Principal
Carta de una profesora agotada: «Estoy cansada de sentir que el objetivo que tienen no es aprender sino aprobar»
Creo que es la primera vez en veinticinco años como docente que siento el desasosiego, que no tengo ánimo suficiente para abrir la plataforma y leer los mensajes de los estudiantes, que no tengo desviados los avisos al correo personal, y es porque necesito volver a construirme esa pequeña burbuja de cristal transparente donde proteger mi pequeño espacio personal. Supongo que fui utópica cuando esto empezó, cuando sentí que este aislamiento social nos iba a hacer mejores, que las ganas de abrazar que teníamos nos iba a hacernos sentir cerca pese a la distancia, que los estudiantes iban a mirar al futuro con ganas de mejorar y cambiar el mundo, porque solo en ellos está nuestro futuro. Pero eso fue, una utopía que poco a poco se fue diluyendo como una tenue brisa que ya no está. Aquel espíritu inicial nos hizo dar lugar a una sobrecarga de trabajo intentando buscar cercanía en el cable de la red, siempre sabiendo que era esta una situación forzada y quizá pensando que iba a durar menos de lo que realmente ha sido. Nuestros mensajes a los estudiantes intentaron transmitir cariño e interés por sus personas queridas, desde una distancia en la que no sabíamos cómo estaban, ni si estaban sufriendo una pérdida o una enfermedad. Sus respuestas, sin embargo, transmitieron exigencia hacia nosotros, una sensación de que debíamos dar infinito, por si no era ya suficiente abrirles las puertas de nuestra casa, porque ahí estábamos cada semana, mi marido, mis hijos y las decenas de estudiantes que se asomaban al salón de mi casa, al lugar que en otro tiempo fue mi refugio. Estoy cansada, cansada de sentir que el objetivo que tienen no es aprender sino aprobar, y si puede ser con poco esfuerzo, tanto mejor. Pero en el fondo lo que más me duele es la tristeza al sentir que he perdido la emoción por enseñar, que me han robado el ansia de aprender. Quiero, sin embargo, terminar mi carta con una petición de disculpa a esos pocos estudiantes, muy pocos, que han sido correctos, que se han preocupado por preparar con mimo e ilusión sus tareas, que tuvieron alguna palabra capaz de sacarnos una sonrisa. Ellos, sin saberlo, consiguieron que conservásemos un hilo de energía para terminar el curso. * Blanca Arteaga-Martínez es profesora y vive en Madrid. Si tú también quieres compartir tu testimonio sobre cómo estás viviendo la situación provocada por el coronavirus puedes hacerlo escribiendo a testimonioscoronavirus@abc.es Debes indicarnos tu nombre completo, DNI y lugar de residencia. Seleccionaremos las historias más representativas para publicarlas en ABC.es
abc.es
Fermín Villar: “La Rambla tiene que ser una oportunidad”
El presidente de Amics de la Rambla, Fermín Villar, reflexiona sobre cómo la Boqueria vuelve a ser un mercado de barrio, de la transformación de un paseo que ha dejado de estar lleno de turistas y del que defiende su papel como punta de lanza de la...
lavanguardia.com
Port Aventura ya prepara las nuevas medidas anti-Covid
Actividad intensa y estresante en Port Aventura World a pesar de que el parque temático y sus seis hoteles siguen cerrados por la emergencia sanitaria a la espera de poder iniciar al fin su temporada número 25. El resort está trabajando en un paquete...
lavanguardia.com
El hotelero de Barcelona que se recluyó en su hotel con su familia para atender a un huésped
Que el cliente es lo primero se ha podido comprobar estos dos últimos dos meses y medio de confinamiento obligado por el coronavirus en el hotel Alma Barcelona. Joaquín Ausejo Asiáin, director general del Alma Hotels, se ha recluido con su familia...
lavanguardia.com
Colombia investiga las posibles subidas en las tarifas de los servicios públicos durante la pandemia
La Fiscalía de Colombia ha abierto una investigación preliminar a la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico, así como a la Comisión Reguladora de Energía y Gas, por las presuntas subidas de las tarifas de estos servicios durante la pandemia de la COVID-19.
europapress.es
Vuelve el fútbol (de aquella manera)
Vuelve el balón, y junto a él, Leo Messi. ¿Qué es mejor, recrearse en el dolor y el luto de las miles de muertes provocadas por el coronavirus o empezar a mirar hacia delante recuperando aquellas distracciones que la humanidad se ha ido inventando...
lavanguardia.com
Las reservas en campings y casas rurales se disparan para verano
Después de más de dos meses de cierre forzado, de gestionar anulaciones y reembolsar pagas y señales, las llamadas tienen ahora otro tono: ahora son reservas y las reciben a diario. Campings y casas rurales juegan la carta de la proximidad, los...
lavanguardia.com
Un respiro con Mingote. Día Internacional de los padres y las madres
abc.es
Zakaria ya tiene un techo
Dos jóvenes migrantes, Zakaria, nacido en Marruecos hace 21 años, y L., en Costa de Marfil hace 27, pudieron anoche dormir con la tranquilidad de saber que nadie los echará a la calle. Los dos son alumnos del programa Landing ideado por la Fundació...
lavanguardia.com
Bezos contra Gates, los más ricos y la filantropía
Jeff Bezos y Bill Gates son los dos hombres más ricos del planeta. Según el índice Bloomberg, en el 2019, sus riquezas personales sumaban entre ambos la astronómica cifra de 229.000 millones de dólares. Bezos y Gates tienen en común varias cosas...
lavanguardia.com
Los Dinosaurus de Artiach se comen a los Galle Sauros
Hace unos 65 millones de años –siglo arriba, siglo abajo– se extinguió el último de los dinosaurios terrestres, según la ciencia. Ahora, una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona hará que, en la batalla que se libraba en los lineales de...
1 h
lavanguardia.com
José Fernández, el hombre que diseña los trajes de astronauta de Elon Musk
Además de con un diseño acorde a los tiempos, los trajes están equipados con las últimas tecnologías para sobrevivir a situaciones adversas Leer
1 h
elmundo.es
Agresiones sexuales alienígenas, adicciones y humor gamberro: así se hace el mundo de Rick y Morty
James Siciliano, guionista y productor de la serie de animación más gamberra y, a la vez, reflexiva de la ciencia ficción actual, analiza las claves de su influencia. Llega el fin de su cuarta temporada Leer
1 h
elmundo.es
Georgina Mace: "Es el momento de 'resetear' nuestra relación con la naturaleza"
 Leer
1 h
elmundo.es
Vladimir Nabokov: joven, teatral e inédito
La uÑa RoTa publica la primera obra de teatro importante del novelista, 'Tragedia del señor Morn', inédita en España y escrita en los días penosos de Praga, cuando el escritor tenía 24 años Leer
1 h
elmundo.es
La Junta exige 64 millones por el fraude de los cursos de formación
Uno de los expedientes es el de UGT-A de 18 millones de euros que el Gobierno de Susana Díaz guardó en un cajón y a punto estuvo de prescribir, pero se reactivó en octubre de 2019 Leer
1 h
elmundo.es
Secuestrado, torturado, ahorcado y quemado: 44 años de cárcel para los asesinos de 'El niño de la Romareda'
Cuatro jóvenes, entre ellos una menor, planificaron y perpetraron un brutal crimen que arrancó en Granada y finalizó en Málaga para hacerse con un botín de 600 euros Leer
1 h
elmundo.es
Las 'otras' Nissan y Alcoa... 6.794 empresas industriales han cerrado con Sánchez en la Moncloa
 Leer
1 h
elmundo.es
Pablo Iglesias se aferra a Vox para intentar reflotar a Unidas Podemos
Usa la confrontación para reactivar un espacio político que no rentabiliza desde el Gobierno Leer
1 h
elmundo.es
La validez o no de los vídeos, clave de la sentencia de Pozoblanco
El veredicto del segundo juicio a 'La Manada' por abusos sexuales se conocerá este jueves Leer
1 h
elmundo.es
Viejo y nuevo turismo para disfrutar Europa
EL MUNDO arranca hoy una serie de ocho capítulos semanales donde se diseccionarán los sectores más afectados y cruciales en el presente y futuro del continente europeo. Este lunes, la radiografía recae sobre el turismo. Leer
1 h
elmundo.es
La irresistible tentación de utilizar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad
La Guardia Civil ha vivido la última semana unos manejos que guardan muchas similitudes con los que sufrió la Policía durante el Gobierno del PP. Igual que entonces, Interior se ha escudado en la coletilla de «pérdida de confianza». Esa y la «necesidad de adaptar estructuras» o «cambios organizativos» son las excusas recurrentes cuando los mandos policiales se convierten en molestos para el Ejecutivo, en ocasiones por proteger a sus investigadores. Utilizar a la Policía y a la Guardia Civil con fines políticos es una tentación que ningún partido rehúye. Y los ejemplos se han sucedido en los últimos años. Todo depende de que se esté en el Gobierno o en la oposición. Durante el primer mandato de Mariano Rajoy, la Comisaría General de Policía Judicial, que tiene entre sus competencias la lucha contra la corrupción, el tráfico de drogas y el crimen organizado, cambió cuatro veces de titular en menos de dos años, un dudoso récord que sigue imbatible. La investigación del ático en Marbella del entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, le costó el puesto al comisario Enrique Rodríguez Ulla, destituido a los cinco meses de su nombramiento. Cuatro comisarios en 2 años La razón argumentada fue potenciar la lucha contra el crimen organizado y el blanqueo de capitales. De forma no oficial se atribuyó el relevo a «determinadas irregularidades» detectadas durante la investigación del ático. Como en el caso del cese del coronel De los Cobos, se filtraron documentos policiales secretos que no conocían ni el director general de la Policía ni el ministro del Interior. Él había sustituido al polémico Juan Antonio González, que inició las investigaciones de Gürtel, y compartió cacería en las mismas fechas con el entonces juez Baltasar Garzón y el exministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo. Cosidó lo relevó nada más tomar posesión como director general de la Policía y nombró a Rodríguez Ulla, que duró cinco meses. En su lugar, el PP optó por uno de los policías con más prestigio y mejor trayectoria en la Policía Judicial, el comisario principal José García Losada, quien ya había ocupado ese puesto en 2002 durante el Gobierno de Aznar y, pese a los grandes resultados, fue sustituido por el Ejecutivo de Zapatero. Cambio de equipos, que son moneda común en la Policía. Losada fue nombrado en julio de 2012 y antes de cumplir un año al frente de la Policía Judicial empezaron los rumores de su cese. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, le reconoció que el ministro Jorge Fernández Díaz «quería cabezas». Losada era el responsable último de los investigadores de la trama Gürtel y de los papeles de Bárcenas. La espita la abrió el informe sobre el cumpleaños del hijo de la ministra de Sanidad Ana Mato, que según la Policía había pagado una empresa de Gürtel. Varios responsables políticos llegaron a acusar a los agentes de mentir en esos informes. Pero lo que acabó de rematar al mando fue no plegarse al blanqueo de borradores elaborados por el excomisario Villarejo a los que sus superiores pretendían colocar el sello de la UDEF para presentarlos a los juzgados. Entre ellos los de los Pujol, otro de Artur Mas y uno que atribuía al entonces alcalde de Barcelona, Xavier Trias, una cuenta secreta en Suiza. Villarejo es el claro ejemplo de uso y beneficio político-policial. Pese a que ahora nadie le conoce todos los Gobiernos desde el PSOE de González le han amparado como está evidenciando el procedimiento de la Audiencia Nacional. Campañas de desprestigio La Guardia Civil tampoco se ha librado. Sin la trascendencia mediática de otras grandes causas, los investigadores de las clínicas abortivas de Madrid (2007) vivieron todo tipo de presiones por parte del PSOE con Fernández de la Vega como vicepresidenta y una campaña de desprestigio alentada por sectores del Gobierno. El ministro Grande-Marlaska cesó al coronel Manuel Corbí, jefe de la UCO, cuando llevaba un mes en Interior después de que se filtrara un correo que el mando había enviado a sus subordinados sobre la paralización de fondos reservados para las investigaciones en marcha. Corbí ya había tenido que lidiar con las acusaciones del PP de Madrid por las causas de corrupción Púnica y Lezo. Francisco Granados presentó varias denuncias contra los investigadores, que no prosperaron, mientras que Cristina Cifuentes los acusó de equivocarse en sus informes cuando la señalaron por prevaricación. El cese del jefe de riesgos laborales de Policía en plena crisis del Covid-19 La Dirección General de la Policía cesó al jefe del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, José Antonio Nieto González, el responsable policial encargado del protocolo interno por el coronavirus, nada más decretarse el estado de alarma. Le quedaban tres meses para jubilarse y es uno de los grandes especialistas en salud laboral del Cuerpo. Los sindicatos policiales atribuyeron ese relevo a que Nieto ya había alertado y dispuesto medidas para los agentes que estaban en puestos de riesgo, como las fronteras, a finales de enero mientras el Gobierno minimizaba los efectos de la pandemia. Fuentes oficiales argumentaron otra razón. Se le acusó de filtrar un informe sobre el Covid-19 que recibió el 12 de marzo y que solo era un borrador. Nieto lo distribuyó a todas las Jefaturas.
1 h
abc.es
La violencia callejera tensa la precampaña de las elecciones en el País Vasco
La resaca de las movilizaciones del sábado en favor del etarra Patxi Ruiz dejó otra oleada de ataques en las calles vascas, con una nueva pintada en una sede del PNV. El fantasma de la violencia aumenta cuando falta menos de un mes y medio para la cita electoral en el País Vasco. Y en el epicentro del terremoto se haya la coalición EH Bildu de Arnaldo Otegui, que se ve ahora acorralado en la batalla interna del nacionalismo radical. Han pasado ya tres semanas desde que Ruiz, disidente de ETA contrario a su «liquidación», anunciara la huelga de hambre. Su protesta sirvió a los extremistas como pretexto para reemprender una campaña de acoso a partidos y políticos que parecía ya superada pero que, a tenor de lo acontecido, puede acabar convirtiéndose en un factor más de la campaña electoral. Los partidos vascos han reclamado públicamente a Bildu que trate de poner freno a los actos de «kale borroka». Pero es cierto que la existencia de ATA, el movimiento que acoge a la facción más dura del nacionalismo radical, incomoda a Otegui, cuya fachada de adalid de la paz en la Comunidad Autónoma vasca se resquebraja por su negativa a condenar la violencia por temor a enfurecer a su propio entorno. Bildu sigue incapaz de romper con su pasado violento. La heredera de Batasuna se mantiene en una posición equidistante, y se ha negado a suscribir declaraciones de «condena» de la violencia tanto en el Parlamento vasco como en diversos ayuntamientos, incluidos los de Galdácano y Durango. En este último, por cierto, con la complicidad de Podemos, que arropó a los batasunos en su negativa a apoyar un texto de repulsa hacia este tipo de actuaciones. Esta situación puede poner en entredicho la libertad de los propios dirigentes políticos para llevar a cabo su campaña de cara al 12 de julio. Lo padeció Idoia Mendia, secretaria general del Partido Socialista vasco, en cuyo domicilio lanzaron pintura y folletos de los proetaras. Aquello sucedió la noche del 19 de mayo. Un día después, una caravana de coches desfiló por delante de la casa de la socialista con fotografías del preso. El acoso sigue presente en las calles del País Vasco. El último episodio de violencia con el sello de los proetarras tuvo lugar la noche delsábado, cuando desconocidos realizaron pintadas en el «batzoki», sede del PNV, del barrio bilbaíno de Deusto, que precisamente ya fue objeto de sabotaje en días anteriores. Durante la madrugada se calcinaron además seis contenedores en el municipio vizcaíno de Lequeitio, aunque fuentes del Departamento de Seguridad informaron de que todavía se desconocen la identidad de los autores.
1 h
abc.es
«Cosecha PNV»: 24 años de ganancias en Madrid
Gobierne quien gobierne España, el PNV siempre gana. Este es un axioma informal cincelado en el frontispicio mental del Congreso de los Diputados, donde el grupo nacionalista vasco vende a precio de oro su puñado de escaños. Siempre al mejor postor. Da igual Aznar que Zapatero, Sánchez que Rajoy. El suyo es un negocio redondo que administra con talento y ambición. El riesgo de su inversión en la gobernabilidad del país es bajo, la rentabilidad es máxima. Y si algo no le gusta al PNV se desentiende como ya demostró hace hoy dos años, cuando en apenas una semana fue capaz de apoyar los Presupuestos de Rajoy a traicionarle sumándose a la moción de censura a favor de Sánchez. Soltaron amarras sin salpicarse. Con apenas cinco o seis diputados, el partido de Andoni Ortuzar lleva años recolectando jugosos frutos de La Moncloa, cheques millonarios o competencias que han hecho calar la idea de que el PNV es el administrador único de los intereses del País Vasco. De hecho, se atribuyen el nombre de «Grupo Vasco» en las Cortes, pese a que son 6 de los 18 diputados por las tres circunscripciones. Esta última semana han enseñado los dientes a Bildu, por meterse en el juego de «ser influyente» en Madrid. Tras el pacto de Otegui con PSOE y Podemos, el PNV ha vuelto a sacar tajada de Sánchez. El País Vasco y Navarra gestionarán el Ingreso Mínimo Vital. Y retomarán la negociación para el traspaso de 37 competencias, incluidas las prisiones vascas y quién sabe si finalmente el régimen económico de la Seguridad Social.. Que el PNV se vende muy bien lo comprobó pronto José María Aznar, quien inició un idilio insólito que no duraría dos años. No necesitaba sus cinco votos, pero los sumó a su acuerdo de investidura con CiU y Coalición Canaria. «Hemos sacado más en 14 días con Aznar que en 13 años con Felipe González», señaló Xabier Arzalluz el 30 de abril de 1996 saboreando en Génova el jugo exprimido. «Un beso en la boca» Aznar mejoró el Concierto Económico: amplió su capacidad normativa sobre el IRPF y les dio la recaudación vasca sobre impuestos especiales: tabaco, hidrocarburos y alcohol. El PNV rascó la creación de la empresa de telefonía Euskaltel. Y se congeló el Cupo, lo que el País Vasco paga al Estado por los gastos de competencias como Defensa, Exteriores... Arzalluz reprochó a los sindicatos el bloqueo a transferir la Seguridad Social, la gran aspiración pendiente. «Han impedido que nos demos un beso en la boca», dijo contrariado porque el PP «no movió un dedo» para ampliar las competencias previstas en el Estatuto vasco. Después llegó el Pacto de Estella, la pista de aterrizaje que el nacionalismo le puso a ETA frente a la reacción ciudadana por el asesinato de Miguel Ángel Blanco. El PP y el PSOE se distanciaron del nacionalismo excluyente. La Ley de Partidos y el Plan Ibarretxe confirmaron la ruptura entre bloques. El PNV votó contra las dos investiduras de Zapatero, pero fue su salvavidas final cuando España naufragaba en la crisis económica.Ortuzar avisó el viernes de que el Gobierno pasará por caja: «Nuestra aportación a Sánchez fue la investidura, ahora él nos tiene que pagar a plazos» Septiembre de 2010. La delegación del PNV en el Congreso que lideraba Josu Erkoreka dio una rueda de prensa en Sabin Etxea eufórica, como si acabara de ganar las elecciones por mayoría absoluta. Llevaban de Madrid un botín «histórico» en la maleta. «Hemos traído al País Vasco un millón de euros diarios», aseguró exultante Erkoreka, que venía de apoyar los Presupuestos de los recortes al PSOE. El Gobierno agonizaba y Zapatero ganó un año de vida más a cambio del blindaje legal del Concierto, paso previo en 2009, y de transferir las políticas activas de empleo, un pacto que se cifró en 470 millones con inversiones indefendibles en pleno estallido económico y social. Fue la puntilla de Zapatero al lendakari Patxi López, al que el PNV enseñó que dirigía los intereses vascos incluso fuera de Ajuria Enea. Al PSE le quedaba un año de mandato. «Te dejo el tractor, Aitor» Iñigo Urkullu, entonces presidente del PNV en la oposición, arrancó de Zapatero un compromiso para completar el traspaso de 20 competencias pendientes, que quedó en papel mojado cuando el PP volvió a La Moncloa. Otra vez el PNV pasaría a años de barbecho hasta que en 2017 Rajoy les necesita. «Si quieres grano, Aitor, te dejaré mi tractor», le animó al portavoz vasco, Esteban, en el Congreso. Los de Ortuzar volvían a exprimir la debilidad del Gobierno, hasta hoy. En la negociación de los Presupuestos de 2017, el PNV logró otro acuerdo «histórico» para el País Vasco que se tradujo en 5.000 millones en forma de devoluciones del Cupo, impulso del Ave vasco y otras inversiones millonarias. Su apoyo a las Cuentas de 2018 se cuantificó en 540 millones, aunque el PNV forzó una subida general de las pensiones que Montoro negó a Ciudadanos. Días después, llegó la gran traición. El último en pasar por caja es Sánchez, que además de prometer el traspaso de 37 competencias pendientes al País Vasco, les acaba de premiar en vísperas de la campaña electoral con la gestión del Impuesto Mínimo. El Estado paga y el Gobierno del PNV entregará la prestación. «El tanque está algo más lleno», confirmó sonriente Esteban tras avisar de que su confianza se agotaba por el pacto con Bildu. Lo resumió bien Ortuzar el viernes: «Nuestra aportación a Sánchez fue la investidura, ahora él nos tiene que pagar a plazos».
1 h
abc.es
Pandemia y polarización
Ante la amenaza sanitaria, económica y social actual, nadie gana con la confrontación. Cuando la amenaza es global la respuesta más racional es la cooperación. De ahí la proliferación de estrategias de colaboración en todos los sectores sociales, impensables hace unos meses. Sin embargo, no sucede lo mismo en la política, donde el juego de poder es de suma cero: el principal adversario del político es otro político, no la amenaza externa. Por eso, la gran crispación política en España, Francia, Reino Unido, EEUU o Brasil, curiosamente los países con peores resultados ante la pandemia. No es la crisis la que lleva a tal polarización, es precisamente al revés. Son las estrategias de polarización política las que están en el origen de la peor respuesta de esos gobiernos. En Francia no se suspendieron las elecciones del 15-M por la tensión de los chalecos amarillos. Aquí, el caos en la publicación de datos oficiales sobre el Covid-19 sólo se explica desde la lógica de primar los intereses políticos de tribu sobre la imperiosa necesidad de luchar ya contra el resto de las enfermedades, y de evitar el empobrecimiento definitivo de amplias capas de la sociedad. El ingreso mínimo vital es una medida justa, inteligente y necesaria, pero será inviable si el Gobierno se empeña en anteponer sus intereses políticos sobre la reactivación de la economía. Si seguimos confinados, el Estado no tendrá los 10.000 millones de euros necesarios para el próximo año. Y en estas, la mayoría de los partidos políticos españoles, optaron esta semana por subir aún más los decibelios de la crispación política. Como si los 46.000 muertos provocados por la crisis, la mayoría por el Covid-19, y los dos millones de empleos destruidos este año no fueran suficiente sufrimiento. El 12 de julio las estrategias de la crispación se darán de bruces contra el sentido común de los electores vascos y gallegos: luego que no digan que no lo avisamos.
1 h
abc.es
Los créditos ICO al alquiler siguen sin llegar a los inquilinos tras dos meses
El plan de ayudas vía créditos con aval público a los inquilinos que no pueden pagar las mensualidades del alquiler de sus viviendas sigue sin hacerse efectivo de manera masiva dos meses después de que se aprobara en el Consejo de Ministros. La de...
1 h
lavanguardia.com
China busca refugio en sus aliados de África tras el Covid-19
La crisis del coronavirus ha generado crecientes enfrentamientos entre China, origen de la pandemia, y Occidente por la gestión del brote y la falta de transparencia del gobierno de Pekín. Esto ha provocado que el gigante asiático se refugie en sus aliados de África, cuyos líderes no han criticado abiertamente a Pekín pero sí han firmado la resolución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que haya una investigación independiente. A principios de esta semana, el líder chino Xi Jinping utilizó su discurso de apertura en la Asamblea Mundial de la Salud para hacer hincapié en la preservación de los lazos diplomáticos con África y prometió aportar 2.000 millones de dólares a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en los próximos dos años para ayudar a las economías en desarrollo. También prometió que la vacuna llegará a África en cuanto la encuentren. El gigante asiático ha realizado en los últimos dos meses generosas donaciones para tratar de contener la propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad que provoca Covid-19 por todo el mundo. África ha sido de las regiones más beneficiados. «China está utilizando la actual crisis como una oportunidad para apuntalar su papel de liderazgo global y su poder blando, compartiendo sus experiencias en la lucha contra el Covid-19 y a través de sus donaciones de equipos médicos, por ejemplo, a través de la fundación Ma», explica a ABC la doctora Leaza Jernberg, doctorada en Relaciones Internacionales por la Universidad de Witwatersrand. Un revés reciente La analista política sudafricana Sithembile Mbete destaca la «generosidad» del país asiático con África a raíz de la llegada del coronavirus: «China ha proporcionado mucha más ayuda al continente que Occidente hasta el momento, con alguna excepción en territorios concretos como Sudáfrica que, además, ha recibido la ayuda de los alemanes; o Nigeria, que ha tenido el apoyo de los Estados Unidos». La intervención de Donald Trump señalando a la OMS como «culpable» de la crisis por apoyar a China, a quien acusa, entre otras cosas, de esconder la gravedad de la epidemia, ha hecho que China encuentre su mejor apoyo en el continente africano. «África apoya al director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, oriundo de Etiopía, y China se beneficiará de esa protección», destaca Mbete. Los lazos diplomáticos de China con las naciones africanas se remontan a mediados del siglo XX, cuando Pekín se acercó a nuevos países independientes al tratar de posicionarse como líder mundial en desarrollo y contrarrestar la influencia de Estados Unidos y la URSS durante la era de la Guerra Fría. Recientemente, esta relación ha sufrido un pequeño revés. A finales de abril, se produjeron graves episodios de discriminación contra africanos en algunas ciudades chinas que despertaron tensiones diplomáticas entre el gigante asiático y diversos países africanos. «Los actos discriminatorios contra los africanos en Guangzhou han afectado a la imagen de China en África, especialmente para los nigerianos y los africanos de países más occidentales», explica a ABC la analista política Sithembile Mbete, quien destaca los esfuerzos de China para revertir la situación en las últimas semanas. A pesar de que el racismo y la desconfianza ha tenido inevitablemente consecuencias negativas para la relación entre ambos, las dos partes se necesitan en sus relaciones comerciales. No es un secreto que los intereses de China pasan por las materias primas africanas y sus recursos agrícolas. Para la potencia asiática, hoy África es un aliado importante para materializar sus ambiciones geoestratégicas y su agenda política exterior; mientras que para el continente africano el gigante asiático se ha convertido en un socio vital para su desarrollo. Por delante de todos En los últimos años China ha desbancado a las antiguas potencias coloniales y a Estados Unidos como principal socio comercial de los países africanos. Su desembarco en África se ha traducido en una nutrida cantidad de inversiones y préstamos que contribuyen a la realización de importantes proyectos en el continente. «China ha sido un mejor socio para los gobiernos africanos que Occidente, invirtiendo en aquello que los africanos necesitan, como en infraestructuras», explica Mbete. Según la experta sudafricana, África y China han acercado posturas y buscan una relación más igualitaria. «En los últimos veinte años, el trato de China ha sido diferente con respecto a otras potencias mundiales en cuanto su cooperación con África, que se ha basado en ayudas puntuales pero sobre todo en el comercio y la inversión, sin el tipo de condicionalidad que tradicionalmente ha venido asociada con los países e instituciones occidentales», explica Mbete, quien no cree que África y China tengan una relación neocolonialista.
1 h
abc.es
La pandemia golpea los centros para ilegales en California
Una ola de contagios por coronavirus se expande por los centros de detención de inmigrantes de Estados Unidos, donde cientos de extranjeros indocumentados enferman mientras esperan resolver su situación legal. Más de 1.200 detenidos han dado positivo por Covid-19 estando bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, lo que representa el 50% de los 2.394 que han sido testeados por sospecha de Covid-19. EE.UU. alberga en sus prisiones cerca 26.000 indocumentados, pero sólo un 10% ha sido testeado. El centro de inmigrantes con más contagiados es el de Otay Mesa, una comunidad al sur de San Diego que hace frontera con la ciudad mexicana de Tijuana. A finales de mayo había 233 detenidos infectados, además de 29 empleados de CoreCivic, la empresa privada que administra el centro. Asimismo, Otay Mesa fue donde falleció el primer inmigrante infectado por Covid-19 bajo custodia del gobierno federal. Se trataba de Carlos Ernesto Escobar Mejía, un salvadoreño de 58 años que intentó entrar en EE.UU. para reunirse con sus familiares. «No han dado máscara a todos los detenidos, tampoco cumplen los requisitos de distancia mínima y no proveen la asistencia sanitaria necesaria», dice Enrique Morones, director de Gente Unida, una ONG ubicada en San Diego. Muchos de los detenidos de Otay Mesa son refugiados o solicitantes de asilo que están en prisión a la espera de que llegue su cita judicial. Sin embargo, la crisis sanitaria ha ralentizado los procesos judiciales en Estados Unidos, lo que provoca que miles de peticiones de asilo se acumulen en los juzgados. Esta situación hace que los inmigrantes tengan que pasar más tiempo encerrados en unos centros donde el coronavirus se expande como un incendio en la sequía. «Una demora en el proceso judicial es ya una condena, porque están continuamente expuestos al virus», comenta Morones a ABC. «Aquí en Otay Mesa hay muchos que están ya enfermos. Nadie viene a explicarnos lo que está pasando allá afuera en el mundo. Tenemos mala alimentación. No somos animales», dicen algunos de los inmigrantes de este centro de detención en una serie de audios divulgados en abril por Pueblos Sin Fronteras, una ONG enfocada en la defensa de los derechos humanos. Organizaciones no gubernamentales como Pueblos Sin Fronteras y el Comité de Amigos Americanos han pedido al gobernador de California que investigue la situación y haga responsable a CoreCivic de los posibles daños de salud que puedan sufrir los inmigrantes. Menores de edad Muchos de los detenidos son menores de edad que intentan adentrase en Estados Unidos sin compañía de sus padres, asegura Morones. «Van al norte para escapar de la violencia, pero luego las autoridades los regresan a sus países donde vuelven a ser víctimas de las bandas criminales», dice el activista. Al menos 1.000 niños migrantes no acompañados han sido devueltos a sus países desde EE.UU. a México y Centroamérica desde inicios de marzo, según Unicef. «Unicef alerta de que se están perpetrando actos de violencia y discriminación contra los repatriados, a los que se percibe como infectados por la enfermedad», señaló la organización en un comunicado. Según Unicef, que forma parte de Naciones Unidas, hay zonas de Honduras y Guatemala donde se prohíbe la entrada a los deportados para tratar de frenar la expansión de la enfermedad. Antes de la pandemia, se calculaba que unas 500.000 personas cada año salían de Centroamérica rumbo al norte. La razón principal por la que las personas emigran de El Salvador, Honduras y Guatemala son sus altos niveles de violencia, que se encuentran entre los más elevados del mundo. EE.UU. es el país con la población carcelaria más grande del mundo. Al menos 29.251 presos han dado positivo por Covid-19, es decir, aproximadamente un 1,4% de las 2,2 millones de personas encarceladas en las prisiones estadounidenses. Hasta el momento, 1,7 millones de personas en EE.UU. han contraído la enfermedad, mientras que alrededor de 104.500 han fallecido.
1 h
abc.es
La Asamblea de Guaidó rechaza el aumento del precio de la gasolina anunciado por Maduro
La Asamblea Nacional, dirigida por el presidente interino Juan Guaidó, acordó en una reunión extraordinaria rechazar por unanimidad el incremento de la gasolina tanto en bolívares como en divisas anunciado por Nicolás Maduro por considerarlo inconstitucional, especulativo y discriminatorio, y factor que favorece la corrupción de mafias y grupos de enchufados del régimen chavista. La reunión parlamentaria extraordinaria se realizó de forma telemática con una hora de retraso, en un domingo convulsionado por los anuncios que hizo Maduro este sábado. El líder chavista lanzó un incremento de 50.000 millones por ciento por litro de gasolina sin anestesia ni consideración hacia un país que goza de las mayores reservas petrolíferas del mundo y que ahora el régimen importa de su aliado Irán. Así, la gasolina pasó de costar 0,00001 el litro a 5.000 bolívares (2,5 centavos de dólar) subvencionada y exclusiva únicamente para los chavistas con «carnet de la patria», mientras que el resto de los venezolanos tendrán que pagarla a 0,50 dólares el litro. El salario mínimo de un trabajador es de 4 dólares al mes y la cesta familiar asciende a 232 dólares. En el debate parlamentario, tras 21 años transcurridos sin ningún ajuste en los precios del combustible por temor a una revuelta como la del «caracazo» de 1989, participaron siete diputados, incluído su jefe el presidente interino Juan Guaidó, quien reiteró la necesidad urgente de instalar un gobierno de emergencia nacional previa salida de Nicolás Maduro. El diputado Elías Mata abrió el fuego de la discusión seguido de Robert Alcalá, José Pratt, Carlos Bastardo, Deyalitza Aray, Marco Aurelio Quiñones y Juan Pablo Guanipa y con la clausura de Juan Guaidó que leyó el «acuerdo de rechazo al inconstitucional aumento de la gasolina anunciado por el usurpador Nicolás Maduro como consecuencia de la corrupción y de la destrucción de PDVSA por parte de su régimen». «Inviable» El primer vicepresidente Juan Pablo Guanipa destacó cómo durante el chavismo «los medios de comunicación fueron reducidos a su mínima expresión (200 medios cerrados), años saqueando la industria petrolera y ahora no tenemos gasolina. Lo de PDVSA es uno de los crímenes más grave de nuestra historia». «La economía ha sido destruida por la dictadura, ustedes son una plaga», dijo Guanipa al referirse al socialismo siglo XXI. Guanipa también subrayó que el régimen de Maduro «condenó y obligó a seguir una cuarentena que el pueblo no tenía como sostener, porque no hay agua, ni gasolina, ni comida, ni medicinas, ni transporte, ni luz, si no que quieren estimular la hiperinflación con unos aumentos que son impagables, los venezolanos rechazan este aumento». Por su lado el diputado Marco Aurelio dijo: «Juntos todos debemos conformar ese Gobierno de Emergencia Nacional que permita atender la crisis del coronavirus, la crisis de la energía eléctrica, del agua y del gas, este aumento es la guinda de la torta». El diputado Carlos Bastardo recordó que el régimen no ha invertido en la industria petrolera, «pone como excusa las sanciones de EEU pero Irán que también está sancionado tiene a sus refinerías funcionando y puede llevar gasolina a Maduro». Bastardo sostiene que el modelo de comercialización de la gasolina propuesto por Maduro es «otra estafa y un golpe al bolsillo de los venezolanos para favorecer la corrupción a los 200 empresarios enchufados de Maduro» Por todo esto destacó la necesidad de aplicar el artículo 187 de la constitución para pedir ayuda militar internacional a través del TIAR.
1 h
abc.es
La coalición de gobierno y la política económica
Hemos asistido recientemente a una de las mayores torpezas protagonizadas por un gobierno español desde la restauración de la democracia hace más de 40 años: el acuerdo con Bildu para derogar la reforma laboral. Ello ha puesto claramente de manifiesto que la mayoría «Frankenstein» para gobernar es inestable y/o inservible. Lo que abre serios interrogantes sobre cómo y qué se puede aprobar en materia de política económica, algo absolutamente fundamental una vez superada la fase aguda de la epidemia. Y que se concretará, especialmente, en el presupuesto para 2021 que debería ser remitido al Congreso en el mes de septiembre. Y antes aún el techo de gasto. Porque no podemos seguir más tiempo con el de Montoro que, cabe recordar, era para 2018 y correspondía a una situación económica nada parecida a la que tenemos que afrontar actualmente. Vamos a depender de la ayuda exterior y, por ello, hace falta una política presupuestaria que nos otorgue credibilidad. Sin estimaciones «patrióticas» de ingresos y con un compromiso de ajuste a medio plazo en el déficit estructural que complemente la evolución natural del componente cíclico. Y que nos permita no tener que practicar ya en 2021 una gran reducción del déficit global, porque necesitamos evitarlo ante la magnitud de la recesión que se nos ha venido encima. Pero, para atajar el riego de otra crisis de deuda, la tolerancia fiscal no durará mucho tiempo y es básico que mostremos seriedad y nos orientemos hacia objetivos de equilibrio en el futuro. Ello implica un plan de consolidación fiscal a medio plazo. Que debe incluir, indudablemente, actuaciones sobre el gasto no básico que, como nos decía el recientemente fallecido Alesina, resultan más efectivas que las de ingresos. Y, aunque en plena crisis no es aconsejable subir impuestos, acabará siendo inevitable cuando pase la fase recesiva. Los indirectos dañan menos la actividad económica y es en la tributación del consumo y medioambiental donde presentamos las mayores diferencias frente a Europa. Pues bien, me parece que estas actuaciones no serán precisamente del agrado del vicepresidente segundo, más proclive a propuestas impositivas demagógicas y reacio a medidas que pudieran enajenarle a su parroquia. Así que me temo que ese tono de política presupuestaria, absolutamente necesario, nunca lo suscribirá el socio actual de coalición del PSOE. Y, probablemente, tampoco otros partidos extremistas necesarios para aprobarla. Lo que a ellos les gustaría es un presupuesto con una importante subida del gasto y también de los ingresos, aunque esto último fuera sólo sobre el papel (que lo aguanta todo). Pero creo que nunca serían capaces de lograr el apoyo para ello del PNV y alguna otra fuerza regional, y quizás tampoco de ERC, aunque en este caso por ser un partido fuera de la realidad. Y, sobre todo, ese presupuesto provocaría que nos «corriesen a boinazos» en los mercados. Por otra parte, es evidente que el fondo de reconstrucción europeo, vital para España, no será un regalo para este gobierno, sino que exigirá reformas estructurales serias y un control de su utilización. Esa condicionalidad podría maximizar las contradicciones en la coalición gobernante e incluso quebrar su continuidad. En definitiva, sin el beneplácito de Bruselas que nos vigila y debe contribuir a la reconstrucción; del BCE, que mantiene baja nuestra prima de riesgo; y de los mercados, que nos tienen que financiar, España no aguanta y se abriría paso la intervención. Hay quien sostiene que ésta podría ser en realidad la mejor opción, porque no cabe esperar de nuestros políticos que hagan las reformas y ajustes necesarios, y es mejor que nos obliguen. Sin embargo, ello conllevaría sacrificios muy importantes. La alternativa que queda es la única sensata, aunque no por ello probable en un contexto donde todo se utiliza como arma arrojadiza: romper la coalición de gobierno y pactar un presupuesto de emergencia para 2021 con C´s y, al menos, la abstención del PP. Acompañado o no de elecciones en el próximo año. Es la hora de tomar decisiones difíciles. O esto o el riesgo de desastre. Carmelo Tadajura es economista
1 h
abc.es
Las empresas son la mejor garantía de futuro
Desde el primer momento de la crisis sanitaria del Covid-19, los empresarios españoles hemos asumido nuestra responsabilidad constitucional contribuyendo a encontrar puntos de consenso y acuerdo en aras de la defensa de los legítimos intereses de la empresa, y en beneficio del conjunto de la sociedad española. Los empresarios tenemos claro que los aspectos humanitarios y sanitarios deben prevalecer sobre cualquier otra consideración a la hora de trazar las líneas de actuación de la deseable reactivación de la economía. Ante esta circunstancia debemos planificar una estrategia que sea flexible, gradual y pragmática, que tenga en cuenta las realidades y necesidades específicas de los diferentes territorios, sectores y empresas que conforman España. Para ayudar a afrontar los nuevos retos que surgen en esta nueva etapa, en CEOE hemos diseñado una estrategia de salida que hemos hecho pública y trasladado al Gobierno estos días, en la que las empresas están llamadas a tener un rol activo y protagonista. Nuestro planteamiento intenta combinar un enfoque defensivo, de mitigación de riesgos existentes, preservación del tejido productivo y recuperación de la actividad, en especial, de los sectores más afectados; con un enfoque proactivo, de identificación y desarrollo de palancas y elementos tractores que jugarán un papel clave en la adaptación y el crecimiento del conjunto de la economía en un entorno coyuntural y estructural distinto y con alta incertidumbre a nivel nacional e internacional. A corto plazo, nos encontramos con el estrangulamiento de la liquidez de buena parte del tejido empresarial, ya que los ingresos han caído bruscamente, pero sus costes se han mantenido, con las consiguientes pérdidas. En momentos de crisis, ante el riesgo de morosidad y las consiguientes restricciones de crédito, aumenta la vulnerabilidad financiera de muchas empresas, con la posibilidad de desembocar fácilmente en insolvencias, si no se facilita la financiación adecuada e inmediata de la pérdida imprevista sufrida en sus ingresos. Para ello, las líneas de avales ICO se han mostrado como un instrumento muy oportuno, aunque hubiese sido deseable un importe mayor y una disponibilidad de su totalidad de forma ágil, desde el principio, en vez de apostar por una estrategia de tramos parciales y dilatada en el tiempo. En los próximos meses, la recuperación de ingresos no va a ser inmediata, por lo que las empresas necesitan flexibilidad interna y externa para acompasar esta evolución por el lado de los costes y ajustar sus capacidades. Por ello, entendemos que ha sido positivo el que a través del diálogo social se haya podido desligar la duración de los Ertes de fuerza mayor del Estado de alarma y matizar el compromiso de mantenimiento del empleo para las empresas en situaciones críticas como la de estar en riesgo de entrar en concurso de acreedores. La recuperación de ingresos no será inmediata, por lo que las empresas necesitan flexibilidad interna y externa Identificar nuestras fortalezas a futuro es fundamental, ya que serán las palancas en las que apoyar la recuperación y el crecimiento a medio y largo plazo. En primer lugar, parece bastante probable que se intensifique la tendencia hacia un modelo de relación más digital a todos los niveles. A su vez, es el momento propicio para reactivar la industria, como un sector clave que alberga oportunidades de alto valor añadido y genera un empleo indefinido y de calidad. En esta ecuación, no debemos olvidarnos de la sostenibilidad, de la I+D+i, y de la fortaleza de nuestro sistema financiero como claves para asegurar nuestra competitividad. No podemos ignorar, además, nuestra pertenencia a la Unión Económica y Monetaria. La respuesta europea ante esta crisis debe ser clara, ambiciosa, coordinada y solidaria. En este contexto, resulta crucial reforzar la gobernanza europea para asegurar que el apoyo financiero se traduce en una adecuada coordinación de las políticas económicas nacionales y en la implementación de las reformas estructurales necesarias. La Unión Europea debe apostar por mantener la apertura global del comercio, apoyando las soluciones multilaterales. Además, es fundamental un impulso decidido al mercado único, como también lo es avanzar en la Unión Bancaria y la Unión de Mercado de Capitales. La reactivación requiere de un clima lo más favorable posible a la actividad empresarial, en el que, además, el capital humano debe ser el catalizador crítico en la modernización y transformación de nuestra economía. El diálogo social ha de configurarse como el marco natural de encuentro y consenso de las acciones y reformas más necesarias y adecuadas para apoyar nuestra vuelta a la normalidad. En este escenario, nos encontramos en el peor momento posible tanto para revertir las reformas estructurales, como la modernización del marco laboral, que han mejorado la resiliencia de nuestra economía, como para aumentar las obligaciones tributarias, con figuras ya superadas como el impuesto a las grandes fortunas, que no existe en el entorno comparado, con el consiguiente riesgo de pérdida de capitales y empresas. La reactivación requiere de un clima lo más favorable posible a la actividad empresarial Hace unos días, el Ministro de Justicia anticipó que puede haber de un orden de cincuenta mil concursos de acreedores para el próximo año. Por el bien de nuestro país, esperemos que muchas de estas empresas que tienen que acudir a estos procedimientos extraordinarios puedan superar los mismos, sin necesidad en última instancia de disolverse y liquidarse, ya que cuanto menos empresas y tejido productivo desaparezca, mejor se protegerá el empleo, que constituye uno de nuestros principales objetivos. Debemos contemplar la estrategia de salida de manera esperanzadora. Los empresarios, si se les respeta y apoya, son normalmente los más optimistas entre los agentes económicos. Además, el punto de partida de nuestras empresas en esta crisis es objetivamente mucho mejor que en la última gran crisis que sufrimos, ya que coge a nuestras empresas más saneadas, menos endeudadas y con una mayor propensión exportadora, por lo que la salida de la misma, de hacer bien las cosas, podría ser también más inmediata e intensa que entonces. Y es que forma parte de la naturaleza empresarial esa resiliencia, esa capacidad creativa e innovadora que nos permite evolucionar, transformarnos y adaptarnos a las dificultades y cambios del entorno, para seguir generando riqueza, empleo, prosperidad y bienestar, que es tanto nuestra responsabilidad última como nuestra mayor vocación. José Alberto González-Ruíz es secretario general de CEOE
1 h
abc.es
El tren que España no puede perder
El anuncio del cierre de la planta de Nissan en Barcelona, con más de 3.000 empleos directos y unos 25.000 indirectos, ha caído como un jarro de agua fría en el sector del motor y en la ya maltrecha economía española. Aunque el traslado estaba probablemente decidido antes de la crisis del coronavirus, y la incertidumbre generada por la guerra contra los combustibles fósiles estaba afectando de lleno al sector desde hace meses, está claro que el parón del consumo, las ventas internas y las exportaciones por el confinamiento decretado para frenar la pandemia agravan el problema. Y tampoco se puede ocultar que la incertidumbre generada por el procés en Cataluña, o por los anuncios de derogación de la reforma... Ver Más
1 h
abc.es
Sánchez promete un paquete de estímulos para salvar la automoción
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió ayer a aprobar “tan pronto como sea posible” un plan para reactivar el sector de la automoción, especialmente golpeado por la crisis del coronavirus y sacudido por el reciente anuncio del...
1 h
lavanguardia.com
El sector de la discapacidad intelectual se siente ignorado y exige una desescalada sin riesgos
Kefrén, de 35 años, sufre un trastorno de autismo severo que le obliga a vivir entre rituales. Desde niño, sus padres, Dolores y José, le han evitado situaciones que a menudo le desatan una crisis, como verse en un espejo o que alguien le hable de un...
1 h
lavanguardia.com
La vivienda de lujo sigue en movimiento
El sector de la vivienda de lujo se enfrenta a algunos cambios como consecuencia del coronavirus aunque ha sorprendido positivamente su buen comportamiento durante las últimas semanas. El interés en este tipo de casas no ha cesado en estos meses de confinamiento aunque de momento se ha perdido al comprador extranjero, hasta que pueda regresar a España. «Sorprendentemente no está afectando mucho, vemos bastante movimiento, aunque todavía es pronto para saber si va a tener un impacto grande», indica Constanza Maya, directora de operaciones y expansión de Engels & Völkers para España, Portugal y Andorra. «El segmento de lujo es un valor refugio en situaciones de crisis y no registra una excesiva fluctuación. De hecho, en estos momentos existe gran interés para la compra de bienes inmuebles de lujo, lo que convierte a nuestro sector en uno de los pocos ganadores en esta coyuntura», afirma Christophe Chevallier, director de Barnes Madrid. En estas últimas semanas se buscan «casas grandes, pisos buenos, que tengan mucha luz, con piscina y que tengan buenas zonas comunes», refiere Maya. Casas que en función de las zonas en las que se encuentren, suelen pertenecer al sector de lujo. Notan además un aumento entre los españoles en la búsqueda de segunda residencia «e incluso de la tercera residencia en zonas de montaña, campo... se busca ahora más el contacto con la naturaleza», añade. En las solicitudes recibidas en Barnes, por ejemplo, «llama la atención la elevada demanda para la compra de propiedades y el cambio de criterios de búsqueda de algunos compradores hacia viviendas con jardín y terraza». El vendedor de estas casas no tiene prisa y prefiere esperar que bajar el precio Hablamos de un sector en el que la decisión de compra tarda más que en la adquisición de casas de valores bajos por lo que a medio y largo plazo la pandemia puede tener apenas impacto en las ventas. «Cuantos más turistas extranjeros tengamos crece el interés en comprar casa pero hablamos de decisiones que pueden llevar más de un año», resalta la profesional de Engels & Völkers. Esta inmobiliaria trabaja en España con más de 40.000 propiedades a la venta (entre franquicias y negocio propio) de la cuales una cuarta parte están valoradas en más de un millón de euros. Desde Barnes esperan que la demanda nacional recupere el protagonismo en detrimento de la extranjera por la falta de movilidad entre países durante las próximas semanas. «Pero es evidente que en cuanto se abran fronteras de nuevo, el interés internacional por el mercado de lujo español se recuperará», matiza su director. Bajada de precios Por el momento parece difícil saber cómo va a evolucionar esta crisis en el valor económico de las viviendas de lujo. Según las previsiones de la agencia Barnes, en las siguientes semanas el precio de este tipo de vivienda con menos demanda bajará un 10% en España. «Con la llegada de la fase 1, las bajadas de precios en Madrid y Barcelona serán del 5-10% en aquellas propiedades con menos interés para los compradores o que estaban sobretasadas antes de la crisis, mientras que en mercados más internacionales como el de la Costa del Sol los descensos serán del 10-15%», cuenta Christophe Chevallier. Zonas de segundas residencias como la de la Costa Brava también sufrirán recortes de hasta un 20% en función de las necesidades de liquidez de los propietarios. El año pasado, el comprador nacional sumó el 80% de las OPERACIONES Desde Engels & Völkers recuerdan que los alemanes compran sobre todo viviendas en Mallorca, los franceses en Cataluña y los belgas y noruegos en la Costa del Sol y en la Costa Blanca. «En Marbella no bajan los precios, vemos otra vez mucho interesado nacional, de Madrid, al igual que en Sotogrande», apunta Constanza Maya. Recuerda además que lo más normal es que el vendedor no tenga prisa por vender el inmueble «y si refiere ofertas por debajo de lo que pide prefiere esperar o simplemente no vender». Aunque ahora haya ofertas más bajas por parte de los compradores, «no se refleja en las ventas, porque se mantienen los precios», añade. Madrid, referente internacional Hay que recordar que Madrid sigue ganando importancia en el panorama internacional inmobiliario para la compra de residencias de lujo y ocupa la segunda posición a nivel mundial de la lista de ciudades más interesantes para la inversión inmobiliaria en este 2020. Se encuentra por detrás de Londres, y por encima de otras plazas de referencia en el mercado europeo como Lisboa, Génova, Budapest o Moscú, tal y como indica el estudio Barnes Global Property Handbook. Según el informe anual de la inmobiliaria de lujo Barnes relativa al año pasado, en Madrid, Valencia o Sevilla, así como zonas de la Costa Brava, la Costa del Sol, el litoral valenciano o las islas Baleares y Canarias, el aumento de los precios ascendió hasta un 3%, superando en algunas zonas los 8.000 euros por metro cuadrado. Teniendo en cuenta las características de las viviendas, la mayor parte de la demanda se concentró en propiedades que iban desde los 500.000 euros hasta los 2,5 millones, con una superficie de entre 150 y 500 metros cuadrados. El comprador nacional acaparó el 80% de las transacciones generadas, mientras que los latinoamericanos, franceses, británicos, alemanes y belgas fueron los compradores extranjeros más activos durante el año pasado.
1 h
abc.es
El Covid-19 agrava el déficit de tripulantes en la flota española
El trabajo en el mar no disfruta de la mejor de las imágenes, a pesar de que la crisis del Covid-19 ha puesto de relieve la importancia capital de la Agricultura y la Pesca para garantizar el suministro de alimentos a la sociedad española. Como sucede en el campo, en la flota pesquera también hay un déficit en las tripulaciones y se viene recurriendo a tripulantes extranjeros. Un fenómeno que, si bien es estructural, el Covid-19 contribuye a agravar, junto al necesario relevo de las tripulaciones de las flotas de altura y gran altura (aquellas que pescan lejos de los caladeros nacionales), dificultado por las barreras sanitarias levantadas por diferentes países para combatir la pandemia. Sobre el déficit de mano de obra en la flota pesquera, el director gerente adjunto de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Edelmiro Ulloa, reconoce la «poca demanda» que tienen las labores del mar entre los jóvenes y parados españoles y muestra su preocupación porque «gran parte de los mandos actuales se van a jubilar y no hay relevo generacional». En este sentido, añade que los tripulantes extranjeros son «una medida de apoyo» ya que de lo contrario la flota tendría que parar. Todo ello, a pesar de contar con unas escuelas náutica pesqueras con un importante número de alumnos. Solo en la de Vigo, asegura su directora Engracia Trillo, hay 200 estudiantes de ciclos formativos entre FP de Grado Medio y Superior y la FP Dual. Aparte hay estudiantes que acuden a este centro para la enseñanza no reglada. En una encuesta, realizada el año pasado por la Secretaria General de Pesca a 715 alumnos de los dos cursos de los ciclos formativos de las ocho escuelas náutico-pesqueras existentes en España, se concluía que solo el 26% de los alumnos expresaban su intención de embarcarse en un barco pesquero. Lo que contrastaba con aquellos estudiantes que preferían optar por la marina mercante (36,7%) y la náutica de recreo (30%). Entre las razones esgrimidas para sus preferencias la peligrosidad, dureza y el tiempo fuera de casa (32,1%), la falta de interés (19,6%) y la remuneración (19,5%). Sobre esto último, Ulloa (ARVI) destaca que «un trabajador del mar gana bastante más que en tierra» y reconoce el «sacrificio» de estar fuera de casa, en el caso de la Flota de Gran Sol 15 días o hasta cuatro meses en un barco congelador. «Por ejemplo, un mecánico de media o gran altura con 5 años de experiencia puede ganar 70.000 euros anuales», comenta el portavoz de los armadores vigueses. También recuerda que para navegar hay unos requisitos formativos previos y una certificación médica. En concreto, explica Trillo (Escuela Náutico pesquera de Vigo), para ser marinero en un barco pesquero es imprescindible hacer un curso de formación básica en seguridad (70 horas) y otro de marinero pescador (25 horas, el doble solo en Galicia), «que con 6 meses de embarque te permite llevar un barco pequeño. Mientras que para la marina mercante, a lo anterior se le añade un curso de marinero de puente de 120 horas y de máquinas de la misma duración. Preguntados por la dureza y las condiciones en las embarcaciones, fuentes del sector atunero -una flota que tiene 47 barcos distribuidos por el Ïndico, el Atlántico y el Pacífico- destacan que en su caso las «mareas» consisten en cuatro meses a bordo y otros cuatro de vacaciones remuneradas, y que los salarios más bajos rondarían los 1.300 euros al mes. En cualquier caso, estas fuentes reconocen «la dificultad para reclutar oficiales y marineros que tengan experiencia». Las fuentes consultadas añaden que hay mitad españoles mitad africanos «por proximidad a los puertos en los que trabajamos». Preguntadas por las condiciones a bordo señaladas por los alumnos de las escuelas naúticas pesqueras, «admiten que son muchos meses fuera de casa, aunque hay otras flotas más cercanas que también tienen buenas condiciones». Por ejemplo, comentan los interlocutores consultados que «a los marineros se les facilita un tiempo para conectarse a wifi» y, de esta forma, comunicarse con sus familias. Conscientes de todo lo anterior, desde la patronal del sector Cepesca se alcanzó hace un año con los sindicatos UGT y Comisiones Obreras un Acuerdo Marco con los principios para desarrollar el Convenio 188 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como para acordar unas condiciones mínimas salariales. Ambas partes vienen trabajando en su desarrollo. También, según el secretario general de Cepesca, Javier Garat, «con el objetivo de atraer talento español» aparte de campañas para incentivar el consumo de pescado se viene fomentando la FP Dual. Lo que se ha logrado «estrechando» el contacto con las escuelas náutico-pesqueras. Por ejemplo, en el IES Universidad Laboral de Culleredo (La Coruña) hay desde 2018 titulaciones de FP Dual para patrón de litoral y mecánico naval con la colaboración de la Organización de Productores 77 del Puerto de Celeiro. Barreras sanitarias para los relevos Según informa el Comité de Crisis del Sector Pesquero (que forman la patronal Cepesca, la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores FNCP y la Federación Nacional de Asociaciones Provinciales de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados, Fedepesca), continúan las gestiones «con la colaboración de la Secretaría General de Pesca y de las Embajadas de España en terceros países» para agilizar los cambios de las tripulaciones en países como Senegal, Costa de Marfil, Namibia, Mauritania, Perú o Papeete (Polinesia francesa). Como ejemplo de las dificultades a las que se enfrentan para el cambio en las tripulaciones, Garat menciona la complejidad del operativo organizados en Mauritania, «en la que participó una lancha de la Guardia Civil que habitualmente avitualla a otras dos desplegadas en aquel país, y que llevó a los barcos a varios tripulantes españoles para realizar el relevo».
1 h
abc.es
La pandemia impulsa la era del consumidor informado y desleal
Hemos hecho de nuestro hogar una verdadera fortaleza. Es el eje de nuestras vidas: en pleno confinamiento se ha transformado en un centro de trabajo, en un aula donde recibir educación, en una sala de gimnasio para practicar deporte, en un lugar de ocio, de celebraciones con la familia y un punto de encuentro con los amigos... Y ese refugio se han convertido en el centro neurálgico de cualquier tipo de consumo y decisión de compra. Así seguirá siendo en la «nueva normalidad». Además, se ha colado en casa, por necesidad y de forma natural, un nuevo inquilino: el ecommerce, que por fin ha despegado con fuerza en un mercado como el español que le miraba con recelo. Solo por hacerse una idea: según la consultora Nielsen, en la semana del 13 al 19 de abril, las ventas de gran consumo en el canal online fueron un 301,5% más que en el mismo mes del año anterior. Entonces se batió un récord: en esa semana más de un millón de hogares compraron online productos de alimentación y droguería. «Lo importante es que esa tendencia continua», afirma Noelia Arenas, experta en Retail de Nielsen. Otro informe realizado en varios países europeos por la consultora Marco concluye que España destaca como uno de los mercados donde los consumidores afirman haber comprado más online durante el periodo de confinamiento: un 60% de la población. Y el 40% asegura que seguirá con este práctica. Este nuevo escenario supone un cambio radical que está revolucionando por completo el sector del retail, del gran consumo, de la distribución y la logística, ahora obligados a adaptarse a los nuevos hábitos de compra de la era del consumidor postcovid. Será un comprador hiperconectado e informado; más racional, estará más preocupado por los descuentos y promociones; buscará la seguridad, evitará las aglomeraciones y guardará la distancia social; además, tiene mucho interés por su salud y por productos y servicios que le reporten placer y bienestar, como apuntan todas las predicciones que diferentes consultoras han dado a conocer en los últimos días. Por todos esos motivos, y con un futuro de total incertidumbre, será un consumidor desleal, uno de los factores clave para entenderle a partir de ahora. No se venderá a cualquier precio, ni postor. El comercio online ha tirado sus barreras: se compra producto fresco y lo usan los mayores de 65 años El «cocooning», o el placer de quedarse en casa, ya era una tendencia que la consultora Nielsen había detectado el pasado año. Con el Covid-19 se ha intensificado por obligación. «El desarrollo de las nuevas tecnologías ha facilitado el ocio dentro del hogar y ya en 2019 se hacía más consumo en casa: coctail, pedidos a restaurantes... Ahora esta práctica está al máximo nivel, obligados por las circunstancias. Este hábito continuará y lo readaptaremos», cree Noelia Arenas. Y es que «nos hemos acostumbrado a encontrar dentro del hogar experiencias, productos y servicios que antes hacíamos fuera. Ahora hay una nueva forma de consumir: cuando al consumidor le apetezca y lo que quiera», confirma Paco Lorente, profesor de ESIC y director creativo de Sinaia Marketing. Repunta la proximidad Y la predicción es que se seguirá manteniendo. Antes, debido al confinamiento, y ahora en la desescalada, por los aforos limitados y la movilidad restringida. E igual ocurrirá cuando llegue la «nueva normalidad», porque otro de los males que ha generado el Covid-19 es el miedo al contagio, la desconfianza y la necesidad de evitar aglomeraciones. Lo que tendrá un impacto muy distinto en cada uno de los actores del mercado. Por ejemplo, el comercio local y de proximidad que ha resurgido en el confinamiento, continuará haciéndolo. «Hay mucha gente que tiene miedo a ir a las grandes superficies. Posiblemente esto empujará al pequeño comercio de proximidad, que ofrece un producto de calidad y a un buen precio y que no presenta las aglomeraciones de gente que pueden presentar las grandes superficies», explica Ana Isabel Jiménez Zarco, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Esa tendencia se confirma con datos de Kantar, presentados esta semana. Su estudio concluye que los supermercados de barrio o regionales y las cadenas con más presencia en barrios —como DIA o Eroski— han ganado cuota en el mercado de gran consumo (un 4,2%) frente a los grandes hipermercados, que pierden un 2,4%. «El comercio de barrio aporta confianza al usuario. Si además da facilidades como encargar la compra online o simplemente por WhatsApp, como muchos han hecho, tiene oportunidades de negocio, porque minimiza la incertidumbre del consumidor», considera Paco Lorente. Lo que el consumidor quiere son espacios seguros. Y esa será la garantía para atraerle. «La conveniencia ahora es que no me tenga que desplazar, porque no quiero correr riesgos, o que pueda hacer todo la comprar en un sitio. La clave va a estar en transmitir que el lugar ofrece seguridad y confianza», afirma Noelia Arenas. Y eso precisamente puede tener un golpe de efecto en el hipermercado que, a partir de ahora, puede aprovechar sus amplios espacios en un momento en el que es prioritario mantener las distancias sociales. Sería una oportunidad, según Kantar. Sin embargo, el resto del comercio minorista no ha corrido la misma suerte. El impacto de la crisis sanitaria ha resultado brutal. Excepto los establemientos que podía abrir (alimentación, bebidas y productos de primera necesidad, farmacias, estancos, etc...), este sector ha registrado un descenso histórico de sus ventas del 31,5% en abril respecto al mismo mes de 2019, según datos publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que calcula que en torno a un 46% de las empresas permanecieron cerradas al público. El consumidor postcovid sufrirá otra variable: una parte importante de la población perderá capacidad económica por la crisis. Por ello, será un comprador que esté atento a los precios, a las ofertas y descuentos. Algo de lo que ya hemos aprendido «con la crisis de 2008. Ya sabemos hacer promociones con sentido, eficientes y diseñadas y que vayan enfocadas al consumidor», asegura Noelia Arenas. Además, esta situación podría generar un renacer de la marca blanca, como prevé Juan Carlos Gázquez-Abad, profesor colaborador de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC. «Una mayor racionalización, fruto de una menor capacidad económica, llevará al consumidor a valorar más aquellas marcas con mejor relación calidad-precio», considera. No obstante, el incremento de la marca blanca será leve, ya que está muy introducida en el consumo y tiene menos recorrido. Estará lejos del crecimiento del 10% de cuota de mercado que registró en sus años de esplendor, entre 2007 y 2013. En estos tiempos el gran triunfador ha sido el ecommerce y lo seguirá siendo. Está en pleno «boom». Ha conseguido salvar las barreras que le impedía crecer en el mercado español. «Ya no tenemos miedo a introducir nuestros datos personales en una web, a crear una cuenta, utilizar la tarjeta de crédito o la cuenta corriente para pagar online. Y ese freno de que me gusta ver el producto también ha desaparecido», cuenta Noelia Arenas. El estudio de Kantar destaca la imponente evolución del ecommerce entre los mayores de 65 años y en los productos frescos. Cuatro de cada diez hogares que empezaron a hacer la compra por internet como medio de abastecerse durante la pandemia son de adultos de más de 54 años, según datos de Nielsen. El ecommerce será una gran oportunidad para muchos negocios. «Y las marcas se tienen que adaptar a ello», asegura Paco Lorente. Ya hay gimnasios con clases virtuales que se pagan, academias que imparten cursos online con un coste... Y el sector de la moda tiene aquí un gran nicho, «porque eso de dejar las prendas en una cuarentena en las tiendas físicas va a ser un caos», augura Lorente. De todo esto hay una recomendación que ofrecen los expertos: sobrevivirá el que mejor conozca y se adapte a las necesidades y gustos del nuevo consumidor postcovid. Así ha cambiado la cesta de la compra «Los hogares están desplazando gasto de ocio y restauración hacia el gasto del hogar», asegura Jorge Folch, director general de Kantar, División Worldpanel, para el sur de Europa. Estar tanto tiempo en casa ha generado nuevos espacios de consumo. Tras llenar la despensa en los primeros inicios de la crisis, con productos como el arroz y el papel higiénico, se ha evolucionado por distintas categorías. El teletrabajo, los niños en casa... ha obligado a cocinar más en el hogar y consumir más productos básicos (leche, harina...). Y también productos para darse un capricho: repostería, snacks, cerveza... Esos hábitos continuarán en la «nueva normalidad». Y aparecen más opciones. Precisamente, en esa búsqueda de la salud lo productos ecológicos podrán tener tirón para los hogares que no estén muy afectados por la crisis económica. También los productos premium y gourmet para darnos un placer. Y el canal delivery podrá dar un gran salto. Que te lleven la comida a casa será necesario en muchos hogares donde el teletrabajo deja menos tiempo para cocinar y pero también com ocio, para permitirnos comer en casa como si fuera un restaurante. Se buscarán también los productos locales y las marcas comprometidas.
1 h
abc.es
Trabajo contrata a la empresa pública Tragsatec para reforzar la tramitación de los ERTE
La Subsecretaría del Ministerio de Trabajo y Economía Social ha formalizado un contrato con la empresa pública Tragsatec (Tecnologías y Servicios Agrarios) para realizar tareas de apoyo al SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) para tramitar los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) por el coronavirus. Como ya hemos informado en estas páginas, hay más de cuatro millones de trabajadores afectados por ERTE y, de ellos, unos 300.000 aún no habían cobrado sus subsidios en abril, según reconoció hace unos días la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Según el contrato publicado en el BOE, por importe de 139.982,60 euros, Tragsatec realizará tareas de apoyo a la Dirección General de Trabajo en la tramitación de los expedientes de regulación temporal de empleo por fuerza mayor como consecuencia del coronavirus. Como filial de Tragsa -grupo controlado en un 51% por el holding público SEPI-, Tragsatec es una empresa especializada en la realización de actividades de ingeniería, consultoría y asistencia técnica en materias como el desarrollo rural, el medio marino o la sanidad y la salud pública, entre otros, realizando tanto estudios y proyectos como servicios técnicos. Los funcionarios del SEPE gestionaron el pasado mes de abril más de 3,3 millones de prestaciones por desempleo individuales, cifra que multiplica prácticamente por siete a la registrada en 2019, cuando rondó los 511.848 expedientes, mientras que la plantilla solo se incrementó un 10%. Los bancos pagan esta semana las prestaciones Por otra parte, la mayoría de los bancos volverán a adelantar el abono de las prestaciones por desempleo a sus clientes, efectuando el pago a lo largo de esta semana, cuando lo habitual era que se realizase sobre el día 10 de cada mes. El pasado mes de abril las patronales bancarias AEB, CECA y UNACC llegaron a un acuerdo con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para que las entidades de crédito pudiesen anticipar el pago de las prestaciones de desempleo a las personas que ya estaban en paro antes de la pandemia y que representaban un colectivo vulnerable en la crisis sanitaria.
1 h
abc.es
La CE plantea un hachazo de 585 millones anuales a las ayudas de la PAC en plena crisis
La propuesta presupuestaria para el periodo 2021-2027 presentada por la Comisión Europea la semana pasada no ha gustado nada en el campo español. Si bien, Bruselas pone sobre la mesa un nuevo fondo de reconstrucción económica de 750.000 millones de euros (bautizado como «Nueva Generación), que contempla entre otras cosas un «refuerzo»de 15.000 millones de euros para el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural elevando el presupuesto comunitario hasta los 1,87 billones, asesta un fuerte hachazo a la Política Agraria Común (PAC). En concreto, del 9,7% en las ayudas directas y del 6,3% en desarrollo rural para el periodo 2021-2027. Si lo ponemos en cifras, para la PAC 2014-2020, de la que se benefician unas 700.000 personas en España, hay presupuestados 383.500 millones de euros, frente a los 348.000 millones del proyecto de la Comisión para los próximos siete años. De prosperar la propuesta de la Comisión, que ahora debe pasar por el tamiz de los gobiernos en el Consejo Europeo y del Parlamento Europeo, COAG estima que España perdería 585 millones de euros anuales en fondos europeos (4.095 millones en todo el periodo). Asaja eleva el recorte hasta los 4.300 millones entre 2021 y 2027. Mientras, desde el Ministerio de Agricultura se pone el énfasis en que el nuevo fondo de reconstrucción «Nueva Generación»va a suponer una inyección global de 26.434 millones de euros para la PAC y lo consideran «un reconocimiento al papel que juega la PAC en la sociedad europea, que ha quedado manifiesto con el Covid-19». Una opinión muy distinta mantienen las principales organizaciones agrarias, con quienes se reúne el ministro de Agricultura, Luis Planas, hoy. Desde Asaja, califican estos recortes de «intolerables en el momento actual»y recuerdan que «muchos sectores y muchas explotaciones han quedado serieamente afectados por la crisis del coronavirus». Por este motivo, instan al resto de instituciones comunitarias a parar este «despropósito». En una línea similar, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, dice que «la UE vuelve a evidenciar la hipocresía de sus políticas: menos prespuesto para afrontar una transición verde» y afea a las autoridades comunitarias que no exigan los mismos estándares a terceros países. Desde UPA consideran el recorte en la PAC «incongruente e ilógico», cuando los exigencias sobre los agricultores se incrementan como consecuencia de la estrategia europea «De la granja a la mesa», que prevé la reducción del 50% en el uso de pesticidas o un incremento de la producción ecológica, entre otras medidas. Para las cooperativas agroalimentarias, la PAC debe tener «al menos la misma dotación presupuestaria que el actual periodo, algo que ya han solicitado el Parlamento Europeo y la mayoría de los estados». Esta organización, sí valora la inclusión de la agricultura en el plan de recuperación de la UE, con el «refuerzo» al Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural. Al proyecto presupuestario de la Comisión todavía le resta una intensa negociación política en el Consejo y el Parlamento Europeos. Para Planas se trata de «una buena base»para comenzar a negociar y confia en que se llegue a un acuerdo lo antes posible y que permita la reforma de la PAC. Desde la oposición, el exministro del Interior y miembro de la comisión de Agricultura del Parlamento Europeo Juan Ignacio Zoido, se confiesa «decepcionado»con la propuesta del ejecutivo comunitario y la tacha «insuficiente». En este sentido, critica el «conformismo del PSOE de Sánchez»en esta materia y cree que el presidente «no tiene como prioridad al mundo agrario y ganadero». Por este motivo, le insta a «no ceder y abandonar al sector primario a su suerte».
1 h
abc.es
«Es imposible saber si el turismo alemán volverá a España en verano»
El sector turístico mira a Alemania. La llegada de turistas germanos se antoja imprescindible para salvar parte de una temporada de verano condicionada por el veto a los vuelos internacionales hasta el 1 de julio. El viceministro alemán de Exteriores, Niels Annen, que pasó un año en España gracias a una beca Erasmus, es sin embargo cauto y condiciona la reactivación del turismo a la colaboración entre países. Además, avisa del impacto que pueden tener la imposición de cuarentenas como la aprobada por España en estas negociaciones. —Alemania ha planteado permitir los vuelos internacionales a partir del 15 de junio. ¿Con qué condiciones se reanudarían estos trayectos? —La advertencia actualmente vigente que desaconseja realizar viajes a nivel mundial seguirá en vigor... Ver Más
1 h
abc.es
Así es la universidad dispuesta a hacer pruebas PCR a todos sus alumnos y profesores
La Universidad de Navarra (UNAV) fue de las primeras en coger el toro por los cuernos y decidió, para hacer frente a la pandemia, dar por terminado el curso presencial el 12 de marzo. Desde entonces toda la enseñanza se comenzó a impartir de forma online. La falta de previsión que caracterizó al Gobierno en el ámbito educativo tuvo su mayor impacto en la enseñanza no universitaria, y algo menos en la superior, con escasas respustas del Ministerio de Universidades. Sin embargo, y gracias a la autonomía universitaria de la que gozan los campus de toda España y el «compromiso» asumido por los docentes de la UNAV -palabra que su rector, Alfonso Sánchez Tabernero, repite como un mantra-, los abruptos cambios que produjo la llegada del coronavirus golpearon con menos fuerza a los alumnos de esta universidad. «La gran enseñanza de la crisis es que deja ver que la importancia de las universidades son sus activos intangibles, es decir, el compromiso de los docentes. El resultado es una buena experiencia del alumno, que deja en ellos la huella de la confianza». La UNAV ya está preparada para hacer frente al inicio del curso en septiembre: «Estamos equipándonos para que la mitad de los alumnos pueda quedarse en casa y la otra mitad asista a las clases vía online. Aun así, se organizarán turnos para que todos puedan acudir a clase». Además, todos los alumnos y docentes que regresen podrán hacerse pruebas de PCR. Tras la experiencia vivida estos meses, Tabernero concluye que «la enseñanza online nunca superará a la presencial. El cara a cara es imbatible» -La Universidad de Navarra fue de las primeras en dar por terminado el curso presencial ¿A qué se debió la decisión? -Cuando empezó la crisis pensamos que la clave era acertar con las prioridades. La primera es la salud de nuestros alumnos y profesionales, la segunda es seguir haciendo lo que hacemos de la mejor manera posible, aún en circunstancias muy difíciles; y la tercera, pensar en la solidaridad, porque entendíamos que había gente en peor situación que nosotros. Al contar también con un hospital, durante la crisis enseguida llamamos a las autoridades y les dijimos que podíamos hacer PCR y que teníamos camas en UCI. Esto se planteó antes de que la sanidad privada quedara bajo el mando del Gobierno. -¿Cómo se produjo el cambio de las clases presenciales a las online? -Un viernes enviamos a la gente a casa y el lunes estábamos dando clase online. El fin de semana enviamos información a los profesores, tutoriales de cómo dar clases online... Hemos dado 1.800 asignaturas de este modo y se han tomado 68.000 de forma telemática, incluyendo todos los cursos de todas las carreras, no se interrumpió nada. -¿Cómo cree que fue la adaptación de las universidades en general a esta situación? -En España hay 87 uniniversidades. Algunas respondieron bien, otras no tanto. Yo reuní a los decanos de forma online y les dije: «El objetivo es que en estas circunstancias los estudiantes nos pongan un diez. Una reacción rápida requiere de dos cosas: una, disponer de tecnología (que es relativamente fácil) y la otra, conseguir el compromiso de los profesores (es lo más difícil). Solo hay que imaginar un docente con hijos pequeños y padres mayores, y con tan solo un fin de semana de margen antes de dar sus clases el lunes... Tenemos profesores comprometidos y la gran enseñanza de la crisis es que deja ver que la importancia de las universidades son sus activos intangibles, es decir, el compromiso de los docentes. El resultado es una buena experiencia del alumno, que deja en ellos la huella de la confianza. -¿Cómo harán frente a la vuelta a clases en septiembre? -Se reanudará la actividad presencial el 1 de septiembre a menos que el Ministerio de Sanidad nos diga lo contrario. Estamos equipándonos para que la mitad de los alumnos pueda quedarse en casa y la otra mitad asista a las clases vía online. Aun así, se organizarán turnos para que todos puedan acudir a clase. -¿Es mejor la enseñanza online que la presencial? -La presencialidad tiene elementos imbatibles: tertulia, laboratorio, el taller de arquitectura, el estudio de radio… Sin embargo, es mejor el «zoom» (plataforma de videollamadas) que nada. Hace 20 años hubiéramos resuelto esta crisis peor, solo con apuntes. La enseñanza online nunca superará a la presencial. El cara a cara es imbatible, es más enriquecedor que la mejor conexión a través de la red; esto pasa con la docencia, con la amistad y con todo. -El ministro de Universidades, Manuel Castells, dio algunas pautas para la vuelta a clase cuando compareció por primera vez el pasado 23 de abril; en otra ocasión dijo que «copiar bien es signo de inteligencia». ¿Qué opina? -Sus intervenciones no han aportado particulares soluciones a las crisis a las que se han enfrentado las universidades. Por otra parte, animar a los alumnos a copiar no es responsable, hay que fomentar la cultura del trabajo porque de lo contrario, no formaremos a las personas que necesita la sociedad. -¿Piensa en medidas adicionales, aparte de las que dicte Sanidad para la vuelta a las clases presenciales? -Ofreceremos a todos los alumnos y empleados que se realicen una prueba de PCR. No buscamos la garantía del no contagio sino la capacidad de detectar con rapidez y poner remedio con celeridad.
1 h
abc.es
Brasil supera los 500.000 casos de la COVID-19 mientras Bolsonaro pasea a caballo en una marcha a su favor
El Ministerio de Salud de Brasil ha confirmado este domingo que se ha superado la barrera del medio millón de casos y son ya 514.849 el número de contagiados por la COVID-19 en el país sudamericano, además de haber registrado 29.314 muertes, el mismo día en el que el presidente, Jair Bolsonaro, se ha paseado a caballo por la manifestación convocada a su favor y en contra del Tribunal Supremo y el Congreso.
1 h
europapress.es
La epidemia destapa la brecha digital y pone entre las cuerdas a un millón de alumnos
La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha admitido que es muy probable que el próximo curso los alumnos no puedan volver todos a las aulas por la crisis del Covid-19. La educación online vuelve a plantearse como la herramienta más segura para proteger a los estudiantes de un posible rebrote del virus. Sin embargo, entre un 10 y un 12 por ciento del alumnado —es decir entre 800.000 y un millón de estudiantes— no están en condiciones de participar en un aprendizaje virtual, según admitió el propio Ministerio. Un informe del Alto Comisionado del Gobierno para la Lucha Contra la Pobreza Infantil alertaba también el pasado mes de marzo sobre el hándicap que puede suponer la enseñanza online para un buen número de alumnos. Según este informe, uno de cada diez hogares (300.000 niños) en el tramo de renta más baja (900 euros mensuales o menos) no tienen acceso a internet. Pero esta no es la única dificultad. Mucha familias en una situación menos precaria, tampoco pueden permitirse una conexión de banda ancha. Su única manera de acceder a la Red es través del móvil. En estas circunstancias hay 235.000 hogares en España (uno de cada cinco en el tramo más bajo de ingresos). Después de Irlanda Esta carencia no obedece solo a la precariedad económica de las familias, sino también al alto coste de la oferta del servicio. Según el Índice de Economía y Sociedad Digital (Desi) de la Comisión Europea, España es el segundo país de Europa, por detrás de Irlanda, con un acceso a internet de banda ancha más caro. Según el estudio del Alto Comisionado, los hogares más vulnerables necesitan dedicar el 6% de su renta mediana mensual para poder pagar el recibo de la banda ancha, mientras que para los hogares con ingresos más altos supone apenas el 1,5%, es decir, cuatro veces menos. La tercera pata de esta brecha digital es la equipación de los hogares. Según los datos de Pisa 2018 y de la última Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información en los Hogares (INE), uno de cada cinco niños (23%) que viven en familias con las rentas más bajas no tiene acceso a un ordenador en su casa para hacer los deberes y uno de cada dos (48%) no tiene una tableta. El estudio del alto Comisionado cifra concretamente en 500.000 los menores que no cuentan con un ordenador. «Tenemos muchos chavales con un retraso importante. Sin un apoyo especial van a llegar muy tocados al próximo curso escolar» «Todavía es pronto para saberlo pero la brecha digital en esta crisis sanitaria puede tener un impacto negativo en el abandono escolar. Tenemos muchos alumnos en situación de vulnerabilidad que ya venían con un retraso importante y la falta de dispositivos en sus hogares ha supuesto una barrera más. Sin un apoyo especial estos menores van a llegar muy tocados al próximo curso escolar», asegura Teresa Rodríguez Hervás, presidenta de la Fundación Balia, una institución que apoya a más de 2.700 niños vulnerables en los barrios más deprimidos de Madrid, Sevilla y Guadalajara. El informe de Pisa 2018 revela que las diferencias entre los hogares conrentas más altas o más bajas son mínimas en cuanto a la disponibilidad de televisor y móvil. Sin embargo, esta brecha se ensancha mucho más cuando se tienen en cuenta los dispositivos más adecuados para el estudio, como son los ordenadores o las tabletas. «En este caso las diferencias entre los hogares más y menos aventajados es grande», denuncia el Alto Comisionado. Iniciativa pionera de AEF Desde el inicio del confinamiento a mediados de marzo, las organizaciones no gubernamentales advirtieron de que un porcentaje muy alto de los los niños que atendían tenían dificultades para continuar con sus estudios desde casa. Ante esta situación de emergencia, la Asociación Española de Fundaciones (AEF) consiguió articular un proyecto sin precedentes con el apoyo de Indra para entregar más de 7.000 tabletas a más de 28 fundaciones de todas las comunidadse autónomas que conocían de primera mano las necesidades de sus beneficiarios. «Las fundaciones estaban en el terreno y sabían dónde estaba el problema. Para ellas la brecha digital era evidente. Todos estábamos muy contentos porque el país seguía funcionando pese al confinamiento, pero había entre un 10 y un 15% de niños que se habían quedado desconectados de sus colegios y los profesores no sabían nada de ellos», explica el presidente de la AEF, Javier Nadal. «Lo más preocupante es que los formadores sean capaces de adaptar los contenidos pensando desde lo digital. Si no hacemos esto, en octubre estaremos igual» Además de las tabletas, las tres principales operadoras de España —Orange, Telefónica y Vodafone— facilitaron 3.000 tarjetas SIM para aquellos estudiantes sin conectividad Wifi. Para Nadal se trata de una primera iniciativa de emergencia. «El reto ahora es poder hacer un mapa para conocer mejor dónde están los problemas de conectividad en nuestro país y poder corregir la brecha digital», asegura. Pero no es el único desafío. Para el director de la Fundación Exit, Nacho Sequeira, la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto que la brecha digital en España es «triple». «No hablamos solo de disponibilidad de dispositivos o de conexión a internet sino también de cultura digital. Lo más preocupante a medio y largo plazo es acelerar la cultura digital para que los formadores sean capaces de adaptar los contenidos pensando desde lo digital. Si no hacemos esto, en octubre volveremos a estar igual. Solo habremos apagado el fuego sin resolver el problema de fondo», asegura. Por eso, Sequeiro insiste en la importancia de una visión estratégica «porque después de esta pandemia la educación ya no volverá a ser igual». «No podemos seguir pensando en soltar a los alumnos nuestro rollo a través del ordenador como lo hubiéramos hecho en el aula. Hay que poner todo el esfuerzo en poder adaptar los contenidos para que los alumnos, sobre todo, los jóvenes, puedan recibirlos en el móvil», insiste el director de la Fundación Exit, quien recuerda que «pertenezcan o no a una familia vulnerable, el 95% de los jóvenes tiene un móvil». Sequeiro recuerda que ya existen muchas aplicaciones en el móvil para aprender idiomas o Matemáticas. «Debemos ser exigentes y poco autocomplacientes y pensar desde lo digital». Es es el verdadero reto. Una niña hace los deberes en su ordenador gracias a la Fundación Balia - ABC «Mis hijos se tenían que turnar con el móvil» María es una mujer optimista por naturaleza. La crisis del Covid-19 la obligó a confinarse en casa con sus tres hijos en edad escolar sin más herramientas que un móvil. Los niños tienen ocho, nueve y doce años. Es una familia «monomarental», como muchas en España. «Al principio fue un caos porque los tres niños tenían que turnarse el móvil para poder hacer los deberes. Había que esperar a que terminara uno para que se pusiera el otro. Además tampoco tenemos impresora y la mayoría de las fichas del más pequeño no había cómo hacerlas», comenta la mujer. María tiene un contrato a tiempo parcial como dependienta en una tienda de ropa que tuvo que cerrar por el estado de alarma. Ahora está en un ERTE. «Vivimos con lo justo gracias a la ayuda de mi madre porque mi ex marido no aporta nada», asegura. Esta situación de precariedad la llevó hace tiempo a pedir ayuda a los Servicios Sociales, que la derivaron a la Fundación Balia. Ellos fueron los encargados de conseguirle un ordenador para que los niños pudieran seguir adelante desde casa con sus estudios. «Estaba muy agobiada sobre todo por mi hija mayor que está en primero de la ESO y no sabía si iba a aprobar el curso», asegura. Dos veces a la semana, una voluntaria de la Fundación Balia ayuda a Asly —la hija mayor— con sus deberes a través de una videollamada.
1 h
abc.es
Elena se desdice: ya no quiere que su ex yerno Hugo gane «Supervivientes»
Durante su extenso paso por «Supervivientes», Elena dijo en numerosas ocasiones que deseaba que Hugo, su ex yerno y padre de su nieto Martín, se llevase el botín de 200.000 euros. Pese a sus encontronazos con el uruguayo , que fueron muchos, se mantuvo en sus trece. Ahora que Hugo se la juega, pues está nominado junto al guardia civil Jorge, justo le ha retirado el apoyo. Se lo retiró anoche, mientras España votaba –lo seguirá haciendo hasta el próximo jueves, día de la gala final– y los porcentajes de votación «evolucionaban» en directo –al final acabaron igualados– en el programa «A propósito de Supervivientes». Más de uno y una se preguntará qué espacio es ese. Durante los últimos tres meses, Telecinco ha arrollado en la noche del domingo con «Conexión Honduras» , programa presentado por Jordi González , y con parientes de concursantes y ex supervivientes (de esta edición y de otras anteriores) opinando en el plató. La semana pasada se anunció la última edición de este satélite de éxito de «Supervivientes», pero lógicamente había que llenar su hueco. Y eso es lo que hizo en la noche de ayer domingo y la madrugada de hoy lunes «A propósito de Supervivientes». Fue el estreno en el territorio Jorge Javier de Sonsoles Ónega, directora de orquesta que contó como tertulianos con diferentes colaboradores de los programas de la casa. El nuevo y efímero programa (ayer nació y unas horas después murió) tiró de entrevistas con los dos últimos expulsados (el ex tronista Barranco y Elena , la madre de Adara Molinero ), algún vídeo inédito y otros ya vistos, como ese tan comentado en su día sobre la dimensión de los testículos de Ortega Cano . No apareció en directo ninguno de los cuatro concursantes que quedan en liza, o sea, Hugo, Jorge, Rocío y Ana María. A Hugo lo volvimos a ver tremendamente cabreado en un vídeo grabado el pasado jueves, tras perder la prueba que lo habría convertido en líder. Son imágenes que, vistas por un observador neutral, no ayudan a que la audiencia lo vote en masa para evitar su expulsión el jueves ante Jorge y seguir optando así al triunfo final, que es el objetivo con el que llegó a la isla entre ojo y ojo. Y con el que la abandonó. Quizá para compensar, se emitieron a continuación otras imágenes grabadas en las que el uruguayo, al borde del llanto, reconocía que aceptó participar en «Supervivientes» para evadirse de «todo el dolor» en el que estaba sumido tras su superación de Adara. Fue tras el vídeo lacrimógeno cuando entró Elena en vivo y en directo. Los miembros de La Legión (así se conocen los seguidores, y votantes de Hugo) ya saben que no contarán con el voto prestado de los «adaristas». Pues los «adaristas» son lógicamente «elenistas», y Elena quiere que el ganador sea... Jorge. Explicó el motivo por el que ha cambiado de opinión: «Yo pensaba que iba a utilizar ese premio para poder instalarse en Madrid, pero creo que no es la intención que él tiene», argumentó la madre de Adara. Es decir, que su esperanza era que Hugo Sierra se instalase en la capital de España, ciudad donde vivirían los padres de Martín «cada uno por su lado», pero cerca. Pero dado que su plan de vida es diferente, el voto y la voluntad de Elena han variado respecto a lo que había manifestado. Los cuatro besos de Barranco y Gloria Camila También entró en directo Albert Barranco. En el caso de el ex tronista se intentó explotar el breve momento en que el pasado jueves se cruzó con Gloria Camila , la hija de Ortega Cano, en el complejo de Arganda del Rey donde están pasando la cuarenta los últimos supervivientes. Para los no informados, recordemos que en su día hubo tomate entre ellos. Poco, pero hubo. Sonsoles Ónega se refirió al asunto como « aquellos cuatro besos« que se dieron. Barranco no quiso entrar al trapo. Recordó que los dos tienen ahora pareja. «A mí me queda grande», zanjó en relación al asunto. Le informaron de que Gloria Camila, mientras él estaba en la isla, negó aquel «encontronazo»: «Pues si ella lo niega ya está», replicó, antes de aclarar que no guarda rencor a nadie. El encuentro en sí no dio mucho de sí. Iban los dos con mascarillas. Él bajó la cabeza y ella lo miró «sin más», apuntó el propio Barranco, al que se le ve muy incómodo cuando le sacan el asunto. Ya hay dos parejas para «La casa fuerte» «Supervivientes 2020» se acaba y Mediaset ya tiene preparado el relevo. Hay que seguir alimentando a la audiencia con «realities», y el elegido es «La casa fuerte», que presentarán Jorge Javier Vázquez y Sonsoles Ónega. Ayer, en «A propósito de Supervivientes» se desveló el nombre de la segunda pareja que tomará parte en el nuevo programa. Aquí los tienen en la ducha, en una foto que subieron a Instagram: Se trata del ex superviviente 2020 Jaime Ferre y de su novia, la canaria Cristina Gilabert. Llevan dos años y siete meses juntos. Juntos como pareja, pero no comparten casa. Lo harán en el «reality» por primera vez. No será el único participante en esta edición de «Supervivientes» que habitará «La casa fuerte». El pasado jueves ya se desveló el nombre de la primera pareja que participará en el programa: la formada por Christian Suescun y su madre Maite Galdeano.
2 h
abc.es
Portugal reabre gimnasios, restaurantes, cines, teatros y guarderías
Portugal se acerca a los 1.500 muertos por coronavirus en el conjunto de su territorio desde que se registró el primer caso en el país el pasado día 2 de marzo, una cifra sensiblemente inferior a la de la vecina España, o a las de Italia, Francia y Reino Unido. Sin embargo, la sensata gestión de la crisis sanitaria se ha visto empañada en estos últimos días al producirse nuevos brotes de la infección en los alrededores de Lisboa. Cierto que se destapó un doble foco en sendos hostales del centro de la capital portuguesa tres semanas atrás, pero se aisló a los afectados en rincones de la periferia, precisamente. Y ahora son Seixal (a 24 kilómetros de Lisboa) y Almada (a 12) los puntos más preocupantes, fundamentalmente por las consecuencias en sus barrios más degradados y conflictivos, como el denominado Jamaica, frecuente campo de batalla entre manifestantes y policía. Se trata de poblaciones con un alto índice de personas que se desplazan a diario al centro de la ciudad del fado para acudir a sus puestos de trabajo utilizando el transporte público fluvial, muy extendido en la zona y mucho más rápido que el traslado por carretera (entre otras razones, por el colapso cotidiano que se registra en el emblemático Puente 25 de Abril). De modo que ahí se localiza el riesgo, pues además la distancia social resulta más difícil de guardar a bordo de una embarcación donde no es extraño ver a la gente agolpándose para salir corriendo hacia las paradas de autobús o la estación de metro de Cais do Sodré, con el fin de prolongar el itinerario hasta el centro profesional en cuestión. Son esos flujos de habitantes los que las autoridades sanitarias deben afanarse en vigilar, si no quieren dar al traste con la hasta ahora impecable forma de proceder del Gobierno socialista de Antonio Costa, beneficiado por la ausencia de presión de ningún otro partido al encontrarse al borde de la mayoría absoluta y por la inexistencia de chantajes nacionalistas. Las dos únicas regiones autónomas vigentes en Portugal corresponden a los archipiélagos de Madeira y de Azores. El primero, cuya capital es Funchal, no contabiliza ningún positivo desde hace ya 26 días, por lo que sus playas se hallan aptas para el baño… si se respetan las nuevas normas y los visitantes se colocan a un mínimo de dos metros unos de otros. De hecho, el inmenso arenal de Porto Santo ha sido pionero en Europa a la hora de adaptarse a la nueva realidad. Nunca hubo una gran incidencia de la infección en Madeira y, a pesar de ello, las autoridades locales apostaron desde el principio por el blindaje y la cuarentena. Unas medidas correctas que han funcionado, como también en las Azores, hasta el punto de que solo una de sus nueve islas mantiene apenas un par de casos activos. El aislamiento decretado, el aire puro y la lejanía geográfica se han aliado para desembocar en toda una garantía de salud de este enclave insular, cuya capitalidad se dispersa entre las ciudades de Ponta Delgada, Horta y Angra do Heroísmo. Lo que está claro es que Portugal tiene mucho más controlada la pandemia que España y, en esa línea, los gimnasios, restaurantes, teatros, salas de cine, auditorios y guarderías reabren sus puertas este lunes 1 de junio, aunque con las mismas condiciones que en todas partes: mascarilla y evitar aproximarse a otros ciudadanos. Los museos han retomado también su actividad, previa cita concertada por teléfono o por internet. Así, la Fundación Serralves de Oporto se ha apuntado el tanto de inaugurar la exposición más sonada del año en suelo portugués: una completa retrospectiva de Yoko Ono.
2 h
abc.es
«Cuando recibí el alta no me tenía en pie, tuve que aprender a andar»
Julián Sotoca, 54 años: «Cuando recibí el alta no me tenía en pie, tuve que volver a aprender a andar» Tuvieron que pasar 39 días hasta que Julián logró dejar atrás la UCI. De allí salió con voz de «teleñeco», como le dice un amigo: débil, frágil y fina. Lo que empezó siendo una sospecha de alergia a mediados de marzo se acabó convirtiendo en su batalla más difícil: «Una de las cosas que sentí era que se me iba la vida. Era algo muy nítido». Ingresó en el hospital Severo Ochoa de Leganés cuando se acababa de decretar el estado de alarma y no volvió a pisar la calle hasta que las medidas de desconfinamiento eran un hecho. De sus peores días allí dentro apenas tiene recuerdos, fruto de la sedación. «A mi familia le decían que estaba con riesgo vital». En cambio, lo que sí le ha dejado el Covid-19 son algunas secuelas que van remitiendo: «Salí con una escara en el sacro consecuencia de estar tanto tiempo inmovilizado. Me hacen curas cada dos días y un análisis de sangre a la semana porque salí con anemia. En junio y julio tengo varias citas de seguimiento». Además, la pérdida de masa muscular le hizo tener que volver a aprender a andar: «En la UCI no me tenía en pie y apenas tenía equilibrio. Era una mezcla entre un anciano y un bebé. Por suerte ya puedo dar paseos con mi perro». Sin daños neurológicos aparentes, Julián vive hoy entre medicamentos que le ayudan en su recuperación. Consciente de que ha superado lo más difícil, sabe que aún tiene camino por delante. Aun así, lo tiene claro: «Conozco casos con secuelas más graves y me siento afortunado. No tengo miedo, quiero vivir». Josefa Aranda, 73 años: «Estoy mejor, pero cuando ando un poco deprisa me falta el aire» Una semana después de sus primeros síntomas, una ambulancia tuvo que ir a buscar a Josefa a su casa para llevarla al hospital de Getafe. Juan, su marido, había ingresado días antes, aunque él superaría el coronavirus con menos problemas. Josefa permaneció en el hospital 19 días, aunque no llegó a pisar la UCI. «Estaba muy malita y el doctor estuvo a punto de mandarme a la UCI. A veces pedía a los médicos que me sedaran, no hicieran nada y me dejaran morir». Sin embargo, consiguió salir adelante y ahora guarda en su memoria el nombre todos los enfermeros que la ayudaron: Álex, Nerea, Guillermo, Ángeles... Aparte de nombres, de aquellos días conserva algunas de las secuelas más comunes en este tipo de pacientes: «Cuando ando un poco deprisa, me ahogo, noto que me falta el aire. También tengo las pulsaciones más altas que antes». Desde el hospital se mantienen al tanto, con llamadas telefónicas, analíticas y unos batidos que sirven de complemento alimenticio. Juan y Josefa están en casa desde hace varias semanas, aunque a ella todavía le cuesta hacer según qué cosas: «Hay veces que prefiero quedarme en casa, pero mi marido me dice que es bueno andar y damos un paseo, pero siempre con mascarilla, que me da miedo». A sus 73 años, Josefa puede decir que ha vencido al virus, y que sigue haciéndolo: «Cuando salí iba en silla de ruedas, no podía ni andar. Ahora me siento mejor». Juan Manuel de la Cruz, 63 años: «He notado deterioro físico, pero las secuelas son más psicológicas» La desgracia de esta historia está en el epílogo. Tras haber estado ingresado 12 días en el hospital Quirón de Albacete y vencer al Covid-19 sin necesidad de UCI, Juan Manuel se enteró de que aquel desconocido con el que había compartido unos días la habitación había muerto: «Me impresionó mucho. No lo conocía, pero fueron días muy intensos. Cuando me fui del hospital, él estaba bien... Ahí fui más consciente de la gravedad de lo que había tenido». A sus 62 años, Juan Manuel estaba «perfectamente» cuando recibió el alta, aunque sospecha de algunas secuelas del virus. «He leído que en algunos casos se produce cierta pérdida de memoria, y aunque no diría que sufro de eso, sí me noto más despistado. Quizá sea por mi edad o por las dos cosas». Además, amante de la bicicleta como es él, reconoce no haber recuperado la forma física: «Perdí 10 kilos en el hospital, aunque he recuperado 6. Sin embargo, con la bici sí he notado un deterioro físico, pero es que ya tengo 62 años». Como a tantas otras personas, la pandemia ha interrumpido su vida: «En mi caso, las secuelas son más psicológicas. Sigo siendo el mismo, sobre todo a mi edad, pero aquello que viví me hizo pensar. Esta pandemia ha cambiado muchas cosas. En mi trabajo, por ejemplo, la biblioteca que yo disfruto, que a mí me gusta, va a tardar mucho en volver, si es que vuelve. Mi vida personal se retomará, mi vida profesional no va volver a ser la misma».
2 h
abc.es
Tres de cada diez pacientes graves podrían desarrollar secuelas pos-Covid-19
Algunas de las incógnitas que siguen rodeando al Covid-19 giran en torno a las secuelas que la enfermedad podría dejar en los pacientes que han logrado superarla. A pesar de los esfuerzos de la ciencia por buscar respuestas, los investigadores aseguran que solo el tiempo será capaz de dar con ellas. Aun así, cada vez hay más estudios que intuyen que, al menos un porcentaje de enfermos, sufrirá secuelas pos-Covid-19. Hasta el momento, todo hace indicar que las más comunes serían pulmonares, aunque también hay evidencia de huellas neurológicas, cardíacas e incluso psicológicas. Por este motivo, varios hospitales han impulsado unidades específicas para el seguimiento y el estudio de estas secuelas. Es el caso del Hospital del Mar (Barcelona), donde han... Ver Más
2 h
abc.es
Vicente Navarro Millares, dialogando con Platón
El alma. La amistad. El gobierno. El amor. De estas cosas hablaba Platón en sus Diálogos , y esto es lo que releía una y otra vez, hasta saberlo de memoria, Vicente Navarro Millares. Si la vida es un conjunto de alegrías y sinsabores, Vicente...
2 h
lavanguardia.com