Principal
Cientos de manifestantes empiezan a congregarse en Washington en una marcha contra el racismo que se prevé histórica
Con la marcha de Martin Luther King Jr en la memoria, los manifestantes comienzan a salir a las calles.
publico.es
Una persona fallecida y otra herida tras una colisión frontal de dos vehículos en Poblete
Una persona ha fallecido y otra ha resultado herida tras la colisión frontal de dos vehículos que en la tarde de esta sábado ha tenido lugar en la localidad ciudadrealeña de Poblete.
europapress.es
Nubes y lluvias débiles este domingo en Canarias
Canarias espera este domingo cielos con intervalos nubosos y la probabilidad de lluvias débiles ocasionales en el norte de La Palma y Gran Canaria, y norte y este de Tenerife, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Además, las temperaturas continuarán una jornada más en descenso, en tanto que el viento soplará del noroeste a norte flojo, con brisas, tendiendo a flojo a moderado, al final del día. Las aguas costeras de La Palma registrarán vientos del oeste de fuerza 3 a 5 -escala Beaufort-, rolando a norte 2 o 3. Marejada disminuyendo a marejadilla. Mar de fondo del oeste o noroeste de 1 metro. Lluvia y aguaceros.Localmente visión regular. En la costa este al principio, variable 1 a 3, y rizada o marejadilla. El Hierro tendrá oeste de fuerza 3 a 5, rolando a n 2 o 3. Marejada disminuyendo a marejadilla. Mar de fondo del oeste o noroeste de 1 metro. Lluvia y aguaceros. Visión localmente regular. En la costa este al principio, variable 1 a 3, y rizada o marejadilla. En Tenerife y La Gomera habrá suroeste u oeste de fuerza 3 a 5, rolando a norte 2 a 4, localmente al principio suroeste 6 en la costa sureste tinerfeña y variable 1 a 3 en el resto de la costa este de Tenerife.En el canal entre ambas islas, sur 2 a 4 tendiendo a norte 3 a 5 pronto. Principalmente marejada, ocasionalmente fuerte marejada al sureste tinerfeño al principio. Mar de fondo del oeste o noroeste de 1 metros. Lluvia o aguaceros. Vissión localmente regular. Las aguas costeras de Gran Canaria esperan componente suroeste de fuerza 3 a 5, rolando a norte 2 o 3. Marejada disminuyendo a marejadilla. Lluvia o aguaceros. Visión localmente regular. En las costas este y nordeste al principio, y en costas sur al final, variable 1 a 3 y rizada o marejadilla. En Lanzarote y Fuerteventura habrá sur o suroeste de fuerza 3 a 5, rolando noroeste 2 o 3 en las costas oeste y tendiendo a variable 1 a 3 en las costas del este. Marejada disminuyendo a marejadilla. Lluvia y aguaceros. Visión localmente regular.La previsión de la Aemet para este domingo, por islas, es la siguiente:LANZAROTEIntervalos nubosos, abriéndose amplios claros en horas centrales y por la tarde. Temperaturas en ligero a moderado descenso. Viento de componente oeste flojo, con brisas en la costa sudeste, girando a componente norte al final del día.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Arrecife 19 27FUERTEVENTURAPredominio de cielos poco nubosos, con algunos intervalos en el este, en horas centrales, y en el norte, al final del día. Temperaturas en ligero a moderado descenso. Viento de componente oeste flojo, más intenso en Jandía por la tarde, girando a componente norte al final del día. Brisas en la costa este.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Puerto del Rosario 20 26GRAN CANARIAEn el norte, nuboso a primeras y últimas horas, predominando los cielos poco nubosos el resto del tiempo, y con baja probabilidad de lluvias débiles y ocasionales de madrugada. En el resto, poco nuboso con algún intervalo de evolución en el sur y este en horas centrales. Temperaturas en ligero descenso, más acusado de las máximas, en el norte y este. Viento de componente norte de flojo a moderado, más intenso por la tarde en costas este y oeste. En cumbres, viento del oeste a noroeste, flojo. Predominio de las brisas en las costas norte y sur.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Las Palmas de Gran Canaria 20 26TENERIFEEn el norte, intervalos nubosos. En el resto, intervalos nubosos predominando los cielos nubosos en horas centrales. Probabilidad de lluvias débiles y ocasionales en el norte, durante la madrugada, y en el este, por la tarde. Temperaturas en ligero a moderado descenso, salvo ligeros ascensos de las mínimas en zonas altas. Viento del norte a noroeste de flojo a moderado, con brisas en zonas de costa. En cumbres centrales, viento del oeste de moderado a fuerte, sin descartar alguna racha muy fuerte de madrugada.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Santa Cruz de Tenerife 20 27LA GOMERAIntervalos nubosos, predominando los cielos nubosos en horas centrales en la vertiente sur, y con baja probabilidad de lluvias débiles y ocasionales, principalmente en el norte. Temperaturas con pocos cambios o en ligero a moderado descenso de las máximas, en el norte y este. Viento de componente norte de flojo a moderado, algo más intenso por la tarde en las costas este y oeste. Brisas en las costas norte y sur.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): San Sebastián de La Gomera 20 26LA PALMAPredominio de cielos nubosos, con probabilidad de lluvias débiles en el norte y este, principalmente de madrugada y por la tarde. Temperaturas en ligero a moderado descenso, principalmente de las máximas en el norte y este. Viento del norte a noroeste flojo, más intenso en la vertiente noroeste por la tarde, y girando a componente oeste en cumbres. Brisas en las costas norte y oeste.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Santa Cruz de La Palma 19 25EL HIERROIntervalos nubosos, predominando los cielos nubosos en horas centrales en la vertiente sur, y con baja probabilidad de lluvias débiles y ocasionales, principalmente en el norte. Temperaturas con pocos cambios o en ligero descenso. Viento del noroeste flojo, girando a últimas horas a nordeste de flojo a moderado. Brisas en las costas norte y sur.TEMPERATURAS MÍNIMAS Y MÁXIMAS PREVISTAS (C): Valverde 16 22
eldiario.es
La Primitiva: un único acertante se lleva un millón de euros del Joker
Dos boletos acertantes de primera categoría en el sorteo de la Primitiva celebrado este sábado han ganado un premio que asciende a 568.483,58 euros, mientras que un boleto acertante del sorteo del Joker cobrará un millón de euros.Los dos primeros boletos han sido validados en la localidad alicantina de La Murada-Orihuela y en Hernani (Guipúzcoa), según informan desde Loterías y Apuestas del Estado.Asimismo, hay un acertante de primera categoría en el sorteo del Joker que se ha llevado un premio de 1 millón de euros y cuyo boleto ha sido validado a través del canal oficial de internet de Loterías.Por otro lado, no ha habido ganadores en la categoría especial (6 aciertos + reintegro), por lo que el bote acumulado para el próximo sorteo es de 11,2 millones de euros.En cuanto a la segunda categoría (5 aciertos + complementario), hay nueve boletos acertantes que cobrarán un premio de 18.949,45 euros cada uno.
20minutos.es
Francia confirma 35 muertos y 579 positivos por coronavirus en 24 horas
La Dirección General de Salud del Gobierno francés ha informado este sábado de 35 fallecidos en hospitales y 579 nuevos casos confirmados de coronavirus en las últimas 24 horas contabilizadas mientras continúa descendiendo el número de pacientes ingresados en cuidados intensivos.
europapress.es
Reclaman que la Policía de Nueva York deje de ser quien acredite a la prensa
El fiscal de cuentas de Nueva York, Scott Stringer, solicitó este sábado que el Departamento de Policía de la ciudad (NYPD) deje de ser la autoridad encargada de dar acreditaciones de prensa oficiales, en respuesta a su mala gestión de las mismas y de las protestas de los últimos días. Stringer, en una carta, urgió a la oficina del alcalde, Bill de Blasio, a que asuma directamente esa responsabilidad a la vista de las “restricciones” que la Policía impone a los periodistas. “Estoy preocupado porque tras días de protestas masivas por el asesinato de George Floyd -protestas que el NYPD ha usado repetidamente para golpear y encarcelar a manifestantes pacíficos- el Departamento ha decidido de forma sumaria cancelar la emisión de nuevas acreditaciones de prensa”, denunció. El fiscal de cuentas consideró que esa medida muestra una vez más que el NYPD es “exactamente la agencia equivocada para asumir la tarea crítica de salvaguardar los derechos de los neoyorquinos y estadounidenses a una prensa libre y sin restricciones”. Stringer apuntó que hay numerosas denuncias sobre agentes que amenazan a periodistas que están cubriendo las manifestaciones con retirar sus credenciales y quejas, sobre todo de reporteros de medios más pequeños, de que sus solicitudes de acreditación son rechazadas de manera sistemática. Además, criticó los requisitos que la Policía establece para la concesión de las acreditaciones y reclamó cambiarlos para dar acceso a más informadores. La Policía neoyorquina ha sido criticada duramente en los últimos días por su uso de la fuerza para responder a los miles de manifestantes que han salido a las calles para protestar contra el racismo y, precisamente, contra la violencia policial. Numerosas organizaciones y políticos locales se han lanzado a reclamar que se quite financiación a este cuerpo, el mayor departamento de Policía de Estados Unidos, con más de 36.000 agentes.
eldiario.es
Más de cuatro mil personas vestidas de luto para evitar el cierre de la industria del aluminio en Galicia
Miles de personas vestidas de luto y una marcha lenta de cientos de vehículos industriales y camiones han protagonizado la manifestación que este sábado ha recorrido el pueblo lugués de Xove en defensa de la continuidad de la industria del...
lavanguardia.com
Multitudinarias marchas pacíficas para denunciar la violencia racista institucional en EEUU
Miles de personas se han congregado en las principales ciudades de Estados Unidos para protestar una jornada más por la violencia racista institucional, aunque la mayor marcha está prevista en Washington, donde la Casa Blanca se ha blindado para evitar disturbios.
europapress.es
Bolivia aprovecha la cuarentena para reglamentar la educación virtual y a distancia
El Gobierno interino de Bolivia presentó este sábado un decreto para reglamentar cuatro modalidades de educación, incluidas la virtual y a distancia que ya se usaban en algunos centros educativos y que otros tuvieron que improvisar por la cuarentena contra la COVID-19. El decreto busca "normar la complementariedad" entre las modalidades educativas presencial, semipresencial, virtual y a distancia en todos los niveles educativos, explicó a los medios el ministro interino de Educación, Víctor Hugo Cárdenas. La presencial tiene a docentes y estudiantes en el aula, la semipresencial combina la asistencia física a clases con las otras tres modalidades, la virtual se efectúa a través de plataformas en internet y la de distancia se apoya en herramientas como la televisión y radio, detalló. "Estas cuatro modalidades el docente boliviano las combinará de una forma creativa y sin ninguna imposición del Ministerio de Educación", señaló Cárdenas. La única que no se aplicará por ahora es la presencial por la emergencia sanitaria y la aplicación de las otras tres dependerá de las particularidades de cada unidad educativa en las zonas urbanas y rurales, y de un acuerdo entre los padres, docentes y directores de estos centros, precisó. La intención es que no se desarrollen solo durante la cuarentena, sino que la combinación de estas modalidades educativas sea una constante, como ocurre en otros países, manifestó. "Esta combinación busca el acceso de los estudiantes en igualdad de oportunidades al uso de estos medios digitales" y que ninguno se vea perjudicado en sus estudios, sostuvo Cárdenas. Por ello indicó que se deberán tener en cuenta los indicadores de riesgos de contagio de la COVID-19 en cada municipio "para proteger la salud y la vida de los estudiantes", pero además aspectos como el acceso a la televisión, radio e internet. "Las escuelas, colegios y universidades que antes de la cuarentena ya venían usando mecanismos de educación virtual y plataformas virtuales van a continuar realizando su trabajo", mientras que los que no los tienen contarán con apoyo estatal para desarrollarlos. Además, en las áreas sin acceso a internet, el Ministerio de Educación enviará material escrito a los estudiantes y las escuelas se apoyarán en la televisión y radio para reforzar el trabajo educativo. También comprometió el apoyo gubernamental para la capacitación de docentes sobre el uso de las herramientas virtuales, el desarrollo de plataformas, la dotación de computadoras y la llegada progresiva de internet a los lugares carentes del servicio. El decreto contiene lineamientos generales y se espera contar en 30 días con reglamentos específicos para cada nivel educativo, desde el inicial hasta el superior, señaló Cárdenas. Las clases presenciales están suspendidas en Bolivia desde el pasado 12 de marzo por la emergencia sanitaria. La cuarentena se flexibilizó en parte de Bolivia desde el pasado lunes, pero sigue estricta en las regiones más golpeadas por la COVID-19, que a nivel nacional ha dejado 427 fallecidos y 12.728 contagiados, según datos oficiales.
eldiario.es
Nadal y Pau Gasol logran recaudar más de 14 millones contra el coronavirus
El proyecto de Rafa Nadal y Pau Gasol, con Cruz Roja, que iniciaron el pasado mes de marzo en plena crisis del coronavirus, supera los 14 millones de euros recaudados, en una iniciativa solidaria de ayuda a los afectados por la pandemia.Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
La portada de EL PERIÓDICO del 7 de junio del 2020
Esta es la portada de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA correspondiente al 7 de junio del 2020.Seguir leyendo....
elperiodico.com/es/
Los Angeles Galaxy deciden despedir a Katai por publicaciones racistas de su esposa
Cuando Estados Unidos arde por la muerte de George Floyd, el hombre afromericano cuyo fallecimiento a manos de un policía blanco ha sido el detonante de las protestas de la última semana en el país norteamericano, todavía hay algunas personas que...
lavanguardia.com
La protesta contra el racisme per la mort de George Floyd es fa global
El món protesta contra el racisme i la mort de George Floyd, el 25 de maig, en mans d'un policia de Minneapolis
ccma.cat/324/
Brasil cambia de metodología y reduce drástricamente los contagios de Covid
Cambio de metodología en Brasil. El presidente del país, Jair Bolsonaro, ha decidido modificar la metodología de contabilización de fallecidos y contagiados por el nuevo coronavirus por la que en la práctica ha supuesto un drástico descenso. El cambio ha desatado las críticas de la oposición, que cree que las autoridades quieren manipular los datos sobre la epidemia.En concreto, el último boletín recoge 164 muertes y 5.974 nuevos positivos, muy lejos de los 1.008 muertos y 30.136 nuevos casos de los que se informó el viernes y de los 1.492 decesos y 31.890 positivos de los que se dio cuenta el jueves. Brasil es el tercer país del mundo por número de muertes con 35.211 decesos acumulados, mientras que hay 651.980 casos confirmados de contagio.El cambio consiste concretamente en contabilizar los fallecidos y contagios detectados en las últimas 24 horas, sin incluir el acumulado de casos anteriores. Bolsonaro explica en una nota difundida en redes sociales por el Ministerio de Sanidad que el formato utilizado desde el inicio de la epidemia no ofrece una representación del "momento del país"."La curva de casos muestra las situaciones como los escenarios más críticos, las reversiones de cuadros y la necesidad de preparación", explica el comunicado. "Al acumular datos, además de no indicar que la mayoría no está ya afectado por la dolencia, no retrata el momento del país", explica el documento.Bolsonaro ha sido interrogado sobre este cambio de metodología durante una visita a Formosa, pero el mandatario no ha querido responder, según informa el diario 'Folha'.
1 h
20minutos.es
Djokovic ve "imposible" de cumplir el protocolo del US Open
El tenista serbio Novak Djokovic valoró como "imposible" de cumplir el protocolo "extremo" con el que está trabajando el US Open para que se pueda celebrar en Nueva York el 'Grand Slam', un futuro aún incierto para el que todavía no hay nada oficial.
1 h
europapress.es
Comprobar el resultado del sorteo de La Primitiva de hoy sabado, 6 de junio de 2020
El sorteo de la Primitiva de hoy sabado, 6 de junio de 2020 ha dejado como resultado la siguiente combinación: 03,07,09,28,30,48, el número complementario es el 16 y el reintegro el 4. El boleto agraciado en el sorteo del Joker es el 03,07,09,28,30,48, el número complementario es el 16 y el reintegro el 4 que se lleva 1 millón de euros. Para participar en este sorteo hay que marcar la casilla correspondiente, cuyo precio es de 1 euro por número. El sorteo de la Primitiva trata de la extracción de 6 bolas con números que van del 1 al 49 de un bombo. Además se saca una bola extra, que es el número complementario, y de otro bombo se saca una bola con números que van del 0 al 9 que es el reintegro. Para apostar, hay que elegir 6 números (entre el 1 y el 49), de manera manual, eligiendo tú los números, o automática, dejando que la máquina los genere de manera aleatoria. El sorteo se celebra todos los jueves y sábados a las 21.40 en el Salón de Sorteos de Loterías y Apuestas del Estado. En la Primitiva, se destina el 55% de lo recaudado a premios, que se distribuye en varias categorías. Los acertantes que se llevan premio son los siguientes: el reintegro del boleto coincide con el que sale del bombo, adivinar 3 números de la combinación ganadora, 4 números, 5 números, 5 más el número complementario, los 6 números de la combinación ganadora, y los 6 números más el reintegro. Los premios que concede El Joker van desde 1 euro si coincide la primera o la última cifra del número, hasta 1.000.000 de euros si coinciden las 7 cifras del número. Consulta los resultados de todas las loterías en ABC.es para comprobar si te ha tocado algún premio de los siguientes sorteos: ONCE, Bonoloto, Primitiva, Euromillones y Lotería Nacional. Nota: ABC.es no se hace responsable de errores u omisiones que pudieran existir. La única lista oficial válida es la que proporciona la sociedad estatal Loterías y Apuestas del Estado.
1 h
abc.es
Los bomberos rescatan nueve patitos en una cloaca de Barcelona
Los bomberos del Ayuntamiento de Barcelona han rescatado esta tarde en una cloaca del barrio de Vallbona nueve patitos que estaban perdidos y desorientados. Seguir leyendo....
1 h
elperiodico.com/es/
Costa Rica suma 1.263 casos, tras cumplir tres meses del primer reporte de COVID-19
Costa Rica que cumple este sábado tres meses desde el primer reporte COVID-19 positivo en el país, contabiliza 1.263 casos, 35 más en un día, informó en un reporte oficial el Ministerio de Salud.El director vigilancia epidemiológica, Rodrigo Marín, expresó en conferencia de prensa virtual que desde el 6 de marzo, cuando el Gobierno reveló el primer caso, se han recuperado 701 personas (55,5 %), 10 han fallecido (0,7 %), y se han descartado 20.084 casos sospechosos.Marín también indicó que hay 19 pacientes hospitalizados, de los cuales tres se ubican en unidades de cuidados intensivos, con edades entre los 57 y los 72 años."Quiero recordarle a toda la ciudadanía que este es un trabajo en equipo y por ende no podemos aflojar en el cumplimiento estricto y consciente de las medidas solicitadas por las autoridades sanitarias. Agradecemos el compromiso y disciplina de todos los costarricense", expresó Marín. En lo que va del mes de junio, Costa Rica ha registrado en promedio 34 casos nuevos por día, la mayoría de ellos contabilizados en los cantones de la zona norte del país, frontera con Nicaragua, por lo que las autoridades costarricenses han aplicado medidas restrictivas diferenciadas para esas localidades.El día con más casos durante el presente mes fue el día 3 de junio cuando informaron de un total de 52 casos nuevos.Desde el pasado lunes el Gobierno de Costa Rica comenzó una segunda fase de reapertura de actividades con la entrada en funcionamiento de museos, cafeterías y hoteles al 50 %.Además, amplió a los fines de semana el permiso de operar para los restaurantes, siempre a la mitad de su capacidad, al igual que los gimnasios y escuelas de natación, que tenían permitido hasta ahora un aforo del 25 %, mientras que extendió hasta el 30 de junio el ingreso de personas extranjeras, con algunas excepciones.Debido a la flexibilización de medidas las autoridades solicitaron a la población cautela y precaución para evitar contagios masivos del virus.
1 h
eldiario.es
Cuarto día consecutivo sin muertes por COVID-19 en Canarias
Canarias suma su cuarto día consecutivo sin muertes por COVID-19. Las Islas permanecen, según los últimos datos publicados a las 20.00 horas de este sábado por el Gobierno de Canarias, con 133 casos activos. Dos de ellos se han registrado en las últimas horas en la isla de Tenerife, que sigue siendo la más afectada por la enfermedad.Desde que estalló la pandemia, el Archipiélago ha contabilizado un total de 2.372 positivos, 2.078 altas médicas y 161 fallecimientos. La Consejería de Sanidad ha explicado que cerca del 80% de las personas afectadas por el virus permanece en aislamiento domiciliario, y el resto está hospitalizado, en planta o en UCI.
1 h
eldiario.es
¿A quién llamarías nazi ahora, Miguel Ángel?
El doctor Luis Montes fue un hombre bueno, en el mejor sentido de la palabra. Luchó como médico para hacer más llevadero el tránsito a la muerte de personas en estado terminal en el Hospital Severo Ochoa de Leganés. Eso le costó la campaña más miserable y despiadada del PP de Madrid desde que gobierna. Y es mucho decir. Esperanza Aguirre, Manuel Lamela y sus palanganeros mediáticos se ocuparon de destrozar su vida. Le llevaron a los tribunales y perdieron, pero el daño ya estaba hecho. Como dijo el propio Luis Montes, consiguieron que la gente muera peor que antes.No cejó en su empeño el buen doctor que, como presidente de la Asociación Derecho a Morir Dignamente desde 2009, siguió luchando para que los enfermos terminales pudieran tener una muerte plácida, sin dolor y lo más humana posible. La justicia le absolvió hace años, la historia también. Qué pena que no pueda haber vivido para presenciar con la cabeza alta la miseria de quien utilizó su bonhomía por motivos políticos para destruirle.La campaña orquestada contra el doctor Montes acusándole de decidir quién vivía y quién moría se demostró falsa. Ahora, en 2020, hay que dirimir si quien tomaba esa decisión era el gobierno de la Comunidad de Madrid al enviar instrucciones a hospitales y residencias para que no se derivara a los ancianos con COVID.No parece que seamos conscientes aún de la gravedad de la decisión que tomó la Comunidad de Madrid. Una orden política que consistía en decidir quién tenía oportunidades de salvarse y quién quedaba desahuciado sin tener asistencia hospitalaria. A mediados de marzo dejé escrito el drama al que se vería sometido el personal clínico al tener que realizar triajes extremos para decidir quién tenía oportunidad de salvarse en detrimento de otras con menos posiblidades. Un dilema profesional que no ha sido exclusivo de España. El político italiano Mario Sberna, que estuvo ingresado grave por COVID, dijo: "Me he salvado gracias a la bombona de oxígeno que le quitaron a un hombre de Mantova de 84 años para dármela a mí." Pero la orden de la Comunidad de Madrid no estaba sujeta a motivaciones clínicas, era un expurgo motivado por la incapacidad asistencial que la privatización sistémica de décadas de gobierno popular había propiciado en el ámbito geriátrico y que le explotó en la cara con esta crisis sanitaria.Uno de los mandados que intentó despedazar el buen nombre del doctor Luis Montes fue Miguel Ángel Rodríguez, que en un programa de TVE le llamó nazi repetidas veces de forma despreciable, asegurando que lo era por decidir quién vivía y quién moría. Una afirmación por la que el consejero aúlico de Isabel Díaz Ayuso fue condenado a pagar al doctor 30.000 euros. Si el asesor repetidamente condenado atendiera a las preguntas de los periodistas se me ocurriría una para MAR ¿A quién llamarías nazi ahora, Miguel Ángel?Madrid no es Berlín cuando se implementó al Aktion T4. La consejería de sanidad no está ubicada en Tiergartenstraße 4 y Enrique Ruiz Escudero no es Viktor Brack. Ustedes no son nazis y no hace falta serlo para que el escándalo de las residencias en Madrid sea uno de los más terribles de su historia política. Como dijo Alberto Reyero, consejero de Asuntos Sociales del gobierno de la Comunidad de Madrid, al que le despojaron de las competencias en las residencias en plena crisis, la decisión de no dar traslado a los ancianos a los hospitales fue "inmoral" y veremos si "ilegal". Y no hace falta ser un nazi para poder acabar en prisión. Que de eso en el PP sí que tienen experiencia.
1 h
eldiario.es
Sé que eres un espía
Aquella noche el invitado no llegó a tiempo y, como el programa de televisión se emitía en directo, Barclays tuvo que improvisar: no haría una entrevista al figurón que había anunciado, dado que este no aparecía ni respondía los llamados desesperados de los asistentes de Barclays, sino una entrevista a sí mismo, alentando al público sentado en el plató, unas treinta o cuarenta personas, muchas de las cuales asistían asiduamente, a hacerle preguntas improvisadas e inopinadas, mejor aún si dichas preguntas, anunció Barclays, atizando la curiosidad del público, eran hostiles, indiscretas o embarazosas y lo ponían en apuros. De inmediato los técnicos del estudio se apuraron en iluminar al público sentado en varias filas de sillas plegables, corrieron a encender un... Ver Más
1 h
abc.es
Ensayo general en el Real Madrid
El Real Madrid ha realizado hoy un ensayo general de cara al reestreno liguero ante el Eibar. No es la primera vez que entrenan en el estadio Alfredo Di Stefano pero sí es la primera vez que hacen un simulacro de partido en él. Será su nueva casa hasta que termine la temporada. Además, Zidane ha podido resolver así las pocas dudas que tiene para el once ante el Eibar. -Redacción-
1 h
publico.es
Brasil reduce radicalmente los contagios y muertos tras un polémico cambio de metodología
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha anunciado un cambio en la metodología sobre la contabilización de fallecidos y contagiados por el nuevo coronavirus por la que en la práctica ha supuesto un drástico descenso. El cambio ha desatado las críticas de la oposición, que cree que las autoridades quieren manipular los datos sobre la epidemia.
1 h
europapress.es
La naturaleza y el Índice de Felicidad Ciudadana (IFC)
Siempre salgo al campo con los bolsillos vacíos: nada de lo que me ofrece se puede comprar: el canto de los pájaros, el tránsito de las nubes, la brisa del mar o la sombra de los árboles; el aroma de las flores o el sonoro silencio de la montaña.Nada cuesta dinero. El agua fresca de la fuente, la varilla de hinojo que me llevo a la boca, el madroño, el espárrago, la mora, el escaramujo, la endrina o el nízcalo que recolecto. El olor a pan de la tahona al salir del pueblo, el perfume de los establos y el de las chimeneas de leña al regresar: ¿Cuánto vale esa inmensa sensación de paz y bienestar?Los baños de bosque en el hayedo, el gran azul desde lo alto del acantilado, el amanecer infinito en la estepa mientras cantan las alondras y las totovías. El bullicioso atardecer en la marisma, la noche tumbado en la hierba mirando las estrellas. La cumbre que aún alcanzo, la recóndita cala a la que solo se llega a nado. La secreta poza del río o el gélido ibón del Pirineo: la felicidad en la naturaleza no tiene precio. Por eso conservar la naturaleza es invertir en felicidad ciudadana.Hace años el Premio Nobel de economía Joseph Stiglitz declaró que "puesto que existe una diferencia creciente entre las informaciones transmitidas por los datos agregados del PIB y las que importan realmente para el bienestar de los individuos" había llegado el momento de que el sistema estadístico que valora la riqueza de los países "se centre más en la medición del bienestar de su población que en la medición de la producción económica".Y eso es básicamente lo que se ha atrevido a hacer el gobierno laborista de Nueva Zelanda con sus famosos "Presupuestos del Bienestar". Con ellos, el ejecutivo de Jacinda Ardern antepone a cualquier otro objetivo de crecimiento el de aumentar el bienestar de las personas, multiplicando las inversiones en gasto social y protección del medio ambiente.Es difícil valorizar los servicios que nos presta un medio ambiente sano, lo que si podemos contabilizar al céntimo es lo que nos cuesta su deterioro: problemas de salud pública, agotamiento de recursos naturales, cambio climático, riesgo de pandemias… Unos costes que son externalizados al calcular índices de riqueza como el PIB y que por lo tanto ofrecen un falso resultado.En su obsesión por el crecimiento, el modelo económico basado en el PIB ignora valores como el bienestar de las personas y la salud del medio ambiente. Por eso es necesario cambiar de sistema estadístico anteponiendo valores tan significativos como la felicidad de la gente.Como señaló Stigliz, es el momento de medir la riqueza de los países no por su PIB sino por su IFC (Índice de Felicidad Ciudadana). Desde hace doce años el pequeño Reino de Bután basa su crecimiento en el aumento de lo que ellos denominan Índice de Felicidad Nacional Bruto (GNHI, por su sigla en inglés). Para ello, lejos de obsesionarse con elevar su bajo PIB, miden cuestiones tan importantes como la calidad medioambiental, la salud y el bienestar de las personas, el funcionamiento del sistema educativo, la producción cultural o la conservación de la naturaleza.Y sí, es cierto: Bután es un pequeño país budista en mitad del Himalaya, rodeado de montañas y con menos de un millón de habitantes; no nos vale como modelo. Pero en Nueva Zelanda son más de cinco millones de habitantes y su territorio mide más de la mitad que el de España.De hecho existe algo parecido al IFC que se mide cada año: el Índice Mundial de la Felicidad. Una estadística que lidera desde hace años Finlandia y cuyos diez primeros puestos acaparan el resto de países escandinavos (Islandia, Noruega, Dinamarca y Suecia) seguidos de Suiza, Austria, Holanda y Canadá. Solo se ha "colado" uno entre los nórdicos ¿lo adivinan? Efectivamente: el 8º puesto de ese ranking es para Nueva Zelanda (España ocupa el 30º).Hay varios denominadores comunes en esos diez primeros países que elevan su índice de felicidad, como la igualdad y la cobertura social o la calidad de su sistema sanitario y educativo. Pero, con alguna excepción, también destacan sus políticas a favor del medio ambiente. Cuidar la naturaleza es una de las mejores maneras de aumentar el IFC y subir peldaños en la clasificación, y ésa es la estrategia que deberíamos poner en marcha en España si aspiramos a estar allí arriba.Si dejásemos de obsesionarnos con subir unas décimas de PIB a costa de todo y de todos y prestásemos más atención (entre otros muchos aspectos) a la mejora del medio ambiente. Si apostásemos de una vez por todas por un modelo de desarrollo más limpio y sostenible y nuestras ciudades compitieran en nivel de convivencia con unos espacios públicos más sanos y confortables, si protegiéramos más y conservásemos mejor nuestra privilegiada naturaleza, si nos dejasen disfrutar de toda esa riqueza que he descrito al principio subiríamos mucho nuestro IFC, y tal vez entonces todo sería distinto.
1 h
eldiario.es
La alternativa a SGAE quiere llegar volando pero le falta la licencia del Ministerio de Cultura
El primer comunicado público de SEDA, la nueva sociedad de gestión de derechos de autores musicales que se presenta como alternativa a la SGAE, comenzó con un traspiés. “Estaba mal redactado”, admite Patacho Recio, exguitarrista de Glutamato Ye-Yé y primer presidente de la Sociedad Española de Derechos de Autor (SEDA). No todo, claro, pero sí un detalle muy importante: el comunicado expresaba literalmente que SEDA había sido aceptada “como miembro provisional de la CISAC”, la confederación internacional de organizaciones de gestión colectiva de derechos, cuyo respaldo es una garantía de transparencia en todo el mundo. De hecho, CISAC ha decidido prolongar durante otro año la expulsión de la SGAE debido a las irregularidades que la entidad aún no ha conseguido subsanar, lo cual es un golpe a la reputación de la entidad.Un portavoz de la CISAC ha desmentido que SEDA hubiera sido admitida, ya que todavía no cuenta con la licencia para operar que debe otorgarle el Ministerio de Cultura. La sociedad está legalmente constituida pero, sin licencia, no va a ningún sitio. La crisis del coronavirus y el consiguiente estado de alarma le han pasado por encima como una apisonadora, paralizando los planes y congelando los plazos que había previsto.El Ministerio de Cultura ha informado a este diario que la fecha en la que SEDA solicitó la concesión de autorización para operar, en los márgenes estipulados por la Ley de Propiedad Intelectual, es del 19 de mayo. Pero para SEDA el proceso empezó mucho antes: con una solicitud en diciembre de 2019, unas subsanaciones en enero, seguidas de una nueva petición el 12 de marzo y una subsanación final de un asunto importante: cómo se van a gestionar los derechos de los socios en el extranjero, algo que han solventado con un acuerdo con la sociedad francesa SACEM. Con la declaración del estado de alarma el 14 de marzo, se suspendieron los plazos para la tramitación de procedimientos administrativos, incluido, claro está, el de SEDA. No obstante, a partir del Real Decreto del 22 de mayo, los procedimientos vuelven a estar activos desde el 1 de junio. Como la ley marca un plazo de tres meses, el Ministerio tiene hasta el 1 de septiembre para dar una respuesta a SEDA.El problema, para SEDA, es que estos plazos desbaratan sus planes. Unos tiempos que, en cambio, juegan a favor de la SGAE, una entidad en estado crítico y en plena transformación que ha convocado elecciones para el próximo 22 de octubre. SEDA espera nutrirse principalmente de socios huidizos de la SGAE, descontentos con su gestión, pero la fecha máxima para solicitar la baja en la entidad —que causaría efecto el 1 de enero de 2021— es el 30 de junio. Eso le da al Ministerio solo un mes para resolver la petición y que los socios puedan elegir, por primera vez en la historia, entre dos sociedades españolas de ámbito nacional de gestión de derechos musicales sin el riesgo de quedar en un limbo durante un tiempo o tener que esperar un año para solicitar la baja. El problema de quedar en el limbo, explica Patacho, es que en estos tiempos tan inestables para los artistas “nadie quiere la desconfianza ni la incertidumbre” ni tampoco “volver a la SGAE con el rabo entre piernas”, como ya les sucedió a los autores que expresaron su intención de irse de SGAE el año pasado.Podrían llegar autores nuevos “pero no son tantos como para sostener una estructura de gestión”, dice Recio, sino que sería necesario el repertorio de entre 200 y 400 autores que estiman que podrían manejar en estos primeros pasos de la entidad. SEDA se ha constituido contando ya con los derechos digitales —una parte de la explotación de los derechos, la parte en la que SGAE es actualmente más débil— de 20 autores, entre ellos Kiko Veneno, Rosa León, el compositor de bandas sonoras Bernardo Fuster y José María Guzmán (del legendario grupo Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán). Los socios que han constituido la entidad actualmente forman parte tanto de la SGAE como de SEDA. El músico Amaro Ferreiro, hermano de Iván Ferreiro, es el vicepresidente de la nueva casa de autores musicales y la cantautora Rosa León también forma parte de la Junta Directiva, compuesta por cinco autores y cinco editoriales.“Más de 200 socios y 60 editoriales han pedido al Ministerio de Cultura por escrito que conceda la licencia a SEDA porque son socios de la SGAE que tienen la intención de abandonarla”, dice Patacho Recio. Entre ellos están Alejo Stivel (Tequila), Coque Malla, Lori Meyers o Melendi, según informa Patacho. Será una empresa pequeña, de 20 trabajadores en su primer año. Aunque nace impulsada por la agrupación Coalición Autoral (CoA), un colectivo de autores del colegio de pequeño derecho de la SGAE, que expresaba su descontento con la infiltración de los mecanismos de la llamada “rueda” en la entidad, han sumado apoyos de autores que no estaban en CoA.¿Qué tipo de sociedad gestionaría los derechos de la popular canción Volando voy, de Kiko Veneno? Una con “transparencia en los gastos y profesionalidad, dos cosas fundamentales que no ha tenido la gestión de la SGAE”, dice el presidente de SEDA, “y un sistema de reparto acorde al uso de la obra”, lo cual implica que no se escubullan derechos en bolsas de lo no reclamado, ni vaya a parar a otros autores, ni se pierdan derechos digitales. Una sociedad participativa, donde todos los socios tengan un voto en la Asamblea (como sucederá en SGAE este año por primera vez) y puedan tener hasta 20, “según la recaudación bruta histórica”. Esto difiere del modelo de la SGAE, que otorga unos votos permanentes más otros temporales en función de lo recaudado el año anterior al del ejercicio del voto. Al igual que SGAE en sus comienzos, SEDA va a necesitar de un descuento de administración elevado para ganar liquidez; se trata de la parte que se queda la entidad de lo que recauda para el músico. Depende del tipo de obra y de qué derecho se trate, pero SGAE lo tiene en torno al 7% (9% para conciertos o 13% para emisoras de televisión, por ejemplo). SEDA planea comenzar con un 15% y, para la comunicación pública, un porcentaje entre el 20% y el 30%, aunque más cerca de la cantidad más elevada al comienzo.Los impulsores de esta competencia de SGAE, que rompe el monopolio en materia musical, liberalizado con la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, están solicitando a los autores que quieran formar parte de ella que envíen cartas al Ministerio de Cultura, con la esperanza de que este pueda decidir si les concede o no la licencia en menos de un mes. Que no pase como en la mencionada canción de Kiko Veneno, que no se entretengan por el camino. Con respecto a la CISAC, “la discusión ha quedado pospuesta”, indica su portavoz, Adrian Strain, y, en lugar de en la Asamblea, “será revisada por la Junta Directiva cuando SEDA obtenga una licencia para operar del Ministerio de Cultura de España”.
1 h
eldiario.es
Solo cuatro empresas del Ibex cumplen el criterio de un 40% de consejeras al que la CNMV renunció tras múltiples peticiones
Solo cuatro compañías del Ibex 35 tienen al menos un 40% de consejeras, el objetivo al que acaba de renunciar la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tras plantearlo en enero. El presidente del organismo, Sebastián Albella, anunció a principios de año que las cotizadas deberían "tener al menos un 40% de consejeras", "ya no como objetivo sino como regla sobre la que hay que explicar si se cumple o no" en los informes de gobierno corporativo que publiquen en 2021.Ahora, y "tras un intenso debate", en el regulador bursátil han decidido "ser sensibles a las múltiples peticiones" recibidas y van a dar un plazo extra de dos años.Las empresas del principal índice bursátil español que alcanzan ese peso femenino en sus máximos órganos de gestión son minoría absoluta: Iberdrola, Caixabank (ambas con un 42,9%), Red Eléctrica (41,7%) y Santander (40%). En el grupo de empresas que, sin llegar al 40%, ya superan el 30% de consejeras que recomendaba la CNMV para 2020, están Bankinter e Inditex (36,4%), Repsol, Merlin Properties, Mapfre, IAG, Cellnex y BBVA (33,3%), Indra, Grifols, Endesa y Enagás (30,8%); y Meliá Hotels y Siemens (30%).Actualmente, todavía hay quince compañías que están por debajo del 30%, un porcentaje que según Albella se va a alcanzar en general este año y que, de media, prácticamente se ha logrado ya al situarse (sin contar a la multinacional ArcelorMittal, que tiene su sede en Luxemburgo) en el 29,3%.Algunas firmas del Ibex, como Telefónica (29,4%), Ence (28,6%), Acciona (27,3%) o Aena (26,7%) están cerca de alcanzar ese 30%. Las más alejadas son Banco Sabadell (14,3%) -que no obstante está en el reducido grupo con consejeras ejecutivas del Ibex junto a Santander, Indra y Bankinter-, Amadeus (15,4%), Ferrovial (16,7%), ACS (18,8%) y CIE (21,4%).El listado de empresas que incumplen ese objetivo del 30% lo completan Acerinox, Bankia y Colonial (23,1%), y Masmóvil, Mediaset y Naturgy (25%). A él va a unirse en unas semanas Enagás, que va a quedarse en un 25% una vez se formalice la entrada de tres nuevos miembros en su consejo de administración, todos hombres, con los polémicos nombramientos de los exministros socialistas José Blanco y José Montilla y el científico Cristóbal Gallego cercano a Podemos. A la colaPese a los avances de la última década, España está en el vagón de cola de los países desarrollados en materia de igualdad de género en los consejos de las sociedades cotizadas. Un reciente informe de Spencer Stuart que analizó 100 cotizadas españolas (no solo del Ibex) situaba el peso de las consejeras en el 21% en 2018, por detrás de Francia (47,4%), Suecia (39,9%), Italia (35%), Alemania (32,3%), Gran Bretaña (30,6%), EEUU (26%), Suiza (24,9%) y Holanda (21,9%).Según Spencer Stuart, solo un 24% de las cotizadas españolas alcanzaba en 2018 el 30% de administradoras que recomienda la CNMV para 2020, frente a Suecia y Dinamarca (96%), Francia (95%), Italia (92%) o Alemania (83%).La CNMV ha renunciado a exigir ya ese objetivo del 40% después de que en febrero, durante el plazo de alegaciones al borrador de reforma del Código de Buen Gobierno de las sociedades cotizadas, empresas y bancos pidieran más tiempo para alcanzarlo a través de la Asociación Española de Banca (AEB), la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y Emisores Españoles, asociación en la que participa medio centenar de empresas cotizadas, incluyendo a la mayoría de las del Ibex.Cinco años másEn el caso de Emisores Españoles, se planteó que "la recomendación directa e inmediata de la presencia de, al menos, el 40% de sexo menos representado en el Consejo, resulta excesiva en este momento, puesto que se estaría llevando a la casi totalidad de las sociedades cotizadas a estar incumpliendo una recomendación que habría aparecido de manera sorpresiva"."Sin perjuicio de que se considere elevado, en este momento, el porcentaje del 40% del sexo menos representado, si se llega a introducir el citado porcentaje como recomendación, se considera imprescindible establecer un plazo para alcanzarlo que, siguiendo el precedente de la Recomendación 14 del Código de Buen Gobierno de 2015, podría fijarse en 5 años", según alegó entonces Emisores Españoles.La CNMV ha anunciado esa moratoria de dos años en plena crisis del coronavirus, una situación extraordinaria que, según algunas voces de la élite empresarial española, está dificultado la captación de talento para los consejos de las cotizadas ante los complicados meses que se avecinan como consecuencia del derrumbe de la economía.Durante el reciente Foro del Consejero organizado por KMPG y El País, y minutos antes de que Albella anunciase ese plazo extra, el presidente del grupo Prisa, Javier Monzón, recurría al famoso anuncio del explorador Shakleton para su expedición del Polo Sur como metáfora de esas dificultades para fichar consejeros: "Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo escaso. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura el regreso. Honor y reconocimiento en caso de éxito".
1 h
eldiario.es
La verdadera historia de Costa Madrid, el monte protegido en el que magnates británicos quieren construir 650 viviendas y un hotel
Los vecinos de San Martín de Valdeiglesias, un pequeño municipio al este de Madrid, llevan dos semanas de enredo. Un buen día despertaron y su pueblo era noticia en los periódicos porque en plena pandemia dos multimillonarios británicos preparaban "un boom inmobiliario" de 650 viviendas y un hotel. Al día siguiente, su Ayuntamiento publicó una nota diciendo que ni del 'boom' ni de sus promotores sabía nada. Al siguiente, los periódicos dijeron que la Comunidad de Madrid tumbaba el proyecto. Al siguiente, que seguía en pie pero había alguna cuestión que subsanar."Ni se ha rechazado ni hay un enfrentamiento. Solo nos sorprende que la noticia salte así, sin que se sepa nada", explican fuentes de la corporación municipal, dirigida por Mercedes Zarzalejo (PP). "Sin un plan parcial donde la Comunidad te diga 'usted puede construir aquí un hotel' o no, no sabes qué puedes hacer. Es curioso que den esa información. Es arriesgado".La pareja de ricos que se ha fijado en un trocito muy concreto de San Martín de Valdeiglesias —un monte que linda con el embalse de San Juan, el único de la comunidad que permite el baño y actividades acuáticas— no es cualquier pareja. Se trata de los hermanos David y Simon Reubens, conocidos en España por haber comprado la Ciudad Financiera del Santander en 2019. El propietario estaba en liquidación y la oferta de los Reubens fue superior a la del propio banco, aunque más tarde se lo vendieron por una cantidad desconocida.David y Simon tienen 75 y 78 años. Nacieron en Bombay y se 'hicieron a sí mismos' en la industria del aluminio soviética. Son, según The Sunday Times, la segunda fortuna de Reino Unido, solo por detrás del magnate de las aspiradoras Sir James Dyson. Los Reubens poseen un imperio inmobiliario repartido entre Londres, Nueva York, Mónaco e Israel y no es la primera vez que compran suelo en España: tienen varios terrenos en Baleares, incluida una franja litoral de 1,5 kilómetros en Mallorca.El terreno que han comprado los Reubens en Madrid se llama Canto Redondo, tiene 250 hectáreas y una larga historia de recalificaciones, constructoras quebradas y guerra jurídica y política detrás. Por resumir: es suelo en un enclave protegido que fue declarado urbanizable durante el franquismo y cuya clasificación llega hasta hoy. Según las fuentes consultadas, es muy probable que el proyecto de los Reubens pueda ir adelante, aunque quizá sufra alguna modificación y tardemos años en verlo.De Sarasola padre a los ReubensEn 1955 se creó el embalse de San Juan. Una década después, se aprobó la creación del Centro de Interés Turístico Nacional (CITN) a su alrededor. Los CITN fueron una figura impulsada por Manuel Fraga, ministro de Información y Turismo durante la dictadura, para desarrollar el turismo en España, tanto en la costa como en el interior.En San Martín de Valdeiglesias fue el propio ayuntamiento el que solicitó la declaración de CITN para urbanizar parte del monte junto al embalse. Recibió el nombre de Costa de Madrid. Como explica este trabajo de la Universidad Autónoma, "la actuación de Costa Madrid es un buen ejemplo del habitual recurso a montes para el desarrollo de esta figura de ordenación". Todo se hizo basándose en el "interés general" superior del plan de promoción turística.Costa de Madrid se dividió en cinco fases. Para la urbanización de las tres primeras se creó una sociedad mixta, al 50% entre el Ayuntamiento e inversores privados. Se da la casualidad de que el socio principal era Enrique Sarasola Lerchundi, padre Kike Sarasola, propietario de la cadena hotelera Room Mate y casero de Isabel Díaz Ayuso durante la pandemia. La andadura terminó en los tribunales tras detectarse irregularidades por parte de Sarasola padre, quien cambió los estatutos sin conocimiento de la parte municipal e hizo recaer la exclusiva de las obras y venta en dos empresas suyas. Esa urbanización de las fases 1, 2 y 3, que se ha quedado con el nombre de Costa de Madrid, es hoy un barrio anárquico, dejado y desconectado de San Martín. "Tendría que haber sido una zona cuidada, pero Costa de Madrid lleva años muy abandonado", explica Gerardo del Val, que fue concejal de Izquierda Unida en Madrid y conoce bien la historia. "En San Ramón, la continuación siguiendo el pantano, sí que hay viviendas de lujo. Vive Zinedine Zidane. Costa de Madrid está bastante deteriorada". El desencuentro entre los inversores privados y el Ayuntamiento llevó a la descalificación de la cuarta fase y venta de la quinta a la empresa Lagos Urbanizados S.A, según explica una fuente conocedora del proceso que prefiere mantener el anonimato. "La empresa impulsó el ámbito urbanístico, obtuvo aprobación definitiva y licencia para urbanizar en 1979", continúa. Fue entonces cuando se ejecutaron las únicas infraestructuras que aún siguen: varios kilómetros de calles, aprovechamiento de aguas del río Alberche... Pero Lagos Urbanizados quebró en los 80 y el banco que había financiado las obras, Bankunion, también. Los terrenos terminaron en manos del Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios, indica esta fuente.De ahí pasaron a Cardimex, la última sociedad que los ha tenido antes de vendérselos a los magnates británicos.Un plan en el último minutoCardimex compró los terrenos en 1998 y no ha podido hacer nada con ellos hasta hoy. "La Ley del Suelo determinaba que se trataba de suelo urbano al estar ejecutadas las infraestructuras. Se inició una guerra jurídica para demostrar que las calles existían, lo cual roza lo esperpéntico, hasta que finalmente la Comunidad reconoció que eran legales. El dilema era suprimir la totalidad del ámbito urbanístico y pagar indemnización o evitarla. Optaron por algo intermedio: no pagar indemnización y descalificar parte del ámbito, dejando solo 89 hectáreas de urbano, para satisfacer a Medio Ambiente y los ecologistas", continúa esta fuente.La crisis económica de 2008, las obras de una nueva potabilizadora de agua y la consideración del área como Zona de Especial Protección Ambiental (ZEPA, posterior a la compra y primera clasificación de los terrenos como urbanos) hicieron el resto. Tras casi veinte años de desencuentros, Cardimex encargó un plan parcial con la intención de vender su terreno listo para edificar. Se da la circunstancia de que la empresa estaba en situación concursal desde 2011, pero presentó el plan junto a otra sociedad (Groupious S.A)."[Cardimex] Siempre nos dijo que había una feria internacional de inversores y que quería llevar el terreno con la aprobación inicial hecha", recuerda Luis Haro, concejal del PSOE, que gobernaba con mayoría absoluta hasta las pasadas elecciones. "Desconocíamos si lo querían vender. Hicieron su plan y lo presentaron en el Ayuntamiento". Según varias fuentes, el terreno también salió entonces a la venta en Idealista por 10,4 millones de euros, aunque se desconoce la cifra que han pagado los Reubens por él.Los nuevos problemas llegaron en el último pleno de la anterior legislatura, cuando el PSOE llevó el plan parcial de Cardimex a votación. Saltaron entonces las alarmas del PP y de Izquierda Unida, en la oposición. ¿Por qué una empresa que llevaba años sin actividad, que además se encontraba en disolución, tenía ahora interés en aprobar un plan? ¿Por qué justo en el último pleno? ¿Por qué el PSOE no había informado al resto de partidos de ese plan que tenían que votar? El tamaño del proyecto era suficiente para que se debatiera un poco más.La actual alcaldesa, entonces en la oposición, acusó al PSOE de llevar "cuarenta años" eludiendo el problema y afirmó que la intención del propietario era especular."Yo me tuve que estudiar el plan deprisa y corriendo. Son 650 páginas", recuerda Del Val, que ayudó a la concejala de su partido con el tema. "Es un estudio descriptivo hecho a la carta: esta es la legislación y así se puede urbanizar. Justo al final de la legislatura nos encontramos con este proyecto, que en extensión es la mitad del casco urbano de San Martín". Tanto el PP como IU votaron que no, pero con la mayoría absoluta del PSOE salió adelante. El plan se envió a la Comunidad para su estudio y aprobación.Cardinex, por otro lado, llevaba años sin pagar los impuestos municipales. En las elecciones de mayo de 2019 el color del Ayuntamiento cambió y el PP se hizo con la alcaldía. Una vez dentro del Ayuntamiento, intuyeron que el terreno se había vendido cuando Cardinex ingresó, de repente, los 206.000 euros que debía de IBI. En enero, poco antes del coronavirus, la Comunidad de Madrid devolvió el plan al Ayuntamiento."Ese plan parcial se presentó deprisa y corriendo", reconocen desde la actual corporación. "Lo que hizo este Gobierno cuando entró fue enviarlo. La Comunidad lo devolvió pidiendo todo lo que faltaba (entre otras cosas, la evaluación ambiental). No es que lo hayan rechazado, es una resolución".El PSOE critica que el PP lo tachara de "especulación"La Comunidad de Madrid no ha tumbado el "boom inmobiliario" de los Reubens. Solo ha pedido más documentación. Las probabilidades de que algo salga adelante son muchas, aunque sea una Zona de Especial Protección Ambiental (ZEPA), gracias a aquella declaración de Centro de Interés Turístico Nacional del 67 que consideró el terreno urbanizable. "Estamos hablando de la época predemocrática. Toda la planificación se hizo entonces, cuando se colonizó la orilla madrileña del pantano de San Juan. En aquella época se hicieron muchas barbaridades urbanísticas, aquí y en la costa mediterránea, y es una clasificación que desgraciadamente no ha cambiado", considera Del Val. "La lógica sería que se salvaguardara y se le diera mayor protección al estar dentro de la zona ZEPA".Nines Nieto, coordinadora de Ecologistas en Acción de Madrid, cree que podría prosperar con cambios. "El planeamiento urbanístico de la Comunidad de Madrid es muy obsoleto", señala. "Y no tiene sentido que haya un área de conservación prioritaria, lo más protegido, pegando a un área general. Aun siendo zona ZEPA es posible que pueda urbanizarse, pero no las 650 viviendas y el hotel. Siendo un área de alto valor no parece compatible con un proyecto tan ambicioso".Haro, el concejal del PSOE que llevó el plan al pleno, recuerda que aunque la norma provenga del año 67, en 1999 se revisó el plan y siguió considerándose urbanizable. "Nuestra postura es que se haga un desarrollo sostenible. Al ser zona protegida, estamos limitados. Pero si se cumple la normativa y se hacen las cosas bien, puede ser interesante".El PSOE no tardó en colgarse la medalla de que el megaproyecto de inversión era gracias a ellos y no al PP cuando salió la noticia. "Todos recordamos el pleno en el que el PP catalogó aquel plan parcial de 'especulación' y no dio su voto a favor", dijeron en Facebook.Desde la empresa de los Reubens señalan que ya trabajan con el gobierno regional para ver qué otros requisitos hacen falta. Y el Ayuntamiento del PP, pese a que entonces votó no, dice estar dispuesto a seguir adelante siempre que se tenga en cuenta que es un área delicada."Lo más importante es el medioambiente", concluyen.
1 h
eldiario.es
Unidas Podemos se prepara para una "bolsonarización" permanente de la política española
"Sabe que nunca va a lograr que sumen escaños suficientes PP, Vox y Ciudadanos y su estrategia revela esa triste conciencia por su parte. Usted nunca será presidente del Gobierno". Las palabras del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a su homólogo del PP, Pablo Casado, durante la última sesión de control al Gobierno resumen el sentir del socio pequeño del Ejecutivo de coalición, que identifica en la estrategia de desestabilización que siguen las derechas una semejanza con las vistas en países sudamericanos para acabar con los gobiernos progresistas e incluso por el presidente de EE UU, Donald Trump, en la campaña que le llevó a la Presidencia del país.Un día antes, el martes, era el portavoz del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, quien sostenía en una rueda de prensa que "el PP y Vox han tomado una decisión política, abrazar la estrategia comunicativa de Trump y Bolsonaro". Y zanjaba: "Me temo que la crispación por parte de la oposición no va a reducirse". Y este mismo jueves, el ministro de Consumo y coordinador de IU, Alberto Garzón, aseveraba en una entrevista en TVE que ambos partidos están en una estrategia "muy dañina para la política porque hace que la gente se aleje cada vez más de un instrumento necesario para cambiar la vida de las personas". El líder de IU añadía un elemento extra en sus palabras y decía que el ambiente de crispación, con caceroladas, manifestaciones donde se incumplen las medidas sanitarias, plantes en el Senado e interpelaciones en las que se acusa al Gobierno de encerrar hasta la muerte a miles de ancianos en sus residencias es malo "también para el país porque nos impiden resolver problemas que necesitarían un acuerdo más amplio".A la vez que denuncian lo que consideran una estrategia de hostigamiento que desde el PSOE asemejan a la que sufrió José Luis Rodríguez Zapatero durante su primer mandato (2004-2008), tanto la parte socialista del Gobierno como la de Unidas Podemos hacen hincapié en que, lejos de haber dudas en el Ejecutivo sobre la pervivencia de la coalición, creen ciertamente en que tienen la posibilidad de agotar la legislatura completa.Lo decía Garzón en la misma entrevista: "El Gobierno está profundamente cohesionado. Tenemos muy claro lo que tenemos que hacer en materia de políticas públicas". Antes que él ya lo hizo el propio presidente, Pedro Sánchez, quien ha reiterado en múltiples ocasiones en las últimas semanas que la legislatura durará cuatro años. Pablo Iglesias fue algo más allá al asegurar que "el Gobierno será revalidado y habrá otros cuatro años más".El "escudo social" como detonanteIglesias hizo ese pronóstico en la misma rueda de prensa en la que el Gobierno presentaba el ingreso mínimo vital (IMV), una de las medida estrella del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos, que tuvo que ser adelantada, no sin roces internos, para atajar la crisis social provocada por el coronavirus. Es, en palabras del vicepresidente, un nuevo derecho que viene a completar el cuarto pilar del estado del bienestar que se levantó con la ley de dependencia de 2006, promulgada precisamente por el Gobierno de Zapatero.En dicha rueda de prensa Iglesias pidió perdón y dijo haberse "equivocado" al haberse enzarzado con PP y Vox en las últimas semanas, precisamente al caer en las "provocaciones", en sus palabras, que le tendieron. Como cuando la portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, acusó a su padre de "terrorista". Una afirmación que fue defendida una semana después, también en sede parlamentaria, no por Pablo Casado, sino por Santiago Abascasl. O cuando la diputada de Vox María de la Cabeza Ruiz acusó al Ejecutivo, y en concreto al vicepresidente segundo, de "encerrar" a los ancianos en las residencias y provocar así su muerte. Algo en lo que han vuelto a insistir ambos partidos pese a que la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid ha reconocido que el protocolo con dicha orden salió de sus despachos.De hecho, emulando a Bolsonaro y Trump, la extrema derecha española ha declarado la guerra al periodismo de verificación. Junto al PP, denunciaron una supuesta merma de las libertades públicas cuando el Gobierno se planteó investigar el origen de los bulos que, durante las primeras semanas de la pandemia, corrieron de teléfono en teléfono, de Whatsapp a Telegram.El líder de Unidas Podemos no ha sido el único en entrar a rebatir las acusaciones de la extrema derecha. El propio Echenique o el portavoz adjunto, Enrique Santiago, también lo han hecho. Iglesias, y el resto, asume como "verdad" sus respuestas al PP y Vox, pero reconoce que su error permite a la derecha "quitar el foco" de las medidas que está aprobando el Gobierno. Y centrar los ataques en su propia persona y, por extensión, en la presencia de Unidas Podemos en el Ejecutivo, cuyo papel en la comisión parlamentaria de reconstrucción quieren diluir si pretenden contar con el favor de algunos de los poderes más importantes del país y del PP. Casado pidió insistentemente que los pactos de reconstrucción propuestos por Sánchez recalaran en una comisión parlamentaria, como finalmente ocurrió.Al análisis se suma el PCE, cuyo secretario general, Enrique Santiago, es una de las personas de referencia de Unidas Podemos. En un reciente informe de su Comisión Política apunta a que el Ejecutivo se enfrenta "a un escenario de alta confrontación política, en la que el objetivo inmediato de la oligarquía es desestabilizar al Gobierno hasta acabar con él, o al menos forzar una crisis de gobierno que acabe con la coalición actual". Para el partido que dirige Santiago, quien precisamente ocupa una de las vicepresidencias de la comisión parlamentaria de reconstrucción, la irrupción de la crispación política también está directamente relacionada con el llamado "escudo social", las medidas económicas y sociales adoptadas por el Gobierno para luchar contra la crisis provocada por la pandemia y cuyo objetivo, dice el informe, es "proteger a la clase trabajadora". El PCE apunta a que el Gobierno "podrá ser criticado desde la izquierda" por su programa "socialdemócrata", por no haber derogado todavía el Pacto de Estabilidad o "por no tener todas las riendas del poder político controladas". Un extremo que se ha visto corroborado por el duro enfrentamiento abierto con una institución como la Guardia Civil a cuenta de un informe (y su filtración) que atribuye al Gobierno, con datos falsos y manipulados, intencionalidad política a la hora de mantener la convocatoria del 8M pese a saber, según los investigadores, del peligro que entrañaba la COVID-19.La bronca, a la que han seguido destituciones, dimisiones y un segundo informe que abunda en el contenido del primero, forma parte de la misma estrategia, según dicen en Unidas Podemos. El secretario tercero de la Mesa del Congreso y portavoz de los comunes, Gerardo Pisarello, aseguró el mismo día que se hizo público que se trataba de un caso de "lawfare" o guerra jurídica. Precisamente la estrategia utilizada por la extrema derecha en Brasil para echar de poder a Dilma Roussff y meter en la cárcel al líder moral del Partido de los Trabajadores y expresidente, Lula Da Silva. Hoy gobierna Jair Bolsonaro. O en Ecuador contra Rafael Correa. O en Bolivia contra Evo Morales. El episodio ha servido a Unidas Podemos, pero también al PSOE, para volver a poner sobre la mesa la existencia de un "Estado profundo" que se escapa del control político y que tendría una de sus expresiones más conocidas en la policía política que puso en marcha el PP para espiar e inventar informes contra sus rivales políticos, como el independentismo catalán o Podemos, utilizando para ello a personajes como el hoy encarcelado y multiimputado excomisario José Manuel Villarejo.Llamamientos a la militanciaEl partido, que el año que viene será centenario, impone así a su militancia como "principal tarea" la de "defender el Gobierno de coalición" para "garantizar que la salida a la crisis ya iniciada no sea a costa de los sectores populares, sino que sean los sectores económicamente más poderosos quienes contribuyan efectivamente a la redistribución social de la riqueza". "Es imprescindible que las bases sociales y políticas de la izquierda estén movilizadas", apunta el PCE.En el mismo sentido Unidas Podemos pondrá en marcha una campaña para intentar, de forma paralela a la desescalada, implicar a los movimientos sociales en la defensa de una salida a la crisis diferente a la de hace una década.En esa tarea deberán estar las desarboladas bases de Podemos. El partido inicia este fin de semana su nueva andadura orgánica. El sábado se reunirá el nuevo Consejo Ciudadano Estatal, en el que Pablo Iglesias cuenta con un amplísimo respaldo, que deberá designar al futuro Consejo de Coordinación, la ejecutiva.Una de las principales misiones que se ha dado el partido para este nuevo ciclo es, precisamente, consolidar y aumentar su militancia. La capacidad electoral de Podemos, pese a haberse dejado una buena parte del voto logrado de 2015 y en 2016, sigue siendo muy superior a nivel estatal que autonómico y local. Algo que en el partido explican no solo en la figura de Pablo Iglesias, sino en los problemas de implantación territorial.La incógnita será cómo responde la base social de Unidas Podemos al llamamiento de sus dirigentes a defender lo conseguido. De momento, la calle la ha ganado la derecha, con las manifestaciones que tuvieron su epicentro en una de las zonas más ricas de Madrid. 
1 h
eldiario.es
La capacidad para el escándalo de Rachel Cusk
No hay perfil de Twitter a su nombre y hace años que no lee las reseñas que se publican de sus libros. Una medida sensata o incluso esencial para preservar la salud mental en estos momentos en los que Internet es un vertedero de odios desatados. Solo hay que darse una vuelta por las redes sociales o por las secciones de comentarios para constatar que el anonimato ha dado vía libre al insulto. Y la escritora Rachel Cusk (Canadá, 1967) sabe de sobra lo que es el linchamiento por parte de la opinión pública.Despojos. Sobre el matrimonio y la separación, uno de sus libros más polémicos, acaba de salir al mercado en España publicado en castellano por Libros del Asteroide con traducción de Catalina Martínez Muñoz y en catalán por la editorial Les Hores con el título Seqüela y traducido por Carme Geronès. Se publicó por primera vez en 2012 en Reino Unido, su país de residencia, y levantó una oleada de manos a la cabeza y dedos acusadores. 'Narcisista', 'mala feminista' o 'dominatrix' fueron algunas de las lindezas que se le dedicaron.No se trata de ninguna narración en la que se confiese perversiones ilegales o torturas físicas horrorosas a otros seres humanos. Despojos es un relato en primera persona del proceso de divorcio de su segundo marido y padre de sus dos hijas, el abogado y fotógrafo Adrian Clarke. En apenas 170 páginas, la autora reflexiona sobre la institución del matrimonio, los límites que supone para las personas que lo integran y la idea de la familia impuesta por el cristianismo o sus convicciones feministas.Ella y su pareja habían intercambiado los roles de género que veían en los matrimonios de las generaciones anteriores. Fue su marido el que se quedó en casa para cuidar a las niñas y ella la que siguió saliendo a trabajar. Algo que podría parecer una ruptura con los valores tradicionales y ser beneficioso para la mujer que ya no está obligada a representar el papel de abnegada ama de casa. Pero lo que funcionaba en la teoría no estaba tan claro en la práctica."La mujer que cree que puede elegir la feminidad, que puede jugar con ella como un bebedor social juega con el vino... bueno, lo está pidiendo, está pidiendo que la anulen, que la devoren, está pidiendo pasar la vida perpetrando un nuevo fraude, fabricando otra nueva identidad falsa, solo que esta vez lo falso es su igualdad. O bien hace el doble trabajo que antes o bien sacrifica su igualdad y hace menos de lo que debería. Es dos mujeres o es media mujer. Y en cualquiera de los dos casos tendrá que decir, porque así lo ha elegido que disfruta con lo que hace", afirma en uno de los fragmentos del libro.Esa organización de vida llevó a que al producirse la ruptura, el proceso estuviese lleno de contradicciones. Él le reclama a ella una manutención y la custodia compartida de las hijas, a lo que ella se niega en rotundo. A lo segundo por un instinto de posesión y a lo segundo por perplejidad. Su marido sabe lo que hace —es abogado—, y  ella se sorprende de sus propias reacciones."Y tú te llamas feminista, dice mi marido. Es posible que algún día le diga: Sí, tienes razón. No debería llamarme feminista. Tienes razón. Lo siento muchísimo (...) A veces hay en el feminismo tantas críticas a los modos de ser de las mujeres que se podía perdonar a quien piensa que una feminista es una mujer que odia a las mujeres, que las odia por ser tan ingenuas".En ningún momento explica cuál fue el detonante de la ruptura, qué fue lo que llevó a su ex-marido a decirle que le había tratado de una manera monstruosa. Pero la lectura llega el final y no se sabe qué pasó ahí, más allá de que cuando él se fue a ella le dolía una muela que se tuvo que extraer. Por supuesto, la prensa especuló sobre el tema y la falta de información se convirtió en un arma arrojadiza más con el que atacar a Cusk."Si alguien me preguntara qué desgracia me había ocurrido, es posible que yo preguntara a mi vez si quería conocer el relato o la verdad", advierte al inicio de esta autobiografía, consciente del ansia de saber los detalles escabrosos que va a suscitar. De hecho, como le señaló a la periodista Guitart en la pasada edición del festival Primera Persona Indoors, cuyo formato presencial se ha aplazado al mes de diciembre debido a la crisis del coronavirus: "Por un lado dijeron que era terrible que contase esas cosas en público. Y después '¡No nos ha contado lo suficiente! ¡No nos ha dado los detalles escabrosos!'".La llegada del libro al mercado español no ha provocado ninguna polémica. Al menos como la de Reino Unido, pero esto sería complicado teniendo en cuenta que la crítica que Camilla Long publicó en The Sunday Times llegó a recibir el premio Hatchet Job of the Year que otorga la prensa cultural (viene a ser un galardón a la crítica más devastadora del año). Precisamente Long es una de las lectoras más enfadadas por la falta de información sobre los motivos de la separación: "la escritura confesional tiene que ver con la verdad, toda la verdad", reclama en su artículo.No he venido para hacer amigosEn 2016, Cusk le regaló un titular a The Telegraph que describe bastante bien su posición como profesional: "si quieres gustarle a la gente, no escribas". Por aquel entonces ya habían pasado cuatro años desde el escándalo de su divorcio y 15 de su primera gran controversia: su libro autobiográfico sobre la maternidad A Life's Work: On Becoming a Mother (2001).A principios del siglo XXI aún no se habían publicado (tantos) libros sobre las realidades incómodas de la maternidad como hay ahora y la sinceridad de Cusk impactó como una bomba nuclear. Como en el caso de Despojos, la autora lo escribió, mientras aún estaba embarazada de su segunda hija y la primera tenía un año aproximadamente. Quería que todas aquellas sensaciones que estaba experimentando no se le olvidasen y las plasmó en un trabajo que, como le advirtió el primer amigo que lo leyó, iba a enfadar mucho a la gente.Si con el tema del divorcio la insultaron, con el de la maternidad una periodista llegó a escribir que: "si todo el mundo leyera ese libro, la perpetuación de la especie humana prácticamente se pararía, lo que sería una pena". Ella misma lo contó en 2008 en un artículo para The Guardian titulado: "Solo estaba siendo sincera", en el que explica cómo vivió aquel aluvión de vituperios y de juicios de valor. En su caso, la polémica parecía ser una consecuencia directa del formato autobiográfico. El tema de la maternidad o el divorcio pueden ser potencialmente conflictivos, pero quién se iba a imaginar que un apacible relato de unas vacaciones familiares en la Toscana terminaría en denuncia. Una pareja se reconoció en The last supper: A summer in Italy (2009) —que Lumen publicó en España como La última cena. Un verano en Italia traducido por Bettina Blanch Tyroller el mismo año— y la editorial decidió retirar el libro por miedo a un pleito por violación de la privacidad. Cusk tuvo que hacerse cargo de parte de los gastos.Después del lío generado por Despojos, la autora estuvo unos tres años sin escribir, sin ganas de volver a la ficción, que ha dejado de interesarle. Volvió con un trabajo de autoficción desarrollado en la trilogía formada por A contraluz (2016), Tránsito (2017) y Prestigio (2018), publicada en España por Libros del Asteroide.Aplaudida por la crítica y el público, parece que ha dejado atrás las polémicas. Al menos por el momento, ya que en su intervención en el Primera Persona Indoors adelantó que está terminando su último trabajo. Teniendo en cuenta sus antecedentes, quizás esté a punto de imprimir un nuevo escándalo y aún ni se lo imagine.
1 h
eldiario.es
Los medios en EEUU ponen el foco sobre la Policía y afloran decenas de vídeos polémicos en unos días
Las protestas contra el racismo y abuso policial desencadenadas por la muerte de George Floyd –asfixiado por un agente en Minneapolis– han dejado todo tipo de imágenes: más abuso policial, detenciones arbitrarias, fuego amigo entre agentes, ataques a periodistas y policías solidarizándose con los manifestantes.Dos policías de Buffalo, Nueva York, han sido suspendidos de empleo y sueldo por empujar y tirar al suelo a un hombre de 75 años que no presentaba ninguna amenaza. El hombre, que se golpea la cabeza y empieza a sangrar sin que los agentes acudan a socorrerle, está en estado grave. En un principio, la policía de la ciudad había afirmado que el señor se había tropezado y había caído.WARNING: GRAPHIC CONTENT Video shows two police officers in Buffalo, New York, shoving a 75-year-old man to the ground. The sound of a crack is heard and blood trickles from the man’s head https://t.co/JOGKvPOjoD pic.twitter.com/TBqs4gelmi— Reuters (@Reuters) June 5, 2020En Atlanta, Messiah Young y Taniyah Pilgrim, estudiantes de universidad, iban en coche cuando se quedaron atascados en el tráfico generado por las protestas. Un grupo de agentes les rodea, les pincha las ruedas, rompe la ventanilla, dispara con el taser (arma de electrochoque) y los saca a la fuerza del vehículo. El joven acabó con la muñeca rota y con 24 puntos en el brazo. Seis agentes de policía han sido acusados de uso excesivo de la fuerza y dos, despedidos.The oppressive Atlanta Police Department forcibly removed these innocent, black college students by smashing out their car window and tasing them.The U.S. is a Police State. #AtlantaProtest | #BlackLivesMatter
1 h
eldiario.es
Un álbum real en la pandemia para contrarrestar el descrédito de la monarquía
Una de las últimas iniciativa de la Casa Real para ayudar a levantar la imagen de la monarquía terminó el pasado miércoles siendo centro de la polémica en el debate celebrado en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma. La portavoz de la CUP, Mireia Vehí , preguntó al Gobierno durante su intervención: "¿Piensan ustedes investigar la corrupción de la monarquía, o tenemos que aguantar encima que su hijo les pida a los nobles que nos regale leche?". "Tenemos una monarquía corrupta que nunca pasa por un juzgado", sentenció la diputada. La frase provocó protestas de las bancada del PP, Vox y Ciudadanos que acusaron a Sánchez de permitir insultar al rey. Vehí se refería a una de las últimas iniciativas tomadas por Zarzuela a finales de mayo, cuando España se adentraba por fin en las diferentes fases de la desescalada después de dos meses y medio de duro confinamiento por causa del coronavirus. La Cruz Roja desvelaba que el rey Felipe VI estaba contribuyendo al plan "Cruz Roja RESPONDE frente al Covid-19" y en una nota señalaba: "A instancias de Su Majestad el Rey Don Felipe VI, todas las Corporaciones Nobiliarias, las Órdenes Militares, las cinco Reales Maestranzas, las Órdenes Internacionales con actividades en España, así como otras Corporaciones nobiliarias y caballerescas, se han unido junto a un grupo de miembros de la nobleza titulada, para adquirir 38.604 litros de leche de larga duración (UHT) -que suponen más de 193.000 desayunos- y alrededor de 25.000 litros de aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad, al objeto de facilitar su distribución a familias necesitadas en distintos puntos de la geografía española".La Zarzuela por entonces llevaba tiempo estudiando como relanzar la imagen del Jefe del Estado, seriamente empañada después de que el pasado 14 de marzo el periódico británico The Telegraph  revelara en exclusiva la herencia que el rey emérito, Juan Carlos I, había dejado a su hijo de su cuenta millonaria en Suiza de dudosa procedencia. Casi de inmediato, como respuesta, la Casa Real emitió un comunicado para anunciar que Felipe VI renunciaba a esa herencia y se suspendía la pensión que hasta ahora había recibido su padre a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.A partir de ese momento Zarzuela se marcó el objetivo de salvar la Corona. Los asesores del rey le prepararon una intensa agenda de actos en plena pandemia con la cortapisa de que, debido al confinamiento, muchos de ellos al principio tuvieron que ser por videoconferencia.  La iniciativa de Cruz Roja de ese masivo reparto de leche por parte de la nobleza impulsado por el rey hay que enmarcarla en ese plan. En su nota, la organización humanitaria aclaraba que "estas Instituciones Nobiliarias han colaborando intensamente, especialmente con Cáritas y con diferentes comedores sociales, así como con organizaciones benéficas, para aliviar el sufrimiento de muchas familias. Han entregando material de protección, equipos médicos, medicamentos a Hospitales, Residencias y material didáctico (tablets) para que niños de familias sin recursos pudieran seguir sus clases y hacer sus deberes escolares". Y finalizaba insistiendo en que "el impulso de Su Majestad el Rey, como en ocasiones anteriores, les ha hecho unirse siguiendo sus consideraciones, para llevar a cabo este proyecto solidario".Aunque de ese acto solidario no hay testimonio gráfico, Felipe VI y la reina Letizia han logrado hacerse un abultado álbum de fotos durante la crisis sanitaria para demostrar que toda la familia real está cerca de la ciudadanía, sensibilizada con su sufrimiento. Pero no les está resultando fácilEl mensaje real en TVE en plenas caceroladasLas caceroladas promovidas por varios colectivos sociales y apoyadas por algunos partidos -entre otros, Unidas Podemos- para protestar desde los balcones contra la monarquía pidiendo que "Juan Carlos I donara a la sanidad pública los millones de euros recibidos de Arabia Saudí", coincidieron con la primera aparición pública del monarca. Ese mismo día Felipe VI lanzaba en TVE un mensaje a los españoles en el que lógicamente no hizo ninguna mención al escándalo financiero de su progenitor. En tono apagado,  Felipe VI pidió "dejar de lado" las diferencias políticas para que todos los españoles se unan para "ganarle al virus" entre el ruido de las cacerolas.Su figura estaba dañada tal y como recogió el domingo, 22 de marzo, tres días después de aquel mensaje institucional, un documental del programa Informe Semanal, La Monarquía en estado de alarma. El reportaje causó un fuerte malestar no solo en la Casa Real sino también en otros ámbitos políticos y mediáticos de la derecha. De ahí los esfuerzos de Zarzuela por restaurar su imagen. El 26 de marzo, ataviado con mascarilla y guantes como medidas de prevención, Felipe VI visitaba el hospital de emergencia instalado en la Feria de Madrid (IFEMA) para conocer la situación de los enfermos de coronavirus en persona.En abril, la COVID19 impidió a los reyes y a sus hijas poder pasar como todos los años el domingo de Pascua en Palma de Mallorca. La familia real permaneció confinada durante la Semana Santa en el Palacio de la Zarzuela.Pero la agenda de Felipe VI continuó. Según la información facilitada por la agencia EFE, el monarca durante el mes de abril mantuvo numerosos contactos telemáticos "con representantes de diversos sectores de la sociedad, entidades de carácter social y responsables de centros sanitarios para interesarse por su situación en estos momentos difíciles"."Además, el rey ha permanecido en continuo contacto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y mantiene reuniones periódicas en el Palacio de la Zarzuela con diversos ministros para recibir información directa de la repercusión de la pandemia en sus respectivos ámbitos de responsabilidad". "Don Felipe ha hablado con casi una veintena de jefes de Estado extranjeros (como el de Estados Unidos, Donald Trump) y máximos responsables de organismos multinacionales", explicaba la agencia pública. Sin embargo, ese medio oficial reconocía que desde el inicio del estado de alarma casi no ha habido imágenes de don Juan Carlos ni doña Sofía, ni tampoco de la princesa de Asturias, Leonor, y su hermana, Sofía, porque permanecían recluidos en el Palacio de la Zarzuela dando ejemplo.El 24 de abril, la Zarzuela finalmente decidió emitir un vídeo de "agradecimiento" de Leonor y de su hermana Sofía, para animar principalmente a los niños a seguir con el confinamiento y en el que explicaban que ellas, "como millones de niños", también llevaban "más de un mes en casa y sin poder ir al cole por esta pandemia". "Intentamos seguir con la vida del mejor modo posible", aseguraban.  Las hijas de los reyes participaron después desde el Palacio en la tradicional lectura de El Quijote, con motivo del Día del Niño, que en esta ocasión se tuvo que realizar de manera virtual. A primeros de mayo los reyes mantenían la primera actividad pública fuera del Palacio de la Zarzuela y visitaban el 112 la sede de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón, junto a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.Las quejas del periódico monárquico ABC El 16 de mayo, el diario ABC, que se caracteriza por su defensa de la monarquía, publicaba un reportaje titulado Silenciar al Rey, en el que precisamente denunciaba que a lo largo de esos primeros meses se habían silenciado "más de 150 actos en los que habías participado los monarcas". Según explicaban, Felipe VI había protagonizado "visitas, mensajes, reuniones, gestiones, audiencias, llamadas y videoconferencias, todas relacionados con la pandemia del Covid y, sin embargo, una gran parte de la sociedad no se ha enterado".Y apuntaba a RTVE. "El ninguneo más llamativo ha sido el de la cadena pública, RTVE, que a lo largo de la democracia ha cubierto puntualmente la actividad de los Reyes, alentada por los sucesivos gobiernos. Desde que se decretó el estado de alarma, los telediarios de La 1 apenas han informado de unos pocos actos", lamentaba.Una vez que el Gobierno decretó el inicio de la desescalada, el 4 de mayo, la Casa Real decidió  incrementar la presencia de los monarcas en actos tanto dentro como fuera del Palacio de la Zarzuela. El 18 de mayo los reyes asistieron a un acto en Telefónica con cobertura abierta y en directo, aunque de forma virtual, sin público ni prensa. El objetivo fue la presentación del Informe Cotec, que promueve la innovación como motor económico.El 21 de mayo los reyes visitaban de madrugada las instalaciones de Mercamadrid "con el fin de conocer de primera mano su actividad y recorrer algunos de los puestos de fruta y pescadería", siempre con mascarillas y medidas de protección. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, hizo de anfitrión.Una vez más, y ya son muchas durante esta crisis, la @CasaReal se vuelve a acercar a Madrid para comprobar a pie de calle cuál es la situación que estamos viviendo en la ciudad. Esta madrugada, en #Mercamadrid con SS MM los Reyes. pic.twitter.com/ezxoY5kYGF— José Luis Martínez-Almeida (@AlmeidaPP_) May 21, 2020Coincidiendo con la celebración de su decimosexto aniversario de casados, Felipe VI y la reina Letizia inauguraban al día siguiente, 22 de mayo, un nuevo formato de actos dentro del palacio, en el Salón de Audiencias de la Zarzuela, en donde mantuvieron una inédita charla con varios jóvenes talentos a los que el rey animó a "ponerse de pie y no perder la esperanza". Según informó la Casa Real, la intención de estas reuniones –que la jefatura del Estado pretende repetir en las próximas semanas– es conocer el impacto de la pandemia en sus diferentes ámbitos.Este último miércoles los monarcas y sus hijas, la princesa de Asturias y la infanta Sofía, participaron, todos ellos vestidos de negro, en el minuto de silencio que tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela coincidiendo con el primero de los diez días de luto nacional decretados por el Gobierno. El rey afirmó que España "llora por tantos miles de compatriotas" que han perdido la vida durante la pandemia, a los que los españoles les deben "el recuerdo, el duelo y el cariño".El pasado sábado, 30 de mayo, Felipe VI, en un acto en Madrid organizado por el Ministerio de Defensa con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, el monarca acompañado de la ministra de Defensa, Margarita Robles, animaba y ensalzaba su papel en la crisis. La ofensiva de ERC en el Congreso y el SenadoMientras los asesores de imagen del monarca han redoblado sus esfuerzos para relanzar la deteriorada imagen de la Familia Real, distintas formaciones de izquierda han continuado intentando que se levante el veto contra cualquier iniciativa encaminada a esclarecer los negocios del rey emérito y sus constantes escándalos. La ofensiva parlamentaria y política ha sido protagonizada por ERC, EH Bildu y también por Unidas Podemos, pese a que esta última coalición ahora se contiene más al formar parte del Gobierno progresista.Los primeros intentos para abrir una Comisión de Investigación sobre las cuentas en Suiza de Don Juan Carlos datan de primeros de marzo, antes de que estallara la pandemia. La primera solicitud la registraron en el Congreso ERC y Compromís. A ella se sumó posteriormente otra de Unidas Podemos que contó con la firma de los republicanos catalanes. Pero ambas fueron rechazadas por el PSOE, PP y Vox en la Mesa de la Cámara, mientras los de Iglesias se desmarcaron de sus socios socialistas y votaron a favor.Un mes después, ERC, EH Bildu, y Junts registraban otra iniciativa casi idéntica en el Senado. El 24 marzo los republicanos catalanes presentaban en el Senado una proposición de ley para modificar el Código Penal y despenalizar las injurias a la corona y los ultrajes a España. Y el 31 marzo ERC registraba en el Congreso otra proposición de ley para que el Tribunal de Cuentas pueda fiscalizar el presupuesto de la familia y la Casa Real. El 13 abril insistían en la solicitud de crear una Comisión de Investigación "relativa a la trama vinculada a las presuntas ilegalidades cometidas por miembros de la Casa Real y las influencias políticas, diplomáticas y comerciales".El 24 abril ERC también presentó una batería de preguntas en el Senado "sobre la crisis de la monarquía en RTVE".  El 5 de mayo el portavoz del grupo en el Congreso, Gabriel Rufián, volvió a preguntar por escrito sobre el rey emérito y sus cuentas opacas. Rufián, además, se interesó por saber si el Gobierno iba a "instar a la Fiscalía General del Estado a iniciar una investigación judicial sobre el monarca emérito por un posible caso de delito flagrante".El 19 mayo ERC redactaron otra iniciativa para que "se encomiende al Tribunal de Cuentas la elaboración de un informe de fiscalización específico sobre la contabilidad de la familia y la Casa Real", con la solicitud a la Mesa de la Cámara Alta para que reconsiderara su anterior negativa a admitirla a trámite.ERC ha mantenido su ofensiva parlamentaria en las dos últimas semanas. El 19 mayo el partido preguntó al presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), José Félix Tezanos, que compareció en el Congreso, por qué sus barómetros no preguntan desde hace tiempo en sus sondeos sobre la Casa Real. Y el pasado martes, 26 mayo, los republicanos aprovecharon la primera comparecencia en el Senado de la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, para que les explicara el tratamiento informativo que ha hecho RTVE de la crisis de la Casa Real.El exdiputado y exsenador del PNV, Iñaki Anasagasti, que fue uno de los pioneros en denunciar en el Congreso las actividades presuntamente ilícitas del anterior Jefe del Estado, asegura en conversación con eldiario.es que la monarquía en España sigue siendo "tabú". "El actual rey no ha sabido romper con el pasado"."Entiendo que un hijo no puede abjurar de su padre de forma drástica, pero tiene que hacer algo más que lo que hace en relación con algo que todos sabemos que sabía, o si no lo sabía, es que es rematadamente tonto, cosa que no creo que es"."La Constitución le otorga el papel de arbitrar y moderar. Todos sabemos lo que es un árbitro y un moderador y Felipe VI, no es ni lo uno ni lo otro. Solo una lámpara colgada en el techo con muy poco voltaje democrático y ético", afirma el exdirigente nacionalista vasco.
1 h
eldiario.es
El nuevo paisaje de Barcelona tras el confinamiento: más de 3.000 locales no volverán a abrir sus puertas
“Lo siento, ya no sabemos nada de esta gente”. La administradora de la finca donde durante un siglo estuvo la panadería Berenguer despacha rápido al visitante frente a una hilera de estanterías vacías, hasta hace poco repletas de barras de pan. Un pequeño cartel en el mostrador recuerda la oferta que había para los croissants rellenos -uno por 1,50 euros, dos por 2 euros- en este negocio regentado por la misma familia durante cuatro generaciones. Tras el confinamiento, en este local fundado en 1879 en la calle Pau Claris ya nadie sabe nada de las personas que le dieron vida durante años.Como la panadería Berenguer, miles de locales de Barcelona no han aguantado dos meses sin facturar y han acabado echando el cerrojo. Algunos han cerrado por la falta de ingresos desde marzo, mientras que otros ya tenían previsto acabar su recorrido en breve y la pandemia simplemente aceleró el proceso. El resultado son persianas y persianas que siguen bajadas a pesar de que la actividad en la ciudad se empezó a recuperar a mediados de mayo.Nadie maneja números exactos, pero las estimaciones son muy duras. Barcelona Comerç, que engloba a los comercios de proximidad de la ciudad, estima que han cerrado entre el 15 y el 20% de sus 5.600 afiliados, lo que supone un millar de locales. Barcelona Oberta, que agrupa 18.000 locales turísticos, estima que el 35% de sus negocios ha bajado la persiana, lo que supondrían 6.500 establecimientos más. Su presidente, Gabriel Jené, cree que el número puede estar un poco sobredimensionado ya que se extrae de una encuesta realizada a solo 600 negocios, pero asegura que en todo caso la cifra no baja de los 3.000 o 4.000 locales.Los presidentes de estas entidades creen, además, que los números irán a peor. “Muchas tiendas han reabierto pero solo para liquidar todo el producto y cerrar definitivamente en unas semanas”, señala Salva Vendrell, presidente de Barcelona Comerç. “No queremos ser catastrofistas pero las previsiones son de que cerrarán todavía más negocios”.La despedida de una tienda de máscarasSamira Badran y Jaume Serra se conocieron en la facultad de Bellas Artes de Florencia en 1980. Ella hacía pintura, él escultura. Para sacarse un dinero extra empezaron a fabricar máscaras y las vendían a turistas en Italia hasta que se convirtió en su modo de vida. Hace 25 años abrieron Arlequí Màscares en la calle Princesa, en el barrio del Born, donde han vendido sus productos artesanales desde entonces. El viernes le dijeron adiós para siempre a su tienda.“El 75% de lo que vendíamos era a turistas extranjeros”, explicaba Serra el viernes, también ante estanterías vacías que hasta hace poco eran ocupadas por máscaras de mil colores. “Intentar tirar adelante solo con el 25% de lo que vendíamos al público local era inviable”.Esta pareja quería jubilarse en breve, pero su intención era encontrar alguien que quisiera seguir el negocio. Tras meses de búsqueda ambos han tirado la toalla y optan por cerrar la persiana. “Lo hemos intentado de todas las maneras, buscábamos alguien con vocación artística y estábamos dispuesto a acompañarle el tiempo necesario, pero nadie quiere empezar un negocio ahora”, se lamenta Badran. “Toda la gente que hacía un trabajo creativo y le dábamos una personalidad a las ciudades estamos desapareciendo”, se lamenta este artesano. “Barcelona se está desnudando culturalmente y esto es una putada tremenda”, remacha. Un pequeño cartel en el mostrador despide a estos artistas del local que han regentado durante décadas: Gràcies Barcelona, reza el letrero.Adiós a clásicos de barrioLos barrios turísticos como Ciutat Vella, Eixample y Sagrada Familia son tal vez los más castigados por el cierre de locales, pero las dificultades para los negocios se extienden por toda la ciudad y en muchas ocasiones han salpicado a establecimientos cuya clientela no eran visitantes extranjeros. Una tienda de labores y una de chucherías en Sagrada Família, una de manualidades en Horta, un quiosco en calle Nàpols, decenas de tiendas de telefonía en el Raval, la papelería María González en La Verneda, abierta hace 52 años… La lista es larga y muchos locales prefieren irse sin hacer ruido ni declaraciones. “A nadie le gusta explicar sus desgracias, muchos comercios nos piden que no demos los nombres de los que han cerrado”, apunta Carles Martínez, presidente del eje comercial del barrio de Sant Martí.En Gràcia, los vecinos han visto como algunos de los clásicos del barrio de toda la vida han cerrado las puertas sin dar explicaciones ni despedirse. Locales como el Pizza Ràpid, famoso por sus creativas porciones de pizza y abierto desde hace décadas, no ha reanudado su actividad tras el confinamiento y el local está disponible para alquilar en un portal inmobiliario. El distrito también ha perdido durante estos meses otros clásicos como La Ceba -tradicional punto de encuentro de muchas entidades- o la charcutería Els Artesans de 1930, a punto de cumplir un siglo de vida. La liquidación de pianos de PuigA sus 68 años, Josep Puig ha decidido cerrar su tienda de pianos que abrió en Gràcia en 1999. Tenía la carta de despedida para sus clientes redactada desde febrero, pero no se atrevía a dar el paso. “Cerrar siempre es difícil”, comentaba el viernes sentado ante un majestuoso piano de cola, uno de los pocos que le quedan en su local. “Siempre dudas si estás haciendo lo correcto o si es el momento adecuado”.En pleno confinamiento se atrevió a dar la noticia. Su tienda de pianos dejaría de estar operativa y se dedicaría exclusivamente a su pasión: afinar y arreglar estos instrumentos. Mandó un correo electrónico a sus 800 contactos explicando que liquidaba todos los pianos que le quedaban con un 30% de descuento. El mensaje empezó a correr por whatsapp y en apenas dos meses ha vendido casi todos sus pianos: tantos instrumentos como antes vendía en un año entero. “Vender barato sabe todo el mundo”, matiza este artesano. "Pero es cierto que no me esperaba una respuesta así".Puig es de los que ya quería cerrar desde hace tiempo pero no se atrevía a hacerlo. Con la tranquilidad que le da haber dedicado su vida a lo que apasiona, este profesional reconoce que echará de menos la vidilla que le daba tener una tienda abierta al público. Pianos Puig era una institución en el barrio y recuerda con nostalgia los conciertos que se organizaban en su local cada semana: tenía pianos Fazioli, de gran calidad, y los estudiantes del conservatorio acudían periódicamente a tocarlo.  “Me da mucha pena caminar por el barrio y ver tantas persianas bajadas y locales anunciando que se traspasan”, concluye apenado. “Lo ideal sería que tras todo esto se recuperara la vida de barrio y los pequeños comercios, pero no tiene ninguna pinta de que esto vaya a ser así”.
1 h
eldiario.es
Sánchez priorizará a ERC para los Presupuestos pese al entendimiento con Ciudadanos durante el estado de alarma
La excepcionalidad del estado de alarma llega a su fin tres meses después y el Gobierno se prepara para gestionar la "nueva normalidad". Retomar la agenda paralizada por la pandemia, preparar los Presupuestos Generales del Estado, ya para 2021 tras renunciar a presentar los del presente curso por la emergencia sanitaria, y poner en marcha la recuperación de la crisis económica y social que deja la COVID-19. Todo eso lo tendrá que asumir un Gobierno en minoría, que solo tiene asegurados 155 votos en el Congreso, tras un periodo en el que las alianzas parlamentarias han variado y los socios de la coalición, especialmente PNV y ERC, han recelado en varias ocasiones del acercamiento de Pedro Sánchez a Ciudadanos.La intención del Gobierno, sin embargo, es reforzar el plan de acción del bipartito junto a sus aliados de la investidura. Sánchez ha dejado claro tanto en alocuciones públicas como a puerta cerrada en las reuniones telemáticas de la dirección del PSOE que la legislatura acaba de empezar y que le quedan cuatro años por delante. En los mismos términos se ha pronunciado el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.En la coalición son conscientes de que para culminar la legislatura y su acuerdo de Gobierno necesitan sacar adelante, al menos, unos Presupuestos Generales del Estado. Seguir gobernando con los de Cristóbal Montoro -aprobados en la primavera de 2018- es inviable. Mucho menos si se quieren aplicar las recetas que se pacten en la comisión parlamentaria de reconstrucción.La clave para que la coalición siga viva es que se aprueben las cuentas de 2021, que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pretende presentar en el Congreso en tiempo y forma -a finales de septiembre-. El Gobierno renunció con el estallido de la pandemia en España a su plan de presentar unos presupuestos para el actual ejercicio. La pretensión era entonces registrarlos solo si tenían los apoyos amarrados. En la memoria de los socialistas y del grupo confederal está la experiencia de los presupuestos fallidos de 2019, que hicieron saltar por los aires el primer mandato de Sánchez. La presentación de una enmienda a la totalidad por parte de las fuerzas independentistas provocó el fracaso parlamentario de las cuentas públicas y precipitó el adelanto electoral del 28 de abril y la repetición del 10 de noviembre. Y Vox pasó de ser una fuerza extraparlamentaria al tercer grupo de la Cámara, con 52 diputados.En el Gobierno son conscientes de que siguen necesitando a ERC y sus 13 diputados, por más que Ciudadanos se ha desmarcado de la estrategia de PP y de Vox al mantener un apoyo clave para sostener el estado de alarma. El deseo de algunos socialistas es que esa actitud se mantuviera para dar estabilidad a la legislatura ante las reticencias que generan los republicanos catalanes, a los que ven imprevisibles por la pelea electoral con JxCat.También en Unidas Podemos ha habido voces que han tendido la mano a Ciudadanos de forma sincera para la negociación de los Presupuestos. Es el caso del ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, quien lo ha señalado en dos entrevistas diferentes esta misma semana, dejando la pelota en el tejado de los de Inés Arrimadas. Incluso Iglesias ha "tendido la mano" al PP, aunque en este caso siendo consciente de que es imposible un acercamiento a los de Pablo Casado.De momento, Ciudadanos ha ratificado que su respaldo ha sido coyuntural y circunscrito a la emergencia sanitaria. "No se olvide de esta palabra: adversario. Se lo digo con respeto. No nos gusta usted nada, ¡nada! No nos gustan sus socios de coalición, no nos gustan sus socios que sostienen el Gobierno, no nos gustan. Pero somos el centro moderado, tenemos que apoyarle adoptando estas decisiones por el bien de los españoles", expresó el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, antes de dejar en verde el botón para la prórroga del estado de alarma.El aviso le quedó claro al presidente, quien le respondió en su réplica: "Efectivamente, no somos socios. Siento que no le guste nada mi Gobierno, qué le vamos a hacer, pero ojalá usted enseñe a otros partidos políticos otra forma de hacer oposición, otra forma de mostrarse útiles, al menos en cuestiones centrales como la salud pública o salvar vidas". Uno de los elementos clave es la mesa de negociación entre gobiernos abierta con Catalunya y que rechazan expresamente y de forma tajante desde Ciudadanos. Para ERC, sin embargo, es condición imprescindible, a las puertas como están de unas elecciones catalanas en las que todas las encuestas les sitúan primeros. También ocurrió en 2017. Y finalmente fue JxC quien se hizo con la victoria y la Presidencia de la Generalitat. El acercamiento a Ciudadanos no ha sentado bien en algunos de los partidos que apoyaron la investidura de Sánchez, que debate tras debate han advertido al Gobierno de que tenía que elegir entre las fuerzas del bloque de la moción o el partido autodenominado liberal. El Gobierno escuchó la advertencia, más contundente desde ERC, y reforzó la negociación parlamentaria. En el caso de los republicanos recuperó incluso a los equipos que abordaron el pacto para la investidura, quienes lograron recuperar a los republicanos a la abstención.El presidente lanzó un claro mensaje a sus aliados parlamentarios. "No estamos eligiendo socios", llegó a decir Sánchez en la tribuna, cuando Ciudadanos salvó la quinta prórroga del estado de alarma ante el viraje de ERC y PP de la abstención al no. Sobre la mesa de negociación con Catalunya, también ha sido claro al enviar mensajes inequívocos de que cuando la pandemia dé un respiro se retomará ese diálogo, clave para mantener el apoyo de los 13 diputados de ERC."Ahora todos estamos obligados permanentemente a pactar, a llegar a acuerdos en una geometría variable dependiendo de las iniciativas, pero en el caso del Gobierno con una clara vocación de tener unos partidos políticos, unos socios prioritarios, en la interlocución como son aquellos que hicieron posible la investidura del señor Sánchez", sentenció este martes la portavoz del Ejecutivo.Al respecto se pronunció este jueves Pablo Iglesias durante su comparecencia ante la Comisión de Derechos Sociales. Interpelado directamente por el representante del PNV, Iñigo Barandiaran, el secretario general de Podemos echó mano de uno de sus referentes políticos, el PCI, y recordó que uno de los elementos clave del "compromiso histórico" que aplicaron los comunistas italianos en los años 70 del siglo pasado fue, precisamente, el entendimiento con los democristianos. Ante las dudas expresadas por otros portavoces, como Oskar Matute (EH Bildu), Iglesias recordó que es la primera vez en democracia que el Gobierno no tiene una mayoría suficiente para gobernar y que, más que nunca, habrá lo que denominó "un Gobierno parlamentario". Además, insistió en que el acuerdo de coalición se cumplirá íntegro, lo que aleja aún más la posibilidad de un entendimiento con Ciudadanos y acerca a los socios de la investidura.Sobre la cuestión concreta de los presupuestos, Montero recordó que el Ejecutivo tiene "acuerdos estables de inicio de legislatura con los llamados socios prioritarios", aunque mostró la "vocación de ampliar esas mayorías". "Ojalá el proyecto de Presupuestos cuente no solo con la confirmación de aquellos que hicieron posible la investidura, sino con otras formaciones políticas que están trabajando conjuntamente con el Gobierno en la mesa de reconstrucción económica y social de la que se tienen que extraer conclusiones que para mí tienen que servir de base para que podamos elaborar esas nuevas cuentas públicas", expresó la ministra de Hacienda en referencia a Ciudadanos."Es lógico y de sentido común: si nos ponemos de acuerdo en cuáles son los elementos sobre los que tiene que pivotar el futuro de nuestro país también es lógico que el primer Presupuesto que lo hace posible pueda contemplar todas esas cuestiones y podamos aspirar a que un conjunto de fuerzas superior a las que hicieron posible la investidura puedan participar en ese proyecto de Presupuestos", remató.El propósito es que las conclusiones de la mesa de reconstrucción y del diálogo social tengan un reflejo de las cuentas públicas para obligar a algunas formaciones a facilitar el proyecto presupuestario, clave para dar estabilidad a España ante Bruselas y también para la continuidad de la legislatura. A pesar de que la puerta está abierta para Inés Arrimadas, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, reconoció que era más fácil pactar con Ciudadanos el estado de alarma "al no ser una decisión que implica tener una visión concreta de la economía": "Creo que cuando llegue el momento de poner encima de la mesa la visión de la economía que tiene un Gobierno progresista Ciudadanos estará menos cómodo y será más difícil lograr un acuerdo con ellos. Ojalá me equivoque, pero leyendo su programa creo que es improbable", dijo el diputado.En el mismo sentido se ha expresado el dirigente de En Comú Podem y presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens. "La pandemia requería unidad y consenso", aseguró en una entrevista en TV3, para zanjar: "Cuando terminen las circunstancias excepcionales y empezamos a trabajar para resolver la crisis económica será difícil que nos entendamos con Ciudadanos". Asens no es solo una persona de confianza de Ada Colau. También de Pablo Iglesias, quien lo ha recuperado para la dirección estatal de Podemos en la reciente Asamblea Ciudadana. Este mismo viernes, María Jesús Montero insistía en hacer fuerza en las dos ideas: mantener las alianzas de la investidura y abrirse a ampliar los apoyos del Gobierno. "Creo que no tiene sentido que haya vetos cruzados entre los grupos. Lo importante es que la política sea eficaz y de respuesta a lo que la gente en la calle está demandando", aseguraba tras el Consejo de Ministros que aprobaba la sexta y última prórroga del estado de alarma. "Lo fundamental es ponernos de acuerdo en los cimientos sobre los que tenemos que construir. No fijarnos en lo que nos diferencia, sino en lo que nos une", añadía. Para zanjar con un guiño a los aliados: Este Gobierno tiene que trabajar en ese marco de geometría variable contando con la interlocución prioritaria de aquellos grupos que hicieron posible la investidura de Sánchez".
1 h
eldiario.es
Más de 1.500 personas atrapadas en Colombia sin poder volver a España: "Mis ahorros se agotan"
"La sensación de impotencia es indescriptible". "Necesito volver a mi país, no tengo cómo sostenerme en Colombia". Son palabras de algunos los más de 1.500 ciudadanos españoles y residentes en España varados en Colombia que todavía no han sido repatriados y reclaman una solución. La pandemia del coronavirus estalló cuando se encontraban viajando, visitando familiares o trabajando por el país, el cual no abrirá el espacio aéreo hasta el 31 de agosto.Javier Godínez, portavoz del grupo Atrapados en Colombia, asegura que "la gestión está siendo caótica". Varios componentes del grupo han explicado a eldiario.es que, desde el cierre de fronteras en marzo, las autoridades consulares apenas responden a los correos electrónicos ni a los teléfonos habilitados. "Solo se comunican de forma selectiva por Twitter", denuncian. Tampoco se avisa con tiempo de las fechas de los vuelos de repatriación. Algunos describen una situación "crítica" porque carecen de recursos. "Seis días antes del primer vuelo de junio que nos llevará a casa, aún no recibimos llamadas, emails o confirmaciones", lamentaba Godínez este miércoles.Desde el Ministerio de Exteriores admiten que "ha habido cierto momento de colapso" y afirman que en un primer momento priorizaron a viajeros y turistas de nacionalidad española con una estancia para menos de tres meses, "las personas que se encontraban en una situación más vulnerable". Españoles bajo esas condiciones quedan en Colombia alrededor de 100, ha dicho este viernes el embajador, Pablo Gómez de Olea, en una entrevista televisiva. El resto responden a perfiles con una estancia más larga o doble nacionalidad."Un gran número de personas tenemos que trasladarnos a Bogotá para poder volar, rogamos gestiones pertinentes y a tiempo", pide Godínez. Él se encuentra a 20 horas de la capital y necesita el billete de avión como salvoconducto para moverse por un país paralizado por el coronavirus. Una situación similar a la de Francesc Masó, un turista que se quedó atrapado en la selva del Putumayo. La ciudad más cercana, Pasto, está a 60 kilómetros y desde ella tendría que viajar en bus a Bogotá. "Si voy en el vuelo del día 9 y me avisan un par de días antes, no me da tiempo a llegar".A las restricciones para desplazarse por el país se suma la difícil situación económica de algunos tras más de dos meses en alojamientos turísticos, el fin de la cobertura médica del seguro, la interrupción de proyectos laborales o haber sufrido un ERTE en España. "Psicológicamente me encuentro muy mal y ya no tengo con qué sostenerme", dice Cristina Ortega, que se encuentra en Cali con su hija de menos de un año y afrontando gastos médicos. Desde Atrapados en Colombia, explica Godínez, están gestionando con fondos privados los casos más críticos, incluso "personas que estaban a punto de dormir en la calle". Cinco vuelos y baile de cifrasExteriores fletó un primer vuelo de retorno el 27 de marzo, tras el cierre del espacio aéreo colombiano el 23. Desde entonces, han salido cinco vuelos más, todos en mayo y algunos con asientos vacíos, critican quienes aún permanecen en Colombia. Sobre la acusación de no programar vuelos en Abril, el Ministerio y la Embajada señalan que un inicio se calculó que no eran necesarios tantos vuelos, ya que en el trayecto del 27 de marzo quedaron libres 80 plazas.Conforme se fue complicando la situación de cierre de fronteras, a lo largo del mes de abril, aparecieron personas con un perfil distinto: "Españoles que llevaban más de tres meses en el país, dobles nacionales y colombianos residentes que no teníamos registrados", según Gómez de Olea. "Calculamos que ahora mismo hay unos 1.000 españoles y 500 colombianos", aunque en la base de datos de la embajada para optar a los vuelos han llegado a estar inscritas más de 3.000 personas. "Algunos son extranjeros y con la situación del estado de alarma en España no reúnen las condiciones para ingresar", ha apuntado el embajador.Desde la embajada explican que "algunos pasajeros no pudieron viajar por falta de documentación o documentación caducada" en el vuelo del 19 de mayo, unas circunstancias que "escapan totalmente a nuestra capacidad de manejo".  Los dos próximos vuelos de retorno Bogota-Madrid tendrán lugar los días 9 y 16 de junio, operados por Iberia y con un coste que oscilará entre 300 y 900 euros. "Son precios razonables teniendo en cuenta la situación de mercado", apuntan fuentes del Ministerio, opinión que no comparten varios entrevistados, que insisten en que intentaron contactar con la embajada desde el inicio de la crisis.Residentes en España, los más desprotegidos"El miércoles, tras más de un mes sin recibir respuesta por parte de la embajada sobre si estaba en la lista de espera, finalmente me confirmaron vía Twitter que los residentes no colombianos no éramos una prioridad en este momento y que contactáramos nuestras respectivas embajadas", cuenta Gabriel Selby, de nacionalidad británica, pero residente en Cádiz, donde también vive su madre, a la que han diagnosticado recientemente una enfermedad.Él estaba realizando un proyecto en la Universidad de Antioquía, que se suspendió por el virus. "La situación con el consulado británico es similar: caótica, con insuficientes vuelos y mucha incertidumbre y viajar al Reino Unido no me acerca sino simbólicamente a casa, pues con la actual restricción de vuelos comerciales entre Inglaterra y España, posiblemente me quede atrapado allí también", asevera. "Mis ahorros se agotan y mi desesperación aumenta". No hay datos oficiales sobre el número de residentes de terceras nacionalidades varados en el país latinoamericano, los más desprotegidos al no estar considerados como prioridad. Som Singh, indio pero con residencia permanente en España desde hace 11 años y en Colombia por turismo, afirma estar ahora "sin trabajo, sin dinero y sin ayuda de nadie". Karina Limaco, venezolana residente en España, se quedó atrapada en la ciudad fronteriza de Cúcuta, donde pasaba unos días de vacaciones. "No puedo volver a Venezuela, mi vida y mi marido están en España", dice, asegurando que su situación tras más de dos meses cubriendo gastos es "precaria"."Los cinco vuelos de retorno organizados hasta la fecha se han centrado en la categoría de viajeros españoles y en otros en los que se han detectado situaciones de vulnerabilidad. Ello ha incluido también a dobles nacionales hispanocolombianos que han ingresado en el país como colombianos y por tanto no figuran oficialmente en el cómputo de españoles 'turistas'", defienden desde la embajada. "Hasta la fecha han retornado más de 1.200 ciudadanos españoles, sin contar unos doscientos españoles más retornados en vuelos de otras compañías europeas".Sin embargo, el tiempo avanza y la situación es complicada incluso para los colombianos residentes en España o con doble nacionalidad que permanecen con familiares. Dana Salgado, de 21 años, llegó a Colombia el 14 de febrero, en su cuarta semana de embarazo, para pasar mes y medio con su familia.  Ahora está en la decimonovena semana de gestación y teme no poder regresar a España a tiempo para dar a luz y reunirse con el padre del bebé, que es quien le ayuda con los gastos médicos que no tiene cubiertos. "El doctor ha sido claro y me ha dicho que en agosto ya no me será posible viajar". "Ya no podemos más, es por salud", lamenta Cristina Ortega. Su caso es uno de los más complicados: aún no tiene pasaporte para su hija, que nació de forma prematura en Colombia antes de la pandemia, cuando se encontraba visitando al padre, un amigo con quien ya no mantiene una relación sentimental.  Durante la tarde del jueves, la Embajada anunció en Twitter la primera lista para el vuelo del 9 de junio. "Vamos a seguir trabajando en las dificiles circunstancias actuales para facilitar el retorno de nuestros conciudadanos" .
1 h
eldiario.es
Historia de un escándalo: una empresa sospechosa y el estudio que sacudió a la prestigiosa revista 'The Lancet'
Se ha convertido en el mayor escándalo científico de la pandemia. Aún estamos lejos del punto y final, pero lo ocurrido con la hidroxicloroquina y la COVID-19 ya da para unos cuantos capítulos de una historia que las redes han bautizado como el #LancetGate. Todo empezó con la fiebre sin evidencias desatada por este fármaco antipalúdico y siguió con la publicación en la prestigiosa revista británica The Lancet del mayor estudio hasta la fecha. Sus resultados supusieron el pinchazo de la burbuja al asociar su uso a un mayor riesgo de muerte. Parecía el fin del medicamento estrella de la epidemia, pero lo que nadie se esperaba entonces es que tres de sus cuatro autores acabaran retractándose.Las consecuencias son graves y reales, tanto que el caso ha llegado a determinar las decisiones de la propia Organización Mundial de la Salud y ha llevado a muchos países a cambiar sus políticas. En base al artículo, varios prohibieron el uso del fármaco y detuvieron los ensayos clínicos que intentaban demostrar su eficacia frente al coronavirus. La OMS suspendió temporalmente el suyo, pero ha decidido retomarlo y ha pedido disculpas. El estudio, publicado en The Lancet el 22 de mayo, emplea una enorme muestra que sorprendió a la comunidad científica –96.000 pacientes ingresados en 671 hospitales de seis continentes–. Para ello, dice utilizar una base de datos de una empresa afincada en Estados Unidos, llamada Surgisphere, sobre la que no dejan de crecer las sospechas. Su cofundador y director es Sepan Dasai, el cuarto autor del artículo.El pasado miércoles, el mismo día que la OMS anunció que reactivaba su ensayo, la revista emitió una advertencia sobre las "serias dudas científicas" que se habían reportado sobre el estudio. El jueves los otros tres autores, Mandeep R. Mehra, Frank Ruschitzka, y Amit N. Patel,  enviaron una nota a The Lancet para pedir su retirada. En ella afirman que no pueden "garantizar la veracidad de las fuentes de datos primarios" y piden disculpas a la publicación y a los lectores "por cualquier vergüenza o inconveniente que esto pueda haber causado". Una escalada de discrepanciasPara entonces, los avisos se habían acumulado. Ya eran muchos los científicos de todo el mundo que, a medida que leían detenidamente lo publicado, encontraban importantes inconsistencias. Se supone que la compañía tiene suscritos acuerdos de intercambio de información con hospitales que facilitan registros electrónicos de forma automática y en tiempo real con datos anonimizados de los pacientes. Pero en la práctica, a nadie le cuadraba de dónde salía la información y cómo era posible, atendiendo a las diferentes regulaciones de cada país, a la protección de datos y a las limitaciones técnicas que tienen muchos sistemas en países con menos recursos.Poco a poco comenzaron a descubrirse discrepancias. Según reveló The Guardian, el estudio decía utilizar 73 muertes en Australia, pero en esa fecha el balance de la Universidad Johns Hopkins mostraba 67. Los autores corrigieron la cifra después de que Sepan Dasai especificara que un hospital de Asia se había incluido por error en los de Australia, pero esto no cambió los resultados. Cinco hospitales australianos que habrían sido imprescindibles para llegar al número de pacientes de la base de datos negaron al medio británico cualquier tipo de colaboración con Surgisphere, empresa que dijeron desconocer.Uno de los científicos que se percató de los desajustes fue Carlos Chaccour, experto en malaria e investigador del Instituto ISGlobal de Barcelona y que junto a dos compañeros, Alberto García-Basteiro y Joe Brew, llegó a escribir una carta a The Lancet, algo que en las últimas semanas han hecho muchos especialistas. "Había inconsistencias en los números y se decía que no hacía falta una revisión ética porque los datos estaban anonimizados, pero eso no es solo quitar nombres. Es un proceso muy complejo que lleva mucho trabajo. Llamaba la atención que en poco tiempo se movieran decenas de miles de datos", explica. Otra de las alertas era que los datos no estaban disponibles para ser analizados o contrastados ni se mencionaba a los países u hospitales que contribuyeron. Según un comunicado emitido por la empresa, los acuerdos suscritos le impiden "compartirlo" y son sus "estándares sólidos de privacidad" los que "hacen que los hospitales confíen en Surgisphere". La compañía dice contar con información "de más de 1.200" centros médicos de 46 países diferentes, pero ¿cómo es posible que una base de información de semejantes características fuera desconocida por buena parte de la comunidad científica? Tras las dudas, los autores del estudio encargaron una investigación independiente "con el consentimiento de Sapan Desai" para confirmar la integridad de la fuente. Pero según informaron a The Lancet, los revisores les comunicaron que Surgisphere "no transfería el conjunto de datos completos, los contratos de clientes y el informe completo de auditoría" para el análisis porque aseguró que "violaría" la confidencialidad. La revista, por su parte, apuntó a que aún "hay muchas preguntas pendientes" sobre la compañía y pidió "urgentemente" revisiones institucionales de sus colaboraciones de investigación.A pesar del escándalo, conviene recordar que numerosos estudios serios no han encontrado beneficio alguno en el fármaco, ni como tratamiento ni como profiláctico. El último de ellos, anunciado el viernes, ha hecho que Reino Unido también detenga sus ensayos clínicos por considerar el fármaco “inútil”.No era la primera vezLa publicación de The Lancet no es la única controvertida que ha contado recientemente con la base de datos de Surgisphere. Otro estudio sobre enfermedades cardiovasculares, COVID-19 y mortalidad de los mismos autores y publicado en otra de las revistas más prestigiosas del mundo, The New England Journal of Medicine, ha seguido los mismos pasos. Debido a que no a todos los investigadores "se les otorgó acceso a los datos en bruto", dice desde el 4 de junio el artículo, "no podemos validar las fuentes de datos principales que subyacen" al estudio y "solicitamos que se retire".Pero la primera de las alertas fue rápidamente detectada por Carlos Chaccour a principios de abril. Se trataba de un pre-print publicado en el repositorio SSRN que vinculaba la ivermectina, un fármaco generalmente usado como antiparasitario, con una reducción de la mortalidad en pacientes de coronavirus. De nuevo, usaba la base de datos de Surgisphere. "Había cosas que no cuadraban. Incluía tres pacientes en África que recibían ventilación mecánica e ivermectina, pero en todo el continente solo había dos en la UCI en esas fechas", explica el investigador, que esgrimió sus preocupaciones en este texto. "Tenemos que tener en cuenta que cuando pasan estas cosas hay consecuencias muy graves". El artículo, a pesar de no haber sido revisado por pares, motivó que el uso de este medicamento se extiendera por América Latina sin evidencia científica.Implicaciones para la ciencia"El fraude en las publicaciones médicas […] ha llevado a retractar estudios en revistas prominentes. […] Existe una obligación ética y legal de [que las revistas médicas] hagan un examen crítico y cuidadoso de lo que publican. [No hacerlo] puede destruir la integridad de la revista, pero más importante es proteger la confianza en los médicos". El texto pertenece a un trabajo publicado en 2013 en el que se proponen varias herramientas para frenar el fraude en los estudios médicos. Uno de los firmantes del texto es Sapan Desai, el CEO de Surgisphere."Es correcto que estos artículos hayan sido retractados", asegura el investigador de la Universidad de Cardiff Chris Chambers. "Sin embargo, el fallo de la revisión por pares plantea serias preguntas sobre los estándares de The Lancet y NEJM, dos de las revistas médicas más prestigiosas del mundo. Si se toman la integridad y reproducibilidad tan serio como aseguran, entonces se deben prestar de inmediato, ellas mismas y sus procesos de revisión interna, a una investigación independiente".El investigador de la Universidad de Aveiro (Portugal) Manuel Souto también se muestra "sorprendido" de que las dos revistas hayan publicado estudios con datos fraudulentos. "Creo que es de las retracciones más sonadas de los últimos tiempos". Por eso, lamenta que pueda "dañar la imagen de credibilidad" de la ciencia. "La gente ya se empieza a cuestionar si los científicos estamos influidos por empresas para dar resultados que coincidan con lo que quieren".Retractar un estudio siempre tiene implicaciones, pero esta son aún mayores en medio de una pandemia. Lo ocurrido, explicaba en esta entrevista Pedro Alonso, director del Programa Mundial de Malaria de la OMS, es una muestra de cómo la crisis global "está tensionando las costuras de la ciencia". El experto ya alertaba de las discrepancias del estudio sobre la hidroxicloroquina y apuntaba a la necesidad de "volver a la sensatez" y recuperar los mecanismos fundamentales que rigen la investigación.Por qué falló la revisión por paresEl sistema de publicaciones científicas se basa en la llamada 'revisión por pares' —del inglés, 'peer review'—. Así, la revista envía el artículo recibido a varios especialistas en la materia para que evalúen su relevancia y novedad. La propia publicación, en teoría, valora la rigurosidad del mismo antes de aceptarlo.Souto explica que una de las limitaciones de este sistema es que no está bien preparado para detectar fraudes. "Evaluamos si el artículo es coherente, si la interpretación tiene sentido, pero nunca reproducimos los resultados. Si los datos son incorrectos o están manipulados no somos capaces de verlo. Tienes que asumir que hay una integridad científica"."El problema es que la revisión es cada vez más superficial porque [los investigadores] tenemos cada vez más carga de trabajo para publicar y revisar", dice Souto. Cada vez se publican más artículos científicos y, al mismo tiempo, más investigadores se niegan a revisarlos o relegan la tarea a los más jóvenes, lo que hace que las revistas "busquen revisores menos expertos". Que el trabajo no esté remunerado tampoco ayuda.Las editoriales científicas también caen en el ‘clickbait’ y en ocasiones intentan acelerar un proceso que lleva su tiempo. La hidroxicloroquina ha sido el fármaco más politizado de la pandemia, defendido por Trump y Bolsonaro después de que otro polémico estudio —revisado en 24 horas, con fallos de diseño y publicado en una revista con vínculos con uno de los autores— apoyara su uso. Esto ha sido el caldo de cultivo perfecto para una revisión acelerada.Receta para un sistema mejorAlgunos investigadores consideran que el sistema de publicaciones científicas debe ser remodelado más allá de la revisión por pares, y que la pandemia de COVID-19 puede ayudar a ello. Souto coincide con esta corriente, pero advierte de que esto tendrá un coste económico para la editoriales que deberán estar dispuestas a pagar.El investigador enumera tres formas de mejorar el sistema. La primera sería incentivar el proceso de revisión, económicamente o de otras formas, "para asegurar que los mejores expertos participan". También añadir "unidades de integridad científica" a las universidades que se dediquen a comprobar si hay manipulación de datos y figuras. "Cada vez hay más para alertar de fraudes científicos, aunque en España no hay muchas".La última solución sería añadir revisores externos al proceso. "Las webs como PubPeer, donde los investigadores pueden comentar –de forma anónima o no– y cuestionar la reproducibilidad y fallos que encuentran en los artículos son muy positivas, y podrían aprovecharse para mejorar el sistema". Al cierre de este artículo, el trabajo retractado de The Lancet cuenta con 66 comentarios en esta plataforma, el equivalente en el mundo académico a llevarse las manos a la cabeza.
1 h
eldiario.es
La otra emergencia del coronavirus la gestionan servicios sociales debilitados por recortes y carencias estructurales
"Se ha desbordado. No damos abasto". Lucía descuelga el teléfono y abre e-mails cada día "el triple" de veces que lo hacía antes de la pandemia. Detrás, una historia y alguien al que no le queda otra. "Hay muchas personas que se están viendo abocadas a situaciones tremendas", dice esta trabajadora social de uno de los servicios sociales de base de Las Palmas de Gran Canaria. Aunque elige no aparecer con su nombre real, lo que cuenta refleja lo que están viendo quienes, como ella, están en primera línea de la emergencia.Si la epidemia puso en evidencia el debilitamiento del sistema sanitario español, que debió ser reforzado de urgencia para atender la crisis de salud pública que ha causado la muerte a más de 27.000 personas, algo similar ocurre con la crisis social. La escalada de pobreza y desigualdad que deja a su paso el coronavirus, hoy difícilmente cuantificable, pilla a su principal dique de contención, los servicios sociales, sin apenas músculo. Los recortes tras la crisis fueron la estocada, pero arrastran carencias estructurales y enormes desigualdades territoriales desde antes, denuncian asociaciones y trabajadores. Según los últimos datos de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, el gasto de las comunidades, que son las que más aportan, se ha incrementado en los últimos años: de los 11.900  millones de 2009 a los 14.100. Sin embargo, algunas no han recuperado todavía los niveles previos a la crisis. Tampoco el Gobierno central, cuyos presupuestos, fundamentalmente destinados al sistema de dependencia, contemplan 2.556 millones, 390 menos que en 2010. Los ayuntamientos superaron por primera vez en 2018 (2.867 millones) la inversión precrisis, que ocho años antes había sido de 2.837.A pesar de la progresiva recuperación de los últimos años, los tres estamentos aplicaron sin excepción la tijera en 2012, 2013 y 2014. "Con el coronavirus estamos viendo lo débil que habían dejado el sistema público sanitario, pero también los servicios sociales. Hubo una descapitalización de recursos, pero además a nosotros históricamente se nos ve poco cuando en realidad somos quienes debemos afrontar la pobreza o la desventaja social", lamenta Lucía. En su caso, llevan desde el principio de la epidemia trabajando días alternos en casa y presencialmente; y lo hacen "a destajo" y "por supuesto" fuera de horario. "¿Que cómo salen las cosas? -se pregunta- pues de la voluntad y el esfuerzo de los profesionales, que lo estamos dando todo".Según el último informe del Consejo General del Trabajo Social (CGTS), publicado el pasado febrero, solo un 10% de los profesionales de Servicios Sociales de Atención Primaria encuestados dice atender al volumen de población considerado "recomendable" (entre 1.000 y 1.999 habitantes). El 35,4% se encarga de entre 5.000 y 9.999 y el 22% por encima de los 10.000. Cuando se les pregunta por la carga de trabajo, solo un 15,5% la califican de "normal", casi la mitad (48%) de "elevada" y un 35% de "muy elevada". En estas condiciones, señala el estudio, sería "un reto de consecuencias difíciles de predecir el tener que enfrenarse en la actualidad a una nueva situación de crisis".Un sistema "disperso" y "maltratado"Lo ponen de manifiesto las imágenes de las llamadas 'colas del hambre', muy visibles en Madrid, y que están atendiendo las propias redes vecinales y colectivos. La pandemia ha supuesto un duro mazazo para muchas familias, algunas ya de por sí vulnerables, otras golpeadas de forma sobrevenida. Solo en la capital, el ayuntamiento sumó en un mes 22.000 usuarios nuevos a servicios sociales cuando en todo el año pasado fueron 9.000. El propio consistorio ha reconocido que afrontan la situación con un déficit de personal de hasta el 20% porque el sistema arrastra deficiencias "históricas". Barcelona ha atendido en los dos primeros meses del estado de alarma a 34.385 personas, un tercio de todo lo de 2019. Eva María Serrano, trabajadora social en una mancomunidad de Cáceres, explica que la demanda más común está siendo "la ayuda económica" para alimentos, productos básicos y el pago de alquiler o hipotecas. "Sin ninguna duda hay un incremento enorme. Vienen muchas familias que antes nunca lo habían requerido y ahora se ven que no tienen ni para comer, que igual se han quedado en el paro o en un ERTE que han tardado mucho en pagarles; también más autónomos y personas que viven de la economía sumergida. Mucha gente no está aguantando", ilustra. "No he contado las llamadas, pero no hemos parado de coger el teléfono. Éramos el 112 de los temas sociales". Pese a su importancia, los servicios sociales "están abandonados", sentencia José Manuel Ramírez, presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales. El Gobierno ha aprobado varios paquetes de transferencias a las comunidades para hacer frente a la emergencia social y varias autonomías y ayuntamientos habilitan fondos extras, pero en general les "han asfixiado tanto" que "la inversión directamente habría que multiplicarla". El sistema está "disperso y maltratado" y en estas condiciones debe afrontar "un tsunami" que, según sus cálculos, puede hacer escalar la cifra de usuarios de los seis millones a los diez.Heterogeneidad territorialPero no todas las comunidades y ayuntamientos parten con las mismas condiciones. Así lo pone de manifiesto el índice de 2018 que elabora anualmente la asociación tras analizar varios aspectos concretos de cada sistema: la mejor puntuación la sacan Euskadi, Navarra y Castilla y León; mientras que Madrid, Murcia, la Comunitat Valenciana y Canarias se sitúan en el lado contrario, si bien estas dos últimas han registrado "mejoras significativas". La nota media se ha ido incrementando y concluye el informe que "globalmente" ha habido una evolución positiva desde 2015, pero hay "síntomas de estancamiento".Por poner algún ejemplo, siempre con datos de 2018, la Comunidad de Madrid multiplica por diez la ratio de profesionales (uno por cada 8.354 habitantes) de Navarra (uno por cada 890). Mientras que las rentas mínimas llegan a tener tasas de cobertura del del 71,2%, 66,7% y 33,5% en Euskadi, Navarra, o Asturias, en Andalucía y Castilla-La Mancha se quedan en el 1,8% y 1,6% respectivamente.La inversión también es desigual: Andalucía, Galicia, Catalunya y Castilla-La Mancha no han recuperado el nivel de 2009. Si nos fijamos en gasto por habitante, la horquilla va de los 245 euros de Murcia y 263 de Madrid a los 511 de Navarra o 431 de Extremadura. Con los ayuntamientos pasa algo parecido: 28 invierten más de 100 euros por año y habitante, 38 no alcanzan los 43 y otros 34 los superan pero no rebasan los 50, según cálculos de la asociación.Las diferencias están notándose en la forma de gestionar la crisis de la COVID-19. En su centro de Las Palmas de Gran Canaria, explica Lucía, afrontan una demanda "tres o cuatro veces mayor", pero "con el mismo personal". "Al principio trabajamos como pollos sin cabeza, ahora ya hay directrices más claras, pero vamos con retraso. Estamos gestionando peticiones de abril". Ana Isabel, que trabaja en Alcorcón (Comunidad de Madrid) apunta a que allí "hubo previsión". "A los tres o cuatro días se diseñó un plan y empezamos a hacer un trabajo proactivo de llamar a todos los usuarios que ya estaban con nosotros para valorar su situación", ejemplifica.Más allá de la emergencia económicaA pesar de que las económicas son las necesidades más acuciantes, algo que pretende paliar el ingreso mínimo vital aprobado por el Gobierno, no es la única emergencia que afrontan los servicios sociales. Les llegan peticiones de teleasistencia o ayudas a domicilio para personas mayores, familias que no tienen tecnología para que sus hijos sigan las clases online, violencia y conflictividad en los hogares o personas que requieren un impulso en el empleo. Más allá de lo que gestiona esta primera línea de los llamados Servicios Sociales de Atención Primaria, también depende del sistema la atención a la dependencia, que acusa falta de financiación y acumula listas de espera que superan las 200.000 personas, los centros de día, de rehabilitación y terapia ocupacional o las redes residenciales de personas mayores, duramente golpeadas por la pandemia."Los servicios sociales están resentidos. Hace falta un mayor esfuerzo presupuestario y personal, pero también poner en valor y reforzar el trabajo estructural que deben hacer, el basado en el acompañamiento para la recuperación de las personas", esgrime Emiliana Vicente, presidenta del Consejo General del Trabajo Social (CGTS). Son muchos los años que el sector lleva pidiendo un cambio de modelo que logre superar la necesaria, pero insuficiente, función de trámite de ayudas en base a unos requisitos, coinciden todas las voces. "Debemos poder ofrecer una mayor calidad de atención, con mucha más proximidad y acompañamiento", dice Vicente.En esto juega un importante papel lo que las profesionales llaman "la burocratización" de los servicios sociales y que arrastran históricamente porque, según explica Ramírez, "ahora mismo hay enormes laberintos administrativos para dar cualquier prestación. En algunos lugares se puede estar tardando hasta un mes y medio en dar una ayuda de emergencia social".El experto reivindica también una "reconfiguración" del sistema. Si no se ha hecho antes, añade, es porque "los servicios sociales no suelen estar en la agenda" a pesar de que "es un tema igual de complejo y clave que la economía o la educación, pero no se tiene en cuenta".
1 h
eldiario.es
Juan Espadas: "En esta crisis nos estamos midiendo todos y no solo el Gobierno de España"
Juan Espadas lleva cinco años como alcalde de Sevilla. Satisfecho con haber "parado la ola" de atención social en la ciudad, que ha discurrido paralela a la emergencia sanitaria por el coronavirus, y orgulloso de la "respuesta colectiva" ante la crisis, reconoce que sería buen momento para reestructurar el modelo de los servicios sociales en la capital hispalense, apoyándose en el "logro histórico" del ingreso mínimo vital aprobado en España pero exigiendo coordinación entre las administraciones.Lleva a gala ser persona moderada, no haber tenido "ningún conflicto institucional" con la Junta de Andalucía en el primer año y medio de Gobierno de PP y Ciudadanos y anteponer los intereses de la ciudadanía a los de su partido, el PSOE, porque esa es su "forma de entender la política". Evita entrar en la polémica del relevo en su partido, y asegura que su sitio es como alcalde de Sevilla. Recibe a eldiario.es Andalucía en el Ayuntamiento hispalense, con la preceptiva distancia física.¿Cómo está viviendo el confinamiento?Los que tenemos responsabilidad importante en la toma de decisiones que afectan a tanta gente hemos tenido un confinamiento muy diferente. Nuestra actividad se ha incrementado. Yo he seguido viniendo todas las mañanas al Ayuntamiento y por las tardes estaba en casa y y con vídeoconferencias.Hemos tenido una actividad más intensa, que no ha tenido faceta pública. Ha sido muy de reuniones internas, de toma de decisiones, de coordinación, de análisis e intentar dar respuesta rápida a cuestiones que estábamos viendo que podían pasar o en las que podíamos intervenir.Además, he estado muy vinculado al Comité de Emergencia Regional, en el que la representación local ha sido del presidente de la FAMP, del alcalde de Málaga y yo mismo. Hemos hecho de voces de lo que estábamos viendo desde los ayuntamientos que había que mejorar en coordinación con el Gobierno de España o la comunidad autónoma porque al final siempre somos el lugar al que todo llega.¿Qué es lo que le ha resultado más difícil en estos meses?Todo. Pero lo más duro, sin duda, ha sido la cancelación de la actividad social y económica con el impacto en los sentimientos, en la economía y en el empleo local. La salud pública lo justifica pero confinarnos todos, saber el daño económico y de las familias... Lo estábamos haciendo en pro de un bien superior (parar los contagios) pero ha sido duro. Como yo, me imagino que todas las ciudades.Todo eso es duro. Te hace que no duermas, que estés pensando en cómo vamos a salir de esto, y eso combinado con las cifras diarias de fallecidos y una evolución de contagio que alcanzaba porcentajes en un momento determinado que daban miedo...¿Cómo sale Sevilla de toda esta situación?Sevilla ha respondido. No soy amigo de competiciones ni de comparaciones; cada uno ha tenido unas circunstancias diferentes. Ya se investigará para saber el nivel de respuesta... Yo ni soy la autoridad sanitaria ni tengo esa información, pero creo que con los datos de Andalucía o de Sevilla necesariamente tienes que buscar un elemento de comparación y creo que hemos tenido un nivel de respuesta de la sociedad muy alto.A mí me ha sorprendido. Pueblos muy al sur, que tenemos fama de ser difíciles en la disciplina colectiva, hemos respondido de una manera organizada, atendiendo a algo que no sabíamos que pudiera darse, con recomendaciones sanitarias que todos seguimos sin rechistar; sin conflictos sociales y respetuosa con el objetivo final. Me enorgullece la respuesta colectiva. No hay muchos precedentes.Creo que ha ayudado también la rapidez de respuesta de determinadas situaciones que hubieran complicado la gestión de tanto tiempo confinados. Las personas que se quedan sin recursos económicos porque han parado su actividad y tenían una economía "informal", de las de vivir al día. Las administraciones, sobre todo la municipal, han respondido con esas personas de una forma increíble.¿Qué ejemplos podría poner?Jamás se había organizado de una manera tan rápida y eficaz a todas las personas sin hogar. Hemos tenido concentradas en todas las instalaciones municipales a 640 personas que han convivido, que no han tenido problemas de convivencia y encima no ha habido contagios. Una situación increíble de control y colaboración con personas y colectivos a los que había que ayudar porque no tenían a nadie. O mayores en su casa con ayuda a domicilio, algo netamente municipal; medidas de seguridad para atender a mayores solos o que tenían una dependencia elevada.¿Cómo se reorganiza de un día para otro un servicio de ayuda a domicilio que atiende a más de 3.000 personas?Fuimos capaces de reestructurar un servicio a semipresencial o soporte telefónico, y otro presencial con medidas de seguridad y atención al entorno. Hemos seguido atendiendo presencialmente a 500, 600, 700 personas en los peores momentos.Luego, la atención a la desinfección a las residencias. Eso no estaba organizado, no había nadie que se estuviera ocupando de dar apoyo y lo hicimos desde el Ayuntamiento. Además fuimos el primer ayuntamiento, y lo quiero decir ahora que estamos empezando a hacer balance. El primero que dijo "oye, me da igual la titularidad de la residencia". No las estaba atendiendo ni la comunidad. En Sevilla tenemos 42 residencias, y públicas son muy poquitas. Sin preguntar, montamos un dispositivo de desinfección donde la UME colaboró. La Administración ha sido capaz de adaptarse en muy poco tiempo a lo esencial.¿Cómo ha visto la coordinación entre administraciones?Ha habido una coordinación como nunca, y eso que siempre es mejorable. Más que nunca se ha justificado la importancia de la Administración y su carácter esencial. La importancia de lo público. Toda esa red de solidaridad con el tema de la ayuda alimentaria... hemos triplicado el número de familias.Hemos pasado de atender a 10.000 familias de forma regular en los servicios sociales, a superar casi las 40.000 personas atendidas, tirando de todo, siendo no solo los que damos respuestas sino los que coordinamos también a otras ONG, que estaban absolutamente desbordadas.¿Esas cifras de atención de emergencia se mantienen ahora?No, ya se han ido reduciendo. Hemos llegado a topes. La cuestión era cómo atendíamos la ola.¿Cree que ha habido personas que, a pesar de eso, se siguen quedando fuera del radar de la administración?No voy a discutir que haya algún sitio en donde alguien se haya quedado aislado, pero yo no he visto nunca tantas redes de información, de solidaridad. Aquí la vía telemática está muy bien, pero lo que funciona es el boca a boca. Yo he tenido gente que me ha mandado un Whatsapp y me ha dicho "oye, tengo 20 familias que no saben de las ayudas sociales, dónde van". Y ha funcionado increíblemente. ¿Creéis de verdad que si no hubiera funcionado bien en el Polígono Sur o en Amate no habría estallado un nivel de conflictividad para decir "que nos estamos muriendo de hambre"? La ola la hemos parado.Sobre todo los primeros días, la angustia era de cientos de personas. La gente no ha descansado, no ha dormido y en algún caso ha podido tener ayuda duplicada al pensar "¿y si luego voy dentro de dos semanas y no hay?".¿Le sirve al alcalde esta crisis para cambiar ese modelo de atención social para los que más necesitan ayuda? Los barrios más pobres y con más necesidad de España siguen estando en Sevilla, según el INE.Son datos de hace tres años, que no te dan la foto nunca de los últimos meses. Hablan de renta en un barrio con economía informal, y ¿qué registro o seguimiento tiene para saber cuál es su nivel de ingresos? Será un nivel de ingresos insuficiente, de eso no tengo la menor duda, pero está claro que no tenemos una buena base de información. Eso sí, va a haber un antes y un después del ingreso mínimo vital aprobado por el Gobierno. Es un cambio estructural.¿Ahora qué tenemos que hacer? Tenemos que revisar todo el aparato de los servicios sociales. Actualizar toda la información de las familias que viven en esas zonas. Llevo tres semanas sabiendo el anuncio del Gobierno y llevo tres semanas diciéndole a la Junta que constituyamos una comisión técnica con una única base de datos donde conozcamos la realidad económica de todas las familias que van a ser atendidas con esa prestación o con cualquier otra complementaria o sustitutiva.¿Se lo ha planteado al presidente de la Junta?Le pareció una buena idea, pero todavía no se ha concretado en nada. Podemos volver a enfangarnos si tienen que ser los ayuntamientos, la comunidad, si puede ser el Estado o directamente si lo hace por convenio con otras administraciones. El ingreso mínimo se va a producir en tu cuenta corriente si cumples los requisitos. La información de todo ello hoy está en bases de datos a las que debemos poder acceder todos de manera coordinada para comprobar si los requisitos se cumplen. Eso es lo que dice el BOE, no es que lo diga yo por ser más listo. Nosotros ya lo estábamos haciendo desde hace algún tiempo en nuestro ámbito, con Banco de Alimentos, con Cáritas y con Cruz Roja.¿Qué propone en ese sentido?Si una familia tiene necesidades, no es solo de comer. Tiene otros problemas adicionales con los niños en casa, suministro, a lo mejor con la vivienda. Necesitamos una visión global. ¿Quién debe hacer un seguimiento de esa familia? Los servicios sociales de los ayuntamientos. No hay discusión. Pero son pocos los ayuntamientos que hemos creado estructura propia en plantilla municipal. Son temas viejos de la administración local. ¿Va a venir algún tipo de financiación adicional para reforzar los servicios sociales públicos? La madre del cordero van a ser los ayuntamientos. Alegrémonos de que tenemos un fondo que al final establece una prestación y ahora coordinémosnos. Esa comisión técnica hay que crearla sí o sí.¿Qué espera de la última fase de desescalada?La Junta va a tener la responsabilidad directa de todo lo que queda de desescalada. Tenemos la experiencia de cómo hemos gestionado esto. Y ahora nadie duda de la capacidad de coordinación que tenemos cuando queremos. Hace falta una mesa de seguimiento sanitario sobre cuestiones epidemiológicas. Ahora mismo es este virus, pero podría ser otro mañana; y en relación con el tema social, tenemos que dejar de funcionar como compartimentos estancos.Cuando podamos tener todo esto levantado, es entonces cuando quiero enfrentarme a ese contraste con las estadística generales básicas sobre barrios pobres. No es una justificación, pero no me vale exclusivamente que el indicador sea la renta media.Durante estos meses se le ha escuchado decir que habría que repensar el modelo turístico de la ciudad. ¿De qué va a vivir Sevilla?No se trata de repensar el turismo porque haya que bajar su nivel de aportación a la riqueza. Se trata de mejorar la aportación de otros sectores. ¿Cuál es el principal elemento sobre el que incide nuestro plan estratégico Sevilla 2030? No podemos depender tanto de un sector productivo, sino que otros tienen que contribuir de manera más importante, fundamentalmente, la industria. Y dentro de la industria, lo que va ligado a la innovación tecnológica y a sectores emergentes.¿Y eso cómo se consigue?El sector del turismo tiene que tener un análisis propio. Nosotros vamos a seguir siendo potencia mundial. Estoy absolutamente convencido, porque llegará la vacuna, resolveremos el problema del virus, la seguridad volverá a los viajeros y la gente volverá a viajar. No sé si será en un año. Seguramente viajaremos con más seguridad porque de todo esto se aprende.Pero, ¿esta crisis ha servido para pensar que quizás hay que fomentar un turismo menos masivo?Todo el análisis que hagamos sobre el turismo es el que íbamos a hacer de todas formas. En eso estábamos y en eso vamos a volver a estar.No podemos ser tan dependientes de un sector. El monocultivo productivo está demostrado históricamente que más pronto que tarde te la juega.Nosotros no propiciamos un turismo masivo. Es que el destino es tan interesante que la gente viene, y yo no puedo decir que no vengan tanto, que vengan solo unos poquitos más.Tenemos que intentar buscar siempre un turismo que viene a apreciar la ciudad; el turismo que quiere conocer la historia, el patrimonio, que se enriquece con el contacto con la gente, que disfruta del espacio público sin deteriorarlo, y que no presiona urbanísticamente con los alojamientos turísticos. Estábamos en ello y vamos a hacer una ordenanza para parar el crecimiento de los alojamientos en determinadas zonas, que no se expulse población. Todo eso va a seguir exactamente igual. Ahora parece menos necesario, pero no nos equivoquemos; hay que hacerlo porque volverán las cifras del turismo y queremos que el destino no peligre.¿Qué otros sectores tiene en mente para complementar al turístico?Otros sectores son lo que intentan todos los territorios del mundo: ser ecosistemas de innovación, convertir un parque científico tecnológico de 17.000 personas en el lugar elegido por compañías de primer nivel que decidan que para estar en España quieren estar ahí. Esa es la clave en la que llevamos cinco años trabajando.Para eso hay que salir fuera, tener proyectos de referencia. Y tenemos buena materia prima.¿La crisis como una oportunidad?Oportunidad en la crisis para acelerar los cambios que queríamos hacer en la movilidad, en la forma de organizar el trabajo. Hemos visto que se puede hacer de otro modo. Hay que hablar con los grandes centros de trabajo, revisar horarios de entradas y salidas. El objetivo es claro: si conseguimos descender la presión del vehículo privado, nuestras ciudades serán mejores. Eso es clave.Hemos visto que se puede, aunque haya sido de una manera terrible pero ¿le queda alguien duda que el teletrabajo viene para quedarse? Muchas empresas están echando cuentas, la administración a lo mejor también debe hacerlo.Y vuelvo al ingreso mínimo vital, para que dentro de cinco o diez años haya un mapa de barrios diferente.El Ayuntamiento puede presumir de haber conseguido un acuerdo con el resto de fuerzas políticas, salvo Vox, para la "reconstrucción" de la ciudad, mientras que en el Parlamento no se ha conseguido. ¿Qué cree que es lo que ha hecho para que en Sevilla sí y en Andalucía no?Es una cuestión de concepto. Es lo que llamo el valor del acuerdo como forma de hacer política. Tenemos un problema grave en el análisis de la función de la política, en la política nacional, de la política autonómica. Los ciudadanos cada vez se alejan más de una política que ven que solo vale para confrontar o desgastar al adversario, pero que no se refleja en resultados de mejora perceptible en la vida de la gente.¿Usted se sentaría en una comisión presidida por Vox?No. Creo que es una provocación. A mí me parece absolutamente lógica la respuesta del PSOE o de Adelante Andalucía. El día antes ese partido en el mismo Parlamento había dicho que no creía en esa comisión. Y al día siguiente Partido Popular y Ciudadanos lo proponen para presidir. No tiene sentido. Es tan sencillo como haber buscado un perfil moderado, conciliador. Es de manual. ¿Quién pone en una comisión al más radical de todos los grupos que quiere consensuar? Alguien que no cree la comisión.¿El PSOE podría haber hecho algo diferente?La responsabilidad es de quien tiene la mayoría. La respuesta del PSOE y Adelante es clara y el presidente de la Junta de Andalucía podría resolverlo en cinco minutos con una persona conciliadora. Creo que el Partido Socialista le ha dejado manos libres.Usted no es de las voces que más críticas se le escuchan al Gobierno andaluz. ¿Qué valoración tiene del año y medio que llevan PP y Ciudadanos?Me encanta que me haga esa pregunta porque no me lo preguntan mucho. Forma parte de mi forma de entender la política. Más allá de tener responsabilidad política en mi partido (soy el vicesecretario general de la provincia de Sevilla) soy el alcalde de la ciudad. Mi principal responsabilidad es pensar en los sevillanos y sevillanas, más allá de lo que voten, y entenderme con otras administraciones para sacar proyectos adelante para la ciudad. Esa es mi forma de concebir la política.En todo lo que yo pueda plantear a la Junta, con lealtad institucional al Gobierno de España, para que salga adelante un proyecto, me van a encontrar. No voy a desaprovechar una oportunidad buena para los sevillanos porque haya que sacarla con la Junta.Pero tendrá una valoración del año y medio de Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía.He sacado en este año y medio acuerdos importantes con la Junta sobre asuntos que estaban bloqueados desde hace años como consecuencia de una estrategia que he planteado yo. Más allá de que agradezca en este caso a la Junta la colaboración, las propuestas las he hecho yo. Por tanto, estoy satisfecho. Bienvenido sea.He podido desbloquear la Ciudad de la Justicia después de más de 20 años varado al apostar por una estrategia conjunta con el Metro. ¿Cómo voy a valorar negativamente eso? Es muy positivo para la ciudad. Políticamente eso es lo que hay que hacer. Lo tengo clarísimo.Hay otras situaciones en las que hemos avanzado poco. Si pongo siempre el acento en las que no he avanzado apareceré como alguien más combativo. Pero la oposición política se hace en el Parlamento. Las instituciones estamos para entendernos. Yo no he tenido un conflicto institucional con la Junta de Andalucía en este año y medio.¿Se ha pensado ya si se va a presentar a ser alcalde de nuevo? ¿O Ferraz le ha llamado para hacer algún tipo de sustitución en el PSOE?No voy a entrar en ningún caso en ese tipo de debate, porque luego se manipula, se manosea. Tengo muy claro dónde estoy, dónde quiero estar y dónde voy a estar, que es en el Ayuntamiento de Sevilla como alcalde. La ciudad ahora mismo necesita un Gobierno municipal fuerte, un alcalde con absoluta concentración en lo que tiene entre manos y los otros escenarios son escenarios de otros. El mío es Sevilla.¿Entonces no nos lo va a decir?Me he hecho propósito de que no haya entrevista alguna en la que yo no hable de la ciudad de Sevilla, del Ayuntamiento de Sevilla y de la Alcaldía de Sevilla. Me podéis poner contra la pared, que me da lo mismo. Además, creo que hay que ser sobre todo muy respetuoso con dónde está la gente en su umbral de preocupación.¿Y cuál es su valoración de la gestión del Gobierno de PSOE y Unidas Podemos en España?Más allá de la terrible presión de la derecha, furibunda, que tiene una estrategia de desestabilización, copiada incluso de algunos países extranjeros, creo que cada vez la gente es más consciente de que está sobreactuada y llevada a la radicalidad diaria. Por eso lo que hay que hacer es balance de las medidas sociales que está tomando este Gobierno.La subida del salario mínimo, que parece que fue hace cinco años, o ese logro histórico que significa tener una prestación, una renta mínima. O cómo se ha atendido durante estos dos meses y medio a colectivos a los que nadie jamás había dado una ayuda como la que se ha dado, y tenemos una crisis muy reciente para comparar. ¿Quién ha ayudado o los autónomos en este país como los ha ayudado este gobierno? ¿Me queréis decir cuándo y qué gobierno ha sido capaz de montar una estrategia tan enormemente ambiciosa como la de los ERTE?Lo que necesita el país hoy es estabilidad, que el Gobierno gobierne y, sobre todo, que se vea cómo somos capaces de parar el golpe de la paralización de la actividad económica. Y luego ver cómo el turismo empieza a moverse, porque España es un país con una dependencia en el PIB del sector turístico tan enorme que el objetivo de cualquier gobierno tiene que ser recuperar la seguridad. En eso es en lo que tiene que estar un gobierno que, además, se está preocupando por la gente y no está dejando a nadie atrás.Más allá de que todo sea mejorable y de las críticas que se puedan hacer a la gestión, aquí nos estamos midiendo todos y no solo se mide el Gobierno de España. Habrá que analizar cómo lo ha hecho cada comunidad autónoma, cómo se han gestionado hospitales, al personal, las residencias, habrá que ver qué hemos hecho los ayuntamientos, si hemos hecho todo lo que estaba en nuestra mano o no.¿Y la Junta, qué le parece como ha gestionado la crisis?Cada uno de esos balances debe hacerse en su sede correspondiente. A mí me harán el balance municipal en el pleno. Ya he dicho que el día que termine el estado de alarma fijaremos un pleno monográfico en donde compareceré a petición propia y haré el balance de cómo la ciudad ha actuado en relación con esto.¿Pero no opina respecto a la gestión de la Junta?Esto es muy tentador para entrar en muchos análisis, pero no voy a hacerlo. Creo que me he labrado una cierta trayectoria de persona moderada. Me siento conciliador. Creo que tiene más rédito político, que es más creíble para la gente. Yo voy a seguir por esa línea.Pretendo recuperar todos y cada uno de los proyectos que teníamos en febrero encima de la mesa. Para intentar que dentro de un año nos veamos aquí, nos miremos a la cara y digamos "fallaron los economistas" porque al final la gente acabó saliendo pa'lante.
1 h
eldiario.es
Escrivá ordena impedir nuevas entradas de migrantes en el CETI de Melilla ante su continua saturación en plena pandemia
El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha decidido impedir nuevas entradas de migrantes en el saturado Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla, cuya ocupación triplica su capacidad desde hace meses a pesar de la crisis sanitaria. Se trata de una nueva medida activada por la Secretaría de Estado de Migraciones ante la negativa de Interior a trasladar a la Península a un número de residentes suficiente para descongestionar el centro y cumplir con las medidas sanitarias exigidas para el resto de la población, según han confirmados fuentes de la institución.La Secretaría de Estado ha notificado esta semana al CETI de Melilla su decisión de bloquear nuevas llegadas al centro de acogida. El objetivo es "garantizar las condiciones de acogida de las personas que se encuentren dentro" dado que el espacio "supera su capacidad", según han confirmado fuentes oficiales de la institución a eldiario.es. Desde el departamento dirigido por José Luis Escrivá no detallan cuál será el destino de los migrantes en caso de nuevas entradas irregulares a la ciudad autónoma. Según indican, el Ministerio estudiará "caso por caso". Además, esta semana la Secretaría de Estado ha enviado a las delegaciones del Gobierno un protocolo en el que aglutina todas las directrices activadas durante el estado de alarma para adaptar el sistema de acogida a la crisis sanitaria. Entre ellas se incluye la exigencia de mantener distancia de dos metros, la obligatoriedad de repartir mascarillas y gel hidroalcólico a todos los residentes y personal de los centros y la orden de garantizar que los migrantes recién llegados puedan seguir la cuarentena de 14 días impuesta por el Ministerio de Sanidad en las mismas condiciones que el resto de población extranjera. Todas estas medidas son prácticamente imposibles de cumplir en el CETI de Melilla debido a la situación de hacinamiento que aún vive. En estos momentos, alrededor de 1.300 personas ocupan un espacio creado para albergar a 782. A pesar de las reiteradas exigencias por parte del Defensor del Pueblo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y Amnistía Internacional, Interior no desbloquea los traslados a la península de un número de personas suficiente para descongestionar el centro. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones solicitó hace más de un mes a su homólogo en Interior, Fernando Grande-Marlaska, la aceleración de los traslados de inmigrantes al resto de España, pero la respuesta llega a cuentagotas. La semana pasada, Interior autorizó el traslado a la Península de un grupo de 138 residentes. Hace un par de semanas, la Delegación del Gobierno en Melilla también alivió la alta ocupación del Ccentro llevando a medio centenar de sus residentes más vulnerables a un hotel de Melilla. La medida, solicitada por la Secretaría de Estado de Migraciones, se produjo después de una pelea desatada en el saturado centro. A pesar de ambas acciones, el centro aún supera su capacidad con creces. "EL CETI de Melilla sigue estando con sobreocupación y hacinamiento por tanto es totalmente imposible pensar que se pueden estar cumpliendo las medidas para evitar cualquier contagio como consecuencia de la COVID-19", ha advertido recientemente Veronica barroso, portavoz de Amnistía Internacional. 
1 h
eldiario.es
Coronavirus y niños: una relación alimentada por el desconocimiento y la polémica
Los niños han protagonizado uno de los debates más acalorados de la pandemia y el confinamiento. ¿Se contagian tanto como los adultos? ¿Con qué severidad? ¿Qué papel han jugado en la transmisión de la COVID-19? ¿Deben reabrirse los colegios? Meses después tenemos algunas respuestas, pero la incertidumbre hace que tomar decisiones no sea sencillo. Los pequeños fueron los primeros en tener que abandonar sus rutinas y serán los últimos en recuperarlas –aunque no se sabe todavía cómo– cuando comience nuevamente el curso escolar. "Los niños se contagian igual que los adultos, con la misma frecuencia. El virus está para todos", asegura a eldiario.es el pediatra del Hospital Universitario Mútua de Terrassa Sergio Flores. Los datos de la segunda ronda del estudio nacional de seroprevalencia ENE-COVID-19 apoyan esta tesis. Aunque la prevalencia sea algo menor entre los más jóvenes, el 15% de los positivos tiene menos de 19 años. El 7,5%, menos de 10.El pediatra del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús Alberto García-Salido también considera que los niños se infectan igual de SARS-CoV-2. "Hemos visto que se contagian, los hemos atendido y nos hemos contagiado de ellos".La diferencia, añade Flores, está en el efecto que tiene el coronavirus en los más pequeños, "con más casos leves y asintomáticos". Aun así, "a medida que aumenta la edad la severidad es mayor". Además, los más pequeños pueden sufrir cuadros graves al final de la enfermedad, si bien son infrecuentes. "Son niños que han tenido la COVID-19 sin síntomas, han generado anticuerpos y, al inmunizarse, sufren una reacción inflamatoria multisistémica grave".Esta se manifiesta en forma de enfermedad Kawasaki, miocarditis, vasculitis e incluso encefalitis, pero siempre "en un porcentaje muy pequeño". Tanto, que en España solo se ha detectado una docena de ejemplos hasta la fecha. Flores añade que, puesto que estos casos son fruto de la inmunidad al SARS-CoV-2, no aparecen hasta que la epidemia está en sus fases finales, tal y como se ha visto en lugares como Bérgamo.Aunque los niños también sea susceptibles de infectarse, ¿contagian la COVID-19 tanto como los adultos? El virólogo alemán Christian Drosten defiende que la respuesta es afirmativa. Sus análisis, actualizados esta misma semana, no han encontrado diferencias en la carga viral entre grupos de edad. "Hay poca evidencia en este estudio que apoye que los niños no son tan infecciosos como los adultos".Estos resultados le han valido a Drosten amenazas de muerte y el ataque del medio sensacionalista alemán Bild, que considera innecesario el cierre de escuelas. Por eso, ha acusado al trabajo de Drosten de ser "muy erróneo".Los niños confinados no contagianUna revisión reciente publicada en la revista 'Acta Paediatrica' concluía desde su título que "es improbable que los niños sean los principales impulsores de la pandemia de COVID-19". Aunque los autores aseguraban que "es altamente probable que los niños puedan transmitir el coronavirus", defendían que "es poco probable que reabrir los colegios tenga un impacto sobre la mortalidad de las personas mayores".García-Salido se muestra sorprendido ante esas conclusiones. "La mayor evidencia que tenemos ahora es que no tenemos suficiente evidencia. La revisión [de 'Acta Paediatrica'] se ha realizado en el contexto de una pandemia en la que los niños se han aislado y salido de los colegios. No han tenido un papel porque no han podido tenerlo, por lo que las conclusiones que saquemos [de los estudios revisados] van a estar sesgadas"."En otras infecciones virales son dinamizadores, y con este virus se les ha sacado del terreno de juego muy rápido", añade. Sin embargo, algunos países sí han visto brotes de COVID-19 en colegios. En los últimos días, Israel ha tenido que cerrar 87 centros tras el contagio de más de 300 estudiantes, después de que las clases comenzaran a reiniciarse el pasado 3 de mayo.En Suecia las escuelas nunca cerraron, pero al no rastrear los casos entre los más pequeños el mundo ha perdido una oportunidad única de estudiar el papel de los colegios en la transmisión del coronavirus. Aun así, también se han producido brotes en estos centros, con al menos un profesor fallecido.En cuanto a China, un estudio publicado a finales de abril en la revista Science sugirió que, "aunque el cierre de colegios no puede interrumpir la transmisión por sí misma, puede reducir el pico de incidencia entre un 40 y un 60% y retrasar la epidemia".¿Se pueden reabrir los colegios?Si los niños presentan la misma carga viral que los adultos aunque tiendan a ser asintomáticos, y no está claro su papel transmisor, ¿es un riesgo reabrir los colegios?Para el investigador de la Universidad de Cambridge Sebastian Walsh este tipo de preguntas son incorrectas, según explica en un blog de 'BMJ'. Asegura que nada es "seguro", sino que todo implica un riesgo: incluso mantener cerrados los colegios puede tener un impacto negativo en otros aspectos."Nunca ha sido 'seguro' ir al colegio. En la temporada de gripe de 2017-18, en la que los niños fueron supercontagiadores, 16 alumnos murieron [en Reino Unido]". Por otra parte, el cierre tiene un efecto "desproporcionado" sobre los jóvenes más desfavorecidos.Por eso prefiere hablar de la gestión de riesgos como un "presupuesto de interacciones sociales" que los decisores políticos, informados en la ciencia, deben 'gastar'. "Si usamos una parte en permitir que los niños vuelvan al colegio, no podremos emplearlo en conciertos de rock", explica a modo de ejemplo.Flores cree que la asistencia al colegio "estará muy limitada hasta que llegue la vacuna". García-Salido compara la situación con la de la gripe: "En EEUU se vacuna a todos los niños, no por ellos sino para que no se conviertan en transmisores" y así proteger a abuelos y profesores.Ambos pediatras consideran que los colegios podrán abrir siempre y cuando se tomen medidas para minimizar contagios como la detección rápida de casos, la higiene de manos y el distanciamiento físico, aunque admiten que esto último será difícil entre los más pequeños. En cualquier caso, García-Salido cree que es una decisión difícil: "No es momento de ser categóricos".
1 h
eldiario.es
Nadal y Gasol superan su objetivo y recaudan 14 millones
La iniciativa impulsada por Rafa Nadal y Pau Gasol para luchar contra el coronavirus ha sido todo un éxito, tal y como los propios deportistas han confirmado en un encuentro en directo a través del Instagram del baloncestista.Nadal y Gasol lanzaron la campaña solidaria 'Nuestra Mejor Victoria' para combatir, de la mano de Cruz Roja, la pandemia del COVID-19, y encontraron el unánime respaldo del deporte español.Desde iconos del mundo del motor como los Carlos Sainz o Marc Márquez, hasta otros referentes como Saúl Craviotto o Carolina Marín, cientos de deportistas se acudieron a la llamada de Nadal y Gasol, volcándose de tal manera -con aportaciones o promocionando la acción- que la iniciativa ha recaudado 14 millones de euros.Esta cifra supera con creces las expectativas marcadas al inicio de la campaña, ya que se esperaba una recaudación de unos 11 millones, tres menos que los obtenidos.Es por ello que Nadal y Gasol han querido agradecer la implicación de todos los que han participado, y lo han hecho aprovechando el directo que han llevado a cabo uno desde su residencia en Baleares y el otro en la residencia de sus suegros en EE UU.
1 h
20minutos.es
La crisis del coronavirus podría llevarse por delante la mitad de las discotecas en España
La patronal española del ocio nocturno, Spain Nightlife, alerta de que un 50% de las 30.000 salas de fiesta, discotecas y bares musicales del país podrían cerrar antes de acabar el año si el sector, que emplea a unas 300.000 personas, no puede reiniciar su actividad en breve y sigue sin recibir ayudas."El sector está totalmente abandonado, no recibe ayudas de ningún tipo. Estamos en una travesía del desierto y hacen falta ayudas urgentes y reales, si no la mitad de los locales no llegará a fin de año", asegura el secretario general de Spain Nightlife, Joaquim Boadas.Más de la mitad de España pasará el lunes a fase 3, pero la reapertura de discotecas y bares de copas sigue en el aire: que vuelvan a subir la persiana dependerá de cada comunidad, que decidirá cuándo y cómo se lleva a cabo la desescalada en el sector del ocio nocturno.Por ello, explica Boadas, las patronales ya se han puesto en contacto con los respectivos gobiernos autonómicos para abordar las condiciones de reapertura de las discotecas, un retorno a la actividad que tendrá que ser "gradual, asimétrico y seguro" y pactado con todos los agentes implicados.El empresario es partidario de llevar a cabo las negociaciones que hagan falta y "no correr demasiado", pues un rebrote supondría "volver a la casilla de salida": "No podemos permitirnos ningún tropiezo, ya que pondríamos en riesgo toda la temporada", señala.La propuesta de Spain Nightlife pasa por abrir entre el 15 y el 21 de junio las primeras actividades en las zonas más avanzadas de la desescalada con un 50% de aforo, que la semana del 21 al 28 de junio se permitiera abrir en aquellas zonas en que no haya habido ninguna incidencia con el 75% del aforo y, finalmente, "si todo va bien", la primera semana de julio hacerlo con un 100%.En Cataluña, donde hay más de 3.700 locales de ocio nocturno, la patronal Fecasarm, que preside David López, ha solicitado una reunión con la Generalitat para tratar la desescalada del sector y ha propuesto crear una mesa de trabajo en la que participen ayuntamientos, los departamentos de Interior y Salud, los cuerpos policiales y las empresas de seguridad y de control de accesos, entre otras.Boadas garantiza que la reapertura de discotecas y bares musicales se hará con todas las garantías de seguridad y protección y recuerda que el sector ha implementado un distintivo sanitario internacional que prevé medidas como la nebulización química del local y la colocación de carteles informativos sobre la necesidad de guardar la distancia personal y lavarse las manos frecuentemente.Las discotecas recomendarán también el empleo de mascarillas, el pago con tarjeta, el uso de los reservados con mesas y sillas y la utilización de las nuevas tecnologías para hacer pedidos a distancia, por ejemplo a través de códigos QR, para evitar el contacto cliente-trabajador.En los guardarropas, la ropa de los clientes se protegerá con fundas para evitar que esté en contacto con otras piezas y el personal del local velará por que se cumplan las normas en el interior.En el caso de las pistas de baile, Joaquim Boadas se muestra contrario a la posibilidad de colocar señales visuales en el suelo para orientar al público sobre cuál debe ser su zona de baile y reservar la distancia interpersonal, tal y como ha propuesto la Federación de Empresarios de Ocio Nocturno (España de Noche)."La señalización en el suelo es una cosa inviable e incontrolable. Una discoteca no es una guardería ni un juego de parchís en el que cada persona tiene que estar en su casilla", afirma el secretario general de Spain Nightlife, que apela a la responsabilidad de la clientela a la hora de mantener la necesaria distancia de seguridad.Tanto Joaquim Boadas como el presidente de la Asociación de Discotecas de Valencia, Óscar Iglesias, advierten que si se retrasa de manera importante la apertura de los locales de ocio nocturno se corre el riesgo de que se incrementen exponencialmente el botellón y las fiestas ilegales, lo que no solo comportará problemas de ruidos y suciedad a los vecinos, sino que también aumentará el riesgo de contagio."Necesitamos, pues, empezar a conocer fechas de apertura concretas y que se aprueben ayudas cuanto antes", recalca Iglesias.
1 h
20minutos.es
Comprobar el resultado del sorteo de Bonoloto de hoy sabado, 6 de junio de 2020
Los números 23,24,30,39,43,48. El complementario ha sido el 2 y reintegro corresponde al 0 han sido el resultado del sorteo de la Bonoloto de hoy sabado, 6 de junio de 2020. Los premios de la Bonoloto se dividen en varias categorías, que van desde los acertantes de 3 números de la combinación ganadora, hasta los acertantes de los 6 números resultantes en el sorteo. El reintegro te permite recuperar la inversión en la apuesta. El dinero que se destina a premios es el 55% de la recaudación. El sorteo de la Bonoloto trata de extraer de un bombo 6 bolas numeradas entre el 1 y el 49, que forman la combinación ganadora. Además, se sacará una bola más que será el número complementario, y de otro bombo, con 10 bolas numeradas del 0 al 9, se extraerá una que corresponderá al reintegro. Para participar en este sorteo, hay que seleccionar 6 números distintos entre el 1 y el 49, y al sellar el boleto se asignará un número entre el 0 y el 9 que corresponderá al reintegro. No olvides que los sorteos de la Bonoloto se realizan de lunes a sábado. En la Bonoloto existen dos modalidades de juego: diaria y semanal. Además se pueden hacer apuestas múltiples de hasta 11 números. El precio de cada apuesta es de 0,50 euros, aunque la cantidad mínima que hay que invertir en un boleto es de 1 euro. Consulta los resultados de todas las loterías en ABC.es para comprobar si te ha tocado algún premio de los siguientes sorteos: ONCE, Bonoloto, Primitiva, Euromillones y Lotería Nacional. Nota: ABC.es no se hace responsable de errores u omisiones que pudieran existir. La única lista oficial válida es la que proporciona la sociedad estatal Loterías y Apuestas del Estado.
1 h
abc.es
El 'Black Lives Matter' recorre el mundo: miles de personas en varios países salen a la calle para denunciar el racismo
El lema Black Lives Matter continúa inundando las calles de EEUU y, lejos de perder fuerza, este sábado Washington ha vivido una de las manifestaciones más multitudinarias de las celebradas contra el racismo y la violencia policial desatadas tras la muerte de George Floyd a manos de un policía.La llamada Marcha de Washington reunió a unas 250.000 personas, de las que un 70 u 80 % eran afroamericanos, de acuerdo con la Administración Nacional de Archivos y Registros. También se dieron protestas frente a la Casa Blanca, rodeada de una alta verja negra en la que los activistas colocaron letreros de colores en los que se leían lemas como Quiten los fondos a la Policía o dejen de criminalizar las protestas. Al mismo tiempo, otro grupo de personas se reunió alrededor del Monumento a Lincoln, donde en 1963  Martin Luther King Jr. pronunció su famoso discurso I have a dream."La comunidad negra siempre ha sufrido en este país, desde hace 400 años con la esclavitud. Mi generación es la que tiene que impulsar el cambio, hoy va a ser un gran día. Tengo esperanza, espero que la gente escuche”, dijo a Efe la afroamericana Simone Smith, de 21 años. La joven llevaba una pancarta con el lema Black Lives Matter y la frase I can’t breathe (No puedo respirar), que fueron las ultimas palabras de Floyd mientras el agente presionaba su rodilla contra su cuello.Tras más de una semana de propuestas antirracistas se han conseguido que ciudades como Nueva York decidan plantear nuevas leyes para frenar abusos policiales. Así lo anunció el gobernador de la región, Andrew Cuomo, que propone un paquete legislativo donde se incluye la prohibición de las inmovilizaciones que pueden provocar asfixia o que las denuncias falsas con base racial por parte de ciudadanos sean considerados delitos de odio. De hecho, también en Nueva York, han sido imputados dos agentes que, como se pudo ver en un video viralizado por Internet, empujaron sin aparente motivo a un hombre de edad avanzada, que cayó de espaldas golpeándose la cabeza y que quedó inmóvil en el suelo mientras sangraba por los oídos.El antirracismo, también más allá de EEUUAunque Estados Unidos es el foco de las manifestas, estas no se limitan únicamente a sus fronteras. En varias ciudades Francia, se dieron protestas sin incidentes, según informa EFE, mientras que en París, se desarrollaron en dos escenarios: primero junto a la plaza de la Concordia, sobre las 15.00 hora local, y dos horas después en el Campo de Marte.La Liga de Defensa Negro-Africana y la Brigada contra la Negrofobia habían convocado una concentración ante la embajada estadounidense, que se encuentra en una de las esquinas de la plaza de la Concordia.Sin embargo, los entre 1.000 y 2.000 asistentes se vieron impedidos por el dispositivo policial y tuvieron que quedarse a unos cientos de metros de allí.Fuera de París, se organizaron marchas en ciudades como Rennes, Burdeos, Nancy, Poitiers o Limoges. Lille fue una de las pocas donde se registraron disturbios al final de la concentración, cuando grupos de manifestantes lanzaron piedras y otros objetos contra los antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos. También hubo algunos momentos de tensión con las fuerzas del orden en Nantes, donde al menos una persona fue detenida.Las protestas han llegado también a otros puntos de Europa, como Portugal, donde miles de manifestantes salieron a las calles en ciudades como Lisboa, Oporto o Braga, o a Alemania. Allí, miles de personas gritaron contra el racismo en Berlín, Fráncfort o Munich. Esta semana la canciller Angela Merkel condenó en una televisión del país el asesinato y lo calificó de “muy, muy terrible”.Otras de las protestas de este sábado en Europa se han dado en el Reino Unido, donde las organizaciones británicas Libres de Tortura y Consejo para el bienestar de los inmigrantes pidieron este sábado al Gobierno de Londres "actuar" contra el racismo "sistémico" que también existe en el Reino Unido.Este domingo (Canarias 14 junio) nos concentramos en diversos puntos del Estado para denunciar el asesinato racista de nuestro hermano George Floyd.
1 h
eldiario.es
Lorca en Lisboa
Dicen que los emigrantes son muy sensibles cuando se trata de asuntos relacionados con el país en el que nacieron y debe ser verdad a juzgar por la emoción que sentí cuando recibí una invitación para una lectura de poesía titulada 'España en el corazón'. La convocatoria llegaba del teatro A Barraca, compañía nacida en el estallido cultural y cívico que supuso la Revolución de los Claveles de Portugal,  grupo que mantiene vivo el proyecto que el poeta de Granada y otros amigos pusieron en marcha en España durante la República, aquella "Unión Federal de Estudiantes Ibéricos" que recorrió pueblos y aldeas llevando una buena nueva antes nunca nombrada. A Barraca interviene desde 1975 en la sociedad portuguesa representando obras de autores clásicos y contemporáneos, también con publicaciones, debates, teatro infantil y cualquier otro instrumento que la cultura hace nacer para aumentar la consistencia del tiempo y de quienes lo habitan.En este tiempo habitado está Federico García Lorca, 122 años el 5 de junio, y para recordar, homenajear y agradecer, A Barraca montó un espectáculo estético poderoso con sus actores y, además, convocó a distintas personas para leer poemas que hablan del país de al lado, de sus gentes y sus símbolos, escritos en distintos lugares y entendidos siempre como abrazos. Por ejemplo, el de Pablo Neruda, que dio título al encuentro, España en el corazón y la versión posterior del brasileño Manuel Bandeira. Se trata de solidaridad en horas difíciles, se decía. La directora de la compañía, la actriz Maria do Céu Guerra, se preguntó: si no se toma la palabra ahora, cuándo será. Y como respuesta leyó en portugués versos de Lorca, esa fuerza tan honda que da vértigo mirar de cerca. La cultura –música e interpretación– fue la noche del 5 de junio en Lisboa un espacio de entendimiento y solidaridad. La cultura, tan ausente aquí y allí del discurso político en tiempos de pandemia y de reconstrucción, la hermana pobre que, sin embargo, da personalidad a los países y los representa en el mundo, tuvo espacio y voz sonora en A Barraca. Bendita sea.La cultura no es silencio, por eso preocupa que en la reconstrucción de la normalidad no esté siendo una fuerza esencial, como la salud, la educación o el trabajo digno y seguro. Somos lo que sentimos y sentimos lo que aprendemos. Necesitamos museos para entendernos como seres humanos, ver qué pintamos y qué pintaron, y orquestas que interpreten hermosas sinfonías para auditorios de jóvenes capaces de descubrir que Bach es tan moderno que no tiene tiempo, o sea, se necesitan auditorios y músicos, y teatros abiertos porque Lorca tiene sentido, y Calderón puede atrapar a jóvenes y mayores si se ha ganado la calidad de interpretación y de entendimiento. También el acto de leer, hijo del paseo por la biblioteca o la librería, la novela que envuelve y el poema que deshace el lugar común, debe tener espacio en los presupuestos generales del estado y en el discurso político, es la consecuencia última de una industria que posibilita que el concierto de las naciones sea plural y armónico.La cultura no es un lujo para quien pueda permitírselo, son calles múltiples que tienen que estar preparadas para los transeúntes, es la Alhambra de Granada y el Festival de Cante Hondo que Manuel de Falla y Federico García Lorca pusieron en marcha porque conocían el valor de las cosas, son las cuevas de Altamira y el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, es Picasso en Málaga, la catedral de Burgos, Gaudí en Barcelona, Guggenheim en Bilbao, son las Casas Colgadas de Cuenca y el Camino de Santiago que lleva desde mil lugares hasta el corazón de un pueblo. Es cine y televisión, que cuenta con técnicas distintas y fabulosas y nos hace reclamar, como hizo Alberti, que se nos respete porque nacimos en el siglo que se inventó semejante portento, esas películas que cuentan el dolor y la gloria de quienes son capaces de construir desde su personal sensibilidad y así representar los miedos y ansiedades de quienes somos algo más que estadística.Es lo que hicieron el 5 de junio en Lisboa hombres y mujeres portugueses: al recordar a Lorca y hacerlo con voces poéticas distintas pusieron de manifiesto el valor de la cultura en nuestras sociedades y la urgencia de que sea contemplada en la reconstrucción democrática. Lo contrario sería vestir un uniforme que no sería nuestro patrimonio ni nuestra aportación para el presente y el futuro. Federico García Lorca no murió, lo mató una forma criminal de entender la vida, donde no cabe la voz propia, es decir, donde no cabe la cultura. De ahí la importancia de recordarlo diciendo quiénes somos y aplaudiéndonos los unos a los otros, libres, plurales.
1 h
eldiario.es
Núñez: «No hay ninguna intención de Page de pactar nada con el PP»
Como a la gran mayoría de la población, a Paco Núñez le pilló la pandemia del coronavirus metido en casa con sus tres hijos de corta edad y su mujer afectada por un ERTE. Intentó mantener como pudo la rutina tan necesaria para la estabilidad de los niños —«levantarse a la hora de ir al cole, desayunar y sentarse a hacer los deberes»—, pero enseguida tuvo que viajar a Toledo una vez a la semana para las reuniones telemáticas que mantenía con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. De vuelta en casa, en El Casar (Guadalajara), teletrabajaba como casi todos, y en más de una videoconferencia con colectivos y asociaciones de la región «el crío se colaba y saludaba a las personas con las que yo hablaba», cuenta divertido. ¿Sintió temor en aquellos días por lo que estaba pasando afuera? Mi hermana es médico y eso te preocupa, como también esa gente que conoces y está en primera línea. Prácticamente, esperábamos cada día como si fuera un parte de guerra. Luego estaba esa responsabilidad como diputado para con mis vecinos y el pensar que había que ponerse a trabajar y sacar esto adelante. He pasado largas horas de la pandemia con mucho trabajo, no había sábados ni domingos, las videoconferencias eran a cualquier hora. Me reunía con todos los alcaldes, portavoces y diputados del PP, y a partir de la segunda semana por videoconferencia con la sociedad civil. ¿Cómo ha funcionado el contacto de los niños con el colegio? En nuestro caso he de decir que muy bien porque el nivel de implicación del profesorado ha sido tremendo, ha estado más que a la altura, ha redoblado esfuerzos, ha atendido los sábados, no ha tenido horas, con videoconferencias con los niños cualquier día. El comentario generalizado en toda la región es que los profesores se han implicado hasta un límite extraordinario, y estaban agotados porque trabajaban todo el día. No puedo estar más satisfecho del trabajo de la comunidad educativa. ¿Cómo se plantea el PP el inicio del curso escolar, qué propone? En septiembre, los padres y madres tendrán que trabajar. ¿Qué hacemos con los niños? La vuelta a clase tiene que pasar por test masivos en las aulas al alumnado, al profesorado y al  personal de los colegios para tener la tranquilidad de que no va a haber contagios; y garantizando equipos de protección individual (EPIS). ¿Cree que todos los alumnos deben volver en septiembre a las aulas? Sí, y que haya 15 alumnos por aula y una mayor contratación de profesionales. Habrá que adaptar todos los espacios que tenga el colegio para estas circunstancias extraordinarias. Le decimos a Page que adapte los ratios al Ministerio, que dice 15 alumnos por aula, contrate más profesorado para poder dar más cobertura a esos ratios, test masivos para toda la comunidad educativa y EPIS. Y habrá que comprar equipos tecnológicos para los padres que los necesiten. Septiembre está a la vuelta de la esquina. Para todo eso habrá que trabajar en agosto, ya dijeron que las Cortes regionales van a estar abiertas. Mire, eso fue solo un titular, pero lo importante es que el Gobierno se tome en serio el curso escolar en septiembre, que no se organiza en agosto sino en junio. Porque si tenemos que tener el doble de autobuses para el transporte escolar, por ejemplo, habrá que licitarlo ya, no en agosto, porque la ley de contratación tiene un proceso. Imagino que durante la pandemia habrá conocido casos de personas que hayan muerto por coronavirus. Sí, he tenido que dar el pésame a familiares que han perdido a un ser querido en el mundo sanitaro, a un compañero, a un amigo o a un padre que en el ejercicio de la medicina o de otro ámbito sanitario como la farmacia o la enfermería, han fallecido. Han sido días muy duros. Desde el principio de la pandemia, el PP comenzó a a criticar la gestión sanitaria del Gobierno regional. ¿En qué se basaban? Todos conocíamos a alguien que había estado en Italia y que hablaba del miedo de la población y las calles vacías por el virus. Además, la OMS lo estaba advirtiendo y ya empezábamos a preocuparnos por lo que pudiera pasar en España. Yo, antes de que se decretase el estado de alarma, ya le pedí a Emiliano García-Page que los 135 millones de euros que nos debe Pedro Sánchez en materia de IVA se destinasen a la compra de EPIS, a la adquisición de más material sanitario y a la contratación de más personal, y lo hice porque todas las noticias que nos llegaban nos alertaban de una pandemia. Entonces Page mandó a todos los portavoces del PSOE a reírse de mí. Pero si se hubiera destinado ese dinero, seguramente la gestión de la pandemia hubiera sido distinta. ¿Se refiere a menos fallecidos? No me atrevería a decir tanto, pero está claro que con más equipos de protección, más respiradores y más personal hubiéramos tenido una respuesta mejor. Cuando se decretó el estado de alarma y se inició el confinamiento, cada día y hasta esta misma mañana, hablamos con una treintena de profesionales sanitarios de todo tipo y de distintas áreas con el fin de conocer cuáles son las circunstancias que se están viviendo, y cada mañana recibía un breve informe que relataba la situación que se había vivido de noche. Además, durante el primer mes y medio de la pandemia, el PP hablaba con personal de todos los hospitales de la región, y cada noche compartíamos la evolución del día que nos habían hecho llegar desde los hospitales. ¿Y qué le decían? Que la situación era dramática, que faltaban medios, EPIS, respiradores, que los pacientes estaban hacinados por los pasillos (le hablo de finales de marzo y primeros de abril). Nos contaban lo que pasaba, lo que salía en los famosos vídeos que se publicaron y por los que Page le dijo a los médicos que dejaran de hacer vídeos y se pusieran a trabajar. Es vergonzosa esa imagen tan soberbia y tan falta de empatía y de humanidad con tus trabajadores, que dependen de ti como presidente, cuando están gritando y pidiendo angustiosamente ayuda. Luego se hizo público el whatsapp que el presidente del Colegio de Médicos de Albacete escribió a su compañero médico y consejero de Sanidad: «ayúdanos, que tenemos a los pacientes por los suelos taponando las puertas», y que ni siquiera le contestes...ese es el mejor ejemplo de cómo ha gestionado el Gobierno de Page la sanidad. ¿Del cero al diez, a su juicio? Yo pondría un muy deficiente porque la gestión ha sido mala, pero el trato de la gestión ha sido mucho peor. Ha habido falta de verdad. Page dijo en sede parlamentaria que nunca hubo menos de 12 respiradores libres y los colegios de médicos han hecho públicas notas de prensa, así como la asociación de profesionales de urgencias, diciendo que han faltado respiradores. Y ftambién altaban EPIS y camas, como decían los profesionales sanitarios. Pero cada mañana veíamos a Page o al consejero de Sanidad hablar en el Palacio de Fuensalida de no se cuántas camas  y respiradores libres. ¿Cree que esos datos eran falsos? Estoy seguro de que podremos contrastarlo en una comisión de investigación. Pero no quieren hacerla y no entiendo por qué si se lo está pidiendo la sociedad castellano-manchega. Esa comisión está registrada en las Cortes de Castilla-La Mancha y la llevaremos a pleno cuando las autoridades sanitarias certifiquen que hemos pasado la pandemia. ¿Va a oponerse Emiliano García-Page al clamor general de la sociedad castellano-manchega que pide conocer?, ¿va a oponerse a contarles la verdad de la gestión sanitaria?, ¿les va a negar saber cuántos respiradores se compraron en Turquía o en China, y dónde están esos respiradores?, ¿cuántos EPIS se compraron y en base a qué protocolos se repartían?, ¿les va a negar saber cuántas contrataciones se hicieron y con qué tipo de contratos, o a quién le comprábamos los EPIS o respiradores y por qué, el derecho a saber qué protocolos se aplicaban en las residencias de mayores? Son nuestros mayores los que han fallecido, ¿les va a negar a sus hijos el saberlo? Yo creo que no. ¿Cree que, como está ocurriendo a nivel nacional, se producirá algún tipo de denuncia por la gestión en las residencias u hospitales? Cada uno tiene que asumir su responsabilidad cuando gestiona y cada persona individual tiene que defenderse si se ha visto agraviada por la vía que proceda. Yo lo que nunca voy a hacer es animar o desanimar a ello. Y nunca haré lo que hizo Page en las Cortes, que fue animar a los ciudadanos a denunciar a un sanitario si este le había dicho que no había respiradores, que según el presidente nunca faltaron. Yo estoy aquí para hacer política, para ofrecer soluciones, para mejorar la gestión, para estar cerca de la ciudadanía y darle información. Hay que hablar con sanitarios, con hospitales, con atención primaria, colegios profesionales, sindicatos...y vamos a seguir haciéndolo para planificar una desescalada. ¿Y no cree que los políticos deben hablar también entre ellos? Se lo digo porque el PP no ha firmado el Pacto por la Reconstrucción de Castilla-La Mancha. Lo que ha pasado es que el Gobierno de Castilla-La Mancha, a día de hoy, sigue sin responder a las preguntas que le ha hecho llegar el PP. Hemos participado en todas las reuniones a las que hemos sido convocados. En las  primeras semanas de la pandemia tuvimos reuniones con el presidente de Castilla-La Mancha y hubo un momento determinado en que decidieron expulsarnos de esas reuniones. ¿Y eso por qué? Porque consideraban que al pedir una comisión de investigación teníamos que estar fuera y no querían saber más de nosotros. Page dejó fuera al PP por pedir una comisión de investigación para conocer la realidad de la gestión. Esas primeras semanas hice llegar al Gobierno hasta 100 propuestas: que abriera el nuevo hospital de Toledo, test masivos para toda la población, que pagase todas las deudas con agricultores, que medicalizara las residencias de mayores, que rompiera con la brecha digital y entregara ordenadores a los 8.000 alumnos que no los tenían;  fue el PP el que le pidió un plan para el desarrollo de nuestra hostelería, que se abrieran áreas de descanso para los transportistas donde cenar o ducharse...¿Si yo le digo al Gobierno que tiene que dar información a la ciudadanía y ser transparente, entonces yo tengo que salir del sistema? El hecho es que el PP se quedó fuera.   O sea, que mientras bailen mi canción somos pareja, pero en el momento en que quieras pinchar otro disco te tienes que ir de la sala. Eso no puede ser, la democracia no va de eso. Ni el estado de alarma ni la mayoría absoluta de Page pueden ser coartada ni instrumento para silenciar al PP. Vamos a ser el altavoz de todos los colectivos para reclamar e instar al Gobierno de Page a decir la verdad de la gestión con transparencia y con datos. No voy a ceder ni a las presiones del PSOE, ni a las de Page, ni a las del consejero, que me expulsa de un grupo de whatsapp cuando decido registrar una comisión de investigación para que los ciudadanos puedan tener toda la información de lo que sucede. A partir de ese momento dejaron al PP fuera, y después quisieron recuperarlo. ¿Para la firma del Pacto? Llama el vicepresidente de la Junta diciendo que hay que mantener reuniones para un posible pacto. Le dije que qué necesitaba. Una persona para un grupo de coordinación: Ana Guarinos, vicepresidenta de esta casa y presidenta del PP en Guadalajara; un par de personas por grupo, dos para Función Pública, dos para Sanidad, dos para Bienestar Social y 2 para Economía. Las tienes, que empiecen las reuniones, le contesté. ¿Y cuándo se produjo la reunión de coordinación? La reunión de coordinación para decidir cuál va a ser el sistema de trabajo se produjo el viernes 29 de mayo, y la reunión de Sanidad no se ha producido todavía. Es decir, se ha firmado un pacto entre dos partidos políticos (PSOE y Cs) sin que se haya reunido el grupo de sanidad. ¿Por qué cree que fue así? Porque no hay ninguna intención del Gobierno de Page de pactar nada  con el PP. Dicen: si quieres lo firmas o si no te quedas fuera, un documento que recoge las mismas promesas incumplidas de Page en los últimos cinco años. El PP quiere negociar un pacto con seriedad y rigor, y lo queremos seguir haciendo. ¿Y por qué no lo han firmado? Poníamos tres condiciones básicas, que pudimos exponer el 29 de mayo al vicepresidente. Primero, queremos conocer la fotografía fija de la región desde el punto de vista ecómico. Si no conocemos la realidad del presupuesto, ¿qué medidas vamos a adoptar? La segunda es un nuevo presupuesto, no esperar a redactarlo en diciembre sino traer a las Cortes ya una nueva Ley de Presupuestos para plasmar en ella todas las medidas que pactemos. Un pacto sin ley de presupuestos no vale para nada. Que el comercio, la hostelería, las agencias de viajes, el mundo de la tauromaquia, la sanidad, la educación, el tercer sector necesitan las ayudas ya, no en enero, que pueden haber cerrado muchos negocios. Y la tercera escuchar a la sociedad civil. Le pedimos al Gobierno que en la comisión de reconstrucción se invitase a estos colectivos y se les escuchase y recogieran sus propuestas. Ninguna de esas condiciones del PP fue aceptada por el Gobierno de Page.   ¿Por qué cree que Ciudadanos sí ha firmado el pacto, quizá por interés electoral? Alguna encuesta dice que se quedan fuera de las Cortes. Yo tengo por costumbre no hablar de los demás partidos ni de su estrategia. Yo respeto, por supuesto, la decisión de la dirección de Cs en Castilla-La Mancha de firmar ese pacto con Page, lo mismo que Arrimadas ha decidido pactar con Sánchez a nivel nacional, y yo lo respeto. Somos una de las Comunidades autónomas donde con mayor virulencia ha golpeado este virus, con un presidente que primero faltó al respeto a los maestros diciendo que se querían coger vacaciones; luego a los médicos, y a los mayores,  incluso a los fallecidos cuando el TSJ publicó que el número de fallecidos no coincidía con los datos oficiales. Esa es la realidad de esta región, donde hay un hospital en Toledo cerrado, con 800 camas, 80 UCIS y 25 quirófanos que Page dijo que quería abrir el 11 de junio con el Rey en la inauguración. Pero ese mismo hospital el 22 de marzo no se podía abrir como hospital de campaña para ayudar a que no hubiera pacientes en los pasillos, dicho por los propios sanitarios. Madrid gestiona un hospital de Ifema en 48 horas y Page se niega a abrirlo aquí listo para inaugurar. En la comisión de investigación que yo espero que salga adelante podremos preguntar qué criterio se aplicó para no abrirlo. Si los políticos tenemos algo que hacer es rendir cuentas y yo no entendería que no se celebrara la comisión porque nos debemos a los ciudadanos. En la encuesta a que me refería antes, el PSOE pierde la mayoría absoluta en la región, Cs desaparece y el PP podría formar gobierno con Vox. ¿Qué opina? No les doy mayor importancia a las encuestas, ni cuando me dan bien, como ahora, ni cuando nos dan mal,  y no pierdo mi tiempo en ello. Mi obigación es seguir trabajando para ver cómo podemos sacar adelante la economía de esta región. Faltan tres años para las elecciones y el único que habla permanentemente de votos es Page, que vive más obsesionado por el poder que por gestionar la pandemia, por las urnas que por sus convecinos. Ha hecho una nefasta gestión desde el punto de vista sanitario y de la empatía con los ciudadanos, a los que ha faltado al respeto permanentemente, y está haciendo una mala gestión de la economía de la región apoyándose en medidas erróneas, como han hecho sus diputados en el Congreso, pactando con Bildu para votar la derogación de la Reforma Laboral. Eso sería un drama para esta región porque implica el cierre de multitud de empresas y el despido de centenares de trabajadores. Nosotros vamos a trabajar con Pablo Casado a la cabeza para que no se derogue la Reforma Laboral. En ese desencuentro que mantienen el PSOE y el PP en la región, fue triste verles además separados en el Día de la Región, en que se rindió homenaje a los fallecidos y a los que han luchado contra el coronavirus. No puedo estar más de acuerdo con usted. No entiendo el motivo por el cual Page decidió no invitar a los partidos políticos al acto del Día de la Región, ni a los diputados que representamos a los ciudadanos en las Cortes, y sí eché en falta que no invitara a PSOE, Cs y PP. Page tuvo su acto, pero no fue el acto de la región en que la institución, nuestra autonomía, homenajea a los que han dado la cara por esta crisis y los que han perdido la vida. Me parece una cacicada impropia de cualquier estado democrático, es una vergüenza. El PP decidió homenajer a los fallecidos celebrando una misa en la parroquia de San Justo, en Toledo, y tuve el agrado de que nos acompañaran dos expresidentes del partido, Agustín Conde y María Dolores de Cospedal, un acto sobrio y respetuoso por los fallecidos. Nos hubiera encantado que el acto hubiera sido institucional y todos juntos, pero no nos invitaron.
1 h
abc.es
Paraguay registra una caída de casos activos de coronavirus por segundo día
El Ministerio de Salud de Paraguay informó este sábado de la recuperación de 16 personas contagiadas de coronavirus, con lo que el número de casos activos cae por segundo día consecutivo y se sitúa en los 547 positivos, de un total de 1.090 positivos registrados desde el 7 de marzo. Los laboratorios del Ministerio procesaron este sábado 1.115 muestras, de las que tres dieron positivos, dos de ellas por contacto y una tercera de una persona procedente del exterior, y todos se encuentran en aislamiento. En la actualidad, Paraguay cuenta con 10 contagiados internados y dos de ellos se encuentran en terapia intensiva, según los datos del Ministerio de Salud. Con las 16 recuperaciones de este sábado, los datos de casos activos muestran dos días a la baja, después de la tendencia al alza en los contagios iniciada a finales de mayo. El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, manifestó este viernes, en su rueda de prensa semanal, su preocupación por los 70 casos comunitarios registrados esta semana, correspondientes a la fase uno, y que el Gobierno atribuyó al relajo de parte de la población en el acatamiento del distanciamiento social y otras restricciones sanitarias. Mazzoleni alertó del riesgo de que el virus se disperse por el país y de que se comiencen a disparar los casos de manera simultánea. Ante esa situación, el Ejecutivo estudiará a lo largo de la próxima semana si autoriza el cambio a la fase 3 de la "cuarentena inteligente", previsto para el 15 de junio, o prolonga unas semanas más la fase 2. Mazzoleni se mostró partidario se esta opción e instó a sus compatriotas a no bajar la guardia, porque los próximos días "van a ser cruciales". Paraguay registró su primer caso de coronavirus el pasado 7 de marzo, en un ciudadano que regresaba de un viaje de negocios en Ecuador. Apenas unos días después de conocerse ese positivo, el Gobierno decretó una cuarentena parcial que se endureció más tarde con una cuarentena total con la que el Ejecutivo pretendía ganar tiempo para reforzar el sistema sanitario y evitar el colapso de los hospitales.
1 h
eldiario.es
'Nuestra mejor victoria', de Nadal y Pau Gasol, supera los 14 millones de recaudación
El proyecto de Rafa Nadal y Pau Gasol, con Cruz Roja, que iniciaron el pasado mes de marzo en plena crisis del coronavirus, supera los 14 millones de euros recaudados, en una iniciativa solidaria de ayuda a los afectados por la pandemia.
1 h
europapress.es