Principal
General
1396
Noticias no leídas
Noticias no leídas
Concursos i reptes virals: Els museus es reinventen durant la crisi del coronavirus
Aquestes són algunes de les iniciatives impulsades pels museus mentre duri el confinament
ccma.cat/324/
Irene Montero vuelve a dar positivo en la prueba de la covid-19
publico.es
Irene Montero vuelve a dar positivo en la prueba del Covid-19
(((HABRÁ AMPLIACIÓN)))
eldiario.es
Torra se atribuye el endurecimiento del confinamiento: “Ha escuchado las peticiones de Cataluña"
El dirigente separatista aplaude el anuncio del Gobierno de paralizar toda actividad económica no esencial para frenar los contagios.
Diario online con noticias de última hora...
El PNV carga contra la medida «unilateral» de Sánchez: «Se nos aseguró que no se iba a adoptar»
Hay «sorpresa», pero sobre todo malestar en el PNV por la forma en la que Pedro Sánchez ha tomado la decisión de confinar a la población durante las próximas dos semanas. Una medida que según los nacionalistas la coalición de PSOE y Podemos negaba hasta «ayer». «Hoy, sorprendentemente, se cambia de criterio de manera radical», apunta el partido de Andoni Ortuzar. Los nacionalistas vascos han cargado duramente contra el Ejecutivo central después de que Pedro Sánchez anunciara sus nuevas medidas para contener el coronavirus. Concretamente, el presidente del Gobierno ha optado por restringir aún más la movilidad durante las próximas dos semanas, de forma que «todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa». A través de las redes sociales, el PNV ha trasladado su «sorpresa» por un movimiento que, según este partido, se consideraba innecesario hasta hace pocas horas. «Ayer, desde el Gobierno español se nos aseguró que esta medida no se iba a adoptar», apuntan los nacionalistas, que añaden que «desde algunos ámbitos gubernamentales» se les llegó a pedir que «se arropara al Ejecutivo para defender esa posición». «Hoy, sorprendentemente, se cambia de criterio de manera radical», denuncian. Los de Ortuzar confiesan su «preocupación» por lo que consideran una «excesiva unilateralidad» por parte de Pedro Sánchez, cuya investidura fue posible precisamente gracias al apoyo del PNV y de otros partidos nacionalistas y soberanistas. Existe «falta de respeto y comunicación del Gobierno español con instituciones, agentes y partidos», señalan.
abc.es
Torra diu que Sánchez ha "escoltat Catalunya", però demana més mesures econòmiques
Cal intensificar el suport a tots els treballadors, als autònoms i a totes les empreses, ha afegit Torra
ccma.cat/324/
Día 14 del estado de alarma: la cocina
Adoro cocinar y toda su liturgia. Llevo cocinando desde muy chiquito, desde que ayudaba a mi madre con la masa de las rosquillas de anís. En casa siempre había bizcochos de limón, latas antiguas que atesoraban rosquillas y galletas, y un sinfín de dulces que hacía mi madre: natillas, flanes de huevo en unos moldes de aluminio abollados con el caramelo pegado al fondo, batidos de fresa natural, a los que le sacaba una espuma densa...Me gusta cocinar y recordar los olores de mi infancia, los sabores y los colores. Disfruto la cocina desde el primer acto, que comienza cuando decido el menú y salgo a comprar. Soy más de mercado que de supermercado, más de frutería cercana que de grandes superficies. Me gusta el trato cercano, hablar con los tenderos entretenerme, preguntarles, aprender. Eva, mi pescadera del mercado de las palmeritas, me pone de vez en cuando un whatsapp "Luis vente para acá que tengo unas coquinas de Punta Umbría que quitan el sentido". Rocío me ve pasar por delante de su frutería y me dice "llégate luego que tengo aguacates de los que a ti te gustan". Llego a casa, donde comienza la parte central de la obra, el sanctasanctórum, y la cocina se llena de olores a especias, al pan que se cuece lentamente en el horno. Después, uno de los grandes momentos, abro una cerveza helada mientras pico esto y lo otro, atiendo la sartén y le doy una vuelta con la cuchara de palo al sofrito.Ahora, en estos días de arresto domiciliario general, la cocina ha vuelto a salvarme. Es una isla donde refugiarme de tanta mala noticia durante un rato. Echo de menos el salir con tanta alegría a comprar. Rocío me atiende en su frutería con guantes de de plástico y mascarilla. El mercado vive horas bajas, no tiene la alegría de antaño, los clientes lo recorremos separados unos de otros, mirándonos con cara de sospecha. Pero todo esto pasará y volveremos al griterío, a las charlas, a las risas, y espero que lleguemos a tiempo, cómo no, de escuchar a mi amigo Julián desde su mesita de camping a voz en cuello "tengo el caracol, tengo las cabrillas, vamos mi arma que se me acaban". Entonces sí, habrá  llegado la primavera. (El balcón de Luis)Las 'berenpizzas'(La ventana de Fermín) En mi cocina hemos enchufado ese aparato blanco que estaba al fondo, abandonado, ignorado… Se llama Thermomix y es como la lámpara de Aladino pero con lentejas dentro. Para que funcione, es imprescindible, por ejemplo, el trabajo de Javi, el pescadero al que le pides las coquinas vía Whattsapp y te las trae a la puerta. O el de Carlos, el frutero que te permite tener la huerta en tu cocina sin pisar la calle.En estas dos semanas hemos hecho (queda muy bien el plural en estos casos) coquinas a la marinera, natillas caseras, pollo en salsa, y hasta, ojo, sin la Thermomix, unas delicias llamadas “berenpizzas”. El nombre no existe, pero tampoco existía el confinamiento. La vida nos ha enseñado en estas dos semanas hasta una nueva gramática.Las frases de mi madreTodo el mundo, o muchos que conozco, han decidido que la cocina es una opción interesante para ocupar el tiempo. En mi caso no es opcional, y claro, así el asunto tiene menos gracia. Son los días es que los padres de las criaturas echamos de menos el comedor escolar y, sobre todo, son los días en los que yo recupero frases de mi madre: "Esto de pensar qué daros de comer es una lata". U otro gran clásico: "todo el trabajo que da la cocina y os lo coméis todo en cinco minutos".A pesar de que cocinar me hace gruñir un poco, la verdad es que me da para pensar en que puedo cocinar todos los días, en que otras familias echan de menos el comedor pero porque es la única comida del día. En que el comedor social de al lado de mi casa sigue abriendo porque ese sí que es "esencial". En que no nos podemos cansar de repetir que somos afortunados aunque suene a película de Navidad de después de comer, que la comida siempre es buena excusa (si es que hace falta alguna) para llamar a hermanas, hermanos, padres, suegros para pedir una receta. Y que lo será cuanto termine el encierro y, como ya hemos quedado, lo celebraremos con una fiesta en nuestra calle.Atún encebollaoMe tenéis un poco mosqueao. Ahora resulta que vuestra niña es Celine Dion y vuestro chico, Luciano Pavarotti. Que, aunque estéis enclaustrados en cincuenta metros cuadrados, os estáis poniendo más fuertes que Schwarzenegger en Terminator. Y, lo que más me fastidia: que, después de la cuarentena, el Celler de Can Roca va a tener que echar el cerrojazo, porque sois la leche entre fogones.Desde que me fui de erasmus, tengo dos platos estrellas: atún encebollao -con guarnición de arroz blanco- y fajitas de pollo, acompañadas de totopos. Vamos, con un paquete de Doritos y guacamole del Mercadona. Y de ahí no me saquéis. Es la comida del fin de semana, los voy alternando… Ahora me los alterno todos los días. Vamos, que voy a salir rodando de esta cuarentena.El caso. Dejaos de esfericaciones, reducciones y nitrógenos. Dejamos también de que si habéis desempolvado la receta del puchero de vuestra abuela o el arroz al horno de vuestros ancestros. Que a mí no me engañáis… que os he visto comeros los whoppers doblaos. Y descongelar san jacobos como si no hubiera un mañana.Sin nevera(La ventana de Javi, en Tomares) Si toda esta maldita encerrona que está matando a tanta gente tiene mucha pinta de guerra, quedarse sin nevera lo hace parecerse más. Pues sí, la semana pasada decidió romperse. No era buen momento, está claro, pero menos mal que no estaba tan llenita como la de la canción machirula del Arrebato y además el congelador, misterios domésticos, funciona perfectamente. Ha cumplido con su ciclo vital y le estamos muy agradecidos a su servicio. Como la otra canción, nos hemos acostumbrado a estar sin ella, no sé si por hacernos un poco los masocas o por lo que sea, aunque al final hemos cedido y hemos comprado una online. Quién sabe cuándo llegará y hasta qué umbral deberá pasar el buen hombre que nos la traiga. Si hubiera sido verano, nos hubiéramos apurado un poco más, eso sí, pero hemos tenido que tirar algunas cosillas, con honda pena, bien es sabido.Mientras, estamos sobreviviendo con mucha fruta y mucha verdura (para compensar la falta de ejercicio), que aguanta bien sin los frescores del electrodoméstico. Y hasta hemos hecho debutar al salmorejo para alegría de los niños, que lo devoran como si no hubiera un mañana y es ese el momento en que visualizo las vitaminas del tomate y la manzana entrando en sus cuerpitos junto al aceite de oliva y me pongo muy contento como padre que soy. Por lo demás, igual que con los teletrabajos y con todo lo demas, hacemos lo que podemos. Hoy, hemos podido hacer canelones.
eldiario.es
El doble miedo de las trabajadoras de ayuda a domicilio: "Rocío la mascarilla con alcohol después de cada usuario"
Las trabajadoras (son casi todas mujeres) que cuidan de ancianos y dependientes están pasando los días de la crisis del coronavirus con un doble miedo. El de contagiarse a sí mismas, pero también el de meter una infección potencialmente mortal en las casas de los usuarios, con muchos de los cuales tienen una relación de afectividad."Esto es peor que las residencias de mayores. Allí entras, haces tu trabajo y te vas. Pero yo salgo y entro, salgo y entro, salgo y entro... Podemos hacer hasta cuatro y cinco servicios a lo largo del día", lamenta Leonor Urbano. Ella presta ayuda a domicilio a personas mayores y dependientes y es portavoz de Plataforma SAD, que agrupa a unas 6000 trabajadoras del sector. Estos días claman por el riesgo potencial que supone mantener su actividad como si nada. Aseguran que llegan a reutilizar la misma mascarilla durante días, cuando el protocolo establece que deberían cambiarla después de cada atención.Una trabajadora malagueña, que prefiere no dar su nombre, explica que ha recibido instrucciones para lavar los guantes desechables a 60 grados. No tienen ni batas desechables, ni gorros, ni mucho menos mascarillas suficientes. "Alguna empresa nos ha dicho que desinfectemos las mascarillas con lejía", asegura Urbano. Las trabajadoras siguen realizando su trabajo únicamente con su uniforme, con el que se desplazan de casa en casa y por la calle."Recibimos una mascarilla FFP2 al principio, y estuve con ella una semana. Luego nos dieron una de las de un solo uso. Ahora tengo dos. La rocío con alcohol después de cada usuario. Batas no tenemos nada: una casulla, que me quito cuando salgo de una casa y me pongo cuando entro en otra", explica otra trabajadora de un pueblo granadino, que pide el anonimato.Trabajan apenas a unos palmos del usuario, mientras ayudan en el aseo o en la cura de ancianos y dependientes. Ofreciendo dos, tres o cuatro servicios diarios. Y sabiendo que cada salida, que muchas veces incluye el uso del transporte público, es un boleto más para llevar el contagio a casa de una persona vulnerable.  Incumplimiento de las normas de la JuntaEstas situaciones incumplen un Acuerdo del 13 de marzo del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que establece que las auxiliares deben acudir con la bata habitual "que se lavará diariamente", además batas desechables para uso individual en cada domicilio, mascarilla y guantes desechables. También obliga a que todo ese material se elimine en la basura de cada domicilio y que se use nuevo material para cada servicio.Hace unos días la administración autonómica anunció el reparto de 45.000 mascarillas para estas trabajadoras. Según Comisiones Obreras, a Málaga llegaron unas 7.200. Una cantidad lejísimos de la que se necesita para garantizar la regla "un usuario una mascarilla".En este contexto, las asociaciones de trabajadoras y los sindicatos están pidiendo reducir el servicio a lo imprescindible, de modo que quienes trabajen sí puedan contar con las medidas de protección. No todas las administraciones están accediendo."¿Qué hace un auxiliar tres horas sentado?"Algunos municipios y diputaciones han establecido servicios esenciales (a grandes dependientes o que no puedan ser atendidas por sus familiares) pero otras, como el ayuntamiento de Málaga, mantienen la integridad del servicio. "Son 1.600 trabajadoras trabajando todos los días trabajando de manera ordinaria. Sin protección. Lo máximo, una mascarilla para cada auxiliar", explica Juan Carlos Navas, de Comisiones Obreras en Málaga.Según relatan, en los días posteriores al 14 de marzo el consistorio se abrió a la posibilidad de que se prestaran solo servicios esenciales. Se trataba de que 300 trabajadoras (no las 5.000 habituales) dieran servicio a los más vulnerables o carentes de soporte familiar. Con esa reducción de personal sí sería posible disponer de material. "Se había identificado a los dependientes que había ir sí o sí, y el ayuntamiento y las cuatro empresas concesionarias habían programado los servicios", dice Juan Carlos Navas.Sin embargo, el ayuntamiento anunció el 19 de marzo que no había fijado servicios mínimos. "El Ayuntamiento de Málaga, en base a sus competencias, ha indicado en un escrito a las empresas prestadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio que deben continuar ofreciéndolo íntegramente a todos los usuarios y usuarias debido a su vulnerabilidad", dijo en un comunicado. Sí admitía que "puede estudiarse la disminución de la intensidad de esos servicios". Coincidió con algunas quejas de familiares de usuarios en redes sociales, que alertaban de que sus mayores estaban en riesgo si los profesionales de la ayuda familiar no atendían de la forma habitual.Hay usuarios para quienes la ayuda es vital, pero otras veces puede comprender actividades como acompañarlos a pasear, realizar tareas domésticas o hacer compras. Según Comisiones Obreras, ha habido familias que han exigido la ayuda a domicilio a pesar de que conviven con los usuarios. "Hay trabajadoras que están yendo tres horas para acompañar al usuario, y como hay confinamiento se quedan en la casa. ¿Qué hace un auxiliar tres horas en el domicilio sentados con los abuelitos? ¡Es absurdo!", exclama Juan Carlos Navas.Según el sindicato, el servicio esencial o mínimo se ha fijado en todos los municipios de Málaga menos la capital, Torremolinos y Alhaurín de la Torre. Sevilla presta el servicio "de acuerdo con las prioridades establecidas y garantizando la prestación a los grandes dependientes, mientras se recibe el material solicitado a la Junta de Andalucía". También hay municipios donde se han fijado servicios mínimos, pero las jornadas apenas se han reducido. Y empresas que han advertido que la jornada se podría ampliar, para atender a mayores dependientes que han salido de residencias.El ayuntamiento de Málaga no había respondido a las preguntas de este medio al cierre de la edición.Denuncias ante la Inspección de TrabajoComisiones Obreras ya ha interpuesto varias denuncias ante la Inspección de Trabajo y ante las Delegaciones Territoriales de Empleo y Salud en Málaga. Ha pedido la paralización total de la actividad de las cuatro empresas [BCM, Arquisocial, Claros, OHL] que prestan este servicio en Málaga capital por "riesgo grave e inminente" para la salud de los trabajadores. Presentó los escritos el 19 de marzo y aún no ha recibido respuesta. Pero Navas matiza: "Aunque lo decreten, no vamos a paralizarla. Vamos a atender lo esencial. Somos conscientes de que hay que seguir trabajando, pero las que puedan tener garantizados los EPIS"."Nosotras queremos a nuestros abuelitos, llevamos años con ellos. Los cuidamos todo el año, sus familiares nos lo dejan en nuestras manos", señala una trabajadora. Pero en estas circunstancias, insiste, hay que distinguir esos servicios de los que no lo son. Y advierten: el argumento de la vulnerabilidad tiene doble filo. Precisamente por tratarse de usuarios vulnerables, las consecuencias de un posible contagio pueden ser desastrosas.El temor es que a partir de la semana que viene puedan reproducirse a pequeña escala los casos de algunas residencias de mayores. "Las compañeras están cayendo como moscas, pero las empresas les piden que no digan nada", asegura Urbano. Según la información de Comisiones Obreras recogida de las empresas, hay al menos dos trabajadoras positivo en coronavirus en Málaga capital, y 67 en aislamiento. En el resto de la provincia hay 154 trabajadoras en aislamiento por sospecha de coronavirus y otros tres positivos, según estos datos.Un sector precarioLa precarización del sector también juega en contra. La ayuda familiar y a la dependencia es un servicio público que los ayuntamientos suelen externalizar. El salario base es de 984 euros por jornada completa, pero pocas alcanzan el 100% de la jornada, según Leonor Urbano. Uno de los motivos es que el tiempo de desplazamiento no se retribuye. "Para hacer una jornada completa deberías estar quince horas". La mayoría, especialmente en grandes ciudades, realizan su trabajo por tramos, para cada uno de los cuales tienen que desplazarse, muchas veces en transporte público.Son, en definitiva, trabajadoras itinerantes sin protección frente al virus. "La semana que viene seremos nosotras", advierte una trabajadora: "Somos las últimas, las olvidadas, cuando llevamos el sector más vulnerable. Cuando caigamos las 1.600, ¿quién va a cuidar a esos usuarios?".
eldiario.es
El general chavista Carvajal negocia su entrega a EEUU, que busca su colaboración en la causa por droga contra Maduro
El ex jefe de la unidad de inteligencia militar de Venezuela, Hugo Carvajal -detenido en España y en paradero desconocido después de que la Audiencia Nacional aprobara extraditarle Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico- está discutiendo su rendición con las autoridades estadounidenses, que estiman que pudiera tener información sobre las supuestas actividades del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en este tráfico ilegal.
europapress.es
Los sanitarios de La Coruña felicitan a Amancio Ortega por su cumpleaños y le agradecen sus donaciones contra el coronavirus
Las ambulancias de La Coruña se han desplazado esta tarde hacia la zona de el Parrote donde vive Amancio Ortega para realizar un homenaje al empresario gallego gracias a sus donaciones contra el coronavirus. El homenaje de los sanitarios coincide, precisamente, con el cumpleaños del dueño de Inditex, que ha cooperado de manera espontánea para tratar de parar un virus que ha dejado en pausa a casi todo el país.
abc.es
Torra es mostra satisfet pel confinament total decretat pel Govern espanyol i demana fortes ajudes econòmiques
El President de la Generalitat ha valorat l'anunci de Pedro Sánchez en una compareixença en què ha reivindicat la mesura que fa setmanes defensa el Govern de la Generalitat i ha avisat que "treballadors, autònoms i empreses no poden quedar fora de joc"
publico.es
Portugal da permisos de residencia, trabajo y acceso a sanidad a todos los inmigrantes en proceso de regularización
El ministro da Administración Interna de Portugal, Eduardo Cabrita, ha anunciado este sábado que se autorizará de formar provisional la residencia y acceso a todos los servicios públicos, incluidos el Servicio Nacional de Salud o las ayudas sociales a todos los inmigrantes en proceso de regularización.
europapress.es
Arrimadas pide "claridad" a Sánchez a la hora de distinguir entre actividades esenciales y no esenciales
Así lo ha expuesto en un mensaje en su perfil de Twitter, en la que la líder de Ciudadanos ha asegurado que muchos españoles ven "necesario" reforzar las medidas para garantizar el distanciamiento social: "El Gobierno no puede generar más incertidumbre"."Muchos españoles ven necesario reforzar las medidas para garantizar el distanciamiento social, pero el Gobierno no puede generar más incertidumbre. Sánchez debe ser claro sobre sus decisiones y dar garantías y tranquilidad a trabajadores, autónomos y empresas. Hoy no lo ha hecho", reza el mensaje de Arrimadas.
eldiario.es
Eduardo Zaplana alcanza un acuerdo para abandonar Telefónica de forma definitiva
Telefónica ha alcanzado un acuerdo para la salida definitiva de la empresa de telecomunicaciones de Eduardo Zaplana, cuya relación laboral con la compañía se encontraba suspendida desde que en mayo de 2018 el exministro y expresidente de la Generalitat Valenciana fuera detenido en el marco de la 'operación Erial'. Según ha podido confirmar Europa Press, la salida de Zaplana de Telefónica, que pone fin así a su presencia en la empresa de la que formaba parte desde que fuera fichado en 2008 por César Alierta como delegado para Europa, se ha producido de "común acuerdo". La vinculación del exministro con Telefónica se encontraba suspendida desde el 22 de mayo de 2018, cuando la empresa presidida por José María Alvarez-Pallete tomó esta decisión "con carácter inmediato" tras ser detenido e investigado por presuntamente aflorar dinero negro proveniente de contratos irregulares de su etapa al frente de la Comunitat Valenciana. Tras esta suspensión, Zaplana solicitó su readmisión en Telefónica y, al mismo tiempo, cursó la baja por enfermedad, ya que padece leucemia, motivo por el cual la salida del exministro no se ha podido resolver hasta ahora. Fuentes de la operadora de telecomunicaciones han rehusado hacer comentarios sobre esta información. Zaplana fichó en septiembre de 2008 por Telefónica como delegado para Europa, con dependencia directa del entonces presidente de la operadora, César Alierta, y asumió entonces los cargos de consejero de Telefónica O2 Europa y Telefónica O2 República Checa. En diciembre de 2008 abandonó sus responsabilidades como delegado de la compañía para Europa y fue nombrado adjunto al secretario general Técnico de la Presidencia. En enero de 2012 dejó de ser miembro del consejo de Telefónica Europa.
abc.es
El PP denuncia que el PSOE de Madrid ha acusado a Ayuso de ser la "culpable" de la muerte de 1150 mayores
Fue la Secretaría de Igualdad de los socialistas madrileños la que publicó el tuit que borró horas después.
Diario online con noticias de última hora...
Permitidos los desplazamientos a municipios cercanos para comprar productos de primera necesidad
Los desplazamientos entre municipios "limítrofes o cercanos" para adquirir productos de primera necesidad (alimentos, bebidas, higiene, etc.) en supermercados de grandes superficies están permitidos. Tal y como ha comunicado la Delegación del Gobierno en Canarias, las fuerzas y cuerpos de seguridad manifiestan que "se tendrá en cuenta el sentido común". En un comunicado emitido para unificar criterios interpretativos del Real Decreto 463/2020 mediante el cual se establece el estado de alarma, el Ejecutivo aclara que también está autorizada la apertura de los estancos o quioscos para vender alimentación, bebidas, prensa o papelería.  Los mercadillos agrícolas no ambulantes están autorizados, ya que se entienden asimilados a los comercios minoristas, siempre y cuando se vendan alimentos agrícolas y tengan una estructura fija de establecimiento. Asimismo, deberán seguirse las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar las aglomeraciones. Por su parte, los mercadillos ambulantes no están permitidos. En esta línea, los ciudadanos podrán desplazarse hasta sus fincas o explotaciones agrícolas y ganaderas particulares para alimentar a los animales o cuidar a los cultivos. Del mismo modo, se mantienen las actividades de pastoreo para los ganaderos que ya vinieran ejerciéndolas de forma regular con anterioridad respecto a los lugares que sean de su uso habitual. Para los herbolarios se aplica el mismo criterio que el de las parafarmacias. "No se suspende la apertura al público siempre que vendan exclusivamente productos autorizados, es decir, alimentos, bienes de primera necesidad, productos higiénicos...". Respecto al número de ocupantes permitidos en los vehículos de hasta nueve plazas, tanto en el caso del transporte público, como el privado complementario y particular de las personas), se respetará que vaya como máximo una persona por cada fila de asientos, manteniéndose la mayor distancia posible entre ellos. Los casos tasados en el real decreto son el acompañamiento a personas con discapacidad, menores, mayores o por otra causa justificada.En los transportes de mercancías por carretera, estará permitido que vayan dos personas en la cabina del vehículo, cuando sea necesario por el tipo de transporte, siguiendo siempre las medidas e instrucciones de protección indicadas por el Ministerio de Sanidad. Esta regla se extrapola a fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos, ambulancias y medio ambiente.Los establecimientos de suministro de combustible que dispongan de aseo deben facilitar su uso a los conductores profesionales, al igual que los centros de carga y descarga. Además, los espacios que tengan cocina, comida preparada o servicio de restauración también deberán abastecer a los transportistas profesionales para posibilitar los descansos adecuados.
eldiario.es
Cecot cree que el Gobierno "llega tarde" pero valora que quite presión a las empresas
   Cecot ha asegurado que el Gobierno llega "excesivamente tarde" al poner límites a la movilidad de actividades no esenciales, pero ve positivamente que las medidas que aprobará el Consejo de Ministros el domingo quitarán presión a las empresas, liberarán recursos del Estado y reducirán la deuda pública.
europapress.es
Lluvias débiles y temperaturas en ligero ascenso
Los cielos presentarán este domingo en Canarias intervalos nubosos aumentando la nubosidad en el interior de las islas, donde no se descarta alguna lluvia débil y ocasional por la tarde, según la Agencia Estatal de Meteorología.Las temperaturas seguirán sin cambios o en ligero ascenso y los vientos serán variables flojos con predominio de las brisas.En las aguas costeras de las islas occidentales habrá vientos variables y de norte a noroeste de fuerza 1 a 3, marejadilla o mar rizada, así como mar de fondo del noroeste con olas de 1 a 2 metros y aguaceros ocasionales. En las islas orientales, habrá vientos del norte o noroeste de fuera 2 o 3, disminuyendo de 1 a 2, y localmente variables de fuerza 4 en Gran Canaria. En estas islas habrá también mar rizada o marejadilla y localmente marejada en el oeste y sureste de Gran Canaria hasta la noche, así como mar de fondo del noroeste con olas de 1 a 2 metros disminuyendo y aguaceros ocasionales.La previsión meteorológica por islas para este domingo es la siguiente:LanzaroteIntervalos nubosos aumentando a nuboso por la tarde, cuando no se descarta alguna lluvia débil y ocasional en zonas de interior y sur. Temperaturas con pocos cambios. Viento variable flojo con predominio de las brisas.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Arrecife 14 22FuerteventuraIntervalos nubosos aumentando a nuboso por la tarde, cuando no se descarta alguna lluvia débil y ocasional en zonas de interior. Temperaturas con pocos cambios. Viento variable flojo con predominio de las brisas.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Puerto del Rosario 16 23Gran CanariaIntervalos nubosos al inicio, aumentando a nuboso en el interior y sudeste por la tarde, cuando no se descarta alguna lluvia débil y ocasional. En el norte tenderá a poco nuboso. Temperaturas con pocos cambios. Viento variable flojo con predominio de las brisas.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Las Palmas de Gran Canaria 15 21TenerifeIntervalos nubosos, en general. Predominarán los cielos poco nubosos en la vertiente norte y los cielos nubosos o cubiertos en la vertiente sur y este, donde no se descarta alguna lluvia débil y ocasional, por la tarde. Temperaturas con pocos cambios o en ligero ascenso en las máximas, más significativo en zonas altas. Viento variable flojo con predominio de las brisas en costas. En cumbres centrales, viento del noroeste flojo a moderado.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Santa Cruz de Tenerife 16 23La GomeraIntervalos nubosos al inicio, aumentando por la tarde a nuboso en el interior, donde no se descarta alguna lluvia débil y ocasional. Temperaturas con pocos cambios. Viento variable flojo con predominio de las brisas.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): San Sebastián de la Gomera 16 22La PalmaIntervalos nubosos al inicio, que tenderá a cielos poco nubosos por la tarde en las vertiente norte y oeste. Temperaturas con pocos cambios o en ligero ascenso en las máximas, más significativo en zonas altas. Viento variable flojo con predominio de las brisas. En cumbres, viento del noroeste flojo a moderado.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Santa Cruz de la Palma 14 22El HierroIntervalos nubosos al inicio, aumentando por la tarde a nuboso en el interior, donde no se descarta alguna lluvia débil y ocasional. Temperaturas con pocos cambios. Viento variable flojo con predominio de las brisas. TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Valverde 11 18
eldiario.es
Torra celebra que Sánchez ponga en marcha el confinamiento “reclamado por el Govern”
La crisis del coronavirus es lo bastante grave, la cifra de contagiados y muertos es tan alta, como para que se eludan reproches políticos en este momento. El Govern lleva quince días pidiendo el confinamiento total. Primero para Catalunya y Madrid....
lavanguardia.com
El apoyo a las políticas sociales por el coronavirus será mayor que en 2008 "porque ahora nadie culpa a las víctimas"
"El apoyo social a las políticas redistributivas por el coronavirus será mayor que en la crisis de 2008 porque ahora nadie ve culpables a las víctimas". Esta es una opinión compartida por distintos sociólogos y economistas que hablan de la llamada "heurística del merecimiento" para explicar este fenómeno.  Según explican, la percepción ética y social de la necesidad de que el Estado intervenga en la economía para ayudar a quien más lo necesita, es decir, la aceptación de que la riqueza de todos se redistribuya para llegar a personas y colectivos que sufren una situación de especial dificultad, depende en buena medida de estos criterios "simples, automáticos e intuitivos" que van más allá de la ideología política y el estatus socioeconómico.Investigaciones en distintos países muestran que hay grupos de población, como jóvenes, desempleados o inmigrantes, a los que se tiende a ver con más facilidad como responsables de las situaciones de dificultad en las que se encuentran, y por lo tanto se cree que merecerían menos ayudas sociales que otros segmentos, por injusta que resulte esta idea, como explica la investigadora del CSIC Eloísa del Pino. Pero la crisis del coronavirus ha venido a golpear con especial saña a colectivos que, según esos criterios, están en lo más alto de la percepción social de quien merece ser apoyado: ancianos y enfermos. Así, en este caso, por el momento no cunde el discurso de "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" con el que se justificaron en España los duros recortes tras la crisis que comenzó en 2008, destaca Antonio Noguera, sociólogo y profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona. El apoyo generalizado a esos grupos tiene que ver, según esta teoría sociológica, con el "egoísmo" de saber que en algún momento estas medidas nos beneficiarán a nosotros, y en el reconocimiento de que los mayores ya han contribuido al sistema. "Esta enfermedad nos viene de fuera. Nadie se la merece. En 2008 se acusaba a los países de manirrotos, también a los que habían gastado demasiado por ejemplo en sus pisos, circunstancias en las que baja mucho el apoyo al gasto público. Es por lo que en el fondo en EEUU no tienen una buena sanidad pública. Allí en general se ve culpable al que tiene una enfermedad de corazón por haber comido demasiadas hamburguesas o por haber fumado y no están dispuestos a pagar su tratamiento médico", opina por su parte la profesora del departamento de Sociología de la Universidad Complutense Inés Calzada.¿Puede haber cambiado ahora la apreciación en España y otros países de la necesidad de ayudar a los afectados frente a la crisis financiera de hace una década? La profesora de Economía en la Universidad de Alcalá Olga Cantó opina que sí: "La percepción tiene que haber cambiado porque el riesgo existe y es percibido como relativamente alto para todos los niveles socioeconómicos".Aunque avisa de que no todo el mundo percibirá igual su riesgo económico porque dependerá de su seguridad en el empleo, de su nivel salarial, de su riqueza, y también de su dinámica vital (con o sin hijos, con mayores a su cargo con enfermedades crónicas, con patologías propias previas o no...). "Pero, en todo caso, y a pesar de todas estas diferencias, el riesgo frente a una pandemia está mucho mejor distribuido que los que se percibían en cualquier crisis anterior", afirma.Por ejemplo, muchos de los que no tienen enfermedades previas y están sanos, también se dan cuenta de que, en momentos de colapso del sistema sanitario, cualquier situación sobrevenida de salud les puede afectar muy negativamente. Por tanto, aunque la percepción no sea idéntica para todos es mucho más fácil captar el riesgo en esta crisis que en otras anteriores, añade Cantó.Hay más motivos para este cambio, según Eloísa del Pino. Por un lado, se ha visto que la crisis de 2008 y la salida de la misma no fue justa. Se ha mejorado económicamente, pero las tasas de pobreza y desigualdad siguen siendo elevadas y afectan sobre todo a jóvenes y niños. "Nos hemos dado cuenta de que por muy austeros que fuéramos hay un colectivo que no hemos logrado sacar adelante. Hay un reconocimiento de que tanta austeridad no funcionó".Como se demuestra en este análisis, el 20% más pobre de la población española fue el que más renta perdió desde el inicio de la anterior crisis, las rentas medias se vieron perjudicadas en menor medida y las clases medias-altas y altas apenas se vieron afectadas por la recesión.El Gobierno ya da por hecho que de la actual situación de parálisis económica va a salir una sociedad más desigual, y prepara políticas para revertirlo, según ha afirmado públicamente la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, mientras que ahora se centra en tratar de parar el golpe del parón productivo. Pero no es solo una cuestión de solidaridad. En las inyecciones económicas en estas situaciones de crisis también hay una visión economicista: si no se ayuda, una amplia variedad de colectivos que en la actualidad vivían al día perderán su capacidad de consumo, al tiempo que muchas empresas cerrarán y enviarán al paro a sus trabajadores. "Tiene que haber una palanca para que la sociedad vuelva a recuperar el pulso", afirma la investigadora del CSIC. Esto podría explicar por ejemplo que el vicepresidente del BCE Luis de Guindos apoye ahora una renta mínima de emergencia frente a la austeridad y recortes que aplicó como ministro de Economía español y que la corriente de opinión a favor de las medidas de compensación haya cambiado a nivel internacional para intentar evitar que la crisis sanitaria se transforme en una profunda y duradera recesión. "No sólo la ortodoxa UE ha suspendido de facto los límites de déficit del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, sino que muchos gobiernos, como el de Trump en EEUU, están proponiendo cheques a las familias", recuerda al respecto el economista Ricardo Molero.  ¿Se traducirá en políticas realmente expansivas?La tesis de Noguera es que los países en instituciones supranacionales como la Unión Europea pueden reaccionar ahora con políticas de gasto y redistribución más drásticas que hace una década. Por el momento, esta crisis sanitaria ha generado una movilización de dinero por parte de los gobiernos y de las instituciones con pocos precedentes, casi todo a través de avales y garantías a créditos, tanto en EEUU como en Europa. Sus principales perceptores son las empresas, pero también trabajadores y familias.Por ejemplo, el Gobierno de Pedro Sánchez está dispuesto a asumir las pérdidas de empresas privadas que pidan créditos del ICO por valor de 100.000 millones de euros, confiando en que la inmensa mayoría de las veces estas compañías logren devolverlos. En total hablan de una movilización de 200.000 millones (contando también con financiación privada).Por su parte, el G-20 asegura que va a inyectar cinco billones de dólares para contrarrestar las pérdidas de la pandemia. La intención es que la recesión, que parece inevitable, no sea profunda y duradera y no haya amplios grupos de población que pierdan toda capacidad de consumo.  1/ Mi hipótesis sobre por qué a) la UE puede reaccionar ahora como no lo hizo en la gran crisis de 2008; b) hasta los más liberales apoyan la expansión del gasto y la intervención pública; c) hay una mayor explosión de solidaridad social. Creo que un factor influye mucho. Hilo
eldiario.es
Torra celebra la paralización de la actividad económica y pide al Gobierno "no dejar en fuera de juego" a los trabajadores
El president de la Generalitat, Quim Torra, ha celebrado el anuncio del Gobierno de que toda actividad económica no esencial quedará paralizada hasta el 9 de abril. El jefe del Govern, que desde hacía quince días reclamaba la suspensión de toda la actividad laboral salvo la sanitaria y la alimentaria, ha dejado por una noche los reproches al Gobierno. "El anuncio del presidente Sánchez es una buena noticia en el combate contra la pandemia", ha afirmado. En un mensaje institucional sin preguntas de los periodistas, Torra, que permanece aislado en el Palau de la Generalitat tras dar positivo, ha avanzado que en la reunión de este domingo del Gobierno con todos los presidentes autonómicas pedirá "concreción" al Ejecutivo central sobre la protección de los trabajadores, autónomos y empresas afectadas por la paralización de la actividad económica no esencial."Exigiremos medidas sociales y económicas a la altura de la magnitud de esta crisis. No puede haber límites a la ayuda para trabajadores, autónomos y empresas, así como a los más vulnerables que merecen el apoyo de la administración. Ninguno de ellos puede quedar en fuera de juego", ha aseverado Torra. "Si ahora se decreta el confinamiento total es evidente que hasta ahora no existía", ha abundado el president, que además de reiterar en dos ocasiones su "satisfacción" y su agradecimiento a Sánchez por la medida, ha dejado claro que la Generalitat hará cumplir "de forma estricta" la paralización de la actividad económica.El president también ha avanzado otras de sus peticiones al Gobierno de cara a la "nueva fase", en sus palabras, que se abre una vez paralizados los trabajos no esenciales. Según Torra ahora la situación requiere de medidas para lograr el "contagio cero" así como proporcionar "con rapidez" tests "masivos" de detección del coronavirus entre la población. "Celebro que el Gobierno haya escuchado las demandas de Catalunya. Ahora toca intensificar al máximo el apoyo al servicio de salud, de seguridad y de protección civil para ganar esta lucha compartida por la esperanza y por la vida", ha concluido el president.
eldiario.es
El PP reprocha "improvisación" al Gobierno pero apoya parar la actividad
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha reprochado al Gobierno la "improvisación" al adoptar medidas como la de parar actividades no esenciales frente al coronavirus pero ha dicho que seguirá teniendo "todo el apoyo" de su partido aunque estas actuaciones "lleguen tarde". En una declaración, tras anunciar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la paralización de toda actividad no esencial desde el lunes, ha lamentado que el Ejecutivo siempre vaya "a remolque" de las comunidades autónomas del PP, ya que este cese fue solicitado hace días por el presidente de Murcia, Fernando López Miras. Y ha recriminado a Sánchez que el miércoles, cuando se aprobó la prórroga del estado de alarma en el Congreso, "votó negativamente" a reducir la actividad no esencial en España -la misma medida que este sábado ha puesto encima de la mesa- al no aceptar las propuestas de resolución en este sentido. García Egea, quien ha comparecido en la sede del PP ante una bandera de España con un crespón, en señal de luto por las víctimas del coronavirus, ha exigido "protección y amparo" para el personal sanitario, así como todos los profesionales que están en primera línea frente a esta pandemia. "Sánchez lleva quince días diciendo que hará lo que haga falta cuando haga falta y donde haga falta. Hacen falta guantes, test y mascarillas en primera línea y hacen falta ya", le ha recordado al presidente del Gobierno tras destacar que ya hay 10.000 sanitarios contagiados por el COVID-19. También ha vuelto a instar al Gobierno a adoptar medidas económicas para paliar los efectos de esta crisis, como que "quiten los impuestos a la gente" porque "a cero ingresos" corresponde "cero impuestos", sobre todo en el caso de los autónomos y pequeños empresarios. Por eso, ha planteado que se aproveche el Consejo de Ministros extraordinario de mañana para aprobar medidas de liquidez para las empresas y la supresión de la cuota para los autónomos, para que "la única preocupación de los españoles sea la salud y no la economía", y que además sea de forma "automática" sin necesidad de trámites. Ha insistido en que el Gobierno tiene que dar solución a estos problemas de los españoles y dejarse de "propaganda" y de "dar mítines desde La Moncloa". El número dos del PP ha iniciado su intervención con un mensaje de "consuelo y cariño" para las víctimas del coronavirus y sus familiares, así como "ánimo, fuerza y confianza" a todos en la sanidad española, y ha terminado reiterando que su partido tiene la "mano tendida" al Gobierno para superar esta crisis.
eldiario.es
El Rayo Vallecano fabrica 12.000 máscaras protectoras y su afición recauda 33.000 euros
El Rayo Vallecano ha fabricado 12.000 máscaras protectoras en colaboración con la empresa Margi, a través de la fundación del club, que se distribuirán en los hospitales de la Comunidad de Madrid, y su afición ha recaudado más de 33.000 euros a través de una fila solidaria.
europapress.es
El número de fallecidos con Covid-19 en Asturias se sitúa en 41
El número de fallecidos con Covid-19 se ha elevado en Asturias este sábado a 41 personas, ocho más que las contabilizadas el día anterior, según ha confirmado la Consejería de Salud del Gobierno asturiano este sábado a las 21.08 horas.
europapress.es
Hemos parado en seco: ahora hay que cambiar de dirección
La normalidad se ha quebrado. De un modo brusco y para muchas personas inesperado, nos vemos obligados y obligadas a permanecer en casa. El Estado ha tomado el control de algunas empresas y las camas de hospital se extienden a hoteles y recintos feriales. Militares y policías regulan nuestros movimientos. Los actos más cotidianos quedan proscritos en lo que algunas personas, como el presidente Macron, ya han bautizado como un "estado de guerra". Menos transportes en coche, espacios públicos vacíos, consumo bajo mínimos –sólo las tiendas de alimentación y farmacias permanecen abiertas–, etc. Nos esperan al menos otros quince días más de excepción (y probablemente bastantes semanas o meses más), en los que lo único que sobrevivirá de nuestra vida cotidiana será el uso de internet. Estos días son, y serán, también de angustia por nuestros seres queridos más frágiles y vulnerables. Y no solamente por quienes son susceptibles de enfermar y morir, sino también por quienes durante y tras esta crisis se encontrarán sin empleo, sin casa o en unas casas donde el confinamiento deviene en hacinamiento, con dificultades para llegar a fin de mes, con más precariedad aún de la que ya tenían y/o incapaces de cubrir las tareas de cuidados que tenían impuestas, que además son más imprescindibles que nunca. Una vez más, la crisis recae sobre todo en la población que peor estaba.Por obra y gracia de un microbio, un ser minúsculo (ni siquiera un ser vivo propiamente) como el coronavirus SARS-cov-2, hemos hecho lo que no fuimos capaces de hacer a lo largo de estos decenios últimos. Momento de parar, nos decía el artista César Manrique en 1985. Parar en seco, remachaba el novelista y poeta William Ospina en 2017, pues "un planeta que durante milenios ha sido el escenario más propicio para la vida podría transfigurarse ante nuestros ojos en una morada inhóspita". Hemos parado en seco, pero no lo hemos hecho como defendemos desde el ecologismo, con justicia social y democracia, sino generando situaciones que, si no actuamos con la misma contundencia que necesitamos contra la pandemia, pueden ser devastadoras para enormes sectores de la población. Quizá podamos aprovechar esta pausa forzada para una reflexión que transcienda lo inmediato.Más allá de la valoración que podamos realizar sobre el papel que los medios de comunicación han jugado en crear este estado de excepción sobre los peligros de sacar el ejército a la calle y hacerlos responsables de la gestión civil, sobre las consecuencias del repliegue en hogar es sin tener a veces suficientemente en cuenta las relaciones que se dan dentro de ellos o de la regulación de la vida cotidiana a golpe de decreto-ley, el coronavirus dejará tras de sí una enseñanza para toda una generación: la "normalidad" no es algo inamovible, puede cambiar a peor… pero también a mejor.En un Estado sobredesarrollado y desigual como el nuestro y tras dos generaciones sin guerras y sin grandes convulsiones más allá de la crisis de 2008, sentimos por primera vez en toda su extensión la fragilidad de un orden global que, vivido desde dentro, habíamos percibido como prácticamente invulnerable (que no justo, sostenible, razonable o deseable).Debemos además ser conscientes de que, lejos de tratarse de un episodio excepcional, esta pandemia será la primera de muchas de las grandes convulsiones y crisis que están por llegar. Como exponen con claridad algunos artículos como el de Nafeez Ahmed o voces desde China, en la base de esta pandemia se encuentra la extensión incontrolada y exponencial del modo de vida capitalista industrial a todo el mundo. Los masivos cambios en los usos del suelo, entre los que destacan la deforestación y la urbanización, han supuesto la fragmentación de hábitats y la creación de espacios favorables para la propagación de los vectores transmisores de enfermedades, en particular mosquitos. Las enfermedades transmitidas de animales a seres humanos, como el coronavirus, están íntimamente ligadas a la deforestación masiva, la alteración de ecosistemas, la masificación de la ganadería industrial, y, en general, una destrucción ecológica de tipo sistémico.Pero no es únicamente que los vectores biológicos aumenten, sino que el enorme nivel de interconexión de nuestras sociedades las hace especialmente vulnerables a este tipo de fenómenos. Muchas de las rutas de propagación del virus han coincidido precisamente con las rutas de transporte aéreo facilitadas por el turismo y la actividad mercantil. En los últimos días hemos sido quizá más conscientes que nunca de hasta qué punto las cosas que consumimos proceden de lugares lejanos, sobre todo de China. La globalización neoliberal, con su dependencia del transporte a larga distancia, hace que apenas existan lugares a salvo de un fallo sistémico con efectos a su vez globales. Hemos entrado en la era de lo imprevisible y la inseguridad continua. Sobre todo si tenemos en mente el peso determinante de la economía financiera sobre el resto de la economía y, por lo tanto, sobre la vida social en todo el mundo. Es muy probable que esta pandemia haya disparado el inicio de una nueva recesión que ya venía fraguándose y que, como en 2008, haga tambalearse al mundo.La extensión del capitalismo industrial no sólo devasta el territorio, sino que transforma el clima. Tras casi dos años de movilizaciones masivas y mundiales por el clima, 2020 sigue trayéndonos pésimas noticias. Las temperaturas no dejan de aumentar, la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera sigue creciendo y los efectos de la crisis climática se agravan. Pese a la dificultad de obtener datos en la situación actual, se calcula que el coronavirus ha matado ya a más de 15.000 personas en todo el mundo. Una cifra que no deja de aumentar y que esconde el verdadero drama social de las muertes de miles de personas que ni siquiera pueden dar el último adiós a sus seres queridos. La frustración es aún mayor si se tiene en cuenta que algunas de ellas podrían haber sido evitadas de contar con unos servicios sanitarios públicos fuertemente debilitados por las políticas neoliberales.Sin embargo, en los últimos 19 años, el clima extremo generado por el cambio climático, ya ha causado 500.000 muertes. Y la previsión es que entre 2030 y 2050 se producirán 250.000 muertes adicionales al año solo por la incidencia del cambio climático en la malnutrición, la malaria, así como las muertes por diarreas y olas de calor. Sería un error pensar que esas cifras hablan de otros lejanos. Muchas de esas personas, como hoy, podrían ser nuestros seres queridos. O incluso nosotras y nosotros mismos. Uno de los fenómenos que precisamente se está viendo ampliado y reforzado por la emergencia climática son las pandemias. Todos los fallecimientos que tengan detrás causas humanas son inaceptables, independientemente de su número. Todos causan dolor. Pero a la hora de actuar no podemos dejar de lado a los que ya están afectando a más personas.Y la crisis climática no es nuestro único problema. Para no entrar en crisis, el capitalismo requiere de un crecimiento económico exponencial sostenido. Un crecimiento que es absolutamente dependiente del petróleo, pero también del carbón, el gas natural, el uranio, el litio, el coltán, las tierras raras... Ahora bien, todos estos recursos son finitos. Muchos de ellos ya están dando síntomas claros de entrar en una fase de declive en su disponibilidad. Además, estos recursos, tras ser extraídos y utilizados, desgarran cada día más la delicada e imprescindible trama de la vida. Nuestra situación es muy difícil: la crisis capitalistas conllevan un enorme sufrimiento social y exacerban la desigualdad, pero el funcionamiento normal y “saludable” del sistema es sociocida y ecocida.Necesitamos valorar los impactos para la vida (desde luego también la humana) de ese ecocidio. Un planeta donde la temperatura aumentara "sólo" 3 o 4 grados sobre la temperatura pre-industrial, sería un planeta con unos ecosistemas totalmente devastados. Donde el frágil equilibrio de la vida, tan arduamente trenzado durante milenios, no se podría mantener. Sería una distorsión equivalente a la de un meteorito catastrófico como el que presumiblemente terminó con los dinosaurios. En un planeta así, los seres humanos tendríamos grandes problemas para sostener la producción agrícola y obtener suficiente agua potable. No podríamos vivir. La cuestión no estaría sólo en preservar nuestro orden social, sino nuestra propia existencia.Durante mucho tiempo se habló de que los efectos de la degradación ecológica no eran globalmente palpables. Pero hoy vemos que son altamente destructivos para muchas de las especies animales y vegetales que pueblan el planeta y para el conjunto de sus habitantes. El coronavirus es prueba de ello, pero también la borrasca Gloria o el descenso de los recursos hídricos disponibles en nuestro Estado en un 20% en los últimos 25 años. Además, la mezcla entre crisis sistémica y orden socioeconómico desigual impulsa que estos impactos recaigan sobre las poblaciones más empobrecidas del planeta. Una muestra son las diferentes guerras por los recursos que azotan África, Asia o América Latina, lugares en los que los impactos de nuevas epidemias, del cambio climático y otros problemas sanitarios y ambientales se llevan ya la vida de decenas de miles de personas cada año. El precio de nuestra “normalidad” es un “estado de guerra” permanente contra la naturaleza y contra las clases populares de todo el mundo.Hay quienes piensan que es imposible pensar en la transformación profunda de la actual dinámica política, económica y social. ¿Cómo poner en cuestión el dogma del crecimiento? ¿Cómo impulsar transformaciones en nuestros modos de vida, en nuestra forma de consumir, producir, disfrutar o desplazarnos? Sin embargo, hoy vemos que la mayoría de la población entiende que su responsabilidad, más allá de las medidas imprescindibles que deben desplegar los Estados e instituciones internacionales, es precisamente transformar de raíz su vida cotidiana. Y asumimos ese esfuerzo precisamente para proteger a quienes son más débiles y vulnerables, para proteger la vida y la salud. No deja de ser paradójico que la población infantil y juvenil, que tiene poco riesgo en esta pandemia, esté encerrada en sus casas en solidaridad con la población adulta, mientras que esa población adulta no muestra el mismo comportamiento solidario legando un planeta devastado a quienes ahora empiezan su andadura en él.Estamos viviendo días en los que la solidaridad se extiende. La centralidad de la atención y el cuidado a las personas más frágiles nos hace más conscientes de nuestra propia fragilidad y de que sin cuidados la vida humana no puede existir. Cuidados que tienen que ser colectivos y repartirse entre todas las personas. Vecinos y vecinas tratan de apoyarse mutuamente para sufrir en la menor medida posible los impactos económicos de esta pandemia. Cooperativas y grupos de consumo siguen funcionando para garantizar el suministro de alimentos y la supervivencia de aquellas personas comprometidas con una producción que a la vez garantiza el sostenimiento de la naturaleza. La patente fragilidad de los sistemas en los que descansan nuestros actos más cotidianos hace que conceptos como resiliencia, soberanía energética y alimentaria o relocalización productiva adquieran una nueva actualidad. Además, la fuerza de la situación actual está haciendo que, con fallas e imperfecciones, lo público se acerque a lo común. La situación está forzando a muchos Estados a poner parte de sus recursos, todavía una parte insuficiente, al servicio de quienes sufren y sufrirán los peores golpes de la crisis económica y sistémica que está en ciernes. Hoy, muchas personas se están comprometiendo con la justicia social para hacer que, de verdad, más allá de un eslogan, nadie se quede atrás, y de ese modo garantizar que los cuidados no se cubran a base de la explotación injusta de las mujeres.Una vez pase una pandemia, que puede ser larga y difícil, las medidas económicas, ecológicas, sanitarias y sociales destinadas al bien común deberán seguir ampliándose y sosteniéndose, todo lo cual requerirá sin duda de una defensa y acción contundente. Las oligarquías empresariales y políticas tendrán que ser forzadas a poner al servicio del común sus recursos. Habrá que cerrar con contundencia la puerta de una reinauguración del austericidio o de salidas xenófobas y neofascistas, opciones que muchos sectores sociales no dudarán en presentar como las alternativas a seguir.Pero esta centralidad de la vida, la salud y los cuidados, este compromiso con el entorno ecológico, la justicia social y con la defensa de las personas más vulnerables, no puede convertirse en un argumento que legitime la idea de que la salida a la previsible crisis económica sea la vuelta a la "normalidad". La normalidad de unos Estados del bienestar petrodependientes, sostenidos de manera insostenible por la desigualdad sistémica Norte-Sur. La normalidad de unos Estados oligárquicos, de un planeta hostigado, de unas vidas alienadas y dependientes del mercado. Esa normalidad nos conduce al abismo. Necesitamos, por tanto, crear una nueva "normalidad", un nuevo modo de vivir que se preocupe por la gente, por sus hijos e hijas, por su futuro –en todas las partes del planeta, no solo en los estrechos márgenes de nuestro territorio–, a la vez que por el conjunto de la vida. Que se preocupe de una biosfera (Gaia) que nos acoge. Estamos conectados a una red vital compleja y hermosa. Una Gaia que genera las condiciones necesarias para que la misma vida florezca. Verla como enemiga separada de nosotros es vernos a nosotros mismos como enemigos. Necesitamos un modo de vida que asuma en toda su profundidad que, más allá de nuestras múltiples limitaciones, como seres y como sociedades, somos (y seremos) seres interdependientes y ecodependientes. Esto no es un deseo lanzado al aíre, sino que se apoya en múltiples iniciativas que ya están en marcha y que abarcan cada vez a más sectores y a más porcentaje de la población.Es urgente cambiar de dirección cuanto antes para evitar que la nueva normalidad de las décadas por venir sean situaciones mucho peores que las actuales. Al fin y al cabo, hoy estamos dentro de casa pero seguimos teniendo agua, energía, alimentos… ¿Qué ocurriría ante una crisis de acceso al petróleo, ese líquido negro, que sustenta casi toda la economía? ¿O al gas natural? ¿Qué efectos tendría un cambio climático desbocado que pusiera en riesgo la agricultura y la ganadería a nivel mundial? Un decrecimiento material radical (pero selectivo para los más necesitados del mundo que nada o poco tienen) es un horizonte que no podremos evitar en el futuro cercano. Por eso, el debate más importante se refiere a cómo hacer que su aplicación refuerce la lucha por la justicia social y la construcción de sociedades realmente democráticas. Quizá deberíamos ver en esta cuarentena impuesta, además de las dificultades cotidianas y el enorme sufrimiento social que está conllevando, la ocasión –quizás única- para realizar una reflexión radical: es el momento de parar, de parar en seco, y de reorientar la deriva que nos lleva hacia un colapso catastrófico para las mayorías sociales. Tenemos la fuerza de valorar de nuevo lo común. Tenemos la fuerza de nuestra empatía hacia el dolor y las necesidades de los desamparados, débiles y frágiles. El coronavirus pasará y después de él la crisis será probablemente permanente. Será entonces cuando resulte más importante que nunca apelar a la cooperación pese a la competencia, apelar a la generosidad y solidaridad pese al egoísmo, apelar al amor pese a los odios y rabias sin control. Hemos parado. Ahora hay que cambiar de dirección hacia sociedades realmente sostenibles, justas y democráticas.Texto elaborado por: Adrián Almazán, Joseba Azkarraga Etxagibel, Joan Benach, Eva Botella, Óscar Carpintero, Manuel Casal Lodeiro, Carlos de Castro, Xoán Doldán, Luís González Reyes, Giorgos Kallis, Alberto Matarán, Margarita Mediavilla, Amaia Pérez Orozco, Jorge Riechmann, Carmen Velayos.
eldiario.es
La solitaria despedida de Carmen de Mairena
El martes pasado, al mediodía, cinco personas se reunieron en el Tanatorio Sancho de Ávila de Barcelona. Solo durante media hora, sin abrazos ni besos, como marca la nueva normativa. El vídeo que habían preparado los allegados de la fallecida, con fotos y grabaciones recordando anécdotas, tampoco se pudo reproducir. “Creo que ella nunca hubiera imaginado una despedida así”, señala Adrián Amaya, uno de los pocos que estuvo ahí. Era el adiós de Carmen de Mairena. El último capítulo de una vida azarosa, siempre en el filo entre la fama y la sordidez, que la acabó convirtiendo en un icono de la España contemporánea. A Carmen de Mairena le pasó de todo en la vida, pero según sus allegados lo último que esperaba era que su funeral estuviese vacío. Se fue, sin embargo, en paz, con un balance vital lleno de claroscuros en el que la fama adquirida acabó compensando los momentos más dolorosos del trayecto. “Que me quiten lo bailao”, solía decir durante los últimos años de su vida, satisfecha al constatar que la gente le seguía pidiendo fotos cuando la sacaban a pasear en silla de ruedas. “He llegado a ser famosa, que era lo que quería”, les decía a su círculo más próximo.Los únicos que pudieron acudir al velatorio fueron su hermana menor, visiblemente afectada, sus tres sobrinos y el mencionado Amaya, un joven admirador de 27 años, también cupletista, que durante los últimos tiempos se había convertido en la sombra de la artista. La familia todavía no sabe donde esparcirán las cenizas de Mairena, ni siquiera las tienen aún. De momento, desde los servicios funerarios les han comunicado que la lista de espera es abultada.Nacida en el barrio bienestante de la Bonanova en 1933, Mairena tuvo varias vidas. La primera, la de Miguel de Mairena, un cantante de cuplé homosexual que sobrevivía actuando en distintos locales de Barcelona y que había pasado por la cárcel por su orientación sexual. La segunda, la de Carmen de Mairena, la persona trans que se operó de manera chapucera por amor, una transformación que la abocó a ejercer la prostitución en las calles del Raval durante años. Después vinieron distintas Cármenes: la leyenda del cuplé en el Raval pero desconocida en el resto de la ciudad. La que se hizo famosa en toda España al empezar a aparecer en televisión diciendo barbaridades. La que fue detenida en una operación contra una red de proxenetas, acusada de alquilar habitaciones a prostitutas. La que se presentó a las elecciones al Parlament y arañó más de 7.000 votos. La que se acercaba a las cenas de artistas de los domingos en el Danzarama, donde acudían artistas como la Pantoja, Concha Velasco, Manolo Escobar o Carlos Latre y que acababan a las tantas de la madrugada con todos cantando alrededor del piano de cola que había en el local. La que vivió, durante sus últimos cuatro años, arruinada en una residencia de ancianos de la calle Aragó, desligada ya de malas compañías y tratada solo por un pequeño círculo de familiares y amigos.Murió, como no podía ser de otra manera, la madrugada de un sábado. A la misma hora en la que, hace 10 años, aún se la podía encontrar uno en las calles del Raval, o en la barra del Rincón del Artista, aceptando sin rechistar y siempre con una sonrisa cualquier foto que le pidieran los jóvenes borrachos que salían de la sala Apolo a tomar el aire.“En privado, era una persona seria y callada”, explica Jordi Oliver, fotógrafo que firma las imágenes de este texto, tomadas durante la década de los 90. “Era una mujer que expresaba muy poco, costaba hablar en profundidad de las cosas. Lo suyo eran las frases lapidarias y cortas”, rememora. Oliver conoció a Mairena cuando era un veinteañero que quería fotografiar a los transformistas del Raval. La cupletista le introdujo en el barrio y le apadrinó durante un tiempo. Oliver la siguió durante las largas madrugadas de esos años. A las dos o a las tres de la mañana, cuando acababa de actuar, le invitaba a su domicilio y le cocinaba unas alubias. “Siempre había en su piso dos o tres transformistas más”, recuerda este fotógrafo. “Lo que más me impresionaba era que tenía la cama llena de peluches”.Oliver explica que en aquella época Mairena ni siquiera era conocida en el resto de Barcelona, pero en el Raval ya tenía mucha influencia. “Era muy respetada, incluso temida por su mala leche. Todo el mundo la conocía y la saludaba”, señala.Mairena actuaba en esa época todos los miércoles, viernes y domingos en el llamado “triángulo transformista”, que formaban el Marsella, el Cangrejo y la Bohemia. También se prostituía en ocasiones. “Nunca la vi como alguien que pasara penurias económicas”, señala. “A mi nunca me pidió ni un duro y su casa se veía cuidada”.Después vino la fama nacional, espoleada por sus apariciones televisivas. Primero fue en Força Barça, de TV3, después en programas de gran audiencia como Crónicas Marcianas. Apareció incluso en la cuarta edición de Torrente. Los últimos años se refugió en el programa de Toni Rovira del canal local 25 TV, probablemente el último remanso de la bohemia barcelonesa que resistía ya entrado el siglo XXI.Adrián Amaya, que la conoció cuando Mairena estaba en la cúspide de la fama, explica que siempre fue accesible, cercana, aunque manteniendo dos caras de su personalidad. La Carmen ante los focos, que soltaba algún pareado obsceno y polémico. Y la Carmen introvertida, hermética, con la que costaba intimar a pesar de la confianza. Los últimos años de su vida, Mairena se arruinó. Era generosa, de esas que siempre quería pagar. “No tenía ningún celo por las cosas materiales, le decías que algo suyo era bonito y te lo regalaba”, recuerda Amaya. “Con esa actitud, se rodeó de mucha gente que se aprovechaba de ella y sabía que si Carmen estaba ahí le saldría todo gratis”.Los últimos años los pasó en la residencia, sufragada en parte por su hermana y en parte por los servicios sociales. Su llegada causó revuelo. Las enfermeras se fotografiaban con ella y la ayudaban a maquillarse cuando recibía visitas.Durante este último periodo, Amaya la recogía en su silla de ruedas y la paseaba por los lugares en los que fue un mito. El Raval, la puerta del Cangrejo, su antiguo domicilio en la calle Sant Ramón, el Rincón del Artista… Mairena, mientras tanto, le iba contando a este joven sus aventuras y desventuras de una vida de película. - ¿Crees que fue feliz?- le pregunto a Adrián Amaya. - Mmmmm….No lo sé. Es complicado responderte a esta pregunta.
eldiario.es
Agenda cultural sin salir de casa (domingo 29): lecturas para recuperar la hora que nos falta
Esta madrugada han cambiado la hora: a las 02:00h, de repente fueron las 03:00h. Y podemos pensar que nos falta una hora de descanso de domingo, o que hemos pasado una hora menos confinados. Ahora resulta más necesario que nunca mantener el cerebro despierto, distraerse y alejar pensamientos intrusivos. Lo recomiendan los psicólogos para acatar el confinamiento sin sacrificar nuestra salud mental por el camino.Por suerte, decenas de escritores, artistas, músicos e intérpretes proponen estos días encuentros y lecturas online, que no ponen en riesgo la salud de nadie. Día a día se llevan a cabo múltiples iniciativas que vamos recogiendo aquí, en nuestra guía de actividades culturales y de ocio sin salir de casa.LecturasA las 18:00h, el escritor Javier Sierra leerá un fragmento de su novela El fuego invisible, y charlará con los lectores. Será en directo desde su perfil de Instagram, a iniciativa del Grupo Planeta, en el marco de actividades de la campaña #KeepReadingEnCasa.También a las 18:00h, Alberto Marcos, editor de Plaza&Janés, ofrecerá un curso gratuito titulado Del manuscrito a la editorial. Dará una serie de consejos para aprovechar los medios que tienes para llegar a publicar tu libro. Será a través del Instagram de Cursiva, escuela online de Penguin Random House Grupo Editorial, dentro del festival #yomequedoencasaaprendiendo.A las 20:00h, la escritora Begoña Oro realizará un cuentacuentos especialmente pensado para compartir en familia. Leerá uno de sus cuentos del libro Cuentos para quedarse frito, y será en el Instagram de Megustaleer Kids.La escritora Marta Sanz, a quien entrevistamos aquí, regala para estos días de cuarentena Sherezade en el búnker, un cuento salvaje y tierno que aborda en clave paródica los extremos a los que pueden llegar las relaciones afectivas en el confinamiento.Dolmen Editorial ha facilitado la descarga gratuita del curioso ensayo Lo que quizás no sabías de Superman, de Javier Olivares. También han puesto a disposición del público cómics de The Phantom, y del Príncipe Valiente entre otros. Consulta los recursos que han facilitado para sobrellevar esta crisis sanitaria aquí.La editorial Alpha Decay ha compilado algunos ensayos suyos, que puedes acompañar con películas recomendadas por sus editorxs. Consulta aquí sus recomendaciones. Destacamos la dupla fascinante que ofrecen Tres ensayos sobre Twin Peaks de Pacôme Thiellement y Fuego camina conmigo, de David Lynch.Archiletras ha puesto en marcha algunos blogs en los que recomiendan lecturas y las ofrecen. En una de sus última entradas ha participado la periodista cultural Begoña Piña, que recomienda los directos en Instagram de la librería madrileña Atom Cómics, para estar al día de todo lo que acontece en el mundo de la viñeta. La Asociación Cultural Tebeosfera ha publicado una completa lista de autores y autoras de cómic que ofrecen gratuitamente publicaciones en formato electrónico para ayudar a sobrellevar este confinamiento.La editorial Errata Naturae  ha añadido títulos de descarga libre a la colección de obras gratuitas publicada anteriormente. Te recomendamos la interesante Contribución a la guerra en curso de Gilles Deleuze y Tiqqun y la novela autobiográfica de Dos Passos La iniciación de un hombre: 1917.La librería Generación X rescata estos días contenidos que ha ido subiendo a su canal de Youtube. Destacamos este, en el que el humorista Joaquín Reyes recomienda 5 cómics que bien podemos leer en cuarentena.Te ofrecemos en exclusiva un adelanto editorial de  Mindf*ck. Cambridge Analytica. La trama para desestabilizar el mundo de Christopher Wylie, publicado por Roca editorial. Cuenta la historia del analista de datos canadiense que ayudó a crear la mayor maquinaria de extracción de datos personales de la historia.Conciertos & RecitalesA las 15:00h arranca la última jornada del #YoMeQuedoEnCasaFestival, casi una veintena de grupos tocarán hasta las doce de la noche para despedir este festival musical que nos ha hecho más llevadero este confinamiento. Se retransmite desde los perfiles de los artistas, y este es el horario.View this post on Instagram¿Listos? Horario del domingo
eldiario.es
Air Nostrum deja de volar
La aerolínea regional, creada hace 25 años, ha operado esta tarde su último vuelo y deja de operar temporalmente, después de 25 años, sin fecha establecida para retomar las operaciones. Leer
expansion.com
García Egea y Álvarez de Toledo compiten en declaraciones incendiarias contra el Gobierno durante la crisis
Prácticamente desde el inicio de la crisis del coronavirus COVID-19 los principales dirigentes nacionales del Partido Popular han mantenido un discurso incendiario contra la gestión del Gobierno al que, sin embargo, prometen públicamente "lealtad" para hacer frente a la epidemia. El propio líder del PP, Pablo Casado, ha encabezado esa crítica permanente a Pedro Sánchez, aunque quienes han pronunciado unos discursos más duros han sido el secretario general, Teodoro García Egea, y la portavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, que mantienen una pugna interna desde hace meses, principalmente por diferencias estratégicas.Esta última aseguraba llamaba el jueves al Gobierno "la autoridad incompetente" apenas 24 horas después de que el miércoles, en una entrevista en la Cadena Ser, afirmara que, a su juicio, "en la entrada de la crisis ha habido un gran problema" por parte del Gobierno que fue "anteponer la ideología a los hechos y a las advertencias". En su opinión, "la imagen más terrible que quedará de esa imprevisión y de anteponer la ideología a la ciencia fue la gran manifestación del 8M".La Autoridad Incompetente. ——Los tests rápidos de Sanidad no funcionan y China avisa de que se compraron a una empresa sin licencia | España https://t.co/XO5FXhYm4z— Cayetana Alvarez de Toledo (@cayetanaAT) March 26, 2020Sus palabras contrastaban con las pronunciadas por Casado al inicio de la epidemia, cuando también hizo alusión a la ciencia para criticar al Gobierno aunque en un sentido absolutamente contrario al empleado por Álvarez de Toledo: "El Gobierno está reaccionando muy tarde y se está parapetando en la ciencia en vez de tener un liderazgo político", dijo el líder del PP el 12 de marzo. "En la gestión de la crisis, los españoles hemos entregado al presidente del Gobierno los máximos poderes y él nos devuelve la mínima eficacia", añadía este miércoles la portavoz del PP en el Congreso, que insistía en que "el estado de alarma es una transacción entre la sociedad y sus gobernantes: damos al gobernante los máximos poderes a cambio de la máxima solución y eficacia en la gestión. Pero esa transacción está fallando y pedimos al Gobierno que ejerza todos esos poderes que tiene con diligencia, fortaleza, determinación e inteligencia".El "desprecio" al sector privadoÁlvarez de Toledo ha insistido en que "la ideología ha cegado a la razón y a las buenas decisiones, y en la salida existe el riesgo de que la ideología vuelva a cegar a la razón y a las buenas decisiones. El presidente Sánchez y el vicepresidente Iglesias hablan de soluciones claramente ideológicas y políticas como si intentaran aglutinar una mayoría de izquierdas a lomos de esta crisis hablando de reconstrucción social, pero más bien socialista, y despreciando al sector privado", zanjaba. "Hemos ofrecido apoyo al Gobierno, pero no vamos a otorgar amnistía a sus errores en la gestión de la crisis. El Gobierno está compareciendo más que nunca, pero está informando menos que nunca", decía el jueves Teodoro García Egea en un tuit.Hemos ofrecido apoyo al Gobierno, pero no vamos a otorgar amnistía a sus errores en la gestión de la crisis.El Gobierno está compareciendo más que nunca, pero está informando menos que nunca.
eldiario.es
Los recortes de CiU y la falta de presupuestos lastran la sanidad catalana ante la emergencia del coronavirus
La crisis del coronavirus está suponiendo una prueba de estrés para todos los sistemas sanitarios del mundo. El COVID-19 combina una alta capacidad de contagio con una gran afectación respiratoria, lo que sobrecarga primero las urgencias para, después, acabar colapsando las unidades de cuidados intensivos de los hospitales. Ante eso, unos servicios de salud están mejor preparados que otros para soportar la presión y, en concreto el catalán, llega a esta alerta sanitaria lastrado por una década de recortes y con los presupuestos prorrogados desde el años 2017.Pese a las medidas de confinamiento para tratar de "aplanar la curva de contagios", los servicios médicos catalanes están al borde del colapso desde el fin de semana pasado. Con todo, los hospitales han superado una semana clave, en la que los técnicos del departamento de Salud calculaban que podía producirse un pico de enfermos ingestionable que se tradujera en un aumento considerable de las cifras de fallecidos. Finalmente no se han cumplido las peores previsiones, pero eso solo significa que el pico aún no ha llegado y que puede producirse en el futuro.Todo dependerá de la resistencia del sistema sanitario catalán, que acusa aún la debilidad de las estrecheces presupuestarias impuestas en la primera mitad de la década. La crisis económica mundial en Catalunya se tradujo en una de las reducciones más drásticas de España en el presupuesto sanitario. "Tenemos datos para ser contundentes: somos uno de los sistemas más mermados de nuestro entorno, tanto personal como material y en presupuesto", afirma el secretario general del sindicato Metges de Catalunya, Josep Maria Puig, que resalta que la comunidad está a la cola en gasto sanitario por habitante.El tijeretazo comenzó en 2011, con el primer Govern de Artur Mas, cuando cayó 380 millones de euros. Pero la caída se agudizaría mucho más en los siguientes años, con unos recortes que en sus dos primeros años superaron los 1.600 millones solo en la partida de sanidad. El año 2014 representó el suelo de la inversión en servicios públicos en Catalunya, cuando el gasto sanitario quedó en 1.113 euros por habitante, una cifra casi 300 euros por debajo de la media española. A partir de ahí, los presupuestos han sido expansivos y han recuperado una parte de la inversión perdida.  En total han dejado algo más de 1.000 millones de euros sin recuperar desde el punto más alto, pese al paulatino aumento de la inversión desde 2015. Es año, que marcó el punto de inflexión, se aportaron 150 millones más que el anterior. De nuevo en los presupuestos de 2017, tras un año de prórroga, cuando se presupuestaron casi 600 millones más que el año más bajo.Con todo, como se muestra en el gráfico anterior, los crecimientos presupuestarios de los años recientes no han hecho que la sanidad catalana recupere la inversión de la década pasada. En total, todavía hoy el sistema de salud de la comunidad arrastra 10.107 millones de euros acumulados en recortes presupuestarios, si se suma toda la inversión rebajada durante los últimos 10 años respecto al tope alcanzado en 2010. Además, pese a la mejora de la recaudación y recursos, debido a las sucesivas prórrogas presupuestaria de 2018 y 2019, estos nuevos fondos no han podido volver a inyectarse a la red pública."Ahora tenemos un chute de adrenalina de orgullo profesional que cubre los descosidos del sistema", asegura el economista Guillem López Casasnovas, experto en gestión sanitaria y que acaba de publicar 'La malaltia de la Sanitat Catalana'. "Si las cosas no cambian, me refiero a la financiación autonómica de la sanidad, acabaremos en el peor de los mundos. Profesionales chamuscados más que quemados y que vivirán con el business as usual, o peor por la falta de músculo por las insuficiencias de las cuentas públicos", indica Casasnovas.El tijeretazo acometido es algo más que cifras en bruto. La calidad de la sanidad se ha resentido, como indican no solo los indicadores de satisfacción sino también la evolución de los recursos personales y materiales, que se han debilitado en los ejercicios siguientes a que se aplicaran los grandes recortes e incluso durante los años de recuperación, debido a la inercia.Una de las áreas más castigadas ha sido la atención primaria, de la que han salido tres de cada cinco euros recortados. El resultado ha sido una disminución paulatina de las plantillas de sanitarios, que entre 2010 y 2018, último año con datos oficiales, se redujo en casi un 15% respecto a la población a la que atienden. Eso significa que la Generalitat ha perdido 920 médicos de familia y una cifra similar de enfermeros en una década. Con todo, tras la última huelga de los sanitarios, a finales de 2018, el Govern se comprometió a contratar 250 nuevos doctores. Algo similar ocurrió con las camas de ingreso hospitalario de la red pública. Según los informes del CatSalud, en el año 2010 su red contaba con 14.072 plazas, que cinco años después se habían convertido en 12.902. Además desde entonces hasta 2018 solo se habían aumentado en 74 camas, pese al crecimiento poblacional."El punto más flaco ahora mismo es la falta de materiales de protección suficientes", asegura Puig. Y se avala en números: la cantidad de sanitarios contagiados en China fue del 3,8%, en Italia fue del 9,6%; en el conjunto de España el porcentaje sube al 14,7, y en Catalunya es el 17%. Y esto ocurre por la falta de material, que viene de una falta de previsión y proactividad a la hora de buscar equipos cuando se vio lo que estaba pasando en Italia", critica.Un modelo con tendencia a la privatizaciónAdemás de los recortes, el actual modelo sanitario catalán es el resultado de una trayectoria histórica que ha tendido a la externalización y concertación de servicios, lo que ha dado como resultado un sistema mixto público-privado, que opera a través del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), la encargada de ofrecer la oferta pública de asistencia primaria, hospitalaria y especializada. El CatSalut cuenta con 374 centros de atención primaria y con 67 hospitales, todos ellos en la red sanitaria de la Generalitat aunque algunos no sean de titularidad pública. A esto hay que sumarle que hasta el 30% de los catalanes cuentan con un seguro sanitario privado. Según la última memoria del Departamento de Salud, el gasto sanitario total en la comunidad en 2016 se situó en el 7,3% del PIB, de los cuales casi un terció se destinaba a la sanidad privada, lo que supone un porcentaje sensiblemente mayor que la media española y, aún más, que la europea. Unos presupuestos con más de tres añosLa falta de financiación es un mal del que la sanidad catalana parece no poder librarse. Si durante la primera mitad de la década fueron los duros aplicados por el Govern de Mas, en los últimos años ha sido la incapacidad e impedimentos para aprobar unas cuentas lo que está llevando a la inanición al servicio público. En la actualidad la Generalitat funciona con los presupuestos elaborados por Oriol Junqueras a finales del año 2016, después de nada menos que dos prórrogas. La primera, debida a la intervención de la Generalitat con el 155. La segunda, debido a la ineficacia del Govern para encontrar aliados parlamentarios.Finalmente a principios de este año el Ejecutivo presentó unos nuevos presupuestos para 2020 después de acordarlos con Catalunya en Comú. Las cuentas aumentan en más de un 10% la inversión sanitaria y dejarían el gasto al borde de los 1.300 euros por habitante, sacando a la comunidad autónoma de la cola que comparte con Madrid y colocándola en el pelotón central del gasto sanitario, con Murcia, y más cerca de Andalucía o de la Comunidad Valenciana.Pero la ley económica elaborada por Pere Aragonès, que debía haber sido sometida a votación final en el pleno la semana pasada, aún tardarán en llegar, después de que Ciudadanos decidiera impugnarlas ante el Consejo de Garantías Estatutarias. Con este paso, la formación de Inés Arrimadas retrasa un mes la aprobación de los presupuestos, pese a que tienen garantizada la mayoría en el pleno.
eldiario.es
Las personas desempleadas antes del coronavirus: "Ni nos nombran en esta crisis, estamos olvidadas"
Hace un mes, España tenía un importante reto en materia de empleo: seguir generando puestos de trabajo para reducir el enorme paro que perdura tras la crisis y que alcanza a casi 3,2 millones de personas. En las últimas semanas, la pandemia del coronavirus ha puesto todo patas arriba, generando multitud de emergencias. También en el mercado laboral. Cientos de miles de trabajadores están siendo suspendidos en ERTE y otros miles han perdido su empleo con despidos o extinciones de sus contratos temporales. Pero ahí siguen los 3,2 millones de personas desempleadas, recuerda una de ellas, Marta. "Ni nos nombran en esta crisis, estamos olvidadas", dice la mujer de 40 años, asistente de dirección en el sector de la construcción."Las medidas que aprueban solo afectan a las personas que están perdiendo el empleo ahora por el coronavirus. No se hace referencia de los parados en ningún sitio y también somos un colectivo vulnerable al que le afecta esto. Ahora es inviable encontrar un empleo", subraya Marta (nombre ficticio). En desempleo desde el pasado enero, la trabajadora cuenta que ha vivido "cuatro concursos de acreedores": "En el sector de la construcción lo hemos pasado muy mal y se sigue pasando mal. Ahora esto. Siento que me estoy comiendo todas las crisis". El Gobierno se ha centrado en estos primeros momentos, con su primer y segundo paquete de medidas laborales, en intentar contener el empleo a través del impulso los ERTE (expedientes temporales de regulación de empleo). Con la intención de evitar los despidos y las salidas de empleados temporales, el Ejecutivo ha aprobado ventajas para trabajadores y empresas en los ERTE motivados por el Covid-19, para que las empresas solo suspendan contratos o reduzcan jornadas de sus plantillas y que los empleados vuelvan a sus puestos una vez pase la emergencia. Este viernes, el Ejecutivo añadía una medida más en este sentido: ha prohibido los despidos objetivos motivados por el coronavirus. Desde la comprensión de que es el momento de atender al gran número de trabajadores que están siendo expulsados de sus puestos en estos días, Carolina (nombre ficticio) también pide que se preste atención a cómo afecta la crisis del COVID-19 a las personas que ya estaban desempleadas antes de la pandemia. Profesional de la comunicación de 42 años, se quedó en paro en julio después de trabajar cuatro años en el mismo lugar. "En estos meses no he tenido muchas oportunidades. He hecho tres entrevistas que no han ido bien. Intento no machacarme, pensar que no las hice mal sino que simplemente otra persona les gustó más para no hundirme", explica Carolina. Piden el 'contador a cero' en el paroCarolina y Marta demandan al Gobierno que apruebe  el 'contador a cero' en el paro para todas las personas desempleadas al igual que ha establecido para los ERTE motivados por el coronavirus. En estos expedientes todos los trabajadores pueden cobrar el paro (aunque no hubieran cotizado lo mínimo para ello) y este periodo en el que perciban la prestación no les consume derecho de paro para el futuro. Es decir, que si un trabajador afectado por uno de estos ERTE tenía derecho a cinco meses de paro antes de esta emergencia, aunque ahora cobre la prestación, seguirá teniendo esos cinco meses cuando se reincorpore a su puesto. Es el caso de la pareja de Carolina, a la que han hecho un ERTE en su empresa. "Para él, el tiempo que cobre ahora de paro no cuenta y en mi caso sí. Yo creo que lo más justo sería que no se consuma en ningún caso", opina la comunicadora. Del mismo parecer es Marta: "No estoy pidiendo que me regale nada, pero soy una afectada igual que el resto. Ahora es inviable encontrar empleo, te metes en los portales de búsqueda y todo es de hace un mes, no se puede salir a dar currículum y nuestra prestación sigue corriendo". En UGT consideran que no debería haber "agravios comparativos" entre desempleados, afirma Mari Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social del sindicato. UGT pide al Gobierno que mantenga la "coherencia" y también permita el 'contador a cero' a los desempleados que estaban cobrando la prestación y que reconozca al paro a los temporales que se han quedado estos días sin empleo pese a que no alcancen el mínimo cotizado. "El Gobierno tiene que ser coherente con la línea que él mismo ha marcado", valora Barrera. Por parte de CCOO, Unai Sordo destacó esta semana que la prioridad son aquellas personas que se queden sin rentas, para que se les garantice un subsidio o prestación durante la emergencia. Marta llama a que se extiendan también al colectivo de los desempleados otras medidas de protección aprobadas en esta crisis, como la moratoria en el pago de hipotecas. "Hablé con mi gestor del banco y me explicó que solo es para la gente que se quedara ahora sin trabajo", afirma. Una de las facturas de la pasada crisis económica ha sido una pobreza disparada en el colectivo de personas paradas, con casi la mitad por debajo del umbral de la pobreza. Carolina reconoce el hecho de tener su casa pagada es un respiro, pero pide que se tenga en cuenta a las personas que tienen que pagar una hipoteca o alquiler. "Aunque si aprueban medidas de alquiler creo que deberían mirar quién es el propietario del piso, porque pueden ser una persona que solo dependa de esos ingresos", añade Carolina. Temor a "más competencia" tras esta crisisNaiara (nombre ficticio), profesora de algo más de 30 años, lleva en paro desde noviembre y en su caso entiende que no se extienda el 'contador a cero a todos los desempleados'. "Tengo paro hasta julio, lo mismo luego cuando llegue me arrepiento de decir esto, pero el dinero no es eterno, todo el mundo está pidiendo ayudas estos días y evidentemente el dinero se acaba", dice la joven, de Tenerife, que ha visto interrumpida su formación en inglés ligada al desempleo en estos días. Lo que más preocupa a Naiara es el post-coronavirus. "A ver cómo acaba todo esto, qué crisis económica que va a quedar", afirma la docente. Su idea es encontrar trabajo "de lo suyo", pero reconoce que no tiene muchas esperanzas de lograrlo si no completa la formación en idiomas que había iniciado en las oficinas de empleo públicas. "Entonces, sería buscar de lo que fuera", añade. Esa búsqueda más amplia es la que más teme si el mercado laboral queda muy dañado tras la epidemia. "Entiendo que la gente de los ERTE volverán a sus empresas y contra ellos no compito por un trabajo. Pero los temporales y la gente que ha sido despedida, si hay mucha más gente en paro, entonces sí habrá más competencia por así decirlo", teme la trabajadora. Residente en Canarias, teme el impacto en el turismo si se alargan mucho tiempo las restricciones a los desplazamientos desde el extranjero. "Habrá que ver qué ocurre, todo es muy incierto ahora", sostiene. 
eldiario.es
Los sanitarios que se separan de sus familiares de riesgo para protegerles del coronavirus: "Da tranquilidad, pero es duro"
Cuando acaba su turno en el Hospital de Mataró, Jordi pasa con la furgoneta por delante de casa y, desde fuera, saluda a su mujer y sus hijos. Mayra llama a sus dos niños y a sus padres cada día antes de salir para el hospital desde casa de su hermana, donde vive ahora. Anna charla con sus familiares a través de la escalera que separa el piso de arriba, donde vive ella, del de abajo. A Xavi le han abierto un hotel en Igualada para no tener que volver a casa cuando sale de trabajar.Estos son cuatro profesionales de la salud que, como otros en España, han decidido separarse de sus parientes para evitarles un contagio que saben que puede ocurrir en cualquier momento. Ellos han encontrado la fórmula; otros siguen conviviendo con familiares de riesgo porque no tienen otra opción, pese a que nadie es ajeno a estas alturas a uno de los datos más sangrantes de esta epidemia: más del 13% de los positivos por coronavirus en todo el país son sanitarios. Mayra: "No como, lo paso fatal""Lo estoy pasando fatal y no llevamos ni dos semanas". Mayra no esconde su angustia, que la acompaña las 24 horas del día, en el trabajo y en casa. En el Hospital de Mataró, en cuyo centro de día está como auxiliar de enfermería, la han ubicado durante sus guardias en la planta de pacientes con coronavirus. "El sábado 21, tras 13 horas y media de trabajo, volví a casa y me esperaban para cenar. Era el cumpleaños de mi padre. No tuve valor de felicitarle ni pude abrazarlo... Me senté en la otra punta de la mesa y sólo podía llorar", relata esta mujer, que desde hace unos meses vivía con sus hijos, su pareja y sus dos progenitores. El padre, de 63 años, padece hipertensión, diabetes y una artritis crónica.Ese fue el momento en que Mayra empezó a buscar soluciones. "Pensé en irme a un hotel, donde fuera, solo con tal de alejarme de mis padres", explica. Al final, optó por cambiarse de casa con la familia de su hermano, que también es de Mataró. Allí se fueron Mayra y su pareja solos. "Desde entonces hago videollamadas cada mañana y cada noche con los niños", explica. Pero reconoce que lo está pasando mal. "No tengo ganas de comer", pone como ejemplo, aunque reconoce sin embargo que su situación es mejor que cuando estaba con sus padres: "Es muy duro, pero da tranquilidad".Anna: "Nos saludamos por la ventana"El el Hospital de Tremp, en Lleida, el coronavirus todavía no golpea como en otros centros sanitarios de Catalunya, pero desde el inicio de la crisis Anna Corona vio claro que debía hacer algo para evitar enfermar y contagiar a su hijo, de 18 años, que sufre una distrofia muscular que podría convertir en fatal una neumonía. "Me decían que me cogiese la baja, pero no estaba enferma y no podía justificarlo", explica esta enfermera. Optó por aislarse dentro de casa. La familia está en el piso de abajo, habilitado para su hijo, y ella en el de arriba. Cada día, Anna se levanta, se ducha y sale por la puerta del garaje para ir directamente al hospital a tomar el café y desayunar. Cuando vuelve, desanda el mismo camino y se mete de nuevo en la ducha. "Luego me visto y me quedo en el piso de arriba con la mascarilla puesta". Su hijo, ya mayor, lo lleva mejor que ella. "Por suerte el piso tiene un escalera abierta, en la que ponemos unos plásticos, y a través de ella les grito qué tal están. O, si no, salgo al jardín y nos saludamos a través del cristal de la ventana", se resigna esta enfermera. Jordi: "Hay mucho en juego"Fue el sábado 14, cuando Pedro Sánchez aprobaba el estado de alarma y empezaban a ingresar los primeros enfermos con coronavirus en el Hospital de Mataró, cuando Jordi Estarlich, enfermero de la unidad de infecciosos, empezó a hacer cábalas. Si él caía enfermo, le aislarían en su casa, junto a su mujer y sus dos hijos. Esto complicaría el cuidado de su suegro, que desde hace dos años sufre un linfoma crónico. "Había mucho en juego, mucho tiempo luchando para que su cáncer esté controlado", pensó antes de mudarse a casa de su hermana. Ella, a cambio, se ha trasladado con su hijo a la casa de Jordi. Ambas están en Premià de Mar."Usamos el hangouts para hablar y, un día sí un día no, paso por delante de casa con la furgoneta y me paro para que me saluden. Les digo buenas noches y comento con mi mujer cómo ha ido el día", relata este sanitario, que se siente afortunado por haber encontrado esta alternativa y porque, añade, de momento los niños "se lo pasan bien". Él ha sido durante dos años el "enfermero a domicilio" de su suegro y celebra que, por ahora, toda la familia se haya volcado en su cuidado. "Ahora no vamos a dejar que el coronavirus lo mande todo a tomar viento".  Xavi: "Me han dejado un hotel"Xavier Márquez cuenta que tomó la decisión en 10 minutos, justo el día antes que se decretase el confinamiento de la zona de Igualada, en cuyo ambulatorio trabaja él como enfermero. Cogió su autocaravana y se instaló con ella al lado del centro sanitario. Durante las dos semanas siguientes solo ha vuelto a Mollet del Vallès, a su casa, para recoger una maleta de ropa que su mujer le dejó en la puerta. Ella sufre asma y a veces tiene que someterse a tratamientos broncodilatadores, con lo que Xavier pensó que era mejor no exponerla durante este tiempo. "Para mi sería mucho más duro a nivel emocional tener que volver a casa que quedarme en Igualada; el estrés sería mucho mayor, lo veo en compañeros de trabajo que están en esta situación", valora. Y añade que ya no está instalado en la autocaravana. Al ver su historia en TV3, explica que el Hotel América de la ciudad, ahora cerrado debido el confinamiento, le ofreció una habitación. "Me han dejado el hotel y allí estoy yo solo", agradece. 
eldiario.es
El PP aplaude la paralización de actividades no esenciales pero afea a Sánchez la falta de autocrítica
Así lo ha dicho el dirigente 'popular' en una comparecencia minutos después de la rueda de prensa de Sánchez en la que García Egea ha aplaudido las medidas del Gobierno, si bien ha recordado que eran peticiones de los presidentes autonómicos del PP como Isabel Díaz Ayuso y Fernando López Miras."Hay medidas que llegan tarde, López Miras pidió el cierre total de la actividad improductiva y hoy el señor Sánchez en su comparecencia lo ha anunciado, o como el alcalde de Madrid pidió también la paralización de la construcción", ha subrayado García Egea.Por otro lado, el número dos de los 'populares', que ha comparecido junto a una bandera de España con un crespón negro, ha afeado que Sánchez no hiciera autocrítica en relación a la compra de los tests a China y que resultaron ser fallidos.EXIGE MÁS MEDIDAS ECONÓMICASDurante su comparecencia, García Egea también ha arremetido contra el Ejecutivo por sus medidas económicas. En concreto, ha exigido al Gobierno que no cobre impuestos mientras se prolongue el estado de alarma en España por el coronavirus."A cero ingresos, cero impuestos", ha dicho el dirigente 'popular' que ha reiterado que el Gobierno no puede seguir cobrando impuestos mientras ha cesado la actividad económica.Por último, García Egea ha criticado la "improvisación" del Gobierno respecto a las medidas para luchar contra el coronavirus y ha dicho que prueba de esto son las tres reuniones del Consejo de Ministros que se celebrarán en esta semana.
eldiario.es
Portugal aprueba regularizaciones exprés para los migrantes sin permiso de residencia
"Es importante garantizar los derechos de los más frágiles, como es el caso de los inmigrantes", ha dicho el ministro de Administración Interna de Portugal.
1 h
publico.es
Torra celebra el "confinamiento total" y pide medidas socioeconómicas
Lo ha dicho este sábado por la noche en una declaración institucional telemática que ha pronunciado desde el Palau de la Generalitat.Torra ha añadido que "es evidente" que, si se ha decretado confinamiento total, es porque hasta ahora no existía, como sí venía pidiendo la Generalitat, y ha agradecido así a Sánchez escuchar las demandas de Catalunya.(HABRÁ AMPLIACIÓN)
1 h
eldiario.es
Dieron lo mejor de ellos a los demás y ahora mueren solos en las residencias
La 'Viñeta de Toño' no quiere olvidarse de la injusta situación que viven miles de ancianos en las residencias. El grupo más vulnerable al contagio que cada día suman cientos de fallecimientos más.
1 h
publico.es
Quim Torra celebra el "confinamiento total" y pide medidas socioeconómicas
   El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado que el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de un confinamiento total es una "buena noticia", pero también pedirá al Ejecutivo central medidas socioeconómicas.
1 h
europapress.es
¿Qué actividades se consideran no esenciales en el estado de alarma?
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado la paralización de todas las actividades no esenciales desde el lunes 30 de marzo y hasta el jueves 9 de abril, ambos inclusive, lo que se aprobará mañana en un Consejo de Ministros extraordinario. A raíz de esta decisión, todos los trabajadores ocupados en actividades no esenciales deberán quedarse en casa, pero mantendrán el sueldo. Tendrán un permiso retribuido "recuperable", lo que significa que, una vez cese la restricción a la actividad, irán recuperando las horas de trabajo no ejercidas de manera paulatina y espaciada en el tiempo. A la hora de explicar cuáles son las actividades consideradas esenciales, Sánchez ha remitido al decreto por el que se declaró el estado de alarma hace dos semanas, que determinó las actividades que dejaban de llevarse a cabo y las que se restringían. Estas actividades, a falta de concreción mañana en el Consejo de Ministros extraordinario y de acuerdo al decreto, son las siguientes: - Se suspende la apertura de bares, establecimientos de restauración, discotecas, instalaciones culturales, de ocio, recintos deportivos, parques de atracciones, auditorios y se prohíben las verbenas, desfiles, fiestas populares y manifestaciones folclóricas en recintos abiertos y vías públicas. - Los comercios cuya actividad permite el decreto son tiendas de alimentación, farmacias, centros médicos, peluquerías y tintorerías -posteriormente sujetas a restricción-, ópticas, ortopedias, tiendas de alimentación de animales domésticos y tecnología. - Además, el decreto protege actividades de abastecimiento y de suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo y gas natural. - Sigue el transporte público, aunque sujeto a restricciones en la oferta. - El propio Sánchez ha indicado en rueda de prensa que los medios de comunicación son considerados actividad esencial.
1 h
eldiario.es
La Juventus anuncia un acuerdo con sus jugadores que le ahorrará 90 millones de euros
Los jugadores renuncian a una buena parte de sus salarios de marzo, abril y mayo.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
El PP avisa: "Sánchez lleva 15 días diciendo que hará lo que haga falta; pues hacen falta guantes, tests y mascarillas"
"Sánchez lleva 15 días diciendo que hará lo que haga falta, donde haga falta y cuando haga falta, pues hacen falta guantes, test y mascarillas y hacen falta ya". El PP no afloja en su vigilancia sobre el Gobierno en la gestión de la crisis del coronavirus. El secretario general popular, Teodoro García Egea, compareció este sábado para responder al presidente, y aseguró que "ha tenido, tiene y tendrá siempre el apoyo del Partido Popular".Más información en breve.
1 h
20minutos.es
Arriben 130.000 mascaretes amb la col·laboració de la comunitat xinesa de Catalunya
La comunitat xinesa de Catalunya ha facilitat tots els contactes perquè el Fepartament de Salut pogués fer la comanda
1 h
ccma.cat/324/
Les recomanacions dels psicòlegs per fer la cerimònia de dol a casa pel confinament
El Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya publica una guia amb consells per ajudar les persones a acomiadar el difunt durant la crisi del coronavirus
1 h
ccma.cat/324/
Las ambulancias de la Xunta hacen sonar las sirenas frente a la casa de Amancio Ortega para felicitarle el cumpleaños
Ocho vehículos sanitarios del 061 se situaron estar tarde a las ocho en la explanada de O Parrote en A Coruña para prender sus luces de emergencia y hacer sonar sus sirenas. Estaban aparcados delante de la casa del dueño de Inditex, Amancio Ortega, a la hora en que normalmente se aplaude desde las ventanas a las trabajadoras y trabajadores de los servicios sanitarios y que hoy coincidía con una convocatoria que circuló por redes sociales para felicitar al magnate, que cumple hoy 84 años. Las ambulancias del 061 dependen de la fundación pública de Urxencias Sanitarias de Galicia, del Gobierno gallego.Frliz cunpleaños y gracias, Amancio Ortega!!! pic.twitter.com/ZCjdyr0GKE— Carlos Lamora (@Carlos_Lamora) March 28, 2020La idea, según se puede leer en las diferentes convocatorias, era agradecer las donaciones de Ortega a la sanidad pública. "Los que no estemos en emergencia iremos a aplaudir en la puerta de su casa", indicaron sanitarios de estos vehículos públicos de emergencia a La Voz de Galicia.Inditex anunció el mismo día que hacía públicas sus ganancias anuales una aportación de 300.000 mascarillas para luchar contra el coronavirus, así como la disponibilidad para fabricar batas sanitarias. El anuncio despertó tanto críticas como aplausos para Ortega y el presidente de la Xunta pidió que Galicia recibiese un trato preferente en el reparto de las mascarillas.
1 h
eldiario.es
PNV, "sorprendido" por el anuncio de Sánchez, lamenta la "excesiva unilateralidad y la falta de respeto"
El PNV se ha mostrado "sorprendido" por la forma en que el Gobierno central ha "tomado y comunicado" la medida de paralizar las actividades no esenciales por la pandemia del Covid-19, y ha mostrado su preocupación por la "excesiva unilateralidad y la falta de respeto y comunicación del Gobierno español con instituciones, agentes y partidos que estamos actuando con total lealtad".El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado que todos los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa las próximas dos semanas, entre el lunes 30 de marzo y el jueves 9 de abril.En varios mensajes publicados en su cuenta oficial de Twitter, recogidos por Europa Press, la formación jeltzale ha señalado asimismo que "tampoco parece muy de recibo la forma en la que se ha tomado esta decisión", ya que "por lo que sabemos, los agentes sociales han tenido conocimiento de la medida pocos minutos antes de que fuera anunciada"."Desde el PNV queremos trasladar nuestra sorpresa por la forma en que el Gobierno español ha tomado y ha comunicado la medida de paralizar todas las 'actividades no esenciales', sin especificar cuáles son estas y sin detallar los criterios de los expertos en que se basa", ha sostenido la formación.En este contexto, el PNV ha advertido de que "todavía el pasado miércoles se votaba en el Congreso de los Diputados un nuevo paquete de medidas contra el Covid-19, y aquel día se dijo que esta medida no era necesaria"."Ayer, desde el Gobierno español se nos aseguró que esta medida no se iba a adoptar. Desde algunos ámbitos gubernamentales se nos pidió incluso que se arropara al Ejecutivo para defender esa posición. Hoy, sorprendentemente, se cambia de criterio de manera radical", ha advertido.Para la formación liderada por Andoni Ortuzar, "tampoco parece muy de recibo la forma en la que se ha tomado esta decisión": "Por lo que sabemos, los agentes sociales han tenido conocimiento de la medida pocos minutos antes de que fuera anunciada".De este modo, el PNV critica que "de nuevo" se anuncie una medida de calibre "el día anterior a la videoconferencia con los presidentes autonómicos, que vuelven a enterarse por los medios de una decisión de gran trascendencia"."No ocultamos nuestra preocupación por la excesiva unilateralidad y la falta de respeto y comunicación del Gobierno español con instituciones, agentes y partidos que estamos actuando con total lealtad, una actitud que no vemos correspondida", finalizan.
1 h
eldiario.es
El BNG aplaude que Sánchez "rectifique" al paralizar la actividad no esencial pero cree que llega tarde
Eso sí, tal y como ha manifestado este domingo en declaraciones a los medios, el nacionalista recuerda que el Bloque "lleva reclamando desde hace más de 15 días" esta medida, también durante los dos plenos que hubo en el Congreso, por lo que considera que llega tarde."Nos alegramos de que el Gobierno rectifique, pero nos parece una pena que esta decisión no fuese adoptada hace 15 días cuando habría contribuido bastante más a romper la cadena de contagios que se pudo producir en los centros de trabajo", ha manifestado.Además, Néstor Rego ha expresado su "preocupción" con la decisión de que los empleados recuperen el tiempo no trabajado cuando pase el estado de alarma. "No es justo que las consecuencias de esta crisis sanitaria y social las paguen en exclusiva los trabajadores", ha criticado.
1 h
eldiario.es
Zaplana alcanza un acuerdo con Telefónica para abandonar definitivamente la compañía
Telefónica ha alcanzado un acuerdo para la salida definitiva de la empresa de telecomunicaciones de Eduardo Zaplana, cuyo relación laboral con la compañía se encontraba suspendida desde que en mayo de 2018 el exministro y expresidente de la Generalitat Valenciana fuera detenido en el marco de la 'operación Erial'.
1 h
europapress.es
El BNG aplaude que Sánchez "rectifique" al paralizar la actividad no esencial pero cree que llega tarde
   El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, ha celebrado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "rectifique" con su anuncio de que desde el lunes se paralizará toda actividad económica que no sea esencial con motivo de la crisis sanitaria del coronavirus.
1 h
europapress.es
Las ocho noticias sobre el coronavirus
La pandemia del coronavirus Covid-19 continúa cebándose con España, donde ya hay 72.248 casos confirmados. La cifra de fallecidos alcanza los 5.690 y la de recuperados, 12.285. A nivel mundial, son ya más de 600.000 los positivos y unas 28.000 las víctimas mortales. Si quieres estar al día de todas las novedades informativas del virus ABC pone en marcha una nueva «newsletter» especial para todos sus lectores. Para empezar a recibirla, solo debes completar un breve formulario de registro. Sánchez decreta el confinamiento total y obliga a quedarse en casa las próximas dos semanas Un Consejo de Ministros extraordinario que se celebrará mañana domingo aprobará el confinamiento prácticamente total del país, al margen de las actividades esenciales. Para restringir todavía más la movilidad durante las próximas dos semanas. Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una comparecencia en La Moncloa. Sánchez ha considerado que esta medida es crucial para «disminuir aún más el riesgo de contagio». Castilla-La Mancha consigue validar con éxito los test rápidos que ha adquirido Castilla-La Mancha ha recibido este sábado los primeros 5.850 primeros test rápidos de los 60.000 que ha comprado para la detección del Covid-19. La región es una de las más golpeadas por la pandemia: según los datos que ha publicado este sábado el Ministerio de Sanidad, es la tercera comunidad con más pacientes críticos (289) y con más muertos (448). Lo casos positivos son 4.512. Las pruebas, que permiten establecer si una persona está infectada o no en apenas quince minutos, cuentan con la certificación europea y la aprobación de la Agencia Española del Medicamento. Serán distribuidos a partir de este domingo. El Gobierno no dice por qué sigue confiando en la empresa china que fabricó los test fallidos ABC ha preguntado al Gobierno por qué sigue confiando en la empresa de los test imprecisos Bioeasy cuando, al ver que fallaban en España, otro países han cancelado los pedidos. También se le preguntó por los precios de los mismos. Patricia Lacruz, directora de Cartera y Farmacia, no dio la información de los precios y apenas deslizó datos sobre la compra a empresas chinas o de otros países. «Todos los pedidos se realizan a fabricantes, o en su defecto, si no llegamos a ellos, vamos a distribuidores o intermediarios o empresa que al fin y al cabo nos garantizan el objetivo del producto. Este es el fin para poder adquirir cualquie producto que es necesario par hacer frente al Covid-19. Estas empresas pueden ser nacionales o de China o de otros países europeos», se limitó a decir. La Policía revela que tenía orden de comprar mascarillas y guantes desde enero El Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González, ha revelado este mediodía que el Cuerpo lleva desde enero intentando conseguir material de protección contra el coronavirus. En la rueda de prensa habitual de cada día, el mando policial ha subrayado que «hace ya dos meses que el director general de la Policía nos encargó a la Subdirección General de Logística que empezáramos a mover la compra de mascarillas y de guantes». Graves tensiones en el sur de Italia: primeros saqueos en supermercados y llamadas a la rebelión La emergencia sanitaria se convierte también, como se temía, en emergencia social en el sur de Italia: Se temen fuertes protestas sociales y se han iniciado los primeros saqueos, lo que obliga a los supermercados a dotarse de vigilancia especial. Desde el sur emerge con fuerza un grito de alarma del que se hacen eco los alcaldes y los servicios de información italianos que advierten al gobierno: «La gente tiene hambre». Las señales son muchas y dramáticas, convirtiéndose en virales en pocas horas. Una de ellas es un video de un padre y su hija que muerden una rebanada de pan con Nutella; él en tono amenazador se dirige al primer ministro Conte y al alcalde de Palermo en tono amenazador: «Si mi hija no podrá comer un trozo de pan iremos a asaltar los supermercados». Trump se plantea cerrar el área metropolitana de Nueva York para frenar el coronavirus Donald Trump ha asegurado este sábado que se plantea una «cuarentena forzosa» para el área metropolitana de Nueva York, que incluye partes de los estados de Nueva Jersey y Connecticut, para frenar la expansión de la epidemia de coronavirus. La medida incluiría «restringir los viajes» fuera de la zona afectada, y el presidente de EE.UU. mencionó que se están registrando problemas en estados como Florida, por neoyorquinos que han salido de la ciudad para evitar la epidemia y han provocado contagios. El estado de alarma sume en el caos al sector de la construcción Comercios, restaurantes y oficinas han quedado desiertos por la crisis sanitaria desatada por el Covid-19. Pero no las obras. El decreto que estableció el estado de alarma en España para frenar la pandemia, publicado hace ya casi dos semanas, no hace una referencia explícita a la construcción, por lo que el sector ha intentado desempeñar su actividad habitual en unas condiciones nada habituales. Es por ello que las patronales de la industria se están movilizando en las últimas horas para reclamar al Gobierno medidas que faciliten el funcionamiento de un sector que emplea a más de 1,26 millones de personas. El emocionante documental de ABC que homenajea la lucha de Madrid contra el coronavirus ABC recorre la ciudad de Madrid para contar la lucha de una ciudad que está sufriendo el duro golpe del coronavirus, pero demuestra que se puede sobreponer al virus con unidad y responsabilidad.
1 h
abc.es