Herramientas

Los zapatos contra la gravedad de Michael Jackson y otros 14 inventos geniales patentados por famosos

Desde una camiseta para que te rasquen la espalda mejor, hasta una extensión para la guitarra que permite hacer solos de forma más cómoda. El ingenio de algunos artistas no tiene fin
Carga más
Leer artículo completo sobre: elpais.com
Vox anuncia que registrará la moción de censura este martes
Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Vox registrará este martes su moción de censura contra Pedro Sánchez
El Grupo Parlamentario Vox registrará este martes en el Congreso la moción de censura contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que defenderá en la tribuna el diputado y candidato de Vox a la Generalitat, Ignacio Garriga. Leer
expansion.com
Acupuntura a l'Hospital Sant Joan de Déu per a nens amb càncer que fan quimioteràpia
L'Àdam té càncer d'ossos i rep tractament mèdic a l'Hospital Infantil de Sant Joan de Déu, on també li fan acupuntura pels efectes secundaris de la quimioteràpia
ccma.cat/324/
Trump se asegura el Supremo
La decisión de Donald Trump de proponer al Senado a la jueza Amy Coney Barret, una figura del integrismo católico, para suceder a la progresista Ruth Ginsburg en el Tribunal Supremo no constituye ninguna sorpresa, sino más bien la confirmación de que el presidente está dispuesto a hacer literalmente lo que sea para judicializar la elección presidencial si las urnas le son adversas el 3 de noviembre. Si el Senado aprueba el nombramiento y se hace realidad una mayoría conservadora de seis a tres en el tribunal, Trump dispondrá teóricamente de un último atajo para, mediante el encadenamiento de recursos, lograr de los jueces lo que le hayan podido negar los electores.Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Ayuso descarta cerrar Madrid y ve motivos políticos en el reclamo de Sanidad
La presidenta autonómica defiende que "Madrid sabe lo que tiene que hacer" pero pide "recursos y ayuda". Leer
expansion.com
Ayuso insiste en rechazar la propuesta del Ministerio de Sanidad y dice que hay que ir a "fórmulas intermedias creativas" para combatir al coronavirus
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha insistido este domingo en rechazar la propuesta del Ministerio de Sanidad de extender las medidas restrictivas de limitación de aforos a toda la ciudad que están en vigor en 37 zonas de Madrid y que se extienden a ocho áreas más a partir de este lunes. Ayuso ha insistido en que no se puede "cerrar" Madrid, aunque no es algo que pida el Ministerio, y aboga por buscar fórmulas intermedias creativas". La dirigente madrileña ha sostenido, citando una entrevista del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en eldiario.es, que Illa respaldaba las medidas de Madrid indicando que eran "de lo más sensatas" pero el viernes decidió "romper unilateralmente esa unidad" y que "todo había que cambiarlo". "Quería haberlo visto yo en Cataluña durante todo el verano cuando han estado en esas condiciones o que le diga a los independentistas lo mismo en comarcas donde tienen los mismos porcentajes", ha dicho la presidenta madrileña, a pesar de que Catalunya nunca tuvo los datos que hoy tiene Madrid.Para Ayuso, la Comunidad de Madrid tiene "una estrategia muy clara que pasa sobre todo porque aquellas personas que están contagiadas lo sepan pronto y se pongan en cuarentena, y así puedan proteger a sus familias, y que las demás personas sanas puedan seguir con su vida hacia adelante". La presidenta madrileña considera que en primavera "confinar fue fácil" pero "las consecuencias" todavía se arrastran desde entonces. "No sé cuántos comercios y cuántas empresas siguen perdiendo todos los días empleo y oportunidades. Tenemos que ir a fórmulas intermedias creativas. Madrid no se puede cerrar, no se puede confinar esto sin más. Eso es lo fácil", ha declarado."Necesitamos ley y que se cumpla y efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que nos ayuden a que se fuercen esas cuarentenas. Si todos los contagiados se confinan, pronto doblegaremos la curva", ha insistido la presidenta."Hay que tener en cuenta que estamos viviendo una pandemia entre muchas pandemias, también social y económica, y el confinamiento total no es posible", ha defendido. "Ahora lo que nos hace falta es ley, efectivos de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que nos ayuden a que cuando una persona detecte que está contagiada se cumplan las cuarentenas", ha dicho la presidenta madrileña.Desde el Gobierno regional han asegurado durante el fin de semana que la presidenta ofreció el jueves que Madrid aceptaría la propuesta de Sanidad si se extendían a todas las poblaciones de Madrid que tuvieran más de 500 contagios por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. En la negociación también solicitaron, dicen ahora, realizar PCR en Barajas, en el AVE y en Renfe, pese a que es Madrid la región con más contagios.
eldiario.es
Arrecia la guerra de precios entre las telecos con una nueva ley en el horizonte que da más derechos al usuario para cambiar de operadora
Basta con ver una pausa publicitaria en televisión o fijarse en los anuncios que aparecen cuando se navega por internet para comprobar la guerra de precios abierta entre las operadoras de telefonía durante las últimas semanas. Las distintas compañías buscan posiciones para el nuevo curso, captando clientes de rivales tras un estado de alarma en el que los cambios de compañía se vieron frenados. Ahora, con una renovada ley de telecomunicaciones en el horizonte y con la llegada de nuevos competidores durante los últimos meses, el sector vuelve a elevar la presión sobre los precios para engrosar su lista de clientes.Los servicios de telecomunicaciones se han vuelto imprescindibles con la crisis del coronavirus, el confinamiento y el auge del teletrabajo y la educación a distancia. Sin embargo, las grandes telecos no están cosechando buenos resultados en Bolsa. Entre las tres grandes que operan en España, Orange se deja este curso un 32% de su valor; Vodafone, un 41%; y Telefónica, que esta semana tocaba sus mínimos desde la privatización, un 52%. Los analistas de Singular Bank señalaban esta semana que entre los inversores no hay confianza en el negocio de las empresas de telecomunicaciones: "Es un sector que no ha conseguido cumplir las expectativas del inversor en los últimos años a pesar del auge de la telefonía móvil". A ello se suman otros factores como las dudas sobre el 5G o la gran deuda de estas compañías.Con este contexto de fondo, las empresas del sector se están concentrando en mejorar su volumen de negocio a través de dos vías. Por un lado, se han hecho importantes inversiones en contenidos televisivos para lograr atraer a los clientes mediante contratos empaquetados (los que tienen varios servicios juntos), que son los que pagan una mayor factura mensual. Por otro lado, se ha buscado ganar clientes mediante agresivas ofertas de precios de móvil o de fibra. Las grandes compañías juegan en ambos ligas, ya que cuentan con segundas marcas para los segmentos de menor coste: Telefónica tiene O2, Vodafone cuenta con Lowi, y Orange juega con distintas enseñas como Amena, Simyo o República Móvil.La duda es si esta estrategia de precios bajos beneficia a un sector con mucha competencia. Un reciente informe de Morgan Stanley, citado por Europa Press, señalaba que "si bien el mercado (español) permanece polarizado entre la gama alta y la gama baja, consideramos que la tendencia se está desplazando hacia la dirección equivocada en todos los segmentos". "Los precios desfavorables para el sector, con ofertas con más datos, velocidades más rápidas y/o precios más bajos reflejan el estado de un mercado saturado que recientemente vio entrar a dos nuevos competidores y donde las marcas de gama baja se vuelven más agresivas y las marcas premium se ven obligadas a reorganizar", señalaba el informe. "No se vislumbra que esta tendencia tenga un final cercano", zanjaba.A la presencia de Movistar, Vodafone y Orange, se unió en los últimos años MásMóvil, que fue ganando clientes de las tres grandes mediante sus ofertas y la adquisición de pequeñas operadoras. Este año ha llegado para comerse su parte del pastel Euskaltel, que con una alianza con Virgin, ha lanzado sus servicios en todo el país, siendo el quinto operador en todo el territorio. A este mercado se ha sumado la creciente competencia de otros operadores más pequeños, como la rumana Digi. Aunque ya cuenta con una trayectoria de varios años, en un principio ligada a la comunidad rumana del país, en los últimos tiempos está capitaneando la ganancia de clientes en telefonía móvil entre los segmentos de menor coste. Tanto Digi como Vodafone vienen de ser las compañías que más líneas móviles captaron en el pasado mes de agosto, según datos oficiosos del sector, a falta de que sean confirmados por la CNMC, responsable de las estadísticas de referencia entre las operadoras. Tanto la rumana como la británica, junto con MásMóvil, son las tres compañías que más clientes ganan en lo que va de año. Los últimos datos oficiales que se conocen se hicieron públicos este viernes y corresponden al mes de mayo, en pleno estado de alarma. En aquel mes, 295.000 usuarios cambiaron de compañía de telefonía móvil, lo que supone casi la mitad de los niveles que había en el mismo periodo de 2019. Las estadísticas están lastradas por la prohibición del Gobierno de portabilidades en las primeras semanas del estado de alarma.Otro factor que asoma en el futuro de la batalla comercial entre las compañías de telefonía es el 5G. Para comienzos del próximo año está prevista la gran subasta del espectro radioeléctrico de esta nueva tecnología de conexión en todo el territorio. Algunas compañías como Movistar, Vodafone, Orange o Yoigo ya han lanzado servicios de esta nueva tecnología, llamada a ser una nueva generación para los servicios de conexión. Queda por ver las repercusiones en el mercado cuando este servicio se expanda en España, aunque los analistas de Singular Bank ya avisan: "los inversores son algo escépticos en confiar en que el 5G suponga una verdadera revolución y que esos miles de millones invertidos en la tecnología sean finalmente rentables".Esta dura pugna por el mercado llega justo cuando el Ministerio de Economía ha presentado el texto del anteproyecto de la nueva Ley General de Telecomunicaciones. La nueva regulación está centrada en incorporar al ordenamiento español las directivas aprobadas por la Unión Europea. La Secretaría de Estado de Telecomunicaciones explicó que este nuevo texto pone el foco en armonizar los derechos de los usuarios a los vigentes en el resto de Europa y facilitar el proceso de portabilidad para los clientes que quieran cambiar de compañía telefónica. Por el momento se trata de un texto previo al proyecto de ley, que debería entrar en vigor a mediados del próximo año.En un mercado donde el número de ofertas se multiplica, especialmente en periodos como el actual, con muchas diferencias entre velocidades, cantidad de datos o características técnicas, el nuevo proyecto de Ley remarca en su articulado la necesidad de que estas propuestas comerciales sean claras, comprensibles y comparables entre sí. Tal es así que la futura ley contempla que el propio Ministerio "garantizará que los usuarios finales tengan acceso gratuito, al menos, a una herramienta de comparación independiente que les permita comparar y evaluar a los distintos servicios de acceso a internet y a los servicios de comunicaciones interpersonales disponibles". Respecto a los contratos, la nueva ley obliga a las empresas a una mayor transparencia en cuanto a los servicios que incluye la oferta y cuáles son sus condiciones. Además, incluye un límite temporal máximo de dos años para estos contratos. Tras este periodo, que deberá ser consecuentemente informado por las compañías cuando venza, los usuarios no tendrán que pagar por rescindirlo. Además, los usuarios podrán rescindir un contrato si la operadora aplica cambios a las condiciones del servicio, salvo que sean modificaciones "exclusivamente en su beneficio".Otra de las novedades de la nueva ley es que esta vez si se contemplan dentro de la ley los contratos empaquetados. Estos contratos incorporan varios servicios, vinculando, por ejemplo, el móvil, el fijo, la conexión a internet y la televisión. La captación de este tipo de clientes ha sido el objetivo de las compañías de telefonía en los últimos años, al ser clientes con una factura superior. Los consumidores podrán cancelar sin coste estos contratos si uno de los servicios incluidos no cumple con lo acordado en el contrato.
eldiario.es
Un programa infantil en Dinamarca muestra a los niños "los cuerpos reales": personas desnudas con sus michelines, prótesis y tatuajes
¿Qué impacto tiene en niños, niñas y adolescentes el bombardeo de imágenes de cuerpos perfectos en las redes sociales? Algunos psicólogos infantiles señalan que la constante exposición a una imagen idealizada genera frustración, ansiedad, vergüenza y es fuente de infinidad de complejos. Estudios recientes evidencian que la exposición constante a “cuerpos de catálogo” puede provocar cuadros de ansiedad, tristeza y obsesión por lo inalcanzable.En Dinamarca, un programa de televisión ha decidido tomar cartas en el asunto y mostrar a los niños “una gran variedad de cuerpos reales” en un plató de televisión. Ultra smider tøjet (Ultra al desnudo) es uno de los programas más populares de Ultra, un canal infantil a la carta de la emisora nacional DR.Los niños que acuden al programa, de entre 11 y 13 años, reciben una preparación previa y son muy conscientes de que se encontrarán con cinco adultos desnudos, en un escenario sin ningún tipo de decoración. Solo unos metros los separan de una realidad que se presenta sin maquillaje, sin Photoshop y sin ningún otro tipo de filtro que pueda disimular las inevitables imperfecciones de un cuerpo real.Los adultos que muestran sus cuerpos ante una audiencia infantil son voluntarios. Tras una breve introducción por parte del presentador, se quitan un albornoz y durante el resto del programa permanecen inmóviles, como estatuas, ante una audiencia deseosa de formularles todo tipo de preguntas. Exhiben sus michelines, sus arrugas, sus granos o sus piernas tatuadas y aclaran si es fácil ajustarse una prótesis o si les acompleja ducharse con otras personas. Como los cuerpos de los adultos que se muestran en el estudio, las preguntas de la audiencia tampoco tienen ningún tipo de filtro: “¿A qué edad empezaste a tener vello en los genitales? ¿Te has planteado eliminar tus tatuajes? ¿Te sientes cómodo con tus partes privadas? Como transexual, ¿utilizas los vestuarios de los hombres o de las mujeres?”.Jannik Schow, uno de los creadores del programa, señala que a algunas personas “la combinación niños y adultos desnudos les puede resultar chocante pero se trata de mostrar el cuerpo humano como es”. Para los responsables del programa, se trata de “contenido educativo” que pretende contrarrestar las imágenes perfectas que diariamente se muestran en Instagram y en otras redes sociales. “El 90% de los cuerpos que vemos en las redes sociales son perfectos pero no representan al 90% de las personas”, señala Schow.El programa apuesta por la inclusión y por el plató han pasado personas transgénero que han explicado a los niños que no se sienten cómodas con la noción binaria de género, un hombre con enanismo, y un hombre que se ha implantado cuernos bajo la piel de su cabeza calva.Ultra al desnudo también tiene detractores, en Twitter y en otros foros. Peter Skaarup, un político del Partido Popular Danés, de ideología conservadora y nacionalista, ha indicado que este programa es una “manera vulgar” de enseñar a los niños educación sexual. Sin embargo, el éxito de las dos temporadas del programa evidencia que los daneses se sienten cómodos con el contenido y el formato de Ultra al desnudo y que creen que edulcorar la realidad o intentar proteger a los menores de la cruda verdad no es la mejor forma de educar. En 2019, el espacio, que se rueda en un estudio de Copenhague, ganó el premio al mejor programa infantil del año en el Festival de Televisión de Dinamarca.
eldiario.es
La Fiscalía pide un año de cárcel a dos inquilinos de Barcelona por "presionar" a su propietaria para que no les subiera el alquiler
La Fiscalía ha pedido un año de cárcel a dos inquilinos de Barcelona por "presionar" a su propietaria para que no les subiera el alquiler. El Ministerio Público acusa a la pareja de arrendatarios de un delito de coacciones contra la propietaria y reclama que la indemnicen con 3.000 euros por daños morales. En la causa también estaba imputado el portavoz del Sindicato de Inquilinos de Barcelona, Jaime Palomera, al que finalmente la Fiscalía ha exculpado. En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso elDiario.es, la Fiscalía enumera la serie de protestas que llevaron a cabo los acusados en contra de la subida del alquiler y que a criterio del Ministerio Público constituyen un delito de coacciones. El objetivo de las "acciones", resalta la Fiscalía, era "presionar" a la propietaria "para obligarla a no incrementarles la renta mensual del arrendamiento y permitirles vivir en la misma". La situación de la pareja provocó que la entonces diputada de Unidas Podemos Irene Montero publicara en Twitter un vídeo de apoyo en el que mencionaba con nombres y apellidos a la dueña del piso el 23 de octubre de 2019, poco antes de que arrancase la campaña electoral. El caso ha generado preocupación entre los colectivos en defensa de los inquilinos, que entienden que una condena penal podría restar capacidad de movilización y presión a los vecinos ante subidas desproporcionadas del alquiler.La pareja acusada, que tiene tres hijos a su cargo, vivía desde 2007 en el piso de la propietaria. En 2018, la dueña –que tiene otras ocho viviendas, según el Sindicato de Inquilinos– planteó a la familia un incremento del 30% del alquiler. Aconsejada por la entidad de defensa de los inquilinos, la familia permaneció en el piso abonando en el juzgado los 1.000 euros de alquiler de su contrato extinguido, y evitó el intento de desahucio promovido por la propietaria en abril de 2019. En paralelo, la pareja, con el apoyo del Sindicato de Inquilinos y de la Oficina de Vivienda del barrio de Gràcia de Barcelona, llevó a cabo distintas protestas para negociar con la propietaria un nuevo alquiler. A criterio de la Fiscalía, las protestas fueron de carácter violento, requisito necesario del delito de coacciones, castigado con un máximo de tres años de cárcel.Según relata la Fiscalía, en octubre y diciembre de 2018 los acusados y otros miembros del sindicato acudieron la sede de la inmobiliaria que gestionaba su piso y exhibieron pancartas que acusaban a la dueña y a la empresa de "especular y expulsar a los vecinos" y "accedieron de manera agresiva" a las oficinas. En la acción, continúa el Ministerio Público, los acusados "se sentaron encima de las mesas y las golpearon" y tildaron de "especulador" al representante de la administradora de firmas, al que, añade el fiscal, advirtieron de que protestarían cada semana hasta que no firmara un documento "renunciando a la administración" del piso, a lo accedió "para que los acusados y sus acompañantes abandonaran la oficina".Las protestas no se quedaron aquí. "En distintas fechas de 2018", prosigue la Fiscalía, los acusados distribuyeron folletos en la calle "identificando a la propietaria con nombre y apellidos y exigiendo la renovación del contrato con las mismas condiciones y la correspondiente actualización del IPC". El 11 de marzo, los acusados se personaron frente al domicilio de la dueña, dejaron folletos en los buzones en los que, según el fiscal, se acusaba a la propietaria de "tener una actitud prepotente e intolerante al negarse a dialogar para llegar a un acuerdo justo". Tres días después, la protesta se trasladó frente al lugar de trabajo de la dueña, con la exhibición de una pancarta en la que se la citaba con nombres y apellidos y se le pedía "no expulsar a ninguna vecina". Ese mismo día, asegura la Fiscalía, los acusados "y otras personas no identificadas" llamaron por teléfono "reiteradamente" al lugar de trabajo de la propietaria "para que iniciara una negociación" sobre alquiler, extremo al que nunca accedió la dueña, que debido a todas las protestas "se vio obligada", añade el fiscal, "a coger la baja médica por trastorno de ansiedad inespecífico".
eldiario.es
"El coronavirus ha sido un golpe a un edificio que tenía los cimientos ya muy tocados"
De la austeridad a la pandemia. La década que se inició con la Gran Recesión finaliza con el impacto aún más brutal de la pandemia. En España comenzó con un Gobierno de izquierdas que se vio obligado a inmolarse en el altar de la austeridad y ahora cuenta con un Gobierno de coalición de izquierdas que intenta no verse arrastrado otra vez por una crisis global. Daniel Bernabé (Madrid, 1980) pasa revista a esta década en el libro 'La distancia del presente', publicado por Akal, con la intención de explicar "cómo hemos llegado hasta aquí". La pandemia parece haber derrumbado el mito de que España tenía el mejor sistema sanitario del mundo o de Europa. ¿Hay algo ahí de ensoñación colectiva o de mito construido, también por la izquierda, que hay que revisar ahora por la pandemia?A la luz de lo que ha ocurrido, está claro. Lo extraño es que pensáramos otra cosa. Vivimos una ensoñación. Si durante los últimos diez años se han ido metiendo hachazos una y otra vez al sistema sanitario, igual que al sistema educativo, eso tiene que tener tarde o temprano algún tipo de consecuencia. ¿Qué consecuencias? Listas de espera, un cierto deterioro en tiempos y calidad del servicio de salud... Creo que el proyecto neoliberal, que en el fondo es lo que particularmente sufrimos en Madrid, es un poco como una bicicleta a la que alguien le quita los pedales. Cuando vas cuesta abajo, todo funciona, pero cuando te llega una pendiente, te caes al suelo.La sanidad y la educación son los elementos de la acción del Estado que más se ven afectados por la desigualdad. Aunque la sanidad sea un derecho universal, en la práctica las enfermedades no inciden de la misma forma en la gente. Nos afectan a todos, pero no inciden de la misma manera. Hay que recordar de todos modos que los recortes en sanidad y educación se justificaron porque teníamos que gastar menos dinero público, porque de esa forma la deuda se podía financiar mejor en los mercados internacionales y los fondos buitre no iban a especular tanto con nuestra deuda. En la práctica, esto no sirvió para nada. Cuando tenemos la crisis de deuda de 2010 y 2011, nuestra prima de riesgo siguió subiendo hasta que intervino Draghi con el Banco Central Europeo. Diez años después, la pregunta es ¿para qué se hicieron esos recortes? Yo creo que esos recortes tenían una agenda interna, que era destruir el Estado del bienestar para poder introducir un negocio privado y debilitar también nuestra soberanía como país. A la vista de lo ocurrido en la pandemia, ¿ese proyecto ideológico ha tenido éxito? El sistema público de salud en España sigue siendo en líneas generales el mismo que antes en cuanto a derechos de la gente y capacidades, aunque eso es más discutible en función de la Comunidad Autónoma que lo gestione. Podemos decir que ha tenido éxito en cuanto a su aplicación en algunos aspectos. Por ejemplo, el otro día veía todo el entramado alrededor de las PCR desde Madrid, cómo está subcontratado a una empresa que tiene su sede en Missouri. No parece que funcione mejor. No parece que sea más eficiente o que se gaste menos dinero. Pero, paradójicamente para los intereses de los negocios, desde luego que esto no ha ido bien. Ellos mismos lo han socavado. Creo que el neoliberalismo acaba socavando determinadas cuestiones esenciales. Cuando llega la pandemia, si tú no puedes producir de una forma normal con el respaldo de un sistema sanitario, tu economía se resiente. Por eso creo que ahora determinados sectores económicos de Europa e incluso del empresariado español del Ibex están viendo que sin políticas intervencionistas ellos mismos no tienen capacidad de hacer negocios.Al principio de la pandemia, se dijo que el virus era igual para todos. Había que convencer a toda la gente de que aceptara ciertas restricciones. Eso ya ha quedado bastante cuestionado. Las pandemias, y no es la primera vez que ocurre en la historia, perjudican sobre todo a los más vulnerables.Totalmente. Me daba mucha rabia escuchar a (Pedro) Sánchez con (Isabel Díaz) Ayuso insistiendo otra vez en la idea de que la lucha contra la pandemia no es ideológica. Claro que hay aspectos técnicos que no son ideológicos, por ejemplo cuántas pruebas PCR hay que hacer. Lo que sí es fundamentalmente ideológico es cómo llevas a cabo esas medidas, cómo las financias y sobre todo la extensión que tienen. Una de las principales naturalezas de cualquier sistema sanitario es su capilaridad, según los expertos. Estados Unidos tiene hospitales muy buenos y unos médicos excelentes, pero su sistema es muy poco capilar, llega a partes muy pequeñas de la población, solamente a las que lo pueden pagar, con lo cual la salud general del país se resiente. En este sentido, creo que el problema subyacente a la pandemia es ideológico. El coronavirus ha sido un golpe a un edificio que tenía los cimientos ya muy tocados.El libro arranca con el inicio de la crisis de 2010. Llama la atención que escriba que lo sucedido antes fue "un momento moralmente infame en el que colaboró desde el español más acaudalado hasta el más miserable". El concepto de responsabilidad colectiva es siempre un poco espinoso. ¿Hubo una complicidad de la población española en ese modelo económico que luego se vino abajo?La frase es dura, sin duda alguna, y además no me gustaría que se interpretase como que todo el mundo tenía la misma responsabilidad o que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades. Lo que quería explicar con esa frase es que todos de una u otra forma en la década del 2000 al 2010 aceptamos un modelo que se nos vendió como el más óptimo. La gente compraba pisos y se hipotecaba porque te ofrecían las hipotecas en la tele como si fueran papelitos de regalo. En ese sentido, la responsabilidad es clara. Es cierto que se desarrolló en todo el país una inercia que tiene que ver con el crédito barato. Creo que incluso el abaratamiento enorme de los productos de tecnología incidió en la conciencia colectiva. Otro factor es la entrada del euro y que el turismo internacional se hizo mucho más barato y los españoles éramos un país que no habíamos viajado. De repente empezamos a viajar y eso también nos eleva aspiracionalmente de categoría. Y luego creo que también hay otro factor, que es la llegada de la inmigración del Este, de Europa y de Latinoamérica. Desde los años 2000 se ponen a hacer trabajos de servicios, y creo que todo eso unido sí crea en España una cierta clase media aspiracional que piensa que ellos ya están al margen de cualquier tipo de conflicto económico.El libro va describiendo el proceso de deterioro de eso que se ha llamado el régimen del 78. En ese proceso interviene el 15M como factor exógeno desde fuera del sistema político. Ahí hay un elemento de ilusión por parte del 15M que describe el libro. ¿Hasta qué punto los cambios que se producen sólo por la ilusión echan raíces?Hay un párrafo en el que hablo del tedioso sistema deliberativo del 15M, asambleario, en el que si no había un consenso absoluto, no se tomaban decisiones. Parecía que lo que se discutía allí se iba a aplicar al día siguiente en toda España y ni siquiera iba a tener eco en el Parlamento. Aunque es absolutamente cierto que el 15M conmociona a la sociedad y política españolas, a la hora de las elecciones tarda en notarse cuatro años. A la vista de los hechos, hay que asumir que el 15M no cambió la sociedad española inmediatamente. Fue una onda larga que luego tuvo una serie de repercusiones. En el libro hay varias referencias a la ruptura del ascensor social, al fin de la ficción en parte de la clase media o de la clase trabajadora de pensar que eran otra cosa. Hace una semana, en la encuesta del CIS, que no estaba muy bien formulada, se preguntaba en qué clase se identificaba cada persona. Un 11% decía que era de clase trabajadora. ¿Qué impacto político puede tener volver a considerar la defensa de la clase trabajadora como uno de los ejes de cualquier lucha desde la izquierda? Esa es la pregunta que yo creo que la izquierda se lleva haciendo ya bastante tiempo, pero ha surgido de una forma fuerte en los últimos diez años. La clase trabajadora es una realidad de la producción. La izquierda debería analizar de una forma muchísimo más exhaustiva y ambiciosa qué es la clase obrera hoy. No podemos seguir operando con categorías de los años 70 en el 2020. Aparte de ser un hecho, la clase trabajadora también puede constituirse en sujeto político. El famoso y relevante concepto marxista de en sí y para sí. Las cosas existen en sí mismas, pero no obligatoriamente tiene que existir para sí mismas. No se constituyen en sujeto político de forma automática por el hecho de existir. Precisamente quien construye el sujeto político es la propia realidad, pero también cuenta la influencia de los partidos y sindicatos de izquierdas. Si resulta que una parte de eso de construir sujeto político se ha abandonado hace décadas, muy difícilmente la gente se va a identificar con clase trabajadora o clase obrera. Creo que la ola de conflicto que vivimos en nuestra sociedad tarde o temprano deberá empujar o ya está empujando a mucha gente a girar y buscar otra vez el eje de clase como uno de los fundamentales de transformación política.Y en ese debate el libro menciona el concepto de diversidad del que ya habló de forma extensa y polémica en el libro 'La trampa de la diversidad'. ¿Por qué escribe que la diversidad es un mito que ha surgido dentro del neoliberalismo? Me refiero como concepto cultural. No me refiero a que la describa como algo esencialmente negativo. Efectivamente, eso es importante reseñarlo, porque se ha tenido una cantidad insondable de problemas con este concepto. La diversidad es algo que existe en nuestra sociedad. La diversidad de todos los tipos, sexual, religiosa, étnica... Yo sí creo que en torno a esa diversidad real se construyó una especie de mito cultural o de discurso político, porque a los neoliberales les venía bien fomentar la diferencia. Era una diferencia que encubría una desigualdad. Es una reflexión que yo dejé a título descriptivo. Los resultados, ya vio todo el mundo cuáles fueron. Una guerra prácticamente abierta y una respuesta muy hostil.Había gente que pensaba que ese punto de vista crítico con el elogio de la diversidad lo que pretendía era dejar como algo secundario luchas ideológicas como el feminismo, el ecologismo o el antirracismo. Ese era el origen de la hostilidad.Ese era el origen, pero un origen incierto, porque yo en ningún momento decía que hubiera un escalafón de luchas o problemas. Evidentemente, si un tipo va por la calle con su novio y le dan una hostia, eso es un asunto muy serio para él y para toda la sociedad. Yo no estaba haciendo de menos esos problemas, en ningún momento. Reconoce que pasó momentos difíciles. Los autores no suelen admitir algo así. No suelen reconocer la vulnerabilidad cuando el debate político se calienta de verdad.Yo lo pasé muy mal porque además yo tenía una relevancia. Mis artículos salían en ese momento en La Marea, una revista con una influencia en grupos de izquierdas. Yo no era una persona conocida en general y de repente pasas, no a la primera línea de la actualidad, pero sí a la primera línea de la actualidad de la izquierda. Y es algo que nadie te ha enseñado. Nadie te ha enseñado a tratar todos los días con literalmente mil personas que te están insultando en Twitter. Y es algo que te deja absolutamente patidifuso. Me duele que gente que constantemente, por ejemplo, escoge tus artículos y dice esa gilipollez de 'imprescindible el artículo de Bernabé', luego al día siguiente, cuando empezó la bronca, de repente parecía que no te conocía. Y eso sí es doloroso personalmente, pero también ideológicamente, porque te das cuenta de que muchas veces la izquierda que presume moralmente de mayores valores no los tiene.Sobre el surgimiento de Podemos en esta década, se refiere a la importancia que tuvo la comunicación política y la televisión. Como si su primer paso para entrar en el sistema político se hubiera dado a través de los medios.De hecho, eso es muy doloroso para muchos que estamos situados en la izquierda, porque nos pateó las convicciones que teníamos, sobre que la única manera de construir es mediante la acción colectiva. Podemos demuestra que no es así. Evidentemente, cuando Iglesias y sus colaboradores empiezan en su labor mediática, no están pensando en montar un partido. El problema de la comunicación política, que ahora Sánchez le puede estar pasando algo similar, es que te haces adicto a ella y piensas que es lo único importante. Podemos es una experiencia única y asombrosa de surgimiento de un movimiento enorme gracias a la comunicación política, pero a su vez luego tenía la bomba de relojería colocada en sus tripas.Una de las cosas que hace Podemos es combatir el relato oficial de la Transición. En el libro dice que Podemos llegó a abandonar inicialmente el discurso favorable a la República por no ser lo bastante transversal. Ahora Podemos ha vuelto a defenderla. ¿Se corre el riesgo de ignorar tres palabras clave que son 'correlación de fuerzas' para entender el pasado reciente y el presente?Es cierto lo que cuenta Podemos en gran parte en el relato contra la Transición, contra un relato absolutamente ficticio que se ha creado en los años 90. Creo que Podemos lo utiliza para construir un enemigo muy identificable con aquello llamado casta o régimen, y un sujeto contrahegemónico, que son ellos. Ahora bien, creo que se comete un error. Es decir, mucha gente, aún pudiendo estar de acuerdo contigo cuando les dices directamente oye, es que habéis creído en una mentira, aquello por lo que luchaste no valió para nada, entonces la gente se enfada, como es normal, porque aquel momento tuvo que ser muy duro. Yo creo que la izquierda salió perjudicada, cedió mucho más que la derecha. También hay que ver cómo estaba el país. Nosotros, yo por lo menos por edad no lo sé, no sabemos lo que era tener grupos terroristas de ultraderecha, lo que era tener al Ejército que podía dar un golpe de Estado, como lo dio, es decir, un contexto muy diferente. Y esto es algo que es esencial para comprender la Transición generosamente. Al final se puede entender que había mucha gente que, aunque sabía en aquel momento que las cosas no eran justas, lo que temía por encima de todo era volver a una guerra civil o una dictadura. Eso es normal. Entonces, yo creo que en ese sentido mi generación debe ser más generosa con esa gente.Es lo que hacen las dictaduras que proceden de guerras. Y por eso el régimen celebró los 25 años de paz, no de franquismo, porque era un factor de legitimidad para una dictadura. También se olvida que las primeras elecciones democráticas el partido que simbolizaba la oposición antifranquista, el PCE, obtuvo un resultado muy inferior a lo que se esperaba. Hay que tener en cuenta varias cosas. Esto que voy a decir es muy arriesgado. ¿Podemos decir que el PSOE de los 70 utilizó en cierta medida una estrategia similar a la que utilizó Podemos en 2014? Fueron mucho más audaces que el PCE al presentar su programa político. Presentaron un candidato muchísimo más atractivo con Felipe (González), comparado con Carrillo. Se desligan absolutamente del período anterior. Es verdad que el PCE era el partido que había luchado contra la dictadura, pero también era el partido de la guerra. En el caso de Podemos, no existía antes. Quien se había comido los años jodidos de los 2000 fue Izquierda Unida, pero ellos lo que dicen es que nosotros no tenemos nada que ver con eso. Iglesias es un tipo joven, atractivo, locuaz, como Felipe González. Su programa político, sin analizarlo punto a punto, sí parecía más de izquierdas que el de Izquierda Unida y el PCE. Sí parecía al menos más rupturista.La década empieza con el asalto contra el Estado de bienestar por la austeridad, y acaba ahora con un Gobierno de coalición de la izquierda. En ese recorrido, ¿qué balance hace ahora de la actuación de este Gobierno?Creo que en la izquierda social hay una adicción a la tragedia y a la traición. Cualquier movimiento que haya en la izquierda medianamente exitoso tiene que catalogarse inmediatamente como traidor y fracasado. Ya en redes sociales se percibía esto cuando en la sesión de apertura del Parlamento, cuando el rey Felipe da su discurso, Podemos aplaude y hay gente diciendo 'sois unos traidores', pero, bueno, si no han empezado todavía. Porque eso en parte te libra de tener que afrontar todas las contradicciones y la política real. Este Gobierno es un Gobierno que ha afrontado el apocalipsis en sus primeros cien días, y creo que por ejemplo, las políticas sociales no hubieran sido las mismas. Pero creo que los Ertes han salvado a este país del primer embate del coronavirus. Sin Ertes, se hubiera ido todo a tomar por culo. Ahí está Yolanda Díaz. Yo creo que es ahora mismo la figura política de la izquierda más importante en el Gobierno. Su acción como ministra es muy efectiva, tanto que, y esto lo sé porque me lo han contado los propios empresarios, alguna vez estos se ven sorprendidos por la efectividad del Ministerio.Ha habido Ertes en Francia con un liberal como Macron y en Reino Unido con un conservador como Johnson. Es un mecanismo esencial para que no se venga abajo, literalmente, todo un país.La sociedad europea se ha ido ido tan a la derecha que por resumirlo la Democracia Cristiana de los 60 era más de izquierdas que algunos partidos de izquierdas ahora, y de izquierdas en un sentido no moral, sino de influencia del Estado en la economía. Venimos de un momento tan traumático que evidentemente cualquier cosa que se haga es digna de mención. Cuando se dice que este es el Gobierno más progresista, mucha gente se lo ha tomado a chufla. Ser más que algo no significa que lo seas mucho. ¿Son un Gobierno muy, muy de izquierdas? No lo son. Ahora bien ¿es el Gobierno más de izquierdas que hemos tenido? Sí. Eso demuestra lo que nos hemos ido a la derecha.
eldiario.es
Jorge Buxadé: el fulgurante ascenso del número dos de Vox bajo el paraguas de Abascal
Sus ruedas de prensa semanales, telemáticas por culpa de la pandemia, le han dado la oportunidad de convertirse en uno de los rostros de Vox más conocidos. El eurodiputado Jorge Buxadé (Barcelona, 1975) solo lleva como portavoz del Comité de Acción Política de la formación de extrema derecha unos meses, pero en ese escaso tiempo ha logrado no solo destacar por sus declaraciones, casi siempre polémicas, sino por el poder interno que ha ido acumulando como vicepresidente del área Política dentro del Comité Ejecutivo Nacional de Vox, siempre de la mano de su amigo Santiago Abascal. Según los estatutos, como vicepresidente primero a Buxadé le corresponde suplir las funciones del presidente en caso de fallecimiento, enfermedad o renuncia.Negacionista del cambio climático y de la violencia de género, con un incendiario discurso contra "la entrada masiva" de inmigrantes ilegales en nuestro país y antifeminista acérrimo –llamó "feas" a las activistas de estos colectivos en un mitin de campaña, aunque luego matizó que se refería a "feas de alma"–, Buxadé es el paradigma de todos los 'valores' que defiende Vox. Su trayectoria política arrancó en Falange Española de las JONS, cuando en las elecciones autonómicas catalanas de 1995 decidió formar parte de la candidatura por Tarragona del partido fundado por Primo de Rivera. Un año después, se presentó a las generales por Falange Española Auténtica en la lista por Barcelona. Posteriormente, dio el salto al PP –de donde proviene también Abascal–, donde militó entre 2004 y 2014 y donde trabajó como asesor de la exdirigente catalana Monserrat Nebrera. En una entrevista concedida el pasado mes de mayo a El Mundo, poco antes de las elecciones europeas a las que concurrió como cabeza de cartel de Vox, Buxadé confesó que no se arrepentía de su paso por Falange, pero sí "de haber sido militante del PP". Un año después de dejar el partido conservador, Buxadé se afilió a Vox, la formación que acababa de fundar Abascal, entrando casi de inmediato –en 2016– a formar parte de su Ejecutiva Nacional en calidad de vocal. Buxadé fue presidente del ultraconservador Foro Catalán de la Familia y uno de los fundadores de Sociedad Civil Catalana. Como abogado del Estado se encargó de redactar el recurso contra la primera consulta soberanista de Catalunya celebrada de 2009 en el municipio de Arenys de Munt (Barcelona). Su actividad privada como abogado se ha visto salpicada por algunas actuaciones irregulares. Como publicó en exclusiva elDiario.es de Catalunya, el bufete de Buxadé percibió cobros mensuales de la fundación Badalona Capital Europea del Bàsquet durante los primeros cuatro años de mandato de Xavier García Albiol (PP), que presidía la entidad como alcalde de este municipio barcelonés. Su despacho facturó hasta 109.696 euros en total por trabajos en concepto de asesoría técnica y minutas de una fundación deportiva que la Fiscalía consideró que actuaba sin los debidos controles económicos. La Fiscalía de Barcelona comenzó a investigar a la fundación badalonesa en otoño de 2017, pero la fiscal jefa decidió paralizar la investigación antes de aquellas elecciones autonómicas.Desde la ultima Asamblea General de Vox, celebrada en marzo de este año, –justo cuando acababa de estallar la pandemia– la figura de Buxadé ha ido ganando peso como responsable del órgano encargado de coordinar la estrategia política y fijar la postura oficial del partido, relegando a otros destacados dirigentes, como Javier Ortega Smith, el secretario general. Los críticos de Catalunya, que en las primarias internas han plantado cara a Joan Garriga, el candidato oficial a dirigir la organización provincial en Barcelona, aseguran que el dirigente catalán, afincado ahora en Madrid, ha logrado tejer toda una red de "acólitos" formada por simpatizantes o miembros el Opus Dei y por antiguos militantes de la ultraderechista Plataforma per Catalunya (PxC) que dirigía Josep Anglada, a los que ha impulsado para que controlen las cúpulas provinciales. Fuentes de estos sectores críticos aseguran que el meteórico ascenso dentro del partido de Buxadé no se debe precisamente ni "a su carisma" ni a "su tirón mediático", sino a su estrecha amistad con Abascal y a su férreo control de la organización. Buxadé es el jefe de la delegación de Vox en el Parlamento Europeo de la que forman parte sus otros dos compañero ultraderechistas, el periodista Hermann Tertsch y Mazaly Aguil. La formación de Abascal comparte en la Eurocámara grupo con sus aliados de PiS –el partido Ley y Justicia del polaco Aleksander Kaczyński– en el grupo ultraconservador ECR en el que también está el principal aliado de Carles Puigdemont en Bélgica, los nacionalistas conservadores flamencos de la NV-A, así como el partido que está haciendo el sorpasso a Berlusconi por la derecha, Fratelli d'Italia. En Europa, Vox mantiene una agenda muy similar al PiS, y a la extrema derecha de Marine Le Pen y Matteo Salvini (estos últimos, insertados en el grupo Identidad y Democracia de la Eurocámara): están en contra de la integración europea, de la última propuesta de la Comisión Europea sobre migración, a favor del Reino Unido en su apuesta por el Brexit y en contra incluso de los planes presupuestarios por considerar que atentan contra la soberanía de las naciones.Recientemente, Vox se ha visto envuelto en dos polémicas en la Eurocámara: una, por la defensa del legado del Valle de los Caídos retorciendo la ley de memoria democrática; y, otra, cuando ha presumido de obligar a devolver a Puigdemont y Toni Comín los 27.000 euros en dietas que realmente nunca cobraron de la Eurocámara.
eldiario.es
Nace la primera app colaborativa para ubicar y conocer vestigios de la Guerra Civil
“La inmensa mayoría de los vestigios de la guerra que han sobrevivido hasta nuestros días han sufrido décadas de abandono y siguen sin estar señalizados. Pretendemos generar interés y que cualquier persona pueda saber dónde están, pueda ubicarlos y obtener información sobre ellos. Con ello esperamos, también, que se despierte un poco la conciencia sobre ese valioso patrimonio”. Así resume el historiador Daniel Rodríguez los principales objetivos de la aplicación que acaba de lanzar al mercado junto al programador informático José Ignacio Naranjo, el verdadero artífice de la idea. Una idea que surge, en buena medida, por la escasez de iniciativas promovidas desde los poderes públicos para salvaguardar estos vestigios y difundir su historia: “No hemos contado con ningún tipo de ayuda institucional —apunta Rodríguez—, es un proyecto trabajado desde abajo, por nosotros dos y para el que ahora queremos contar con la colaboración de los usuarios”.La app, bautizada con el nombre “Vestigios de la guerra civil”, ya se puede descargar libre y gratuitamente, por el momento en sistema Android y en alrededor de un mes en iOS. Su manejo es muy intuitivo y cuenta con diversas secciones: últimas noticias sobre temas relacionados con la contienda, fotografías… Sin embargo, su punto fuerte y su verdadera razón de ser los encontramos en el mapa interactivo en el que se geolocalizan los restos de la contienda. La aplicación utiliza el GPS de los teléfonos móviles, mostrando al usuario los vestigios más cercanos a su ubicación, pero también le permite navegar por todo el mapa de España para explorar cualquier zona. En este momento ya cuenta con decenas de ubicaciones: búnkeres, trincheras, nidos de ametralladoras, cuarteles… Cada una de ellas cuenta con una breve descripción y, en muchos casos, con fotografías actuales. La app dispone además de una pestaña (“1936/1939”) con imágenes históricas que, allí donde es posible, permiten al usuario ver cómo se encontraba el lugar durante la guerra.Sus creadores esperan que el contenido crezca exponencialmente gracias a las contribuciones que vayan haciendo los usuarios: “Creemos que más de la mitad de su potencial radica en la gente que la utilice. Animamos a todos y todas a añadir ese vestigio que conocen cerca de su casa, en su barrio, en su ciudad, en su pueblo”. Aportar información resulta muy sencillo. Basta con registrarse en la aplicación, navegar por el mapa y señalar la ubicación del lugar que se quiere incluir. Finalmente, la aplicación permite al usuario añadir fotografías y una explicación del vestigio en cuestión.Rodríguez y Naranjo son conscientes de que su app no gustará a quienes se resisten a mirar a nuestro pasado más reciente. Por ello supervisarán todas y cada una de estas colaboraciones antes de que sean visibles para el resto de usuarios y también están preparados ante la posibilidad de sufrir ataques informáticos. Aún así, aclaran que no se trata específicamente de una aplicación sobre la represión franquista: “Inicialmente queremos limitarla al periodo de guerra. Sin embargo, buena parte de los lugares de represión de la dictadura tienen sus orígenes en esos momentos, por lo que aparecerán muchos de ellos. Por ejemplo, el campo de concentración de Soria ubicado en el cuartel de Santa Bárbara; un edificio que muy poca gente sabe que se utilizó como campo”. Esta aplicación no es la primera iniciativa que lanza Daniel Rodríguez para divulgar hechos históricos a través de las nuevas tecnologías. A finales de 2017 inauguró en Twitter el perfil “Guerra Civil en tuit” (@Guerra_Civil_), que cuenta con cerca de 40.000 seguidores, desde el que sigue relatando los principales acontecimientos acaecidos durante la contienda. Cada jornada resume lo que ocurrió ese mismo día de ese mismo mes, ocho décadas atrás. Ahora, esta app supone para él un nuevo paso en su camino como divulgador: “Como historiador, si se quiere hacer una buena labor divulgativa, hay que adaptarse al soporte, en este caso ordenadores y teléfonos móviles. Estoy convencido de que es la manera de llegar a la sociedad actual, ya no solo a los jóvenes, porque la inmensa mayoría de la gente usa redes sociales y aplicaciones constantemente en sus vidas. Incluso creo que esta app podría ser una gran herramienta pedagógica y cultural”. 
eldiario.es
Ser niño en pandemia: “¿Podríamos hablar de algo más que no sea coronavirus?”
Durante el primer semestre de 2020, 1.500 millones de niños y adolescentes en el mundo se quedaron en casa por el cierre de las escuelas debido a la pandemia, según la UNESCO. En México casi 31 millones de niños vieron interrumpidas sus clases, sus juegos, los paseos en bicicleta y las travesuras con amigos a la salida de la escuela. Mientras sus padres y madres ganan menos o se enferman o batallan para conservar el empleo, los chicos, lejos de la escuela y de sus amigos, están confundidos y ansiosos. Antes de la llegada del coronavirus, uno de cada cinco niños mexicanos ya batallaba contra la pobreza. Las cifras tras la pandemia prometen ser peores.Mientras tanto, la COVID-19 amenaza también el bienestar psicológico de los niños. Si bien la salud mental infantil no es un tema prioritario en la agenda noticiosa, los expertos empiezan a encender la alarma. Christian Skoog, representante de UNICEF en México, califica la situación de “muy preocupante” y coloca el foco en “la tensión debido a las circunstancias excepcionales con menos ingresos en el hogar, que generan un futuro incierto, muchas personas en un espacio pequeño, no poder ver amigos”. La educación a distancia, la solución sacada del sombrero para que los niños no pierdan el año escolar, plantea retos particulares en un país donde solo el 52.9% de los hogares cuentan con conexión a Internet. Un país donde, además, buena parte de los estudiantes que se alimentaban con las seis millones de raciones de comidas escolares que se reparten todos los días en las escuelas deben encontrar la forma de no quedarse con el estómago vacío.De la austeridad de la laguna de Alvarado en Veracruz a los elegantes departamentos en Polanco en Ciudad de México, de los niños que debieron salir a trabajar a la calle con sus padres y madres a los niños que tuvieron que quedarse solos en casa. Paliar la ansiedad, la incertidumbre y la angustia ha sido un reto nuevo para todos. La Secretaría de Educación Pública (SEP) fue la gran ausente. En la primera mitad del año, su programa “Aprende en casa” llegó por canales de televisión que no tenían cobertura nacional, los horarios mezclaban preescolar y primaria durante tres horas, los maestros tuvieron que utilizar las herramientas que ellos mismos encontraron para sobrellevar la educación a distancia. Por supuesto, esta no es la película completa. Es apenas una serie de instantáneas de las múltiples infancias de los distintos Méxicos y del desafío que han debido enfrentar en circunstancias excepcionales. Y que, con casi toda seguridad, seguirán enfrentando en los próximos meses, durante el nuevo curso escolar.“¿Podríamos hablar de algo más que no sea coronavirus, por favor? Me da miedo”, dijo Sarah Mac Gillivray Corpi, de 7 años, un día en la mesa familiar. A principios de la pandemia, su bisabuela murió por COVID y Sarah se dio cuenta de lo peligroso que era el virus, aunque no entendía que se trata de una amenaza microscópica. Llegó en enero a México, después de dejar a sus amigos en Costa Rica, antes en Perú, donde pasó los últimos años debido a las constantes mudanzas del trabajo de su papá. Por culpa de los calendarios escolares en la Ciudad de México había adelantado curso, no dejaba de sentirse la niña nueva de la clase. “Siento que la cuarentena ha durado 100 años”, dice Sarah, quien pese a volver a su país natal, aún no consigue reencontrarse con él, ni visitar a sus abuelos en San Luis Potosí por la pandemia. Le falta el colegio, los juegos, hacer nuevos amigos; al final extraña a los de aquí y a los de allá.Cuando no está en el ordenador de mamá siguiendo las clases por Padlet, hace sesiones de Yoga por Zoom, se disfraza de robot y construye castillos en su cuarto, pero el encierro y la escuela a distancia le han sido difíciles y a ratos dolorosos. En casa solo está con adultos. Según un estudio de Save the Children, el 65% de los niños a nivel mundial están sufriendo por el aburrimiento y aislamiento producto de la pandemia. Uno de cada cuatro, está experimentando ansiedad. Cuando Sarah ya no puede más, hace alguna rabieta y llora abrazando en su cuarto a Lima, su perro adoptado. “¿Esto es un COVID?” le pregunta asustada a su papá, confundiendo una semilla verde y espinuda de un árbol liquidambar a un par de cuadras de su casa.Brian Zamudio, de 18 años, y Sara Chavez, de 11, viven en un México excepcional: habitan en el 1% del país que no cuenta con electricidad. Como ellos hay un millón y medio de personas que no pueden encender un foco para leer cuando se pone el sol, ni enchufar el teléfono si se queda sin batería. Ambos viven en una casa a orillas de los ríos Papaloapan y Blanco que desembocan en la Laguna de Alvarado. Se encuentran aislados de la vida citadina y del propio virus. En sus casas cocinan con leña, al igual que el 11% de los hogares mexicanos, y, excepto por teléfonos muy sencillos con pocas funciones y que rara vez tienen señal, ninguno de los dos cuenta con aparatos como tableta, ordenador o impresora, que les faciliten seguir cursos a distancia.Cargar la batería del teléfono para mandar tareas es ya un trabajo en sí. “Cargamos con placas solares y cuando ya tiene un poco uno pasa en un bote al otro lado del río para buscar señal y así mandar mis tareas”, relata Brian, quien sueña con ganar una beca del gobierno y poder ser biólogo marino.Para poder continuar su educación vía WhatsApp, Sara tenía que navegar entre los brazos del río Limón y los manglares cerca de la laguna Alvarado en busca de señal. Solo así podía hacer llamadas, mandar tareas o resolver dudas con la maestra. El esfuerzo de aprender sin ir a clases también ha sido psicológico. “Los primeros días solo me dormía y me despertaba a ver la tele”, cuenta. Sara estudia sexto año de primaria y espera algún día ser abogada.Itzel, de 10 años, Zuria, de 5, y Adhara Martínez, de 3, tuvieron mucho miedo cuando empezó la pandemia. Su padre tuvo que aislarse un mes pensando que en su último viaje se había contagiado de COVID y la única comunicación que tenían era por videollamada. Itzel dice que “se siente estresada sin poder salir a ningún lado. Además, cada vez hay más casos en Ciudad de México y da mucho miedo perder a alguien que quieres”. La familia no es ajena al trauma y la tensión. En 2013, el crimen organizado los marcó cuando tres miembros de su familia formaron parte de las miles de personas desaparecidas en México. Y a las niñas sus padres les hablan con la verdad. Ellas saben que un tío enfermó de COVID; que hay otros vecinos que ya perdieron la batalla contra el virus; que, aunque la plaza esté llena ellas solo pueden ir a ver a los abuelos usando mascarillas y sin acercarse mucho. Cuando juegan en la azotea las dos más pequeñas preguntan si algún día podrán volver a salir. Por suerte, la creatividad de su padre, quien también las fotografía, las lleva siempre a soñar. Gracias a un proyector y Netflix, se imaginan que podrán ser astronautas y huir a otros mundos.La graduación de preparatoria de Brisa Francisco Rojas, de 17 años, fue distinta de lo habitual. No hubo vestidos, ni idas al maquillador, ni enormes fiestas. Transcurrió, como buena parte de su último año escolar, en una pantalla de 15 pulgadas. Brisa vive en una comunidad rural llamada Jalpilla, municipio de Axtla de Terrazas, y desde ahí llevó sus clases por WhatsApp, recibía los ejercicios de estadística, las lecturas de la clase de filosofía y los deberes de todas sus asignaturas, una ventaja con la que no contaron muchos de sus compañeros, que no tienen Internet en casa. Para quitarse la ansiedad, Brisa pasó la cuarentena cosechando piñas y plátanos en el terreno que tiene la familia y viendo recetas en YouTube para hacer sus platillos favoritos. Adelina, la madre de Brisa, es una maestra rural indígena, bilingüe, que a principios de la pandemia iba de casa en casa en las comunidades nahuas y teenek dejándoles a sus alumnos las tareas hasta que se lo prohibieron para evitar contagios. Al igual que Brisa, Daniela Aguilar Sánches, de 18, quien vive en otro poblado de Axtla, culminó el último año de bachillerato a través de la pantalla. Recibía clases, deberes y demás mensajes vía WhatsApp y la plataforma Classroom de Google, aunque dice que algunos profesores no sabían usarla y les costó aprender a comunicarse y enseñarles por ahí. Cuando le tocó graduarse del Bachillerato Técnico en Soporte y Mantenimiento de Equipo de Cómputo, hizo una diminuta reunión familiar y vivió la ceremonia a través de un proyector que ampliaba la imagen en la pared de su casa. Brisa y Daniela postularon al competido examen de medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en Ciudad Valles.Desde que se suspendieron las clases, Briana Villafuerte Caltzontzi, de 6 años, tuvo que acompañar a su madre, Diana, al trabajo en un puesto de periódicos en el centro histórico de Querétaro. Sin peatones en la ciudad bajaron las ventas de revistas, periódicos, chicles, chocolates e imágenes religiosas de Jesucristo Misericordioso. Como mucho, ahora ganan 200 pesos al día, no llegan ni a la mitad de sus ganancias anteriores, y hay que restar los 56 del transporte, donde pasan dos horas yendo al trabajo y dos horas volviendo a casa. Briana y su madre compensaron la falta de clases con juegos y deberes que se inventaban utilizando la mercancía que no se vendía: un ejercicio de memoria desplegable con ojos de animales, un ejercicio de origami para la motricidad que se encontraron en una revista, otro de atención visual donde tenía que encontrar personajes en una plantilla. Para trabajar la caligrafía, su madre la ponía a copiar titulares de periódico. Los esfuerzos dieron fruto. Briana ya está en primaria pese a no haber tenido Internet ni un celular para conectarse con sus maestros. El cuadernillo que tenía que completar le llegó más tarde porque no tenían un teléfono conectado a Internet. Briana y su madre forman parte del 29,9% de la población mexicana mayor de 6 años que no cuenta con acceso a la red. Llamaron a su tía para que ella lo recibiera por WhatsApp y así Briana pudo cumplir el requisito para graduarse. Cuando lo consiguió, ella, su madre y su tía festejaron en el puesto de periódico, desde donde se conectaron a la ceremonia de graduación. Fue a través de Zoom con el teléfono de su prima y lo que más le conmovió fue volver a ver a su maestra.Ariadna Rojas García, de 10, es una alumna muy responsable y creativa. Su madre Jessica, secretaria, y su padre Raúl, técnico eléctrico, han hecho malabares para no ser de los 1,1 millones de mexicanos con empleos formales que se han quedado sin trabajo durante la pandemia hasta julio. Siempre preocupados por el bienestar de sus dos hijos, utilizaron unas cámaras que ya tenían instaladas en casa cuando tuvieron que dejarlos solos. Ariadna y Arturo, gemelos, seguían clases a distancia por las clases genéricas que veían en televisión y las tareas a través de WhatsApp, pero al final, el programa que marcaban las autoridades escolares hacía más complicado el trabajo para los niños. "Me paraba todos los días a las 7:00 para ver la clase de mi hermano. A las 10:00 veía la mía y después esperar a que diera la 1:00 para ver la última parte”, explica Ari que ayudaba también a su hermano a hacer sus tareas.Cuando su maestra Aleida se dio cuenta que los niños necesitaban clases personalizadas para poder seguir el año escolar, dejaron el programa de “Aprende en Casa” a través de la televisión.  A pesar de que la pandemia significó extender su horario y trabajar de 8 de la mañana a 9 de la noche, cuando Aleida veía el compromiso de niños y padres por mandar sus tareas, se sentía reconfortada. “Dejé de ser sólo la maestra en el aula, pude meterme de manera virtual a sus casas, porque me mandaban fotos y audios en su cotidianidad. Fue una experiencia íntima”, explica.Sus días en cuarentena se van en preparar y dar las clases a distancia, hablar con padres y alumnos por WhatsApp, revisar tareas, además de cuidar a sus nietos Iker y Kenia, los hijos de su hijo que falleció hace años. Termina exhausta y muy estresada, por lo que empezó clases de yoga en línea.Este reportaje forma parte de la serie COVID-19 en México, producida por Quinto Elemento Lab.
eldiario.es
Los hombres a la oficina y las mujeres en casa o el riesgo de que el teletrabajo ahonde en la desigualdad
Lo que era casi una demanda para conciliar se ha vuelto una amenaza. El teletrabajo irrumpió de golpe con el estado de alarma y pilló a la mayoría de empresas sin plan ni apenas tiempo para pensarlo. Seis meses después, Gobierno y agentes sociales acaban de acordar una ley para regularlo, pero el panorama ha cambiado: sin una fecha clara para el control de la pandemia, con miles de personas volviendo a sus puestos físicos de trabajo mientras otras lo siguen haciendo en casa, y un reparto de tareas de cuidados aún más desequilibrado, el teletrabajo amenaza con profundizar una brecha, la de género. La Encuesta de Población Activa ya mostraba más mujeres que hombres teletrabajando en el segundo trimestre del año y varias expertas y también sindicatos alertan de que son ellas las que están asumiendo jornadas en casa para facilitar la gestión de los cuidados en estos tiempos, mientras ellos siguen adelante con su empleo convencional.La economista Libertad González, coautora de una de las investigaciones sobre brecha de género en los cuidados y el mercado laboral durante la pandemia, señala que la EPA apunta a una diferencia de hasta ocho puntos entre mujeres y hombres: durante el segundo trimestre hasta un 21% de las trabajadoras lo hicieron desde casa frente al 14% de los empleados. Ese periodo incluye tanto el confinamiento estricto como las fases hasta la 'nueva normalidad', pero no el periodo posterior, para el que todavía no hay datos. González cree que esa brecha apunta a dos lugares. Por un lado, a que las mujeres tienen en su conjunto más empleos 'teletrabajables', muy ligados a administración. Aunque el comercio o parte de la hostelería están feminizados, la construcción y parte de la industria están masculinizados, sectores todos ellos que exigen presencia. Por otro lado, muestra que la flexibilidad laboral "tiende a recaer en las mujeres". Un estudio del Instituto Nacional de Estadística subraya que el teletrabajo es más frecuente conforme más edad tiene la persona y en parejas con hijos. En 2019, eso sí, aún era ligeramente mayor -en solo dos décimas- el número de ocupados que de ocupadas teletrabajando, una tendencia que terminó por romperse este año."Hay que tener más datos pero por lo que sabemos, aunque al principio todo el mundo que pudo hacerlo lo hizo, después, sobre todo en esa primera fase sin colegios, las mujeres se quedaron más teletrabajando en casa y los hombres tendían más a volver al centro de trabajo", dice la vicesecretaria de UGT, Cristina Antoñanzas, que reconoce que la ley pactada con Trabajo deja mucho margen a la negociación colectiva en cuanto a cómo evitar la brecha de género y sus efectos indeseados. "Por experiencias anteriores, en empresas que ya lo habían regulado, sabemos que hay que tener cuidado. Si eres el jefe y tienes a un hombre que trabaja en el centro y a una mujer trabajando en casa y piensas en un ascenso tiendes a pensar más en el hombre, al que estás viendo. Esto se suma a lo que ya hay, que era una brecha aún grande en puestos de responsabilidad", añade. Así que vigilar el impacto en las promociones es una de las alertas que rodean el teletrabajo. El problema, afirma Antoñanzas, es también que el teletrabajo se entiende como una medida de conciliación, "cuando no lo es". "Teletrabajar no es trabajar con niños o con dependientes a los que tienes que cuidar al lado todo el día". Es algo que estos meses ha destacado también CCOO, organizaciones como MalasMadres y muchas expertas. Aunque antes de la pandemia era uno de los objetivos para conseguir que el empleo fuera más flexible y pudiera adaptarse con más facilidad a las demandas de cuidados, los confinamientos han puesto de manifiesto lo poco preparada que estaba la sociedad y el mundo empresarial para ponerlo en marcha y lo insuficiente que es como medida aislada para mejorar el tándem empleo-conciliación.La profesora de Sociología de la Universidad de Navarra Irene Lapuerta insiste en que el teletrabajo en pandemia no ha sido un teletrabajo al uso. "No está claro cuáles son los impactos, aunque en general antes de la pandemia sabíamos que algunas medidas de flexibilidad sí favorecen la implicación de los hombres. Sin embargo, eso no es lo que hemos tenido estos meses porque el teletrabajo no es trabajar cuidando a los niños a la vez, este es es un contexto mucho más adverso en el que los platos rotos los están pagando las mujeres", dice. Laporta menciona estudios que apuntan a que las mujeres tienden a teletrabajar a horas más intempestivas que los hombres y a hacerlo en un espacio que no es propio, con más interrupciones de niños y mayores.Lapuerta cree que en ningún caso el teletrabajo puede considerarse de forma aislada y que debe ser regulado "dentro de un paquete más amplio de medidas de flexibilidad laboral". Menciona, por ejemplo, las jornadas partidas como rémora para la conciliación y la necesidad de apostar por incentivos a la jornada continua. Hasta el 45% de madres y padres, señala, tienen jornada partida y solo el 15% afirma tener cierto control sobre sus horarios.Que el teletrabajo se negocie como parte del Plan de Igualdad o sea una de las medidas centrales de las empresas para apostar por la conciliación es problemático, prosigue por su parte la vicesecretaria de UGT, precisamente por esa asociación engañosa de que trabajar desde casa permite cuidar o que cuidar en casa permite teletrabajar como si nada.Y remata: "Las adaptaciones de jornada, las reducciones, la flexibilidad horaria... eso no se puede sustiuir por el teletrabajo y nos da la sensación de que todas estas medidas se están difuminando. Incluso el derecho a la desconexión digital, porque como estás en casa parece que puedes trabajar cuando quieras, pero no es así en la práctica".
eldiario.es
El limbo de los trabajadores transfronterizos en Ceuta y Melilla: sin empleo y sin ayudas si no son residentes
“Estamos hundidos. Lo estamos pasando mal sin trabajo desde hace seis meses… Tenemos casas, niños, padres…”, clama uno de los portavoces de los alrededor de 8.500 trabajadores transfronterizos marroquíes que siguen sin poder acceder a Ceuta (3.500) y a Melilla (5.000) para ocupar sus empleos desde que Marruecos cerró las fronteras el 13 de marzo por la COVID-19. Estos miles de personas que cruzaban diariamente las fronteras con Ceuta y Melilla para trabajar se muestran desesperados después de seis meses sin recibir ninguna ayuda económica de las administraciones. “Las empresas españolas han presentado ERTE y han metido a los trabajadores transfronterizos, pero los que son residentes en Melilla o el resto de España sí cobran y nosotros, los fronterizos, no. Tenemos los mismos deberes, pero derechos distintos”, explica a elDiario.es Mustapha M.Este ciudadano de Nador vive en Beni Ensar y cada día cruza a Melilla para trabajar. Es empleado con un contrato indefinido en una empresa española de transportes desde hace 15 años. Sin embargo, lleva seis meses sin acudir a su puesto de trabajo por el cierre de la frontera y sin recibir prestaciones ni de España ni de Marruecos. “No estamos cobrando nada, aunque la empresa nos tiene metidos en el ERTE. Mi vida personal es un desastre. Tengo cuatro hijos, mi mujer consume más medicamentos que alimentos, soy la única gota que gotea en toda la casa y estoy parado”, lamenta Mustapha.Dentro del sector de trabajadores transfronterizos, las mujeres empleadas del hogar son las más desfavorecidas “en algunos casos con un contrato de dos horas, trabajan hasta ocho horas, y reciben un sueldo de miseria. Imagínate cuántos años tiene que trabajar esta señora para que llegue al mínimo de cotización para poder llegar a la jubilación”, pregunta Mustapha.Además temen ser sustituidas en sus puestos después de tantos meses de ausencia. “Mi señora no va a esperar toda la vida. Ella me ayuda desde Melilla. Si ella no me manda dinero me voy a morir de hambre. Es como una familia para mí”, afirma a elDiario.es Fátima Khatta, representante del sector doméstico en la Unión Marroquí de Trabajadores (UMT). Es cierto que “el 5% de los empresarios ayuda a los trabajadores, pero van a dejarlo a hacer porque ya son seis meses”, advierte Marouan Chakib, secretario regional de UMT en Tetuán.Al otro lado de la frontera, en Melilla, los trabajadores transfronterizos tampoco lo están pasando bien. Desde allí, Moha, separado por la frontera de sus dos hijas pequeñas y su esposa, denuncia que “los empresarios se están aprovechando de la situación”. Este confitero de 34 años trabaja en Melilla desde 2004, y actualmente está haciendo los turnos de sus otros dos compañeros pasteleros marroquíes que no han podido entrar a la ciudad española. “No descanso ningún día. Como estás atrapado te dan más horas; pero trabajo dos y me pagan una”, sentencia.Con la COVID-19 y el cierre de las fronteras queda en evidencia una situación de discriminación laboral. Los trabajadores transfronterizos no solo no cobran los ERTEs desde que cerraron las fronteras y se quedaron sin empleo, sino que no tienen derecho a ayudas por desempleo ni a la devolución del 24% de impuestos que pagan de sus nóminas.“Tres artículos de la ley de extranjería de 2011 (182, 183 y 184) vulneran los derechos de los trabajadores y la ley de derecho internacional, y no se les puede aplicar ningún convenio a estos trabajadores”, según explica Abderramán El Fahsi, secretario general de UGT-FICA Melilla.El artículo 184 establece que la validez de la autorización para que un ciudadano marroquí trabaje en las ciudades autónomas está sujeta al empresario con el límite de tres meses al año. De tal manera que los empleados no están encuadrados en ninguna actividad en concreto y por lo tanto no se les puede aplicar los convenios colectivos correspondientes.Ateniéndose el artículo 183, para la obtención de la autorización de trabajo, los requisitos son los mismos que para un visado de residencia y trabajo. Tanto los empleados extranjeros con permiso de trabajo y residencia como los trabajadores transfronterizos tienen las mismas obligaciones y pagan sus impuestos, pero estos últimos no tienen derecho a estar registrados en las oficinas del INEM. Se quedan sin el derecho al desempleo y son excluidos del sistema de jubilación de la Seguridad Social, al no tener los quince años cotizados.Para El Fahsi, “la ley de extranjería debería ser igual en Valencia, que en Tarragona, que en cualquier comunidad autónoma de España. Si un extranjero aporta un contrato y un certificado de un oficio de difícil cobertura tiene que dársele el derecho de residir. No sabes cómo defender al trabajador transfronterizo porque no lo pueden encuadrar en ningún convenio, es excepcional”.La Agencia Tributaria no establece la definición de residente o no residente, sino que sigue los criterios que establezca Extranjería. Sin embargo, el ministerio de Hacienda explica a elDiario.es que “los trabajadores transfronterizos tributan como no residentes. Es decir, no se les aplica el IRPF porque no son residentes, sino el Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR). Esto conlleva tributar por las reglas de ese impuesto, lo que supone tributar conforme a una escala fija por cada tipo de renta. En este caso renta del trabajo al 24%”.Ante la discriminación de la ley española, que no les permite recibir prestaciones de desempleo a pesar de cotizar, el colectivo de transfronterizos ha pedido ayuda al gobierno central marroquí en algunas ocasiones, pero aseguran que “Marruecos sabe poco de nosotros. Nos hemos encontrado con anteriores ministros de Asuntos Exteriores, pero el problema hay que resolverlo en España porque Marruecos dice que no reconoce Ceuta y Melilla”, explica Mustapha.En España, la confederación de empresarios de Melilla CEME-CEOE ha mantenido varias reuniones con la Delegada del Gobierno de la ciudad sobre este tema, pero de momento no tienen ni respuestas ni soluciones desde el Gobierno de España.“Somos consciente del problema económico y social que están viviendo los trabajadores en Marruecos. También es cierto que muchas empresas de Melilla están mandándoles dinero y han tenido que contratar a otros trabajadores para poder cubrir esos trabajos en las diferentes empresas, con el perjuicio económico que ocasiona estando de altas en las empresas y pagando los seguros sociales a dos trabajadores para un mismo puesto de trabajo”, confirma Enrique Alcoba, presidente de CEME-CEOEAsí mismo, el empresario solicita a Madrid y a Rabat que “como parece ser, que el cierre de la frontera se va alargar algún tiempo, confiamos que tanto España y Marruecos busquen una solución para todos estos trabajadores y empresas que no hay nada legislado sobre este tema”.También, desde Tetuán, Chakib alza la voz para pedir “al gobierno de Pedro Sánchez que se les de una ayuda a los trabajos que está la cosa muy mal, llevamos seis meses sin trabajar; y que tengan los mismos derechos que cualquier trabajador extranjero en el resto de España”.El futuro es tan incierto que ha llevado a algunos ciudadanos a intentar alcanzar España de manera irregular, nos explica uno de los transfronterizos desde Nador. -Si la cosa sigue así no nos quedará otra que entrar ilegal a Melilla, ya que no tendríamos otra opción.-¿Cómo?-Nadando. Muchos de nuestros vecinos que están en Melilla han entrado por el agua.
eldiario.es
Los contratos de los Estados europeos para la adquisición de vacunas contra el coronavirus están rodeados de secretismo
Cada compra anticipada de millones de dosis de vacunas por parte de cualquier país o región es una acción que se anuncia a bombo y platillo. Hay muchas esperanzas depositadas en estos tratamientos preventivos y garantizar a la población que podrá contar con su dosis en el futuro se ha convertido en una importante baza política en todo el mundo. En ese sentido, la Unión Europea (UE) anunció hace alrededor de un mes que había asegurado la compra de 300 millones de vacunas (ampliable a 100 millones más) a AstraZeneca. También se han firmado precontratos con cuatro farmacéuticas más que se encuentran evaluando sus vacunas en ensayos clínicos: 225 millones de dosis a CureVac, 200 millones a Janssen (ampliables a 200 millones más), 300 millones a Sanofi–GSK y 80 millones a Moderna. En total, la UE contará con 1.100 millones de dosis de vacunas, como mínimo, siempre y cuando todas estas vacunas demuestren seguridad y eficacia, algo que no está en absoluto garantizado.La gran difusión mediática sobre la adquisición de vacunas por parte de los estados europeos contrasta con el secretismo que rodea las negociaciones y los contratos firmados entre la Comisión Europea, los Estados y las farmacéuticas. Los detalles de los acuerdos, las personas encargadas de negociar con las empresas farmacéuticas y los procesos de negociación son, hasta ahora, confidenciales. Hasta tal punto son desconocidos que ni siquiera el Parlamento Europeo conoce las condiciones por las que se adquirirán las vacunas.El pasado martes 22 de septiembre eurodiputados de la Comisión de Salud Pública del Parlamento Europeo solicitaron más transparencia en la compra de las vacunas contra el coronavirus. Este llamamiento tuvo lugar durante una reunión conjunta entre parlamentarios europeos, la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Médicos Sin Fronteras y las farmacéuticas Sanofi-GSK y CureVac (Astrazeneca declinó participar) bajo el título: "Cómo asegurar el acceso a las vacunas contra la COVID-19 para habitantes de la UE: los retos en los ensayos clínicos, en la producción y en la distribución".Esta falta de transparencia entre los Estados y las farmacéuticas no se trata de un hecho aislado, sino que es la norma en la mayoría de países. En España, por ejemplo, se desconocen los criterios que emplea la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos para fijar los precios de los fármacos que se recetan. Estos detalles son confidenciales y los procesos de negociación entre la industria farmacéutica y las administraciones sanitarias públicas españolas son opacos.¿Cuáles son las consecuencias del secretismo en la compra de medicamentos? En primer lugar, esta falta de transparencia no permite saber a la población y a los expertos si la fijación de los precios y las condiciones de los contratos se han realizado correcta y honestamente. Por otra parte, que los detalles no se hagan públicos favorece la implantación de precios más elevados para los medicamentos porque obstaculiza la competitividad. En la práctica, esto lleva a precios diferentes porque los hospitales, las comunidades autónomas o los países (según cada caso) desconocen el precio de los medicamentos fijados para otros. Además, la industria farmacéutica tiende a "inflar" sus gastos de I+D de medicamentos para tener más poder a la hora de negociar con las administraciones y así ampliar sus márgenes de beneficios (más elevados que en prácticamente cualquier otro sector).Médicos Sin Fronteras ha publicado recientemente una declaración en la que solicitan que todos los Estados de la UE se adhieran a la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para asegurar la distribución equitativa y justa de las vacunas contra la COVID–19 en todo el mundo. También afirman en dicho comunicado: "Se debería exigir transparencia total a las corporaciones para que revelen los costes de I+D y producción, los precios en todos los países, la situación de la propiedad intelectual y los acuerdos de licencia y de transferencia de tecnología. La responsabilidad reside en este Parlamento para asegurar que toda la financiación, los acuerdos de compra por adelantado y los contratos estén disponibles públicamente. El secreto y privilegio comercial no deberían interponerse a la respuesta a esta crisis de salud global".La OMS lleva años solicitando también una mayor transparencia en diferentes facetas de la industria farmacéutica, como los ensayos clínicos, los diferentes factores que determinan el precio de los medicamentos o las patentes. En agosto, Italia fue el primer país del mundo en tomar medidas contundentes en este asunto. Como explica Belén Tarrafeta, farmacéutica experta en gestión sanitaria y acceso a medicamentos, este país "publicó un decreto que obliga a la industria farmacéutica a una transparencia total para que sus medicamentos entren en el paquete de medicamentos que son reembolsados por la sanidad pública. Esto implica inversiones en I+D, fondos públicos recibidos, gastos en marketing, beneficios, precios negociados para otros países, publicación de datos, etc.".Tarrafeta explica que "se sabe muy poco sobre precios y nada sobre las condiciones de prepago, ni qué pasa si una vacuna falla. Tampoco está claro cómo se van a cumplir las cantidades y plazos de entrega. Todo ello es fundamental para hacer planes y estrategias de vacunación, si hay vacuna. Y para aumentar la confusión tenemos las negociaciones bilaterales por un lado y multilaterales a través de COVAX por el otro, sin que nos acabe de quedar claro si los intereses de unas chocan con las otras, y qué negociación prevalecerá en caso de problemas de abastecimiento".Además, los detalles sobre las posibles indemnizaciones que asumirán los estados para ayudar a las farmacéuticas si aparecen efectos indeseados o inesperados por las vacunas contra el coronavirus tras su comercialización tampoco son públicos. Y la EMA reconoció el pasado 22 de septiembre que, hasta ese día, esta institución no había recibido ningún dato sobre los resultados de los ensayos clínicos de las vacunas contra la COVID-19 y que su proceso para revisar las vacunas comenzará cuando cuenten con estos datos de los ensayos clínicos. Esta agencia añadió que cuando se produzca la autorización o la retirada de una vacuna en la UE, la información sobre este producto con datos anonimizados se publicará a los tres días.La identidad de las personas de la Comisión Europea que están negociando con la industria farmacéutica las condiciones de las vacunas también es prácticamente un misterio. Solo se ha revelado la identidad de uno de los siete individuos involucrados, gracias a la investigación del periódico belga HLN: Richard Bergström, copropietario de la farmacéutica PharmaCCX, involucrado en empresas que ofrecen servicios a múltiples multinacionales farmacéuticas y director general de la patronal de la industria farmacéutica innovadora europea durante años. Ni las preguntas de la prensa ni las de los parlamentarios sobre quiénes son las otras seis personas que están negociando los contratos sobre las vacunas contra el coronavirus han conseguido que la Comisión Europea haga pública esta información. Por otro lado, el periódico holandés Algemeen Dagblad informó de que la Comisión Europea está obligando a los estados miembros a mantener en secreto los contratos de adquisición de vacunas.La ONG Observatorio Europeo Corporativo, cuyo objetivo es mostrar los efectos de los lobbies corporativos en las decisiones políticas de la UE, ha realizado dos solicitudes de Libertad de Información a la Comisión Europea para que publiquen los datos sobre las negociaciones y los acuerdos de precompra de vacunas contra la COVID-19: "Hemos solicitado acceso a los contratos de las vacunas y pedido recibir toda la correspondencia y actas de las reuniones entre los negociadores de la UE y las compañías farmacéuticas". El 6 de octubre de 2020 finaliza el plazo para que la Comisión Europea responda a dicha ONG.Como apunta Belén Tarrafeta: "La falta de transparencia sobre contratos y precios no es nada nuevo. Pero la circunstancia que agrava la negociación en torno a la vacuna COVID es la ingente cantidad de dinero público inyectado en el desarrollo de la vacuna y en aumentar la capacidad de fabricación. Parece legítimo esperar que los resultados de esa inversión, incluyendo conocimiento científico y tecnológico, además de la posible vacuna, sean de dominio público. Y lo mínimo esperable es claridad y transparencia sobre los contratos relativos a una vacuna que, si finalmente se consigue, será gracias a todos".
eldiario.es
Ayuso, un problema para Madrid y para Casado
¿Alguna vez ha reflexionado sobre la situación en la que se encuentra y se ha dicho a sí misma: “a mí todo esto me viene grande”?La conclusión a la que dentro y fuera del PP llegaron muchos hace ya tiempo la convirtió esta semana el periodista Carlos Alsina en una pregunta directa a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una desconocida para los madrileños hace año y medio que se ha convertido hoy en una de las políticas más polémicas del panorama nacional. Por presidir la Comunidad de Madrid, por haber hecho de la confrontación con el Gobierno de España su seña de identidad, por los líos con sus socios de coalición, por sus ocurrencias... O por la suma de todo ello.El diario francés Libération se refirió a ella en mayo como "la representante electa del PP que encadena declaraciones vehementes, contradictorias y surrealistas durante la gestión de la pandemia". "Es un elemento problemático", llegó a decir el diario francés, quien la tachó de "inconsistente" por defender un día el reparto de "pizzas" entre los niños vulnerables de la región y, al siguiente, sostener que "con techos altos" el COVID-19 se curaba más fácilmente.La meritocracia, ya saben, nunca fue el método con el que los partidos eligen a sus candidatos. Tampoco en el caso de Ayuso, cuando fue ungida candidata por el PP a la Comunidad de Madrid por el dedo de Pablo Casado y dejó perplejos a propios y extraños. En su currículum decía que era licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Complutense de Madrid y que había ejercido de periodista en varias agencias de marketing y medios de comunicación, pero en el PP estaban seguros de que no cotizó a la Seguridad Social, más allá de los cargos orgánicos que desempeñó en el área online del partido, como directora de la campaña digital de Cristina Cifuentes o como viceconsejera de Justicia. El caso es que fue elegida por descarte, después de que Casado ofreciera, sin éxito, entre otras a María San Gil y a Cayetana Álvarez de Toledo el cartel electoral de la Comunidad de Madrid, y tras una serie de circunstancias sobrevenidas: la dimisión de Cifuentes; la no elección de su vicepresidente, Ángel Garrido, que acabó yéndose a Ciudadanos, y el efímero gobierno en funciones de Pedro Rollán. Con una talla bastante inferior a la que exigiría gestionar el tercer presupuesto autonómico de España –20.000 millones de euros– y un volumen muy por debajo de anteriores presidentes de Madrid, Ayuso ha dado muestras en este tiempo de que el hábito no hace al monje, de que no son los títulos los que honran a las personas, sino las personas a los títulos y de que no, efectivamente no da la talla. Hoy se ha convertido en un problema para Madrid y el combate contra la COVID-19, pero también en un trastorno más de los muchos que suman Casado y el PP.Pese a que la dirección nacional defiende que hay una "campaña evidente de la izquierda política" contra la presidenta madrileña y que en esta crisis sanitaria se ha puesto el foco "exclusivamente" sobre ella, algunos barones entienden que su "inexperiencia, su tendencia a pisar todos los charcos y la mediocridad de su Gobierno" están haciendo "un daño irreparable" al partido y, por extensión, a su presidente nacional, ya que la suya fue una apuesta exclusivamente de Casado, como lo fue también la de la ya exportavoz parlamentaria, Cayetana Álvarez de Toledo, hoy caída en desgracia.Lejos de escuchar las quejas de los barones, en la reunión del comité de dirección del pasado lunes Casado pidió un cierre de filas con todos los presidentes autonómicos que "luchan contra el virus", pero especialmente con Ayuso, según aseguran fuentes de la calle Génova. "Atacar a Isabel [Díaz Ayuso] es atacar al proyecto político del PP", defienden los mismos interlocutores, que reconocen "algunos errores en la gestión de la presidenta madrileña" pero que, sin embargo, creen que "han sido sobredimensionados por la izquierda".A la mencionada pregunta de Alsina, ella misma respondía del siguiente modo: "No es que me venga grande, sino que es una situación dificilísima que cualquier gobernante conoce bien y solo pienso en cómo solucionarlo. Lo que tengo que hacer es poner todos los recursos que tengo a mi alcance para que la situación acabe cuanto antes". Hasta los antaño entusiastas de Ayuso en el universo político-mediático han tenido que admitir que la improvisación y la permanente obsesión por confrontar con el Gobierno de España han convertido a Madrid en el epicentro de la pandemia sin que desde la Moncloa, por cierto, hagan demasiado por evitarlo, más allá de las reiteradas ofertas de colaboración. Todo en medio de la política espectáculo y el enfrentamiento fácil en los que se ha instalado el Gobierno madrileño, cuyo director general de Comunicación ha presentado esta semana su renuncia. Y van 3 en un año. En el PP hay quien atribuye a Miguel Ángel Rodríguez, secretario de Estado de Comunicación en la etapa de José María Aznar y hoy jefe de gabinete de Ayuso, la responsabilidad de que la presidenta madrileña sea pasto de titulares, y no precisamente por su buen hacer o su patrimonio intelectual. La "factoría Rodríguez", dicen, "tiene más que ver con un reality de televisión", donde todo es espectáculo, que con lo que requiere la política en tiempos de crisis. Ni la experiencia es un grado ni el conocimiento de la administración pública un requisito para formar parte de un Gobierno que, para la oposición madrileña, "ha resultado claramente fallido".Tanto que en círculos populares, según la versión de algunos diputados autonómicos, se ha especulado en alguna ocasión con la posibilidad de que Ayuso diera un paso atrás para ser sustituida por alguno de sus consejeros. Los titulares de Justicia y Hacienda, Enrique López y Javier Fernández-Lasquetty, respectivamente, han sonado con insistencia para una operación con más visos de deseos que realidad en las filas del PP, ya que ninguno de ellos es diputado, lo que imposibilitaría el acceso a la Presidencia, según el Reglamento de la Asamblea de Madrid.Con Ayuso o sin Ayuso, lo urgente es hacer frente a la pandemia y rebajar el número de contagios en Madrid, la primera comunidad en tasa de incidencia que, sin embargo, se niega a adoptar medidas drásticas en el conjunto de la región, pese a lo que aconsejan los expertos y en contra de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. ¿Lo preocupante? Que la presidenta de la comunidad se ha convertido en referente indiscutible de la frivolidad, de la banalización política y de una estrategia basada en azuzar la polarización. Todo porque quienes la asesoran le han hecho creer que está llamada a ser la nueva Juana de Arco, no para la restauración de ninguna corona, sino para combatir a la izquierda radical bolivariana y extremista. El resultado: Madrid lleva semanas instalada en una espiral de preocupantes datos epidemiológicos, aumentan peligrosamente los ingresos hospitalarios (casi 4.000 hospitalizados), faltan rastreadores y la atención primaria está saturada. Pero, ya saben, lo relevante es que Madrid es una "España dentro de España", que no merece ser tratada como cualquier otra comunidad y que los telediarios sitúen a Ayuso en el mismo plano que a Pedro Sánchez. De igual a igual y entre una apoteosis de banderas.
eldiario.es
Primera muerte por covid-19 en un campo de refugiados en Grecia
Las autoridades griegas anunciaron el domingo la primera muerte relacionada con el nuevo coronavirus en un campo de migrantes del país.Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Las huellas dactilares permiten saber por primera vez quiénes hicieron las pinturas rupestres
Un equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Granada (UGR), determinaba este mes de septiembre por primera vez el sexo y la edad de los autores de unas pinturas rupestres halladas en el abrigo de Los Machos, en la vertiente este del Cerro de Jabalcón en Zújar (Granada) a partir del análisis de sus huellas dactilares.Su trabajo, que publica la revista científica Antiquity, ha analizado los 32 motivos pintados en el panel de pinturas del abrigo de Los Machos en la Prehistoria. Los investigadores han identificado que las pinturas realizadas con los dedos en este lugar pertenecen a huellas dactilares de dos individuos diferentes: un hombre adulto, mayor de 36 años, y posiblemente una mujer joven o, más probablemente, un individuo juvenil, que podría ser femenino o masculino.Como ha explicado el investigador de la UGR y de la Universidad de Alcalá de Henares, Francisco Martínez Sevilla, "esta identificación de dos individuos de diferente edad o sexo abre nuevas perspectivas en la interpretación del arte rupestre y nos habla del contexto social en el que se produjo, donde destaca la participación de diferentes miembros de la comunidad. Este trabajo demuestra que la representación en estas pinturas rupestres no estaba limitada a un conjunto concreto de edad o sexo".Este caso supone la primera aplicación del estudio de paleodermatoglifos al arte rupestre, demostrando el importante potencial de esta técnica para los estudios de arte prehistórico. Estos análisis han sido llevados a cabo por el grupo de investigación GROB -Grup de Recerca en Osteobiografia- con la profesora Assumpció Malgosa como coordinadora.Los paleodermatoglifos son huellas dactilares que se encuentran en contextos arqueológicos. Son impresiones de piel antiguas hechas accidentalmente (o incluso voluntariamente)que dejan la huella de su autor/a. Estas huellas digitales se pueden encontrar en diferentes materiales, como en las paredes de cuevas prehistóricas como el abrigo de Los Machos o en superficies cerámicas.En los casos en los que las huellas conservan bien, su estudio permite "identificar el sexo y la edad de sus autores a través del análisis de las crestas dactilares", que son los altorrelieves lineales epidérmicos de lomo redondeado alternando surcos en las huellas.Existen diferencias entre sexos en el número de crestas y en la anchura, porque los hombres tienen crestas mayores que las mujeres, según ha indicado la UGR en una nota sobre esta investigación.De la misma forma, hay particularidades por la edad, ya que, a pesar de que el patrón de huellas dactilares no cambia durante la vida, la distancia entre las crestas aumenta durante el crecimiento y se estabiliza en la edad adulta.El estudio de las huellas dactilares arqueológicas y la comparación con huellas actuales permite definir el sexo y la edad con rangos de probabilidad."En este trabajo hemos realizado un estudio interdisciplinar del panel de arte Esquemático del abrigo de Los Machos. El arte Esquemático es uno de los tres estilos definidos para la península ibérica, junto al Levantino y el Macroesquemático, para la Prehistoria reciente. El esquematismo es un estilo pictórico que aparece en la toda la Península y que se data desde el Neolítico Antiguo a la Edad del Cobre (mediados del VI al III a.C.)", ha indicado el investigador.En esta investigación, los autores han realizado un análisis del abrigo rocoso y del panel pictórico, incluyendo su morfología geológica (causante de la conservación y durabilidad de las pinturas a lo largo del tiempo); las técnicas utilizadas en la aplicación de la pintura; el contexto arqueológico regional; la atribución cronológica y la identificación del perfil biológico de los autores de las pinturas a través del análisis de paleodermatoglifos (huellas dactilares antiguas).En el estudio han participado, además de Francisco Martínez Sevilla, Meritxell Arqués, Xavier Jordana y Assumpció Malgosa (Universidad Autónoma de Barcelona); José Antonio Lozano Rodríguez, Margarita Sánchez Romero y Javier Carrasco Rus (Universidad de Granada) y Kate Sharpe (Universidad de Durham en el Reino Unido).En el panel de pinturas del abrigo de Los Machos se han identificado 32 motivos pintados, entre los que se encuentran mayoritariamente figuras antropomorfas, circulares y geométricas. Las pinturas probablemente se hayan conservado al completo, como avala el estudio geomorfológico y su disposición. La superposición de las figuras y los diferentes colores de los pigmentos indican la presencia de dos fases de pintura, que podría representar dos episodios cronológicos distintos."El análisis del ancho de los trazos nos ha permitido confirmar que el pigmento se aplicó con los dedos, y que las huellas dactilares documentadas pertenecen a la fase 2, la más reciente, de un pigmento ocre oscuro", han apuntado los autores.
20minutos.es
El Gobierno mejora las ayudas a las empresas afectadas por los rebrotes en su oferta para la prórroga de los ERTE
Últimos esfuerzos para cerrar un acuerdo sobre el mantenimiento de los ERTE. La última oferta del Gobierno mejora las ayudas a las empresas que vean limitada su actividad por las medidas sanitarias para reducir los contagios del virus, los llamados "ERTE por rebrotes". El documento eleva las exoneraciones en las cotizaciones sociales que pagan las empresas que apliquen estos expedientes, según ha podido comprobar elDiario.es, con ahorros del 85% y 75% en el abono de las cuotas en octubre y noviembre, según si la empresa tiene menos de 50 trabajadores o una plantilla de 50 empleados o más. Para los meses de diciembre de 2020 y enero de 2021, las exenciones cubrirían el 70% y 60 % en el primer caso y el 60% y 50% en el segundo. Esta propuesta, realizada este fin de semana a los empresarios y sindicatos, mejora la ofertada a finales de la semana pasada por el Ejecutivo. La negociación para lograr un nuevo pacto en la prórroga de los ERTE a partir de octubre afronta este lunes su recta final en una semana clave también para la continuidad de las ayudas a los autónomos. Los actuales ERTE derivados de la pandemia caducan el próximo miércoles, 30 de septiembre, por lo que el Gobierno tiene previsto llevar al Consejo de Ministros del martes las nuevas condiciones de los expedientes de regulación temporal de empleo. Con conversaciones cada vez más complicadas, especialmente con los empresarios, la mesa de diálogo social que forman el Gobierno, los sindicatos y las patronales mayoritarias se retomará este lunes por la mañana para intentar lograr un consenso en esta tercera prórroga, en la que el Ejecutivo quiere aplicar por primera vez una diferenciación en las ayudas para las empresas en ERTE más afectadas por la pandemia. El ministro José Luis Escrivá advirtió la semana pasada de que las "restricciones presupuestarias" obligan a concentrar los recursos en las compañías que, pese a su viabilidad, lo están pasando peor y todavía deberán afrontar meses muy duros en los que no puedan recobrar su actividad, como el sector turístico, los transportes y la cultura, entre otros. El planteamiento del Gobierno supone aumentar y centrar las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social en estas actividades más afectadas por la pandemia, a través de una lista de sectores según su código del CNAE, con exenciones de hasta el 85%. Esta mayor protección alcanzaría de manera directa a las compañías en ERTE en estos sectores, pero también a aquellas que tengan la mayoría de su facturación dependiente de estos (por ejemplo, un supermercado en una zona turística como Ibiza) y a las que formen parte de su cadena de valor. Las empresas tendrán que justificar estas situaciones ante la autoridad laboral. Además de este enfoque más sectorial, el Ejecutivo ofrece la posibilidad a cualquier empresa (de todos los sectores) de aplicar un "ERTE por rebrote" si se ve afectada por nuevas restricciones o medidas de contención frente el virus que paralicen su actividad o que la limiten respecto a su funcionamiento normal, por ejemplo con limitaciones de aforo. Esta última modalidad de ERTE es la que ha mejorado el Gobierno en su última propuesta con mayores exoneraciones en las cuotas ante las reticencias, sobre todo de los empresarios, de una prórroga de los ERTE diferente según la actividad, que temen que deje fuera a empresas afectadas por la pandemia de manera menos evidente. Uno de los principales escollos pasa porque la lista de CNAE que implican la prórroga directa de los ERTE no incluye la hostelería y el comercio, según fuentes del diálogo social consultadas por elDiario.es. El planteamiento del Gobierno considera que las empresas de estos sectores pueden acogerse a ERTE a través del resto de vías habilitadas: si su facturación depende de los sectores más afectados, si forman parte de su cadena de valor o si se ven afectadas por nuevos rebrotes que limiten su actividad. Para este último caso, el Gobierno ha elevado las exenciones en las cuotas de las empresas que, aunque no vean paralizada por completo su actividad, sí tengan algún tipo de limitación en su desarrollo normal, como puede ser la imposición de aforos y las limitaciones horarias, que alcanzan a la hostelería y el ocio nocturno, por ejemplo. El pasado viernes, la graduación de las exenciones entre octubre y enero eran inferiores (se quedaban al final en el 40% y 30% de la cuota), mientras que el último documento incluye porcentajes del 60% y 50% en enero de 2021, para empresas de menor y mayor plantilla, respectivamente. "Los empresarios no vamos a aceptar ninguna propuesta que deje fuera a sectores y empresas afectados por la pandemia", ha afirmado el líder de la CEOE, Antonio Garamendi, en una entrevista en ABC publicada este fin de semana. Este lunes se verá si la oferta mejorada contenta a los empresarios o si la consideran insuficiente, lo que implicaría que retirarían por primera vez su respaldo al Gobierno en la prórroga de este mecanismo de 'hibernación del empleo'.
eldiario.es
Impactante accidente en el Rally Coeur de France
Voló varios metros. Espeluznante. Este fin de semana ha tenido lugar el Rally Coeur de France. Durante la tercera prueba del campeonato, Lucas Zielinski y su copiloto Enzo Mahinc han sufrido un impactante accidente al quedarse sin frenos. Cuando el...
lavanguardia.com
La Justicia, el Gobierno y el rey
¡Vaya semanita en lo judicial –o parajudicial–! Bueno, y en lo gubernamental y en la jefatura del Estado. Casi todas las instituciones básicas del Estado enredadas en un lío fenomenal –doy por hecho que pronto entrará en juego el Parlamento–, lío cuyas claves no son fáciles de conocer por completo y que yo no me atrevo ni a tener por sobreentendidas.Mucho se ha especulado sobre lo que ha ocurrido en torno a la ausencia del rey en el acto de entrega de despachos a la nueva promoción de juezas –33 mujeres– y jueces –29 hombres– que acaban de acceder a la función judicial. Pero de todo lo dicho y escrito, poco tiene base cierta conocida, aunque algunos de los múltiples comentarios pudieran acertar, lo que solo se sabrá con el tiempo y dosificadamente.Hay que partir de determinadas certezas –que, sin duda, están sometidas, como todo, a reflexión y debate–, de algunas evidencias y de la poquísima información proporcionada por quien venía obligado a ello. De un lado, como certezas, la clara conexión constitucional entre la Justicia y el rey, pues no en vano –o sí– el artículo 117.1 de la Constitución dispone que "la justicia emana del pueblo y se administra en nombre del rey", así como el claro nexo entre los actos del rey –y sus omisiones, desde luego– con el Gobierno, que, como a estas alturas ya sabemos sobradamente, ha de refrendarlos por expresa previsión del artículo 64.1 del texto fundamental.Las evidencias son pocas, pero muy relevantes: la ya dicha ausencia del rey en dicho acto, lo que habría sido decidido por el Gobierno. Algo que está costando mucho expresar con claridad, pues ni la vicepresidenta Calvo ni el ministro de Justicia Campo –menos aún el presidente– pudieron o quisieron hacerlo en un primer momento, limitándose a afirmar absurdamente que la decisión era la correcta, sin asumirla como propia ni expresar los motivos de su pretendido acierto. Algo que ha generado, innecesariamente, un mar de elucubraciones en el que muchas personas y grupos nadan a placer interesadamente.¿No debía el Gobierno a la ciudadanía una explicación al respecto? ¿No debía, más allá de asumir su decisión tarde y mal, haberla comunicado y motivado con seriedad, para que se conocieran sus razones? Razones que, hoy por hoy, desconocemos, salvo una apelación a la seguridad del rey –que ni siquiera estoy segura proceda del propio Ejecutivo– y salvo informaciones, opiniones y divagaciones periodísticas de todos los colores y en todos los sentidos que no me atrevo a dar por verdaderas en su integridad, pues en su conjunto resultan, claro está, totalmente incongruentes y contradictorias.Así pues, ¿por qué el Gobierno no ha explicado ya, desde el primer momento, esta decisión, cuya gravedad es innegable? Y digo gravedad porque, siendo cierto que la presencia del rey en tal acto no ha sido desde siempre –dice Elisa Beni que solo lo es desde el año 1996 y yo puedo asegurar que, al menos en el año 1987, no hubo rey en la entrega de despachos a aquella promoción judicial–, lo grave es que se decida su ausencia cuando previamente estaba decidida su presencia o bien era lo esperable dada la práctica habitual.No niego que pueda haber motivos razonables para ello; es más, debe haberlos, sin duda, ya que exactamente dieciocho días antes el rey había presidido con normalidad el acto de apertura del año judicial y que, de no haber poderosas razones, sería una decisión incomprensible y auténticamente temeraria. Y el pueblo, ese ente del que, según la Constitución, emana la Justicia, bien puede comprenderlos, valorarlos y enjuiciarlos políticamente para, en su caso, en su día, exigir las responsabilidades que estime oportunas.Pero, no habiendo el Gobierno explicitado tales razones, no me atrevo siquiera a imaginarlas, so pena de incurrir en similar temeridad –sin pretender en modo alguno sugerir que sean temerarias las voces y plumas que opinan/informan/especulan sobre ello–.¿Y qué decir de la respuesta del rey, que la ha dado? Porque no se puede calificar de otro modo la llamada hecha al presidente del CGPJ –el señor Lesmes, anfitrión del acto en cuestión, a quien también se acusa desde algunas posiciones de contribuir grandemente a todo lo ocurrido– manifestándole que le habría gustado estar allí. Pues, más allá de que se "aclarara" que se trató de una llamada de mera "cortesía", lo cierto es que es difícil valorarla simplemente como tal, máxime cuando se hizo pública en aquel marco. Ahora bien, ¿puede calificarse esa llamada como una "maniobra contra el Gobierno democráticamente elegido, incumpliendo de ese modo la Constitución que impone su neutralidad", como ha hecho el ministro Garzón?Pues depende, pues si el rey y sus asesores eran conscientes de que esa llamada expresaba una opinión contraria o un desacuerdo con la decisión del Gobierno y que podía hacerse pública –no sé cómo se habló esto con el señor Lesmes– y que, en consecuencia, podía ser interpretada como lo ha sido, pues en tal caso fue, sin duda alguna, una actuación contraria al Gobierno o, al menos, tendente a dejar de manifiesto tal desacuerdo. No sé si ello significa que el rey "maniobra contra el Gobierno", lo que sería extraordinariamente grave, pero sí que parece haber, al menos, mar de fondo en las relaciones entre ambas instituciones o, a lo más, un serio conflicto, lo que conviene aclarar de inmediato.Aclaración que, para la ciudadanía, se produciría si el Gobierno informara puntual y cumplidamente de las decisiones que toma en relación con la Corona –en este caso con su actividad institucional, pero hace menos de dos meses, acerca de la salida del país del anterior jefe del Estado en circunstancias más que controvertidas–. Lo dicho, información y respeto para una ciudadanía con derecho a saber y a decidir.
eldiario.es
Zuloaga dice que el PSOE de Cantabria "seguirá insistiendo" para que se pague la deuda de Valdecilla
El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha manifestado que su objetivo es que se cumpla el pago de la deuda del Estado con el hospital Valdecilla y que el PSOE de Cantabria "va a seguir insistiendo" para que así sea. No obstante, ha...
publico.es
Ayuso pide "soluciones intermedias creativas" en lugar de "confinar sin más" Madrid
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado al Gobierno de cambiar de criterio respecto a los indicadores para establecer restricciones de movilidad en la región por el aumento de contagios de coronavirus. Lo ha hecho en una entrevista en Antena 3, en la que ha asegurado que “el confinamiento total en Madrid no es posible” y que “Madrid no se puede confinar sin más”. “Eso es lo fácil. Hay que ir a soluciones intermedias creativas”, ha pedido Ayuso. NOTICIA EN AMPLIACIÓNTE PUEDE INTERESAR Salvador Illa: "Si Madrid no revisa sus decisiones, veremos lo que hacemos y actuaremos en consecuencia" Martínez-Almeida: "Ayuso está haciendo la gestión que procede" Ayuso posa junto a Mar Torres, exnovia de Froilán, en una terraza de Madrid
huffingtonpost.es
Ansu Fati impresiona de nuevo con un doblete
Ansu Fati se convirtió en el gran protagonista del estreno del Barça en la Liga frente al Villarreal . El extremo sigue impresionando pese a tener solo 17 años. Inauguró la cuenta goleadora de su equipo esta temporada con un disparo seco desde...
lavanguardia.com
Perfilados cinco de los seis nombramientos clave del Pleno del CGPJ
Esta semana se ponen sobre la mesa tres plazas de la Sala Penal del Tribunal Supremo y las presidencias de las salas Militar, Social y de lo Contencioso Leer
elmundo.es
El colapso sanitario de Madrid llega a los colegios: no hay control sobre los brotes
La falta de trabajadores y protocolos claros imposibilitan el control de los contagios, poniendo en riesgo a docentes y familias. Salud Pública no contesta a tiempo a los centros, los rastreadores no llaman a las familias y los sindicatos estiman que hay hasta un 30% más de aulas confinadas de las que cuenta la Comunidad de Madrid.
publico.es
Las claves de la gestión alemana: "Reaccionamos antes"
El país asumió medidas contra la amenaza de la segunda ola con cuatro semanas de ventaja, aunque ahora teme un fuerte repunte en otoño El número de jóvenes emancipados explica el menor contagio en el ámbito familiar Leer
elmundo.es
Estas son las zonas de Madrid donde se aplicarán restricciones este lunes
Se permite circular dentro de las zonas afectadas, pero las reuniones privadas se reducirán a seis personas. Además, quedan cerrados los parques y el comercio reduce su aforo al 50 por ciento.
publico.es
Illa, Illa, Illa; Illa granujilla
Camuflado como un filósofo que sólo busca la verdad, Salvador Illa es, seguramente y antes que nada, otro político con uniforme Leer
elmundo.es
Álex Rins rinde tributo al fallecido Luis Salom en Montmeló
“Quiero dedicar el podio a Luis Salom”, dijo Álex Rins en el Parc Fermé. El piloto catalán que logró la tercera posición en el GP de Catalunya de MotoGP dijo sentirse muy bien de estar de vuelta en el podio “desde Silverstone, pues desde entonces...
1 h
lavanguardia.com
Ayuso insiste en que Madrid “no se puede cerrar” y ve motivos políticos en el reclamo de Sanidad
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mantenido su rechazo al confinamiento total y ha defendido este domingo que “Madrid no se puede cerrar”, como le pide el Ministerio de Sanidad, contra el que ha cargado al...
1 h
lavanguardia.com
La eterna lista de espera de las infraestructuras
y atrás quedan los años de vino y rosas de construcción de nuevas infraestructuras en este país. La década de los 90 y principio del siglo actual supusieron toda una transformación, derroches incluidos, de las comunicaciones terrestres mediante el desdoblamiento de carreteras nacionales en autovías, construcción de otras nuevas, autopistas de peaje y la llegada de otro medio de comunicación revolucionario como ha sido la red de ferrocarril de alta velocidad. En suma, miles y miles de millones invertidos por sucesivos gobiernos que han ayudado a tener una red de movilidad de las punteras. En esa política expansiva, Castilla-La Mancha resultó muy beneficiada en muchas partes de su territorio por su situación como comunidad de paso de las redes de comunicación que parten de la Comunidad de Madrid hacia otras regiones. Por tanto, todo lo que ahora con la pandemia del coronavirus aparecen como un problema, entonces la vecindad con Madrid supuso una ventaja total. Pero llegó la crisis financiera de 2008 y lo primero en caer fueron las inversiones en infraestructuras, tanto del Gobierno central como de los autonómicos. Había otros frentes sociales a los que atender y la inversión en obra pública quedó tiritando, así que proyectos de nuevas vías de comunicación que tenían que ir mejorando y completando todo lo realizado quedaron en el limbo. Ydesde hace más de una década siguen ahí. Precisamente, hace unos días el sindicato Comisiones Obreras de la región reclamaba que los Presupuestos Generales del Estado y los de la Junta de Comunidades para el ejercicio de 2021 contemplen «inversiones muy necesarias» en la provincia toledana, para reactivar el empleo y la actividad económica. El sindicato propone que esos presupuestos para el año próximo tienen que abordar la electrificación y desdoble de la vía del tren que une Illescas, Torrijos, Talavera y Oropesa y también la terminación de la autovía A-40 en los tramos Toledo-Ocaña y Ávila-Maqueda. Visita de Ábalos Pero además de esas dos tramos de autovía inconclusos, habría que añadir otros proyectos enquistados desde hace muchos años. Al margen del AVE Madrid-Lisboa, el más notorio posiblemente en el apartado de carreteras es el desdoblamiento en autovía de la carretera N-401 entre Toledo y Ciudad Real, largamente debatido, corregido en su posible trazado por causas medioambientales pero al fin y a la postre metido en un cajón sin visos de salir adelante. Por ahora, todo humo. En este apartado de carreteras hay que incluir también la terminación de la A-43 la autovía que comunicará Extremadura con la Comunidad Valenciana a su paso por la zona sur de Castilla-La Mancha. Precisamente esta va a ser una de las peticiones que al parecer va a realizar el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, en un encuentro que el viernes pasado anunció que se producirá en Toledo «en pocos días». En esa reunión, Page anunció que también se pondrá encima de la mesa la conexión ferroviaria con el Atlántico. Otras peticiones Además de grandes vías de comunicación, el sindicato CCOO también ha reclamado las inversiones necesarias para mejorar y culminar los accesos del nuevo hospital de Toledo, así como la materialización de las inversiones ya comprometidas con Talavera de la Reina, que el sindicato califica como «demandas históricas». Por este motivo, el sindicato solicita que se le de a conocer la planificación detallada, la concreción de los plazos de ejecución y piden ver plasmadas en los respectivos presupuestos las partidas correspondientes. El secretario general de CCOO de Toledo, José Luis Arroyo, considera que «para sostener la actividad económica y el empleo en estos tiempos de pandemia, los gobiernos de todas administraciones públicas, así como sus respectivos parlamentos y plenos, tienen que priorizar las inversiones en infraestructuras a la hora de elaborar y aprobar los presupuestos para 2021». También aboga porque se destine a obra pública una parte importante de los fondos de la Unión Europea, así como de los remanentes de las entidades locales. Comisiones Obreras de Toledo ve necesario que los gobiernos, grupos políticos y agentes sociales, ante el impacto «sin precedentes» de la crisis sanitaria en la economía y en el empleo, planteen alternativas estratégicas y se alcance acuerdos para sostener la economía y atender las necesidades sociales, laborales y empresariales mientras dure la pandemia. Y también considera que es conveniente para «construir un modelo económico sólido, viable y sostenible para una vez que la superemos, porque previsiblemente van a cambiar muchas cosas en la sociedad, la economía y el empleo». Arroyo plantea que hay que lograr dotación presupuestaria para las infraestructuras que la provincia necesita, y cuya ejecución ha explicado que permitirá «sostener actividad y generar empleo en estos momentos tan complicados». Acabar la Autovía de La Sagra La singular Autovía de La Sagra, por su diseño en varios tramos en forma de Y, en este caso de competencia autonómica, es otro ejemplo de los efectos de la crisis y por tanto de obra no concluida. Lo cierto es que su construcción tuvo lugar en plena crisis financiera de la década pasada. De ahí que el entonces gobierno socialista autonómico presidido por José María Barreda llegase solo a inaugurar, el 4 de mayo de 2011, dos tramos de los tres que comprende, y además uno de ellos sin rematar. Se abrió ese día el tramo de Valmojado a Illescas, y desde este punto el ramal que se bifurca hasta Añover de Tajo, que se dejó sin terminar a poco más de un kilómetro de su destino. Eso se produjo el 9 de enero de 2017, siendo presidente Emiliano García-Page. Pero queda por terminar el ramal que va desde Illescas hasta la A-4 cerca de Borox. ¿Para cuando?
1 h
abc.es
El Gobierno y el Poder Judicial recrudecen sus hostilidades
La batalla por el control de la Justicia es recurrente en democracia. Más aún cuando la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se halla empantanada. Pero ahora la pugna ya no se libra solo entre Gobierno y oposición, que también, sino entre el Ejecutivo y la cúspide de los jueces. Entre dos poderes del Estado. Un escalón más. La Moncloa no esconde su profunda irritación contra el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, por intentar "utilizar al Rey" para su pulso con el Ejecutivo y por reactivar los nombramientos de jueces, pese a que el mandato del órgano venció hace casi dos años. La visión del CGPJ es totalmente distinta: fuentes del Consejo se defienden recordando que Lesmes no cargó contra el Gobierno por vetar a Felipe VI en la entrega de despachos judiciales el pasado viernes en Barcelona, y recuerdan que por ley están obligados a seguir nombrando magistrados en tanto no llega la renovación. Porque así ha ocurrido antes. Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/
Viva Sánchez
A menos que los constitucionalistas hagamos algo pronto, el jaque mate se acerca.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Simeone: "Siento que tengo la obligación y la responsabilidad de pensar partido a partido"
El Atlético de Madrid ha comenzado La Liga goleando con un 6 a 1 en el Metropolitano al Granada. Fueron Diego Costa, Joao Félix, Correa, Llorente y, por partida doble, Luis Suárez los encargados de anotar. Jorge Molina abría el marcador para el Granada. Diego Pablo Simeone mostró un mensaje claro mantiene su partido a partido y ahora "solo piensa en el Huesca".
1 h
publico.es
Salvador Illa: "Si Madrid no revisa sus decisiones, veremos lo que hacemos y actuaremos en consecuencia"
Salvador Illa ha vuelto a insistir, por cuarta vez en apenas tres días, en que la Comunidad de Madrid debe revisar sus decisiones sobre las restricciones de movilidad y tomar las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. “Si no lo hacen, veremos lo que hacemos”, ha dicho el ministro de Sanidad, que ha sido entrevistado por Ana Pastor en El Objetivo de LaSexta. En dicha entrevista, Illa se ha negado a anticipar ningún escenario, pero ha dejado claro lo que harán si el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no hace caso a sus recomendaciones: “Valoraremos y actuaremos en consecuencia”. El ministro espera que “en las próximas horas o días” el Gobierno regional rectifique sus medidas, que se limitan a establecer restricciones a varias zonas sanitarias de la capital. Sanidad quiere que las restricciones se amplíen a toda la capital y a todos los municipios con incidencia acumulada superior a 500 contagios por cada 100.000 habitantes. Illa ha justificado esta recomendación no sólo por este indicador, sino también por los de hospitalizaciones e ingresos en UCI. Pese a las críticas del Gobierno de Ayuso, el ministro asegura que su postura “no es una batalla ideológica”, que las recomendaciones “no son gratuitas” y ha pedido “actuar con determinación” y “tomar el control” de la pandemia en Madrid. Illa ha insistido en que el principal escenario que contempla el Gobierno es el de “cooperación” con la Comunidad de Madrid y que, por ese motivo, ha trasladado a Ignacio Aguado, vicepresidente madrileño, que se mantienen las reuniones del Grupo Covid 19 establecido en la región. “No venimos a tutelar ni a imponer, venimos a ayudar. Pero para eso hay que dejarse ayudar”, ha dicho. TE PUEDE INTERESAR Ayuso, dispuesta a cerrar Madrid si se aplica el mismo criterio en el resto de comunidades Martínez-Almeida: "Ayuso está haciendo la gestión que procede" Ayuso posa junto a Mar Torres, exnovia de Froilán, en una terraza de Madrid
1 h
huffingtonpost.es
Se ha reescrito un crimen
Igual lo que sucede es que el partido decano de la política española es también el más cobarde.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Ayuso: "Voy a pedir al Gobierno una fórmula intermedia, Madrid no se puede cerrar sin más"
"Las circunstancias van a ser peores si no nos cuidamos entre nosotros". Isabel Díaz Ayuso sabe que la situación en Madrid es complicada, pero insiste en la necesidad de que haya "unidad" entre administraciones para lograr controlar la segunda ola de la pandemia de coronavirus, que tiene a la Comunidad como el principal foco de Europa. En sus conversaciones con el Gobierno central, la presidenta tiene clara su postura: "Voy a pedir una fórmula intermedia, Madrid no se puede cerrar sin más".En una entrevista en Antena 3, Ayuso ha explicado que es contraria a un cierre completo de la autonomía. Y lo ha resumido en una frase. "Madrid tiene la obligación de seguir adelante porque es un motor económico", comentó, antes de añadir que el confinamiento total a nivel regional "no es posible". Esto, eso sí, es algo que sí parece estar sobre la mesa del Ministerio de Sanidad.Más información en breve.
1 h
20minutos.es
De payasos y racistas
Todos los biempensantes que repiten eso de que no se puede ser nacionalista y de izquierdas deberían estudiar a fondo la biografía de Barrera.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Ayuso descarta cerrar Madrid: «El confinamiento total no es posible, nos estamos arruinando»
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mantenido su rechazo al confinamiento total y ha defendido este domingo que «Madrid no se puede cerrar», como le pide el Ministerio de Sanidad, contra el que ha cargado al entender que el cambio de criterio obedece a motivos políticos. Tras el choque con el Gobierno de Pedro Sánchez, que pide confinar municipios con incidencia acumulada de más de 500 casos por cada cien mil habitantes, Ayuso ha asegurado que es el Ejecutivo central el que rompe la unidad y ha señalado que seguirán pidiendo «la misma foto», la de la unidad, y recursos y ayudas para poder llevar a cabo su plan. «El confinamiento total no es posible», ha subrayado Ayuso en una entrevista con Antena 3 en la que ha defendido que Madrid tiene «una estrategia muy clara»: «que las personas que están contagiadas se pongan en cuarentena y avisen a su familia» mientras el resto siguen «adelante». La presidenta madrileña ha abogado por una «situación intermedia» y por fórmulas creativas, más complicadas que un confinamiento total, que «fue fácil» en la primera etapa de la pandemia, pero ahora «estamos viviendo las consecuencias» y «nos estamos arruinando».
1 h
abc.es
La expansión de la pandemia en Andalucía empuja a Moreno a pedir al Gobierno que "coordine una respuesta homogénea" en toda España
El Ejecutivo de PP y Ciudadanos en Andalucía ha reclamado por carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, una "respuesta homogénea" a la pandemia en todas las comunidades autónomas "coordinada por el Gobierno central. Andalucía, con 788 casos, se ha convertido en la región que más contagios ha reportado este domingo, por delante de Madrid y Catalunya. Poco después de que la Junta publicara el último informe de datos registrados, el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, ha difundido en su cuenta de Twitter la carta que el consejero de Salud, Jesús Aguirre, ha remitido a Illa, reclamando que el próximo Consejo Inteterritorial de Salud establezca los mismos "criterios objetivos, científicos y epidemiológicos en todo el territorio nacional".La reclamación de Andalucía al Gobierno sirve de soporte al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso, enfrentado frontalmente al Gobierno de Pedro Sánchez por sus discrepancias sobre las medidas sanitarias y de seguridad que necesita Madrid. La capital de España, con el mayor promedio de contagios y hospitalizaciones del país, ha tensionado hasta el límite las relaciones institucionales entre el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud. La tregua que firmaron Sánchez y Díaz Ayuso el pasado lunes apenas duró 48 horas, y la semana terminó con el estallido de una bronca considerable, con la dimisión del portavoz de Salud que debía coordinar las estrategias de ambas administraciones, y con Illa exigiendo al Gobierno regional que adoptase medidas más duras que éste se ha negado a aplicar (un confinamiento más severo)."Respuestas homogéneas" es lo que reclama Díaz Ayuso, y el presidente andaluz escuda esta reclamación, en consonancia con el mensaje que está trasladando la dirección nacional del PP. "La situación de la pandemia está empeorando. Hay que seguir adoptando decisiones y Andalucía lo hará, pero el Gobierno de España debe marcar ya unos criterios objetivos para todo el territorio que justifiquen las medidas más intensas", ha escrito este domingo Moreno. Los populares andaluces piden que "ante una misma situación se de una misma respuesta con independencia del territorio nacional donde se produzca".Es un debate que trasciende lo sanitario, que tiene muy en cuenta el impacto que otro confinamiento puede provocar en una economía muy mermada. También es un debate en el que los actores han cambiado de posición. El estado de alarma, que se prolongó entre el 14 de marzo y el 22 de junio, dejó en manos del Ministerio de Sanidad el control y la coordinación de la pandemia, el "mando único", retirando las competencias sanitarias a las comunidades autónomas. Esta situación se dilató tres meses, con prórrogas aprobadas por el Congreso cada 15 días, aunque las últimas no contaron con el respaldo del PP. La dirección de Pablo Casado empezó a acusar a Sánchez de estar abusando del estado de alarma, y los barones regionales apremiaron para recuperar sus plenas competencias para gestionar la pandemia.Después del 22 de junio, la Junta de Andalucía empezó a decidir sobre las medidas de restricción y seguridad en su territorio, siempre con un ojo en la ocupación hospitalaria y con el otro en la ocupación hotelera (a las puertas de una temporada estival sin vuelos internacionales). En esta fase de desconfinamiento, cada comunidad adoptaba decisiones más o menos duras, según la situación del coronavirus en su territorio. "Las circunstancias son diferentes en una región y en otra, no sólo por la tasa de contagios, sino por el volumen de población, los turistas que reciben, la movilidad... hay que adaptar las medidas de respuesta a la pandemia a la realidad de cada uno", explicaron entonces desde el Ejecutivo andaluz.La segunda ola de contagios se ha precipitado en todos los territorios. Andalucía ha acelerado su ritmo de infecciones -1.500 diarios de media- y hospitalizaciones, aunque su capacidad clínica sigue siendo holgada, muy lejos de la situación crítica de Madrid. Moreno anunció el sábado, en un acto del PP con alcaldes, que su Gobierno aprobará este lunes nuevas medidas de seguridad para frenar el virus, sobre todo en la treintena de municipios que sufren un promedio de contagios similar a las zonas de Madrid que han sido confinadas.
1 h
eldiario.es
Activismo judicial y conservadurismo
Lo que la izquierda llama “jueces conservadores” son por lo general jueces que defienden lo que se creía que defendían todos: aplicar las leyes.
1 h
Diario online con noticias de última hora...
Primera muerte por covid-19 en un campo de refugiados de Grecia
El hombre, un afgano de 61 años, residía en el campamento de Malakassa, según informa la Agencia AFP.
1 h
publico.es
La FIA rectifica a última hora tras las amargas quejas de Hamilton: "Están tratando de detenerme"
Los comisarios cambian los dos puntos de sanción en el carnet del británico por una simple multa de 25.000 euros a Mercedes. Leer
1 h
elmundo.es
Tríptico memorable
Cada año se publican novelas buenas y malas, las que han ganado premios y las que se han cocido lentamente, con la persistencia de quien intenta juntar todos los hilos para que tengan sentido. Novelas para pasar el rato o para pensar, reflejando un mundo, que distorsionan o nos acercan. O novelas intrascendentes que no sabes por qué se han editado. Y, después, más allá, mucho más allá, hay obras que serán perdurables, henchidas de un imaginario que nunca olvidaremos, monumentos que serán, como decía Horacio, más duraderos que el bronce.Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/
¿Estamos preparados para el aprendizaje híbrido?
Con un esfuerzo admirable los docentes han conseguido que las escuelas sean un espacio de aprendizaje acogedor, a pesar de las mascarillas y las distancias. Los cambios organizativos consumen muchas energías. Es comprensible que se sientan abrumados cuando ven que a la vieja burocracia se añaden los protocolos de salud y han de prepararse para la llamada 'educación híbrida'.Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/