Herramientas
Cambiar el país:
eldiario.es - Pedro Águeda
eldiario.es - Pedro Águeda
El racismo, la ideología y la orientación sexual centran los delitos de odio pese a caer las denuncias por el confinamiento
Los delitos e incidentes de odio denunciados durante 2020 ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado descendieron en un 17,9% debido al confinamiento, según los datos recopilados por el Ministerio del Interior y a los que ha tenido acceso elDiario.es. Con limitación de la presencia en la calle o sin ella, un año más el racismo, la ideología y la discriminación por la orientación sexual volvieron a situarse al frente del número de denuncias. Hasta 485 personas que se vieron atacadas por el color de su piel o su procedencia extranjera denunciaron los hechos. Se trata de tan solo un 5,8% menos que en 2019 pese a los meses de confinamiento. Se da la circunstancia de que el racismo se coloca como la primera causa de delitos de odio denunciada por delante de la ideología, a diferencia de lo que ocurrió en 2019. Sin embargo, en ese ejercicio anterior de 2019 ya se registró un incremento de los delitos de odio vinculados al color de piel del 20,9% respecto a 2018.Las restricciones tampoco evitaron que las denuncias por discriminación en razón del género y de orientación sexual subieran de 69 a 99, un 43,5% de incremento. El Ministerio del Interior ofrece la cifra de hechos discriminatorios por género y orientación sexual de forma conjunta –el citado incremento del 43,5%–, pero también los desglosa. Los hechos denunciados por odio hacia personas por su orientación sexual se mantuvieron prácticamente respecto a 2019 pese a la pandemia: de 278 a 277. Pero los delitos e incidentes denunciados relacionados con el mero hecho de ser mujer crecieron de 69 a 99.En total en España se registraron 1.401 denuncias por delitos o incidentes de odio en los doce meses de 2020 frente a los 1.706 del año anterior, según recoge el Informe sobre la Evolución de los Delitos de Odio. Dicho informe también deja otros datos llamativos. Por ejemplo, en el año de la pandemia crecieron un 69,2% los hechos denunciados por discriminación a personas con discapacidad (44 casos) y un 57,1% a personas por el simple hecho de estar enfermas (13 casos). Los datos recopilados por el Ministerio del Interior permiten hacer un retrato robot del detenido o investigado por delito de odio en 2020: un varón español, entre los 26 y los 40 años, que es objetivo de las Fuerzas de Seguridad por haber proferido amenazas, lesiones o haber incitado públicamente al odio. Un 77,4% de los detenidos o investigados eran españoles, mientras que entre el 22,6% restante destacan marroquíes y rumanos. Las redes sociales son un espejo de lo que ocurre en la calle. La ideología, el racismo y la orientación sexual también tienen en Internet el mayor número de incidentes de este tipo, un total de 147 de los 1.401 denunciados durante 2020.Pese a ello, la calle sigue siendo el lugar donde más delitos de odio se cometen, 511 de los 1.401 registrados. Le siguen las viviendas, donde se registraron 315 incidentes. Y en tercer lugar, los bares y otros lugares de ocio, con 212 casos. Los campos de fútbol y otras instalaciones deportivas triplican en incidentes a los lugares de culto, de 71 en el primer caso a 20 en el segundo. La estadística del Ministerio del Interior recoge otras cifras por tipo de incidente. Por ejemplo, la aporofobia, u odio al pobre, que registró diez casos. O el antigitanismo, del que se contabilizaron un total de 22. Por creencias o prácticas religiosas se conocieron 45 casos de discriminación. Incluso las personas mayores provocaron el odio de los detenidos o investigados por el hecho de serlo en diez casos.
eldiario.es