La gota fría deja una factura de 190 millones en pérdidas y 30.000 afectados

La primera estimación oficial de los daños causados por el temporal de gota fría en el sureste e interior de España apunta a 190 millones de euros con unos 30.000 afectados, según el Consorcio de Compensación de Seguros, entidad pública encargada de las indemnizaciones a quienes dispongan de una póliza privada. Aparte de las trágicas seis muertes, el drama para miles de familias se refleja en sus rostros mientras contemplan muebles y electrodomésticos inservibles apilados en las calles todavía medio inundadas. «Vivo en Almoradí y cuando han abierto las carreteras hemos venido a una casa de mi madre, en Guardamar, sobre todo, para ducharnos, porque llevamos cuatro días sin agua, nos están abasteciendo con cisternas y nos llenamos cubos, garrafas... pero es incómodo», relató Cristina Cerezo, que tampoco puede acceder a su huerto en las afueras de este municipio alicantino: «Nos han dicho que han pasado en barcas y está totalmente inundado». Menos mal que la solidaridad parece infinita. «Todo el mundo se ayuda, hay gente a la que han sacado de su casa y todos ofrecemos la nuestra, además, los militares, bomberos, policías... les ves la cara de cansancio, pero en todo momento han sido muy agradables, con una paciencia digna de admirar, porque todos hacemos las mismas preguntas», elogia esta profesora de colegio que ha visto también como otros docentes se han ofrecido desde WhatsApp para ir a limpiar de lodo el centro educativo. En esta provincia, la más azotada por la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) y el desbordamiento del río Segura, la agricultura va a pagar la factura más elevada, entre 100 y 200 millones de euros -según los cálculos de las organizaciones AVA-Asaja y La Unió de Llauradors- con cosechas enteras de hortalizas arrasadas, en muchos casos recientemente plantadas. En la Comunidad Valenciana, unas 46.000 hectáreas, sobre todo, cítricos que se pudren por el agua, pero la lista es larga: alcachofas, habas, granadas, caquis, arroz en el parque natural de La Albufera, patatas, boniatos, brócoli y uva. Para numerosas explotaciones ganaderas también ha supuesto un caos, por las instalaciones destruidas con las avalanchas, y el temporal ha afectado igualmente a los apicultores para la producción de miel. En el campo, se va a iniciar la tasación para los seguros agrarios, mientras que los damnificados particulares pueden pedir subvenciones de Protección Civil en atención a situaciones de emergencia o catástrofes. También las pólizas del hogar o de responsabilidad civil dan derecho a las indemnizaciones del Consorcio de Compensación de Seguros, que se tramitan por teléfono o en Internet. «Vienen a por votos» «Es una desgracia grande y bastante generalizada, la Generalitat debería habilitar 500 millones de euros para darlos ya, no con papeleo para dentro de tres años, que igual algunos ni vivimos para entonces; las administraciones no pueden hacer como hasta ahora, prometer y no dar, que se acercan aquí solo en busca de votos», reivindicó Eladio Aniorte, presidente de Asaja Alicante, sin ahorrar críticas a los dirigentes políticos que han visitado la zona, entre otros, los presidente del Gobierno y del Consejo. Pedro Sánchez volvió a prometer recursos. Durante su visita al municipio almeriense de Níjar, también afectado por las inundaciones, aseguró que no se van a «escatimar» recursos para hacer frente a los daños y pidió paciencia a los afectados para que las administraciones puedan empezar a evaluarlos. Sánchez, como hizo en Alicante y Murcia, volvió a sobrevolar la zona en helicóptero.
Carga más
Ir a la fuente
Noticias no leídas
Noticias no leídas (Usuario de demostración)