrarlo de un plumazo, sino para hacerlo mejor: con más impuestos y salarios altos.
2 d
eldiario.es