Principal
General
974

La lista de premiados de los Emmy 2019

La 71 edición de los premios Emmy deparó grandes sorpresas en una gala que tuvo lugar en el Teatro microsoft de Los Ángeles. Una de ellas que «Juego de tronos», que partía con 32 candidaturas, tan solo se hizo con dos premios. Uno de ellos, eso sí, como mejor serie dramática, uno de los reconocimientos más codiciados. Esta es la lista de premiados de los Emmy 2019: - «Juego de Tronos»: mejor serie dramática. - «Chernobyl»: mejor mini serie, mejor guión y mejor dirección de una serie limitada. - «Fleabag»: mejor serie de comedia. - Peter Dinklage: mejor actor de reparto de drama. - Billy Porter: mejor actor de drama. - Jodie Comer: mejor actriz protagonista de drama. - Julia Garner: mejor actriz de reparto de drama. - Phoebe Waller-Bridge («Fleabag»): mejor guión de comedia y mejor actriz protagonista de comedia. - Harry Bradbeer: premio a la mejor dirección de comedia («Fleabag»). - Bill Hader: mejor actor protagonista de comedia. - Tony Shalhoub: mejor actor de reparto de comedia. - Alex Borstein: mejor actriz de reparto de comedia. - Jharrel Jerome: mejor actor de película o serie televisiva. - Michelle Williams: mejor actriz protagonista de serie limitada. - Patricia Arquette: mejor actriz de reparto de serie limitada. - Craig Mazin («Chernobyl»): mejor guión en una serie limitada, película o especial. Johan Renck («Chernobyl»): mejor dirección en una serie limitada, película o especial). - Ben Whishaw: mejor actor de reparto de mini serie de televisión. - Jesse Armstrong («Nobody is ever missing»)»: mejor guión de drama. - «RuPaul's Drag Race»: mejor reality de competición. - «Saturday Night Live»: mejor programa de variedades. - Bandersnatch (Black Mirror): mejor película para la pequeña pantalla.
Carga más
Ir a la fuente www.abc.es
Noticias no leídas
Noticias no leídas (Usuario de demostración)
El ejemplo del diplomático Ángel Sanz Briz del que no aprendemos
El legado del 'Ángel de Budapest', embajador accidental de España en Hungría en 1944, que salvó a 5.000 judíos, sigue presente. Leer
elmundo.es
«Ready to Share», la app que te permite compartir el coche con amigos y familiares
Las principales marcass de automoción contemplan alternativas de movildad futura de bajas o cero emisiones, y con el coche compartiro o el pago por uso como una de las opciones. Coincidiendo con la presentación de los nuevos modelos eléctricos smart EQ, la marca ha presentado también el servicio «ready to share», un equipamiento opcional que permite al propietario compartir su smart con otras personas de manera sencilla. Mediante una aplicación para móvil se gestiona todo el proceso: solicitud y autorización de la cesión del vehículo, localización del mismo, apertura y cierre, activación del periodo de cesión y fin de dicha cesión. De esta forma, los nuevos smart EQ, disponibles ahora sólo en versión 100% eléctrica, amplían sus sistemas de interconexión inteligente. La aplicación smart «ready to share», introducida en 2016 en algunos países, hace que el carsharing entre particulares resulte tan sencillo, seguro y fácil. Esta aplicación está por primera vez disponible en España con la nueva generación de smart. Los usuarios autorizados pueden abrir el smart de amigos en cuestión de pocos segundos utilizando el smartphone. smart «ready to share» se gestiona mediante un smartphone. Hay tres factores que hacen del servicio smart «ready to share» algo único: la seguridad de contar con una solución proporcionada por el fabricante, el control total del propietario del vehículo como único administrador y responsable de las decisiones, y su uso fácil. La función de pago de «ready to share» ayuda a los propietarios de un smart a determinar los gastos para el uso compartido de su vehículo. El propietario del smart puede invitar a sus amigos y conocidos a formar parte de dos grupos de usuarios: en el grupo «Viaje gratuito», el usuario utiliza el vehículo sin participar en los costes, mientras que los miembros del grupo «Compartir costes» abonan un precio individual por minuto, definido por el propietario. A fin de que las transacciones se realicen sin problemas, los datos de pago se almacenan de forma segura.
abc.es
Aprende a realizar una frenada de emergencia en moto con total seguridad
La frenada de emergencia en moto es la maniobra que, si haces bien, puede marcar la diferencia entre una anécdota y un accidente de tráfico. De lo que se trata es de saber reaccionar ante situaciones peligrosas sin acabar en el suelo o empotrado contra otro vehículo. Desde la llegada de la normativa Euro 4 que obliga a todas las motos nuevas a incorporar sistemas de frenos ABS o de frenada combinada, ha mejorado enormemente la seguridad en las motos, sin embargo, hay que saber cómo frenar y desde CEA Seguridad Vial nos ofrecen todos los detalles. Cuando nos sacamos el carnet de conducir A, A1 o A2 nos enseñan algunas técnicas y maniobras, pero todas ellas se alejan de la realidad que puede ser una frenada de emergencia en una situación real. Por ese motivo, es importante que una vez tengamos nuestra moto, dediquemos un tiempo a conocerla y saber cómo reacciona en situaciones anormales. En una situación normal frenaremos con el freno delantero y de manera progresiva, pero ante una frenada de emergencia no tenemos tiempo para hacer una frenada progresiva, por lo que tenemos que actuar de forma diferente. Si apretamos de golpe la maneta del freno delantero estaremos comprometiendo la estabilidad de la moto, ya que estaremos transmitiendo toda la energía al tren delantero, de manera que tanto los frenos como la horquilla y el neumático pueden provocar un bloqueo de la rueda o el elevamiento de la rueda trasera. Para evitar que esto ocurra debemos ser contundentes pero progresivos. Pero más importante aún es apoyarse sobre el freno trasero. De esta manera, estaremos estabilizando el conjunto de la moto, ya que esta frenará más plana y además de evitar que se levante el tren posterior, la dirección también será más estable. No obstante, esto no quiere decir que sólo utilicemos el freno trasero; este tiene una menor capacidad de frenado y la mayor parte de la fuerza seguirá sobre el freno delantero, pero aun así, su ayuda es fundamental. Por otro lado, nuestra capacidad de controlar el entorno es determinante a la hora de realizar una conducción segura, ya que anticiparnos a cualquier imprevisto que pueda suceder, condicionará nuestra capacidad de reacción. Para ello, es necesario mantener la mirada en el punto más lejano posible, al tiempo que prestamos atención a lo que está pasando detrás nuestro; de lo contrario, si hacemos una frenada de emergencia sin controlar lo que viene detrás nuestro, correremos el riesgo de que se nos lleven por delante. También por ese motivo, es de vital importancia respetar la distancia de seguridad para que el vehículo que nos precede tenga suficiente tiempo como para detenerse sin llegar a colisionar, en caso de que ocurra algún imprevisto.
abc.es
El asiento del coche que simula que caminas para evitar la fatiga
Más de un cuarto de la población mundial, es decir 1.400 millones de personas, lleva una vida cada vez más sedentaria, lo que acorta los músculos de las piernas, las caderas y los glúteos y provoca dolor de espalda. Además, un músculo más débil es mucho más propenso a lesionarse tras una caída o torcedura. Jaguar Land Rover ha desarrollado el asiento del futuro, un sistema pionero que adapta su forma y que ha sido diseñado para mejorar el bienestar de los usuarios, pues aborda los riesgos para la salud provocados por permanecer sentado demasiado tiempo. El asiento `ergonómico activo’, que se está poniendo a prueba en la división Body Interiors Research de Jaguar Land Rover, dispone de un conjunto de actuadores en el relleno que realizan microajustes constantes para que el cerebro del usuario perciba la sensación de estar caminando. Además, se pueden adaptar individualmente a cada conductor y pasajero. Al simular el ritmo de caminar, un movimiento conocido como oscilación pélvica, esta tecnología puede ayudar a reducir los problemas para la salud provocados por permanecer sentado demasiado tiempo en viajes largos. De media, los conductores de Reino Unido recorren 235 km semanales. El Dr. Steve Lley, Chief Medical Officer de Jaguar Land Rover, señaló que el objetivo es lograr «el bienestar de nuestros clientes y empleados. Gracias a nuestra experiencia en ingeniería, desarrollamos el asiento del futuro con tecnologías innovadoras jamás vistas en el sector del automóvil a fin de abordar un problema que afecta a personas de todo el mundo». Los vehículos Jaguar y Land Rover ya incluyen en la gama las últimas novedades en diseño de asientos ergonómicos, como ajustes multidireccionales, funciones de masaje y control de la climatización. Además, el Dr. Lley recomienda cómo ajustar el asiento a fin de garantizar la posición de conducción perfecta: desde no llevar objetos voluminosos en el bolsillo y adoptar una correcta posición de los hombros, hasta asegurar que la columna vertebral y la pelvis están alineadas y apoyar bien los muslos para reducir los puntos de presión.
abc.es
Estas son las marcas más valiosas del automóvil en 2020
Mercedes-Benz, Toyota y Volkswagen se sitúan como las marcas más valiosas del sector del automóvil en 2020, repitiendo posiciones en comparación con el ranking del año pasado, según el último informe Brand Finance Global 500, presentado en el marco de la celebración del Foro Económico Mundial de Davos. La firma alemana Mercedes-Benz fue de nuevo la firma más valiosa de la automoción, ocupando la décimo primera plaza en el ranking conjunto (13 en 2019), que estuvo liderado por los gigantes estadounidenses Amazon, Google y Apple. La corporación de Stuttgart registra, según el informe, una valoración de 65.041 millones de dólares (59.128 millones de euros), un 7% más, lo que le permitió superar a la japonesa Toyota, segunda del sector, con 58.076 millones de dólares (52.796 millones de euros), un 11,1% más, escalando dos posiciones, del puesto 17 al 15. El podio del automóvil en 2020 lo completa la también alemana Volkswagen, con una valoración de 44.897 millones de dólares (40.815 millones de euros), lo que supone un incremento del 7,6%. Esta cifra le situó en la vigésimo quinta plaza (27 en 2019). Entre las firmas más valoradas del sector de la automoción en todo el mundo también se encuentran BMW, con 40.483 millones de dólares (36.802 millones de euros), igualando los datos del año previo y situándose en la plaza 30, una más que en 2019. Por detrás, también se situó Mitsubishi Group, en la quinta posición del sector y en la 35 del total (57 en 2019), con una valoración de 37.652 millones de dólares (34.229 millones de euros), un 42,8% más. Entre las 100 compañías más valoradas del mundo recogidas en el informe Brand Finance se encontraban, a su vez, otras del sector del automóvil: Porsche, en la posición 41 del total, Honda (45), Hyundai (82), Ford (94) y Nissan (97). Ferrari es la marca más sólida Por segundo año consecutivo, la firma italiana Ferrari se sitúa como la más sólida del mundo, con una puntuación de 94,1 sobre 100, lo que supone rebajar siete décimas los puntos contabilizados en el ranking del año pasado. El informe, que valora aspectos como la inversión en marketing, la participación de sus accionistas o el rendimiento del negocio, destaca que la marca del 'cavallino rampante' supera al esto de compañías en solidez, por delante de Disney (93,9 puntos) y de WeChat (92,9 puntos). El consejero delegado de Brand Finance, David Haigh, aseguró que la firma automovilística Ferrari representa la "encarnación del lujo" y destacó que la marca de Maranello es "admirada y deseada" en todo el mundo.
abc.es
Los síntomas que alertan sobre la avería del alternador en tu coche
El alternador es una de las piezas clave del motor de tu coche para su correcto funcionamiento. No en vano, se encarga de convertir la energía mecánica del motor en energía para sus sistemas eléctricos. Con un alternador estropeado, la batería no se recargará, el coche podría no arrancar y muchos de sus sistemas esenciales -como la iluminación o la climatización- no funcionarán. En los coches modernos, lo mismo ocurrirá con todos los sistemas que dependan de la electrónica -que hoy por hoy son prácticamente todos, según Asetra. La Asociación de Talleres detalla cuáles son los síntomas de que el alternador de tu coche está fallando o está averiado. Aunque las condiciones particulares pueden variar de coche a coche, uno de los síntomas más obvios de un posible fallo del alternador es que se encienda un testigo en el cuadro de instrumentos. Este testigo puede ser de color y tener la forma de una batería con los signos más y menos, o puede variar: algunos coches lo etiquetan como «ALT», o «GEN», mientras que otros pueden dar un fallo genérico o usar otro testigo. En cualquier caso, es señal de que algo va mal. Este primer aviso puede ser intermitente, y aparecer cuando activamos sistemas del coche que consumen mucha energía, como las luces o los limpiaparabrisas. Por otro lado, cuando un alternador no funciona bien, no genera el voltaje -o la intensidad de corriente- adecuado para alimentar los sistemas eléctricos del coche. Algunos de ellos pueden funcionar parcialmente, o hacerlo de forma más lenta. Así, otro síntoma habitual suele ser un funcionamiento más lento de lo habitual de los elevalunas eléctricos, o una baja intensidad de iluminación de los faros. Al mismo tiempo, algunos sistemas pueden dejar de funcionar, o hacerlo de forma intermitente. Este tipo de fallos aleatorios y esporádicos pueden ser causados por un alternador en mal estado. De igual forma, otro síntoma de que el alternador de nuestro coche no está en buen estado si emite chirridos y «quejidos». Estos pueden estar causados por una correa de accesorios desgastada o poco tensa -es la polea que lo conecta al ciguëñal del coche- o pueden provenir del propio alternador, indicando un fallo en sus piezas móviles o rodamientos. En un estado más avanzado de deterioro, un alternador estropeado no carga adecuadamente la batería del coche. A consecuencia de ello, nuestra batería se descarga, y un buen día no podremos arrancar el coche. Si bien esta situación suele ser causa de una batería defectuosa, también puede ser provocada por un alternador averiado. Asimismo, para detectar un alternador en mal estado, la forma de evaluación más sencilla es utilizando voltímetro. Este aparato electrónico indica el voltaje de la batería, directamente conectada al alternador. Colocando el polo negativo en una toma de tierra -o en el polo negativo de la batería- y tocando con la otra punta el borne positivo de la batería, nos ofrecerá en tiempo real su voltaje. Con el motor apagado, la carga de la batería debería ser superior a los 12 voltios, y con el motor encendido debería superar los 13,5 o 14 v, dependiendo del coche. Con el motor encendido el alternador debería estar cargando la batería, que debería estar recibiendo un voltaje constante. Si este voltaje es demasiado bajo o fluctúa de forma intensa, todo apunta a que el alternador está en mal estado.
abc.es
ABC Historia, premiada en el Día de los Tercios por divulgar la epopeya de la legendaria infantería española
Un grupo de historiadores y aficionados propusieron hace un par de años, al calor de la popularidad de la que gozan hoy los Tercios de Flandes, que el 31 de enero se convierta en un día dedicado a esta unidad legendaria de infantería que dominó los campos de batalla europeos durante casi dos siglos. Desde entonces la Asociación 31 Enero Tercios no ha parado de crecer y de ganar adeptos. Sus actividades también. La fecha elegida coincide con la efeméride anual de la batalla de Gembloux. El 31 de enero de 1578 se produjo un combate en la localidad flamenca de Gembloux, dentro de la Guerra en Flandes, donde Don Juan de Austria y su sobrino Alejandro Farnesio vencieron a 25.000 soldados de las provincias rebeldes con un ejército de solo 17.000 hombres. Una de las muchas demostraciones de la superioridad militar de esta unidad de la Monarquía hispánica. La Asociación 31 Enero Tercios ha preparado una serie de actos por toda España que, en Madrid, tendrá su plato fuerte en Plaza de la Villa, convertida en un auténtico campamento de los Tercios. En colaboración con el grupo recreacionista Imperial Service y Espadas de Toledo, se celebraran durante todo el viernes 31 una serie de actividades destinadas para toda la familia. Las actividades se inician desde las 12:00 con una exposición de recreación histórica en la Plaza de la Villa en Madrid que servirá para ambientar y mostrar vestimentas y banderas de la época: -A las 17:00 se abrirá el campamento de los Tercios, especialmente creado para la ocasión, donde se simulará un alistamiento de los que se hacían en el siglo XVI con los soldados que se integraban en los Tercios. -A las 18:00 se iniciará una exhibición de espadasdetoledo.com sobre las espadas que portaban los soldados del siglo XVI y XVII, una técnica ancestral que aún pervive en las manos del Maestro espadero Arellano. -Para las 18:30 se celebrará una charla sobre el alistamiento de soldados. En ella se explicarán los motivos que llevaban a un joven a ingresar en la vida militar y los procesos que se iniciaban hasta que apuntaba su nombre en una lista que lo conduciría a los campos de batalla. -En torno a las 19:00 comenzará un taller de escritura y lectura del siglo XVI. De este modo, se podran conocer las letras tan complejas que están en cada uno de los legajos que tienen temática sobre los soldados de los Tercios -A las 19:20, la asociación iniciará una charla sobre el modo de combatir de los Tercios, mediante una recreación in situ que mostrará la forma de luchar de estos hombres y, especialmente, las armas que utilizaban. -A las 19:40 tendrá lugar la charla propiamente de la batalla de Gembloux, con una explicación del papel de la infantería y de la caballería. Allí se podrá entender el contexto en que se desarrolló la decisiva victoria que obtuvieron los Tercios y el papel que jugaron hombres ilustres como Alejandro Farnesio o Juan de Austria. -A las 20:00 se celebrará de forma puntual el acto central, en todas las ciudades a esa misma hora, con una quedada de banderas y lectura de textos. La asociación espera que todo el mundo que quiera lleve a la plaza banderas del aspa de Borgoña, que será la única permitida. Una vez reunidos, se procederá a leer una conducta emitida a un capitán, así como los versos de Calderón y muchas cosas más que servirán para recordar, homenajear y fomentar el estudio de los tercios. Gala de premios La gran novedad anunciada este año por la Asociación 31 Enero Tercios es una gala, convocada para el próximo día 29 de enero, en la Universidad San Pablo CEU, en el Aula Magna, C/ Julián Romea 23, para premiar la labor de investigación de grupos, colectivos y personas que han investigado o divulgado sobre los Tercios. ABC Historia, que lleva años divulgando historias y personajes relacionados con esta infantería de los ejércitos de los Austrias, será uno de los premiados por la asociación. Al evento, que comienza a las 19:00 y cuya entrada es totalmente gratuita, asistirán historiadores de la talla de Magdalena de Pazzis o Enrique Martínez Ruíz, ensayistas como Fernando Martínez Laínez o Carlos Canales, representantes de las principales editoriales como EDAF, Desperta Ferro o La Esfera de los Libros y medios como este diario o el Confidencial Digital. Evento: Gala de los Tercios. Día: 29 de enero de 2020, miércoles. Hora: 19:00 horas. Lugar: Universidad San Pablo CEU, Aula Magna – C/ Julián Romea, 23. Metro: Islas Filipinas, Moncloa, Vicente Aleixandre y Guzmán el Bueno.
abc.es
Bloque 11: la olvidada cámara del horror de Auschwitz desde la que los nazis desataron el infierno
Adolf Hitler, un fanático que -por desgracia- no necesita presentación, siempre afirmó que los judíos despedían un olor característico. Para él, aquel tufo era un símbolo del «moho moral» que albergaban en lo más profundo de su alma. Desde su enfermiza mente, este monstruo los veía como unos «elementos corruptos»; animales «portadores de gérmenes» que había que erradicar. Pero, el 27 de enero de 1945, cuando los soviéticos arribaron al campo de concentración de Auschwitz (levantado por los nazis al sur de Polonia en 1940, ya comenzada la Segunda Guerra Mundial) no olieron nada de aquello. Lo que entró por sus fosas nasales fue un profundo hedor a muerte y descomposición; el que habían dejado los nazis tras haber perpetrado los últimos asesinatos antes de huir de la región. De la mente del ucraniano Anatoly Pavlovich Shapiro, de treinta y dos años (una edad avanzada para la media del Ejército Rojo), jamás pudo desaparecer aquella peste. «Había tal hedor que era imposible estar ahí por más de cinco minutos. Mis soldados no lo podían soportar y me rogaban para que los dejara ir. Pero teníamos una misión que cumplir», afirmó poco después de pisar, aquel gélido enero, el interior de Auschwitz. Lo que él y sus colegas percibían era el olor de un Holocausto que, aunque llegaba a su fin, se había cobrado la vida de entre 6 y 20 millones de personas. Este militar fue el primer oficial en acceder al epicentro de la otrora industria de muerte del nazismo con sus fusileros. Shapiro había visto personas ahorcadas (entre ellos, niños), inocentes asesinados... Sin embargo, no estaba preparado para la barbarie que le esperaba dentro de Auschwitz. Una experiencia más dura que los intensos combates que había mantenido apenas unos minutos antes contra los últimos miembros de las fanáticas SS que defendían los alrededores del campo. Paso a paso, pisada tras pisada, ante el soviético se proyectó un largometraje con un guión más escalofriante que cualquier película de terror actual. Por doquier había charcos helados de sangre, mujeres fallecidas, cadáveres (esqueléticos por la falta de alimento) esparcidos... El Ejército Rojo contó hasta 650 cuerpos sin vida de inocentes cuyo único pecado había sido no nacer arios. El miedo todavía se palpaba. Ningún reo se sentía a salvo. Ejemplo de ello es que dos pequeños con los que se topó en un barracón se apresuraron a gritarle tres palabras: «¡No somos judíos!». Pero sí, lo eran. Aunque sabían lo que sus creencias les acarrearían si aquellos soldados no eran quienes prometían: acabarían en las mismas cámaras de gas que habían funcionado a pleno rendimiento desde la aprobación de la temible Solución Final. «Aquella fue la imagen más dura de todas», desveló el oficial soviético tras la Segunda Guerra Mundial. No era para menos, pues en su seno habían fallecido, presas del temible Zyklon-B, miles de hombres, mujeres y niños tras pasar por un proceso tan trágico como conocido: primero escozor en el pecho, luego un olor a almendras y a mazapán y, para terminar, la muerte. Pero dicha jornada, ese 27 de enero de 1945, Shapiro y sus hombres fueron también testigos de la caída definitiva de un lugar de pesadilla que escandalizó al mundo tras los Juicios de Núremberg. Sus cifras así lo demuestran: 1.300.000 personas (de ellas, 232.000 niños) enviadas allí y 1.100.000 asesinadas tras cinco años. De todas estas almas, y tras las terribles marchas de la muerte iniciadas el día 17 (el desplazamiento masivo de 10.000 reos hasta el interior del Tercer Reich para tratar de esconder aquella vergüenza a los Aliados), apenas fueron halladas vivas 7.000; 1.200 reos en Auschwitz y 5.800 en Birkenau (una gran ampliación del primer campo levantada en Brzezinka en octubre de 1941). Su paseo por la cuarentena de subcampos alzados por Hitler les permitió hallar otros 3.000 reclusos más. Con todo, las muertes perpetradas en Auschwitz no llegaron de la noche al día. Fueron perfeccionadas por unos médicos que -contrariamente a lo que se cree- buscaron durante meses una forma de asesinar en masa a cientos de seres humanos que fuera rápida y que no dañara psicológicamente a los verdugos. La solución mágica fue hallada en septiembre de 1941. Aquellos días, los guardias de las SS encerraron por sorpresa a cientos de prisioneros soviéticos (comisarios, según desvelan la mayoría de las fuentes) en el temible bloque 11 del campo de concentración y, por primera vez en la historia, les gasearon de forma masiva con el famoso Zyklon-B. Aquella triste matanza puso los pilares del Holocausto. Transición Auschwitz, el mismo lugar en el que fueron asesinados entre un millón y un millón y medio de personas, no nació como un campo de exterminio. Ni mucho menos. Su primera piedra se puso en mayo de 1940 (casi un año después del inicio de la Segunda Guerra Mundial) con el objetivo de crear un centro de tránsito que acogiera (si es que puede decirse así) a los reos que eran llevados como mano de obra hasta Alemania. Tampoco se construyó desde cero, sino que se edificó utilizando una serie de viejas barracas de las unidades polacas ubicadas 20 kilómetros al oeste de Cracovia. Con todo, pronto se convirtió en el centro neurálgico del nazismo. «Los primeros prisioneros de Auschwitz fueron alemanes traídos desde el campo de concentración Sachsenhausen de Alemania (que habían sido encarcelados por ser delincuentes reincidentes) y presos políticos polacos de Lodz traídos del campo de concentración de Dachau y desde Tarnow, en el distrito de Cracovia del Gobierno General», afirma el «United States Holocaust Memorial Museum». Por entonces, el campo era regido por Rudolf Höss, quien ejerció el cargo hasta noviembre de 1943. Al poco tiempo, este emplazamiento ya se había convertido en una prisión con las mismas funciones que se exigían a sus hermanos mayores: encarcelar a los enemigos del nazismo, suministrar mano de obra gratuita a Alemania y servir -en casos aislados- como lugar en el que acabar con prisioneros. «A finales de 1940, seis meses después de abrir sus puertas, el campo albergaba a 7.900 presos alojados en edificios de ladrillos de una y dos plantas, en los antiguos barracones del ejército», desvela Nikolaus Wachsmann en su obra magna «KL. Historia de los campos de concentración nazis». Lo cierto es que su expansión no fue casual, sino que Auschwitz incrementó su tamaño gracias al apoyo de la empresa alemana IG Farben, la cual se asentó en la zona para extraer sal y carbón. «IG Farben compró dos minas -la Fürstengrube y la Janinagrube- explotadas por deportados judíos. En esta inmensa cantera, las SS y IG Farben colaboraron a todos los niveles», determina Myriam Anissimov en «Primo Levi o la tragedia de un optimista». Odio rojo Meses después un suceso hizo que la prioridad de campos de concentración como Auschwitz cambiara drásticamente. La Operación Barbarroja, la invasión de la URSS iniciada el 22 junio de 1941, provocó la llegada a Alemania de miles de prisioneros soviéticos. Una masa ingente de personas que despertaban un inmenso odio en los nazis... «La utilización de los campos de concentración como terreno de ejecución de “indeseables” que no estaban registrados oficialmente como internos adquirió una urgencia particular cuando Alemania atacó la Unión Soviética», determinan Deborah Dwork y Robert Jan Pelt en su obra «Holocausto: una historia». ¿Por qué se había generalizado ese odio alemán hacia los soviéticos? En palabras de Dwork y Jan Pelt, por culpa del mito de la «puñalada por la espalda» generado tras la derrota de Alemania en la Primera Guerra Mundial. Esta teoría es apoyada por Manuel Moros Peña en su libro «Los médicos de Hitler»: «Con ella se trató de hacer creer [a la población] que los soldados en el frente habían sido traicionados por los judíos bolcheviques mientras daban hasta la última gota de sangre por su país». En palabras del español, la teoría de la «puñalada por la espalda» afirmaba también que los soviéticos eran los que «controlaban a los políticos socialdemócratas que habían permitido que, el 15 de abril de 1917, Lenin saliera desde la estación de Zúrich […] y cruzara Alemania para liderar la revolución rusa». El mismo Adolf Hitler dejó claro su odio hacia los soviéticos, así como sus planes de aniquilación de los reos que procedían de la URSS, en una misiva recogida por el historiador británico Hugh Trevor-Roper en «Hitler's Table Talk, 1941-1944»: «He ordenado a Himmler [el líder de las SS] que, en el caso de que algún día hubiese razones para temer que volviera a haber problemas en casa, liquide todo lo que encuentre en los campos de concentración. Así, de un solo golpe, privaremos a la revolución de sus dirigentes». «Himmler, anticipándose a los deseos de Hitler, no esperó a que hubiese problemas. El primer objetivo fueron los prisioneros de guerra rusos, y Heydrich ya estaba ocupándose de ese asunto. Pero ¿dónde iban a matarlos? Auschwitz era una buena elección. Himmler controlaba unos 40 kilómetros cuadrados alrededor del campo: allí podría hacer lo que le diera la gana», completan los expertos en su obra. Otras vías Tras decidir la aniquilación de los presos y de todos aquellos elementos «indeseables» contrarios al Reich (la llegada de la Solución Final no se produjo hasta febrero de 1942) a los nazis se les planteó la disyuntiva de cómo acabar con ellos sin recurrir a los fusilamientos. Una práctica (según Hess) sumamente dañina para la moral de los verdugos. No le faltaba razón ya que en otros campos de concentración como el de Sachsenhausen se había demostrado que el asesinato de presos terminaba afectando a nivel psicológico a los militares. De hecho, en este último centro se habían desarrollado varias formas de matar tales como disparar a los reos por la espalda en la nuca a través de un agujero en la pared. La primera solución que trataron de llevar a cabo los nazis fue acabar con los prisioneros mediante monóxido de carbono. La misma sustancia que ya se usaba para asesinar a los disminuidos mentales y físicos del «Programa de eutanasia para adultos». En principio la idea fue usar este gas en duchas, pero poco después se percataron de que, si lograban inventar un sistema que les permitiera asesinarles cerca de los hornos crematorios construidos en algunos de los campos de concentración, todo sería mucho más sencillo. Así nacieron los camiones de la muerte. Unos vehículos a los que los presos subían y que, mediante un conducto, transmitían esta letal sustancia del motor a la parte trasera. «Los camiones móviles de gas se habían creado originalmente durante la búsqueda de vías más efectivas para erradicar a los judíos de la Unión Soviética. Sin embargo, antes de desplegar estos vehículos en el Este ocupado, en el otoño de 1941 el Instituto Técnico Criminal los había probado dentro de Alemania», afirma, en este caso, Wachsmann. Para ser más concretos, las primeras pruebas realizadas con estos vehículos se llevaron a cabo en Sachsenhausen, donde se ordenó a los reos subir a ellos ya desnudos. «A continuación, el camión arrancaba y cuando se detenía frente al crematorio de Sachsenhausen, todos los prisioneros del interior habían muerto y sus cuerpos estaban teñidos de rosa por el efecto de los gases», completa el experto. Gas letal Finalmente, los médicos de las SS decidieron desechar el resto de opciones y apostar por el ácido prúsico (Zyklon-B). Un gas ideado para limpiar de insectos grandes edificios o fábricas que se caracterizaba por oler a almendras amargas y a mazapán y que, según explicó en el juicio contra el exguardia de las SS el médico forense Sven Anders (de la Universidad de Hamburgo-Eppendorf), era más ligero que el aire: «Penetraba por inhalación en los pulmones y bloqueaba la respiración celular». Una vez inhalado, el Zyklon-B atacaba en primer lugar al corazón y al cerebro. «Los síntomas comenzaban con una sensación de escozor en el pecho similar a la que puede causar el dolor espasmódico y al que se produce en los ataques de epilepsia. La muerte por paro cardíaco se producía en cuestión de segundos. Era uno de los venenos de acción más rápida» añadió el doctor. Mujeres con niños soviéticos en el campo de concentraciónLa sustancia, siempre según Anders, provocaba un «dolor extremo, convulsiones violentas, y un ataque cardíaco en cuestión de segundos». Eso, en el mejor de los casos, pues una inhalación menor podía hacer que el fallecimiento durase una media hora. «Una intoxicación inferior conducía a un bloqueo de la sangre en los pulmones y provocaba dificultades para respirar. Comúnmente se habla de agua en los pulmones, la respiración sería entonces más profunda y más fuerte, porque el cuerpo ansía después el oxígeno. Sería una agonía», añadió el experto. Su uso era mucho más sencillo que el del monóxido de carbono ya que -como señala Wachsmann en su obra- los soldados solo tenían que arrojar las bolas de cristal en las que venía prensado en una habitación sellada. Nada que ver con los engorrosos camiones de monóxido de carbono por los que tanto se abogaba en Sachsenhausen. Pruebas Tras conocer las crueles bondades del Zyklon-B, las autoridades de Auschwitz decidieron llevar a cabo una prueba de campo para comprobar su efectividad en plena Segunda Guerra Mundial. En palabras de Wachsmann, esta se sucedió en agosto de 1941, cuando los soldados de las SS ejecutaron a un pequeño grupo de prisioneros soviéticos. «La acción estuvo supervisada por el jefe de campo, Karl Fritzsch, un agente veterano de la SS que más tarde se las daba ante sus colegas de ser el inventor de las cámaras de gas de Auschwitz», añade el experto. El ejercicio se perpetró en el bloque 11 del campo. Aquel en el que se impartían castigos brutales a los prisioneros. Después de esta primer test, Höss dispuso hacer una nueva prueba mucho más grande. En este caso, seleccionó a un grupo de 600 rusos que habían llegado a Auschwitz, en palabras de Wachsmann, «probablemente el 5 de septiembre» procedentes del campo de prisioneros de Neuhammer, en la Baja Silesia. «Cientos de reclusos bajaron de los vagones. Eran presos de guerra soviéticos identificados por la Gestapo como “comisarios”», desvela el experto. Todos ellos fueron conducidos durante la noche hasta el bloque 11, donde se toparon con decenas de desafortunados más. «Cuando bajaron las escaleras a la fuerza, los soviéticos vieron a otros 250 que yacían en el suelo, inválidos de la enfermería que habían sido elegidos para morir con ellos», completa el historiador. La matanza fue rápida. Inmediatamente los soldados alemanes tapiaron la puerta y las ventanas y, a continuación, arrojaron cristales de Zyklon-B en el interior del barracón. Cuando abrieron de nuevo este infierno, el paisaje era dantesco. Así lo explicó el reo Adam Zacharski, testigo de los hechos: «La escena era realmente espeluznante, porque se podía ver que aquellas personas se habían arañado y mordido entre ellos en un ataque de locura antes de morir; muchos tenían los uniformes desgarrados... Aunque ya me había acostumbrado a ver algunas escenas macabras en el campo, a la vista de todos aquellos hombres asesinados me mareé y me puse a vomitar sin control». Esta desconocida prueba fue admitida durante los Juicios de Nuremberg por Hess. Aunque su testimonio es peligroso, pues el oficial deseaba cargar las culpas sobre Fritzsch. «En el otoño de 1941, de conformidad con una directiva secreta especial, políticos rusos, comisarios y funcionarios políticos especiales fueron trasladados por la Gestapo desde los campos de prisioneros de guerra, hasta los campos de concentración más próximos para su liquidación. Durante una rueda de inspección, mi segundo, el capitán de las SS Fritzsch, por iniciativa propia, utilizó gas para destruir a estos prisioneros de guerra rusos. Él amontonó a los rusos en celdas individuales en el sótano y, utilizando máscaras de gas, tiró Zyklon-B en las celdas, lo que les provocó la muerte inmediata», explicó durante el interrogatorio el jefe del campo. De esta guisa se puso la primera piedra del Holocausto. Un pilar elaborado a base de sangre y gas. «Los nazis buscaban constantemente formas de exterminio más eficientes. En septiembre de 1941, en el campo de Auschwitz se realizaron experimentos con Zyklon-B (usado previamente para la fumigación) en los que se gaseó a unos 600 prisioneros de guerra soviéticos y a 250 enfermos. Sus gránulos se convertían en un gas mortal al entrar en contacto con el aire. Se demostró que era el método de gaseo más rápido y se seleccionó como medio para realizar masacres en Auschwitz», explica la versión digital del «U.S. Holocaust Memorial Museum». Höss, por su parte, afirmó estar orgulloso del suceso en sus memorias: «Aquello me dejaba más tranquilo porque todos nos podíamos ahorrar los baños de sangre».
abc.es
España, un balonmano de familia y compromiso
Y vuelve a reinar en Europa. La selección española de balonmano defiende con orgullo y corazón una manera de crear, de jugar, de comportarse y de sentir este deporte que sigue sin tener parangón en el continente. Porque más allá de jugadas, defensas y goles, lo que España mostró ayer es una lección de compromiso, entrega y familia que, por mucho que se intente copiar, parece surgir solo en el vestuario nacional. Donde se celebran las victorias y se da el hombro al compañero en las derrotas, donde ayer se gestó otra página del deporte español con un oro cargado de honor que significa también un pase directo a los Juegos de Tokio 2020. El fin último para una generación irrepetible. Como una toma del relevo que ya se empieza a vislumbrar, apuesta fuerte por Jordi Ribera, fueron Aleix Gómez y Álex Dujshebaev quienes dieron la puntilla a Croacia, apoyados siempre en una portería sin igual llamada Gonzalo Pérez de Vargas. Empatado a todo el encuentro, marcador, defensas, efectividad, fuerzas y energía, la sangre fría del de Sabadell -22 años- llevó el último aliento al banquillo y el zarpazo del santanderino - 27- remató a la valiente y peleona selección croata. Goles de nuevo cuño para agradecer las lecciones recibidas por los mayores: se cree y se lucha siempre hasta el final. Porque en este torneo las genialidades de los veinteañeros se han asentado de maravilla con el saber estar de los treintañeros, alargada su segunda o tercera juventud porque querían, reclamaban, necesitaban, se merecían un escenario idílico para sus despedidas: del centro del podio en Europa a esos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 que, como un elefante en la habitación, soñaban sin permitírselo durante estos quince días de exigencia diaria. Hoy ya sí, los doble campeones continentales, podrán dejar volar sus anhelos y enterrar por fin las lágrimas por haberse saltado la cita de Río 2016. De aquellas lágrimas tan amargas en el preolímpico de Suecia hace cuatro años, a las que ayer amenazaban con salir de los ojos de Raúl Entrerríos, entregado capitán de esta selección, que explicaba así, al borde del llanto, el significado de esta proeza: «Es difícil describir ahora lo que siento. Es un orgullo lo que hemos conseguido, se lo merecía este grupo, con todo lo que han hecho estos años, con lo mal que lo hemos pasado. Hemos sabido ser pacientes y consistentes en los momentos clave y con una pizca de suerte. El equipo ha trabajado increíblemente bien todo el torneo y somos justos vencedores». Supieron encontrar la llave al enigma que le ofrecía el rival con mucha carga de paciencia y un buen abanico de herramientas. Un reflejo de lo que ha sido España durante este torneo casi perfecto: no hay un jugador definitivo; todos lo son, imprescindibles, aprendido su papel predominante, pero adaptables a cualquier otro si la situación lo requiere. Ayer, después de un inicio al ralentí, encontraron una primera solución tras el descanso rebuscando en sus orígenes: portería blindada y contragolpe. Croacia, entonces, apeló a su carácter competitivo hasta el extremo y frenaron la alegría. Y así, el respeto y unas energías cada vez más agotadas llevaron el partido a la tensión de los últimos minutos, como si todo lo anterior no hubiera valido. Y entonces, cuando las jugadas no eran más que líneas en la pizarra y las ideas dejaron paso al corazón, salió el orgullo, la espina clavada de Río, la familia del balonmano español. Los que fueron, los que son y los que serán, todos en la misma filosofía: la parada de Pérez de Vargas, la falta sobre Julen Aginagalde, el siete metros convertido por Aleix Gómez, el lanzamiento de todos en la mano de Dujshebaev. Para llevar a España a números de otras potencias, con el triple de apoyo y repercusión, como Suecia, campeonato tres veces. A su estela ahora, solo España. Para sumar una medalla más al palmarés, y ya van catorce, y con muchas ganas de ampliar en este siglo XXI. Aquí, el ejemplo: la selección ganó su primer oro mundial en 2005, donde un Raúl Entrerríos de 24 años celebró a lo grande sin atisbar lo que vendría después. Ayer, con casi 39, celebraba un segundo oro europeo, con la misma pasión y entrega que sus compañeros de promoción: Aginagalde (37), Sarmiento (36), Morros (36), Cañellas (33), Guardiola (35) o Maqueda (31), y los que les siguen. Planean sus mejores galas para dejar el testigo con el balonmano español en lo más alto de la gloria olímpica. Ese balonmano que no se puede copiar, pues solo se aprende y se vive en este vestuario.
abc.es
Jordi Ribera: análisis, readaptación y regreso al éxito
Es campeón de Europa por segunda vez, pero se dará pocos días para celebrarlo. Tiene un compromiso con el resto de entrenadores para marcar pautas para los jóvenes. Es Jordi Ribera un hombre que vive por y para el balonmano, que tomó la dirección de este grupo que lo había ganado todo, pero que había tocado el fondo del pozo tras la eliminación en el preolímpico de 2016. Fue pocos meses después, con esa espina clavada en el corazón del grupo, cuando intentó el más difícil todavía: recuperar no solo los podios, sino, sobre todo, la confianza y la pasión de un equipo que también vivía pendiente de una regeneración que se ha alargado un ciclo olímpico más. Ribera, que ya realizó un trabajo estupendo llevando a Brasil hasta los cuartos de final de los Juegos que albergaban -cayeron ante Francia-, volcó todas sus enseñanzas y las readaptó a las exigencias y necesidades españolas, bronce mundial en 2011, campeona del mundo en 2013, bronce europea en 2015, plata europea en 2016 justo antes de su llegada. Un reto mayúsculo que ha sabido sacar adelante con el mismo compromiso que los jugadores ponen en la pista y esa capacidad para readaptarse a cada situación y a cada rival. También ha comenzado una regeneración que se otea imprescindible a partir del próximo verano, pues Entrerríos, Aginagalde, Morros o Cañellas afrontan bien entrados los treinta un balonmano más físico que nunca. Y ahí están Solé, Gómez o Daniel Dujshebaev. Analítico, calmado la mayor parte de las veces, y excelente profesor, señala sin embargo a los jugadores como actores principales. «El gran éxito de este equipo es el ambiente que se vive, el grupo que se ha creado y eso nos da una fuerza fuera de lo normal. El equipo está por encima de todo y eso es lo que nos ha llevado a este éxito. Es un grupo extraordinario y estoy muy contento por ellos. Solo voy a poner un ejemplo, un día les quería dar descanso y no me dejaron, lo que demuestra la implicación que tenía el equipo por conseguir el objetivo», señaló ayer. Jorge Maqueda, ausente durante dos años en el vestuario nacional, también le agradeció la vuelta de la confianza con una actuación soberbia ayer en la final. «Todo el grupo está con él», admitía Álex Dujshebaev a este periódico hace unos días. Después de ese varapalo tremendo en 2016, Ribera les recordó a todos el gran balonmano que tenían dentro. Ha sabido moldear sus necesidades para llevarlos de vuelta a la gloria. Y a los Juegos.
abc.es
Los túneles de viento unen al ciclismo y la Fórmula 1
Dos mundos tan dispares y asimétricos, desiguales hasta lo remoto en su organización, modelo de negocio o movilidad, han empezado a asociarse en acuerdos de cooperación que pretenden perpetuarse en el futuro. El ciclismo y la Fórmula 1 se han encontrado por el camino de las actividades estratégicas comunes. Tres equipos del UCI World Tour, la primera división ciclista, han sellado convenios de colaboración con escuderías de Fórmula 1 para el curso 2020. El Ineos, gigante del Tour que ha ganado siete de las últimas ocho ediciones, se ha juntado a Mercedes, campeón de los últimos seis Mundiales. Dinero llama a dinero, coloso con coloso. El Bahréin, antiguo Lampre, se denominará con el apellido de la segunda mejor escudería de la historia de la F1 y último equipo de Fernando Alonso, Bahréin-McLaren. Y el Israel Start Up, última formación en llegar a la élite ciclista, se vincula a Williams, emblemática estructura de F1 que atraviesa su peor época y que el año pasado fue el farolillo rojo en todas las carreras. Apenas existen nexos entre la Fórmula 1 y el ciclismo. Un piloto amante de la bicicleta y su estilo de vida, Fernando Alonso, intentó levantar un equipo ciclista de la nada para ganar el Tour y ser referente desde el primer minuto en el pelotón. Alonso trató de juntar dos mundos, exprimir las virtudes de cada deporte en una idea magnífica y aplicar la vanguardia tecnológica de la F1 en el ciclismo, pero el proyecto murió antes de nacer. Hace dos veranos, el Tour se inventó una salida modo Fórmula 1, los ciclistas en formación de parrilla, en la etapa más corta de su historia, breve paseo de 65 kilómetros por los Pirineos que ganó Nairo Quintana. Y poco más. Ferrari ha colaborado con los fabricantes italianos Colnago y Bianchi, y ha rotulado bicis rojas con el emblema del cavallino probablemente en monturas diseñadas por Colnago o Bianchi. Son dos mundos desiguales en los que prevalece la admiración de los pilotos por las heroicidades de los ciclistas, y en los que éstos sienten fascinación por la cultura del lujo y la exclusividad que envuelve a la Fórmula 1. Mark Webber se saltó el protocolo de una cena para saludar a Carlos Sastre, un ganador del Tour seducido por el oropel del Gran Premio de Valencia. Más allá de eso, había pocos vínculos en común. Era así hasta que el pasado diciembre la familia real de Bahréin instrumentalizó su equipo ciclista para juntarlo a su escudería de Fórmula 1. McLaren es propiedad del fondo inversor Mumtalakat (controlado por la familia real del emirato) y del empresario saudí de origen francés Mansour Ojjeh, antiguo socio del mentor de la compañía Ron Dennis. La estructura que se llamaba antes Bahréin-Mérida se denomina ahora Bahréin-McLaren. La unión incluye el uso por parte del conjunto ciclista del nuevo túnel del viento que ha construido McLaren en su fastuosa y cósmica sede de Woking, donde trabajan más de mil empleados. En el acuerdo, la escudería de F1 cede a dos ingenieros para trabajar en el túnel del viento y en los estudios aerodinámicos que realizan todos los equipos ciclistas relacionados con la posición en la bicicleta de sus corredores. Además de ciencia, el Bahréin desarrollará actividades estratégicas de marketing y comunicación con McLaren. En el Bahréin se estrenará Mikel Landa, trotamundos del pedal y aspirante a ganar una grande, que ha pasado por el Euskaltel, el Astana, el Sky y el Movistar. Alquiler por horas Los túneles del viento están detrás de los acuerdos suscritos por los equipos del ciclismo. Hasta la fecha los mánagers de las formaciones alquilaban por horas las galerías de viento ubicadas cerca de Milán, o el construido en la localidad belga de Paal por la marca de bicicletas Ridley, o en la holandesa Eindhoven, donde no era necesario ni siquiera la presencia de los ciclistas encima de la bici ya que tan moderno es que basta con colocar maniquíes en su lugar. Una sesión del túnel de viento puede suponer un desembolso de 3.000 euros para un equipo del World Tour. Mercedes ha suscrito un compromiso global con la petroquímica Ineos, que además de su equipo ciclista, tiene a uno de los barcos favoritos para ganar la Copa América de vela. Toto Wolff, el manager de Valtteri Bottas y jefe de Lewis Hamilton, ha creado una división denominada Mercedes Benz Applied Science (MBAS) en la que todos aspiran a beneficiarse de los conocimientos científicos sujetos al rendimiento hombre-máquina. «Estamos en una posición sólida para aprender unos de otros», indica Wolff. El promotor del nuevo equipo de élite Israel Start Up, Sylvan Adams, consiguió que el Giro saliese de Israel en 2018 y celebrase tres etapas por el país. El próximo verano su sueño ciclista correrá el Tour. Lo hará asociado a la escudería con peores resultados en los últimos tiempos en la Fórmula 1, la histórica Williams, que contará con un piloto probador israelí, Roy Nissany, en 2020. El vetusto túnel del viento de la sede de Grove, en el Silicon Valley de la Fórmula 1, estará a disposición de los animosos ciclistas israelíes, que este año han contratado como fichaje estrella al irlandés Dan Martin.
abc.es
Setién ya genera dudas
Tres partido han bastado para que toda la ilusión que generó la llegada de Quique Setién se empozoñe y su método empiece a generar dudas tanto dentro del vestuario como en la grada. Al mismo tiempo, un sector del barcelonismo ya empieza a reconocer que el problema no estaba en el banquillo sino en la actitud de una plantilla acomodada que se ha quedado sin excusas. Los futbolistas han perdido la protección que les otorgaba el escudo de Ernesto Valverde ante los palos que caían por el juego y la predisposición. El Granada opuso una férrea resistencia con un jugador menos, Ibiza sacó los colores y puso contra las cuerdas a los azulgranas y el Valencia les desnudó cruelmente dejándoles con las vergüenzas al aire. «Los jugadores todavía no interpretan bien lo que queremos o quizá no lo explicamos bien. Pero a nadie le gusta lo que hemos visto hoy», confirmaba Setién la sala de prensa de Mestalla reconociendo la mala imagen ofrecida por el Barcelona. Posesión y talante ofensivo son las señas de identidad del cántabro pero el concepto de la posesión, genuino del cruyffismo, carece del sentido del que le dotaba el holandés. Lejos de ser un arma con el que desgastar al rival y buscar la portería contraria, la posesión en el Barcelona actual solo sirve para solventar los evidentes problemas defensivos del equipo. Los jugadores no saben qué hacer con la pelota pero evitan que ataquen a su portero. «No hemos encontrado el camino para ir a la portería rival. Ha habido cosas que no hemos entendido bien. No hemos estado bien posicionados. Hemos dado cantidad de pases sin sentido, sin profundidad, sólo por tenerla. Te falta profundidad y capacidad de hacer daño», abundaba Setién. La lectura del entrenador es percibida por la afición azulgrana y también por el vestuario, que empieza a tener dudas sobre sus planteamientos. Los parabienes de los primeros días han quedado sepultados por la imagen y los resultados de los tres partidos disputados bajo el nuevo estilo. No hacen falta las palabras. A veces un gesto es mucho más elocuente y las caras de los futbolistas en la zona mixta tras la ajustadísima victoria en Ibiza ya eran un aviso de que algo estaba sucediendo y de que la fe en la caseta culé no es ilimitada. «Los futbolistas debemos adaptarnos al nuevo cuerpo técnico», advertía Busquets, dando a entender que no acaban de entender la nueva forma de juego que intenta implantar Quique Setién. Arthur y Frenkie de Jong, escuderos del centrocampista en la medular, fueron de los más señalados tras la derrota y dieron muestras de perderse en las peticiones del técnico. Su conservación de balón va en perjuicio de la llegada de segunda línea. De Jong, desconocido Precisamente, el holandés, el fichaje más ilusionante de esta temporada, estuvo desconocido y parece ser uno de los que más acusa el cambio de estilo. «Es un gran futbolista que ha estado jugando de una forma concreta y ahora le estamos pidiendo otras. Necesita tiempo para entenderlas», le defendió Setién.
abc.es
El diagnóstico de Oblak sobre sus compañeros inexpertos
En otro fiasco de su equipo, hace un llamamiento a la calma Simeone para preparar el partido del sábado ante el Madrid en el Bernabéu. El análisis del entrenador argentino apela a la sensatez y a la libertad de expresión. «A mí también me pitaron cuando regresé al Atlético en mi época de jugador. La actitud de la gente ha sido extraordinaria. Te emociona, te compromete, te responsabiliza... No tengo duda que estos partidos antes se perdían». Más que Simeone, destaca Oblak por su diagnóstico de la situación. «Este año hemos cambiado más jugadores que nunca y eso se nota en momentos del partido, hay jugadores sin experiencia, a lo mejor alguno entra a algún partido con miedo... Estamos en época de transición». Sin cargar las tintas, el portero insistió en la cuestión: «Probablemente cuando las cosas no salen y faltan jugadores expertos, la ansiedad puede aparecer en algún futbolista, pero en el grupo no hay ansiedad. Hay presión por lograr victorias». Oblak volvió a ser el mejor del Atlético, aunque eso no es suficiente: «Hay una racha que no es buena, los últimos resultados no fueron buenos, pero en ningún momento dejamos de intentarlo ni de luchar para que lleguen los momentos buenos. Estamos en uno que no salen como queremos y tanto los jugadores como el entrenador somos los primeros que queremos que las cosas salgan. Esperemos conseguir una racha de victorias que necesitamos todos».
abc.es
Solo trece goles en contra en 21 jornadas de Liga
Gran retaguardia y diecinueve partidos invicto. Solo trece goles en contra en 21 jornadas de Liga. El nuevo líder aumentó la lista de partidos consecutivos sin perder a diecinueve, trece victorias y seis empates entre Liga, Champions y Copa del Rey. El dato general es importante, porque es su mejoría defensiva la que consolida el primer puesto en el campeonato español. Sobresale esta disciplina en la presión y los marcajes que comenzó en Estambul, donde el Real Madrid venció con un gol de Kroos y cerró su portería. Fue la reacción tras la debacle de Mallorca, aquel 0-1 que supuso el revulsivo definitivo de este Real Madrid actual, que nada tiene que ver con aquel, que murió el 19 de octubre para dar paso a un equipo mucho más sacrificado y concentrado. Esta evolución en el trabajo destructivo es esencial en esta progresión de este Real Madrid repleto de bajas como Hazard, Asensio y Bale. «Hemos ganado haciendo un partido muy serio», señalaba el capitán, Ramos.
abc.es
Nacho, otro gol clave, el noveno de un defensa
«Made in Valdebebas». «Made in La Fábrica». Producto hecho en España. Sin Hazard, sin Asensio, sin Bale, el Real Madrid no encontraba el gol y fue Nacho, un lateral, un canterano, quien resolvió el problema con un cabezazo que sorprendió al Valladolid, solución a un centro de cine de Kroos. Era el decimoctavo anotador de la plantilla esta temporada. El noveno tanto rubricado por un hombre de la retaguardia. El madrileño, que entró en la treintena hace unos días, celebró el acierto y el liderato con un abrazo a su entrenador, un gesto que le honra, porque no ha tenido protagonismo a lo largo de la campaña. Era su séptimo encuentro y, como sucedió frente al PSG hace unos años, volvió a marcar un gol determinante. Courtois, tajante: «Las Ligas se ganan o se pierden en partidos así, era nuestra obligación y lo hemos conseguido» Una vez más, un defensa sacaba al conjunto blanco del atolladero. Por enésima vez, un jugador «de la cocina de atrás» solventaba los puntos. De nuevo, una acción a balón parado sacaba a Zidane del entuerto. Los últimos seis goles del líder en la Liga los han firmado centrocampistas o zagueros. Sorprendió la suplencia inicial de Fede Valverde en el once de Zidane. Disputó los últimos ocho minutos. Para muchos profesionales del club el uruguayo es tan imprescindible como Casemiro, porque aporta la potencia que necesita el Real Madrid. El conjunto blanco se jugaba ser líder de la Liga y su dominio territorial se basó en la posesión y la falta de profundidad, hasta que Nacho remató el crucigrama a balón parado. «Sabemos que tenemos buenos recursos en esas acciones, porque Lucas, Rodrygo y Kroos, que tiene un guante en la bota, centran muy bien y en esta ocasión fue Nacho, un hombre de la casa, quien acertó», definía Zizou con modestia. «Mejor en la segunda parte» Ignacio Fernández sacó del marasmo a un Real Madrid que no hacía daño en el área vallisoletana. Benzema bajaba para hilar fútbol y se convertía en el quinto centrocampista, de tal forma que no hubo ariete blanco durante muchos minutos. Rodrygo era el único punta a veces, pero por las bandas. En esta tesitura, el mando de los hombres de Zidane se hizo anodino, sin más ocasiones de gol que el anulado a Casemiro por unos centímetros que nadie en el campo vio. Surge en estos casos el debate sobre si debe aplicarse el VAR para estas jugadas milimétricas que nadie protesta o bien para errores flagrantes. Zidane era objetivo al juzgar esa carencia de profundidad: «El rival entro muy fuerte al partido y jugamos mejor la segunda parte». Zidane: «El liderato no cambia nada» El responsable deportivo del Real Madrid reconoció que la eficacia destructiva es fundamental en la obtención del liderato. «Defendemos muy bien y eso es clave, porque después sabemos que tenemos que buscar el gol». El francés quitó relevancia al liderato: «Estamos contentos, pero no ha cambiado nada. Restan diecisiete jornadas y llevamos tres puntos de ventaja. No me veo campeón». La charla de Zidane en el intermedio fue rotunda: crear fútbol a mayor velocidad, buscar la penetración en el área con el balón controlado y disparar a puerta. El francés sacó a Lucas para abrir el juego por las bandas. Nacho acabó con la incertidumbre. El Real Madrid quería dar un golpe sobre la mesa y lo dio con un chico criado en Valdebebas. Courtois destacaba la importancia de la victoria y del liderato: «Las Ligas se pierden o se ganan en partidos así, sabíamos que era nuestra obligación lograr los tres puntos y lo hemos conseguido».
abc.es
La maldición de las grandes estrellas
La sociedad actual propicia la movilidad y los medios de transporte son cada vez más seguros, pero eso no impide que se sigan sucediendo los accidentes que afectan sobre todo a las profesiones que más los utilizan. En este sentido, los deportistas están si cabe más expuestos, ya que los deben utilizar en sus trayectos habituales a los entrenamientos y también en los viajes colectivos. Por lo que se refiere al mundo del baloncesto, la mayoría de los accidentes fatales se han producido en desplazamientos individuales, no de grupos. Queda muy lejano y, afortunadamente aislado, el accidente de aviación que sufrió el equipo de la Universidad de Evansville en 1977 en el que perecieron catorce jugadores. También en el aire fallecieron Wendell Larner (New York Nets, 1975), Nick Vanos (Phoenix Suns, 1987) y ahora, Kobe Bryant. Pero lo más habitual suelen ser los accidentes de automóvil y esos pueden ocurrir en cualquier parte. En Estados Unidos se recuerdan las pérdidas de Terry Furlow (Utah Jazz, 1980), Bobby Phills (Charlotte Hornets, 2000) y Malik Sealy y Eddie Griffin (Minnesota Timberwolves, 2000 y 2007), mientras que en Europa hay tres casos que tocaron muy de cerca a los aficionados. En septiembre de 1989 la promesa del baloncesto soviético, Valery Goborov, se estrelló con su coche en las calles de Moscú, lo que conmovió los cimientos de una sociedad que estaba apostando por la perestroika y por empezar a plantar cara a los estadounidenses. Este pívot de 23 años había ganado el oro en Seúl y apuntaba a ser un nuevo Sabonis. Pero, al parecer, se quedó dormido al volante y no sobrevivió al choque. Dos meses después, la maldición golpeó a uno de los hombres con quien habría de haberse medido en el futuro, Fernando Martín, de 27 años. En la M-30 madrileña, cuando se dirigía a un partido del Real Madrid, el primer español en llegar a la NBA sufrió un golpe mortal. El rumor de que un baloncestista había tenido un percance muy grave corrió como la pólvora entre los espectadores del Palacio de Deportes, sin que se supiera quién había sido. Poco a poco fueron accediendo al vestuario todos los integrantes de la plantilla y, al ver que el ausente era Fernando, se desató el drama. Su hermano Antonio llegó al hospital presa de los nervios y el partido, lógicamente, se suspendió. «Somos profesionales, no animales» declaró entre lágrimas el entrenador rival, Manel Comas, ante la imposibilidad de los presentes de saltar a la cancha. El impacto en la sociedad fue tremendo y se sucedieron las muestras de cariño y apoyo a la familia por doquier. Una racha fatídica Sin embargo, la familia madridista volvería a sufrir otro duro golpe cuando, cuatro años después, otro de los ídolos de la afición perdió la vida en una carretera alemana. Aunque Drazen Petrovic ya había abandonado la casa blanca y llevaba camino de hacerse una estrella de la NBA, era muy querido por los aficionados y sus partidos en Portland y New Jersey se seguían con un interés similar al de si fuera un español más. Después de pasarlo más en los Blazers, se hizo un hueco como tirador en los Nets y estaba negociando un nuevo contrato ya con cifras de estrella cuando sucedió el fatal desenlace. Con Drazen se fue la esperanza del basket croata y, en solo cuatro años, las estrellas más rutilantes del firmamento baloncestístico europeo.
abc.es
Niños armados contra los narcos
La doctrina del pre­sidente de México “abrazos en lugar de balas” muestra contraindicaciones para la salud del país norteamericano. Niños armados. Este es uno de los efectos secundarios más alarmantes de la terapia de Andrés Manuel López Obrador...
lavanguardia.com
Brasil, de bróker de la paz a socio de la guerra
Hizo falta una llamada desde la embajada israelí la semana pasada para convencer a Jair Bolsonaro de que despidiera a su secretario de Cul­tura, que acababa de pronunciar un discurso plagiado de Joseph Goebbels con banda sonora de Richard Wagner....
lavanguardia.com
Michelle Obama se cuela entre los ganadores de los Grammy
La ex primera dama de Estados Unidos Michelle Obama salió como vencedora de la gala previa de los Grammy, la gran fiesta de la música que se celebra hoy en el Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.). Debido a la enorme cantidad de categorías que reconocen cada año los Grammy (84 premios en total), la Academia de la Grabación divide su jornada en dos partes: una gala previa, que no se televisa y donde se entregan por la mañana la mayoría de galardones; y la gran ceremonia, que tiene lugar en la tarde y que anuncia los premios más populares ya ante las cámaras. Así, en la gala previa se dieron a conocer premios como el de Michelle Obama, que se llevó el Grammy al mejor disco de "spoken word" por la versión en audio de su exitoso libro de memorias "Becoming". También hubo hueco para reconocer a longevas leyendas de la música como Gloria Gaynor, que obtuvo el Grammy al mejor álbum de góspel de raíces por "Testimony; o Willie Nelson, que se anotó el premio a la mejor actuación solista de country por "Ride Me Back Home". Otro galardón muy destacado fue el que recibió de manera póstuma Nipsey Hussle, que fue asesinado en 2019 a los 33 años en Los Ángeles (EE.UU.). El desaparecido artista de hip-hop ganó el Grammy a la mejor actuación de rap por "Racks in the Middle" Al margen de anécdotas y curiosidades, la gala previa de los Grammy dejó como principal triunfador a Gary Clark Jr., que consiguió tres galardones (mejor disco contemporáneo de blues, mejor canción de rock, y mejor actuación de rock, todos ellos por "This Land"). Con dos gramófonos dorados bajo el brazo salieron grandes favoritos para esta 62 edición de los Grammy como Lizzo (mejor actuación de R&B tradicional por "Jerome" y mejor disco urbano contemporáneo con "Cuz I Love You") y Lil Nas X (doblete con "Old Town Road" a mejor actuación de pop de dúo o grupo y mejor videoclip). Billie Eilish, otro nombre en mayúsculas de la ceremonia, ganó un Grammy al mejor disco de pop vocal por ("When We Fall Asleep, Where Do We Go?"). Y su hermano y fiel colaborador Finneas obtuvo dos distinciones: productor del año (no de música clásica) y mejor ingeniería de un álbum por su trabajo en "When We Fall Asleep, Where Do We Go?". Esta edición de los Grammy, que contará con Alicia Keys como presentadora por segundo año consecutivo, llega envuelta por la tristeza en Los Ángeles debido a la muerte hoy en un accidente de helicóptero de Kobe Bryant, estrella de Los Angeles Lakers y toda una leyenda del baloncesto.
eldiario.es
El ocaso de la Iglesia: 280.000 creyentes menos cada año
El catolicismo pierde cada año cientos de miles de feligreses en un proceso que está vaciando las misas. Con una menguante y envejecida plantilla de curas, la dispensa de sacramentos como bodas, bautizos y comuniones cae en picado, mientras la unción de moribundos no deja de crecer.
publico.es
Rosalía guanya el Grammy al millor disc llatí de rock
La cantant de Sant Esteve de Sesrovires aconsegueix amb 'El mal querer' un reconeixement que consolida internacionalment la seva trajectòria ja plena d'èxits. En el seu discurs d'agraïment utilitza el català, el castellà i l' anglès i remarca que el que més l'ha emocionat ha estat haver pogut actuar entre la resta de premiats amb els Grammy
publico.es
El emotivo homenaje a Kobe Bryant en el partido Raptors-Spurs
Los homenajes a Kobe Bryant se suceden desde el mismo instante en que se supo la noticia de su trágico fallecimiento. Los aficionados comenzaron a llegar al Staples Center, donde discurrió casi toda su carrera, para depositar flores y recuerdos en su memoria. En el partido entre los Raptors y los Spurs, ambos conjuntos dejaron de jugar durante 24 segundos como homenaje a su compañero.<blockquote class="twitter-tweet" data-partner="tweetdeck"><p lang="en" dir="ltr">The Spurs and Raptors both took 24-second violations to start their game to pay tribute to Kobe Bryant. <a href="https://t.co/FtT9N0uvDW">pic.twitter.com/FtT9N0uvDW</a></p>— NBA TV (@NBATV) <a href="https://twitter.com/NBATV/status/1221545063416680448?ref_src=twsrc%5Etfw">January 26, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>
abc.es
Una mujer irá a la cárcel por defenderse de las agresiones de su maltratador
Susana Flores recibió malos tratos de su pareja durante años. En una de las agresiones, le golpeó con una botella de vidrio en defensa propia. Los hechos ocurrieron en 2014, una sentencia la condenó a prisión en 2016 y hace solo unos días dicha sentencia le fue comunicada. Ahora tendrá que ir a la cárcel por intentar evitar que él la matara.
publico.es
Ricardo Menéndez Salmón: «No todos somos padres, pero todos somos hijos»
Siempre nos quedamos con la palabra en la boca. Con la duda, con el reproche, con el cariño, con el rencor. Con algo que teníamos que decir. Nos damos cuenta ya tarde, claro, cuando el otro se ha ido y ya solo podemos hablarle a una pared, pues los recuerdos nunca responden. Qué le vamos a hacer, somos expertos en el arte de eludir lo importante, de acumular asuntos pendientes. Lo escribe Ricardo Menéndez Salmón al principio de su nueva novela, «No entres dócilmente en esa noche quieta» (Seix Barral): «Las conversaciones importantes no se tienen a tiempo. Eso es algo que sólo sucede en la literatura o el cine. En la vida real, en la vida espantosa hecha de tedio, facturas y declive, en la vida gozosa hecha de momentos de júbilo, del misterio del mar y de la bondad de ciertos hombres y mujeres, el silencio es la norma. Un silencio educado, un silencio castrante; un silencio que tarde o temprano acabamos por pagar». Más o menos así podría explicarse el sentido de este libro extraño, en el que el novelista asturiano se despoja de la ficción (y el pudor) y pone por escrito no tanto la muerte de su padre –que es el punto de partida del relato– como su larga enfermedad, esa que trastocó por completo su infancia, esa que le negó el «derecho a ignorar la muerte», esa que determinó el rumbo de su biografía. «A mí me faltaron todas las conversaciones, hablar de todos los temas que están en este libro expuestos en su crudeza. Para mí esto tiene algo de diálogo ya imposible, porque el interlocutor me falta. Es un poco el modelo de la “Carta al padre”, de Kafka. El éxito de ese pequeño texto es precisamente que de fondo lo que está trabajando en él es la idea de “te estoy poniendo por escrito lo que nunca podemos hablar de palabra”», comenta Salmón a ABC. Pues eso, mejor tarde que nunca, mejor el papel que la nada. De los muchos temas que saca a relucir la prosa de Salmón –afilada, precisa, fría como un bisturí– el de la presencia de la muerte es central. Pero no la pérdida del ser querido ni su ausencia. No. Es otra cosa, algo anterior: la amenaza del final, la certeza de que todo puede explotar en cualquier segundo, esa tensión que tuvo que habitar como un hogar, pues estuvo presente desde su niñez. «A los once años tu armadura intelectual e incluso emocional no está organizada para enfrentarse a algo así. Era muy inquietante. Porque era esa sensación de inminencia, de que en cualquier momento la fragilidad de la vida se podía ejecutar. Pero luego, paradójicamente, la vida de mi padre, siendo tan frágil, desmentía eso año tras año y acabó convirtiéndose en una cronificación del malestar», relata el autor. Su padre falleció el 12 de junio de 2015, con 72 años de edad y 34 de enfermedad. Pasó mucho tiempo herido, con un cuerpo que le negaba la plenitud de sus funciones, obligado a rebajar sus aspiraciones, también sus actos. El suyo era «un cuerpo torturado», y así lo veía su hijo: «Era muy doloroso ver que su vida había sido chupada de alguna manera por un invasor escandaloso que era la enfermedad». El hombre frágil tuvo que inventar su rutina. Empezó a hacer colecciones, y transformó sus pequeñas filias en proyectos faraónicos. «Hay que vivir, hay que llenar tu tiempo. De ahí esa obsesión que yo veía en él por el método, por el orden, por lo minúsculo. Es como aquello que decía Bernhard de que el mayor infierno de la vida es el tedio. No hay infierno mayor que ese, que el tiempo se te imponga como una cosa que hay que recorrer hasta el último segundo», evoca el escritor, ahora con mueca amarga. Quizá el mayor empeño narrativo de esta obra sea el abrazo a la realidad con todas sus aristas, fueran o no cortantes, con o sin sangre. Cuenta el autor que fue un duro ejercicio de honestidad, de exploración del pasado y abandono de la ficción, en busca de una cierta verdad sobre la que asentar su memoria. «Yo soy consciente de que la memoria siempre es un artefacto. Es un artefacto narrativo. Cuando nos acercamos a la reconstrucción de nuestra propia vida necesariamente tenemos que hacerlo a través de un relato, y por muy limpio que queramos que ese relato sea, o por muy honesto que queramos que sea, desde el momento en que uno escribe desde el presente sobre algo que ya sucedió ya está introduciendo un montón de impurezas. Pero aun así creo que hay grados en este tratamiento de una memoria sentimental o intelectual», comenta. De este psicoanálisis particular ha sacado alguna certeza, como que hoy no sería el tipo de escritor que es sin el tormento de su padre: sin esa enfermedad no hubiera profundizado tanto en el origen del mal, ni en la carne, ni en el cuerpo. Es la gran hipótesis que maneja en estas páginas: la enfermedad de su padre fue su despertar como escritor. «Este es un libro catártico completamente. Es un libro exorcista, es un libro espejo, es un libro conjuro, es un libro que me ha regalado un bienestar enorme. Una especie de paz en el sentido de un trabajo cerrado, de un círculo vital y de escritura», asevera. «No entres dócilmente en esa noche quieta» es todas esas cosas, sí, y también su intimidad. Es una novela que él, siguiendo la tradición anglosajona, califica como «memoir». Esto es: «Un fragmento de vida con una cierta vocación ensayística y una armadura narrativa». En fin, es un texto personalísimo que no por ello deja de interpelarnos, pues apunta a un lugar más bien común, compartido. «Es un universal. Es un calambre que recorre la espina dorsal de lo que somos: porque no todos somos padres, pero todos somos hijos», remata.
abc.es
Un 75.º aniversario de la liberación de Auschwitz con ausencias
Auschwitz, el campo de concentración y exterminio de la Alemania nazi en la Polonia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial, sím­bolo del Holocausto de los judíos y convertido desde hace decenios en museo y memorial, recibirá hoy a unos 200...
lavanguardia.com
Sundance, el festival del buen rollo
«Sundance todavía es el lugar», asegura Rodrigo García. El cineasta colombiano presentó el sábado ante un público entregado —tanto, que a veces habla demasiado— «Four good days», un conmovedor retrato de la relación entre una madre arrasada (Glenn Close) y una hija yonki (Mila Kunis). Ambas subieron después al escenario para responder las preguntas de los entusiastas espectadores, como es costumbre. Muy aplaudido fue el testimonio de un varón blanco entrado en años: «Les felicito, porque yo también me he rehabilitado una veintena de veces y han sabido capturar esa desesperación». Las primeras que no quieren perderse la fiesta son las estrellas, no solo del espectáculo. Hillary Clinton —bien pensado, pertenece al mismo negocio— también presentó su documental de cuatro horas para Hulu. Con artistas procedentes de 142 países (apenas desde España), solo hay dos excusas válidas para ausentarse: estar rodando en Nueva Zelanda, como Benedict Cumberbatch, quien envió un vídeo de disculpa, o que Robert Redford te cite para comer. Miranda July, premiada hace quince años en Cannes, aún se pone nerviosa ante el millar largo de personas que abarrotan el Eccles Theather. No hay butacas vacías pese a los precios de las entradas: 25 dólares, 50 o más en la reventa. Un aliciente es poderse topar con Taylor Swift, Michael Keaton, Stanley Tucci, Toni Collette, Paul Bettany, Alec Baldwin, Elisabeth Moss, Ethan Hawke… Incluso en las actividades «secundarias» del festival es posible compartir cóctel en un local coqueto con Olivia Wilde y Margaret Qualley, directora y protagonista de un corto contra el abuso de la tecnología, patrocinado, lo que son las cosas, por una empresa del ramo. «Nunca confíes en nadie que haya cumplido los 30», se decía en Berkeley en los sesenta. Superada esa barrera, el festival creado por Robert Redford ha sabido mantener su esencia, pese al riesgo constante de ser devorado por su propio éxito. 300.000 visitantes pueden colapsar Main Street, calle principal de Park City, pero la esclerosis automovilística no afecta al espíritu del certamen. Varios son los factores que hacen de Sundance algo único, con algún otro aspecto por mejorar: Redford sigue vivo. No solo es que el protagonista de «Dos hombres y un destino», cuyo personaje sirvió para bautizar el festival, mantenga un aspecto saludable. Su visión, energía y tenacidad han logrado un impulso que no debería detenerse cuando el mito nos deje. Con todo, es el primer año que no ha dado su tradicional discurso ante la prensa. Tampoco la «jubilación» de John Cooper, director del festival y transmisor de todo su “buen rollo”, debería hacer que la maquine colapse. Cooper deja el cargo después de 30 años en la organización, aunque seguirá como director emérito. Programación impecable. El porcentaje de aciertos en los títulos que llegan a Sundance es llamativo. No se pueden extrapolar conclusiones con solo una docena de títulos, pero por lo que comentan los trotafestivales, la media en Park City es muy alta. Ayuda recibir más de 15.000 solicitudes. Ejército de voluntarios. Son más de 2.400 y están en todas partes, siempre dispuestos a ayudar, entusiastas aunque sus labores sean ingratas. Con sus chaquetas naranja, son la parte visible de una organización impecable. Los horarios se cumplen y se llenan y desalojan salas enormes sin el menor desorden. Tampoco crea conflicto alguno la vigilancia para evitar la entrada de armas, que podría ser conflictiva. La ciudad se vuelca. Reciben 300.000 personas y no las desprecian, pese a que es un destino turístico para millonarios. La amabilidad es la norma. Un destacado directivo destacaba en privado que aquí no se les ocurre hacer una huelga en pleno festival. Transporte. La convivencia entre taxis y otras formas de moverse también parece sana. Los atascos son inevitables, pero las opciones para el público son numerosas. Llama la atención la gratuidad de los autobuses, que funcionan hasta bien entrada la madrugada. Precios muy caros. Las entradas son solo un síntoma. Los artículos de las tiendas del festival también son casi «intocables». Lo más barato es un pin de recuerdo por cinco dólares. Para el bolsillo español medio muchos establecimientos son prohibitivos. A veces parece que le hubieran añadido un cero a los productos. La alternativa son los outlets de las afueras, algo lejanos, o ir hasta Salt Lake City, a casi una hora en coche. Inclusismo. En Sundance no hay cuotas, pero están muy preocupados y llevan las estadísticas del porcentaje de títulos y personas de color, LGTB y de cualquier otro colectivo. No parece que el deseo de integración o la obsesión por la corrección política afecte al nivel medio. Al contrario, esa diversidad ha sido enriquecedora.
abc.es
Unos Goya eternos para el mitin anual del cine español
Fue una coletilla inconsciente, pero resume el estado de los Goya: «Me gustaría decirle al presidente, sin que le moleste porque lo tenemos como invitado en esta fiesta, que el cine independiente que se hace fuera de las televisiones y las plataformas está en serias vías de extinción». La frase la pronunció Pedro Almodóvar con el Goya de mejor director en la mano. «El cine necesita la protección del Estado», concluyó ahogado ya por la ovación del pabellón. Pero Pedro Sánchez, que ya llevaba cuatro horas sentado y no parecía estar pensando en medidas legislativas, ni movió la ceja. No se inmutó ante la alusión más directa a su Gobierno del cine español, que sacó el guante de seda para el PSOE y el colmillo contra la oposición. Ese «sin que le moleste» viene a significar una forma de ser y de actuar habitual de la industria en su noche más mediática. Con los focos del «prime time» encendidos, los dardos siempre se desvían hacia el mismo lado del objetivo. De hecho, la primera alusión política del guion fue para relacionar corrupción con Mariano Rajoy, que pasó la noche del sábado tan alejado de la primera línea mediática como Marisol. La siguiente, la de Pedro Sánchez, era un chiste que es un favor: «No sé cómo referirme a usted, porque el presidente es Mariano (Barroso), Pedro es Almodóvar y el guapo es Banderas», lanzó Andreu Buenafuente. Fuera de guion, lo esperado. Más allá del comentado agradecimiento a «todas las antifascistas del mundo» del actor revelación Enric Auquer, o del momento en el que Rosana Pastor y Juan Diego Botto decidieron que no era mala idea hablar del pin parental al anunciar el Goya a mejor canción original, los agradecimientos variaron entre la denuncia del cambio climático, la protección de las lenguas cooficiales y hasta del, con perdón, «derecho a correrse». Cómo sería la cosa que hasta se gritó un «¡Viva España!» desde el escenario, aunque lo pronunció el actor francés de «Los miserables» al recoger el título de mejor película europea. El mejor discurso de los ganadores fue, de lejos, el de Antonio Banderas. «Déjenme decirles que nuestro cine está lleno de esa gente. Decenas de miles de familias viven de este oficio»Mariano Barroso, Presidente de la Academia de Cine Solo Mariano Barroso, el presidente de la Academia, fue capaz de hablar en positivo, de celebrar y no de pedir. Motivos hay: cien millones de euros recaudados por películas españolas, segundo mejor dato de la década en asistencia a los cines, triunfos patrios en los festivales de Venecia, Cannes, Toronto... y hasta en los Oscar. «Hoy, y cada día con su trabajo, la gente del cine quiere reivindicar el país con el que se identifica. Un país de gente que trabaja en silencio, concentrada y sin aspavientos. Un país de convivencia y de respeto», dijo en su discurso oficial. «Déjenme decirles que nuestro cine está lleno de esa gente. Decenas de miles de familias viven de este oficio», sentenció. Es curioso que una gala que debería ser para presumir de lo mejor que se ha hecho en un año se diluya en otras batallas. Ya no se trata de criticar las casi cuatro horas de duración o de que todos los premiados disfruten su momento, sino de que los Goya deberían ser la carta de presentación de que el cine español es capaz de entretener y divertir al público, y no solo reivindicar. En Hollywood, dirán, también los premiados se pasan las galas (más largas incluso) hablando del «Me too», de la diversidad racial o del cambio climático. Solo que allí de vez en cuando aparece un Ricky Gervais que les pone enfrente desde el escenario. Ser del club Aquí los presentadores, Silvia Abril y Andreu Buenafuente, prometieron que el guion de la gala sería suave. «No vamos a ser muy sarcásticos con nadie. Es su fiesta y no estamos para dar caña a nadie». Cumplieron, hay que reconocérselo, porque no se metieron con nadie de los presentes, aunque no dudaron en disparar a los que no invitaron a la fiesta. El chiste de las cero nominaciones de José Luis Garci, historia del cine español, ha molestado a diestra y siniestra. «Yo nunca he sido “progre”. Para mí, progre es el que está a lo que se lleva, el que no tiene voz propia. Ya lo decía mi madre: este chico es muy independiente. Cuando me decían: ¿tú de dónde eres?, yo decía: mira mi película, mira mis libros», contaba Garci a ABC en septiembre. Será por eso que su «Crack cero», en blanco y negro y enmarcado en la Transición, se quedó fuera del club. Una fiesta a la que por cierto sí estuvieron invitadas personalidades tan alejadas del cine como Ona Carbonell o Carles Puyol, que en los Goya de los Goya se llevarían el de peores intérpretes por su lectura de la sinopsis de dos de las películas nominadas. Resaca tuitera El día después de la gala de los Goya, las declaraciones de los cineastas encontraron su réplica desde otros sectores. El escritor Arturo Pérez-Reverte fue uno de los más claros: «Viendo anoche los Goya, pensaba que a mí también me gustaría que el Estado subvencionara a los editores, a los libreros, a los escritores e incluso a los lectores. Y también, de paso, a la media docena de sobrinos que tengo trabajando en el extranjero», escribió en Twitter. El tema saltó a la música y después a las fuerzas políticas. El debate cíclico y recurrente sobre las ayudas del cine -las directas son 35 millones de euros de los 838 millones que maneja el Ministerio de Cultura- es lo único más infinito que la duración de las galas de los Goya. Antonio Banderas: «Estoy pagando a Batman para cargarse a Joker» Antonio Banderas, Goya a mejor actor A Pedro Almodóvar no se le agotan las maneras de director ni cuando por fin, relajado, se sienta frente a los periodistas con los siete Goyas de «Dolor y gloria». «No concibo la vida sin seguir rodando», dijo, y un poco de tomarse la existencia como si fuera un rodaje hay en su forma de vivir. Al entrar en la sala donde le esperaban los informadores se puso a «localizar» el set en el que cerraba su noche mágica: colocó a los actores, puso en fila los siete «cabezones» pensando en la foto, pidió una silla que no cojeara para Teresa Font (Goya a mejor montaje), y otra más cómoda para su «querida Julieta», porque eran las dos de la madrugada y a la mujer, a sus 87 años, la tenían agotada y sin cenar. Pero no había cansancio, por no decir «dolor», para el cineasta que ayer, con la película inspirada en su propia vida, logró el triplete -guion original, director y filme- y se convirtió en el director con más películas ganadoras del premio principal. «Es muy grato, pero sin querer parecer desagradecido, las películas son las que son, y nos sobreviven a los autores y al público. No determino mi vida ni mi futuro por hazañas numéricas», presumió el cineasta, escoltado durante toda la noche por Antonio Banderas. «Jamás he llamado a Pedro para decirle si tenía un papel por ahí, no. Él, cuando me ha necesitado, me ha llamado y yo he acudido. Cuando no he acudido es porque ya había fichado por otra película», dijo el malagueño, que en una semana estará pugnando por el Oscar: «Estoy pagando a Batman para ver si se carga a Joker», dijo a carcajadas. Otra malagueña, Belén Cuesta, una intérprete que lleva toda la vida haciendo reír, que es una cosa muy seria, ganó el premio a mejor actriz por su primer papel dramático gracias a «La trinchera infinita». «Gracias por darme el papel de mi vida», agradeció.
abc.es
La desventura de la leyenda: otros deportistas víctimas de accidentes fatales
Petrovic o Fernando Martín murieron en la carretera; Joaquín Blume, Rocky Marciano o Colim McRae en accidentes aéreos Leer
elmundo.es
Sánchez planea adelantar el Congreso del PSOE en cuanto haya Presupuestos
Todo apunta a que el 40º Congreso Federal del partido podría celebrarse en otoño. El líder socialista busca reforzar aún más su liderazgo y hacer un partido completamente a su medida. Habrá una Ejecutiva más corta y con caras nuevas.
publico.es
Diez novelas sobre Auschwitz en el aniversario de su liberación
El infierno vivido por 1,3 millones de personas en el campo de concentración de Auschwitz, de cuya liberación se cumplen hoy 75 años, sigue siendo el tema central de muchas novelas. Los siguientes diez títulos corresponden a algunos de los más recientes libros, la mayoría novelas, escritos o reeditados en los últimos meses sobre Auschwitz. «Auschwitz: última parada», de Eddy de Wing (Espasa): Un libro escrito íntegramente dentro del campo de concentración por Eddy de Wing (1916-1987), un médico neerlandés de origen judío y superviviente de Auschwitz. «La bibliotecaria de Auschwitz», de Antonio Iturbe (Planeta): Doce años después de su primera publicación, vuelve a las librerías una nueva edición de esta novela en la que se relata cómo se organizó de manera clandestina, en el barracón 31 del campo, una improvisada escuela que disponía de una modesta biblioteca secreta con ocho libros. «El farmacéutico de Auschwitz», de Patricia Posner (Crítica): Un ensayo que cuenta la historia de Victor Capesius, un nazi que custodiaba la reserva de gas Zyklon B usado en las cámaras de gas, proporcionaba medicamentos usados por los médicos en los espantosos experimentos con los prisioneros y extraía a las víctimas los empastes de oro. «El chico que siguió a su padre hasta Auschwitz», de Jeremy Dronfield (Planeta): Novela basada en el diario secreto de Gustav Kleinmann, quien, junto con su hijo Fritz, resistió durante seis años en cinco de los peores campos de exterminio. «La casa alemana», de Annete Hess (Planeta): A partir de los documentos sonoros del primer juicio contra los responsables de Auschwitz, la autora reconstruye desde la perspectiva de una joven alemana traductora del polaco este vista que se celebró entre 1963 y 1965, y que enfrentó a los alemanes con su pasado. «El tatuador de Auschwitz», de Heather Morris (Espasa): Novela basada en la historia real de dos judíos eslovacos, Lale, tatuador de prisioneros en el campo de concentración, y Gita Sokolov, quienes consiguieron, contra todo pronóstico, sobrevivir al Holocausto. «La bailarina de Auschwitz», de Edith Eger (Planeta): La autora cuenta su propia historia desde que, con 16 años, fue llevada desde su Hungría natal al campo de concentración hacia una muerte segura. Pero bailar «El Danubio azul» para Mengele salvó su vida, y a partir de entonces empezó una nueva lucha por la supervivencia. «La risa nos hará libres. Cómicos en los campos nazis», de Antonella Ottai (Gedisa): En esta novela, la autora recopila las historias de algunos comediantes judíos que, una vez deportados a los campos, continuaron produciendo espectáculos y actuando también para sus torturadores. «El pequeño libro de los grandes valores», de Meirav Kampeass-Riess (Alienta): La autora relata la historia de su abuela, Edith, quien logró sobrevivir al horror de su paso por un gueto y Auschwitz y, tras numerosas vicisitudes, inició una nueva vida en Israel. «Regreso a Birkenau», de Ginette Kolinka y Marion Ruggieri (Seix Barral): Detenida por la Gestapo en Aviñón en 1944, Ginette Kolinka fue deportada a Auschwitz Birkenau. Hoy, a sus 94 años, rompe una vida de silencio con este libro, donde reflexiona sobre el riesgo que supone que las generaciones posteriores se apropien de la memoria.
abc.es
Los cuatro jinetes republicanos del 'impeachment'
Los movimientos de cuatro senadores republicanos pueden hacer complicar el 'impeachment' contra Donald Trump para abrir el proceso a nuevas pruebas y testigos del entorno del presidente.
publico.es
Ramón Campos: «Las nuevas plataformas necesitan el cine»
Si la ficción española tuviera nombre propio, uno de sus apellidos sería Campos. El guionista, bajo el sello de Bambú Producciones, firma decenas de éxitos, desde «Velvet» hasta «Fariña», pasando por «Las chicas del cable» o «Alta Mar». Ahora, después de mostrar su valía como escritor con la novela «El Orfebre», ha dado el salto a la gran pantalla con «Malasaña 32» . La película, producida por Mr. Fields and Friends, acumula casi un millón de euros de taquilla apenas una semana después de su estreno. «Estamos muy contentos. Teníamos mucha tensión por ver qué tal nos iba en recaudación, pero hemos superado las expectativas», asegura Ramón Campos desde el otro lado del charco. No quiere dar detalles sobre qué asuntos le han llevado hasta allí. «Seguro que tiene que ver con algún proyecto», insistimos. Él prefiere reír. P - —En pleno «boom» de la series, ¿por qué dar el salto al cine? —Es un formato que está muy vivo. Las plataformas necesitan este contenido. Hay estudios que aseguran que su suscriptores, después de pegarse un maratón de una serie, ven una o dos películas para «desintoxicarse». Además de que hay historias que no dan para más, que acaban en 90 minutos. P - —Escribió «Malasaña 32» a ocho manos, como muchos de sus proyectos —Aunque hay códigos distintos, nuestra manera de trabajar ha sido muy parecida. Poder hacer una tormenta de ideas con tantas personas nos permite explorar caminos a los que solos no llegaríamos, o ceder el texto cuando estás bloqueado para que lo continúe otro. Eso sí, para que este trabajo salga bien tienes que tener el ego controlado. P - —Han conseguido acercar el terror al gran público. —La idea era esa. Me fascinó la nueva de «It» y analizamos durante mucho tiempo a Blumhouse, la productora del terror que ha creado sagas accesibles como «Paranormal Activity». Quería hacer algo parecido, pero a la española: crear una montaña rusa en la que sabes que lo vas a pasar mal, pero teniendo claro que vas sobrevivir, y añadirle cosas reconocibles, como la peonza. Sé que hay seguidores acérrimos del género que lo ven de otra manera, pero esta película no está hecha para los críticos de cine. España tiene películas de este género de gran calidad, queríamos aportar nuestro granito para que vuelva a resurgir. P - —¿Cómo deciden qué formato darle a cada historia? —Te lo pide la propia historia, cuando piensas en el propio desarrollo de la historia te das cuenta. Además, ya empiezas a tener una idea de a quién se la puedes vender. Tanto Bambú Producciones como Mr. Fields and Friends tienen conciencia comercial. Hasta que esta parte no te funciona, no te puedes implicar en proyectos «más de autor». «Fariña» no existiría sin «Velvet». P - —Cada vez trabaja más en el pago. —Es cierto. Pero tengo una deuda con la televisión después de «45 revoluciones». No quiero que la última producción que hice en abierto sea una que no funcionó. P - —¿Sigue habiendo espacio en la televisión para las series? —Claro, solo hay que ver los datos de «El pueblo». Pero también es cierto que hay que mirar qué ADN tiene la ficción que estás creando porque no todas son válidas para la televisión. Hay muchas historias maravillosas que tienes que descartar porque no consigues encontrar su hueco. P - -¿Os llegan propuestas con textos ajenos a la oficina? R - - Muchas, más de las que te imaginarías. Pero no los cogemos, ni siquiera lo abrimos. El cerebro es muy puñetero. Puedes leer algo hoy y seis años después, cuando ya ni te acuerdas de que lo has leído, sacar una idea muy parecida porque hay algún detalle que se te quedó por ahí guardado, y luego vienen los problemas. Buscamos muchas historias en la realidad. Leo muchos periódicos, revistas… incluso observo detalles de películas. Porque a veces te encuentras una buena historia en un personaje secundario que puede inspirarte. Además, siempre hay algún amigo o alguien de la familia que viene a contarte alguna historia curiosa (como en «Malasaña 32»). Tras el éxito de «Malasaña 32», Ramón Campos y el resto del equipo de Mr Fields and Friends seguirán con sus planes: «Queremos rodar dos películas al año». Además del filme de terror, la productora desarrolló durante el 2019 el drama «El verano que vivimos», aunque aún se desconoce su fecha de estreno. «Este año queremos continuar con el terror, y además rodaremos la nueva película de Isaki Lacuesta», explica. Pero ninguno de esos proyectos interferiran con los compromisos de Bambú Producciones.
abc.es
Manuel Ríos: «Solo recordamos los libros que no dan pelis buenas»
Durante una visita familiar a Atapuerca, Manuel Ríos San Martín se paró frente a una de las reproducciones de los hombres prehistóricos que hay en la excavación y pensó: «¿Qué pasaría si durante una visita escolar un niño tocase este muñeco y fuera una chica real muerta?». A partir de esa idea fugaz el guionista y director de «Compañeros», «Sin identidad» y «Rescatando a Sara» comenzó a dar forma a la novela «La huella del mal», que ya va por su tercera edición y acaba de llegar a Italia y Colombia. «Hay un trasvase de talento entre la literatura y la tele. Las editoriales han visto que los guionistas escribimos bien y somos interesantes. Yo empecé escribiendo novela, pero llegaron “Médico de familia” y “Compañeros”. Cuando empezó la crisis, comencé “Círculos”. Como era una historia difícil de producir, vi que solo podía hacerla en formato libro», cuenta Ríos sobre su vuelta al mundo editorial. Aunque los capítulos cortos de «La huella del mal» pueden parecer casi escenas, el cineasta insiste en que hay notables diferencias entre ambos formatos. «Mi modelo fue “Patria”, que me parece fantástica, profunda e interesante. Vi que los episodios cortos generan mucha tensión, aunque hay que tener cuidado con no ser tramposos con la intriga. Si no respondes el lector pierde interés», relata Manuel Ríos sobre una novela que refelexiona «sobre lo que nos hace humanos». «Yo estructuro mucho tanto las series como los libros. Lo bueno de las novelas es que hay mucho tiempo para escribirlas y modular la intensidad. En el guión no entras tanto en la mente de los personajes y tiene una elaboración más compleja, porque los actores y todo lo demás arropan el texto. En una novela solo está lo que escribes y la imaginación del lector», sentencia. La vida de Sabina También destierra el tópico de que el libro siempre es mejor que su adaptación. «Solo nos acordamos de los que no dan pelis muy buenas. Adaptar una novela no es solo poner en imágenes lo que hay escrito. Si llevo a la pantalla “La huella del mal”, que tengo alguna oferta, tendrá otro planteamiento», admite. De momento, Manuel Ríos seguirá con un pie en cada mundo: mientras piensa en una nueva novela trabaja en el guión de una biografía de Joaquín Sabina que dirigirá Fernando León de Aranoa. «Vamos a intentar que no sea un biopic al uso. Nos hemos reunido ocho o nueve meses, también con sus músicos y es genial porque te cuenta todo. Es muy explícito, no tiene problema en contar todo lo que le ha pasado, que es bastante movido», sentencia.
abc.es
Tres casos de la Doctora Lee que no podrías creer que son reales
El de la doctora Sandra Lee –conocida en Estados Unidos como la Doctora Pimple Popper– es uno de los rostros más incipientes de la pequeña pantalla. La dermatóloga ha saltado a la primera línea gracias a su programa «La Doctora Lee», un «docu-reality» original de la cadena TLC y que en España se puede ver a través de DKISS. La Doctora Lee En él, la médica se dedica a extirpar todo tipo de granos y bultos de los más extraños a sus pacientes. Algunos de ellos, de hecho, son tan extravagantes que parecen de todo menos reales. En las cuatro temporadas y más de 25 episodios que van de la serie –la cuarta entrega está actualmente en emisión–, la doctora ha realizado intervenciones de lo más chocantes. Algunas, incluso, rozan lo surrealista. Ronen y «el bulto más grande del mundo» Un ejemplo de ello se pudo ver en Ronen, un neoyorquino de 49 años al que la Doctora Lee le extirpó «el quiste más grande del mundo». Lo tenía localizado en su rodilla izquierda desde hacía doce años, pero según refirió el hombre, «en los últimos doce meses, su tamaño aumentó drásticamente». «Me cuesta ponerme los pantalones y si me doy un golpe fuerte, veo las estrellas durante 45 minutos», le dijo a las cámaras del programa. Para tratar de quitárselo, se puso en manos de la especialista, que le consiguió extirpar un bulto que tenía cerca de 20 centímetros de diámetro. En quirófano, incluso, se permitió bromear con el aspecto de la pus que emanaba de la protuberancia. «¡Parecen gachas!». <iframe height="286" src="https://www.youtube.com/embed/1i_K101lR8o" frameborder="0" allowfullscreen style="width:100%;"></iframe> El bulto prematrimonial de Leta Hace algunas semanas, DKISS emitió un capítulo de «La Doctora Lee» en el que la médica trataba de ayudar a Leta, una mujer muy católica y que ocultaba un secreto que quería descubrirle a su marido, James. A punto de contraer matrimonio, Leta tenía un gran bulto en las nalgas que su prometido todavía no había visto, pues todavía no se habían mostrado el uno al otro en paños menores. «James sabe que tengo un bulto, pero todavía no lo ha visto, porque no me ha visto de esa manera debido a nuestra fe. Estamos guardando la intimidad para el matrimonio», refirió la mujer, ante las cámaras del «docu-reality», antes de enseñarle a James el prominente bulto, presente en su cachete izquierdo. La cara del hombre lo decía todo. «Me he dado cuenta de lo grande que era y he sentido un poco de compasión por ella, porque ahora al verlo sé que le cuesta trabajo ocultarlo», refirió James. La mujer acudió a la doctora Lee para extirparse el bulto antes de la boda y la facultativa lo logró, aunque con algún que otro contratiempo. Y es que según lo pinchó con el bisturí, de la prominencia comenzó a emanar un sonidito agudo. «¡Está cantándome!», afirmó la doctora. «Es porque hay unos recovecos, tanto del tejido normal como del lipoma. Por eso lo de los chirridos. ¡Es un charlatán!», bromeó. Como para compadecerse de él, a Lita se le ocurrió lo inesperado... y la mujer comenzó a cantar gospel en mitad del quirófano. Y lo cierto es que lo hacía realmente bien.<iframe height="286" src="https://www.youtube.com/embed/zxkqnXISIaE" frameborder="0" allowfullscreen style="width:100%;"></iframe> Los cuernos de Tyler Tyler, un joven de 25 años y larga barba pelirroja, requirió de la ayuda de la doctora Lee para quitarse dos bultos que le salieron en la cara. Uno de ellos. más pequeño, en la ceja derecha. El otro, bastante más grande, en el lado izquierdo de la frente. «El bulto toca la mesa antes que mi nariz. Puedo pincharlo, apretarlo y moverlo por la piel. Y cuando me pongo la gorra, se me encaja», aseguró el joven, que para quitarse el bulto recurrió a la especialista. Después de una complicada intervención, la doctora terminó extirpando el primer quistes que incluso tenían partes que estaban calcificadas. «¡Parece puré de patatas!», aseguró, mientras extraía la pus del bulto de Tyler. Tras ello, se enfrentó al segundo, el más pequeño y que estaba camuflado tras la ceja derecha... pero que era mucho más grande de lo que parecía. «Tienes el quiste más profundo que he visto en mi vida», le dijo la doctora a Tyler. «¡Está debajo del músculo!», agregó la especialista, que aseguró que el de Tyler era el quiste «más complicado» de toda su carrera.<iframe height="286" src="https://www.youtube.com/embed/2u4WNRvXuTc" frameborder="0" allowfullscreen style="width:100%;"></iframe>
abc.es
Las mejores series basadas en hechos reales
Suele ser el más poderoso eslógan, aunque casi nunca es tan cierto como pretenden simular. Las historias que la industria audiovisual vende con la etiqueta «basada en hechos reales» suelen ser el acicate que el público está esperando para lanzarse de lleno a su consumo, con la consiguiente frustración, casi siempre, cuando se percata de que más allá del anuncio, casi todo son licencias y lo real se limita a un mero apunte o un recorte de un periódico. Conviene señalar, por tanto, que de esta lista de series «basadas en hechos reales» están exluidas las que sí sucedieron tal cual, cuyo nicho cubren ya las series documentales, productos de no ficción que tan de moda se han puesto con el auge de las plataformas de streaming. También que, dentro de las licencias creativas de estos productos que no dejan de ser ficciones, estas series han sido alabadas por la coherencia y fidelidad en la reproducción de los hechos. Aunque esta categoría suele obedecer más a un propósito de marketing que al rigor histórico, hay ficciones que se salen de la media y brillan por su coherencia con lo sucedido en realidad. Aquí, una lista de las mejores: «The Crown» Durante tres temporadas, Peter Morgan se ha dedicado a colarse de forma clandestina en el Palacio de Buckingham. Sin pedir perdón ni tampoco permiso, el creador de «The Crown» reinventa los episodios más notables de la historia británica en una serie que se ha convertido en la más prestigiosa de Netflix. Prudente a la hora de rellenar lagunas, Morgan retrata tragedias, amoríos y controvertidos episodios que erige con unos ingeniosos diálogos que brillan especialmente cuando se cierran las puertas de la residencia oficial de la monarquía británica. La historia, dijo el creador en alguna ocasión, consiste en unir puntos, algo que se le da de maravilla cuando se posa en ciertos eventos que le sirven para tender un puente entre la realidad histórica y la evolución de esos personajes que a veces parecen distantes y casi siempre de otro mundo. Siempre elegante, la tercera temporada de «The Crown» no defrauda. Pese al choque inicial del cambio de actores –solventado de forma magistral con una sutil transición en la renovación de la imagen de las libras– enseguida uno olvida que Isabel II no fue siempre Olivia Colman y el Duque de Edimburgo, Tobías Menzies. Aunque ese mérito es casi exclusivo del reparto que, pese a la estridente colisión que supone ver a Helena Bonham Carter en un papel que antes interpretó Vanessa Kirby, se permite hasta el descubrimiento de nuevos talentos, como Josh O'Connor en la piel del Príncipe Carlos. Se puede ver en Netflix. «Hermanos de sangre» Los extraordinarios resultados artísticos y comerciales de «Salvar al soldado Ryan» convencieron a su director y protagonista, Steven Spielberg y Tom Hanks, para asociarse en esta miniserie de diez episodios que sigue la estela, tanto estética como argumental, de la oscarizada película del Rey Midas de Hollywood. Hanks escribió el guión del primer episodio y dirigió personalmente el quinto, mientras que Spielberg tuvo que limitarse a la producción, después de que sus planes de dirigir el primer capítulo se vieran frustrados por problemas de salud. Esta miniserie sigue la historia de una compañía de soldados, perteneciente a la 101 División Aerotransportada de los Estados Unidos, desde su entrenamiento en Georgia hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, tras combatir en batallas como la de Normandía o las Ardenas. Con un presupuesto de 125 millones de dólares (el doble que el de «Matrix»), «Hermanos de sangre» ganó los premios más importantes que se conceden en el mundo de la televisión: el Globo de Oro a la mejor miniserie en 2002 y más de seis Emmy, entre ellos el de mejor miniserie, dirección y reparto. Se puede ver en HBO. «The Pacific» Esta espectacular miniserie, producida por Steven Spielberg, Tom Hanks y Gary Goetzman («El silencio de los corderos») sigue la estela de «Hermanos de sangre», ficción bélica de temática similar. Con un coste de producción de más de 100 millones de euros, la producción se caracteriza por la espectacularidad y realismo de sus escenarios, recreados al detalle en Australia. Ambientada durante la Segunda Guerra Mundial, la miniserie retrata la vida de tres marines estadounidenses que hacen frente a cruentas batallas con los japoneses en Guadalcanal, el Cabo Gloucester o Iwo Jima. El guión se basa en las memorias noveladas de tres marines, adaptadas a la televisión por un equipo que encabeza Bruce C. McKenna, responsable del argumento de «Hermanos de sangre». Además, en el plano de la dirección, figuran realizadores responsables de series de prestigio como «Los Soprano», «Roma» o «A dos metros bajo tierra». Se puede ver en HBO. «Así nos ven» Ha sido una de las grandes noticias para Netflix esta temporada, no solo por sus increíbles datos de audiencia sino también por la buena recepción por parte de la crítica, lo que se ha traducido en once nominaciones a los Emmy y un premio a Jharrel Jerome por su papel en la ficción. Sus cuatro capítulos cuentan el calvario que vivieron cinco adolescentes de Harlem cuando se les acusó injustamente de un ataque brutal en Central Park. «Así nos ven» narra una historia judicial que sacudió al país hace treinta años y cuyo desenlace cambió para siempre los procedimientos jurídicos y la conciencia de los americanos. La noche del 19 de abril de 1989, varias decenas de adolescentes entraron en Central Park buscando jaleo, cometiendo robos y agrediendo a los viandantes. La joven Trisha Meili, de 28 años, salió a correr por Central Park cuando fue golpeada en la cabeza y arrastrada hasta unos arbustos, donde fue violada y abandonada al borde de la muerte. La agresión llenó páginas en los periódicos e indignó a la opinión pública. La policía relacionó el suceso con las pandillas de adolescentes afroamericanos sin tener ninguna prueba y sin basarse en ningún interrogatorio. De entre todos los treinta vándalos detenidos la policía acusó a cinco de ellos, todos negros de Harlem de entre 14 y 16 años, de la violación de Meili. Yusef Salaam, Korey Wise, Raymond Santana, Antron McCray y Kevin Richardson fueron conocidos desde ese momento como «los cinco de Central Park». Linda Fairstein, la fiscal encargada del caso, dejó una frase que resume muy bien el espíritu del momento: «Cualquier joven afroamericano que estuviese en ese parque es un potencial sospechoso». Los detenidos fueron separados en comisaría y pasaron un día entero en aislamiento, siendo interrogados individualmente sin presencia de un abogado y sin comida ni agua. El vehemente y agresivo interrogatorio acabó por doblegar a los chicos, pese a que no se conocían entre ellos ni habían visto jamás a la víctima. Las acusaciones contra «los cinco de Central Park» no se sostenían: la víctima no podía declarar, puesto que había entrado en coma; y el ADN encontrado en la escena del crimen no coincidía con el de los acusados. Pero el clima de hostilidad racial que se vivía en Nueva York aquellos días no atendía a razones, y los muchachos fueron declarados culpables en un juicio cuyas únicas pruebas fueron las declaraciones de la policía. «Los cinco de Central Park» fueron condenados a entre cinco y diez años de prisión. Doce años después de la violación, el caso dio un giro inesperado. Matías Reyes, que cumplía cadena perpetua por un asesinato y varias violaciones, confesó en 2001 ser el culpable de la violación. La policía comprobó que su ADN coincidía al 99% con el encontrado en el cuerpo de la víctima, por lo que el caso quedó definitivamente resuelto. Se puede ver en Netflix. «Creedme» Protagonizada por Toni Collette, Merritt Wever y Kaitlyn Dever, la serie de Netflix «Creedme» narra la investigación que los periodistas Ken Amstrong y T. Christian Miller publicaron en 2015 en la revista ProPublica «La increíble historia de una violación», un reportaje merecedor de un Premio Pulitzer en 2016 y que se convirtió luego en un libro, en un podcast y ahora en una serie de Netflix. Amstrong y Miller contaban en su reportaje la pesadilla vivida por Marie Adler, una adolescente de 18 años que fue violada en su apartamento en Washington. La policía no creyó las declaraciones de la joven, que fue sometida a todo tipo de pruebas e interrogatorios hasta que cedió a la presión y se retractó de su denuncia. Adler, repudiada por su entorno e incomprendida por la policía, tuvo que dejar su ciudad para empezar una nueva vida en Seattle lejos de los reproches y la humillación que sufrían en Washington. Al mismo tiempo que la adolescente atraviesa su calvario, dos detectives en Colorado investigan una serie de violaciones muy similares que sugieren que un violador en serie podría andar suelto por Estados Unidos. El criminal en cuestión sigue siempre un mismo procedimiento: entra en la casa de sus víctimas, las ata a la cama, las viola y les hace fotos desnudas, lo mismo que le sucedió a Marie Adler. Tras varios meses de pesquisas, las detectives detienen a Patrick O'Leary como autor de veintiocho violaciones, entre ellas la de Adler. O'Leary fue condenado a más de trescientos años de prisión y Adler recibió 150.000 dólares como compensación. Se puede ver en Netflix.
abc.es
La influencia de la novia de Boris Johnson será investigada por la justicia
Suena a ciencia ficción, pero no lo es. Carrie Symonds, pareja de Boris Johnson desde el 2018, es una comprometida defensora de los animales y ahora una corte va a investigar la influencia que esta postura ética ha tenido en el primer ministro británico. Para entender lo que sucede, hay que remontarse un poco en el tiempo hasta el meollo del asunto. En muchos países hay desde hace años un importante debate sobre los sacrificios a los que son sometidas diversas especies con el fin de controlar la diversidad y evitar diferentes problemas sociales o económicos. Los canguros en Australia, los gansos en Canadá y los jabalíes en España son algunos ejemplos. Y Reino Unido no es la excepción. Desde hace más de diez años, la caza del tejón está permitida. Varias organizaciones y grupos, incluyendo a la Asociación Veterinaria Británica, han denunciado que las trampas o los disparos causan un sufrimiento innecesario a estos animales, y denuncian que al menos una cuarta parte de ellos agonizan durante más de cinco minutos hasta que finalmente mueren. Una de las activistas más comprometidas contra esta práctica es precisamente Symonds, una reconocida periodista de 31 años que trabajó en la oficina de prensa del partido conservador como directora de Comunicación, puesto que dejó el año pasado para incorporarse al equipo de la gigantesca organización Oceana. Los tejones, a pesar de ser una especie protegida, pueden ser cazados ya que transmiten la tuberculosis bovina, una enfermedad que no afecta a las personas pero sí al ganado, lo que provoca importantes pérdidas económicas al sector. Enfado del sector agrario La secretaria de Medio Ambiente, Theresa Villiers, ordenó a Natural England –el organismo público encargado de dar asesoría en materia de medioambiente al Gobierno– que prohibiera el sacrificio en la región de Derbyshire, donde los tejones, en lugar de ser exterminados, están siendo vacunados contra la tuberculosis. Según medios británicos, la decisión fue apoyada tanto por Symonds como por el ministro de medio ambiente Zac Goldsmith. Al parecer, la decisión de Villiers se produjo solo un par de semanas después de que Symonds mantuviera una reunión con Dominic Dyer, director ejecutivo de Badger Trust, que trabaja por el bienestar de los tejones y por la protección de su hábitat. En palabras de Dyer, «el sacrificio de tejones es el peor ejemplo de incompetencia, negligencia y engaño por parte del gobierno. Gastar más de 50 millones de libras del dinero público matando a decenas de miles de tejones sin ninguna evidencia fiable de que esto reducirá las tasas de tuberculosis en el ganado es una desgracia nacional». El NFU, el sindicato de agricultores, interpuso una denuncia y solicitó una revisión judicial para determinar si ese encuentro fue clave en la decisión del Gobierno, al que acusan de ignorar «el asesoramiento científico a favor de mantener el sacrificio». Según el vicepresidente de la NFU, Stuart Roberts, «estamos pidiendo a la corte que decida que la orden emitida a Natural England debería ser revocada» y el Tribunal Superior ha confirmado que dicha revisión judicial es procedente. La secretaria de Medio Ambiente que emitió la orden confirmó que la oficina del primer ministro está involucrada en la decisión de eliminar el permiso de caza, al tiempo que Dyer le confirmaba a los medios que le había remitido una carta a Boris Johnson explicando su postura «y me complace ver que Carrie (Symonds) se aseguró de que esto (la carta) le llegara» al premier en Downing Street. De ahí la supuesta influencia de Symonds que quieren que sea investigada.
abc.es
30 años en Antena (3)
Antena 3, la primera televisión privada de España, está de celebración. Desde el inicio de sus emisiones, el 25 de enero de 1990, han transcurrido ya 30 años que han visto como la cadena ha ido creciendo hasta convertirse en un influyente grupo...
lavanguardia.com
La Paz, único hospital madrileño certificado para cirugía del cáncer de ovario avanzado
El hospital de La Paz es el primer centro público de la Comunidad de Madrid que ha conseguido el prestigioso certificado de Cirugía de Cáncer de Ovario Avanzado de la Sociedad Europea de Ginecología Oncológica (ESGO, por sus siglas en inglés). Este hospital atiende a unas 50 paciente con cáncer de ovario avanzado cada año en su Unidad de Ginecología Oncológica. Esto es un reconocimiento a la calidad del tratamiento de esta enfremedad en el hospital de La Paz. El hospital madrileño es el quinto de España en conseguir esta certificación, y el primero en la región. El cáncer de ovario es poco frecuente: afecta a 13 de cada 100.000 mujeres cada año en España. No obstante, es uno de los cánceres ginecológicos que cuenta con una mayor tasa de letalidad, porque en gran medida el diagnóstico es tardío: hasta el 80 por ciento de las pacientes son diagnosticadas en fases avanzadas, cuando la posibilidad de curación es menor. Uno de los factores que pueden incrementar la supervivencia de las mujeres con este problema es el tipo de tratamiento quirúrgico que se les realiza, algo que depende tanto de la experiencia del equipo quirúrgico como del centro en que se realiza el tratamiento. s La Sociedad Europea de Ginecología Oncológica (ESGO), el organismo científico de referencia para cáncer de ovario a nivel europeo, selecciona los criterios de calidad en esta cirugía: no sólo el número de casos atentidos, sino también la presencia de equipos multidisciplinares, la monitorizacón de resultados, las complicaciones y la participación en ensayos clínicos y actividad investigadora. Desde 2016, la ESGO establece un ranking, mediante sus certificaciones, de los centros que cumplen con esos criterios de calidad. En ese reducido grupo es donde ha entrado ahora la Unidad de Ginecología Oncológica del hospital La Paz. En este centro sanitario se atiende cada año a unas 50 mujeres por esta causa. De ellas, un 90 por ciento aproximadamente son operables, y en el 91 por ciento de los casos se logra la extirpación completa de la enfermedad mediante la cirugía.
abc.es
El Pasaje de Colón reabrirá en verano como sala de estudio y exposiciones
El exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón encomendó a finales de 2006 al arquitecto portugués Álvaro Siza la transformación del lúgubre pasadizo oculto bajo la plaza de Colón en un luminoso punto de información turística. Cerrado desde noviembre de 2018, este singular espacio volverá a renacer a partir de este verano como centro cultural para los vecinos de Salamanca. Este enclave subterráneo, según indicaron a ABC fuentes municipales, ha quedado adscrito a la Junta Municipal del Distrito de Salamanca, que será quien gestione este nuevo equipamiento del barrio. En total, el Consistorio invertirá 500.000 euros en las obras, con cargo a las Inversiones Financieramente Sostenibles, que provienen del sobrante del presupuesto del año anterior. «Será —dijo entonces Ruiz-Gallardón— la primera actuación de Álvaro Siza que se realiza en Madrid y se enmarca dentro del Plan de Revitalización del centro». «Será, en definitiva, la puerta de entrada a una de las zonas más emblemáticas del nuevo Madrid: el Eje Prado-Recoletos», anunció el exregidor popular tras la Junta de Gobierno donde anunció la primera transformación del pasaje. El subterráneo entonces también llevaba meses clausurado. Los negocios que abrieron en aquella galerías comerciales terminaron dándose por vencidos y cerraron. Los madrileños, como ocurría en otros muchos espacios similares, evitaban atravesar por este pasaje. A través del proyecto de Siza, el espacio original (de 67 metros de longitud por 12 de anchura) se transformó en lo que el entonces el primer edil tildó de «una calle cubierta». En esta importante reconversión, el gobierno de Ruiz-Gallardón invirtió un total de 2 millones de euros. En la actualidad, el espacio cuenta con una entrada de luz natural a modo de gran lucernario abierto en la superficie de la plaza de Colón, que sirve para iluminar de forma directa una lámina de agua y un patio, situados en la zona central del pasaje. Dentro del subterráneo se despliega un vestíbulo de 300 metros cuadrados por el que se accede después a una sala de reuniones con una capacidad aproximada de 70 personas. A este lugar se puede entrar por cuatro vías, y también en ascensor, ya que está adaptado para personas con movilidad reducida. En él se brindaba una visión general de la oferta cultural de la capital y se podían adquirir libros, catálogos, guías e incluso entradas para teatros, cines, ferias y exposiciones. Conectado a otros centros Con los trabajos, que se llevarán a cabo durante los primeros meses del año, se pretende comprobar y arreglar los accesos, mejorar las instalaciones lumínicas y acondicionar una nueva estancia como sala de estudio. El nuevo Pasaje de Colón dispondrá de 1.900 metros cuadrados donde se situará este espacio para la lectura. En él también se abrirá un hueco para una sala de exposiciones, que servirá de complemento para la programación de los centros culturales cercanos como el de Buenavista o el de la Quinta de Fuente del Berro. Otra de las salas se amueblará para realizar conferencias y reuniones. El compromiso de la Junta Municipal del Distrito de Salamanca es que todo el espacio cumpla con la normativa de accesibilidad universal y que, por tanto, no exista ningún obstáculo para las personas con movilidad reducida o con discapacidad visual o auditiva.
abc.es
El colofón del Año Nuevo Chino: más de 50 espectáculos y un gran pasacalles
Por todo lo alto, Usera dio ayer la bienvenida al año de la rata, el primero de los doce animales del horóscopo chino, que promete suerte y prosperidad. Dragones, bailarines y zancudos desfilaron este domingo en el gran pasacalles multicultural del distrito madrileño para celebrar el Año Nuevo Chino, en un despliegue donde dominó el color rojo y las caretas de roedor. Más de 50 espectáculos, organizados por el Ayuntamiento de Madrid, y 25 comparsas fueron el colofón a los festejos que han plagado esta semana el «Chinatown» de la capital, hogar de más de 10.000 chinos, de los alrededor de 60.000 que residen en la Comunidad de Madrid.
abc.es
Vivir en Madrid a pie de calle: crecen hasta un 8.500% los locales convertidos en casas
En apenas una treintena de números de la calle de San Emilio (Ciudad Lineal), se cuentan hasta 17 locales reconvertidos en viviendas. Antiguos comercios o, simplemente, espacios deshabitados que pertenecían a las comunidades de vecinos, son ahora aprovechados para hacer negocio dentro de la vorágine que presenta el mercado de alquiler. Bien lo sabe Raúl Angulo, quien, junto a su padre y hermanos, ha hecho de esta coyuntura una oportunidad de oro para vivir de las rentas que les reportan estos «pisos» a pie de calle, incrementados en un 8.544% en los últimos cuatro años. De los 9 cambios de uso registrados en 2015 por el Ayuntamiento de Madrid, se han pasado a 778; al menos hasta abril de 2019, última fecha de la que se tienen datos actualizados. «En 2006 mi hermano adaptó el primer local como vivienda», recuerda Raúl, sin saber todavía que aquella operación iba a ser parte del germen de una transformación inmobiliaria que ha cambiado la traza de buena parte de los barrios de la capital. Los distritos más afectados por este fenómeno son Ciudad Lineal, con 102 espacios acondicionados; Fuencarral-El Pardo (85), Latina (71), Carabanchel (67), Tetuán (39), Salamanca (39), Arganzuela (38) y Hortaleza (36). En el otro extremo, se sitúan Usera (7), Moratalaz (7), Barajas (6) y Vicálvaro (2). Un mapa que, a tenor de estas cifras, no responde a un patrón definido. «Es una cuestión de dinero», señala una inquilina, que paga 600 euros al mes por una casa de 40 metros cuadrados. Los precios que maneja Raúl varían desde los 500 euros, para los arrendatarios más antiguos, hasta los 650, en función de la superficie y el grado de rehabilitación que presente cada piso. La rentabilidad, afirma el propietario, es bastante más elevada respecto a cualquier vivienda tradicional con registros similares. «Es una cuestión de lógica. Si yo compro una casa por 200.000 euros en esta zona, la voy a poder alquilar como mucho por 950 euros», prosigue, al tiempo que desgrana que un local reformado por completo le puede salir por 70.000 euros: «Es decir, si consigo dos y arrendo cada uno por 600 euros, saco más dinero con una inversión menor». Condiciones obligatorias La competencia para la reconversión de locales comerciales corresponde a las Juntas de Distrito, encargadas de tramitar las pertinentes licencias. Fuentes del Área de Desarrollo Urbano, que dirige el concejal Mariano Fuentes (Cs), explican que para expedir un permiso, cuya tramitación tarda un tiempo estimado de seis meses, se tienen que cumplir «las condiciones de vivienda mínima exterior que dictan las normas urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana». Entre las normas higiénicas y de seguridad está la de que ocupen una fachada superior a tres metros, en la que al menos exista una ventana que dé a la calle o a un patio interior, siempre que este sea igual o superior a 200 metros cuadrados. Según establece el plan, la cocina, al ser una pieza en la que se produce combustión o gases, dispondrá de chimenea para su evacuación. El pasillo o distribuidor por el que se accede a las distintas dependencias deberá tener una anchura mínima de 85 centímetros, con estrechamientos puntuales de no más de 15 cm. Si la terraza estuviera incorporada a la casa, esta contará con un sistema de protección que dificulte la visión de la ropa tendida desde la vía pública. Por otro lado, la altura libre mínima será de 250 cm, al menos, en el 75% de su superficie útil. La iluminación natural y ventilación son otros de los requisitos imprescindibles, con huecos de luz no inferiores al 12% de la extensión útil y al 8% a efectos de corrientes de aire en cada una de las piezas habitables. Por último, ninguna vivienda podrá establecerse en sótanos o niveles por debajo de la planta baja, a excepción de las unifamiliares, que deberán reunir las condiciones anteriores y albergar la construcción de patios ingleses con una anchura mínima de 250 cm. Desde el Ayuntamiento remarcan que lo habitual en la mayoría de transformaciones es que «cierre el comercio ante la imposibilidad de seguir con el negocio, porque ya no es rentable, y los dueños se planteen la posibilidad de convertirlo en local residencial». Pese al notorio incremento, el objetivo del Área de Desarrollo Urbano «es velar por el equilibrio en los barrios (que no dé lugar a comercios sin vecinos ni a vecinos sin comercios) y que los locales cumplan todas las condiciones de habitabilidad». Aunque esta alternativa no parece la solución al problema actual de la vivienda, en determinados casos puede ser una opción interesante, sobre todo para familias jóvenes que busquen residir en barrios donde ya no hay suelo para construir nuevas edificaciones. Inquilinos como Álvaro que, a sus 37 años, ha dejado Pamplona para venir a trabajar a Madrid: «Al final te acostumbras. Salvo que en invierno hace más frío, no he notado grandes diferencias respecto a otros pisos pequeños». El «boom» es tal que estos locales en alquiler apenas duran unas horas. «Si pongo un anuncio, al día siguiente tengo treinta peticiones», subraya un propietario. Vivir a pie de calle, pero en la gran ciudad. La fachada de la marisquería Los Hermanos no ha sido modificada. No así su interior, reformado por completo - MAYA BALANYÀ Negocio tradicional por fuera, piso turístico por dentro Por peculiar que resulte, no todos los cambios de uso son empleados para uso residencial. No al menos, de forma estable. El auge de los apartamentos turísticos también ha encontrado su pequeño hueco en antiguos comercios que, como en el caso de la histórica marisquería Los Hermanos (en el barrio de Pacífico), mantiene su fachada intacta, pero no así su interior. Agustina, su propietaria, adquirió el establecimiento a principios de los 2000 después de estar trabajando en el mismo casi 20 años. «Los que eran mis jefes lo abrieron en 1967. Cuando se jubilaron, yo me hice cargo del negocio pagando el alquiler del local», rememora. Dado el éxito cosechado en su primer año al frente, se decidió a comprar el establecimiento al dueño del edificio donde está situado, haciéndose con él por 30.000 euros. Hasta la llegada de la crisis, el restaurante fue viento en popa, con la clientela llenando el mismo casi a diario. «Pero las cosas empezaron a ir mal», prosigue. Tanto, que los tres últimos años antes de echar el cierre aguantó solo por no tirar la toalla: «Había que poner mucho dinero para que siguiera abierto». Después de tres años arrendándolo a un comerciante chino («Hasta que se mudó a un local más grande»), decidió hacer caso a su hijo y convertirlo en apartamento turístico. Para ello, tuvo que invertir 50.000 euros en una reforma total. Ahora, en solo unos meses, Agustina ya ha conseguido una puntuación de 9,7 sobre 10 en una importante página de alquiler vacacional. Además de españoles –señala–, por allí han pasado huéspedes americanos, mexicanos, brasileños y hasta coreanos.
abc.es
Las propiedades desaprovechadas se le atascan al Ayuntamiento
Al Ayuntamiento se le acumulan las propiedades desaprovechadas en el distrito de Sant Martí. Son tantas y en tantos casos su futuro tan incierto que el Consistorio sacó a concurso un servicio especial de vigilancia. Un vigilante con chaleco antibalas...
lavanguardia.com
Grammy 2020: la alfombra roja al completo
Con permiso de Rosalía, la primera cantante en estar nominada al Grammy de Mejor nuevo artista cantando en español, la gala de los Grammy 2020 tenía muchas papeletas para ser recordada como la gran noche de Billie Eilish por, entre otras cosas, sus...
1 h
lavanguardia.com
Reo brasileño es el undécimo recapturado tras la fuga masiva de una cárcel paraguaya
Un brasileño procesado por posesión y tráfico de drogas es el undécimo reo recapturado este domingo tras la fuga de 75 presos de la cárcel paraguaya de Pedro Juan Caballero (noreste), en la frontera con Brasil, hace siete días, informaron las autoridades. Fuentes policiales dijeron que el recluso, Mauro Vieira, de 26 años, fue sorprendido en momentos en que se encontraba en un arroyo de la Fracción Potrero Sur, barrio de las afueras de Pedro Juan Caballero, en la que se encuentra la cárcel de donde escaparon los reos a través de un túnel. Vieira trató de huir y amenazó a los agentes, alegando ser un importante cargo en la estructura del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC), al que pertenece la mayoría de los fugados, afirmó a medios asuncenos el comisario Roberto Alfonso. Las tareas de investigación desplegadas tras el hecho llevaron a la detención de tres reclusos el lunes, el martes fueron capturados otros tres, el miércoles dos, mientras uno se entregó y el sábado cayó el décimo. El Gobierno paraguayo ha reconocido que hubo "un error de apreciación por parte del sistema de Inteligencia", lo que favoreció la salida de los 75 hombres del penal. El Ministerio de Justicia anunció a mediados de diciembre pasado la existencia de un plan de fuga en la penitenciaría de Pedro Juan Caballero, capital del departamento de Amambay, en la frontera con Brasil, área de influencia de grupos criminales dedicados al tráfico de drogas. La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, informó también que el caso se está investigando bajo el tipo penal de liberación de presos, lo que implicaría participación de los responsables del penal. En este sentido, 32 funcionarios penitenciarios de ese centro de reclusión, entre ellos el director y el jefe de personal, están detenidos e imputados por los delitos de liberación de presos, frustración de la ejecución penal y asociación criminal. La huida de los presos del PCC también ha puesto en duda la eficacia de la Ley de Emergencia Penitenciaria, promulgada por el presidente Mario Abdo Benítez el pasado septiembre para permitir la presencia de personal militar y policial en el perímetro de los penales.
1 h
eldiario.es
La izquierda italiana conserva su bastión en Emilia-Romaña frente al empuje de Salvini
La izquierda italiana conserva su histórico bastión en Emilia-Romaña (norte), con poco margen frente a la lista del ultraderechista Matteo Salvini, pero pierde Calabria, según los
1 h
elconfidencial.com
'OT 2020': la peor actuación de la edición destruye a Rafa y Eli, nominados
Los protagonistas del dúo 'Bonita' de Juanes han sido nominados junto a Gerard y Anaju, estos últimos salvados por los compañeros y la academia, respectivamente
1 h
elconfidencial.com
Montes y Lugo
Vuelve el busto de Montes, con su pedestal a rastras, a buscar acomodo urbano en Lugo. Que la gazmoña afición local no nos lo tome a mal: las autoridades competentes han convertido al maestro en un culo de mal asiento. Alguien tendrá que escribir algún día acerca de la patológica relación de amor-odio entre Lugo y su compositor más significado y significante («consustancial»: dijo su pariente Varela Lenzano). Quien mejor podría hacerlo, Juan Bautista Varela de Vega, ya no está entre nosotros. Cuando peleaba por sacar adelante su monumental «Juan Montes, un músico gallego» se cansó de llamar a cuantas puertas lucenses pudieran estar interesadas en una obra que hoy, treinta años después de su publicación, nos sigue pareciendo definitiva. Concello, Diputación, delegaciones, instituciones culturales: nadie le echó una mano. El trabajo acabó siendo editado, para vergüenza nuestra, por la Diputación de La Coruña. Es reciente todavía la venta a un particular de muchos papeles relacionados con Juan Montes (hemos manejado montones de autógrafos del músico y de sus correspondientes: nunca se llamó Xoán, sino Juan y, a veces, Juanito). Antes, la vendedora buscó comprador entre algunas sociedades e instituciones: no lo encontró. No interesaban a nadie. Entre esos papeles, una carpetilla rotulada como «Subasta de objetos y facturas para enterrar a Juan Montes del Orfeón Gallego». Pobre Montes. Ni para los gastos de entierro tuvo el compositor de «Negra sombra». La iniciativa de erigir un monumento a Montes no fue municipal, sino del Círculo de las Artes. En el Círculo se recogieron y se entregaron los boletines de suscripción para costear la obra. Se conservan casi todos, debidamente cumplimentados de puño y letra por los interesados, con especificación de cantidades y, a veces, con curiosas sugerencias a pie de folio. El penúltimo episodio de esa relación de amor-odio entre Lugo y su músico la estamos viviendo ahora: Montes fue promotor y primer director de la Banda de Música. El Concello, ese que acaba de anunciar un nuevo traslado del monumento, es el mismo que se ha dedicado concienzudamente a la tarea de que esa banda quedase extinguida. Y lo peor es que ha alcanzado el objetivo.
1 h
abc.es
Equivalenza lanza nuevas líneas de negocio y apunta a las mil tiendas
La cadena quiere replicar la fórmula de productos propios a precios bajos que ha usado en perfumería, en nuevas divisiones de cosmética y maquillaje. Leer
1 h
expansion.com